Diario de Sesiones 160/2019, de fecha 26/3/2019
Punto 60

9L/PL-0025 DEBATE EN LECTURA ÚNICA. DE RECONOCIMIENTO DE LA UNIVERSIDAD PRIVADA UNIVERSIDAD DE LAS HESPÉRIDES.

El señor VICEPRESIDENTE PRIMERO (De la Hoz Fernández): Pasamos, señorías, tal y como hemos quedado en la Junta de Portavoces, a la PL-25, de reconocimiento de la universidad privada Universidad de las Hespérides.

Para su defensa, el consejero, señor Barragán, por tiempo de siete minutos.

El señor CONSEJERO DE PRESIDENCIA, JUSTICIA E IGUALDAD (Barragán Cabrera): Gracias, señor presidente. Señorías.

Este proyecto de ley cuenta con todas las observaciones de legalidad para que el proyecto llegara aquí. (Se reincorpora a su lugar en la Mesa la señora presidenta).

Decir que la oferta mínima de titulaciones que propone la Universidad de las Hespérides son ocho titulaciones: cuatro en la modalidad de grado, con el Grado en Emprendimiento, en Finanzas, en Administración y Dirección de Empresas y en Economía; cuatro másteres: en Economía, Startups, en Dirección de Empresas de Servicios Turísticos y en el Máster en Publicidad y Marketing Digital; y tres titulaciones ofrece también de forma doble, que son el Grado en Economía y Finanzas, el Grado en Emprendimiento y en Economía y el Grado en Emprendimiento y en Finanzas. Además, en un plazo de doce años, acabarán implantando diecinueve grados, según el proyecto presentado, cinco dobles grados, nueve posgrados y dos programas de doctorado y está tramitando acuerdos para en un futuro implantar el Grado de Medicina.

En la actividad docente e investigadora, la universidad de las Hespérides asume el sistema STS y detalla todas las titulaciones que tiene proyectadas.

Parte de un número de 50-70 alumnos por titulación de grado y de 20 por máster. Y también la universidad integra, o estará integrada por las escuelas, Escuela de Grado y Escuela de Posgrado, que integra la Escuela de Doctorado, los departamentos, otros centros y estructuras básicas que organizarán la enseñanza en modalidad online y, además, podrá existir instituto universitario e interuniversitario de investigación.

En cuanto al proyecto que plantea en el apartado de investigación, adjunta un programa plurianual de la actividad investigadora en las áreas científicas que guardan relación con las titulaciones oficiales, aporta un compromiso explícito con la investigación y en la inversión al menos el 3 % de los ingresos anuales se dedicarán a investigación.

Tiene tres líneas principales de investigación: una asociada a la empresa, otra de iniciativa propia y una última de promoción de la actividad investigadora; y dos líneas maestras de investigación: una de investigación fundamental, dentro de distintos programas académicos que se desarrollarán en la universidad, y también la investigación aplicada al desarrollo de la educación a distancia.

Se definen unos indicadores para la evaluación de su investigación y las líneas de investigación estarán preferentemente dentro del marco del Plan Nacional de I+D+i, así como de la política de la comunidad europea de investigación y en el marco de la Comunidad Autónoma de Canarias.

También, en el PDI, los académicos especialistas, con la titulación requerida por ley, es lo que tiene que tener, y al menos un 50 % de los doctores para los títulos de grado. Se garantiza un número de doctores, aproximadamente el 70 %, mínimo, según el Real Decreto 420/2015, y todo el profesorado que imparte enseñanzas de doctorado será doctor. Se respetará la normativa respecto a la imposibilidad de contratar profesorado funcionario universitario activo y se va a utilizar una relación de un profesor por cada 80 alumnos. Como saben sus señorías, la ley indica que para las universidades online, estaría entre 1-50 y 1-100.

En las instalaciones, al ser una universidad online, lo que prevé el proyecto es que la universidad no presencial tenga dos sedes físicas, de carácter administrativo, una en la capital de la provincia, que contará con las condiciones normales para abrir este tipo de proyectos, y también tendrá espacios virtuales en la plataforma Cisco BB, con aulas para impartir clases teóricas, talleres, laboratorios docentes, laboratorios de investigación, foros, aulas de trabajo en grupo, despachos para los profesores para tutorías y un aula magna; y la aplicación Moodle para que los alumnos accedan a todos los contenidos necesarios para cursar la titulación y una biblioteca digital de más de cincuenta y nueve mil volúmenes de libros, aparte de las revistas, DVD, los mapas, las colecciones especiales, los vídeos digitales y las suscripciones a veinticuatro bases de datos con que cuenta esta universidad online.

En cuanto a las garantías de actividad, el capital social de la universidad son 500 000 euros, el capital social del centro de enseñanza superior de Madrid Manuel Ayau, sociedad limitada, de 1 800 000 euros y el patrimonio neto, de 2 592 042 euros, que está a disposición de la Universidad de las Hespérides, garantizando así su puesta en funcionamiento y continuidad. La garantía financiera complementaria es un aval financiero de 475 000 euros y los estudios económicos y financieros lo que plantean es que la financiación total sea mayoritariamente aportada por los accionistas. La principal fuente de ingresos serán las matrículas y otros gastos relevantes de la promoción y marketing y programas virtuales estarían en el apartado de gastos. En el primer año prevén unos ingresos de 1,56 millones de euros.

La universidad también adjunta el compromiso firme de mantener el funcionamiento de la universidad y cada uno de sus centros durante un periodo mínimo que permita finalizar sus estudios a los alumnos y también plantea un plan de cierre en el caso de que la actividad resulte inviable.

En cuanto al funcionamiento, también presenta unas normas de organización y funcionamiento que describen toda su estructura organizativa y de mando.

Y la implantación de enseñanzas universitarias no presenciales, la oferta que hace la Universidad de las Hespérides en modalidad no presencial, cuyas características referidas a las titulaciones se comprobarán por la Aneca, con la verificación de la titulación, y después por la agencia de calidad universitaria española durante el seguimiento y renovación de la acreditación.

El inicio de las actividades, ha aportado la documentación necesaria que se indica en el anexo III del Real Decreto 420/2015, y para ello ha presentado solicitud de reconocimiento de universidad privada.

Y las conclusiones de la agencia de calidad universitaria española concluyen que la Universidad de las Hespérides cumple con los requisitos mínimos exigidos por el Real Decreto 420/2015, de 29 de mayo, de creación, reconocimiento, autorización y acreditación de universidades y centros universitarios. Y, asimismo, como suele ocurrir con este tipo de universidades, la agencia de calidad universitaria refleja que muchas de las cuestiones evaluadas se constatarán durante la verificación, seguimiento y reacreditación de los títulos.

Nada más y muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor consejero.

Turno ahora para los grupos enmendantes. Cinco minutos para cada uno de los mismos.

Comenzamos por el Grupo Socialista, señora González.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña Ana): Muchas gracias, presidenta. Señorías.

El establecimiento de una nueva universidad en el sistema universitario de Canarias es una cuestión que debe someterse a un debate parlamentario de fondo. Debe tenerse en cuenta que este proyecto de ley no se contemplaba dentro de la agenda legislativa del Gobierno de Canarias para la IX Legislatura y que se registra en este Parlamento el 26 de febrero de 2019.

Su tramitación por el procedimiento de urgencia supone una restricción al debate parlamentario sobre la conveniencia del establecimiento de una universidad privada en Canarias. No existe razón de urgencia alguna para la presentación por parte del Gobierno de este proyecto de ley, que además no ha sido sometido a trámite de participación ciudadana. Desde el Grupo Socialista entendemos que se tiene que dejar para más adelante, escuchar a los rectores de las universidades públicas, a los presidentes de los consejos sociales de las dos universidades, a los representantes sindicales, para ver si esto es realmente necesario o no. Nuestra propuesta es no llevarlo por la vía rápida sino aplazarlo hasta ver el impacto que esto tiene, puesto que, conforme viene de esta forma, pueden venir muchas universidades más.

Entrando en la documentación que aporta el Gobierno de Canarias a este proyecto de ley, nos llaman la atención dos cosas. Primera, proyecto de profesorado. Parece de risa, el profesorado no va a tener sede, va a trabajar desde su casa y solo habrá seis o siete profesores por titulación. La segunda son las sedes, se habla de un chalé en Tenerife y en Gran Canaria, de un edificio antiguo que se encuentra en Vegueta. No hay más, no habrá sedes para aulas ni bibliotecas. Todo esto será online, solo habrá unos pocos servicios administrativos.

Quisiera plantearle al Gobierno: ¿ustedes creen que esto encaja con el sistema universitario de Canarias? Pronúnciense, no nos pueden decir que esto es una libre empresa o una libre iniciativa. No es cuestión de eso, ustedes tienen la responsabilidad de organizar el sistema universitario de Canarias.

Creemos que, por todo lo anteriormente expuesto, y con el objetivo de emplazar al nuevo Parlamento que surja tras las próximas elecciones a retomar estas cuestiones, así como a pronunciarse sobre una posible autorización, es por lo que mi grupo ha presentado esta enmienda a la totalidad con solicitud de devolución al Gobierno del proyecto de Ley de reconocimiento de la universidad privada Universidad de las Hespérides.

Nada más. Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora González.

Yo había puesto cinco y tenía usted siete minutos, me equivoqué yo, pero no los consumió.

Grupo ahora de Podemos. Señor Déniz.

El señor DÉNIZ RAMÍREZ: Señora presidenta, señorías.

A lo dicho por la diputada Ana González tengo que decir... Son varias cosas.

Yo espero que aquí no se convierta esto en un debate entre lo público malo y lo privado bueno, señorías, porque esto está bastante superado ya. Es decir, lo que hemos demostrado, entre otras cosas, es que las enseñanzas públicas son las mejores enseñanzas que la ciudadanía puede permitirse, porque además es de justicia. Porque además la educación es un derecho y no es un negocio, señorías.

Quien les habla estudió en una cosa que se llamaba el Grupo Escolar General García Escámez, en la frontera entre Schamann, El Polvorín y San Antonio; luego pasé al Instituto Alonso Quesada, en la parte alta de Schamann y Escaleritas y después en nuestra queridísima Universidad de La Laguna. Y como yo, muchísimos compañeros y compañeras, gente muy inteligente que ha aportado a esta tierra lo que hoy somos y en realidad ninguno echa de menos haber estudiado en otro tipo de colegios que no sean de la enseñanza pública. En cambio, aquí se pretende instalarnos en un debate, otra vez, de las universidades públicas y la necesidad, ¿de qué?, ¿de otro tipo de conocimiento? Es falso, señorías. Tenemos tres universidades públicas: La Laguna, Las Palmas de Gran Canaria, la UNED, tenemos la universidad; después, universidades privadas: la Universidad Europea, en La Orotava, la Universidad Fernando Pessoa, viene la Universidad del Atlántico y ahora también la Universidad de las Hespérides; y hay dos más esperando, señorías.

Online. Vamos a ver, ya tenemos campus virtual en la Universidad de La Laguna y en la Universidad de Las Palmas. Todas las universidades públicas tienen campus virtual. La Universidad a Distancia, también, en parte. ¿En un momento en que la enseñanza está girando, además, sobre el tema de las prácticas presenciales además y perfectamente evaluables y constatables, me vienen a mí a decir que es necesaria una universidad online? ¿Quién se cree esto? ¿Después vamos a homologar los títulos? ¿De qué estamos hablando, de un amor por el conocimiento y por la investigación de las universidades privadas o por una acogida a exenciones fiscales? La Universidad Europea, instalada en La Orotava, señorías, está acogida a la zona ZEC. Es un negocio, ¡un negocio! Esta universidad, que no sabemos quién está detrás ni delante, también se va a instalar en la zona ZEC. No me vengan ustedes a mí a decir que es una necesidad súbita por desarrollar el conocimiento y la investigación en el pueblo canario. Es más, no la necesitamos, nosotros ya tenemos departamentos auténticos perfectamente cohesionados, estructurados, evaluados, profesorado estupendo. Esta universidad, lo que están haciendo las universidades privadas en Canarias es una competencia desleal, además, a nuestras universidades públicas, porque, además, no es ya que se beneficien de la zona ZEC, de las exenciones fiscales -que, por otro lado, es la política económica del Gobierno de Coalición Canaria, exenciones fiscales para que otras empresas se instalan en esta tierra-, se benefician, además, de nuestras instalaciones, de nuestras bibliotecas, de nuestros recursos humanos, profesorado. Parte del profesorado también se lo tenemos cedido a las universidades privadas, a las que están ya instaladas. Es decir, ¡este es un negocio que además pretende vivir de lo público!

Y no nos engañemos, la Universidad Europea tiene seiscientos y pico alumnos, la Universidad Fernando Pessoa, otros tantos; en total mil y pico alumnos en las universidades privadas. Universidades privadas en una tierra con la renta más baja de todo el Estado. ¿Es que aquí se ha planteado un estudio de mercado al respecto? ¿Qué necesidad tiene el pueblo canario de tener a sus hijos e hijas en una universidad privada? ¿De qué estamos hablando? No es ninguna necesidad, no es ninguna necesidad, es una competencia absolutamente desleal.

A mí me da la impresión de que estamos convirtiendo a Canarias en un paraíso fiscal de las universidades privadas, porque es que a final de año probablemente habrá ya unas doce universidades por lo menos y siete de ellas privadas. Esto es un paraíso fiscal que creo que el Parlamento de Canarias y las instituciones públicas no nos lo podemos permitir. ¿Y lo próximo que será, que alguien traiga aquí una iniciativa para que haya universidades concertadas y entonces tengamos que establecer conciertos también con las universidades privadas?

Creo que la apuesta de este Gobierno, de estas instituciones y de este pueblo tiene que ser claramente a favor de las universidades públicas.

Y además, como dijo la diputada del Partido Socialista, aquí se tenía que haber contado con la voz de los dos rectores que tenemos, de los dos rectores, de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y de la Universidad de La Laguna y de toda la comunidad universitaria, que tenemos más de cuarenta y pico mil alumnos en toda Canarias. Nuestro peso tendremos.

Creemos que aquí lo que se está creando es una burbuja universitaria, una inflación de títulos, porque aquí se está hablando de repetir titulaciones. La mayoría de la oferta educativa que se nos está planteando es de formación relacionada con las economías, las empresariales y ahora usted encima..., bueno, Marketing también, que no solamente está Periodismo en la Universidad de La Laguna sino Marketing también en la Universidad Europea de La Orotava. Pero usted también me está planteando, señor Barragán, que incluso en el futuro tienen pensado establecer la Facultad de Medicina. Tenemos de las mejores facultades de Medicina de todo el Estado, no necesitamos que compitan las universidades privadas estas y supuestamente a los estudiantes... (Rumores en la sala). ¡Por favor, señora Navarro, relájese un poquito, relájese un poquito!, yo sé que cuando se toca los negocios ustedes, el Partido Popular, se alteran. Pero, miren, no tenemos necesidad en esta tierra de estar compartiendo recursos y estar aceptando desde las instituciones competencia desleal, inflación de titulados universitarios, etcétera, etcétera, no tenemos ninguna necesidad. Me parece que la tarea de este Parlamento es, en todo caso, apostar por la enseñanza pública.

En definitiva, señorías, yo creo que este Parlamento tenía que haber dado margen de tiempo para informar bien, para debatir sobre el asunto este de la importancia o no, o de la urgencia, de las universidades privadas. En febrero fue cuando entra en este Parlamento esta petición por la vía de urgencia. Por la vía de urgencia nos costó a nosotros introducir la ley de atención temprana que se discute mañana. ¡Eso sí es de urgencia!, eso sí es de urgencia, porque hay un consenso generalizado, pero para que una universidad privada se instale... ¿Por qué el Gobierno permite que por la vía de urgencia se nos traiga esto ahora, el último día, el último día?

Yo les pido a los partidos aquí, en esta Cámara, que nos demos más tiempo, que sea la próxima legislatura, que sea la próxima legislatura la que decida si Canarias necesita, con la renta más baja de todo el país, de las rentas más bajas, una universidad privada, qué tipo de alumnado es el que va a estar ahí, qué tipo de titulación vamos a sacar, que reconsideren si es que por la vía de urgencia esto era un tema urgente. Nosotros entendemos que no y vamos a votar en contra absolutamente, porque nuestro compromiso es con las universidades y las enseñanzas públicas. Lo tenemos clarísimo, señorías, y espero que reconsideren que esta premura no es buena para el futuro universitario...

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Déniz.

Turno para el Grupo de Nueva Canarias, el señor Campos.

El señor CAMPOS JIMÉNEZ: Muchas gracias, señora presidenta.

Nosotros nos hemos sumado a esta enmienda a la totalidad primero porque evidentemente somos unos defensores absolutos del sistema público en materia educativa, pero no hemos presentado la enmienda a la totalidad porque estemos hablando exclusivamente, porque estemos hablando de una universidad privada. En el ámbito educativo, en la etapa de 0-3, desgraciadamente, son mayoría frente a lo público fundamentalmente por la inacción del Gobierno; en la etapa de Primaria hay una oferta privada, una oferta pública y, evidentemente, cada uno toma decisiones; en el ámbito de la Secundaria, mucho menos, algo; y en el ámbito de las universidades, desde hace algún tiempo.

Nosotros no demonizamos las universidades privadas. Cada uno tomará una decisión. Esto es como aquello de los hospitales, públicos, privados, pero cuando te la juegas vas al público.

Hacemos una defensa absoluta de nuestras universidades públicas. Necesitan más recursos para seguir avanzando, para seguir mejorando, para dignificar también las condiciones laborales de los docentes que allí imparten clase, para mejorar las instalaciones; en definitiva, para mejorar lo que siempre hemos dicho y repetido en más de una ocasión en esta legislatura: que no hay un área más estratégica para cualquier Gobierno, y para cualquier Gobierno nacionalista si me apuran más aún, no hay un área más estratégica que la de la educación. A partir del modelo educativo por el que tú apuestas, probablemente, en ocasiones en el corto, pero ineludiblemente en el medio y largo plazo, será el modelo social que tienes, será el modelo cultural que tiene tu población. Hablaremos de modelos productivos incluso en función de esa apuesta.

Nosotros fundamentalmente decimos y presentamos esta enmienda a la totalidad porque nos parece que no es presentable que algo tan importante, tan estratégico como es la educación y en el ámbito de la educación el papel que juegan las universidades se intente despachar entre veinte leyes en el último tramo final. El 26 de febrero, el 26 de febrero, es decir, hoy hace un mes, es cuando se presenta en el Consejo de Gobierno esta iniciativa. Hace un mes. En un contexto donde todos los grupos parlamentario estamos, hasta arriba no, lo siguiente, de leyes, donde a algunos grupos ya nos gustaría y vamos a pelear por, en la siguiente, tener treinta y seis diputados, pero a día de hoy hay grupos que tenemos siete, cinco, tres. ¿Se imaginan la dificultad que nos supone estar trabajando de manera paralela multitud de leyes, algunas de ellas que entraron a este Parlamento hace un año, hace ocho meses, hace seis meses, hace cuatro meses, como para dedicarle el tiempo que necesita y precisa una iniciativa de este tipo? No nos parece serio, y no nos parece serio precisamente por parte de un Gobierno que rechaza iniciativas de algunos o por parte de un Parlamento, que la justificación fundamental para no admitir a trámite, por ejemplo, algo tan importante como el debate de la renta de ciudadanía, algo que está en nuestro propio Estatuto y que además responde a las necesidades de una amplia parte de la población canaria, sobre todo la más necesitada, el principal argumento es que no había tiempo, cuando esas leyes se registraron hace ya algunos meses y el debate, por cierto, fue hace ya algunas semanas. No había tiempo, pero para despachar una cuestión tan importante como es una universidad en nuestro modelo educativo, en nuestro sistema educativo, da igual, vamos, ni ponencia. Da igual, directamente en el pleno, sin escuchar, ya no solo a las universidades públicas, a sus consejos sociales, es que no hemos escuchado ni siquiera al promotor de la iniciativa defender qué es lo que va a traer a Canarias, cuál es su modelo y por qué se implanta aquí y no en otros lugares siendo online. Yo creo que a nadie se le esconde, obviamente, y tampoco voy a demonizarlo. Si hemos creado a través de nuestro Régimen Económico y Fiscal medidas para atraer empresas, en ocasiones serán de un tipo y en ocasiones serán de otro; lo que sí digo es que no es lo mismo, no es lo mismo instalar una fábrica que pueda producir no sé qué a instalar universidades.

Probablemente, y es lo que nosotros vamos a defender, que no hay ninguna razón para la urgencia, al menos no hay ni una sola razón que se justifique en la documentación que nos han pasado, no hay ninguna razón para que este debate no se pueda producir de manera sosegada, con el tiempo que requiere, escuchando a todas y cada una de las partes, universidades públicas y los propios proponentes, escuchando al propio Gobierno, con tiempo, en comisión, abrir una ponencia para debatir las cuestiones, y probablemente saldrá adelante, pero con el tiempo necesario. Les puedo garantizar que en ese debate a nosotros nos van a encontrar en la búsqueda del consenso. Yo no adelanto cuál será el sentido de la votación en su momento, pero no nos negamos a debatir este tipo de cuestiones. No nos negamos a que se instalen universidades privadas, pero, evidentemente, esta no es la manera.

Creo que es una forma también, en cierta medida, de al menos algunos grupos parlamentarios y debiera ser, como hemos demostrado por ejemplo con la ley de servicios sociales por parte de todos los grupos parlamentarios, que este Parlamento merece también un respeto en tanto en cuanto las formas, los procedimientos que el Gobierno utiliza cuando le interesan y que niega otros cuando no le interesan.

Creo que no se puede intentar colocar en el último mes leyes, porque al final este es el resultado: mala calidad en ocasiones de las mismas, escasa posibilidad de debatir estas leyes, en este caso de algo tan importante como es la instalación de una universidad en nuestra tierra.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señor Campos.

Turno ahora para el resto de los grupos, fijación de posiciones. El Grupo Mixto, señor Ramos Chinea.

El señor RAMOS CHINEA: Muchas gracias, señora presidenta. Buenas tardes, señorías. Buenas tardes, señor consejero.

Señor consejero, he de confesarle que desde nuestro grupo teníamos dudas sobre este proyecto de ley, teníamos dudas sobre todo por la temporalidad y por la formación online en general, porque al tramitarse este proyecto de ley en el último pleno de la legislatura por el procedimiento de urgencia, habiéndose registrado en esta Cámara el pasado 26 de febrero y dado el corto periodo de vencimiento de la legislatura, la realidad es que no nos ha dado tiempo suficiente para estudiarlo con detenimiento. Y es que además, si tenemos en cuenta que, al igual que para cualquier universidad, se trate de privada o pública, su trámite es engorroso y tiene que pasar muchos filtros hasta que se autoriza su implantación y empieza a estar operativa, entendíamos que en este caso también podría haber primado esa exhaustividad con el trámite parlamentario, en el sentido de que un proyecto como este requiere cuando menos de un estudio pormenorizado y, puesto que se trata de una universidad cuya oferta se centra exclusivamente en la modalidad online, parecía razonable que hubiésemos contado con mayor tiempo. Porque, aunque esta nueva oferta educativa se sumaría a las ya existentes, es decir, a la de las dos universidades públicas canarias y a las tres privadas -la Europea, en Tenerife, la de Fernando Pessoa, en Gran Canaria, y la nueva Universidad del Atlántico Medio-, la Universidad de las Hespérides, que tendría sede en ambas islas capitalinas, sería la segunda universidad privada online, la primera en estar operativa, que se implantaría en Canarias, junto con la Universidad Tecnológica de Canarias, que está pendiente de recibir el visto bueno definitivo tanto de las administraciones canarias como del propio ministerio.

Por tanto, siendo también conocedores de que la Universidad de las Hespérides ha recibido las correspondientes autorizaciones de las distintas entidades canarias y nacionales, a pesar de la complejidad que conlleva un proceso como este, y aunque este proyecto propone implantar ocho titulaciones, cuatro grados universitarios y cuatro másteres, y que, en definitiva, vendría a aumentar la oferta educativa universitaria ya existente en las islas, como pudiera ser el Grado en Administración y Dirección de Empresas y en Economía... También es verdad que podría cubrir formación que no se imparte actualmente en las islas. De hecho, es que incluso podría facilitar que muchos de nuestros jóvenes de las islas no capitalinas que a día de hoy no tienen la posibilidad de estudiar en sus islas por la falta de mayor oferta educativa y lo que a día de hoy les supone tener que irse a otra isla o a la Península a estudiar, con el coste que eso supone para las familias, somos conscientes de que esta nueva oferta universitaria podría cubrir las expectativas de muchos de estos jóvenes, que podrían recibir esa formación desde su casa. O también se da el caso, como ya ocurre con la Universidad Fernando Pessoa, de que hay muchos estudiantes que son a su vez trabajadores, que ya vienen con una formación previa, como es el caso de Odontología o Enfermería, y que lo que necesitan es reciclar conocimientos u obtener esa nueva titulación complementaria, pues, siendo ya técnicos higienistas, protésicos dentales o auxiliares, quieren ser odontólogos y odontólogas o enfermeros y enfermeras.

Pero si bien lo anterior, aunque la apuesta de la Agrupación Socialista Gomera es siempre por la educación pública, lo que nos preocupa desde nuestro grupo es la calidad de la formación que se vaya a impartir. Por eso lo que pedimos hoy desde esta Cámara es que por lo menos se exija el mínimo control y rigor que a las universidades públicas, porque se trata de la educación superior de nuestros jóvenes canarios, que es la que les va a abrir las puertas de un futuro laboral. Y, como no puede ser de otra manera, lo que queremos es que toda la formación universitaria que se preste se haga con todas las garantías y con la calidad mínima exigida, máxime cuando la formación online nunca va a poder suplir la formación impartida de manera presencial. Es decir, que no solo se quede en el trámite previo de los filtros que tiene que pasar una universidad sino que, al igual que se exigen determinadas cuestiones previas, que se vigile la calidad educativa y se tienda a lograr la excelencia en cada uno de los programas educativos.

Por último, por hacer alusión a las enmiendas a la totalidad presentadas, respecto a la participación ciudadana, el informe del Consejo Consultivo es claro al decir que no se ha sometido el anteproyecto a trámite de participación ciudadana, pero sí que se realizó un informe por la Dirección General de Universidades justificando las razones por las que no se considera necesario someter a participación ciudadana los proyectos de ley.

Por tanto, por lo expuesto y teniendo en cuenta el informe favorable del Consejo Consultivo de Canarias, desde nuestro grupo votaremos a favor del presente proyecto de ley de reconocimiento de la Universidad de las Hespérides.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señor Ramos Chinea.

Turno ahora para el Grupo Popular, señora Navarro.

La señora NAVARRO DE PAZ: Gracias, presidenta.

Bueno, lo primero, quiero aprovechar para saludar a los representantes y promotores de esta nueva universidad privada online, que viene a enriquecer la oferta de educación superior en nuestra comunidad, y por supuesto agradecerles que hayan querido estar aquí hoy presentes.

Señorías, debatimos hoy un proyecto de ley que cumple con todas las exigencias legales para su aprobación. Responde a la normativa legal vigente que regula la implantación de los centros superiores. Quien se quiera molestar y vea el volumen del expediente, y confirmarlo y estudiárselo, verá que cuenta con el informe favorable de la Agencia Canaria de Calidad Universitaria y Evaluación Educativa, con el informe favorable del Consejo Universitario de Canarias, con el dictamen del Consejo Consultivo y además, señora portavoz del Grupo Socialista, con el informe de participación ciudadana, que le digo que tiene fecha de aportación de 7 del 11 de 2018.

Por lo tanto, señorías, seamos serios, no hay razón, no hay impedimento legal que impida -valga la redundancia- y desaconseje el reconocimiento de esta nueva universidad. Es más, se ha dicho aquí, en Canarias contamos ya con cuatro precedentes, cuatro, que han sido aprobados por este Parlamento a través de sendas leyes, las dos últimas en el 2015. Mismo trámite, mismo tiempo, mismos informes. Y lo hicimos porque, en palabras en aquel momento del vicepresidente del Gobierno de Canarias, en el 2015, y secretario del Partido Socialista en Canarias...; decía: nos encontramos con una propuesta que no solo completa el panorama universitario de Canarias, sino que viene a añadir riqueza a esa oferta. En ese mismo sentido, en aquel momento el portavoz del Grupo Mixto, a la sazón líder de Nueva Canarias, y estando aquí hoy también presente, manifestaba -y cito textualmente-: "apoyo sin condiciones a esta iniciativa, porque nos parece un avance, porque nos parece progresar, porque es una oportunidad para la formación de nuestra gente". Tampoco se quedaba atrás la diputada del Grupo Parlamentario Socialista que tomó la palabra en el debate sobre el proyecto de ley de reconocimiento de la universidad privada, en aquel momento Universidad Internacional de Canarias: expreso -y quiero que se recoja literalmente- el apoyo y el voto favorable al texto legislativo; y decía: una nueva universidad que ofrece una propuesta académica complementaria a la oferta actual en educación superior existente en Canarias.

Señorías, como ven, estamos hablando y contemplando términos muy parecidos, casi idénticos diría yo, y en aquel momento todos se manifestaron, todos los grupos parlamentarios, respecto a los proyectos de ley en aquel momento que se tramitaban de reconocimiento y lo aplaudían, y lo aplaudían, universidades privadas, que se han instalado en nuestro territorio, en nuestra comunidad autónoma.

Y saco esto a colación porque es que hoy me encuentro, sorpresivamente, con la oposición de la izquierda a una iniciativa idéntica, idéntica, a la que hemos tramitado aquí pa' trás en cuatro ocasiones, reconocimiento de una universidad privada, que apenas hace unos años han aplaudido otras iniciativas.

Una enmienda a la totalidad, señorías, con devolución al Gobierno del proyecto de ley, que lo que pretende es impedir, impedir -que se oiga bien por los canarios-, impedir la apertura de un nuevo centro privado de educación superior y que esconde, y hay que decirlo abiertamente... ¿Por qué no suben aquí y lo dicen, en vez de estar intentando justificar lo injustificable? Es que, de verdad, permítanmelo, señorías, siento vergüenza ajena. Vienen aquí a decir que se niegan y que lo basan únicamente en que no se cumplen los requisitos. ¿Qué requisito no se cumple? Es un procedimiento reglado y se cumple con todos los requisitos legales, no hay ningún impedimento. Aquí se están negando por razones ideológicas, díganlo claramente, criterios ideológicos.

¿Y qué es lo que ha cambiado, señorías, qué es lo que ha cambiado para que ahora pongan en duda, porque están poniendo en duda con esta negativa, la libertad de educación, la iniciativa privada o la posibilidad de llevar la educación superior a cualquier rincón del archipiélago? Y esto lo tienen que saber los canarios, claramente. ¿Saben qué es lo que ha cambiado, señorías, y lo que ustedes no se atreven a decir aquí -y lo digo con el máximo respeto-?: que Nueva Canarias y el Partido Socialista han dejado a un lado el sentido común y se han echado en brazos del populismo más ramplón. Sí, señorías, intelectualmente pobre, pobre, y lo tengo que decir bien claro, y que están apostando por un modelo educativo, como apuesta el populismo más ramplón, por un modelo educativo colectivista, arcaico y sectario. Así de claro.

Y, además, que hay dos citas electorales, señorías, no nos olvidemos. Hay dos citas electorales ahí en menos de dos meses y la izquierda, bueno, no se resiste a la tentación de caer en la más pura demagogia, con los discursos de siempre, pobres contra ricos, libertad o no libertad, público o privado. ¿Pero de qué estamos hablando, señorías? Estamos hablando de un procedimiento que tiene todos sus trámites reglados y que en este caso se dan, se cumplen. Y que tenemos antecedentes donde ustedes mismos, los mismos diputados que están hoy aquí, han votado a favor y hoy votan en contra con esta enmienda a la totalidad. Es que es una vergüenza, permítanme que se lo diga. Desde mi punto de vista es que es de un cinismo total, de un cinismo total.

Miren, nosotros, coherentes y como siempre en la defensa a ultranza en todos los ámbitos del principio de libertad y del respeto a la legalidad, libertad y respeto a la legalidad. Creemos en el derecho a la educación y a la libertad de enseñanza, reconocidos además en el artículo 27, señorías, artículo 27 de nuestra Constitución. Un derecho que se traduce en la libertad, en la libertad de las personas físicas y de las personas jurídicas, como hacen los responsables de esta iniciativa, de impulsar y poner en marcha nuevos centros docentes, nuevos centros docentes, siempre, repito, dentro de los parámetros, como es el caso, que marca la legislación vigente.

Por eso, como no puede ser de otra manera, no solo rechazamos enérgicamente la enmienda a la totalidad, sino que además, y lo digo alto y claro, apoyamos este proyecto, lo aplaudimos, al ser un escalón más para alcanzar mayores cotas de...

La señora PRESIDENTA: Un minuto y concluya, señora Navarro.

La señora NAVARRO DE PAZ: Gracias, presidenta.

Decía que lo aplaudimos, que aplaudimos este proyecto, al ser un escalón más para alcanzar mayores cotas de libertad educativa, y vamos a dar el visto bueno, como hemos hecho en las otras tres ocasiones, cuatro, a un centro privado que ofertará enseñanzas universitarias en modalidad no presencial. Un proyecto además, quiero insistir, que cumple, cumple, señorías, como ya dije al inicio de esta intervención, con todas las previsiones legales, por lo que a nuestro juicio no hay nada más que decir sino -lo voy a decir alto y claro- aprobarla y punto.

Muchas gracias.

La señora PRESIDENTA: Gracias, señora Navarro.

Turno ahora para el Grupo Nacionalista, señora Machín.

La señora MACHÍN TAVÍO: Gracias, presidenta.

La verdad es que, señorías, no entiendo tantas dudas que les genera este proyecto de ley de la universidad, cuando perfectamente los que me han antecedido en la palabra han explicado que es un expediente que cumple con todos los preceptos legales.

Hoy debatimos aquí la aprobación de una nueva universidad privada en Canarias, la Universidad de las Hespérides. Un expediente que se inicia en el 2016 con la presentación de la solicitud de reconocimiento por parte de la Consejería de Educación y Universidades, en que también el Consejo Universitario de Canarias, que está formado -y esto es un detalle importante- por la consejería, por la Universidad de La Laguna, la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y los presidentes de los consejos sociales de ambas universidades, cumpliendo todos los preceptos legales, dentro del marco europeo, español y canario, para la enseñanza privada en la universidad, sin perder de vista -y esto me gusta puntualizarlo por el debate que se ha generado con este proyecto de ley-, sin perder de vista seguir fortaleciendo la universidad pública con el apoyo del Gobierno de Canarias y dejando claro que Canarias, la universidad privada se financia con recursos propios...

La Universidad de las Hespérides es online, con 11 titulaciones y con el objetivo de que en el plazo de doce años acabará implantando 19 grados, 5 dobles grados, 9 postrados y 2 programas de doctorado.

El desarrollo de una sociedad, en todos sus aspectos, políticos, sociales y económicos, su pilar fundamental es la educación. Profesionales, investigadores, la formación que adquieren en dichos centros universitarios es clave para el avance de cualquier país, y todo ello basado en la educación de calidad que busque la excelencia de sus alumnas y sus alumnos.

Sin más, señorías, el Grupo Nacionalista Canario da su voto favorable al reconocimiento de la nueva universidad, la Universidad de las Hespérides de Canarias.

La señora PRESIDENTA: Muchas gracias, señora Machín.

Señorías, han intervenido todos los grupos, llamo a votación. (Suena el timbre de llamada a la votación. Pausa).

Ocupen sus escaños, señorías. En primer lugar, vamos a votar la enmienda a la totalidad, señorías. Enmienda a la totalidad, comienza la votación. (Pausa).

54 votos emitidos: 23, sí; 31, no; ninguna abstención.

Por tanto, no prospera la enmienda a la totalidad.

Y votamos ahora... la votación del conjunto del texto, señorías. Votamos el conjunto del texto... (La señora Montelongo González solicita la palabra).

Dígame. Perdón, perdón, perdón. Perdón, dígame, señora Montelongo, disculpe.

La señora MONTELONGO GONZÁLEZ (Desde su escaño): Gracias, señora presidenta.

Siguiendo con los antecedentes anteriores, me he equivocado: yo no quería votar a favor de esta enmienda a la totalidad. Si se puede corregir.

Gracias.

La señora PRESIDENTA: Repetimos la votación otra vez de la enmienda a la totalidad, señorías. No creo que vaya a cambiar el significado pero lo están pidiendo. Votamos de nuevo -señorías, silencio, por favor-, votamos de nuevo la enmienda a la totalidad, señorías. (Pausa).

Señorías, 54 votos emitidos: 23, sí; 31, no; ninguna abstención.

No prospera la enmienda a la totalidad.

Por tanto, ahora votamos el conjunto del texto, señorías. Votación del conjunto del texto. (Pausa).

Señorías, 54 votos emitidos: 31, sí; 23, no y ninguna abstención.

Señorías, antes de levantar la sesión, pido a los portavoces que se acerquen para ver el orden del día que vamos a tener mañana, si son tan amables.

(Los integrantes de las portavocías de los grupos y el consejero de Presidencia, Justicia e Igualdad, Barragán Cabrera, como representante del Gobierno, atienden el requerimiento de la Presidencia). (Pausa).