Diario de Sesiones 13/2019, de fecha 29/10/2019
Punto 26

10L/C/P-0151 COMPARECENCIA DEL SEÑOR CONSEJERO DE HACIENDA, PRESUPUESTOS Y ASUNTOS EUROPEOS, SOBRE EL FRAUDE FISCAL, A PETICIÓN DEL GRUPO PARLAMENTARIO NUEVA CANARIAS (NC).

El señor PRESIDENTE: Comenzamos con la comparecencia del señor consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos sobre el fraude fiscal, a petición del Grupo Parlamentario de Nueva Canarias.

Por tanto, tiene la palabra, en primer lugar, el grupo solicitante. Perdón, señorías. Grupo solicitante de la comparecencia, doña Esther González, tiene la palabra.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña María Esther): Gracias, presidente. Señorías. Consejero.

En el acuerdo para un Gobierno de progreso y cambio para Canarias, suscrito por las cuatro fuerzas políticas que componen el actual Gobierno de Canarias -el Partido Socialista, Nueva Canarias, Sí Podemos Canarias y la Agrupación Socialista Gomera-, se determinan ocho ejes sobre los que centrar una agenda de cambio que suponga un nuevo impulso para Canarias.

El séptimo de esos ejes, el séptimo de los ejes de ese acuerdo viene determinado por la necesidad de una política fiscal justa y suficiente. Y dice que aunque la consecución de gran parte de los objetivos del programa de Gobierno, especialmente las medidas de política social y la mejora de los servicios públicos, supone un incremento de los gastos de la Comunidad Autónoma de Canarias y que aunque también es cierto que se puede modificar la orientación del capítulo de gastos de los actuales presupuestos de Canarias para darle otra finalidad, esto no es suficiente. Por lo que, además de exigir los recursos estatales que corresponden a Canarias en aplicación de la financiación autonómica y de nuestro REF, se hace necesario incrementar los ingresos propios mediante un sistema tributario justo e inspirado en los principios de igualdad, progresividad y suficiencia. Y, para ello, este Gobierno propone tres tipos de medidas: la primera, un mayor esfuerzo fiscal a los que más tienen; la segunda, dar un mayor protagonismo a la imposición medioambiental; y la tercera, la persecución del fraude fiscal, a través de la Agencia Tributaria de Canarias, para lograr que tributen los que no pagan.

Y en esta última medida es en la que quiero centrar esta comparecencia y pedirle, consejero, que nos explique que nos ponga al día sobre cuál es el presente y el futuro para el fraude fiscal en Canarias, que nos cuente, en la medida de lo posible, cuáles son las medidas y qué actuaciones se realizaron en los últimos cuatro años para perseguir el fraude fiscal y qué resultados se han obtenido. Y también qué medidas tiene pensado adoptar este Gobierno de Canarias, el recién estrenado Gobierno de Canarias, para avanzar en el objetivo de evitar o paliar el fraude fiscal, y para garantizar que paguen todos los que tienen que pagar y que todos los que tienen que pagar paguen lo que les corresponde. Y, por último, consejero, que nos cuente qué objetivos definidos y qué indicadores tiene previsto aplicar que permitan evaluar la eficacia de cada una de las acciones realizadas y aplicarlas con el mayor acierto posible.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señora González.

Tiene la palabra el señor consejero.

El señor VICEPRESIDENTE DEL GOBIERNO Y CONSEJERO DE HACIENDA, PRESUPUESTOS Y ASUNTOS EUROPEOS (Rodríguez Rodríguez): Señor presidente, señorías, muy buenas tardes.

Agradecer a la diputada González la solicitud de comparecencia, porque creo que si algo tiene ideología es la política fiscal. Saben ustedes que está de moda esto de que no hay ideología. Yo nunca he creído en esta máxima, pero si algo lo pone en crisis, eso de que no existe ideología, son las políticas fiscales, porque la política fiscal retrata a las opciones políticas, pone a cada uno en el lugar que le corresponde.

Y creo que la política fiscal se constituye como un elemento básico de los Estados democráticos, avanzados, entre los que nos encontramos. Sin política fiscal el papel de lo público se debilita, no desempeña las funciones que le corresponde.

De manera que en este acuerdo a cuatro que hemos conformado en este Parlamento los partidos con perfil progresista tenemos entre nuestros objetivos la política fiscal como un elemento central. No toca ahora entrar en el detalle de lo que nos gustaría, habrá que hacer, habrá que hacer una política fiscal en España que redefina el modelo actual. Ya saben ustedes que las competencias están distribuidas y la Administración general del Estado tiene una alta potencialidad en las competencias en materia tributaria. El IRPF, que aunque tengamos una capacidad normativa limitada, es un impuesto muy potente, pero el impuesto de sociedades un impuesto de orden estatal y donde nosotros tenemos autonomía política es en la imposición indirecta, por cierto, con un diferencial fiscal extraordinario. Ayer repasaba la tributación indirecta de los países de la Unión, y el menos está en el 21 %, hay unos cuantos países donde la tributación indirecta es el 23 %; nosotros teníamos el 7, alguno le dieron al 6,5 y nosotros lo volvemos a colocar ahora en su sitio. De manera que en la tributación indirecta tenemos margen de maniobra.

