Diario de Sesiones 138/2018, de fecha 13/11/2018 - Punto 2

9L/C-1982 COMPARECENCIA DE LA SEÑORA CONSEJERA DE EMPLEO, POLÍTICAS SOCIALES Y VIVIENDA, SOBRE LAS AYUDAS TRANSITORIAS ECONÓMICAS A LOS PENSIONISTAS CANARIO-VENEZOLANOS RESIDENTES EN EL ARCHIPIÉLAGO, A PETICIÓN DEL GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR.

La señora PRESIDENTA: Como habíamos anunciado antes del receso, correspondería ahora la comparecencia 1982, a instancia del Grupo Popular, a la consejera de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda, sobre las ayudas transitorias económicas a los pensionistas canario-venezolanos.

Saludamos a las personas que nos acompañan, muy buenas tardes.

Señora Tavío, tiene la palabra.

La señora TAVÍO ASCANIO: Muchas gracias, señora presidenta.

Agradezco a la asociación Asopevec y también a la Unión Canario Venezolana que hayan hecho un esfuerzo. Habían sido informados de que esta comparecencia iba a tener lugar a las cinco, pero han adelantado y lo han hecho posible. Me consta que hay muchos compañeros que me han mandado mensajes que están viniendo.

Pero tenemos que empezar porque el asunto... el asunto no es menor y nos preocupa; este es un asunto que nos duele.

Vaya por delante que esta comparecencia, señora consejera, doña Cristina Valido García, a usted y a todo su equipo, gracias por hacernos llegar la documentación a través de una solicitud de información.

Y lo primero que quiero hacer, en nombre del Grupo Parlamentario Popular, es valorar de forma positiva, en el contexto global en el que nos encontramos, el convenio de cooperación entre la Administración pública de la Comunidad Autónoma de Canarias, a través de su consejería, con los diferentes ayuntamientos del archipiélago para exceptuar la recepción y valoración de las solicitudes de ayuda económica transitoria para pensionistas canario-venezolanos retornados a Canarias que llevan treinta y seis meses, casi tres años, sin cobrar sus pensiones. Hasta ahora, y según los datos que tenemos a septiembre del 2018, constan 225 solicitudes.

Señora consejera, si uno tiene en cuenta que existen más de trece mil afectados en toda España y los afectados que están por toda Europa y por el mundo repartidos, y que, de ellos, más de tres mil residen en Canarias, la realidad -y uno tiene que hacer esa reflexión y, con el corazón encogido, compartirlo con ellos-, la realidad es que no llegamos.

Porque, señorías -y hay que decirlo-, ningún gobierno del mundo puede resolver la situación de emergencia humanitaria y de miseria que está padeciendo la novena isla, la República Bolivariana de Venezuela. Y, por lo tanto, créanme que el hecho de que esta comunidad autónoma haya sido pionera diseñando este convenio y que haya podido, al menos, acceder a esas 225 personas, me parece algo loable. Yo no quiero ocultarle que me han llamado compañeros de otras comunidades autónomas precisamente para ver de qué manera hemos sorteado la legislación nacional y la legislación europea para buscar el mismo fin. En definitiva, ser pensionista emigrante canario-venezolano retornado, tener reconocida la pensión de jubilación por Venezuela, acreditar que a 31 de octubre del 2015 tenían cumplidos los 65 años y que se encuentren empadronados y/o mantengan la situación de residencia permanente en Canarias, además de estos requisitos, deberían o deben demostrar que, a pesar de ser reconocido el derecho a la pensión de jubilación venezolana, no la perciben de forma efectiva por parte del Gobierno venezolano desde diciembre del 2015, último mes que consta el abono por el Instituto Venezolano de Seguros Sociales.

Y es importante aclarar -y que a todos de alguna manera nos quede meridianamente claro- que esta es una ayuda excepcional y que es un gesto humanitario sin precedentes, y justificado solo en supuestos de vínculos, de lazos históricos con Canarias, porque ni la Unión Europea ni la legislación española, en estos momentos, nos permite otra cosa.

Porque, señorías, no nos engañemos, en materia de migraciones el Estado español tiene cedida su competencia a la Unión Europea; existe libre circulación de personas, de servicios, de mercancías y de trabajadores y, por lo tanto, cualquier decisión...

La señora PRESIDENTA: Un minuto más, señora Tavío.

La señora TAVÍO ASCANIO: ... cualquier decisión debemos consensuarla con la Unión Europea. Y, por lo tanto, señora Valido, ¿cuántos ayuntamientos? ¿Cómo se ha avanzado? ¿Qué tiene previsto para los próximos presupuestos? En definitiva, de alguna forma, comparta, comparta con este Parlamento lo duro y lo difícil que ha sido sacar un asunto tan delicado como este. Mi grupo tiene claro que esta no es la solución definitiva y que es algo absolutamente excepcional, y absolutamente, absolutamente... necesita de otras medidas de calado ante la Unión Europea.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Tavío.

Turno ahora para el Gobierno, señora consejera.

La señora CONSEJERA DE EMPLEO, POLÍTICAS SOCIALES Y VIVIENDA (Valido García): Buenas tardes, señorías.

Estamos ante un asunto de una complejidad tremenda y también con una... rasgo de sentimentalismo, de humanidad, de... Porque Venezuela para los canarios no es cualquier país. Porque los venezolanos para los canarios no son ciudadanos de cualquier país. Porque Venezuela nos suena a parte nuestra y los venezolanos, las venezolanas, nos suenan a hermanos y a hermanas. Porque muchos de nosotros tuvimos familia allí o la tenemos todavía. Porque muchos estamos sufriendo por ellos y estamos todos los días pendientes de las noticias a ver con qué se van a encontrar mañana. Porque cuando parece que las cosas no pueden empeorar, siguen empeorando.

Quiero agradecer a representantes de las asociaciones que nos acompañan su presencia a esta tempranera hora de la tarde, y agradecer también a la diputada del Partido Popular, a doña Cristina Tavío, esta comparecencia, para no pasar de puntillas y no olvidarnos del drama que están viviendo tantísimos hombres y mujeres que nos tocan muy de cerca.

Pero hoy estamos aquí para hablar de la situación de aquellos canarios que emigraron, que trabajaron durante mucho tiempo en Venezuela, que volvieron a Canarias para pasar sus últimos años, y que de repente dejaron de recibir la pensión. Y lo digo así, y lo voy a repetir, porque es algo que debe quedar claro para no generar expectativas a otras personas que han venido de Venezuela pero que no cumplen los requerimientos para las ayudas que en este Parlamento se plantearon, y lo quiero decir, porque decía mi abuela que más vale una vez colorado que cientos de días amarillo. No generemos expectativas a personas a las que no vayamos a poder atender, ni tampoco traslademos un mensaje de una ayuda de no sé cuántos miles de euros para quienes vienen, cuando tampoco esa es la realidad.

Estamos hablando de canario-venezolanos retornados, esto es lo que se acordó. Abuelos, padres, tíos, amigos, que pasaron toda una vida trabajando en Venezuela, que volvieron con su pensión en el bolsillo y que, una vez aquí, dejaron de cobrarla; esa es la característica del beneficiario de la ayuda que se planteó y la que hemos estado tratando de atender.

Hasta el momento, ya no son 225 personas sino 560 las personas que han tramitado documentación para solicitar la ayuda. Y ha sido tan difícil, tan difícil. Hay personas que no van a poder contar con la ayuda porque no pueden acreditar que cobraban la pensión. Ha sido tan difícil que obtengan un papel que diga que cobraban la pensión en Canarias hasta el año que dejaron de hacerlo. No sabemos si tenía derecho a pensión o no; es su palabra, no hay ningún documento que lo acredite. Así tenemos a un montón de gente que jura y perjura que estaba cobrando la pensión, pero no consiguen un papel ni del consulado ni de la embajada que lo acredite.

Hemos tenido que acudir a la entidad bancaria por la que cobraban las pensiones, a la que el Estado de Venezuela ingresaba las pensiones. La entidad bancaria nos da una relación, sin entrar en mayor detalle -por lo de la protección de datos-, de 1543 personas. 1543, de las cuales, repito, 560 han solicitado ayudas, más de trescientas están en fase de subsanación de documentación porque tienen serios problemas para poder acreditar lo que se les solicita. Muchos han fallecido ya, y muchos, nos dicen, han dejado de tener cuenta, no aparecen por ningún lado, porque lo único que tenían en la entidad bancaria era la pensión, no trabajaban habitualmente con esa cuenta, y cuando dejaron de venir las pensiones, muchas cuentas fueron canceladas. En esta situación ustedes comprenderán que es muy complicado poder acreditar quién tiene derecho a esa pensión.

Hemos llegado a acuerdo con los ayuntamientos para colaborar en la información, en el asesoramiento, en el acompañamiento, y sobre todo aquellos municipios que tienen a más personas en esta situación han sido muy comprensivos y han hecho un trabajo humanitario, sí, humanitario; el tratar de ordenar papeles, montar expedientes para que esas personas pudieran recibir su ayuda. Pero lamento decirles que no ha sido así en todos los municipios, y aunque me voy a ahorrar la lista, sí les voy a decir que hay 25 municipios que nos han dicho que no, que no iban a colaborar con la gestión de las solicitudes de estas ayudas. Es verdad que en esos 25 municipios hay algunos que es que no tienen prácticamente nadie, o tienen muy pocos casos, o no tienen ninguno que les afecte, pero, bueno, si tienes pocos se entiende menos, porque la carga de trabajo no es importante. Pero esa es la situación y hasta ahí voy a llegar. 63 convenios, 25 municipios que no han querido saber nada de este asunto.

A partir de ahí, trabajamos para intentar que las 560 solicitudes que tenemos registradas a fecha final de octubre, que, como saben -y si no, les digo-, era la fecha en la que acababa el plazo para solicitar la ayuda, no se han presentado más, no se han registrado más, tampoco esperamos que se registren. Mucha gente ha tratado de pedirlas, pero cuando han llegado a la ventanilla y han visto los requerimientos han desistido, porque o bien eran personas que llevaban menos tiempo en Canarias de lo que establece la orden; han llegado hace un año, hace poco, ya cuando vinieron ya la pensión no se cobraba, en fin... Hay una casuística muy amplia que ha hecho que no continúen con la tramitación de la ayuda. Personas con muchas posibilidades por la documentación presentada de obtener la ayuda, en este momento, como les digo, 560 de esas 1543 que nos decía en su momento la entidad bancaria que estaban cobrando la pensión en el momento en el que dejó de venir. Es verdad que hablamos de gente mayor, es verdad que algunos pueden haber fallecido y es verdad que algunos han vuelto a Venezuela. Porque, al final, incluso estando muy mal allí, tienen algún tipo de familia, alguna relación extensa y aquí no veían la manera de seguir. Seguro que ustedes conocen algunos que han decidido finalmente irse para allá, porque por mal que se está pasando aquí tampoco tenían mayor salida. No tenían... no llegó esta ayuda antes de que se fueran y no han podido agarrarse a esta posibilidad, pero esta es la situación a fecha de hoy, y hablando de 560 personas que pueden tener el derecho, nosotros estamos en situación de poder garantizar... en el ejercicio 2019 podríamos asumir también de nuevo esa ayuda para esas personas que cuenten en este año con esta ayuda, digamos, transitoria, de emergencia, hasta ver qué pasa.

Hemos traslado al Gobierno anterior y al Gobierno actual la necesidad de que se plantearan este tema y que lo plantearan en Europa, en Bruselas, y que plantearan donde fuera necesario, porque Canarias sola no podía enfrentarse al drama que supone todas las personas que está viniendo y que tienen relaciones, vínculos afectivos, que están aquí y que están en una situación muy grave y con escasos derechos, si tienen algunos. Y tengo que decir, lamentablemente, que ni antes ni ahora hemos encontrado demasiada atención, y que hay un informe bastante triste del propio Defensor del Pueblo en el que habla del Gobierno de España, de su actitud ante esta situación, y no lo dejan nada bien. No creo que sea necesario que yo lo lea, quien tenga interés ese informe es de sobra conocido, dirigido al Gobierno anterior. No sé si con el Gobierno actual ha tenido contactos, pero lo que se pide o lo que plantea el Defensor del Pueblo no termina de prosperar, y no es otra cosa que se les otorgue una pensión no contributiva a estas personas que viven en España en esta situación.

Es verdad que habrá quien diga que en esa situación pueden haber personas de otras nacionalidades, que esto es muy complicado, fácil no es...

La señora PRESIDENTA: Un minuto más, señora consejera.

La señora CONSEJERA DE EMPLEO, POLÍTICAS SOCIALES Y VIVIENDA (Valido García): Nosotros sabemos que fácil no es, lo estamos viviendo en nuestras propias carnes, que no es nada fácil, pero alguna salida habrá que encontrar en el ámbito de la Unión Europea para todas las personas que están saliendo de ese país y que necesitan de esa ayuda.

En principio yo no tengo mucho más que decir, pero sí me gustaría dejar la tranquilidad a las asociaciones que nos acompañan de que las personas que reúnen todas las condiciones y que este año van a contar con esa ayuda transitoria que aprobó este Parlamento, todas sus señorías, van a contar con ella, también, el próximo año; que estamos seguros de que, hablando del número de personas que hablamos, no va haber ningún problema para que el año que viene puedan ser beneficiarios.

Y, de momento, hasta aquí, a la espera de escuchar al resto de diputados y diputadas, y completaré en mi segunda intervención.

Gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora consejera.

Turno ahora para los grupos. Grupo Mixto, señor Ramos Chinea.

El señor RAMOS CHINEA: Gracias, señora presidenta. Buenas tardes, señorías. Buenas tardes a la Asociación de Pensionistas y también a la Unión Canario Venezolana, bienvenidos a esta casa.

Señorías, señora consejera, es muy duro irse de su casa con lo puesto y atravesar un océano para luego mendigar lo que por justicia y derecho es suyo, verse que no es posible recibirlo porque sus anteriores gobernantes lo han decidido así unilateralmente; y cuando se dirijan a los poderes públicos del lugar de acogida, desgraciadamente, buscando una solución a su situación de emergencia social no paran de encontrarse con todas las puertas cerradas, sin el acceso a las ayudas, para que, de alguna forma, puedan salir adelante los venezolanos solo les queda acudir a cabildos y ayuntamientos, encontrándose con funcionarios con las manos atadas que deben darles un no por respuesta. Desde las administraciones locales se está dando la cara a un grave problema social al que no se le pone solución. No es posible que le pongamos trabas continuamente.

El Gobierno de España, tanto cuando gobernaba el Partido Popular, y ahora con el Gobierno del PSOE, no están dando una respuesta válida y generalizada para toda España a la que puedan acogerse los venezolanos. Es que seguimos dejándolos a la expectativa a cada discurso que hacemos, y la realidad es que no han hecho nada para arreglar la situación con respecto a la convalidación de las pensiones venezolanas en nuestro país. Y a pesar que Canarias ha demostrado una mejor predisposición y ha tratado de articular algunas ayudas -como usted muy bien ha explicado, señora consejera-, luego fijamos requisitos que son inviables para la inmensa mayoría de los venezolanos; al menos en el tema de los pensionistas así ha sido.

Señora consejera, a pesar del gran esfuerzo que se hace desde Canarias, tanto en la propia Venezuela como aquí, es lógico que hay que revisar estos requisitos para poder acceder a las ayudas. Nosotros, por supuesto, no le estamos pidiendo que atienda mejor a un venezolano que a un canario; sabemos que hay límites y que el marco normativo es el que es, pero tenga en cuenta que nosotros estamos hablando de personas en situación de emergencia social, y que dentro de lo posible, a idéntica situación personal, deberían tener una respuesta lo más similar posible. Y lo ideal es que se evalúen las causas de negación de las solicitudes y que revisen los requisitos que están provocando más rechazo para ver si es posible cambiarlos. Y debemos reforzar la inclusión social para que cualquier persona sin posibilidades económicas se la apoye hasta que esta persona pueda salir adelante con sus propios medios, porque no todos son pensionistas o tienen familiares en Canarias.

Tanto los ayuntamientos como los cabildos están siendo desbordados. Por ponerle un ejemplo, en la isla de La Gomera tanto el Cabildo de La Gomera como los diferentes ayuntamientos tienen muchas veces pues que decir no...

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, muchas gracias, señor Ramos Chinea, muy amable.

Turno ahora para el Grupo de Nueva Canarias, señor Campos.

El señor CAMPOS JIMÉNEZ (Desde su escaño): Señora presidenta. Saludar también a las personas que nos acompañan.

Es cierto que hace aproximadamente un año, año y medio tuvimos ese debate en este Parlamento y se acordó aquí en esta Cámara buscar soluciones, buscar mecanismos que permitieran que las personas que un día tuvieron que salir de esta tierra hacia Venezuela y decidieron regresar de manera voluntaria o porque se vieron de alguna forma empujados a ello y habían perdido la posibilidad o les habían sustraído la posibilidad de cobrar sus pensiones, pues, que desde esta tierra tuviéramos ese ejercicio de solidaridad con nuestra gente, porque es verdad que son nuestra gente, con independencia de que hubieran decidido irse a Venezuela, como otros muchos lo hicieron en otros momentos.

Teníamos la duda de exactamente cómo había ido funcionando esta medida. Algunas de las cuestiones que íbamos a plantearle ya nos la ha aclarado la consejera. Es cierto que quizás los mecanismos, los criterios que se establecen a veces son de difícil cumplimiento, sobre todo cuando el marco relacional no es el mejor con el país venezolano en este instante, al menos en el ámbito de la colaboración administrativa.

También es cierto que los requisitos existen en todos los ámbitos, también con nuestros pensionistas. Hemos tenido importantes debates en esta Cámara y los que no cumplen con los requisitos no tienen derecho a prestaciones; primero, no tienen derecho a pensiones e, incluso, en los casos de pensiones no contributivas. Eso no significa que debemos de seguir haciendo un ejercicio de intentar buscar salida a esas personas que de alguna forma siguen garantizando que ellos cobraban pensiones y que, si apareciera la documentación, probablemente tendrían derecho a la misma.

Creo que tenemos que hacer un esfuerzo en todos los sentidos, llegar a un acuerdo para ver si esos mecanismos podrían solventarse de alguna forma.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Campos.

Turno para el Grupo Parlamentario Podemos, señor Márquez.

El señor MÁRQUEZ FANDIÑO: Buenas tardes. Gracias, presidenta.

Bueno, siendo un acuerdo unánime de esta Cámara, esa propuesta que se aprobó... Por tanto, animamos al Gobierno de Canarias a que siga en ese trabajo para que lleguen al mayor número de personas esas ayudas y que lo hagan de manera eficiente a pesar de las trabas administrativas, de las dificultades que encuentra, y eso, señora consejera, tiene todo nuestro apoyo.

Pero llama cuando menos la atención que sea el Partido Popular el que reiteradamente se presente en esta Cámara como defensor de los derechos humanos, de la protección migratoria y de las pensiones. Llama cuando menos la atención porque si tanto les preocupa esta situación económica por la cual está habiendo dificultades para cobrar la pensión en Venezuela, yo le pregunto al Partido Popular y le pregunto a la señora Cristina Tavío, que ha hecho esta comparecencia, ¿por qué apoyan ustedes en el Parlamento europeo sanciones económicas contra Venezuela que solo hacen empeorar y aislar la situación económica del país? ¿No es absolutamente incoherente venir aquí a pedir ayudas para que los migrantes que vuelvan puedan cobrar su pensión porque no la cobran de Venezuela, mientras ustedes en el Parlamento europeo ahogan económicamente a Venezuela? (Palmoteos desde los escaños).

Si tanto les importa a ustedes la protección migratoria, ¿por qué de las 14 000 solicitudes de protección que ha habido en España durante los años 2016 y 2017, que gobernaban ustedes, solo tramitaron 19? ¡19 de 14 000, señora Tavío!

¿Cómo pueden ustedes presentarse aquí como defensores de esas ayudas humanitarias cuando ustedes llegaron al Gobierno y recortaron el 95 % de las partidas que estaban destinadas a ayudas humanitarias? ¡El 95 % recortaron, señora Tavío!

A ustedes estos datos los descubren, señora Tavío. A ustedes no les importan los derechos humanos, no les importa la protección migratoria y mucho menos las pensiones, cuando tuvieron ustedes a los pensionistas en la calle, en la calle, manifestándose, las personas mayores reclamando una pensión digna en este país. ¿Cómo ustedes vienen aquí a defender los derechos humanos, las pensiones y la protección migratoria, señores del Partido Popular? Ustedes no tienen credibilidad para esto, ustedes no están legitimados para venir a este Parlamento a presentarse como los grandes defensores de los derechos humanos. Ustedes son los de la guerra de Irak, ustedes son los de los 280 000 muertos de una guerra ilegal. Hay que recordarla. Sí, señoría, ustedes son los amigos de Trump, de Bolsonaro; ustedes son los que en el Parlamento europeo votan apoyando a los fascistas húngaros. Sí, señorías del Partido Popular, son ustedes, señorías del Partido Popular.

Y a los venezolanos, ¿saben?, que vienen, ¿saben una cosa que les importa mucho?, es tener sanidad universal, señores del Partido Popular, algo que ustedes se cargaron con el real decreto del año 2012.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Márquez.

Turno ahora para el Grupo Popular. Grupo Popular...

Ah, que es la señora... Perdón, disculpe, perdón, sí, sí, tiene razón, perdón.

Grupo Socialista, señor Pérez.

Perdón.

El señor PÉREZ HERNÁNDEZ: Gracias, presidenta.

Nosotros también saludamos a las personas que nos acompañan.

Como ya se ha dicho, en la ley de presupuesto del año 2018 se incluyó una ayuda transitoria para los venezolanos y venezolanas retornados que no cobran pensión porque el Gobierno de Venezuela dejó de pagar desde finales de 2015, aproximadamente, a aquellos pensionistas que salieron del país.

En los dos últimos años, señorías, se estima que han llegado a Canarias unos dos mil venezolanos retornados de la octava isla, muchos de los cuales son jubilados y jubiladas que ni pueden trabajar ni reciben una pensión por la que llevaron o por la que cotizaron durante toda su vida. Ya lo ha explicado aquí la consejera, es un drama el que están viviendo estas personas, y la situación es tan agobiante que incluso desde el momento en que se aprobó el presupuesto la señora consejera incluso tuvo que, se vio obligada a remitir una nota de prensa pidiendo a estas personas que no... que dejaran de acudir a los servicios sociales porque había que articular toda la normativa que pudiese servir para justificar esta ayuda.

Ya ha explicado lo complejo que es la justificación de esta ayuda. Inicialmente se nos dijo que iba a ser una ayuda como la PCI, después se planteó abonarla en dos pagos, para pasar, finalmente, a un pago único. Señora consejera, no sabemos con certeza de su intervención, yo no lo entendí, si al final ya se ha podido pagar alguna de esas ayudas o aún no se ha pagado ninguna. Y hasta que esta ayuda llegue, los canarios retornados seguirán esperando una solución.

Y una cuestión, por último, que me gustaría preguntarle, es que en su segunda intervención, si me lo puede responder, es ¿por qué no aparece la ayuda en los presupuestos del año 2019? Porque se entiende que va a seguir vigente la transitoria de 2018 o porque ya se acaba esta ayuda definitivamente y solamente se va a hacer referencia a lo presupuestado en el año 2018. Nosotros entendemos que si vale la transitoria del 2018, si está vigente, debería matizarse con una enmienda al articulado.

En definitiva, entendemos que es una situación tremendamente complicada y animamos al Gobierno a, en la medida de lo posible, poder dar satisfacción a estas personas que, digo, cotizaron en su día, han dejado de recibir su pensión injustamente, y que nos vemos en la obligación de poderles ayudar por la situación crítica que están pasando.

Gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Pérez.

Turno ahora para el Grupo Nacionalista, señora Beato.

La señora BEATO CASTELLANO: Gracias, señora presidenta. Señorías. Saludamos también nosotros a quienes nos acompañan en la tribuna, porque la preocupación por los pensionados venezolanos ha sido y es una constante de Coalición Canaria y de mi grupo parlamentario.

Allá por marzo del 2017 presentamos la primera iniciativa en la que pedíamos al Gobierno de España dos cosas. La primera, que hiciera cumplir a Venezuela el convenio bilateral. Sin embargo, hoy por hoy, con la devaluación de la moneda y la situación la inflación en Venezuela, ya eso no nos conviene, porque con el sistema Bitcoin ¿con cuánto podría saldarse la deuda?, ¿con 25 euros, con 30 euros? Poco más, poco más. España debe reconocer que Venezuela no paga las pensiones, porque el problema es que figuran como beneficiarios de una pensión, que no cobran desde el año 2015, y por lo tanto se les desestiman las ayudas.

Lo segundo que pedimos, entonces, es que España reconozca, a los que trabajaron aquí y cotizaron algún periodo, los complementos a mínimos, hasta alcanzar la pensión mínima española, y, al resto, que España les reconozca una pensión asistencial no contributiva por ancianidad.

Estamos orgullosos como grupo parlamentario de haber promovido la enmienda a los presupuestos y de que este Parlamento se sumara a esa ayuda, a pesar de que, como ustedes saben, ha habido críticas. Algunos no la han entendido, porque la entienden como un privilegio, y hay que explicarle a las nuevas generaciones lo que significaron los canarios en Venezuela, cuánto debemos a los canarios de Venezuela, cuánta hambre mataron los bolívares de Venezuela. Canarias se ha construido también con el esfuerzo y el trabajo de los canarios en Venezuela.

Han sido muchas las dificultades, consejera. Primero, porque no sabíamos ni siquiera cuántos eran ni dónde vivían, las pegas de la entidad bancaria, los convenios con los ayuntamientos -algunos ayuntamientos no dieron respuesta-. El Gobierno de Canarias ha trabajado solo en este asunto, sin la ayuda del Gobierno de España, y trabaja a destajo para conseguir que esos 560 expedientes por fin puedan resolverse favorablemente.

Señor Marcos, es necesaria una nueva enmienda. Le aseguro que mi grupo parlamentario ya está trabajando en una nueva enmienda a los presupuestos para extender en el próximo año las ayudas al mayor número posible de beneficiarios. Y vamos a seguir batallando allá donde esté Coalición Canaria para que el Gobierno de España reconozca esos complementos al mínimo o reconozca una pensión no contributiva de ancianidad, para resolver este problema al que sabemos de antemano que Venezuela, en este momento, no está en condiciones de dar respuesta. Vamos a seguir estando al lado de los pensionados. Vamos a seguir estando al...

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Beato. Muchas gracias.

Turno ahora para el grupo proponente. Nuevamente, señora Tavío, Grupo Popular.

La señora TAVÍO ASCANIO: Muchas gracias, señora presidenta.

Señora consejera, gracias por la información.

Y yo reitero lo que le he dicho en mi primera intervención en nombre del Grupo Parlamentario Popular, porque algunos no lo entienden. Algunos no entienden que no estemos dispuestos a hacer política con todo. Y el Grupo Parlamentario Popular, igual que me ha parecido entenderle a la señora Beato, no está dispuesto a hacer política con las pensiones de nuestros hermanos de Venezuela. No estamos dispuestos.

Pero yo quiero hacerle una reflexión, porque sinceramente no entiendo la posición de algunos grupos políticos, que no condenan la ayuda... perdón, que no permiten, que votan en contra de la ayuda humanitaria internacional, de la intervención internacional humanitaria en Venezuela; votan en contra. Que no condenan la dictadura en Venezuela, pero hoy piden que el dinero de los canarios vaya a resolver el problema que ha generado Maduro. No se puede estar con Dios y con el diablo al mismo tiempo, señorías, señor Campos, señor Márquez.

No se puede pedir, no se puede pedir, que el dinero de los canarios vaya... sí, ustedes lo están pidiendo, ustedes están pidiendo al Gobierno de Canarias que dedique dinero a pagar las pensiones de los venezolanos, pero no denuncian a los que no están pagando esas pensiones, y esto es lo que no podemos permitir, y eso es lo que ustedes tienen que explicarle, no a nosotros y a los grupos políticos que estamos aquí dentro. A los venezolanos, que son los que no cobran sus pensiones por una dictadura, señorías, por una dictadura.

Y por lo tanto, y por lo tanto, y yo no he venido aquí, señora Valido, a hacer política. Yo he venido aquí a hacer y a... Lo iba a dejar para la proposición no de ley, porque me iba a poner de rodillas, literalmente, a pedirle a los grupos políticos de la izquierda que rectifiquen y que cambien la posición, porque, señorías, se lo dije en su primera intervención, y nos tranquiliza, por cierto, la información que comparte con nosotros, no 225 solicitudes, sino 63 convenios y 560 solicitudes de ayuda. Y yo felicito a su equipo, señora Valido, porque ha sido capaz de hacer lo que no están haciendo ninguna de las regiones, pero no nos engañemos: esto es dinero de los canarios, y quien tendría que pagar estas pensiones es la República Bolivariana de Venezuela, y quien está negándole esas pensiones a nuestra gente, a nuestros hermanos, a los canario-venezolanos, es un Gobierno que algunos alaban y que algunos asesoran, señora Valido.

Y, por lo tanto, como decía en mi primera intervención, esto no se resuelve solo solicitando a la Unión Europea un estatuto personal, como mi grupo político y los verdes están pidiendo en el Parlamento Europeo; esto se resuelve en el Consejo de Ministros, en la Unión Europea, volviendo a exigir el aislamiento internacional de una dictadura, pidiendo la liberación de los presos políticos y exigiendo el restablecimiento de la libertad y de la democracia en Venezuela y la convocatoria de unas elecciones. Porque España no tiene dinero para pagar las pensiones a un país que es tres veces en población superior a nuestro país, y por mucho corazón que queramos ponerle el Gobierno de Canarias y los grupos de la oposición que le ayudemos, no podemos, no podemos, desgraciadamente, ni tenemos dinero, señorías, para resolver la opresión que supone, no solo perseguir a la Oposición, sino negarle las pensiones a la gente que ha trabajado para levantar aquel país.

Mire, señora Valido, de verdad que estamos ante la mayor de las recesiones, yo no quiero reiterar los datos que ya he dicho en esta tribuna más de una vez, porque es que me duelen al decirlo, y les duelen a ellos, porque, como decía, ellos sobreviven con la frustración que supone no saber cómo está su familia mañana y si van a poder comer. Y lo digo para los que se les llena la boca diciendo que en Venezuela comen tres veces al día; todos, todos los que hablamos con Venezuela sabemos que esto no es populismo y que realmente, realmente, están en una situación de tragedia humanitaria.

Miren, reitero lo dicho: ¿cómo se puede pedir que ayudemos a los que sufren el impago de unas pensiones de una dictadura y no condenar una dictadura, señora Valido? No, no lo entiendo. Y le pido a las personas que votaron, que se abstuvieron en el estatuto, en ese estatuto que, por cierto, después vamos a hablar de este tema, de pedir a la Unión Europea ese estatuto provisional que permita a esta gente, no pensiones, sino poder trabajar durante el tiempo que dure, que no haya ese restablecimiento de libertad y democracia en la novena isla y, por lo tanto, o sea, ¿por qué pedíamos que se cumplieran los cupos de refugiados solicitantes internacionales de asilo para los sirios y no escucho ni una sola voz de ningún portavoz, en ninguna autonomía española, pidiendo cupos para refugiados y para el derecho de asilo internacional a nuestros hermanos venezolanos?

Señora Valido, nos duele. Yo creo que les duele sobre todo a los canarios y a los gallegos, pero yo creo que de verdad nos duele a todos los españoles. Y, por lo tanto, termino mi intervención, que pretendía reconocer la solidaridad que está demostrando, con esta ayuda excepcional, el pueblo canario, siendo corresponsables con lo que, de alguna manera, siempre hizo aquella tierra con nuestra gente.

Y reitero, como empecé, diciendo que esto es un parche, desgraciadamente, para la tragedia y la miseria que está padeciendo el pueblo venezolano, que lo que tenemos que hacer es, mañana es tarde, y votar todos juntos por esa ayuda humanitaria internacional en Venezuela y por recuperar esa posición de fortaleza que teníamos en el Consejo de Ministros de la Unión Europea, solicitando y presionando, presionando, para ese aislamiento internacional de un dictador, para que deje el país, para que convoque elecciones y para que deje en paz, y de alguna forma nuestros hermanos de la novena isla puedan volver a cobrar esas pensiones, y para que Venezuela, uno de los países con más recursos naturales del mundo, pueda volver a tener esperanza y el progreso que se merecen los venezolanos.

Gracias, señora Valido, y de hoy me quedo con ese esfuerzo que van a hacer también en el 2019 para seguir llegando excepcionalmente al mayor número de personas posible.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Tavío.

Para cerrar esta comparecencia, señora consejera, el Gobierno.

La señora CONSEJERA DE EMPLEO, POLÍTICAS SOCIALES Y VIVIENDA (Valido García): Bien.

Empezaré por el... casi por el orden en que han intervenido, para tratar de contestar a todos.

Respecto a la Agrupación Socialista Gomera, vamos a hacer todo lo posible para que esas 300 solicitudes que están en periodo de subsanación se puedan subsanar. Vamos a ser flexibles hacia arriba, quiero decir, vamos a ser un poco generosos hasta donde nuestros servicios lo permitan. Como usted sabe, no somos nosotros, la parte política, los que ponemos los requerimientos. Para nosotros poder otorgar una ayuda esto tiene que ser aceptado por la intervención, y es la intervención la que ha revisado nuestro decreto y hemos ido limando, quitando, poniendo. Es más, nosotros teníamos un borrador de decreto desde los primeros meses del año pasado y tardamos bastante en sacarlo adelante porque cada cosa que planteábamos que había que solicitar nos encontrábamos con una dificultad enorme para que ellos lo pudieran tener, y entonces teníamos que buscar algo que fuera similar. En fin, fue complicadísimo. Y, después, contar con la aprobación de la intervención para poderles librar esa ayuda a las personas que la solicitaban. Pero estas 300 que se están subsanando, aunque tengamos que pedir informes reforzados de los servicios sociales para aclarar más dudas, vamos a intentar poderles ayudar.

Señor Campos, lo mismo. Evidentemente, los requisitos no los pongo yo; nosotros tratamos de hacerlo lo más fácil posible, pero hay requisitos por los que, pues, la intervención no cedía, con toda la razón, porque abrían la puerta a una casuística enorme, en la que no podíamos controlar quién de verdad estaba en esa situación, y es muy difícil. Pasa lo mismo, como usted mismo ha dicho, con otras ayudas, que, a veces, bueno, pues, parecen muchos los requisitos, pero la picaresca es tal que a la que dejas de pedir algo se te cuelan un montón de solicitudes que, en puridad, no tienen derecho.

Señor Márquez, vamos a seguir el año que viene, y, como decía también su señoría desde el Grupo Socialista, que en el presupuesto... yo entiendo que esta es una decisión que el Parlamento aprobó por unanimidad, que yo acaté y ejecuté y que entiendo que son ustedes los que van a decidir la continuidad de la medida, y por unanimidad o no tendrán que votar esa enmienda para algo que ya les digo yo que económicamente podemos soportar, habida cuenta de que no van a prosperar más de 560 ayudas que cumplan los requisitos. Por tanto, estoy convencida de que será una de las enmiendas que pacten todos los grupos para continuar, y que al año que viene también existan estas transitorias a las personas de Venezuela que no reciben sus pensiones.

Efectivamente, señora Beato, han habido críticas, muchas, de eso no se habla aquí, pero han habido muchas. He recibido muchísimas críticas de personas poco solidarias, poco generosas, que entienden muy poquito de lo que es la cooperación y de lo que es ayudar a la gente que tiene necesidad. Hay un discurso muy sencillo, muy facilito, ¿no?, de... con la gente que hay aquí con problemas, nosotros vamos a ayudar a los que vienen de fuera, y este es un discurso que, a pesar de que se nos llena la boca diciendo que esta es una tierra generosa y que esta es una tierra solidaria, pues, lamentablemente, tenemos que seguir escuchando. Y le aseguro que yo lo escucho muy a menudo, por otras competencias que tengo, en materia de vivienda, en materia de empleo, es bastante recurrente escuchar algunos discursos que son muy desagradables, y que, en fin, deberían hasta estar perseguidos, ¿no?, porque nos recuerdan algunos de los comportamientos más deleznables y antiguos de... de...

Hablemos de la Unión Europea. Ayer se celebraban, en estos días, el aniversario del final de la I Guerra Mundial, y qué poquito hemos aprendido desde entonces. Vamos hablar de Venezuela y podemos hablar de menores inmigrantes, y podemos hablar de dominicanos, y podemos hablar de muchísimas nacionalidades. Y podemos hablar de españoles en Alemania, de españoles en Inglaterra y de españoles en otros lugares. No hemos aprendido nada 2018 años después de Cristo, no hemos aprendido nada. Las principales crisis que tenemos planteadas en este momento son crisis humanitarias. Y probablemente, ojalá Dios no lo quiera, si nos enfrentamos a una tercera en un momento va a tener su origen en una crisis humanitaria brutal, en la que el ser humano no reconoce a los de su especie. Yo entiendo que estos no son temas que interesan mucho, pero yo no quiero terminar esta comparecencia sin hablar de lo que creo que está en el origen de todo esto y que no son solo las familias de Venezuela, también son los niños que vienen de Gambia y los que vienen de Marruecos. Y que esta preocupación la necesitamos en todos sitios. Y que yo no tendría que estar aquí hablando de 63 convenios, sino de 88. Y que yo no tendría que estar hablando de vecinos ni alcaldes ni pueblos, cuestionando y poniendo en solfa al Gobierno porque tienen menores en su territorio. Y después venimos aquí y resulta que somos todos de los más colaboradores.

Yo, de verdad, me gustaría que reflexionáramos sobre esto, y si pueden hacer algo con sus compañeros de todos los partidos, de todos los colores allí donde están, no yo, muchísimas personas se lo van a agradecer, porque o cambiamos la forma de pensar o esto no tiene solución. Y como decía antes, cualquier animalito no racional reconoce a los de su especie y los abraza en la manada, cosa que nosotros no sabemos hacer porque los seguimos viendo como amenaza, porque vienen a robarnos no sé qué, porque vienen a invadirnos. Y si no cambiamos eso esta generación y las siguientes van a seguir comportándose de igual manera. Y todo lo que escuché aquí esta mañana no sirve para nada; no sirve para nada, porque estamos donde estamos y somos un cruce de caminos con América y con África, y hoy es Venezuela y mañana puede ser Cuba; y hoy es Marruecos, Gambia y Senegal y pasado puede ser Mali, y podemos seguir hacia abajo. Y nosotros estamos ahí. Que no se nos llene la boca hablando de la solidaridad y la generosidad de los canarios y después nos encontremos con lo que nos encontramos en el día a día. Seamos capaces de cambiar la forma de pensar en nuestros partidos, con nuestros alcaldes. Seamos capaces de mirar a la gente de otra manera porque esta tierra va a seguir recibiendo personas que huyen del hambre y de la guerra, ahora y en el futuro. Y dentro de muchísimos años, cuando nosotros haga mucho tiempo que ya no estemos, seguirá recibiendo personas desesperadas de todo el mundo, porque Canarias está donde está y a veces da la sensación de que creemos que estamos más cerca de Bruselas que de Casa Blanca y no es así; estamos muy lejos de Madrid y de Bruselas y muy cerca de Casa Blanca y cerca de Dakar y muy cerca de Banjul. No tengamos problemas en defender estas cosas, aunque nos critiquen por ayudar a la gente que lo está pasando mal, venga de América o venga de África, porque si no nosotros tampoco vamos a poder vivir bien. Que nadie se engañe, que nadie crea que no ayudando a estos canarios que se mataron a trabajar, que vinieron a su tierra y se encontraron después con que ya no les ingresaban, que nadie crea que no ayudando a la gente que sale buscando comida de África, que nadie crea que no ayudando a tantas y tantas personas que en este momento en el mundo buscan un sitio donde vivir mejor, que nadie crea que va a vivir mejor, ni él ni sus hijos, porque es una mentira. Insisto, entre todos podemos cambiar las cosas, puede que suene a utopía, puede que suene a discurso vacío, me da igual. Pero ustedes que tienen tanta influencia en sus alcaldes hagan que la próxima vez sean 88 los convenios para ayudar a los canarios retornados.

Gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora consejera.

Hemos concluido esta comparecencia.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-1982 Sobre De la Sra. Consejera de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda, sobre las ayudas transitorias económicas a los pensionistas canario venezolanos residentes en el archipiélago.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico