Diario de Sesiones 20/2019, de fecha 10/12/2019
Punto 11

10L/PO/P-0297 PREGUNTA DEL SEÑOR DIPUTADO DON LUIS ALBERTO CAMPOS JIMÉNEZ, DEL GRUPO PARLAMENTARIO NUEVA CANARIAS (NC), SOBRE EL ALCANCE DE LA REFORMA DE LA LEY DE JUEGOS Y APUESTAS, DIRIGIDA AL SEÑOR CONSEJERO DE ADMINISTRACIONES PÚBLICAS, JUSTICIA Y SEGURIDAD.

El señor PRESIDENTE: Turno para el diputado don Luis Alberto Campos, del Grupo Parlamentario de Nueva Canarias, sobre el alcance de la reforma de la Ley de Juegos y Apuestas, dirigida al señor consejero de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad.

Señor Campos.

El señor CAMPOS JIMÉNEZ (desde su escaño): Señor consejero, cambio de tercio. Vamos a hablar de otra cosa.

Desgraciadamente, no, pero yo creo que hay algo positivo en lo que estamos viendo en la mañana de hoy y lo que hemos visto en distintas comisiones, efectivamente, en la de Derechos Sociales o en Educación... Yo creo que estamos asistiendo ante una realidad que se ha ido imponiendo y, afortunadamente, ante una sociedad que reacciona, y los que aquí estamos no somos ajenos a lo que la sociedad está planteando. Por tanto, es necesaria esa reacción.

Y nos parecía bien cuando el consejero anunciaba recientemente que el Gobierno va a iniciar un trabajo para reelaborar la actual Ley del Juego. Yo creo que estamos totalmente de acuerdo y precisamente esta es la pregunta: el alcance, previsión de para cuándo podríamos tenerlo, qué trabajos previos tiene previsto desarrollar la consejería. Estamos de acuerdo todos en la necesidad de regular, de adaptarnos a esa nueva realidad.

Fíjese que para abordar esto tenemos dos opciones: una vez que ya se ha anunciado, esperar al trabajo que haga la consejería, nosotros ya le hemos dicho felicitamos esa iniciativa por parte del Gobierno, pero creo que como Parlamento e, incluso, como propio Gobierno, hay medidas que pueden ir desarrollándose hasta en tanto en cuanto tengamos el proyecto de ley en este Parlamento y, posteriormente, seamos capaces de incorporarlo como una nueva ley. Ya lo hemos hecho en el trámite parlamentario con una revisión fiscal, que podremos entender que es más o menos elevada. En ese sentido, tenemos oportunidad en los próximos días de debatir sobre esta cuestión.

Pero hay otro elemento que para nosotros es fundamental, si me apura, incluso más importante, lo decía: nosotros tendríamos capacidad de llegar un 60 % más de lo que actualmente estamos ejecutando, pero nosotros no queremos quedarnos ahí, y desde Nueva Canarias planteamos una cuestión que otras comunidades autónomas ya han puesto en marcha, y es la suspensión de las autorizaciones a nuevas casas de apuestas. No criminalicemos a las que están, vamos a desarrollar ese estudio para, a partir de él, y no solamente a las casas de apuestas, sino al conjunto de lo que la Ley del Juego, digamos, legisla, regula, y, por tanto, a través de ahí adaptarnos a esa nueva realidad, pero seamos capaces de poner un freno, no demos más autorizaciones. Fíjense que ya hay tres comunidades autónomas que han hecho esto: Navarra, Extremadura y Madrid; ideológicamente no se parecen muchas las unas a las otras, pero coinciden en esta necesidad.

Por tanto, además de conocer su hoja de ruta y los elementos fundamentales, la posibilidad de implantar esta... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Campos.

Señor consejero.

El señor CONSEJERO DE ADMINISTRACIONES PÚBLICAS, JUSTICIA Y SEGURIDAD (Pérez Hernández) (desde su escaño): Gracias, señor presidente. Señor (ininteligible), señoría.

De nuevo, enteramente de acuerdo con usted, y, además, hace usted exactamente la pregunta que nos hacemos en la consejería. Hemos llegado a considerar la posibilidad de dictar un decreto ley; no sabemos si realmente la Cámara consideraría, y en la realidad hay un caso de extraordinaria y urgente necesidad. Pero lo que sí es posible que hagamos es anticipar a la tramitación de un nuevo proyecto de ley algunas medidas de rango reglamentario, algunas medidas, y, sobre todo, intensificar la inspección.

El problema que más nos inquieta es el de la publicidad. La suspensión de licencias no es una mala medida, pero en este momento no hay solicitudes, solo hay un casino en curso de solicitud en la isla de Fuerteventura, pero no hay presión. Porque, paradójicamente, las casas de apuestas físicas son un negocio decreciente. Antes su señoría se refería a los videoclub, los videoclub desaparecieron, se los llevó la liberalización televisiva, quedan algunos videoclub a los que algunos aficionados consumimos, porque buscamos alguna película. Entonces, las casas de apuestas físicas no son en este momento el problema, siéndolo, no quiero quitarle importancia, su publicidad es muy mal, su publicidad es muy negativa, pero es el juego por internet. Hoy venía cargado de periódicos, este es el fiscal de Menores (muestra un documento a la Cámara), que hace una memoria anual, y el fiscal de Menores lo primero que dice es que reclama al Estado una regulación del juego por internet. Este es el problema, el problema es, no hay que decirlo, como la lucha contra las grandes -Google, Amazon, Apple-, la lucha contra las grandes multinacionales que desarrollan actividades económicas a través de la red, a través de internet, y que en ocasiones tienen una estructura administrativa, fiscal y de domiciliación societaria que hace muy difícil su regulación y su persecución, y que son verdaderos gigantes económicos, son verdaderas... son empresas... Yo debo decir que yo no conocía la dimensión de este negocio hasta que llegué a tener esta responsabilidad.

Nuestra hoja de ruta: cambio legislativo, probablemente anticipando algunos elementos. Mejora de la inspección, hemos hecho... he puesto más multas, bueno, iba a decir que en toda mi vida, porque no es verdad, en otras reencarnaciones he puesto otras, pero he puesto muchas multas en materia de juego y hemos enviado a la Policía Autonómica a varios sitios a ver juego ilegales, porque, sorprendentemente, sigue habiendo bingos ilegales.

Pero esa es nuestra hoja de ruta: nueva regulación que intentaremos anticipar.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor consejero.