Diario de Sesiones 129/2018, de fecha 12/9/2018 - Punto 9

9L/PNL-0617 PROPOSICIÓN NO DE LEY, DEL GRUPO PARLAMENTARIO MIXTO, SOBRE PRESENCIA DE PERSONAL DE ENFERMERÍA ESPECIALIZADO EN LOS CENTROS ESCOLARES CANARIOS.

La señora PRESIDENTA: Vamos ahora a la siguiente PNL, la 617, a instancias del Grupo Mixto, sobre presencia de personal escolar... personal de enfermería especializado en los centros escolares canarios.

Para la defensa de la misma, la señora Mendoza.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ: Gracias, presidente... presidenta. Buenas tardes, señorías.

Comienza el curso escolar y no queríamos dejar pasar la oportunidad de incidir en las mejoras que debemos de hacer aún en nuestra educación; está claro que todos optamos por empezar dando los recursos adecuados a la misma y aumentarlos hasta llegar, pues, al 5 % del PIB antes del 2020. Pero en este camino también debemos de asegurarnos de ofrecer una educación de mayor calidad, empezando, en este caso, por la seguridad para los menores y el refuerzo en las tareas pedagógicas que supondrán, para los centros educativos de Canarias, el establecimiento de un sistema de enfermería escolar permanente.

La mayoría de países de nuestro entorno incluyen este servicio sanitario en los centros de enseñanza pública, y cada vez más comunidades autónomas establecen un servicio de enfermería escolar permanente en los colegios de sus territorios.

Canarias no puede -o no debe- quedarse rezagada, una vez más, a la hora de prestar servicios públicos a sus ciudadanos.

¿En cuántos informes que hemos visto y debatido en esta Cámara quedamos en el vagón de cola del conjunto de las comunidades autónomas? No debemos esperar a que todas las demás autonomías la tengan para poder empezar a trabajar en ello. Recientemente lo vivimos con la atención temprana, donde éramos los únicos que no lo teníamos como servicio público a nivel regional. No queremos que nos suceda lo mismo con la enfermería escolar. Es un servicio, señorías, que contribuirá a dar una mayor seguridad a nuestros escolares y tranquilidad a los padres, ya que, ante cualquier accidente o problema de salud, podrán ser atendidos de primera mano por un profesional capacitado. Además, la medida desahoga a los docentes que hasta ahora han tenido que ser los responsables de la salud de los estudiantes cuando están en las aulas sin contar, en este caso, con un apoyo especializado de la salud. Por no decirles, también, que conseguiremos, cumpliendo con esta medida, un apoyo pedagógico grandísimo al poder el profesional sanitario que sea asignado a cada colegio apoyar la labor del docente y la acción de prevención de la salud que deberíamos y que nos corresponde hacer en cada centro.

Adquirir hábitos de nutrición saludable, una correcta higiene, prevenir problemas de salud como la diabetes; desincentivar el consumo de drogas, alcohol y tabaco en nuestros jóvenes; ayuda en la educación sexual, son alguno de los ejemplos de los beneficios que puede darnos tener un profesional sanitario en nuestros centros educativos. Tareas que ya hacen en varias comunidades autónomas con relativo éxito, así que, ¿por qué no aplicar esta medida en Canarias? La respuesta debe ser afirmativa y desde nuestra formación política pedimos el apoyo al resto de las formaciones políticas que componen esta Cámara.

Otro de los beneficios es que dará, precisamente, también, una salida laboral más al personal de enfermería, y nuestra opción también es que no sea personal laboral, se deberá constituir con el tiempo plazas de empleo público que se obtengan por la oposición correspondiente o con la consolidación de plazas que se creen con el paso del tiempo.

En cuanto a las enmiendas que se han presentado, estamos de acuerdo con lo que propone Nueva Canarias, que es incluir una modificación al texto de la propuesta para incluir la perspectiva de género, que, en este caso, a nosotros se nos ha escapado; y, por supuesto, también estamos de acuerdo en su enmienda principal, ya que si se implanta la enfermería escolar en Canarias, esta implantación será de forma paulatina, evidentemente, y debemos hacerlo, pues, también priorizando los centros donde haya alumnos con diversas patologías que sí que requieran de este apoyo sanitario. De esta forma, el alumno podrá recibir más clases, al no tener que faltar al colegio de forma continuada por la patología que le afecte; además, también, que habrá un sanitario que apoye a las familias y al estudiante en la administración de su tratamiento, como podría ser el caso, por ejemplo, de la insulina en los niños diabéticos o para intervenir en caso de una complicación, como podría ser una alergia.

En cuanto a las enmiendas presentadas por parte del Grupo Nacionalista, también estamos de acuerdo en la necesidad de la coordinación con las organizaciones sanitarias y los colectivos de padres y madres para que se vaya implantando progresivamente -todos estamos de acuerdo que son demasiados los centros en Canarias y entendemos que tendrá que ser algo progresivo-.

En cuanto a las acciones que también nombran sobre campañas preventivas y de hábitos de vida saludable, pues, esa era una de las grandes ventajas que trata de aportar nuestra iniciativa, por lo que también lo hemos recogido igualmente.

Señorías, hemos conformado una transaccional con el texto inicial y con las aportaciones de cada uno de los grupos que han enmendando esta iniciativa, se lo hemos hecho llegar, esperamos que sea aprobada por unanimidad y darles las gracias por la intención de enriquecer el texto inicial.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Mendoza.

Vamos a los grupos enmendantes, son dos, Nueva Canarias, en primer lugar; para la defensa de la misma, señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ PÉREZ: Muchas gracias, señora presidenta. También agradecer al señor consejero de Sanidad, que está entre nosotros, porque estoy seguro, conociéndolo, además de haber sido padrino de mi promoción, pues, que le interesa este asunto.

Permítanme, en primer lugar, señorías, como profesional de la enfermería, agradecer al Grupo Parlamentario Mixto -la Agrupación Socialista Gomera- esta proposición no de ley. Una PNL que, aunque se refiera al profesional de enfermería en el ámbito escolar, también, en general, pone en valor esta profesión tan bella; una profesión que a lo largo de su historia ha sufrido diferentes cambios de denominación y planes de estudio, y que, desgraciadamente, aún hoy, no se es consciente de la importancia de este colectivo en nuestra sociedad. Lamentablemente, señorías, no se valora lo suficiente esta profesión, aun teniendo en la actualidad una formación universitaria de Grado con sus especializaciones respectivas.

Señorías, como ustedes comprenderán, conocemos en profundidad el gran trabajo que pueden desarrollar los profesionales de enfermería en el ámbito escolar prestando la atención y los cuidados de salud a las comunidades educativas. Ahora mismo hay algún centro educativo que cuenta con un proyecto piloto al respecto.

Promover la inclusión de la enfermería en los centros está directamente relacionado con la importancia de fomentar los hábitos de vida saludable desde el primer año de la educación infantil hasta el último de la Educación Secundaria Obligatoria; y esta inversión, señorías, al final produce un ahorro económico al sistema público sanitario, ya que redunda en la prevención de posibles complicaciones en la edad adulta.

Además de fomentar hábitos de vida saludable, la medida ayudaría a mitigar el absentismo escolar y el laboral -señorías, las familias no se pueden permitir hoy en día faltar a sus puestos de trabajo-, y a normalizar la vida de los escolares con enfermedades crónicas.

La puesta en marcha de esta iniciativa supone un amplio espectro para, también, la oportunidad laboral de los enfermeros y también un valor añadido al sistema educativo de nuestra comunidad autónoma.

Desgraciadamente, hemos visto, hace unos meses, lo sucedido en un colegio de Madrid con el fallecimiento de un niño por shock anafiláctico debido a la ingesta de un alimento al que era alérgico.

Lo que está claro es que en esta comunidad autónoma hay una realidad, y es que en aquellos centros educativos en los que exista alumnado con patologías crónicas -como la diabetes o crisis epiléptica, por ejemplo- el profesorado está asumiendo unos riesgos que no les corresponden, por un lado, y, por otro lado, esta situación supone una sobrecarga para las familias que, por ejemplo, en el caso de la diabetes, tienen que realizar unos controles a sus hijos durante el horario escolar. Esto es un problema a la hora de conciliar la vida laboral y familiar, suponiendo, en muchos casos que uno de los progenitores tenga que abandonar su puesto de trabajo.

Por eso desde nuestro grupo parlamentario presentamos dos enmiendas: una enmienda de adición en la que, siendo conscientes de la difícil implantación de esta figura del enfermero o enfermera escolar en los centros educativos, pues, hay que dar una prioridad, hay que priorizar; y, por otro lado, por otro lado, pues, como ya decía la proponente, también hemos presentado una enmienda de sustitución en cuanto a usar un lenguaje más inclusivo.

Esta experiencia, estas iniciativas, ya están implantadas en otras comunidades autónomas -creo que la última ha sido la Comunidad Autónoma de Andalucía-, y creo que sería, creemos nosotros, que sería interesante extrapolar a Canarias.

Señorías, el Gobierno de Canarias, señor consejero, debe realizar un esfuerzo para que la presencia del personal de enfermería -yo creo que a usted no hay que convencerle porque usted ha dado en su etapa profesional clase, nos ha dado clase, concretamente, a nosotros, a los enfermeros, a muchos enfermeros y enfermeras de esta tierra-, pues, yo creo que hay que hacer un esfuerzo para introducirlos en el ámbito de los colegios y, así, facilitarle a esos padres que no tenga que sacrificar su empleo y se preste el apoyo sanitario necesario a nuestro alumnado con todas las garantías.

Por tanto, dado que agradecemos al grupo proponente que haya aceptado nuestras enmiendas, y dado que se ha preparado una enmienda transaccional, nosotros vamos a votar a favor.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Rodríguez.

Turno ahora para el otro grupo enmendante, Grupo Nacionalista, señora García.

La señora GARCÍA MARTÍNEZ: Gracias, señora presidenta.

Primero que nada, agradecer al Grupo Mixto haber presentado esta iniciativa.

Escuchaba las palabras del diputado señor Rodríguez por la parte profesional que le toca -la enfermería-, y yo la voy a exponer por la parte docente, que la conozco bastante bien, y, precisamente, un caso: veíamos cómo un niño que se matriculaba en infantil de 3 años cuando era directora del centro -una educación que no era obligatoria y no teníamos personal-; era diabético el niño y era cuando estaba empezando con la diabetes, en el que no se controlaba el alumnado, de la misma forma que podía aparecer con 300 de azúcar, al momento lo pinchabas y aparecía con 34 y teníamos que coger el coche y correr al centro de salud porque la vida de este niño corría peligro.

Es decir, es una realidad que nos encontramos, no solo para la seguridad del alumnado, la tranquilidad de la familia, sino también para la tranquilidad del profesorado. Pero también es verdad que tenemos que trabajar conjuntamente, porque hay momentos que los segundos, esos segundos, son importantes, esos primeros segundos de reacción del profesorado es importante para administrar, ya digo, la dosis de insulina, para administrar el glucagón.

Por eso, cuando nosotros hablábamos de un protocolo entre Sanidad y Educación, porque también me siento -y estoy segura que mis compañeros... también era así-, la responsabilidad que podía pasar cualquier cosa de estas en el aula, en el patio, en la hora del comedor, y que éramos los primeros o somos los primeros y las primeras que tenemos que reaccionar ante una situación de estas.

Es verdad que en otras comunidades se ha implantado, se está mirando la implantación; hace poco -más de un mes incluso- el Sindicato de Enfermería de Andalucía y la confederación andaluza de asociaciones de padres y madres de alumnos han presentado un proyecto piloto, como decía, que contempla la adscripción a la enfermería escolar de la Consejería de Sanidad como una categoría más a la que los profesionales puedan acceder desde la categoría de enfermería, enfermería familiar y comunitaria, enfermería pediátrica y enfermería de salud mental.

En otras comunidades se ha optado por fórmulas algo distintas, con convenios de coordinación con centros de salud o bien adscribiéndolos íntegramente en la Consejería de Educación. Por ejemplo, en Madrid se ha comenzado a prestar atención, pero solo en aquellos centros que cuentan con alumnado con necesidades de atención sanitaria. En Murcia se ha optado por un sistema similar, pero con los profesionales ubicados en los respectivos centros de salud, desde los que luego se trasladan a aquellos centros que lo demanden.

Sea como sea, lo que es evidente es que establecer el servicio de enfermería en los centros educativos contribuirá a mejorar la seguridad del alumnado, como decía, a reforzar la seguridad del profesorado y del propio centro escolar; que, por lo tanto, permitirá a los alumnos y alumnas evitar problemas derivados de enfermedades crónicas y puntuales; y, sobre todo, como vuelvo a decir, la tranquilidad de las familias al dejar a su hijo o a su hija en los centros educativos.

Por supuesto que también hay que valorar otros aspectos, como las dimensiones mínimas del centro para acoger a estos profesionales; me refiero si es lo mismo una escuela rural, unitaria, o un IES, un centro o un colegio como el mío, que tenía casi ochocientos... de casi ochocientos alumnos; la dotación de espacios habilitados para prestar sus funciones; la ordenación del funcionamiento; la coordinación con el personal docente y con el personal laboral -los auxiliares de comedor, incluso las auxiliares educativas que están en las aulas enclave o que atienden al alumnado motórico o auditivo- y hasta las coordinaciones con otros recursos sanitarios y extraescolares.

De ahí la enmienda que hemos planteado en un doble sentido: primero, avanzar en la redacción de este protocolo de funcionamiento -como ya se está haciendo en Andalucía- pero, mientras tanto, asegurar la coordinación con los recursos sanitarios ya existentes para asegurar ya mismo que no se quede ningún centro sin cobertura. Es verdad que está funcionando la red de escuelas promotoras de salud y que existen ya profesionales que se coordinan y van a los centros a dar formación al profesorado, pero sí es verdad que necesitaría una coordinación más estrecha para tener en cuenta a este alumnado y que sea una misma persona la que vaya al centro a...

La señora PRESIDENTA: Vamos a intentar un minuto más, pero vamos a no agotar todos los tiempos, señora García, por favor.

La señora GARCÍA MARTÍNEZ: Gracias, presidenta.

Pero sea ese mismo enfermero o enfermera la que atienda y conozca la realidad de ese alumnado que tiene esas patologías y, sobre todo, que dé la formación, porque es lo que garantiza la seguridad.

Digo esto porque, como decía, sabemos que existe ya lo de las escuelas promotoras de salud y que incluso para atender alumnado con necesidades educativas especiales se cuenta ya con 269 cuidadores, auxiliares educativos, 46 auxiliares de enfermería -ahora mismo en Canarias incluso cuentan dos centros, debido a las características del alumnado, también cuenta con dos diplomados de enfermería-.

Por eso apoyamos y le damos las gracias por aceptar nuestra enmienda de algo tan necesario para nuestros centros educativos y, sobre todo, para nuestros niños y nuestras niñas en Canarias.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señora García.

Señora Mendoza, se posiciona, hay un texto en el que están integradas todas las enmiendas. Nos comenta, por favor.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Sí, señora presidenta.

Hay una transaccional que hemos realizado entre el grupo proponente y los dos enmendantes, se la hago llegar a la Mesa.

Y la postura es que sí la aceptamos.

La señora PRESIDENTA: Lo hace llegar cuanto antes, si es tan amable.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Sí.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias.

Continuamos, señorías, turno ahora para el Grupo Podemos.

El señor MÁRQUEZ FANDIÑO (Desde su escaño): Gracias, presidenta.

Cuando hablamos de políticas como esta, hablamos de políticas transversales, que tienen que ver con Educación, que tienen que ver con Agricultura, que tienen que ver con Sanidad, evidentemente, y que tienen que ver, al fin y al cabo, con una política de salud integral, que es de lo que estamos hablando.

Vamos a votar a favor de esta proposición no de ley, porque es adecuada. Si bien con las enmiendas ha quedado bastante mejorada, creemos que habría que hacerlo de manera coordinada con el Servicio Canario de la Salud. ¿Por qué? Porque habrá que adecuar los problemas sanitarios que hayan en una zona determinada con las políticas que se llevan a cabo en esos colegios para mejorar la salud de nuestros alumnos, así como ahorrar también en nuestra economía; una mejor salud de nuestros jóvenes es un menor coste para nuestra Sanidad y, al fin y al cabo, es un mejor sistema de salud, es menos costoso para nuestros jóvenes, y al fin y al cabo vamos a ahorrar también en costes.

Había un programa hace unos años en Canarias que trabajaba en este asunto coordinadamente con el Servicio Canario de la Salud, y no era permanente sino era eventualmente, una vez en semana, una vez cada quince días, acudía una enfermera, enfermero, a los centros escolares -en este caso Secundaria, pero habría que ampliarlo a todos- y mejoraba cualitativamente la atención sanitaria en higiene bucodental, como decíamos, prevención de sistemas... de enfermedades como la diabetes y también la educación sexual.

Con respecto a esto, nosotros creemos que habría que profundizar un poco, y por eso vamos a presentar más adelante una proposición no de ley que viene de la asociación Harimaguada y que hacemos nuestra, para facilitar el acceso a los servicios del programa de atención y promoción de la salud sexual y reproductiva. Creemos que ahí tenemos que hacer también hincapié.

En cualquier caso, lo que queremos plantear es hacer coordinadamente este trabajo con el Servicio Canario de la Salud, nunca de manera aislada, para relacionar nuestros problemas de salud más comunes con la atención que tenemos que hacer en nuestros jóvenes, con la educación que tenemos que hacer en materia sanitaria, y allí tendremos que hablar también, por supuesto, de alimentación, que es uno de los elementos más importantes de nuestra salud.

En definitiva, cuando hablamos de políticas de salud -que echamos muchísimo de menos, no solo políticas sanitarias, sino políticas de salud integrales-, estamos hablando del trabajo de todo un Gobierno de Canarias, de muchas consejerías, que se tienen que poner a trabajar conjuntamente. Y, en este caso, estamos absolutamente de acuerdo, que Educación y Sanidad tienen que trabajar conjuntamente para mejorar nuestra salud, ahora y en el futuro.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Márquez.

Turno ahora para el Grupo Popular, señor Gómez.

El señor GÓMEZ HERNÁNDEZ (Desde su escaño): Muchas gracias, presidenta.

Agradezco la presencia del consejero de Sanidad en esta proposición no de ley, porque creo que es importante que esté y escuche, al igual que sería importante que estuviera la consejera de Educación.

Señor consejero, recuerdo que al inicio de la legislatura le dije que la oposición estaba aquí para ayudarle, y hoy va a hacer usted un dos de dos: de una tacada, el arco parlamentario le va a quitar los e-sports de las aulas y le va a meter enfermeros. Creo que es una iniciativa bonita esta que ha presentado el Grupo Mixto, y creo que es loable, porque va a mejorar la calidad de vida de nuestros alumnos; va a luchar por el futuro de nuestro Sistema Nacional de Salud; va a provocar que se implementen, transversalmente -como decía el representante del Grupo Podemos-, trabajar desde la consejería de Sanidad y la consejería de Educación para el bienestar de los alumnos, y eso va a ser beneficioso para nuestro sistema.

Yo sí quería hacer una breve reseña, porque creo que es importante que hablemos de las casuísticas que tiene nuestro archipiélago, y que la implementación de esta medida se haga a la par en todo el archipiélago, es decir, que no se haga singularmente por islas; es decir, que la implementación se haga en todas las islas al mismo tiempo, paulatinamente, y estudiada de manera coordinada con la consejería de Sanidad. Creo que eso será lo más beneficioso para todo el archipiélago y creo que es la manera más justa de poder desarrollar esta iniciativa.

Muchas felicidades de nuevo, y apoyaremos esta iniciativa, como no podía ser de otra manera.

Gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Gómez.

Para concluir, Grupo Socialista, señor Hernández.

El señor HERNÁNDEZ GUILLÉN (Desde su escaño): Gracias, presidenta. Buenas tardes, señorías.

Cierto que la necesidad de que los centros educativos cuenten con la figura del enfermero o enfermera escolar ha sido una demanda histórica de la Organización Colegial de Enfermería. Ha sido una larga reivindicación. Hoy la traemos a debate a este pleno.

Un repaso a nuestra Constitución para refrescar algunas bases, que son las bases sólidas de nuestra convivencia, indican que los poderes públicos tienen la encomienda de promover las condiciones para que el derecho a la educación sea disfrutado en condiciones de igualdad para todos los ciudadanos, y así mismo les atribuye las competencias relativas a organizar y tutelar la salud pública y las prestaciones y servicios necesarios para garantizar el derecho a la salud.

Este precepto constitucional lo que nos viene a indicar es la necesidad -de lo que se ha hablado aquí a lo largo de las distintas intervenciones- de que los centros estén dotados de los recursos educativos, humanos y materiales necesarios, para ofrecer una enseñanza de calidad y garantizar la igualdad de oportunidades en el acceso a la educación. Lo que implica, a su vez, hacer especial hincapié en aquellos niños y niñas que presentan necesidades sanitarias de carácter crónico y permanente o que requieran una atención sanitaria continuada en el tiempo.

Y es aquí donde entra en juego la figura del enfermero o enfermera escolar. Pero no solo está justificada la figura del enfermero escolar en los colegios de educación especial o en los colegios que matriculan alumnos con patologías crónicas, ya que si la escuela es también el medio más idóneo para fomentar la adquisición de hábitos de vida saludable, el enfermero escolar debería estar presente en todos los centros educativos como agente de la salud pertinente.

Por otro lado, no olvidemos que el papel formativo que puede -y debe- desarrollar esta figura del enfermero escolar con respecto a los docentes y profesionales del ámbito educativo, que aporta formación e información de los cargos, perdón, de los riesgos potenciales, de los alumnos durante el horario escolar.

Señorías, para que esto se haga realidad no solo es necesario que esté el señor consejero aquí presente sino necesitamos también de la concienciación social de un tema que no siempre está presente en toda la ciudadanía, pero, sobre todo, de las administraciones públicas, de esta Administración pública -Gobierno de Canarias-, entre las necesidades... para que entiendan las necesidades de los alumnos con problemas de salud, de sus familias, para permitir una conciliación de la vida laboral y familiar, la creencia de que invertir en la prevención y adquisición de hábitos de vida saludable supone un beneficio social y económico que repercutirá en toda la sociedad.

La señora Mendoza, y voy finalizando, preguntaba por qué no se va a implementar en Canarias la figura del enfermero escolar; hombre, yo me hubiese quedado con la propuesta inicial, pero vamos a votar a... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Hernández, se acabó su tiempo.

Señorías, llamo a votación. Una apreciación a los grupos, y especialmente al grupo proponente, el texto transaccional sustituye al que habían presentado, ¿no? (Asentimiento). Gracias, para quedar claro a los servicios.

Llamo a votación, señorías. (La señora presidenta hace sonar el timbre de llamada a votación). (Pausa).

Ocupen sus escaños, señorías.

Comienza la votación. (Pausa).

Señorías, 49 votos emitidos: 49 sí, ningún no y ninguna abstención.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/PNL-0617 Sobre presencia de personal de enfermería especializado en los centros escolares canarios.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico