Diario de Sesiones 158/2019, de fecha 19/3/2019
Punto 15

9L/PO/P-2816 PREGUNTA DEL SEÑOR DIPUTADO DON IÑAKI ÁLVARO LAVANDERA, DEL GRUPO PARLAMENTARIO SOCIALISTA CANARIO, SOBRE LA RESPONSABILIDAD SOCIAL EN LOS CRITERIOS DE ADJUDICACIÓN EN LA CONTRATACIÓN PÚBLICA, DIRIGIDA A LA SEÑORA CONSEJERA DE HACIENDA.

La señora PRESIDENTA: Señorías, por tanto, pasamos ahora a la pregunta del diputado don Iñaki Álvaro Lavandera, del Grupo Parlamentario Socialista Canario, sobre la responsabilidad social en los criterios de adjudicación de la contratación pública, dirigida a la señora consejera de Hacienda.

Señor Álvaro, cuando quiera.

El señor ÁLVARO LAVANDERA (Desde su escaño): Buenos días, presidenta.

Doy por reproducida la pregunta.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Álvaro.

Señora consejera.

La señora CONSEJERA DE HACIENDA (Dávila Mamely) (Desde su escaño): Gracias, señora presidenta.

Pues la respuesta es sí, señor Lavandera, entre otras cosas porque lo obliga y es una exigencia de la Ley de Contratos del Sector Público, en cuyo artículo 1.3 obliga a todas las administraciones públicas a incorporar criterios sociales, medioambientales, en todos los expedientes de contratación pública.

Tengo que decirle que el Gobierno de Canarias aprobó, mediante decreto del 16 de abril de 2018, los nuevos pliegos tipo de cláusulas administrativas particulares en el ámbito de la Administración pública de la comunidad autónoma y de los organismos públicos vinculados o dependientes de ella para la contratación de obras, suministros, servicios, por procedimiento abierto, abierto simplificado, abierto simplificado sumario y negociado, con y sin publicidad.

Muchas gracias.

(Rumores en la sala).

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora consejera.

Señor Álvaro, por favor.

Ruego silencio, señorías, si son tan amables.

El señor ÁLVARO LAVANDERA (Desde su escaño): Señora consejera.

A los socialistas canarios nos preocupa y nos ocupa el papel del Gobierno como agente económico, que compra servicios, contrata obras, compra suministros, y cómo puede jugar este papel para lograr una sociedad más justa, pero cuando se pretende instaurar una política de bajo coste en las adjudicaciones poco tiene de responsabilidad social.

Mire, si hay un sector que sigue arrastrando duramente los efectos de la crisis económica, ese es el sector de los medios de comunicación. Le pongo dos ejemplos recientes. Hace una semana nos enterábamos de la convocatoria de huelga en el periódico El Día y recientemente se ha presentado un ERE a la mitad de los trabajadores del periódico La Opinión de Tenerife. En este contexto, si algo caracteriza a este Gobierno de Coalición Canaria, ha sido aprovecharse de esta situación para comprar la voluntad de cabeceras de medios de comunicación a cambio de titulares amables y cómplices, ajenos a la realidad social de nuestra tierra. Además, hay que recordar una radiotelevisión pública sometida a los intereses de Coalición Canaria, una muestra más del mal gobierno que ustedes practican con la complicidad necesaria del Grupo Mixto y del Grupo Popular.

Señora consejera, aunque no les guste, el verdadero periodismo es el que apoya el desarrollo de una sociedad, no el que se vende por intereses económicos para que ustedes mantengan sus sillones.

Y a todo esto, señora Dávila, y sin el más mínimo disimulo, en el tiempo de descuento de la legislatura, por un plazo de veinte meses desde su adjudicación, saca a licitación la contratación del servicio de apoyo técnico cualificado al gabinete de prensa en materia de comunicación de su consejería. Un contrato que denuncian desde el sector del periodismo, ya que entienden que la remuneración de un periodista especializado en economía y con experiencia demostrable tendría que rondar los 750 euros al mes, con dedicación completa, plena disponibilidad veinticuatro horas al día, festivos incluidos.

La conclusión no puede ser otra, señora consejera: a Coalición Canaria le gusta un ecosistema de retrocesos en derechos laborales. Cuando desde un Gobierno lo que se promueve son bajos salarios, lo único que se consigue es trabajo precario. Esa es la seña de identidad de la derecha que ustedes representan en Canarias, ese es su concepto de responsabilidad social. Y la única conclusión a la que podemos llegar es que a Canarias, a los trabajadores en Canarias, les irá mucho mejor con ustedes...

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Álvaro.

Señora consejera.

La señora CONSEJERA DE HACIENDA (Dávila Mamely) (Desde su escaño): Gracias, señora presidenta.

Mire, señor Lavandera, el contrato de seguimiento de medios sale, como en cualquier otra administración, como también en su momento lo sacó el Parlamento de Canarias, cuando vence el contrato y concluye y llega a su fin. Eso puede ser al principio de la legislatura, a la mitad de la legislatura o al final de la legislatura, lo que no se va a dejar es a... incluso al próximo o próxima consejera que llegue, sin un servicio básico, que es el de seguimiento de medios.

El contrato sale, además, por un importe de 100 000 euros para veinte meses. Eso significa 5000 euros mensuales. Y además tiene cláusulas sociales incorporadas, y se las leo. Mire, en el artículo 12.3 del pliego en concreto al que usted se refiere habla, en concreto, de que se va a puntuar más a aquellas empresas que incorporen a trabajadores con discapacidad, a personas, se incorporan, en situación de exclusión y además que tengan mayor porcentaje de fijeza en su plantilla, mayor porcentaje de fijeza en sus plantillas de personas discapacitadas, menor porcentaje de temporalidad -es una cláusula nueva que hemos incorporado en este contrato- y también un mayor número de mujeres periodistas, de mujeres incorporadas en el porcentaje de la plantilla.

Mire, señor Lavandera, quizás tendrían que revisar ustedes a quién le están haciendo el juego y a lo mejor no se están dando cuenta de a quién le hacen el juego.

Desde luego lo que sí ha hecho este contrato es salir en tiempo, en forma, abierto, se podrán presentar todas las empresas que entiendan que quieren concurrir y además con cláusulas sociales, que blindan a los trabajadores y a las trabajadores, y además...

La señora PRESIDENTA: Gracias, consejera, se acabó su tiempo.