Diario de Sesiones 83/2017, de fecha 18/7/2017 - Punto 34

9L/C-1179 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO, INSTADA POR EL GRUPO PARLAMENTARIO NUEVA CANARIAS (NC), SOBRE LA INESTABILIDAD DEL EJECUTIVO.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Seguimos con el orden del día.

Siguiente comparecencia, del Grupo de Nueva Canarias, sobre la inestabilidad del Ejecutivo.

¿Para su defensa? (El señor diputado encargado de la exposición de la iniciativa no se encuentra en la sala). (Pausa).

¿La retiraron? (Pausa). ¿Señor Campos?

Señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ: Señor presidente, señorías, perdón por el retraso.

El objeto de la comparecencia creo yo que es oportuno; y, además, toca hablar de esto en esta Cámara, ¿no? Estamos en una democracia parlamentaria y los gobiernos se conforman, habitualmente, los que tienen mayoría absoluta, sobre la candidatura que se presentó a las elecciones; cuando no hay mayorías absolutas, sobre pactos, sobre acuerdos, ¿no?

Y, en esta legislatura en la que estamos, aquí se constituyó un Gobierno, con base en un programa y un debate de investidura con una mayoría suficiente. Se sabe que algunos grupos parlamentarios mantenemos discrepancias sobre la orientación de ese Gobierno que se constituyó a principios de la legislatura, pero no había ninguna duda de que se había generado un requisito indispensable, y es un discurso de investidura con una mayoría parlamentaria que lo sustenta.

A partir de ahí, se conforma un Gobierno que yo creo que -si la memoria no nos falla- hay una percepción en esta Cámara, y creo que también fuera, de que no fue un Gobierno precisamente tranquilo, un Gobierno estable, un Gobierno de equipo, un Gobierno de confianza; sino, seguramente, todo lo contrario: la percepción ha sido que, ese primer año y medio de legislatura, los socios de Gobierno, Coalición Canaria y el Partido Socialista, no anduvieron precisamente bien relacionados, ¿no?, y me remito al impacto que en esta Cámara tuvieron los desencuentros, pero también ante la opinión pública, en los propios medios de comunicación.

Yo creo que no hacemos ninguna injusticia si decimos que el primer año y medio de Gobierno de Coalición-Partido Socialista no fue el mejor ejemplo de estabilidad, de confianza y de equipo. Y me remito -insisto- a expresiones e incumplimientos, desplantes, hasta el punto de que la crisis de los socios fue tan evidente que se tuvo que hacer una especie de segundo acuerdo que nosotros llamamos repacto.

Y, al final, lo que parecía cantado se produjo, se produjo una ruptura del Gobierno el pasado año por las Navidades, unos días antes; y, por lo tanto, se quebró la mayoría parlamentaria que sustentaba al Gobierno legítimo del señor Clavijo. A partir de ese momento, cabía la opción de que el Gobierno se sometiera a una cuestión de confianza -algunos lo reclamamos, a sabiendas de que no se iba a producir, pero forma parte de la lógica parlamentaria que, cuando uno es investido con mayoría y la pierde, vuelve al Parlamento a buscar nuevas mayorías-. Esto no ha sido posible, y hemos vivido un Gobierno de seis meses en minoría, un Gobierno claramente sustentado en 18 escaños de la fuerza política a la que pertenece el señor presidente.

Y yo creo que han sido seis meses, también, de inestabilidad. Y me remito también a lo que aquí, en esta Cámara, hemos discutido, y a lo que se ha trasladado a la opinión pública. Al principio, dio la impresión de que el presidente del Gobierno hacía un llamamiento a algún partido de la oposición para que se incorporara de forma inmediata al Gobierno -me refiero al Partido Popular-, y luego transcurrió un tiempo, y ahora resulta que la cosa es al revés: ahora parece que los que quieren entrar al Gobierno son los del PP y donde hay más reticencias es en Coalición Canaria. No lo sé. Pero de lo que no cabe duda es de que ya estamos más allá de la mitad de la legislatura, y hemos tenido un primer año y medio de socios mal avenidos; seis meses de Gobierno en minoría, donde hay un conjunto de dirigentes del Gobierno que parecen más atentos a mantenerse en el puesto que a gobernar; y un mes y pico de dimes y diretes, entre el Partido Popular y Coalición Canaria, que no acaban de concretarse.

El planteamiento de mi grupo es conocer qué previsiones tiene el Gobierno sobre esto, si tiene alguna. Hoy escuchábamos al señor presidente en una respuesta al señor portavoz de Coalición Canaria curiosa, ¿no?, que luego comentaré en detalle, ¿no?, pero parece que esta es una opción de Gobierno en minoría, sin acuerdos. Los gobiernos en minoría existen, ¿no?, pero, habitualmente, existen sobre algún tipo de acuerdo con grupos de la oposición sobre contenidos programáticos. Aquí estamos inaugurando una situación -al parecer, no lo sé-, por eso pedimos que comparezca el Gobierno, para que nos diga qué previsiones tiene en relación con los apoyos parlamentarios o, si como apuntó esta mañana o esta tarde el presidente, el presidente pretende gobernar con 18 escaños, venir aquí, cuando le demos la razón perfecto y, cuando no, se lo dirá el pueblo, ¿no?, esto es lo que dijo esta tarde, ¿no?

Bueno. Señor consejero -que le toca a usted y, además, tiene doble condición de dirigente del Gobierno y del partido-, ¿qué previsiones, qué estrategia, qué plan, qué va a pasar con este Gobierno y sus apoyos parlamentarios?

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Rodríguez.

Para la primera intervención, el señor consejero de Presidencia, Justicia e Igualdad.

El señor CONSEJERO DE PRESIDENCIA, JUSTICIA E IGUALDAD (Barragán Cabrera): Gracias, señor presidente. Buenas tardes, señorías. Buenas tardes, don Román Rodríguez.

Nos pide usted cuáles son las previsiones futuras, ¿no?, porque la historia de lo que ha pasado cada grupo parlamentario que hay aquí la cuenta de manera distinta, ¿no? Yo lo que sí le puedo asegurar es que, a pesar de la información que aparecía sobre tres puntos concretos -que fueron los tres puntos, quizás, donde tuvimos más discrepancias, pero fundamentalmente dos de ellos, el tema sanitario y el tema en relación con el Fdcan-, nosotros hicimos un gran esfuerzo, y le consta que yo he hecho un gran esfuerzo por intentar mantener ese pacto y, al final, fui yo mismo el que me convencí de que, en diciembre de aquel año, después de aquel tórrido Consejo de Gobierno, si hubiéramos continuado, sí que hubiera tenido usted razón hoy al decir que el Gobierno era un Gobierno inestable. Porque las cosas no estaban como para que mejoraran a partir de aquel momento -y eso que se intentó hasta el último instante que no se produjera aquella salida del Consejo de Gobierno-. Pero todo eso ha sido relatado, hemos estado aquí, en este Parlamento, y usted me pregunta por los seis últimos meses.

Mire, un Gobierno en minoría -como usted bien ha dicho- se puede sustentar. En este caso no, porque lo que estábamos planteando es un Gobierno de estabilidad, con más de treinta diputados apoyando aquí, parlamentariamente; y ese Gobierno, ahora mismo, no existe. Existe un Gobierno en solitario, con 18 diputados, y nosotros hacemos un balance de estos seis meses, desde el punto de vista parlamentario. Y, la cuestión, si la quiere medir en plan "oiga, usted ha venido a este Parlamento, las propuestas que han llegado aquí han sido derrotadas permanentemente y usted, efectivamente, es un Gobierno inestable, porque sus propuestas no alcanzan los objetivos, o porque cuando están consensuadas les damos una vuelta, como a un calcetín, en este Parlamento, a las decisiones del Gobierno", ¿no?

Y, bueno, yo creo que, en estos seis meses, el Gobierno ha demostrado que ha estado trabajando; que ha demostrado, Consejo de Gobierno tras Consejo de Gobierno, una serie de propuestas, una serie de iniciativas. Y, en estos dos años, se ha situado el Gobierno, desde el punto de vista de hacer el trabajo para los dos años siguientes, en lo que usted, además, ha colaborado; y ha colaborado, como usted ha dicho en prensa, desde el punto de vista de ayudar, también, a que algunas decisiones importantes que estaban en las relaciones Canarias-Estado queden preparadas, precisamente, para que, a partir de ahora -y tenemos la prueba mañana con el crédito extraordinario-, a partir de ahora, podamos hacer un trabajo de ejecución de una parte importante de las políticas del Gobierno.

¿Qué ocurre cuando estamos ahora en esta situación?, ¿qué es lo que nos gustaría a nosotros? Hombre, a nosotros nos gustaría hablar de estabilidad, de estabilidad, pero no por que haya un Gobierno inestable, sino de mayor estabilidad en el Gobierno. Nosotros podemos buscar la estabilidad de la siguiente manera: llegar aquí y negociar, permanentemente. Todos los asuntos que traiga el Gobierno se negocian permanentemente y, algunas veces, conseguirás los acuerdos sobre la posición del Gobierno; algunas veces, consigues unos apoyos determinados; y, otras, otros. Y eso requiere, también, no solamente negociar; sino consenso, estar abierto a que otros también modifiquen tus políticas, y llegar a acuerdos. Esa es una fórmula de gobernar de la que hay ejemplos ahora mismo en España, en comunidades autónomas.

Otro acuerdo sería un acuerdo de estabilidad; es decir, un acuerdo de estabilidad que esté vinculado a alguna fuerza política, que dé una mayoría más estable, y que las políticas que trae el Gobierno pactadas con esa fuerza política puedan venir al Parlamento y, también, alcanzar los objetivos de sacarlas adelante. Me refiero a todo lo que sea política parlamentaria.

Y está la tercera opción, que es ir a un pacto de gobierno donde un socio de gobierno se incorpora a las tareas de gobierno. Nosotros le digo ahora mismo que estamos abiertos a las tres posibilidades. Es decir, con todo lo que usted ha oído, con todas las negociaciones que ha habido y con todo lo que ha pasado, le digo ahora, en este momento, que estamos abiertos a las tres posibilidades para llegar a acuerdos.

Si no es posible llegar a un acuerdo, intentaríamos esta última opción; y, esta última opción tiene más coste, sabemos que hay más ruido, pero también es una forma de sacar las cosas adelante. Lo importante es que los ciudadanos sepan que el Gobierno no es inestable por que tenga 18 diputados: será inestable si no consigue los acuerdos necesarios con... (Corte del sonido producido por el sistema automático de control del tiempo).

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor consejero.

Turno de los grupos no solicitantes. Por parte del Grupo Mixto, señor Ramos Chinea.

El señor RAMOS CHINEA: Gracias, señor presidente.

La realidad es que llevamos meses escuchando campanas de boda, pero la realidad es que el Ejecutivo canario sigue soltero; no sabemos si es porque la dote que aporta el Grupo Popular no es suficiente o porque han salido escarmentados de la antigua relación con el Grupo Socialista. Pero lo que sí tenemos claro desde nuestro grupo, desde la Agrupación Socialista Gomera, es que nosotros estamos aquí para crear estabilidad. El ciudadano va a estar siempre por encima de todo. Flaco favor haríamos a los canarios y canarias si hubiésemos apostado por bloquear esta legislatura después de la ruptura del pacto.

Y creemos, sinceramente, que no todo han sido datos negativos; y creemos que, realmente, el Gobierno ha llegado a lograr cierta estabilidad. Y ahí están los datos. Por ejemplo, en septiembre del 2015, había 242 313 desempleados; a junio del 2017, hay 220 079, 22 234 desempleados menos. En turismo, el aumento progresivo de visitantes cada año, hasta llegar incluso a los 15 millones en el año 2016. Económicamente, Canarias es la comunidad autónoma que mejor crece; 13 560 familias canarias reciben las ayudas de la PCI; en energías renovables, vamos a pasar del 7,56 % del 2016 al 45 % en el 2025; hemos visto avances en la Ley del Suelo, la ley de las islas verdes, el Plan de Salud de Canarias, la ley de violencia de género o la creación de la primera ley de perros guía en Canarias; la recuperación del diálogo con el Estado, importantísimo para el Convenio de Carreteras y el Convenio de Aguas.

Pero también somos conscientes de que quedan muchas cosas por solucionar: el Plan de Urgencias, el plan de salud mental, la ley de servicios sociales, la ley de altos cargos, la ley de mecenazgo y la ley del deporte, por mencionar algunas. Pero sí tenemos muy claro, desde nuestro grupo, que nuestra posición no es la de sabotear estos proyectos, sino todo lo contrario: aportar y apoyar todas las medidas que contribuyan al bienestar de nuestros ciudadanos. Y, en este sentido, el Ejecutivo canario siempre va a encontrar el apoyo de la agrupación socialista canaria, perdón, Agrupación Socialista Gomera. (Risas de los oradores en la Cámara). Ya me había expandido de... (risas del orador). Ya me había salido del ámbito insular.

Canarias necesita que el Ejecutivo canario dé estabilidad también a las administraciones locales... (Rumores en la sala).

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Señorías, señorías...

El señor RAMOS CHINEA: Y pienso que esto lo hemos conseguido con el Fdcan. Realmente, ha sido importantísimo para conseguir estabilidad en los ayuntamientos, y se lo digo porque vengo también de este ámbito, del local, y la verdad es que el Fdcan ha sido como agua de mayo para poder realizar muchos proyectos. Y, en este sentido, siempre tuvo el apoyo de nuestro grupo y lo seguirá teniendo.

Muchísimas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Ramos Chinea.

Turno del Grupo Podemos, señora Santana.

La señora SANTANA PERERA: Muy buenas tardes.

"Oxímoron: figura retórica de pensamiento que consiste en contemplar una palabra con otra que tiene un significado contradictorio u opuesto". Pues, el Gobierno del señor Clavijo y la estabilidad es exactamente esto, un oxímoron, rompiendo ese concepto, ¿no?, al que siempre nos tiene acostumbrados la Coalición Canaria que hemos conocido en estos dos años de Gobierno. Dos años de Gobierno en funciones, pasando más tiempo negociando y rompiendo pactos que gobernando, como ya le dije al principio de la tarde al señor presidente, al señor Clavijo. Parece que, más que gobernantes, señor Clavijo, ustedes son negociantes, que es una cosa bien distinta. (El señor vicepresidente primero, De la Hoz Fernández, abandona la Presidencia, que es ocupada por la señora vicepresidenta segunda, Tavío Ascanio).

En Canarias, lo único que es estable es que los ricos cada vez son más ricos y los pobres cada vez son más pobres. En Canarias, lo único que es estable es que cada vez es más precaria la vida de nuestra gente, de los canarios y canarias. En Canarias, lo único que es estable es el abandono de nuestra sanidad y educación públicas. En Canarias, lo único que es estable es que la gente que está jodida cada vez está más jodida.

Y ustedes, mientras tanto, siguen negociando y negociando, estirando un chicle de algo que hace treinta años pretendía ser nacionalismo canario y que, a día de hoy, solo se ha convertido en la marca blanca del Partido Popular en Canarias. Porque lo único que han hecho ustedes en estos últimos siete meses, señor Clavijo, es sobrevivir; sobrevivir e improvisar, sumar y sumar, a ver si pueden alargar ese Gobierno en minoría que no apoyó, ni tan siquiera, el 10 % de los canarios y canarias. Y, eso sí, siguen burlándose ustedes, constantemente, de este Parlamento; burlándose, constantemente, de esta Cámara. No quiero recordar que, incluso, algunos se van de vacaciones, en el Ejecutivo, sabiendo que tienen pleno parlamentario meses antes.

Pero le voy a decir una cosa, señor Clavijo: aunque usted no llegue a pactar con el Partido Popular, o más bien si no llega a pactar con el Partido Popular, yo creo que lo primero que debe hacer usted, después del verano, es presentarse en este Parlamento a una cuestión de confianza. Porque le puedo asegurar que, si no llega a ese pacto de gobierno, pues, algunos se retratarán o algunos no se retratarán; pero de lo que hay que dejar constancia es de que usted está siendo un presidente que no tiene apoyos.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Pasamos a la intervención del Grupo Parlamentario Popular. En su nombre, tiene la palabra su portavoz, la señora Navarro de Paz.

La señora NAVARRO DE PAZ: Gracias, presidenta. Señorías.

Yo les confieso que no sé cuáles van a ser las consecuencias de la actual situación. Lo que sí les puedo asegurar es que no es la más deseable. En franca minoría, a años luz de la mayoría de 31 diputados que exige esta Cámara, parece una obviedad lo que voy a decir. Y es que tengo que reconocer aquí, en esta tribuna, que este Gobierno no es estable, ni tampoco deseable. Ahora, tenemos que ser sinceros y reconocer que ni con estos protagonistas ni con los otros; tampoco lo fue ni lo ha sido. Esa es la verdad.

Los canarios no hemos disfrutado, señor Clavijo, de un Gobierno estable en estos dos primeros años de su legislatura. Entonces no era estable ni deseable, ni siquiera para su socio -me refiero al Partido Socialista, y a las pruebas me remito-. Y ahora tampoco lo es, desde nuestro punto de vista.

Pero es la voluntad de ellos, la voluntad de Coalición Canaria: inestabilidad, debilidad, fragilidad y comodidad. Sí, señorías, comodidad. Tenemos un Gobierno minoritario que confunde la comodidad con la estabilidad. Tenemos un Gobierno acomodado, y no lo digo yo; y, señor Clavijo, no sé si entrecomillado o no, no lo sé, pero usted reconocía hace unos días, y sus palabras textuales fueron las siguientes: "Estamos muy cómodos solos, y de momento vamos escapando". La confesión del señor Clavijo es de una elocuencia absoluta. Y es que el objetivo de este Gobierno no es otro, señorías, que ir escapando. Señor Clavijo, toda una declaración de principios.

Coalición Canaria ha pasado de la tormenta con el Partido Socialista a la aparente calma chicha de su soledad. Y digo "aparente" porque, claro, según los medios de comunicación, parece que algunos, cuando ven peligrar sus asientos, la cosa no parece tan calmada. Pero, bien, yo creo que es importante recordar en este momento lo que dice el Diccionario sobre el término estable. Y dice así: "Que se mantiene sin peligro de cambiar, caer o desaparecer". Pues, bien, este Gobierno no es estable, y cabe colegir que se mantiene en peligro, que puede cambiar, caer o desaparecer. Pero, evidentemente, no será el Partido Popular quien añada inestabilidad a un Gobierno inestable, frágil y minoritario. Vamos a seguir actuando con responsabilidad, como lo hemos venido haciendo hasta ahora; pero, señor Clavijo, tampoco vamos a seguir permitiendo o vamos a permitir -si es que es el término del verbo más adecuado- que este Gobierno siga jugando a escapar cómodamente a costa del bienestar de los canarios. 25 % de paro, 35 % de nuestra población en riesgo de exclusión social, servicios públicos al borde del colapso. Canarias no puede permitirse un Gobierno que confunde la estabilidad con su propia comodidad.

Y seguiremos muy atentos. Muchísimas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Pasamos a la intervención del Grupo Parlamentario Socialista. En su nombre, tiene la palabra el señor don Marcos Pérez.

El señor PÉREZ HERNÁNDEZ: Gracias, presidenta. Señorías.

De este Gobierno se ha dicho que es un Gobierno débil, un Gobierno inestable. Es que estas valoraciones parten de una realidad objetiva, aunque no le guste a sus señorías escucharlo -a sus señorías nacionalistas-; es un Gobierno que se sustenta en 18 diputados, que conforman la tercera fuerza política en votos populares de Canarias, y que no obtuvo representación en todas las circunscripciones insulares del archipiélago. Por tanto, señorías, una minoría, por sí misma insuficiente para tramitar y dar sustento a cualquier acción de gobierno.

En un primer momento, tras la ruptura del pacto de gobierno entre el Partido Socialista-Coalición Canaria-Partido Nacionalista y la consiguiente expulsión de los consejeros socialistas, desde las filas nacionalistas se intentó decir que aquí no pasaba nada; hoy se ha vuelto a decir, por el señor presidente, que no ocurría nada, que era la tónica general en el resto de las comunidades autónomas. Pues, miren, señorías, de las 19 comunidades y ciudades autónomas, 10 tienen mayorías estables, solo 8 -y 7 si no contamos a Canarias- dependen de mayorías que se consiguen con uno a tres diputados, con lo cual, la estabilidad está mucho más garantizada.

Así que, señorías, esto es lo que hay, esta es la realidad que tenemos, y no podemos mirar para otro lado. Y yo, desde luego, no voy a ser quien defienda a este Gobierno, sin duda, como primer partido de la oposición y con más representación territorial. Creemos que al Gobierno no hay quien lo defienda, no se sostiene, señorías.

Pero lo que sí vamos a hacer en esta tarde, aprovechando esta comparecencia, es defender el papel que jugó el Partido Socialista y, por lo tanto, los consejeros y consejeras socialistas hasta el día 23 de diciembre. Porque nosotros ofrecimos, señorías, lealtad, y se nos respondió con engaño; aportamos responsabilidad, y la respuesta fue un presidente que quería hacer política partidaria con el interés general y con el presupuesto.

Obtuvimos resultados y, uno a uno, esos resultados que obtuvimos se han ido por la borda: lo ha hecho así la consejera de Hacienda, y no digamos ya la señora Valido. No sabemos si por debilidad o por incapacidad, este Gobierno se ha ido alejando cada vez más de la gente. Lo que era un éxito, señorías, en la gestión de la dependencia, se ha tornado en un desastre; lo que era un éxito en la gestión de las listas de espera se convirtió en un fracaso cuando quisieron parar las mismas medidas que hoy vuelven a aplicar.

Este es el Gobierno inestable que soporta Canarias, pero lo grave no es que sea inestable: lo grave es que las consecuencias las sufren los ciudadanos y ciudadanas de estas islas.

Gracias, presidenta.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): En nombre del Grupo Parlamentario Nacionalista Canario, tiene la palabra su portavoz, el señor Ruano León.

El señor RUANO LEÓN: Muchas gracias, presidenta.

En tres minutos, voy a intentar contestar y posicionar al Grupo Parlamentario Nacionalista en este debate sobre estabilidad sí, estabilidad no.

En primer lugar, para reiterarle al señor Marcos Hernández, don Manuel Marcos Hernández, nuestro agradecimiento por el tiempo compartido. Fue un tiempo en donde intentamos hacer las cosas en bien de Canarias, con arreglo a determinado pacto, y usted conoce las causas de aquella ruptura. Y, en aquel momento, en el debate de enero de este año, ya pusimos de manifiesto muchos de los errores cometidos que llevaron, finalmente, a esa ruptura.

Pero yo quisiera decirle a la Agrupación Socialista Gomera que perfectamente puede decir "agrupación socialista canaria", porque voy, simplemente, a utilizar palabras del debate de la nacionalidad, en la que, en mi propia intervención, el 22 de marzo de 2017, hace unos meses, les decía: "yo quisiera reiterarle, señorías, a la Agrupación Socialista Gomera, el agradecimiento por su responsabilidad, porque es verdad que es posible ser de La Gomera, ser gomero, de una de las islas más pequeñas del archipiélago, y contribuir como lo hacen ustedes a la gobernabilidad de Canarias".

Puedo utilizar las mismas palabras del debate de la nacionalidad para dirigirme al Grupo Parlamentario Popular, y manifestarles nuestra disposición a lo que ya entonces decía: "en el escenario actual, el Grupo Popular tiene que decidir si hace presidenta a doña Patricia Hernández -con algún apoyo externo, como el que puede representar don Román Rodríguez-, puede decidir contribuir a la gobernabilidad, como usted ha señalado ayer -le decía a la portavoz popular-, con lo que les preocupa a los ciudadanos y a las ciudadanas, y puede hacerlo con el nivel de intensidad que el propio Grupo Popular decida. Uno, manteniendo acuerdos puntuales, que es lo que venimos haciendo desde el mes de enero y hemos hecho hasta hoy -aprobamos la Ley de Suelo y de los Espacios Naturales Protegidos-; otro, comprometernos con un conjunto programático de asuntos que podamos firmar las dos organizaciones políticas para que, al final, el Gobierno pueda desarrollar su trabajo; y, el otro, comprometiéndose más con la estabilidad, incorporándose a las tareas de gobierno y haciendo que esta sea una comunidad viable de aquí a 2019, que es año de elecciones".

"Señorías, nosotros contribuimos a la gobernabilidad de España", decíamos entonces, "y lo hacemos modestamente". Decía: "tenemos un solo escaño en el Congreso de los Diputados y, por tanto, nuestra contribución es modesta, pero lo hacemos desde la responsabilidad". Cuando teníamos más, en algún momento histórico, cuando tuvimos cuatro, aportamos los cuatro que teníamos a la gobernabilidad de España. En ese mismo sentido, en esa misma dirección, creo que podemos encontrarnos, y todo el mundo sabe que para contar con un Gobierno más estable hay que presentar una alternativa suficientemente estable. Por el momento, nuestra mano está tendida. Espero que podamos encontrar la misma respuesta.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Pasamos a la segunda intervención del grupo proponente. En su nombre, tiene la palabra el señor Rodríguez Rodríguez, don Román, portavoz de Nueva Canarias.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ: Presidenta. Señorías.

Es evidente que el Gobierno tiene tres opciones: seguir en minoría si la oposición lo deja; llegar a acuerdos de estabilidad con grupos que le den más de 31 escaños; o meter un socio en el Gobierno, que es bastante habitual, ¿no? Yo lo que quiero y pretendo es, primero, que lo aclaren. No es razonable, no es razonable que no digan cuál es el camino; yo creo que no es bueno ni para ustedes ni para los que se están enredando con ustedes en negociaciones. Decidan si hay un acuerdo o no hay un acuerdo. Nosotros lo que queremos es un Gobierno, no es el nuestro; podemos llegar a acuerdos, lo hemos hecho siempre desde la oposición.

Y recuerdo el Gobierno de la pasada legislatura: nosotros no votamos a Rivero en la investidura, y acordamos la Ley de Transparencia, la ley de ayuntamientos, la ley de la tele -de esta nos arrepentimos, ¿no?, de esta nos arrepentimos-, la ley de cabildos, el REF fiscal, el REF económico -porque la resolución fue en la pasada legislatura-, estuvimos de acuerdo en una posición común frente a las prospecciones petroleras, estuvimos de acuerdo en contra de la venta de Aena, estuvimos de acuerdo en un montón de cuestiones; discrepamos en la política fiscal, en la política presupuestaria, en la política turística, en la política ambiental y territorial. De manera que en nosotros, en nuestra cultura política, está, aunque no nos guste como presidente el señor Clavijo, llegar a acuerdos si hay posibilidades.

El problema es que ustedes, con la mayoría anterior, no buscaban acuerdos con la oposición; y ahora que están en minoría, tampoco. Y les voy a poner un ejemplo que está calentito: la ley de crédito extraordinario. A nosotros nos parece una ley interesante porque hemos contribuido a que esos 340 millones -que podían ser más, porque son 452 los incrementos presupuestarios en esta materia- lleguen a esta tierra. Por eso apoyamos la ley de presupuestos, entre otras razones -mañana las explicaremos-. Pero parece razonable que un Gobierno con 18 escaños presente una ley de crédito extraordinario, que es una buena noticia; por eso apoyamos, desbloqueamos la Ley de Presupuestos, a pesar de no estar en el Gobierno y no contactar con la oposición para llegar a un acuerdo.

No hubo ninguna relación. A mí me dicen la señora Australia Navarro y el señor Antona que con el PP no hablaron; a los socialistas les he preguntado y tampoco hablaron; a Podemos no le pregunté, pero creo que no hace falta; a don Casimiro sí, porque don Casimiro no es que esté con ustedes: don Casimiro defiende mejor a este Gobierno que ustedes. Mejor. (Rumores en la sala). También, pero usted... Ahora estamos hablando del Gobierno; si quiere, otro día hablamos de La Gomera (en respuesta al señor Curbelo Curbelo, que realiza manifestaciones desde su escaño). De manera... Y a nosotros tampoco. Parece poco razonable... Todavía, cuando estaban ustedes con el Partido Socialista, que no hablaran con la oposición a mí me parece mal; porque es bueno buscar encuentros, en los temas, sobre todo, más estratégicos, con todos; pero todavía tenía un pase. Pero es que ahora son ustedes 18 más 3, 21, y no hablaron la ley de crédito extraordinario. Hemos expresado hoy -y usted está coordinando el trabajo- la posibilidad de buscar encuentros para mejorar, parcialmente, lo que es la gran noticia: 340 millones de crédito extraordinario para los servicios públicos, ¿no?, y mañana la discutiremos.

Pero es que están tan acostumbrados a mandar, a mandar y a mandar, que parece que no se dan cuenta de que están en minoría. Si nosotros fuéramos todo lo malo que ustedes se imaginan y nos pusiéramos de acuerdo, podíamos haber hecho un roto; pero no lo vamos a hacer, porque, en nuestro caso, sin duda, va a primar la responsabilidad. Pero es poco razonable que un Gobierno con 18 escaños se traiga una ley relevante a este Parlamento y no dialoga con la oposición; o dialoga después de que está presentada. Es que eso no pasa por ahí, en el mundo democrático. Cuando uno está en minoría, con el procedimiento que apuntaba el señor Barragán, uno intenta buscar acuerdos con la oposición. Y ustedes no lo han intentado.

A nosotros no nos gusta ver a un Gobierno en minoría, a un Gobierno inestable, a un Gobierno sin proyecto. Yo conozco bien -y usted lo sabe- a los dirigentes de Coalición Canaria. Aquí nos conocemos todos. Y hay unos cuantos que están detrás de los fotógrafos hace cinco meses, a ver si en esto, si entran ahora los del PP, saltan ellos; es decir, no se puede trabajar en la inestabilidad, en la provisionalidad, en la interinidad. Es difícil gobernar -yo soy plenamente consciente de que es difícil gobernar-. Pero una de las condiciones es la estabilidad y la confianza; y disponer razonablemente de un Parlamento que te apoye en las decisiones estratégicas, y eso ustedes no lo han garantizado.

Pero esto no me preocupa tanto, sino la actitud. Es decir, ¡es que les da igual escapar! Aquí habría que sustituir lo de "despacito" por "al golpito", ¿no?, es que están ustedes escapando, y lo explicaba bien la señora Navarro. Y a mí eso, aunque tengamos diferencias, no me parece buena cosa para los intereses de Canarias, porque es que las cosas que dependen del Gobierno van mal. No, van muy mal.

Porque la coyuntura económica internacional, los que seguimos la economía sabemos el impacto positivo que está teniendo en los países del sur; especialmente, en el turismo y también en Canarias. El turismo va bien en Baleares, va bien en Cataluña, va bien en Croacia, va bien en Grecia, va bien en todos los países del sur; hay una coyuntura que favorece: petróleo, dinero, competidores en una situación difícil.

Pero lo que depende de nosotros es la sanidad. Seguramente, con los datos en la mano, es el sistema sanitario de los territorios de España más quebrado. Mala posición del sistema sanitario. El sistema educativo no está sobrado, aquí hay problemas estructurales que hemos discutido en otras ocasiones, pero no está sobrado; el sistema de servicios sociales está claramente por debajo de la demanda y de las necesidades de una sociedad que tiene un 35 % de la gente en riesgo de exclusión. Ni siquiera han sido capaces de presentar el plan contra la pobreza. ¡Crearon un alto cargo para esto que no sé a qué se dedica! Aquí debíamos haber tenido, desde hace año y medio, un plan contra la pobreza, una estrategia para buscar la integración de la gente que tiene difícil su incorporación.

De manera que ese asunto no está resuelto, sí, pero los que gobiernan son ustedes y ya lo sé, por eso digo que fueron año y medio en estabilidad, seis meses en minoría inestable y este mes y medio que nos van a volver locos. Un día, "esto está cerrado"; y, tres horas más tarde, "esto no tiene nada que hacer". Oigan, pónganse de acuerdo de una dichosa vez, arreglen esto o elijan una de las opciones. Cabe la opción de "oye, en minoría venimos aquí, el Gobierno tiene razón", como decía el presidente, "el Gobierno siempre tiene la razón y, si la mayoría del Parlamento se equivoca, pues, se lo digo al pueblo", dijo el presidente. Es decir, "si se me ocurre algo, vengo al Parlamento y lo pierdo, el problema no soy yo: el problema son ustedes, la mayoría", ¿eh?, una concepción de la democracia muy particular, ¿no?, es decir, "yo tengo razón y punto". Luego, el planteamiento es: es que las cosas no van bien, ni en sanidad, ni en educación, ni en vivienda, ni en pobreza, ni en carreteras. ¡Ah!, es decir, en las cosas que dependen del Gobierno, andamos a la cola de la cola, ¡no pueden presumir!

Y luego hay un contexto económico internacional, español y canario que nos coloca, en algunas cuestiones, en condiciones positivas; pero si no estuviera el señor Clavijo, también. También. Porque no son, digamos, impactos producidos por la acción gubernamental. Al Gobierno se le tiene que evaluar por la sanidad, por la educación, por los servicios sociales, por la lucha contra la pobreza, por las políticas de vivienda, que no existen, por estas cuestiones, por estas cuestiones. Y también por las normas: ustedes prometieron 40 leyes -yo no sé si son muchas o son pocas, fueron las que prometieron-. Han sacado una de esas, una. Y que Dios nos coja confesados. Y eso que la mejoramos.

Usted dice que no, pero ya veremos; el tiempito pone a cada cual en su sitio, ya veremos. Aquí aprobamos la pasada legislatura cuatro leyes que iban a arreglar el mundo y los primeros que denostaban esas cuatro leyes eran ustedes mismos, los autores. Yo recuerdo -iba a decir "al doctor Barragán"- al señor Barragán subir aquí y defender la ley aquella -ya no sé ni cómo se llamaba-, la de simplificación y armonización, que lo iba a arreglar todo; y resulta que, seis meses después, esa ley ustedes mismos la levantan por el aire y se inventan otra que también lo va a arreglar todo. Ya lo veremos.

Pero a lo que voy: toca que el Gobierno decida cómo va a gobernar esta tierra y que, por lo tanto, si hay alianza con el Partido Popular, que se produzca esa alianza con el Partido Popular; y si no, que lo sepamos para poder saber a qué atenernos.

Lo que sí digo es una cuestión: nosotros -en solitario o acompañados-, nosotros vamos a mantener el mismo comportamiento: vamos a ser críticos, cuando no compartamos las iniciativas del Gobierno; vamos a procurar poner siempre alternativas, frente a las posiciones del Gobierno; y vamos a intentar llegar a acuerdos siempre que interpretemos que esos contenidos son buenos para el interés general. Lo hemos hecho en las Cortes Generales y lo haremos aquí, lo hemos hecho ahora y en el pasado, y lo haremos en el futuro. Siempre estaremos dispuestos a dialogar, a resolver los problemas.

Los últimos que hablábamos en el pasado pleno -por ejemplo, del turismo vacacional o la vivienda vacacional, que es un asunto preocupante donde la inacción del Gobierno, también en eso, que eso sí que es política turística propia y estamos todavía a la espera-. Necesitamos reaccionar. Mientras tanto, yo creo que es indudable que esta minoría parlamentaria, sin acuerdos, no es buena para Canarias, no es buena para el desarrollo de las competencias; y sería deseable que ustedes, que son los que tienen la iniciativa, buscaran una solución, la que sea.

Nosotros seguiremos con el mismo comportamiento: donde sea posible el entendimiento, nos encontrarán; y, cuando haya discrepancia, diremos por qué y presentaremos alternativas. Pero esto creo yo que no es de recibo, porque les desgasta a ustedes, desgasta al Partido Popular y deteriora la acción gubernamental, que es muy importante para el bienestar de la gente... (Corte del sonido producido por el sistema automático de control del tiempo).

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Sí.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ: Es muy importante el Gobierno de Canarias.

Nosotros queremos más competencias para Canarias, más; y el estatuto en tramitación está previsto en este sentido, pero yo creo que sería deseable no solamente más competencias, sino más Gobierno, mejor Gobierno. Y, sinceramente, es difícil gobernar así. Para salir del paso. Al golpito. Escapando. Con titulares, con entrevistas. Es decir, que eso hay que hacerlo también; pero... Listas de espera, dependencia, pobreza, vivienda, atascos. Esas son las competencias que tenemos. ¡Y en esto andamos muy mal, muy mal!

Oferta de empleo público. Presumíamos hoy de la oferta de empleo público estatal. A ver las canarias cuándo salen, con qué garantías y con qué tiempo. Vamos a ver las ofertas de empleo público y su ejecutividad. Porque el Gobierno de España yo creo que les va a dar una importante lección en esa materia también.

Muchísimas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Para una segunda intervención, en nombre del Gobierno, tiene la palabra el consejero de Presidencia, Justicia e Igualdad, el señor Barragán Cabrera, don José Miguel.

El señor CONSEJERO DE PRESIDENCIA, JUSTICIA E IGUALDAD (Barragán Cabrera): Gracias, señora presidenta.

Al Grupo Parlamentario Mixto, gracias por sus palabras y esperamos que, efectivamente, podamos estar a la altura de lo que usted nos estaba planteando de diálogo y consenso para los grandes intereses de Canarias.

El Grupo Parlamentario Podemos, en realidad, no ha hablado de si el Gobierno está inestable o no, sino, como usted ha dicho... No, a usted no le interesa que este Gobierno sea inestable, sino acabar con este Gobierno, ¿no? (Dirigiéndose a la señora Santana Perera, que realiza manifestaciones desde su escaño). Por lo tanto, la estabilidad que usted plantea es no sobre este Gobierno, sino sobre otro Gobierno. Por lo tanto, no compartimos esa cuestión. Y, seguramente, nos encontraremos en algunos asuntos. Yo le reconozco que, por lo menos con las diputadas -creo que han sido casi siempre diputadas, pero no, también algún diputado con el que hemos tenido la oportunidad de alguna comparecencia-, yo encuentro muchas veces argumentos razonables, y creo que le pueden transmitir que les doy la razón cuando efectivamente... No es que yo tenga la razón, sino que llegamos a comprendernos y, por lo menos, a tener algunos puntos de encuentro en las propuestas que nos hacen llegar. Pero todos sabemos que su propuesta no es la estabilidad de un gobierno, sino acabar con Coalición Canaria en este Gobierno, ¿no? Por lo tanto, ahí no nos vamos a encontrar, más allá de las políticas puntuales.

La señora Navarro de Paz nos ha planteado un tema sobre que este es un Gobierno frágil y minoritario. Como otros, señora Navarro de Paz, como otros que también son frágiles y minoritarios, porque no tienen la mayoría para sacar los asuntos adelante. Y, mire, para tener estabilidad, por si no lo sabe, es tan importante que te falte un diputado como que te falten diez diputados. Porque, al final, cuando pierdes, pierdes, ¿no? Pregúntele al señor Rajoy lo importante que es un diputado, ¿eh?, dos diputados, y no solamente treinta diputados.

Pero, en fin, cuando estamos hablando de que el Gobierno está escapando, usted coge el rábano por los cuernos, en una actitud coloquial, e intenta decir que esa es la actitud del Gobierno. No. Simplemente, lo que estamos diciendo es que el Gobierno, durante este tiempo, ha sido capaz de venir aquí, ha sido capaz de sacar algunos acuerdos, ha sido -también- derrotado en algunas otras posiciones por la mayoría -en este caso parlamentaria-, que se ha puesto de acuerdo en algunas iniciativas; y no pasa nada, es decir, es el juego que uno acepta cuando está en minoría.

Al Partido Socialista le vuelvo a reiterar, una vez más, que nosotros no vamos a criticar la labor, la gestión, de los consejeros del Partido Socialista. Yo le puedo asegurar, señor Marcos, que, si usted mira entre lo que fue el ruido de esa supuesta inestabilidad y la acción de gobierno, es decir, los acuerdos del Consejo de Gobierno durante esa etapa, esa etapa, nosotros también estamos orgullosos de ella. Y, efectivamente, teníamos desencuentros en dos o tres temas puntuales. Y la lástima, la lástima es que quienes estaban en el Gobierno o quienes estaban liderando ese Gobierno -por parte del Partido Socialista- no tuvieran el temple y la visión de que en un Gobierno también se debe discutir, también se deben debatir los asuntos y llegar a acuerdos sobre los asuntos que son trascendentales para Canarias. Como lo hicimos en el 99 % de las veces de todos los asuntos que fueron al Consejo de Gobierno y que forman hoy parte del trabajo, de la gestión, del Gobierno de Canarias, en la parte que a ustedes les corresponde.

Por lo tanto, quiero también plantearle eso. Y plantearle también que, como usted ha sido capaz de ver -y también con las excepciones habituales-, durante este tiempo, en los grandes asuntos, también nos hemos podido poner de acuerdo con el Partido Socialista en lo que llamamos el eje vertebral, ¿no?, los asuntos de interés de Estado de Canarias, con respecto al Estado, incluso en algunos asuntos que tienen que ver con Canarias.

Por lo tanto, sigue nuestra puerta abierta, a pesar del desencuentro del Consejo de Gobierno y la actitud que, a veces, algunas personas del Partido Socialista tienen y que, obviamente, nosotros no vamos a tener en cuenta. Sabemos por lo que es, por el momento en el que es; y estamos convencidos de que, después de la próxima semana, seguramente, estará todo el mundo un poco más relajado.

En el caso de don Román, le agradezco también el tono que ha empleado a la hora de plantear el Gobierno, desde el punto de vista de esta falta de estabilidad, en el sentido de que usted plantea: "pónganse de acuerdo, hagan algo, planteen una alternativa". No puedo coincidir, obviamente, con su análisis. Ya lo ha visto en los medios de comunicación. Porque esa técnica, don Román Rodríguez, de decir "si algo funciona no es culpa del Gobierno, eso es porque las leyes naturales hacen que se defiendan las cosas; si alguien de Coalición Canaria era bueno, era del Gobierno anterior, nunca del Gobierno en el que estamos", ¿eh?, sí, acuérdese de que el otro día me recordaba usted lo bueno que era Paulino Rivero, lo bueno que era Domingo Berriel, ¿no?, y entonces digo que los buenos son... Sí, don Román (ante los gestos del señor Rodríguez Rodríguez desde su escaño), los buenos son los que ya no están, ¿no?, cuando dejan de estar, y cuando deje de estar alguno de nosotros seremos buenísimos también.

Pero hemos avanzado en el tema de sanidad, incluido en la etapa del PSOE y a pesar de las controversias que teníamos. Yo creo que hemos avanzado. Hemos avanzado en el tema de la política social -los datos que tenemos de esta semana es que hay cuatro veces más, en este caso, de dependientes que están incorporados en relación con la etapa anterior-, y yo estoy convencido de que esta semana, cuando toque terminar el semestre sobre las listas de espera en sanidad, también podremos aportar un buen dato, si efectivamente el avance que dio el consejero la semana pasada se corrobora y efectivamente podemos también dar ese dato al ministerio. En las cosas que nos competen a nosotros.

Y ha comentado usted otro tema, sobre el tema de las carreteras, que tenemos ahora recursos y esos recursos no nos los vamos a poder gastar todos; por eso era muy importante que la negociación fuera una negociación sobre el convenio, que nos permitiera hacer un acuerdo amplio; y la nominación de las partidas -y no le digo que sea usted el autor de la nominación de las partidas-. También en el pasado ejercicio hubo nominaciones de partidas que nosotros no compartimos, porque no nos permiten ejecutar con amplitud el Convenio de Carreteras. Pero creo que están puestos, en este caso, los mimbres, como para trabajar bien los dos años que restan de legislatura. No solamente en eso, sino en los acuerdos que se han conseguido con el Estado, y esperamos encontrarnos también en los grandes asuntos que están pendientes en esta legislatura.

Y planteaba usted el que nos pongamos de acuerdo, que tengamos algún tipo de acuerdo. Nosotros, insisto, vamos a repasar el Parlamento en estos seis meses. Es decir, ¿en qué asuntos importantes ha sido derrotado el Gobierno por no llegar a acuerdos? ¿En qué asuntos importantes?, nos hemos ido poniendo de acuerdo. Desde ese punto de vista, no siempre conseguimos que la posición del Gobierno salga adelante, pero los grupos parlamentarios han hecho un esfuerzo, y las cosas no entran. Pero, miren, no entran aunque tuviéramos treinta y tres diputados, como teníamos anteriormente. Cuando las leyes del Gobierno entran aquí, yo no conozco, salvo algunas leyes muy puntuales, muy pequeñas, de artículo, leyes extraordinarias de crédito, como la del pasado mandato, que puede que no reciban ni una enmienda y se aprueben sin ningún tipo de impedimento. Pero lo lógico, lo lógico, don Román Rodríguez, es que las leyes cambien; y las leyes han cambiado, incluso la Ley del Suelo.

Yo vi aquí a la portavoz del Socialista reconocer que estaba de acuerdo con una parte importante de la ley, y usted también. Ahora, hay partes; pero todo eso se consiguió con diálogo y consenso.

Y la pregunta se la devuelvo yo al revés. Nuestra posición, que decía el presidente esta mañana, es que cada uno es responsable de sus actos. Nosotros traemos una posición y, si no llegamos a un acuerdo y el Parlamento nos derrota, pues, efectivamente, las fuerzas políticas que nos derrotan son responsables de esa acción, en lo positivo o en lo negativo.

Pero dígame una cosa. Cuando llegamos a consenso con usted, o con cualquier otro grupo político, las cosas van bien; pero si en algún artículo, como puede ser en la Ley del Suelo, no llegamos a un acuerdo, la ley es mala, ¿porque tenemos que llegar a acuerdo en todo? No, hombre, el diálogo y el consenso se construyen también, don Román, en que usted también, en alguna ocasión, entienda que tiene que ceder, aunque esté en la oposición, sobre sus posiciones, para llegar a acuerdo en todo, ¿vale? Pero, en casi todas las enmiendas que hemos pactado, los que ceden normalmente somos nosotros para llegar a un acuerdo con usted. Sí, lo sabe, ¿no? ¿Hay alguna que usted me pueda decir ahora, me dice "mire, yo he cedido en esto y en esto, y he cambiado mi posición para llegar a un acuerdo con ustedes"? Siempre hemos nosotros hecho un esfuerzo por llegar; o, por lo menos, en la mayoría de los casos.

Pero le agradezco el tono, le agradezco el tono constructivo, de intentar llegar a acuerdos. Y nosotros nos vamos a plantear en esa línea.

Y no quiero terminar mi intervención -y si el presidente me da, o la presidenta me da un minuto-, termino con la pregunta clave... (Corte del sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia concede un minuto adicional).

Vamos a ver, ¿cuál es la posición nuestra? Que haya un Gobierno lo más estable posible desde el punto de vista de los apoyos parlamentarios, esté en el Gobierno ese apoyo parlamentario o no esté en el Gobierno; pero buscar ese apoyo parlamentario durante el resto de la legislatura. Y, como se ha dicho, a nosotros lo que nos gustaría -nueve minutos no necesito, señoría, con un minuto, con un minuto tengo (dirigiéndose hacia la Presidencia) para explicar lo que voy a explicar-.

Y si no llegamos a ese acuerdo, la señora Navarro de Paz nos hacía referencia a como que nosotros llevamos aquí, cómodos... Yo no sé si la señora De Paz lo sabe, pero nosotros, en enero, tuvimos un acuerdo con el Partido Popular para darle estabilidad al Gobierno sin ningún tipo de compromiso. Ella lo ha dicho hoy aquí, que ellos están por la estabilidad. Pues, esa estabilidad se negoció, ¿no?, y si no lo sabe la señora Navarro de Paz, pregunte; pregunte, señora Navarro de Paz, porque nosotros, por ahora -y lo sabe usted por la experiencia-, no nos tiramos de la punta del muelle si no sabemos que hay una red abajo.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-1179 Sobre -Gobierno-, sobre la inestabilidad del Ejecutivo.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico