Diario de Sesiones 136/2018, de fecha 30/10/2018 - Punto 7

9L/C-2051 COMPARECENCIA DEL SEÑOR CONSEJERO DE SANIDAD, SOBRE LA GESTIÓN DE LA LISTA DE ESPERA, A PETICIÓN DEL GRUPO PARLAMENTARIO SOCIALISTA CANARIO.

La señora PRESIDENTA: Vamos ahora, señorías, a la comparecencia, la 2051, si no me equivoco, creo que es la última, señorías. También al consejero de Sanidad, sobre la gestión de las listas de espera, en este caso a instancias del Grupo Parlamentario Socialista Canario.

Para la defensa, señor Hernández.

El señor HERNÁNDEZ GUILLÉN: Gracias, presidenta, buenos días de nuevo a todos.

Señor consejero, le voy a lanzar una impresión, cada vez más extendida, y consiste en intentar minimizar la gravedad de la situación de las listas de espera a través de la propaganda mediática. Esa va a ser mi primera apreciación.

Porque, claro, es que no dejo de asombrarme, y permítame que haga una referencia a lo que acaba de decir, justo antes de bajar de esta tribuna, con respecto a los datos del ministerio, ¿cómo se atreve, desde su consejería, a hablar de la publicación de datos de lista de espera, cuando fue este Gobierno, usted presidiendo esta área, quien toma la decisión, el primer día, para que, en vez de publicarse mensualmente, como venía produciéndose, se desplace a los seis meses? (Aplausos) No es serio, señor Baltar, no es serio, eso no es serio lo que usted plantea aquí.

De ahí deriva, por otra parte, el gran inconveniente de la escasa transparencia de la Administración sanitaria de Canarias, que no pone al servicio del control público un sistema de seguimiento continuo de las listas de espera. Así, se entendería que pacientes y profesionales con los que hablamos, desde este grupo parlamentario, como no podía ser de otra forma, señor consejero, nos han indicado -y nos indican- que pacientes que estaban incluidos en la lista de espera, y dejaron de estarlo por arte del maquillaje, este tipo de información es lo que inclina a uno a no dar mucho crédito a algunos anuncios de descenso de las listas de espera como los tiempos de espera.

Otras informaciones, en forma de denuncia de pacientes, tiene que ver, por ejemplo, cómo una dolencia de traumatología es valorada por un reumatólogo, o que en algunas especialidades hayan sido citados para dentro de dos o tres años, sin que ello quede reflejado en el sistema, aunque tengan constancia en papel. Después, señor Baltar, tenemos los cierres de agenda, donde aquellos pacientes susceptibles, pero que no han sido incluidos de manera oficial en listas de espera, no son contabilizados. Señor Baltar, esto no solo acontece cuando la transparencia no conforma parte sustancial de la gestión pública, y este Gobierno no se caracteriza precisamente por esto.

Una de las acciones que resulta necesaria para dimensionar adecuadamente la lista de espera, la mejora de los sistemas de información y la depuración de los datos. Esto resulta especialmente necesario en las listas de espera de pruebas diagnósticas, menos en las de consulta, dado que en varias especialidades distintas y en distintos hospitales en lista de espera no forman parte del sistema global de información, sino que son gestionados internamente por el propio hospital o la propia especialidad. Transparencia de nuevo, señor Baltar.

La transparencia no es solo un ideal al que aspira la gestión pública, sino un requisito imprescindible para hacer transferencia de capital público. Es decir, si se va a dar dinero a lo privado, tiene que haber luz y taquígrafos, pues existe un alto riesgo, señor Baltar, de que el dinero no sirva a los intereses para los que fue presupuestado y satisfaga más a los inversores que a la población. De ahí la importancia de conocer, con total claridad, los flujos de pacientes entre el Servicio Canario de la Salud y la sanidad privada. No podemos olvidar que parte del supuesto descenso se habría hecho recurriendo a recursos privados con financiación pública, con una consecuencia manifiesta, que es la no habilitación plena del sistema público, al no poner al día las necesidades, recursos humanos y materiales para asumir plenamente lo que está afrontando con recursos privados, implicando una clara potenciación del negocio de la sanidad privada.

Señor consejero, además, le hemos escuchado argumentar que esa derivación viene provocada por la falta de camas y quirófanos, y una vez más, creo que es la segunda o tercera vez, si no en pleno, sí en comisión, que le voy a preguntar que qué pasó con esos 18,5 millones de euros presupuestados para infraestructuras sanitarias en el año 2007, y que no se invirtieron. Tal vez este tipo de respuestas, siempre y cuando usted las aporte, pueda, ir arrojando luz sobre esta espada de Damocles de las listas de espera sanitaria.

Lo que sí está plenamente demostrado es que un único tipo de acción no mejora las listas de espera. Cuando se aplicaron importantes flujos, fondos, a la concertación, que recuerde que puede ser una estrategia complementaria, no lo negamos, en la legislatura en la que el PP se responsabilizó, o estaba responsabilizado de esta área, en la Consejería de Sanidad, no mejoraron las listas de espera quirúrgicas a las que fueron destinados esos fondos.

Canarias -y si me permite un minuto, luego me lo detrae del otro lado, señor... (dirigiéndose a la Presidencia)-.

La señora PRESIDENTA: Un minuto más, señor Hernández.

El señor HERNÁNDEZ GUILLÉN: Canarias es una de las comunidades autónomas con mayor porcentaje de conciertos público-privados.

Y la falta de planificación, señor consejero, hace que se pueda justificar cualquier concierto sanitario. Lo que podría ser una colaboración puntual en un momento de máxima demanda asistencial, se ha convertido en un flujo continuo de pacientes -¡y de dinero!- desde el sistema público al privado. Invirtiéndose en la pública, y con una adecuada planificación, se fortalecería. Lo he repetido en varias ocasiones, una sanidad pública menos dependiente del sector privado, y estar dando una respuesta más efectiva a las listas de espera.

No vaya a ser que... Cuando el volumen de negocio público-privado es tan alto, como en el caso de Canarias, el riesgo de actúe en el regulador sea también elevado, es decir, meter el enemigo en casa. El que empezó siendo un supuesto amigo, y una posible solución al problema, adquiere una posición dominante, en connivencia con el poder establecido, dominando amplios sectores de los medios de comunicación, y extendiendo, o entiendo que en condiciones de dotar, o dedicar las condiciones, las condiciones de los gobiernos, incluso con capacidad de derrocarlos...

Señor consejero, en aras de esa transparencia hoy tiene usted una buena oportunidad en estar primera intervención de aclararnos algunos de estos supuestos de algunos casos y de alguna de estas propuestas...

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Hernández, se acabó su tiempo. Gracias.

Señor consejero.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Baltar Trabazo): Nuevamente, muchas gracias, presidenta. Otra vez, buenos días, señorías. Hoy están dispuestos ustedes a acabar con el menda porque no doy para más.

Señor Marcos, vamos allá. Créame que yo no tengo ningún interés en ser opaco en casi nada, a pesar de que mi masa corporal cada vez se vuelve más grande y eso hace que la sombra crezca y, consiguientemente, mi opacidad. Pero créame que no es desde el punto de vista profesional que yo busco tener el más mínimo nivel de opacidad, si no, hubiésemos hecho lo que hicieron ustedes en el año y medio que me predecesor, que fue a rechazar la auditoría de las listas de espera, fue una propuesta que se hizo en la etapa anterior y que ustedes rechazaron. Nosotros estamos siendo auditados, auditados por equipos de las universidades públicas y, que si no recuerdo mal, créame, no sé si les habrá llegado la citación, en el calendario que tengo en mi despacho dice que en el mes de noviembre llamarán a los representantes parlamentarios para informarles de cómo va el proceso.

Luego, créame, yo creí que veníamos hablar de otra cosa. Créame, yo venía preparado para contarle la estructura que habíamos potenciado, porque es lo que usted me preguntó un día, que la unidad central de lista de espera, que pertenece a la Dirección de Programas Asistenciales había iniciado una política, desde hace más de un año, que se llama Procesos de Mejoras, que en ella, por supuesto, abordaba cuestiones como la centralización y unificación de los sistemas de información, que yo, insisto, se lo digo a algunos de los periodistas que me interpelan con algún caso concreto cuando me pregunta respecto de cuestiones de lista de espera, yo creo que cuando alguien detecta cualquier circunstancia de esa índole, dicen que en no sé dónde han cerrado el acceso a la lista de espera, la denuncia debe ser inmediata, porque eso, formalmente, no está autorizado.

Yo le decía que estamos avanzando en una serie de procesos de mejora primero respecto de los sistemas de información y, luego, respecto de un programa que se llama Dar calidad a la espera, créame, porque es algo que a nosotros nos preocupaba especialmente, porque como hablamos desde el primer día que estuvimos aquí, los problemas hay que abordarlos con un determinado grado, creo, que de profesionalidad para poder darles solución.

No puede ser... Y dar calidad a la espera tendría que ser algo que parece en sí mismo contradictorio, pero, créame, el proyecto, y le leo, no tiene como objetivo reducir la lista de espera en sí sino la integración y normalización estratégica de dos valores fundamentales e íntimamente ligados, la calidad y la humanización. El proyecto está compuesto de dos líneas de acción, la primera una atención personalizada a los y las pacientes que se encuentran en lista de espera.

¿Y sabe usted, solo para darle un dato, sabe usted, desde que el proyecto está en marcha, lo que ha pasado?, pues mire, se han atendido, en estos momentos, un 39,42 % de pacientes en espera más, que han llamado para interesarse por su situación y ver la posible vía de resolución, un 10,10 % más que el año anterior.

Creo que avanzar en cuestiones como esta es especialmente importante para que todo el mundo tenga conocimiento, porque la transparencia no solo es para esta Cámara, es para el conjunto de los ciudadanos de Canarias, para que cada uno sepa la posición que tiene en la lista de espera y la viabilidad que tiene su proceso o el tiempo de espera que no queda más remedio que abordarlo.

El segundo elemento fundamental es la priorización, los proyectos de priorización en la lista de espera quirúrgica. Usted sabe que se hablaron desde el primer día que con el andar de los años en los planteamientos de indicación quirúrgica fundamentalmente se habían ido dejando determinados, digamos, ítems técnicos que, de acuerdo con los profesionales, se están resolviendo. Y así se han definido criterios con gestores y representantes de los colegios profesionales, con pacientes y asociaciones de pacientes, y con asociaciones científicas de las distintas especialidades quirúrgicas.

En nombre está prevista una última reunión con todos los representantes de los servicios quirúrgicos para tratar de cerrar estos proyectos de priorización para tener la lista de espera realmente priorizada por calidad porque hay una cuestión que es tremendamente importante, seguimos teniendo pacientes que renuncian hasta en seis ocasiones a ser operadores en la lista de espera mientras que probablemente otro no es llamado porque ese espacio se ocupa con esa reserva que vamos recitando.

Yo me vuelvo a remitir a un documento que para nosotros es básico que es el compromiso para mejorar la sanidad pública de Canarias donde les recuerdo que hay siete líneas de trabajo que en él se recogen desde ampliar la utilización de los quirófanos, de las consultas, etcétera.

Pero mire, yo, si me permite y acabo esta parte porque me está dando cada vez menos la cabeza para adelante, usted me decía que nosotros depuramos fundamentalmente en el ámbito de los diagnósticos, créame que cada vez siempre me elige aquello en lo que soy peor. Usted tiene un ojo clínico. Es decir, usted me dice que depuro las listas en las que no mejoro, o sea que soy torpe, no yo, todos mis equipos.

Llegaré al despacho y tendré que tomar medidas inmediatamente con quien hace esos números, porque mire, de depurar algo depuraría lo que mejoro nunca aquello en lo que empeoro.

Buenos días.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor consejero.

Turno ahora para los grupos. Grupo Mixto, quién, señora Mendoza.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Gracias, presidenta.

Buenas tardes señorías. Buenas tardes señor consejero.

Señor consejero, a ver, si nos limitamos a comparar los datos que se publican entre el 31 de diciembre del año pasado y el pasado verano, lo que dicen los datos es que ha habido una disminución de las listas quirúrgicas de 1513 personas. De hecho, los datos que dice su consejería, dicen que de 28 678 personas, se bajó a 27 165, y que, también, hubo una rebaja de la demora media de ciento setenta y seis días a ciento cuarenta y seis días; en relación de consultas a los especialistas ha bajado en más de 7 470 personas, especifica que de 132 267 personas a 124 797 personas; en pruebas complementarias, aunque hay una disminución significativa en los periodos de demora media de todas las pruebas, sí que se ha subido la lista de espera en 4067 personas, pasaron de 22 059 a 26 126 personas.

Pues bien, nosotros desde Agrupación Socialista Gomera hace unos meses lo que hicimos fue solicitar información al Servicio Canario de la Salud para que nos diera los datos acumulados de entrada y salida de las listas de espera del primer semestre, o sea lo que queríamos era el auténtico número de canarios que han pasado por las listas de espera en los primeros seis meses de 2018, y según lo que nos ha pasado el Servicio Canario de la Salud son que en las listas para cirugía en 2018 entraron unos cuarenta y cinco mil setecientos veinticinco canarios, de los cuales salieron de las listas unos cincuenta mil seiscientos noventa y seis. O sea, casi unas cinco mil salieron de las listas por encima de las que ingresaron.

Si eso lo restamos a los datos publicados en la página web de estos seis meses la diferencia de solo de 1513, un desajuste que evidencia, señor consejero, que debemos tratar los datos de forma distinta, con los acumulados y los cálculos que hagan falta para poder tener la auténtica valoración de qué está pasando y en qué áreas o especialidades deberíamos de poner más medios.

Por transparentar también el resto de datos que nos facilitaron. En la consulta de los especialistas, el acumulado de entradas en la lista el primer semestre de 2018 son de 378 655 canario y el acumulado de salida de la lista de ese periodo es de 396 167 personas; y en cuanto a las pruebas complementarias en los seis primeros meses fueron 120 442 canarios los que estuvieron en lista de espera y salieron 116 000. Hay una disparidad de datos entre lo que dice la consejería y el Servicio Canario de la Salud, al menos en cantidad de número de canarios.

Y otra cosa, es verdad que la lista quirúrgica ha bajado en datos globales pero, por ejemplo, la lista de espera en el hospital de El Hierro y de La Gomera sí que ha aumentado, datos globales está muy bien que hayan sido positivos...

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Mendoza.

Turno para Nueva Canarias, señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Es claro que las listas de espera constituyen uno de los parámetros para medir, para evaluar, para identificar el funcionamiento de los servicios sanitarios. No es el único, aunque siempre está presente en los sistemas sanitarios públicos por su carácter universal y porque siempre la demanda está por encima de la capacidad de respuesta de los sistemas.

El asunto es ponerlos en parámetros racionales, comparablemente racionales con nuestro entorno, de manera que lo razonable es que la demora media, que es el parámetro más preocupante, esté en la media o mejor que la media. ¿Por qué tenemos nosotros que ser siempre los peores? Hay que revelarse ante esta situación.

Por lo tanto todo lo que se haga para colocar la demora media en parámetros similares y, a ser posible, mejores que la media, están bien.

El esfuerzo presupuestario que estamos haciendo es relevante, muy relevante. Insisto en este asunto. Los recursos económicos son fundamentales, no son una garantía para los buenos resultados, porque la organización y la gestión es fundamental. Y en ocasiones la obsesión por los datos, por las cifras y por los procesos electorales hacen que las autoridades se centren más en maquillar y en mejorar las macrocifras que en garantizar procedimientos estables, seguros y no manipulables. No digo que se esté haciendo, digo que ese riesgo existe. Hay gente que dice que esto se está produciendo y habrá que evaluarlo.

Vamos a ver qué dice esa auditoría, y veremos la metodología de la auditoría, porque expertos en la materia yo no conozco muchos, no conozco muchos. Ya que estamos poniendo énfasis en la metodología, yo quiero ver la metodología de los auditores. Porque, insisto, todavía importando auditores expertos en gestión de servicio sanitario lo podía entender. No conozco muchos auditores, en esta materia, en Canarias, no los conozco. Supongo que harán un esfuerzo, pero evaluaremos el tema, pero no hay duda de que ahí tenemos un problema de legitimación del sistema sanitario.

Y, luego, hay una tendencia, una tendencia, que es humana, que es natural, a las autoridades de turno, a tratar de colocar la cifra de la mejor manera posible. Yo espero que esto no impida lo único importante, y es dar mejor respuesta, más rápida, de calidad, a las muchas demandas insatisfechas que tenemos en todos los ámbitos. Porque aquí está uno de los elementos más deslegitimadores de la sanidad. Y si las cosas no son reales, a la gente no se le convence con titulares. Insisto en esto. En la sanidad, en los atascos y en este tipo de problemas que se sienten, que se viven, los titulares y los premios no son suficientes para paliar el tema.

Yo espero que los datos sigan mejorando, porque es la obligación del Gobierno, porque dispone ahora de recursos, ya se acabó la disculpa de que es un problema de la crisis y de los recortes.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Rodríguez.

Turno ahora para el Grupo Parlamentario Podemos, señor Márquez.

El señor MÁRQUEZ FANDIÑO (Desde su escaño): Gracias, presidenta.

Cuando sepamos los resultados de esa auditoría, yo creo que tendremos varias opciones: podemos usar esos resultados como arma arrojadiza; podemos intentar seguir adelante`, parcheando los problemas por los cuales tenemos esas listas de espera y no somos capaces de dar respuesta a toda la demanda; o, realmente, podemos plantearnos que nuestra sanidad pública necesita cambios estructurales importantes. Porque, al final, el problema que tenemos en el Servicio Canario de la Salud con respecto a las listas de espera es un problema estructural, y no lo vamos a solucionar con parches a corto plazo para obtener resultados que mejoren un poquito las listas de espera y, de cara a la opinión pública, pueda decir, pues, bueno, hemos reducido... Porque en realidad el problema es de fondo, y el problema es mucho más transversal, por así decirlo.

Hablaremos, en ese caso, de nuestras infraestructuras sanitarias, del crecimiento demográfico que hemos tenido en los últimos años y cómo eso no ha llevado, paralelamente, un crecimiento en nuestras infraestructuras hospitalarias y, además, del ratio de facultativos por número de habitantes, que es una de las cuestiones que al final tenemos que hablar de esto.

Pero también tendremos que hablar de salud, también tendremos que hablar de prevención, también tendremos que hablar de condiciones laborales, de un territorio donde, evidentemente, si hay una precarización de la calidad de vida, pues, también se va a notar en nuestra salud, también se va a notar en la demanda que va a haber también de nuestro sistema sanitario público. Y, eso, lo hablamos el otro día cuando hablamos de salud mental, señor consejero, en la comisión. Si vamos a ir siempre permanentemente..., y no digo que vamos a tener ese debate sobre los cambios estructurales, pero si vamos a estar siempre enfocados, única y exclusivamente, a cómo vamos a dar respuesta de lo asistencial, y no vamos a darnos cuenta de que en realidad hay un problema mucho más de fondo, que es nuestra calidad de vida, nuestra salud, nuestras políticas de prevención, nuestra alimentación... Hay una serie de condicionantes que van a afectar en que sepamos dar respuesta y que tengamos los recursos para dar respuesta a toda esa demanda.

Por tanto, yo lo que creo y creo que deberíamos tener esa actitud, es decir hay un problema de fondo, hay un problema estructural grave en nuestro sistema canario de salud, y tendremos que hacerlo de una manera integral. Y, desde mi punto de vista, esto va a conllevar, sí o sí, una renovación de nuestro mapa sanitario. Y ahí tendremos que hablar de Atención Primaria, y ahí tenemos que hablar de nuestros centros de salud, ahí tendremos que hablar de una cantidad de factores que están influenciando que no son solo la atención especializada. Que sí que no hay ratios suficientes, que los pacientes tienen que esperar. Pero es que son muchos los factores.

Por tanto, yo creo que cuando tengamos esos resultados, todas las fuerzas políticas debemos tener la responsabilidad, y sobre todo no engañar a la ciudadanía, porque estos cambios no se van a producir a corto plazo, no va a haber parches, ni haber clínicas privadas en Canarias, señor consejero, que nos puedan aliviar la congestión que tenemos en nuestro sistema público.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Márquez.

Turno para el Grupo Parlamentario Popular, señor Gómez.

El señor GÓMEZ HERNÁNDEZ (Desde su escaño): Muchas gracias, presidenta. Buenas tardes, señorías.

En el poquito tiempo que tengo, que son tres minutos, voy a hacerle, hoy, señor Baltar, una sola cuestión. Fíjese, es supersencillo contestarme hoy.

Es curioso como los grupos parlamentarios hoy vamos a tratar de las cifras de listas de espera, y estamos hablando más de literatura que de números. Y eso es por una sencilla razón, y es que los grupos parlamentarios carecen de la información que necesitan para hacer un análisis minucioso de la lista de espera.

Y, mire, nuestro grupo parlamentario le va a hacer una sola cuestión: ¿qué ha hecho el Gobierno para dar cumplimiento a una proposición no de ley que trajimos a esta Cámara el día 20 y 21 de febrero, concretamente la 0548, que fue aprobada por unanimidad por todos los grupos parlamentarios? Solo eso. Solo le voy a preguntar eso.

Y ahora le añado un poco de literatura: ¿qué es lo que decía la PNL?, que deberíamos realizar una auditoría independiente de las listas de espera, en la que se daría audiencia a sindicatos, a colegios profesionales, a asociaciones de pacientes y a un experto por parte de los grupos parlamentarios. Que debíamos dar traslado a la Cámara de los resultados de dicha auditoría y, en su caso, propuestas de mejora de las listas de espera. Y, en tercer lugar, que esta auditoría tendría como objetivo prioritario, además de la correcta cuantificación de los pacientes de la lista de espera, que se identificaran las causas que provocan estos retrasos.

Ahora le cuestiono, señor Baltar, ¿qué ha hecho la Consejería de Sanidad, o usted, para el cumplimiento de este mandato del Parlamento? Si quiere, porque sus señorías tendrán, la verdad, mucha intriga, yo les puedo anticipar la respuesta: no se ha hecho nada. Nos han enviado una carta solicitando al experto. Se aprobaron el 20, 21 de febrero. Vamos a comenzar el mes de noviembre. No se ha hecho absolutamente nada. Esto no me parece serio, la verdad. Creo que se nos está agotando la paciencia a los grupos parlamentarios, imagínese cómo estarán los ciudadanos, señor Baltar.

Créame, su inacción en este tema no presagia nada bueno, señor Baltar, y van a ser buenas las sospechas que se ciernen una y otra vez sobre el maquillaje o manipulación de las listas de espera.

Usted guarda celosamente las cifras de la lista de espera en una caja fuerte de su consejería con tres llaves: una la tiene usted; otra la tiene el señor Conrado; y otra la tiene el señor Clavijo. Por favor, únanse los tres y abran esa caja fuerte y dennos los datos para poder analizarlos.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Gómez.

Turno ahora para el Grupo Parlamentario Nacionalista, señora González.

La señora GONZÁLEZ TAÑO (Desde su escaño): ... Presidenta.

Bueno, en primer lugar, darle las gracias a don Marcos por traer esta iniciativa, que nos da la oportunidad de felicitarle, señor consejero, a usted, a su equipo, y a todos los profesionales del sector sanitario por unos logros evidentes en una materia en la que nosotros, como grupo parlamentario, y creo que toda la Cámara, le marcamos una prioridad.

Por eso estamos hablando de otras cosas, por eso estamos hablando de mejoras estructurales que, por supuesto, por eso estamos hablando del futuro de la sanidad canaria, por supuesto, porque los datos son buenos. Porque si fueran malos estaríamos hablando de listas de espera, y resulta que casi nadie ha hablado de listas de espera. La señora Mendoza, que efectivamente debe tener los datos, los demás también los tenemos, señor Gómez, todos los tenemos, lo que pasa es que, como los datos son buenos, entonces venimos a hablar de otras cosas. Es así, porque si los datos fueran malos, entonces todos estaríamos echándole los datos a la cabeza.

Y, por cierto, dele una llave de los datos al señor Gómez, que está el pobre envidioso porque no tiene la llave. Yo estoy segura de que, con lo generoso que es el consejero, le dará una llave de esa caja fuerte de la que usted habla.

Y, mire, señor consejero, sí, por supuesto que sí, a las mejoras estructurales, a los planes estratégicos y a las cuestiones que tienen que ver con el medio y largo plazo de la sanidad canaria. Pero también "sí" a toda esa gente que nos llama, nos siguen llamando, porque hay gente en lista de espera que sigue desesperada, por supuesto que sí, porque este tema no se ha arreglado, y no se va a arreglar, porque es un sistema que... el sistema público genera esto, pero sí, también, nos llaman para felicitarnos, para darnos las gracias, porque ahora se están poniendo en contacto con ellos, porque ahora ese programa, que nos parece muy positivo, que han puesto en marcha de dar calidad a la espera, facilita que la gente se sienta atendida en una lista de espera, y eso es muy importante y también nos llaman para decirnos que está funcionando todo mejor porque les están llamando.

Y también nos parecen muy positivas algunas medidas que se están adoptando al hilo de esto, que es un concepto diferente, por ejemplo, el de movernos en lugar de moverlos, que los especialistas se dirijan a las islas no capitalinas para atender allí, en su medio, en su casa, a la gente, también el planteamiento de mejora de compromiso por la sanidad pública, también porque esto se ha hecho con el compromiso de todo el sector sanitario de esta comunidad autónoma, con todos los profesionales, que tienen mucho que decir, que ahora están opinando sobre cómo se gestiona la sanidad canaria. Por tanto, enhorabuena, señor consejero.

Aprovecho para felicitarle por el premio recibido, que no había tenido ocasión de hacerlo, aprovecho para felicitarle por ese premio, y ahora encontraba, por cierto, unas declaraciones del señor Morera, muy contento porque en su etapa también se dio un premio a los dos grandes hospitales canarios, y no oí a nadie aquí echárselo a... (Corte del sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

La señora PRESIDENTA: Gracias, señora González, se acabó su tiempo.

Turno ahora para el grupo proponente, señor Hernández.

El señor HERNÁNDEZ GUILLÉN: Gracias, presidenta.

La verdad que al consejero le había achacado, tal vez, falta de responsabilidad, pero llevar al intento de ridículo, de la risa, del Grupo Nacionalista, de Coalición Canaria, pues, como que no me ha cuadrado mucho, pero bueno, cada uno tiene su estilo y ahí no voy a entrar.

Si los datos fueran buenos, señora Taño, te aseguro y le aseguro, que el señor consejero publicaría los datos mensualmente y no lo haría semestralmente. Pero ya los tendremos, ya los tendremos y los tendremos ocasión también de analizar.

En todo caso, uno de los parámetros más importantes para reducir y controlar la lista de espera no es el incremento de la actividad, sino la adecuación de la indicación para ser sometido a una determinada técnica o tratamiento y el tiempo establecido para su realización. Es decir, que ser eficiente en esta materia no solo supone hacer más con menos, como estamos ya acostumbrados a escuchar, sino, sobre todo, hacerlo adecuado con los recursos disponibles y que, por lo tanto, la demanda y los recursos se incrementen en la misma proporción. Esa es la clave del éxito.

Por eso cuando hablamos de recursos, de incorporar recursos, tenemos que tener claro dónde van dirigidos, y si realmente están sirviendo para los objetivos a los que fueron destinados. Las causas del aumento de las listas de espera, bueno, el reto de cualquier servicio público de salud no es solo reducir las listas de espera sino, sobre todo, renovarlas, para que el tiempo de espera se reduzca en los plazos razonables. Es lo que decía antes el señor Rodríguez, eso es la base de esta, para esta lista de espera.

¿Las causas?, las causas son diversas. Voy a hablar de causas, y antes, como nos indicaba, señor consejero, que además pretendía que (ininteligible) productivos, voy a enumerarle, posteriormente, lo que, desde el Grupo Parlamentario Socialista, entendemos que pueden ser elementos claves y piezas fundamentales en el engranaje y en el funcionamiento para reducir las listas de espera.

Pero, ¿causas?, claro, pues el aumento de la población de tarjeta sanitaria, el envejecimiento de la población, el aumento de las enfermedades crónicas, los nuevos tratamientos más efectivos, como el de la hepatitis C, aunque en la hepatitis C podíamos hablar de otras cosas también -pero no da tiempo ahora-, la implantación de nuevas tecnologías, la mayor eficacia de los medios diagnósticos y terapéuticos, la mejora de la lista de espera en las pruebas diagnósticas llevan aparejadas, lógicamente, un empeoramiento de las listas de espera quirúrgicas, cribado de enfermedades, déficit de (ininteligible) nacional y regional, déficit de inversión en infraestructuras y en dotaciones, disminución de la posibilidad de implementar planes especiales, dificultad para contar con el apoyo del ámbito sociosanitario para derivación... En fin, podemos corregir o podemos llegar al acuerdo entre todos en que efectivamente esto son causas inherentes a las listas de espera.

Pero como bien le decía antes el Grupo Parlamentario Socialista quiere ser propositivo, y quiere no ser productivo, que repito, la productividad le corresponde al Ejecutivo no a quien lleva la sesión de control, a la parte opositora. Pero sí es verdad que hay posibles acciones, y es más, son acciones que usted las conoce bien, señor Baltar. ¿Y sabe por qué las conoce bien?, porque muchas de ellas ya se pusieron en marcha o se iniciaron en la etapa del señor Morera.Yo no digo que en etapas anteriores se hayan hecho esfuerzos -seguro-, pero como conozco los que se hicieron en aquella etapa quiero también resaltarlos.

Desde el Grupo Parlamentario Socialista le vamos a plantear una serie de cuestiones que si tiene a bien tomarlas en consideración estamos seguros que van a coadyuvar a mejorar las cifras de la lista de espera: mejora de la productividad del Servicio Canario de la Salud; mayor porcentaje en productividad por servicios quirúrgicos; plan, funciones y programas especiales; análisis pormenorizado de lo que se está haciendo; mayor rigor en lo que se solicita como nuevo; posibilidad de derivación, a centros concertados exclusivamente con carácter complementario, una vez que se haya superado la capacidad asistencial de los centros públicos, y siempre con objetivos de indicación y derivación que establezcan los profesionales del servicio.

Otra propuesta. Establecer planes concretos para la derivación de patologías que puedan ser fácilmente abordables en centros concertados: cataratas, varices, hernias, síndrome del túnel carpiano, en fin, derivaciones relativamente sencillas; planes especiales para los casos de muy largas espera: obesidades mórbidas, columna instrumentada, en fin, ese tipo de enfermedades que usted conoce y que perfectamente podían establecerse dentro de esos planes; plan especial, o generalización del turno de tarde, cosa que también se implementó, se está implementando, que debería estar ya establecido como carácter genérico; actividad de sábados, domingos y festivos; aumentar el rendimiento de los quirófanos, el equipo diagnóstico y locales de consulta; coordinación de todos los estamentos -falta coordinación, y en eso es verdad que es una asignatura pendiente, Señor consejero, estoy seguro que no solo en esta etapa, también en las etapas anteriores-.

Potenciación de la cirugía mayor ambulatoria, cirugía y hospitalización; protocolos de alta de los pacientes en las consultas de atención hospitalarias a Atención Primaria o hacia otras áreas asistenciales; contratación eventual de médicos para la reducción de las listas de espera -sé que algunas gerencias lo han hecho, hagámoslo más extensible-; papel de los gestores, papel de los jefes de servicio, de productividad, en organización y ordenar intervenciones o salidas de las listas de espera; telemedicina; implantar consultas de alta resolución; reordenación de especialidades; potenciar la intervención de la sociosanitaria, como decía anteriormente, sobre las listas de espera; poner en marcha consultas de enfermería hospitalaria; actuación sobre patologías de pacientes que son intervenidos... que no son ni intervenidos ni excluidos de la lista de espera quirúrgica; tener previstos planes de choque puntuales; reformulación de los módulos de atención continuada para mayores de 55 años; establecimiento de una comisión de programación quirúrgica en cada hospital que no dispongan de ella, el rendimiento de los quirófanos debería estar, y eso debería de ser un consenso entre todos, que supere mínimo el 75-80 % de esa productividad; justificar un procedimiento, implantar procedimientos que justifique la suspensión quirúrgica por causas ajenas al paciente...

En fin, señor consejero, yo creo que son elementos que pueden ayudar, que desde el Grupo Parlamentario Socialista queremos no convertir esta comisión o esta comparecencia en ningún tira y afloja sin ningún tipo de aportación sino que queremos, además, que usted tome a bien este tipo de consideraciones.

Pues yo, consejero, batimos récord en muchos indicadores como anteriormente en la anterior comparecencia hemos dicho. Y mientras algunos se benefician, muchos sufren, señor consejero, miles de personas sufren, se agrava su enfermedad y se deterioran los resultados en salud.

Lejos quedan ya aquellas palabras suyas donde con la módica cantidad de 16 millones de euros acabaría con las listas de espera. Yo no sé cuánto se habrá arrepentido de haberlas pronunciado esas palabras, señor consejero, desde luego que poco acertadas en el paso del tiempo, y qué alejada de la realidad cruda de los datos. Qué alejada de la realidad y del sufrimiento de la gente cuando el propio Clavijo felicitaba por los datos de lista de espera quirúrgica, cuando seguimos siendo la peor estadística en el conjunto del Estado.

Pero mientras el tiempo pasa, señor consejero, ese tiempo que no tiene muchos pacientes en Canarias que sufren con impotencia cómo su enfermedad avanza sin recibir respuesta del sistema público sanitario, lo que no puede ofrecer es ninguna confianza cuando este Gobierno se niega a la transparencia. Insisto, aunque usted diga lo contrario, se niega, da paso al empoderamiento a la ciudadanía, se niega a creer en la evaluación de las políticas públicas.

Señor consejero, no hay un solo impedimento legal ni técnico para que este Gobierno no pueda hacer público los datos de lista de espera, tal y como se venían dando, ni mayor coste económico tampoco. No hay ningún impedimento legal ni técnico para que este Gobierno no pueda hacer pública tanto la lista de espera estructural como la no estructural. Que se haga por hospitales, que se desglose el número de pacientes que han salido de la lista de espera por haber sido atendidos o por otros motivos. No hay ningún impedimento legal ni técnico, señor consejero, para que este Gobierno no publique las esperas por procedimiento quirúrgico. No hay ningún impedimento para que no se hagan públicas las derivaciones a centros concertados, tipos de procedimientos quirúrgicos que se conciertan y su coste. No hay ningún impedimento y, además, yo creo que le honra políticamente si ese paso lo da.

Nosotros, desde el Grupo Parlamentario Socialista, repito, lejos de soliviantar ninguna situación, porque en muchas ocasiones lo hemos dicho, y lo vuelvo a repetir, sabemos de las dificultades que entraña el Servicio Canario de la Salud, un mastodonte complejo, de mucha robustez, pero de difícil caminar. Pero atienda usted algunos de los requerimientos, el que le ha hecho este portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en materia sanitaria, o la que le han hecho otros portavoces de otras fuerzas políticas, porque este empeño, señor consejero, señor Baltar, créame, que es el mejor empeño y el mejor legado que pueda hacer usted en los pocos meses que le queda al frente de la consejería.

Al Grupo Nacionalista no sé cuánto le queda, seguramente el mismo que a usted en la responsabilidad de consejero. Pero, señor apaño, no tome a risa una cosa tan seria como las listas de espera, de verdad que creo que todo el mundo se lo agradecería.

Muchísimas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor.

Dígame, señora González, dígame.

La señora GONZÁLEZ TAÑO (Desde su escaño): Señora presidenta, no me ha dado tiempo a mirar el Reglamento qué artículo es, pero es evidente que quiero, 79, por el artículo 79 porque no puedo admitir las palabras de...

La señora PRESIDENTA: Deja que termine el consejero y después ya le doy un minuto.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Baltar Trabazo): Gracias, señora presidenta.

Señor Marcos, no tiente usted a la suerte diciendo que me quedan pocos meses, no vaya a ser que se comulgue usted con Baltar para cuatro años más, y entonces esto va a ser terrible, esto va a ser terrible (aplausos).

Mire, yo le agradezco que haya hecho usted un repaso del programa para listas de espera que presentamos en la Comisión de Sanidad, que presentamos, usted sabe, se lo agradezco, le agradezco el tono propositivo, y le juro que coincidimos en muchísimas de las cosas que usted ha propuesto, porque usted las ha oído en el mismo ámbito que nosotros lo hemos oído. Entre otras cosas, y me centro en algo que tocó el señor Rodríguez, en el tema por ejemplo de la cirugía mayor.

Pero yo sí creo y en eso, bueno... Muchas gracias, señora Taño, como siempre, por su intervención y por su felicitación, recuperaré luego parte de lo que usted dice.

Pero, señor Márquez, vamos allá, yo estoy totalmente de acuerdo con usted en que no solo podemos abordar el corto plazo. Pero hay una cuestión que sí es fundamental, y es el sufrimiento, como decía la señora Taño, de las personas que, a día de hoy, están esperando. Entonces, lo difícil es cuadrar esa ecuación de la planificación a medio-largo plazo, como usted bien decía, con reformas estructurales, a veces durísimas, a veces duras porque conllevan grandes alteraciones respecto de las condiciones que tenemos muchos de los profesionales que trabajamos en la casa.

Pero, fíjese, yo sí quiero hacer una reflexión que me parece especialmente importante respecto a lo que usted dice, cuando uno va a modelos como los que está planteando el señor Rodríguez y como los que usted dijo, Navarra, País Vasco -yo pongo dos más, Aragón y Asturias, y le hago un guiño aquí al Partido Socialista-, pues uno tiene que valorar que hay 300 euros de diferencia, en el peor de los casos, por ciudadano y año de gasto, eso significaría 600 millones de euros más dedicados a sanidad para obtener esos resultados.

Entonces, en lo que sí estoy de acuerdo con ustedes y en lo que planteaba la señora Taño es, tenemos que implementar un sistema, en la línea de lo que usted ha citado, señor Marcos, que vaya resolviendo las cuestiones del corto plazo planteando la modificación estructural que se precisa, para que, cuando lleguemos a esos 600 millones, que entiendo que debe ser el posicionamiento de la sanidad, pues, evidentemente, estemos preparados para sacar el óptimo beneficio del mismo.

Y, señora Taño, le daré a usted la llave para que el señor Zacarías la encuentre, porque es el único que no tiene datos porque, ¿usted ha oído a Melodie?, ¿usted ha oído a la señora diputada?, si poco más me hizo una auditoría contable, ¡que no sabía por dónde contestarle! Sí, hay que hacer mucho más de lo que realmente, en términos de resultados absolutos, se obtiene. Pero yo la felicito, le digo que cara a la cita que van a tener, tiene usted el trabajo hecho -si va a ser usted la representante de su partido, que no lo sé-. Y, créanme, la auditoría está convocada, están trabajando, y, que yo sepa, hay representantes de los partidos designados, pero si usted me dice que en su partido no han tomado esa decisión, yo iría dudando de que sea usted el elegido. Sigamos.

Respecto de lo que dijimos al final, señor Márquez, esto es como la canción de Raphael aquella de "digan lo que digan", da lo mismo lo que diga yo. Usted tiene, y no solo usted, a su compañero Lavandera también le gusta bastante, tiene una especie de rezado, y digo lo de "rezado" porque tiene las dos características básicas que tiene que tener un rezado. Primero, hacerse con fe, usted tiene fe absoluta en que a pesar de que no haya argumentos tras ello usted dale, dale, dale, porque tiene fe, tiene fe en el rezado; y luego, la segunda característica del rezado, repetido mil veces como una salmodia, como una letanía, una, otra, otra, otra, porque pensamos que por repetirlo mil veces se convertirá en verdad. Mire, no va a ser verdad aunque lo repita usted mil veces. El rezado es que la lista de espera ha disminuido, y yo, señorías, sigo tendiendo la mano a todos ustedes y prometiéndoles que, por parte del equipo que yo me honro en presidir, obra son amores y no buenas razones. Trabajo, trabajo y trabajo.

Buenos días (aplausos).

(La señora González Taño solicita intervenir).

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor consejero.

Señora González Taño. Un minuto.

La señora GONZÁLEZ TAÑO (Desde su escaño): Sí, señora presidenta.

A ver, en este Parlamento creo que todos los diputados y diputadas en determinados momentos, lo acaba de decir el señor consejero, usamos el tono jocoso o hacemos bromas sobre alguna broma que ha hecho algún otro diputado, sin que, cuando yo por lo menos lo he sufrido en un debate haya considerado ninguna falta de respeto por parte de la otra persona que me la hacía.

Ese, creo, que ha sido el tono que hemos empleado en este debate tanto en una comparecencia como en otra, el tono que emplea el consejero, el tono que hemos empleado todos, una broma del señor Zacarías Gómez, o creo que ese ha sido el tono.

Creo que hablé del sufrimiento de las miles de personas que están en lista de espera, sufrimiento que yo he pasado alguna vez cuando he estado en ella, y le aseguro que es duro y, por tanto, no creo que ni yo ni mi intervención tengan nada que ver con tomarse esto lo necesariamente en serio que es y, desde luego, creo y reitero que el trabajo que se está haciendo es bueno, pero sabe perfectamente el señor consejero que se lo hemos marcado desde nuestro grupo parlamentario...

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora González Taño, se acabó su tiempo.

El señor Hernández.

El señor HERNÁNDEZ GUILLÉN (Desde su escaño): No pensé que iba a ser... Simplemente, bueno, el aspecto jocoso lo puede usar cuando quiera, yo no voy a usar los aspectos jocosos con la lista de espera.

En todo caso, yo pido disculpas si se sintió aludida o afectada o ofendida, en todo caso no era mi intención y creo que además que lo sabe, señora Guadalupe.

Un saludo.

La señora PRESIDENTA: Muy bien.

Muchas gracias, señorías.

Se levanta la sesión, señorías. Muchas gracias.

(Se levanta la sesión a las catorce horas y quince minutos).

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-2051 Sobre Del Sr. Consejero de Sanidad, sobre la gestión de la lista de espera.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico