Diario de Sesiones 146/2019, de fecha 16/1/2019 - Punto 9

9L/PNL-0671 PROPOSICIÓN NO DE LEY, DEL GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR, SOBRE DETECCIÓN PRECOZ DEL CONSUMO DE SUSTANCIAS DE ABUSO EN LAS ANALÍTICAS DE SANGRE Y ORINA EN LAS REVISIONES PERIÓDICAS DE PEDIATRÍA DE LOS 14 AÑOS.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Reanudamos el pleno con la proposición no de ley, del Grupo Popular, sobre detección precoz del consumo de sustancias de abuso en analíticas de sangre y orina en las revisiones periódicas de pediatría de los 14 años.

Para su defensa, señora Pérez.

La señora PÉREZ BATISTA: Buenas tardes, señor presidente, señorías.

Señorías, presentamos esta proposición no de ley por el estado de preocupación que tenemos desde el Grupo Popular por el aumento del consumo de drogas entre menores de 18 años.

Las cifras son realmente alarmantes, y resulta especialmente preocupante también la precocidad en el inicio del consumo de alcohol, de tabaco, de cannabis, de otras drogas como las anfetaminas, como la cocaína, en franjas de edad que van desde los 11-12 años hasta los 15.

Un dato para que nos sirva de referencia, la Unidad de Atención de Drogodependientes de Lanzarote atendió, en el año 2018, 83 nuevos casos de drogas cuya edad de inicio de consumo ha sido... fue de 12 años. Un dato preocupante que, reitero, obliga al Partido Popular a no mirar hacia otro lado sino a proponer medidas para evitar, o al menos para paliar, esta realidad.

En la actualidad las características del consumidor adolescente han variado, se inician en el consumo de drogas a edades mucho más tempranas, están integrados en sus unidades familiares, estudian y hacen un uso normalizado, social y recreacional, de las sustancias estupefacientes, centrado fundamentalmente en el fin de semana, con una percepción escasa del riesgo. Es este vínculo entre el consumo de drogas y el contexto de normalidad, diversión y relaciones personales lo que convierte al nuevo patrón de consumo en preocupante.

Y no podemos quedarnos contemplando esta realidad y mirar hacia otro lado sin plantear actuaciones, iniciativas o políticas destinadas a reducir el consumo de drogas y estupefacientes entre los menores. Hay que destacar el Plan Nacional de Drogas, y dentro de ese Plan Nacional de Drogas la Estrategia Nacional sobre adicciones 2007-2004, que habla de la importancia no solamente, y evidentemente, de la prevención, sino también de la detección precoz.

Y esta proposición no de ley va dirigida, porque entendemos que es vital y necesario que los padres tengan conocimiento, a través de la detección precoz, de las adicciones de nuestros hijos en la etapa evolutiva de la adolescencia, para, así, poder limitar su acceso a las drogas, para establecer mecanismos de corrección y promoción de conductas, desarrollar habilidades y capacidades en nuestros hijos, eliminar la impresión de normalidad del uso de las drogas, etcétera.

Una detección precoz permitiría reducir el tiempo transcurrido, que actualmente es muy elevado, entre el inicio del consumo y la solicitud de ayuda a los centros especializados para la deshabituación.

Miren, señorías, los padres mayoritariamente conocen de las adicciones de sus hijos menores bien cuando estos son detenidos por la comisión de delitos, generalmente relacionados con el tráfico de drogas, o bien cuando son sancionados por consumo de sustancias estupefacientes. Es ahí, en estas circunstancias, cuando los menores acuden a los centros de atención de drogodependencias, y lo suelen hacer bajo algún tipo de presión, que es que han sido detenidos o bien han sido sancionados, y suelen optar por el tratamiento de rehabilitación para evitar las multas.

Señorías, les voy a... llevo, estuve hasta hace dos o tres años, veinte años ejerciendo la abogacía y, durante esos veinte años, estuve, estuve muchísimo tiempo en los juzgados de guardia, en la Fiscalía de Menores, como letrada en procedimientos de menores en los que, evidentemente, la droga era, en el 90 %, la causa de que se hubiera abierto... de esas detenciones y de esa apertura de... judiciales.

Y el drama que sufren las familias. Es sangrante, es absolutamente dramático, ver a familias en nuestros despachos de abogados diciéndonos que no conocían... hijos, menores de 17 y 18 años, que no conocían que sus hijos tenían problemas de adicción, ¿por qué?, porque no siempre estamos hablando de familias desestructuradas, no siempre nos referimos... se trata de familias con índices de pobreza o con bajos recursos económicos, estamos hablando de, en la mayoría de los casos, de familias estructuradas, de clase media, con recursos económicos suficientes, con niveles formativos medios y altos. No siempre estamos hablando de ese perfil de menores.

Es sangrante ver cómo madres y padres dicen, no, con hijos con 17 y 18 años: no conocía que mi hijo se drogaba, mi hijo lleva drogándose..., me he enterado estos días, desde los 12 o los 13 años, tiene 17 años, han pasado cinco años, y tengo un hijo con una grave adicción a las drogas. Porque no siempre hay signos externos, no siempre se evidencia de manera externa el consumo de drogas en los menores. Y creo, el Partido Popular, ante esta situación, es verdad que puede haber detección precoz de otras maneras, con otros mecanismos, que se puede detectar precozmente el consumo de menores con otros mecanismos, seguro, pero es que la realidad es que no funciona. Y no funcionan porque, año tras año, la cifra de consumo de menores va aumentando con lo cual el sistema y los métodos que tenemos no están funcionando, y el Partido Popular... aquí, lo que queremos es avanzar. Y queremos plantear un planteamiento que nos permite avanzar, no sé en qué porcentaje, pero avanzar, darle una esperanza fundamentalmente a esas familias que están sufriendo de manera dolorosa un tratamiento de rehabilitación y de deshabituación de esos niños, que en muchísimas ocasiones, tienen que abandonar su isla o su entorno e ir a tratamientos de deshabituación fuera de la isla, incluso en la Península. Por lo tanto, vamos a curar, sí, pero vamos a prevenir y vamos a detectar precozmente.

Nosotros hemos planteado que los servicios a la edad de 14 años se hace la última revisión pediátrica en los centros de salud y, con carácter general, en esas revisiones pediátricas se les hace a los menores una analítica de sangre y orina, nosotros planteamos en nuestra proposición no de ley que se incluya, dentro de esa analítica, indicadores de detección de consumo.

Entendemos que la medida de verdad es importante, no genera gasto económico alguno para el Servicio Canario de la Salud y, desde luego, puede ahorrar ese sufrimiento a las familias, permite que los padres puedan adoptar medidas tendentes a disuadir a sus hijos en el consumo; sin lugar a dudas, podría generar a los menores índices de delincuencia juvenil; y lo peor es que se evita el destrozo y la vida de familias, pero, sobre todo, de los jóvenes y de los menores.

Esta medida, evidentemente, no va a ser eficiente en términos absolutos, ninguna la es, las que hemos aplicado hasta el día de hoy no lo han sido siguen aumentando el índice de menores que consumen. Por lo tanto, desde el Partido Popular es verdad que estamos abiertos a cualquier otra propuesta que sea mejorar y avanzar en este sentido.

Nos han planteado dos proposiciones no de ley, una del Partido Socialista que plantea que, bueno, que una vez que estos menores, lo leo textualmente, que una vez que las pruebas analíticas resultasen positivas, se facilitará a los tutores legales del menor el asesoramiento, la información necesaria a través del Servicio Canario de la Salud; entendemos que es una propuesta, evidentemente, que viene a enriquecer la propuesta y la medida y esta iniciativa del Partido Popular. Por lo tanto, la vamos a asumir.