Pero lo que me pregunta la diputada no es tanto sobre la política fiscal, que en el pacto a cuatro forma parte de uno de los compromisos a desarrollar en esta legislatura, en la Ley de Presupuestos tocaremos algún ajuste fiscal para cumplir con lo comprometido en la campaña electoral, para cumplir en lo suscrito en el acuerdo y también para cumplir a lo que el presidente se comprometió aquí en el debate de investidura.

Ella me pregunta sobre un aspecto importante de la política fiscal, que es el fraude. Si la mejor política fiscal es ampliar la base de los contribuyentes, que pague todo el mundo, que pague todo el mundo, y lo deseable es que pague en función de su capacidad. La progresividad se constituye en un elemento fundamental, de la misma manera que sería deseable que la progresividad fuera muy alta en los llamados impuestos directos y es más compleja, aunque cabe diferenciación por tramos, servicios y consumos en la imposición indirecta.

Yo creo que en Canarias las estimaciones sobre el fraude fiscal son muy relevantes. Nadie sabe exactamente cuál es el fraude fiscal en Canarias, si lo supiera bastaría con identificarlo y perseguirlo, hay estimaciones. Pero se habla que la economía sumergida en Canarias puede rondar el 25, 26 % del producto interior bruto, es decir, un cuarto de la riqueza que se genera en Canarias estaría sin control fiscal y sin control laboral. Las estimaciones son diversas, las hacen organizaciones profesionales vinculadas al mundo de la fiscalidad, pero lo hace Funcas en su último estudio, esta Fundación de las Cajas de Ahorros que, como saben, tiene un potente equipo de análisis sobre la situación económica y fiscal, pues plantean que en el caso de Canarias no menos del 25 % de la economía sería economía sumergida y a partir de ahí, y a partir de ahí, fraude fiscal y fraude laboral.

Por lo tanto, hay un alto trecho para actuar en esta materia, y en ese sentido, en el pacto que hemos suscrito las fuerzas progresistas, tenemos claro que la mejor política fiscal es perseguir el fraude.

Lo primero que hay que hacer es dar facilidades a los contribuyentes para que paguen, facilidades a los contribuyentes para que paguen, porque, en ocasiones, las trabas, los procedimientos, tienen alta complejidad y hacen que los propios contribuyentes, pues, tengan dificultades para acceder. Por lo tanto, hay que hacer ese esfuerzo. Y nosotros tenemos un instrumento, que apoyamos nosotros en la Oposición. Por cierto, en esta Cámara, en su momento, en el año 2014, cuando el Gobierno de entonces decide articular un organismo para la gestión tributaria de la comunidad, nos pareció un acierto la creación de la Agencia Tributaria Canaria, porque nos parece que era un instrumento ya contrastado, eficaz, para la gestión de la recaudación. Y creemos que la Agencia Tributaria está jugando su papel, hay que decir que faltan medios, muchos medios -ahora daré algunas referencias, y si no me da tiempo lo haré luego-, pero la Agencia Tributaria se va a convertir para este Gobierno en una prioridad absoluta, porque cada esfuerzo que hagamos en materia presupuestaria se va a convertir en ingreso seguro. Si hay algo rentable, eficaz, con retorno, es disponer de una potente Agencia Tributaria.

En el ámbito del Estado español, que sigue siendo una Agencia Tributaria peor dotada que la alemana o que la francesa, está consiguiendo resultados extraordinarios. Solo les pongo un ejemplo que comentábamos ahora en un encuentro en Presidencia del Gobierno, donde estaba el presidente de la Agencia Tributaria, el presidente no, el director general de la Agencia Tributaria estatal y estaba la directora general de Tributos del Gobierno de España, y lo comentábamos. En plena crisis, la Agencia Tributaria estatal, la española, fue capaz, en el año 2012, en plena crisis, de incrementar la recaudación en 12 000 millones de euros solo aplicando mecanismos de control, seguimiento y, en algunas ocasiones, de persecución.

Nosotros, modestamente, queremos hacer de la Agencia Tributaria Canaria un instrumento, primero, para facilitar la participación y la contribución de ciudadanos, empresas, en función de sus capacidades, para pagar los tributos, pero también en un instrumento para perseguir el fraude fiscal. Porque el fraude fiscal es insolidario, es injusto, quiebra la competitividad, hace competencia desleal y, lo más importante, detrae recursos para que las administraciones públicas desempeñen la función que les corresponde; en nuestro caso, las competencias estatutarias en materias de Sanidad, Educación, Servicios Sociales, Vivienda y ese largo etcétera de estructura competencial que tiene esta comunidad.

Por lo tanto, tengan claro, señorías, que será una prioridad absoluta la potenciación de la Agencia Tributaria Canaria y luego les haré un resumen de... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor consejero.

Turno ahora para los grupos no proponentes, en primer lugar Grupo Parlamentario Mixto, en este caso la diputada doña Vidina Espino, tres minutos.

La señora ESPINO RAMÍREZ: Gracias, presidente. Señorías.

Consejero, me alegra enormemente que venga usted a esta Cámara a hablar de fraude fiscal, de lucha contra el fraude fiscal, y que lo haga, además, a petición de su propio grupo parlamentario, porque hasta ahora la verdad que solo le habíamos escuchado a usted una única medida, un único objetivo, que es esa casi, si me lo permite, obsesión por subir los impuestos a los ciudadanos.

Por eso me alegra que se hable de la lucha contra el fraude fiscal, porque puede que si el Gobierno hace bien su tarea en este aspecto, en la lucha contra el fraude fiscal, podamos ir frenando lo segundo, lo de la subida de impuestos, que además ya veo que ustedes también la están frenando. Han dado un paso atrás con respecto a la tasa turística; tampoco van a subir, finalmente, el IGIC a las familias en la factura de la luz, en los domicilios. Así que, cuando ustedes rectifican, aciertan. Sigan por ese camino, porque cuando rectifican, aciertan, señores del Gobierno.

Y yo, lo que me gustaría pedirle es que cambie usted una obsesión por otra, es decir, que cambie la obsesión de subir los impuestos por la obsesión de la lucha contra el fraude fiscal. No castigue usted a los buenos y persiga a los malos; persiga a aquellos que defraudan y no castigue, como digo, a las familias, a la clase media trabajadora, a las pequeñas y medianas empresas que sí cumplen con Hacienda, a los autónomos que también pagan su cuota y sus impuestos a pesar de los esfuerzos que supone para ellos... Por cierto, autónomos de los que usted no se ha acordado en su Ley de Presupuestos, si tiene alguna medida para ellos, también nos gustaría conocerla.

Le digo que en la lucha contra el fraude fiscal Ciudadanos va a estar de su lado, así que lo que no vamos a permitir es que se diga en esta Cámara que Ciudadanos está a favor de amnistías fiscales, todo lo contrario. En nuestro programa electoral llevamos que por ley, que por ley, se prohíban las amnistías fiscales, amnistías que sí pusieron en marcha y aprobaron tanto el Partido Popular como en dos ocasiones con Felipe González el Partido Socialista. Nosotros no estamos de acuerdo con las amnistías fiscales. Ciudadanos sí le va a apoyar, como digo, si usted presenta medidas, por ejemplo, para reforzar las plantillas de la Agencia Tributaria, si usted presenta medidas para aumentar las multas, las sanciones a los defraudadores, ahí nos va a encontrar. La Agencia Tributaria Canaria ingresaba cerca de noventa millones de euros en el ejercicio anterior por esa labor de inspección y de control de lucha contra el fraude fiscal, y como dice, usted mismo ha reconocido, es solo la punta del iceberg, teniendo en cuenta que un 26 % de nuestra economía puede ser economía sumergida.

Por tanto, hay que recaudar más, sí, señor consejero, pero que paguen los que están haciendo la trampa. No, como digo, no castigue usted a los buenos, a los que pagan sus impuestos, persiga usted a los malos, y ahí nos va a encontrar, si usted castiga a los que hacen la trampa y ayuda a las familias y a la clase media trabajadora.

Gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchísimas gracias, señora Espino.

Turno ahora para el Grupo Parlamentario de la Agrupación Socialista Gomera, también por tiempo de tres minutos. Señora Mendoza, tiene la palabra.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ (desde su escaño): Gracias, presidente.

Buenas tardes, señorías. Buenas tardes, señor consejero.

Es verdad, señor consejero, que no nos deja de llamar la atención que en España la cifra de economía sumergida es mucho más elevada que la cifra de los países europeos de nuestro entorno. Tendríamos que analizar realmente por qué ese bajo nivel de conciencia fiscal en España con respecto a otros países europeos, aunque yo también me atrevería a decir que se debe a la sensación que tienen muchos españoles de que el sistema fiscal no es justo.

Estamos hablando de mucho dinero, de mucho dinero que en vez de ir destinado a los servicios públicos básicos que benefician al conjunto de las personas se están quedando en el bolsillo de quienes actúan irresponsablemente, porque no se trata solo de una acción irresponsable, sino de una acción insolidaria.

Según los informes de Funcas la economía sumergida en Canarias se sitúa entre el 28 y el 31 % de nuestro PIB; hablamos nada más y nada menos que de un tercio de la riqueza que se genera en Canarias cada año, ese tercio de riqueza no tributa. No estamos hablando de cifras insignificativas, estamos hablando de la posibilidad de poder destinar muchos más recursos para el sostenimiento de los servicios esenciales.

Señor Rodríguez, ha habido mucha falta de voluntad política, es cierto que todos los gobiernos reconocen el problema, pero no se toman las medidas necesarias para luchar contra ello. La Agencia Tributaria en este momento, la realidad es que está más centrada en controlar a los que ya están controlados que en la investigación o la inspección de las bolsas de fraude.

Señor Rodríguez, se tiene que afrontar este problema con medios. En 2016 nosotros preguntamos al Gobierno, por escrito, cuál era el número de inspectores en Canarias y la contesta fue que en la provincia de Las Palmas había, en el año 2016, 10 inspectores y en la provincia de Santa Cruz 7 inspectores. No sé si la cifra ha cambiado, pero, actualmente, 17 inspectores a todas luces es una cifra insuficiente. Es verdad también que nos alegra que se vaya a ampliar de forma general la plantilla del personal, pues es evidente también que la actual cifra de 437 puestos era a todas luces insuficiente.

Por último, me gustaría conocer qué valoración hace usted del plan operativo contra el fraude fiscal que tenemos en el presente ejercicio y si nos puede aportar datos de los fondos que han revertido este año a las arcas públicas después de finalizar los procedimientos abiertos. Y también nos gustaría conocer cuántas personas o empresas han incurrido en deudas por actividades no declaradas a Hacienda y cuántos procedimientos siguen abiertos correspondientes a años anteriores.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señora Mendoza.

Continuamos con los turnos de los grupos no proponentes. En este caso, Grupo Sí Podemos Canarias, señor Marrero.

El señor MARRERO MORALES: Buenas tardes.

Voy a comenzar comentándoles que el año pasado nuestro grupo parlamentario con frecuencia acudía en los tiempos intermedios de los plenos a almorzar a un bar cercano a este Parlamento. Y en la primera ocasión, pues, nos dijeron que tenían roto el asunto de cobrar con la tarjeta, y se lo creímos; nos pasó una segunda vez, pues, que pensábamos que ya lo habían arreglado; y ya en la tercera ocasión, pues, dijimos que ya no volveríamos más a ese bar. Claro, nosotros éramos siete el año pasado, más algunos más que nos juntábamos. Perdió siete clientes en los tiempos de pleno para ir a comer unas pastas aquí al lado. Y, claro, uno como ciudadano, que si le pasa eso, ¿qué tendría que hacer a continuación, señor consejero? ¿Hay los mecanismos en Hacienda para que no solo se plantee el dejar de ir a ese sitio o el dejar de utilizar ese servicio o el no contratar o el no acudir al profesional equis que nos dice: págueme usted en efectivo, no me pague usted con tarjeta, por favor, págueme en efectivo, o si no le cobro el IGIC, pues, le sale a usted más barato, lo quiere con IGIC o sin IGIC? ¿Qué tendríamos que hacer la ciudadanía cuando esas cosas nos ocurren? Porque es que el problema está que esas cosas nos ocurren a cada momento y forman parte del entramado del fraude fiscal de nuestras islas y de la evasión de capitales. Entonces, yo creo que desde el Gobierno tendría que haber unos instrumentos ágiles para que la ciudadanía pudiera acudir a plantear una simple denuncia, una información para que se investigue, para que se averigüe, para que de alguna manera se controle. Porque es que si no todo este tipo de cosas, este tipo de debates que hacemos hoy aquí, que combatir el fraude fiscal, etcétera, pues, nos conduce a la melancolía exclusivamente, es decir, a que volveremos a discutirlo dentro de un año o dos y estamos perdiendo cantidad de millones de euros que se van a los bolsillos de una gente que es insolidaria y que no contribuye a la fiscalidad del común de la sociedad.

Por tanto, yo creo que habría que plantearse en esos términos que tengan mecanismos, que haya en la página de Hacienda, que haya, pues, un lugar donde se pueda plantear el que luego acudan.

Pero luego viene la segunda parte, que es la insuficiencia de personal para que eso ocurra. Por tanto, yo creo que la comunidad autónoma tendría que hacer el esfuerzo -porque ahí nos va una parte de nuestros ingresos- en crecer en número de inspectores para que no ocurra esa economía sumergida para que, de alguna manera, pues, no se siga defraudando a Hacienda, es que es una inversión rentable, es una inversión rentabilísima el nombrar hoy a 100 inspectores si es necesario para que eso... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor Marrero.

Turno para el portavoz, en este caso, del Grupo Parlamentario Popular, tiene la palabra.

El señor ENSEÑAT BUENO: Buenas tardes, señor presidente. Buenas tardes, señor consejero.

Señor Román, no creo que ninguno de los estamos aquí tengamos ninguna duda de la importancia de luchar contra el fraude fiscal, no creo que ninguna de las fuerzas políticas que representan y que se encuentran en este Parlamento tengamos dudas de la necesidad de que este Gobierno articule un plan de lucha contra el fraude fiscal efectivo. Nadie debe ser permisivo frente a la evasión de impuestos ni justificar a los defraudadores. Y, por supuesto, encontrará en el Partido Popular la mano tendida para contribuir en la articulación y puesta en marcha de cualquier plan contra el fraude.

Pero ningún plan, ninguna lucha contra el fraude, por muchos recursos que se pongan, puede ser efectiva en su totalidad sin la concienciación y colaboración del contribuyente, ese es el primer paso, necesita su concienciación y colaboración, porque al final el contribuyente es el que paga los impuestos, bien sea de manera voluntaria o coercitiva y, para ello, y más aún en un Gobierno como el de ustedes que quiere subir aún más los impuestos, que quiere retraer aún más renta disponible de los bolsillos de las familias canarias no le basta con anunciar que quiere dedicarlo a la mejora de los servicios públicos, debe demostrarlo.

Y debe cumplir, al menos, cinco premisas que no está cumpliendo. La primera, los presupuestos -cuyos recursos, lo sabemos todos, vienen de lo dispuesto- deben ejecutarse completamente y en casi su totalidad y, por desgracia, en muy pocas o muy pocas administraciones ocurre esto, empezando por este Gobierno de Canarias.

Segundo, el sistema tributario se tiene que ver progresivo, justo y no confiscatorio, y eso difícilmente se consigue subiendo los impuestos indirectos o incrementando la carga fiscal a las familias, a los autónomos, a las pymes en una situación de crisis y de incremento del paro, y mucho menos se consigue eliminando la deducción del impuesto -completamente injusto-, del impuesto de sucesiones y donaciones, que ya incluso la Unión Europea está expresando sus dudas sobre su legalidad.

Tercero, las deducciones y bonificaciones, además de tener su componente social -que lo tienen-, también tiene su componente recaudatorio, y un ejemplo claro es la deducción de los gastos médicos que ustedes quieren reducir, y que gracias a la forma en que se impuso su justificación recauda más -escuche esto-, recauda más, señor consejero, de lo que le cuesta: por cada 500 euros de bonificación nos aseguramos un mínimo de 1900 euros de recaudación. Le recomiendo, señor Román, que mire más allá de la miopía de izquierda.

Y, cuarto, no se consigue concienciación cuando la familia ve que este Gobierno sube los impuestos porque no se atreve a reclamar el dinero que nos debe Pedro Sánchez. Es más, es que usted ya no se atreve ni siquiera a ponerlo en los presupuestos del 2020.

Y, quinto, y por último, gestionen bien, señor Román, gobiernen bien para que las familias reciban los servicios públicos acorde al esfuerzo que hacen a pagar sus obligaciones fiscales.

Y ya termino, señor Rodríguez, cuente con el Partido Popular para luchar contra el fraude, pero, primero... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor diputado.

Turno para el Grupo Parlamentario Nacionalista, señora Dávila.

La señora DÁVILA MAMELY: Gracias, señor presidente. Señor Rodríguez.

La lucha contra el fraude fiscal debe seguir siendo una de las prioridades del nuevo Gobierno, un eje estratégico y prioritario de la Agencia Tributaria Canaria. El fraude es esa conducta insolidaria que hace recaer la responsabilidad de los que no pagan sobre los que sí que lo hacen, y es muy importante. Impacta sobre la financiación de los servicios públicos, distorsiona la actividad económica y provoca también la competencia desleal.

Desde este Ejecutivo se debe hacer frente al fraude fiscal y a la economía sumergida no solamente desde la Consejería de Hacienda, es fundamental la colaboración de otras áreas como Empleo, Comercio, Industria, etcétera. Y también, muy importante, potenciar la policía autonómica en la parte del cuerpo... la policía autonómica fiscal.

La Agencia Tributaria, sin lugar a dudas, es la herramienta que tiene este Gobierno para luchar contra el fraude y por eso cada año elabora un plan de control tributario que tiene carácter reservado.

Pero lo que sí le podemos preguntar, señor Rodríguez, es que si mantiene las líneas maestras que contiene el plan de acción anual de la Agencia Tributaria. También, junto al plan de control tributario, la Agencia Tributaria tiene un contrato de gestión de carácter trianual. En ese plan de actuaciones se contienen actuaciones muy concretas que contribuyen a la lucha contra el fraude, y una de las actuaciones es la colaboración, como decía el diputado del Partido Popular.

Facilitar la tarea del contribuyente en muchas ocasiones permite que ese pequeño fraude, el pequeño defraudador, el que quizás no tiene todo el asesoramiento, pueda contribuir. De manera que sabemos que las cartas que se han enviado desde la Agencia Tributaria han incrementado de forma exponencial la... y cambiando la actitud de los contribuyentes que a veces no tienen suficiente información.

Otra de las actuaciones importantes es la colaboración con los distintos agentes económicos, por eso le queremos preguntar, señor consejero, sobre el impulso de los acuerdos de entendimiento, de los que ya están en curso, y de aquellos acuerdos de entendimientos que piensa suscribir con los distintos agentes económicos y sociales.

Y, por último, la colaboración con la agencia estatal, la Seguridad Social, cabildos, ayuntamientos, decía antes, con las organizaciones empresariales y sindicales. Pero, sin lugar a dudas, si hubo una gran inversión del anterior Gobierno fue en un software, una inversión importante en software que permitió y que demostró sobradamente que la potencia de esta herramienta telemática que permitía cruzar datos y que solamente con el periodo de prueba demostró su potencial. ¿Podría adelantarnos el consejero algún dato de la implantación y desarrollo de esta potente herramienta de lucha contra el fraude fiscal?

Muchísimas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora Dávila.

Continuamos con grupos comparecientes. En este caso, Grupo Parlamentario Socialista, señor Lavandera.

El señor ÁLVARO LAVANDERA: Gracias, presidente. Señorías, buenas tardes.

Yo pensé que el portavoz del Grupo Popular se iba a centrar en el objeto de la comparecencia, que era sobre el fraude fiscal, que además pensaba que desde su grupo seguramente nos iba poder ilustrar mucho, pero veo que se ha centrado en otras cuestiones tributarias.

Señor consejero, mire, la evasión y el fraude fiscal básicamente se realiza por tres vías: una declaración inferior de ingresos -antes ponía un ejemplo el señor Marrero-, una declaración superior de deducciones -hay deducciones que son utilizadas erróneamente, incluso algunas están enfocadas erróneamente- y una falta de visibilidad de la actividad comercial -lo que se conoce como la economía del efectivo y también el consumo colaborativo-.

Estas situaciones no solo van en contra de la ley, y estos recursos, al conjunto de la sociedad para desarrollar las políticas públicas, como todos sabemos, sino que también crean un juego desequilibrado para aquellos contribuyentes que cumplen con sus obligaciones fiscales. Competencia desleal de distorsiones de mercado.

Usted ha mencionado básicamente la potenciación de la Agencia Tributaria de Canarias para mejorar el cumplimiento voluntario de las obligaciones tributarias y para intensificar las actuaciones de control del fraude tributario. Los del Grupo Socialista Canario entendemos básicas y coherentes esas líneas de actuación, pero nos gustaría aportarle algunas ideas que van en la línea de lo que nos ha expuesto.

La primera, la ejemplaridad. La Agencia Tributaria Canaria debe ser especialmente vigilante con las grandes bolsas de fraude, de tal forma que la sociedad, el conjunto de la sociedad perciba que las malas prácticas no pueden quedar impunes independientemente de los recursos y de los contactos que tengan las personas. Para lograrlo, dotar de los medios materiales y personales adecuados a la Unidad de Grandes Contribuyentes de la Agencia Tributaria Canaria e impulsar un plan amplio y detallado, y, como se ha expuesto, colaborar estrechamente con la Agencia Estatal de la Administración Tributaria en la lucha contra el fraude compartiendo medios tecnológicos, implementando planes y programas de inspección conjuntos e, incluso, por qué no, llegarnos a plantear la posibilidad de converger en un futuro consorcio tributario Canarias-Estado.

Por último, y es una cuestión que no solo compete a su departamento, creemos que es necesario diseñar incentivos que hagan aflorar la economía sumergida. La exposición de determinadas actividades a la economía sumergida es mayor que otras, tenemos el ejemplo de determinados servicios personales, desarrollados, además, por personas con menor formación, con mayores dificultades de reinserción en otras actividades económicas y con mayores problemas de exposición a la pobreza, pero también los tenemos en sectores de gran importancia para nuestra economía en los que la economía colaborativa ha entrado con fuerza en el mercado, como puede ser el sector turístico.

En resumen, señor consejero, le deseamos mayor éxito que el equipo anterior. Y permítame trasladarle dos mensajes: si queremos una sociedad más justa, esa sociedad debe contribuir según su capacidad y recibir según su necesidad, y la mejor lucha contra el fraude... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Lavandera.

Turno ahora para grupo proponente, Nueva Canarias, señora Esther González, por espacio de siete minutos.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña María Esther): Gracias, presidente. Señorías.

La economía sumergida se define como el conjunto de actividades de producción de bienes y prestación de servicios para el mercado que eluden normas tanto fiscales como de cualquier otro tipo con contenido económico, entre las que se encuentran también las regulaciones laborales, pero, incluso, algunas más, como las referidas al medio ambiente, las normas técnicas, la seguridad, y discurre, por tanto, al margen de los registros de las estadísticas y de los controles oficiales.

La principal justificación para operar en la economía sumergida para la ocultación de la actividad a las autoridades económicas es la de evadir el pago de los impuestos, es la del fraude fiscal, eludir también no solo el pago de tributos, sino las cotizaciones a la Seguridad Social y quedar al margen del cumplimiento de la regulación de la actividad económica, siendo la principal motivación el beneficio que se espera obtener de esa práctica.

Por tanto, la economía sumergida es una actividad que afecta negativamente al desarrollo regularizado de la actividad empresarial, produce competencia desleal a otras empresas de su mismo ámbito y sector, lesiona el Estado del bienestar, defrauda a la hacienda pública, coloca a los trabajadores que ocupan en situación de ilegalidad y de desprotección social, y distorsiona el mercado de trabajo.

La Comunidad Autónoma de Canarias se encuentra entre las regiones con mayor economía sumergida en el conjunto nacional, una actividad ilegítima que lastra el 26 % de la recaudación, lo que equivale a un, más o menos, 6 % del PIB. Estos datos preocupantes -entiendo que muy preocupantes- han obligado a los agentes económicos e institucionales a que se pongan manos a la obra para intentar reducir el impacto de la economía sumergida, pero la realidad es que, a pesar de las actuaciones que se han venido desarrollando por los distintos actores, aún estamos muy lejos de haber logrado reducir significativamente la economía sumergida en Canarias y, por ende, el fraude fiscal, por lo que entiendo que es necesario continuar desarrollando distintas actuaciones alternativas mediante el diseño de nuevos métodos de prevención y de control de ese fraude fiscal.

Y de lo que no me cabe la menor duda -y creo que en esto podemos estar casi todos los presentes de acuerdo- es que el actual modelo de control fiscal destaca por su ineficiencia y por su ineficacia. Un modelo al que se destinan menos medios, tanto personales como materiales, que la media, que se destina en la media de las regiones de los países tanto de la Unión Europea como de la OCDE. Y si a ello, además, unimos la baja conciencia fiscal de la ciudadanía, producto, entre otras cosas, de que no ven mejoras en los servicios básicos, a pesar de pagar sus impuestos, pues ya entiendo que tenemos el cóctel servido. Por lo que afrontar esta situación planteando más medidas efectivas en dicho ámbito entendemos que debería constituir una de las condiciones inaplazables de este Gobierno, de cualquier Gobierno, pero estamos en Canarias y hablamos del Gobierno de Canarias. Más allá, además, de los diferentes posicionamientos en torno a la fiscalidad, que, en todo caso, deberían fortalecer los principios constitucionales de generalidad, igualdad, progresividad y capacidad económica, sería deseable un gran pacto, lo más amplio posible, para prevenir y combatir la economía sumergida y el fraude fiscal, requisito ineludible, además, en el cambio hacia la justicia fiscal.

Y, dicho esto, consejero, yo le pediría que nos aclarase una serie de cuestiones que nos permitan entender en qué posición nos encontramos en Canarias a efecto de paliar este fraude fiscal, que, como bien sabe, y así figura en la Ley de la Agencia Tributaria Canaria y, tal como dijo antes la diputada doña Rosa Dávila, se elabora cada tres años un nuevo contrato de gestión, el último para el año 2019-2021, en el que se regulan los objetivos a conseguir, los resultados a obtener y, en general, la gestión a desarrollar, y un plan de acción anual al que le corresponde concretar líneas de actuación de la Agencia en materia de control intensivo y extensivo. Y el segundo de estos objetivos de este plan estratégico es maximizar la eficacia y eficiencia en la gestión tributaria, y el primer plan es el del control tributario y lucha contra el fraude fiscal. En dicho plan se determinan una serie de actuaciones con una planificación temporal, algunas a ejecutar en el año 2019, otras el 2020 y otras el 2021. Según la información facilitada por anterior Gobierno, durante el año 2018, en el marco de las competencias de la Agencia Tributaria, las inspecciones fueron las acciones que se colocaron a la cabeza en lo que a volumen de recaudación se refiere. Decía, además, también el Gobierno que la lucha contra el fraude fiscal se tradujo en un aumento del 18,5 % de las intervenciones de inspección, lo que a su vez repercutía en un alza del 58,7 % de la recaudación de dicha partida. Y es sobre esta información en la que le pido, consejero, que nos confirme la veracidad de estas cifras, así como el grado de cumplimiento de las actuaciones planificadas para este año 2019, del que a este Gobierno le competen cinco meses a 31 de diciembre.

De todas maneras, y para terminar, quería dirigirme a la señora Espino diciéndole que, señora Espino, usted habla de que el Gobierno de Canarias debe corregir sobre un texto que, por lo menos, yo no conozco, igual es que usted lo conoce, yo no lo conozco, y es un texto que, básicamente, no es público a día de hoy, pero pide que lo corrijan. Y yo entiendo que este Gobierno corregirá lo que tenga que corregir, pero sí, también le digo, como ustedes tienen experiencia sobre este tema, Ciudadanos puede darle un curso -además, un curso intensivo- en este momento, porque ya su formación política lo ha hecho, se ha visto obligada a corregir una propuesta de Marcos Quinto para el programa electoral del 10 de noviembre para aflorar dinero negro, una medida muy parecida a la amnistía fiscal del Partido Popular en el 2012. Entiendo que hay que predicar con el ejemplo: primero no fomentar ustedes el fraude fiscal y después pedir al resto que tome actuaciones potentes al respecto.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señora González.

Turno ahora, señor consejero.

El señor VICEPRESIDENTE DEL GOBIERNO Y CONSEJERO DE HACIENDA, PRESUPUESTOS Y ASUNTOS EUROPEOS (Rodríguez Rodríguez): La verdad que en los debates, cuando escucha uno a los distintos portavoces y se salen del asunto en discusión, provocan a uno a hablar de otras cosas. Yo voy a hacer un esfuerzo para no caer en el legítimo, digamos, criterio de los portavoces de colocar el debate donde les interese.

Decir dos cosas: primero... Ah, si no lo sabe se lo estudia. No se puede, en los ingresos de una ley presupuestaria como la que vamos a tramitar, incorporar nada que no esté sustentado en leyes o en convenios. Es un cuento ese, que he escuchado a algunos tertulianos de esos que andan por ahí, diciendo que no hemos previsto en los ingresos del año próximo asuntos tan variopintos -y que conseguiremos en su momento- como el plan de empleo, el Plan de Infraestructuras Turísticas, el plan de infraestructuras educativas, los treinta millones de la pobreza. Eso no puede estar en los ingresos, no estaba tampoco este año. Eso vendrá cuando tengamos un Gobierno de España, y espero, si están ustedes, que cumpla con esta tierra, porque cuando han estado solos cumplieron cuando les teníamos trincados, cuando estaban ustedes libres maltrataron a esta tierra como nunca. De manera que no hablen de lo que no es. En la previsión de ingresos del proyecto de Ley de Presupuestos -que les explicaré oportunamente cuando corresponda- están los ingresos que se pueden establecer, con las previsiones tributarias pertinentes, en función de la evolución de la economía.

Y sobre la fiscalidad en Canarias, decía en estos días -y están legitimados, todo el mundo puede opinar y decir lo que quiere y defender sus intereses-, decían algunos empresarios ultraliberales -que haberlos, haylos en Canarias- que con esto de la revisión fiscal estábamos provocando que se fueran a otros sitios, y yo les respondo, ¿a dónde se van? ¿A dónde se van que paguen menos impuestos que aquí? Díganme un sitio que no sea un paraíso fiscal, que ahí no se va a producir, ahí se va a eludir las responsabilidades fiscales. Pero díganme un sitio en Europa, en el ámbito continental, que tenga menos presión fiscal que la que nosotros hemos conquistado, ¡ninguno!

Por lo tanto, ese cuento de que los impuestos ahogan a la economía, ahogan a las empresas, desde luego, en Canarias hay pocos argumentos que lo puedan sustentar, ningún argumento que lo pueda sustentar. Yo no voy a entrar, y les pido a los que quieran esa información que me la pidan por escrito, para no discutir en la tribuna -que es una tribuna muy política- los datos concretos del plan, del efecto que tuvieron las cartas informativas, que tiene un efecto extraordinario. En la Agencia Tributaria estatal, en relación a los alquileres de vivienda, está teniendo un efecto, que manden una carta solo a los contribuyentes, porque la gente es temerosa de la ley, y a ti te llega una carta del ministerio o de la consejería diciendo que no estás pagando los tributos por el alquiler y al día siguiente vas y te organizas y empiezas a pagar. No voy a contestar a eso, que hay un montón de datos, yo creo que si tienen interés nos lo piden y se los mandamos. Vamos a hablar de política.

Miren, mis primeras preguntas, que tengo unos cuantos trienios: ¿cuántos efectivos tiene la Agencia Tributaria para conseguir tan importante tarea de recaudar la mitad de los tributos que se recaudan en Canarias, un poco más? 432. Siguiente pregunta, ¿cuántos efectivos tiene la Agencia estatal Tributaria en Canarias para recaudar más o menos lo mismo que nosotros? Y cierto es que hay un impuesto, que es el IRPF, que es fácil de gestionar, se trata de intervenir las nóminas, el impuesto de sociedades tiene su complejidad, ¿eh? ¿Sabes cuántos efectivos tiene la Agencia Tributaria estatal en Canarias para un desempeño parecido al nuestro, con complejidades seguramente peores que las nuestras? 1052. El doble que nosotros, pero con una diferencia, y es que sus servicios centrales son, después de la Guardia Civil, los servicios centrales más cualificados, mejor dimensionados, de las administraciones públicas. Casi todo viene diseñado y previsto con los planes de orden estatal.

La primera consideración es, nosotros, a pesar de la buena gente de la Agencia Tributaria, no podemos llegar a la tarea que tenemos por delante con este dimensionamiento y, por lo tanto, nos vamos a poner a la tarea. Llevábamos unos años insistiendo en ello, siempre presentamos enmiendas, el que les habla, a las leyes de presupuestos en los últimos años, poniendo más perras para la Agencia Tributaria, ¡siempre! Están ahí. Siempre lo hemos dicho, porque era muy importante dimensionar la Agencia Tributaria. Lo que yo no me sabía esta comparación: 1052 por menos de quinientos, con tareas similares.

Por lo tanto, nos tenemos que poner a mejorar los efectivos humanos. 732 personas a RPT, cubiertos 437, es que es imposible; es que hay 18 inspectores para 2,2 millones, para 48 000 millones de actividad económica, que es nuestro producto interior bruto, es que hay pocos recursos. Y, además, no solo hay pocos recursos personales, también hay pocos recursos materiales, hay programas que están actuando y hay elementos que... por ejemplo, hemos tenido una reunión con PriceWaterhouseCoopers, que ha hecho o está haciendo un trabajo de un programa, de una estrategia analítica para perseguir el fraude fiscal, vamos a aprovechar ese tema, y ahora hemos presupuestado para el año que viene -si ustedes aprueban la Ley de Presupuestos el 19 y 20 de diciembre- un millón y pico para contratar 15 informáticos para la Agencia Tributaria, ¿porque saben cuántos hay? 3. Por lo tanto, vamos a ponerle músculo a la Agencia Tributaria, vamos a dimensionarla, vamos a ponerla en sus justos términos, porque su tarea es absolutamente vital.

Pero además de los medios humanos y los recursos informáticos, vamos a hacer operaciones que ya están contrastadas, es decir, las dichosas cartas funcionan, las visitas ni les cuento cómo funcionan, me dicen los expertos. Cuando a ti te visita en tu negocio o en tu casa un inspector tú te pones las pilas, y no fue a sancionarte, fue a decir que existen y que tú eres susceptible de ser inspeccionado seriamente. Vamos a trabajar ese tema, vamos a buscar complicidades con la Agencia Tributaria estatal, porque ellos tienen dimensión, medios y capacidad y contraste más que suficiente. Y vamos a hacer un esfuerzo también para educar en esto del civismo tributario, es fundamental que en los ámbitos, primero, de la organización social se tenga esta responsabilidad.

Y acabo, porque no me queda tiempo, diciéndole: hemos puesto al frente de la Agencia Tributaria estatal una persona que conocí en el mes de agosto; su condición, la número dos de la Agencia Tributaria estatal. Y está aquí para hacer de la Agencia Tributaria Canaria un instrumento al servicio, primero, de la facilitación de que se paguen los impuestos, pero también para perseguir a los que no lo hagan, exigiendo, como no puede ser de otra manera en una sociedad moderna, que aquí contribuye todo el mundo en función de sus capacidades y... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor consejero.

Damos por finalizada esta comparecencia.

Más información
Otros formatos
  • Formato PDF Formato PDF
Iniciativas tratadas
  • 10L/C/P-0151 Sobre Del Sr. consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos, sobre el fraude fiscal.