Diario de Sesiones 12/2019, de fecha 16/10/2019
Punto 2

10L/C/P-0097 COMPARECENCIA DEL SEÑOR CONSEJERO DE TRANSICIÓN ECOLÓGICA, LUCHA CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO Y PLANIFICACIÓN TERRITORIAL, SOBRE EL GRADO DE CUMPLIMIENTO DEL PROTOCOLO GENERAL ENTRE EL MINISTERIO PARA LA TRANSICIÓN ECOLÓGICA Y LA CONSEJERÍA DE AGRICULTURA, GANADERÍA, PESCA Y AGUAS DEL GOBIERNO DE CANARIAS, PARA EL DESARROLLO DE ACTUACIONES EN MATERIA DE AGUAS EN LAS ISLAS CANARIAS, A PETICIÓN DEL GRUPO PARLAMENTARIO NACIONALISTA CANARIO (CC-PNC-AHI).

El señor PRESIDENTE: Acabada esta comparecencia, pasamos a la siguiente comparecencia en el orden del día, del señor consejero de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial, sobre el grado de cumplimiento del Protocolo general entre el Ministerio para la Transición Ecológica y la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas del Gobierno de Canarias para el desarrollo de actuaciones en materia de aguas en las islas Canarias.

Tiene la palabra el grupo proponente, Grupo Nacionalista, señor Narvay Quintero.

El señor QUINTERO CASTAÑEDA: Muchas gracias, señor presidente. Señorías, señor consejero, muy buenos días a todos y a todas.

Como todos saben, y a nadie se nos escapa, el agua en Canarias ha sido fundamental desde los inicios. De hecho el agua en Canarias ha marcado, socialmente y económicamente, el desarrollo de cada una de nuestras islas y cada una de nuestras islas de manera diferente. Pero es cierto, y es cierto que fue y es uno de los elementos más importantes para el desarrollo económico, social, de una comunidad como la nuestra, fragmentada en ocho islas. Y como tal es así, creemos, y he traído esta comparecencia a debate en este pleno, creemos que es importante el desarrollo futuro de las infraestructuras hidráulicas en Canarias, y por algo muy claro, que es la normativa, la directiva marco del agua, 2060, de la comunidad europea, donde, incluso, señor consejero -y usted la conoce muy bien-, tiene un carácter meramente ambiental, muy de respeto con nuestro medio ambiente.

Y por eso traigo la comparecencia del cumplimiento del protocolo que fue publicado en el Boletín Oficial del Estado el 28, viernes 28 de diciembre de 2018, y que se firmó el 4 de diciembre de ese mismo año, del 2018, con el Ministerio de Transición Ecológica, protocolo que evidentemente reconoce diferentes actuaciones en materias de agua, infraestructuras de aguas, con las islas canarias. Protocolo que tiene una vigencia, tenía una vigencia desde el 2018 hasta el 2029 para diferentes actuaciones. Protocolo que recoge, en su propio texto que se firmarán los convenios necesarios, diferentes convenios -se habían planteado tres- para el cumplimiento de ese protocolo durante doce años para las infraestructuras hidráulicas en Canarias, protocolo que recoge que se terminará el protocolo, se rescindirá el protocolo cuando se ejecuten las obras realizadas.

Como todas sus señorías saben, las obras de interés general, que están declaradas en el protocolo y que tenemos declaradas en Canarias son obligación del Estado -es decir, del Gobierno de España- de ejecutar y financiar en Canarias por diferentes fórmulas, no solo por la fórmula del convenio, sino fórmula de ejecución directa o fórmula, incluso, de convenio, incluso, con empresas públicas, como es Acuaes, para que ejecute, pero sí es obligación el cumplimiento de su ejecución.

Todos sabemos que el último protocolo se firmó en diciembre del 2008, que terminaba en el 2012, que, desgraciadamente, por la crisis y los recortes brutales que se hicieron con esta comunidad autónoma tuvo que prorrogarse sistemáticamente el protocolo, porque bajó la intensidad de la ayuda, con lo cual, para no eliminar obras y tener un perjuicio, se tuvo que ampliar y prorrogar las obras, obras que todavía hoy en día, como el consejero bien sabe, todavía quedan por terminar y liquidar en Canarias de ese convenio del 2008. Pero la intención de esta comparecencia es completamente constructiva, de la necesidad imperiosa de cumplir con este protocolo, de firmar los primeros convenios. Porque ayer mismo escuchaba -y comparto-, escuchaba al presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, hablar de la importancia de las infraestructuras hidráulicas, saneamiento, depuración, reutilización, importantísimo, incluso, que utilizarían fondos del Fondo de Desarrollo de Canarias para este tipo de actuaciones. Y tenemos un marco normativo, un protocolo, que se firmó con este Gobierno, un protocolo que recoge que durante los últimos dos años y medio se trabajó con todos los cabildos insulares, quienes tiene las competencias en materia de aguas, se trabajó con todos los consejos insulares de aguas, en hacer una lista de infraestructuras que necesitaba Canarias y que, principalmente, el 80 % del primer convenio, el 82 % del primer convenio, era en materia de saneamiento, depuración y reutilización de aguas, porque hay que recordar que vivimos en un archipiélago, que somos islas rodeadas de mar, y que es importantísimo conservar no solo nuestro suelo, sino evitar vertidos al mar, y que en la pasada legislatura se debatió mucho de esto y por eso se trabajó durante casi tres años para consensuar con todas las islas, con todos los cabildos insulares, un protocolo.

Por eso mi intención, el primero, que estaba tasado en unos trescientos... trescientos doce millones de euros en Canarias, con inversiones en todas las islas, y se había detallado de la siguiente manera: primero, aquellas obras que tenían disposición de suelo, aquellas obras que tenían proyecto y aquellas obras que tenían declaración, porque es verdad que no teníamos todo en los doce años, pero sí teníamos muchas ya, y se había hablado de que primero se empezaría por aquellas que tuvieran todas esas premisas legales para poder empezar las obras. Desgraciadamente, señorías, señor consejero, pues, estamos ya en octubre de 2019 y nada se sabe.

También es verdad que ahora podemos decir que estaba el Gobierno... que está el Gobierno en funciones y no se puede firmar un convenio plurianual, pero también es verdad que tenemos en los presupuestos 40 más 10 millones, 50 millones de euros, que si no es por un convenio, que se transfiere a la comunidad autónoma porque es finalista de este año para empezar aquellas obras... (Corte del sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor Quintero.

Turno para el consejero, don José Antonio Valbuena.

El señor CONSEJERO DE TRANSICIÓN ECOLÓGICA, LUCHA CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO Y PLANIFICACIÓN TERRITORIAL (Valbuena Alonso): Buenos días, señorías.

Hoy vamos a hablar en esta comparecencia sobre en qué tramitación se encuentra el protocolo marco para el desarrollo de infraestructuras hidráulicas en Canarias.

Bueno, como bien ha dicho el señor Quintero, bueno, ese protocolo establece una serie de hitos, que no voy a repetir, pero sí quiero retomar la conversación con lo último que ha señalado, y es cuáles eran los criterios para saber por qué obras teníamos que empezar.

Y yo quiero, de alguna forma, esbozar cuál es el panorama de las setenta y tres actuaciones que están contempladas para ese primer convenio a día de hoy.

En la isla de Fuerteventura, hay once actuaciones previstas, de las cuales tres están ligadas a infracciones, a algún tipo de infracción por parte de la Unión Europea, ninguna de esas actuaciones tiene proyecto, y existen otros tres proyectos que nada tienen que ver con estas infracciones. De esas once actuaciones, solo hay dos con disponibilidad de terreno, cero proyectos o actuaciones que tengan la autorización ambiental y cero proyectos que estén en disposición de ser licitados.

En la isla de Gran Canaria también hay once actuaciones, hay siete que están ligadas a infracciones con la Unión Europea, ninguna de esas actuaciones tiene proyecto y hay otro proyecto que nada tiene que ver con alguna de estas infracciones. Cero proyectos con disponibilidad de terrenos, cero actuaciones con proyectos aprobados desde el punto de vista ambiental y, por lo tanto, no tenemos ningún proyecto en disponibilidad de ser licitado.

En la isla de La Gomera no hay infracciones -hay que decir que en la isla de La Gomera no tenemos ningún tipo de problema de infracción-, solo hay un proyecto redactado de las ocho actuaciones que están contempladas, que solo... que tiene disponibilidad de terreno y que tiene el proyecto aprobado, pero, evidentemente, no se ha tramitado el trámite de poder, de alguna forma, preparar los procesos de licitación.

En la isla de La Palma hay trece actuaciones contempladas, cinco están ligadas a infracciones europeas, ninguna de esas actuaciones tiene proyecto, hay otros dos proyectos, solo hay una actuación que tenga disponibilidad de terrenos, solo hay una que tenga el proyecto ambiental aprobado y ninguno está preparado para su licitación.

En la isla de Tenerife hay diecisiete actuaciones -aquí se ha ido por otra vía, que es por Acuaes-, de las cuales nueve están ligadas con infracciones y nueve tienen proyectos que redactó el Cabildo de Tenerife con sus propios fondos. Ninguna a día de hoy tiene disponibilidad de terreno, ninguna tiene el proyecto aprobado ambientalmente y está pendiente de su tramitación por parte de Acuaes.

En la isla de Lanzarote hay cuatro actuaciones contempladas, dos ligadas a infracciones europeas, ninguna tiene proyecto, no hay ningún proyecto hecho en la isla de Lanzarote y, por lo tanto, ni disponibilidad de terreno ni lista para licitar ni autorización ambiental.

Por lo tanto, el resumen es: de setenta y tres actuaciones hay veintisiete que están ligadas a infracciones europeas, que deberían de ser prioritarias. Bueno, pues de esas veintisiete solo las nueve de Tenerife tienen proyecto, el resto no han ni tan siquiera iniciado el trámite para la contratación de la redacción del proyecto. Hay ocho proyectos más que nada tiene que ver con las infracciones. Solo hay cuatro de las setenta y tres actuaciones con disponibilidad de terreno, dos proyectos aprobados ambientalmente, pero ninguno está listo para licitar. Por lo tanto, bien es cierto que el punto de partida es el protocolo, hay otra variable en el punto de partida, que tenemos un Gobierno en funciones, que ustedes saben que no se puede suscribir convenio hasta que no tengamos un Gobierno definitivo, y yo espero que a partir del próximo 10 de noviembre, pues, apoyen a la fuerza más votada para que podamos tener de una vez por todas Gobierno. Pero la realidad es que no tenemos ni un solo proyecto listo para licitar. Y lo más preocupante de todo es que de esas setenta y tres actuaciones de la inmensa cantidad de proyectos que hay que redactar debemos de saber el tiempo que se tarda en redactar un proyecto de esta complejidad. Entre licitación del proyecto -que es un proceso complicado-, redacción del proyecto, revisión del proyecto, aprobación del proyecto, disponibilidad de terrenos, proceso de licitación de la obra -que también es complicado-, recursos que vendrán por medio -porque ahora todos los procesos de contratación, por desgraciada, se están judicializando con la nueva Ley de Contratos-, trámite de adjudicación de la obra pasan, como mínimo, dos años, con suerte. Es decir, si mañana tuviésemos convenio de infraestructuras hidráulicas ¿qué hacemos en Canarias con esos primeros 75 millones de euros? ¿Dónde los invertimos? ¿Qué queremos generar?, ¿otro problema como nos han heredado con el Convenio de Carreteras, donde no había proyectos y tenemos que estar viendo la fórmula para que no tengamos que devolver ese dinero? (Palmoteos desde los escaños).