Y Coalición Canaria, en concreto, el Grupo Nacionalista Canario, solicita una enmienda de sustitución, de modificación en el que nuestra PNL planteábamos, dicha prueba se realizaría con el consentimiento expreso de los padres del menor, y el Grupo Nacionalista plantea que ponga, dicha prueba se realizará por solicitud expresa de los padres del menor. En principio, a nosotros nos gusta más nuestra redacción, pero es verdad que, mire, el Grupo Popular, de verdad, lo que quiere es ayudar y lo que quiere es construir y, evidentemente, esto, si cambiamos la enmienda, o si cambiamos el párrafo, va a ser un avance, va a ser positivo, pues que sean los padres los que lo soliciten con carácter expreso, no tenemos ningún problema. Pero sí es verdad que sí que vamos a trabajar para que el Servicio Canario de la Salud implante esta medida, que yo creo que no cuesta nada y puede ser una muy buena medida.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora Pérez.

Esta proposición no de ley tiene dos enmiendas, una por parte del Grupo Socialista, señor Marcos, señor Hernández.

El señor HERNÁNDEZ GUILLÉN: Gracias, presidente. Buenos días, buenas tardes, señorías.

Decía la señora Pérez, efectivamente, su recorrido amplio y su bagaje en el ámbito jurídico. Pues a mí, profesionalmente, me tocaba también trabajar el ámbito de la prevención de la dependencia con lo cual es un tema que, desde luego, no me es ajeno. Miro para el señor Acuña que también es experto en la materia y hemos trabajado conjuntamente la misma área.

Cierto es que uno de las mayores preocupaciones que puede tener un padre con hijos adolescentes, o que se acerca a la edad de la adolescencia, es el riesgo y el inicio de consumo de sustancias, el inicio de sustancias de drogas, tanto legales como ilegales, vamos a introducirlo en ambos términos. Muchos estudios indican el inicio, efectivamente, en las edades de 12-13 años, pero también indicar, por eso decía lo importante de nombrar tanto a las drogas legales como ilegales porque la puerta de entrada, básicamente, es el consumo de alcohol y tabaco en esas edades, y eso es lo que, ciertamente, cuanto más precoz es el inicio en esas sustancias, del alcohol y del tabaco, esas sustancias legales, más precoz es también el inicio del consumo de sustancias ilegales.

No voy a entrar en las distintas explicaciones con respecto a la progresión en el consumo, pero, vamos, desde los aspectos biológicos, entendidos como los familiares con historial de consumo, o los aspectos de socialización o adaptación a situaciones novedosas para el adolescente. Todo eso puede implicar e indicar que puede ser más proclive, precisamente, a este tipo de consumo.

La clave frente a esta problemática es el aprendizaje de nuestros adolescentes en relación a la toma de decisiones con respecto a las drogas y su alta disponibilidad en nuestra sociedad, para que pueda elegir y saber elegir correctamente, entre la abstinencia o el consumo de las mismas, con sus consecuencias, en una etapa evolutiva, como aquí se decía, marcada por una etapa crítica y vital en el proceso y en esos estadios evolutivos.

Los distintos factores de riesgo -fracaso académico, problemas familiares, baja autoestima...- junto con la apreciación del riesgo -el tiempo de ocio, la socialización con la familia, amigos, escuela...- deben ser considerados por educadores, padres y profesionales para tomar decisiones preventivas y procurar factores de protección.

Nos equivocaríamos -y aquí quiero hacer, digamos, la pieza angular de mi argumentario-, nos equivocaríamos si pensáramos que esta proposición no de ley, centrada en el ámbito exclusivamente sanitario, va a dar con la solución a un problema que presenta varias aristas y el concurso inevitable de muchos actores profesionales y sociales.

Esta proposición no de ley debe llevar aparejados estos puntos fundamentales: es necesario poner en marcha programas que fortalezcan una buena educación familiar, llámese programas preventivos en personas con vulnerabilidad o problemas en la esfera familiar; proyecto de la escuela de padres, ahí están las... AMPA, la formación en las AMPA...; todos esos son procesos formativos que no necesariamente solo son aspectos estrictamente sanitarios. No será posible un programa preventivo en la interrelación entre el grupo de igual en la familias y centros educativos capaz de detectar problemas, pero tampoco es viable un programa de prevención en consumo de sustancias tóxicas, legales o ilegales, si no ponemos en marcha de los entes locales el fomento del ocio y actividades recreativas saludables en nuestros adolescentes, es decir, lo que se denomina el ocio alternativo; y tampoco puede eludir un programa preventivo la relevancia de proporcionar información correcta y tener siempre presente que el objetivo de una persona es tomar las suficientes habilidades para enfrentarse adecuadamente a su entorno y tener una buena adaptación al mismo.

Por eso es importante también resaltar que la parte resolutiva, cuando habla de la normalización, primero habrá que empezar a protocolizar también algunas cuestiones, porque no está protocolizado de forma genérica que las revisiones o las analíticas en sangre y orina se haga en todos los procesos pediátricos hasta los 14 años, como eso no es así, tendría que relacionarse más, o por lo menos cambiar los protocolos en ese sentido.

Pero yo me centro más, digamos, en la enmienda que nosotros presentamos, que agradezco que la tomaran en consideración, porque, si bien es cierto que nosotros podemos detectar los consumos a través de los distintos indicadores que indicado, bien sea a través de esa analítica de sangre y orina, bien a través de los factores profesionales, de los sectores profesionales, los educadores, los padres. Pero necesitan una respuesta, esa repuesta no la da el sistema sanitario, esa respuesta la tiene que dar y la da, afortunadamente, en Canarias un sistema que se llama la Red de Drogodependencia donde están los profesionales a los cuales debe ir dirigido, y de ahí que nuestra enmienda vaya planteada de forma que, una vez detectado, sea, en este caso, el facultativo quien sea capaz de orientar a los servicios que se precisa para la rehabilitación de un tratamiento si fuese necesario iniciarlo.

Muchísimas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Hernández.

También tiene una enmienda el Grupo Nacionalista Canario, señora González Taño.

La señora GONZÁLEZ TAÑO: Buenas tardes, señorías.

Bueno, por supuesto, en primer lugar, agradecer la iniciativa que, desde luego, nos parece positivo que, además, se debata en este Parlamento, que hemos debatido poco en esta legislatura sobre el tema de drogodependencias en general, yo creo que no hemos debatido mucho sobre ese asunto, y especialmente en el ámbito de la edad temprana, en la que cada vez más, se están incorporando nuestros adolescentes al mundo de las drogas y, como usted muy bien decía, esa normalidad con la que se está, a veces, tratando este asunto entre los adolescentes.

Pero como es un tema complejo, lo que usted plantea, y sobre todo queríamos saber por dónde van los tiros en la eficacia de este tipo de planteamientos que usted hace, lo que hemos hecho es ponernos en contacto con salud pública y con los organismos que están trabajando para ver por dónde van las investigaciones o los estudios que se están haciendo. Y les voy a comentar un poco lo que nos han informado.

En primer lugar, no está claro que sea efectiva la realización de controles sistemáticos de tóxicos en niños y adolescentes y, sobre todo, en el ámbito sanitario, porque, en primer lugar, se plantea que se debe de hacer con el consentimiento expreso del adolescente, porque son ya, a partir de los 12 años, se consideran, en el ámbito sanitario, lo que se llaman menores maduros, o sea, personas con capacidad para decidir y para tomar decisiones sobre su propia salud, con lo cual, en primer lugar, hay que pensar que de alguna forma hay que contar con el menor; y, luego, además, el tema de los padres, como nosotros le planteábamos, el consentimiento en casos de menores de edad, paterno y materno, o de los padres y madres, para que se pueda producir.

Y lo que nos dicen los expertos es que hay pruebas que se están llevando a cabo, que se consideran más eficaces, como son los cuestionarios validados de riesgo, y que, en esos casos, se actúa porque, como decía antes, porque el sistema de cribado masivo parece no está dando buenos resultados donde se está usando, básicamente, porque el consumo que se produce a estas edades, básicamente, por donde entran los chicos y chicas a las drogas, es a través de tabaco, alcohol y cannabis. En el caso del tabaco, en la prueba de análisis de sangre no se detecta, y sí la prueba de monóxido de carbono, que cuando se puede intuir que el menor está fumando, se le puede hacer una prueba que es mucho más eficaz, teniendo en cuenta...; el caso del alcohol, es que no lo detecta en un análisis de sangre salvo que se haya producido el consumo justo doce horas antes de que se realice el análisis, con lo cual el análisis de sangre, en los casos de alcohol, tampoco nos serviría; y en el caso del cannabis, que es quizás donde puede parecer que es más viable, porque sí que persisten marcadores, sobre todo en la orina, durante... pero en la orina, durante días o semanas, tendría que hacerse análisis de orina, no solo de sangre.

Y, por tanto, lo que nos dicen es que, independientemente de lo que se está haciendo y de potenciar, como usted dice, y yo creo que la parte buena de esta proposición no de ley, desde luego, nosotros la vamos a apoyar, es que concienciemos aún más a los padres a las madres y al sector sanitario de la necesidad de intentar detectar esto mucho antes, porque quizás muchas veces damos por sentado que niños y niñas bien integrados, con una determinada edad, que sacan buenas notas, que no sé qué, precisamente, muchas veces, son precisamente los menores perfeccionistas, los de mejores notas, lo que se meten en este mundo, porque por la tensión, por la presión, por un montón de razones.

Entonces lo que nos comentan, si les parece se los leo, porque creo que es interesante, dice: consideramos que el acento no debe ponerse en la capacidad de analizar a través de una muestra puntual de sangre y orina un positivo para empezar a trabajar en prevención, sino la capacidad que, como sociedad, entendida como el conjunto integrado de actuaciones de las distintas administraciones públicas organizaciones no gubernamentales en el campo de la prevención y existencia de las adicciones, así como el resto de la comunidad, seamos capaces de modelar a nuestros jóvenes en la forma en cómo nos divertimos y cómo afrontamos los diferentes contextos de la vida, compartiendo espacios socializadores saludables con ellos y ellas, ofreciendo un entorno seguro y saludable donde desarrollarse, e interviniendo desde la infancia temprana a través de programas de promoción de la salud como parentalidad positiva, Alipa, programas de prevención de drogodependencias, como el Nino y Nina, Kilómetros+salud, Engánchate al deporte, Desenrédate, Itesplus... o tantos otros que se están desarrollando para ampliar sus efectos de forma permanente en el tiempo.

O sea que nos parece positiva la iniciativa, nosotros la vamos a apoyar. Y quizás que esto sea un toque de atención para trabajar más aún en todos los ámbitos, también en el sanitario, para detectar cuanto antes esos consumos que nos permitan intervenir cuanto antes, y, efectivamente, como usted muy bien decía, prevenir un montón de problemas que se producen después y que desgraciadamente cuanto más tiempo pasa peor solución tiene.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora González Taño.

Señora Pérez, para fijar posición, aunque la ha fijado desde la tribuna, pero hay un... me sugiere el letrado una corrección técnica en la enmienda del Partido Socialista, que se la haré llegar.

Entiendo que se aprueban se aceptan las dos enmiendas, tanto del PSOE como del Grupo Nacionalista.

Por lo tanto, Grupo Mixto, por tres minutos, señora Mendoza.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ: Gracias, presidente. Buenas tardes, señorías.

Desde Agrupación Socialista consideramos que todas las medidas que se pongan en marcha para prevenir el consumo de sustancias psicoactivas son fundamentales para el desarrollo personal de nuestros jóvenes y, sobre todo, también, para el desarrollo familiar. Desde nuestro grupo entendemos que la prevención y el control desde todos los ámbitos es clave para lograr que los jóvenes canarios dejen de consumir sustancias de abuso desde edades muy tempranas.

El hecho de que se incluya a las analíticas de sangre y orina los parámetros para la detección precoz del consumo de estas sustancias va a permitir que podamos tener conocimiento de la situación por parte de los progenitores y de su entorno. La realidad es que estamos ante un problema que requiere de una intervención multidisciplinar, desde el entorno familiar, el entorno educativo y el sanitario, para que, desde el momento en que se detecta cualquier problema de conducta, se pueda trabajar con los menores e informar de su situación, cómo tratar de eliminar esos malos hábitos y de los peligros que conlleva ese consumo, no solo al menor, sino también a su entorno.

Precisamente, los últimos datos que arroja la encuesta sobre usos de drogas en Enseñanza Secundaria en España, que corresponde al año 2016, y que se realiza cada dos años, nos pone en contexto de que la edad media de inicio del consumo de tabaco en Canarias sitúa a los 14 años, el consumo de tabaco diario en 14 años también, y el de alcohol en 14 años, y el de cannabis también en 14 años. Es impactante conocer que con tan solo 14 años un joven se inicia en el consumo de distintas sustancias psicoactivas, y que los últimos años ha aumentado el consumo de alcohol en nuestros menores. Por ejemplo, en el archipiélago, el 74 % de los jóvenes entre 14 y 18 años dice que ha consumido bebidas alcohólicas en alguna ocasión en su vida. Pero es que seis de cada diez alumnos admiten haber tomado alcohol recientemente en los últimos treinta días. Aunque el informe indica que estos datos son buenos en comparación con la media nacional, preocupan asuntos tales como la pérdida de percepción del riesgo que los jóvenes tienen a la hora de consumir alcohol y, sobre todo, la facilidad que tienen, de 14 a 18 años, la facilidad que tienen a la hora de acceder a comprar alcohol.

Finalizo anunciándole que vamos a votar a favor de su propuesta, queriendo resaltar, nuevamente, la importancia que tiene el seguir trabajando desde la prevención y la sensibilización sobre el consumo de drogas desde todos los ámbitos, con mayor incidencia en la población juvenil canaria, para lograr comportamientos saludables y ejemplares fuera y dentro de casa.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora Mendoza.

Turno del grupo de Nueva Canarias, señor Rodríguez, don Pedro.

El señor RODRÍGUEZ PÉREZ: Gracias, señor presidente. Señorías, buenas tardes.

Desde el Grupo Parlamentario de Nueva Canarias, coincidimos en que es fundamental la detección precoz del uso de sustancias para poder intervenir lo antes posible sobre nuestros adolescentes y su entorno, ofreciéndoles esa atención adecuada que merecen.

Estaba viendo los datos en la encuesta sobre alcohol y otras drogas en España, elaborada por el Ministerio de Sanidad y Consumo, bueno, elaborado por la delegación del Gobierno del Plan Nacional de Drogas, que lo ha publicado el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social y, sinceramente, son cifras destacables y preocupantes. Aumenta, vemos como aumenta ligeramente el consumo de drogas en este grupo de población de esta edad, en el último año, el 60 % de los menores encuestados han consumido alcohol, el 25,4 tabaco, el 14,3 ha consumido cannabis, los hipnosedantes alcanzan el 1,7 %, el éxtasis y la cocaína se sitúan en el 0,6 y 1,5 respectivamente...

Por tanto vemos, señorías, que es un tema, en el que hay que agradecer a la señora Pérez esta iniciativa, en el que hay que tomar conciencia. Canarias se encuentra entre esas comunidades autónomas, desgraciadamente, que registran unas prevalencias en el consumo de cannabis superiores a la media estatal. Además, los datos existentes demuestran una elevada prevalencia de comorbilidad entre el trastorno por uso de sustancias y los trastornos mentales en los adolescentes situados, fíjense bien, entre un 65 y un 75 %. Yo creo que la señora González Taño ha explicado, ha hecho una magnífica explicación y además también ha puesto en valor y ha puesto en esta Cámara la opinión de los expertos, pero está claro que, bueno, estamos todos de acuerdo que esto, señorías, es una tragedia, si no se trata a tiempo, y además, fíjense ustedes, en las fechas en las que estamos, treinta años después yo creo que es un fracaso en materia de concienciación sobre el uso de drogas el que las autoridades sanitarias nos estén advirtiendo en este momento que el consumo de heroína ha experimentado un importante repunte en Canarias.

Por tanto, desde Nueva Canarias es cierto que lo que se propone en esta PNL es una medida, es una analítica, yo celebro el que, bueno, no sea café para todos sino, de alguna manera, porque así lo dicen los expertos, el alcohol no... Si no es en el momento no se va a detectar, pero, desde luego, creo que puede ser, y creemos desde el Grupo Parlamentario Nueva Canarias que puede ser una herramienta útil para luchar contra esta lacra social.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Rodríguez.

Turno del Grupo Podemos, señor Márquez Fandiño.

El señor MÁRQUEZ FANDIÑO (Desde su escaño): Gracias, presidente.

Miren, cuando hacemos iniciativas que tienen que ver con la salud, con la Sanidad, lo razonable es contar con la comunidad médica, esto es lo razonable. Y si no hay un consenso por parte de los facultativos en torno a lo que hay que hacer no resulta del todo efectivo que en este Parlamento hagamos iniciativas que, con toda la buena voluntad, señora Pérez, porque se la reconozco, obviamente, que tiene toda la buena voluntad en esta iniciativa, si no contamos con la comunidad médica, con los expertos que realmente tratan este asunto día a día y trabajan en este tipo de cuestiones, de nada va a servir lo que aquí aprobamos.

Yo estoy totalmente de acuerdo, estamos de acuerdo con lo que ha dicho la señora González Taño, fíjese. Me extraña, además, que Coalición Canaria vote a favor después de ese discurso, porque voy a hacer una defensa de lo que se hace en el Servicio Canario de la Salud. Hoy mismo lo pude hablar con el señor consejero. Existen procedimientos y existen mecanismos, dentro de nuestro Servicio Canario de la Salud, para detectar este tipo de cuestiones, cuando un facultativo, o un médico de familia cree que puede haber un caso se realizan todas las pruebas que hagan falta, ¡faltaría más!, ¡cómo no se van a realizar las pruebas que sean necesarias para este tipo de cuestiones!

Pero cuando hablamos de la atención adecuada, la atención adecuada no debe llegar una vez que se detecta un caso, la atención adecuada debe estar siempre, para poder prevenir este tipo de situaciones, precisamente para evitarlas, que es lo que necesitamos, evitar que este tipo de situaciones sucedan, que los menores se inicien al consumo.

Y para eso, como decía la señora González Taño y leía lo que dicen los propios expertos, tenemos que hablar de promoción de la salud, tenemos que hablar de recursos suficientes en nuestro sistema educativo, tenemos que hablar de herramientas a las que las familias puedan acceder para actuar en el caso de que sucedan este tipo de cuestiones, tenemos que hablar de deporte, tenemos que hablar de calidad de vida, tenemos que hablar de una serie de cuestiones que no tienen solo que ver con lo que usted está planteando hoy aquí que, sinceramente, no va a ayudar en nada, porque ya le digo, existen mecanismos y procedimientos dentro de nuestro sistema sanitario público para actuar cuando se detectan o , incluso, cuando los padres creen tener indicios de que un menor está en este tipo de situaciones. Actúa el Servicio Canario de la Salud, actúan las herramientas que tenemos a nuestra disposición.

Y ya le digo, la mejor prevención que podemos hacer es invertir recursos en nuestro sistema educativo, que los centros públicos, y también los centros privados pero obviamente los centros públicos, tengan todas las herramientas suficientes y los ratios de alumnos también que corresponden y que recomiendan los expertos para poder actuar y para poder tener, digamos, una percepción clara de lo que ocurre en nuestros centros educativos, eso es lo que realmente nos interesa.

Y, por supuesto, invertir los recursos suficientes en los planes de choque contra la drogadicción, que son los que pueden evitar que este tipo de situaciones ocurran.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Fandiño.

Turno del grupo... no, no hay más grupos. Pasamos a llamar a votación. (La Presidencia hace sonar el timbre de llamada a votación).

Señorías, ocupen sus escaños.

Lanzo votación. (Pausa).

50 votos emitidos: 44 sí, 6 abstenciones. Queda aprobada la iniciativa. (Aplausos).

(El señor secretario primero, Cabrera González, ocupa un escaño en la sala).

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/PNL-0671 Sobre detección precoz del consumo de sustancias de abuso en las analíticas de sangre y orina en las revisiones periódicas de pediatría de los 14 años.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico