Diario de Sesiones 148/2019, de fecha 30/1/2019 - Punto 33

9L/PNL-0677 PROPOSICIÓN NO DE LEY, DEL GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR, SOBRE SOLICITUD AL GOBIERNO DEL ESTADO EN RELACIÓN CON LA MODIFICACIÓN DE LA LEY ORGÁNICA 5/1985, DE 19 DE JUNIO, DEL RÉGIMEN ELECTORAL GENERAL.

La señora PRESIDENTA: Vamos ahora, señorías, a la PNL-677, del Grupo Parlamentario Popular, sobre solicitud al Gobierno del Estado en relación con la modificación de la Ley Orgánica 5/1985.

Para la defensa de la misma, señor Hernández.

El señor HERNÁNDEZ MIRANDA: Gracias, presidente. Señorías, buenas tardes.

En respuesta a una pregunta formulada el año pasado, perdón, en el año 2017, al Gobierno central, en relación con la modificación operada en la Ley del Régimen Electoral General, del año 2011, referida al artículo 75, sobre los residentes ausentes y particularmente sobre el régimen del sistema de voto rogado, el Gobierno ya puso de manifiesto que, con el paso del tiempo, se había producido un descenso muy significativo en el porcentaje de residentes ausentes que desde que entró en vigor la reforma del año 2011 habían ejercido su derecho al voto. El procedimiento, efectivamente, se había convertido en una tarea mucho más compleja que exigía remitir una solicitud expresa, en vez de limitarse a remitir cumplimentada una documentación, y además se incorporaban unos plazos que en ocasiones y en determinados países dificultaban ejercer este derecho.

Tengamos presente que desde que entró en vigor la reforma, para que los emigrantes españoles residentes en el extranjero y censados en el CERA pudieran ejercer su derecho al voto, el procedimiento se había complicado y alargado, hasta el punto de que las delegaciones provinciales de la Oficina del Censo Electoral ya no enviaban a los inscritos en el CERA un certificado para votar por correo, con las papeletas de los candidatos, los sobres de votación y una nota explicativa al domicilio del votante, sino que, por el contrario, era y es el propio votante el que debía y debe solicitar mediante una petición o ruego -de ahí el voto rogado-, con un formulario administrativo, a la Delegación Provincial de la Oficina del Censo Electoral. Una vez recibida la solicitud administrativa, la Delegación Provincial enviaría todos los papeles necesarios para que el votante pudiera y pueda ejercer su voto, hasta el día de hoy.

Tanto este paso previo administrativo como el depósito del voto debía llevarse a cabo en un plazo determinado y dispuso además dos formas: una, a través del voto por correo certificado y otra, a través de un voto personal en las urnas en las oficinas o secciones consulares donde estuvieran inscritos.

Señorías, es verdad que la reforma operada, la introducción del voto rogado, fue justificada en su momento como un mecanismo para garantizar un mayor control, una mayor transparencia en el voto CERA y con el propósito, además, de evitar el fraude, las manipulaciones y las suplantaciones, pero lo cierto, lo cierto es que la realidad ha sido otra. Señorías, desde que se instauró el voto rogado la participación ha sufrido una caída espectacular, llegando a cifras insignificantes en relación con el censo CERA. Algunos ejemplos los incorporamos en la exposición de motivos. Y así en las elecciones generales del año 2015, por ejemplo en Canarias, sobre un censo CERA de 137 402 electores solicitaron su voto 5776 electores, lo que representa un 4,20 %, y solo finalmente ejercieron su voto 1423 electores, lo que constituyó un 1,04 sobre el total de electores. (La señora presidenta abandona su lugar en la Mesa y pasa a ocupar la Presidencia el señor vicepresidente primero, De la Hoz Fernández).

Los descensos de participación y, en consecuencia, de voto ha sido la tónica común en la mayoría de las comunidades autónomas, con porcentajes de participación que oscilaron entre veinte y treinta puntos porcentuales menos en relación con el sistema imperante antes de la reforma.

Llegados a este punto, y después de la experiencia acumulada, se han alzado voces muy autorizadas, como la de la Junta Electoral Central o la entonces defensora del pueblo, que reconocen y reconocían serias dificultades para que el colectivo de españoles residentes en el extranjero pudiera ejercitar en tiempo y forma su derecho de sufragio activo. Aluden, por un lado, a los plazos del procedimiento y, por otro, a los problemas derivados de los servicios postales de otros Estados, lo que ocasiona retrasos en la recepción de la documentación necesaria para ejercer el derecho al voto.

La conclusión al final es evidente y palmaria: esta reforma, a pesar de sus bienintencionados propósitos iniciales -recordemos que fue una proposición conjunta, Partido Popular, Partido Socialista, Convergència i Unió y Partido Nacionalista Vasco-, ha afectado negativamente a la participación electoral de los residentes ausentes de todo el territorio español y menoscaba de forma grave el derecho de sufragio de todos los españoles residentes en el exterior. La propia Junta Electoral, en acuerdo 261/2016, determinó que dicha reforma conculcaría el artículo 23 de la Constitución.

Por ello se hace imprescindible reformar la ley orgánica bajo determinados principios, siendo el primero y fundamental la eliminación del sistema de voto rogado para los electores residentes en el extranjero en los procesos electorales del Estado español en los que tengan derecho a participar.

Se plantea, igualmente, la necesidad de explorar todas las posibilidades de mejorar la participación electoral de cara al ejercicio del derecho al sufragio, con las mismas garantías que tienen los ciudadanos residentes en España, simplificando el procedimiento y defendiendo, en todo caso y ante todo, los principios de personalidad, transparencia, efectividad y garantizando siempre la identidad del elector.

Señorías, hasta aquí llega la motivación y el contenido de esta proposición no de ley, con el ánimo de suscitar la confianza de todos ustedes. Es verdad que estamos ante una propuesta que se trasladará, lógicamente, al seno de aquel órgano, en este caso institución, Cortes Generales, Congreso de los Diputados, que ahora mismo está debatiendo y estudiando en una subcomisión la reforma de esta ley orgánica. Por tanto, más allá de cualquier otro planteamiento y otras propuestas que pueden ir detallando ya los procedimientos específicos de este sistema o este procedimiento modificado en el año 2011, la idea central y vehicular de esta PNL es plantear ese mandato de esta Cámara, esta propuesta, de eliminar el sistema de voto rogado.

A esta proposición no de ley se han presentado inicialmente dos enmiendas, pero, es verdad, quiero agradecer a todos los portavoces de los grupos que han tratado esta proposición no de ley, particularmente a los buenos oficios del señor Márquez, del señor Corujo y el esfuerzo final que ha realizado también el Grupo Nacionalista, la señora Socorro Beato, para convenir en una enmienda transaccional que aglutine y concilie el espíritu, el espíritu básicamente, de esta proposición no de ley.

La reforma es del año 2011. Es verdad que al tiempo que incorporó el sistema del voto rogado también eliminó la posibilidad de participar a aquellos censados en el listado CERA en las elecciones municipales. Esa era la pretensión del Grupo Nacionalista, pero considerábamos que no era el tema hoy central de esta proposición no de ley. Agradecemos el esfuerzo, repito, para poder sacar hoy una proposición no de ley de manera unánime. Nosotros también como organización política tenemos un detalle y unos procedimientos que vamos a discutir en esa comisión, relativos a las urnas, relativos a la utilización de los consulados, de los Institutos Cervantes, ampliando plazos y desde luego garantizando la identidad del elector cuando vaya a ejercitar su voto, pero, repito, estos son los términos de la PNL. Les agradezco el esfuerzo que han hecho y, por tanto, quedo, en todo caso, sujeto a sus consideraciones y al voto que finalmente estimen oportuno considerar.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Hernández.

Turno del Grupo Nacionalista Canario. Tiene dos enmiendas: una del Grupo Nacionalista y otra del Partido Socialista.

Por parte del Grupo Nacionalista, señora Beato.

La señora BEATO CASTELLANO: Gracias, señor presidente.

Señorías, Coalición Canaria siempre ha defendido el derecho a que los canarios en el exterior puedan ejercer su derecho al voto con plenas garantías y en las mejores condiciones. Nos opusimos frontalmente a la modificación de la ley. En 2010, nuestros representantes, José Luis Perestelo y Ana Oramas, presentaron una enmienda a la totalidad en el Congreso para evitar el voto rogado. ¿Y saben qué pasó?, pues que no prosperó porque votaron en contra el Partido Socialista y el Partido Popular. El tiempo nos ha dado la razón: lo confirman los datos de participación. En los últimos años, cuando incrementa el censo en el exterior, resulta que se reduce drásticamente la participación en las elecciones. Lo advierte incluso un informe de la Junta Electoral Central en el año 2016 sobre las graves disfunciones del sistema del voto rogado.

Además de las dificultades y la precariedad para ejercer el derecho al voto en determinados países, el sistema de voto rogado ha obstaculizado este derecho, hasta el punto de inducir a una auténtica abstención obligatoria a nuestros electores. Se ha cercenado un derecho fundamental de los canarios en el exterior, impidiéndoles votar con garantías.

Los socialistas en el Congreso de los Diputados han presentado una proposición de ley cuyo título nos llama la atención, dice: "para facilitar el derecho al voto en el exterior"; y cabe preguntarse: si ahora es para facilitar, ¿en el 2011, cuando el señor Zapatero aprobó el voto rogado, cuál era la motivación? ¿Hay ahora algún interés que no conocemos?

Miren, se utilizan ahora los mismos argumentos, idénticos argumentos, que Coalición Canaria utilizó cuando pidió que no se implantara este sistema. Nuestro planteamiento no ha cambiado, sigue siendo el mismo, porque defendemos el interés general y no el interés de los partidos. Las leyes no se pueden cambiar según nos parezca que pueden favorecer o no los intereses partidistas, según nos indique la demoscopia. En nuestra enmienda de adición nosotros, como decía el proponente, incorporábamos... se ha incorporado en parte a la transaccional. Aceptamos porque hemos priorizado el acuerdo, porque este, este asunto nos interesa, pero lamentamos que no se haya apoyado que se restituya el derecho al voto en las elecciones locales de las personas residentes en el exterior, tal como pedíamos, porque la modificación no solo incorporó el voto rogado sino, además, los partidos estatales eliminaron la posibilidad de que desde el exterior se pueda votar en las elecciones locales, con el argumento de que no tienen vinculación con los municipios. Nos parece inaudito. Resulta que personas que tienen familia en Canarias, que tienen propiedades en Canarias, que tienen intereses directos en las islas, no pueden elegir a sus alcaldes y, sin embargo, señorías, sí puede hacerlo un ciudadano comunitario.

Debe restituirse este derecho y debe garantizarse que cualquier canario en el exterior pueda votar con garantías, sin trabas, sin limitaciones, eliminar el voto rogado y facilitar un sistema de voto en las urnas en la sede de los consulados. Dar las máximas facilidades para que se pueda votar y restituir ese derecho fundamental también en las elecciones locales, que nunca debió suprimirse. Hay que garantizar el derecho al margen de posiciones o de intereses partidistas, como siempre hemos defendido desde Coalición Canaria. Desde el 2010 en que se intentó esta modificación lo defendimos con los argumentos que ahora se utilizan. Creemos que esos argumentos eran razonables, el tiempo nos ha dado la razón y este derecho debe restituirse, no solo modificando el sistema de voto rogado sino también permitiendo que los ciudadanos del exterior puedan elegir y puedan participar, como garantiza la Constitución, en las elecciones a los ayuntamientos, en las elecciones locales.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora Beato.

Turno del Grupo Socialista, también enmendante de esta proposición no de ley. El señor Corujo.

El señor CORUJO BOLAÑOS: Gracias, presidente. Buenas tardes, señorías.

Tenía pensado empezar de otra manera, la verdad, y me da lástima tener que explicarle a una diputada que sabe perfectamente cuáles son los motivos, en primer lugar, por los cuales se llegó a la solución de establecer el voto rogado, que era para evitar unas situaciones de fraude que se estaban produciendo, y eso usted lo sabe.

En segundo lugar, no tiene ningún sentido que personas que residen en otro sitio decidan a los alcaldes que van a regir la vida diaria de otros ciudadanos que sí que están en esos municipios. Y tiene todo el sentido que ciudadanos del exterior puedan decidir quién va a ser su presidente, que va a tener competencias sobre política exterior. Esto no se lo debe explicar un diputado, porque usted lo sabe. Otra cosa es que usted sí que defienda los intereses partidistas, a saber por qué razón, porque les interesa más que, efectivamente, ciudadanos residentes en otro país elijan a sus alcaldes, porque a lo mejor resulta que a ustedes les ha venido beneficiando más. Aparte de esto, los índices de globalización de residencia en el extranjero son muchísimo mayores ahora que hace siete años, hace ocho años. Eso no se puede negar, son datos globales. Por eso a mí ya digo que me da lástima, en el contexto de una unanimidad que busca la mayor participación en cuanto al derecho al voto, tener que hacerle estas consideraciones y perder mi tiempo de exposición en esta cuestión. Pero, bueno, no es ningún secreto que vemos el mundo diferente. Por tanto, da igual.

Es necesario tomar medidas que fomenten, digamos, que aumenten el derecho de participación de todos los españoles residentes en el exterior, especialmente en estos momentos. ¿Por qué en estos momentos? Durante mucho tiempo este país, por las políticas duras de austeridad, de auténtico austericidio, ha obligado a muchos, jóvenes especialmente, a hacer un exilio económico, y esos jóvenes vienen pidiendo también, entre otros, poder decidir cuáles son las políticas que les van a afectar y poder tener derecho a elegir a su presidente. Por eso me alegro de que ahora el Partido Popular esté también en esta línea, porque yo personalmente le echo gran parte de la culpa de ese gran exilio que ha vivido, entre otras, mi generación.

Bien. Los socialistas tenemos el compromiso de eliminar el voto rogado, lo dijo hace pocos días en su visita a Bolivia el presidente Pedro Sánchez. Además, a pesar de que al principio, durante la negociación, digamos, de esta PNL, hemos tenido ciertas discrepancias, yo tengo que agradecer al proponente, a don Agustín, la capacidad que ha tenido para llegar a un acuerdo y además ha dejado ver que, bueno, que realmente cree en el fondo, a pesar de que hay ciertas discrepancias y particularidades, que tendrá que ser la subcomisión establecida al efecto la que determine la letra pequeña del cómo se hace, cuáles son las maneras, cuáles son los pareceres, porque ya en el mes de octubre se constituyó un grupo de trabajo para definir exactamente la redacción del artículo 75 de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General, que es la que afecta a los ciudadanos españoles residentes en el exterior.

Por tanto, yo creo que es un buen trabajo de esta Cámara haber sacado esta transaccional. Trasladarle a esa subcomisión cuál es nuestro parecer, que efectivamente estamos por que se represente en la nueva redacción la posibilidad de que voten los ciudadanos residentes en el extranjero, pero darles también toda la libertad para que allí negocien y lleguen a sus acuerdos y busquen lo que se considere que es lo mejor para la representatividad de los ciudadanos españoles, los que residen aquí y los que residen en el extranjero.

Por tanto, agradecer nuevamente al resto de los grupos el trabajo, agradecer al proponente su buena voluntad y volver a recordar los verdaderos motivos por los que llegamos a esta situación, que si bien es verdad que tenemos que corregirla, hay que corregirla de la manera que procede y no volver a repetir los mismos errores.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Corujo.

Señor Hernández, simplemente para fijar posición, aunque me ha pasado aquí un texto transado.

El señor HERNÁNDEZ MIRANDA (Desde su escaño): Sí, señor presidente.

Reiterarme en la transaccional, que recoge el espíritu de ambas enmiendas.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias a usted.

Turno del Grupo Mixto, señora Mendoza.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Gracias, presidente.

Bueno, desde Agrupación Socialista Gomera también vamos a apoyar esta iniciativa, porque ha quedado claro que la reforma que se hizo en el 2011 del Régimen Electoral General ha limitado los derechos de participación política de los españoles que viven en el extranjero. Los datos de las últimas elecciones son claros: el nuevo sistema ha dificultado en exceso el voto de los ausentes, por lo que debemos pedir, como tal pide la moción, la reforma de la ley orgánica en las Cortes Generales y facilitar, de una vez por todas, que los españoles que residan en el exterior tengan las mismas facilidades de voto que los que se encuentran en el país.

Y en Canarias, que somos una región históricamente emigrante, quitar todo este tipo de impedimentos es muy importante para que todos aquellos que siguen sintiéndose canarios, a pesar de residir en el extranjero, puedan hacer uso de sus libertades políticas y votar a la opción en este caso que más les represente. Ahora toca, que yo creo que se va a conseguir, un consenso, un consenso en esta Cámara y también un consenso a nivel nacional, para que se pueda cambiar la ley y alzar en este caso un mensaje alto de unidad y claro a las instituciones nacionales, que al final son ellas quienes tienen que modificarla. Ahora bien, no quiero dejar pasar la ocasión para decir que hablamos de un régimen electoral general, una ley que ha beneficiado tradicionalmente al bipartidismo de nuestro país y es una ley que tiene bastantes taras importantes a la hora de la representación democrática, a la hora de que la representación democrática sea más plural, por lo que si se abre un proceso de reforma es justo también que se solucionen muchas de las deficiencias que están en esa ley, que no solo supone el voto rogado.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora Mendoza.

Turno del Grupo de Nueva Canarias, el señor Campos.

El señor CAMPOS JIMÉNEZ (Desde su escaño): Muchas gracias, señor presidente.

Anunciamos también que vamos a apoyar la iniciativa porque se ha llegado a esa transacción. Nosotros diferíamos en algunos aspectos. Por supuesto no apoyábamos en absoluto la enmienda del Grupo Nacionalista Canario, en absoluto. Coincido plenamente con lo planteado por el portavoz del Grupo Socialista. Vivimos durante mucho tiempo cómo, varios días después de terminadas las elecciones, cuando llegaba ese voto de fuera, alcaldías, que los que vivían en ese municipio habían tomado la decisión de quién tenía que representarles, se levantaban y pasaban a otros lugares, aquí y en otros territorios.

Creímos en su momento que fue buena la reforma que se hizo de este sistema, porque no olvidemos por qué se hizo. Yo creo que es fundamental. En Galicia votaban hasta los muertos que habían emigrado, hacía muchísimos años, a otros territorios. Esa era la realidad y por eso grupos tan divergentes en lo ideológico, como puede ser el Partido Socialista y el Partido Popular, fueron capaces de ponerse de acuerdo para intentar frenar una situación de ese tipo. Pero es verdad que el tiempo ha demostrado que ha habido numerosas cuestiones que no han favorecido la participación. Es cierto que hemos pasado de un millón y poco más de votantes inscritos en el CERA a casi dos millones. Por lo tanto, porcentualmente hay ahí una variación. Pero aun así sigue siendo relativamente, o de forma clara, muy farragosa toda la tramitación y estamos de acuerdo en que se busquen mecanismos para acelerarlo, y sobre todo trasladando finalmente ese mandato del Parlamento de Canarias a esa subcomisión en el Congreso, porque, si no, podría dar la sensación de que, como estamos hablando de las elecciones, en este caso autonómicas, también en Canarias a los cabildos, pudiera dar la sensación de que este Parlamento acababa de aprobar que sus ciudadanos que viven en otros territorios podían votar. De esta manera creo que queda claro cuál es el mandato de este Parlamento y dónde está la potestad para modificar este tema.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Campos.

Turno del Grupo Podemos, señor Márquez Fandiño.

El señor MÁRQUEZ FANDIÑO (Desde su escaño): Gracias, presidente.

Vamos a votar a favor y, efectivamente, después de la transaccional encontramos más razones para hacerlo. Creemos que ha mejorado el texto con las incorporaciones que ha hecho el Partido Socialista también.

Es obvio que es en el Congreso, en la Comisión Constitucional, donde se debe debatir este asunto y conviene aclararlo. Lo digo de cara a nuestra política comunicativa, no confundir a la ciudadanía. Hoy el Parlamento de Canarias no está eliminando el voto rogado. Esto es importante que lo dejemos mediamente claro. Nosotros estamos haciendo una petición al Congreso de los Diputados, al Gobierno de Canarias para que, a su vez, inste al Gobierno del Estado. Por tanto, debemos dejar esto meridianamente claro, no sea que haya gente que piense que a partir de hoy no tiene que solicitar el voto rogado y dudo mucho que llegue a tiempo. Si bien es cierto, señores del Partido Popular, que ustedes han tenido siete años para cambiar este asunto. Fue el Partido Socialista quien lo incorpora en el año 2011 y ustedes han estado en el Gobierno y no lo han hecho.

No vamos a volver atrás. Es obvio que una persona, cuando se va fuera, no pierde los derechos constitucionales, derechos que le tienen que permitir poder votar libremente. (Se reincorpora a su lugar en la Mesa la señora presidenta).

Yo simplemente tengo un apunte que hacerle al Partido Nacionalista Canario, al Grupo Nacionalista Canario: ¿qué entienden ustedes por soberanía exactamente? ¿Cómo pueden decir ustedes, en esa enmienda y en este discurso, que las personas que residen en otros países elijan a los alcaldes de los municipios en Canarias? ¿Qué entienden ustedes por soberanía? Es que solo le faltó decir al final que voten por lo menos los que sean de derechas. ¡Solo le faltó eso!

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Márquez.

Hemos concluido todas las intervenciones; por tanto, llamo a votación, señorías. (Suena el timbre de llamada a la votación). (Pausa).

Sí. Comienza la votación. Sí, comienza la votación. (Pausa).

Señorías, 37 votos emitidos: 37, sí, ningún no y ninguna abstención.

Queda aprobada por unanimidad de los presentes.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 9L/PNL-0677 Sobre solicitud al Gobierno del estado en relación con la modificación de la Ley Orgánica 5/1985, de 19 de junio, del Régimen Electoral General.


Parlamento de Canarias · C/Teobaldo Power, 7 · 38002 S/C de Tenerife · Mapa · Tel: 922 473 300 Fax: 922 473 400
Glosario de términos · Mapa de contenidos · Aviso jurídico