Diario de Sesiones 157/2019, de fecha 13/3/2019
Punto 13

9L/PNL-0691 PROPOSICIÓN NO DE LEY, DEL GRUPO PARLAMENTARIO PODEMOS, SOBRE VIOLENCIA SEXUAL Y ACOSO HACIA LAS MUJERES.

La señora PRESIDENTA: Vamos a la PNL-691. Para la defensa de la misma, el Grupo Parlamentario Podemos. ¿Quién la defiende? Parlamentario Podemos, ¿quién defiende la PNL?

Señora del Río.

La señora DEL RÍO SÁNCHEZ: Hola, buenas tardes. Perdonen, es muy tarde ya y hoy ha sido un día muy largo y muy complicado.

Voy a intentar ser breve en esta proposición no de ley y les voy a contar básicamente de qué va. Algunos de ustedes ya la conocerán porque se ha presentado en algunos municipios, ayuntamientos y cabildos.

Y antes que nada quiero agradecer a las personas que la han trabajado y que la han hecho posible: al colectivo Canarias Underground, que no pueden estar aquí pero son los impulsores de esta proposición no de ley, y en este caso para transformarla de moción, como estaba, a proposición no de ley; al círculo feminista de Gran Canaria, de Las Palmas de Gran Canaria, que ha sido su primer trabajo, en colaboración con Canarias Underground, para hacer una proposición no de ley, y les agradezco mucho el esfuerzo, porque de eso se trata, de que los colectivos trabajen y de ellos salgan también, nos vayamos nutriendo los parlamentos.

Aunque, insisto, no me quiero extender mucho, pero estamos a pocos días de lo que fue el 8M, esa tremendísima movilización que nos ha enorgullecido a tantas por lo que significa de respaldo popular que hay detrás de mujeres y hombres trabajando por un mundo más justo y más igualitario, y como estamos hablando de violencias sexuales y de prevención, entre ellas, y de acoso sexual y laboral hacia las mujeres también, es importante reconocer esos esfuerzos y visibilizar lo que significa un cambio además de mentalidad muy potente en este siglo XXI, que se está claramente... yo creo que ya este manifiesto, que es el siglo de las mujeres, que va a ser el siglo de la igualdad y que estamos en el camino.

Y yo hago un llamamiento a este Parlamento por algo que nos preocupa mucho y al final de la legislatura con más razón, porque cuando llegamos, sobre todos las que éramos novatas, teníamos muchísima ilusión, y lo hemos hablado muchas veces. Aprobar una proposición no de ley, yo recuerdo la primera, llena de nervios, de emoción, casi llorando cuando por fin pudimos transar lo que era más difícil. Recuerdo que el señor Ruano tuvo un gran detalle en el último momento para consensuar y nos parecía que habíamos conseguido, no sé, descubrir América o algo así. Nos parecía algo maravilloso y nos emocionaba. Ahora lo decimos de otra manera, con mucha más decepción, cuando vemos que una y otra, proposiciones no de ley que se han aprobado en esta Cámara, no se cumplen y no se ponen en funcionamiento. Y eso nos entristece porque nos parece que estamos engañando a la ciudadanía. Aquí estamos ahora sesenta personas, parlamentarias y parlamentarios, en la próxima legislatura habrá setenta, y estamos aquí para hacer un trabajo, para presentar iniciativas y para controlar al Ejecutivo y exigir que se cumplan.

No podemos seguir mintiendo a la ciudadanía, haciendo un teatrillo aquí de que se aprueban cosas y no se cumplen, y es nuestra obligación exigir el cumplimiento. Y yo espero que esta, que espero que se apruebe por lo que hemos hablado con algunas fuerzas y que vaya para adelante, de verdad que la hagamos realidad, que la hagamos como mínimo tan realidad como la están haciendo los ayuntamientos donde se ha aprobado, y se han comprometido y han empezado a poner en marcha estas medidas.

Creo que es de sentido común. Otra vez no estamos pidiendo nada que no esté en nuestras leyes de alguna manera o en los convenios internacionales. Se trata de materializarlo y se trata de darle respuesta a un problema que es tan grave como el acoso y las violencias sexuales, que son una realidad muy dolorosa en la vida cotidiana, de todas las mujeres y de todas las niñas del mundo, y es curioso porque este es un problema que afecta al primer mundo, al segundo, al tercero, a Europa, a África, a Asia, es decir, las mujeres son... ¿Saben cuántas -en España-, cuántas violaciones hay diarias?, ¿cuántas se denuncian?: tres al día. ¡Es muy fuerte! Sí, de los datos que estamos hablando. Tenemos situaciones muy complicadas. Y cuántos acosos sexuales en el trabajo y en muchos sitios. Es decir, estamos hablando de cifras serias y creo que vale la pena que hagamos un esfuerzo. (Abandona su lugar en la Mesa la señora presidenta. Ocupa la Presidencia el señor vicepresidente primero, De la Hoz Fernández).

De todas maneras, hablamos de cifras pero tenemos un problema, y es en una de las cosas que más incide esta proposición no de ley: que las cifras de las denuncias esconden también su verdadero, esconden su verdadero alcance debido a la ausencia de estudios institucionales que muestran una foto detallada del problema de violencia sexual. Tenemos una tremenda falta de datos. Según el informe presentado por Eurostat, España se sitúa en el número 26 entre los 36 países en los que se recogen datos con finalidades estadísticas. En la comparación de España con países como Suecia, con amplias políticas en materia de igualdad de género, la tasa de denuncia se sitúa en 18,6 denuncias por cada 100 000 habitantes, frente a las 120 000 en el caso sueco; es decir, en países donde la sensibilización, visibilidad e intolerancia a las violencias machistas es mayor, también es mayor el número de denuncias. Y esto nos hace recordar tiempos pasados, recuerda el tiempo de nuestras madres, de nuestras abuelas, que apenas había denuncias. No es que no hubiese abusos sexuales ni violencia, es que ni siquiera éramos conscientes de que se podían denunciar determinadas violaciones y había mucho miedo. Estamos en otro momento y hay que señalarlas y hay que ponerlas de manifiesto.

En el 2015, el Comité de Naciones Unidas para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer amonestó públicamente a España por la falta de colaboración del Estado en la visibilidad de las agresiones machistas y le exigió un plan que recogiera datos estadísticos sobre la violencia doméstica y sexual, desglosados por sexo, edad, nacionalidad y relación entre la víctima y el autor. En 2019, se sigue sin ofrecer estos datos, de lo que se deduce que el Estado español no está siguiendo las recomendaciones en la lucha contra las violencias machistas, evitando dar una respuesta al comité a pesar de haber ratificado en 2014 el Convenio de Estambul y la lucha contra la violencia a las mujeres. Aquí, ya saben que además en nuestra ley canaria fue adaptado el Convenio de Estambul y aprobado en marzo de 2017, justo hace dos años ahora.

Además, en julio del 2017, doscientas cincuenta organizaciones feministas presentaron el informe denominado Sombra, en el que se pone de manifiesto la necesidad de contar con una estructura para la recogida y tratamiento de los datos, así como con una metodología compartida, y al mismo tiempo solicita al Estado español que contabilice en sus estadísticas por violencia de género también los asesinatos de mujeres con móvil sexual, por hombres desconocidos, cercanos, o víctimas de redes organizadas, con objeto de integrarlos en las cifras oficiales de asesinatos machistas. Ven que hay una diferencia entre los datos oficiales, que nosotros en Canarias ya, afortunadamente, estamos empezando a recoger. La ley de violencia de género del 2004, pendiente de modificación, solamente reconoce como violencia de género los asesinatos machistas que están ocasionados por pareja o expareja y no reconoce todos los demás; nosotros ya los incluimos, como así nos lo pide el Convenio de Estambul. Por eso, desafortunadamente y tristemente, en este año, en lo que va de año, en marzo, tenemos tres asesinatos, tres mujeres asesinadas en Canarias por violencia machista, aunque en los datos oficiales no estén incluidas las tres.

Nuestra comunidad autónoma dispone de dos herramientas importantes: la Ley 16/2003, que fue la que modificamos hace dos años, y la Ley Canaria de Igualdad del 2010. En ellas, en los textos, se regula la atención integral de prevención y protección de las mujeres contra la violencia de género, en la que se especifica: tendrán carácter preferente las actuaciones dirigidas a prevenir las posibles situaciones de riesgo de violencia, así como intervenir sobre las causas familiares, laborales, sociales, culturales y económicas que puedan, en determinados casos, favorecer su existencia. Por tanto, en la línea de la obligación establecida en esta materia en la ley del 2003, es preciso desarrollar actuaciones para la detección en situaciones de riesgo o violencia contra las mujeres en el espacio público que impidan su plena incorporación a la vida social.

Hablamos, y hace poco... bueno, llevamos casi dos años hablando de este tema, de la necesidad de poder salir a la calle sin miedo, de ese susto -contaba una compañera- de ir con la llave cogida, con el móvil y de tener que... cuando llegara a casa dice, "ay, llegué, llegué bien", y estar asustada, esperar que el taxi se quede hasta que abra la puerta. Las mujeres no podemos seguir saliendo a la calle teniendo miedo y por eso vamos a reivindicar, y en los puntos que vamos a pedir uno de ellos es que vamos a reivindicar una Canarias libre de violencia machista y hacer todos los esfuerzos para que todo el archipiélago, cada una de las islas, cada uno de los municipios, estén liberados de esa presión y seamos vanguardia en ese sentido.

No me voy a extender más, voy a ir directamente a los puntos de la proposición no de ley. Y sí les adelanto ya que hay dos enmiendas que las vamos a aceptar, tanto la del Grupo Socialista como la del Partido Popular.

Les cuento cuáles son los puntos, porque son varios datos, y uno muy importante, que es muy vistoso y que ya se ha puesto de manifiesto en algunos municipios. Son esos puntos de información, esos llamados puntos violeta, que deben de estar en las fiestas, en carnavales, en las verbenas, donde las mujeres que se sientan un poco asustadas, con riesgo, las niñas, los chicos también, porque no olvidemos que de violencias machistas son también los niños y niñas, no solamente las niñas, y también está el tema de la violencia homófoba, que también se da, un espacio donde puedan advertir que se sienten en riesgo.

Entonces los puntos son el Parlamento de Canarias... ¿Qué me quedan, seis segundos? Pues nada. No le voy a poder leer los puntos que me quedan...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Le doy treinta segundos, señora Del Río.

La señora DEL RÍO SÁNCHEZ: Bueno, se compromete a trabajar en todos los ámbitos necesarios para conseguir declarar a esta comunidad autónoma como territorio libre de violencia machista; dos, a promover entre los municipios de las islas adherirse a la iniciativa de Ciudades Libres de Violencias Sexuales, de acuerdo con el Programa Global Ciudades y Espacios Públicos Seguros para Mujeres y Niñas, Buenas prácticas para prevenir y eliminar la violencia sexual contra las mujeres y las niñas en los espacios públicos, del 2017, de la ONU; a asumir -el punto 3- y aplicar las directrices del Comité de las Naciones Unidas para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer con respecto a la creación de estructuras y el establecimiento de metodología de recogida y tratamiento de datos estadísticos relativos a la violencia sexual; cuatro, a fomentar entre las administraciones públicas de la comunidad autónoma la cooperación entre sí a través de la suscripción de convenios de colaboración para el correcto desempeño de las funciones del sistema de detección, protección y acción contra la violencia sexual; cinco, a dotar al sistema de detección, protección y acción contra la violencia de los medios económicos suficientes. Sin esto todo lo demás papel mojado. Sexto, a...

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Ahora sí, señora Del Río. Ha acabado el tiempo.

Muchas gracias.

Esta proposición no de ley tiene dos grupos enmendantes. El Grupo Socialista, por tiempo de cinco minutos. Señora Rodríguez.

La señora RODRÍGUEZ HERRERA: Gracias, señor presidente. Señorías.

Nosotros nos vamos a sumar, evidentemente, a esta PNL. Además le damos la enhorabuena o las felicitaciones a la proponente, porque desde luego es una proposición no de ley amplia que recoge bastantes supuestos o bastantes acciones para luchar contra esa violencia de género, en este caso contra las agresiones o la violencia sexual.

Lamentarnos de que sí, traemos esa iniciativa aquí pero pasará como con todas, que ha pasado durante esta legislatura, que luego no tienen aplicación real. El Gobierno yo creo que las guarda en un cajoncito ahí y se olvida de ellas.

La enmienda que nosotros le proponemos es exactamente que se cumpla...; además, instar al Gobierno, una vez más, a cumplir con una PNL aprobada aquí en enero del 2017, creo que fue, septiembre del 2017, y que prácticamente lo que planteaba era la puesta en marcha de un servicio de atención integral de mujeres víctimas de agresiones sexuales, que contemple, al menos, el acompañamiento, asesoramiento jurídico, psicológico, social a las víctimas, al efecto además de consignar en el presupuesto, en el proyecto de ley, un presupuesto de un millón de euros para la apertura de las oficinas, que en principio era para las áreas metropolitanas y las zonas sur de Tenerife y Gran Canaria. Pero esto era una pequeña gota, que se sume a todo lo que ustedes acaban de plantear. Pero a día de hoy no contamos con ninguno de estos servicios.

Por tanto, sumarnos a esa PNL, exigir nuevamente el cumplimiento de esta y de otras muchas que se han quedado en el cajón. Desde luego que el 8 de marzo de este año, igual que el del año pasado, sigue sacando a la ciudadanía, a hombres y a mujeres, a la calle para que los gobiernos, en este caso el Gobierno de Canarias, tomen nota, ejecuten, tomen medidas y trabajen a la misma velocidad que está exigiendo la sociedad, que no se está produciendo, que no está el Gobierno de Canarias a la altura de las exigencias de la sociedad canaria en el cumplimiento de las medidas para la eliminación de la violencia de género. Y, además, otro de los vacíos en los que el Gobierno de Canarias está incurriendo es en el incumplimiento del pacto de Estado. El pacto de Estado tiene también medidas y financiación para este tipo de acciones. Seguimos sin tener ninguna puesta en marcha, ninguna de las actuaciones, ni siquiera la memoria del instituto o la memoria de la violencia de género del 2018, creo, no está en este Parlamento, acabará la legislatura y no la tendremos.

Por tanto, apoyamos esta PNL, como digo, y esperemos que el Gobierno, en alguna ocasión, se preste a cumplirlas.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora Rodríguez.

Turno del Grupo Popular, también enmendante de esta iniciativa, señora Tavío.

La señora TAVÍO ASCANIO: Señora Del Río, coincido totalmente: el acoso y las diversas formas de violencia sexual que sufren mujeres y niñas es un fracaso imperdonable y coincidimos en que hay mucho por hacer. Ahora bien, debemos hacerlo con sororidad, ayudándonos entre nosotras, pero también contando y educando a hombres, porque, señorías, hace pocos días conmemoramos el Día de la Mujer con la marcha de mujeres, que pretende visibilizar los pasos que quedan para alcanzar esa plena igualdad. Hay algún ejemplo, y por desgracia de mujeres con responsabilidad política, que pretende dividirnos entre buenas y malas, dependiendo de si se acude o no a una huelga. Y yo me pregunto y les pregunto: ¿no es acaso el derecho a la huelga un derecho como cualquier otro? Señorías, igual un buen paso en esta lucha es respetar las decisiones que otras tomamos en libertad. Respetarnos entre nosotras sería un buen ejemplo para que nos respeten otros. No entiendo por qué cuesta tanto entender que queremos combatir el machismo pero no a los hombres. Si no somos capaces de integrar a los hombres en la lucha, lamentablemente estará condenada al fracaso. Luchamos por la igualdad, yo misma fui hace ocho años la primera mujer en tres décadas en presidir los debates de este pleno, la primera que ganó las elecciones en esta capital y en presidir a muchos hombres durante doce años desde el respeto.

Coincido, señora Del Río: la igualdad no se consigue hablando sino haciendo. La asistencia jurídica gratuita para víctimas de violencia de género, regulamos por primera vez el teletrabajo, ampliamos el derecho a la reducción de jornada para cuidado de menores, bonificamos el 100 % de las cuotas de la Seguridad Social para autónomos para cuidado de hijos, reforzamos la protección de los hijos de las víctimas de violencia machista, plan integral de apoyo a la familia, complemento de maternidad en las pensiones contributivas de la Seguridad Social, logramos reducir la brecha salarial en dos puntos respecto a la media europea...

Algo muy claro: la mejor arma que tiene cualquier persona para ser libre es el empleo. Recordemos que, en julio del año pasado, el número de mujeres afiliadas a la Seguridad Social era de 8,8 millones. Eran mujeres más libres, mujeres menos expuestas a la violencia. Eso sí, hemos enmendado el texto precisamente para enriquecerlo, porque ya se puede hablar y los expertos hablan de violencia 2.0. No solo los jóvenes, señorías, también en 2018, en Londres, en la cumbre sobre el aumento de la participación política de mujeres, casi la mitad de las mujeres declararon haber sufrido serios abusos, incluidas amenazas, violación y agresiones. Yo soy una, señorías, una, y tengo una sentencia a mi favor y no he tenido la solidaridad de ninguno de los diputados de este Parlamento.

Tal y como alerta un estudio de la Unión Europea, los patrones machistas entre jóvenes se recrudecen online. Señorías, no hay hombres ni mujeres malos, hay personas malas, independientemente de su sexo, y es ahí donde tenemos la responsabilidad pública, tenemos que actuar y poner todas las medidas a nuestro alcance. Por eso la prisión permanente revisable, lo dicen las víctimas y lo dicen los expertos.

Señorías, la profesora asesinada el pasado mes de diciembre por un reincidente, Laura Luelmo, antes de su trágico final, "no es lógico -dijo-, no es lógico que nos enseñen a no ir solas por sitios oscuros en vez de enseñar a los monstruos a no serlo". La gran revolución pendiente es la de los hombres.

Gracias, señorías.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora Tavío.

Para fijar posición, el grupo proponente, señora Del Río.

La señora DEL RÍO SÁNCHEZ (Desde su escaño): Sí, sí, ya lo dije antes, aceptamos las dos enmiendas.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora Del Río.

Turno ahora del Grupo Mixto. Señora Mendoza.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ (Desde su escaño): Gracias, presidente. Buenas tardes de nuevo, señorías.

Hay quien dice que no hay violencia sexual, hay quien dice que no hay tampoco acoso en los grandes festejos, que es un invento de las mujeres, incluso hay quienes llegan a decir que son denuncias falsas; otros sostienen que es innecesario que se establezcan las medidas de impacto de género que legalmente deben ir en todos los planeamientos y que no hay peligro en los desarrollos urbanos. Pero lo dicen porque no saben los peligros que suponen para las mujeres las calles mal iluminadas, los subterráneos, los solares o los edificios abandonados.

Las mujeres estamos expuestas a la violencia machista y a peligros constantes, miedo por no ir acompañadas a casa, estar constantemente mirando atrás cuando vas por la calle si ya ha caído la noche.

Y a todo esto, a todos estos peligros, se unen lamentablemente las agresiones sexuales múltiples. Hasta el 26 de febrero de 2019 diez agresiones múltiples en España, cuatro de ellas en enero y seis en lo que había transcurrido de febrero. Los titulares que recogen los medios de comunicación quitan el aliento: dos jóvenes, uno menor de edad, violan a una vecina en un portal, fecha 10 de febrero, en La Laguna; dos hombres raptan, roban y violan a una vecina con discapacidad intelectual cuando salía a tirar la basura, Murcia, el pasado 17 de enero; tres varones encapuchados agreden sexualmente a una joven tras seguirla por la calle de madrugada, 19 de enero.

Como podría continuar así con varios titulares y porque todas las mujeres y todas las niñas tenemos derecho a nacer en un mundo donde se pueda salir a la calle no teniendo el miedo de no saber si vas a volver a regresar, es por lo que Agrupación Socialista Gomera va a votar a favor de la presente proposición no de ley y por supuesto que nos unimos a la reivindicación, en este caso, de María del Río para que la PNL, por favor, sí que se cumpla, que se cumpla porque es una PNL importante para todas las mujeres, no solo de Canarias sino del mundo.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora Mendoza.

Turno del Grupo de Nueva Canarias, señor Rodríguez.

El señor RODRÍGUEZ PÉREZ (Desde su escaño): Gracias, señor presidente. Señorías.

Diversos estudios ponen de manifiesto las dificultades de evaluar y catalogar el acoso sexual, ya que es una conducta que se inscribe en un entramado de relaciones donde existe un desequilibrio de poder entre sujetos, desfavorable a las mujeres, y que actúa generalmente desde una superioridad jerárquica y con mayor impacto sobre las mujeres en situación de vulnerabilidad, lo que unido a las dificultades de prueba obstaculiza la denuncia por parte de la persona acosada. Las denuncias, señorías, apenas llegan a los juzgados y escasamente a la Inspección de Trabajo y Seguridad Social. Según datos de la memoria anual que realiza dicha inspección, en el 2017 el número de denuncias presentadas por acoso sexual, acoso por razón de sexo y acoso discriminatorio, fue de 287; sin embargo, tan solo en ocho casos la inspección decidió imponer una infracción.

Es imprescindible una mayor dotación y recursos para que la Inspección de Trabajo incremente el número de actuaciones de oficio, así como la formación y la sensibilización en materia de normativa igualitaria. Es absolutamente imprescindible mejorar el empleo y las condiciones de trabajo de las mujeres, trabajar en la prevención y sensibilización. El Gobierno actual y el que venga deben hacer efectiva la voluntad política de luchar contra el acoso sexual y todo tipo de violencia machista.

La violencia contra las mujeres debe ser tratada como una cuestión de Estado, que debe implicar al conjunto de la sociedad. La situación de indefensión, inseguridad y miedo provocada por el silencio y la inacción administrativa y del conjunto del Estado convierte a las mujeres en verdaderas víctimas de un sistema que no funciona y que en muchas ocasiones dificulta la denuncia, silencia el maltrato, la violencia, recorta libertades de las víctimas y deja indemnes a agresores y acosadores.

Por tanto, señora Del Río, cuente usted con el apoyo del Grupo Parlamentario de Nueva Canarias en esta proposición no de ley.

Muchas gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señor Rodríguez.

Turno del Grupo Nacionalista Canario. Señora Beato.

La señora BEATO CASTELLANO: Gracias, señor presidente. Señorías, señora Del Río.

Nuestro grupo también apoyará esta iniciativa, porque nos parece positivo implicar a los municipios en las iniciativas internacionales sobre las ciudades libres de violencias sexuales y espacios públicos seguros para las mujeres y las niñas, donde se pueda circular, donde se pueda hacer deporte, donde se pueda salir sin miedo a no volver a casa.

Y reforzar la red, señora del Grupo Socialista, reforzar la red en todas las islas, la red existente de atención a las víctimas, en convenios con los cabildos, para una mayor especialización de los equipos de atención a las víctimas de agresiones sexuales; incrementar los recursos para el acompañamiento, el refuerzo, el apoyo jurídico, el apoyo psicológico y social a las víctimas de violencia sexual, pero sin duplicar recursos, sin duplicar medios y sin estigmatizar a las víctimas ni señalarlas por acudir a una oficina concreta. Y para ello es esencial que el Estado garantice la estabilidad de los recursos del Pacto de Estado contra la Violencia, para que los convenios sean estables y para que el personal también pueda tener una estabilidad.

En Canarias, desde el año 2009, existe un protocolo interinstitucional para la atención a las víctimas de violencia que garantiza la coordinación entre todos los actores implicados: los cuerpos y agentes de seguridad, los jueces de violencia, los servicios sanitarios, las instituciones encargadas de prestar la asistencia jurídica a las víctimas. Por lo tanto, hay una coordinación e implicación y ha de seguir habiendo unidad frente a la violencia, unidad sin fisuras, no dar un paso atrás en los derechos de las mujeres.

La señora Del Río hablaba de las cifras de víctimas y las cifras de denuncias, y esto tiene que ver con el miedo, con la confianza en el sistema. Por eso nuestro grupo promovió el año pasado la PNL-590 para la revisión del Código Penal, para que se tipifique como delito la violencia sexual ejercida intencionadamente y sin el consentimiento de la mujer en todos los casos. Queremos que las leyes estén claras, que las leyes sean firmes y las resoluciones judiciales sean contundentes para que no haya lugar a impunidad frente a ninguna agresión sexual. Y este mensaje tenemos que darlo porque hay que adaptar nuestras leyes al Convenio de Estambul, la ley estatal, como ya lo hizo la canaria, para reconocer la violencia sexual como agresión sexual.

Gracias.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Muchas gracias, señora Beato.

Llamo a votación. (La Presidencia hace sonar el timbre de llamada a la votación). (Pausa).

Señorías, lanzo votación, tal y como se ha acordado con las enmiendas aceptadas. (Pausa).

33 votos emitidos: 33, sí. Se aprueba por unanimidad.

Queda finalizado este pleno.

Muchas gracias.

(Se levanta la sesión a las dieciocho horas y treinta y ocho minutos).