Diario de Sesiones 8/2019, de fecha 24/9/2019
Punto 26

10L/C/P-0068 COMPARECENCIA DEL SEÑOR CONSEJERO DE HACIENDA, PRESUPUESTOS Y ASUNTOS EUROPEOS, SOBRE LAS DIRECTRICES PARA LA ELABORACIÓN DE LOS PRESUPUESTOS GENERALES DE LA CAC PARA 2020, A PETICIÓN DEL GRUPO PARLAMENTARIO NUEVA CANARIAS (NC).

El señor PRESIDENTE: Así que continuamos el pleno con la comparecencia del señor consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos, sobre las directrices..., señorías, por favor, sobre las directrices para la elaboración de los presupuestos generales de la Comunidad Autónoma de Canarias para 2020, a petición del Grupo Parlamentario de Nueva Canarias.

Les recuerdo a sus señorías, me corrijan los portavoces si lo que voy a decir no es exacto, hemos pactado nuevos tiempos para las comparecencias para este pleno, de tal manera que en este momento quien solicita la comparecencia va a tener un turno de cinco minutos; el Gobierno, siete; hemos mantenido el Grupo Mixto en tres, porque se pueden dividir el tiempo; el resto de grupos no solicitantes, dos minutos y medio; y, para finalizar, otra vez el grupo proponente, con siete minutos y cierra el Gobierno con otros siete. Correcto, ¿vale?, bien.

Pues, tiene la palabra doña Esther González por tiempo de cinco minutos.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña María Esther): Gracias, presidente. Señorías. Señor consejero. Buenos días.

El pasado 8 de agosto el Gobierno aprobó las directrices y criterios para la elaboración de los presupuestos generales de la Comunidad Autónoma de Canarias para 2020. Las directrices establecidas en el documento son:

En primer lugar, aprobar la ley para implantar la renta de ciudadanía que establece el artículo 24 del Estatuto de Autonomía de Canarias, que se aplicará de forma progresiva y, además, en el ínterin, ampliar los objetivos y los beneficios de la vigente PCI y otros instrumentos para atender a las personas en situación de pobreza.

En segundo lugar, es iniciar el plan integral de vivienda pública de los años 2019 a 2023 para ofertar en alquiler social a las personas y familias cuya situación así lo requiera. Además, iniciar la aplicación de la nueva Ley de Servicios Sociales de Canarias, reforzar la financiación de la sanidad, de la educación y de la dependencia.

En quinto lugar, fomentar la generación de empleo, mediante el impulso de la actividad económica compatible con la sostenibilidad ambiental y la necesaria transición ecológica, además, del necesario impulso de la investigación, el desarrollo y la innovación, y también de la formación.

La puesta en marcha de medidas de lucha contra la crisis climática.

Y, en séptimo y último lugar, financiación suficiente de las acciones y recursos a favor de la igualdad de género y de la lucha contra la violencia machista.

Para la consecución, además, de estos objetivos el documento establece dos fases para materializar dichas propuestas dentro de los estados de gasto de los distintos departamentos y demás entes de la comunidad autónoma.

Una primera fase, que abarca el marco presupuestario estructural y de mantenimiento de las políticas existentes; y una segunda fase, de dotación e incremento de políticas sectoriales adicionales. En definitiva, una estructura en la que la relación del gasto presupuestario para 2020, por orden de importancia, es, en primer lugar, los gastos de personal; en segundo lugar, los gastos necesarios para la prestación de los servicios públicos esenciales; en tercer lugar, los gastos determinados por las leyes territoriales o estatales de obligado cumplimiento; en cuarto, los gastos mínimos de funcionamiento de las estructuras existentes, tanto de la Administración general de la comunidad autónoma como de los organismos autónomos y demás entes de la misma, llámese, por ejemplo, las empresas públicas y las fundaciones; en quinto lugar, la deuda pública y otros pasivos financieros; en sexto, los gastos que supongan el desarrollo de actuaciones determinadas por la ley que cuenten con financiación afectada, los compromisos de gasto plurianual autorizados siempre que encajen en el marco del plan presupuestario a medio plazo 2020-2022; en octavo, los créditos necesarios para gastos susceptibles de financiación con fondos estructurales y de inversión de la Unión Europea; y, en noveno, y último lugar, los gastos que cuenten con créditos de la Administración general del Estado, del Fondo de Compensación Interterritorial y del Fdcan.

Una apelación, consejero, que entiendo adecuada, pero que, sinceramente, dada la situación actual, me da la impresión que poco margen de maniobra presupuestaria tiene este recién estrenado Gobierno para poder operar e implantar nuevas políticas. Y por "situación actual" me refiero a las dificultades que supone la elaboración de un presupuesto con unos presupuestos estatales prorrogados sine die, un Gobierno en funciones, unas elecciones generales a la vuelta de la esquina, unos objetivos de estabilidad presupuestaria para el 2020 sin definir, el Consejo de Política Fiscal y Financiera debía haberse reunido en el mes de julio, pero no lo ha hecho, y de momento parece que no lo va a hacer, un agujero presupuestario en los presupuestos canarios vigentes, los de 2019, que salvo que usted obre un milagro afectarán negativamente a los presupuestos del 2020 y del 2021, una consolidación de determinados gastos estructurales, y me refiero a los gastos de personal aprobados por el Gobierno saliente sin, al parecer, según usted nos ha comentado, contar con los informes pertinentes, y que suponen un incremento del capítulo I de 120 millones de euros, y algo más que seguro se me queda en el tintero.

Pero, con todo esto, consejero, lo que le pido con este panorama, que no es nada halagüeño, que nos cuente qué es lo que podemos esperar de los presupuestos del 2020 y, además, si tiene previstas algunas medidas que permitan mejorar esta fotografía presupuestaria para el próximo ejercicio.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora diputada.

Tiene la palabra el señor consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos, don Román Rodríguez, por tiempo de siete minutos.

El señor VICEPRESIDENTE DEL GOBIERNO Y CONSEJERO DE HACIENDA, PRESUPUESTOS Y ASUNTOS EUROPEOS (Rodríguez Rodríguez): Señor presidente, señorías.

Las leyes de presupuestos son determinantes en un Parlamento, yo creo que es ahí donde se identifican las ideas, los principios, los valores, las prioridades. Las leyes sectoriales son determinantes, porque establecen las políticas sectoriales, pero es la Ley de Presupuestos quien establece la política de ingresos y la política de gastos. Una ley de presupuestos no deja de ser una previsión de ingresos y una previsión de gasto y, en nuestro caso, los ingresos van a estar en el margen de autonomía política que tenemos, impregnado por la idea de que los que más tienen tienen que aportar para los que menos tienen.

Por lo tanto, defendemos, en el margen de autonomía política que tenemos, una fiscalidad que tiene que ser justa, que tiene que ser progresiva y que los recursos deben destinarse a mejorar la economía, el crecimiento, la diversificación, pero de una manera especial, porque ese es nuestro ámbito competencial, a garantizar servicios públicos y a proteger a los sectores de población más deteriorados.

Por lo tanto, nuestra política presupuestaria estará impregnada, porque no puede ser de otra manera, del acuerdo político que suscriben las cuatro fuerzas que conformamos este Gobierno, va a estar impregnada por el debate de investidura y especialmente por el discurso del presidente, porque a él se remitió esta Cámara para hacerle presidente y a partir de ahí conformar el Gobierno, y lo tendremos que contextualizar, porque la política se contextualiza, y hay que decir que el entorno económico es comprometedor, es comprometedor.

Yo soy, ya lo saben, de los que siempre, en esta tribuna, cuando hablo de economía, cuando hablo de presupuestos, contextualizo la situación de la economía canaria en el marco de la española, europea e internacional, y es que los datos no pueden ser más evidentes, y las cosas que pasan en los últimos meses vuelven a poner en evidencia nuestro alto nivel de dependencia del contexto, de la economía internacional, europea y española. Y los datos no son buenos. Las crisis comerciales entre Estados Unidos y China, el problema serio de la más que previsible salida abrupta del Reino Unido de la Unión Europea, las tensiones geopolíticas, el problema del petróleo, que en una mañana es capaz de subir diez dólares el barril por un hecho concreto, o a nivel estatal la inestabilidad política no favorece tampoco esta situación, incluso la crisis institucional, política y judicial de los temas catalanes van a convulsionar a la sociedad y, por tanto, la economía, y en el ámbito de Canarias, porque no podemos ser ajenos a la coyuntura que estamos viviendo de caída en picado de las llamadas compañías de bajo coste en esto del transporte, y es que el capitalismo tiene virtudes, pero también tiene defectos, y ahí está, caen en picado, un día sí y otro también, esas compañías de bajo coste, de las que dependemos, por otra parte.

Y luego también vamos a estar influidos por el presupuesto que estamos gestionando, que hemos heredado, que tiene notables desequilibrios en los ingresos y en los gastos, y los datos, como ya hemos discutido aquí, son incontestables. Lo haremos también, esa ley de presupuestos, en el contexto y el respeto a la legalidad vigente, ya nos gustaría que la legalidad fuera otra, pero es evidente que la Ley de Estabilidad y Sostenibilidad Financiera condiciona, determina y encorseta el margen de posibilidades de nuestra comunidad y, por lo tanto, respetaremos esa norma, aunque nuestra pretensión, y no hablo solo del que les habla, sino de los partidos que sustentan al Gobierno, es cambiar esa ley para adecuarla al momento político y económico que vivimos.

¿Qué haremos con esa previsión de ingresos?, pues atender las prioridades que hemos citado en ese documento de directrices, al que no me voy a volver a remitir porque la interpelante, en este caso, ha hecho referencia a lo que para este Gobierno van a ser prioridades en relación al gasto público y en relación al papel que la economía debe jugar en una sociedad como la nuestra. Y serán esos objetivos los que determinen la orientación del gasto, en el margen que las reglas fiscales nos imponen, y es que hay consolidación de gasto público condicionante, y voy un poco a esta pregunta que me hacía la consejera.

Si nosotros no logramos cerrar el presupuesto del 2019 en equilibrio, y eso significa que la prohibición de déficit excesivo la podamos corregir, y no será fácil, y si no somos capaces de contener el gasto para no sobrepasar la regla de gasto, esto condicionará, no este presupuesto, sino el próximo, porque vamos a estar sometidos a condicionantes económico-financieros que impondrá la administración del Estado.

Además de eso, este año se consolidan gastos que son ineludibles para el próximo presupuesto, y me refiero de manera especial a la reducción de jornada laboral del personal sanitario y educativo que consolida un gasto de no menos de 120 millones para el futuro, a lo que hay que sumar la cuestión, ineludible para cualquier presupuesto, que es la actualización salarial.

De manera que el próximo año iniciamos un presupuesto con 180 millones comprometidos en el capítulo I en virtud de las rebajas horarias sin cobertura presupuestaria este año, y habrá que buscarla para el próximo, y en torno a 65 millones con la actualización salarial de forma inevitable. Y con esos condicionantes, y con la fiscalidad, pues vamos a tratar de hacer un presupuesto que los créditos que estén disponibles se orienten, son los objetivos que usted planteaba, desde la renta canaria de ciudadanía a los planes de vivienda, a la mejora de las ayudas a los sectores productivos, el compromiso de luchar contra la crisis climática, el compromiso de seguir avanzando en una sociedad más igualitaria, y ese conjunto de objetivos que tenemos en el pacto que sustenta el Gobierno, en el discurso de investidura del presidente y en el documento que el 8 de agosto aprobaba el Gobierno de directrices, para el cual (ininteligible) en materia presupuestaria y concretamente objetivos para el año en curso.

Vamos a tener dificultades, porque el entorno es el que es, y acabo con un dato de esta mañana: el Banco de España hace tres meses dijo que la economía española cerraría este año en un 2,4 % de crecimiento del PIB, y ese mismo organismo, tres meses después, rebaja la previsión en 4 décimas en un trimestre. Con eso, les pongo una foto del frenazo de la economía, en este caso española, y las consecuencias que va a tener en los ingresos y en el empleo. Hace una rebaja también a la mitad de la previsión de crecimiento de empleo, y es que estamos en un entorno de crisis, en esta ocasión no financiera sino económica, relevante, y Canarias no escapará, desde luego, a sus efectos, porque formamos parte de la economía española, de la economía internacional, y tenemos algunos asuntos, que antes cité, especialmente singulares, como es el hecho turístico y esas crisis de turoperadores y de transporte aéreo.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor presidente, señor vicepresidente, señor consejero.

Tiene ahora la palabra el Grupo Mixto, me gustaría que me indicaran si se van a dividir el tiempo, les hemos respetado los tres minutos... muy bien, un minuto para, por tanto, para doña Vidina Espino, tiene la palabra.

La señora ESPINO RAMÍREZ (desde su escaño): Señor consejero, los presupuestos no son solo números, son también el reflejo de la sociedad que se quiere construir, y si usted quiere construir una sociedad próspera en Canarias, le aconsejamos que, ante una recesión económica que se avecina, todos los indicadores lo ponen sobre la mesa, no suba usted los impuestos, sino que haga lo contrario, que utilice el presupuesto como instrumento para apoyar a quien quiere emprender y crear trabajo en esta tierra. Siga usted el ejemplo de Portugal: un gobierno de izquierdas que está bajando impuestos, recaudando más y que está invirtiendo un 10 % más en sanidad y ya invierte el 5 % de su PIB en Educación.

Y, señor Rodríguez, como partida para lograr ese presupuesto, ¿cuánto dinero le va a reclamar usted al Estado del dinero que nos debe?, porque la deuda, desde que ustedes llegaron al Gobierno, parece que va menguando, me puede contestar a esta pregunta, ¿cuánto dinero le va a reclamar al Estado, del dinero que nos debe, para incorporar en el próximo presupuesto?

Gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora Espino.

Ahora tiene tiempo de dos minutos, señora Melodie Mendoza.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ (desde su escaño): Gracias, presidente. Buenas tardes, señorías.

Señor consejero, al menos las cuatro fuerzas que conformamos el nuevo Gobierno tenemos claro que vamos hacer o que vamos a elaborar unos presupuestos que van a cumplir con el pacto social que firmamos las cuatro fuerzas que hoy en día, repito, sustentamos el Gobierno, pero tampoco, como usted ha dicho, podemos volver de vista la realidad.

Es cierto que actualmente no estamos en la bonanza económica de años anteriores, periodos en el que crecía nuestra economía incluso un 3,6 % del PIB. El actual escenario es bastante distinto, es desaceleración económica mundial, la constante amenaza del brexit sin acuerdo, la inseguridad de no saber si se conformará un gobierno en el Estado que pueda sacar unos nuevos presupuestos adelante, sin saber si se nos compensará lo establecido en nuestro Estatuto de Autonomía y en nuestro REF; por tanto, está claro que tenemos un escenario de incertidumbre que va a afectar a nuestros ingresos públicos que son, efectivamente, lo que sustenta las políticas de gasto.

Pero eso no significa que no vayamos a priorizar en nuestros recursos en el gasto social, y que el Gobierno, dentro de un consenso responsable, va a exprimir hasta el último céntimo en el proyecto de mejora social en el que todos nos hemos comprometido. Un presupuesto es la voluntad del Gobierno que lo presenta, sí señor. Y desde el pacto vamos a trabajar en paliar la pobreza, la exclusión social, mejorar nuestra sanidad, cumplir con financiar adecuadamente la educación, la dependencia, la igualdad de género, financiar, también, bien, adecuadamente, la Ley de Servicios Sociales, luchar contra el cambio climático, son asuntos a los que nos hemos comprometido y que tendrán reflejo en nuestro presupuesto.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora Mendoza.

Turno para el Grupo Parlamentario Sí Podemos Canarias, señor Marrero. Y tal y como hemos establecido, dos minutos y medio.

El señor MARRERO MORALES: En general, cuando intervengo me gusta venir hasta aquí para mirar a la cara a sus señorías porque había un pedagogo italiano, Francesco Tonucci que, después de una excursión de niños de infantil, les dijo que hiciera un dibujo de la excursión, y todos hicieron un dibujo de la cabeza y el cogote del otro que iba delante. Es decir, me gustar mirar a la cara y por esto planteo la posibilidad de venir, cada vez que pueda, aquí.

Agradezco al señor consejero su presencia aquí para hablarnos de las directrices sobre los presupuestos porque yo creo que en este momento hemos escuchado, en su intervención, hablar de políticas para las personas, estamos acostumbrados, en este Parlamento, cada vez que se habla de presupuestos, a que gran parte del tiempo que se invierte en la discusión, en el debate aquí se habla más de obras, se habla a veces de victimismo, del Madrid nos debe, del Madrid nos roba, a veces. Entonces, yo planteo darle la enhorabuena porque creo que hablar de políticas para las personas antes que obras es una seña de identidad de este Gobierno.

La hoja de ruta se marcó en el discurso de investidura, y se marcó en el pacto. Y está claro que vamos en el camino de luchar contra la pobreza y la inclusión social. Y ahí está claro que hay dos medidas fundamentales que son: la renta de ciudadanía, la renta ciudadana y la cuestión del desarrollo de la Ley de Servicios Sociales. Esos son dos elementos clave, aparte de las políticas de vivienda que se puedan desarrollar después de tantos años sin que se haga vivienda pública en Canarias, es un elemento importantísimo. Y, después, lo que significa todo el fortalecimiento del Estado del bienestar y potenciar los servicios públicos esenciales. Es decir, en los últimos tiempos hemos vivido un relativo deterioro, y antes, en la intervención que yo tenía sobre educación, dejaba evidente que las perspectivas que teníamos era pasar de un 3,60 a un 3,50 en el 2022, cuando la Ley Canaria de Educación hablaba de llegar a un 5 %, que es compromiso de este Gobierno, y esperemos que se pueda cumplir y es el deseo de que se cumpla.

La cuestión fundamental también de impulsar la igualdad de género. Ya antes hubo algunas intervenciones, aquí, también, que son fundamentales. Y favorecer el empleo, la innovación, el crecimiento económico.

Y una cuestión fundamental, esta semana estamos asistiendo a la lucha contra el cambio climático. Este Gobierno, también, ha hecho una declaración de emergencia, al principio, pero hay que pasar de las palabras a las obras, y eso, en los presupuestos, lo veremos reflejado, supongo, de manera explícita.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor Marrero.

Turno para el Grupo Popular, por espacio también de dos minutos y medio.

El señor ENSEÑAT BUENO: Gracias, señor presidente. Buenas tardes, señor consejero.

Don Román, en torno al 70 % de los ingresos de los presupuestos de la comunidad autónoma vienen del Estado, dinero que ustedes, les volvemos a decir, tienen que exigir al Gobierno de Pedro Sánchez y así podrá cuadrar las cuentas. Dinero vía transferencias corrientes, transferencias de capital, impuestos y entregas a cuenta, por cierto, estas últimas frente a lo que el Partido Socialista llevaba dos meses diciéndonos: que era imposible, que el informe de la Abogacía lo impedía, que si el Gobierno en funciones no podía... Ahora parece ser que ya no es imposible y que se van a pagar.

Lo triste, señor Rodríguez, es que no sea porque el Gobierno de Pedro Sánchez o el Partido Socialista, su socio de Gobierno, les importe nuestras tasas de pobreza, un 30 %, un 21 % de paro, necesidades en educación, sanidad y servicios públicos, que nuestras carreteras no estén terminadas, que no haya agua potable ni el turismo. No, lo que les importa, y lo triste, es que solo les importa las elecciones, las elecciones. Y el "no" se cambió por un "sí", eso sí, con una boca chica no vaya a ser que luego no cumplan. Ni siquiera, señor Román, les importa la propuesta que usted hizo de la ley exprés. Solo las elecciones, así son sus socios.

Y hoy el Grupo de Nueva Canarias nos trae esta comparecencia para hablar de las líneas estratégicas de los presupuestos del 2020 y a mí me queda un sabor agridulce cuando le escucho, porque sí, Canarias tiene un 30 % de exclusión social y mi grupo ya le ha dicho cuando ustedes, los que forman el Gobierno, traigan a esta Cámara la renta básica y nos digan cómo lo van hacer, cuánto va a costar, cuándo se va hacer, y un largo etcétera de preguntas, que todavía no ha dado respuesta, las debatiremos de forma constructiva.

Pero la pobreza no se ataja solo con medidas asistenciales, que son necesarias, sino también creando empleo. Y ya se lo he dicho en la última Comisión de Hacienda, ustedes, el Gobierno de izquierda, ustedes los partidos de izquierda; probablemente porque no saben crear empleo, no hablan de crear empleo; y yo le digo, no tenga miedo de poner medidas para crear empleo, para apoyar a nuestros sectores productivos, a nuestros autónomos, para desarrollar nuestra economía y para no castigar a las clases medias trabajadoras subiendo los impuestos, porque esos deben ser pilares principales de los presupuestos de la comunidad autónoma, y así nosotros se lo vamos a reclamar.

Señor consejero, yo no sé si ustedes no creen en el futuro de Canarias nosotros sí, creemos en el futuro de Canarias y de los canarios y por... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor diputado. Muchas gracias.

Tiene turno ahora para el Grupo Parlamentario Nacionalista, tiene la palabra el señor Barragán.

El señor BARRAGÁN CABRERA: Gracias, señor presidente.

Ha empezado usted, señor vicepresidente del Gobierno, diciendo una obviedad, los presupuestos son una previsión de ingresos y una previsión de gasto y, además, yo le diría, porque ratifico sus palabras, le diría que es un instrumento dinámico: De hecho, usted ha dicho ahora, o dijo antes, en una comparecencia, la capacidad, el dinamismo que tiene para hacer las modificaciones de crédito e ir adaptándose a las necesidades que en cada momento va teniendo el presupuesto. El entorno macroeconómico que tiene el documento, obviamente, hasta no ver la memoria del presupuesto, pues me imagino que tendrán que corregirse muchas de las apreciaciones, pero le pregunto si va a tener, si cree que va a mantener el crecimiento del producto interior bruto en 1,8 para el año 2020, como dice ese documento.

Después está el tema de la estabilidad presupuestaria, completamente de acuerdo, pero yo le digo que no va haber tiempo de hacer esa modificación legal, lo que sí puede haber es una vieja reivindicación que ha hecho Canarias, que es hacerla ad hoc, es decir, igual que se singulariza las singularidades del déficit, también para el uso del superávit.

Debe plantearse, también -voy rápido-, y me ha preocupado una cuestión, de los objetivos generales que hay nada, que discutir, en el Estado del bienestar ¿por qué han quitado a justicia?, ¿por qué no consideran la justicia, el tema de los turnos de oficio, como una parte de ese documento?, es decir, siempre me ha extraño que circunscriban el tema a educación, dependencia...

Después me ha preocupado también, señor consejero, que no aparezca turismo entre los cinco objetivos prioritarios, después, en el segundo punto, donde dice criterios y directrices para la elaboración del presupuesto 2020. Hay trece grandes acciones y no aparece turismo y me ha sorprendido esa cuestión.

Y, por último, porque solo le puedo hacer preguntas en este momento, señor vicepresidente del Gobierno y consejero de Hacienda, es en la política de ingresos, en la política fiscal, efectivamente ¿cuál es el replanteamiento que van hacer?, es decir, ¿van a utilizar la ley para modificar algunas leyes puntuales de modificación fiscal?, y si es así, si siguen manteniendo todo el calendario que se dijo aquí en el calendario de modificaciones fiscales que mantuvo aquí el presidente del Gobierno en su discurso de investidura.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor Barragán.

Turno para el Grupo Socialista, señor Álvaro Lavandera, dos minutos y medio.

El señor ÁLVARO LAVANDERA: Gracias, presidente.

Señor consejero, lamento que en esta comparecencia hemos oído más mensajes de precampaña -y no me refiero a su intervención- que otra cosa, porque he visto dificultades en la comprensión lectora de este documento, de este acuerdo del Consejo de Gobierno, donde, por leerle, en la página 6 -está colgado en la página del Gobierno de Canarias, el señor portavoz, por ejemplo, del Grupo Nacionalista Canario ha hecho referencia a su lectura- donde se hablar en el punto 1.4 sobre los objetivos generales, favorecer la creación de empleo y el crecimiento económico. Sí se habla de empleo. Y dentro, además de este apartado hay un subapartado que dice "se fomentará la modernización del sector turístico para mejorar su competitividad...", etcétera, etcétera, etcétera, puntos suspensivos, con lo cual creo que se habla específicamente de empleo y de turismo. Y yo la verdad es que, en el tiempo que tenemos, este documento, la valoración que puedo hacer va a ser escasa, pero sí decirle que para mí deja unos mensajes claros y contundentes: por un lado, prudencia; responsabilidad y rigor.

Prudencia porque ante la incertidumbre del escenario macroeconómico, por efectos externos a este Gobierno, y que quiero decir, aquí, que lamento la falta de colaboración que ha habido para que pueda comparecer mañana la consejera de Turismo ante la situación de Thomas Cook, pero, desde luego, hay mensajes de prudencia ante esa incertidumbre, lo cual denota responsabilidad.

Responsabilidad porque aborda los principales retos y los principales problemas de Canarias, que están alineados con esa Canarias más social, solidaria y sostenible de la que nos hablaba el discurso de investidura del presidente de Canarias: lucha contra la pobreza social, fortalecimiento del Estado del bienestar, fomento de igualdad de género, favorecimiento de la creación de empleo y crecimiento económico y desarrollo sostenible, transición ecológica y lucha por el cambio climático.

Y rigor, rigor, porque da una esperanza al abandono de ese clientelismo, la selección de inversiones, ya que establece una serie de criterios totalmente objetivos sobre la selección de inversiones, su impacto económico, energético, ambiental, sostenibilidad financiera y, evidentemente, alineadas con los objetivos generales.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Álvaro Lavandera.

Turno para el grupo proponente por tiempo de siete minutos.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña María Esther): Gracias, presidente.

Consejero, yo entiendo de su exposición que va a intentar, por lo menos y en principio, paliar la situación presupuestaria del 2019 y a intentar cerrar el presupuesto de 2019 con el mínimo incumplimiento de la regla de gasto y con el menor déficit, pero eso, en principio, que lo que usted no es capaz es de hacer milagros. Más o menos es lo que le he entendido. Que está claro que los presupuestos son el fiel reflejo de las prioridades políticas de un gobierno y sí que le digo que las medidas, estas que haya o vaya a aplicar, sean realmente efectivas, o sea, casi obre el milagro. Pues los presupuestos del 2020 en poco o en casi nada van a reflejar las prioridades políticas de este nuevo Gobierno de Canarias, en parte debido a la desaceleración económica, o sea, a factores externos, pero en, gran parte, debido al escaso margen de maniobra que le ha quedado, debido a esa nula planificación, peor gestión e irresponsable aprobación de gastos por parte del Ejecutivo saliente. Gastos que, además, no solo afectan al presupuestos actual, al del 2019, sino que además consolidan gastos para el futuro.

No podemos olvidar, por ejemplo, que la reducción horaria del personal docente y sanitario hecho por el Gobierno anterior, además, en el tiempo de descuento, tiene un coste de unos ciento veinte millones de euros para este año, para el año que viene, para el 2021 y para siempre. En definitiva, consejero yo insisto, salvo que las medidas que plantea este Gobierno sean imaginativas y realmente efectivas, los primeros presupuestos de este Gobierno serán unos presupuestos hipotecados.

Y, además, si a eso le sumamos la desaceleración económica productos de la evolución del escenario a nivel internacional -los efectos del brexit, las posibles correcciones en los mercados de divisas, la reducción de turistas extranjeros, debido a la recuperación, por una parte, de algunos destinos competidores del Mediterráneo, al cierre, en Canarias, de los centros base de Ryanair a expensas de los acuerdos o de las negociaciones que esté llevando el presidente del Gobierno y, por último, de lo que nos hemos enterado hoy, del muy dramático cierre de Thomas Cook- pues eso, y además, el que la previsión estimada de la recaudación tributaria a 31 de diciembre sean un 10 % inferior a la prevista en el presupuesto inicial del 2019, que la recaudación del IGIC disminuya en un 11 %, que los ingresos en concepto de sanciones tributarias hayan disminuido en un 40 % y que, además, todo esto significa recaudar 178 millones de euros menos de los previstos, eso, sinceramente le digo: peor me lo pone. Porque es que, para su desgracia, la del Gobierno en su conjunto y para, lo que es más importante, todos y todas las canarias, pues, el dinero no crece en los árboles.

Y yo ahí sí que entiendo que existe un contexto y razones más que suficientes para llevar a cabo una revisión de la fiscalidad, que, aunque no sea una revisión profunda, pues sí que permita un reparto de la carga tributaria más razonable, más justa, más solidaria y más progresista. Existe... importante o es importante que esa reforma no afecte en ningún caso a las rentas más bajas ni a los contribuyentes con menos capacidad de gasto, porque lo que sí... hay representantes políticos que dan a entender que los impuestos son como una carga, un castigo, pero que se olvidan de que cuando hablamos de políticas fiscales estamos hablando de contribución al bienestar social, y que si hay bienestar social, también hay bienestar para todos y cada uno de los individuos que conformamos esta sociedad.

Yo, por último, consejero, una petición, y es, por favor: a la hora de confeccionar los nuevos presupuestos, exija a todos y cada uno de los departamentos que para cada una de las acciones establezcan objetivos definidos e indicadores que permitan evaluar cada una de las políticas y determinar la eficacia, o no, de las mismas. Además, eso va a permitir corregir y controlar el gasto con mayor acierto. Esto es una petición que yo, en los cuatro años anteriores, cada presupuesto hice y que se cumplió en muy poca medida. Yo, por favor, le pido que desde el minuto uno, desde la elaboración de los primeros presupuestos de este nuevo Gobierno, empiece a exigir que eso se lleve a cabo y a irlo perfeccionando a lo largo de la existencia del Gobierno.

Gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, doña Esther.

Turno para el Gobierno, por tiempo de siete minutos.

Tengo que pedirle disculpas a su señoría, el señor Enseñat tenía razón, los turnos en las comparecencias para los grupos no solicitantes lo habíamos pactado en tres minutos. Los dos minutos y medio son para las intervenciones en las PNL de los grupos no enmendantes. Así que le debo una disculpa al señor Enseñat, porque tenía usted razón. Y le debo treinta segundos, le compensaré cuando corresponda.

Tiene la palabra el señor Rodríguez.

El señor VICEPRESIDENTE DEL GOBIERNO Y CONSEJERO DE HACIENDA, PRESUPUESTOS Y ASUNTOS EUROPEOS (Rodríguez Rodríguez): Los presupuestos del año 2020 los estamos trabajando, y lo estamos trabajando sin toda la información que se precisa para hacer un presupuesto en el entorno institucional político del Estado español. No tenemos plan de estabilidad actualizado, no tenemos techo de gasto definido y no tenemos tampoco las cantidades a cuenta que debimos saber desde julio del año en curso. De manera que estamos trabajando, si ustedes me permiten, casi a ciegas. ¿Sobre qué hipótesis?, hipótesis adaptadas al contexto económico, adaptadas a la legalidad, moderada, pero con orientación de los partidos que sustentan a este Gobierno.

Los liberales, que siempre fallan, tenían que haber conseguido, con una rebaja de 470 millones de euros en impuestos, que este año la recaudación fuera mayor. Y le voy a dar el dato: los recursos fiscales de la comunidad, cedidos y propios, sobre la previsión de ingresos del presupuesto vigente, por el mismo organismo que hizo la previsión de ingresos -no sé si hubo toque político, no lo sé-, hace una previsión de ingresos, a final de año, de -290 millones de euros. Es decir, la previsión de ingresos de los recursos fiscales de nuestra comunidad, en el presupuesto inicial, y a final de año, la previsión es de -290 millones. Usted me explica a mí cómo se arregla esto, ¿eh? Si se bajan impuestos, no se tiene en cuenta la desaceleración de la economía, que no es del 18 de julio en adelante, estaba cantada desde hace un año y medio, pues ahora tenemos -290 millones menos de lo previsto. Y no solamente se programaron gastos sobre esta cantidad, sino que se han superado en la previsión también del departamento en 193 millones. Por lo tanto, por eso tenemos un problema, un problema serio, de déficit excesivo y un problema serio de regla de gasto que vamos a reconducir.

Sobre las aportaciones del Estado a los ingresos: estaban pendientes 223 millones. Y ya dijo el presidente, y he reiterado yo, que esos 223 millones van a venir. Yo no estoy preocupado por los 223 millones, porque contablemente estoy utilizándolos para las cuentas de la comunidad y, además, afortunadamente, y por ahora, no tenemos problemas de tesorería. Los 223 millones van a venir, y van a venir los 40 millones, que no estaban en la previsión de ingresos, sobre la primera parte del conflicto de carreteras, de manera que el acuerdo del Gobierno, en relación a la Administración del Estado, se va a cumplir, los 223 y los 40 millones de carreteras, son 37 y medio.

Donde tenemos más dificultades es lo que nosotros habíamos solicitado sobre el superávit de los 500 millones, que ahí tenemos una dificultad objetiva con la intervención del Estado para aplicarlo en gasto público vía convenio. De manera que donde estamos fracasando en los ingresos no va a ser en la aportación del Estado, va a ser, desgraciadamente, en la previsión de ingresos sobre los recursos fiscales propios, entre otras cuestiones porque se hicieron rebajas sin medir las consecuencias y ahora las tenemos. Ahora hay dificultades para pagar las nóminas, ¿eh?, con esa teoría del liberalismo este de cafetín, ¿no?, Es decir, tenemos dificultades para pagar las nóminas porque los ingresos han fracasado. Pero lo arreglaremos, por eso hemos retenido créditos de difícil ejecución, o que no son prioritarios, para atender las necesidades de la sanidad, de la educación y del resto de los servicios públicos.

Y aprovecho para decir que, para los que defendemos el Estado del bienestar como principio básico de las políticas públicas incorporamos, en ese análisis, a la sanidad, a la educación, a la justicia y a la seguridad, y si se me olvidara a mí lo de la justicia y la seguridad, para eso está el consejero de turno para no permitirlo. Es cierto que cuando expresamos públicamente los perfiles del Estado del bienestar casi siempre hablamos de sanidad, educación y servicios sociales y nos olvidamos de parámetros, también, del bienestar, de la redistribución de la riqueza y de la organización de nuestra sociedad, que es la seguridad y la propia Administración de justicia.

Ahora, ¿qué estamos haciendo, por lo tanto, señorías?, con el contexto económico de desaceleración no, de frenazo, de la economía española y canaria. Hacer una hipótesis prudente de cómo creemos que se va a comportar la economía en el próximo año, y los datos negativos son a diario. Veremos sobre qué previsiones vendremos con el proyecto de ley de presupuestos a final de octubre, pero será lo más realista posible, porque si no uno se engaña, si uno pone previsiones equivocadas lo paga luego, porque no podrá cubrir el gasto que ha presupuestado.

Por lo tanto, seremos prudentes en eso, vamos a intentar utilizar la capacidad fiscal de esta comunidad autónoma, y no engañamos a nadie, nosotros en la campaña electoral dijimos que revisaríamos algunas de las rebajas irresponsables y de consecuencias dañinas para el funcionamiento de esta comunidad que otros hicieron, lo dijimos en la campaña electoral, está en el acuerdo que firmamos y está aquí en el debate de investidura del señor presidente. Dijo lo que íbamos a hacer, vamos a atemperar cualquier decisión teniendo en cuenta el contexto, por supuesto, somos gente responsable, y trabajaremos con rigor. Pero no vamos a perder la coherencia de que el presupuesto sirva también para mejorar, por supuesto, la economía y el empleo, que siempre lo decimos y, por supuesto, las políticas públicas que redistribuyan la riqueza de una manera más justa, porque esta sociedad está quebrada con ese modelo económico, con esa manera de interpretar el mercado que ustedes dicen, 30 % de pobreza es producto de esa política, de ese mercado, de esa manera de interpretar la política económica, y así nos va.

Por lo tanto, manejaremos la política fiscal con la misma responsabilidad no, con más responsabilidad que la manejaron otros, rebajando impuestos sin medir las consecuencias, sin tener la financiación autonómica cerrada, sin tener en cuenta un enfriamiento de la economía internacional, que, insisto, no empezó el 18 de julio cuando se tomó posesión este Gobierno, estaba antes, había un problema de enfriamiento, yo lo he dicho en esta tribuna los últimos meses del año anterior y lo dije al principio de este año en el debate del estado de la nacionalidad. Se tomaron decisiones, seguramente presionados por los más de derechas todavía, que son los del PP, con el medio punto del IGIC, y que ahora pagamos, pagamos con creces, pagamos con que los ingresos no se comportan como dicen esos teóricos del liberalismo, es decir, baja impuestos y aumentan los ingresos, ¡pues mira el ejemplo!, ¿eh?, mira el ejemplo para que vea cómo funciona la economía.

Seremos responsables, traeremos aquí una ley de presupuestos a pesar de no disponer de toda la información que debiera proveer el Gobierno de España, o por lo menos el Consejo de Política Fiscal y Financiera, lamentablemente la situación de inestabilidad política no favorece, no hay presupuesto en el 2019 y a este paso tardaremos en tener presupuestos del Estado del 2020, pero nosotros tenemos que cumplir con nuestro deber, haremos una hipótesis razonable, contextualizada, respetuosa con la legalidad, sin perder el objetivo de hacer una política para que crezca la economía, se genere empleo, pero se redistribuya la... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor Rodríguez.

Vamos a suspender la sesión plenaria hasta las dieciséis cuarenta y cinco horas. Muchas gracias.

Cinco menos cuarto, señorías.

(Se suspende la sesión a las catorce horas y cuarenta minutos).

(Se reanuda a las dieciséis horas y cincuenta y cinco minutos).

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Señorías, comienza la sesión de tarde.

(La señora vicepresidente primera, González González, ocupa un escaño en la sala).

Más información
Otros formatos
  • Formato PDF Formato PDF
Iniciativas tratadas
  • 10L/C/P-0068 Sobre Del Sr. consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos, sobre las directrices para la elaboración de los Presupuestos Generales de la CAC para 2020.