Diario de Sesiones 147/2019, de fecha 29/1/2019
Punto 7

9L/C-1753 COMPARECENCIA DEL SEÑOR CONSEJERO DE SANIDAD, SOBRE EL PLAN DE URGENCIAS SANITARIAS DE CANARIAS, A PETICIÓN DEL GRUPO PARLAMENTARIO NACIONALISTA CANARIO (CC-PNC).

La señora PRESIDENTA: Les decía que comenzamos con la comparecencia 1753, a instancias del Grupo Nacionalista Canario, sobre el Plan de Urgencias Sanitarias de Canarias.

Para la defensa de la misma, cinco minutos, señora González Taño.

La señora GONZÁLEZ TAÑO: Buenas tardes, señorías.

Bueno, señor consejero, hoy vamos a hablar de urgencias. Ya habrá visto que va a ser así, que esta tarde prácticamente la vamos a dedicar íntegra a este tema, y a nosotros nos parece bueno, porque todo lo que sea hablar en positivo de sanidad y de lo estupendamente que lo está haciendo usted y su equipo, pues, bienvenido sea.

Decía que, cuando usted llegó a la consejería, recordará que, con su llegada y la de su equipo, desde nuestro grupo parlamentario le planteamos lo mismo que había planteado nuestro programa electoral, lo mismo que había planteado el presidente Fernando Clavijo en su discurso: básicamente que colocara al paciente en el centro de la toma de decisiones. Y esto en urgencias es especialmente importante, porque, al fin y al cabo, en urgencias, en el ámbito de las urgencias, todos y todas somos pacientes. El ámbito es el de toda la población, es el de las turistas y los turistas que nos visitan, no el de una determinada enfermedad o una determinada patología. Por tanto, si en todos lados el paciente debe ser el centro, pues, aquí especialmente.

Y la aprobación del Plan de Urgencias supuso, además, el contar con un documento consensuado que establece de forma planificada las medidas que hay que adoptar, aunque, como a usted mucho le gusta decir, le hemos oído muchas veces, también tiene que ser un plan dinámico, un plan que se vaya adaptando a las necesidades y a las situaciones que se vaya a encontrar.

Y a nosotros nos gustaría, en esta primera intervención, recordar sus ejes básicos, aunque creo que todos los conocemos, lo hemos debatido aquí, lo hemos hablado mucho, pero es bueno recordarlo y empezar por ahí. Primero, potenciar la atención primaria, que sea un sistema cercano, que defienda la atención primaria, no solo porque descongestione los hospitales, que es una cosa que se suele argumentar, sino también porque así la atención de urgencias es más cercana al paciente, a su territorio, y eso en Canarias es especialmente importante.

También la homogeneización de los servicios de urgencias de atención primaria, que el paciente encuentre o la paciente encuentre los mismos servicios en cualquier punto de Canarias. Y esto se refiere no solo a los centros de atención primaria, a los centros de salud, sino también a la incorporación de puntos de atención urgente que coexistan con los puntos de atención continuada.

Por tanto, si tenemos la atención primaria como primer objetivo, a la vez tenemos que añadirle la mejora de la calidad de la resolución de los centros especializados de atención a urgencias, que también son un eje esencial del programa, también por su cercanía a los pacientes, y que también cumplen el objetivo de descongestionar los grandes hospitales.

Pero, claro, el plan necesariamente pasa también por mejorar las dotaciones de los servicios de urgencia hospitalaria, en la línea de lo que luego usted nos explicará, y los medios del Servicio de Urgencias Canario, el SUC.

Por tanto, señor consejero, estos ejes que le hemos planteado, que recoge el plan, también le dijimos en su momento, y lo seguimos manteniendo, que debían hacerse con el consenso, con el diálogo con todo el sector sanitario, con los profesionales y las profesionales del sector, con los y las pacientes. Y por eso fue especialmente importante también la firma del compromiso por la sanidad canaria, porque involucraba a todo el sector sanitario y también a toda la sociedad en la sanidad, que implica que todas las personas seamos agentes activos y no pasivos del sistema sanitario.

Hoy son varias las comparecencias en las que usted tendrá que intervenir sobre temas concretos o más amplios, la nuestra es amplia, pero en esta lo que queríamos era que nos contara cómo ha ido y cómo está yendo la aplicación de este plan y qué medidas se están adoptando y qué resultados están dando en relación con la aplicación del Plan de Urgencias de Canarias.

Gracias, señorías.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora González Taño.

Turno para el consejero, el señor Baltar.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Baltar Trabazo): Buenas tardes. Gracias, señora presidenta. Buenas tardes, señorías.

Gracias, doña Guadalupe, señora González Taño, por su exposición, que yo creo que deja a camino gran parte de lo planteado. Usted lo decía claramente, yo quiero recordar aquí que, si no fue la primera, fue la segunda comparecencia, y yo creo que hice, cuando me incorporé en el año 2017, y creo que es de justicia reconocer que este trabajo era un trabajo que estaba sobre nuestra mesa hecho. Era un trabajo que estaba finalizado -entre comillas- por el equipo anterior. La persona que lideró el primer borrador formaba parte todavía, permanecía en la consejería; por razones personales quiso marcharse, puesto que se le encargó, se le encargó que asumiese la continuidad del trabajo y no quiso seguir, y se buscó a una nueva persona. Pero este trabajo estaba prácticamente finalizado.

Sí apoyarme en dos cosas fundamentales, y aquí yo creo que es de justicia también reconocerle al señor Márquez, que me dio en la primera, en esa famosa comparecencia, me dio fuerte, porque, conocedor de ese borrador, no estaba conforme con él y defendía que era excesivamente hospitalocentrista -corríjame- y que había que potenciar más el desarrollo en el ámbito de la atención primaria.

Lo único decirles que, bueno, que todos sabemos que esto no es nada que sea excepcional, es algo que mandataba la Ley de Ordenación Sanitaria de Canarias en su artículo 32 y que, consiguientemente, bienvenido sea, porque la atención de urgencias, sobre todo, tiene una característica -y luego, desgraciadamente, estoy seguro de que hablaremos de ello- que la hace especialmente compleja. Primero, que se tiene que resolver cualquier situación en cualquier lugar y a cualquier hora, es decir, su grado de imprevisibilidad hace que haya que tener una atención integral, desde la atención primaria hasta la atención especializada, veinticuatro horas sobre veinticuatro y parece que en cualquier punto del territorio, porque tiene que ser en cualquier punto del territorio. Hay, por tanto, que atender a dos millones ciento y pico mil canarios a día de hoy, más o menos, asentados aquí, pero hay que atender también a los 15 millones de turistas que vienen a nuestras islas, entre otras cosas porque este sistema sanitario, el sistema canario de la salud, créanme que, según dicen por ahí determinados acicates y determinados blogs turísticos, es uno de los elementos de seguridad que hacen que los turistas elijan este destino y no elijan otros, por ejemplo cuando tienen niños pequeños, cuando son mayores, etcétera, y de ahí el perfil de nuestros turistas.

Sí decirles que el plan se está viendo sometido a un segundo hándicap importe, es el planteamiento del envejecimiento de la población. Estamos homologando nuestra tasa de envejecimiento con la tasa de envejecimiento del país, sobre todo además en tres islas especialmente, que son, en la provincia de Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro, donde ya no solo estamos a nivel del resto del país sino que hemos superado esa tasa de envejecimiento.

El plan plantea una migración que va desde los tradicionales sistemas de PAC, sistemas de servicios normales de urgencias y puntos de servicios de urgencias hospitalarios, hacia una migración que va a unos puntos de atención continuada, mantenidos por los propios equipos de atención primaria de forma rotatoria a partir de las veinte horas hasta las ocho de la mañana y los fines de semana en guardias continuas, a un nuevo diseño, que es el famoso punto de atención continuada, en el que serán servicios específicos los que atiendan las urgencias durante veinticuatro horas en el ámbito de la atención primaria; un diseño en el que hemos reconsiderado muchas de las posiciones, que parecía que iba a ser estrictamente hospitalario, que era el de los centros especializados de atención urgente -los CEAU-, pero que estamos viendo que en su desarrollo -y así se planteó en una de las comisiones- están siendo muy operativos en ámbitos próximos a los pacientes, con lo cual es mejor derivarlos probablemente a centros de referencia de alta resolución en atención primaria. Y, por último, ya los servicios de urgencias hospitalarias terciarios.

Sí -y yo siento no haber traído hoy un cuadro- trasladarles que, si uno hace el comparativo, el año pasado lo hicimos en la comisión, del 2016 con el 2017 y hace el comparativo del 2017 con el 2018, vemos que las urgencias de atención primaria crecen, están creciendo a niveles del ocho por ciento, están decreciendo de forma significativa, entre un uno y dos por ciento, las de atención hospitalaria y siguen manteniéndose en sentido creciente, sobre todo muy asociadas también a los picos de turismo, las atenciones del Servicio de Urgencias Canario, el SUC.

¿Por qué digo que esto es bueno?, porque realmente el sistema está yendo en la línea correcta; es decir, tenemos que acceder al entorno más próximo para resolver aquello que es más banal. También está generando cuestiones que son nuevas: la media de la complejidad de aquello que se recibe en los hospitales crece, puesto que el nivel de atención primaria es muy resolutivo y créanme que no se deriva a hospitales más allá del 7 %.

Decirles una cosa tremendamente importante: la incorporación, que lo decían en muchos, en muchos servicios de urgencias, pero la generalización en la red del principio del triaje -aquí hay algún enfermero en la sala- ha sido excepcionalmente importante. Eso garantiza la valoración del paciente urgente, de media, en torno a los tres minutos. Eso permite, lógicamente, que todo paciente al que se dé a la más mínima sospecha de gravedad... tenga un tratamiento preferencial sobre los demás y su urgencia sea inmediatamente atendida.

Les decía, por tanto, y contestando a lo que usted planteaba, balance del 2017-2018. Mire, lo decíamos en la Comisión de Sanidad -a la que usted también pertenece, doña Guadalupe-, 36 acciones implementadas en 2017 y en 2018 -hay que reconocer que en 2017 empezamos a partir del mes de abril-, 12 ampliaciones de horario de atención urgente de veinticuatro horas; 15 ampliaciones en horarios de radiología, que, como saben, eran siempre limitados también, les decía, 15 ampliaciones de horarios de radiología, en tres casos con dotación de equipamiento radiológico nuevo, como es el caso de Tíncer, San Isidro y Los Llanos de Aridane, en La Palma; 5 mejoras sustanciales en el transporte sanitario -ustedes saben que el concurso por fin ha salido a nivel europeo en estos días-, pero por el camino se hicieron 5 mejoras en transporte sanitario: 3 en soporte vital avanzado en La Gomera, El Hierro y Lanzarote y una de soporte vital básico en La Palma y una para asumir servicios de MIR; incremento de 86 camas en los servicios de urgencias hospitalarias: 14 en el Materno Insular, 28 en el Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín, 23 en el Hospital Universitario de Canarias y 21 en el Hospital Nuestra Señora de la Candelaria. Habrán visto que en estos días se está ampliando cierta oferta, cierta ampliación, en el apartado del HUC. Implantación, asimismo, estamos ahora mismo en pleno proceso, del tema de terminación de analítica en 34 centros y las infraestructuras sanitarias, con más de 14 obras en extrahospitalaria y 7 obras en los complejos hospitalarios.

Respecto a los profesionales, si luego tienen interés, se han contratado 54 médicos -que les podemos dar con detalle-, 90 enfermeros, 34 auxiliares de enfermería, 53 administrativos, 28 celadores, 43 técnicos de rayos y por ahora 4 técnicos de laboratorio. En total, 143 profesionales en el ámbito de la primaria y 163 en el ámbito de la especializada.

A falta de un minuto, simplemente decirles que el conjunto de inversiones realizadas hasta el momento alcanza los 11 millones de euros; que hay una previsión, que ustedes pudieron ver, para el año 2019, que si luego nos da tiempo podemos revisar exactamente las acciones que se van a abordar ahora mismo, pero que van fundamentalmente en la línea que planteamos antes: la aproximación de la resolución de urgencias, como bien decía usted, en el ámbito más próximo al ciudadano, tratando de que cada vez sea más resolutivo el ámbito de nuestro centro de salud o del CEAU más próximo que nos posicione el mapa sanitario.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor consejero.

Intervención ahora de los grupos. Comenzamos por el Grupo Mixto, señor Ramos Chinea.

El señor RAMOS CHINEA (Desde su escaño): Muchas gracias, señora presidenta. Buenas tardes, señorías, buenas tardes, señor consejero.

A lo largo de esta tarde tendremos la oportunidad de hablar del Plan de Urgencias Sanitarias de Canarias y las medidas que se están llevando a cabo al respecto.

En su primera intervención nos ha relatado las funciones de ese Pluscan y cuáles son las medidas que realiza su Gobierno al respecto; luego ya, también, tendremos la oportunidad de hablar, en las siguientes comparecencias, sobre los problemas que sufre el Hospital Universitario de Canarias; y también una última para hablar de los fallos del sistema sanitario canario en general.

Lo fácil sería centrarnos en criticar y en evidenciar los defectos de este sistema sanitario, pero nosotros queremos ser propositivos y ver aquellos puntos que debemos destacar en el sistema, y uno de ellos es, indudablemente, el Pluscan. Recordemos que es el primer plan de urgencias sanitario que tenemos en Canarias, lo que evidencia la falta de organización que ha habido hasta aquí en décadas anteriores, aunque sí reconocemos que ha habido varios intentos de conseguir un plan aunque no ha podido llevarse a cabo.

Por tanto, hemos debido esperar hasta este periodo 2015-2019 de esta legislatura y reconocemos que tanto usted, señor Baltar, como el señor Morera han hecho un gran trabajo para llegar a conseguir un texto consensuado. De hecho, se pasó con antelación a los grupos, ninguno puso ningún impedimento en que se llevara a cabo.

Esa hoja de ruta era, primero, hacer un análisis pormenorizado de los problemas que tienen las urgencias sanitarias canarias y el segundo movimiento era adoptar una serie de medidas para corregirlos.

Nosotros lo que sí tenemos claro es que hemos conseguido algo: se ha puesto una ficha financiera, se han puesto ambulancias medicalizadas, se ha establecido que se instalen en la atención primaria medios diagnósticos para que las urgencias de primaria no deriven a los hospitales por falta de diagnóstico y se ha contratado a más de trescientos profesionales y puesto a disposición decenas de camas adicionales en urgencias.

Pero sí le pedimos, señor consejero, que termine de aplicar esas medidas previstas en el Pluscan y, una vez llevadas a cabo, que vayamos por un segundo plan mucho más ambicioso -usted recordará que la única queja que le hacíamos desde nuestro grupo es que quizás este plan no había sido los suficientemente ambicioso-. Y, por supuesto, pedirle también que vayan descentralizando los recursos de la sanidad pública y dotando adecuadamente a la atención primaria, porque creemos que esa realmente es la solución.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Ramos Chinea.

Turno ahora para el Grupo de Nueva Canarias, señor Campos.

El señor CAMPOS JIMÉNEZ (Desde su escaño): Muchas gracias, señora presidenta. Buenas tardes, señorías. Señor Baltar.

Yo no creo que lo más fácil sea criticar; sinceramente, en ocasiones, incluso, por la personalidad de algunos, se nos hace cuesta arriba, pero en ocasiones también es verdad que no queda más remedio.

El sistema de urgencias es uno de los pilares esenciales de cualquier sistema sanitario, por muchas razones pero fundamentalmente por dos. Primero, porque es probablemente la imagen del propio sistema sanitario. En función de lo que nos encontramos cuando tenemos que acceder a este servicio, la mayoría de las veces de manera indeseada, obviamente, pues, la imagen que tengamos de ese sistema de urgencias será la imagen que tengamos del conjunto del sistema. Y segundo, por una razón fundamental: un buen sistema de urgencias salva vidas. Por tanto, hablamos de un pilar absolutamente esencial.

Un sistema de urgencias en que todos coincidimos en que, cada vez más, debe intentar acercarse -esa debe ser la tendencia de un buen sistema sanitario- a los ámbitos más cercanos, a la atención primaria. Y, por tanto, hay que dimensionar de manera potente la intervención en materia de urgencias en ese ámbito, en cuanto a facultativos, en cuanto a centros, en definitiva, en cuanto a equipamiento.

Un segundo elemento es el cuello de botella que se conforma generalmente en los propios centros hospitalarios, en las urgencias hospitalarias, fundamentalmente de los grandes centros.

Y un tercer tema, del que en ocasiones se habla poco, es el elemento del sistema de transporte asociado a los sistemas de urgencias, porque puede haber una buena respuesta en el ámbito de la urgencia y echar a perder todo este sistema por algo que está sucediendo hoy en día en muchos hospitales, que se nos atiende, terminamos a las diez de la mañana y hasta las seis de la tarde muchos pacientes no regresan a sus casas.

Pero la realidad, reconociendo los avances que usted ha dicho ahí desde el punto de vista estadístico y desde el punto de vista de implementación de recursos y de medios, la realidad es bien diferente. La realidad es la que están sufriendo miles de pacientes en las urgencias canarias. Es verdad que podemos hablar de picos, en concreto con la gripe en estos días, pero no es un tema que se circunscribe exclusivamente a ese aspecto. La realidad es que, aunque haya aumentado el número de pacientes en las urgencias de los centros de atención primaria, siguen siendo importantísimos los que van directamente a las urgencias hospitalarias. Y en esto hay una costumbre, que tendremos que trabajar a través de campañas importantes, pero también porque los centros de primaria siguen estando absolutamente congestionados y, por tanto, la gente va a donde cree que puede tener una respuesta mucho más inmediata. Y la realidad es que también los centros de urgencias en los ámbitos primarios, de la atención primaria, en ocasiones están absolutamente congestionados porque la gente decide ir directamente a estos, porque le dan entre tres, cinco y en algunos lugares hasta ocho días después la visita a su médico de cabecera y ya no le cuento los casos en ocasiones de pediatría.

Por tanto, hay avances, tenemos un buen plan, pero la implementación de las medidas del mismo es, a día de hoy, insuficiente, porque los resultados en las urgencias de la mayoría de los centros...

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Campos.

Turno ahora para el Grupo Parlamentario Podemos, señor Márquez.

El señor MÁRQUEZ FANDIÑO (Desde su escaño): Gracias, presidenta.

Sí, le agradezco que recordara, señor Baltar, una de nuestras primeras intervenciones con usted con respecto a esto precisamente, y vamos a seguir insistiendo en la misma línea. Yo creo que tenemos que poner luces largas. Es verdad que cuando las urgencias se colapsan en nuestros hospitales necesitamos responder a corto plazo, porque estamos en una situación que genera alarma, ¿verdad?, pero es importante que en política, sobre todo en materia sanitaria, tengamos la capacidad desde el Ejecutivo, también desde el legislativo y también haciendo funciones de oposición, de poder poner las luces largas y pensar a medio y largo plazo, porque cuando hablamos de urgencias colapsadas estamos hablando de algo mucho más complejo que las urgencias hospitalarias. Por muy grandes que sean las urgencias de un hospital, si la atención primaria y la atención especializada no están funcionando bien, es imposible absorber la población que va a llegar a las urgencias hospitalarias. Por muchos carteles que ustedes pongan, y que me parece bien, ojo, que se conciencie a la ciudadanía sobre el uso de la atención primaria, de las urgencias en los centros de salud, pero por mucha publicidad que ustedes usen, si no podemos hacer, en nuestros centros de salud -que no tiene por qué ser en todas las urgencias de los centros de salud, se pueden mancomunar ciertos servicios-, unas pruebas de analíticas básicas, como puedan ser unas enzimas, como puedan ser unas pruebas de rayos, unas placas, que se puedan hacer en estos centros de salud... Vamos a desahogar muchísimo la atención hospitalaria, porque no tendríamos que estar derivando a pacientes, que les podemos hacer esas pequeñas pruebas. Que incluso puede haber un especialista, con los medios informáticos que hoy tenemos, directamente en el hospital y no necesitamos colapsar el servicio.

Otra de las cuestiones de las que hemos hablado y que vamos a seguir insistiendo en este asunto es el envejecimiento poblacional, señor Baltar. Nosotros ya tuvimos una resolución, además, en el debate del estado de la nacionalidad, que se aprobó a propuesta de este Parlamento por unanimidad, en la que veíamos la necesidad de planificar unas urgencias geriátricas, puesto que no hay sino que visitar los hospitales para ver la cantidad de personas mayores que están ocupando esos pasillos. Personas, por cierto, que han trabajado toda su vida, que han contribuido al crecimiento de la construcción de esta tierra, como para que estén en condiciones tan indignas, señor Baltar. Por tanto, tenemos que hacer todo el esfuerzo para generar estas unidades específicas y que nos permitan también desahogar las urgencias hospitalarias.

En definitiva, girar el eje de acción, como bien dijimos, hacia la atención primaria, hacia la puerta de entrada, mejorar las ratio por paciente. Un médico de familia no puede estar ocho minutos con un solo paciente. Le da poco tiempo para mirar la tensión y no podemos hablar de hábitos alimenticios, no podemos hablar de nuestros hábitos diarios, que son los que muchas veces marcan el estado de nuestra salud y nuestra calidad de vida.

Son tantos los elementos que tenemos que hablar con el tema de las urgencias que le vuelvo a pedir: salgamos de las urgencias hospitalarias. Son importantes, cumplamos las ratios de profesional por paciente, que están saturados, obviamente, pero hablemos de algo mucho más amplio, que por supuesto tiene que ver con nuestra atención primaria, con la atención especializada, con nuestros hábitos de vida, con la alimentación y con tantos otros elementos que conforman la salud de nuestra tierra.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Márquez.

Turno ahora para el Grupo Popular, señor Gómez.

El señor GÓMEZ HERNÁNDEZ: Muchas gracias, presidenta.

Vemos, una vez tras otra, que el Pluscan, el plan de urgencias de Canarias que está implementando la consejería, hace aguas por todas partes.

Miren, la situación de las urgencias en Canarias no es algo de ayer ni tan siquiera de este año, sino es algo que viene trascendiendo en el tiempo. El Gobierno, consciente de ello, el año pasado, y ante la presión de los grupos parlamentarios, aprobó el plan de urgencias de Canarias. Un año, el pasado, en el que asistimos con desánimo a un sinfín de despropósitos en los que los servicios de urgencias se vieron colapsados, y no solo los de tercer nivel sino todos los servicios de urgencias de la comunidad autónoma. Un año más tarde, y 11 millones de euros después, la situación no ha cambiado. No ha cambiado sencillamente porque el modelo de gestión no ha cambiado, el método no ha cambiado. Si no somos capaces de hacer resolutiva la atención primaria, el esfuerzo será en balde, no servirá de nada.

Hoy quiero hacer también una mención especial a los trabajadores de los servicios de urgencias. ¿Saben ustedes la situación en la que se encuentran estos trabajadores? ¿Saben cómo se sienten estos trabajadores, desbordados por la situación y por la escasa planificación de sus gestores?

Miren, hay otra perspectiva, y es el colapso con pacientes que requieren atención sociosanitaria por parte del Gobierno de Canarias. Los pacientes sociosanitarios no pueden estar colapsando los servicios de urgencias ni los pacientes sociosanitarios pueden estar ocupando camas en los hospitales de agudos. ¿Para cuándo va a haber un principio de colaboración interadministrativa real entre las administraciones para que estos pacientes puedan ser atendidos en los centros sociosanitarios pertinentes?

Miren, la semana pasada había ochenta pacientes en el Hospital Universitario pendientes de ingreso; en el Doctor Negrín la situación era más o menos similar: 60 pacientes esperando para ingresar. ¿Saben cuántos pacientes hay hoy en el Doctor Negrín esperando para ingreso? 68.

Yo hoy le voy a plantear un reto, señor Baltar: igual que hemos auditado las listas de espera, auditemos el Pluscan. ¿Por qué no auditamos el Pluscan? ¿Por qué no vemos, con un estudio minucioso, dónde está el fallo del Pluscan? ¿Por qué no hacemos una auditoría? Esto nos permitirá tener una evaluación objetiva. No nos hagamos trampas al solitario, pongamos oído a los pacientes y a los trabajadores.

¿De qué han servido esos 7 millones de euros en el 2017, los 11 millones de euros del 2018, los que vamos a invertir este año? Points of care, puntos de radiodiagnóstico: ¿han servido?, ¿se han implementado ya? ¿Qué hay de las urgencias geriátricas que anunciaron ustedes a bombo y platillo en el debate del estado de la nacionalidad?, ¿no lo recuerdan? ¿Cómo se han implementado? ¿O era propaganda y un titular para los medios de comunicación?

A mí me gustaría hoy, señor Baltar, escuchar algo de autocrítica. Me gustaría escuchar alguna nueva medida, una luz al final del túnel. ¿Hace la consejería una valoración positiva del Pluscan? ¿Se ha parado la consejería a reevaluar el Pluscan? ¿Es momento de reevaluarlo y ver si está funcionando?

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Gómez.

Turno ahora para el Grupo Socialista, señor Matos.

El señor MATOS EXPÓSITO (Desde su escaño): Sí -señora presidenta-, señor consejero, señores de Coalición Canaria, esta es la típica comparecencia riqui-raca. Es la típica comparecencia riqui-raca. Se produce un colapso en las urgencias sanitarias de todos los hospitales de Canarias, explotan los medios de comunicación, tiene usted una portada diaria en los medios de comunicación, tiene usted los foros de internet y las redes sociales echando humo, las puertas de las urgencias colapsadas -palabra que a usted no le gusta utilizar- y, ante esa situación, dos grupos de la oposición piden una comparecencia para que usted venga aquí, pero resulta que, de pronto, al grupo parlamentario que sostiene al Gobierno le preocupan las urgencias y entonces tira de una comparecencia que estaba registrada el 6 de abril del año 2018. Esta comparecencia, en la que estamos ahora, es una solicitud del 6 de abril del 2018. Por eso, señores de Coalición Canaria, señor consejero, esto es una comparecencia riqui-raca, para que usted pueda hablar en un primer turno, en un segundo turno, el Grupo de Coalición Canaria le ponga la pelotita botando delante de la portería pa cuando lleguen las comparecencias de la oposición usted haber consumido parte de su turno y venir aquí a hablar de su libro sin que los demás podamos utilizar legítimamente las armas que tiene la oposición.

Nosotros no vamos a entrar en el juego del riqui-raca. Ahora se sube usted, cuenta lo que usted quiera a su grupo, al que le sostiene a usted en el Gobierno, y luego vienen dos comparecencias de la oposición. De paso le diré, no le voy a desvelar todo lo que vamos a contar después, en las siguientes intervenciones, que es a lo mejor lo que usted quisiera, pero va a tener usted tiempo de hablar durante toda la tarde de las urgencias.

Lleva usted ya unos cuantos meses como consejero y es usted el consejero con más recursos públicos de la historia de la democracia en Canarias. No lo digo yo, lo dice el señor presidente, el presupuesto más importante desde el siglo XV en Canarias. ¿Dónde están los resultados?, ¿dónde están?

Señor consejero, mire, ni urgencias pediátricas ni mejora en los servicios. Las excusas que están dando ustedes son excusas de mal pagador, luego lo veremos, y además, ustedes que son tan aficionados a quitar carteles o a sugerir que se quiten campañas publicitarias de algunos colectivos sobre la sanidad, han colocado una que la asociación de médicos de primaria le ha dicho que la retire, porque es incorrecta, incorrecta.

Por tanto, vamos a tener tiempo de hablar de esto, y seguramente más tiempo, señor consejero, pero, insisto, comparecencia riqui-raca del Gobierno, a lo que el Grupo Parlamentario Socialista no juega.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Matos.

Turno ahora para el grupo proponente, el Grupo Nacionalista.

Señora González Taño, diez minutos.

La señora GONZÁLEZ TAÑO: Bueno, sabíamos, señor consejero, que esta comparecencia iba a ser interesante, pero no tanto, porque, empezando por la fecha de presentación, fíjese qué curioso, aquí se habla de comparecencias riqui-raca, pero qué curioso que a nosotros nos preocupan las urgencias todo el año y a algunos solo les preocupan cuando llega la campaña electoral. Pues a lo mejor resulta que nosotros estamos interesados todo el tiempo, a lo mejor resulta que nosotros hemos preguntado aquí sobre esto, hemos trabajado, hemos hecho autocrítica, le hemos marcado incluso cuáles eran las prioridades, como decía al principio. Pero, bueno, cada uno hace el discurso que quiere y usa su tiempo en lo que quiere y, evidentemente, señor Matos, no iba a ser su discurso en nuestra comparecencia, está esperando la suya. Eso ya lo sabíamos, es así, bueno, porque uno se luce en la suya, señor Matos, eso lo comprendemos todos. Esperaremos atentamente a su comparecencia y ahí debatiremos de lo que usted quiera.

Señorías, decía el señor consejero, y es lo que nos ha traído aquí...; decía el señor Márquez, y yo estoy de acuerdo, que hay que poner las cortas, las luces cortas, las largas y las de medio, todas, porque es verdad que cada paciente, cada persona que está esperando en urgencias tiene que preocuparnos, por supuesto, pero no tenemos otra opción en sanidad, en educación, en cualquier materia, que marcar pautas basadas en datos, porque si no entramos en una dinámica en la que una persona que se queje, que se quejará a lo mejor con razón, no puede plantear que el sistema no funcione o por lo menos que vayamos en la línea correcta, que es lo que nosotros nos preguntamos.

Y, por tanto, nosotros le decíamos al principio, y seguimos en esto, que es, la prioridad es que la gente vaya a atención primaria para descolapsar o quitar el posible colapso, que no se produzca en hospitales. Por tanto, ¿estamos logrando este objetivo, está yendo más gente a atención primaria? Pues sí, está yendo más gente a atención primaria, y los datos están ahí: hay un 7,4 % más de atenciones en atención primaria que en el 2017, o sea, que se está incrementando la gente que va a atención primaria. Pero también se mantienen los casos de derivación, o sea, se producen pocas derivaciones, solo un cinco por ciento, aproximadamente, de derivaciones a hospitales, lo que significa que un 95 % de los casos son atendidos en la propia atención primaria. Y esto es importante, porque aquí se ha hablado de campañas de publicidad o de promover que la gente use más la atención primaria. Pues, mire, la mejor campaña es que la atención primaria funcione, la mejor campaña es que una persona vaya a atención primaria, le resuelvan su problema y la próxima vez irá a atención primaria, no irá al hospital. Y eso lo hemos vivido todos: cuando uno no tiene los medios suficientes, se va al hospital, pero si los hay la próxima vez sabes que es más útil ir a atención primaria e irás, y esa es la mejor campaña posible.

Decíamos que las cifras están yendo en ese sentido, también las cifras de atención en hospitales, que, a pesar, como usted decía, del incremento de actividad se mantienen bajando un 1 % cada año. Puede no parecer mucho, pero cuando está subiendo la asistencia, el que vaya bajando en urgencias es importante.

Y, sobre todo, señorías, es importante, primero, la gente está esperando menos que antes en urgencias, menos tiempo -por eso que hablábamos de dar indicadores-. Pues sí, la gente está esperando menos tiempo. Está, la gente que está en peor situación, siendo atendida rápidamente. Lo decía usted, tres minutos el triaje, y hay que reconocer el gran trabajo que se está haciendo en esta materia, porque permite priorizar adecuadamente las urgencias y que, por tanto, las personas que estén en peor situación pasen primero. Eso está pasando. Por tanto, se redujo el tiempo de espera en urgencias y se redujeron las personas que se quedaron en el hospital y también los reingresos, la gente que una vez atendida tiene que volver al hospital porque la atención no fue suficiente.

Todos estos elementos nos tienen que hacer pensar que vamos en la dirección correcta. ¿Eso quiere decir que no hagamos autocrítica?, no, ¿eso quiere decir que nos conformemos?, no, solo que las medidas que se están adoptando a través del Pluscan están dando buenos resultados y que, por tanto, hay que seguirlas aplicando, intensificarlas, poner más recursos, pero sobre todo hacerlo de forma planificada.

Decía usted, señor consejero, y usted explicó aquí -bueno, yo no lo voy a repetir, usted dio los datos-, qué es lo que se ha estado haciendo para que esto dé resultado: más de trescientos profesionales incorporados, las obras, 18 actuaciones, 3 millones de euros; y en el 2019 nos gustaría que nos concretara qué es lo que se va a hacer en este ámbito, qué está previsto, cuántos profesionales se plantea que se incorporen al sistema y cuántas obras se plantean para seguir trabajando en esta línea.

Y, mire, señor consejero, yo, bueno, usted ha visto aquí cuál es la situación, o sea, mire, hay tres formaciones políticas -Nueva Canarias, Podemos y el Mixto... bueno, cuatro, nosotros también- que reconocemos que hay cosas buenas que se están aplicando en el Pluscan. También le decimos: hay que hacer más; o criticamos algún aspecto que vemos que no corresponde. Y luego hay dos grupos parlamentarios que están haciendo otra cosa o que han venido aquí, por lo menos en esta comparecencia, a decir otra cosa. Da igual los datos que usted traiga, de verdad, da igual. Es más, ya lo dije en otra comparecencia, me hubiera gustado cómo hubiera sido esta comparecencia si los datos fueran malos; bueno, ya ni me imagino lo que le dirían a usted aquí. Porque, mire, esto de que el Pluscan hace aguas, o sea, bueno, más allá de una frase -como lo de los garbanzos, que esta mañana dijeron que estuvo muy bien-, más allá de eso, sinceramente, o sea, la realidad es tozuda, la realidad es tozuda, y lo que pasa es que, si la realidad no nos gusta, no la usamos, o sea, no se dan cifras aquí, no se dice "esto está peor, porque, mire, es que bajó esto, es que esto se atendió peor", con cifras concretas.

Por supuesto -ya lo decía antes- que siempre podemos pensar que hay personas insatisfechas con el sistema, ¡claro que sí! Yo, si estoy esperando un montón de tiempo en urgencias, y me ha pasado, claro que me pongo enfadada allí, cómo no me voy a poner enfadada, como cualquiera, pero aquí tengo la obligación de evaluar si usted lo está haciendo bien o mal, no en función de mi situación personal o de alguien que me lo cuente, sino de cómo funcionan todos los centros de atención primaria de Canarias, todos los hospitales, y si el sistema está mejorando. ¡Claro que está mejorando, claro que los resultados son buenos!, lo que pasa es que yo creo que hay formaciones políticas a las que eso les molesta, que es distinto, les molesta que esto vaya bien, les molesta. Sí, sí, sí, sí. Aquí hay grupos parlamentarios a los que les molesta que este consejero sea un buen consejero. Les molesta que hayan bajado las listas de espera un 30 %, mientras que con más dinero o el mismo dinero subían las listas de espera en otra etapa de otro consejero. Pues, chico, por ir a lo de los garbanzos, pues, ajo y agua, ¿no?, por lo de las aguas y los garbanzos y eso. Pues, ajo y agua es lo que hay, quiero decir. Es lo que hay.

La mejoría es tan evidente, tan evidente, señor consejero, que lo que queda es explicarla. Sígalo haciendo, siga trabajando, usted y su equipo, y sobre todo todo el sector sanitario, porque yo creo que uno de los mayores logros que usted está teniendo es implicar a todos los profesionales y las profesionales del sector sanitario para que apoyen, para que trabajen en la misma línea, para que colaboren en un sistema que es de todos y que ese liderazgo compartido que usted tiene, tanto con su equipo como con el resto de profesionales, es el que está permitiendo todo esto, porque nadie piensa que esto usted se sienta en el despacho solo y lo consigue. Por supuesto que se consigue así y por ahí tenemos que seguir.

Y, mire, nosotros también le vamos a plantear lo que decíamos antes: cuáles son los retos, cuáles son los planteamientos. Que usted mismo hacía y reconocía, las urgencias geriátricas. Es evidente, yo procedo de una isla en la que esto es especialmente preocupante, porque es verdad que uno llega al hospital, a urgencias, y un porcentaje altísimo de las personas que están allí son personas mayores que, bueno, que deben ser atendidas con un sistema especializado. Además muchas de ellas son pacientes recurrentes, no sé cómo se llama técnicamente, pero, bueno, personas que van habitualmente a urgencias porque tienen una patología, pero, aparte, porque es una forma hasta de tranquilidad. Y yo les voy a poner un ejemplo: como a veces le ponen esto a papá no sé si se enfadará, pero yo a veces le tengo que decir que no vaya a urgencias, porque cada vez que se le sube la tensión quiere ir al hospital, y es así. Yo no digo que esto pase con todas las personas mayores, no me entiendan mal, solo digo que hay una cierta tendencia a la preocupación lógica que hace que haya pacientes que requieren una atención especial porque su patología tiene que ver con una patología, por supuesto, real, pero también con una patología geriátrica multipatológica, o como se diga técnicamente, que hace que requieran un personal especializado que incluso les explique en algunos casos quién está primero y por qué, a quién hay que atender primero, y a mí me ocurre mucho en las urgencias hospitalarias, que hay que estarle explicando a la gente, lógicamente, que hay una persona que ha entrado por otra puerta, que está en una situación peor o que está en una urgencia que viene con una ambulancia y que, por tanto, va a pasar antes que uno que lleva allí tres o cuatro horas esperando. Por supuesto que sí. Todo eso hay que hacerlo, hay que seguir trabajando.

Y, señor consejero, nosotros lo que queremos es seguirle animando. Y, mire, nuestro grupo va a seguir así, aplaudiéndole, por supuesto, y animándolo, como ha hecho la mayoría de los grupos parlamentarios aquí, y exigiéndole y apretándole y diciéndole que mejore en lo que consideremos que es importante seguir mejorando. Las urgencias geriátricas es uno de estos aspectos, aquí se habló también de pediatría. Eso nos gustaría que nos lo aclarara, porque son los retos que tenemos por delante, el envejecimiento poblacional y la atención a los niños y niñas. Y, por tanto, sobre eso queríamos también que nos explicara en concreto en esta segunda intervención.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señora González Taño.

Señor consejero.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Baltar Trabazo): Gracias, señora presidenta.

Bueno, pues si me lo permiten, me gustaría comenzar con una línea de respuestas, porque yo creo que eso contestará a todo lo que me demandaba la señora González Taño, incluido lo que está previsto para el 2019.

Sí decirles, señor Ramos Chinea y algún otro que lo ha planteado ahí y que se cuestiona el Pluscan, el Pluscan tiene unas grandes ventajas, para empezar, don Zacarías. Tiene una gran ventaja, que permite gestionar técnicamente algo que antes no tenía normas de gestión, o eso parecía, porque yo tengo una carpeta llena de noticias, que luego seguro que saldrán aquí, que nos afectan a todos durante todos los tiempos, porque esto no es algo de ahora ni de hoy ni de Canarias. Y entonces, mire, esto permite que los directivos, por ejemplo, de un área de atención primaria, que es una de las islas, puedan diariamente remitir esto a la consejería, a la dirección del servicio y al consejero. Y con un simple golpe de vista uno sabe qué centro de salud se está yendo, en qué centro de salud hay que activar el plan de contingencia, en qué centro de salud tenemos en este momento una sobredemanda, por poner un ejemplo elemental. Punto. El Pluscan permite tener eso, planes de contingencia, cosa que no había antes. Antes veíamos que nuestras urgencias se desbordaban y no sabíamos cómo actuar, nuestros directivos no tenían un plan B. Hoy tienen ese plan B. ¿Qué estamos haciendo con esas creaciones de camas y contrataciones de profesionales, etcétera, etcétera, etcétera?: tratar de que sus planes B cada vez puedan abordar mejor esas situaciones, que no por previsibles, todos sabemos cómo se producen: gripe, frío, calima... Ahora, que esto se produzca, no quiere decir que nosotros podamos evitarlo; es inevitable, van a producirse. Entonces vamos a hacer que ese nivel de confort... Porque hay un matiz que sí creo que es tremendamente importante que reiteremos una y otra vez: el nivel de atención sanitaria de nuestros pacientes cuando acuden a urgencias es excepcional. A veces las condiciones de confort no acompañan, y eso es lo que se está corrigiendo en estos últimos años.

Yo estoy absolutamente abierto, señor Zacarías, a auditar lo que le parezca, pero estoy con el señor Márquez en que esto es un plan a 2021; entonces hay que poner la luz larga. Y como el plan es dinámico y flexible, mire, le puedo leer once medidas, algunas de ellas múltiples, que se han puesto en marcha al margen del Pluscan, porque de repente la asociación de pacientes de no sé dónde ha dicho que aquí, con este pequeño tal o reforzando este personal de enfermería o no sé qué, o el conjunto de profesionales del servicio cual... Porque yo no sé quién piensa -me va a perdonar, señor Matos- que nosotros no hablamos con los profesionales; yo créame que hablo, yo trato de hablar, trato de que me informen. Entonces lo que estamos tratando de hacer, créame, es resolver.

¿Y qué pasa cuando llenamos las urgencias de primaria? Pues ya lo vimos, tenemos bloqueos también en la consulta ordinaria, pero gracias a que existe un Pluscan y gracias a que existe un modelo de sistemas de información le puedo decir, por ejemplo, a día de hoy -me lo acaban de sacar hace cuatro horas-, por encima de cuatro días en la citación, que saben que llegamos a tener puntos y pico de diez días y de siete días, cosa que en primaria no es aceptable. Por encima de cuatro días, de los 110 centros de salud que hay en todo el archipiélago nos encontramos con 8 centros en Gran Canaria, uno en Tenerife, uno en Lanzarote, uno en Fuerteventura, ninguno en La Palma ni en La Gomera ni en El Hierro. En total, son diez centros por encima de cuatro días. El resto de los centros están por debajo de los tres días con una media de 2,76 y créame que en el 90 % de los centros, por debajo del día. Además sabemos que, si realmente nos encontramos mal, vamos allí y nos atienden.

(La señora presidenta abandona su lugar en la Mesa y ocupa la Presidencia el señor vicepresidente primero, De la Hoz Fernández).

Hay un importante problema en la gestión de la cita; nosotros, cuando vemos que nos dan cita a seis días vista, vamos hoy al centro de salud y nos atienden, no damos de baja nuestra cita. Cuestiones que corregiremos y que, entre otras cosas, por ejemplo, salen en la auditoría de los sistemas de información de esta mañana.

Luego, luces largas, como decía el señor Márquez, porque, miren, algo que decía la señoría González Taño, yo creo que ninguno aquí somos un batracio. Esto es un plan hasta 2021; luego, vamos a ir implementando el plan. Porque tuvimos unas crisis que duraban unos meses, eran unos picos y eran de una determinada manera, y esas crisis, desde que el Pluscan está en marcha, esa evolución ha sido mejor, ha sido mucho mejor. Entonces el mismo sistema que estamos implementando, trabajando todos juntos, para listas de espera hagámoslo con el sistema de urgencias, porque creo que es especialmente importante. Método y técnica.

Y, miren, yo sí estoy absolutamente convencido de que la solución pasa por seguir trabajando conjuntamente con los profesionales, como se está trabajando, por ejemplo, en el tema de las urgencias geriátricas. Sí está en marcha. Se dijo desde el principio que no serían áreas geográficas especiales, salvo en algunas zonas que así lo requerirían. Sí están en marcha.

Pero, mire, ¿la ventaja de tener el Pluscan en marcha qué ha permitido? Pues luego lo veremos, supongo, cuando hablemos del HUC, por ejemplo. Ante la última crisis del HUC, es la primera vez que en el archipiélago de Canarias se prohíbe a los conciertos operar concertados para que liberen camas. Perdone pero está documentado de hace tres semanas.

Entonces yo creo que no vamos a desmontar un plan que está dando resultados. Si quieren nos sentamos, lo evaluamos, como decía el señor Márquez, decimos es necesario potenciar el número de centros CEAU... No llega con 34, porque no va a llegar con 34 puntos para análisis clínicos de química seca, lo lógico es que en una prolongación se alcance probablemente, en nuestra estimación, el doble. Pero, dicho esto, evaluemos, fría y conscientemente, de los números que se dan y de las esperas que se dan, los resultados que estamos obteniendo.

Miren, yo creo profundamente, creo en el Pluscan. Insisto, podía ponerme la medalla, pero es que ni siquiera es un plan que hayamos hecho nosotros. Nosotros lo hemos puesto en marcha, lo hemos ido adaptando de acuerdo con las sugerencias que muchos de ustedes nos hicieron llegar, y ese plan para nosotros creemos que está dando buenos resultados para llevar escasamente un año y seis meses de evolución.

Respecto de lo que me planteaba usted, señora González Taño, mire, solo para el 2019 están previstas 118 contrataciones más, que son 29 médicos -si los encontramos, esa es la batalla-, 30 diplomados universitarios de enfermería, 19 técnicos de radiología, 4 técnicos de laboratorio más, 11 auxiliares administrativos y 25 celadores. El coste total de las contrataciones será de 3 millones, y así está en la ficha financiera correspondiente que se vio en la comisión.

El número de actuaciones previstas en total son 18 más. El número de obras, 4, en las áreas hospitalarias y, si no recuerdo mal -les voy a decir de memoria-, 10 en áreas extrahospitalarias.

Créanme que soy un firme convencido de que esta es la única manera de trabajar. Estaremos encantados de las aportaciones que ustedes puedan hacer.

Respecto de los momentos duros y difíciles, desde aquí, una vez más, como lo hago personalmente, señor Matos, mi reconocimiento a los profesionales, que son los que en ese momento lo pasan de forma tremenda para poder trabajar en condiciones muy difíciles, y a nuestros ciudadanos, que realmente, créanme, reciben un servicio que este consejero, si pudiera, no daría en ninguna circunstancia. Seguiremos trabajando para mejorar su acogida.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor consejero.

Más información
Otros formatos
  • Formato PDF Formato PDF
Iniciativas tratadas
  • 9L/C-2143 Sobre Del Sr. Consejero de Sanidad, sobre la situación de urgencias hospitalarias de HUC.