Diario de Sesiones 8/2019, de fecha 24/9/2019
Punto 30

10L/C/P-0065 COMPARECENCIA DE LA SEÑORA CONSEJERA DE EDUCACIÓN, UNIVERSIDADES, CULTURA Y DEPORTES, SOBRE PREVENCIÓN EN VIOLENCIA DE GÉNERO EN MATERIA EDUCATIVA, A PETICIÓN DEL GRUPO PARLAMENTARIO SOCIALISTA CANARIO.

El señor PRESIDENTE: Seguimos con el orden del día. Comparecencia número 065, del punto 2.7 del orden del día, de la señora consejera de Educación, Universidades, Cultura y Deportes, sobre prevención en violencia de género en materia educativa, a petición del Grupo Parlamentario Socialista Canario.

Tiene la palabra doña Pino González, por cinco minutos.

La señora GONZÁLEZ VEGA: Muchas gracias, presidente. Buenas tardes, señorías, consejeros, consejeras.

Permítanme comenzar mi intervención haciendo una reflexión a todas las instituciones y al conjunto de la sociedad a la que representamos. Algo estamos haciendo muy mal para que hoy, en pleno siglo XXI, las mujeres sigan perdiendo la vida a manos de sus parejas o exparejas, y que, en este momento, 1 018 mujeres hayan sido asesinadas en nuestro país, en lo que va de año 43, y 6 de ellas en Canarias.

Señorías, si no somos capaces de frenar esta lacra social, que se cobra casi a diario nuevas víctimas, y que, lejos de ser erradicada, se incrementa, algo estamos haciendo rematadamente mal.

Desde el Grupo Socialista no nos resignamos a seguir contando víctimas, con rabia, impotencia y frustración, porque detrás de esas cifras se esconden las vidas de demasiadas mujeres, niños y niñas que han perdido sus vidas a manos de esas personas que ellos creían que les querían.

Por eso, instamos a este Parlamento y a este Gobierno a consensuar y poner en marcha las medidas que sean necesarias, y que podamos alcanzar acuerdos para acabar con ese terrorismo machista en nuestra tierra.

Además, pedimos al Gobierno que garantice una respuesta contundente y coordinada con todos los poderes públicos, con el objetivo de asegurar la mejor atención a las víctimas, el rechazo absoluto hacia las actitudes violentas y condenar a los maltratadores.

Desde el Partido Socialista no vamos a permitir que se dé ni un paso atrás en la lucha contra la violencia de género. Y rechazamos y condenamos a esas formaciones políticas que niegan la existencia de violencia contra las mujeres, legitiman el machismo y boicotean los minutos de silencio convocados en memoria de las víctimas y para condenar los asesinatos machistas portando carteles con el lema de que "la violencia no tiene género". No, señorías, no lo vamos a permitir (palmoteos y aplausos desde los escaños). No vamos a consentir que se blanquee la violencia de género ni que se falte el respeto a las víctimas de este terrorismo machista, porque esta violencia sí tiene género, y es contra las mujeres por el simple hecho de serlo.

Por eso pedimos el apoyo de esta Cámara para que podamos avanzar en la lucha contra la violencia de género en Canarias y que logremos acabar con este drama social que sufrimos en nuestra tierra.

La violencia de género es la manifestación más cruel e inhumana de la desigualdad existente entre hombres y mujeres que se ha producido a lo largo de toda la historia, con independencia del nivel social, cultural o económico de las personas que la ejercen y de las que la padecen, y constituye una violación de los derechos humanos y de las libertades fundamentales. La violencia de género no entiende ni de edad ni distingue por origen ni condición social. Por eso, luchar contra ella y combatirla hasta que desaparezca debe convertirse en un compromiso político y social de la máxima prioridad.

Una educación para la igualdad de género constituye la mejor herramienta para combatir el machismo. Para hacer frente a la violencia de género, la mejor receta tiene que empezar por la educación en valores de igualdad y respeto mutuo entre los niños y niñas, los y las jóvenes que serán las mujeres y los hombres del futuro.

Para el Partido Socialista acabar con la violencia de género ha sido, y es, un eje fundamental en nuestra acción política, institucional y de gobierno. Por eso nos gustaría, señora consejera, que nos explicara cuáles son las líneas que tiene previstas desde la Consejería de Educación para abordar la prevención de la violencia de género en nuestros centros educativos.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora González.

Turno para la consejera.

La señora CONSEJERA DE EDUCACIÓN, UNIVERSIDADES, CULTURA Y DEPORTES (Guerra Palmero): Eh... otra vez aquí, hoy tengo tres comparecencias seguidas y afronto esta con toda la seriedad y el rigor que se puede, que merece un tema tan delicado, tan duro, tan trágico, como el de la prevención de la violencia de género en materia educativa.

No hace falta decir que esta cuestión es una cuestión que atañe a la sociedad y que implica a todo el Gobierno: a la justicia, a la sanidad, a las políticas de igualdad, es una cuestión que para afrontarla necesitamos coordinar todos los mecanismos posibles de respuesta de nuestra sociedad. Pero lo que sí es cierto es que la prevención es un asunto que tiene un cariz educativo y que se viene ya trabajando desde hace bastante tiempo en las aulas, en la formación del profesorado y que la intención del equipo de la consejería de educación es reforzar.

No hace falta que les comente que en Canarias el año pasado, 2018, sobre 12 000 mujeres fueron atendidas por los servicios correspondientes. Hago el inciso de que los primeros estudios dirigidos a formar profesionales sobre la cuestión de violencia de género fueron realizados por parte de la Universidad de La Laguna, el año 2005 y 2007, con colaboración del Área de Igualdad del Cabildo de Tenerife y también de lo que en ese momento se llamaba el Instituto Canario de la Mujer. Así que se lleva mucho tiempo trabajando en esto, yo coordiné ese equipo de profesionales, donde había psicólogas, donde había sociólogas, historiadoras, para formar el personal para enfrentar este doloroso asunto, y me siento absolutamente concernida por, ahora, como consejera de Educación, movilizar los recursos y coordinar las actuaciones para que en nuestras escuelas, en nuestros institutos, las actitudes de sexismos, los estereotipos sexistas, toda aquella concepción de las relaciones humanas que lleven consigo estas ideas de posesividad, estas ideas que no se compadecen en absoluto con los derechos humanos, con el respeto y con la libertad de las personas, sean erradicadas.

Para ello necesitamos educación, pero también necesitamos otros factores. Los medios de comunicación están siendo fundamentales, y también tenemos un grave problema, tanto profesorado como madres y padres, en controlar los contenidos a los que acceden nuestros hijos y nuestras hijas a través del móvil, a través de las redes sociales, a través de muchos de estos canales que necesitan, también, de estudio y de prevención.

Desde 2017 hasta el año que viene se ha desarrollado por la Dirección General de Ordenación e Innovación Educativa el plan para la igualdad y la prevención de la violencia de género titulado "Coeducar en el sistema educativo canario". Esto ha conllevado iniciativas como planes de igualdad en los centros educativos, hay actualmente 348 centros realizando diagnósticos para la elaboración de estos planes y en 126 se van a iniciar.

Esta es una poderosa herramienta para organizar distintas variables y servir de elemento de contraste en donde se ponga de manifiesto que para la escuela es fundamental que todo este tipo de actitudes y comportamientos sexistas sean erradicados.

En el ámbito curricular y pedagógico también se ha trabajado.

Y otra perspectiva, que creo que me preguntaban con la comparecencia siguiente, tiene que ver con la introducción de la perspectiva de género tanto en el proyecto educativo como en el ámbito curricular.

Hay también muchísimo trabajado sobre protocolo de detección e intervención ante situaciones de violencia en los centros educativos. Efectivamente este es un punto fundamental para dar una base sólida en la convivencia escolar y es muy muy importante también formar a nuestro profesorado para detectar e intervenir en este tipo de situaciones. Yo, desde la Universidad de La Laguna, también viví como... protocolo contra el acoso sexual y sexista se trabajó por parte de toda la comunidad universitaria, propuesto tanto por parte del profesorado como del alumnado, incluso se tuvo un claustro sobre esta cuestión, y creo que es fundamental que las comunidades educativas hagan estos aprendizajes para habilitar estas políticas de violencia cero en todos los ámbitos pero también las que tienen que ver con las cuestiones relacionadas con los niños y las niñas.

También hay un programa de agentes zonales de igualdad que se ha potenciado a partir de los centros de formación del profesorado -de los CEP-, pero, además, contamos con una red canaria de escuelas de igualdad y con el que abarca para este curso 2019-2020... 340 centros. Y, bueno, hay más que en la siguiente... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

El señor PRESIDENTE: Gracias, señora consejera.

Turno para el Grupo Mixto por turno de tres minutos. ¿Se van a dividir el tiempo? Uno y dos. Muy bien.

Señora Espino tiene la palabra.

La señora ESPINO RAMÍREZ (desde su escaño): Sí. Presidente. Señorías.

La violencia machista es una lacra terrible de nuestra sociedad, muy dolorosa, más de mil mujeres han sido asesinadas desde que se tienen recuentos, desde el año 2003, en toda España.

Hubo un gran consenso de todas las fuerzas políticas que apoyaron el pacto de Estado contra la violencia machista que tenemos que aplicar en nuestra comunidad autónoma, y una de las cuestiones de ese pacto es la educación de los más jóvenes. La fiscalía presentaba aquí una memoria la legislatura pasada preocupada por el aumento de la violencia machista entre los jóvenes.

En Canarias existe la red de escuelas de igualdad, pero esta red es voluntaria, los colegios se acogen de forma voluntaria a este programa. Me gustaría saber, consejera, si sabe actualmente cuántos están en la red y qué piensa hacer para que se puedan incorporar la totalidad de los centros educativos de Canarias.

Gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señora Espino.

Turno para señora Mendoza. Dos minutos.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ (desde su escaño): Gracias, presidente. Buenas tardes señorías, buenas tardes señora consejera.

Evidentemente hay que proteger a nuestros niños y niñas y crear entornos seguros, debe ser el objetivo principal de todos los centros educativos de Canarias. Si prevenimos, concienciamos y desarrollamos desde las primeras edades en las escuelas, junto, por supuesto, con las familias, desarrollamos acciones enfocadas para lograr erradicar la violencia de género en los centros, enfocada, también, en una educación en valores, estoy segura que conseguiremos en el futuro jóvenes y adolescentes responsables, capaces de identificarse con la inclusión, la igualdad, el respeto y la tolerancia.

Hasta ahora es cierto que hemos tenido un plan, el Plan para la igualdad y prevención de la violencia de género 2017-2020, tenemos entendido que ha sido un plan que ha funcionado correctamente. Y me gustaría, también, que nos aclarase si ha funcionado correctamente o si ha tenido los resultados que se esperaban después de haberlo llevado a cabo.

Lamentablemente, también seguimos observando casos de violencia de género entre los propios alumnos, y observamos conductas de control y anulación de las chicas por parte de sus parejas, compañeros, incluso, algunas veces llegando a la violencia física, verbal y a la violencia psicológica. Estas conductas, indiscutiblemente, son intolerables.

Desde Agrupación Socialista Gomera siempre hemos defendido que lo ideal sería conformar un pacto nacional educativo, que existiese una asignatura troncal que estableciera esta concienciación y que no fueran al final actuaciones puntuales en las que los centros voluntariamente se acogen, sino que fuese obligatorio en todos los centros.

Además, como luchar contra la violencia de género está íntimamente relacionado con otras acciones prioritarias, como el Observatorio para la Convivencia Escolar, el Programa de Prevención y Ayuda contra el Acoso Escolar, el Plan Integral contra la Violencia Infanto-Juvenil, el programa de mediación... Dada su importancia nos gustaría que nos aclarase qué medidas y actuaciones... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

El señor PRESIDENTE: Gracias, señora Mendoza.

Turno para el Grupo Sí Podemos Canarias, señora Del Río, tres minutos.

La señora DEL RÍO SÁNCHEZ: Buenas tardes, volvemos a hablar de violencia machista y aunque la siguiente comparecencia, que ya no sé si será hoy o mañana, hablaremos con más detenimiento, ahora un par de cositas para fijar en el ámbito educativo.

Bueno, venimos, ya lo comentábamos esta mañana, justo de la manifestación del viernes pasado, en la cual estábamos denunciando, y cinco islas de todas las islas Canarias salieron a la calle a pronunciarse y a manifestarse nocturnamente ante ese incremento de las violencias machistas. Las violencias machistas que se dan en todos los ámbitos, pero, como bien dice la magistrado Gloria Poyatos, la educación es la vacuna, es la mejor vacuna contra la violencia machista. Por eso, consideramos muy oportuna esta comparecencia, y hablar y relacionar educación con violencia machista.

Los datos son estremecedores, usted hablaba, la compañera que me ha precedido, del Partido Socialista, de las seis mujeres asesinadas... pero son diez, no olviden que el Convenio de Estambul, que nosotros sí lo tenemos adaptado a nuestra legislación canaria, incluye no solamente los asesinatos hacia parejas y ex parejas, sino también hacia otras mujeres, que son matadas por el hecho de ser mujeres y, en ese caso, diez en Canarias y un niño, que también son víctimas de violencia machista, como así también recoge el Convenio de Estambul. Estamos, por tanto, hablando de asistentes de una emergencia y una emergencia feminista que este año más que nunca tiene importancia y relevancia en Canarias.

Yo quiero ser concreta aquí y hacerle unas propuestas específicas que tienen que ver con las medidas del pacto de Estado, dos son literales del pacto de Estado, porque cuando hablamos de la importancia de la educación tenemos que hablar quién educa, y habrá que educar primero a los educadores en materia de género para que puedan, después, de forma transversal, aplicar esos conocimientos en sus clases. Por tanto, la primera del pacto de Estado sería introducir en el máster obligatorio de acceso al cuerpo de profesores y profesoras de Educación Secundaria un módulo sobre igualdad y prevención de violencias machistas; la segunda, incorporar en los títulos de Grado de Educación Infantil y Primaria de las facultades de Educación, tanto en la enseñanza pública como en la privada, una materia específica sobre igualdad y prevención en las violencias machistas; y, tercero, introducir en el currículo, esta no está en el pacto de Estado, pero hay una propuesta que ya existe en otras comunidades autónomas, introducir en la Educación Secundaria una asignatura sobre los cambios sociales en materia de igualdad entre mujeres y hombres, diversidad afectivo-sexual y prevención de violencias machistas. Esta última asignatura está como optativa en la Comunidad Autónoma de Andalucía, lleva más de diez años y no es ningún invento, funciona muy bien, lo único que yo le veo de crítica es que se le diese dos horas a la semana, y es que sea optativa y no sea obligatoria, porque necesitamos, más allá de las jornadas puntuales, de los cursos puntuales y de las cuestiones opcionales, necesitamos obligatoriamente una formación por parte de toda la comunidad educativa.

Nada más.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora Del Río.

Turno para el Grupo Parlamentario de Nueva Canarias, señora Hernández, por tres minutos.

La señora HERNÁNDEZ JORGE: Gracias. Quería estar aquí, señora consejera, para que no se viera usted forzada a torcer el cuello.

Hablamos de un tema relevante, a mí..., hacía una pregunta al aire la diputada anterior que me parece muy importante, ¿quién educa?, yo creo que erramos el tiro si seguimos pensando que estamos en la aldea de hace dos siglos, donde educaba la escuela y el ámbito familiar. No es real, nuestros hijos, los adolescentes y los niños reciben muchísimo contenido educativo o contraeducativo de las redes sociales.

Por tanto, yo creo que es fundamental, primero, que la prevención debe estar enmarcada en toda la población, educamos todos o contribuimos en mayor o menor medida a esta educación toda la sociedad. Por tanto, extender la prevención, entiendo que debe ser a toda la población desde una perspectiva integral, y enseñar a construir la igualdad desde la práctica, los conocimientos teóricos son importantes, pero se debe generar espacio de práctica, de aprendizaje vivenciales de cómo se ejerce en el día a día la igualdad.

Y una reflexión al aire, los que hemos estado en el aula sabemos lo difícil que es educar en valores y construir unos hábitos sanos y lo fácil que le resulta a un deportista de élite tirar por tierra cualquier contenido educativo. Es decir, cuando un icono de éxito, cuando un referente social, como puede ser, digo, un futbolista porque, bueno, mueve a las masas y también a los jóvenes, afirma o practica un hecho machista o violento, tira por tierra meses de trabajo en las aulas. Por tanto, es muy importante comprometer a toda la sociedad y a los medios de comunicación en la lucha contra la violencia machista y en la construcción de una sociedad igualitaria. Si no abordamos esa tarea junto con la tarea de saber gestionar y saber usar correctamente las tecnologías... la tecnología ha llegado para quedarse, tienen elementos fundamentales para nosotros, yo no puedo imaginar el trabajo parlamentario sin el iPad o sin..., por tanto es una fuente del saber, pero también sabemos que, mal usada, pueden ser elementos muy tóxicos para nuestra sociedad y que están haciendo un daño importante a los más pequeños que todavía no tienen los recursos ni el espíritu ni el pensamiento crítico que tiene un adulto para saber gestionar todos esos mensajes que le llegan en el día a día a través de las redes sociales.

Gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señora Hernández.

Turno para el Grupo Parlamentario Popular, turno también de tres minutos.

El señor SUÁREZ NUEZ: Gracias, señor presidente. Señorías. Señora consejera.

El Partido Popular condena todo tipo de violencia de género, todo tipo de violencia de género, y manda un mensaje a esas familias de las cuarenta y tres víctimas mortales que llevamos este año, de esos dos menores y de los treinta menores, también, huérfanos.

Hasta ahora señora consejera, por lo menos que yo conozca, en la consejería que usted dirige existe el programa Educar para la igualdad, que tiene como finalidad propiciar que toda la comunidad educativa trabaje y se relacione desde una perspectiva coeducativa para superar los estereotipos sexistas, potenciar unas relaciones igualitarias y prevenir la violencia de género. También hay dos programas en cuestión de acoso escolar: (ininteligible) y Promeco. Bien.

Pero analizando datos y estudios realizados por profesionales, además de haber formado parte de ese pacto de Estado contra la violencia de género, del que fui vicepresidente primero de la Comisión de Igualdad en el Senado, tengo que decir que si bien estos programas tienen que tener una continuidad, incluso, hasta ser mejorados, hoy aquí debemos hablar también de la violencia digital o la violencia de comunicación que tanto daño, tanto daño, está haciendo entre nuestros jóvenes.

Yo vengo de un municipio del norte de Gran Canaria, me imagino que usted lo sabe, de la Villa de Moya, del que fui alcalde durante ocho años a mucha honra. Dentro de los objetivos prioritarios a llevar a cabo por el grupo de gobierno del Partido Popular, creamos el proyecto o el programa para la prevención de la violencia digital de género al que le pusimos el nombre de una diosa griega relacionada con la convivencia pacífica, Eirene.

Mire, yo le voy a dar datos o voy aquí a dar datos que nos van a hacer llevarnos las manos a la cabeza, uno es muy importante.

¿Usted sabe que la población de entre 15 y 29 años el 27,4 % de las entrevistas realizadas consideran que es normal la violencia de género dentro de la pareja? El uso intensivo de la tecnología digital y el incremento de la permisividad ante la violencia de género por parte de la población juvenil obligan a establecer medidas que, por un lado, promuevan acciones preventivas en el binomio tecnología-violencia de género, y, por otro lado, fomento en el uso responsable de la tecnología digital.

Casi la mitad de las mujeres entrevistadas han sido testigo o conocido en su círculo cercano de familia y amigos actos de violencia de género, destacando la revisión del móvil por parte de la pareja un... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

El señor PRESIDENTE: Gracias.

¿Los quiere o se los doy? Muchas gracias. Gracias, señor diputado.

Tiene la palabra a continuación Grupo Parlamentario Nacionalista. Tres minutos.

La señora GONZÁLEZ ALONSO (desde su escaño): Gracias, presidente, y buenas tardes a todas y todos.

La materia de esta comparecencia, como bien han dicho todos los grupos políticos, es preocupante, de manera especial en Canarias cuando, en lo que va de año, estamos dentro de las cuatro comunidades autónomas donde más muertes por violencia de género se han producido. Tampoco es nuevo porque lo dijeron mis compañeros.

Con datos oficiales del 2018 el número de víctimas de violencia de género aumentó respecto al 2017 un 24,8 %. Además, nos encontramos con un perfil de víctima de violencia machista en el que casi la mitad, el 47,3 %, tenían entre 25 y 39 años, y ha aumentado en un 10,9 % las víctimas con una franja de edad entre 18 y 19 años. Estamos ante un problema social muy grave que debemos abordar de manera transversal en distintos ámbitos políticos para conseguir solventarlo.

Desde mi grupo político entendemos que la educación es el arma más potente de la que disponemos para erradicar la violencia machista, pero también dentro del mismo ámbito educativo tenemos que trabajar de una manera transversal. Los esfuerzos no solo deben ir en educar a los niños y a las niñas en los colegios e institutos, también tenemos que implicar a las familias, porque la educación se desarrolla en las escuela pero se inicia y parte de cada casa.

Por ello nos surgen las siguientes dudas o preguntas, y se las pongo de manifiesto con ánimo constructivo:

¿Cómo piensa abordar, de una manera transversal, la educación en igualdad? ¿De qué manera piensa poner a disposición de las familias formación y recursos para que en el primer eslabón de la cadena en los hogares pueda darse una educación igualitaria a niños y a niñas? ¿Cómo piensa, desde su consejería, involucrar a todas las áreas del Gobierno para trabajar de manera conjunta la importancia de la educación en todos los sectores, y que no recaiga solo en los y las docentes? ¿Tiene algún plan integral para abordar el trabajo en igualdad en educación afectivo sexual y contra la violencia de género -que me imagino que esto vendrá en la comparecencia después-?

Consejera, el tiempo apremia en esta materia. Y no tiene por qué empezar de cero. Me alegra saber que tiene en cuenta los planes que se desarrollaron en la anterior legislatura, sobre todo el Plan para la igualdad y prevención de la violencia de género, en concreto el eje número 2 sobre la prevención intervención ante la violencia de género y las violencias de origen sexista. Y que siga trabajando en estos planes, sobre todo en el borrador que existe sobre el protocolo de actuación ante casos de violencia de género, que si lo sigue trabajando puede empezar a aplicarse en dos, tres meses.

Y termino deseándole suerte y ánimo en esta materia tan importante para la sociedad canaria. Y cuente usted con este grupo político para trabajar de manera seria, responsable...

El señor PRESIDENTE: Gracias, señora González Alonso.

Turno ahora para el grupo proponente, Grupo Socialista, por siete minutos.

Señora González.

La señora GONZÁLEZ VEGA: Gracias, de nuevo, presidente.

La verdad es que, señorías, celebramos, desde el Grupo Socialista, el consenso que se ha producido aquí esta tarde con este tema tan preocupante, como es la violencia de género en Canarias.

Las políticas de igualdad y, en particular la igualdad de género, son el eje de todo el proyecto socialista, por eso aspiramos a construir una sociedad en la que esa igualdad sea real y efectiva. El Partido Socialista es el partido que ha logrado aprobar el mejor instrumento impulsor de la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres en nuestro país, la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres, que constituye el marco de desarrollo del principio de igualdad de trato para avanzar en la igualdad plena entre hombres y mujeres, e implementa medidas transversales que inciden en todos los órdenes de la vida política, jurídica y social, a fin de erradicar las discriminaciones contra las mujeres.

Esta ley, lamentablemente, que fue aprobada sin el apoyo del Partido Popular, porque se abstuvo en el momento de su aprobación, como decía, lamentablemente el Partido Popular nunca creyó en esa ley, y no solo se abstuvo en su votación, sino que le dio la espalda cuando gobernaba. Con la llegada del Partido Popular al Gobierno de España se produjo un retroceso grave en la aplicación de la ley de igualdad de género, ya que recortaron su financiación e introdujeron reformas como la de las administraciones locales, que retiraron las competencias en materia de igualdad a los ayuntamientos, lo que implicó que desaparecieran programas de atención y recuperación a las mujeres víctimas de violencia que se venían prestando desde estas administraciones. Además, también supuso un duro golpe para la prevención de la violencia de género la aprobación de la ley de educación de Partido Popular, la famosa Lomce, que eliminó la asignatura de Educación para la Ciudadanía, una pieza clave para la educación en valores de igualdad y respeto, y fundamental para prevenir la violencia de género en nuestros centros educativos.

Por otro lado, también contamos en nuestro país con una herramienta normativa para luchar contra la violencia de género, el pacto de Estado contra la violencia de género, que fue aprobado con un amplio consenso en el Congreso y en el Senado, hace dos años, que el Gobierno del Partido Popular le faltó la voluntad política para aplicar el acuerdo y estuvo, lamentablemente, atascado por su inacción para destinar los fondos y aplicar las medidas.

Con la llegada de Pedro Sánchez al Gobierno, se demostró, una vez más, el firme compromiso socialista con la igualdad efectiva y real entre hombres y mujeres, y con la implementación de las medidas acordadas en el pacto de Estado contra la violencia de género, destinando los fondos necesarios para la financiación de las medidas contenidas en el pacto, 200 millones de euros para el año 2018, partidas que el Gobierno socialista duplicó en el presupuesto de 2019 a 400 millones de euros, pero que, lamentablemente, este presupuesto, como bien saben, no salió adelante porque no contó con el apoyo necesario en el Congreso de los Diputados para su aprobación.

Además, para impulsar el cumplimiento de este pacto de Estado, en agosto del año pasado el Consejo de Ministros aprobó un real decreto-ley que incluía varias medidas, como devolver a los ayuntamientos las competencias, que habían sido retiradas por el Partido Popular, para la promoción de la igualdad y la lucha contra la violencia de género, considerando que los ayuntamientos son una pieza imprescindible en esta batalla, ya que son el primer, y en algunos casos el único recurso con el que cuentan las víctimas y con el que tienen a su alcance.

Por otro lado, entre las medidas adoptadas por el Gobierno de Pedro Sánchez se ha reforzado la asistencia y la protección a las víctimas y a sus hijos e hijas menores, y facilitado el acceso a los recursos de asistencia y ayuda. En resumen, señorías, en tan solo unos meses de gobierno de Pedro Sánchez se avanzó más en la igualdad que en todos los años de gobierno del Partido Popular.

Pero también en Canarias sufrimos el retraso en la aplicación de las medidas contenidas en este pacto de Estado, y desde el Partido Socialista, ya en la legislatura anterior, solicitábamos al Gobierno de Coalición Canaria mayor celeridad para poner en marcha estas medidas, del mismo modo que denunciábamos el retraso de las convocatorias de subvenciones para la elaboración de los planes de igualdad de los ayuntamientos. Además, demandábamos que se reforzara la formación de personal de asistencia a las víctimas de violencia, y que se firmaran con los cabildos las medidas de mejora que debían implementarse.

Voy acabando, señorías, señora consejera, somos conscientes de que no podemos pedirle que haga en unos meses lo que otros no han hecho en muchos años, pero sí le pedimos que aborde este tema con la urgencia que necesita y se merece, y que ponga en marcha las medidas necesarias para prevenir la violencia de género en nuestros centros educativos. Y le proponemos también que tenga en cuenta las consideraciones del informe del Consejo Escolar de Canarias sobre el Plan para la igualdad y prevención de la violencia de género, que recoge, entre sus conclusiones, que resulta fundamental el fomento de la educación en valores en los centros, y que para ello se les provea de la formación, el tiempo y el espacio necesarios para que el trabajo sea sistemático y coordinado en los proyectos, para que se pueda promover un modelo de educación en valores que tenga como horizonte el desarrollo integral del alumnado, la igualdad de oportunidades y la mejora de la convivencia.

Y termino. No seremos una democracia plena mientras haya mujeres que vivan amenazadas y sean asesinadas. La violencia de género no tiene cabida en una democracia consolidada ni en la Canarias que queremos los y las socialistas. Por eso, eliminarla... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora González.

Señora... gracias, señora González.

Señora consejera.

La señora CONSEJERA DE EDUCACIÓN, UNIVERSIDADES, CULTURA Y DEPORTES (Guerra Palmero): Muchísimas gracias por todas las intervenciones, todas han sido muy, muy iluminadoras, muy constructivas, efectivamente este es uno de los terrenos donde necesitamos un gran consenso social, yo estaba desgranando lo que se ha estado haciendo y está planificado para este curso 2019-2020, la idea es profundizarlo y la idea es también darle más coherencia, y en ese sentido muchas de las propuestas que han hecho en sus intervenciones, señorías, son verdaderamente importantes.

En este sentido, la señora Vidina me planteaba el número de centros y es el de 340, efectivamente hay que ampliarlo, profundizar todo este tipo de planes de igualdad en los centros, porque, sobre todo, suponen un proceso de aprendizaje colectivo y de implementar a todos los niveles, no solo curriculares, sino en actividades, en prácticas, los valore de la igualdad, los valores del respeto a las personas y también el combate contra todos esos estereotipos sexistas y toda esa violencia que está planteada.

También ha sido muy, muy importante el eje referido a quién educa, porque ya los agentes de socialización no son solo las familias y la escuela. El poder de los medios de comunicación, el poder de las redes sociales, de esos referentes que, efectivamente, pueden... celebrities, pueden tirarte abajo todo un trabajo educativo porque tienen esa aprobación social acrítica, cual si fueran dioses, que, quizás el maestro o la maestra no tienen. Así que toda la cuestión ligada a la ciberviolencia se expresa en la violencia de género, pero se expresa también en el acoso escolar y realmente es un problema que tenemos que afrontar, el del uso responsable de las nuevas tecnologías y ya, efectivamente, hay una línea de investigación sobre ciberviolencia que, en el ámbito escolar, es importante, y que creo que es fundamental formar a todo el profesorado y hacerlo también con sistema y con profundidad. Pero quizás también desde instituciones como esta tengamos que hacer llamamientos a la responsabilidad a los medios de comunicación, a esas redes sociales que son multinacionales que habilitan todo tipo de cuentas donde se dan todo tipo de contenidos que verdaderamente son lesivos porque son de alcance universal, así que es un asunto fundamental.

Un pacto educativo, me planteaban desde alguno de los grupos, donde centremos muchísimo, canario, donde centremos muchísimo más los asuntos, también sería verdaderamente interesante.

La formación del profesorado, fundamental. La formación de las familias, yo creo que esta todavía es una asignatura pendiente y que tendremos que abordar aquí. Las asociaciones de madres y padres de alumnos y alumnas tienen que ser decisivas. Voy a La Palma el sábado próximo precisamente a un encuentro de asociaciones de padres y madres, y creo que hay muchísima preocupación por este tipo de conductas en los colegios, en los institutos, y tenemos que buscar las vías educativas para afrontarlo.

También estoy absolutamente de acuerdo con la propuesta que se hacía de intervenir en el Máster de Formación de Profesorado, que sé de buena tinta que en este aspecto es deficitario, y también en los grados relacionados con la educación infantil y primaria, así tendríamos una buena base sobre la que sostener luego la formación continua en materia de igualdad y en materia de prevención de violencia de género.

Efectivamente otras comunidades autónomas tienen iniciativas, ya sostenidas durante años, que hablan, también, de los necesarios cambios en los currículos para dar visibilidad y presencia a las mujeres, esto significa revisar el canon porque realmente en muchas asignaturas parece que solo ha habido hombres -Historia, Filosofía, esa la conozco bien-, y realmente tenemos también la tarea de que nuestros currículos se pongan al día en asimilar lo que han sido los cambios sociales del siglo XX. Estamos en el siglo XXI ya tocando la segunda década y hace falta un trabajo de actualización curricular muy muy potente.

Yo soy profesora de ética y, en ese sentido, está claro que la comunidad y la tribu es la que educa, por eso tenemos que idear alianzas e intervenciones transversales para plantear las cuestiones en este ámbito de la prevención de la violencia de género.

Los datos son preocupantes, quizás haya un elemento que liga esta comparecencia con la comparecencia siguiente, que no sé si vamos a tener tiempo para dar, pero hay que decir que nuestros adolescentes, incluso niños, tienen acceso a contenidos de una pornografía muy violenta y que para eso hace también un programa de educación afectivo-sexual, que es el tema de la próxima comparecencia.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora consejera.

Turno para el Grupo Mixto.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ (desde su escaño): Presidente, creo que la comparecencia ha finalizado. Ha cerrado la consejera... Sí. Es la siguiente... de Educación...

El señor PRESIDENTE: Gracias, señora Mendoza.

Vamos a acabar la última comparecencia, por tanto, de la señora consejera.

Con esta última comparecencia vamos a terminar la sesión de la tarde.

Más información
Otros formatos
  • Formato PDF Formato PDF
Iniciativas tratadas
  • 10L/C/P-0065 Sobre De la Sra. consejera de Educación, Universidades, Cultura y Deportes, sobre prevención en violencia de género en materia educativa.