Diario de Sesiones 120/2018, de fecha 23/5/2018 - Punto 11

9L/PPL-0028 DEBATE DE TOMA EN CONSIDERACIÓN. PROPOSICIÓN DE LEY, DE LOS GRUPOS PARLAMENTARIOS NACIONALISTA CANARIO (CC-PNC), SOCIALISTA CANARIO, POPULAR, PODEMOS Y MIXTO, DE MODIFICACIÓN DE LA LEY 13/2014, DE 26 DE DICIEMBRE, DE RADIO Y TELEVISIÓN PÚBLICAS DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE CANARIAS.

La señora PRESIDENTA: Vamos ahora con el último punto del orden del día, el debate de la toma en consideración de la PPL-28. Para dar comienzo a la misma el señor secretario primero da lectura al criterio del Gobierno.

El señor SECRETARIO PRIMERO (Cabrera González): "Rosa Dávila Mamely, secretaria del Gobierno de Canarias, para que conste y surta los efectos procedentes en Canarias, certifica que en el acta de la reunión celebrada por el Gobierno el día 21 de mayo de 2018, fuera del orden del día, figura, entre otros, el siguiente acuerdo, cuyo tenor literal se transcribe, y en el que el Gobierno, tras deliberar, y a propuesta conjunta del presidente y de la consejera de Hacienda, acuerda manifestar su conformidad a la tramitación de la proposición de ley de los grupos parlamentarios Nacionalista Canario, Socialista Canario, Popular, Podemos y Mixto, de modificación de Ley 13/2014, del 26 de diciembre, de Radio y Televisión Públicas de la Comunidad Autónoma de Canarias".

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor secretario.

Vamos a la intervención, en este caso, de los grupos proponentes de la PPL, de tiempo de mayor a menor, por siete minutos cada uno de los grupos proponentes.

Comenzamos por el Grupo Mixto. ¿Señora Mendoza?

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ: Gracias, presidenta. Buenas tardes señorías.

Señorías, quiero comenzar agradeciendo que la mayoría de la Cámara se haya puesto de acuerdo con respecto a la presentación de esta proposición de ley y, por tanto, a su tramitación por el procedimiento de urgencia. Porque es necesario fijar estos preceptos de manera extraordinaria y urgente en la ley de radiotelevisión pública canaria.

También queremos agradecer al Gobierno de Canarias que haya informado con rapidez y enviado su criterio de conformidad positivo a la actual tramitación de esta proposición de ley, para que apenas cinco días después de su presentación en registro estemos hoy en su primer debate de lectura.

Está claro que todos estamos preocupados en dar soluciones para el mantenimiento de los servicios de informativos, como para garantizar los centenares de puestos directos e indirectos que dependen de la Radiotelevisión Canaria, pues como hemos dicho en reiteradas ocasiones estamos hablando de centenares de familias canarias.

Los plazos se agotan y no podemos dejarlos pasar, por eso hoy debemos reconocer la responsabilidad de esta Cámara y ponernos a trabajar en buscar una solución y conseguir un acuerdo.

Es cierto que desde los diversos llamamientos que hemos hecho los partidos para que en el consejo rector se reflejara la pluralidad democrática de este hemiciclo, pues es cierto también que choca la concepción de establecer ahora un administrador único nombrado por el Gobierno. Pero es necesario aclarar que solo es una solución de emergencia que tiene plazo de caducidad, y que, como máximo, estará hasta final de este año, o hasta que terminemos de aprobar la nueva ley de radiotelevisión canaria, que está actualmente en tramitación, y nombremos por fin a los seis miembros de la nueva junta de control.

Por supuesto, el administrador único tendrá las funciones que actualmente tiene el consejo rector, y eso implica, también, que mantenemos en esta Cámara el control parlamentario de su gestión, incluidas las actuaciones en materia de contratación que realice, por lo que nadie se piense que hay algún tipo de relajación en las garantías que debe de cumplir o que vaya a cumplir este administrador. Empezando por que quién sea nombrado deberá primero pasar por este Parlamento para que los grupos parlamentarios tengamos audiencia ante el nombramiento; un trámite que esperamos que, una vez aprobada la ley, se haga sin ningún tipo de dilación, porque es urgente también, y también debemos de trabajar para que se mantenga con todas sus garantías.

Como dije antes, la proposición de ley cuenta, además, con el informe positivo del Gobierno de Canarias, porque no va a suponer un perjuicio en los ingresos o gastos de los presupuestos de la comunidad autónoma -todo lo contario-. Con los artículos que hemos presentado se asegura aún más el control presupuestario del órgano que administra el ente público, porque todo el consejo cesará inmediatamente si se desvía presupuestariamente en el gasto en un 15 % o en los ingresos públicos en un 20 %.

Con esta modificación de la ley lo que queremos conseguir es que, si el órgano de control colapsa por el cese voluntario de más de la mitad de sus miembros, entonces que se produzca el cese automático del resto, para dar solución de continuidad a la Radiotelevisión Canaria, eligiendo por tanto a los nuevos miembros. El propósito es que los posibles desencuentros entre los miembros del consejo sean cosa del pasado, y que los nuevos miembros que elijamos, a través del diálogo y el consenso, también actúen con el mismo afán constructivo y dialogante. No podemos permitir que los desencuentros políticos o la falta de pactos o la existencia de conflicto entre partidos dificulten, limiten o entorpezcan el correcto funcionamiento del próximo órgano de control que aprobamos en las otras leyes que estamos actualmente tramitando sobre la Radiotelevisión Canaria.

La presión mediática a la que son sometidos sus miembros, especialmente al que ostente la posición de presidente o presidenta, serán cosas del pasado si conseguimos que se establezca la presidencia rotativa, tal y como defendemos para la nueva junta de control en la otra proposición de ley que hemos presentado. Porque podemos estar más o menos de acuerdo con la gestión que hizo el señor Negrín, pero sí debemos reconocer que, durante los años que desempeñó su cargo, estuvo siempre en el ojo del huracán, y a pesar de eso cumplió con sus obligaciones, incluso, por encima del límite temporal que establecía la ley. Es cierto que no pudimos hacerle el relevo, como marca la normativa por falta de acuerdo, pero ahora que el señor Negrín ha presentado su dimisión por asuntos personales solo nos queda desde esta Cámara desearle la mejor de las fortunas en su nueva etapa.

Ahora tenemos que trabajar todos juntos para dar una respuesta institucional sin fisuras entre el Parlamento y el Gobierno, y así recuperar la Radiotelevisión Canaria y liberarla de su situación de bloqueo actual.

Señorías, estemos a la altura del reto que tenemos por delante, seamos proactivos y busquemos la mejor de las soluciones lo antes posible. Hagamos una radiotelevisión pública de calidad, con contenidos sociales y culturales, que sea el espejo de la realidad de todas las islas y, por supuesto, que permita a los canarios sentirse orgullosos y orgullosas. Y para esto debemos apoyar la labor del ente, tenemos que terminar de tramitar la aprobación del mandato marco y ayudar, si fuese necesario, en el desarrollo del reglamento interno, para que el potencial de todos los órganos internos se despliegue y tengan su correcto funcionamiento.

Señorías, la Radiotelevisión Canaria tiene que ser un instrumento al servicio de la ciudadanía y elemento cohesionador de nuestro territorio. En ningún caso tiene que ser un elemento que genere controversia y bloqueos en este Parlamento.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Mendoza.

Turno ahora para el Grupo Parlamentario Podemos, señor Márquez.

El señor MÁRQUEZ FANDIÑO: Esta tarde me veía con los trabajadores del ente público, y es sorprendente ver las condiciones laborales que todavía tienen en esta empresa pública, en este ente público. Yo creo que es inconcebible que desde la Administración pública se esté generando empleo precario, es algo que no lo entiendo, ¿cómo van a negociar ustedes con la patronal, con la CEOE, si son ustedes los que están generando empleo precario en esta tierra?, es impresentable.

Por tanto, tenemos un reto por delante, o sea, a mí me gustaría que pudiéramos superar esta situación en la que está la Televisión Canaria para poder hablar de este tipo de cuestiones y poder afrontar estos cambios que son absolutamente necesarios; y eso pasa, desde nuestro punto de vista, por desprivatizar los informativos públicos, porque es el principal foco tóxico que tenemos.

Este debate ha estado absolutamente contaminado por los intereses legítimos, siempre lo decimos, empresariales, que existen en algunos medios de comunicación de Canarias que han tenido una guerra mediática en la que nosotros y el Parlamento se ve afectado; por tanto, en aras a mejorar nuestra democracia y en aras también a poder hablar de la Televisión Canaria en profundidad, de nuestra Radiotelevisión Canaria en profundidad deberíamos evitar este debate en los próximos años. Y, por tanto, deberíamos ir hacia un modelo público. Creo que deberíamos estar todos de acuerdo en eso.

Nosotros... hubiera sido fácil, hemos advertido de la situación con el señor Negrín durante muchísimo tiempo, hace un año estábamos en la comisión prácticamente diciéndole que tenía que marcharse, se va en un momento y dimite en un momento, con altísima irresponsabilidad, pero yo tampoco voy a aprovechar esta intervención para hablar del señor Negrín, porque ya considero que es una etapa pasada, sí es verdad que esto nos ha situado en un momento de alta responsabilidad, y para nosotros hubiera sido fácil decirles: ¿ven lo que les decíamos?, la televisión se podía ir a negro con esta dirección. El señor Negrín estaba altamente incapacitado para poder seguir adelante, pero lo que vamos hacer, y lo que hemos hecho presentando esta proposición de ley que debería tramitarse de manera rápida, urgente, es asumir la responsabilidad del momento. Y, para nosotros, la responsabilidad del momento pasa porque nuestra Televisión Canaria no se vaya a negro. Y no se vaya a negro, no solo porque no queremos que se vayan sus trabajadores a la calle, que, por supuesto, que sí, por supuesto que sí, sino porque creemos profundamente que es un medio necesario para la cohesión social y territorial de un territorio archipielágico como el nuestro. Y vamos a defender, siempre que haya una televisión autonómica, porque además es una herramienta fundamental para difundir, para promover nuestra cultura, nuestra identidad... y también una información pública veraz y objetiva, que es lo que vamos a defender.

Esto no es un cheque en blanco. Esto es una confianza que depositamos, desde la responsabilidad que tiene nuestro grupo parlamentario para con la Radiotelevisión Canaria, y, por tanto, esperamos que el Gobierno asuma esa confianza, también desde la responsabilidad, y no nombre a un director general que va a estar, o directora general, que va a estar durante un tiempo muy determinado -administrador general, quería decir, disculpen-, durante un tiempo muy determinado para resolver una situación de emergencia, por eso hemos puesto, en esa disposición transitoria, un límite de tiempo para también, de alguna manera, permitir que el debate legislativo sea antes del mes de diciembre.

Y también queremos, y lo han aceptado, y nos alegramos de que sea así, que haya una reunión de todos los grupos para que esas personas, esa administradora general o administrador general, genere un consenso entre todas las fuerzas políticas, y, sobre todo, sea una persona capaz, formada para poder sacar a la Radiotelevisión Canaria, ya digo, de una situación muy grave y muy complicada.

Y, para nosotros, hay un elemento clave, y es que los informativos, en tanto en cuanto no tengamos el debate legislativo en profundidad de la modificación que está en trámite en este Parlamento, y podamos hablar y podamos replantear el modelo de informativos, mientras eso no ocurra, nosotros creemos que debemos ir a un sistema, a un rescate, que sea transitorio hasta que ocurra ese debate legislativo para no hipotecar el debate que debemos tener sobre el modelo de informativos antes de que se tramite la ley.

Por tanto, ya digo, confianza, responsabilidad por nuestra parte, altura de miras, pero vamos a estar muy vigilantes, que esa misma actitud sea la que tenga este Gobierno, y no que vuelva, que no vuelva a utilizar la Radiotelevisión Canaria como un medio de propaganda, eso no es la Radiotelevisión Canaria, es la Radiotelevisión Canaria de todos y de todas.

Y, por tanto, les pedimos, por favor, que esa confianza que les damos ahora la usen con máxima responsabilidad porque vamos a estar muy atentos y atentas.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Márquez.

Turno ahora para el Grupo Parlamentario Popular, señora Reverón.

La señora REVERÓN GONZÁLEZ: Gracias, presidenta. Buenas tardes, señorías.

La verdad que quiero empezar mi intervención hablando de qué es lo que ha hecho mi partido político, y sobre todo quiero darle el adjetivo de responsabilidad, compromiso y confianza, porque realmente esto es lo que ha hecho mi partido político desde que estamos hablando de la Radiotelevisión Canaria.

Señorías, responsabilidad porque, desde el principio de la legislatura, hemos ejercido una labor de control y fiscalización política -del ente, por supuesto- con seriedad y rigurosidad. Aunque también es cierto que siempre nos encontrábamos con una situación muy desconcertante cuando venía el presidente del ente público a la comisión de control y, realmente, lo que obteníamos de este señor eran respuestas desconfiadas y además, incluso, me atrevo a decir que hasta desafiantes.

Por tanto, la consecuencia de todo esto era que nunca obtuvimos resultados favorables. Pero lo cierto es que hemos sido responsables -y a las pruebas me remito, señorías-, desde el minuto de juego, me refiero cuando se aprobó la Ley 13/2014, de Radio y televisión pública de la Comunidad Autónoma de Canarias, porque cuando se aprobó en este Parlamento por parte del anterior equipo de gobierno, formado por Coalición Canaria y Partido Socialista, el Partido Popular, por responsabilidad, votó en contra.

Por eso, señorías, siendo conscientes de la gravedad de la situación actual, de la situación de hoy, también tengo que apuntar que no nos sentimos responsables, y no nos sentimos responsables porque ya entonces advertimos de las posibles situaciones que se podrían generar aprobando, deprisa y corriendo, y sin tener en cuenta el consenso de todos los parlamentarios, una ley imperfecta, y, por tanto, el tiempo nos ha dado la razón.

Pero, señorías, no voy a habar del pasado, como tampoco mi grupo parlamentario va a pedir responsabilidades a aquellos que, si me lo permiten, tozudamente, como ya he dicho, se empeñaron, frente a todo y contra todos, en aprobar una ley que hoy nos ha colocado en la situación en la que estamos.

Mi grupo parlamentario ha actuado con responsabilidad, porque hace casi un año advertimos de las señales de deterioro de la situación en la dirección del ente público, y buscamos el consenso al objeto de un relevo, con el tiempo suficiente para que se permitiera reconducir una situación. Responsabilidad, señorías, que a algunos les faltó al romper esos acuerdos alcanzados y generar una situación de bloqueo que ni ellos mismos fueron capaces de aclarar; y de aquellos barros, estos lodos.

Señorías, no somos responsables porque votamos en contra, como ya he apuntado, de la ley de cual advertíamos de sus problemas; no somos responsables porque, cuando solicitamos el relevo del presidente del ente público, otros miraron hacia otro lado; y tampoco somos responsables de que no se cubrieran las plazas del consejo rector, porque a la tercera y cuarta votación me remito.

Pero aún así, no hemos mirado ni vamos a mirar hacia otro lado porque mi grupo parlamentario ha demostrado, y así lo seguirá haciendo, responsabilidad, señorías, porque cuando pensamos que la situación del ente era caótica, por la inseguridad jurídica que estaba generando su ley, pues nosotros presentamos, junto con el grupo parlamentario de Coalición Canaria, una modificación de la actual ley de aquellos artículos que entendíamos que habían generado esta situación.

Pero, permítanme que se los diga, como se suele decir, la realidad siempre supera a la ficción, porque, cuando pensábamos que teníamos la solución del ente público al alcance de la mano, las estrategias de poder de algunos dieron al traste con la solución; y con ello llegó un nuevo capítulo, el peor de los capítulos, porque puede, y de verdad que esto creo que nos ocupa y nos preocupa a todos, puede poner en riesgo la continuidad de los servicios informativos, y los puestos de trabajo de más de doscientos profesionales de forma directa, más de setecientos de forma indirecta, y también puede poner en riesgo al sector audiovisual de Canarias.

Porque, no nos olvidemos cuál es la situación administrativa que estamos viviendo. Miren, un contrato improrrogable de un servicio de informativos que finaliza pasado mañana, es decir, el 30 de junio; un contrato del servicio de informativos que lleva aparejada la continuidad, por tanto nos iríamos a negro, y un presidente del ente que presentó su renuncia el jueves pasado, el 17 de mayo, y que, siguiendo lo que ha sido su trayectoria, como ya confirmó y afirmó mi presidente, llegó tarde y mal: tarde porque debió hacerlo cuando perdió la confianza de este órgano que lo nombró, el Parlamento; y mal porque ha apurado, y no quisiera pensar que fue a propósito, hasta que la situación se ha convertido en casi irreversible.

Como verán, un auténtico galimatías en la que actualmente nos encontramos, un procedimiento negociado sin publicidad del contrato del servicio de informativos, judicializado y que se encuentra en su última fase: la de adjudicación. En consecuencia, ante esta situación de excepcionalidad, de nuevo actuaremos con responsabilidad.

Mi grupo por supuesto que va a colaborar para que se puedan adoptar medidas de este carácter, de ahí que bajo nuestra premisa de actuar con responsabilidad para que la televisión pública, como he dicho, no se vaya a negro y no se pierdan los puestos de trabajo, tanto directos como indirectos, hemos presentado, conjuntamente con el resto de las formaciones políticas, a excepción de la formación política de Nueva Canarias, una modificación del artículo, sobre todo del artículo 13 de la Ley 13/2014, para que dé cobertura al Gobierno de Canarias al objeto de que nombre, eso sí, de forma transitoria, un administrador, y que entiendo que tiene como función principal, y me atrevería a decir que única, la continuidad de la Televisión Canaria y de sus puestos de trabajo.

Y, señorías, este es nuestro compromiso, poner las herramientas legislativas adecuadas y necesarias para que el responsable, en último lugar, el responsable administrativo, es decir el Gobierno de Canarias, tenga una salida al embrollo en el que nos encontramos todos ahora en estos momentos.

Pero también hablé, al principio de mi intervención, de confianza, de confianza, y esta confianza va ligada a lo que he dicho anteriormente. Le hemos dado, mejor dicho, le vamos a dar al Gobierno de Canarias una herramienta, bajo la confianza de que actuará con responsabilidad, pero no le vamos a dar un cheque en blanco, como ha dicho además el portavoz del Grupo Parlamentario de Podemos, y con esto quiero decir que vamos a estar vigilantes del candidato o la candidata que se proponga como administrador.

Entendemos que tiene que ser una persona, no solo con conocimiento de lo que significa un modelo mixto de gestión de la televisión pública, sino también un administrador o administradora con capacidad y solvencia para que, en su periodo de transitoriedad, porque se establece una disposición que tendrá un ámbito temporal hasta el 31 de diciembre, solvente en la situación actual del servicio de informativos, del transporte de la señal y de la continuidad de los puestos de trabajo, y, por tanto, que lleve a buen puerto la nave que el anterior responsable ha estado a punto de llevar a pique.

Señorías, quiero terminar diciendo que llegue a buen puerto, sinceramente, la televisión pública de Canarias, que es la televisión que todos queremos.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Reverón.

Turno ahora para el Grupo Socialista, señora Corujo.

La señora CORUJO BERRIEL: Gracias, presidenta.

Señorías, tengo que comenzar señalando que vamos a apoyar esta propuesta, a pesar de que no nos gusta. No nos gusta en absoluto. Encomendar al Gobierno algo que tendría que haberse resuelto en el propio Consejo Rector de Radiotelevisión Canaria. No nos gusta el espectáculo que hemos vivido, con un consejo descompuesto, un presidente errático y aviso de los tribunales. Sin que, a fecha de hoy, podamos conocer el alcance que tendrá en el futuro las decisiones adoptadas orillando la ley o, lo que sería peor, quebrantándola.

Tiempo y ocasiones tendremos, desgraciadamente, para evaluar la nefasta gestión del presidente dimitido. Tiempo y ocasiones tendremos para valorar las consecuencias perniciosas de su paso por el ente público.

El Partido Socialista siempre ha abogado por recuperar la normalidad en el funcionamiento del consejo rector; primero, al amparo de la ley vigente; y, después, actualizando el marco normativo, como la iniciativa cuya tramitación iniciamos en el último pleno. Pero eso no toca hoy, hoy toca explicar nuestro apoyo a una propuesta que no nos satisface.

Entendemos que el Partido Socialista no debe ser un obstáculo ante una situación de auténtica emergencia. Entendemos que más de 300 familias no pueden quedarse sin ingresos por la incapacidad del señor Negrín o por su retraso inexplicable en asumir las consecuencias de su mala gestión. Entendemos que el servicio público no puede quedar suspendido, que las pantallas no pueden quedar en negro porque este Parlamento no sea capaz de buscar una solución... Por eso vamos a apoyar esta proposición de ley que, como les decía, no nos gusta.

Y no nos gusta porque, al final, lo que vamos a aprobar es concentrar en una sola persona las potestades que antes se repartían entre el propio señor Negrín y el consejo del ente. Además, esa designación, por mucho que sea oída esta Cámara, va a quedar en las manos, en exclusiva, del propio Gobierno, algo que nos genera dudas y por lo que anticipamos que no renunciaremos a mejorar este texto de urgencia con las enmiendas que podamos pactar con el resto de grupos parlamentarios de esta Cámara; por ejemplo: incorporando las limitaciones previstas en la disposición transitoria segunda de la ley vigente, que en su momento reguló el traspaso de funciones desde el antiguo consejo de administración al actual consejo rector. Una disposición que, entre otras cuestiones, limitaba a la dirección saliente a celebrar solo aquellos contratos y negocios jurídicos que resultaran imprescindibles para dar cobertura a las necesidades del ente público, dando cuenta de oficio de esa necesidad al Parlamento de Canarias.

Cierto que la solución de urgencia que hoy elevaremos incorpora elementos como la disolución del consejo y sus motivos anticipados -ya recogidas en nuestra propuesta legislativa-. Pero la solución final, desde luego, no es la que desearía el Partido Socialista.

Y también quiero hablar del modelo. Porque que hayamos presentado esta proposición de ley no implica que vayamos a dejar de lado todas las reformas en profundidad que ya están... cuya tramitación, como les decía, iniciamos en la última sesión plenaria. Es más, con la toma en consideración que hoy votaremos, ponemos el pie en el acelerador para llevarlas a cabo.

Digo esto porque, como ya se ha dicho, estamos adoptando una solución provisional, que tiene fecha de caducidad el 31 de diciembre del 2018. Tenemos hasta esa fecha para tramitar la modificación permanente de la ley y, lo que es tan importante, para articular un acuerdo político que viabilice los nuevos nombramientos.

El Partido Socialista va a ejercer su labor con la misma responsabilidad con la que hoy nos sumamos a esta propuesta.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Corujo.

Turno ahora para el Grupo Nacionalista, señor Ruano.

El señor RUANO LEÓN: Señorías, buenas tardes.

Intentaré echar un minuto al pasado y seis al inmediato presente, porque más que futuro tenemos que resolver el inmediato presente.

Y con esto, al final, es que si nos ponemos a revisar el conjunto de decisiones erróneas, y las cuestiones que, sin duda, durante algunos meses, años, nos han separado, vamos a encontrar, sin duda alguna, muchas, muchas, cosas.

Y esto, me parece, que nos llevaría a revisar, señora Reverón, no solo la decisión sobre la ley del año 2014, que yo mismo en esta tribuna he dicho que fue una mala ley, y por eso estamos intentando modificarla, sino muchas otras cosas que han pasado después, ¿cómo ha funcionado ese consejo rector?, ¿cómo ha funcionado el propio presidente del consejo rector?, ¿cuál ha sido la colaboración, o no, de los miembros del consejo rector?, ¿qué participación ha tenido la Cámara en determinadas decisiones, en la no elección de consejeras profesionales para el consejo rector?, ¿qué ha pasado con el mandato marco...? En fin, pasado.

Presente inmediato: situación de emergencia para garantizar el servicio público. Y asociado al servicio público, un conjunto significativo de puestos de trabajo, familias, en todas las islas, vinculadas a la prestación del servicio público. Y la prestación del servicio público como garantía de que, en el modelo digital actual donde la gente, mucha gente, trabaja con o tiene en sus casas la televisión, y le entra con plataformas digitales, con dos mil opciones, puede tener una opción propia, en la cual puede encontrar la cercanía de su televisión, de la Canaria, y con ella, además, el servicio de profesionales de aquí, que prestan su trabajo aquí, y cuyas familias viven aquí. Esta es la situación ahora, este es el presente inmediato.

Lamento, señor Rodríguez, que me toque hablar antes que usted, porque seguro que usted va a decir cosas del pasado, a la cual yo no le voy a poder responder. No obstante, hemos tenido la ocasión de hablar de la secuencia, de la secuencia de la elaboración de esta proposición de ley, de la secuencia en la firma de esta proposición de ley, y de la posibilidad de que hoy, día de miércoles, a una semana de un auto judicial que se produce el martes de la semana pasada, dos días después dimite el presidente del consejo rector, un día después se presenta la proposición de ley, el lunes la informa el Gobierno y, hoy, estamos tomándola en consideración para enviarla al Consultivo, y para intentar aprobarla a mitad del mes de junio. Y esta es la situación.

Por tanto, espero que el concurso que han producido las diferentes organizaciones políticas, los diferentes grupos parlamentarios, en la suscripción de este acuerdo de emergencia, sea un concurso que se mantenga, e invito también a Nueva Canarias a que se sume al concurso, a pesar de que, por razones diversas, logísticas básicamente, que usted estaba fuera y aquí estábamos todos los demás portavoces y, en fin, cuestiones de malentendidos que nos llevaron a la situación final, podamos contar con el compromiso de un partido canario como Nueva Canarias para defender el servicio público de la Radiotelevisión Canaria, y a los profesionales que prestan su trabajo en ese servicio público.

Por tanto, quiero agradecer a todos aquellos grupos que manifestaron su posición favorable y estamparon su firma en el documento de la proposición de ley, e invito, también, a Nueva Canarias a que participe de eso. Comprendo, comprendo algunas desconfianzas; las comprendo, y por tanto intentaré, desde la responsabilidad que tengo como grupo mayoritario del Parlamento de Canarias, concurrir a que la solución que estamos prestando desde el punto de vista normativo, sea también una solución desde el punto de vista ejecutivo.

En ese sentido, trabajaré para que esto sea posible, y para intentar, por tanto, que definamos perfiles de hombre o mujer, que sirvan al propósito que buscamos, que de por sí, objetivamente, es muy complicado, muy complicado. Si ustedes hablan, a su vez, con profesionales del mundo de la televisión, les podrán contar un sinfín de problemas asociados, tanto desde el punto de vista jurídico, porque a pesar de que los autos son autos muy nutridos, desde el punto de vista normativo, contar con un auto, que es prácticamente una sentencia, es complicado; y aquí está, un auto muy reciente, donde apunta en dirección de que puede también que no haya contratación vía procedimiento negociado, así apunta el auto, ya veremos, porque no hay sentencia, y por tanto, hasta que no haya resolución judicial definitiva no estamos en condiciones de dar respuesta a determinadas preguntas.

Pero es que, además, desde el punto de vista técnico hay un montón de problemas, vinculados a la señal... vinculados a tantas cosas. Algunos quieren respuestas también respecto del modelo, y yo a los que pedían esas respuestas les he dicho: no puede ser la respuesta del modelo en esta ley, eso es la ley que estamos tramitando, la ley sustantiva, que estamos tramitando dos iniciativas legislativas simultáneamente respecto de las cuales hemos acordado hacerlo en una única ponencia, y así, en fin, estamos trabajando en un asunto de este calado.

Digamos que si estuviéramos en España, a nivel de las Cortes Generales, diríamos: esto es un asunto de Estado, ¿no? Se utiliza la expresión "es un asunto de Estado". Aquí, que estamos en Canarias, pues diríamos es un asunto de nuestra nacionalidad, es un asunto de Canarias, en fin, es un asunto de comunidad. Y en concurso a la decisión final, queremos trabajar también con el mismo método que hemos utilizado para esto. Y como he dicho tantas y tantas veces, el consenso es un método, y el acuerdo es el resultado. Yo me comprometo a prestar el método, es decir, a seguir ejerciendo el método, y espero que al final haya un resultado que pueda ser, tener el mismo nivel de compromiso, y el mismo nivel de satisfacción para aquellos que han confiado y han estampado en primer lugar su firma en el documento.

No voy a entrar en cuestiones diferentes, respecto de enmiendas, incluso avisos, respecto de esto que lo que pretende esta ley es articular la concentración de una responsabilidad para hacer viable el servicio público, y esa concentración es imprescindible ahora. No volvamos a cometer, o a intentar, producir tantos límites en esa pretensión, que al final hagamos inviable el propósito, que ya de por sí es muy difícil.

Por tanto, en defensa del servicio público, y en defensa del empleo, votemos a favor de la toma en consideración.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Ruano.

Turno ahora para el grupo no proponente, Nueva Canarias. Señor Rodríguez, siete minutos.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ: Señora presidenta, señorías, buenas tardes.

Lo que mal empieza mal acaba. Lo que estamos viviendo no es una sorpresa, no se debe al cambio climático, no se debe a la mala suerte, se debe a que en esta Cámara se decidió poner al frente del órgano rector a comisarios políticos, a gente no preparada, a gente inadecuada.

No es la ley la culpable de esta crisis, eso es una simplificación interesada. La culpa está en las personas que ostentaron la responsabilidad, que demostraron de forma reiterada el incumplimiento de la ley, el desprecio a esta Cámara, el incumplimiento sistemático... y que nos ha llevado al borde del abismo. Y no todo el mundo tiene la misma responsabilidad. Por supuesto que no.

En esta Cámara supimos, a los ocho meses, que dos de las cinco consejeras se iban, supimos que no había reglamentos, ni consejo asesor ni consejo de informativos ni normas de contratación, que no se estaba tramitando el contrato de señal, que es decisivo, sabíamos que se habían hecho contrataciones contrarias a las reglas, sabíamos que se había terminado peleando con las otras dos personas que siguen en el consejo rector, sabíamos que la mayoría de la Cámara había pedido su dimisión en esta sede parlamentaria antes del concurso de informativos, antes del concurso de informativos. Y por eso, algunos promovimos responsablemente su cese, porque es allí donde estaba la solución a los problemas. Y el tiempo, desgraciadamente, nos ha dado toda la razón, estaba cantado, era evidente que esto iba a acabar mal porque es imposible hacerlo peor.

Por si fuera poco, su propio equipo salió corriendo, el director económico se fue en diciembre; la jefa de administración, persona imprescindible en la estructura de funcionamiento del ente, se marchó; se han ido las secretarias una vez y otra vez, porque no soportaban al presidente. De manera que yo, que saben ustedes que no soy un practicante, ¿no?, de la religión no entiendo los golpes de pecho, ¿cómo golpes de pecho?, si esto estaba cantado, si esto iba a pasar, si esto iba a acabar mal ¡era una evidencia!

Por eso, cuando algunos tomamos cartas en el asunto para decidir la supervivencia del servicio público, del servicio público, que tiene que ser plural, que tiene que ser veraz, que tiene que estar al servicio de la diversidad y no del gobierno de turno, cuando tomamos esa decisión, y la trajimos aquí, ganamos en votos pero no lo suficiente para sustituir al señor Negrín.

Y para rematar su lamentable gestión, el contrato de informativos, arrogándose competencias que, desde nuestro punto de vista, no tenía, judicializando el tema, y poniendo en peligro todo, no solo a los trabajadores de la concesionaria de informativos, sino a los trabajadores del ente y de las sociedades; hay 90 trabajadores del ente y de las sociedades maltratados, en peores condiciones laborales que las empresas que prestan el servicio de informativos. No hay relación de puestos de trabajo, no hay convenio, no se pagan horas extra... un auténtico desastre en los trabajadores de la casa, en esos 90, que son trabajadores públicos de las sociedades mercantiles o del ente. Además, están los de Videoreport, y además están el resto de los proveedores. Pero lo más importante: está la crisis de supervivencia en un servicio público que si se presta adecuadamente es básico para la democracia, para la cohesión, para la información veraz, para la diversidad.

Yo sé que el viernes... nosotros no participamos de este proyecto de ley porque nadie nos invitó a participar. Comprendo las prisas, y el señor Ruano me dio una explicación que yo acepto, porque le conozco, le conozco. Pero nosotros no participamos de esta proposición de ley, no sabía que iba a haber una proposición de ley, me enteré porque me lo dijo la presidenta a la vez que ella se enteraba; porque había una reunión para el lunes, que habíamos wasapeado para aplazarla porque algunos teníamos agenda.

Pero es legítima, no tenían que llamarnos, no tenían que darnos a firmar, no somos imprescindibles, somos cinco de sesenta. Los que han encontrado la salida a la crisis total yo les deseo suerte y vamos a dar todas las facilidades, primero, aceptando... yo nunca vi una mezcla tan explosiva de desidia, de desidia, de mirar para otro lado cuando se veía venir todo lo que pasa; y prisa. Mucha desidia durante meses, durante años, a sabiendas de que esto iba a acabar mal; y ahora rápido, rápido, rápido, nunca hubo una ley tan rápida como esta, y no digo que no sea un problema importante, pero le puedo asegurar que otros problemas importantes en esta tierra esperan, sobre todo cuando afectan a la ciudadanía y a sus derechos, esperan y esperan demasiado.

Pero nosotros, hoy, vamos a votar a favor de la toma en consideración porque yo sé que quien promueve este le anima la buena voluntad. Pero también sé que no es nada sencillo y, sobre todo, no es nada fácil que se encauce este tema y menos por el Gobierno que ha dado cobertura y cobijo a este planteamiento. Los que crean el problema lo van a resolver, y han confiado ustedes y yo les alabo la esperanza. Yo tengo serias dudas, serias dudas de que el mirlo blanco que aparezca aquí vaya a resolver, en solo veinte días, el problema de la señal, la desorganización absoluta del ente y de las sociedades, la pérdida de crédito y de audiencia ante la ciudadanía, y, además, vaya a garantizar en medio de un proceso de judicialización la continuidad y los informativos.

Pero, nosotros, votaremos a favor de la toma en consideración a pesar de que no participamos, a pesar de nuestras severas dudas, a pesar de nuestra desconfianza hacia un...

La señora PRESIDENTA: Un minuto y concluya, señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ: ...que pudiendo actuar no lo hizo hacia un Gobierno que ha dado cobertura hacia algunos ideólogos de la estructura del Gobierno que han estado detrás de esto desde el minuto uno, desde el minuto uno, porque aquí nos conocemos todos.

Espero, deseo, aunque yo que soy hombre realista, no lo veo nada fácil, que se encuentre un mirlo blanco que respete la ley, porque la tendrán que respetar, que lo haga con rapidez y diligencia -yo diría que extrema-, y lo que espero es que no esté entre los nombres de los pensadores nadie vinculado ni directa ni indirectamente a la génesis de este problema que tiene origen y responsable. Y sé que a usted le va a animar esta posibilidad y si es así nos tendrá a su lado, y si no, como siempre, seremos críticos y alternativos porque de la tele nadie nos da lecciones en su defensa como servicio público, porque la hemos defendido siempre en el Gobierno y en la Oposición. (El señor Ruano León solicita intervenir).

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Rodríguez.

Dígame, señor Ruano.

El señor RUANO LEÓN (Desde su escaño): Señora presidenta, le voy a pedir la palabra por el artículo 81 para referirme a hechos o datos inexactos...

La señora PRESIDENTA: Puede decir cuáles para como..., al menos esbócelo y ya está.

El señor RUANO LEÓN (Desde su escaño): Sí.

Me refería al señor, en fin, sin ningún problema, se refería al señor Rodríguez, a la pretensión de remoción del cargo de... y en respecto de determinadas mayorías y respecto también a algunas cuestiones relativas al consejo rector.

La señora PRESIDENTA: Un minuto, señor Ruano.

El señor RUANO LEÓN (Desde su escaño): Señor Rodríguez, intenté, creo que lo hice razonablemente de forma equilibrada en mi primer minuto, referirme al pasado de forma muy breve porque en ese pasado también hay decisiones de esta Cámara, en donde, la suma de los votos del Grupo Parlamentario Socialista y del Grupo Nacionalista es superior al resto de la Cámara, y así fue, o sea, fue una decisión mayoritaria de esta Cámara la que resolvió no cesar a don Santiago Negrín, porque, además, porque entendíamos que era posible completar el consejo rector con dos profesionales que hubieran hecho posible otra solución diferente a la que vamos a tener que adoptar hoy, esas dos profesionales no pudieron ser elegidas, estos son hechos y datos.

No obstante, acepto, normalmente, sin entrar en más discusión acerca de lo que pasó el pasado viernes, que usted concurra, y creo que es necesario, es imprescindible que lo hagamos todos.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Señor Ruano.

Señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Pero esto que describe es responsabilidad de los que hicieron posible esta crisis. Hay organizaciones que, en esta Cámara, desde el principio, dijimos que ese camino era equivocado y fracasó el camino que ustedes diseñaron porque se traicionaron entre ustedes.

Algunos fuimos muy claros en ese proceso de decisión y sabíamos que esto acabaría mal y que incluso esa sustitución que habían pactado entre ustedes, y que luego se traicionaron entre ustedes, era una solución impropia. El problema ha estado en quien asumió la responsabilidad, la gestionó pésimamente y, cobardemente, se va en el último minuto, cobardemente, dejando esto al borde del precipicio. Y ahora han ideado ustedes lo del administrador, espero que tengan suerte y, sobre todo, acierto; porque no veo, en absoluto, fácil la salida a esta crisis total provocada por una persona, pero permitida por la mayoría de esta Cámara.

La señora PRESIDENTA: Bien, vamos a votar.

(El señor Ruano León solicita el uso de la palabra).

Creo que está suficientemente debatido, señor Ruano, si no vamos a entrar en un... Dígame.

El señor RUANO LEÓN (Desde su escaño): Presidenta.

Yo me referí a dos hechos concretos con datos concretos. El portavoz de Nueva Canarias ha abierto el debate a otros aspectos, me gustaría poder contestarle; pero lo voy a intentar hacer como usted sabe, con mi estilo habitual, es decir, intentar...

La señora PRESIDENTA: Espere que le dé el minuto, señor Ruano.

El señor RUANO LEÓN (Desde su escaño): Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Espere que le dé el minuto. Déjeme que por lo menos le dé el minuto para intentar cerrar esto e ir a la siguiente cuestión.

A ver, un minuto, entiendo que por alusiones ahora a lo que le ha dicho o le ha contestado. Y termina el señor Rodríguez y voy a cerrar el debate, aunque lo vuelvan a reabrir.

El señor RUANO LEÓN (Desde su escaño): Señor Rodríguez, señor Rodríguez (rumores en la sala), usted no se va a callar ni debajo del agua, o sea, que yo, por tanto, no voy a hacer... no le voy a... incitar a que lo siga haciendo.

Ni siquiera respecto a las calificaciones, que me parecen, en este momento, inoportunas, en este momento, en relación con la persona que ocupó esa responsabilidad, porque, cuando hablemos de responsabilidades, hacia atrás podremos hablar, como sabe, de muchas. Lo que importa es saber, y eso es lo que hemos dicho, si vamos a comprometernos, en que el servicio público de la Televisión Canaria funcione y que las familias que están dependiendo de ese servicio tengan la oportunidad necesaria. Para eso, es cierto, necesitamos una persona con unos conocimientos determinados, con una formación determinada, en fin, un perfil suficiente para afrontar la difícil tarea que tiene por delante.

Esperamos, en ese sentido, como lo han hecho cinco grupos parlamentarios ya, contar con el apoyo de su grupo.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Ruano.

Señor Rodríguez, y diga lo que diga, yo no voy a dar más palabra.

Un minuto.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ (Desde su escaño): ...último, ¿no? Siempre son ellos.

Señor Ruano, la defensa de este servicio público está garantizada por el Grupo Parlamentario de Nueva Canarias con seguridad absoluta, el problema es que tenemos conceptos distintos. El problema es que nosotros queremos un servicio público plural, diverso, al servicio de la verdad, de la veracidad y del pluralismo, y eso no es lo que hemos tenido.

Queremos un servicio público gestionado por profesionales independientes y no subordinados a estrategias políticas, y eso es para nosotros lo principal, y si no, que le pregunten a los empleados de la radiotelevisión pública española o a los de la TV3 o a los de TeleMadrid, que les pregunten qué es lo que piensan.

Y, por lo tanto, nosotros pondremos nuestro grano de arena, pero permítame que no confiemos en un Gobierno que ha tenido mucho que ver con esta crisis. Y desear que la persona que encuentren, si la encuentran, pues no solamente va a necesitar conocimiento sino suerte y a lo mejor ayuda... divina.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Rodríguez.

Llamo a votación, señorías (suena el timbre de llamada a votación). (Pausa).

Señorías, comienza la votación. (Pausa).

Señorías, 54 votos emitidos: 54 sí, ningún no y ninguna abstención.

Queda aprobada por unanimidad, su toma en consideración, perdón, la proposición de ley planteada.

Se levanta la sesión, y, señorías, el acto homenaje a don Victoriano Ríos es en la Sala Europa a las seis de la tarde.

Gracias, señorías.

(Se levanta la sesión a las diecisiete horas y veintinueve minutos).

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/PPL-0028 Sobre De modificación de la Ley 13/2014, de 26 de diciembre, de Radio y Televisión Públicas de la Comunidad Autónoma de Canarias.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico