Diario de Sesiones 23/2020, de fecha 20/1/2020
Punto 5

10L/CG-0002 COMUNICACIÓN DEL GOBIERNO SOBRE LA APROBACIÓN DE LA DECLARACIÓN DE EMERGENCIA CLIMÁTICA EN CANARIAS.

El señor PRESIDENTE: Tal como habíamos manifestado, continuamos, por tanto, con la segunda propuesta de... bueno, perdón, el segundo punto del orden del día, que era la segunda de las comunicaciones del Gobierno.

Por tanto, tiene la palabra en este momento el Gobierno.

Señor consejero, tiene la palabra.

El señor CONSEJERO DE TRANSICIÓN ECOLÓGICA, LUCHA CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO Y PLANIFICACIÓN TERRITORIAL (Valbuena Alonso): Muchas gracias, señor presidente.

Señorías, muy buenas tardes.

Presentamos este comunicado, el segundo comunicado en la tarde de hoy, relativo a la declaración de emergencia climática que el Consejo de Gobierno adoptó en el mes de agosto.

Esta es una materia que evidentemente esperamos y deseamos que cada vez ocupe más minutos en el debate en este foro parlamentario. Es una materia sobre la que no voy a repetir las continuas evidencias científicas que ponen de relieve la situación crítica y delicada en la que se encuentra la vida en el planeta, porque lo que está en juego es la vida en el planeta, y por ende, el panorama actual que tenemos en las islas Canarias.

Las evidencias científicas están ahí, por cada 97 artículos científicos que corroboran y demuestran, evidencian que contrasta la relación directa que existe entre la acción del ser humano y una serie de efectos y consecuencias sobre cómo está cambiando el panorama en nuestro planeta Tierra, están ahí. Por cada 97 artículos científicos que afirman estas evidencias, siempre hay 3 artículos científicos que afirman... o, de alguna forma, que están del lado del negacionismo.

Por lo tanto, son rotundas, son contundentes, y son realmente preocupantes y alarmantes.

Tenemos que dar por hecho de que esta situación de emergencia climática no es nueva en este último año, en estos últimos cinco años, sino que viene siendo nueva en el último siglo y no hemos sido capaces de verla hasta hace bien poco.

Una situación que nos lleva a tener que asumir que se van a producir cambios drásticos y bruscos, no solo en nuestra geografía sino en nuestra forma de vida, en nuestra forma de entender nuestro paisaje, en nuestra forma de entender la economía, en nuestra forma de entender los problemas sociales, en nuestra forma de entender los problemas migratorios. Son efectos que ya no vamos a poder revertir.

Tenemos que asumir que el nivel medio del mar va a poner en riesgo buena parte del litoral de Canarias. Tenemos que asumir que el incremento de enfermedades nuevas ocasionadas por el cambio climático va a hacer que tengamos que enfrentarnos a riesgos nuevos. Tenemos que asumir que este planeta Tierra, que vamos a pasar en poco más de veinte años de 7000 millones de personas a 10 000 millones de personas, se van a producir unos movimientos migratorios a los que Canarias va a tener que tener la responsabilidad de dar respuesta y no vamos a poder mirar hacia otro lado. Tenemos que asumir que las generaciones que vienen detrás, pisando cada vez más fuerte, van a ser cada vez más exigentes en que tomemos ahí medidas.

Y, por lo tanto, esta declaración de emergencia climática no es más que el primero de una multitud de pasos que va a tener que dar este Parlamento, pero no los setenta diputados y diputadas que actualmente ocupan cada uno de estos escaños, sino los setenta diputados y diputadas -quién sabe con las sucesivas modificaciones- que en las próximas décadas, de aquí al final de siglo, van a ocupar y van a estar sentados donde ahora están ustedes sentados.

Por lo tanto, es un hecho importante para la vida de Canarias esta declaración de emergencia climática. Es un hecho que no se trata de sumarnos exclusivamente a una moda de las declaraciones de emergencia de otras instituciones, vamos a ser el tercer Parlamento en nuestro Estado, después del País Vasco y de Navarra, que se va a sumar a esa declaratoria de emergencia climática, y va a suponer una hoja de ruta clara, y además una hoja de ruta donde tenemos que estar todos. Las políticas en materia de emergencia climática son políticas de luces largas, son políticas que no se pueden hacer pensando en las próximas elecciones del año 2023, son políticas que tenemos que pensar y que hay que hacer pensando en esas generaciones que ni tan siquiera han nacido.

Porque, insisto, los efectos están ahí y no vamos a poder dar marcha atrás ni en el incremento del nivel medio del mar ni al incremento de las temperaturas ni a la desaparición de buena parte de nuestra biodiversidad ni a la desaparición de la vida en buena parte del planeta Tierra ni a la desaparición de los hielos continentales ni a otras muchas series de efectos negativos a los que por desgracia llegamos tarde para poder dar marcha atrás. Lo único que vamos a poder hacer es adaptarnos, adaptarnos, hacer que los cambios que tiene que sufrir la sociedad a todos los niveles, no en Canarias, a todos los niveles sean cambios relativamente dulces, porque las medidas que no tomemos esta generación las tomarán las generaciones que vienen detrás y serán realmente amargas, serán realmente drásticas. Tenemos que saber compaginar las medidas de adaptación con las medidas de mitigación y ahí la ley del cambio climático, como otra serie de medidas, va a ser realmente importante. Va a ser realmente importante saber que tenemos que cambiar y transformar buena parte de nuestra sociedad.

Ya estamos trabajando en los primeros borradores y a priori puede que la ley de cambio climático pueda afectar a veinticinco normas sectoriales de Canarias, por lo tanto, va a ser un verdadero revulsivo, va a ser un verdadero revulsivo como que como esta declaración supone tomar decisiones valientes y tenemos que tomar esas decisiones valientes. Tenemos que dejar a un lado las diferencias políticas y aprovechar algo que tiene este Parlamento, que no tienen otros parlamentos, que es un consenso que hemos podido percatar en las reuniones que hemos tenido para tratar esta materia. Ustedes saben, señorías, que es el objetivo de este Gobierno hacerles corredactores de la ley de cambio climático, que esa ley no venga aquí en una primera lectura, sino que ya ustedes hayan sido corredactores en esa ley de cambio climático.

Y quiero agradecer, en este poco menos de un minuto que me queda, la colaboración y la participación de todos y cada uno de los portavoces que han trasladado sus propuestas para mejorar esta declaración de emergencia climática, una declaración que es necesaria, una declaración que no es para sumarse a una moda, es una declaración que viene con el objetivo de marcar la hoja de ruta de este Gobierno de Canarias. Y una hoja de ruta de la que tenemos que rendir cuentas. No va a ser sencillo, porque no es sencillo cambiar la inercia de un territorio, no digo de Canarias, de cualquier territorio desarrollado, en materia de acción contra el cambio climático, pero no por el hecho de dejar de ser sencillo... no significa que no lo tengamos que intentar.

Por lo tanto, deseo que trabajemos juntos, a partir de esta declaración de emergencia climática... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional).

Y termino dando agradecimientos más sinceros a todas y cada una de las personas que, con la mejor de su voluntad y con ánimo decidido de construir y de sumar en esta materia, han mejorado de forma sensible y considerable la declaración que aprobamos en el Consejo de Gobierno en el pasado mes de agosto.

Muchas gracias, señorías.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor consejero.

Turno ahora para los grupos parlamentarios.

En este caso comenzamos con el Grupo Parlamentario Mixto, por tiempo de siete minutos, don Ricardo.

El señor FDEZ. DE LA PUENTE ARMAS: Señor presidente. Señorías.

La actividad humana está aumentando la temperatura de la Tierra como resultado de las emisiones de gases de efecto invernadero, propiciando el cambio climático. Los últimos años han sido los más calurosos de la historia que se han podido registrar, en concreto los dos últimos años se batió el récord histórico de temperaturas con 1,1 grado más por encima de la media preindustrial, demasiado cerca del techo de aumento máximo del 1,5 grados fijado por el Acuerdo de París.

Según la Agencia Europea del Medio Ambiente el cambio climático es elemento clave para explicar las olas de calor y los cambios en la distribución de enfermedades infecciosas. En países mediterráneos, como el nuestro, se espera que el incremento de la mortalidad relacionada con las altas temperaturas... El incremento del nivel del mar convierte a las zonas costeras y a llanuras aluviales puntos críticos, al aumentar el riesgo de inundaciones. Esto provoca que las especies marinas claves en el sector pesquero, también estén abandonando aguas nacionales.

Los efectos del cambio climático también pasan factura a los bolsillos de los europeos. Los fenómenos extremos relacionados con el clima ya han costado más de cuatrocientos mil millones de euros en Europa desde el año 1980 y en España la cifra se eleva a casi mil millones al año. Y las previsiones dicen que los daños en las regiones mediterráneas son los que más van aumentar en la próxima década.

Pero, además del cambio climático, existe un grave problema en la relación a la contaminación del aire en nuestras ciudades, de acuerdo con la Organización Mundial de Salud el 27 % de los infartos de miocardio tiene que ver con la exposición al aire contaminado, en el caso de los accidentes cerebrovasculares la cifra asciende hasta el 34 y en el cáncer de pulmón al 37 %. Asimismo, la OMS insta a fomentar sistemas de transporte poco contaminante, fuentes de energías limpias, eficiencia energética y una gestión sostenible de los desechos para combatir la polución del aire, responsable de 6,5 millones de muertes globales.

Todos los hechos evidencian que el modo de actuar de producción y el consumo de energía humanos que conocemos no son sostenibles y se necesitan medidas urgentes para que los efectos no sean irreversibles. Por ello, la comunidad internacional ha firmado numerosos acuerdos entre los que se incluyen los compromisos de la Unión Europea en materia de energía y clima. Lejos de ser una rémora para el crecimiento, este hecho supone una oportunidad que, como país, España no puede permitir dejar atrás, el sector de la economía verde representa hoy en la Unión Europea un volumen de negocio de 700 000 millones de euros. Desde Europa se han venido proponiendo guías claves para afrontar este proceso de cambio, de tal modo que se convierta en una oportunidad para todo, fijándose objetivos en materias de energías renovables, eficiencia energética, interconexiones eléctricas o emisiones de gases de efecto invernadero.

Hay que entender las aplicaciones económicas que tiene esto también. España importa el 73 % de la energía que tiene, el petróleo, un dato que es muy relevante. El petróleo constituye nuestra principal fuente de energía con casi el 43 % del total. De hecho, la contabilidad nacional del PIB en materia de balanza comercial, que suele tender al déficit, las importaciones de petróleo antes de la crisis llegaron a ser equivalentes al valor total de todos los ingresos por turismo. Es decir, todo lo que ingresamos por turismo lo gastamos en petróleo, y por ahora vamos por el mismo camino.

España batió en 2017 su récord de importaciones de petróleo por tercer año consecutivo, y el año 2018 fue un año más que batió récord.

Lejos de hacer un relato de cómo actúa en estos últimos años por los distintos gobiernos que han tenido nuestro país, creo que debemos mirar hacia adelante, hacia un qué vamos a hacer, de ahora en adelante, para conseguir mitigar y combatir los efectos de cambio climático, que son una realidad, le pese a quien le pese.

Lejos de demagogia y afanes intervencionistas, en Ciudadanos creemos que hay que partir de un análisis riguroso, priorizando el fin de los elementos más nocivos para la salud y la sostenibilidad ambiental, así como, a la vez, promover nuevos mecanismos de generación y movilidad sostenibles.

En resumen, la apuesta por la transición renovable debe hacerse a partir de un esfuerzo analítico y un compromiso político amplio y racional, a través de medidas progresivas que prioricen el fin de las tecnologías más contaminantes y garanticen el objetivo de sostenibilidad medioambiental, la competitividad y la seguridad del suministro.

La tarea de afrontar el cambio climático, de transformación de nuestro modelo de crecimiento y consumo desde el ámbito energético, requiere una serie de políticas ambiciosas y disruptivas que pongan a los ciudadanos en el centro de la acción como elementos impulsores y beneficiarios de esa acción, que tiene que tener lugar, alejándose de lecturas sesgadas y extremistas, de la utilización populista del bienestar de los ciudadanos y de la sostenibilidad de nuestro planeta.

Desde Ciudadanos apostamos por un decálogo de medidas realistas para... de una manera ambiciosa, y que no pretendan una retórica complaciente, sino una transformación real. Todos los análisis sobre la transformación en el ámbito energético que emplazan al consumidor deben tener un papel esencial. Desde Ciudadanos apostamos por un papel más destacado del consumidor, que comience por habilitar un consumo personalizado e informado.

También, la energía, la mejor energía, es la que no se consume. Con esta frase lo que se pretende trasladar es la idea de que el consumo inteligente redunda en beneficio de todos. Se debe realizar un esfuerzo por incrementar la eficiencia energética de los edificios públicos, con un plan que al menos renueve el 3 % de estos, así como aumentar el número de edificios con un consumo de energía casi nulo. Acabar con la contaminación del aire de nuestras ciudades y la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero debe ser también una prioridad absoluta en los próximos años.

La movilidad es fundamental en nuestra sociedad, es también uno de los elementos que provocan contaminación. Por ello, creemos que es necesario desarrollar unas infraestructuras de recarga de vehículos eléctricos en espacios públicos y privados, racionales y sostenibles, atendiendo al desarrollo de las redes y su interacción con el vehículo eléctrico.

Estas son solamente algunas de las acciones que se podrían tomar, existen muchas otras pero requieren del compromiso del Gobierno de España en cuanto a cambios normativos o medidas incentivadoras hacia los particulares, hacia las empresas, a fin de conseguir acelerar los procesos.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, don Ricardo.

Turno ahora para el Grupo Parlamentario de la Agrupación Socialista Gomera, don Casimiro Curbelo.

El señor CURBELO CURBELO: Muchas gracias, presidente. Señor presidente del Gobierno, señorías, señor consejero.

Yo quiero comenzar mi intervención casi por el final de la intervención del señor consejero.

Si hay asuntos que en el debate parlamentario deben concitar la cooperación de todos, la unanimidad, es este. No porque nos preocupe porque estamos destruyendo el mundo -que es verdad- sino porque realmente esta es una oportunidad histórica. Y, habitualmente, los grupos parlamentarios, cuando están en el Gobierno, se sitúan para defender al Gobierno y los grupos de la Oposición para buscar argumentos, a veces no los encuentran, para atacar al mismo. Digo todo esto porque sería absurdo si quisiéramos atribuir los males del cambio climático a un gobierno que no tiene color político y pudiéramos tener la tentación, pero, en definitiva, hay que pasar de las palabras a la acción, y ya hemos hablado demasiado y ahora es el momento de actuar, y tenemos el deber, todos, de legar a nuestros hijos una Canarias mejor.

Y no hacen falta pruebas científicas, que es verdad, pero no hacen falta, solo lo podemos comprobar viendo las islas que recordamos nosotros de niño y las que tenemos ahora, probablemente quien conoció La Gomera de entonces, de Cristóbal Colón, sabía que la masa boscosa descendía prácticamente hasta casi el nivel de costa, y así sucesivamente. Estamos un poco atónitos porque no llueve, será por algo. En definitiva, hemos invadido el territorio de edificaciones, de carreteras, hemos secado fuentes, hemos contaminado y seguimos contaminando.

Es verdad que tenemos protegido el 50 % de nuestros espacios pero no es suficiente, eso es como si quisiéramos proteger el 50 % de nuestro cuerpo y dejáramos el resto al albur de lo que pudiera ocurrir.

Esto es responsabilidad de todos, de abajo a arriba. Es verdad que hay gente que dice que la lucha contra el cambio climático es una responsabilidad de los grandes países: no es verdad. Del mismo modo que no vale decir que recicle otro, que lo haga el otro, tenemos que hacerlo todos y cada uno de nosotros, porque cada uno es importante, la responsabilidad no es de los gobiernos, ni de las administraciones, sino que es del ser humano en su conjunto, viva donde viva y esté donde esté.

Mi grupo, en Agrupación Socialista Gomera, no estamos por regresar a la edad de la piedra, porque en Canarias viven más de dos millones de personas y tenemos el deber de trabajar para mejorar su bienestar. Necesitamos, evidentemente, progreso y desarrollo, pero no a cualquier precio. El progreso y el desarrollo tienen que basarse en nuevas reglas, tienen que ser sostenible y deben ser inteligentes. Por esa razón, señor consejero, decía cómo afectaba el contenido de la nueva ley. Cuanto antes mejor. Hay gente que dice "no a todo" y hay gente que por el beneficio es capaz de cualquier cosa, son dos extremos radicales y equívocos. Nosotros debemos ser más inteligentes y estar en el intermedio.

Señor Valbuena, el Gobierno de Canarias ha hecho bien, la declaración de emergencia climática en las islas es un disparo de salida en una carrera en la que no podemos fracasar, ni debemos fracasar, entre otras razones porque nos incumbe a todos. Sabemos que las administraciones tienen que ser conscientes de que hay nuevos valores, nuevas reglas, y este Parlamento es el que tiene que tomar la bandera de llevarlas a cabo. Los responsables públicos tenemos el deber de ser ejemplares ante los ciudadanos en la nueva cultura de un desarrollo responsable con nuestro medio ambiente.

Ahora mismo, mientras estamos aquí en este Parlamento, seguimos contaminando, tenemos una quincena de estaciones de producción eléctrica que siguen quemando fueles contaminantes. La flota de vehículos de todas las administraciones públicas de este archipiélago es obsoleta y es tóxica. Seguimos vertiendo al mar más de trescientos puntos de vertido en nuestras costas. Hemos permitido la destrucción de la zona del litoral, precisamente por haber hecho una mala planificación del turismo. El medio natural es la principal riqueza de este archipiélago, para la vida misma y también para fortalecer los sectores productivos más importantes, como es el turismo. Hemos destrozado, es verdad hasta cierto punto, las medianías, con una edificación incontrolada. Pero yo creo que ha llegado la hora de decir basta.

La revolución energética es una necesidad y una oportunidad, y la transición energética en Canarias es una revolución que tiene que producirse ya. Entre otras razones porque tenemos fuentes de energía ilimitadas y baratas, no contaminantes y naturales. Por tanto, podemos acceder a la soberanía energética y nos podemos ahorrar inclusive el 5 % del PIB canario. Podemos crear un nuevo sector económico, nuevos trabajos. Canarias puede jugar un papel frente a países africanos vecinos para el acceso al conocimiento en materia de medio ambiente, para equipamientos, bienes y servicios profesionales.

Señorías, hay que crecer, por supuesto que sí, pero no a cualquier precio, como estábamos diciendo. Debemos reponer todo aquello que hemos degradado y que puede ser recuperado. Y eso también son obras públicas, que a veces no nos damos cuenta de ello. No estamos en contra, indudablemente, del turismo, faltaría más, ni del comercio, ni de la industria, ni de la agricultura, creo que debemos crecer en cada uno de estos sectores, pero con cabeza, con racionalidad, con otros valores. A los que creen que vamos a impedirlo todo, les digo que piensen lo que en realidad pasó con el agua. Ustedes recuerdan..., era Jerónimo Saavedra presidente del Gobierno de Canarias, y de aquí le envío un fuerte abrazo, porque fue un atino aquella ley de aguas, recuerden las manifestaciones aquí frente del propio Parlamento porque creían que el agua..., pues, en realidad lo que se hizo fueron los estudios correspondientes, recuerdo aquel SPA-15 y el MAC-21, ¿y qué pasó?, que aprendimos e hicimos las balsas para el almacenaje, las depuradoras para reutilizar las aguas residuales, las desaladoras, y el agua hoy, afortunadamente, no es un problema ni para la agricultura, ni para el abastecimiento de la población, ¿por qué?, porque esa experiencia nos enseña que los nuevos procesos tecnológicos nos pueden ayudar a reducir o eliminar nuestras necesidades de bienes naturales que son escasos.

Defender el crecimiento sostenible y el respeto al medio ambiente no es ir en contra del futuro y del progreso de Canarias, ni mucho menos, se trata simplemente... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional).

Se trata simplemente, señor presidente, de hacer las cosas de otra manera, de ponderar y valorar las actuaciones públicas y privadas de manera más exigente. Dos millones y pico de personas que viven en ocho islas y algo menos de siete mil quinientos kilómetros cuadrados dejan una huella, y lo que tenemos que hacer es todo aquello el propósito para que esa huella sea cada vez menor. Y nuestros recursos son limitados, pero nuestro talento es ilimitado y tenemos que ser inteligentes. En nuestras manos está el futuro de Canarias. Si nosotros lo hacemos en Canarias, otros lo harán en otros lugares del planeta. Y si todos sumamos, lógicamente, podemos tener la conciencia tranquila de haber dejado una herencia a las generaciones que vienen, que es nuestra responsabilidad.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchísimas gracias, don Casimiro.

Turno ahora para el Grupo Parlamentario de Sí Podemos Canarias. Don Manuel Marrero.

El señor MARRERO MORALES: Buenas tardes.

En primer lugar, hacer entrar en valor el proceso por el cual este documento hoy va a ser aprobado al final de este pleno, porque yo creo que ha habido un alto nivel de consenso en las diversas aportaciones que se han ido haciendo y la propia consejería ha ido asumiendo. Por tanto, hacer entrar en valor el proceso, que es importante.

En segundo lugar, plantear algunas cuestiones. Una emergencia climática, si es una emergencia, hay que atenderla con cuestiones, con procedimientos de urgencia, y para ello yo tomaría las palabras que el señor consejero, al final, de su intervención planteaba, de hablar de una política de luces largas, en la que hagamos política no solo para una legislatura, sino, incluso, para una generación o más allá, para varias generaciones, porque es absolutamente imprescindible, es decir, esas políticas no suelen traer grandes réditos inmediatos, pero son absolutamente necesarias.

Yo creo que había que tener en cuenta, en este aspecto, al menos tres elementos que me parecen fundamentales a destacar. Primero, que no es una tarea en solitario de los gobiernos ni de las instituciones, sino del conjunto de la sociedad, y ese es un elemento absolutamente imprescindible, porque si no somos capaces de llegar a esa conclusión puede flaquear el hecho de ofrecer posibilidades de que la sociedad participe, de que la sociedad se informe y, en definitiva, de que la sociedad se empodere para que, en el futuro, ante posibles medidas represivas, sean capaces de frenarlas, porque no todo siempre va adelante, estamos viendo en muchos casos cómo se vuelve atrás y que la sociedad tiene que estar empoderada para ello.

En segundo lugar, es urgente agilizar la lenta maquinaria de la Administración. Es decir, si precisamos de medidas urgentes ante una emergencia climática, la maquinaria de la Administración no sirve totalmente para esto, por tanto, habrá que agilizarla para tomar medidas, para desarrollar actividades concretas, para realizar acciones, etcétera.

En tercer lugar, y no por ello menos importante, la cuestión de la política territorial. Se tiene que poner al servicio, la política territorial, al servicio de la mitigación y adaptación al cambio climático, si no, un flaco favor haremos al futuro de las generaciones que estén en Canarias si seguimos deteriorando al paso que lo hemos hecho en los últimos tiempos nuestro territorio.

Quisiera detenerme un momento para plantear una reflexión. Todos los intervinientes, tanto los que lo han hecho hasta ahora como, seguramente, lo que lo hagan en el futuro, vamos a coincidir en que, bueno, estamos de acuerdo en que hay una emergencia climática y que hay un momento de transición energética. Posiblemente, la cuestión de la emergencia climática ya, dado que hay datos científicos suficientes, salvo los negacionistas y aquellos que con su ideología de ultraderecha los sustentan, pues, posiblemente, sean los únicos que se queden, cosa que en este Parlamento, afortunadamente, no los hay. Sin embargo, respecto a la transición, al paso. Ese es un elemento en el que posiblemente no todos coincidamos en cuáles deben ser las mismas medidas, por ejemplo: algunos consideran que un objetivo sería llenar las islas de aerogeneradores, es decir, y que, los mismos que han estado produciendo energía con fueloil, echaran, simplemente, la mano fuera y se hicieran dueños del viento; otros pensarían que habría que establecer grandes parques solares, es decir, aquellos que también producían energía con fueloil, poner la mano fuera y seguir recogiendo beneficios del sol; y, sin embargo, hay otros que pensamos que el gran reto al que nos enfrentamos en esta sociedad, en este momento, es el reto de que cambie la propiedad de la producción de la energía y se redistribuya entre toda la ciudadanía, produciendo energía de forma no concentrada, distribuida, produciendo cada cual su propia energía, si fuera posible, en su propia azotea, sin consumir más territorio ni deteriorar con impactos medioambientales de la gran cantidad de aerogeneradores que se siguen colocando en las islas, que ya en islas como Tenerife el proyecto que hay supera y duplica prácticamente las necesidades de demanda eléctrica de esta isla y, por tanto, creo que el modelo es, al final, quién va a ser el dueño del contador.

Y vuelvo a reiterar aquello, el sol, el viento, los volcanes, los mares, producen energía que es un bien común, y aquí no nos podemos permitir que sectores empresariales que han querido apropiarse a nivel internacional de las semillas, que han querido apropiarse de los bienes de la naturaleza, también terminen apropiándose de algo que es gratuito y que tendría que ser compartido por todos. Es decir, tenemos que aprovecharnos de ese bien común que es la naturaleza para beneficiarnos en nuestro conjunto. Por tanto, este tipo de emergencia climática y la concepción sobre el futuro es lo que a lo mejor en esos matices podrán diferenciarnos, seguramente, cuando entremos a descender a los detalles.

Lógicamente, un Gobierno cohesionado debe realizar políticas transversales en lo referido a emergencia climática, pero tiene que hacerlo con objetivos medibles e indicadores que permitan la evaluación continuada, la reafirmación de los aciertos y la corrección de los errores. Por tanto, creo que debemos dar ejemplo también en ese aspecto.

Y, después, debemos afrontar, sin esperar a la ley de cambio climático, seguramente debemos afrontar medidas urgentes, por ejemplo, es urgentísimo en estas islas y solucionaría en gran parte el problema de los residuos el que se estableciera ya el contenedor marrón para la separación de residuos orgánicos en la totalidad, no nos hace falta la ley de cambio de climático para eso, nos hace falta una puesta en común de ayuntamientos, cabildos y Gobierno de Canarias para que en el poyo de la cocina, que es donde comienza la separación de los residuos, pues la gente toda, la sociedad colabore, para que al final tengamos una segregación de residuos que puedan ser reaprovechables para nuestra agricultura, para nuestra jardinería, para nuestros montes, a través de un compost de calidad, que hoy no se produce precisamente en esos lugares.

Otro problema que tenemos que afrontar urgentemente es el asunto del ciclo del agua, aprovechar las aguas subterráneas, que no haya tanta pérdida entre el lugar de origen y el lugar de destino, que no sigamos arrojando a los mares tanta cantidad de agua. Entre opciones, probemos un poco de todas, seguramente ya tenemos probadas las desaladoras, tenemos probadas también las depuradoras naturales, pues posiblemente las depuradoras naturales, por lo menos en lugares pequeños, habría que implementarlas, porque no necesitan energía para bombear inútilmente agua hacia mayores alturas.

Tenemos un reto con los plásticos, tenemos un reto con los plásticos, pero se ha hablado mucho siempre de... en este asunto, se ha hablado poco de reducción y... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional)... En la cuestión de los plásticos se ha hablado siempre mucho de reciclaje, pero no se ha hablado tanto de reducir y de reutilizar. Ahora precisamente, yo creo que a nivel internacional, hay ya montones de organizaciones que están planteándose la necesidad de la reutilización de los plásticos, posiblemente necesitemos una normativa estatal, pero por ahí tendríamos que empezar el debate social, como la cuestión de la reutilización de los envases, e igualmente, pues, en el asunto de la vivienda, en el asunto de la vivienda creo que en Canarias somos uno de los lugares de todo el Estado donde no se ha obligado, de alguna manera, al aislamiento término en fachadas y cubiertas, y en Canarias tenemos que potenciar el que la rehabilitación de la vivienda produzca eficiencia y ahorro energético, como también que tengamos que ver con la normativa sobre el territorio para no seguir deteriorándolo.

Y finalmente, en lo que se refiere a movilidad, los planes de movilidad a nivel de Canarias, de municipios y de cabildos.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: ... señor Marrero.

Turno para el Grupo Parlamentario de Nueva Canarias, don Luis.

El señor CAMPOS JIMÉNEZ: Lo decía en la anterior comunicación, hay ejemplos en los que este Parlamento es capaz de ponerse de acuerdo.

Hemos estado trabajando de manera consensuada durante las últimas semanas, de manera muy especial en los últimos días, y hemos ido comprobando cómo muchas de las propuestas de resolución, yo creo que todas, van a salir hoy con unanimidad, porque todas aportan. Hemos visto las de Coalición, las de Ciudadanos, las del Partido Popular, e incluso, obviamente, pues las de los grupos que apoyamos al Gobierno.

Mucha responsabilidad de esto también ha tenido pues el carácter que ha imprimido a la consejería su consejero, y quiero felicitarle, es decir, el crear esos equipos de trabajo, el intentar consensuar para buscar espacios de encuentro creo que tiene mucho que ver. Pero porque es absolutamente necesario, hay leyes que por lo estructurante, por lo importante, no pueden permitirse salir con una mayoría del 51 %, porque tenemos que aspirar que sean leyes no para una legislatura, como bien decía con anterioridad, sino para una o para varias generaciones. Lo conseguimos en la legislatura anterior con la Ley de Servicios Sociales, entendíamos que era absolutamente necesario unificar todos los criterios, a costa de renunciar en ocasiones a elementos fundamentales para unos, pero fuimos capaces de sacar una ley con el consenso de todo el Parlamento, que aspirar a atender a la ciudadanía, a dotarla de derechos, a empoderarla por las próximas generaciones, y creo que este es, obviamente, uno de esos claros ejemplos.

La comunicación que hoy traemos aborda muchísimos aspectos, uno de ellos que evidentemente no puede quedarse solo en una declaración de principios, sino, a partir de ahí, empezar a actuar de manera decidida, es la elaboración de la ley de cambio climático. A partir de ahí también, y de manera ya urgente, el plan de acción canario para la implementación de la Agenda 2030 de los objetivos de desarrollo sostenible. Este Parlamento fue un ejemplo a nivel de parlamentos de toda España, el primero en empezar a trabajar en la legislatura pasada en la localización, y de hecho en esta comunicación ya se establece aprovechar un poco ese trabajo para incorporarlo, no partimos de cero. El abandono de los combustibles fósiles como un elemento determinante, una apuesta clara, decidida, en la orientación en nuestro modelo energético, y aspectos que deben de ir en esa ley también, el pleno autoconsumo eléctrico, la movilidad sostenible. Pero algo fundamental, la implementación de mecanismos que sean capaces de absorber el carbono en los medios físicos de Canarias -hablo del agua, de la tierra, de nuestro aire- que permita alcanzar emisión neta cero de gases de efecto invernadero. Y digo que esto es fundamental porque nosotros no podemos olvidarnos en este instante de lo que vivimos, y no podemos tener un doble discurso, el de la sostenibilidad y el de lucha contra el cambio climático, y decíamos esta mañana como elemento fundamental es ser capaces de mejorar la conectividad para mantener nuestro modelo económico fundamental, que es el del turismo, pero es posible hacerlo, es posible trabajar sin renunciar en este instante a nuestra principal actividad económica, a seguir manteniendo esa conectividad, a seguir aspirando a que millones de personas en el planeta vean a Canarias como un lugar de referencia para pasar su tiempo y al mismo tiempo que tengan la sensación y la certeza de que cuando realizan esto, digamos, el trasvase entre la huella que ellos generan en ese traslado en avión desde miles de kilómetros será compensado hasta generar un balance lo más cercano a cero. Y para ello deben de tener claro que van a venir a un territorio donde su energía, en poco tiempo, se habrá creado al cien por cien de forma renovable, tendrán que tener claro que llegan a un territorio donde el parque móvil es un parque móvil no contaminante, y no hablo el de las administraciones públicas sino de concienciar al conjunto de la ciudadanía para que opten por esa decisión a la hora de adquirir sus vehículos, donde la economía circular, la economía azul son elementos fundamentales, donde el residuo cero sea capaz de introducirse a través del reciclado continuo donde el plástico cero, no digo lo de compañero con segundas, el compañero David de la Hoz fue capaz de introducir este elemento en unas jornadas macaronésicas en Cabo Verde, y fue aprobado por unanimidad, pero no puede quedarse en una declaración de principios, hay que actuar, hay territorios que están trabajando en pos de este claro objetivo desde hace algún tiempo. La reforestación, los productos de kilómetro cero, las instalaciones turísticas sostenibles, los pasos que ha dado, por ejemplo, Binter a la hora de incorporar a su flota aviones que contaminan la mitad de lo que hasta ahora hacían.

En definitiva, que el conjunto de administraciones, nuestro sector económico, las decisiones que tomemos a nivel individual y como sociedad, finalmente, cuando alguien toma la decisión de venir a esta tierra tiene la certeza de que el balance neto va a ser cero y, por tanto, podamos seguir en esa combinación de modelo económico y sostenibilidad de la que no tengamos que arrepentirnos y podamos presumir. Que no se lleven a engaño cuando antes de coger un avión para venir a Canarias tomen una decisión de coger un tren e ir a algún país vecino, profundamente contaminante, o donde la mayoría de estos elementos finalmente no se están llevando a cabo.

Por tanto, esta es una tarea fundamental, pero lo decía antes, una tarea de todos no solo de las administraciones públicas, como sociedad, a nivel individual, cada uno de nosotros tiene que apostar de manera decidida por conseguir ese objetivo.

Y, ojo, yo quiero dejar también hoy una advertencia clara, un aviso a navegantes, a todos y a todas los que aquí nos encontramos, en las próximas semanas -y, si no, será dentro de un mes, y, si no, será dentro de tres meses- habrá alguien que intentará introducir en la agenda política del Estado español y en la agenda política canaria que esto que estamos diciendo es falso, intentarán trasladarnos el negacionismo del cambio climático y lo único que espero, lo digo con sinceridad, es que nadie en esta Cámara, ninguna de las fuerzas políticas que está en esta Cámara le compre el discurso porque hemos visto como se han desenterrado en los últimos tiempos debates absolutamente superados por esta sociedad y se están volviendo a incorporar al debate público y este, le puedo garantizar, que sustentado en el modelo económico, en la creación de empleo, de si lo hace China y Estados Unidos por qué no lo vamos hacer nosotros, alguien, y creo que no tengo que ser mucho más explícito, no va a tardar mucho tiempo en introducirlo en el debate político. Por tanto, ¡firmeza! en las posiciones de cada una de las organizaciones políticas que aquí nos encontramos para intentar combatir ese elemento aberrante.

Y termino, hemos introducido varias propuestas de resolución, desde Nueva Canarias hemos planteado una que para nosotros era muy importante, no estaba en el modelo inicial y es el estudio... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional)... el estudio del potencial geotérmico que nuestra tierra tiene, creo que es un elemento muy costoso, pero que es uno de los elementos verdaderamente transformadores y, por tanto, tenemos que hacer un esfuerzo importante en los próximos años no solo desde los presupuestos de esta tierra sino también, obviamente, del Estado y de la propia Unión Europea, pero tenemos que dar un ejemplo de algunas administraciones locales e insulares se está apostando de manera decidida y creo que el Gobierno tiene que dar un paso adelante también en sucesivos presupuestos en esta tarea.

Por tanto, coincido con quienes me han precedido, creo que estamos ante una emergencia absolutamente relevante en la que tenemos que tomar decisiones. Esto no va de ir al golpito, esto va de revolución, de decidir y de implementar de manera clara y decidida... lo que de al golpito para otra cosa, en esto revolución, cambio de hábitos, concienciación, formación y firmeza en los valores que hoy estamos defendiendo aquí porque habrá quien nos lo intente... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Campos.

Turno ahora para el Grupo Parlamentario Popular, señora Reverón.

La señora REVERÓN GONZÁLEZ: Gracias, presidente. Buenas tardes, de nuevo, señorías.

Mire, señor consejero, hoy estamos tomando en consideración la aprobación de esa declaración de emergencia climática que se adoptó por su Gobierno el pasado 30 de agosto, una declaración que, además, yo se lo he echado en cara en muchas ocasiones en esta tribuna, que no tomó en cuenta el visto bueno de esta Cámara, y yo creo que hubiese, se hubiese ido mucho mejor si así se hubiese hecho, pero bueno. Además, se lo dije a usted, ha repetido en muchas ocasiones que este problema es un problema del que todos somos responsables y, por tanto, todos debemos ser partícipes, y es verdad que usted nos ha hecho partícipes de muchas cuestiones, por tanto... Sí es verdad que tengo que afearle que el 30 de agosto se tomara esta declaración de emergencia climática y no se trajera previamente a este Pleno. Pero bueno. Sobre todo, ¿sabe por qué?, porque entendemos que este tipo de consensos ante situaciones tan estratégicas como la que nos conlleva el día de hoy es importante estar todos de la mano.

Mire, lo que sí nos preocupa a mi formación política es que esta declaración de emergencia climática se convierta en una especie, si se me permite decirlo así, de carta de los Reyes Magos, y le voy a explicar por qué.

Ya en nuestro país hemos tenido, además usted lo ha nombrado, hay otras comunidades autónomas que han hecho esa declaración de emergencia climática y, sin embargo, hasta la propia comunidad científica ha dicho que, como no contempla acciones concretas y acciones que se puedan evaluar, realmente se quede en una mera declaración política, y es verdad que desde aquí yo creo que entre todos lo que queremos es que sean acciones concretas y específicas para poder luchar contra el cambio climático que tenemos encima, pero bueno...

Hoy tenemos que hablar de la declaración de emergencia climática, por tanto yo voy a hablar de cada uno de los puntos que se aprobaron el pasado 30 de agosto porque no he escuchado todavía aquí hablar de cada uno de esos puntos.

Mire, el primero de los acuerdos dice lo siguiente "para comprometer de ahora en adelante todas las políticas de Gobierno de Canarias y de las administraciones públicas canarias que puedan contribuir a frenar la amenaza del cambio climático", a esto me refería con que teníamos miedo de que esto fuese una carta a los Reyes Magos o, más bien, una declaración de intenciones políticas porque no hay ninguna acción detrás de esto.

El segundo de los acuerdos dice "iniciar de inmediato las actuaciones necesarias para elaborar y aprobar la ley canaria del cambio climático en el marco de la legislación básica del Estado", pues bien, si bien es cierto que usted ha tenido esa voluntad de contar con todas las formaciones políticas, no es menos cierto que en estos momentos no contamos con una legislación básica del Estado, y voy a explicarles por qué no contamos con esa declaración básica. Mire, vamos a ver, mi formación política presentó en el año 2018 una proposición de ley sobre el cambio climático, una proposición de ley que votaron en contra el Partido Socialista y votó en contra también sus socios de gobierno Podemos, pues bien, a grandes rasgos, tengo que decir que esa proposición de ley sentaba las bases para que nuestro país cumpliera con el acuerdo de París, además de incidir en la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y el ahorro y eficiencia energética, entre otras muchas cuestiones. Y, además, lo hicimos con el mismo espíritu que usted pretende y que yo creo que es verdad que usted lo quiere hacer así, con una clara voluntad de diálogo con todos los agentes y todos los expertos que tienen que hablar sobre esta cuestión.

Señorías, señor consejero, nuestra proposición de ley pretendía situar a España en la vanguardia de la lucha contra el cambio climático, lo que sí le pido es que la futura ley canaria del cambio climático también nos ponga y nos sitúe a la vanguardia de esta problemática.

Nuestra intención era simplemente construir un marco legislativo, además no solamente a corto plazo sino a medio y largo plazo, ¿para qué?, pues para garantizar que la transición de la economía española hacia una economía baja en carbono y resiliente al clima sea ordenada porque así lo exige además el acuerdo de París.

Lo dicho señoría, una pena que esa iniciativa no saliera aprobada porque, bueno, porque encontró en contra los votos del Partido Socialista y de Podemos y, por tanto, sí esperamos que no tengamos ese mismo problema aquí. Yo creo que todos estamos de acuerdo en que es necesario aprobar esa ley del cambio climático y nos va a tener, nos va a tener, pero, eso sí, vamos a responsables pero, también se lo digo, no vamos a ser negacionistas pero tampoco vamos a ser catastrofistas.

La tercera de las cuestiones que usted planteaba en esa declaración de emergencia climática que se aprobó era "iniciar las actuaciones necesarias para elaborar y aprobar, en el plazo más breve posible, el plan de acción canario para la implementación de la Agenda 2030 de objetivos de desarrollo sostenible", y, curiosamente, el 11 de octubre por parte de su Gobierno se dijo públicamente que se habían fijado como objetivo cerrar en verano esa Agenda 2030, que yo lo felicito si al final se cumple, pero manifestaron que la primera acción consistía en cumplir con la tarea encomendada por las Naciones Unidas, y esa tarea consiste en diseñar una estructura que permita la coordinación de todos los departamentos del Gobierno y dijeron que estaría concluida a finales de noviembre o principios de diciembre, sí me gustaría que ahora en su segunda intervención me dijera si efectivamente esa estructura existe, pues yo creo que hoy, además, hemos debatido aquí la comunicación de la estructura del Gobierno y esa estructura a día de hoy no existe, hoy es 20 de enero, ya ha pasado noviembre y ha pasado diciembre y no la tenemos.

Por eso, le vuelvo a repetir, que nos preocupaba mucho que fuese una declaración simplemente de intenciones, una declaración política, simplemente para tener un titular y no realmente tener una serie de acuerdos y actos.

El cuarto y quinto acuerdo hacen referencia a la ley del cambio climático como también al plan de acción canario, fijando una serie de compromisos, y entre los mismos se encuentran y quiero destacar, alcanzar una política de residuos cero a través del consumo y de la economía circular. Ya lo habrá visto, una de las propuestas de resolución que va a presentar mi formación política es efectivamente la implantación efectiva de esa economía circular, que creo que ha llegado y, además, ha llegado para quedarse.

El sexto acuerdo por su parte versaba sobre la encomienda a su consejería de la elaboración de un inventario de emisiones de referencia que cuantifique la cantidad de CO2 emitido por el consumo de energía, entonces me gustaría saber si realmente ya se ha hecho ese estudio o por lo menos si se ha encargado ese estudio.

Asimismo, el acuerdo séptimo también le encargaba y le encomendaba a su consejería la elaboración de un estudio de riesgo y vulnerabilidades frente al cambio climático, pues le vuelvo a decir que nos gustaría que nos informara, en su segunda intervención, si efectivamente esto ya se ha puesto en marcha.

Y finalmente se dispone por un lado la promoción de la adhesión de lo que son los municipios canarios al pacto de alcaldes por el clima y la energía sostenible, y en esto sí me gustaría recordarle que aquí se aprobó ya una proposición no de ley, y además fue a iniciativa del Partido Socialista, que contó con la unanimidad de todos los grupos y, por tanto, también sabemos que en la dotación presupuestaria existe una cuantía específica para esta acción, sí me gustaría saber, a día de hoy, qué se ha hecho o qué medidas pretende usted implementar de aquí a corto medio plazo para esa adhesión por parte de los alcaldes.

Y finalmente se encomienda a las consejerías competentes la mayor difusión pública de este acuerdo, de forma que se conozca y quede patente la importancia y gravedad del asunto.

Señor consejero... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional).

Gracias, presidente. Voy terminando, señoría.

A nosotros no nos consta que se haya dado esa publicidad máxima o esa difusión que es necesario tener y que todos sepamos de lo que estamos hablando.

Por tanto, lo que sí queremos decirle es que con esta declaración de emergencia climática consigue un titular, es verdad que usted lo ha traído aquí y va a intentar el consenso de todas las formaciones políticas, y lo que sí espero es que con las propuestas de resolución que vamos a presentar todas las formaciones políticas pues se llegue al mejor consenso y se consiga una mejor declaración de emergencia climática.

Muchísimas gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señora Reverón.

Turno para el Grupo Parlamentario Nacionalista, señor Machín.

El señor MACHÍN TAVÍO: Gracias, presidente.

Señorías, hoy es uno de los días en que quiero mostrar mi agradecimiento y, sobre todo, mi orgullo a mi generación y a las generaciones posteriores. Están siendo los jóvenes los principales responsables de asimilar el cambio ambiental que necesitamos en la sociedad. Los jóvenes no hemos sido parte del problema, pero estamos siendo los principales actores de la solución. Es un orgullo un tremendo orgullo ser joven y, además, estar en este debate siendo el portavoz de mi grupo parlamentario.

Señorías, lo que piden los jóvenes no es nada complicado, son acciones concretas, acciones reales, acciones cuantificables que puedan ser vistas por la ciudadanía como que no estamos en plenas intenciones sino estamos trabajando en pro de la sostenibilidad y la lucha contra el cambio climático.

Señor consejero, esta declaración de emergencia seguramente está entre esas medidas pero no nos vale solo con esto, necesitamos cambiar la mentalidad, necesitamos acciones reales, acciones que tengan de verdad frutos en pro de la sostenibilidad. No existe, por el momento, y esto sí es verdad, ninguna concepción internacional sobre qué es la emergencia climática. Es cierto que en otras ciudades, en otras comunidades autónomas, donde se ha declarado esa emergencia climática, ya poseían una hoja de ruta, y ahí discrepo frontalmente con usted, la hoja de ruta no puede ser la emergencia climática, la hoja de ruta tiene que ser la ley del cambio climático, y esta declaración de intenciones debiera ser algo complementario, una ayuda para acelerar en la implementación de medidas que no tienen que ver mucho con la ley del cambio, por lo tanto, ahí discrepo con usted. Es por eso que para que sea real y efectiva, esta declaración, necesitamos de políticas valientes, políticas arriesgadas, políticas que lleguen a ser cuantificables por parte de los ciudadanos.

Señor consejero, espero que no caiga en saco roto, pero es que si... parece que es una declaración de buenas intenciones, de buena prensa, para tener mañana buenos titulares, y falta concreción, faltan medidas reales. Por lo tanto, espero que no defraudemos a nadie, porque a los primeros que nos vamos a defraudar es a nosotros mismos. Nuestra gente pide a gritos acciones reales, acciones que se puedan plasmar. Se espera mucho de nosotros y sé que es difícil, lo que no podemos estar creando son falsas expectativas que no vamos a poder cumplir, debemos ser coherentes entre lo que predicamos y lo que hacemos, entre los buenos discursos encima de este estrado y lo que practicamos en nuestras acciones de gobierno. Ahí fuera, con toda la razón del mundo, estarán pendientes de nosotros para ver si de verdad estamos comprometidos o solamente buscamos los titulares de prensa.

Señor Valbuena, le doy toda la razón a la señora Reverón, hubiese preferido empezar la declaración por este Parlamento, porque este documento que hoy saldrá de aquí es más completo que el que declararon ustedes en agosto. Ya lo han avisado muchas plataformas ambientales, están vacías de contenido. No digo que esto vaya a ser igual, que esta declaración no tenga ningún sentido, pero necesitamos políticas valientes y arriesgadas para poder contar con el beneplácito de la ciudadanía, porque está bastante cansada de discursos vacíos. Si dicha declaración, como digo, no está acompañada, es como si declaramos una inundación, activamos la alerta y no vamos a evacuar a los ciudadanos, los dejamos que esa tromba de agua les llegue a sus residencias.

El reto que tenemos por delante es bastante difícil, pero debemos empezar con algo básico, que es mitigar, mitigar las emisiones y cambiar nuestro modelo, encaminar nuestro modelo de transporte a ese idílico, el transporte colectivo electrificado y no a uno individual que sea transportado por energías fósiles que emiten gases de efecto invernadero.

También todas las consejerías encaminadas a la lucha contra el cambio climático, todas las instituciones, los ayuntamientos y los cabildos, son ellos los que tienen que posibilitar a los ciudadanos que se puedan trasvasar a unas nuevas exigencias climáticas, como puede ser aumento de los carriles bicis, y ese transporte colectivo electrificado que no emita gases de efecto invernadero.

Nuestro modelo agrícola debe trasvasarse a un modelo cien por cien agroecológico, pero es cierto que nuestros agricultores no están formados en medidas medioambientales, debemos posibilitarles y darles herramientas, darles instrumentos para que puedan afrontar ese cambio con las menores consecuencias para ellos. Ahí no solo estaríamos invirtiendo en salud para nuestro planeta, sino en la salud de nosotros mismos.

Un caso que le quiero contar... de algo que se está luchando contra el cambio climático y algo que puede ser un modelo, el riego sostenible en mi municipio, y es un orgullo, el municipio de Tinajo acaba de implantar el mayor -la consejera de Agricultura lo sabe- el mayor proyecto de agua de riego sostenible con la instalación de una planta desaladora, la construcción de pozos costeros, un aerogenerador para autoconsumo, esto deberíamos copiarlo y estar promocionándolo por todos lados por parte de este Gobierno. Son proyectos sostenibles que luchan contra el cambio climático y que luchan también contra un daño que va a producirse en la agricultura, que es la falta de agua de riego para nuestros agricultores.

Me gustaría también comentar, como dije en las reuniones previas, sobre la adaptación, la adaptación es fundamental. La ley del cambio climático próxima debe marcar un sendero legislativo donde todos los sectores, el transporte, la industria, la energía, tengan su cabida. Señor consejero, planes específicos para la zona costera, la zona agraria y la zona turística. Imagínese que el urbanismo va a tener una cuestión fundamental en la lucha contra el cambio climático. Se estima que en 2050 el porcentaje de población que vivirá en las ciudades será de más del 70%. El urbanismo debe ser también sostenible. Ahí mi compañero David de la Hoz ha sido un excelente exportador de ese bio... bio...eh, biosostenibilidad.

El cambio climático afecta más a las personas en situación de pobreza. Es por eso que nadie debe quedar atrás.

Señor consejero, políticas valientes, políticas responsables, políticas que sean cuantificables.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Machín.

Turno para el Grupo Parlamentario Socialista. Don Manuel.

El señor MARTÍNEZ ÁLVAREZ: Muchas gracias, señor presidente. Muy buenas tardes, señorías.

Señorías, hemos cometido el error de pensar que somos una especie independiente de la naturaleza. Lo que está en peligro es la humanidad, y no el planeta. El exceso de consumo sin tener en cuenta el medio ambiente nos ha llevado a esta situación de amenaza a nuestra especie. Es evidente que se está produciendo un cambio climático. Lo estamos viendo en estos momentos en Australia, es un claro ejemplo, y afortunadamente hoy, aquí, ningún grupo está en contra de la lucha del cambio climático. Ningún grupo lo niega.

El actual Gobierno fue de las primeras instituciones en declarar la emergencia climática. La Unión Europea, recientemente, también la ha declarado. Estas declaraciones, junto con la celebración de la COP 25, en Madrid, han conseguido que la sociedad, los medios de comunicación y la clase política pongamos entre nuestras prioridades luchar contra el cambio climático, como ya nos lo venían advirtiendo numerosos científicos.

Con este decreto el Gobierno traslada a la sociedad un mensaje claro y sencillo, y cito literalmente: "de nosotros depende transformar esta amenaza en una oportunidad", una oportunidad para hacer un desarrollo sostenible, pero el desarrollo sostenible solo se podrá conseguir con un equilibrio entre lo medioambiental, lo social y lo económico. Hasta ahora, el desarrollo de Canarias no ha sido sostenible, ha primado lo económico, solo para algunos, sin tener en cuenta lo social y lo medioambiental, y explicaré por qué.

En Canarias, quien ha soportado los efectos de la crisis ha sido el grupo de población con menos ingresos. Este grupo ha visto mermada su renta un 16,8 %. Por lo contrario, el 20 % de la población más rica ha incrementado su renta en un 8,3 %. En Canarias, la distancia que separa el 20 % más rico del 20 % más pobre ha crecido más que en el conjunto de España. En Canarias, el 29 % de la población se encuentra en exclusión social. En definitiva, el pobre más pobre y el rico más rico.

Y en lo medioambiental, Canarias no cumple con la directiva europea de aguas. Estamos soportando sanciones económicas por incumplir en materia de depuración y vertidos al mar. En Canarias, solo producimos un 16,3 % de energías renovables. En Canarias, si no cambiamos la manera de gestionar nuestros residuos, tendremos sanciones. En Canarias, tenemos 779,4 vehículos por cada 1000 habitantes. Para revertir esta situación, el decreto que nos trae aquí hoy el Gobierno no solo contempla lo medioambiental, hoy se han centrado casi todos los grupos en destacar la ley de cambio climático, pero yo también quería poner en relieve y (ininteligible) lo más relevante también de este decreto es el plan de acción canario para la implantación de la Agenda 2030 de los objetivos de desarrollo sostenible, liderado por el propio presidente Ángel Víctor Torres, que se va a desarrollar a través de la Dirección General de Investigación y Coordinación de Desarrollo Sostenible.

Y las medidas ambientales tendrán éxito si van acompasadas con medidas sociales y económicas, la inclusión social, el crecimiento económico y la protección ambiental son los pilares que sustentan el desarrollo sostenible, como establece la ONU. Y felicito a este Gobierno por fijar los diecisiete objetivos de desarrollo sostenible como hoja de ruta para el desarrollo de Canarias.

Desde el Partido Socialista estamos seguros que con el plan de acción de la mitigación y adaptación al cambio climático, con el plan de transición energética, con la implantación de la renta de ciudadanía, con la apuesta decidida por la economía del conocimiento, tendremos una Canarias más igualitaria, más cohesionada, más próspera y más respetuosa con el medio ambiente.

Sabemos que este Gobierno, con su presidente al frente, lo van a conseguir, van a conseguir que Canarias tenga un desarrollo sostenible.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, don Manuel.

Turno para el Gobierno.

El señor CONSEJERO DE TRANSICIÓN ECOLÓGICA, LUCHA CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO Y PLANIFICACIÓN TERRITORIAL (Valbuena Alonso): Muchas gracias, señor presidente.

Señorías, primeramente agradecer el tono de las intervenciones.

Esta declaración de emergencia climática evidentemente no quiere que sea un papel mojado, de hecho, establecemos que cada dos años tendremos que rendir cuentas sobre lo que se viene desarrollando.

En materia de ley de cambio climático, reitero lo que he dicho en anteriores comparecencias. Tenemos la base de ese anteproyecto, que ya el anterior Ejecutivo empezó a trabajar en él. A partir de esa base, hemos desarrollado un nuevo proceso, en ese proceso ya tenemos más de doscientas participaciones por parte de colectivos y entidades públicas, hemos mantenido más de cuarenta reuniones con colectivos, ya se han encargado los trabajos de asesoramiento para la elaboración propia de la ley, se han encargado también los trabajos para la redacción de la estrategia de cambio climático y los trabajos para la redacción del plan de acción de cambio climático, de manera que, tan pronto tengamos aprobada..., la intención de este Ejecutivo es que en octubre pueda entrar en el Parlamento ese anteproyecto de ley de cambio climático, y tan pronto se apruebe, por eso queremos potenciar esos trabajos y esos grupos de participación de todas las fuerzas políticas, para que cuando venga al Parlamento ya se haya trabajado previamente por parte de las fuerzas políticas, de manera que tan pronto esté aprobada, que la idea es que tenga una serie de disposiciones adicionales que cambian otras leyes en aquellos aspectos que son necesarios que sean cambiados, ya tengamos la estrategia y tengamos el plan de acción y empecemos a trabajar en acción de cambio climático.

Vamos a encontrar que vamos a tener que introducir pautas nuevas en políticas sanitarias, por ejemplo, en materia de vigilancia de la salud; en política educativa, donde habrá que introducir materias obligatorias, de carácter obligatorio, en la formación reglada, en cualquier tipo de formación reglada, en materia no solo de sostenibilidad, sino, también, de cambio climático; en políticas agrícolas; en políticas turísticas, donde, evidentemente, no se trata de demonizar ni de decir que el turismo es malo, se trata, evidentemente, de apostar por un modelo turístico sostenible, en el que ya los empresarios de Canarias están trabajando de manera intensa; en industria; en movilidad... Es decir, todas y cada una de las políticas transversales de este Gobierno pues evidentemente van a ver que van a tener que modificar su planteamiento.

El señor Machín plantea, al final, la necesidad de tener valentía a la hora de tomar acciones. Coincido plenamente, está claro que es precisamente la generación a la que usted pertenece, a la que nosotros dejamos de pertenecer hace muy poquito, la que más concienciada está, y que tiene menos problemas a la hora de acoger decisiones valientes.

Por lo tanto, tenemos que tener presente que seguramente la ley de cambio climático, no solo la ley, sino el plan de acción e instrumentos que no están propiamente dichos... que no estarán incluidos en la ley pero que tendremos que abordar, vamos a tener que afrontar debates que van a abrir heridas, pero que son necesarias, porque las tendremos que cerrar, y las tendremos que cerrar entre todos y con el apoyo de todos. Van a generar debates donde algunos aprovecharán para hacer oposición feroz al Gobierno, pero eso va a quedar fuera de la ley de cambio climático. Lo que queremos que la ley de cambio climático no sea una propuesta electoral en las próximas elecciones de ninguna de las fuerzas que están aquí presentes para modificarla o para tumbarla. Ese es el objetivo que va a tener la ley.

En materia del plan de acción sobre los objetivos de desarrollo sostenible, también he dicho en anteriores ocasiones que Canarias tiene un sello de identidad que es la única comunidad del Estado que la tiene, y es que el Parlamento, en su IX Legislatura diseñó una estrategia de desarrollo, de los objetivos de desarrollo sostenible, fue la única comunidad autónoma que en el Parlamento desarrolló esa estrategia con lo que supone, es decir, no desarrolla el plan con el cual se desarrolla esa estrategia, sino una estrategia, después cada gobierno podrá hacer libremente su plan, pero la estrategia está claramente enmarcada por la unanimidad de todas las fuerzas políticas. Por lo tanto, eso es un bagaje importante que tiene esta comunidad autónoma canaria, y que ha sido reconocido en otros foros y que ha tenido reconocimiento, la que hoy en día es ministra y que fue presidenta y que fue la que, de alguna forma, coordinó esos trabajos de todas las fuerzas políticas.

Y en esa línea la Dirección General de Desarrollo Sostenible, dependiente de la Presidencia, ya está desarrollando esa tercera ronda de trabajo entre todas las consejerías para tener ese plan de acción en el tiempo comprometido, que era en verano, por lo tanto, estoy convencido de que los trabajos van a buen ritmo, es verdad que no todas las consejerías responden al mismo nivel, pero sí es verdad que ya estamos en la tercera ronda de trabajo de aportaciones a ese documento. Por lo tanto, se viene haciendo, desarrollando acciones que no son sencillas.

También se ha hablado aquí de ordenación del territorio. La ordenación del territorio va a ser clave, va a ser clave. Tenemos que pasar a un modelo de ley de ordenación del territorio que se fije como objetivo principal lo que aquí se estaba hablando, el generar balances positivos de emisiones de efectos invernaderos. En esa línea, también ya se está trabajando con Grafcan, en un modelo de evaluación y de balance de gases de efecto invernadero que no tenga exclusivamente los patrones aprobados por el Protocolo de Kioto que, precisamente, están vinculados a la materia energética. Estamos trabajando en un modelo de manera que de forma cartográfica podamos ver incluso a un nivel de zoom en zonas de un determinado tipo de municipios cuál es el balance neto de emisiones de efecto invernadero, aquí estamos también con una buena parte, una buena herramienta de investigación, pero, evidentemente, necesitamos ese tipo de datos que a día de hoy no están del todo pulidos.

Por lo tanto, estamos trabajando en esta línea. Es decir, bien es cierto que la parte de comunicación no hemos ido a una comunicación de vallas, cuñas publicitarias y cosas por el estilo sino hemos ido a una comunicación más de redes, de medios de comunicación, etcétera y, que vuelvo a decir, que tal vez tengan razón a la hora de decir que hubiese sido preferible, primeramente, abordarlo en el Parlamento, en fin, el pasado no lo podemos cambiar, se trata de aprender de ese pasado para que en ese futuro, insisto, en los trabajos que tengamos que desarrollar en materia de emergencia climática, de acción climática, sigamos buscando ese consenso entre todas las fuerzas políticas donde todos tenemos responsabilidad, el Gobierno evidentemente es quien tiene más responsabilidad, eso no lo ocultamos, no le podemos pedir la misma responsabilidad a un grupo político que al Gobierno, apoye o no apoye al Gobierno, la responsabilidad máxima está... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

El señor PRESIDENTE: Señor consejero, termine, por favor.

El señor CONSEJERO DE TRANSICIÓN ECOLÓGICA, LUCHA CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO Y PLANIFICACIÓN TERRITORIAL (Valbuena Alonso): Sí, termino.

La responsabilidad máxima está por parte del Gobierno y fruto de esa responsabilidad, sepan que vamos a generar todos los foros, habidos y por haber, para generar ese consenso que es inevitable, porque sin consenso político, evidentemente, lo podremos aprobar como se ha dicho por parte de algún interviniente, pero es una ley que tendrá fecha de caducidad en la próxima legislatura y eso Canarias no se lo puede permitir.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor consejero.

Turno ahora para réplica, turno de réplica ahora para los grupos parlamentarios por tiempo de tres minutos. Grupo Mixto, don Ricardo.

El señor FDEZ. DE LA PUENTE ARMAS: Gracias, señor presidente. Señorías.

El señor PRESIDENTE: Señorías, perdón don Ricardo.

Sí, señorías, por favor, un poquito de silencio. Gracias.

Don Ricardo, por favor.

El señor FDEZ. DE LA PUENTE ARMAS: Gracias. Señor presidente. Señorías.

Esta declaración que el Gobierno ha traído aquí viene precedida de un trabajo previo en las últimas semanas que hará, casi con toda seguridad, que consiga la unanimidad de esta Cámara. Como ya conoce el consejero, nosotros votaremos a favor del texto presentado por el Gobierno, y esperamos que las propuestas que se presenten por parte de los distintos grupos parlamentarios, a fin de mejorar y enriquecer el texto del Gobierno, sean, también, aceptadas.

Lo decía al principio de mi primera intervención, este es un asunto en el que es imperioso mirar hacia adelante y trabajar para solventarlo entre todos, y recalco entre todos, un grave problema que tiene nuestra sociedad. Es claro que nosotros solos, desde Canarias, no vamos a cambiarlo todo, pero, si todos hacemos nuestra parte, el problema sí tendrá solución, eso es lo que se lo debemos a las próximas generaciones.

Desde luego, que las medidas tendrán que ser de distinto calado, pero sin estridencias, analizando y evaluando los efectos que cada una de ellas va a tener, qué grado de sacrifico está esta sociedad dispuesta a hacer para cambiar, huyamos de las utopías y el volver a tiempos pasados, eso no es factible y creo que todos lo sabemos.

Las medidas que propuso inicialmente el Gobierno, cuando aprobó la declaración de emergencia, deben ser llevadas ahora a su práctica, a hechos concretos, pero esas requieren de la implicación de cabildos, ayuntamientos, empresas, particulares, de todos, si no, se quedará una bonita declaración de intenciones que no llegará a conseguir los cambios deseados. Ya lo dije en esta Cámara, son palabras del secretario general de Naciones Unidas dirigiéndose a los mandatarios en la última asamblea: traigan planes para el clima, no discursos. Y eso mismo es lo que demanda nuestra sociedad, menos palabrería y más hechos concretos.

Es evidente que la futura ley canaria de cambio climático deberá marcar las pautas y las líneas de actuación para los próximos años, quizás, señor consejero, y si permite la broma, se vino arriba cuando en la entrevista que hoy publica un medio dijo o afirmaba que la ley de cambio climático iba a ser la más importante que va a tener Canarias en su historia, seguro que será importante pero también otras lo han sido.

Yo quiero reconocerle señor consejero su disponibilidad a sumar y a conseguir el mayor consenso posible en esa ley, creo que es muy importante y desde luego puede contar con Ciudadanos para ello. Seguramente una de las leyes más importantes de la presente legislatura, que tendrá repercusión en muchos aspectos de nuestra vida diaria, de nuestra economía, y, sobre todo, de nuestro futuro, desde la energía y el uso eficiente de los recursos hídricos, la calidad del aire, la reducción de emisiones de todo tipo y así hasta un largo etcétera.

La sociedad canaria reclama un mayor consenso, reclama de consenso, de que todos rememos en el mismo sentido, y yo creo que esta ley así lo requiere.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don Ricardo.

Turno para la Agrupación Socialista Gomera, don Jesús.

El señor RAMOS CHINEA: Gracias, señor presidente.

Disculpar a nuestra portavoz, que no puede hacer la réplica de esta iniciativa porque ha tenido que ausentarse, por tanto, lo haré yo en su lugar.

Señor consejero, creo que los pasos que está dando el Gobierno son claros y efectivos. Empezamos por esta declaración de emergencia climática, pero es que ya usted ha anunciado también varias veces, en esta sede, que la ley contra el cambio climático, la lucha contra el cambio climático, entrará a lo largo de este año a este Parlamento.

También ha hablado reiteradamente sobre esos objetivos de desarrollo sostenible, sobre la consecución y el enfoque que debemos establecer en nuestras políticas para conseguirlo, y, por supuesto, también ha hablado de un plan de dotación financiera, algo esencial si el Gobierno quiere realmente llevar a cabo estas acciones, necesita tanto medios humanos como medios financieros.

Y el Gobierno lo hace por convicción, porque realmente estamos ante un asunto serio, bastante serio, porque realmente se busca una Canarias mejor, porque se quiere un futuro para nuestros hijos y para nuestras futuras generaciones, y la verdad que este cambio climático no llega ni con este Gobierno ni con el anterior.

Y la realidad es que ya esto viene de bastante atrás. Empezamos a dejar esta huella en planeta con la Revolución Industrial y todo lo que ha venido después de esa revolución en la industria, con ese consumo de los combustibles fósiles, luego tampoco hemos sido muy consecuentes con los vertidos que hemos realizado al mar y las consecuencias que esto tiene para nuestros océanos. Vemos los efectos que tiene en el clima, cada vez con más tempestades, mayores periodos de sequía... Hemos visto, hacía también alusión el portavoz del Grupo Socialista, el caso de Australia, para que veamos que esto es algo global, nos coge en la otra punta del mundo y vemos que los efectos son a nivel global.

Por tanto, creo que debemos ser todos conscientes, ser más responsables, mucho más solidarios, más coherentes y tener sentido común, porque la verdad es que no hay un planeta B, no hay un plan alternativo; este es el planeta en el que vivimos y si no lo cuidamos la raza humana acabará desapareciendo.

Yo, por tanto, quiero acabar mi intervención aludiendo a todos y cada uno de los grupos para que nos sumemos, trabajemos juntos. Creo que esta declaración ha sido un ejemplo, usted nos ha hecho partícipes de ella, por lo cual se lo agradecemos.

También quiero aprovechar y felicitarlo, ya que no lo pude hacer antes de las navidades, por ese regalo que nos hizo, ese libro de Cambio climático en Canarias, un libro que yo ya he aprovechado a leerlo y creo que es un documento que tenemos que leer porque es importantísimo.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don Jesús.

Turno ahora para el Grupo Parlamentario de Sí Podemos Canarias, señor Marrero.

El señor MARRERO MORALES: Buenas tardes.

Hay un término, que a mí me gusta mucho en este caso cuando hablamos de cambio climático, y el garantizar mayores cuotas de justicia social, porque no habrá un cambio climático justo si no hay una justicia social al respecto, y para eso hay que propiciar un conjunto de medidas que deben tener como objetivo la reducción de las desigualdades sociales creadas por el cambio climático.

Hoy en día tenemos ya migraciones producidas por los efectos y las consecuencias del cambio climático, y la población más pobre en el planeta es la primera que comienza a padecer las consecuencias de estos cambios en nuestro clima.

Yo creo que esa transición debe garantizar, asegurar, que los costes económicos de esa transición sean repartidos de manera progresiva, buscarlos o trasladarlos progresivamente a los colectivos que más se han beneficiado hasta el momento de la producción de energía, etcétera, con fósiles, y no precisamente cargándole la transición a los menos favorecidos.

Habrá que fomentar una cultura ciudadana de ahorro y eficiencia, y ese es un reto importante, porque aquello que se decía siempre del kilovatio que no se gasta es el mejor.

Hay que fomentar una cultura ciudadana igualmente de la corresponsabilidad medioambiental. Es decir, los gobiernos en solitario no pueden ser los artífices del cambio. Es un fracaso de entrada.

Hay que potenciar una ley de bienestar animal, por ejemplo, asunto del que no hemos tratado a lo largo de la tarde, y va unido también a todo este asunto.

En síntesis la protección de la biodiversidad, la gestión de los residuos, dedicándole especial atención a la materia orgánica y su reaprovechamiento, la mejora del ciclo del agua y la especial atención al binomio agua-energía, el fomento del uso del vehículo eléctrico público, el fomento del ahorro energético, la penetración de las energías renovables generación distribuida promoviendo el autoconsumo, figuran entre las prioridades, yo creo, de este planteamiento que se está haciendo por parte del Gobierno y de los grupos que lo apoyan.

En el caso concreto del necesario impulso a la geotermia, que lo nombraba el representante, el portavoz de Nueva Canarias, tenemos que tener en cuenta que habrá que solicitar fondos al Estado y a la Unión Europea, dadas las características singulares de un archipiélago atlántico con vulcanismo activo y potencialidades para esta energía de respaldo.

Del mismo modo, se sigue pendiente del cumplimiento del convenio de infraestructuras hidráulicas y de seguir realizando las tareas desde los consejos insulares de agua, desde los cabildos, desde el Gobierno de Canarias, para culminar los planes hidrológicos, que también tienen mucho que ver con este asunto, y no continuar siendo sancionados por la Unión Europea.

En definitiva, participación y empoderamiento ciudadano, agilizar la Administración, política territorial consecuente y democratización de la energía.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor Marrero.

Don Luis, turno para el Grupo Parlamentario de Nueva Canarias.

El señor CAMPOS JIMÉNEZ: Terminaba mi... (Fallo en el sistema de sonido)... Somos capaces de revertir cómo está sustentado nuestro modelo económico, los parámetros que definen qué es crecimiento y qué no es crecimiento, si no somos capaces de cambiar eso, ya tenemos un problema. Estamos sustentados en una economía donde avanzar, en términos de PIB, es producir más. Por tanto, producir más para consumir más. En paralelo queremos eliminar residuos, y hay una parte de esta ecuación que es compleja.

Tenemos que ser capaces también, por tanto, de trabajar en concienciar. Y ahí es donde entra, también, el ámbito educativo, donde entra el papel de la familia y donde entra el plano individual, y donde nos tocará, en algún momento, desde los distintos grupos políticos, da igual el Parlamento del que hablemos o el Gobierno estatal, donde no nos echemos piedras en función de si la economía no avanza en tantos puntos porcentuales en crecimiento del PIB si eso está asociado a mucho más consumo.

Pero este es un proceso lento. La cuestión está si tenemos tiempo para que ese proceso se produzca con lentitud. Por eso decía que lo de al golpito, en este tema, difícil. Y tenemos que ser capaces de producir esa revolución de cambio de esquemas mentales, de modelo productivo, de hábitos de consumo, en definitiva, ser capaces de transformar de manera notable aquello que hasta ahora conocemos. Porque lo que hasta ahora conocemos es lo que nos ha colocado en una situación de emergencia climática. Por lo tanto, si seguimos trabajando sobre los mismos criterios, los mismos parámetros y los mismos modelos sociales económicos de consumo, no esperemos, de verdad, no esperemos ningún cambio, y eso no va solo con colocar un contenedor de color marrón más, también, va fundamentalmente de cambiar todo lo que nos ha llevado hacia esa situación.

Simplemente, yo creo que hay amplio consenso, sin ánimo de generar polémica, pero sí que creo que ha sido un acierto, primero, la declaración de emergencia climática, porque en ella está contenida la ley, en ella está contenido el plan de acción para el desarrollo de la Agenda 2030, en ella están contenidas multitud de acciones, y además también, frente a lo que se ha dicho de que no se aterriza, no se concreta, pues, bueno, hay cerca de treinta, cuarenta, medidas concretas y específicas, obviamente donde falta el elemento presupuestario, donde falta el plan de acción concreto, pero sí se ha llegado a un nivel de detalle muy concreto, recuperar acuíferos perdidos, mejorar eficiencia en gestión del ciclo del agua, avanzar en modelos de economía local y de proximidad, gestionar recursos pesqueros para asegurar sostenibilidad del mismo, adoptar medidas de simplificación administrativa necesarias, alcanzar una política de residuo cero a través del consumo de economía circular, detener pérdida de biodiversidad, etcétera, etcétera. Es decir, sí que se aterriza en esta declaración en aspectos concretos, puntuales, y en algunos mucho más estructurantes como la propia ley. Y, por tanto, creo que es una medida adecuada.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Campos.

Turno para el Grupo Popular, doña Luz.

La señora REVERÓN GONZÁLEZ: Gracias, presidente.

Señor consejero, está claro que nos enfrentamos a muchos retos. Yo creo que todos los que han intervenido hoy en el uso de la palabra así lo han manifestado. Pero sí es verdad que mi grupo parlamentario, sí nos gustaría priorizar, entre todos esos retos, nos gustaría priorizar en cuestiones que entendemos que son sangrantes para Canarias. El primero, el agua. Cerrar el ciclo del agua es prioritario para nuestra tierra. Ya así lo ha manifestado Europa, máxime en zonas tan áridas como es Canarias. Por tanto, para nosotros no tiene que ser prioritario, sino tiene que ser vital. Tenemos que poner en marcha procesos de reutilización del agua y los datos están ahí, por lo que, desde el punto de vista económico, pero también ecológico, la regularización del agua debe ser una inversión de futuro, rentable pero también sabemos que segura.

Señor consejero, nos tenemos que poner manos a la obra para ser noticia por tratar y además intentar prolongar el ciclo de la vida del agua y no ser noticia por las multas que nos vienen y las sanciones que nos vienen por el retraso en los planes hidrológicos, o bien por los toques de atención que continuamente nos está dando Europa.

Otra de las cuestiones que sí nos gustaría, a nuestro grupo parlamentario, resaltar es el tema de los residuos. Ya lo han hablado también las personas que me han precedido en la palabra. Estamos tardando, señor consejero, entendemos, todavía, en implementar sistemas y modelos óptimos de recogida de residuos para poder adaptarnos a todo lo que son los municipios de Canarias. Debemos impulsar esa recogida de residuos, su tratamiento y, además, su uso, porque es importante. Todos tenemos claro, y se lo decía en mi anterior intervención, la economía circular ha llegado para quedarse y, por tanto, tenemos que afrontar la misma como tal.

Otra de las cuestiones que entendemos que tiene que ser una prioridad es que nos tenemos que tomar... el cambio climático tiene que ir, además, de la mano de un desarrollo económico y del empleo, y digo esto, y digo desarrollo económico y hablo de generador, también, de empleo, porque solamente así será exitoso ese cambio y ese modelo que aquí todos estamos hablando. Necesitamos, por supuesto, también una colaboración estricta entre todas las administraciones públicas y una colaboración público-privada. Solo así conseguiremos el éxito de lo que estamos contemplando.

Otra de las cuestiones que también, además, desde esta tribuna, desde el año pasado y hace dos años, hemos estado criticando mucho es, bueno, los vertidos incontrolados al mar, creo que eso es un problema que tenemos en nuestra tierra y que entre todos tenemos que afrontar.

Y ya para finalizar sí me gustaría hacer referencia al problema que tenemos en estos momentos con los plásticos y la cantidad de plástico que se está vertiendo al mar. Si los datos que dicen los científicos son ciertos, y además por supuesto que yo los afirmo, estamos en estos momentos arrojando a nuestro océano 8 millones de toneladas al año. Eso significa 200 kilos de plástico cada segundo. 200 kilos de plástico cada segundo. Creo que eso es un problema sangrante. Además, si seguimos en este ritmo parece ser que en el año 2050 va a haber más cantidad de plásticos en el agua que de peces, por tanto vamos a... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un minuto adicional).

Vamos a convertir nuestros océanos en un vertedero totalmente ilegal. Por tanto, señor consejero, tenemos que ponernos manos a la obra para poner acciones, para poner hechos concretos que puedan ser evaluables y medibles y poder confrontar y poder afrontar esta lucha contra el cambio climático.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señora Reverón.

Señor Machín.

El señor MACHÍN TAVÍO: Gracias, presidente.

Pensé que nadie de los intervinientes iba a hablar sobre el tema social, señor Marrero, y usted introdujo unas pinceladas. Tiene más difícil acercarse a las nuevas exigencias climáticas quienes están excluidos socialmente. Por eso no debemos dejar a nadie atrás. Esto ya se ha convertido en un problema transversal, en un problema económico, ambiental, pero también social. Fíjese, que uno de los mayores temores son los desplazados por el cambio climático. La ONU cifró en más de 17 millones de desplazados en el año 2019, y estima para el año 2025 que serán 200 millones, pero lo más preocupante es que en 2050 serán 1000 millones de desplazados, o sea, la cifra aterra. Por lo tanto, esto no para, va por delante de las acciones de los gobiernos, debemos empezar ya a políticas serias y responsables.

Señor Valbuena, los derechos humanos también están comprometidos con el riesgo climático. Los derechos a la salud, al medio ambiente, al agua. Cifra la ONU que el agua provocará, la escasez de agua, provocará 700 millones de desplazamientos. Por eso le hablaba antes de proyectos de riego sostenible o proyectos de mitigación del cambio climático, como en Arrecife, los caminos del agua. Estamos ante unas circunstancias aterradoras y ante unas circunstancias de crisis planetaria, y la educación debe ser un arma fundamental. Nuestros estudiantes, los que están en las escuelas y en los institutos canarios, deben de aportarles soluciones para cambiar de mentalidad, para llegar a un consenso sostenible y para llegar a acciones que vayan encargadas a mitigar el cambio climático y a adaptarse a las nuevas circunstancias climáticas.

Señor consejero, a mí solo me queda decirle que tenemos un reto profundo, un reto muy importante y un reto bastante difícil, que sin el consenso de todos será difícil llegar. Antes usted decía que la responsabilidad del Gobierno es más que la de los diputados independientemente de qué grupo que sean, pero creo que los diputados y los grupos parlamentarios estamos dando buena cuenta que es algo importante y algo donde no debe haber fisuras.

Se necesita valentía, como decía antes, riesgo, hay que tomar riesgo si queremos llegar a donde necesitamos y, sobre todo consenso, altura de miras y mucho, mucho trabajo.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchísimas gracias, señor Machín.

Turno para el Grupo Parlamentario Socialista, don Manuel.

Por favor, señorías, un poquito de silencio.

Don Manuel, tiene la palabra.

El señor MARTÍNEZ ÁLVAREZ (desde su escaño): Sí, señor presidente.

La verdad que pensé que este era turno para réplica entre grupos, no alargar la intervención de cada uno. He pecado no sé si de novato.

Pero bueno, sí que en cuestiones que se ha hablado aquí lo más relevante y que se está poniendo en valor es el agua, y como conocedor de ese mundo sí quería recalcar una cuestión, que es que los planes de riesgo de inundación del primer ciclo, que compete a los cabildos, a día de hoy no está tramitado, y es obligatorio tenerlos porque el tercer ciclo del plan hidrológico va junto con el segundo ciclo del plan de riesgo de inundación. Por lo tanto, a día de hoy estarán bloqueando el desarrollo y de la planificación en materia de aguas si los cabildos insulares no aprueban en breve tiempo estas cuestiones.

Yo creo, y pido el consenso de todas las fuerzas políticas para abordar este debate, este debate de competencias en materia de aguas, que está muy en duda a veces entre los municipios, si es el Gobierno de Canarias, el ayuntamiento o el Estado quien debe de hacer las obras de alcantarillado y de saneamiento y de los sistemas de depuración.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchísimas gracias, don Manuel.

Gobierno, para cerrar.

Mientras tanto recordarles, para intentar ajustar lo que queda de la sesión plenaria, al finalizar la intervención del consejero abriremos el plazo para la presentación de las propuestas de resolución, para intentar que los grupos parlamentarios las tengan listas para poder ser calificadas y poderlas debatir y votar. Y mientras, pues, continuaremos con el orden del día previsto, tal y como está en la convocatoria.

Señor consejero, cinco minutos para finalizar esta primera ronda de intervenciones.

El señor CONSEJERO DE TRANSICIÓN ECOLÓGICA, LUCHA CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO Y PLANIFICACIÓN TERRITORIAL (Valbuena Alonso): Bien, muchas gracias, señor presidente. Señorías.

Reiterar el agradecimiento por el tono de las intervenciones. Yo creo que si algo ha quedado palpable en este debate es que la tarea no es sencilla, es muy compleja, sobre todo es compleja porque la transversalidad es enorme, ¿no?, y eso va a exigir mucho trabajo.

Seguramente cometeremos errores, yo recientemente en la COP que se celebró en Madrid fue... fue un claro ejemplo de fracaso en materia de acción contra el cambio climático. Había una parte de la COP, que era la escenografía, de la que todos formamos parte, íbamos ahí, damos charlas, se daba la sensación de que se estaba trabajando, pero después en la sala el embajador de la India, el embajador de Rusia, el embajador de Estados Unidos, el embajador de Brasil, se cargan todo lo que se había hablado en la COP. Y ahí viene el fracaso.

Por lo tanto, está claro que la complejidad también está en la posición que ocupamos dentro de este debate. Usted dio un dato, que yo desconocía, que es que en el 2050 los desplazados por causa del cambio climático hablamos de 1000 millones de personas. Ese es el 10 % de la población mundial. Canarias es un punto de paso de buena parte de esos desplazados por el cambio climático. Por lo tanto, si el problema que tenemos a día de hoy es el que es con el volumen de desplazados que hay, dentro de treinta años, que treinta años está a la vuelta de la esquina, hace treinta años algunos estaban ya en este Parlamento, no sé si el señor García Ramos era miembro del Parlamento, y treinta años pasan volando. No, no lo digo con, ¡coño!, (rumores en la sala) lo digo... ¡a ver!, lo digo como un ejemplo de que treinta años pasan rápido (risas del orador), pasan rápido, pero pasan rápido, no... que ha aportado mucho y es un referente para personas de otras fuerzas políticas, a ver si, je, je. Jo, si es que uno dice... y no sabe cómo salir del charco en que te metes, ¿no?, pero bueno, que dentro de treinta años está a la vuelta de la esquina, y por lo tanto, pues seguramente esa ley de cambio climático tengamos que poner algún tipo de referencia en Canarias a cómo tratar esos movimientos, y también desde el punto de vista de implicaciones, porque el problema lo tenemos ahí, es un problema latente, y Canarias tendremos que dar algún tipo de acogida.

Por lo tanto, cuando hablamos de responsabilidad está claro que el Gobierno de Canarias es el que tiene esa más alta responsabilidad, tendremos que seguir desarrollando acciones, tendremos que ser generosos con los planteamientos que hagamos, receptivos con las demandas que se hagan, valientes con las medidas que adoptemos, pero sobre todo aquí sí es verdad que voy a pedir colaboración a la hora de defender algunas medidas que se adopten, ¿no?, van a ser medidas que van a recibir críticas a diestro y siniestro, van a recibir críticas seguramente de estamentos que tienen altavoces que no tienen otros, y ahí vamos a necesitar corresponsabilidad. Por lo tanto, yo me quedo con esa mano tendida, que sé que no es gratuita, que es una mano que, evidentemente, va a ser exigente, pedimos que sea exigente, no pedimos un cheque en blanco ni nada por el estilo, pedimos que sea crítico con las medidas que se plantean por parte de una Canarias, porque va a ser la única forma de que alcancemos y que desarrollemos ese trabajo, que en estos tres años y medio que quedan de legislatura se avanzará, pero lo que se hará es abrir muchos caminos, los verdaderos avances tendrán que venir en la siguiente legislatura, por eso es tan importante ese consenso, sobre todo... y da una lección en un ambiente que está crispado a nivel nacional, político, donde, cuando se dice "a", automáticamente, se dice "b", yo creo que este Parlamento de Canarias puede ser el foro para demostrar que es posible, ¿no?, tener otra altura de miras y, sobre todo, pensando, como dije antes, nuestra generación presente sino en la generación que estará dentro de varias décadas.

Por lo tanto, muchas gracias a todos. Y, bueno, y anunciar también que si las propuestas de resolución son las que se han hecho llegar pues evidentemente por parte del Gobierno van a ser aceptadas porque, como dije antes, mejoran considerablemente la declaración de emergencia que aprobamos el mes de agosto.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchísimas gracias... Es una cosa de laguneros, no pasa nada (el señor consejero se acerca a saludar al señor García Ramos que está en su escaño).

Gracias, señor consejero.

Son las dieciocho cero tres, por tanto, a las dieciocho treinta y tres minutos finaliza el plazo para la presentación de propuestas de resolución a la primera de las comunicaciones.

Más información
Otros formatos
  • Formato PDF Formato PDF
Iniciativas tratadas
  • 10L/CG-0002 Sobre la aprobación de la declaración de Emergencia Climática en Canarias.