Diario de Sesiones 80/2017, de fecha 22/6/2017 - Punto 23

9L/C-0088 Comparecencia del Gobierno -consejero de Sanidad-, instada por el Grupo Parlamentario Mixto, sobre medidas para la reducción de las listas de espera y mejora del servicio de urgencias en los hospitales.

La señora PRESIDENTA: Corresponde ahora el turno... Serían cuatro, siete, dos, a excepción de un grupo que no está de acuerdo, a ver cómo lo sustancio, dos, dos y cuando hay diez serán siete minutos. ¿De acuerdo? (Asentimiento).

Señor Curbelo, cuatro minutos. Comienza.

¡Ah!, que el consejero no está, esperen un momento, esperen un momento, que el consejero está... (El señor consejero de Sanidad entra en el salón de plenos). Ya el consejero llegó.

Comenzamos, señorías, comenzamos.

Señor Curbelo, cuando usted quiera. Cuatro minutos. (Rumores en la sala).

Señorías, silencio. Señora Navarro, por favor.

El señor CURBELO CURBELO: Bueno, gracias, gracias, presidenta. Señor consejero, señorías.

Me alegra que hayamos acortado los tiempos. (La señora presidenta abandona su lugar en la Mesa y pasa a ocupar la Presidencia la señora vicepresidenta segunda, Tavío Ascanio).

Yo no retiro la comparecencia hoy porque mi grupo la lleva retirando en dos plenos consecutivos y me parece razonable que hoy digamos algo. Además la petición de comparecencia tiene dos aspectos, que son las listas de espera y las urgencias hospitalarias, pero yo voy a hacer en mi intervención algunas consideraciones de tipo general, porque es verdad, señor consejero, que las listas de espera, independientemente de que en cada una de las gerencias de nuestros hospitales, de cada una de las islas, no tengan criterios homogéneos a la hora de introducir los datos para saber cuántos canarios, cuántos pacientes, están esperando para ser atendidos por una intervención quirúrgica, por una consulta... (Rumores en la sala).

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Disculpe, señor Curbelo, disculpe.

Les ruego a sus señorías que guarden silencio. Gracias.

Continúe.

El señor CURBELO CURBELO: ...para saber con precisión cuántos canarios están esperando por una intervención quirúrgica, una consulta especializada o una complementaria, sinceramente, de una población de 2 200 000 canarios, si echamos mano de las estadísticas en los dos grandes problemas que les preocupan, el desempleo, 223 000 listas de espera, sin distinción de qué especialidad, 220 000... Es decir, entre una cosa y otra es el 20 % de los ciudadanos canarios.

Y estos asuntos indudablemente deben preocuparnos a todos. Es verdad que el Gobierno ya anunció una ley de crédito extraordinario, la más importante que haya planteado en sede parlamentaria en la etapa democrática quizás, pero 340 millones van a ir destinados una parte para la sanidad, otra para la educación y otra para las políticas sociales, es decir, para los servicios esenciales, y si hacemos una reflexión, del conjunto de los siete mil y pico millones de euros, ambas consumen el 80 % de los recursos públicos de los presupuestos autonómicos. ¿Y quieren que les diga una cosa? El problema no está solo, que es importante disponer de recursos, ese es un requisito imprescindible, pero hay que tener en cuenta otros aspectos para analizar el problema o el colapso sanitario o la realidad de la sanidad en nuestro archipiélago de forma integral, porque si no analizamos la sanidad de forma integral no llegaremos nunca a resultados satisfactorios. En primer lugar, hay que analizar los recursos...

Bueno, y digo todo esto para finalmente llegar a un compromiso social de un pacto por la sanidad, que es lo que nos hace falta en Canarias. No es razonable... porque además yo tengo, al señor consejero no le conozco de mucho tiempo, pero tengo la percepción de él de un gran profesional y acaba de dejar esta tribuna diciendo: "nunca me comprometeré a algo que yo no pueda cumplir", y yo lo creo, y yo lo creo -es verdad que también lleva poco tiempo-. Pero nosotros debemos hacer un esfuerzo y entre el tiempo escaso que me queda y el siguiente haré una reflexión general, porque yo creo que la sanidad es algo que nos debe preocupar a todos, es algo que nos debe comprometer a todos, porque, si no ocurre así, el Gobierno indudablemente pondrá los recursos, pero si no ocurre así, nosotros estaremos trayendo, un día sí y otro también, a esta Cámara problemas para utilizarlos políticamente. Y yo no digo que cada diputado o cada grupo haga lo que crea conveniente; ahora bien, en la sanidad no debe caber cualquier cosa desde el punto de vista político. Y esa es una reflexión que debemos hacer...

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Tiene la palabra, en nombre del Gobierno, don José Manuel Baltar Trabazo.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Baltar Trabazo): Gracias, señora presidenta.

Señor Curbelo, en primer lugar agradecerle sus palabras, pocas veces uno oye algún piropo. Se lo agradezco de forma excepcional.

Sí decirle una cosa, que sé que le sorprenderán las cuestiones relativas a los sistemas de información, pero no seré yo el que insista al respecto, puesto que el doctor Rodríguez, don Román, lo ha dicho antes. Él fue responsable de este departamento. Créame, yo empecé a trabajar en el año 82 en el sistema hospitalario español, nos costó más de veinticinco años lograr que simplemente la historia informática de nuestros pacientes fuese mínimamente aceptable y aún estamos hoy -y vengo de un consejo interterritorial en el que se ha debatido muy seriamente, porque es algo que no nos cuestionamos prácticamente ninguno de los consejeros, algunos sí- con que es estrictamente necesaria la interoperatividad de esa historia. Porque la historia es propiedad del paciente y el paciente tendrá que tener el derecho básico de poder desplazarse a cualquier sitio de nuestro territorio, incluso del mundo, portando una información transparente respecto de su estado de salud y sus tratamientos. Entonces, créame, el mundo de la informática en sanidad es muy complejo, pero es muy complejo fundamentalmente porque es enorme la variabilidad clínica que nuestros profesionales manejan.

Por ponerle un ejemplo sencillo, el simple cambio de la codificación CIE9 a CIE10 multiplicó por tres, es decir, hemos pasado a noventa y pico mil códigos solo en la parte de diagnóstico y setenta y pico mil, o al revés -yo soy... no médico-, en la parte de procedimientos. Imagínese usted lo que es manejar esos datos. Porque a su vez cada uno de esos diagnósticos y procedimientos se combina en cada paciente dando el proceso definitivo o el diagnóstico definitivo que el paciente tiene.

Sí decirle, en la línea de lo que usted decía antes, que estoy totalmente de acuerdo con usted, no vale cualquier cosa en sanidad. Usted sabe que nosotros hemos puesto, en aras de tratar de incorporar a pacientes, a ciudadanos, y sin el logotipo ni anagrama alguno, ni de este Gobierno ni de esta consejería, en marcha un procedimiento, un proceso de reflexión colectiva que hemos dado en llamar "Compromiso por la sanidad pública", que esperamos poder traerles a ustedes, porque pretende implicar a todos los ciudadanos con líneas específicas de compromiso económico.

Sí decirles que trabajamos en dos grandes, digamos, tiempos. Uno es la urgencia. Como usted decía, como Román decía y como los compañeros han comentado el otro día en la Comisión de Sanidad, no puede ser de otra manera, es necesario actuar de urgencia cuando se manejan las cifras que manejamos, un plan de choque. Y en esos planes de choque sí decirles también que hasta los profesionales se han involucrado. Estamos implicando o tratando de mantener algunos de los programas que ya venían funcionando y de desarrollar alguno nuevo, donde, por las razones que fuesen, no se habían realizado previamente, como es incorporar fines de semana. Eso es lo que ha llevado a los datos que el otro día facilitamos también a su grupo en la Comisión de Sanidad, sobre casi, casi no, 34 042 consultas más, etcétera, etcétera, etcétera, así como el resultado asociado a la realización de pruebas en fines de semana. Luego hay un abordaje estructural.

En ambos casos, en los urgentes y en los estructurales, nosotros hemos dividido en tres partes nuestros trabajos. Uno es el ámbito de los recursos, donde, como en diversas ocasiones les he explicado, en los programas, no voy a volver a hacerlo aquí. El otro es en las medidas de gestión, donde evidentemente cuestiones como incrementar la capacidad resolutiva de atención primaria, potenciar la unidad central de listas de espera, para que, por ejemplo, no pase lo que hablamos de los sistemas de información, promover la inclusión de objetivos de rendimiento mínimo en los servicios por las mañanas, en los horarios habituales, o actualizar las indicaciones quirúrgicas, cuestión especialmente importante, porque, créanme, no se incluye de forma homogénea en todos los servicios quirúrgicos de esta comunidad autónoma. No existen unos...; pero no es un problema de esta comunidad autónoma, es un problema de este país y es un problema del universo asistencial, y aquí tienen un doctor y creo que él se lo podrá explicar mejor que yo, que explicaba la teoría hablando de la variabilidad de la praxis médica, que es fundamental y tiene todo que ver con esto.

Evidentemente para nosotros lo importante es alcanzar un índice, de tal manera que nuestra capacidad de resolución de problemas, lo que se llaman salidas, sea superior lógicamente a las entradas, es decir, a la gente que nuestros profesionales va registrando que necesita esta demanda.

Por último, sí decirles que hemos puesto en marcha medidas administrativas y de normalización, como la mejora de los registros, revisar los conciertos y reorientar los incentivos de los profesionales.

Si les parece, y en aras de no alargarme, en la segunda parte profundizo en aquello que los grupos consideren de interés.

Gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Pasamos a la intervención de los grupos no solicitantes.

En nombre de Nueva Canarias, tiene la palabra su portavoz, el señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Es un tema fundamental. Dos minutos no es mucho tiempo.

Pero sin duda ninguna el sistema sanitario de Canarias hay que reconocer que tiene severas dificultades, que está en crisis. Si uno no reconoce el problema, no lo encauza. Esto es condición básica. Estamos peor que la media, sensiblemente peor que la media, y, por lo tanto, tenemos un problema propio. Y para ello es necesario ver... Hemos hecho un plan de salud, que no es ninguna maravilla, que está hecho para año y medio, que nos sirve para salir del paso y hay que volver a redefinir; necesitamos dimensionar el dispositivo, hay descapitalización de las instalaciones, de las máquinas, hay obsolescencia evidente; tenemos problemas en el dimensionamiento de las plantillas; tenemos dificultades en los sistemas de información, que siempre se dan en los sistemas sanitarios, pero una cuestión es tener dificultades en los sistemas de información y otra es ni siquiera tener los registros razonables, homologables y comparables, no a la estratosfera, a otras comunidades del Estado español. Andamos peor también en esta materia.

Y ahora creo que se da una circunstancia, que hasta ahora ha sido clave para interpretar la crisis, que es la falta de recursos que ahora empieza a encauzarse. Esta comunidad, este año -ya lo hablaremos aquí con claridad, porque yo no estoy de acuerdo con las cifras que se manejan-, tiene más de cuatrocientos millones para la sanidad, la educación y los servicios sociales. No 340. Lo voy a documentar, como todo lo que decimos. No 340, bastante más para sanidad, educación y servicios sociales, bastante más, y eso lo tenemos que garantizar. Y los recursos no lo son todo, porque hay que organizar, hay que gestionar, hay que priorizar y hay que generar confianza en la ciudadanía y participación. No toca una reflexión profunda en dos minutos, pero este es el problema que debemos encauzar y el gran pretexto de falta de dinero empieza a acabarse.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): En nombre del Grupo Parlamentario Podemos, tiene la palabra el señor Márquez Fandiño.

El señor MÁRQUEZ FANDIÑO (Desde su escaño): Gracias, presidenta.

Lo hablamos antes de ayer en la Comisión de Sanidad, este martes en la Comisión de Sanidad hablamos de este mismo asunto, una comparecencia del diputado Zacarías Gómez. Creo que hemos hablado muchísimas veces de listas de espera en este Parlamento, en comparecencias, en proposiciones no de ley, en el plan de salud, pero así no vamos a arreglar las listas de espera. Repitiendo y repitiendo una y otra vez lo mismo no se arreglan las listas de espera. Y no lo digo solo por usted, señor consejero, lo digo también como autocrítica a la actividad de esta Cámara legislativa.

Dos cuestiones. Más recursos y más personal para las listas de espera. Más recursos, lo dijimos en la ley de presupuestos, era claramente insuficiente. Nuestro grupo parlamentario hizo una serie de enmiendas que sumaban al presupuesto de sanidad 144 millones de euros; ustedes en el crédito extraordinario, en los titulares que sacan en la prensa, hablan de 155 millones de euros para sanidad. Por lo tanto, no íbamos desencaminados cuando les decimos que los presupuestos por lo menos se tienen que aproximar al gasto real en sanidad. Eso es una realidad.

Más personal. Hablamos -y se lo volvemos a decir-, necesitamos personal fijo de tarde, no horas extras, no peonadas, personal fijo de mañana y personal fijo de tarde. Si lo hacen las clínicas privadas, también lo podremos hacer nosotros. ¿Verdad, señor Baltar?, que usted de eso sabe bastante.

¿Qué va a pasar en verano, se van a volver a cerrar plantas de hospital con la excusa de hacer reformas, que después no se hace nada? ¿Van a sustituir al personal en sanidad?

Y decía el señor Curbelo sobre un pacto por la sanidad. El pacto por la sanidad es el Plan de Salud. Es el mejor pacto que hemos podido hacer. Es exhaustivo, va sector por sector del sistema sanitario y nos hemos puesto de acuerdo de una manera unánime, lo que pasa es que hay que cumplirlo, hay que cumplir el Plan de Salud. Los pactos y los papeles mojados no sirven para nada si no se cumplen y el Plan de Salud está en la mesa, y les queda hasta final de año para cumplirlo.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): En nombre del Grupo Parlamentario Popular, tiene la palabra el señor Gómez Hernández.

El señor GÓMEZ HERNÁNDEZ (don Zacarías) (Desde su escaño): Muchas gracias, presidenta.

Bueno, un capítulo más de las listas de espera y parece que no será el último.

Me entristece que volvamos a traer este tema aquí, porque eso significa que las listas de espera no están mejor sino están peor, y eso se demuestra por los titulares de los periódicos y por los datos que ofertan a través de la web de la consejería. Lamentablemente no ha cambiado nada. No ha cambiado nada porque han aflorado 122 000 pacientes más, porque son más de doscientos mil canarios los que están en una lista de espera, porque no se sabe nada de las auditorías que se encargaron hace cinco meses, porque no se ha dado un diagnóstico veraz sobre la situación actual y el deterioro que tiene nuestro sistema público y porque aparentemente no hay muchas medidas para solucionar las listas de espera.

Mire, señor Baltar, no vamos a polemizar sobre los criterios de inclusión en la lista de espera o para homogeneizar con respecto a otras comunidades autónomas. Yo creo que el Gobierno tiene ahora mismo un problema, un problema con las cifras, lo demostraba esta mañana con las cifras de dependencia y lo demuestra esta tarde con las cifras de las listas de espera. Usted lo calificó en su momento sobre un error de tabulación; yo creo que es un problema mayúsculo, el que tiene el Gobierno, y tanto el Gobierno actual como el anterior consideraron que era un problema minúsculo. Yo le voy a pedir que coloque en su libretita de asuntos importantes listas de espera quirúrgica, mayúscula, negrita y si quiere subrayado; así se acuerda en cada momento del día de cuáles son los problemas prioritarios para los canarios.

En la comparecencia también se hablaba sobre la problemática de los servicios de urgencias. Creo que es el momento de que retomemos de una vez por todas el Plan Canario de Urgencias, que se encuentra en el Consejo Consultivo, y creo que es fundamental para resolver los problemas. ¿Qué es lo que cree nuestro grupo parlamentario? Cree que debe haber voluntad para resolver esos problemas. Creemos que el colapso de las urgencias es fruto de la desidia y del abandono que ha tenido la atención primaria en nuestra comunidad autónoma y que lo que hemos hecho únicamente es parchear sistemáticamente los servicios de urgencias sin marcar una línea clara y definida sobre qué es lo que tenemos que hacer. Repito, no es un problema suyo, es un problema de... (Corte del sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Treinta segundos.

El señor GÓMEZ HERNÁNDEZ (don Zacarías) (Desde su escaño): Muchas gracias, presidenta.

No es un problema suyo, es un problema del Gobierno y, como le he dicho, confiamos en su buena voluntad para resolver estos problemas.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Grupo Parlamentario Socialista.

¿Tiene la palabra...? Tiene la palabra el señor don Marcos Hernández Guillén.

El señor HERNÁNDEZ GUILLÉN (Desde su escaño): Gracias, presidenta.

Señor consejero, solo tengo dos minutos, voy a tener que quitar algunas de las consideraciones que tenía apuntadas para su respuesta.

Los datos con respecto a las listas de espera desde luego no son nada buenos, pero, señor consejero, no se reducen las listas de espera por que no se publiquen dichas listas. Yo creo que es una máxima que tenemos que empezar ya a interiorizar de una vez.

Señor consejero, como le recordaba hace bien poco desde esta sede, por primera vez en la etapa del anterior consejero se hicieron públicas las listas de espera para pruebas diagnósticas, se sumaron también las cifras de espera de quirúrgica, los datos de los centros de atención especializada y dimos a conocer también, por primera vez, la demora media para ser operado. Y todo, señor consejero, para que se publicara mes a mes. Esa tendencia ha desaparecido.

Señor consejero, los recursos disponibles actualmente no son suficientes, y lo han dicho todos los que han hecho uso de la palabra, y no son suficientes para cubrir una demanda creciente ni aumentan en la misma proporción que ella, puesto que incorporamos enfermos pero no personal ni quirófanos a la misma velocidad. Dicho de forma clara: la medicina y el crecimiento poblacional avanzan mucho más rápido de lo que lo hace el presupuesto sanitario. Y aquí quiero reconocer públicamente, señor consejero, el trabajo de los profesionales sanitarios, que son los auténticos artífices de que el sistema siga funcionando y con unos niveles de calidad muy altos. Y que quede claro, señor consejero: con pocos recursos económicos o cuando se incorpore, ojalá sea pronto, el crédito extraordinario, seguirán siendo los profesionales quienes defenderán este sistema público de salud, que es nuestro sistema canario de salud.

Y como también la comparecencia iba sobre las urgencias, los servicios de urgencias, quería comentarle, señor consejero, que sin una adecuada ampliación y reordenación de estos servicios, que presentan importantes déficits estructurales y necesitan, por tanto, mejorar las condiciones de atención a los pacientes y de trabajo del personal.

No olvidemos, y voy acabando -bueno, no voy acabando, acabo-, señor consejero, esto necesita una respuesta y la espero de su intervención.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): En nombre del Grupo Parlamentario Nacionalista, tiene la palabra su señoría, doña María Elena Luis Domínguez.

La señora LUIS DOMÍNGUEZ (Desde su escaño): Gracias, señora presidenta.

Señor consejero, volvemos de nuevo a debatir sobre las listas de espera e, igual que ocurre con la dependencia, asistimos a toda una escenificación en relación con las cifras de las listas de espera quirúrgicas. Usted ya lo ha explicado en un montón de ocasiones, ha explicado las dificultades serias que se han encontrado a la hora de determinar con exactitud y publicar con garantías las listas de espera. En el último pleno ya nos dijo que, bueno, a través de esos controles de calidad que se realizan se detectó un error, que ese error además es como consecuencia fundamentalmente de que en el 2016 coexisten los dos sistemas de codificación. Lo ha explicado hoy otra vez, lo que eso ha supuesto; ha dicho que por sentido común no se están publicando las listas, incluso ha pedido que se le dé un tiempo prudencial para poder hacerlo con garantías.

Por otro lado, no se ha comentado aquí pero en el mes de febrero y marzo conocimos que de las cifras podrían extraerse unos primeros signos positivos, datos esperanzadores en relación con las listas de espera -aquí no se ha comentado en ningún momento-, fruto fundamentalmente de la puesta en marcha de programas que han permitido incrementar la actividad. Usted el otro día hablaba, hacía referencia a los programas que se han empezado a aplicar, que algunos tienen resultados apreciables, que otros, aunque tienen datos positivos, pues, los datos no responden a las expectativas creadas y, sin embargo, hay otros que inclusive no han dado resultado y que están en pleno proceso de desmantelación. Por tanto, se están aplicando medidas, como usted decía, de gestión, optimización de recursos, administrativas y de normalización, y nosotros lo que valoramos fundamentalmente es que no sean medidas rígidas sino que sean medidas flexibles y programas flexibles, que si no funcionan, pues, se cambian y, venga, a intentar buscar otras soluciones.

Ahora viene la Ley de Crédito Extraordinario, una cantidad muy importante...

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Le doy treinta segundos, igual que...

La señora LUIS DOMÍNGUEZ (Desde su escaño): Gracias.

Simplemente, para terminar, casi una tercera parte para las listas de espera de la cantidad establecida para la sanidad, va a estar en torno a los cincuenta y dos millones de euros. Desde luego una magnífica oportunidad, señor consejero, para abordar de forma decisiva y para avanzar en la lucha contra las listas de espera, porque desde luego este es uno de los problemas más importantes que tenemos, no solo en el ámbito sanitario sino en general en Canarias con los servicios públicos.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Tiene la palabra el señor portavoz del Grupo Mixto, el señor Curbelo Curbelo, don Casimiro.

El señor CURBELO CURBELO: Muchas gracias, presidenta.

Vamos a ver, no es igual un plan de salud que un pacto social por la sanidad pública, ojo. Y les voy a decir por qué: porque el pacto social por la sanidad pública canaria requiere un pacto entre la clase política, los profesionales, los colegios profesionales, los sindicatos y además los pacientes. Y el plan de salud es solo un diagnóstico. ¿Saben quién primero lo incumple? Un diagnóstico para actuar. ¿Saben quién primero lo incumple?: la clase política. Les voy a decir por qué: yo soy de Lanzarote, de Fuerteventura o de La Gomera... Porque, claro, el plan de infraestructuras hay que respetarlo de acuerdo con el pacto social para la sanidad y, cuando el pacto social por la sanidad requiere que hay que construir un centro de salud en Valle Gran Rey, La Gomera, porque es necesario para una población de 4500 habitantes, hay que respetarlo y darle prioridad, y lo que hacemos desde el momento en que los políticos actuamos es, como yo soy -estoy hablando de un caso hipotético-, como yo soy de Lanzarote, pues, apechugo para, incumpliendo el pacto social o sin tener en cuenta el pacto por la sanidad, pido para Lanzarote. Es legítimo hacerlo, indudablemente. Pero el pacto por la sanidad en esta tierra, el pacto social es mucho más amplio. Y se requiere el pacto, y les voy a decir por qué en el tiempo que queda.

Antes decía que había que trabajar por la sanidad en su globalidad. Tenemos un inconveniente, que es que no hay un territorio continúo y la sanidad en cada una de las islas tiene un sobrecoste adicional como consecuencia de la doble insularidad. Tenemos los hospitales de referencia para las islas, en las islas tenemos un hospital, tenemos los centros de salud, los consultorios médicos, no ocurre lo mismo en comunidades autónomas con territorio continuo, y el gasto es mayor. Pero yo creo que inclusive, teniendo muchos recursos, si no actuamos de forma integral, no resolvemos el problema de la sanidad. Y piensen que, a pesar de que tuvimos escasos recursos porque no incorporamos, aun cuando algunos querían, el Fdcan, este año, Ley de Crédito Extraordinario, 45 millones, Ley de Crédito Extraordinario próxima... Yo estoy de acuerdo con usted, señor Román, es la ley de crédito extraordinario más importante de la democracia. Pero habrá más recursos, habrá más recursos, 155 millones para la sanidad: 50 para atender las listas de espera y 105 para atender el resto de cosas. Por tanto, es un problema que hay que tratarlo de forma integral.

Recursos, recursos humanos, recursos económicos y recursos de infraestructuras. Yo estoy completamente seguro de que, si hacemos, señor consejero, un diagnóstico de todas las infraestructuras que tenemos en Canarias, algunas de ellas están infrautilizadas. Lo sé yo, no soy médico pero sé de infraestructuras que no se utilizan adecuadamente.

Hay que tener en cuenta al personal. Los medios humanos son muy importantes. ¿Es que acaso tenemos personal? ¿Desde cuándo no se resuelve la oferta pública de empleo?, ¿cuánto tiempo? ¿Queremos tener buenos profesionales? Sí, pero tenemos que atenderlos adecuadamente, y ese es un problema que tenemos que resolver en el pacto por la sanidad en Canarias.

Y los recursos tienen que ir acompañados de una planificación, que es imprescindible. La planificación, no se puede prescindir de ella, sobre todo cuando estamos tratando de muchos recursos que afectan a muchísimas cosas vinculadas a muchos profesionales. Y la planificación requiere una buena gestión. ¿Hay una buena gestión, desde el punto de vista sanitario, en todos los ámbitos de las islas, de los recursos públicos? Yo creo que hay que tener claro para hacer un diagnóstico y dar una respuesta a la optimización, la mejor optimización de recursos públicos.

Y fallamos gravemente, señor consejero, en la prevención, en la educación de los pacientes canarios para ir al lugar que corresponda. Sabe usted que las urgencias en los centros hospitalarios se colapsan y el 80 % de las urgencias que llegan a los centros hospitalarios, que no van a los ambulatorios, el 80 % nunca termina con una hospitalización en el hospital respectivo. ¿Qué quiere decir?: que el paciente no sabe exactamente a dónde ir, porque si no requiere un tratamiento de hospitalización... Si nosotros dotamos a los ambulatorios, a los centros de salud, del material adecuado, de los medios adecuados, vamos descongestionando indudablemente la realidad de las urgencias. Y así podríamos seguir hablando de una forma reiterada.

Y, miren -lo he comprobado en hospitales de islas pequeñas como La Gomera-, en muchas ocasiones las camas hospitalarias están ocupadas por gente mayor que no encuentra una plaza de residencia. El Plan de Infraestructuras Sociosanitarias de Canarias tiene que ir ligado íntimamente al problema y al colapso de la sanidad pública hoy, de tal forma que, construidos los centros, esas camas pasan a ser ocupadas inmediatamente y gestionadas en los centros sociosanitarios y no ocupan plazas en centros hospitalarios, que tienen un coste mayor.

Y toda esa realidad, pues, podíamos hablar de la necesidad del plan de equipamiento sanitario y de investigación, implantar nuevos servicios sanitarios, el pago de los medicamentos, la ejecución de obra pública, como dije antes, desde luego poner en marcha un plan de urgencias, en la medida en que tenemos que potenciar e incentivar la consulta ambulatoria y el atendimiento ahí, incrementar los medios en atención primaria, como les decía, incrementar la consulta especializada y la telemedicina, que hay que empezarla a predicar y a practicar, y mucho; toda esta realidad, concebida en un pacto por la sanidad donde nos impliquemos todos, tendremos éxito, porque las listas de espera se pueden mermar, no van a desaparecer nunca; lo que sí que no puede ocurrir es que sean 220 000. Pueden ser menos.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Para cerrar esta comparecencia, en nombre del Gobierno, tiene la palabra su consejero de Sanidad, don José Manuel Baltar Trabazo.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Baltar Trabazo): Gracias, señora presidenta.

Señorías, quiero felicitarles, porque créanme que sinceramente es una desgracia que hoy tengamos tan mermado el tiempo para un debate de esta envergadura, que yo creo que se inicia pero que supongo que podremos repetir en algún otro momento.

Porque, como usted decía, don Román, e insistiendo en lo que también decía don Casimiro, no es lo mismo, señor Márquez, no es lo mismo plan que pacto. Por supuesto que el plan nos tiene que marcar las líneas para trabajar en aras de conseguir determinados niveles de salud, y de una vez vamos a tener que empezar a medir si somos en ese sentido eficientes. Que curiosamente en ese sentido los resultados nos avalan más de lo que probablemente muchas veces mereceríamos con nuestra praxis diaria, porque la población cada día es un poco más sana. Pero una cosa es esto, tener resultados en salud, y otra cosa es el pacto social, como bien hablaba don Casimiro y como hablaba Román, porque que estamos en crisis es indudable. Román creo que lo único que... -perdón, el señor Rodríguez-, lo único que dejó en el tintero fue el tema de la valoración de nuestros ciudadanos, que ya es la última puntilla que podemos tener.

Entonces yo creo y aquí confío, y desde luego estoy convencido de que lo único que podemos hacer es lo que don Rafael Bengoa, un gran maestro marcando líneas de trabajo y que sé que ustedes lo han utilizado en las líneas del Plan de Salud, define como reformas posibilistas, y esas reformas posibilistas van en la línea de lo que todos ustedes han hablado. Aquí va a haber recursos pero también tiene que haber gestión, y sobre todo tiene que haber evaluación. Y evaluarnos todos, y en ese sentido agradezco que hayan sido ustedes autocríticos, pero también nosotros, desde el sistema, tenemos que hacer un proceso de autoevaluación y autocrítica durísimo. Y para eso es estrictamente necesario el pacto y determinados entornos, porque eso será lo único que preserve el sistema y sea capaz o que nos permita purgarnos, para decirlo con cierta elegancia.

Quiero pedirles disculpas, porque efectivamente en la primera parte se me pasó tocar el tema de las urgencias, que es vital, y si les parece puede ser motivo de una profundización otro día, porque venía trabajado de forma intensiva y hoy no habrá forma de plantearlo. Pero sí decirles que, respecto de los servicios de urgencias, se va a hacer un profundo esfuerzo, siguiendo como guía básica el Pluscan -el Plan de Urgencias de Canarias- pero teniendo muy en cuenta también determinadas demandas asistenciales que, por razones que a mí se me escapan, en el Pluscan en su momento no fueron registradas, y desde luego haciendo una especial potenciación, como se habló aquí, de las cuestiones relacionadas con la atención primaria. Y así yo sí quisiera rescatar un decálogo que contempla el Pluscan, que habla de la creación de los dispositivos extrahospitalarios, en los que vamos a poner un especial énfasis, especialmente los centros especializados de atención de las urgencias, que serán, en Tenerife, dos en Tenerife, cuatro en Gran Canaria, en Fuerteventura, en La Palma, etcétera; la elaboración de protocolos de actuación, procedimientos y planes formativos para el conjunto de las patologías que ahí se atienden, para nuestros profesionales; la elaboración de unos determinados planes de contingencia para periodos de alta frecuentación; la creación y desarrollo de unidades de transición en los hospitales de tercer nivel; la adecuación progresiva de las plantillas en los servicios de urgencia hospitalarios -lógicamente tomando como referencia la demanda-; la formación específica en urgencias y las nuevas contrataciones. Decirles que en esa línea esta comunidad autónoma, una vez más, ayer en el Consejo Interterritorial, reforzó la posición ministerial de potenciar la especialidad del servicio de urgencias, de los médicos especialistas en urgencias. El desarrollo de campañas informativas para la ciudadanía para no hacer un mal uso; promover una adecuada cumplimentación de la historia clínica digital, que puede permitir resoluciones en primaria sin llegar a la especializada; la implantación de un sistema de triaje normalizado -no es igual en todo nuestro archipiélago- y unificado; y la mejora, la reordenación y la ampliación de las infraestructuras.

Señorías, créanme, me pongo a su entera disposición para recuperar de nuevo este debate con estos dos puntos negros de nuestro sistema y desde luego para tratar de profundizar en esas tres cosas básicas de las que hemos hablado: más recursos, más evaluación y medición de resultados.

Muchas gracias.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-0088 Sobre -Consejero de Sanidad-, sobre medidas para la reducción de las listas de espera y mejora del servicio de urgencias en los hospitales.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico