Diario de Sesiones 136/2018, de fecha 30/10/2018 - Punto 5

9L/C-1372 COMPARECENCIA DEL SEÑOR CONSEJERO DE SANIDAD, SOBRE LAS ACTUACIONES PENDIENTES DE ACOMETER EN EL HOSPITAL DEL SUR, TENERIFE, A PETICIÓN DEL GRUPO PARLAMENTARIO MIXTO.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Señorías, pasamos a la siguiente comparecencia. Del señor consejero de Sanidad, sobre las actuaciones pendientes de acometer en el Hospital del Sur de Tenerife. A solicitud del Grupo Mixto, tiene la palabra su señoría el señor diputado don Jesús Ramón Ramos Chinea.

El señor RAMOS CHINEA: Muchas gracias, señora presidenta. Buenos días, señor consejero.

Ha coincidido la petición de esta comparecencia con el momento elegido por el Gobierno para escenificar el apoyo a esta obra a todos los niveles. Y sin embargo, aparte de las 200 contrataciones, no anunciaron ninguna mejora en el proyecto, que se había configurado hace ya más de doce años, y que no está actualizado.

Nosotros esperamos de usted, como no puede ser de otra forma, que escenifique este mismo apoyo y agilice las actuaciones pendientes en el sur de Tenerife. Desde las sanitarias, empezando por la reparación de los múltiples desperfectos que las lluvias han causado en el centro de salud del valle de San Lorenzo, en Arona, construir un nuevo centro de salud en Costa Adeje, o la unidad de fisioterapia de esta comarca, que aún están pendientes.

Porque, como tantas obras importantes del sur, ya sea el puerto de Fonsalía o el propio Hospital del Sur, no podemos pasarnos décadas esperando resultados. Usted sabe que la población del sur de Tenerife necesita, cuanto antes, un buen hospital, que esté equipado para practicar cirugías, que tengan los equipamientos para realizar las pruebas diagnósticas que se necesiten y que cuenten con suficientes camas hospitalarias y con los especialistas que se requieran para dar cobertura a toda la población.

Esto es una reclamación de los habitantes del sur de Tenerife desde hace décadas, pero también lo es de todos los habitantes de las islas no capitalinas. Es un clamor popular para que se vayan descentralizando los servicios que actualmente prestan los hospitales de referencia, que por el centralismo sanitario, que siempre ha tenido Canarias, se ven colapsados más allá de los límites razonables. En concreto, señor Baltar, usted sabe que la población del sur de Tenerife se ha duplicado en los últimos veinte años, y que a los residentes debemos sumarles un número de visitantes que, a lo largo del año, está en unos trescientos mil turistas de media.

La presión de toda esta población en los servicios esenciales, como la sanidad, debido a la falta de planificación de años pasados, provoca que la mejora de las infraestructuras sanitarias del sur de Tenerife deba ser una prioridad de las administraciones públicas canarias. No podemos conformarnos con unas instalaciones que sirvan solo para cubrir el expediente y que a la mínima los pacientes deben ser trasladados, como ocurrió con el Hospital del Norte de Tenerife. Debemos cumplir con las esperanzas que se han depositado en este proyecto, para que nadie ponga en duda que en el sur hay un auténtico hospital. Algunos se podrían preguntar, ¿es necesario este centro hospitalario?, y la única respuesta posible es decir, rotundamente, que sí.

Saben que a pesar de no estar terminado el Hospital del Sur, en él se atendió el año pasado a 59 846 urgencias, y 169 799 citas con especialistas, de las cuales más de cincuenta y dos mil fueron a través de la consulta virtual. Por tanto, es evidente que la demanda de atención sanitaria en el sur de la isla se va incrementando, incluso por encima de las expectativas.

Por cierto, hago un inciso para recordarle, señor consejero, que es un tipo de consultas, el virtual, que, desde hace tiempo, demandamos desde La Gomera y El Hierro, para que, mientras no tengamos especialistas de las distintas ramas, la población tenga una cobertura inmediata sin tener que trasladarse a Tenerife.

Volviendo al asunto que nos ocupa, no se entienden las repetidas demoras que han sufrido las obras a lo largo de estos años ni la falta de financiación suficiente. Precisamente, nuestro grupo parlamentario presentó una enmienda a los presupuestos de este ejercicio para incrementar las partidas destinadas al Hospital del Sur, y entre los acuerdos que se alcanzaron se dijo que esta infraestructura era imprescindible para el desarrollo de la población del sur de la isla, y que debíamos terminar la tercera fase antes del final de este año.

Señor consejero, según lo publicado en los medios, de declaraciones suyas y del presidente del Gobierno, esta tercera fase debía estar terminada a finales de octubre. Ahora se demora al primer trimestre del próximo año, de forma que el conjunto del hospital esté terminado para 2019. Después de finalizar las obras de la tercera fase del Hospital del Sur se prevé que contará con tres paritorios, cinco quirófanos, área de hospitalización, servicio de esterilización y de farmacia, además de otros servicios de apoyo.

Y yo le pregunto, ¿van a ser suficientes según las previsiones?, por eso le hacía anterior... le aludía anteriormente a esa falta de planificación a medio y largo plazo y es porque las instalaciones, cuando terminen las obras, no cumplirán realmente con todas las necesidades de la población, porque se planificó hace más de una década y ya ha sido superado por el espectacular crecimiento demográfico que tiene el sur de Tenerife.

Y si este es el caso, entonces, ¿cuáles son las previsiones para que sigan dotándole de más recursos al hospital en los próximos años, cuando terminen las obras previstas en 2019 y qué actuaciones hay previstas para el próximo año? Espero, personalmente, que ya estén empezando a hacer previsiones para las futuras ampliaciones y nuevos recursos y equipamientos que vayan a tener que instalar en el hospital del sur, para que este no sea una foto fija por la que pasen lustros antes de que haya un nuevo avance significativo.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): En nombre del Gobierno tiene la palabra su consejero de Sanidad el señor don José Manuel Baltar Trabazo.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Baltar Trabazo): Gracias, señora presidenta. Buenos días, señorías. Buenos días, señor Chinea, Jesús Ramón Ramos Chinea, como la presidenta nos nombra a todos por todos nuestros nombres pues aprovechemos para celebrarlo.

Bueno, yo vengo a describirle lo que conozco, usted me habla de hace más de doce años, y yo ese entorno no lo conozco. Luego, si le parece, entramos en hitos y en fechas fundamentales, como es el 2015, cuando realmente arranca el hospital, o el 2016, cuando el doctor Morera abre la primera planta de hospitalización. Yo creo que todos ustedes se quejaban de que el hospital no era hospital, que si era un centro ambulatorio, esas cosas que se han dicho aquí tantas veces. Ahora, créame, que le voy a explicar el trabajo que estamos haciendo, porque no nos estamos ciñendo estrictamente al proyecto. Usted habrá visto que el proyecto discurre en paralelo con una serie de iniciativas que vamos incorporando desde que, por lo menos, nosotros estamos -y seguro que el equipo anterior lo hacía también-.

Pero un poco por rescatar eso de las décadas de trabajo que llevaban esperando, y de la planificación incumplida... Hombre, yo quiero recordarles que yo, cuando asumo el puesto, me encuentro con una dificilísima situación contractual con una resolución del consejero que se planteaba la resolución del contrato con la constructora -por incumplimiento en aquel momento, porque había una serie de discrepancias-. Bien, nosotros decidimos abordar ese tema, abordarlo cambiando de interlocutores, fundamentalmente por una cuestión, siguiendo las propias recomendaciones de quienes se iban de la consejería, que nos dijeron claramente que la situación se complicaría por años dado el planteamiento de judicialización, lógicamente, que se daba por parte de la constructora.

Bien, hicimos un cambio de interlocutores, nombramos un interlocutor expreso de la consejería a efectos de que mediara en esa situación, y ustedes saben que, a finales de marzo del 2017, lográbamos rescatar y reiniciar el periodo, tratando de mantener los plazos.

Usted me dice que habíamos hablado de octubre, no, habíamos hablado de noviembre-diciembre de este año como finalización de la obra para empezar el equipamiento. Bien, planteado por parte del interlocutor técnico que lo idóneo era comenzar los equipamientos en paralelo con la finalización de las obras, lo digo porque me consta que alguno de los que están aquí han visitado la obra, yo les invito a visitarla y me comprometo, si puedo, a acompañarles para explicárselo, existen algunos equipamientos que es mucho más sencillo instalarlos en este proceso de obra, que esperar a finalizar la obra y reiniciar el tema para instalarlos, Fundamentalmente cuando hablamos de bloques quirúrgicos, de áreas de paritorio, de esterilización, etcétera, como muchas de sus señorías conocen que es mejor instalar en obra.

Y por eso -y ahora le explicaré con detalle la cuestión-, nosotros decidimos solapar ambas situaciones. Le informo que nuestro objetivo sigue siendo que el 1 de abril -es una expresión-, hubiese enfermo posible a operar en ese centro hospitalario y a ingresar en esa área, digamos, de pacientes quirúrgicos y/o obstétricos.

Sí es de especial relevancia, y yo creo que es importante, plantearse que es en el año 2016 cuando entran las primeras camas de hospitalización, hay cinco ítems que se dan ese año en cuanto servicios que se van abriendo; pero es durante este año, en el tiempo en que hablamos de finalizar o de poner en marcha la fase 3, cuando nosotros, realmente, en paralelo con esa fase 3, que les recuerdo, esa fase 3 es bloque quirúrgico con cuatro quirófanos; bloque obstétrico con tres paritorios y un quirófano; dos plantas de hospitalización, una con veinte camas y otra con dieciséis; un servicio de farmacia; un servicio de esterilización; se ha añadido un nuevo servicio de hemodiálisis para poder prestar atención, como usted decía, a una población cada vez mayor, y que pudiera dar servicio, incluso, a determinados cupos turísticos que como usted sabe demandan este tipo de servicios; y otros dispositivos de apoyo.

Pero sí le tengo que decir que, en paralelo, en paralelo con todo esto, no se ha parado, no se ha parado. Se ha puesto en marcha el TAC, se han puesto en marcha cuarenta y ocho camas más, se ha puesto en marcha el laboratorio, se ha abierto el hospital de día oncohematológico, y hemos instalado, el 20 del mes pasado, el imán de la resonancia, que esperamos que en el plazo de un par de meses esté operativo. Luego, el hospital se va redotando de otras muchas cuestiones.

Yo creo que usted lo describió con detalle, pero si quiere luego entramos, yo creo que la mejor manera de entender que un hospital está en marcha es la consolidación de la demanda especializada que en él se hace. Y, desde luego, le garantizo que, en la línea de los consultores virtuales, seguiremos creciendo, tanto en las islas capitalinas como, en la medida de nuestras posibilidades, en las islas no capitalinas. Aunque usted sabe que estamos intentando trasladar, incluso, físicamente esos consultores, puesto que existen muchas consultas en las que no sirve que el consultor sea virtual.

Sí quisiera darle dos pinceladas respecto del equipamiento, que le decía que se solapa con la construcción. Son 5 361 097,95 euros en total, un millón seiscientos setenta y seis mil, algo más, cuatrocientos treinta y nueve euros gestionados directamente por el área sur de la isla, es decir, por el Hospital Nuestra Señora de la Candelaria, y 3 684 658 por los servicios centrales. En ese suministro y equipamiento, si a usted le interesa luego entraremos en detalle, pero van lógicamente desde las lámparas y las mesas quirúrgicas a las camas pasando por los autoclaves de las esterilizaciones, etcétera, etcétera, etcétera.

¿Y por qué le digo que es especialmente importante?, porque hay, cuando uno está pensando en que esa demora no se produzca hay que empezar a articular los créditos que permiten poner, ese 1 de abril, el hospital, efectivamente, en marcha. Para ello hay que pensar que de una plantilla que actualmente es de 292 personas: 191 el ámbito sanitario, 101 en el ámbito no sanitario, vamos a tener que crecer en, se lo estoy diciendo de memoria, 231, creo recordar. Sí recuerdo cifras: 34 facultativos porque son los que son especialmente complejos de contratación, 34 facultativos médicos especialistas, 2 farmacéuticos especialistas, es decir, 36 en total; 67 auxiliares de clínica; 51 enfermeros más, y así hasta completar con todas las categorías profesionales, auxiliares administrativos, TEL, TER, celadores, etcétera, hasta completar el conjunto de profesionales que serían necesarios para operativizar esa plantilla. Le estaba diciendo 231, estos 13, he dado con el número, discúlpenme.

Por mi parte simplemente confirmarle, y luego entro en los detalles que a usted le parezca conveniente, confirmarle que está entre nuestros objetivos mantener esta fecha, que está entre nuestros objetivos si en esa línea está trabajando todo el equipo de nuestra Señora de la Candelaria y gran parte del ámbito de los servicios centrales del Servicio Canario de la Salud para conseguir que estos recursos humanos, ya le digo, en una parte importante de ellos complejos como es el ámbito de la anestesia o el ámbito de las matronas, etcétera, que son partidas importantes de profesionales que se han de contratar para poner en marcha el hospital, estamos trabajando todos para que esa fecha no se demore por más tiempo.

Y, créame, señoría, desde luego, si hubo demoras yo creo que, por lo que respecta al ciclo que el equipo que me honro en dirigir lleva en la consejería, pocas son aplicables a nosotros.

Gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): En nombre del Grupo Parlamentario de Nueva Canarias tiene la palabra su portavoz el señor don Román Rodríguez Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Mi primera consideración sobre esta comparecencia, y es: la Agrupación Socialista Gomera enseña la patita en Tenerife. Está bien, que una organización estrictamente insular se ocupe de los problemas de los ciudadanos del resto de las islas, pero seguro que no es inocente, seguro y, además, es totalmente legítima, totalmente legítima. De manera que enhorabuena por tomar iniciativas para beneficiar a los ciudadanos del sur de la isla y también de La Gomera.

Miren, lo de los hospitales del norte y del sur de Tenerife es una historia que retrata bien una manera de gobernar que consiste en engatusar, en engañar. Quince años para..., primero, se prometen unas cosas, se transforman a lo largo del tiempo, se da un pasito adelante, dos pa'trás y, luego, hay una consecuencia y es desconfianza total.

Yo no conozco las infraestructuras del sur porque se han ido transformando, sí conozco las del norte y puedo afirmar, de manera categórica, que eso no es un hospital. Lo del norte no es un hospital, porque usted entiende de eso y yo también. Lo del norte es una cosa sanitaria, mezclada con una cosa social casi ingobernable. Y con una consecuencia: desconfianza total de la gente. La primera condición para los servicios sanitarios es que la gente confíe en ellos y, desde luego, en el norte lo tengo contrastado porque lo he visitado y tengo alguna experiencia, algunos de los hospitales que existen en esta comunidad autónoma tienen algo que ver con las personas que yo dirigí durante unos cuantos años.

Y lo del sur, que reconozco no conocer, de no haber pateado, tiene una historia muy similar: la historia de engaños sistemáticos. Y mucho y bien se tendrán que hacer las cosas para recuperar la confianza en la gente, porque hay servicios públicos donde la confianza de la gente es más determinante, a veces, que los resultados, y la sanidad es uno de ellos. Luego hay otras cosas donde la propaganda, las mentiras, los subterfugios... cuelan, pero cuando la gente sufre no cuelan, y no cuela en los atascos y no cuela en la sanidad. Y aquí hay muchas expresiones del fracaso de un modelo de isla y un modelo de crecimiento que se expresan de manera dura, contundente y clara en el caso de la sanidad y en el caso de la movilidad.

Insisto, sería deseable que la nueva intervención convierta ese centro en un verdadero hospital, que sea percibido así por la ciudadanía y dé respuestas de verdad a este tema y se acabe la historia interminable de un engaño masivo que lo que ha hecho es desprestigiar a la sanidad, desprestigiar a la política y creo que debilitar a quien tiene la responsabilidad, que es Coalición Canaria.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): En nombre del Grupo Parlamentario Podemos tiene la palabra su señoría el señor diputado don Juan José Márquez Fandiño.

El señor MÁRQUEZ FANDIÑO (Desde su escaño): Gracias, presidenta.

Cuarenta años, cuarenta años y vienen a inaugurarlo ahora en abril. Esto no se lo cree nadie, señor Baltar, esto es una operación de campaña electoral. Claramente.

Este diputado, se lo digo con toda sinceridad, creo que, y nuestro grupo parlamentario, ha tenido en materia sanitaria una actitud propositiva, crítica, dura, pero propositiva. Hemos sido serios en nuestro trabajo. Y vamos a estar siempre para colaborar, para sentarnos, para llegar a acuerdos, pero no vamos a estar para tomaduras de pelo, señor Baltar. Para tomaduras de pelo nosotros no vamos a estar.

A cuatro kilómetros del Hospital del Sur hay un hospital privado que, mientras están los pasillos del Hospital del Sur vacíos, y mientras están las consultas cerradas, y mientras ustedes estaban, el señor Alonso, el señor Clavijo y usted, con un casco de obra sacándose la foto, a cuatro kilómetros del Hospital del Sur, del supuesto Hospital del Sur, hay una clínica privada repleta de pacientes, que es la causa por la cual no se ha puesto en marcha este hospital en cuarenta años, señor Baltar. Esa es la realidad, esa es la realidad. (Se incorpora a la Presidencia el señor vicepresidente primero, De la Hoz Fernández).

El viernes pasado estaba nuestra portavoz, Noemí Santana, nuestro compañero Manolo Marrero visitando... justamente coincidieron con ustedes allí. Por cierto, estaba la Televisión Canaria sacándoles a ustedes la foto con un cartel detrás donde se ven enumeradas todas las consultas que va a haber en ese hospital, ¿verdad?, muy bien, ¿saben cuántos médicos había pasando consulta mientras ustedes estaban sacándose la foto?, ¡en un hospital, señorías, en un hospital!, ¡un médico!, ¡un médico! ¡Había más políticos que médicos en ese hospital, señor Baltar!, es una vergüenza, señor Baltar.

Y todos sabemos la causa por la cual no se ha generado un hospital en condiciones del nivel que requiere una carga demográfica que tiene la isla de Tenerife, y que, además, asume también la llegada de ciudadanos de otras islas. ¿Verdad?, esa es la razón, señor Baltar.

Por tanto, que ahora ustedes, a un mes de las elecciones, vayan a ir allí a cortar una cintita y a sacarse la foto, ¿cuántas veces han inaugurado ustedes el Hospital del Sur, señor Baltar?, ¿cuántas veces han inaugurado ustedes...?, cada vez que hay elecciones inauguran ustedes el Hospital del Sur.

Por favor, estamos hablando de la sanidad, estamos hablando de la salud de nuestra ciudadanía. Después ustedes no se extrañen cuando vean las valoraciones que hacen los pacientes de nuestra sanidad, cuando vean las valoraciones y las comparativas con otras comunidades autónomas. Llevamos quince años a la cola, señor Baltar. Esa es la realidad que tenemos en Canarias.

Por tanto, a pesar de nuestra actitud constructiva, responsable, que hemos tenido en materia sanitaria, permítame que le diga que a estas alturas ya, y cuando este diputado lleva cuatro años sentado en este Parlamento de Canarias, que tenga una gran desconfianza sobre si ustedes son capaces realmente, creo que no es que no tenga capacidad de hacerlo sino es que no quieren, ¿por qué?, porque están beneficiando al hospital que está a cuatro kilómetros del hospital del sur.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Márquez.

Turno del Grupo Popular, señora Reverón.

La señora REVERÓN GONZÁLEZ: Gracias, presidente. Buenos días, señorías.

Señor Baltar, hace muy poco usted se reunía con la Plataforma Pro Hospital Público del Sur de Tenerife, y usted les aclaraba y les decía lo siguiente, y le voy a citar textualmente: "que las obras terminan en plazo y ya se ha instalado un equipo de resonancia magnética que, junto con el TAC, que ya está funcionando desde hace unos meses, dará una mayor capacidad resolutiva a las instalaciones hospitalarias". Cualquiera diría que nos encontramos ante seis meses de unas elecciones pero, evidentemente, usted no es el responsable, yo creo que el responsable se llama Coalición Canaria.

Venir aquí para hablar del Hospital del Sur significa hablar del Hospital del Sur, hablar del Hospital del Norte y hablar de la movilidad de la isla de Tenerife. Y le digo esto porque voy a utilizar esta tribuna para hacerle voz a todos esos vecinos que viven tanto en el norte como en el sur de Tenerife y continuamente tienen que padecer, no solamente las colas, de no llegar a un hospital en condiciones y con la celeridad debida, sino también no tener esos centros hospitalarios que todos necesitamos.

Mire, se ha utilizado cada cuatro años y, además, así lo dicen los vecinos, el reclamo electoral de "vamos a finalizar las obras del sur", igual que "vamos a finalizar las obras del norte", pero eso no es así, y los vecinos del sur y del norte se sienten totalmente engañados. Engañados por el partido que estos gobiernan y que además ha gobernado durante muchísimos años, que se llama Coalición Canaria. Mire, le voy a poner un ejemplo:

¿Usted sabía que una señora que está a punto de dar a luz, que vive en el norte -en Los Silos por ejemplo- de esta isla coge su coche cuando sabe que está a punto, y sale de noche, de su casa, para dormir en el coche, en la explanada que hay en el hospital, para que le puedan atender porque sabe que si sale a las siete de la mañana no llega al hospital y se puede poner de parto en la autopista, en la TF-5? Eso es lamentable.

Y es verdad que hoy he escuchado muchísimas comparecencias en relación con lo que es la movilidad, y tenemos un problema de movilidad. Yo sé que usted es el consejero de Sanidad, pero la Sanidad y la movilidad, en estos momentos y en la isla de Tenerife, tienen que ir de la mano. Por tanto, desde aquí yo sí le voy a pedir, y sobre todo a todas sus señorías, que no utilicemos ni la movilidad ni el Hospital del Norte ni del Sur, como un reclamo electoral, que nos pongamos todos las pilas, y sobre todo el partido que ha estado toda esta vida gobernando y que busque solución a todos los vecinos de esta isla de Tenerife.

Muchísimas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora Reverón.

Turno del Grupo Socialista, señora Cruz Oval.

La señora CRUZ OVAL (Desde su escaño): Gracias, señor presidente. Señor consejero.

Voy a empezar por las cuatro preguntas, porque seguro que no me va a dar tiempo.

Primera. ¿El Hospital del Sur de Tenerife para cuándo?

Segunda. Usted en el último pleno ordinario planteaba que lo último que queda es la dotación de este centro hospitalario. Y desde el Grupo Parlamentario Socialista le decimos ¿de verdad que lo único que queda es eso?, ¿no hace falta mejorar la cartera de servicios?, ¿no hace falta tener un nuevo plan funcional?, ¿no es necesario inyectar 20 millones de euros para que funcione como hospital comarcal?

Tercera cuestión. Es necesario que el sur de la isla tenga confianza en que este hospital va a ser una realidad, y para que tenga confianza le formulo las siguientes cuestiones: el transporte sanitario urgente, ¿usted en el nuevo contrato va a ubicar la ambulancia medicalizada en el Hospital del Sur?, ¿o la va a seguir manteniendo en el hospital privado?, ¿qué va a hacer?

Otra cuestión. En relación a las urgencias, ¿va a seguir concertando las urgencias con el hospital privado?, ¿o las va a ubicar definitivamente en el Hospital del Sur, que vamos a tener Hospital del Sur, para que la población del sur crea que va a ser un hospital?

Señor consejero, es inaceptable, ofensivo, que después de cuarenta años el Hospital del Sur de la isla de Tenerife no sea una realidad. En 1978 en los presupuestos generales del Estado había una partida presupuestaria, ¡y de estos polvos, estos lodos!, ¿por qué?, porque en el 1998 una iniciativa popular pidió el Hospital del Sur. Ustedes, ustedes, Coalición Canaria, no otro partido, aprobó una ley en el 2000 para tener un complejo sociosanitario. Un complejo sociosanitario no es un hospital. En el 2002 aprueba un convenio con el cabildo para ese hospital sociosanitario. Y yo le pregunto, ¿se merece esto la población del sur de la isla de Tenerife, con 280 000 habitantes?, ¿se merece este trato?, ¿ese centro que solo ha servido para Coalición Canaria para multitud de titulares, multitud de fotos, cada vez que concurren las elecciones?

Y no es cierto que para Coalición Canaria sea una prioridad y que siempre ha sido una prioridad. Le puedo decir que en el año 1997, y además le cito exactamente la fecha, el 12 de julio, el consejero de Sanidad, de su partido...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora Cruz Oval. Se ha agotado su tiempo.

Por parte del Grupo Nacionalista, señor Pitti.

El señor PITTI GONZÁLEZ: Gracias, señor presidente. Salud para todos.

El solicitante de esta comparecencia, el Grupo Mixto, nos ha propuesto debatir sobre el futuro del Hospital del Sur de Tenerife. Y hoy aquí deliberamos sobre la protohistoria de la infraestructura. Nada nuevo bajo el sol.

Los datos son como sigue. En la actualidad, con un presupuesto de 8 millones de euros, se ejecuta la tercera y última fase de la obra, que incluye la construcción de los bloques quirúrgico y obstétrico, las dos plantas de hospitalización, los servicios de farmacia y esterilización, y otros dispositivos -el TAC, el laboratorio, el centro de día oncohematológico-.

Los datos oficiales de la actividad asistencial del Hospital del Sur de Tenerife en la etapa del señor Baltar son espectaculares. Se han realizado casi doscientas mil consultas, 90 000 más por telemedicina. Se han atendido casi cien mil urgencias. Se han ejecutado más de ciento treinta mil radiodiagnósticos. Y se han determinado casi docientas setenta mil pruebas de laboratorio.

Y hoy nos place anunciarles que, con absoluta certeza, en los próximos meses será entregado el hospital. Una obra que ha experimentado su mayor avance durante esta legislatura. Esto es, y por más que les pese, durante el mandato del Gobierno de Fernando Clavijo y Coalición Canaria-PNC, según reconocimiento expreso de la plataforma por el Hospital del Sur. Así es, a pesar de los importantes recortes, determinados por el Gobierno del Partido Popular durante el tiempo de la crisis y así es, también a pesar de los agravios contenidos en el actual sistema de financiación autonómica, que el PSOE ha reprobado y ahora bendice.

Y así es, y será, a pesar de nuestros errores, que los reconocemos, especialmente los cometidos en la etapa en la que, desde nuestras filas, don Román Rodríguez, que tanto gusta de pontificar y populear, ejerció como director del Servicio Canario de la Salud, y también como presidente del Gobierno. Ya él, si eso, y si tiene un ratito libre, nos pedirá disculpas a todos a los que habitamos el sur. Usted, don Román, ha enseñado su patita hoy, y ha metido la pata hasta el fondo hace treinta años.

Mire, (mostrando un documento a la Cámara) Diario de Avisos, titular, sábado, 15 de febrero de 1997, dijo usted: "no se justifica la construcción del hospital en el sur". ¿Con qué autoridad viene usted hoy aquí a hablar del hospital del sur? (Rumores en la sala).

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Pitti.

Turno del Grupo Mixto, el grupo proponente de la comparecencia, señor Ramos Chinea.

El señor RAMOS CHINEA: Gracias, señor presidente.

Señor Baltar, desde nuestro grupo la patita no se la vamos a dar, la manita sí se la vamos a tender, pero siempre pensando en mejorar la calidad y la atención sanitaria de los canarios, en este caso, de los habitantes del sur de Tenerife.

Antes le hablaba de que cuando terminamos una infraestructura y la equipamos, la dejamos como si fuera una foto fija, congelada en el tiempo, y es precisamente eso lo que nos preocupa. Nosotros, en nuestros argumentos, siempre intentamos ser constructivos, porque realmente lo que nos interesa es el bienestar de nuestra gente, de los canarios.

Una vez se termina la construcción de un hospital, o de un centro de salud o un consultorio, muchas veces se considera que ya se ha hecho suficiente, pero todos sabemos que el objetivo debe ser prestar un buen servicio. Y, además, las necesidades de los ciudadanos evolucionan, al igual que los avances médicos y que la llegada de nuevos equipamientos, si se dota, con ellos, a los centros sanitarios, mejoran nuestra atención sanitaria y reducen costes.

Pero, señor consejero, hoy en día muchos centros de salud y consultorios de Canarias languidecen, sin renovarse, equiparse adecuadamente o reformarse. Le podría hablar, como en otras ocasiones, de las deficiencias que hay que solventar en los consultorios de La Dama, en Chipude, de la necesidad de terminar el centro de salud de Alajeró, o de construir el nuevo centro de salud de Valle Gran Rey o un consultorio en La Lomada. Pero también es necesario hacer un centro de salud en Costa Adeje y eso es algo que hemos aprobado en esta Cámara, así como otras iniciativas sanitarias dirigidas al sur de Tenerife.

Porque uno de los grandes problemas endémicos de nuestra sanidad pública es la falta de medios en la atención primaria. Hay que dotarla de mejores recursos, no solo en la isla de La Gomera, por supuesto, me refiero en toda Canarias. Y de eso también se quejan muchos vecinos del sur de Tenerife, porque nos consta, y aquí se han discutido iniciativas en este sentido, me lo ha oído ya en unas cuantas veces, señor Baltar, y no me cansaré de decirlo, porque el problema está ahí, es fácil de verlo. Pero parece que cada vez que se plantea un cambio o mejora en la sanidad nos encontramos que estamos con las manos atadas, o reticencias porque aún no se ha alcanzado un acuerdo político. Es cierto que se ha hecho con los distintos colectivos, pero no con los representantes de la ciudadanía.

Otro gran problema que tenemos encima de la mesa es la falta de equipamientos y de especialistas suficientes en los centros de salud, pero también en los hospitales, como del que hoy hablamos, del sur de Tenerife. Por ejemplo, como usted dijo en su primera intervención, tenemos constancia de que en marzo salió a licitación un equipo de resonancia magnética que empezó a instalarse hace muy poco. Junto con el TAC, ya instalado, dará al hospital del sur la cartera completa de pruebas diagnósticas por imagen y una herramienta imprescindible en cualquier hospital.

Y a pesar de esta buena noticia, sigue habiendo hospitales en nuestras islas que no tienen ni siquiera una resonancia magnética para realizar pruebas diagnósticas esenciales para las consultas de los distintos especialistas. Por supuesto, le hablo, como otras tantas veces, de La Gomera y El Hierro. Recuerde que hay un acuerdo unánime de este Parlamento de dotarlas, aunque sea, con una unidad móvil, como también hay un acuerdo unánime de dotar con recursos oncológicos a los hospitales de todas las islas, especialmente los de las islas no capitalinas, y otro para dotarnos de los especialistas necesarios.

Le pido, por tanto, que el Gobierno de Canarias no nos olvide, señor Baltar. Estos recursos oncológicos de radioterapia y quimioterapia deben establecerse en todos los hospitales y esto incluye el sur de Tenerife. Por eso queremos que nos confirme las noticias de si es verdad que, en menos de un año, los habitantes del sur de Tenerife tendrán tratamiento oncológico desde las instalaciones de este hospital. Y, si es así, cuándo lo tendremos en las dos islas que estamos a la cola de la sanidad en Canarias.

Señor Baltar, le insto a que ponga los medios necesarios en La Gomera y El Hierro -resonancia magnética, consultas virtuales de especialistas, tratamientos oncológicos y un largo etcétera- que hacen un suma y sigue de las reclamaciones que durante años hemos hecho gomeros y herreños.

Cada vez que tenemos una iniciativa sobre la sanidad, no sé a ustedes, pero a mí se me hace evidente que hay que acercar la sanidad a la gente, responder a sus necesidades, a lo que realmente nos piden, y la principal demanda es esa, que tengamos un modelo de sanidad canario que acerque las prestaciones y la atención al ciudadano. La mejor manera es ir descentralizando poco a poco los servicios que se encuentran hoy en los hospitales de referencia, y que deberían prestar los respectivos hospitales insulares y comarcales, de forma que todos los hospitales puedan atender a las urgencias para descongestionar el problema que tenemos en este sentido, problema que se agrava en épocas en las que las enfermedades como la gripe se convierten en epidemia y colapsan las urgencias hospitalarias de los centros de referencia.

Al final, esta forma de hacer las cosas incrementa los costes de los desplazamientos a los pacientes, porque en su isla, o en su comarca, no tienen los especialistas que necesitan o los equipamientos para hacerse alguna prueba; lo que a la larga aumenta la dependencia de los servicios concertados que se usan por las carencias que tiene nuestra sanidad pública, carencias que, si las hay, se tienen que resolver en el medio plazo, porque si no se aumenta nuestra dependencia a estos servicios externos y esto obliga a muchas familias, por ejemplo del sur de Tenerife, a que hayan tenido que recurrir hasta ahora a servicios privados por la lejanía con los hospitales de referencia. Por eso, equipar adecuadamente a centros como el Hospital del Sur, el del Norte y a los de las islas no capitalinas se les puede dar una asistencia inmediata a la población que hasta ahora no tenían.

Y, por supuesto, con esta propuesta de descentralizar los servicios no me refiero a que desmantelemos hospitales como el de Nuestra Señora de Candelaria, el Doctor Negrín, el Materno Infantil o el Universitario de Canarias, no les digo eso. Estos centros de referencia deben seguir dando su servicio a los habitantes de las dos grandes zonas metropolitanas de Canarias, y si son de referencia es porque deben ser donde se practiquen las cirugías más complejas, que requieran un equipo multidisciplinar con un amplio bagaje a sus espaldas. Pero lo que no puede ser es que sean los únicos hospitales donde se puedan encontrar especialistas que son básicos, como traumatólogos, cardiólogos, neumólogos, nefrólogos, digestivos, oncólogos y un largo etcétera, aunque he nombrado estos porque son los que ampliamente más requiere nuestra población.

Lo que le digo, señor Baltar, es que no tiene sentido que cuando ocurre una urgencia cardiológica, por ponerle en un caso, en la isla de La Gomera o en el sur de Tenerife, que no haya los equipamientos necesarios para hacer un diagnóstico y el personal necesario para una operación de urgencia. La realidad es que debemos tener estos servicios quirúrgicos y de pruebas diagnósticas como algo básico en cada hospital de nuestras islas.

Y, luego, siguiendo el ejemplo de cardiología, si tratamos con una cardiopatía congénita de un neonato, que es algo complicadísimo, lo derivamos al Materno Infantil, donde está el equipo multidisciplinar preparado para ello, que encima cuentan con el asesoramiento del Hospital de La Paz, en Madrid, y eso es lo que debe significar ser derivado al hospital de referencia en Canarias, que te deriven porque el caso concreto lo requiere y no porque se constatan las deficiencias y carencias de nuestra sanidad en Canarias, que nos obligan a llevar al paciente porque no se tienen estos medios donde se reside. Por eso, le pido que se los den a los habitantes de la comarca del sur de Tenerife.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Ramos Chinea.

Turno del señor consejero de Sanidad, señor Baltar.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Baltar Trabazo): Gracias, señor presidente.

Nuevamente buenos días, señorías.

Créanme que para mí este tipo de debates me resultan muy enriquecedores, porque hoy he descubierto una nueva variable que no conocía de por qué este hospital aún no está. Y es porque lo utilizan ustedes para tirárselo unos a otros a la cara, y entonces, evidentemente, yo hoy venía aquí a contarle al señor Ramos Chinea cómo tenemos la firme determinación -señor Márquez-, la firme determinación, de que el 1 de marzo esté abierto, porque, mire usted, los hospitales públicos, a partir de las dieciséis horas del viernes, la tarde que usted describe que estuvo doña Noemí, no suelen tener especialistas salvo que exista un programa especial de lista de espera, circunstancia que, en concreto, en el Hospital del Sur no se da. O sea, que demagogias, las justas. Allí, no podía haber especialistas, había un doctor pasando la consulta, curiosamente, probablemente derivado desde La Candelaria, que se habría prolongado fuera de su horario.

Eso por lo que respecta a eso, pero créanme, y no es por echarle una mano, señor Román, si usted quiere lo verbalizo yo, en esta isla, en esta comunidad autónoma, como en todas las comunidades autónomas de este país, hubo un debate serísimo durante muchos años sobre comarcalización sí comarcalización no. Y en Comisión de Sanidad, y usted y yo lo hemos debatido, yo le expliqué cómo, en determinados años, los técnicos de la consejería no eran partidarios de determinados modelos de comarcalización, porque se entendía, en aquella época, que eso iba en contra del desarrollo del ámbito especializado. Hoy en día se entiende lo contrario y por eso movernos en lugar de moverlos.

Y con esto quiero aprovechar, señor Ramos Chinea, para decirle una cosa: no todo vale. Una resonancia magnética en La Gomera lo mismo no puede ser atendida con calidad, una neurocirugía en La Gomera no se puede hacer, el doctor Rodríguez lo suele explicar habitualmente desde su papel de facultativo habitualmente de una forma más fina, probablemente, que yo. Yo quiero ser operado donde un doctor opere a 5000, no donde opere a uno. Y en ese sentido lo que es probable es que tengamos que desplazar el mayor número de especialistas posibles, y luego lo veremos si abordamos la tercera comparecencia de hoy, para resolver in situ ese, pero el médico tiene que ser un médico bregado en ese tema y que haga muchas intervenciones de esas y que el entorno en el que opera dé las garantías para hacerlo.

Y, señora Cruz, el trato que recibe la población del sur en esta legislatura es fruto de un año y seis meses del Partido Socialista Obrero Español y un año y nueve meses del equipo que yo dirijo, o sea, que podemos sumar y usted me dice qué hicieron en su año y seis meses, aparte de proponer una resolución que hubiese empantanado ese hospital por diez años, y qué ha hecho este equipo por ponerlo en marcha. Y esto es de lo que estamos hablando. Nosotros llegamos y nos creímos que había que comarcalizar, no porque lo creyéramos nosotros, sino porque, créanme, que en las distintas reuniones que se mantienen con los colectivos -entre otros la plataforma para defensa de ese hospital-, entendimos que había que darle viabilidad a este proyecto y así lo hemos hecho. No solo estamos viabilizando el proyecto sino que estamos completando el proyecto para precisamente resolver.

Y, miren, para que no siga usted meneando la cabeza, porque yo entiendo que es necesario para según qué comunicación no verbal, pero lo decía el señor Pitti, gracias, señor Pitti, por retomar el tema. Los hospitales se consolidan con la actividad. Los hospitales se consolidan con la actividad y, mire usted, en el año 2016 hubo 373 ingresos y, en lo que llevamos de año, hasta septiembre del 2018, llevamos 1010 ingresos, 1010 ingresos. Le pongo otra referencia, en cuanto a tratamientos de farmacia, que en aquel año se hacían 34, en este momento se hacen más de 50 y se dan tratamientos sucesivos a más de mil quinientas personas, ¿de acuerdo? Y en cuanto a Radiología, como lo expresaba el señor Pitti, pues, mire usted, en este año, simplemente en el apartado de TAC, se ha pasado de cuatro mil TAC, 4140 TAC. Yo creo que si ustedes manejan datos de la actividad en otros ámbitos se verá que la población cada día lo reconoce de forma más evidente.

Pero, miren, las mismas posibilidades que tiene este consejero de cerrar las urgencias alternativas a día de hoy, las tuvo la consejería anterior en el momento en que abrió, en el año 2015-2016, las urgencias de ese hospital. Creo que las cosas las tienen que ir haciendo cuando los planificadores consideran en función de la demanda que somos capaces de resolver.

Señores, tenemos la firme determinación, y así se va hacer, de abrir ese hospital en el primer trimestre, cuando se acabe el primer trimestre del año 2019. Obras son amores y no buenas razones.

Les invito a visitar lo que está hecho, eso les hará cambiar de opinión. Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor consejero.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-1372 Sobre Del Sr.Consejero de Sanidad, sobre las actuaciones pendientes de acometer en el Hospital del Sur, Tenerife.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico