Diario de Sesiones 16/2019, de fecha 20/11/2019 - Punto 23

10L/C/P-0146 COMPARECENCIA DEL SEÑOR CONSEJERO DE ADMINISTRACIONES PÚBLICAS, JUSTICIA Y SEGURIDAD, SOBRE LOS ASESINATOS MACHISTAS EN EL 2019, A PETICIÓN DEL GRUPO PARLAMENTARIO SOCIALISTA CANARIO.

El señor PRESIDENTE: Tal como habíamos acordado, habiendo sometido a votación y a debate estas dos PNL continuamos con el orden del día tal como estaba establecido que son las comparecencias, en este caso del consejero de Administraciones Públicas, Justicia e Igualdad, sobre los asesinatos machistas en el 2019.

Tiene la palabra doña Matilde Fleitas, diputada del Grupo Parlamentario Socialista, por tiempo de cinco minutos.

La señora FLEITAS MARTÍN: Gracias, señor presidente.

(El señor presidente abandona su lugar en la Mesa. Ocupa la Presidencia la señora vicepresidenta segunda, Dávila Mamely).

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Ya puede, señora diputada.

La señora FLEITAS MARTÍN: Gracias, señor presidente; buenas tardes, señorías; buenas tardes a la ciudadanía que nos sigue a través de las cámaras del Parlamento; y buenas tardes, señor consejero.

La solicitud de comparecencia que formula el Grupo Parlamentario Socialista es clara, queremos que los grupos sanitarios, los de emergencias, los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, forenses, abogados, fiscales y jueces se pongan en marcha no para el levantamiento del cadáver tras otro feminicidio sino para coordinarse en labores eficaces de prevención a corto y medio plazo. Queremos que ponga su conocimiento, su buen hacer y al maravilloso equipo que hay en su consejería a pleno rendimiento para cumplir el primer gran eje del pacto de Estado contra la violencia de género, esto es la coordinación, la colaboración y la cooperación entre administraciones públicas.

Largo y tendido se ha hablado en esta Cámara de las medidas de prevención a largo plazo. Básicamente podemos resumir en visibilizar, promover y educar, aunque casi me atrevo a hablar de reeducación, es decir, siempre hemos hablado desde el punto de vista de los derechos sociales y de la igualdad, pero hay otros enfoques que queremos que usted tenga en cuenta en el día de hoy.

Señor consejero, es hora de que hablemos del ciclo de la violencia. Tenemos, obligatoriamente, que articular las medidas para que la víctima no lo sea doblemente de su agresor y también de la Administración pública. Las estadísticas nos dicen que una mujer tarda una media de ocho años en denunciar a su pareja o expareja y que el acercamiento a los servicios sanitarios, policiales o judiciales se hace gradualmente salvo en estos casos de extrema violencia, de ahí la necesidad de coordinación.

Los datos son claros: de las 51 y una mujeres asesinadas en España hasta el momento, la estadística oficial dice que solo 11 de ellas habían interpuesto denuncia; de esas 11, solo 5 habían solicitado medidas de protección, estando vigente solo una en el momento del asesinato; ¿cómo logramos, entonces, la confianza de las víctimas en la protección del sistema?

No parte de cero en esta tarea que hoy le encomendamos, señor consejero, hay dos documentos básicos con los que cuenta: el primero ya se lo he mencionado, el pacto de Estado contra la violencia de género; y el segundo, y este es sobre el que quiero que hagamos hincapié, es el Protocolo de coordinación interinstitucional para la atención de las víctimas de violencia de género, que ya tenía la Comunidad Autónoma de Canarias, reformado además en el 2018; como también quiero que tenga en cuenta que se ha reformado la Ley de Bases de Régimen Local para que los ayuntamientos puedan atender a la asistencia social en materia de violencia de género. Usted, además, coordina la justicia, la seguridad y las emergencias de esta comunidad autónoma, no lo olvidemos, usted tiene la potestad para trabajar en esta materia.

Ambos documentos hablan de tres principios rectores: la transversalidad, la colaboración y la coordinación.

Se lo voy a decir alto y claro, señor consejero, sin una dirección firme no avanzaremos en la lucha contra la violencia de género. La fórmula que estamos aplicando no da resultado.

Canarias debe salir de los puestos de cabeza del ranking de comunidades autónomas con más violencia de género sobre mujeres y niños, no olvidemos que tras la reforma del Real Decreto 9/2018 los menores también han sido incluidos como víctimas de la violencia de género.

La Presidencia del Gobierno de España, de quien depende la Secretaría de Estado de Igualdad, ha destinado más de cinco millones ochocientos mil euros con dotación financiera para las medidas del pacto estatal contra la violencia de género. No es una cuestión de euros, señor consejero, es una cuestión de compromiso, y es lo que le pedimos en el día de hoy.

En Canarias han sido asesinadas en el año 2019 siete mujeres y un niño, según los datos oficiales que obras a fecha 4 de noviembre. La pregunta es: ¿podemos trabajar desde las administraciones públicas, la justicia y la seguridad para que los índices de violencia de género disminuyan? Espero que tras las reflexiones de los grupos sea que sí porque al final tenemos que seguir trabajando, no solamente desde el área de los derechos sociales sino también desde estas que son tan importantes.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señora diputada.

Por el Gobierno señor consejero, por tiempo de siete minutos.

El señor CONSEJERO DE ADMINISTRACIONES PÚBLICAS, JUSTICIA Y SEGURIDAD (Pérez Hernández): Buenas tardes.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Adelante, señor consejero.

El señor CONSEJERO DE ADMINISTRACIONES PÚBLICAS, JUSTICIA Y SEGURIDAD (Pérez Hernández): Con poca voz pero con muchas ganas.

Me arrepiento un poco de la sonrisa porque la sonrisa es un saludo, pero no es, ciertamente, un asunto para sonreír.

En el plazo de veinticuatro o cuarenta y ocho horas... yo he tenido, y no lo lamento, que intervenir, una de ellas con usted, en varias ocasiones sobre esta materia.

A mí me parece que la pregunta que usted hace, que yo contesto afirmativamente. ¿Podemos intervenir...?, en realidad usted pregunta: ¿podemos intervenir mejor, podemos intervenir más?, ¿lo que estamos interviniendo, lo que estamos haciendo es suficiente?, la respuesta es positiva, pero mi punto de vista y mi perspectiva, que no elimina esa, es: ¿además de lo que hagan las administraciones, qué hay que hacer en la sociedad?

Usted me escuchó ayer o anteayer en la comisión, y ayer, casualmente, en el Colegio de Abogados de Santa Cruz de Tenerife, usted ha dado una especie de ejemplo de antifeminismo, ¿no?, y podemos decir ¿qué tiene que ver una cosa con la otra?, pues yo creo que tiene mucho que ver, porque, sin duda, la lucha contra la violencia de este tipo, la lucha contra los asesinatos de mujeres, es un tema de las administraciones públicas, de la justicia, de los equipos de seguridad, de la sanidad, de la educación,... pero a lo mejor también es una lucha en el interior de la sociedad. Hasta dónde, hasta cuándo, hasta cuánto, esta sociedad está dispuesta a convivir con el machismo como lo hacemos muchas veces todos los días sin darnos cuenta, conviviríamos con el canibalismo, conviviríamos con la esclavitud, un poquito, diríamos: no se come al vecino, nada más que le muerde un dedo, o tiene un esclavo, pero lo trata bien; y, sin embargo, aceptamos continuamente una gran cantidad de comportamientos que, de alguna manera, de alguna manera, deslegitiman el feminismo, vamos a decirlo así, lo ponen en duda, lo devalúan, se tilda de exageradas las reclamaciones de las feministas.

Usted me pregunta que cómo funciona el protocolo. Si yo atiendo a la descripción que hacen los servicios, el protocolo funciona muy bien, está muy bien pensado. Se hizo en el año 2009, se corrigió en el año 2018, y yo les aburriría a ustedes contándoles lo que hay que hacer por cada una de las administraciones, el 1-1-2 activa todo el sistema cuando llegue ahí la justicia, los juzgados, el ministerio fiscal, los colegios de abogados, los institutos de medicina legal, la policía, las policías locales, sanidad -sanidad que es importante porque es uno de los caminos que nos podría conducir hacia la detección precoz, mucho más que los otros, porque en la consulta de los médicos de primaria hay una intimidad que no la hay en otros sitios-, educación, los servicios de asistencia a las víctimas, los recursos que tenemos, cuáles son, dónde están. Creo que le aburriría o que aburriría a la Cámara, y probablemente en la Cámara hay quien conoce estos datos mejor que yo.

Pero la pregunta es ¿ha sido útil?, ¿es suficiente?, ¿basta el protocolo? Pues yo creo que el protocolo como guía de actuación de las administraciones públicas puede ser perfeccionable, puede ser mejorable, pero probablemente nunca impedirá que se produzcan las agresiones y los asesinatos si no viene acompañado de una actuación social intensa, que no tiene que ver muchas veces con las administraciones públicas.

Uno ve estos debates, yo ya no puedo decir que sea un extraño, porque llevo seis meses y siempre me ha interesado la política, y aquí además hay gente que habla muy bien, pero uno ve el debate y le parece que es un debate entre quienes reclaman algo de la Administración y quienes defienden lo que la Administración hace. Y de la puerta para fuera hay debate, ¿hacemos algo para que se combata el machismo residual existente permanente, que al final termina produciendo un feminicidio? ¿En cuántas comunidades de vecinos no se sabe que en el segundo o en el quinto hay alguien que le grita a su mujer?, muchas, pero no lo hacemos.

De modo que esas líneas que usted dice, visibilizar, promover, educar, probablemente sean más importantes que la mejora del protocolo. Y aunque eso no es lo que usted me pregunta, a mí me gustaría llevar ahí el debate. Hay unos datos muy malos, los vimos en la comisión, de este año. Pero quizás peor que los datos malos de hechos de feminicidios, es la reducción del número de denuncias. Las mujeres siguen sin denunciar, las mujeres conviven con el feminicidio, siguen utilizando, cuando llegan al juzgado, la excusa procesal que les permite no declarar contra su marido, porque se arrepienten o porque tienen miedo. Y hay, además, que feminizar más ámbitos de la vida pública, tenemos que ver más mujeres en más sitios.

Esto no es lo que usted me preguntaba, usted me preguntaba por el protocolo, yo no se lo voy a contar, porque, además, veo que lo conoce muy bien y seguro que aquí hay gente que lo conoce mejor. Habrá que perfeccionarlo, claro que sí. Gracias por las alusiones a mi equipo, pero habrá que actuar sobre todo fuera de estas paredes. Porque ahí hay mucho más residuo de machismo que el que hay aquí dentro.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señor consejero.

Turno para el Grupo Mixto, señor Fernández de la Puente, por tiempo de tres minutos.

El señor FERNÁNDEZ DE LA PUENTE ARMAS: Gracias, señora presidenta. Señor consejero.

La violencia de género es la expresión más clara y cruel de la desigualdad, por eso debe ser una obligación del Gobierno, de este Parlamento, trabajar para erradicarla.

A pesar de que Canarias cuenta con una ley propia, la Ley de prevención y protección integral de las mujeres contra la violencia de género y un protocolo para atención a las víctimas de la violencia de género en las islas, Canarias se sitúa como la segunda comunidad con más asesinatos machistas en 2019, con lo cual algo estaremos haciendo mal.

La lacra de la violencia de género ya se ha cobrado la vida de 8 víctimas en Canarias y es necesario que el Gobierno de Canarias habilite protocolos y medidas efectivas para acabar con esta situación. Es necesario que esta lucha contra la violencia de género, plasmada en la ley, no se quede, si me lo permite, en papel mojado, sino es necesario que cuente con la dotación presupuestaria suficiente, con los recursos y con los medios que garanticen la eficacia en los fines que persigue.

Es indudable que la educación constituye una piedra angular en la prevención de la violencia de género, y en este aspecto, creo, es en el que debemos incidir. Por ello, los centros educativos de todos los ciclos deben impulsar medidas educativas contra el machismo, y un protocolo para la detección precoz de la violencia, y eso solo puede garantizarse a través de profesores en continua y permanente formación en prevención de violencia de género.

La Administración debe velar porque en todos los materiales educativos se eliminen los estereotipos sexistas o discriminatorios, y debe poner la educación en manos de profesionales con una formación inicial y permanente en materia de igualdad y perspectiva de género. En Ciudadanos creemos que es importante que en ningún caso se exija ningún tipo de requisito académico para la concesión y mantenimiento de becas cuando se acredite una situación de violencia machista.

Tampoco podemos hacer oídos sordos a las innumerables quejas de varias asociaciones. Estas asociaciones hablan de inexistencia de psicólogos que acompañen a las víctimas en un juicio. Ellas acuden solas y el agresor acompañado. Existen oficinas de apoyo a las víctimas, cierto, pero muchas de ellas cierran a mitad de año por falta de recursos, lo cual resulta inconcebible.

Señorías, aquí tenemos un gran problema. La situación que viven hoy en día muchas mujeres no es solo preocupante, sino también alarmante y, lamentablemente, con demasiada frecuencia vemos en las noticias como se sigue asesinando a mujeres en nuestro país. Creemos en Ciudadanos en la igualdad efectiva de hombres y mujeres, y somos contrarios a cualquier discriminación por motivos de sexo.

Señorías, el objetivo no puede ser otro que el de evitar totalmente los asesinatos por violencia de género y para ello insisto, creemos muy importante la educación en valores de respeto y de igualdad, educación en las aulas y también educación en las unidades familiares.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señoría.

Por la Agrupación Socialista Gomera, señora Mendoza.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ: Gracias, presidenta; buenas tardes, señorías; buenas tardes, señor consejero.

La discriminación, la desigualdad, el miedo, el maltrato, el dolor y la muerte no pueden ser la norma ni tampoco podemos permitir que se normalice. Afortunadamente, se están dando pasitos en esta dirección. Ojalá se pudieran dar pasos de elefante, y no tuviéramos que hablar de este asunto, pero estoy convencida de que cada vez se hace un trabajo mucho mejor y que esta lucha, finalmente, la sociedad canaria la vamos a ganar.

Porque es lamentable que en Canarias en lo que va de año se haya asesinado a 10 mujeres a manos de sus parejas o exparejas, dos feminicidios familiares y un menor asesinado en el marco de la violencia machista. A veces me parece muy frío hablar en este asunto de datos, 10 mujeres. Finalmente estamos hablando de Rosa María, de María Soledad, de Romina, de Ángeles, de María Concepción, y podría seguir, que seguramente entre ellas tendrían muchas cosas en común, pero la única razón para tener todas el mismo desenlace fue, simplemente, el hecho de ser mujer.

Señorías, el informe trimestral del Observatorio contra la violencia doméstica y de género del Consejo General del Poder Judicial indica que el segundo trimestre de 2019 Canarias es la comunidad autónoma con la tasa más alta de casos por violencia machista, con 22,6 mujeres denunciantes por cada 10000, superando en un 6,4 la media estatal. Este tipo de datos no indica que a pesar de la responsabilidad que se ha trabajado para su visualización y concienciación social en todos los rincones del archipiélago, la realidad es que no está siendo suficiente. En algo continuamos fallando.

No debemos bajar los brazos para seguir aunando esfuerzos desde todos los ámbitos. Tenemos la obligación de hacer realidad, de una vez por todas, que esa concienciación cale en toda la sociedad canaria y así poder erradicar esta lacra social. Insisto que desde todas las instituciones se está realizando una importante labor. Por cierto, señor consejero, el protocolo para la atención de las víctimas de violencia de género en las islas es del año 2009, llevamos diez años, es demasiado tiempo, por tanto, debemos de actualizarlo.

Y finalizo, también, recalcando la importancia de la prevención y de la protección. Que sé que usted lo comparte completamente conmigo, porque no hay muchos más caminos, pero es esencial, en todo este camino, también la educación. Me atrevería a decir también que es la única vía para tener una sociedad en el futuro libre de machismo. La vía es educar en valores y, finalmente, así poder desterrar el patriarcado.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señora diputada.

Por el grupo Sí Podemos Canarias. Gracias, señora Del Río, por tiempo de tres minutos.

La señora DEL RÍO SÁNCHEZ: Buenas tardes de nuevo, y tres minutos es muy poco tiempo para tanto que hay que decir con respecto a este tema.

La duda siempre seguimos con los datos, avanzamos en las ideas, efectivamente el protocolo, que sí que está actualizado, fue un trabajo que se hizo, me acuerdo que fue la primera proposición no de ley que hizo el Grupo Nacionalista Canario en la anterior legislatura, y que tardó tiempo en ponerse, en aprobarse, pero que bueno, que ya está aprobado, y realmente es un buen protocolo.

El problema, tenemos el protocolo, ¿tenemos los medios para que se cumpla ese protocolo?, porque es lo que nos preocupa. El protocolo toca muchos palos, como tiene que ser, porque este es un tema que nos afecta a toda la sociedad, a todas las mujeres y hombres, a las niñas y niños, que hay que abordar desde el principio, desde la infancia, desde las escuelas, desde el... porque lo que nos pasa tiene que ver con un sistema, que se llama patriarcado, en el que vivimos, en el cual estamos tan tan inmersos e inmersas que a veces ni lo vemos, es como el aire que respiramos, estamos tan acostumbradas que no no somos conscientes de cuántas cosas, y aquí está muy bien la figura de esa asociación que se llama gafas violetas, es decir, cuando te pones las gafas violetas y empiezas a ver las cosas con perspectiva de género te das cuenta de cuántas desigualdades hay.

Y los asesinatos machistas no son más -y lo hemos dicho muchas veces en esta Cámara- que la punta del iceberg, lo que se ve desde arriba, el momento fatal y fatídico, que además este año en Canarias nos avergüenza por el número tremendo, que son más de diez, cuando contamos no solamente lo que se considera violencia de género, que son las mujeres en los datos oficiales de las que han sido asesinadas por manos de su pareja o expareja, hay otro tipo de asesinatos machistas que también, y en nuestra ley ya lo tenemos integrado, como bien ponía el Convenio de Estambul que hay que recogerlo. Y también tenemos ese niño de Adeje, que también fue asesinado.

Es decir, son muchas las víctimas, pero no solamente son las víctimas que llegan ahí, y claro que tenemos protocolo y claro que los protocolos fallan. Yo quiero hacer un recuerdo especial de la primera víctima de este año, que fue asesinada el 1 de enero, aunque en las cifras sale más tarde, que fue Romina Celeste, de Lanzarote, y esta señora había ido a sanidad, al Servicio Canario de la Salud, al hospital Molina Orosa, de Lanzarote, golpeada, y no se alertaron las alarmas del protocolo. Diciembre, 28 o 29 de diciembre del año pasado, no se alertaron las alarmas, no saltaron, estuvo esperando tanto rato con las listas de espera en urgencias que al final llegó su pareja, la recogió su marido y se fue, y a los dos días la mató, la asesinó, la descuartizó y ahí hemos recuperado el cadáver a duras penas. Es decir, algo tremendo, porque no funciona así, (ininteligible) dotación económica, por supuesto, muchísimos más profesionales, muchísima más formación en todos los ámbitos, el pacto de Estado, que hay que ponerlo en marcha en todos los ámbitos, educación, fuerzas de seguridad, sanidad... Es un tema absolutamente transversal del cual tenemos mucho que hablar, mucho que decir, y toda la sociedad arrimar el hombro.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señora Del Río.

Por Nueva Canarias.

Señora González, por tiempo de tres minutos.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña María Esther): Gracias, presidenta.

Señorías.

La violencia machista constituye un grave atentado directo e inmediato contra la dignidad, los derechos individuales, la calidad de vida y la salud física y mental de las mujeres. Pero lo grave es que esta lacra está arraigada en la ciudadanía, que no solo daña a las mujeres, también lo hace a las familias y además a la sociedad en su conjunto, porque es que la violencia machista es un fracaso de la sociedad, es un tema de profundas raíces sociales, anclado en una cultura milenaria, que ha negado la libertad y la igualdad a las mujeres.

El protocolo de coordinación interinsular es un documento que establece cómo se debe actuar en los casos de violencia machista y aplicando técnicas en cada caso la que consideren adecuadas para cada situación, y además este protocolo dice, en la presentación, que el destino es fortalecer la coordinación de las actuaciones que cada sector aplica y clarificar las competencias y responsabilidades de cada una de las partes, lo que hace de este protocolo un documento indispensable, como indispensable es que las administraciones públicas asuman realmente el compromiso de la lucha contra la violencia machista, que aporten los medios necesarios para activar políticas integrales enfocadas a la eliminación de esta lacra social y que los medios de comunicación, la comunidad educativa y la sociedad en general se implique y tome como propia esta lucha, porque esta lucha tiene que ser un objetivo de todas y de todos, porque si no nunca será eficaz. Y es que aunque parece que la ciudadanía está concienciada, de hecho cada vez hay más denuncias por violencia machista, pero lamentablemente las cifras no bajan, siete mujeres y un niño asesinados en Canarias en lo que va del 2019.

Yo quiero finalizar diciendo, o más bien repitiendo, una vez más, que el problema de la violencia machista no se soluciona con una ley o con un protocolo, ni con este ni con cualquier otro que lo mejore, y es que la violencia machista, además, tampoco se erradica exclusivamente con la protección de las víctimas, esto es poner la tirita en la herida, que es fundamental pero no es exclusivo para solucionarlo. Está claro que si hay víctimas es que hay violentos, y si hay violentos es que hay violencia, y desde Nueva Canarias entendemos que la violencia machista solo se soluciona desde la educación, desde la formación, desde la concienciación y desde la eliminación de los estereotipos sexistas. Por eso, desde mi Grupo Parlamentario Nueva Canarias nos reafirmamos en nuestro rechazo a todo tipo de violencia en la sociedad y nuestro apoyo a todas aquellas acciones que faciliten la evolución efectiva contra el machismo. Y además nuestro apoyo a todas aquellas medidas que sirvan para acabar con esta lacra social porque el compromiso de mi grupo parlamentario es la erradicación, es, fue y seguirá siendo la erradicación de la violencia.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señoría.

Por el Grupo Popular, doña Astrid Pérez.

La señora PÉREZ BATISTA: Buenas tardes, señora presidenta. Señorías.

La lacra de la violencia machista ha dejado un total, como ya lo han comentado algunos que me han precedido, de 7 mujeres muertas y 14 menores de edad que se han quedado huérfanos por violencia de género contra sus madres en nuestra comunidad autónoma en lo que va de año. Canarias es la segunda comunidad autónoma con más asesinatos a mujeres en este año 2019.

Mire, la primera comunidad es verdad que es Andalucía con 11 víctimas, pero Andalucía tiene 9 millones de habitantes, nosotros tenemos apenas 2, por lo tanto, desde el punto de vista comparativo poblacional somos, sin lugar a dudas, la primera comunidad autónoma con más casos de asesinatos machistas.

Pero para combatir la violencia, porque evidentemente tenemos un problema muy grave en esta comunidad autónoma que tenemos que solucionar, tenemos, yo creo que este Gobierno canario, porque evidentemente hay competencias que son estrictamente de este Gobierno, pero hay otras competencias que son estrictamente del Gobierno del Estado, las estrictamente de este Gobierno creo que hay una que es la más importante de todas que es, sin lugar a dudas, la educación, la educación en las escuelas, la prevención mediante campañas que invoquen el principio a la no discriminación, tanto en el ámbito laboral como en lo social y convivencial.

Señor consejero, hacen falta recursos humanos y materiales para poner en práctica y evaluar con la participación de víctimas, también de familiares, de expertas en violencia de género, medidas legales, el funcionamiento de los juzgados, el asesoramiento jurídico y la aplicación de mecanismos de protección.

En lo que respecta a la competencia del Gobierno español, yo creo que el Gobierno español debe plantearse mejorar las estrategias contra la violencia machista, divulgar más y mejor los recursos y, fundamentalmente, plantear una modificación de la Ley de Enjuiciamiento Criminal respecto a la forma en que se está determinando y la forma en que está solucionándose o reintentando solucionar determinados conflictos. ¿Pero qué pasa cuando la educación y la prevención no funciona?, ¿qué pasa?

Nosotros, desde el Partido Popular, abogamos por una reforma también del Código Penal y consideramos que deben entenderse, los supuestos de prisión permanente revisable, a los casos de asesinatos en que concurran algunos supuestos de violencia de género acreditado.

Permítanme una última reflexión que es real, que la he vivido en todos los años de ejercicio a la Abogacía, ahora en el 2019 solo el 20 % en España han denunciado malos tratos y esto ocurre porque sinceramente el sistema no funciona, no está funcionando, muchas víctimas tardan en denunciar o no denuncian porque piensan que no les van a poder ayudar, porque no saben dónde ni cómo pedir ayuda y por simple miedo y desconocimiento al proceso judicial. No voy a describir aquí las lagunas y deficiencias existentes en nuestro sistema judicial y policial en materia de violencia de género, señor consejero, pero la realidad es que las mujeres y su entorno socio-familiar deben tener confianza en la ley, deben tener confianza en la justicia y también en las medidas contra la violencia de género. Y para... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional).

Termino, asistencia jurídica, turno de oficio, ya se lo dije en la comisión, solamente existe una partida de 2,5 millones de euros, entendemos que es muy deficitaria porque sí es verdad que el incremento de la violencia de género en Canarias es cada vez mayor.

Termino tendiendo la mano del Partido Popular, señor consejero, nos va a tener a su lado para apoyar todas las estrategias y actuaciones políticas tendentes a minorar los casos de violencia de género en nuestra región.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señora diputada.

Por el Grupo Nacionalista, doña Jana González, por tiempo de tres minutos.

La señora GONZÁLEZ ALONSO: Gracias, presidenta. Buenas tardes, señorías.

Somos la segunda comunidad con más asesinatos de violencia de machista en lo que va de año. De las 7 mujeres asesinadas en Canarias este año solo dos mujeres habían presentado denuncia previa, ¿por qué?, ¿por qué si tenemos un protocolo contra la violencia en género donde se recoge la coordinación interinstitucional?

Consejero, este lunes pasado le preguntaba en la Comisión de Justicia qué medidas iba a adoptar para paliar el déficit de fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, concretamente en la isla de Fuerteventura y me remito a ella para ponerle de manifiesto que esta es una de las razones por las que urge, entre otras, incrementar ese déficit. En la actualidad una mujer víctima de violencia de género en Fuerteventura que quiera denunciar si es fin de semana puede encontrarse con dependencias policiales, las más cercanas, cerradas, y tener que desplazarse en el mejor de los casos hasta 55 kilómetros para poder denunciar; esto se produce por la falta de medios policiales.

La psicóloga Virginia Suárez, especialista en violencia de género, explica en una entrevista que para erradicar la violencia hay que atacarla desde la raíz, y cita literal "El asesinato es la punta del iceberg, hay que romper con los mitos del amor y los estereotipos de género. Falta prevención y no se está trabajando desde la base". Nos llevamos una sorpresa cuando en el proyecto de los presupuestos de Canarias bajan en más de 400 000 euros las líneas de actuación en prevención y sensibilización en materia de violencia de género; nos parece fundamental que estas partidas no bajen.

Las ayudas a los ayuntamientos para la violencia de género, les puede preguntar a los alcaldes y alcaldesas que se encuentran en la Cámara cómo y cuándo llegan, tarde y mal. ¿Qué va a hacer este Gobierno para exigir al Estado que los fondos del pacto contra la violencia de género lleguen a principios de año y no en noviembre, como viene siendo costumbre? ¿Este año sabemos si se van a poner estos fondos, aunque sea en noviembre?

La red de atención a la mujer, tiene que haber oficinas en todas las islas y, además, que estas oficinas no cierren a mitad de año por falta de recursos. Debemos incrementar la red de atención psicológica -no me voy a extender en esto porque ya lo dijeron otros compañeros-.

Y no quiero terminar sin poner de manifiesto una preocupación: cada vez que sale un caso de asesinato machista la percepción de la sociedad lo concibe como otro caso más, y debemos de trabajar para que no se normalice este tipo de violencia ni ninguna otra.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señora diputada.

Turno ahora para el grupo proponente. Por el Partido Socialista, señora Fleitas.

Un momento que pongo el tiempo.

Por tiempo de siete minutos.

La señora FLEITAS MARTÍN: Muchas gracias, señora presidenta.

Ciclo de la violencia. Tenemos que centrarnos en romper el ciclo de la violencia, tenemos que apartar a la víctima de su agresor.

(Se reincorpora a su lugar en la Mesa el señor presidente).

Yo confío en el amparo de la ley y también confío en el Estado de derecho y quiero que las víctimas se sientan apoyadas por el sistema.

Señor consejero, usted ha manifestado aquí su preocupación y su ocupación por el tema de la violencia de género, pero yo me siento en la obligación de, ya que ha tenido la deferencia de comparecer, de mencionarle algunas lagunas que quiero que tenga en cuenta porque al fin y al cabo usted es la punta de lanza de la Consejería de Justicia en esta comunidad autónoma.

Emergencias. Cuando en una situación de emergencia en desarrollo se llama al 1-1-2 no tenemos ningún tipo de problema, la Guardia Civil, la Policía Nacional, los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado acuden inmediatamente. ¿Qué es lo que pasa cuando ya ese peligro inmediato ha pasado?, que se pierde el dato. Te remiten a psicólogos, a tu ayuntamiento, entonces ya no tenemos ese dato de la persona que llama, ya no tenemos esa oportunidad de ayudar a la víctima. Además, desconozco si el 1-1-2 trabaja con VioGén para que cuando una... con VioGén, el sistema VioGén del Estado para detectar si esa persona que llama ya ha sido víctima de violencia de género y si es una persona que tiene una especial necesidad de protección.

Por supuesto, hablamos ahora del sistema de la justicia propiamente dicha. La voluntariedad de la víctima con respecto a acogerse a su derecho a no declarar es el peor de nuestros obstáculos, al fin y al cabo escapa de su conocimiento, pero... de su competencia, pero en el momento en el que usted pueda elevarlo al Estado a mí me gustaría que lo tuviera en cuenta, así como también el interés supremo del menor. Yo sé que apartar una madre de su hijo o, incluso, obligarla a declarar por esa necesidad es extremo, pero nosotros tenemos que estar vigilantes en cuanto a los menores.

Hablar de medidas de reeducación en condenados es una conversación recurrente entre abogados y los sectores jurídicos, pero más que abogar, incluso, por penas de prisión permanente revisable, ¿por qué no hablamos de reeducación?, ¿de esas medidas tan necesarias?

Sí hay algo que usted puede tratar directamente como consejero de Justicia en las reuniones en las que usted presida. En los casos de violencia cuando el domicilio de la víctima es distinto al del partido judicial donde se produce la violencia, casos que suelen darse mucho en las islas y más en Canarias, la inhibición al juzgado de instrucción tarda semanas... bueno, días e incluso semanas, entonces las medidas de protección tienen que ser acordadas en ese momento para que en ese in itinere, en ese lapso de tiempo, podamos evitar consecuencias fatales. Los colegios de abogados deberían tener un sistema rápido de orientación a la víctima. Cuando una mujer necesita hacer una consulta tiene que tener un abogado disponible sin necesidad de activar ese protocolo de emergencia que a veces por miedo, por vergüenza, no queremos activar. No tener el adecuado asesoramiento legal puede tener también consecuencias fatales.

La Policía Nacional y la Guardia Civil trabajan con el sistema de VioGén pero, como le he dicho, al final las administraciones locales tienen una tarea que desarrollar, y la implantación del sistema de protección de las víctimas a través de la Policía Local es una tarea pendiente; de más de ocho mil municipios que tiene España solo trescientos han adaptado ese sistema.

La actuación del ámbito sanitario, ya lo decía una compañera, es básico. En el mismo triaje, si llegaran a contar con ese sistema de VioGén, se podría ver si esa persona que está acudiendo a urgencias ha sido víctima habitual de violencia de género, si ya tiene una problemática detrás a la que atender.

Pero hay algo mucho más grave, señor consejero, y esto también lo puede poner en marcha usted, y además ya que tengo aquí a la consejera de Sanidad, me gustaría ponerlo encima de la mesa. En la sanidad pública no hay problema en cuanto a la emisión de un parte de lesiones y remisión a los juzgados, ¿pero qué pasa en la sanidad privada?, ¿qué es lo que pasa cuando una víctima acude a un servicio de urgencias o a un médico de la sanidad privada?, el sistema no es tan eficaz como nos gustaría.

Y, finalmente, hablamos de las mujeres con una especial vulneración. La activación del DEMA no puede quedar al arbitrio de la víctima. Los servicios de justicia, los servicios sanitarios, en el juzgado y en la policía se tienen que activar sí o sí, porque la mujer no puede quedar sola en ningún momento en esa situación psicológica tan devastadora. La utilización de casas de acogida hay que tener en cuenta eso -no está la consejera, pero bueno-, muchas mujeres utilizan el servicio de casa de acogida para una huída temporal y no tenemos un control de cuándo se utilizan, cuándo no se utilizan y de qué manera, porque, al final, son datos que se nos escapan. Y ya no hablamos de las mujeres migrantes o víctimas de trata que tienen unas consecuencias mucho peores.

Los menores no pueden vivir y desarrollarse en entornos de violencia, y usted, al final, con la conexión que tiene con el Ministerio Fiscal tiene que ponerlo en evidencia. Si algo va mal, además, los colegios tienen que ser los primeros detectores de esa violencia. Se pueden hacer muchas cosas.

En resumen, debemos romper el ciclo de violencia de una manera activa, no podemos esperar a soluciones largo plazo, debemos poner ¡ya! las medidas correctoras para que la Administración cumpla su papel de garante, y ya es hora que en el tema de violencia de género nos preocupe y nos ocupe a todas las esferas de la Administración pública.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora diputada.

Turno ahora para, el último turno, para el Gobierno, señor consejero.

El señor CONSEJERO DE ADMINISTRACIONES PÚBLICAS, JUSTICIA Y SEGURIDAD (Pérez Hernández): Gracias, presidente. Señorías.

Efectivamente, el protocolo tiene muchas lagunas y el protocolo debe mejorarse. Quizás yo insistí demasiado en lo que teníamos que hacer además del protocolo. Pero sin, duda, el protocolo se puede mejorar. Se hizo en el año 2009, se corrigió hace poco.

Hay algunas de las cosas que ustedes han dicho que a mí me parecen especialmente importantes. Me llama la atención y agradezco mucho la observación del señor Fernández de la Puente, porque, hasta donde yo sé, las oficinas de asistencia a las víctimas, al menos las que la consejería controla, son oficinas H24, 365 días. Es posible que haya otras oficinas que funcionan con subvenciones de la consejería, de ayuntamientos o de cabildos o de ONG, pero las oficinas de asistencia a las víctimas funcionan las veinticuatro horas los... o deben funcionar, a lo mejor no funcionan, yo tomo nota de lo que usted me dice, y me entero. Esto como corrección.

La señora Pérez me dice que solo hay dos millones, dos millones y medio, me parece. Es más de lo que se gasta. Se presupuesta eso porque es lo que se gasta en la asistencia jurídica gratuita, que es a lo que nosotros destinamos eso, otra cosa son otras líneas, pero no se consume. De manera que presupuestamos más de lo que se gasta. Si usted quiere podremos poner otra cantidad, por si usted quiere. Pero la realidad es que estamos presupuestando lo que parece necesario.

Tiene el debate tanta importancia que lo que voy a decir ahora lo digo a disgusto, me ha parecido interesantísima su intervención, señora Pérez, lo que no comprendo es que usted sea socia, políticamente, de unos señores que dicen otras cosas completamente distintas, por lo menos según los periódicos. ¿No?, ¿usted no tiene una relación con unos señores con otro partido?, ¿no? (ininteligible) ¡Ah!, me he equivocado. Pensé que era... (Ante los gestos negativos de la señora Pérez Batista desde su escaño). Me refiero a la extrema derecha, ¿no?, ¿no?, ¿no es usted?, bien. ¡Mejor!, me he equivocado. Me disculpo. Es que oí antes unas referencias a otra... a la situación nacional, y digo, bueno, pues yo también puedo hablar de la situación nacional, de quién se junta con quién, y de si tenemos que hacer una lucha contra la violencia todos los partidos, y si de pronto aparece uno que dice: eso de la violencia lo tenemos que quitar o estudiar o rectificar. Pero yo le diría: déjelo, déjelo, apártenlo, ¿no?, digo yo. Pero hacerlo.

Se ha referido usted a tres mecanismos que yo considero básicos, no lo son tanto como deberían serlo en la actualidad, yo creo que ahí hay un filón, en el buen sentido de la palabra, para la prevención: policías locales, sanidad y educación. Porque ciertamente cuando la víctima llega al sistema judicial... me enteraré de por qué el 1-1-2, que llama inmediatamente no hace luego el triaje, no usa el sistema VioGén, pero, desde luego, lo que sí hace, enseguida, es llamar a las unidades de violencia, desde que tiene el más mínimo aviso. O al juzgado, si se ha producido ya un hecho delictivo. Pero las policías locales, los servicios sanitarios y los servicios educativos tienen un conocimiento mucho mayor de la intimidad de las familias, de la intimidad de los grupos sociales, que el que tienen la Guardia Civil, la policía y los juzgados. Me extraña que en Fuerteventura -no sé dónde está la diputada-, haya que recorrer 55 kilómetros para poner una denuncia. ¿55 kilómetros pa denunciar? A lo mejor al juzgado, pero al puesto de la Guardia Civil o al puesto de la Policía Local seguro que no hay 55 kilómetros, estoy seguro de que no hay 55 kilómetros. Y yo no digo que usted no tenga razón, ¿eh?, a ver si se lo transmito con el mayor respeto, pero si usted emite el mensaje, si no es cierto, de que para denunciar tengo que recorrer 55 kilómetros, a mí no me dan ganas de recorrerlos. Yo lo que diría es, muy cerca de su casa tiene que haber, y lo hay, un cuartel de la Policía Local o de la Guardia Civil. Luego cogemos un mapa, lo vemos y ya verá usted como lo hay, seguro. Lo que es posible es que no haya un juzgado, que esté más lejos, pero al juzgado se va después.

Es verdad que los juzgados de instrucción tardan mucho en dictar las órdenes de protección. Eso es cierto, y es verdad que hay que cambiar esa excusa para declarar que está en la Ley de Enjuiciamiento Criminal y que yo he redactado, otra vez hablo de mí, una proposición de ley para quitarla, pero no tuvimos éxito, el Partido Socialista, que gobernaba en ese momento, no logró el suficiente consenso para eliminar, porque paradójicamente, quizá la Cámara no lo sepa, muchas denunciantes no continúan denunciando, denuncian en el primer momento, pero luego se abstienen de declarar contra sus agresores, con lo cual se producen muchas absoluciones.

En cualquier caso, no dudo de que el protocolo deba corregirse, deba rectificarse, deba financiarse mejor, si hace falta más dinero pues habrá que buscarlo, porque esto es una prioridad. Eso no, no lo dudo. Y este es el lugar en el que hemos de debatirlo. Pero no nos quedemos en eso. Exíjalo, como usted ha hecho, con medidas concretas, como han hecho todos los intervinientes, con propuestas concretas.

Los pisos de asistencia hay tres tipos, pero para no aburrirla, ¿eh?, el de asistencia inmediata, donde se queda la mujer, que dura hasta quince días, los centros de acogida, que se pueden prolongar en unos pisos tutelados que llega hasta un año... Pero es verdad que esa red puede ser un poco áspera para la mujer, ¿no? En cualquier caso, no está ahí el problema, el problema está antes, el problema está en que no llegue a producirse la agresión. Perfeccionemos estos mecanismos, yo le invito a seguir las actividades de la consejería, los forenses organizan la semana que viene una jornada, como la que se organizó anteayer en el colegio de abogados o hace una semana en Agüimes, estemos todos ahí, no solamente nosotros, los partidos políticos, el Gobierno, y la Oposición.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor consejero.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 10L/C/P-0146 Sobre Del Sr. consejero de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad, sobre los asesinatos machistas en el 2019.