Diario de Sesiones 92/2017, de fecha 25/10/2017 - Punto 10

9L/I-0026 INTERPELACIÓN DEL GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR, SOBRE LAS MEDIDAS DE POLÍTICA GENERAL PARA MEJORAR LA SITUACIÓN DEL SISTEMA DE LA DEPENDENCIA, DIRIGIDA A LA SEÑORA CONSEJERA DE EMPLEO, POLÍTICAS SOCIALES Y VIVIENDA.

La señora PRESIDENTA: Vamos a la interpelación. Del Grupo Popular, sobre medidas de política general para mejorar la situación del sistema de dependencia, dirigida a la consejera de Empleo.

Señora Luzardo, en nombre del Grupo Popular.

La señora LUZARDO ROMANO: Buenas tardes, señorías. Señora presidenta, señora consejera.

Mi grupo parlamentario solicitó esta interpelación para analizar la grave situación del sistema de la dependencia en Canarias.

El año pasado, 2016, Canarias volvió a ser, un año más, la comunidad con peores resultados en la gestión del sistema y en la atención que reciben nuestros dependientes. Un año más, el nuevo año, llegaba Canarias a la cola de la gestión de la dependencia en nuestro país.

Durante el pasado año, los responsables de gestionar la dependencia, del Gobierno de Canarias, solo fueron capaces de incorporar al sistema a 752 nuevos dependientes y dieron de baja en la lista de espera a 3000 nuevos beneficiarios. A pesar de la ligera mejora en el año 2016 de las listas de espera de los dependientes canarios, a la hora de recibir una prestación la desesperante lentitud en la tramitación de los expedientes siguió siendo el talón de Aquiles del sistema.

En este año solo fuimos capaces de lograr, en ese año, una media de dos altas diarias, lo que no parece, señorías, un dato del que pueda enorgullecerse el Gobierno de Canarias. Un dato que explica por sí solo el grado de eficiencia en la gestión y por qué seguíamos estando a la cola de las comunidades que peor gestionaban la dependencia. Una ineficacia derivada fundamentalmente de la lentitud en la tramitación de los expedientes, que se eternizan en los pasillos de la Administración. A 31 de diciembre de 2016 un dependiente canario tardaba algo más de ochocientos días para conseguir el PIA, tres veces más que el plazo máximo legal, que, como saben, son seis meses. Una lentitud exasperante, que tenían a más de trece mil dependientes canarios esperando por un servicio o prestación a la que tienen derecho, tenían derecho.

A primeros de este año 2017, señora consejera, cogió las riendas de las políticas sociales y, por tanto, la responsabilidad de la gestión del sistema de atención a la dependencia. Le reconozco que mi partido, el Partido Popular, la recibimos con cierta esperanza, de que por su experiencia -o eso por lo menos parecía- al frente de esta materia en el Cabildo Insular de Tenerife le permitiría afrontar esta situación y dar un giro, no de 360 grados porque es mucho, pero sí de 180. Lamentablemente, el tiempo pone a cada uno en su sitio. En estos ocho meses esa leve esperanza ha dado paso a una honda preocupación ante el estancamiento, cuando no retroceso, que ha experimentado la gestión de la dependencia en Canarias durante su gestión. Desde el pasado mes de enero ha sido incapaz de poner en marcha medidas efectivas para disminuir los tiempos de espera, informar en tiempo y forma o absorber la lista de espera.

Mire, podrá esconderse detrás de los problemas informáticos, que deben tener todas las comunidades autónomas, no solamente la nuestra, para disfrazar los resultados pero el análisis de los datos que su departamento proporciona al Imserso son palmarios: Canarias sigue a la cola y empeorando. Y digo empeorando porque hoy el Gobierno de Canarias está frenando el acceso de los canarios al sistema de atención a la dependencia con el único objetivo de aparentar que se disminuye la interminable lista de espera de beneficiarios que en las islas aguardan por una prestación. La única estrategia que ha conseguido implementar, para aparentar un supuesto aumento del número de beneficiarios de una prestación, ha sido precisamente ralentizar al máximo la incorporación de nuevos dependientes. Cuando usted accedió al puesto, su departamento resolvía el 82 % de las solicitudes de la dependencia; hoy, ocho meses después, apenas resuelve el 76 % de las solicitudes. Hoy tiene usted 11 239 canarios solicitantes de la dependencia, 3535 más que en el mes de enero. Por tanto, están en el limbo de la dependencia esperando a que la consejería se digne a resolver su petición. Una espera que para algunos se prolonga una media de 563 días, más de año y medio en lugar de los seis meses, como sabe, que establece la ley. Otro récord negativo que ustedes se empeñan sistemáticamente en esconder, aunque de vez en cuando me dan algunas respuestas en las preguntas.

Es evidente que con usted al frente la consejería no ha sabido mejorar el descorazonador panorama de la dependencia en las islas y lo cierto es que en el periodo comprendido entre enero y septiembre del 2017 tenemos más solicitudes, menos dictámenes y estamos 14 puntos por debajo de la media nacional en el grado de cobertura a personas dependientes con derecho a una prestación. En estos ocho meses solo ha sido capaz de resolver 206 resoluciones, un 7 % menos que en el año 2016, y solo ha aumentado en 188 el total de personas con derecho a recibir la prestación -le repito: total de personas con derecho a recibir la prestación-, menos de uno al día. Desde luego que la eficacia y eficiencia de su departamento a la hora de resolver los expedientes solo merece un suspenso mayúsculo.

Mire, señora consejera, cerrando el acceso al sistema de nuevos dependientes, es muy fácil presumir de rebajar la lista de espera. Una práctica que cuando se trata de atender las necesidades de aquellas personas que, por encontrarse en una situación de especial vulnerabilidad, requieren apoyo para desarrollar las actividades esenciales de la vida diaria, alcanzar una mayor autonomía personal y poder ejercer plenamente sus derechos, por tanto, va más allá de meras trampas y raya incluso hasta en lo inmoral.

Este es el triste balance de su gestión: ocho meses en los que usted no ha hecho nada más que hablar, hablar y hablar y hacer trampas. Y le digo por qué, le voy a poner algún ejemplo. No incluye en los datos las bajas. Claro, todos sabemos que han fallecido muchas personas. Le quiero preguntar: ¿cuántas personas han fallecido en estos ocho meses?, porque cada mes, desgraciadamente, fallecen personas, que usted sabe que automáticamente se dan de baja en el sistema y no reciben el alta, evidentemente, de la nómina del sistema de atención a la dependencia. Le doy el dato, el año pasado -dato que me ha dado usted- 79 familiares de comunidades de herederos demandaron a la Comunidad Autónoma de Canarias y esta fue condenada a abonar por estos 79 expedientes 445 527 euros. Es decir, los familiares acuden al juzgado para recibir después del fallecimiento del dependiente el derecho que no les concedió en vida su departamento.

Le puedo añadir que lo que me ha dado ahora en este primer trimestre del año son 26 los expedientes. Si lo multiplicamos por cuatro, podemos estar hablando de que en este año seguramente cerraremos con más expedientes, desgraciadamente, de familiares que acuden al juzgado para recibir la asignación. A nosotros esto nos parece intolerable.

Ha empezado a correr solo en una dirección: bajar la larga lista de espera, que es la mayor de toda España, pero tiene estancada la incorporación de nuevos canarios a tener derecho a recibir una prestación. Hemos revelado su estrategia, señora consejera, la hemos descubierto. Usted quiere aparentar una disminución de la lista de espera cuando lo que está haciendo es no tramitar en tiempo y forma las incorporaciones de canarios al sistema.

Cada vez se parece usted más a su antecesora, lo ha recordado estos días y yo la verdad es que lo he pensado mucho, a la señora Rojas. Hombre, ella lo que hizo fue que maquilló los datos incorporando a 9000 dependientes que estaban fuera, porque, como bien sabe usted, están en el convenio que tiene el Gobierno de Canarias y los cabildos de los 9000 dependientes. Usted no ha inflado la cifra del número de beneficiarios, es verdad, pero está intentando o está dando un portazo a los nuevos solicitantes para poder acceder hoy al sistema de atención a la dependencia en Canarias.

Por eso queremos saber el plan de choque, desde cuándo están, cuántos trabajadores son, hasta cuándo van a estar y cuál ha sido el resultado del plan de choque, si es que ya está en marcha, que me imagino que sí.

Luego, en segundo lugar, usted acaba de presentar, ya ha firmado un convenio con un cabildo, con el Cabildo de Tenerife, y tiene 740 000 euros que creíamos que eran para expedientes, agilizar expedientes nuevos -sí, sí, acaba de firmar 250 000 euros; si no luego le saco el convenio de Tenerife-, para agilizar los expedientes. O sea, en el cabildo le hacen los expedientes sociales y el PIA y luego después su directora general es la que los firma, porque evidentemente el cabildo no puede firmar una competencia que tiene usted, según el Decreto 54/2008, que es el que establece el procedimiento.

Y además le digo, ayer nos contaba lo importante que había sido formar parte de la comisión de estudio del sistema de la dependencia; yo creo que sí, que ha sido muy importante, entre otras cosas porque me imagino que los consejeros intercambian opinión de cómo van unas comunidades autónomas y cómo van otras. Ahí usted estaba sentada, me imagino que estaría muy cerca de la consejera de Castilla y León. ¿Va a copiar algo de Castilla y León? Sobre todo por lo menos el decreto que tienen, que agiliza muchísimo más el trámite, porque desde el año pasado, en el mes de julio, yo sé que la anterior consejera tenía intenciones de copiar ese decreto para agilizar lo que es la tramitación de la dependencia y que por fin Canarias deje de estar a la cola.

Y le pregunto en último lugar si tiene intención de que en los presupuestos del año que viene la partida que coloque no sea solamente para establecer las altas en octubre, noviembre y diciembre, porque, claro, el truco, la trampa, del presupuesto de Canarias es que la previsión que ponen en el presupuesto no es para dar altas, muchas, desde el principio, sino van rengueando todo el periodo y cuando llega septiembre, llega octubre, a partir de ahí, 1000, 1000 y 1000. Yo creo que esa no es la mejor manera de afrontar con seriedad y con prioridad un problema que se está eternizando, y que estamos hablando no de cifras, estamos hablando de familias, estamos hablando de dramas y de personas que fallecen sin recibir el derecho al que tienen en vida.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señora Luzardo.

Turno para el Gobierno. La señora consejera.

La señora CONSEJERA DE EMPLEO, POLÍTICAS SOCIALES Y VIVIENDA (Valido García): Buenas tardes.

Señora Luzardo, no comparto con usted la valoración que hace del 2016 ni del 2017, pero eso es algo que creo que todo el mundo ya espera y en lo que no voy a perder demasiado tiempo.

No entiendo cómo se puede crecer en solicitudes cuando se dice que estamos frenando y ralentizando la llegada de los ciudadanos a pedir la dependencia. Esto es un asunto grave, ya lo dijo usted públicamente, y yo le voy a requerir que nos diga qué está haciendo la dirección general para que la gente no pueda solicitar, porque de verdad me gustaría tener esa información, que usted me diga qué es lo que se está haciendo para que la gente no solicite la dependencia, cuando crecen las solicitudes, qué es lo que estamos ralentizando.

Mire, lo único que hemos hecho ha sido, en principio, incorporar... -me gustaría, si es posible...-, lo único que hemos hecho en principio fue incorporar un plan de choque de 34 trabajadores, que a partir de marzo, en los datos que da el Imserso, y a los que todos los grupos tienen acceso, se observa cómo a partir de abril crecen muchísimo las prestaciones y crecen los reconocimientos. Crecen muchísimo, sí. Los tres primeros meses son muy bajos, hasta que no se incorpora en marzo el plan de choque.

En septiembre, según el certificado del Imserso, se han incorporado 2738 personas nuevas al sistema, y es verdad, claro que es verdad, que hay bajas, y por eso en el crecimiento neto, en las estadísticas, no nos da, desde luego, esa cifra, porque hemos tenido 1580 bajas. Por tanto, solo hay que hacer la operación.

Estamos trabajando en muchas líneas. Estamos trabajando con ayuntamientos, con cabildos, tratando de diseñar un sistema; trabajando con todos, con consenso y con acuerdos, para tener un sistema que funcione de manera ágil y eficaz para el 2017, para el 2018 y para el futuro.

Usted habla de Castilla y León. Pues, mire, Castilla y León precisamente es la que hace más de diez años empezó a desarrollar ese modelo, el modelo de colaboración interadministrativa, para poder atender y resolver mucho más rápido las peticiones de las personas dependientes.

Estamos trabajando para cerrar con los cabildos algo que ya se venía estudiando, que es la prestación de servicios de grado I, para atender a muchas personas de grado I que necesitan de servicios que no son desde luego una residencia o un centro de día, servicios por horas, apoyo en domicilio, etcétera, y espero que en no mucho tiempo podamos cerrar ese acuerdo con todos los cabildos porque está muy avanzado.

Efectivamente estamos cerrando también acuerdos con los cabildos para colaborar en los informes de personas que tenemos en espera solicitando la dependencia y que están en recursos que reciben financiación pública. Por tanto, están siendo atendidos con dinero público pero no tienen la dependencia, y eso hay desde luego que visibilizarlo, porque al final resulta que es que lo que nos gastamos en dependencia no es lo que dice el Estado que nos gastamos.

Estamos también con los ayuntamientos llegando a acuerdos para que también colaboren con los informes. De manera absolutamente voluntaria, todos los que han querido y los que no quieren no lo hacen. Eso evita que los valoradores tengan que acudir en dos ocasiones a un domicilio y que solo tengan que ir una vez, para que podamos tramitar su expediente con mayor celeridad.

Estamos trabajando en muchas vías y estamos dispuestos a trabajar en otras muchas que nos propongan que puedan mejorar el sistema. A mí me gustaría escucharla a usted alguna vez hacer una propuesta, porque su discurso aterrador de la dependencia desde el principio del mandato y que mantiene de manera permanente no es el reflejo del esfuerzo y del trabajo que se hace en la dirección general, el trabajo que hacen los valoradores, los de antes y los de ahora, para dar altas al sistema. No es esa la imagen que tienen tampoco fuera de aquí, ni en el Imserso, y, bueno, ya veremos, en el congreso de dependencia que vamos a celebrar el mes que viene, donde el Imserso va a intervenir, cuál es la visión que tiene el Imserso de la dependencia en Canarias, cuál es la visión que tiene el Observatorio de directores y gerentes de asuntos sociales, que va a participar. Un observatorio tremendamente crítico. Nadie podrá decir que ha hecho un guiño a Canarias nunca. Vamos a ver la visión que tienen del trabajo que estamos haciendo y de los datos que tenemos. Y vamos a ver a 31 de diciembre cómo cerramos, si tenemos la suerte de cerrar con cifras mejores o similares a las buenas cifras del 2016.

Yo creo que es una pérdida de tiempo contarle cosas que no le interesan, porque usted tiene aprendida una lección, usted tiene un discurso metido en la cabeza que va a repetir y a repetir y a repetir continuamente, como si a los demás no nos preocuparan las personas dependientes, como si no estuviéramos haciendo nada para resolverlo, como si no estuviéramos buscando soluciones, y de verdad me parece injusto. No porque usted crea que políticamente tiene una oportunidad de desgastar, quemar a esta consejera pleno tras pleno hablando de los mismos temas y de los mismos datos, me preocupa porque detrás de esta consejera hay mucha más gente trabajando en esto, gente que también la escucha. Y que cuando usted dice en los medios de comunicación que hacemos trampas me preguntan que a qué se refiere; yo les digo, "mira, pues, no lo sé, le voy a pedir que me lo diga por escrito, no sea que estemos haciendo algo que esté mal y yo no lo sepa". Porque hasta ahora en todas mis reuniones con los trabajadores del servicio y con los valoradores, han sido cuatro, tanto en Gran Canaria como en Tenerife... -porque ahí sí, como en otras muchas cosas, esta consejera se ha arremangado a trabajar con todos ellos muchísimo para buscar salidas, igual que con los ayuntamientos, igual que con los cabildos-. Sé el esfuerzo que está siendo y lo que están haciendo. Yo no veo trampas por ningún lado, esas trampas de las que usted habla en los medios. Por tanto, yo le agradeceré, se lo requeriré por escrito, que me diga a qué se refiere cuando habla de trampas y de que impedimos a los ciudadanos acceder a un derecho que tienen por ley, porque eso es gravísimo; y si eso está ocurriendo, yo le pido que, por favor, me diga dónde, cómo y quién, porque eso no se puede decir alegremente y que quede ahí.

Da igual, si incorporamos a 2738, en septiembre... Usted dirá, "no, mire, no, a mí no me interesa la cifra global, a mí lo que me interesa es que en septiembre, que ha sido un mal mes...". ¿Sabe por qué ha sido un mal mes?, porque en agosto mucha gente se fue de vacaciones. En septiembre no hemos grabado, se lo reconozco, hemos preferido que la gente se fuera en agosto y que en septiembre estuviera todo el mundo, porque además agosto, para coger citas, para visitar domicilios, no es un mes, digamos, fácil, y hemos tenido menos personal y hemos grabado menos.

Usted pone en duda otra vez los problemas informáticos, que en unas conclusiones de una comisión delegada, aceptado por la territorial, que pide un cambio de la plataforma y que dice que los datos no reflejan la realidad de las comunidades. Vuelve a sacarlo aquí como si fuera otro invento mío.

Y la verdad es que una tiene una sensación de pérdida de tiempo enorme, porque ayer tuvimos una comparecencia, porque yo he pasado todo el día aquí, bueno, porque me interesaban algunas PNL, porque me interesaban algunas intervenciones, pero porque tenía esta interpelación, para escuchar lo mismo de lo mismo de lo mismo. Y como da igual lo que yo le diga, porque usted volverá a repetir lo mismo, mire, yo no voy a hablar más en esta primera intervención de lo que estamos haciendo o de lo que dejamos de hacer, de cuáles son nuestros retos, de cuáles son nuestros compromisos, de cuáles son las cifras a las que queremos llegar, porque a usted eso no le interesa, a usted eso le da igual. Y yo, de verdad, la invito a que escuche a otros, a que escuche los certificados del Imserso, a que escuche al Imserso en la valoración que hace, no me escuche a mí, y a final de año haga su valoración. Pero vamos a dejar de, además, entretener a esta Cámara con la pelea de siempre, con los números que a usted le convienen porque apoyan la fotografía que usted quiere hacer. Si usted quiere seguir por ahí y usted entiende, usted tiene todo el derecho, cada uno hace política como quiere y como puede, todo el respeto del mundo, pero yo desde luego no voy a perder el tiempo contestando lo mismo cien veces. Por favor, díganos dónde están las trampas. Yo se lo voy a requerir por escrito, porque si usted tiene razón, yo tengo que saber dónde están y quién las hace. Le aseguro que yo no sé dónde están y yo no las hago. Y usted ha dicho eso en esta tarima, que la consejera está haciendo trampas. Pues lo va a tener que demostrar.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora consejera.

Turno ahora para la réplica. Señora Luzardo, cinco minutos.

La señora LUZARDO ROMANO: Gracias, señora presidenta. Señorías, señora consejera.

En primer lugar, se lo digo de verdad, a mí usted lecciones no me va a dar de gestión, de entrega y de dedicación con vocación de servicio público, porque no sé si tengo más pero seguro que no tengo menos que usted. Usted está en el Gobierno y yo soy oposición, y represento a los ciudadanos que me han votado precisamente para eso, para fiscalizarla.

Mire, cuando yo le digo que usted está haciendo trampa, es muy fácil: usted lo que está haciendo es que no incorpora a más canarios, no incorpora a más canarios, para que tengan el reconocimiento para luego poder darles el PIA. Mire, la señora Hernández dejó, en el mes de diciembre, 30 763 canarios con derecho a recibir la prestación, ¿vale?; usted ya va por 29 000, ¿vale? ¿Eso qué significa, que hay más o que hay menos?

Mire, yo el único interés que tengo es defender a los ciudadanos. Porque, mire, si habla del grado I, el grado I, que está desde julio del 2015, mire, ¿sabe cuántos tiene Canarias en lista de espera?: 73,75; ¿sabe cuántos grados I ha dado Canarias?: el 26,25; ¿sabe cuál es la media?: el 53,03. La mitad, la mitad, menos de la mitad.

Mire, y yo le digo una cosa: hay una comunidad autónoma, que además últimamente la estoy mirando mucho porque es que veo que cada mes ingresan en la lista de beneficiarios 1000 personas, o sea, ya van por 50 000, no por 49 000, Castilla y León lleva, en lo que va de año, en estos meses, tiene casi nueve mil personas más. ¿Eso cómo se hace? Con gestión y con recursos, porque usted me dirá a mí que Castilla... Castilla-La Mancha tiene aproximadamente el mismo número de habitantes que nosotros, creo que son dos millones cero uno, aproximadamente igual que nosotros, y tiene a 50 000 personas dadas de alta en el sistema, mes a mes... ¿Qué pasa, que ahí solamente pone dinero la comunidad autónoma? Pone la comunidad autónoma y la otra parte la pone el Gobierno de España.

Y yo espero que también se haya enterado -espero- de cuáles son las fuentes de financiación y que usted exija -y le digo que mi grupo parlamentario la va a apoyar- que una parte de los fondos que se reciben por la financiación del Estado vayan directamente, nominativamente, a la dependencia el año que viene y que no haga un presupuesto que solamente va a poder dar altas en el mes de octubre, noviembre y diciembre, porque, hombre, si las altas las empieza a dar en el mes de enero, tendrá que tener muchos más millones colocados. Sí, señora consejera. Mire, hay cosas en las que me gusta ser bastante seria.

Yo he leído -tengo aquí- el convenio que usted ha firmado con el presidente del cabildo de la isla de Tenerife y yo, cuando leo el convenio, de verdad me quedé impactada, y además les voy a decir a sus señorías por qué me he quedado impactada: porque este convenio no es... -lo tengo aquí, firmado por usted y por el señor presidente del cabildo (la señora diputada muestra un documento a la Cámara)-, este convenio es para 600 personas que ya están utilizando los servicios del cabildo de Tenerife, es decir, están siendo ya atendidas en el IASS de Tenerife. Entonces usted le ha dado 250 000 euros al cabildo para que le realice los expedientes de estas personas que ya están siendo atendidas. Esto lo pone aquí. Sí, sí. Bueno, que se lo voy a leer, aunque me quede sin decirle la mitad de mi intervención: La finalidad del presente convenio de cooperación es la realización de los informes, ta-ta-ta, de la propuesta, como mínimo 600 personas, que, declaradas en situación dependencia por la Administración pública de la comunidad autónoma, sean usuarias de centros o servicios propios del cabildo insular. Esto es lo que dice el convenio, yo no me lo invento.

Y además, le digo más -se lo digo además al señor de Nueva Canarias-, para la isla de Tenerife ha cerrado 600 expedientes de personas que ya están. ¿Qué pasa? Ahora les hace el expediente del PIA, ¿y qué pasa con la gente, con los 46 000 solicitantes que están ahora mismo? Que esos se quedan paralizados, ¿no?, porque usted va a acelerar esto, lo que usted hizo como consejera insular del cabildo. ¡Estas 600 personas entraron con usted! Hombre, si acaba de venir, no creo yo que hayan entrado las 600 personas ahora. Entonces lo que está haciendo el cabildo, que además recibe fondos de la comunidad autónoma para sus centros de atención a los mayores, los centros sociosanitarios, ahora le da 250 000 euros para que le transfiera 600 expedientes, usted, su directora general firma el PIA y a partir de ese momento están dados de alta en el sistema. ¿Y qué pasa? Y a Gran Canaria le ha dado 89 000 euros -a mí eso me sorprende, yo sé que usted nació en Gran Canaria pero, bueno, yo no solo he nacido sino que vivo-, a Gran Canaria le da 89 000 euros para 500 expedientes nuevos. ¿Así es cómo está repartiendo usted los fondos para agilizar la tramitación de la dependencia?, ¿así? O sea, no está quitando de los 45 000 solicitantes, de los 11 000 que están en el limbo, porque...

La señora PRESIDENTA: Un minuto más, señora Luzardo.

La señora LUZARDO ROMANO: Gracias, señora presidenta.

...porque no saben si van a tener derecho o no. Mire, lo que no se puede es no decir la verdad y, cuando no se dice la verdad y se intentan hacer triquiñuelas, pues, evidentemente se hace trampa.

Mire, estos 600 expedientes le advierto ya que en la moción consecuencia de interpelación tendrán que ser nuevos, no podrán ser personas que ya están recibiendo los servicios en el cabildo de Tenerife, tendrá que ser para agilizar 600 expedientes nuevos. Y además le rogaría que a la isla de Gran Canaria, si le da 500 expedientes, hombre, la proporción de los 250 000 euros sea igual, no sea solamente 89 000 euros. Eso para empezar.

Y además no me diga que es que la gente se ha ido de vacaciones en agosto, porque eso pasa... El año pasado también me imagino que la gente se iría de vacaciones en agosto y la señora Hernández tuvo que hacer más de cuatro mil expedientes para que -netos- quedaran 3000, porque si no estaríamos todavía como nos dejó la señora Rojas.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Luzardo.

Turno para la réplica, la señora consejera, y cerramos la interpelación.

La señora CONSEJERA DE EMPLEO, POLÍTICAS SOCIALES Y VIVIENDA (Valido García): Mire, el plan de choque del año pasado se incorporó en verano, ¿verdad, doña Patricia? (refiriéndose a la señora Hernández Gutiérrez). Sí. Hombre, alguien que empieza las vacaciones en mayo no se va en agosto de vacaciones. Además se ven claramente las altas como fluctúan de un mes a otro, cuáles son los meses bajos y cuáles son los meses en los que están los valoradores. Eso se nota enseguida. Igual que se han notado en el caso de nosotros esos temas.

Mire, el convenio con los cabildos es con cuatro, es con cuatro cabildos, que son los que han querido incorporarse a colaborar para agilizar expedientes de personas que están en lista de espera para obtener su PIA. Está el Cabildo de Gran Canaria, está el Cabildo de Tenerife, está La Palma y está Fuerteventura. Los convenios con los cabildos se han hecho con los cuatro en la mesa, con los cuatro. Los cuatro conocen el convenio del otro. Los cuatro han puesto sus condiciones: los que tenían que contratar trabajadores sociales, los que no tenían que contratar, los que lo hacían con sus trabajadores sociales, los que iban a 600 informes, los que iban a 300 o los que iban a 100. Cada cabildo planteó sus necesidades y cerramos con todos poder financiar las necesidades que tenían para empezar a trabajar en colaboración. Trabajadores sociales que tienen que ir a centros por toda la isla, donde hay personas, no precisamente centros propiedad, aunque estén con subvenciones del cabildo, personas con discapacidad, personas dependientes que están esperando la resolución y que los cabildos, igual que hacen las diputaciones en Castilla y León, agilizan la documentación pertinente, incluso elaboran un borrador de propuesta PIA -no solo el informe social, también un borrador de la propuesta PIA-, para que esas personas que están en lista de espera puedan pasar a estar ya dadas de alta en el servicio en el que están.

Los convenios con los cabildos y el trabajo con los cabildos puede ser mejorable, yo espero sus propuestas. Estamos iniciando un acuerdo que era muy difícil de alcanzar, porque los cabildos no querían saber nada de la dependencia y era fundamental, es fundamental, que participen, porque muchos cabildos entendían que esto lo único que era era soltarles un problemón encima y no querían asumirlo. El Cabildo de Tenerife ya ofreció a la consejera anterior la posibilidad de colaborar con los informes, esto no es un invento de ahora. Y los cuatro cabildos han planteado de qué manera empiezan a colaborar y empiezan a trabajar para ir dando forma a ese sistema de dependencia que sea colaborativo, interadministrativo, en el que todas las administraciones hagamos lo que esté en nuestras manos para poder agilizar algo tan importante como es la dependencia.

Mire, no me hable de grados I, porque es que, grados I, ¿cuántos servicios se han puesto en marcha o se han ofrecido? Hasta que no seamos capaces de cerrar en cada una de las islas la disposición de grados I para las personas que lo solicitan, pues, no se podrá ampliar.

Y yo no le doy ninguna lección, mucho menos de gestión. Usted ha gestionado una ciudad como Las Palmas, entiendo que es una experta gestora. No se me ocurre. Serán los ciudadanos, los de Las Palmas en todo caso, los que tendrán que valorar cuál fue su gestión. Pero déjeme que le diga, déjeme que le diga, que en la oposición también se pueden hacer propuestas para buscar soluciones, más que tratar de empañar intervención tras intervención el trabajo de los demás.

Yo desde luego no tengo ningún miedo a reconocer, cuando me equivoque, que me equivoqué y que no era el modelo, pero vamos a tratar de encontrar esa alternativa. Vamos a tratar de tener un sistema como tienen otras comunidades que dé respuesta a la demanda de los dependientes.

(La señora Hernández Gutiérrez solicita la palabra).

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora consejera.

Sí, dígame, señora Hernández.

La señora HERNÁNDEZ GUTIÉRREZ (Desde su escaño): Señora presidenta, esta vez ha sido la alusión directamente por mi nombre, "¿verdad?, señora Patricia"; de manera que me gustaría que me concediera un minuto.

La señora PRESIDENTA: Señora Hernández, se lo doy sin que me diga lo de Patricia, no hace falta, no es necesario.

La señora HERNÁNDEZ GUTIÉRREZ (Desde su escaño): Igual...

La señora PRESIDENTA: Yo entiendo -y a veces acierto, a veces no- cuándo hay alusiones y en este caso sí las ha habido, señora Hernández. Por tanto, tiene usted un minuto.

La señora HERNÁNDEZ GUTIÉRREZ (Desde su escaño): Yo debo recordar a la señora consejera que cuando no participo en el debate no tengo derecho a responder. Por lo tanto, debe procurar no aludir directamente a los parlamentarios y a las parlamentarias, igual que no pedir explicaciones ni pedir papeles por escrito a la oposición, porque a nosotros nos eligen los ciudadanos; a usted, el presidente del Gobierno. Nosotros rendimos cuentas ante los ciudadanos; usted, ante esta Cámara. Asúmalo.

Y yo tuve el plan de choque seis meses; usted, un año. Lo que le pregunta la señora Luzardo es si usted va a duplicar las altas que di yo o se va a quedar en un 60 % menos.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Hernández.

¿Señora consejera? Un minuto.

La señora CONSEJERA DE EMPLEO, POLÍTICAS SOCIALES Y VIVIENDA (Valido García) (Desde su escaño): Mire, si en la tribuna de este Parlamento un diputado, por muy diputado que sea -yo también me presenté a unas elecciones, vengo de una institución en la que no estaba por elección de nadie sino por elección de los ciudadanos, como usted-, si una diputada, sea quien sea, en este Parlamento dice que esta consejera hace trampas perjudicando a los ciudadanos, eso tiene un nombre y yo tengo todo el derecho a dirigirme a esta diputada y pedirle que me diga en qué consisten las trampas, porque me parece que es tan importante el honor de los diputados como el de los miembros del Gobierno.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora consejera.

Hemos finalizado las interpelaciones.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/I-0026 Sobre las medidas de política general para mejorar la situación del sistema de la Dependencia, dirigida a la Sra. Consejera de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico