Diario de Sesiones 150/2019, de fecha 6/2/2019
Punto 9

9L/PL-0023 DEBATE EN LECTURA ÚNICA. PROYECTO DE LEY DE CREACIÓN DEL COLEGIO PROFESIONAL DE DIETISTAS-NUTRICIONISTAS DE CANARIAS.

La señora PRESIDENTA: En primer lugar, vamos a la PL-23, a la creación del colegio profesional de dietistas y nutricionistas de Canarias.

Interviene el Gobierno para la presentación de la misma por tiempo de diez minutos.

El señor CONSEJERO DE PRESIDENCIA, JUSTICIA E IGUALDAD (Barragán Cabrera): Gracias, señora presidenta.

Permíteme, aunque sea treinta segundos, José Miguel... no, no, ya lo he hecho en el grupo y en el Consejo Político Nacional, lo que podía decirte, pero, simplemente, que sé que es una decisión meditada, que no es que se le ocurriera ayer por la tarde, sino que es un tema meditado, y que sé también que vamos a seguir contando contigo aunque sea como militante de base del proyecto de Coalición Canaria. Y el resto, pues, unirme al resto de las palabras y continuamos, como tú bien decías, con el pleno. (La señora presidenta abandona su lugar en la Mesa y ocupa la Presidencia el señor vicepresidente primero, De la Hoz Fernández).

En septiembre del año pasado, señorías, adelanté en este mismo pleno la voluntad política del Gobierno por traer aquí, como en efecto hacemos hoy, los proyectos de ley que crearan los colegios profesionales de dietistas-nutricionistas, del que hablaré a continuación, y también el de terapeutas ocupacionales. Entonces expliqué, y hoy quiero recordarles, que son iniciativas que sufrieron largas demoras en periodos anteriores a nuestra gestión y que, desde que comenzó la actual etapa de esta legislatura, se impulsó sin descanso al considerar prioritario dar satisfacción por fin a la legítima pretensión de estos colectivos. Hoy cumplimos esa promesa y a partir de ahora todos los grupos de esta Cámara -por lo que he visto es por lectura única- podrán mejorar, si se quiere, si queda algún aspecto, la redacción del texto en el transcurso del debate con las aportaciones que ustedes consideren convenientes.

La legislación vigente conforma la profesión de dietista-nutricionista como profesión regulada, cuyo ejercicio requiere estar en posesión del correspondiente título oficial de grado, y en nuestra comunidad un grupo organizado, a través de la Asociación de Dietistas Diplomados de Canarias -Addecan-, formalizó la petición de creación de un colegio profesional que los agrupe en el ámbito territorial del archipiélago para contar con una organización que vele por los intereses públicos asociados a los aspectos propios de la alimentación, nutrición, dietética y salud. Y así, al amparo de lo establecido en el artículo 109 del Estatuto de Autonomía y de la Ley territorial 10/1990, de 23 de mayo, de Colegios Profesionales, y su reglamento, hemos considerado oportuna la creación del colegio profesional.

La propia Addecan fija como su cometido principal con la sociedad la intervención en los campos de la nutrición, dietética, dietoterapia y salud pública, a fin de mejorar la calidad de vida de las personas en las distintas etapas de su vida, ya sea en la salud o en la enfermedad, que da una dimensión de la importancia y trascendencia de esta profesión para nuestra sociedad.

Y, por lo tanto, señorías, en este sentido, en el colegio profesional se integrarán quienes, con la titulación suficiente, quieran desarrollar la actividad de dietistas-nutricionistas como profesionales colegiados, además de regular su ordenación, representación y defensa desde la perspectiva del interés público, que deberá asumir el cumplimiento de las leyes de transparencia en lo relativo a sus actividades sujetas a derecho administrativo.

El texto que hoy traemos es respetuoso con los principios de necesidad, eficacia y proporcionalidad, en tanto que la creación del colegio profesional de dietistas-nutricionistas de Canarias se halla justificada por una razón de interés general, ya que, como corporación de derecho público de adscripción voluntaria, no solo representará y defenderá los derechos de las personas profesionales colegiadas, sino que tutelará y protegerá los intereses y derechos de las personas consumidoras y usuarias de los servicios que ofrezcan aquellas.

Además, la norma es coherente con el resto del ordenamiento jurídico, creando un marco normativo estable, predecible, integrado, claro y de certidumbre, y su objeto se encuentra claramente definido, cumpliendo así los principios de seguridad jurídica, transparencia y eficiencia.

Y, asimismo, con carácter previo a la redacción del texto legal, se sustanció el trámite de consulta pública previa y, una vez elaborado el texto, se sometió a los trámites de información, audiencia pública, en cumplimiento de la Ley Orgánica 3/2007, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres, y la Ley 1/2010, de igualdad entre mujeres y hombres, al integrar en su redacción este principio de igualdad entre mujeres y hombres.

Se trata, en definitiva, del cumplimiento por parte del Ejecutivo canario de las expectativas legítimas del colectivo de dietistas-nutricionistas. Con la creación de este colegio profesional creo, señorías, que se fortalecerá no solo esta profesión en nuestro ámbito sino la sociedad canaria en su conjunto.

Nada más y muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor consejero.

Turno del Grupo Mixto, por tiempo de cinco minutos.

El señor RAMOS CHINEA: Muchas gracias, señor presidente.

Bueno, yo quiero comenzar mi intervención agradeciendo a la Asociación de Dietistas Diplomados de Canarias que hayan impulsado la creación del colegio profesional de dietistas-nutricionistas a través de la ley que aprobamos hoy. Una ley por la que debemos estar de enhorabuena, porque otro colectivo de titulados canarios consigue obtener el reconocimiento a la valía profesional de sus miembros y el respaldo institucional que merecen.

Con la aprobación de esta ley, los miembros de Addecan y todos los nutricionistas y dietistas de Canarias podrán contar con el respaldo que supone un colegio profesional que vele por un código deontológico de la profesión, que dirima conflictos y los represente ante las administraciones públicas de todo nuestro archipiélago. Un colectivo que debe contar con todo nuestro apoyo para que ayude al esfuerzo que hace la sanidad pública para corregir los graves problemas nutricionales que sufrimos en Canarias, una de las regiones de Europa con más sobrepeso y obesidad, incluso entre nuestros jóvenes.

Y para paliar esta situación se requiere de profesionales entregados y capaces, que trabajen para que los canarios tengamos una correcta alimentación, equilibrada y sana y desterremos los hábitos nutricionales no saludables.

También con esta ley permitimos que puedan ejercer su labor con garantías y salvaguardando sus derechos y por eso la creación de este colegio profesional permitirá que la opinión de estos expertos se oiga más alta y clara, además de que podrán defender a sus miembros y ordenar el ejercicio de su profesión. Una profesión que hoy en día, a pesar de su importancia, está en peligro, porque tienen que convivir con las malas praxis y la publicidad engañosa de quienes, sin estar titulados, ofrecen dietas milagro y remedios dudosos contra la obesidad.

Por eso, con esta ley no solo ganan los nutricionistas y dietistas de Canarias, también ganamos los canarios, porque el propio colegio nos protegerá de quienes juegan con nuestra salud sin estar preparados y porque los canarios sabremos a quién dirigirnos con confianza si buscamos a un profesional que nos ayude.

La propia ley lo establece en su exposición de motivos: se dota a los nutricionistas y dietistas de una organización capaz de velar por los intereses públicos asociados a los aspectos propios de la alimentación, nutrición, dietética y salud, lo que implica que la creación del colegio también conlleva responsabilidades.

Y aprovecho para pedirles a los miembros de Addecan que continúen con su compromiso con los canarios y ahora que van a hacer la comisión gestora, que hagan los estatutos del nuevo colegio. Les pedimos que hagan un ejercicio de integración y abran las puertas a todos los titulados, nutricionistas y dietistas, incluso a los que ahora no son parte de esa asociación, porque sumando avanzan más rápido, tendrán más presencia y por supuesto muchísima más fuerza. Una integración que debería ser obligatoria para que esta profesión sanitaria, destinada a las personas, tenga las máximas garantías, un aspecto en el que trabajaremos para impulsar un cambio en la normativa estatal.

Por último, termino como empecé, dándole las gracias a la Asociación de Dietistas Diplomados de Canarias, pero también dándole la bienvenida como colegio profesional, y diciéndoles que no perdamos el contacto y que vengan a esta Cámara cuando lo necesiten para hacer valer sus derechos. Estoy seguro de que todos los grupos parlamentarios de los próximos años estarán más que dispuestos a ayudarles en lo que necesiten.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Ramos Chinea.

Turno del Grupo de Nueva Canarias, señor Rodríguez, don Pedro.

El señor RODRÍGUEZ PÉREZ: Muchas gracias, señor presidente. Señorías, señor consejero.

El dietista-nutricionista es un profesional de la salud, con titulación universitaria, reconocido como un experto en alimentación, nutrición y dietética, con capacidad para intervenir en la alimentación de una persona o grupo desde los siguientes ámbitos de actuación: la nutrición en la salud y en la enfermedad, el consejo dietético, la investigación y la docencia, la salud pública desde los organismos gubernamentales, las empresas del sector de la alimentación, la restauración colectiva y social.

En todos los lugares donde una adecuada alimentación puede ayudar a mejorar la calidad de vida, los dietistas nutricionistas enseñan, investigan, valoran, guían y aconsejan.

La profesión de dietista-nutricionista lleva implícita en su ejercicio la educación alimentaria y nutricional en cualquiera de los campos donde es posible ejercerla.

La Conferencia de Decanos de las universidades españolas que imparten la titulación de Nutrición Humana y Dietética, junto con la Asociación Española de Dietistas-Nutricionistas, en un documento de consenso firmado en Barcelona el 26 de octubre de 2005, describe seis ámbitos de actuación del dietista-nutricionista: el ámbito clínico, el ámbito comunitario de salud pública, el de restauración colectiva, en la industria, docente y el ámbito investigador.

En América y Europa la figura del nutricionista-dietista es ampliamente reconocida y dispone de una larga historia en el ejercicio de su profesión. En la mayor parte de los países miembros de la Unión Europea existe una corporación de derecho público que regula la actividad de los nutricionistas-dietistas, garantizando a la sociedad una atención sanitaria de calidad, científica y asistencial.

En contraste, en España la figura del nutricionista-dietista con formación universitaria es muy reciente, por lo que no solo es necesaria la creación de puestos de trabajo en instituciones públicas y privadas para desempeñar sus funciones en los distintos ámbitos que ofrece la nutrición aplicada, sino que además es fundamental la organización de la profesión a través de corporaciones de derecho público como lo son los colegios profesionales, los que permiten organizar y ordenar la profesión, así como velar por la salud de la ciudadanía en las prestaciones sanitarias relacionadas con la nutrición y dietética, evitando así planteamientos paracientíficos, intrusismo profesional, sensacionalismos y conceptos erróneos que tanto daño hacen, en congruencia con los intereses generales de la sociedad.

Actualmente, en el sistema sanitario español hay un creciente colectivo de profesionales cualificados y especializados en nutrición aplicada, formados en más de dieciocho universidades, en las que se imparte actualmente la titulación oficial de Nutrición Humana y Dietética. Permítanme que recuerde aquí, en este Parlamento, que en Canarias una de las universidades que la imparten es la Universidad Fernando Pessoa Canarias, que se encuentra en mi municipio, en Santa María de Guía.

Desde Nueva Canarias, apoyamos la creación del colegio profesional de dietistas-nutricionistas en el ámbito territorial de esta comunidad autónoma, que servirá para dotar a estos profesionales de una organización capaz de velar por los intereses públicos asociados a los aspectos propios de la alimentación, la nutrición, la dietética y la salud individual y colectiva de los ciudadanos.

Finalizo felicitando a la comisión gestora, a la Asociación de Dietistas Diplomados de Canarias por el trabajo realizado, y desde mi Grupo Parlamentario de Nueva Canarias les deseamos muchos éxitos en esta nueva andadura.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Rodríguez.

Turno del Grupo Podemos, señor Márquez Fandiño.

El señor MÁRQUEZ FANDIÑO: Gracias, presidente.

Es una buena iniciativa, la vamos a apoyar. Creemos, además, que en una situación como en la que se encuentra Canarias, donde tenemos problemas de sobrepeso, un consumo desmedido de productos azucarados, de bollería industrial, que afecta terriblemente a nuestra salud y, por tanto, a la calidad de vida de los canarios, sino que también afecta a nuestro servicio sanitario público, bueno, podría ser mucho más efectivo si los nutricionistas, los dietistas, tienen mayor capacidad de actuación sobre la población para prevenir en materia de salud y para poder hacer políticas activas que mejoren nuestra calidad de vida y que hagan nuestro servicio sanitario más eficiente. También para evitar el intrusionismo que existe en torno a los dietistas y nutricionistas. Creo que el hecho de que estén colegiados va a significar un avance para que personas que no tienen la formación, que no tienen realmente estudios no puedan dedicarse a esto y generar un daño a la sociedad en muchos casos irreversible.

Por tanto, vamos a apoyar la iniciativa, creemos que es oportuna y nos alegramos de que así sea, y damos un saludo y agradecimiento también a los profesionales que han impulsado la creación del colegio profesional.

Vamos a tener más tiempo, seguramente, de debatir sobre este asunto y, como estamos de acuerdo en todo lo que se ha dicho, simplemente aprovecho el tiempo que me queda para dirigirme también al señor Ruano, no vaya a ser que piense que no le digo nada. Y, bueno, contar una anécdota, si me permite el presidente. Cuando llegué a esta Cámara, una periodista me preguntó, en una de las primeras entrevistas, que con quién no me tomaría nunca un café y yo respondí que con el señor Ruano. Me equivoqué, me equivoqué tremendamente, y esos prejuicios que muchas veces le cambian a uno cuando se da cuenta de que la parte humana es muy importante en política y que los demócratas nunca podemos dejar eso de lado. No solo me he tomado muchos cafés sino que pretendo seguir tomándomelos contigo, José Miguel. Y decirte que para mí ha sido un honor, desde las diferencias ideológicas, en algunos casos antagónicas, para mí ha sido un gran honor compartir esta legislatura contigo y ahora que ninguno de los dos vamos a estar en el Parlamento tenemos mejores excusas para vernos y seguir tomando café.

Muchas gracias.

(Aplausos).

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Márquez.

Turno del Grupo Popular, señor Gómez.

El señor GÓMEZ HERNÁNDEZ: Muchas gracias, presidente.

También desearle lo mejor -ya lo he hecho en privado- al señor Ruano en su nueva andadura, en lo profesional y en lo personal, todo lo mejor de mi parte y ya lo ha hecho mi grupo parlamentario.

Bueno, vamos a tratar de poner en valor, de empoderar hoy la figura de los nutricionistas y dietistas. Y vamos a tratar de hacerlo de la mejor manera que podemos hacerlo los portavoces de sanidad de cada uno de los grupos parlamentarios, que es tratando de explicar cómo pueden afectar a la sociedad y cómo pueden mejorar nuestra sociedad. Voy a tratar de hacerlo de una manera sucinta, muy rápida.

Los dietistas y nutricionistas abarcan un amplio espectro dentro de nuestra vida diaria: la figura del dietista comunitario o de salud pública, el dietista de restauración colectiva, el dietista de la industria, el dietista docente, el dietista investigador... Voy a tratar de extractar un poquito de cada uno de ellos.

El dietista clínico, por ejemplo, fundamental para la recuperación del paciente en tanto en cuanto reduce los tiempos de estancia hospitalaria y acelera la recuperación de los pacientes. Y un sinfín de funciones dentro del ámbito hospitalario, en unidades de hospitalización, en consultas externas y atención primaria, que nos hace, indudablemente, mejorar el sistema.

El dietista del ámbito comunitario y de la salud pública, en el ámbito de nuestra comunidad autónoma, teniendo la vigilancia nutricional de colectivos potencialmente vulnerables, como puede ser población de riesgo, niños, ancianos y demás.

En la vertiente de la educación sanitaria y nutricional, como hemos dicho, con una comunidad autónoma con ingentes problemas de diabetes y de obesidad. (Abandona la Presidencia del señor vicepresidente primero, De la Hoz Fernández, y le sustituye la señora vicepresidenta segunda, Tavío Ascanio).

Sin lugar a dudas, la figura del dietista comunitario nos ayudará a mejorar estas ratios: elaborar guías alimentarias, protocolos de consenso, cursos sobre alimentación, diseño de material formativo, diseña e interviene en la nutrición comunitaria de áreas de salud, de educación, de justicia, de bienestar social...

El dietista en el ámbito de la restauración colectiva, participando en temas de calidad y seguridad alimentaria, elaborando guías de buenas prácticas, de menús, elaborando dietas especiales, controlando y gestionando la calidad y el emplatado de los alimentos.

El dietista en el ámbito de la industria, asesorando en temas alimentarios, impartiendo formación personal a las personas que trabajan en las empresas.

Y, por último, la vertiente del dietista docente, a través de la formación reglada, formación continua, elaborando diversos materiales que, como he dicho, nos ayudarán a educar mejor a nuestros menores y a tener suficiente capacidad para discernir qué es bueno, qué es malo, qué es saludable para su alimentación y qué no.

Por tanto, señorías, motivos más que suficientes como comunidad autónoma para tener ya un colegio profesional de dietistas y nutricionistas. En otras comunidades autónomas y en otros países esta figura está más que recogida y amparada en su ordenamiento, logrando sinergias que han provocado numerosas mejoras en el sistema sanitario y en la calidad de vida de sus ciudadanos.

Por tanto, estamos a favor, indudablemente, de la creación de este colegio profesional. Vertientes en que se pueden aprovechar, además, tenemos varias, además de la rama sanitaria, otras vertientes en las que se pueden ver apoyados los nutricionistas y dietistas y que tienen que ser vertebradas a través de la Administración, como la utilización y elaboración de los menús escolares. Es de importancia capital la formación de estos escolares para nuestro bienestar futuro. Los datos de obesidad y diabetes dentro de nuestra comunidad autónoma, como hemos dicho, justifican su creación.

En cualquier caso, es bueno que los profesionales del sector se sientan amparados y reflejados por este futuro colegio profesional, que servirá además para que, de algún modo, se vean apoyados, creen sinergias, que se conozcan entre ellos y que entre todos nos hagan partícipes de la importancia de la dieta saludable y de una alimentación equilibrada para nuestro bienestar futuro.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Pasamos a la intervención del Grupo Parlamentario Socialista. Tiene la palabra el señor diputado don Marcos Francisco Hernández Guillén.

El señor HERNÁNDEZ GUILLÉN: De forma breve para no ser reiterativos.

Desde el Grupo Parlamentario Socialista, lógicamente, entendemos la oportunidad y lo oportuno de esta presentación, lógicamente, de la creación del colegio profesional de dietistas y nutricionistas de Canarias.

Me parece que, en fin, ejercen una labor primero de control y luego de asesoramiento, y eso sí que viene bien en esta tierra canaria. Por tanto, un colegio no solo para la defensa de los intereses de los profesionales, que de por sí ya es importante, sino, sobre todo, para la mejor protección de los intereses de los consumidores, y ahí sí que está inmiscuido el conjunto de los ciudadanos.

Un colegio profesional que, además, permite, entre otras cosas, participar en planes de estudio, que nos permite, digamos, debatir entre profesionales y clientes, luchar contra el intrusismo profesional -una tarea en que no voy a profundizar porque ya lo han planteado- y, sobre todo, también impedir una competencia desleal en una materia tan sensible como esta.

Podemos comprobar que no son pocas las atribuciones que tiene un colegio profesional, en este caso de dietistas y nutricionistas. Podría resaltar el papel del dietista-nutricionista en servicios de alimentación como la comida para niños y jóvenes, en guarderías, en colegios, para adultos, en lugares de trabajo y prisiones, para discapacitados, personas de edad avanzada, personas enfermas y que necesitan una asistencia sanitaria. Y aquí, además, como portavoz de sanidad, quería incidir en esta cuestión en particular.

Quiero aquí resaltar la labor que realizan los profesionales, especialmente en los centros hospitalarios, y que tienen un valor intrínseco en la recuperación de la salud. Seleccionar una correcta y óptima ingestión de alimentos con base en las diferentes patologías evidentemente es determinante como factor de salud; o prestar una atención personalizada a pacientes con patologías que requieran una alimentación individualizada por las características propias de la patología, con lo que ello conlleva.

Nuestro sistema público de salud debería contar aún más con estos profesionales. Yo creo que esa debería ser también otra cuestión que deberíamos tener clara en el día de hoy y, por tanto, que se establezca, de forma más organizada, la presencia de estos profesionales en nuestro sistema público.

La sociedad canaria necesita de estos profesionales y, además, ejerciendo una labor pedagógica frente a los problemas derivados de una población infanto-juvenil con problemas derivados del sobrepeso o de la diabetes, como bien decía el señor Gómez. Por tanto, sí que tienen un papel específico.

Y para finalizar, simplemente, para no ser reiterativo en algunas consideraciones, decir que además espero y deseo que la creación del colegio profesional de dietistas y nutricionistas también sirva como palanca, como herramienta, como muro de confrontación a un tema que en el Grupo Parlamentario Socialista siempre hemos planteado, que es el problema derivado de los productos ultraprocesados y de las bebidas azucaradas. Yo creo que es el momento de que también estas personas, que se han pronunciado en muchos momentos, sean también colaboradoras para que de verdad, de una vez por todas, un impuesto a este tipo de productos repercuta satisfactoriamente en la salud del conjunto de los canarios.

Muchísimas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): En nombre del Grupo Nacionalista Canario, tiene la palabra la señora diputada doña Socorro Beato Castellano.

La señora BEATO CASTELLANO: Gracias, señora presidenta.

Desde el Grupo Nacionalista felicitamos a los profesionales de la Asociación de Dietistas Diplomados de Canarias -Addecan-, que ha impulsado la creación de este colegio.

En Canarias los dietistas-nutricionistas están representados por esta asociación, cuyo objetivo es velar por los intereses de la ciudadanía y sus asociados en materia de alimentación, nutrición y dietética. Cumplen una indiscutible labor social directamente relacionada con el campo de la salud. Sus cometidos son la intervención en los campos de la nutrición, la dietética, la dietoterapia y la salud pública, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de las personas. Por ello, resulta oportuna la creación de un colegio profesional que integre a los titulados que ejercen esta actividad, además de regular la ordenación, la representación y la defensa de sus intereses. Con la creación de este colegio no solo va a permitirse esa adecuada defensa de sus intereses sino además proteger los intereses y los derechos de los consumidores y usuarios.

Y sobre todo el colegio les va a permitir reforzar la lucha contra el intrusismo, porque es una realidad que existen distintos perfiles profesionales que no tienen que ver con el mundo de la nutrición que están ejerciendo en este campo y ofreciendo sus servicios, sin los controles adecuados o sin la titulación oportuna.

En Canarias los datos de sobrepeso y de obesidad son preocupantes, y sobre todo son preocupantes en lo referido a la obesidad infantil. Y esto tiene mucho que ver con la alimentación, con la nutrición y con el modo de vida de la población y de cómo la alimentación incide directamente en la salud.

Estos profesionales pueden jugar un importante papel si se consigue que la población los llegue a percibir como profesionales de referencia en este campo. Sabemos que con este objetivo están manteniendo distintas reuniones con el Servicio Canario de Salud, concretamente con la Dirección General de Recursos Humanos del Servicio Canario de la Salud, y esperamos que esas reuniones y esas conversaciones puedan llegar a buen puerto. Y también con la Consejería de Educación, por el papel que el asesoramiento de estos profesionales puede tener, importante, en la nutrición y en los colegios.

A partir de ahora será la comisión gestora constituida por la asociación Addecan la que tome el testigo para aprobar los estatutos y convocar la primera asamblea constituyente del colegio.

Con esta ley se da un espaldarazo a la profesión para evitar, como decíamos, el intrusismo e incrementar el conocimiento entre la población canaria y la consideración social de esta profesión, para que puedan convertirse en este campo en profesionales de referencia.

Les damos la enhorabuena y les deseamos mucha suerte en la andadura futura del colegio profesional.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Tavío Ascanio): Señorías, pasamos a la votación del texto.

(La señora vicepresidenta segunda hace sonar el timbre de llamada a la votación).

(Se reincorpora a su lugar en la Mesa la señora presidenta).

La señora PRESIDENTA: Ocupen sus escaños, señorías. Comienza la votación del conjunto del texto. (Pausa).

41 votos emitidos: 41, sí, ningún no y ninguna abstención.

Queda, por tanto, aprobado por unanimidad de los presentes este debate de lectura única de la creación del colegio profesional de dietistas y nutricionistas de Canarias.

Más información
Otros formatos
  • Formato PDF Formato PDF
Iniciativas tratadas
  • 9L/PL-0023 Sobre De creación del Colegio Profesional de Dietistas-Nutricionistas de Canarias.