Diario de Sesiones 136/2018, de fecha 30/10/2018 - Punto 6

9L/C-1967 COMPARECENCIA DEL SEÑOR CONSEJERO DE SANIDAD, SOBRE LAS RAZONES QUE COLOCAN A LA SANIDAD PÚBLICA CANARIA A LA COLA DE LAS CCAA EN LA PRESTACIÓN DE SERVICIOS SANITARIOS, A PETICIÓN DEL GRUPO PARLAMENTARIO NUEVA CANARIAS (NC).

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Siguiente comparecencia del Grupo de Nueva Canarias, al señor consejero de Sanidad, sobre las razones que colocan a la sanidad pública canaria a la cola de las comunidades autónomas en la prestación de servicios sanitarios.

Para su primera intervención, señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ: Señor presidente. Señorías.

Yo creo que es indiscutible que la sanidad pública española retrocedió de forma significativa por los recortes y por alguna norma que limitó y quitó derechos. Yo creo que hay consenso en esta materia, los recortes detrajeron, las fuentes son complejas, catorce, quince mil millones al sistema sanitario público y el Real Decreto 12/2012 eliminó derechos, limitó las prestaciones e, incluso, acabó con la universalidad e introdujo los copagos. De manera que el deterioro del sistema sanitario público español, hoy, con los elementos de medición que tiene, retrocedió en el ranquin mundial. Yo creo que esto es indiscutible, solo faltaba que no fuera así. Si todo un servicio público detrae el 15 % de la financiación, ¿cómo va a ser neutral el impacto? Ese impacto se ha producido, y se ha producido no de manera igual en todos los territorios y de eso quiero hablar.

Yo soy un firme convencido del nacionalismo, yo siempre milité en partidos de la izquierda nacionalista, desde que tengo 15 años, no como otros, ¿no?, que, cambiando de opinión, se hicieron nacionalistas de mayor, de muy mayor porque seguramente era útil ser nacionalista, era más fácil de articular discursos. Yo soy de los que siempre he militado en política desde los quince años, en partidos nacionalistas de izquierda y, por lo tanto, soy un firme defensor del autogobierno, de capacidad de cada territorio de articular su futuro hasta el máximo de lo que permitan las circunstancias políticas, económicas del momento.

Pero, claro, una de las claves del nacionalista y del autogobierno es luego saber gestionar las cosas, ¿no?, y es aquí donde yo estoy preocupado, muy preocupado, y es: ¿por qué tenemos el peor sistema educativo del Estado español?, ¿por qué, por ejemplo, en un parámetro estratégico, como es la escolarización de 0 a 3 años, estamos en la cola?, ¿por qué no hay políticas de vivienda en esta comunidad, teniendo competencia prácticamente exclusiva?, ¿por qué estamos a la cola de la dependencia?, ¿por qué tenemos el peor parámetro en relación a distribución de la riqueza teniendo competencias para actuar?, y la conclusión es clara: porque hemos tenido, tenemos, malos gobiernos.

Y las diferencias territoriales en sanidad son evidentes. Yo el tema sanitario siempre lo manejo con un plus de responsabilidad porque sé de sus dificultades y de su importancia estratégica en la cohesión social, en la legitimación del propio sistema y en la contribución del bienestar del la gente, pero no hay dudas de que nuestro sistema sanitario ha perdido posición en relación al resto de los territorios. Y la primera condición para encausar un problema es reconocer que existe, ser consciente de él, analizar exactamente cuáles son las causas de esos problemas para empezar a actuar y corregir.

Y yo tengo la impresión, todavía no la certeza, de que el Gobierno también en esta etapa no acaba de ser consciente del severo deterioro de confianza que tienen los servicios públicos para la ciudadanía.

Mire, la gente de Canarias es gente buena, si algo nos caracteriza es la tolerancia, el aguante, pocos pueblos son tan tolerantes y tienen tanto aguante. Pero hay una cuestión que se ha instalado en la opinión pública, la gente ha perdido la confianza en la sanidad pública, por eso en todos los medidores, en todas las encuestas, aquí hay más desconfianza en la sanidad pública que en otros lugares. En esos mismos análisis se pone en evidencia que la gente, luego, es muy generosa en la valoración de los servicios sanitarios cuando los recibe y se siente muy satisfecha, por encima de la media y, además, la gente utiliza los servicios sanitarios con más criterios de responsabilidad que el resto; de manera que no fallan los ciudadanos, son muy generosos en valorar las prestaciones que reciben; no fallan los ciudadanos porque utilicen indebidamente los servicios sanitarios porque los utiliza más responsablemente que el resto de las poblaciones del Estado; lo que falla es la confianza en el gobierno de turno. Es decir, si tú le preguntas a la gente si prefiere la privada o la pública este es el único territorio, en relación a las medias, que lo encabeza: la gente prefiere la atención primaria pública que ir al médico o la consulta, pero somos la comunidad que más cuestiona la sanidad pública.

Y yo pregunto, señor consejero, primero, claro, porque yo le aprecio y le conozco, con claridad, ¿reconoce usted que nuestro sistema sanitario está severamente tocado y está en peores condiciones que los sistemas sanitarios de nuestro entorno?, porque esta es una condición importante, y si es así, ¿qué medidas toma el Gobierno para sacarnos de este atolladero?, y yo diría sin trampas.

Yo he sido, desde el momento de la crisis, yo creo que nadie fue más respetuoso con el Gobierno cuando recortó 400 millones que el que les habla en esta Cámara; nadie, y las cosas están grabadas. Pero claro, hay cosas que me inquietan, por ejemplo, me inquietó la siguiente información, que le dieran al consejero de Sanidad del Gobierno de Canarias el premio al mejor consejero de España teniendo -yo creo- la peor sanidad del país. Si este es el camino, nos estamos equivocando. Si hay que rectificar díganos hoy cuál es la situación y qué va a hacer.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Rodríguez.

Turno del señor consejero para su primera intervención.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Baltar Trabazo): Gracias, señor presidente. Nuevamente, buenos días.

Bueno, me sorprende. Ya con esto del premio me he quedado tan descolocado, señor Román, que de verdad que casi me apetece arrancar por ahí. Porque mire, las bases con base en las cuales se dan esos premios y el jurado están aquí. Aquí han dicho ustedes de todo respecto a ese premio.

No, créame, yo creo que es un premio a trabajar, no es un premio a otras muchas cosas. Evidentemente ustedes vienen aquí a veces con debates que, perdóneme, pero me gustaría que fuesen más productivos. Porque luego, si quiere, entramos en cómo ha cambiado ese dato que usted dio, tan importante, como la opción por la privada y la pública. El barómetro de este año 2017, que debe de ser que como los datos eran buenos interesó muy poco y no tuvo monográficos en ningún sitio para reproducirlo, como suelen tener todos los años cuando los datos son negativos, ese barómetro, contempla, por primera vez en la historia de Canarias, que los ciudadanos de Canarias prefieren lo público a lo privado. Pero luego, si quiere, entramos con detalle uno por uno en cada uno de los ítems.

Usted me decía: reconocer el problema y atajar las causas. Estoy absolutamente de acuerdo. Pero, mire, para reconocer el problema lo que no se pueden utilizar son sistemas de medida que están a favor de parte. Entonces, yo creí que veníamos aquí a hablar, porque usted así me formulaba la comparecencia, sobre aquellos informes que colocan a Canarias a la cola. El único informe que actualmente coloca a Canarias a la cola del Estado es de la Federación de Asociaciones para Defensa de la Sanidad Pública, que, como ellos dicen, no son partidistas, pero tampoco son neutrales. Y entonces, ahí, le traía una explicación pormenorizada de todos y cada uno de los ratios, de todas y cada una de las variables. Y lo pongo a disposición de todas sus señorías, puesto que es un trabajo, créanme, excepcional. Porque si conocemos dónde lo hacemos mal, podremos ir corrigiendo cada vez esas tendencias.

Le pongo un ejemplo sencillo: en Canarias usted me dice que qué medidas hemos tomado; pues, mire usted, el informe, que en un 44 %, por ejemplo, se basa en la financiación, tiene que seguir utilizando la financiación del año 2015, porque si utiliza la financiación del año 2017 o 2018, que pasa de 1268 euros por ciudadano a mil cuatrocientos y pico, Canarias deja de estar en el último cuartil a estar en el segundo cuartil. Como esto, si a usted le interesa, yo puedo recorrer todos y cada uno de los ítems en los que supuestamente tenemos razón o dejamos de tener razón, y en función de los cuales en la consejería, hoy, se toman medidas. Porque yo creo que es tremendamente importante. Porque, mire, nosotros no despreciamos ningún sistema de medida, nos mida quien nos mida. No despreciamos, ni siquiera, las valoraciones subjetivas, pero cuando alguien mide de esta manera, en que hay un problema en la metodología -y si quiere repasamos ahora-, y hay un segundo problema, en los datos utilizados a conveniencia, unos años sí otro no, añadir variables o quitar variables, etcétera.

Nosotros, lo que hacemos, es invitar a quien mide a colaborar con esta consejería precisamente en ese análisis, porque sobreentiende que nos hacen esa medición para que mejoremos. Nos sorprende cuando se declina la invitación y se están, en paralelo, haciendo publicaciones como las que usted describe. Porque, mire, señor Román, eso que usted describía antes se llama en el argot, y usted lo sabe, comercial, "expectativa". Y es algo por lo que todo el mundo, en el ámbito empresarial, lucha por exceder las expectativas de nuestros clientes, en este caso de nuestros pacientes. Y, mire, en el entorno público canario batimos récord en el nivel de expectativas superadas por el sistema cada vez que recibimos atención desde hace muchos años, ¿por qué?, porque se están publicitando todo el rato una serie de negatividades del sistema, en lugar de reconocer las cosas que funcionan y abordar, directamente, las que no funcionan, y luego hablaremos de alguna de ellas.

Yo, si a usted le parece bien, yo es que no entiendo exactamente parte de la formulación, podemos bajar al detalle de, por ejemplo, en el barómetro sanitario: por primera vez, año 2017, el sistema público funciona bien o bastante bien, es la primera vez que se sube un 65 % y la primera vez que Canarias saca un 6 punto 10, sé que es modesto, los vascos están casi en el ocho, pero evidentemente para nosotros es un gran éxito, porque recuerden que hace escasamente dos años estábamos en el 4 punto 9.

Respecto de la satisfacción con el sistema sanitario público, respecto de la preferencia, que usted hablaba. Mire, este año prefieren lo público el 55,4 % en la primaria, el 60,9 % en la hospitalización, y el 59,6 % en las urgencias. Y, es más, por primera vez, señores, que ustedes hablan habitualmente del doble aseguramiento, por primera vez en las consultas de la especializada hemos pasado de que nos optaran por lo público el 36,8 % a que opten el 43,6 %. Creo que una subida de siete, ocho puntos en un año es más que significativo.

No vamos a hablar de que el 85,5 % de los canarios son los que más valoran la atención primaria, por poner un ejemplo, y que significan que funciona más. Y, por supuesto, son los que en sus expectativas... lo tienen más alto.

Pero, mire, respecto a la satisfacción urgencias, en donde todos sabemos que tenemos una situación difícil que ir solventando de aquí al futuro. Bueno, pues, los canarios en un 79,1 %, y esto es barómetro sanitario, es dato del ministerio, no hablo de la asociación para la defensa de la sanidad pública. El 79,1% manifiestan que recibieron una buena o muy buena atención y, por supuesto, en las expectativas, nuevamente, vuelven a batir el récord.

Respecto de la satisfacción en las consultas de los especialistas públicos, tenemos el 77,9 % de satisfacción, y en expectativas un crecimiento del 69 %, el máximo nivel nacional, supongo que eso es lo que lleva a que nuestros ciudadanos elijan las consultas públicas. Pero, mire, el definitivo: respecto del ingreso hospitalario público, el 89,4 % de los usuarios de Canarias, refirió que su atención había sido buena o muy buena, frente al 86 %, es decir, que se crecieron cuatro puntos, donde ya creíamos que no se podía crecer.

Créame, se están tomando todas las medidas para que, desde luego, los ciudadanos, primero de forma participada, porque las decisiones que se toman a día de hoy en la consejería no se hacen estrictamente por parte de este equipo, se hacen de acuerdo con los profesionales que participan en ellas y con los ciudadanos que tienen que recibir el servicio. Creo que es la única manera de ir ajustando este nivel de satisfacción del que usted hablaba.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Baltar.

Turno de los grupos no solicitantes de la comparecencia. Por el Grupo Mixto, señora Mendoza.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Gracias, presidente. Buenas tardes, señorías. Buenas tardes, señor consejero.

Señor consejero, hace más de diez años que el informe del que hablamos hoy, en la mañana de hoy, el informe de la Federación de Asociaciones en Defensa de la Sanidad Pública, nos pone últimos o penúltimos en la lista de la sanidad pública. Y también es cierto que ya en otros debates nos han dicho que la mayoría de los datos que arroja el informe están desactualizados o no son del año en curso, pero como son los datos que manejamos, pues del informe vamos a hablar.

Según el informe, por ejemplo, el periodo medio de espera para ser atendido por un especialista, ninguna comunidad llega a los cien días, pero Canarias está en 123 días y, aunque también es cierto que en algunas especialidades los datos de las listas de espera están ya por debajo de los 100 días, siguen siendo muchos los días de espera para ser atendidos por un especialista.

También, según el informe, estamos en el ranquin de las cuatro comunidades más privatizadas. También somos la cuarta por la cola en apuesta de fármacos genéricos y en número de quirófanos en relación con la población. De estos datos también hablamos en comisión y también usted, ahí, ya nos explicó algunas de las disparidades de estos datos, pero como ha venido a pleno pues le volvemos a repetir los datos que nos llamaron altamente la atención de este informe.

Aparte de eso, estamos entre las cuatro comunidades autónomas en las que la población prefiere hospitalizarse en la privada antes que en la pública, solo un poco más del 60 % opta por ingresar en el Servicio Canario de la Salud solo cuando debe de operarse.

Con respecto al indicador del coste del alta hospitalaria, no deja tampoco de llamarnos la atención que somos los que más gastamos para dar un alta, unos 5 879 euros por persona. Entendemos nuestras singularidades como archipiélago que somos, pero no deja de ser una cantidad relevante. Nos gustaría que nos explicase por qué esta cantidad tan elevada a la hora de dar un alta, y también que nos diga si es cierto que la cantidad que dice el informe se ajusta a la realidad con los datos que maneja la consejería.

Y señor consejero, ¿usted me podría aclarar dónde está el problema, o dónde radica el problema, para que los datos que arroja el informe sean bastante distintos, o distan mucho siempre de los datos que luego usted, como consejero, nos hace llegar a los diputados?, ¿dónde está el problema?, no sé si quizás con la apreciación que hizo usted antes desde el atril de no somos partidistas, pero tampoco somos neutrales si ahí radica el problema, pero no sabemos por qué los datos son tan distintos.

Bueno, también es verdad que es una realidad. Nos llevemos por unos datos o nos llevemos por otros la realidad es que a la sanidad pública todavía le queda mucho camino por andar y muchas mejoras que hacer y, por tanto, en ese camino es donde tenemos que centrar todos nuestros esfuerzos.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora Mendoza.

Turno del Grupo Podemos, señor Márquez.

El señor MÁRQUEZ FANDIÑO (Desde su escaño): Gracias, presidente.

Dice el señor consejero que el informe de la Federación de Asociaciones en Defensa de la Sanidad Pública, claro, que no es neutral. Evidentemente que no es neutral, porque es la federación para la defensa de la sanidad ¡pública! y entre elegir entre la privada y la defensa de lo público, la federación para la defensa de la sanidad pública defiende lo público, evidentemente, ¿qué se espera usted de esta federación?

Pero los criterios que utiliza, señor consejero, para baremar a las comunidades autónomas y su sistema sanitario es el mismo para todas, es el mismo para todas, señor consejero. Sí, señor consejero. A usted no le gusta, pero es la misma, es la misma baremación que utilizan para todas las comunidades autónomas y si nos vamos a la clasificación obtenida, señor consejero, están las comunidades con mejores servicios sanitarios: País Vasco, Navarra, Aragón, Castilla y León; comunidades autónomas con servicios sanitarios regulares: Asturias, Castilla-La Mancha, Extremadura, La Rioja, Madrid; comunidades autónomas con servicios sanitarios deficientes: Baleares, Galicia, Andalucía, Cantabria, Murcia; y después ya están las comunidades autónomas con los peores servicios sanitarios, y entre las tres comunidades con peores servicios sanitarios, ¿sabe cuál es la última, señor consejero?, Canarias. Eso es lo que le molesta a usted de este informe que pone de manifiesto la realidad de nuestro sistema sanitario.

Por otro lado, hacen una comparación relativa de las comunidades autónomas en los últimos nueve informes. Yo creo que desde ahí usted lo ve, ¿verdad? (mostrando documentos a la Cámara), en los últimos nueve años, en amarillo lo verá, que Canarias está en el último lugar, bueno, en el año 2016 subimos un puesto, pero ya en el 2017 y 2018 volvimos a estar en el último lugar, señor consejero.

En las tablas de financiación resulta un dato llamativo, y es que no estamos, bien estamos al final de la tabla entre los presupuestos sanitarios per cápita, ¿verdad?, pero no estamos al final del todo, con lo cual esto pone de manifiesto una cosa, que no solo es una cuestión presupuestaria, señor consejero, no es solo una cuestión presupuestaria, es un dato muy interesante, muy interesante, señor consejero.

En la opinión ciudadana estamos en el último lugar, con un 6,10 sobre la satisfacción de los usuarios. En las listas de espera, señor consejero, si nos vamos a los días de promedio de espera en listas de espera de consulta a especialista los datos que vemos, por ejemplo de Andalucía, cincuenta y seis días; Aragón noventa y uno; Asturias sesenta y nueve; Baleares treinta y cinco. Más o menos están todos en ese margen, ¿sabe dónde está Canarias?, en ciento veintitrés días, señor consejero. Esto es lo que aparece en el informe que a usted no le gusta.

Y, además, aparece otro dato, que es interesante, y es la privatización, la inversión que se hace es de un 10 % en la privada. Y una solicitud de documentación que hice a su consejería vemos el total, la facturación total de las derivaciones a las clínicas privadas en el año 2016, 2017 y 2018, y vemos que en el 2016 eran 159 millones; en el 2017, 166; y ya en el 2018, hasta agosto, vamos por 115 millones, señor consejero.

Ese es el balance de su gestión, señor consejero, esta es la realidad que tiene la sanidad pública, ¿que no es neutral?, evidentemente que no, ellos defienden la sanidad pública, ¿usted cuál defiende, señor consejero?

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señor Márquez.

Turno del Grupo Popular.

El señor GÓMEZ HERNÁNDEZ (Desde su escaño): Muchas gracias, presidente.

Buenas tardes, señorías.

Muchas gracias al Grupo de Nueva Canarias por traer una vez más esta iniciativa a este plenario.

Miren, hemos analizado en diversas ocasiones este informe, que no nos coloca precisamente bien dentro del contexto nacional, un informe en el que se han empleado diversas variables; variables de financiación, de recursos, de funcionamiento, de política farmacéutica, valoración de los ciudadanos, listas de espera, privatización sanitaria... un sinfín de parámetros.

Entendemos que no es un informe que guste al consejero, y que guste analizar, pero yo creo que debemos ser -por lo menos la oposición debe ser- crítica de los informes que tenemos, de los que disponemos. Y hay cuestiones significativas, que yo ya he manifestado al consejero en alguna ocasión, que me preocupan de manera importante.

¿Qué opinión le parece al consejero el que la sanidad canaria se encuentre, por noveno año consecutivo, en el último lugar del conjunto del Estado español? ¿Qué opina usted de que un canario espere una media de ciento setenta y siete días para una intervención quirúrgica y un vasco cincuenta? ¿Qué opina usted de que un canario espere una media de ciento veintitrés días por una consulta de un especialista y un vasco veintiocho? ¿Qué opina usted de que el porcentaje de medicamentos genéricos en recetas gastado en nuestra comunidad autónoma sea el más bajo del Estado español junto con Murcia? ¿Qué opina usted de que el alta hospitalaria sea la mayor del conjunto del Estado español? ¿Qué opina de que el porcentaje de cirugía mayor ambulatoria sea el menor de toda España, junto con Navarra? ¿Qué opina de que nuestros quirófanos sean los que mayor tiempo ocioso tienen del conjunto del Estado español y los que menor número de operaciones realizan, junto con comunidades como Asturias, Extremadura y Murcia, que tienen una lista de espera ostensiblemente menor que la nuestra? Y, por último, señor consejero, ¿qué opinión le merece que los canarios seamos los ciudadanos que peor valoramos la sanidad pública?

No estamos para conformismos, señor Baltar, estamos analizando un modelo y tenemos que ver, que acabamos de (ininteligible) un presupuesto en el que usted va a disponer de 3000 millones de euros, 1500 millones de euros para el gasto en personal.

Pero, señor Baltar, aquí no se trata de gastar, gastar y gastar, y más madera, se trata de gastar mejor y de ser eficientes con ese gasto. La gestión debe ser mejor, señor Baltar, los recursos no son infinitos, y usted debe de adecuarse a los recursos que tiene para mejorar.

Señor consejero, se lo hemos dicho, estamos ante un reto importantísimo, tenemos una población creciente con un envejecimiento de la población que lleva a parajes nada halagüeños, y debemos de invertir en educación, en prevención y debemos estar ahí, como está el Partido Popular, presentando planes para la lucha contra la diabetes, contra la obesidad infantil, seguimiento de los planes de urgencias, seguimiento de los planes de salud, seguimiento de los planes de salud mental.

Señor Baltar, ¿dónde está la autocrítica, dónde está la autocrítica de esta consejería, dónde está la autocrítica del Gobierno? ¿Está todo bien? ¿Ustedes de verdad ponen el oído a lo que dice la gente en la calle?

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Gómez.

Turno del Grupo Socialista, señor Marcos Hernández Guillén.

El señor HERNÁNDEZ GUILLÉN (Desde su escaño): Gracias, presidente.

Buenos días, señorías.

Señor consejero, "Canarias es la región con la peor sanidad pública", Canarias7, septiembre del 2018; "Canarias repite como la peor sanidad pública", El Día, 11 de septiembre de 2018; "Canarias y Comunidad Valenciana, regiones con la peor sanidad pública", Agencia EFE, septiembre de 2018; "Canarias repite como comunidad autónoma con peor sanidad pública de España", La Vanguardia, 10 de septiembre de 2018; "Canarias repite como la peor sanidad pública de España", La Opinión de Tenerife, 10 de septiembre de 2018. Le podría relatar un sinfín de titulares de prensa.

Señor consejero, a cualquier responsable público debería sonrojarle. No sé si es el caso, señor Baltar, porque no le he escuchado ni un solo atisbo de autocrítica, ni un solo atisbo de autocrítica desde esa tribuna.

Estos datos fueron aportados a través del informe, efectivamente, de la Fundación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública, y a ellos me remito en esta exposición, donde nos sitúa en los primeros puestos, o sitúa en el primer puesto a Navarra, País Vasco, Aragón, y a nosotros, a Canarias, en el vagón de cola junto con la Comunidad Valenciana. Esta última ya lleva tiempo intentando revertir esta situación mientras que en Canarias, señor Baltar, nos quedamos en los titulares de prensa que tanto gusta a este Gobierno. Y entenderá usted que sin implementar medidas correctoras la situación no va a variar ni empeño que tienen en ello.

¿Sabe usted, señor Baltar, que ese informe apunta que la situación crítica de la sanidad pública canaria tiene que ver con la desinversión y elevado grado de privatización? Y ahora usted me dirá que se ha aumentado la inversión y que ya le daré..., le dará..., bueno, vamos, que le diré que estamos invirtiendo en las áreas estratégicas, quiero decir, si usted plantea que ha invertido más, yo le voy a decir que ha invertido mal porque no ha ido, lógicamente, a los puntos donde realmente se necesita.

Respecto a la... (ininteligible) ni me voy a parar, señor consejero, porque ya lo conocemos.

Otro de los elementos fundamentales del informe es la evaluación de las listas de espera quirúrgica y consulta a especialistas que se ha ido comentando, no voy hablar, doscientos setenta y siete días en Canarias con respecto al País Vasco que son cincuenta, en fin, eso que algunos otros que me han precedido lo han planteado.

Pero tiene una gran oportunidad, señor consejero, en este proyecto de presupuestos del ejercicio 2019. A ver si es verdad que esa oportunidad la aprovechamos, entre todos, para empezar a mejorar e implementar las cantidades suficientes.

Mire si no estamos de acuerdo que hasta el presidente del Gobierno, el señor Clavijo, decía, veinticuatro horas después de salir este informe, intentando desacreditarlo, a través de fallos metodológicos. Aquí todo el mundo es experto en metodología y en estadística. Pues, mire no que no está haciendo las cosas bien.

Y acabo, señor consejero, dice que nosotros no somos productivos, le indico que quien tiene que ser productivo es el Ejecutivo de este Gobierno, y hasta ahora... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora Hernández.

Turno del Grupo Nacionalista, señora González Taño.

La señora GONZÁLEZ TAÑO (Desde su escaño): Gracias, señor presidente. Buenos días, señorías.

Bueno, yo creo, señor consejero, que usted ha explicado suficientemente por qué entiende la consejería y los técnicos de la misma que este informe se basa en requisitos metodológicos insuficientes y que para, no para usted, para los técnicos de la consejería no es un informe con indicadores válidos.

¿Qué pasaría si Canarias apareciera en el primer percentil o grupo de comunidades?, pues que este informe en Canarias, para este Parlamento, no tendría validez, seguramente. Porque de lo que se trata es de poner en valor lo que no nos interesa o lo que no nos da bien y no las medidas concretas y los datos concretos.

Mire, usted lo decía y yo repito las ideas básicas, en primer lugar, el incremento presupuestario, y sí, un incremento presupuestario que nos lleva a superar los tres mil millones en el próximo presupuesto de 2019, pero un incremento presupuestario con resultados, que es de lo que se trata, porque aquí recordamos una etapa anterior en esta legislatura, en la que pese a los incrementos presupuestarios, las listas de espera subían, no bajaban. O sea, que se trata de incremento presupuestario, por supuesto que sí, y lo hemos pedido aquí todos los grupos, pero con resultados. En listas de espera, y lo veremos después, pero también en la valoración de las personas afectadas, de los pacientes, porque aquí resulta que cuando el paciente cree que la sanidad es mala, entonces tiene razón y es inteligente, cuando el paciente o la paciente cree que la sanidad es buena, porque le han atendido bien a él o a ella, entonces es que es muy generoso. Yo siempre he defendido que los ciudadanos son inteligentes o tontos voten a quién voten, opinen lo que opinen y no dependiendo de a quién voten o de qué opinen.

Y, mire, yo, y desde nuestro grupo parlamentario, le vamos hacer propuestas concretas para que en esos parámetros o en cualquier otro informe que se haga a nivel estatal comparativo entre comunidades autónomas, se tengan en cuenta una serie de consideraciones; primero: la lejanía, un sistema sanitario que tiene que transportar todo lo que llega a Canarias en avión, en barco; segundo: la insularidad, un sistema sanitario en el que tenemos que duplicar servicios entre distintas islas, y asumir un coste de personal y recursos materiales que supone que, además, tengamos que estar desplazando a personas de una isla a otra para ser atendidas; un sistema basado en la doble insularidad en el que tenemos que tener hospitales donde en territorio continental nunca se pondrían; un sistema sanitario que, además, atiende a millones de turistas sin recibir muchas veces por ello la compensación económica suficiente; un sistema sanitario en el que hemos tenido que asumir servicios en islas diferentes, diferentemente pobladas, un sistema complejo en el que, desde que este equipo, desde que este consejero, desde que el equipo de la... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Gracias, señora González Taño.

Turno del grupo proponente, del Grupo de Nueva Canarias, señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ: Señor consejero, yo de forma intencionada no cité el informe de la asociación para la defensa de la sanidad pública. No lo cité, y para mantener mi crítica a la situación de la sanidad pública, comparándola con el resto de las comunidades autónomas, no lo necesito. De manera que usted habló de una cuestión a la que yo no me referí, porque estaba más o menos cantado, ¿no?

En cualquier caso, me parece poco inteligente y muy socorrido lo de atacar al mensajero, esto es muy útil y muy habitual en política, y muy propio de análisis mediocres.

Mire, ¿por qué no existen informes de la sanidad pública hechos por las instituciones públicas?, ¿por qué tiene que ser una asociación sin ánimo de lucro, sin ayudas públicas, que hagan informes comparativos sobre este parámetro?, ¿por qué las fuentes de información son tan opacas, están tan retrasadas en esta materia? Yo no me referí a ese informe, que yo respeto y considero, entre otras cuestiones, porque lo hace un grupo de gente que cree en la sanidad pública, lo hace con pocos medios y, seguramente, con insuficiencias metodológicas. Seguro, pero yo no me referí a él.

De todas formas, hay parámetros que son indiscutibles, que son los que están más al uso: los tiempos de demora media. Esto sí que lo entienden los ciudadanos de a pie. ¿Por qué tenemos nosotros una demora media muy superior a la media, casi el doble de la media?, esto sí que no está manipulado por la federación de la sanidad pública. ¿Por qué tenemos menos porcentaje de cirugía mayor ambulatoria que la media española?, eso no es manipulable.

Oiga, seguro que es mejorable ese estudio, y sería deseable, y me pareció relevante, que hay que contactar con la asociación y buscar una interlocución. Y si no lo hicieran, flaco favor hacer la federación a la mejora de sus aportaciones, que son bien recibidas. Cuando aquí nadie discute, cuando aquí nadie investiga, cuando aquí nadie analiza que exista un grupo de profesionales, de ciudadanos, con compromiso por la sanidad pública, y hagan un esfuerzo durante quince años, de aproximarse a una evaluación comparativa de los sistemas sanitarios, hay que darles las gracias y ayudarles a mejorar. Pero esto de decir no me gusta el mensajero y por lo tanto... El problema no está ahí.

Mire, yo anoche en el hotel, después de ir a cenar, me vi el informe y me vi el Barómetro Sanitario del 2017, y esa es la opinión de la gente -siete mil y pico ciudadanos-. El peor resultado en relación a la valoración de la sanidad pública lo tiene esta comunidad, lo tiene esta comunidad. Hay un grupo de ciudadanos que dice que el sistema funciona bastante bien, la media española es del 19,6 %, el 20 % de la población dice que no hay nada que arreglar, en Canarias tiene siete puntos menos. No la federación, el barómetro sanitario. Es decir, ¡siete puntos de veinte!

La gente en Canarias recientemente evaluado por el Ministerio de Sanidad, no manipulado por los malvados de la federación de asociaciones de la sanidad pública, aquí solo el 12,9 % cree que está perfecta la sanidad, y en España el 20 %. ¿Esto qué es manipulación, o esta es la opinión de la gente? Y cuando se le pregunta a la gente que hay que rehacerlo todo, que hay que empezar de cero, que esto no funciona nada, en la encuesta, el conjunto de los ciudadanos del Estado español, solo el 5,4 % dice que hay que empezar de cero y que esto está fatal, y en Canarias el 12,3, bastante más que el doble, ¡más que el doble! Es decir, este año pasado en la encuesta, en el sociobarómetro, los canarios consideran, de forma sensible, que esto no tiene remedio, hasta el punto que duplican la opinión media española. Y esto no está manipulado por la Federación de las Asociaciones en Defensa de la Sanidad Pública.

Pero cuando se le pregunta sobre la confianza en lo público y en lo privado, qué elegirían, que ha mejorado pero seguimos siendo los que más desconfiamos de la sanidad pública, y más se confía en la sanidad privada, producto de la crisis que tiene el sistema sanitario público, la desconfianza que genera en la gente que es potencial usuaria de este servicio. Y los datos son evidentes: en la Atención Primaria estamos los más altos, en la atención especializada, en consultas, también, y en el internamiento también, en el internamiento, como las complejidades de los internamientos son como son hay una valoración de que es mejor la sanidad pública que los centros privados, pero, en este parámetro también, nosotros salimos mal parados. Donde más desconfianza se genera es en la Atención Primaria, en lo público, frente a lo privado, entre la Atención Primaria y especializada y la hospitalización.

Y luego, es verdad, y lo dije yo y siempre fue así por cierto, la gente nuestra es muy tolerante, exige poco, y son los que mejor valoran la Atención Primaria, la atención especializada y la atención hospitalaria. Como atiendas a la gente, la gente sale con una excelente impresión. Pero no ahora, ha sido siempre así. Porque somos gente que ponemos en valor lo que tenemos, y porque, cuando el sistema sanitario te atiende, te atiende con nivel, con responsabilidad y con relaciones, yo diría, cordiales, humanas. Pero eso no quita para lo primero, que es lo más relevante, la opinión de la gente sobre el sistema sanitario. Y eso es incontestable. Y solo faltaba que no fuera así, después de lo que hemos vivido.

Es que, claro, aquí la prioridad de la sanidad pública se pone ahora que se acercan las elecciones. Yo les vuelvo a recordar, y se lo recordaré, las veces que pueda, que el 1 de enero del 16 disponíamos de 160 millones para destinar a mejorar la calidad de vida de la gente, y no dedicaron ni un euro a la sanidad pública, prefirieron farolas y aceras y comprar voluntades. Y pasó 2016, 2017 y 2018, y ya estamos en el 2019. Yo les voy a recordar el tiempo que...

Mire, en agosto del año -miro para don Antonio-, del año 1995, compramos el solar para el hospital comarcal de La Palma, ¿sabe cuántos años tardamos en ponerlo en marcha al cien por cien?, no llegó a cuatro años. El año 1994 pusimos la primera piedra del Hospital Negrín, ¿y sabe cuánto tardamos en ponerlo al servicio de la gente al cien por cien?, cuatro años. Hicimos el hospital de El Hierro, de La Gomera, de paquete, desde la primera piedra a su puesta en marcha.

Lo que no se entiende es que los que prometieron hospitales comarcales, lo hayan incumplido de forma flagrante. Esto no es un bamboleo entre los del Parlamento. Las culpas, las responsabilidades están en quien dijo que iba a hacer un hospital comarcal en el sur, y quince años después, no está. La responsabilidad no está en la Oposición de turno, porque quien prometió, inauguró en varias ocasiones el Hospital del Norte, y ese le aseguro que eso no es un hospital comarcal, eso no es un hospital comarcal, y no van a conseguir la confianza de la gente ni de los profesionales, porque eso es un batiburrillo, eso es pura improvisación, ¡eso es engaño organizado!, eso es utilizar los intereses generales al servicio de la coyuntura mediocre de la política. (Se reincorpora a su lugar en la Mesa la señora presidenta).

Y pasa en eso y pasa en las carreteras y pasa en el saneamiento. El saneamiento no se ve, pero sigue. Pero en los atascos y en la sanidad, aunque la propaganda sea dura, aunque los recursos que destinen a comprar voluntades sean importantes, no van a cambiar la opinión de los sufridores, porque la gente no es tonta, porque la gente cada día paga las consecuencias.

Y estos quince años de descapitalización del sistema sanitario, de falta de inversiones, de falta de equipamiento, de falta de personal, de desmotivación, de desorganización, no se arreglan solo con dinero.

Y aviso a navegantes, porque lo veremos los próximos años -yo no sé usted, seguro no; yo sí, continuaré en esta Cámara si los ciudadanos lo tienen a bien-, quiero evaluar la eficiencia del esfuerzo presupuestario que estamos haciendo. Tengo alguna impresión. Aquí se trata de mejorar las cifras como sea -porque se acercan las elecciones- y no necesariamente de manera eficiente. Poniendo dinero, porque lo hemos conseguido y, el que les habla, ha contribuido con su partido de forma importante a captar más recursos para esta tierra, de forma importante, por patriotismo, no porque tenga interés en el Gobierno de turno.

Pero tengo una impresión. Y ahora que hay dinero se trata de cubrir el expediente de meter dinero, no...

La señora PRESIDENTA: Un minuto más, señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ: ... no importan los resultados, para tratar de tener las mejores cifras posibles, los mayores titulares posibles cara al próximo proceso electoral.

Pero el crédito, a quien teniendo oportunidades, teniendo medios, teniendo competencia, no desempeña sus funciones, se paga. Y, por eso, algunos para sí, desde hace mucho tiempo, no por usted, van así hace mucho tiempo, porque no se puede engañar a la gente siempre, no se puede engañar a la gente siempre. Y la sanidad ha sido un asunto de segundo orden para este Gobierno, y solo se activa cuando se acercan las elecciones. Y el mejor ejemplo, el mejor ejemplo lo tenemos en los hospitales del norte y del sur.

Y un día hablaremos sobre la historia de la planificación sanitaria, los aportes de unos y de otros, y quién ha cumplido con su deber cuando ha dado su palabra, y quién ha engañado a la gente un día sí, un año también y una década también. Y, de eso, ustedes entienden mucho.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Rodríguez.

Turno ahora para cerrar esta comparecencia el señor consejero.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Baltar Trabazo): Gracias, señora presidenta.

Bueno, pues, yo le agradezco, señor Rodríguez, que ya reconozca que vamos así. Porque usted dice que hemos mejorado.

Evidentemente, el barómetro... Bueno, yo me he ofrecido desde el primer día que llegué a este puesto, en la primera presentación que les hice a ustedes, abrí las puertas de la consejería para que quien quisiera viniese a constatar los resultados y la eficacia, puesto que, en ese momento, no se podía medir aún eficiencia. Ahora mismo podemos medir el tema en términos de eficiencia, pero, mire, señor Márquez, yo sí tengo unas dosis terribles de autocrítica. Me gustaría que usted tuviese la visión tan crítica del sistema, porque, probablemente, cuanto más lo conocemos más debilidades le conocemos.

Pero, miren, hay apriorismos que, nos guste o no, no ser neutral, no puede ser que cuando Carmen Montón toma posesión, el mismo día de su toma de posesión, la Federación de Asociaciones en Defensa de la Sanidad Pública publica "tiene el empuje y las convicciones necesarias para afrontar los problemas de la sanidad pública", o que cuando lo toma, toma posesión doña María Luisa Carcedo, en la segunda línea de su currículum diga que desde el año 1984 forma parte de la asociación y, por supuesto, la asociación publica "tiene los conocimientos suficientes en materia sanitaria para desempeñar esto". ¿Sabe lo que publicaron el día que me nombraron a mí? ¿se lo leo?, ¿lo de la zorra que cuidaba de las gallinas, lo de que había que convocar manifestaciones preventivas, etcétera, etcétera, etcétera? (Aplausos).

Luego, hay apriorismos, señor Rodríguez, que sí son importantes. Y yo, que sí soy muy autocrítico, invité al representante, y a los representantes, de la asociación, a formar parte de los equipos de trabajo de nuestra consejería. Y, créame, aquí tengo el correo, a su disposición, donde declinan la invitación, en concreto, además, en temas concretos, para trabajar en cuestiones como la lista de espera. Se ve que lo que tanto criticamos a veces no tiene para nosotros el interés que deberíamos.

E, insisto, soy el mayor de los autocríticos. Y estoy sometido a la evaluación por su parte que ustedes decidan, pero no podemos seguir utilizando ciertas cosas, porque si las medidas que estamos tomando y ¡el esfuerzo que están haciendo los profesionales! para llevar determinados resultados a un punto determinado, como es la reducción en la espera y, luego hablaremos de ello, porque por ejemplo, por primera vez la mediana está en setenta y uno, y no en ciento y pico días -un número que a ustedes les encantaba hace unos meses-, insisto, si no analizamos correctamente el esfuerzo que están haciendo esos profesionales -que no sé por cuánto tiempo más podremos pedírselo-, si no damos los mensajes apropiados, eso se va a volver en contra del propio sistema. Y, entonces, sí que el esfuerzo económico no habrá valido para nada.

Me van a perdonar porque hay algunas cuestiones que son especialmente importantes cuando se habla, por ejemplo, del barómetro. El barómetro, que yo he tenido el honor de presentar en la facultad durante casi ocho o diez años, porque lo analizábamos con los alumnos, se analiza en la serie temporal, don Román, como usted decía, y hay que analizar, consiguientemente, de dónde partíamos y dónde estamos. Porque en esas valoraciones que usted dice, efectivamente, pero es que Canarias partía de situaciones muchísimo peores a las que el barómetro de 2017 se plantea. Luego, la gestión del año 2017, la gestión del año 2017, que es lo que teóricamente veníamos a hablar aquí, creo que... Bueno, si usted quería hablar de otras cosas me lo tendría que haber hecho llegar, me lo tenía que haber hecho llegar, yo hago el informe, hago la comparecencia, de acuerdo con lo que se me pide por escrito.

Yo creo que hay una cuestión tremendamente importante, mire. Yo sigo insistiendo que a nosotros, como equipo técnico que dirige la consejería de Sanidad, no nos importa la vara con la que se nos quiera medir. Nos parece bueno y, de hecho, luego lo hablaremos, ahí está la auditoría de las listas de espera, etcétera, etcétera, etcétera. Estoy solo en discrepancia con una cosa suya, doctor Rodríguez, créame, a día de hoy hay un montón de evaluaciones, y respecto de los datos que maneja la asociación de la defensa para la sanidad pública, créame, a nosotros nos preocupan dos cosas: por un lado, la metodología y así se lo puedo trasladar; pero, por otro lado, los datos, porque, mire, el ministerio de Sanidad y Consumo, ahora mismo, publica regularmente datos, por cierto, estoy echando de menos, desde la incorporación de la nueva ministra, la publicación de la actualización de listas de espera -no vaya a ser que no salgamos todos iguales en la foto-, pero es importante que el ministerio mantenga sus publicaciones, porque no entendemos por qué se utilizan así los datos, no entendemos por qué se utilizan así los datos.

Porque mire, Román, existió un médico del siglo XIX, que suelen utilizar los investigadores de su profesión, que decía que "si no se sabe lo que se busca, no se entiende lo que se encuentra", decía Claude Bernard. A mí lo que me preocupa, en este caso, es que, sabiendo lo que se busca, no se entiende, o sí se entiende, la metodología empleada.

Muchas gracias y buenos días.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor consejero.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-1967 Sobre Del Sr. Consejero de Sanidad, sobre las razones que colocan a la sanidad pública canaria a la cola de las CCAA en la prestación de servicios sanitarios.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico