Diario de Sesiones 148/2019, de fecha 30/1/2019 - Punto 2

9L/PNL-0678 PROPOSICIÓN NO DE LEY, DE LOS GRUPOS PARLAMENTARIOS PODEMOS Y NUEVA CANARIAS (NC), SOBRE VIOLACIÓN DE DERECHOS HUMANOS EN LA REGIÓN DEL RIF.

La señora PRESIDENTA: Vamos a continuación, señorías, con la siguiente PNL que habíamos acordado ver en la mañana de hoy: la PNL número 678, del Grupo Parlamentario Podemos y Nueva Canarias, sobre violación de derechos humanos en la región del Rif.

Para la defensa de la misma... ¿La va a hacer Podemos o van a compartir el tiempo? ¿Podemos? Vale. ¿Entonces ustedes intervienen en los diez minutos y Nueva Canaria, en los tres? ¿Ustedes en los diez y Nueva Canarias en los tres? (Pausa).

La señora SANTANA PERERA: Muy buenas.

Ante todo, quería saludar, antes de empezar, a los representantes del Movimiento Popular del Rif.

Esta proposición no de ley viene de la mano no solo de Podemos sino también del Grupo Parlamentario Nueva Canarias, al que intentaré también dejarle unos minutos para la defensa de la misma.

Hoy hace dos años y tres meses que Mouhcine Fikri, un vendedor de pescado de Alhucemas de tan solo 31 años, fallecía triturado por el mecanismo de un camión de basura cuando intentaba recuperar la mercancía que había sido requisada por la policía marroquí. Esta muerte, cuyas circunstancias aún no se han esclarecido por las autoridades marroquíes, desencadenó una ola de indignación que se plasmó en una serie de protestas pacíficas en toda la región, demandando mejoras sociales, económicas y medidas de lucha contra la corrupción. Las movilizaciones ciudadanas fueron aumentando en número y volumen durante los meses posteriores a este hecho y originaron un movimiento social y ciudadano organizado, bajo la denominación de Movimiento Popular del Rif o Hirak del Rif.

Entre las demandas del movimiento se encuentra la desmilitarización de Alhucemas, el fin del bloqueo económico, la mejora del empleo, especialmente el empleo juvenil, la inserción de la lengua amazig en el sistema judicial, la construcción de colegios y universidades, de un hospital o las mejoras de redes de comunicación en la región.

Desde la fecha del fallecimiento de Mouhcine Fikri, el 28 de octubre de 2016, y especialmente desde la detención, el 29 de mayo de 2017, de Nasser Zefzafi, el portavoz del Movimiento Popular del Rif, las autoridades marroquíes han dirigido una ola de represión que se ha extendido por toda la región del Rif, afectando fundamentalmente a la ciudad de Alhucemas.

Esta ola represiva, desatada contra las movilizaciones y protestas pacíficas en defensa de los derechos humanos, se ha saldado ya con un número aproximado de cuatrocientas diez detenciones, según Amnistía Internacional, desde los propios líderes del Movimiento Popular del Rif hasta activistas en redes sociales, periodistas o simples participantes en las manifestaciones, que no han podido escapar de la mano represora de las autoridades marroquíes. Muchas de estas personas, entre las que se incluyen menores de edad, han sido sometidas a juicios sin garantías procesales mínimas, siendo declaradas culpables e imponiéndose penas desproporcionadas de hasta veinte años de prisión.

Se les imputan cargos variopintos, como protesta no autorizada, por rebelión, conspirar para debilitar la seguridad interna del Estado o socavar la lealtad de la ciudadanía al Estado. También se ha considerado delito publicar material a través de Facebook y Facebook Live.

A lo anterior, además, hay que añadir las denuncias sobre el trato recibido, por la policía marroquí, por estos activistas. Según los manifestantes detenidos, la policía les ha sometido no solo a torturas y otros tratos vejatorios sino a fuertes palizas, asfixias, privación de la ropa, violaciones sexuales e insultos. Especialmente grave es la situación de Nasser Zefzafi, el portavoz del movimiento, que ha estado más de seiscientos cincuenta días sometido a una detención prolongada en régimen de aislamiento a las afueras de Casablanca. En su juicio llegó a solicitar, ante su declaración en el Tribunal de Apelaciones de Casablanca, que su madre abandonara la sala para poder relatar al juez las torturas y agresiones sexuales a las que había sido sometido.

A fecha de hoy, las autoridades marroquíes siguen manteniendo el estado de excepción en el Rif, la prohibición del derecho de reunión, manifestación, y continúan produciéndose detenciones.

Todo este relato, que se traduce jurídicamente en un conjunto de infracciones de las normas más fundamentales del derecho internacional y de indiscutibles, además, violaciones de los derechos humanos, no puede ser mirado por nosotros de una...; es decir, no podemos estar mirando para otro lado ante las violaciones de derechos humanos que se están haciendo a nuestro pueblo vecino.

La población de Alhucemas grita contra la corrupción, la militarización de la región, la falta de universidades, la carencia de salidas profesionales y la ausencia de hospitales de calidad. En definitiva, un grito completamente pacífico por una vida digna que hasta ahora se la han negado. Un grito al que no solo se suman los presos, los detenidos, los activistas, sino la comunidad internacional: el propio Parlamento Europeo dio o estuvo entre los finalistas al Premio Sájarov para la Libertad de Conciencia al activista Nasser Zefzafi.

Por lo tanto, señoras y señores diputados, debemos estar preocupados por lo que está ocurriendo en la violación de derechos humanos a miles de kilómetros de Canarias, pero más preocupados deberíamos estar por lo que está ocurriendo en la puerta de nuestro vecino.

Y le voy a dejar los minutos que me quedan al compañero de Nueva Canarias.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Santana.

Paro el tiempo para que el representante, el señor Campos en este caso, por Nueva Canarias pueda finalizar el tiempo.

El señor CAMPOS JIMÉNEZ: Buenos días, señorías.

Un saludo especial a las personas que nos acompañan hoy, que han llegado de distintos lugares del territorio canario, español e incluso europeo. Tenemos a representantes de asociaciones de rifeños de Canarias, miembros de colectivos de rifeños de Gran Canaria, de Tenerife (aplausos), miembros de colectivos de rifeños de Cataluña, de Andalucía, de Madrid e incluso de Holanda. A todos ellos darles la bienvenida y situar a las señorías que aquí se encuentran.

Estamos ante una proposición no de ley que, al margen de consideraciones políticas de un pueblo que lleva siendo sometido durante décadas e incluso siglos por parte de Marruecos, al margen de esa cuestión, la proposición no de ley que traemos hoy fundamentalmente quiere centrarse en el respeto absoluto a los derechos humanos. Unos derechos humanos que históricamente han sido conculcados en una región, la del Rif, que ha tenido pocos lazos identitarios con el gobierno y con el pueblo del resto de Marruecos, pero que, de manera especial, se inicia una revuelta importante por parte del conjunto de la ciudadanía el 28 de octubre de 2016. Ese día, como ya comentaba la portavoz de Podemos, un pescador, en Alhucemas, Mouhssin Fikri, fue triturado por un camión de basura al intentar recuperar la mercancía que la policía marroquí le había retirado, mercancía que servía para poder alimentar a su familia. Estas son las imágenes de Mouhssin Fikri (mostrando una imagen a la Cámara) cuando murió triturado por un camión de basura. A partir de ahí se desencadena una ola de indignación absoluta por parte de toda la población de la zona del Rif. Una demanda, una ola de indignación, que demandaba fundamentalmente inversiones, infraestructuras, mejoras sociales, medidas de lucha contra la corrupción y una mayor participación local en los beneficios de los recursos que se obtenían en esa región. Por tanto, estamos hablando de aspectos fundamentales que cualquiera de nosotros entenderíamos y hemos luchado aquí y en otros territorios del resto del planeta.

Por tanto, esas movilizaciones están absolutamente legitimadas, pero fueron el desencadenante a su vez de una terrible represión por parte de las autoridades marroquíes. Una ola de represión con más de cuatrocientos detenidos, según Amnistía Internacional. Represión y detenciones que van desde los líderes del movimiento del Rif hasta activistas de redes sociales, periodistas y por supuesto, también, simplemente manifestantes. Represión que llevó a la detención y posterior encarcelamiento a penas de más de veinte años, a muchos de ellos. Personas que estuvieron más de seiscientos veinte días en aislamiento durante veintidós horas diarias en celdas individuales, detenciones de niños de hasta seis años de edad. Este es el nivel de represión que se ha sufrido por parte de la población de la zona del Rif en los últimos años.

Dispersión absoluta de los presos de conciencia en todas las cárceles del territorio marroquí. Amnistía Internacional les ha exigido al Parlamento Europeo y por supuesto al Gobierno de Marruecos la liberación inmediata de los presos de conciencia. La mayoría de esas declaraciones que justificaron las detenciones fueron obtenidas mediante torturas y violaciones sexuales. El ministro marroquí llegó, hace aproximadamente unos meses, a asegurar que iniciaría un proceso de investigación ante más de sesenta y seis denuncias de tortura. A día de hoy ni una sola de esas, digamos, investigaciones se ha puesto en marcha.

Por tanto, nosotros, con todos estos antecedentes, y teniendo en cuenta que hablamos de un hecho reconocido por el propio Parlamento Europeo al nombrar en su momento, en el año 2018, al principal activista del movimiento del Rif...

La señora PRESIDENTA: Señor Campos, dos minutos más y concluya, por favor.

El señor CAMPOS JIMÉNEZ: Decía que el principal activista del movimiento del Rif fue finalista del Premio Sájarov, premio europeo a la libertad de conciencia. A esa final llegaron el ucraniano Oleh Sentsov y el rifeño Nasser Zefzafi, veinte años de prisión en este instante. Veinte años a él y a otros muchos activistas simplemente por hacer cuestiones como esta, como exigir la represión en la zona del Rif, por exigir infraestructuras, por exigir universidades, por exigir especialidades oncológicas en una zona que tiene un 75 % superior de casos de cáncer con respecto al resto de Marruecos.

Y por eso es por lo que pedimos en esta proposición no de ley instar al Gobierno de Canarias a manifestar su rechazo a cualquier actuación limitante o represiva del libre derecho de manifestación pacífica en Marruecos y contraria a las disposiciones de la Declaración Universal de los Derechos Humanos; instar al Gobierno de Canarias, para que inste, a su vez, al Gobierno del Estado, a demandar a las autoridades marroquíes la inmediata puesta en libertad de todas las personas detenidas por su participación en las movilizaciones del Rif; y también al Gobierno de Canarias a mantener una postura garantista y vigilante ante las violaciones de derechos humanos en Marruecos.

Decirles que en el Parlamento de Murcia, recientemente, se ha aprobado una proposición no de ley por absoluta unanimidad de todos los grupos parlamentarios en los mismos términos que aquí se establecen, fundamentalmente, sin entrar en otras consideraciones de carácter político, respeto de los derechos humanos, libertad inmediata de los presos de conciencia encarcelados; y a partir de ahí también el reconocimiento al legítimo derecho de la población del Rif a gozar de derechos humanos, de inversiones, de calidad de vida, de infraestructuras, de empleo y también del aprovechamiento de los recursos naturales que se han recogido en su zona.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Campos.

Recuerdo a los asistentes que tienen que abstenerse de hacer manifestaciones a favor o en contra durante los debates. (Rumores en la sala).

Continuamos ahora. No hay enmiendas a esta PNL; por tanto, voy a llamar a los grupos para fijar posiciones. Comenzamos por el Grupo Mixto. Señorías, silencio, por favor.

Señor Ramos Chinea.

El señor RAMOS CHINEA (Desde su escaño): Muchas gracias, señora presidenta.

Dar la bienvenida también a los asistentes y, por supuesto, desde nuestro grupo solidarizarnos con la región del Rif.

Obviamente, desde nuestro grupo rechazamos cualquier vulneración que exista de los derechos humanos, lo hemos hecho reiteradamente durante esta legislatura. Siempre que la Agrupación Socialista Gomera ha debido posicionarse en estos temas, siempre lo hemos hecho del lado de las personas, que se respeten sus derechos en cualquier punto del mundo.

En este tema concreto nosotros esperamos que Marruecos decida abrir e iniciar investigaciones sobre las posibles violaciones de derechos humanos que han sucedido en esta región y, por supuesto, que tome las medidas oportunas.

Como ya le dije, rechazamos cualquier método de violencia, cualquier violación de los derechos humanos y en este sentido esperemos que recapacite y actúe el Gobierno de Marruecos.

Nosotros, en esta iniciativa, nos vamos a abstener, y nos abstenemos simplemente porque no estamos seguros de que estas medidas que se tomen aquí vayan a dar sus frutos, como deberían darlo. Nosotros creemos que lo fundamental es el diálogo, pienso que lo que debe haber es diálogo. Esta postura la hemos tenido, como ya dije anteriormente, en otros temas, como ha sido cuando hemos tratado aquí el de Venezuela, por ejemplo.

Y luego también se dice en el primer punto manifestar, por parte de este Parlamento, manifestar el rechazo a la vulneración de los derechos humanos. Yo creo que se ha hecho reiteradamente desde este Parlamento el rechazo a la vulneración de los derechos humanos, y lo seguiremos haciendo.

Pues reiterar que nuestro voto va a ser la abstención, abogar por ese diálogo entre ambas partes, que se llegue a una solución y, por supuesto, que se respeten los derechos humanos.

Muchas gracias.

(Comentarios desde los escaños).

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Ramos Chinea.

Turno ahora para el Grupo Popular.

Señorías, por favor, cada uno está en su posición legítima de defender lo que estime en esta Cámara y cada uno ejercerla con su voto, señorías.

Ahora Grupo Popular, señora Montelongo.

La señora MONTELONGO GONZÁLEZ (Desde su escaño): Gracias, señora presidenta. Señorías, ciudadanos de Canarias.

Bueno, en primer lugar queremos dejar constancia patente de nuestro compromiso con el carácter universal e indivisible de los derechos humanos y las libertades. También tenemos que decir que todo el derecho derivado que se ha incorporado a nuestro ordenamiento jurídico, como la carta de los derechos humanos de las Naciones Unidas, la Carta europea de los Derechos Fundamentales, vinculada desde el Tratado de Lisboa al cumplimiento por los países miembros de la Unión Europea, y el respeto también a la función que tienen los diferentes Estados y también los organismos de que nos hemos dotado para que estos derechos humanos y libertades estén vigilados y sean un cumplimiento de verdad... Pero, señorías, tengo que decirles que nosotros no somos el Consejo de Seguridad de la ONU ni siquiera somos la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos, tampoco somos el Consejo de Derechos Humanos ni el Tribunal de Justicia. Con ello quiero decirles que nos hemos dotado de instrumentos para que todos los Estados vigilen y luchen por los derechos humanos. Hoy lo digo en un momento en el que toda la comunidad internacional tiene los ojos puestos en Venezuela y, aunque el corazón lo tenemos partido, aunque la desesperación nos coma por dentro, tenemos que hacer las cosas bien, y las cosas tienen que hacerlas los organismos de los que nos hemos dotado, así como los distintos Estados en su política con...

Nada más y muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Montelongo.

Turno ahora para el Grupo Socialista, señor Corujo.

El señor CORUJO BOLAÑOS (Desde su escaño): Gracias, presidenta, buenos días. Buenos días, señorías, buenos días a los representantes de los colectivos.

En primer lugar quisiera también manifestar el apoyo a la defensa de los derechos humanos en España, en Marruecos y en cualquier lugar del mundo, como no puede ser de otra manera, y el rechazo allá donde se produzca la vulneración de los mismos. No obstante, yo coincido en la visión de que el papel de este Parlamento no es ocupar el ámbito de una institución supranacional que se dedique a revisar los procedimientos judiciales en cada uno de los países donde puede entenderse que se producen violaciones de los derechos humanos.

Creo que debemos seguir con atención esta problemática. Creo, sinceramente, que la proposición no de ley se podía haber planteado en unos términos diferentes. Me parece, entiendo, digamos, el fervor con el que defienden estas cuestiones los grupos parlamentarios que las presentan, pero, desde mi punto de vista, se ha pasado de morbosa en esta ocasión -esta es una apreciación absolutamente personal- y además parece no, digamos, apoyar la búsqueda del diálogo sino el planteamiento de ocupar una posición de revisión de la diplomacia del Estado, y yo creo que debemos cerrar filas todas las instituciones democráticas en torno a la defensa de los derechos humanos, pero creo que debemos hacerlo por los cauces que están establecidos y por aquello que tiene encaje en nuestra Constitución y en el Estatuto de Autonomía, que no pone ese encaje, no le da ese papel ni al Gobierno de Canarias ni a este Parlamento.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Corujo.

Turno ahora, para finalizar, del Grupo Nacionalista, el señor Ruano.

El señor RUANO LEÓN: Muchas gracias, señora presidenta.

Señorías, estamos ante un asunto de política interior del Estado, de un Estado vecino, que es Marruecos, en el cual tengo dudas, como señalaba el señor Corujo ahora, de que el planteamiento de la parte expositiva de la proposición no de ley presentada ayude precisamente a la solución judicial ante el recurso que ha planteado Nasser Zefzafi a la condena inicial, en primera instancia. Por tanto, estos asuntos, cuando se tratan, más allá del buen propósito, de la buena dirección que se tiene con que se cumplan las leyes y, en definitiva, se garanticen los derechos individuales de las personas, hay que tratarlos siempre con la perspectiva de que lo importante no es un pronunciamiento concreto de una instancia no competente, como es el Parlamento de Canarias, sino lo importante al final es que haya una solución global para el Rif y una solución puntual para la persona que ha planteado el recurso y que en este momento se sustancia ante los tribunales de Marruecos.

España tiene un magistrado de enlace con el poder judicial de Marruecos, precisamente porque Marruecos, junto con Jordania, es de los países de la Liga Árabe que más niveles de democracia tiene. En ese espacio, así funcionan las cosas.

Por tanto, trabajar en la solución exige decisiones que al final tienen que plantearse de tal manera que en el medio plazo haya una solución específica para esta persona.

Incluso, cuando se invocan referencias al Premio Sájarov, hay que decir que también, en 2017, al final fue la oposición venezolana la que recibió el premio; en este caso, como se señalaba, es un representante ucraniano por la ocupación de Crimea por parte de Rusia.

Y en este momento lo más importante es que el Gobierno de Marruecos ha tomado cartas en el asunto en relación con la problemática social que existe en la zona del Rif y hay una representación específica del movimiento bereber, que está también en partidos concretos que están en el Gobierno, como es el Movimiento Popular, que preside o dirige el señor Laenser. Y ese es el escenario en el cual hay que intentar una solución política y judicial a la situación del señor Zefzafi.

Creo que ahí, en ese escenario, lo importante es que, ante un Estado vecino, respetemos el funcionamiento de sus instituciones. Esperemos, por tanto, que al final ese recurso tenga su alcance y sea reconocido. Y finalmente la posibilidad también de la propia intervención directa del rey en su hipotética amnistía.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Ruano.

Señorías, llamo a votación. (La señora presidenta hace sonar el timbre de llamada a la votación). (Pausa).

Ruego a los servicios, me he quedado sin imagen de la votación en la pantalla que me permite a mí lanzar la votación... Voy a intentar lanzarla. No me sale el hemiciclo... Ahora, ahí sí... Espero, disculpen. Vamos a esperar. No, no la voy a lanzar todavía, no la voy a lanzar todavía hasta que se... Imagino que estarán reseteando el sistema... (Pausa). Vamos a ver si lo podemos arreglar; si no, continuaríamos y haríamos la votación más tarde.

¿Lanzo la votación a ver si...? Vamos a intentar lanzar la votación, aunque no tenga. ¿Vale, señorías? Toqué la campana, estamos en votación. Lanzo la votación, señorías. Comienza. (Pausa).

Señorías, 52 votos emitidos: 11, sí; 26, no y 15 abstenciones.

Por tanto, no prospera esta proposición no de ley presentada.

Muchas gracias, señorías.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/PNL-0678 Sobre violación de Derechos Humanos en la región del Rif.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico