Diario de Sesiones 160/2019, de fecha 26/3/2019
Punto 19

9L/PO/P-2839 PREGUNTA DE LA SEÑORA DIPUTADA DOÑA MARÍA DEL RÍO SÁNCHEZ, DEL GRUPO PARLAMENTARIO PODEMOS, SOBRE LAS POLÍTICAS DE INFANCIA, DIRIGIDA A LA SEÑORA CONSEJERA DE EMPLEO, POLÍTICAS SOCIALES Y VIVIENDA.

La señora PRESIDENTA: Turno ahora para la señora diputada doña María del Río Sánchez, del Grupo Parlamentario Podemos, sobre las políticas de infancia, dirigida a la consejera de Empleo y Políticas Sociales.

Señora Del Río.

La señora DEL RÍO SÁNCHEZ (Desde su escaño): Doy por reproducida la pregunta.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Del Río.

Señora consejera.

La señora CONSEJERA DE EMPLEO, POLÍTICAS SOCIALES Y VIVIENDA (Valido García) (Desde su escaño): Señorías.

Como ha hecho alguna compañera que me ha antecedido, antes de contestar, como es la última vez en este pleno, darle las gracias por sus formas y por la elegante manera con la que usted siempre se ha dirigido a quien le habla.

Dicho eso, quiero decirle que desde luego hacemos una valoración positiva, reconociendo que se nos quedan cosas por terminar, que hay muchas cosas que hacer, pero que en el tiempo en el que he estado al frente de esta consejería puedo, y lo haré si usted lo desea, detallar muchos avances en materia de infancia y familia.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señora consejera.

Señora Del Río.

La señora DEL RÍO SÁNCHEZ (Desde su escaño): Bueno, es verdad que este tema es amplio y complejo y en dos minutos y medio no da para mucho, pero yo quería señalar desde una mirada que nos preocupa especialmente y no quería que acabase la legislatura sin poder tener alguna aclaración.

Hablamos de la relación entre exclusión social y pobreza, que aumenta de forma significativa en los hogares con menores, según los datos que tenemos, que más del cincuenta por ciento de los hogares monoparentales con hijas o hijos a su cargo están en riesgo de exclusión social o pobreza, que dos de cada cinco niños están en riesgo de pobreza y exclusión social y que en Canarias tenemos los niveles más bajos de renta y uno de los índices más altos de desigualdad dentro del contexto estatal. Este riesgo se eleva aún más en las zonas turísticas, en los sures -y es ahí donde me quiero centrar un poco-, que sin duda tiene que ver con la injusta distribución de la riqueza, que hace que, junto a hoteles de lujo y espacios de ocio turístico, familias en desempleo, con trabajos precarios, cuya hijas e hijos adolescentes están contemplando a diario el espectáculo de otras formas de vida a las que no tendrán acceso, hoteles y resorts de lujo a los que jamás podrán ir. Es preocupante, en ese sentido, la poca atención que se está prestando a un entorno social que se presenta como caldo de cultivo idóneo para el turismo sexual, y es ahí donde me quiero centrar.

Tenemos espacios con buen tiempo todo el año, con gente empobrecida, con bolsas de pobreza y mucha diferencia y desigualdad; mujeres que no llegan a final de mes, condenadas al empobrecimiento y a la prostitución; adolescentes de familias desestructuradas con conductas sexuales de alto riesgo y promiscuidad; y zonas turísticas que se han convertido en un destino de turismo sexual, como así lo ponen de manifiesto los recientes estudios publicados sobre la prostitución en Canarias. Conocemos esos espacios de riesgo, como algunos centros comerciales del sur, donde las chicas y chicos más vulnerables son captados con fines de explotación sexual, con la promesa de obtener dinero rápido. No exageramos. Estamos ante una situación que empieza a ser frecuente y en las conversaciones de los institutos, de jóvenes menores que se prostituyen para comprarse un móvil.

Pero lo peor es que las víctimas no son solo las chicas y chicos de las familias vulnerables; también, lo sabemos, las niñas declaradas en desamparo residentes en centros de menores, que se supone debían estar atendidas y protegidas por nuestro sistema. Son víctimas de la captación de desalmados en redes de prostitución. Tenemos casos en Lanzarote, tenemos el caso de las "Lovas", en el sur de Gran Canaria, aún sin esclarecer, donde parece ser que hubo destacados empresarios implicados.

Y nosotros queríamos saber qué se está haciendo desde la consejería ante estos hechos tan infames.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señora Del Río.

Señora consejera.

La señora CONSEJERA DE EMPLEO, POLÍTICAS SOCIALES Y VIVIENDA (Valido García) (Desde su escaño): Bien.

Ante la pregunta que usted me ha hecho respecto a las políticas de infancia desarrolladas, quiero decirle que, entre otras, hemos conseguido en estos dos años hacer un diagnóstico y una estrategia de atención a la infancia y a la familia, algo que hacía muchos años que no tenía esta comunidad autónoma. Un documento que, si Dios quiere y hoy se aprueba la ley, gracias al enorme trabajo de sus señorías, va a contar además con una ficha financiera y, por tanto, podremos hablar ya del plan canario de atención a la infancia, una vez recoja aquellas cuestiones que recoja la ley que no estén en esa estrategia.

Hemos incrementado las aportaciones a los ayuntamientos y también a los cabildos, que crecen de nuevo este año para la protección después del último acuerdo alcanzado con la Fecai.

Estamos trabajando con más de ciento cuarenta menores extutelados, que antes no tenían ningún servicio, que cuando acababan y salían del sistema de protección no tenían ninguna red de apoyo para continuar adelante. Hemos creado oficinas, puntos de encuentro, para la inserción sociolaboral de estos jóvenes y estamos financiando y promoviendo más recursos alojativos para aquellos que no vuelven a casa cuando cumplen los 18 años.

Estamos incorporando personal y estamos incorporando pisos y recursos alojativos para menores con medidas judiciales, que no tienen por qué estar en Tabares o en La Montañeta, y estamos abriendo centros de convivencia, porque fundamentalmente son menores, son los menores más sensibles y vulnerables a algunas de las cuestiones que usted ha planteado aquí.

Estamos trabajando de manera intensa y no fácil en la distribución coordinada y en la prestación de servicios a muchos menores inmigrantes llegados en los últimos tiempos, con los cabildos...

La señora PRESIDENTA: Acabó su tiempo, señora consejera.

Muchas gracias.