Primeramente hay que fijar prioridades y, por lo tanto, lo que estamos haciendo ahora en estos menos de cien días es ordenar la casa por dentro, ordenar la casa por dentro, ¿eh? Ordenar la casa por dentro y empezar a fijar prioridades, que es lo que necesitamos. Y las prioridades son básicas: primeramente tenemos que empezar a redactar proyectos y, para eso, en los presupuestos del año que viene vamos a incluir las partidas para empezar a redactar proyectos, empezando por aquellos que estén ligados a algún tipo de infracción europea. Porque, claro, no tiene sentido que empecemos por unos proyectos que son importantes -yo no digo que no-, pero que no nos tiene Europa puesto el ojo... nos tiene puesta la lupa encima para poder desarrollar esas actuaciones. Tenemos... ¿Por qué digo esto? Porque tenemos un problema de credibilidad con la Unión Europea y con el Gobierno del Estado. Es decir: aquí vienen los canarios, no saben lo que están haciendo, empiezan a pedir, no saben para qué piden, después le damos dinero y lo tienen que devolver, vienen aquí con un cuento, después el cuento es totalmente distinto -después hablaremos de qué pasó con la sanción de la Unión Europea sobre el segundo ciclo, que alguien había dicho que no iba a tener consecuencias, que eso estaba todo hablado, y leche cacharro, ni estaba hablado ni nada, hay una sentencia dura de la que después hablaremos-.

Por lo tanto, tenemos que recuperar credibilidad y para recuperar credibilidad tenemos que decir que no solo nos interesa el protocolo, que es importante, sino que sabemos cómo hay que hacer la tarea y la tarea empieza por redactar proyectos, correr de mano de los cabildos para la disponibilidad de los terrenos -claro, por mucho que tengamos terrenos si no está el proyecto, si no tenemos disponibilidad de terreno, pues, poco podemos hacer- y, sobre todo, empezar a hacer un planteamiento realista de que ese convenio que se terminará firmando con el Gobierno que salga el 10 de noviembre, pues, será un convenio que nos permita responder a los problemas serios que tienen las infraestructuras hidráulicas canarias. Por lo tanto, no le quepa la menor duda que por parte de este Gobierno estos pocos menos de cien días hemos hecho un diagnóstico, no es que tengamos el protocolo firmado, sino un diagnóstico de qué tenemos que hacer al día siguiente de que tengamos el convenio firmado, y el diagnóstico que teníamos era que era imposible poder invertir ni un solo céntimo en un movimiento de tierras. (Aplausos y palmoteos desde los escaños).

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor consejero.

Turno para el Grupo Mixto, señor Fernández de la Puente.

El señor FERNÁNDEZ DE LA PUENTE ARMAS: Buenos días, señor presidente. Señor consejero. Señorías.

Cito o leo textualmente: el objeto del presente protocolo es recoger la declaración de voluntad de las partes para definir las líneas que han de regir las administraciones firmantes. Por lo tanto, como bien pone en su preámbulo, estamos ante una declaración de voluntades, de intenciones, que deberá tener su reflejo en los presupuestos y en las transferencias de los recursos necesarios para acometerlos y para eso hace falta voluntad política. Sí es cierto -y esto sí es algo bueno- que este protocolo sí recoge ya una serie de actuaciones generales en todas las islas, obras importantes y muy necesarias como temas de abastecimiento, de producción industrial de agua mediante desalación, reutilización de aguas regeneradas, saneamientos, hasta ahí, hasta un largo etcétera. Me preocupa especialmente -y es una parte a la que usted le ha dado especial énfasis- los epígrafes 7 y 8 del punto a), en la que se habla de los procedimientos sancionadores. Yo creo que aquí tenemos un auténtico problema. Es verdad, se comunican muchas obras, muchas actuaciones, pero ni se indican importes ni fechas ni nada de lo que realmente es más allá de un acuerdo de voluntades.

Yo creo, y en esto sí que es importante, debemos prestar especial atención, especial atención, a todos los procedimientos sancionadores. El no cumplir siempre trae consecuencias y yo creo que usted estará conmigo, señor consejero, que es preferible invertir dinero en las infraestructuras que gastar dinero en las multas que llegan si no se cumple.

El escenario que usted ha esbozado es un escenario realmente muy preocupante, porque que tengamos ya procesos abiertos, que no haya proyectos, que no haya disponibilidades y que alarguemos en el tiempo me preocupa de manera muy, muy, importante.

Termino, señor consejero, y además de la pregunta que es objeto de esta comparecencia, sí me gustaría conocer una opinión suya general sobre este protocolo y, sobre todo, las próximas actuaciones que, en este sentido, su consejería piensa acometer.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor De la Puente.

Turno para el Grupo Parlamentario de la Agrupación Socialista Gomera.

Adelante.

El señor RAMOS CHINEA (desde su escaño): Muchas gracias, presidente. Buenos días, señorías. Buenos días, señor consejero.

Bueno, ha relatado usted una situación muy preocupante. Queda muy claro que tiene por delante un duro trabajo, porque en materia de agua aún queda mucho que hacer en nuestra comunidad autónoma y máxime cuando hablamos de actuaciones pendientes tan importantes como son en materia de planificación, de abastecimiento de agua a la población, de riegos agrícolas, tratamiento y depuración, reutilización y control de los vertidos, lo que significa una ardua labor que hay que acometer junto con las administraciones insulares, locales y, por supuesto, con el Estado. Y precisamente con el Estado tenemos pendientes esos convenios que usted relataba, convenios por un importe de 915 millones de euros en doce años. Hay varias obras declaradas de interés general y el 60 % corresponde a saneamiento y depuración, pero también hablamos de abastecimiento, drenaje, producción de agua, incluida la desalación, captación, transporte y almacenamiento. Pero, si cabe, lo más importante que usted ha dicho, pues, es esa falta de proyectos, porque de nada nos vale que consigamos estos convenios también si no tenemos esos proyectos para invertir eses dinero y hacerlos una realidad.

De momento debemos conformarnos con el llamado convenio chico, de unos diez millones, que se aprobaron en los presupuestos del 2018, y a mí me gustaría preguntarle, de esos 757 millones que habían previsto para la isla de La Gomera, si me podía relatar en qué estado de ejecución se encuentran esos proyectos, tanto el de Hermigua, Agulo, como de Vallehermoso. También me gustaría conocer en qué fase se encuentra la convocatoria de los millones para el riego agrícola y si ha habido algún problema en la convocatoria.

La verdad que no todo se lo podemos achacar al Estado por la falta de firma de esos convenios, también tenemos competencias nosotros, tanto a nivel regional como a nivel insular y local. Ahí sí es necesaria la colaboración con cabildos, prestar ayuda también, por supuesto, a los ayuntamientos, porque cuestiones referentes al agua son competencias locales, también, pues, tanto los cabildos como los ayuntamientos, y por ponerle un ejemplo, con los planes hidrológicos y también esos vertidos al mar por los cuales -usted ya ha dicho, también- estamos sancionados por Europa.

Por tanto, señor consejero, impulse una política eficaz de agua, eficiente, sostenible y respetuosa con el medio ambiente. Sabe que nos tiene de su lado para esta tarea y alentarle para que logremos solucionar estos problemas lo antes posible.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias.

A continuación turno para el Grupo Parlamentario Sí Podemos Canarias.

Señor Déniz.

El señor DÉNIZ RAMÍREZ: Señor presidente.

Efectivamente, coincido con el señor Narvay Quintero en que el agua es algo determinante en esta tierra, siempre lo ha sido, pero, además, es tan determinante que además ha confeccionado las estructuras de poder en estas islas históricamente, ¿no? Hay una estructura caciquil, que además se mantiene más en unas islas que en otras, en virtud del poder que se tiene y el control que se tiene sobre el agua. Eso es así. Desgraciadamente, no existe una ley en Canarias que declare el agua bien público.

Canarias, para que lo sepamos, es de los pocos países, de los pocos países del mundo que tiene este recurso vital para las personas privatizado.

Efectivamente, aquí hay muchos sectores sociales -más en unas islas que en otras, es verdad- anquilosados en esa estructura de poder, que, además, impiden cualquier tipo de desarrollo en la mejora de la distribución del agua, por ejemplo, en el cierre del ciclo integral del agua. Hay sectores empeñados en que nosotros, por ejemplo, no podamos utilizar para riego el agua depurada; entonces, hay sectores que boicotean constantemente o que obstaculizan, de alguna u otra manera, que las depuradoras funcionan como debería de funcionar. Y eso es una realidad... esta realidad que yo quiero plantear aquí y, además, la vamos a plantear y es un objetivo de mi grupo parlamentario, Sí Podemos Canarias, durante esta legislatura.

Yo creo que, además, como se ha dicho, el protocolo que se firmó, efectivamente, es una declaración de intenciones. Por ejemplo, se dice que hay que aplicar en las actuaciones que se vayan a llevar a cabo la normativa comunitaria. Pero de esto no se ha dicho nada, es decir, hay un... ¿me entiende? Es decir, una declaración digamos de principio, ¿no?, como la primera parte de la ley, el preámbulo de todo lo demás. Lo demás se tiene que hacer en base a convenio, pero, claro, también es verdad, como dice el consejero, en base a proyectos. Y, efectivamente, si los datos que se plantean son ciertos -y yo no tengo ninguna capacidad para dudar de que son ciertos-, creo que aquí había un problema, un problema tanto del Gobierno anterior como de los cabildos, y me parece que es un problema que hay que solucionar. Es decir, cuando nosotros pedimos dinero para solucionar algún tipo de deficiencia, por ejemplo, en materia de agua, tenemos que tener, precisamente, saber en qué nos lo tenemos que gastar. Y la realidad es que de las setenta y tres actuaciones que se dice que se tienen que acometer, pues, con proyectos hay poquísimos... bueno, el dato está por ahí, ocho proyectos, creo, todo lo demás, ¿no?, algunas infracciones, con nueve proyectos. Entonces, nos parece que eso es una tarea que tenemos que acometer absolutamente todos.

Yo entiendo, además, que una parte importante, y es una demanda de la ciudadanía -además, hemos sufrido multas por Europa-, yo creo que una parte importante de esos proyectos tienen que ir, fundamentalmente, a la cuestión de las depuradoras y a la cuestión de tener proyectos para cerrar el ciclo integral del agua, y después... perdón, el ciclo... cerrar el ciclo del agua, y cómo poder utilizar las aguas depuradas, ¿no?, no solamente en parques y jardines, sino también en la agricultura. Me parece que eso es una cuestión básica.

En definitiva, entiendo que la tarea que compete a este Gobierno en este momento es, efectivamente, de la mano de los cabildos, definir proyectos. Lo que no puede seguir sucediendo es, en los datos... que se traigan otra vez a esta Cámara los datos alarmantes que se dieron en la legislatura pasada de pérdidas de agua en islas como Lanzarote, Fuerteventura, del treinta, cuarenta, cincuenta por ciento. Eso... Yo creo que en la mayoría de los casos, también es verdad, que porque había infraestructuras obsoletas totalmente, pero eso no puede seguir sucediendo en un país como el nuestro, que estemos perdiendo, además, agua tan necesaria, además, con la sequía que tenemos.

Gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor Déniz.

Turno para el Grupo Parlamentario de Nueva Canarias.

El señor CAMPOS JIMÉNEZ (desde su escaño): Señor presidente. Buenos días, señorías. Señor consejero.

Yo creo que hay que empezar hablando de que sí que estamos ante un magnífico protocolo. El firmado es un protocolo que coloca en los doce años siguientes, a partir del 2018, una inversión millonaria, importantísima, absolutamente imprescindible para esta tierra en materia de agua. Cosa distinta es lo que nos encontramos luego cuando logramos el dinero, esto suelo ocurrir con mucha frecuencia. Nosotros somos de los convencidos de que es importantísima una presencia en Madrid con las prioridades claras de lo que necesita esta tierra, pero luego, evidentemente, también somos plenamente conscientes y estamos convencidos de la necesidad de que, cuando llegue aquí, hay que ser capaz de gestionarlo bien. Cierto es que esta tarea no compete exclusivamente al Gobierno de Canarias. Esto es una tarea que compete a cada uno de los siete cabildos insulares y, si me apura, también en muchos ámbitos municipales.

Y lo dice alguien que es consciente de la importancia del agua para el desarrollo de los pueblos. Alguien que viene de la comarca del sureste de Gran Canaria, ese triángulo de la miseria, donde el agua estaba en manos de unos pocos y, lamentablemente, el subdesarrollo, el atraso, durante décadas y décadas fue terrible, y el elemento fundamental, el educativo y otros muchos -evidentemente, estaban presentes-, pero como elemento estructurante el agua. Y hasta que como comarca, como sociedad, no fuimos capaces de entender que teníamos que intervenir ahí y tres municipios se unieron para transformar esa realidad a través de desaladoras, a través de depuradoras y, a partir de ese proceso, todo el ciclo integral del agua, la reutilización de las mismas, una comarca considerada como el triángulo de la miseria, no solamente en Gran Canaria, sino en Canarias, hoy en día es uno de los polos de desarrollo económico, medioambientales y, además, de referencia de desarrollo sostenible, no solamente en Canarias, sino yo creo que incluso a nivel global. La experiencia del agua en esa comarca del sureste ha sido un ejemplo, y nos visitan dirigentes de cualquier parte del planeta.

Con esto lo que quiero decir es que es fundamental no solamente tener los recursos, sino la idea clara de que hay que actuar en esa materia. Y hay que actuar desde abajo, a quienes les corresponde -en este caso, Gobierno de Canarias o aquellos diputados y diputadas que podamos tener en Cortes Generales- pelear por los recursos, pero, a partir de ahí, tener clara la absoluta prioridad de lo que tenemos, y en Canarias mucho más, evidentemente. Me sustraigo de esa comarca del sureste, pero es que hablamos de un territorio archipielágico rodeado de mar; además, ahora que hemos declarado el estado de emergencia climática, donde nuestros mares van a jugar un papel esencial y, además, por pragmatismo, por la salud de nuestras arcas públicas y, si me apuran, hasta por vergüenza, por las numerosas sanciones europeas constantemente llegando a nuestras tierras.

Por todo ello, ahora, con ese protocolo millonario, se trata de hacerlo posible en los próximos doce años a través de la ejecución de esos convenios.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Campos.

Turno para el Grupo Popular.

Señor Enseñat, tres minutos.

El señor ENSEÑAT BUENO: Gracias, señor presidente. Buenos días, señores diputados y buenos días, señor consejero.

915 millones para obras hidráulicas, para obras del ciclo integral del agua en Canarias. En torno a setenta acciones indispensables para paliar los problemas del agua en las ocho islas, en depuración, saneamiento, abastecimiento, que esperan, desde hace un año, a que el Gobierno de Pedro Sánchez deje de castigar a Canarias y firme el convenio, y que esperan que este Gobierno de izquierdas dirigido por el Partido Socialista se rebele, se imponga y exija el dinero que nos deben también en aguas.

Y no nos puede decir, señor consejero, que el convenio no se firma porque no se pueden transferir los fondos o porque hay un Gobierno en funciones o porque es un proyecto plurianual o porque no hay proyecto. Porque, mire, si no hay proyecto será culpa de estos señores que están aquí sentados de Coalición Canaria, pero también del Partido Socialista, que en la legislatura pasada gobernaba en la mayoría de los cabildos insulares de las islas.

Y así... y tampoco nos puede decir "porque no hay Gobierno", porque hace solo diez días nos decían lo mismo para las entregas a cuenta. Y fíjese: se convocan elecciones y al día siguiente los problemas se terminan, y ahora sí se pueden pagar las entregas a cuenta. Bastaron unas elecciones y bastó la presión de las comunidades autónomas y lo que era no ahora es sí.

Señor Valbuena, desde mi Grupo Popular le pedimos a usted y a su Gobierno presión y exigencia, y, además, sensibilidad y empatía con los ayuntamientos de las ocho islas, con los canarios y las familias y los negocios y agricultores canarios. Y, mire, le puedo poner muchos ejemplos de la necesidad de este convenio en todas las islas, pero voy a hablar de la mía, de Fuerteventura. Como parlamentario del Partido Popular por Fuerteventura hoy traigo aquí, a la casa de todos los canarios, los problemas del agua en mi isla.

Cada vez que el señor Pedro Sánchez se niega a firmar el convenio de aguas, cada vez que este Gobierno de Canarias de izquierda agacha la cabeza y busca excusas, cada mes que pasa sin que se firme ese convenio y se transfiera el dinero, condenan a cientos de familias majoreras a abrir el grifo y no tener agua. En pleno siglo XXI, mi isla, no hay agua. Y me atrevo a decir que tenemos un problema serio de desabastecimiento del agua en Fuerteventura. De norte a sur de mi isla todos los pueblos, todos los barrios, están sufriendo cortes de agua continuos, y no de horas, de días. Hablo de familias con niños pequeños, de personas mayores, de trabajadores, de negocios, del sector de la restauración, de agricultores que pierden sus cosechas, de ganaderos que se gastan muchísimo dinero en cubas de agua para que no se mueran sus cabras.

Hablo de un desastre en la gestión integral del agua, en la gestión del consorcio en mi isla, que necesita, entre otras soluciones, de manera urgente, los 70 millones que vendrían si se firma este convenio en los próximos años. Y no me vale, señor consejero, que nos diga que no hay proyecto, ya le digo, no me vale. Porque, si es verdad que no lo hay, la culpa es de un Cabildo Insular de Fuerteventura gobernado por Coalición Canaria y por el Partido Socialista, la culpa es de ellos. Pero, como le dije en la comisión pasada, señor Valbuena: hagamos los proyectos, pero primero firmemos el convenio. Es necesario.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Enseñat.

Turno para el Grupo Parlamentario Socialista.

Don Manuel Martínez, tiene la palabra tres minutos.

El señor MARTÍNEZ ÁLVAREZ: Muchas gracias, presidente. Buenos días, sus señorías.

Quiero empezar, y permítanme que lea: el objeto del protocolo es recoger la declaración de voluntades de las partes para la ejecución de las actuaciones necesarias para el cumplimiento de lo establecido en los programas de medidas de los respectivos planes hidrológicos.

En las declaraciones en la prensa, y hoy también lo ha vuelto a repetir, el anterior consejero, don Narvay Quintero, dijo que se firmaba y se plasmaba en esta firma el trabajo iniciado en el año 2015 del Gobierno de Canarias con las administraciones locales y los cabildos. El trabajo estaba hecho, señor Narvay, porque las obras tenían que ser, que tenían que ser del 2015 al 2021, son las que establece el Plan Hidrológico. Por lo tanto, ya tenía usted claras cuáles son las sobres y actuaciones que debería desarrollar ese protocolo.

Por lo tanto, firmar un protocolo para decir que vamos a cumplir una ley, que son los planes hidrológicos, pues no le veo mucho sentido más allá de la fotografía correspondiente. Entiendo que en ese momento los esfuerzos del Gobierno de Canarias y el resto de administraciones -como habrán dicho muchos compañeros míos- es de redactar proyectos, desde el 2015, y, sobre todo, aquellos que tenían abierto un expediente de la sanción de la Unión Europea.

Lo que se tenía que haber firmado, señor Narvay, entre el Estado y el Gobierno de entonces, no era el protocolo, tenía que haber sido el convenio directamente, el convenio directamente, con las obras que establecían los planes hidrológicos y, por lo tanto, solucionar los problemas de vertidos de Canarias. Ya aclaró el señor consejero que la isla de Tenerife tenía nueve proyectos, y yo sí quiero aclarar que, de esos nueve, dos podrían ser licitados -que son la depuradora del oeste de Granadilla, de Granadilla y del oeste en la isla de Tenerife- por un valor de 60 millones de euros.

La isla de Tenerife, señor del PP, donde gobernaba el Partido Socialista, se preocupó, junto con Acuaes, de redactar los proyectos necesarios y, sobre todo, prioritarios por las sanciones de la Unión Europea. Llevamos mucho tiempo escuchando "el Estado no quiere firmar el convenio tan necesario para Canarias". Es un discurso irresponsable y victimista.

Comparto la necesidad y la urgencia, pero no comparto ese discurso de Coalición Canaria de que la culpa es del Estado. Ya vemos de quién es la culpa; el consejero Valbuena lo ha dejado bastante claro.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Martínez.

Turno ahora para el grupo proponente, el Grupo Nacionalista. Señor Quintero, siete minutos.

El señor QUINTERO CASTAÑEDA: Muchas gracias, señor presidente. Señorías.

Consejero, voy a empezar por el final, ¿no?, porque me han sorprendido algunas cosas, cuando mi comparecencia es completamente constructiva, pero, bueno, entiendo que lo constructivo siempre hay que hacerlo destructivo. Pero, bueno, empiezo por decir que es completamente necesario, empiezo así porque, con el aprecio que tengo al señor Martínez, y creo que hizo una buena labor como consejero de Aguas del Cabildo de Tenerife, por lo menos con el Gobierno y con este exconsejero colaboró perfectamente, y tengo que decir que usted dijo, en declaraciones: Tenerife necesita quinientos millones de euros, quinientos millones de euros en infraestructuras hidráulicas, Tenerife. ¿Mil? Mil y después quinientos, tengo las dos, si las quiere... Bueno, pues mil, mejor todavía, mil millones de euros. Usted acaba de decir hoy y le dijo que hay 60 millones de euros para licitar automáticamente, el consejero del Gobierno dice que no tiene el suelo; usted decía que el Cabildo de Tenerife tenía los suelos disponibles y lo acaba de ratificar hoy, el consejero dijo que no. No voy a entrar, no quiero entrar en esas contradicciones que han tenido, entiendo que todos podemos cometer errores y nos equivocamos, porque mi comparecencia es constructiva, no destructiva, sino para aportar.

Miren, 4 de marzo de 2019, 19 de abril de 2019: Acuaes, Aguas de Cuencas de España, firma el convenio con diferentes ayuntamientos, por ejemplo, en Valladolid; proyectos, obras, ejecución y, después, el control, y le pagan. Sin proyecto. Acuaes. Bueno, entonces, ¿en Canarias tenemos que tener todos los proyectos?

Y le reconozco, consejero, que había muy pocos proyectos, que ya había muy pocos proyectos para licitar, en realidad. Competencia compartida, ayuntamientos, principalmente, cabildos -Ley 10/2010, competencia transferida a los cabildos, principalmente- y Gobierno de Canarias, no excuso la responsabilidad que tuve. Pero, mire, Acuaes, y tengo varios, solo me traje el portátil para decirle dos, pero tengo varios de la lista en PDF que le puedo mostrar de obras, proyecto, obra y ejecución, y pasa el dinero. Pero es que ya tenemos 60 millones en Tenerife, por ejemplo, que podíamos haber licitado, según el consejero de Tenerife.

Bueno, y después el cambio de membranas, sustitución de tuberías, no hace falta suelo, por ejemplo; ampliación de desaladoras internas, cuando están las infraestructuras, no hace falta suelo, por ejemplo; hace falta proyecto, sí.

Pero el debate de esto, el debate de esto no era entrar en un rifirrafe, señor consejero, se lo digo sinceramente, porque era completamente constructivo. Creo que en unas islas como las Canarias -y lo dijo el portavoz de Podemos- el agua ha amoldado la forma de vida de los canarios y las canarias que aquí vivimos, históricamente y lo sigue haciendo, y creo que en materia ambiental, cuando estamos rodeados de mar, cuando tenemos que proteger un territorio limitado, fragmentado y frágil, su consejería, y este que le habla y mi grupo apoyarán a su consejería a buscar los recursos necesarios, necesarios, a buscar la elaboración de los proyectos necesarios para concluir ese protocolo. Ese protocolo en su diseño yo creo que estuvo bien y no se firmó el convenio, señor diputado y compañero, no se firmó el convenio porque esta consejería y, como usted sabe, todos los cabildos queríamos firmar el convenio, y fue el Gobierno de España el que se negó a firmar el convenio e insistió que primero firmaríamos un protocolo de intenciones y después los convenios. Nosotros demandamos el convenio para firmarlo y fue el Gobierno de España el que se negó rotundamente a firmar el protocolo. El Gobierno del PP y después el Gobierno del PSOE, los dos gobiernos; el Gobierno del Partido Popular y después el Gobierno del PSOE, los dos se negaron a firmar el convenio, no fue este Gobierno. Tenemos documentos de entrega del convenio, fue a protocolo.

Entonces, señor consejero, señor consejero, no puede decir que todos los proyectos que están en el protocolo, obras en todos los cabildos... ¿Quiere decir que los cabildos no han hecho ningún proyecto?, ¿no disponen de suelo...? Los cabildos y los (ininteligible), no han hecho ningún proyecto, ¿no disponen de suelo para ejecutar ninguna obra? Bueno, a mí en las reuniones con los cabildos me decían lo contrario, cambio de un (ininteligible) submarino en Gran Canaria, desaladoras, trasvases, por ejemplo, en La Gomera... Y una cosa -seguro, a lo mejor porque soy herreño-: se le olvidó la isla de El Hierro, no sé si fue porque era herreño o porque a lo mejor lo va a seguir en la segunda, pero, bueno, no se lo tomo en cuenta, seguramente fue un olvido, se olvidó de las obras de la isla de El Hierro.

Pero, bueno, más allá de esa broma, mi intervención era completamente constructiva. Y ayer se dijo aquí que se podía entregar a cuenta. Tiene 50 millones en los presupuestos, tiene 50 millones este año, señor consejero. Le animo a que hagamos los proyectos, los proyectos que decían los cabildos, porque, como dijo el diputado, exconsejero del Cabildo de Tenerife, teníamos que haber firmado el convenio porque estaban en el Plan Hidrológico; pues haber firmado los convenios de las obras, obra y ejecución. Firmemos y consigamos, en un Gobierno en funciones, pero que ayer se dio cuenta de que se puede entregar, de que se pueden entregar los fondos que están presupuestados a cuenta. Tenemos 50 millones de euros -40 más 10-, en los presupuestos para Canarias, exclusivamente para Canarias, principalmente para obras de depuración y saneamiento y reutilización.

Yo le digo a usted: exíjale al Gobierno de España que transfiera esos fondos que se puedan ejecutar para que las obras que están disponibles -como aquí se ha dicho, 60 millones mínimo en Tenerife y algunas otras en otras islas- se puedan licitar y se puedan ejecutar. Y a partir de ahí, conjuntamente, como se hizo con los cabildos y con los ayuntamientos, redactemos los proyectos necesarios para Canarias para que se cumpla el protocolo, un protocolo estrictamente necesario para Canarias y que me tendrá a mí y a nuestro grupo a su lado, pero es verdad que mi comparecencia era constructiva, lo que pasa que todo lo que se construye a veces se destruye.

Y me gustaría que sí confirmara si Tenerife, porque entonces... y alguna otra isla, confirmara que no hay -me gustaría, a lo mejor no lo tiene hoy aquí y no me lo puede decir, y yo lo entiendo, evidentemente-, si ningún cabildo tiene disposición de suelo, disposición de suelo para licitar ninguna obra de la que están en el anexo I del protocolo, que son obras de interés general, de obligado cumplimiento y ejecución por el Gobierno de España, si ningún cabildo tiene ni suelo ni proyecto de ninguna obra, como usted ha dicho.

Muchas gracias. (Palmoteos desde los escaños).

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Quintero.

Señor consejero.

El señor CONSEJERO DE TRANSICIÓN ECOLÓGICA, LUCHA CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO Y PLANIFICACIÓN TERRITORIAL (Valbuena Alonso): Pues tiene razón, me había olvidado de El Hierro. El Hierro: nueve actuaciones, un solo proyecto redactado, no tiene que ver con el proceso de infracción que tienen, no hay disponibilidad de terreno, tampoco el proyecto que está redactado tiene la aprobación ambiental. Mire, estos son los datos (el señor consejero muestra un documento a la Cámara), estos son los datos de la consejería que usted gestionaba hasta hace poco más de cien días, son los datos. Bueno, por lo tanto, los datos reflejan lo que reflejan y es el resultado que yo le he expuesto.

Por lo tanto, dígame usted cómo gastamos nosotros 40 millones de euros en qué proyecto. Porque el Cabildo de Tenerife ha hecho una solución en la que nosotros vamos a profundizar para lo que nos interesa, que es tener las obras. Y me alegra que usted vea bien la exploración de esos acuerdos con Acuaes, porque yo creo que son positivos, son muy positivos, porque, al final, ponemos la capacidad de gestión en una entidad que está exclusivamente diseñada para eso. Porque usted compartirá conmigo que las administraciones -la canaria y las locales- tenemos un serio problema desde el punto de vista de recursos, de medios, de efectivos. Todos los departamentos. Educación y Sanidad tienen problemas, menos, pero todos los departamentos tenemos problemas, por lo tanto, es difícil gestionar ese volumen de obra. Y este análisis es un análisis de hoy, pero es un análisis que tenemos desde hace varios años atrás. Por lo tanto, si (ininteligible) hubiese explorado la solución Acuaes con mucha antelación. Además, tenemos una ventaja y es que tenemos unos remanentes líquidos que hay que invertir en inversiones financieramente sostenibles, por lo tanto, podemos buscar alguna fórmula para que lo que se tenga que poner por parte de otras administraciones se pueda devolver en forma de inversiones financieramente sostenibles, ligadas directamente al saneamiento. Por lo tanto, hay los elementos clave para no esperar tanto a que venga el dinero, sino a esperar que vengan las obras. Porque aquí lo que nos tiene que interesar es que tengamos los plazos en el menor plazo posible.

Y Acuaes tiene una potencia para poder desarrollar, que el Cabildo de Tenerife, quien les habla en este momento, que es el actual diputado y consejero de Aguas, que hizo una labor magnífica, pues, evidentemente ha logrado, de alguna forma, encauzar el problema de saneamiento y el problema de depuración que tiene la isla de Tenerife, de manera que puede ser la primera isla que tenga el problema solventado a corto plazo. Por lo tanto, no le quepa la menor duda de que estamos preocupados. El Grupo Popular sabe perfectamente que un Gobierno en funciones no está capacitado para poder adquirir convenios plurianuales, en fin, ayer ya se dio aquí amplia respuesta a por qué se pudieron liberar las entregas a cuenta con un informe favorable de la Abogacía del Estado porque se entendía que ya no se comprometía al próximo Gobierno una vez que estamos a final de año. Tampoco es cuestión de repetir ese argumento, pero lo saben perfectamente.

Por supuesto que me gustaría que mañana mismo pudiesen empezar las obras, pero, mire, yo sé que a usted le dice que no es importante o que no le vale, que no hay proyecto. Pero ¿sabe lo que sucede?, que cuando vamos al servicio administrativo, a Intervención, a decir que quiero empezar a ejecutar una obra, ahí sí le vale que tengamos proyecto; que no me dejan iniciar una obra si no hay proyecto -por otro lado, cosa que me parece lógica- y tampoco me dejan iniciar una obra, aunque sea cambiar una tubería, si no se demuestra que se tiene la disponibilidad del terreno -cosa que me parece lógica-.

Por lo tanto, yo puedo entender que a ustedes hay algunas cosas que no les valen, pero por suerte, por suerte, estamos en un marco de derecho, hay que cumplir unas normas, porque si no cumplimos las normas igual alguno se tiene que ir de senador aforado a Madrid. (Palmoteos desde los escaños). Por lo tanto, cumplamos las normas y lo primero que necesitamos son los proyectos.

Miren, yo entiendo que esta comparecencia hay que plantearla en periodo electoral para seguir inflando el balón ese de que Madrid nos maltrata, que qué malo es Madrid con lo buenos que somos nosotros, que no dan el dinero, que aunque no lo gestionemos lo tenemos aquí en la buchaca, que más vale pájaro en mano que ciento volando, pero es que al final son impuestos de todos y cada uno de los ciudadanos.

Ustedes tomaron posesión el 10 de julio del año 2015. Tardaron mil doscientos cuarenta y tres días en tener un protocolo firmado. Después tardaron mil trescientos cuarenta y nueve desde que tomaron posesión para tumbar unos presupuestos, que si no hubieran tumbado unos presupuestos a nivel estatal seguramente otro gallo nos hubiese cantado porque no hubiese entrado un gobierno en funciones que fue lo que entró. Por lo tanto, yo quiero quedarme con esas buenas intenciones, pero permítame que, evidentemente, tengamos que hacer un análisis de la situación actual. La situación actual... ¿Querer resolver el problema importante que tenemos de infraestructuras hidráulicas en la islas Canarias? Seguro, ¿no?, esa es una prioridad que a todos nos va a marcar y nos va a orientar el camino, pero poniendo soluciones efectivas.

Nosotros queremos profundizar en la solución de Acuaes, porque no sabemos qué puede pasar el 10 de noviembre -más o menos se intuye quién puede ganar las elecciones, pero no está claro que se pueda conformar Gobierno-, por lo tanto, vamos a tener que dar una solución a un plan b que nos permita poder empezar a tener... Y para eso tenemos que llegar a un gran acuerdo con los cabildos de Canarias, tenemos que llegar a un gran acuerdo con los siete cabildos para poder, de alguna forma, dar por buena esa solución que ha planteado el Cabildo de Tenerife y que, insisto, tampoco es cuestión de que el Gobierno de Canarias tenga que tener ese celo que hasta el momento ha parecido, para decir a un cabildo "¡haz esto, no haga lo otro, esto no me gusta, esto también! ¡No, espérate que yo quiero licitar la obra porque yo quiero controlar esa licitación!" No. ¿Vamos a confiar en una entidad como Acuaes? Que, además, tiene la posibilidad de poder iniciar las obras de manera inmediata ni tan siquiera sin tener los fondos por las condiciones en las que tiene Acuaes. Bien es cierto que va a necesitar una aportación por los cabildos pero, al final, lo que nos interesa, la inversión comprometida del Estado en Canarias se va a materializar en las obras, bien de forma directa o de forma indirecta, pero vamos a tener esas obras en Canarias, y para eso no le quepa la menor duda que hemos priorizado pues lo que se tiene que priorizar. Primeramente, vamos a empezar a trabajar en esos proyectos que están ligados a sanciones europeas, porque son sanciones, después hablaremos de los ciclos de planificación hidrológica, son sanciones importantes. No quiero decir con esto que tengamos que diseñar una estrategia para ir a la Unión Europea y que nos reconozca una singularidad, porque bien es cierto -después lo veremos- que hay algún tipo de directiva y de criterio que se nos trata de la misma forma que al territorio continental y no es del todo justo, ¿no?, y esa especificidad la tendremos que luchar. Pero el hecho es que tenemos esa espada de Damócles de las sanciones, una detrás de otra, que está minando la credibilidad de la Comunidad Autónoma canaria, tanto en Europa por, de alguna forma, los incumplimientos reiterados que hemos tenido.

Por lo tanto, tenga el convencimiento de que vamos a seguir trabajando en esta línea, pero sobre todo para lograr que tengamos las obras en el menor tiempo posible.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor consejero.

(La señora secretaria segunda, Reverón González, ocupa un escaño en la sala).

Más información
Otros formatos
  • Formato PDF Formato PDF
Iniciativas tratadas
  • 10L/C/P-0097 Sobre Del Sr. consejero de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial, sobre el grado de cumplimiento del Protocolo General entre el Ministerio para la Transición Ecológica y la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas del Gobierno de Canarias, para el desarrollo de actuaciones en materia de aguas en las Islas Canarias.