Diario de Sesiones 91/2017, de fecha 24/10/2017
Punto 7

9L/PO/P-1673 PREGUNTA DE LA SEÑORA DIPUTADA DOÑA MARÍA DOLORES CORUJO BERRIEL, DEL GRUPO PARLAMENTARIO SOCIALISTA CANARIO, SOBRE LAS CIFRAS DE POBREZA Y EXCLUSIÓN SOCIAL, DIRIGIDA AL SEÑOR PRESIDENTE DEL GOBIERNO.

La señora PRESIDENTA: Turno ahora de la señora diputada doña María Dolores Corujo Berriel, del Grupo Parlamentario Socialista Canario, sobre las cifras de pobreza y exclusión social.

Señora Corujo.

La señora CORUJO BERRIEL (Desde su escaño): Presidenta, gracias.

Doy por reproducida la pregunta.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señora Corujo.

Señor presidente.

El señor PRESIDENTE DEL GOBIERNO (Clavijo Batlle) (Desde su escaño): Buenos días, señora Corujo.

En primer lugar, quiero transmitirle la felicitación por su nueva responsabilidad como portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, que espero que, en definitiva, pues, sea muy provechoso, sobre todo, para el debate parlamentario.

Y, en este caso, en esta materia, como le contesté a la señora Santana y como le contesté también al señor Antona, no es un problema de fácil solución. Nosotros estamos, como Gobierno, totalmente dispuestos a generar un debate sosegado en el que analicemos, lejos de la demagogia, los verdaderos problemas, porque los datos de pobreza en el 2008, cuando no había crisis, eran de más del 35 % en Canarias. La crisis los ha agravado, pero, evidentemente, tal y como señalan todos los estudios universitarios con los que hemos contado, es un problema crónico en Canarias que solo se modifica modificando el sistema productivo.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor presidente.

Señora Corujo.

La señora CORUJO BERRIEL (Desde su escaño): Canarias es la comunidad autónoma, presidente, con mayor riesgo de pobreza, y casi la mitad de su población se encuentra en una situación de riesgo o en exclusión social.

Mientras nuestra planta hotelera, como bien saben, cuelga los carteles de "no hay camas", nuestros aeropuertos funcionan al límite y batimos mes tras mes el anterior récord de visitantes, una de cada dos personas de esta tierra se encuentra en riesgo de exclusión social. Hay actividad económica, las cifras de ocupación no mienten; hay dinero en las arcas públicas, incluso, con partidas inesperadas. Pero no hay un plan, no hay un compromiso, no existe ni la más mínima voluntad de acabar con la pobreza, de hacer frente a las consecuencias más dramáticas.

No es una afirmación gratuita la que hago. La prueba de que a este Gobierno ni le ocupa ni le preocupa la pobreza está en el parón inexplicable que ha sufrido la Ley de Servicios Sociales, porque la pobreza no puede abordarse con base en partidas que, además, son insuficientes para atender a los retos más urgentes referidos a la atención inmediata de quienes más nos necesitan. La pobreza no puede combatirse desde una visión meramente asistencial. La lucha contra la pobreza y la exclusión social ha de acometerse desde una planificación integral que, de manera transversal, oriente todos los recursos de todas las islas a luchar contra algo tan aterrador e inhumano como que la mitad de nuestra gente se encuentre en exclusión social.

Este Gobierno ha demostrado su falta de interés y compromiso por combatir la pobreza de nuestra gente, de salir de esa espiral de angustia y sufrimiento que supone llegar a fin de mes y no haber recursos para pagar el agua, la luz, el alquiler o la comida. Este Gobierno se limita a cumplir con la dotación indispensable de las partidas de carácter más asistencial.

Por eso, señor presidente, le pedimos que actúe, que salga de la parálisis de la autocomplacencia: hay una realidad dura y desagradable más allá de los focos de su comparecencia, una realidad en la que su Gobierno debe dar respuestas. Humanicemos la política, señor presidente, se lo debe a nuestra gente.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Corujo.

Señor presidente.

El señor PRESIDENTE DEL GOBIERNO (Clavijo Batlle) (Desde su escaño): Gracias, presidenta.

Volvemos a tener un problema de concepto, y es difícil. En el día de ayer, ya se aprobó la Ley de Servicios Sociales en el Consejo de Gobierno; se ha hecho con un proceso participativo potente, que inició su anterior... Bueno, su compañera, no es anterior; sigue siendo su compañera, pero la anterior vicepresidenta del Gobierno. Y que, desde luego, se aprobó en el día de ayer y entrará en esta Cámara.

Pero, mire, si yo dijese que eso va a solucionar el problema de la pobreza, estaría engañando a todos los ciudadanos de Canarias. La Ley de Servicios Sociales no va a solucionar el problema.

Yo voy a tratar de poner un ejemplo, a ver si consigo hacerme entender. Tú te partes un brazo y el síntoma de que te has partido un brazo es el dolor; te puedes tomar un analgésico y el dolor se te va, pero el brazo sigue partido. Lo que usted está hablando son las medidas paliativas, usted está hablando de una Ley de Servicios Sociales con una unidad a la hora de tener el informe de un ciudadano, con un reconocimiento de unos derechos. Pero eso no soluciona el problema, señora Corujo. La gente seguirá siendo pobre y seguirá estando en los datos. Ustedes hablan de cronificar la pobreza, y eso no es posible. La única posibilidad es que esas personas tengan derecho a un puesto de trabajo estable, retribuido, altamente retribuido. ¿Usted se cree que es casualidad que el 10 % de la población tenga pensiones no contributivas en Canarias?, ¿por qué es eso?, no es casual, es por un sistema productivo que ha venido desde los años... Y no es responsable este Gobierno; asumimos la responsabilidad que nos toca, pero algo tendrá que venir de atrás que, al final, ha cronificado esa...

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor presidente. Se acabó su tiempo.