Diario de Sesiones 146/2019, de fecha 16/1/2019
Punto 2

9L/C-1985 COMPARECENCIA DE LA SEÑORA CONSEJERA DE POLÍTICA TERRITORIAL, SOSTENIBILIDAD Y SEGURIDAD, SOBRE SITUACIÓN ACTUAL DEL CONTROL DE LOS VERTIDOS TIERRA-MAR, A PETICIÓN DEL GRUPO PARLAMENTARIO PODEMOS.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Continuamos, señorías, con la comparecencia a la señora consejera de Política Territorial, Sostenibilidad y Seguridad, sobre situación actual del control de los vertidos tierra-mar, a petición del Grupo Podemos.

Para su primera intervención, señor Marrero.

(El señor vicepresidente primero, De la Hoz Fernández, abandona la Presidencia, que es ocupada por la señora vicepresidenta segunda, Tavío Ascanio).

(El señor vicepresidente primero, De la Hoz Fernández, ocupa un escaño en la sala).

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Señor Marrero.

Cuando quiera.

El señor MARRERO MORALES: Vale, buenos días.

Buenos días, antes de comenzar mi intervención quisiera saludar a... tanto a la plataforma...

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Señorías -disculpe-, guardemos silencio. Gracias, señor Marrero.

El señor MARRERO MORALES: Quisiera saludar a la gente que nos sigue por streaming desde la plataforma de Bocabarranco, en Gáldar, y la plataforma de Isla Baja en el norte de Tenerife. Son dos movimientos ciudadanos que están discutiendo sobre la idoneidad de los vertidos al mar y de que al mar se lance tanta cantidad de agua y se desaproveche. Esa es la situación de estas dos plataformas.

Desde Podemos nosotros reclamamos y defendemos que el agua es un derecho humano, aunque haya gobiernos y países que se niegan a reconocerlo. Pues parece que el agua, para mucha gente, se concibe como un negocio y no como un derecho humano. Estamos hablando en los últimos tiempos sequías, hambrunas, guerras, movimientos migratorios ocasionados por el agua. En Canarias, además, se da la circunstancia de que el agua, además de ser un bien escaso, suele ser un bien caro y, además, privado, en la mayoría de los casos.

En su libro Los mercados de agua en Tenerife, Aguilera Klink, Federico, dice que el agua subterránea en islas como la de Tenerife es un recurso en propiedad privada y se comercializa mediante el sistema de mercado y añade que muchos pequeños propietarios y usuarios se sienten indefensos ante los abusos existentes. Quería enmarcar este asunto porque me parece importante ver las condiciones en las que tratamos el problema del agua en este Parlamento y en Canarias en general cuando nos enfrentamos a él.

Cuando hablamos del agua en Canarias estamos hablando casi de una economía lineal, no de la economía circular a la que deberíamos caminar. Estamos hablando de agua que se produce en pozos, galerías, escorrentías a veces, la que se recoge de la lluvia, que pasa y se pierde, según el informe de la Audiencia de Cuentas, hasta llegar a las casas, cuando llega la cuestión del abasto, en torno a un setenta por ciento, entre un cincuenta y un setenta por ciento en muchos de los casos. Pero esas pérdidas también las estamos pagando los usuarios. Estamos hablando de un agua que no llega en las condiciones adecuadas, no llega en las condiciones adecuadas en absoluto y hago referencia aquí a los informes del Servicio Canario de la Salud, que para encontrarlos pues ¡Dios y ayuda!, hay que entrar a una página donde terminas, si pones aguas de consumo y demás y restricciones de uso por incumplimiento en las instalaciones, pues la encuentras... Si no, tienes que buscar en quince pestañas antes.

Restricciones de uso por incumplimiento en las instalaciones de abastecimiento, como ayuntamientos de Valverde, de San Sebastián de La Gomera, de Arico, de Icod de los Vinos... No todo el municipio, sino zonas concretas. Restricciones de uso por incumplimiento de los criterios de calidad del agua, de fluoruro, de boro, de nitrato. Y ahí vienen los distintos municipios, como el caso del fluoruro, pues está El Sauzal, La Matanza, La Victoria, Icod de los Vinos, San Juan de la Rambla, El Tanque, o en Gran Canaria, Mogán y San Bartolomé de Tirajana. Es decir, respecto al fluoruro eso, respecto al boro, tenemos en Pájara, Fuerteventura, es la que viene señalada como aguas con problemas por boro, de manera especial en el ayuntamiento de Pájara, y que viene referido a toda, a la población en general. Porque es que los otros que me refería, el fluoruro, estamos hablando de menores de ocho años a los que se les prohíbe la ingestión del agua.

Entonces, en esta primera intervención quiero hacer referencia a este asunto y de manera especial hacerle algunas preguntas a la consejera para luego tener ocasión en la segunda de desarrollar más las ideas.

Querría preguntarle a la señora consejera si, desde la última intervención que tuvimos hasta ahora, sabe si han mejorado, por ejemplo, los emisarios submarinos, que estaban en situación desastrosa, estaban... no había ni uno solo que estuviera sano en Canarias y con el temporal último se empeoraron mucho más.

Quisiera preguntarle a la señora consejera cuánta agua de la que arrojamos o está prevista, que va en la línea del agua hacia el mar, se depura y se reutiliza en Canarias, o sea, y si es necesario que toda esa agua vaya al mar necesariamente.

En tercer lugar, quisiera preguntarle a la señora consejera por qué no se ha optado por otras infraestructuras que no sean las técnicas de desalación y las de depuración que hay industrial y no se ha usado por instalaciones de otro tipo y depuraciones naturales en zonas de medianía, en pequeños núcleos de población, que puedan hacer reaprovechamiento del agua, es decir, porque en Canarias hay una total irracionalidad respecto al uso de que se hace del agua. Es decir, nos cuesta muchísimo dinero obtener el agua, nos cuesta muchísimo dinero y mucha huella de carbono el que se desale el agua, para luego, después de usarla, en unos casos, se arroja el mar. Yo, como ejemplo de arrojar al mar agua, o arrojar al mar fuera, la galería Monte del Cedro en Los Silos... (Corte del sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Tiene un minuto, señor Marrero.

El señor MARRERO MORALES: ¿Me deja un minuto más? ¿Sí? Vale, pues muchas gracias.

Entonces, preguntarle, también, a la señora consejera si respecto al proceso del agua qué control hay y qué control hay sobre que el agua, en Canarias, el agua, qué control hay y qué control hay sobre que el agua en Canarias se pierda tanta cantidad entre el origen y el destino del agua, es decir, qué pasa con eso, es decir, parece un misterio, ¿el Gobierno se ha preocupado por investigar en algún momento?, ¿no lo considera su deber en absoluto el que se pierda entre un cincuenta y un setenta por ciento del agua? ¿Y qué medidas tiene planteadas, en combinación con cabildos y ayuntamientos?, aunque sea responsabilidad de otros, pero se supone que la responsabilidad última es de ustedes, qué medidas tiene para que aguas que hoy salen de las galerías, de nuestras galerías o de nuestros pozos, y que van... nosotros pagamos dinero todos los ciudadanos y ciudadanas por agua potable, y lo que consumimos en nuestras casas no es agua potable, lo que consumimos es agua que tiene estos problemas que acabo de citar, con ayuntamientos concretos y con zonas de población que tienen que estar comprando necesariamente agua embotellada.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): En nombre del Gobierno tiene la palabra la señora consejera de Política Territorial, Sostenibilidad y Seguridad, doña Nieves Lady Barreto Hernández.

La señora CONSEJERA DE POLÍTICA TERRITORIAL, SOSTENIBILIDAD Y SEGURIDAD (Barreto Hernández): Buenos días, gracias, señora presidenta.

Gracias, señor Marrero, por la petición de comparecencia, yo creo que es importante seguir ahondando en lo que era el título de la petición de comparecencia, que es el control que hacemos desde nuestra consejería de los vertidos de tierra a mar.

Es verdad que el ciclo del agua es mucho más que eso y, desde luego, es, resumidamente, parte de lo que usted ha explicado. Lo que también es cierto es que muchas de esas materias que usted ha tocado, como sabe, no son competencia de esta consejera, son competencias, muchas de ellas de ayuntamientos y cabildos, y otras de la Consejería de Agricultura. No obstante, voy a intentar desgranar algunas de esas cuestiones, si bien es cierto que voy a intentar centrarlo en el control que hacemos -que es para lo que es el objeto de la comparecencia- de los vertidos unas vez tenidas las autorizaciones o no.

Creo que es importante empezar, para tener... para situar el asunto, es importante empezar en el origen que nos trajo aquí la primera vez que hablamos de vertidos, en la actualización del censo que hicimos en noviembre de 2017, y que pudimos... pude presentar a petición propia un avance del mismo en octubre -si no recuerdo mal- de ese año 2017. Decíamos en aquel momento, y seguimos diciendo, que el censo de los vertidos de tierra a mar es la fotografía real de qué es lo que llega a nuestros mares por depuración de aguas residuales o de... a través de autorizaciones ambientales integradas de industrias y que tienen que tienen que estar tratadas, que es un procedimiento complejo, como saben, en que intervienen administrativamente distintas administraciones, desde el Gobierno de España a través del ministerio en el que se encuentra la Dirección General de Costas, hasta los ayuntamientos, y que las autorizaciones son de entidades públicas y privadas, pero también de administraciones, en este caso, los competentes para el saneamiento y depuración como bien saben son los ayuntamientos y en el caso de los cabildos en el dominio público hidráulico.

Pues bien, teniendo ese censo, y teniendo claro que es distinto al del 2003 y 2008, que se hizo, y en el que ya pudimos hacer una depuración de errores que tenían los mismos, puesto que se recogían vertidos al mar que no... vertidos, perdón, que no eran al mar, una vez obtenida esa copia y la oficial, 30 de noviembre de 2017, se le envía a la Agencia Canaria de Protección del Medio Natural una copia de los vertidos que vimos en aquella ocasión que no estaban autorizados. ¿Qué nos ha permitido eso? Eso nos permite el primer mecanismo de control, ¿por qué el primer mecanismo de control?, porque una vez que la Agencia Canaria de Protección del Medio Natural con los no autorizados abre expedientes nos permite que esos ayuntamientos, cabildos o entidades públicas y privadas titulares de esos vertidos, y que son una realidad puesto que se recogen en el censo, iniciaran expedientes de autorización de vertidos de tierra a mar. Por lo tanto, aquellos no autorizados tramitan sus autorizaciones y podemos meterlos dentro del sistema de los primeros inicios de control.

Hasta ese momento los vertidos que se producían y que contaban con autorización, como saben, tienen la obligación sus titulares de presentar al final del año natural un plan de seguimiento, de vigilancia y control, y que es cierto que hasta 2016 no se hacía ni inspección ni análisis de esos planes, y por lo tanto tampoco sabíamos si se controlaban o no o cumplían con los parámetros correctos de las autorizaciones. Es a partir de finales de 2017 cuando comenzamos a hacer, una vez que tenemos el censo, todas esas vigilancias de los planes de vigilancia y control y los análisis, los hacemos con personal interno de la consejería pero también con personal externo contratado. ¿Qué nos permite eso? Nos permite, eso, decir que hoy están inspeccionados y analizados todos los planes de vigilancia y control del año 2016, 2017 y comenzamos a hacer los del 2018, que se terminaron de entregar en diciembre del año pasado. Estamos en fase, una vez iniciados, los titulares pueden presentar alegaciones, y tenemos en este caso 16 tramitaciones de alegaciones.

Por lo tanto, el control efectivo de los vertidos de tierra a mar se hace de esa manera, inicialmente con el censo y el control de la agencia, y una vez hecho ese, tenemos dos controles diferentes que realizar, uno de los censos no autorizados, como decía a través de la agencia y los... el trabajo que hacemos con las administraciones locales, entidades públicas y privadas, una vez iniciados los expedientes, que nos ha permitido ayudarles a tramitar todas las autorizaciones; y de los autorizados a través de los planes de vigilancia y control, como decía.

¿Qué nos encontramos con los planes de vigilancia y control?, qué nos hemos encontrado, por ejemplo, con los del 2017, nos estamos encontrando con algunos del 2018 que ya tenemos inspeccionados. Bueno, que algunos cumplen, una vez analizados y, por lo tanto, no hay que hacer más vigilancia, sino que continúen con la emisión y con los parámetros que se les establece de cumplimiento dentro las autorizaciones, otros no cumplen.

Una vez que detectamos los planes de vigilancia y control que no se cumplen abrimos de manera inmediata un procedimiento, incoamos el expediente de extinción de la autorización de vertidos al mar, ¿qué nos permite eso?, trasladar de manera inmediata esa autorización a la agencia para que abra expediente y que el titular pueda presentar alegaciones. Estamos en este momento, como decía, tramitando 16 alegaciones de titulares. Puede ser que se admitan porque cumplan o puede ser que en este caso no, y haya que modificar la autorización, o que pasemos a fase de extinción.

¿Cómo podemos garantizar, que es el objetivo último de esto, que el agua que llegue a nuestros mares, las aguas residuales que llegan a nuestros mares no contaminen nuestra biodiversidad?, aplicando correctamente los parámetros que establecen las autorizaciones de vertidos al mar. Por eso los controles previos son tan necesarios y por eso está siendo efectivo que los expedientes abiertos en la agencia lleguen a los ayuntamientos y a los cabildos y a las entidades públicas y privadas porque nos ha permitido que inicien la tramitación de las autorizaciones y, a partir de ahí, podemos empezar a trabajar con las distintas entidades para que aquellos que vierten al mar tengan las condiciones adecuadas.

¿Podemos hacerlo solos?, no. Lo que nos ocurría hasta 2017 con todos los planes de vigilancia y control una vez que conocemos el nuevo censo es que las inspecciones y los análisis reales de los planes esos de vigilancia y control no se hacían. Lo que hemos hecho ahora es, y lo hemos hablado en alguna ocasión en sede parlamentaria, no solo tener el apoyo externo del Instituto Tecnológico de Canarias para hacer parte de esos controles, con lo cual podemos hacer análisis y seguimiento de todos y cada uno de los planes de vigilancia y control, y asegurarnos de que el procedimiento se aplica de manera correcta, sino que, además, y especialmente para las grandes industrias que tienen autorizaciones ambientales integradas, que como sabe en alguna ocasión hemos dicho que no se hacían inspecciones de las autorizaciones ambientales integradas, hemos hecho contratos externos para hacer de manera aleatoria inspecciones a esos planes de vigilancia y control y además inspecciones a cada una de esas grandes industrias para comprobar que se cumplen con los parámetros de las autorizaciones ambientales integradas. Continuaremos haciéndolo, lo hemos hecho en 2017, 2018, continuaremos en 2019 y 2020 con 66 instalaciones más.

¿Qué podemos hacer para que los ayuntamientos, cabildos y entidades públicas y privadas soliciten las autorizaciones? Por un lado, la labor que hace la Agencia Canaria de Protección que, como decía, nos ha facilitado que estas administraciones y entidades comiencen a solicitar las autorizaciones y, por lo tanto, comencemos a garantizar que lo que llega al mar no contamina y, además, y lo he dicho también en sede parlamentaria en algunas ocasiones, aunque las competencias de esta consejería se limita a dar las autorizaciones, el procedimiento es tan complejo que lo que queremos es facilitar que las entidades puedan hacerlo y lo puedan hacer de una manera sencilla. Por eso, la asistencia técnica a través del ITC, ayuntamientos, cabildos y entidades públicas y privadas para solicitar las autorizaciones... Hemos conseguido que 42 con ese asesoramiento entren dentro del ciclo de las autorizaciones y, por tanto, garantizar que lo que llega al mar no contamine hasta que tenga la autorización definitiva. Como saben, hemos hecho una guía explicativa y se ha comunicado a todos aquellos... que no tenían autorización lo que tenían que hacer para poder legalizarlas, se han hecho reuniones con esas entidades. Y lo más importante de todo, y me lo han oído decir en varias ocasiones, es que al final se ayuda a ayuntamientos, cabildos, a hacer las infraestructuras.

Esa parte de la que usted hablaba, señor Marrero, del ciclo del agua no se va a lograr si no se hace inversión. Los ayuntamientos y cabildos, afortunadamente..., poner el punto de vista desde el 2017 en adelante... el gran problema de los vertidos al mar ha ayudado a que en sus presupuestos empiecen a poner partidas suficientes y reales para atender infraestructuras de saneamiento y depuración. Pero también es verdad que solos no pueden, hemos hablado en varias ocasiones en sede parlamentario que a través del Fondo de Desarrollo de Canarias en la programación que tienen en función de diez, cuatro años se va hacer una inversión de 151 millones, ya en 2017 se han invertido 20 millones de euros en infraestructuras de saneamiento y depuración, y no quiero hablar de infraestructuras hidráulicas, sino infraestructuras concretas de depuración y saneamiento, pero también es muy importante la inversión que se hace a través del convenio de infraestructuras hidráulicas, saben que, y lo conté aquí también, cuando una vez que conocimos el censo tuvimos una reunión nuestra consejería con la Consejería de Agricultura para que en el convenio de infraestructuras hidráulicas se incorporara la necesidad de aquellas infraestructuras de saneamiento y depuración que eran más importantes, y lo hemos dicho recientemente en comisión parlamentaria, del convenio de infraestructuras hidráulicas de 40 millones anuales el 80 % se destinaba a saneamiento y depuración, es decir, en torno unos treinta y dos millones de euros.

Eso es fundamental para que ayuntamientos y cabildos puedan, entidades públicas y privadas, hacer las instalaciones y...

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Tiene un minuto, señora consejera.

La señora CONSEJERA DE POLÍTICA TERRITORIAL, SOSTENIBILIDAD Y SEGURIDAD (Barreto Hernández): Para concluir esta parte, muchas gracias, señora presidenta.

... porque lo que no podemos es engañarnos, podemos tener las autorizaciones, podemos garantizar que lo que se vierta al mar, en las condiciones que tenemos ahora, no contamine nuestra biodiversidad, pero la realidad canaria es muy distinta a la de hace muchos años, incluso la que hace diez años.

Por lo tanto, nuestras infraestructuras en depuración y saneamiento se tienen que adaptar a la realidad actual, para eso hay que hacer inversión, para eso es necesario que los fondos lleguen. Y el esfuerzo que están haciendo ayuntamientos y cabildos, y lo sabemos porque tratamos con ellos el tema de las autorizaciones, es real. Por eso también sería importante que las inversiones, no solo las que hacen ayuntamientos y cabildos, sino también las que se tienen que hacer a través de los presupuestos del Estado, lleguen.

Hablaba usted antes de dos plataformas, a mí me gustaría mencionar solo por encima algunas. Tenemos pendiente, dentro de ese convenio de infraestructuras hidráulicas, infraestructuras en La Gomera, el EDAR de San Sebastián, por un millón y pico; en Lanzarote, por ejemplo, el de La Santa, por cuatro millones, o el del norte, por diez millones y pico; y el del Boca Barranco, al que se refería, dos grandes infraestructuras de Gran Canaria... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Pasamos a la intervención de los grupos no solicitantes de esta comparecencia.

En nombre del Grupo Mixto tiene la palabra don Jesús Ramón Ramos Chinea.

El señor RAMOS CHINEA (Desde su escaño): Muchas gracias, señora presidenta. Buenos días señorías, buenos días señora consejera.

Hablaba el portavoz de Podemos de algo tan importante como es el ciclo del agua. Quizás el agua sea el bien más preciado para nuestra vida. Y hablaba de un problema muy grande que estamos teniendo en nuestro archipiélago y que son esas grandes pérdidas que existen, y el motivo de esas pérdidas no es otro: la red, tanto de abastecimiento como de saneamiento, que tenemos en las islas, que, en algunos municipios, quizás tengan hasta más de cincuenta años.

¿Y saben ustedes qué es lo que hacen los ayuntamientos para solucionar este problema?, pues recurrir y meter estas obras en el Fdcan, o sea el Fdcan sirve para algo más que para bordillos y farolas, como muchas veces se quiere hacer ver desde esta Cámara. Por tanto, creemos que es una herramienta fundamental, también, para el tema del agua, tanto para abastecimiento como para reutilización, y, por supuesto, para el saneamiento.

Es esencial la cooperación entre las administraciones, usted también lo ha dicho en repetidas ocasiones, señora consejera, porque todos, de alguna manera, tienen cierta competencia en este asunto, por ejemplo: el Gobierno de Canarias en la labor inspectora; los cabildos, con los consejos insulares de agua; los ayuntamientos, que son los responsables en saneamiento y tratamiento de las aguas residuales; incluso el Gobierno estatal, con el convenio en materia de aguas; o, incluso, Europa, donde necesitamos tanto esos fondos europeos para la creación de depuradoras u otros medios de transporte o embalse de aguas.

Por tanto, creemos que la solución es tener las infraestructuras adecuadas, y para ello necesitamos ejecutar obras de ampliación y, por supuesto también, nuevas depuradoras, y ahí también son esenciales las correspondientes adjudicaciones, por tanto, la temporalidad y la financiación juegan un papel determinante.

También es importante concienciar a las personas sobre la reutilización del agua, hacerles ver lo necesario que es este bien y lo importante que es la reutilización, el ciclo que estábamos hablando anteriormente.

Nos alegramos de que el Gobierno de Canarias tenga esos planes de vigilancia, creemos que es la forma adecuada y que todos esos vertidos cuenten con la autorización administrativa correspondiente, y para ello es esencial que se realicen las inspecciones pertinentes.

Por tanto, esperemos que dote, su consejería, o reciban los medios suficientes, para tener los medios materiales y humanos necesarios para realizar esta labor. Y, por supuesto también, pedirle agilización en esa tramitación, que depende, también, tanto del ejecutivo canario como del estatal para que los ayuntamientos tengan también concedidos esos permisos y puedan hacer un uso adecuado y responsable del agua.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Pasamos a la intervención del Grupo Parlamentario de Nueva Canarias, en su nombre tiene la palabra la señora diputada doña Gladis Acuña Machín.

La señora ACUÑA MACHÍN: Gracias, presidenta. Buenos días, señorías. Señora consejera.

De este asunto hemos hablado en varias ocasiones en la Comisión de Política Territorial y, desde luego, aquí hay un problema. Si bien es cierto que a usted le ha tocado bailar con la más fea, también es verdad que, poco a poco, la va maquillando. Es decir, usted ha comenzado haciendo un censo y, por lo menos, estamos situados. ¿Qué ocurre, señora consejera?, que no se puede estar cuatro años localizando los problemas, es decir, se tienen que localizar, y usted lo ha hecho y lo ha hecho bien, pero, claro, paralelamente se tiene que trabajar en proyectos y en inversión porque esto es un tema muy serio, señora consejera, y estoy segura que usted es consciente de este asunto.

El sistema integral de depuración y saneamiento: existe un proyecto a nivel Canarias y por la parte que me toca, y a la isla por la que soy diputada, en Lanzarote, no existe, señora consejera, no existe. Mire, en la isla de Lanzarote el sistema de saneamiento, donde existe, es obsoleto y, en otros lugares, sencillamente, no existe; en las zonas costeras donde no existe se vierte directamente al mar, y tenemos que ya que empezar a hablar... las cosas por su nombre.

Señora consejera, si no trabajamos en un proyecto para evitar esto, la contaminación es inevitable, es inevitable. ¿En las zonas de interior qué ocurre, señora consejera?, no existen, pero son tantos años los que llevamos vertiendo al subsuelo, que al tiempo, señora consejera, se llegarán a mezclar el agua de abasto y el saneamiento, y si no vivir por ver. ¿Qué ocurre?, que si seguimos detectando, estableciendo planes de controles, de vigilancia, expedientes, patatín y patatán, desde luego, no arreglamos el problemas.

Mire, cuando usted habla de que la competencia en saneamiento es de los ayuntamientos, tiene razón. Pero, señora consejera, si no recuerdo mal, usted fue alcaldesa, y sabe que los ayuntamientos están muy limitados.

Luego, además, tenemos los consejos insulares. Los consejos insulares en el mejor de los casos tienen dos funcionarios, señora consejera, si llegan. En Lanzarote, dos funcionarios y no sé si ya habrán logrado contratar el tercero. ¿Cómo sacamos los temas adelante? ¿Cómo los sacamos?

Yo creo que aquí se tiene... y no usted, porque usted tiene una parte, pero luego hay otras consejerías que se tienen que involucrar, y los fondos que se consigan... Esto es una prioridad para Canarias, esto es una prioridad para Canarias, porque por nuestra condición de islas inevitablemente vamos a seguir contaminando nuestro mar. Y los controles están muy bien, las sanciones están muy bien, pero no se pueden eternizar las autorizaciones, porque si no tampoco arreglamos... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Pasamos a la intervención del Grupo Parlamentario Popular, en su nombre tiene la palabra la señora diputada doña Luz Reverón Hernández (la señora diputada habla con la Presidencia al acercarse a la tribuna). Disculpe, es González. Disculpe.

La señora REVERÓN GONZÁLEZ: Gracias, presidenta. Lo digo por mi madre. Bueno.

Buenos días, señorías, nuevamente.

Señora consejera, hemos hablado mucho, y largo y tendido, tanto en comisión como en este salón de plenos, sobre el problema que tenemos de los vertidos de tierra al mar. Por tanto, he entendido que esta comparecencia es bastante apropiada, sobre todo, yo creo, que para hacer un balance de lo que usted ha hecho en los cuatro años de su gestión.

Y, mire, le voy a recordar una cosa que mi grupo parlamentario le dijo en el año 2016. En esta tribuna mi grupo parlamentario le dijo que no la iba a hacer responsable de lo que estaba ocurriendo, pero que sí le haría responsable si no hacía absolutamente nada. Y a mí me ha tocado, ahora, decirle que sí la hacemos responsable de lo que está pasando. Y, mire, le digo que la hacemos responsable de lo que está pasando porque, usted, en el año 2016 dijo lo siguiente: vamos a hacer obras de interés general donde grandes núcleos necesitan una depuración inmensa. Y citó Tamaraceite, valle de Güímar, Adeje y Arona. Es decir, usted se comprometió a hacer obras de interés general para intentar evitar, o paliar, los problemas que tenemos en estos momentos de depuración de agua. Y ya le contesto yo que usted no ha hecho, o que yo sepa, no ha hecho ninguna de estas obras.

Pero sí es verdad que me sorprende que usted, ahora, en la comparecencia de hoy, usted, si mal no recuerdo, ha dicho que, bueno, que desde el año 2017 y 2018 se está llevando a cabo el tema de las autorizaciones. Y yo me pregunto, ¿y en el año 2015 y 2016 usted no estaba sentada en el Gobierno? Me encantaría saber qué hizo, ¿sabe por qué?, porque en el año 2015 y 2016 usted disponía ya de un censo. Es cierto que en el 2017, en el mes de octubre, como usted ha dicho, y en enero del 2018 se publicó el censo actualizado, pero, desde enero del 2018 a mayo, junio, del 2015, que fue cuando usted entró en este Gobierno, no ha hecho absolutamente nada.

Por tanto, tengo que decirle que para mi grupo parlamentario, si hacemos una evaluación de lo que usted ha hecho en estos últimos cuatro años, va a ser un suspenso. Y siento decírselo así. Y también siento... Esperaba que hoy no volver a escuchar esa frase tan manida a la que usted siempre recurre, que es: no es solo mi responsabilidad, tienen responsabilidad los ayuntamientos y los cabildos. Lo sabemos, señora consejera, y quienes no lo sabíamos ya lo sabemos de la cantidad de veces en la que usted se ha escusado para decir que no ha hecho absolutamente nada.

También es cierto que usted nos informó que había hecho una encomienda de gestión con el ITC para que hicieran procedimientos y agilizaran lo que era el tema de las autorizaciones. Usted hoy no ha hablado nada de eso. Ha dicho que sí están gestionando esos trámites, pero no ha dicho que hayan hecho un procedimiento en virtud del cual ustedes hicieron esa encomienda de gestión. Me gustaría que nos lo aclarara.

Por tanto, señora consejera -voy terminando-, mire, tenemos claro que usted no ha estado a la altura de las circunstancias y de los retos que ha tenido que afrontar. Por tanto, le vuelvo a repetir, que mi grupo parlamentario le da un suspenso en la gestión de lo que tiene que ver en los vertidos de tierra con el mar.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): En nombre del Grupo Parlamentario Socialista tiene la palabra la señora diputada doña Nayra Alemán Ojeda.

La señora ALEMÁN OJEDA: Buenos días, señorías. Buenos días, señora consejera.

Yo cuando leí el tema de la comparecencia entendía que estábamos hablando de vertidos, de vertidos de agua sin tratar, donde el Gobierno de Canarias tiene, desde hace años, una asignatura pendiente y mucho que ejecutar. Sin duda, la intervención del diputado Manuel Marrero es una arista más de este problema.

Yo nací en una isla donde sufrimos, en su día, la escasez de agua de abasto y de toda la vida he hecho mío un eslogan, de hace más de veinte años, sobre el uso adecuado del agua, y era el siguiente: tal vez tú sí puedas pagar toda el agua del mundo, pero no hay tanta. Y otro más poético, que era aquel: el agua se muere de sed.

Pero yo entiendo que un vertido de agua es un vertido de agua sin tratar o tratado autorizado. Por eso me voy a centrar voy a centrar mi intervención en los vertidos, que de eso se trataba esta comparecencia.

Conocemos un censo relativamente actual, contamos con una agencia, contamos con dos controles, como ya anunció la consejera. Hemos hablado de esto muchas veces, en comisión, en pleno, un vertido sabemos que es escandaloso, cumpla o no las condiciones que establece el Gobierno de Canarias o las distintas administraciones. Yo abogo por un poco más de información al respecto. Quiero decir, que el ciudadano conozca todo el proceso, porque la imagen de las diferentes administraciones, cuando la ciudadanía ve un vertido, siempre va a quedar tocada, esté autorizado o no, cumpla los controles o no.

Yo valoro la gestión de la consejera, el esfuerzo del ITC con las distintas administraciones, pero me temo que nunca va a ser suficiente. ¿El convenio de infraestructuras hidráulicas es necesario?, sin duda alguna que lo es; lo era antes, cuando gobernaba Rajoy, y ahora parece que lo es más, cuando gobierna Pedro Sánchez, cuando existe un Gobierno socialista, más que nunca un Gobierno nacionalista depende de Madrid. Los socialistas canarios estamos trabajando para lograr todas las cantidades comprometidas y más. Ahora espero que este Gobierno de Canarias deje de mirar hacia arriba y empiece a mirar hacia abajo, hacia los vertidos precisamente, y resuelvan de una vez este grave problema, que se ejecuten esas obras que están comprometidas de una vez y que se deje de excusas.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): En nombre del Grupo Nacionalista Canario, tiene la palabra el señor diputado y vicepresidente de esta Cámara, don David de la Hoz Fernández.

El señor DE LA HOZ FERNÁNDEZ: Gracias, presidenta, buenos días, señorías, buenos días, señora consejera.

Efectivamente, se ha tratado aquí, por parte de varios portavoces, que aquí hay un problema competencial, para empezar. ¿Dónde están las responsabilidades, aparte de las responsabilidades individuales de cada uno de nosotros, con el tratamiento que hacemos con nuestras aguas? Efectivamente, usted lo primero que ha hecho es intentar actualizar un censo, lo actualiza en el 2017, donde nos pone la realidad que existe en Canarias con los vertidos tierra-mar. Y tengo que decir que, efectivamente, aparte de un problema competencial, hay un problema de financiación, de incumplimiento sistemático por parte del Estado español, lo decía ayer el consejero del área, el consejero de aguas, de Agricultura, Pesca, Ganadería y Aguas, que estamos pendientes de 73 obras, de licitarlas y, en esas 73 obras, el 80 % corresponde a saneamiento y depuración.

Dicho eso, tenemos que tener muy claro que este es el recurso, el agua, es el recurso más valorado, que más interés... más preciado, tiene la población, y la población global, la población mundial, el 40 % de la población, sufre, en este momento, escasez de agua. ¿Y cuáles son los datos? Pues hace poco salía un artículo en El País que decía que en el planeta existen 15 906 desaladoras y prácticamente el setenta por ciento está en los países ricos. Canarias, como bien saben, fue pionera, Lanzarote fue pionera en traer la primera desaladora de toda Europa en el año 64.

Pues, en fin, lo que tenemos que pensar, debatir, empezar a proyectar, empezar a visualizar, que el modelo existente, el modelo centralizado, donde cogemos todas esas aguas, las llevamos a un sitio, las tratamos, para luego llevarlas a otro sitio, es un sistema fracasado, es un sistema complejo, es un sistema que gasta una cantidad de energía y de recursos insostenible, y que tenemos que empezar a pensar la necesidad de replantearnos un sistema distribuido, un sistema donde las pequeñas poblaciones gestionen sus propios recursos y le den salida. Sistemas sostenibles, ciudades, por ejemplo, como Berlín, Rotterdam, ciudades chinas, que se están planteando hacer ciudades esponja, donde se pueda retener el agua de las pluviales y utilizarla. En definitiva, estamos en un marco de que lo que era bueno para estas décadas empieza a estar muy, muy cuestionado.

Termino diciendo, como siempre, estamos en una nueva era, en la era del antropoceno y por lo tanto esa era nos obliga a ver los problemas con otras gafas. Ver los problemas buscando otras soluciones, y esta casa debería empezar a verlo así.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Pasamos a la segunda intervención del grupo proponente de esta comparecencia, en su nombre tiene de nuevo la palabra el señor diputado, en nombre del Grupo Parlamentario Podemos, el señor diputado don Manuel Marrero Morales.

El señor MARRERO MORALES: Ya que antes hice alusión a Bocabarranco en Gáldar, los vertidos en esa playa duran más de tres décadas y según el consejo insular de aguas de Gran Canaria se vierten al mar ahí, en esa zona, unos veinte mil metros cúbicos diarios de aguas residuales y unos dos mil metros cúbicos de salmuera, y la solución que se está planteando por el momento, tanto por el ayuntamiento de Gáldar como por el Cabildo de Gran Canaria, es rescatar el viejo proyecto que tenían de un emisario submarino, con tres tramos de tuberías, para arrojar los vertidos a 700 metros de la costa y a 15 metros de profundidad, con un coste de casi seis millones de euros, de los 17,2 millones de obra que contempla la ampliación y la renovación de la actual planta desaladora.

Hay bastante gente de la ciudadanía que piensa que eso es un elevado coste, sin garantías de éxito, y que están discutiendo e intentando proponer ideas para que el mar esté libre de vertidos y para que se avance en la dirección que el señor De la Hoz hablaba ahora, de la nueva era y de un ciclo circular del agua.

Pero parece que hay molleras muy duras que no quieren entender del tema y que consideran el agua más como un negocio y toda la obra que va en torno a ella también como un negocio.

El sábado pasado estuve presente en una reunión de vecinos de la zona de Isla Baja, donde había en torno a doscientas personas, en el convento de San Sebastián, en Los Silos, para escuchar a cinco técnicos que hablaban de una mesa redonda sobre posibles soluciones, distintas a las actuales, en el asunto de la depuración del agua, para hablar también de la depuración del agua natural. Y al final leyeron un manifiesto, del cual me hice eco, y les pedí el permiso para hacerme portavoz ante este Parlamento y ante la sociedad canaria de sus peticiones.

Ellos lo titulan así: "Ni una sola gota de agua de nuestros impuestos al mar", y lo llaman "Manifiesto del acuífero insular". Apelando al sentido común, nos parece oportuno resaltar que desalar para tirar al mar es un desatino, nuestros ecosistemas litorales y marinos sufren las consecuencias de estas descargas, perturbando sus hábitat y afectando a la biodiversidad de este patrimonio natural. La desalación es una alternativa cuando el balance hídrico es insuficiente para satisfacer las demandas socioambientales, otra cosa bien distinta es que la depuración industrial prevalente no resuelva su cometido, regenerar el agua para continuar su ciclo en el territorio, y someta al agua residual a procesos que básicamente agravan el problema: efluentes que no alcanzan los niveles óptimos para ser útiles nuevamente, lodos que acaban en los vertederos, en el mejor de los casos, y un consumo considerable de energía fósil con sus emisiones correspondientes. Estos diseños industriales son el paradigma de la obsolescencia programada, se excusan en el mal dimensionado o en la pésima caracterización de las aguas a tratar, cualquier excusa es buena para cobrar una gestión que no se resuelve. El agua depurada es agua reutilizable, y si no es un timo.

Las condiciones meteorológicas obligan a una previsión de riesgos ante elevadas pluviometrías ocasionales que los sistemas de depuración empleados no pueden gestionar. No hay que olvidar que los barrancos son el curso natural de estas escorrentías y no emisarios submarinos -claro, yo le añado a esto que emisarios submarinos porque suplen... porque hemos taponado los barrancos en muchos casos también con construcciones-. Las islas, por su orografía, descargan de forma natural hacia el mar sin necesidad de entubar el excedente de agua no infiltrado, no justifiquemos una infraestructura para canalizar, contra natura, las vías de desagüe de las islas. Existe tecnología para recircular el agua en las mejores condiciones sin generar externalidades negativas, bien por las cargas orgánicas bien por el consumo energético que lleven asociado. La elección de la mejor tecnología demanda criterios objetivos, aquella que mejore las condiciones de partida, generando beneficios para la economía, la sociedad y el medio ambiente será la más oportuna, rentable y resiliente.

Exigimos un agua de abasto que se pueda beber sin echar de menos el agua embotellada y una depuración que recargue nuestros acuíferos. Nuestros impuestos y las subvenciones para estos recursos no se tiran al mar. Vertidos cero, no queremos emisarios. Plataforma Los Silos-Isla Baja. Una depuración que recargue nuestros acuíferos sin emisarios.

Hasta aquí lo que los vecinos y vecinas llevan avanzado en el proceso de discusión inicial.

Creo que es muy importante para nosotros, que estamos dedicados a legislar, el que nos preocupemos por las discusiones y los debates que hay dentro de la sociedad, que nos empujan en muchas ocasiones ya que la inercia de los gobiernos a veces trae consigo el que se sigan reproduciendo los mismos esquemas, nos empujan la búsqueda de soluciones más adecuadas.

Por otra parte, plantear que si los consumidores pagamos por la depuración, ¿por qué esta no se está realizando al 100 %? Es decir, ¿a dónde está yendo nuestro dinero?, porque estamos pagando por esa depuración. Pero, ¿por qué el agua, que es un bien tan escaso, una vez depurada termina en el mar sin ser reutilizada?, y aquí hay muchas responsabilidades y hay muchos negocios.

Si tenemos en cuenta la cuestión de las leyes incumplidas, Canarias tiene competencias en esta materia desde el año 84. Hay un decreto del año 96, por lo cual... son de legislación española al respecto, llevamos treinta y dos años incumpliéndolos. La legislación europea desde el año 91, veintiocho años incumpliéndola, que es la Directiva 91/271.

Por ejemplo, hemos estado en la lista, en la lista de la Unión Europea, multados, por la depuradora de Valle Guerra, la del valle de La Orotava, la de Los Llanos de Aridane, la del valle de Güímar, esta continúa aún sin tener la solución definitiva, y eso que la Unión Europea nos ha dado prórrogas en el 2001, en el 2008, en el 2013, en el 2018, es decir, prórroga sobre prórroga continuamente, y sin embargo somos unos manifiestos incumplidores.

Pero es que, además, a nivel interno de la consejería le hemos pagado del erario público a las empresas de servicio Omicron, SA, por el censo de vertidos tierra-mar de 2001-2003, a la empresa Civica Ingenieros, SL, por el censo entre 2006 y 2008 y, finalmente, a la empresa Civil Port Ingenieros por el censo entre 2016 y 2017.

Y aquí me surge una pregunta que hacerle, señora consejera, ¿recuerda que en la comisión nos habló de que el censo era dinámico?, y resulta que en la primera página del informe que elabora esta empresa nos dice que el censo es estático. Entonces, ¿en qué quedamos, es dinámico o es estático? Yo creo que me podría, a lo mejor, responder que es dinámico porque es estático sucesivamente en función de los contratos que se le vayan haciendo a las empresas para que nos vayan haciendo esos censos, por eso podíamos hablar que se pueden combinar ambos intereses. Y yo le pregunto otra vez, por qué teniendo funcionarios y funcionarias capacitados no se hacen esos estudios desde el propio funcionario o, al menos, que haya un seguimiento, o al menos que haya un seguimiento de los mismos para que no se nos diga lo siguiente, para que no se nos diga lo siguiente como en este asunto: La información recogida en las correspondientes memorias y fichas elaboradas en relación a las valoraciones sobre la afección al medio receptor, las observaciones y los efectos estéticos y ecológicos son realizadas, única y exclusivamente, por la asistencia técnica sin que ello implique conformidad por la Viceconsejería de Medio Ambiente. Entonces, yo me pregunto, bueno, ¿y para qué se hace esto?, simplemente para ofrecer una información ¿y qué grado de corresponsabilidad hay cuando esa información se tiene sobre la mesa por parte de quién la tiene?

Estamos tirando agua al mar por 394 conducciones, 49 de ellas son emisarios submarinos, está usted aquí y ahora le vuelvo a preguntar, ¿en condiciones de afirmar que en todas las islas se cumple escrupulosamente con las exigencias de la normativa europea?, porque si no estaremos amenazados de nuevas multas en el futuro.

Las aguas residuales urbanas son con agua muy cara procedente de galerías, pozos, significan el 57 % de los vertidos y se hacen a través de 224 puntos de vertido censados, ¿sabe cuánto se depura en Canarias?, antes se lo planteé, el 18 %, ¿pero sabe las diferencias entre islas?, ¡la necesidad hace virtud!: Fuerteventura, una isla muy necesita desde hace mucho tiempo de agua resulta que depura y reutiliza un 56 % de las aguas; La Gomera, La Palma un 0 % porque han necesitado menos el agua y entonces no se depura y se reutiliza; pero es que Tenerife con grandes exigencias de agua resulta que depura solo un 16 %; y Gran Canaria depura un 22 %; Lanzarote un 7 %, don David, es lo que depura y reutiliza. Por lo menos esos son los datos de los que dispongo hasta ahora. La media de Canarias es de un 18 %, es decir, estamos pagando para que se depure el 100 % del agua y el 82 % nos lo están timando. Esto es inconcebible, es decir, esto no puede seguir así.

Y, finalmente, espero que tenga un minuto más al menos...

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Tiene treinta segundos, señor diputado, tuvo uno al principio. Bueno, le dejo uno.

El señor MARRERO MORALES: No sé si ha pensado este Gobierno en algún momento en que crear métodos basados en altos costes de mantenimiento usando combustibles fósiles que podían disminuir el caudal de agua residual con otros métodos, con procesos de depuración primario, secundario, de depuración con biodigestores anaerobios y una última fase de depuración en planta. ¿Saben qué pasa?, que estos métodos presentan múltiples ventajas porque tienen un nulo coste energético, bajos costes de implantación, elevada autonomía de funcionamiento, ausencia de malos olores, alta calidad sanitaria del efluente, posibilidad de reutilización de los productos generados, planta acuático para el forraje u ornamental, biomasas generada por el proceso como combustible... Tenemos diversos expertos en Canarias para eso, pero ¿saben qué pasa?, que seguramente no han pensado en ello ni apuestan por ello porque no son grandes infraestructuras, no consumen energía eléctrica, no dependen del petróleo y del gas y, por tanto, no son negocio en sí mismas.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Para finalizar esta comparecencia en nombre del Gobierno tiene la palabra la señora consejera de Política Territorial, Sostenibilidad y Seguridad, doña Nieves Lady Barreto Hernández.

La señora CONSEJERA DE POLÍTICA TERRITORIAL, SOSTENIBILIDAD Y SEGURIDAD (Barreto Hernández): Gracias, señora presidenta.

Bueno, voy a intentar ordenar las distintas y variadas cosas que se han tratado y responder algunas.

Me gustaría comenzar por una que me parece muy importante y que el señor Marrero comenzaba su primera parte de intervención aludiendo a ello. Decía usted, yo creo que en esto tenemos que ser muy claros, nosotros como Gobierno, señor Marrero usted como diputado, para que los ciudadanos estén tranquilos. Hablaba usted de la calidad del agua y de las analíticas que hace sanidad. Bueno, las analíticas se conocen porque son públicas, como usted bien lo sabe, y si en algún momento se detecta alguna anomalía en el agua, no solo se hace pública, sino que se comunica y se deja de consumir, y yo creo que eso el ciudadano tiene que tener la tranquilidad de que sucede. Lo digo porque de su primera intervención al respecto parece que al final no se concluía que, oiga, si un agua no es la correcta en su composición, tiene algún problema, no se consume. Y eso tienen que dejarlo muy claro y se tiene que dejar muy claro para los ciudadanos para no llevarnos a confusión.

Me gustaría contestar lo más importante que han dicho todos. Decía el señor Ramos Chinea que, bueno, hablaba de los planes de vigilancia y control, ya lo he explicado en la primera parte de la intervención, que es una de las partes de control que hacemos, que, además, es efectiva, y hablaba de la inversión -y lo decía también la señora Acuña-: yo creo que hay cosas que hay que simplificar, y con lo complejo que es este asunto, cuanto más lo simplifiquemos mejor lo entenderemos.

Está claro que quien quiera hacer un vertido de aguas al mar tiene que tener su autorización, porque la autorización es lo único que nos garantiza que aquello que va al mar cumple los parámetros que tiene que cumplir para que el agua no contamine nuestra biodiversidad; y una vez tenida la autorización, está claro que las infraestructuras son fundamentales e imprescindibles. Claro que hay que invertir en eso, pero no solo, señora Acuña y señor Ramos Chinea, no solo invierte el Gobierno, el Gobierno ha hecho su tarea, el Gobierno, que solo en este caso tiene competencia dentro de mi consejería para las autorizaciones, un trámite administrativo, dentro de la Consejería de Agricultura, a través del Área de Aguas, para distribuir la financiación en este caso que consigue, la competencia para hacer las obras de saneamiento -las depuradoras, los emisarios- corresponde a quien es el titular del vertido y a los ayuntamientos.

¿Que los dejamos solos en esto?, yo creo que nos podríamos plantear, somos los competentes, los ayuntamientos, los cabildos o la entidad pública y privada, que es el titular del vertido. Creo que la queja podría estar en: no podemos estar solos en esto. Los ayuntamientos canarios, por sus circunstancias, porque vivimos donde vivimos, porque somos el territorio que somos, igual no pueden asumir, con toda rotundidad, no pueden asumir solos la inversión en saneamiento y depuración. La queja podría estar ahí, pero es que el Gobierno no los ha dejado solos en eso. Lo decía el señor Ramos Chinea y lo decía yo al principio, el Gobierno ya ha puesto a través del Fondo de Desarrollo de Canarias, es verdad, cada ayuntamiento y cada cabildo ha elegido en qué invertirlo, pero hay 151 millones destinados, porque lo han elegido así ayuntamientos y cabildos, para depuración y saneamiento. Ya efectivos, de 2017, 20 millones de euros ejecutados en depuración y saneamiento, y además el Gobierno de Canarias, y apunto algo que decía la señora Alemán, también ha intentado a través de la Consejería de Agricultura, habiéndoles pasado el censo en 2017 a finales, que en el convenio de infraestructuras hidráulicas con el Estado se incluya, de los 40 millones de euros anuales de un convenio concreto, 32 para depuración y saneamiento. Y esto no es, discúlpeme que en eso discrepe con usted señora Alemán, no se trata de buscar solución a los problemas mirando pa'rriba para que venga otro y nos los solucione, no, se trata de poner solución en algo que pedimos que es un derecho, o sea no ponemos la mano. Un ayuntamiento, y miro al señor Chinea y a la señora Gladis Acuña porque son los que lo han dicho, un ayuntamiento todos sabemos en esta Cámara que no podrá asumir solo las infraestructuras de saneamiento y depuración por mucha competencia que sea de ellos, pero para eso están los gobiernos, para eso está el Gobierno de Canarias y el Gobierno de España, para poner medios para que eso suceda.

Y el Gobierno de Canarias ha cumplido con eso y ha puesto medios, los ha puesto de los fondos propios que le corresponde al Fdcan y ha puesto en ese convenio, de unas partidas que son del Gobierno, no lo olvidemos, no cambiamos de sentido esto, no ponemos en un convenio de infraestructuras hidráulicas aquello para que nos den una limosnita, no, es un derecho nuestro, es un derecho de los canarios y el Gobierno de Canarias ha decidido poner ahí el 80 % de los 40 millones de euros para depuración y saneamiento, precisamente para que los ayuntamientos y cabildos cumplan con la infraestructuras que tienen que tener adecuada, modernas, actualizadas y adaptadas a nuestra realidad actual para poder, de manera correcta, controlar que el agua que llega a nuestros mares no contamine.

Por lo tanto, cambiando ese matiz, señora Alemán, no se trata de mirar para que otros nos solucionen el problema, se trata de mirar para que cada uno asuma la parte del problema que es su responsabilidad, y hasta aquí hay una parte que no se ha cumplido.

¿Pueden los ayuntamientos canarios -y sigamos hablando de realidades-, pueden los ayuntamientos canarios solucionar el problema de infraestructuras de depuración y saneamiento en un año?, rotundamente no. Una depuradora no se hace en un año, por lo tanto, los problemas no se solucionan en un año.

Hay depuradoras en islas como Gran Canaria que tienen, o Lanzarote, por ejemplo, un sistema de saneamiento de más de diez millones de euros, no se va a ejecutar en un año, pero tendremos que empezar a hacer las cosas para que en un plazo razonable de tiempo las tengamos resueltas; y eso es lo que este gobierno se ha planteado, no a partir de 2017, como decía la señora Reverón, y que algunas ocasiones ya hemos hablado de esto, no solo a partir de 2017. A partir de 2017 las grandes infraestructuras que hemos visto de la realidad que saca el nuevo censo, pero en 2015 y 2016, como usted comprenderá, señora Reverón, no hemos estado de brazos cruzados, hemos emitidos autorizaciones, hemos hecho inspecciones, hemos controlado con personal de la consejería y, también con contratos externos, porque lo hacemos así, una de las cosas que decía el señor Marrero, se lo explicaré al final, lo hacemos así porque eso nos permite avanzar más con el control siempre de los funcionarios de la consejería.

A partir de 2017, con la realidad, como decía, es cuando hemos decidido, junto con la Consejería de Agricultura, incluir esa serie de infraestructuras, que podrán ser mejores o peores desde el punto de vista que decía el señor Marrero, pues son las necesarias en este momento, aunque nos tengamos que plantear otras cosas, y también es verdad que nos las tenemos que plantear, pero son las necesarias porque son las necesarias para que ayuntamientos y cabildos puedan aplicar correctamente la ley en materia de vertidos y puedan además garantizar que lo que se vierte a nuestros mares no contamina.

Por lo tanto, ¿es importante la autorización?, sí, pero también es importante la inversión. Y si los ayuntamientos y cabildos están obligados a hacerlo, porque es su competencia, tendremos que buscar la manera, si nosotros como Gobierno, y ustedes como parlamentarios, consideran que el problema es prioritario y para nosotros, el Gobierno, lo es, por eso llevamos trabajando en esto desde que estamos en 2015, a pesar de que hemos tenido que actualizar y ponernos al día en muchas cosas que no se hacían... Es fundamental que la inversión llegue a ayuntamientos y cabildos.

Y vuelvo a repetir, no lo hacemos por mirar para arriba y pedir que nos arreglen una papeleta. Lo hacemos porque es un derecho de todos los canarios que así se haga por parte de las administraciones que tienen que poner el dinero, desde luego ayuntamientos y cabildos, pero también el Gobierno de Canarias y el Gobierno de España colaborando en que eso sea así, porque, entre otras cosas, el convenio es competencia del Gobierno de Canarias decidir que se pone allí junto ayuntamientos y cabildos. Y el dinero ponerlo el Gobierno de España. No es ninguna limosna, no nos equivoquemos y no cambiemos los conceptos, porque entonces flaco favor nos estamos haciendo a todos los canarios.

Decía... simplemente para concluir, me faltaba algo que habían comentado el señor De la Hoz y señor Marrero. Hablaban, bueno, antes de concluir, señor Marrero, hablaba usted de Bocabarranco. Bueno, le puedo decir que, en estos momentos, se ha trabajado con cabildo, se ha trabajado con ayuntamiento, en este sentido, hay dos grandes infraestructuras que están incluidas dentro del convenio de infraestructuras hidráulicas, y que las nombraba antes -por importe de once millones, una; y de cinco millones, otra-, que están pendientes de que se pueda hacer la inversión si se ingresa el dinero. Y, en el caso concreto de Bocabarranco, se hace -que no se hacía-, control de los caudales, control de sustancias peligrosas y control de la eficacia del tratamiento. Lo estamos haciendo con los contratos que tenemos externos y la supervisión de todos los funcionarios, porque los contratos externos, que hacen analíticas, luego son analizadas y seguidas por nuestros propios funcionarios, que es la primera parte de la comparecencia que expliqué con anterioridad.

Hablaba usted del censo estático. El censo que nos presenta la empresa es ese, porque lo encargamos. Yo creo que esto ya estaba más que explicado. Nos hacen ese censo. Pero somos nosotros, desde el personal funcionario de la consejería, los que hacen que el censo sea dinámico, porque las actualizaciones se van incorporando, porque vamos consiguiendo que haya nuevas autorizaciones, porque algunas que estaban ya no están porque han pasado a la agencia... El censo que encargamos a una empresa es el que es, igual que las analíticas, pero es el propio personal de la consejería, al que quiero dar las gracias, también, por el esfuerzo que están haciendo, los que hacen la supervisión, el análisis y el seguimiento.

¿Podemos plantearnos otros modelos?, sin lugar a dudas, más modernos, como decía el señor De la Hoz. Más eficaces, más eficaces según vayamos conociendo la eficacia de los mismos. Pero ahora mismo las inversiones que están planteadas, necesariamente, tenemos que hacerlas.

No sé si la presidenta me da un minutito más.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Un minuto, señora consejera, igual que lo tuvo...

La señora CONSEJERA DE POLÍTICA TERRITORIAL, SOSTENIBILIDAD Y SEGURIDAD (Barreto Hernández): Por lo tanto, creo que eso es fundamental dejarlo claro. Porque si nos perdemos en mezclar asuntos, al final no le ponemos solución a lo que realmente es el objeto o el núcleo del gran problema que tenemos con los vertidos. Y si lo simplificamos es (ininteligible) que las entidades que son las responsables, ayuntamientos, cabildos, entidades públicas y privadas, cumplan con la normativa pidiendo las autorizaciones y que la financiación esté para hacer las inversiones. Si eso lo conseguimos y lo conseguimos llevar de la mano, y lo hemos conseguido llevar de la mano, desde que 2017 tenemos el censo, el habérselo contado a la agencia ha permitido que los ayuntamientos y el cabildo se pongan las pilas, poner inversión del Fondo de Desarrollo de Canarias en eso, más de ciento cincuenta y un millones, incluir dentro del convenio de infraestructuras hidráulicas... que el 80 % vaya a depuración y saneamiento, el 80 %, el Gobierno... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

Más información
Otros formatos
  • Formato PDF Formato PDF
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-1985 Sobre De la Sra. Consejera de Política Territorial, Sostenibilidad y Seguridad, sobre situación actual del control de los vertidos tierra-mar.