Diario de Sesiones 27/2020, de fecha 19/2/2020
Punto 5

10L/C/P-0180 COMPARECENCIA DEL SEÑOR CONSEJERO DE OBRAS PÚBLICAS, TRANSPORTES Y VIVIENDA, SOBRE EL NUEVO PROYECTO BOLSA DE VIVIENDA VACÍA RECOGIDO EN EL PRESUPUESTO DE LA CAC 2020, A PETICIÓN DEL GRUPO PARLAMENTARIO NUEVA CANARIAS (NC).

El señor PRESIDENTE: Comparecencia del consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda sobre el nuevo proyecto Bolsa de Vivienda Vacía, recogido en el presupuesto de la comunidad autónoma de Canarias 2020, a petición del Grupo Parlamentario de Nueva Canarias, tiene la palabra el grupo proponente.

Doña Carmen.

La señora HERNÁNDEZ JORGE: Buenos días, señor presidente, muchas gracias. Buenos días, señoras y señores diputados.

Señor consejero, traemos hoy aquí un tema que nos preocupa y nos preocupa especialmente, creo, que quienes le ponemos cara a este drama, que es el drama habitacional, es humano que nos preocupe aún más. Por mis responsabilidades en el ámbito local, llevo la concejalía de Vivienda de mi municipio, todo lo que hoy voy a intentar expresar aquí se corresponde a lo que vivo cada día, y creo que parte de mi obligación como diputada es traer a esta Cámara y contagiar a este Gobierno de una urgencia. Necesitamos, de manera urgente, impulsar la política de vivienda en Canarias, esa política que lleva paralizada más de una década.

Porque cada vez son más los ciudadanos que empezamos a pensar que este derecho constitucional no es más que una declaración, papel mojado, que tener una casa hoy, en Canarias, se está convirtiendo para muchos y muchas en una utopía. Esta es la única explicación que hay para que en el año 2016 fueran más de treinta mil canarios y canarias los que demandaban una vivienda pública, y, de oficio, se convirtieron días después en 17 023 las personas que están en el registro público como demandantes de vivienda. La única explicación que tiene es que los canarios dejaron de confiar en la institución y dejaron de presentar la documentación, porque me consta que la realidad no ha hecho más que agudizarse.

Hablamos, como todos sabemos, de un derecho fundamental, inseparable al derecho que tiene cualquier persona de desarrollar su proyecto de vida de manera plena. El derecho a una vivienda es y ha sido un derecho fundamental para promover la emancipación y la integración social. Luchar contra la exclusión residencial, por tanto, creo, debe ser una prioridad. Siendo la cohesión social uno de los ejes fundamentales de cualquier Gobierno, la vivienda se debe convertir en una política absolutamente prioritaria.

Se nos olvida, en muchas ocasiones, aquí hablamos mucho de derechos humanos, pues, creo, estoy obligada a recordar que la Declaración Universal de Derechos Humanos, del año 1948, ya recogía este derecho como un derecho imprescindible para avanzar en los derechos sociales. El derecho a una vivienda. Creo que merece la pena, brevemente, y si no continuaré después, hacer un repaso de la política de vivienda que venimos, de la historia, tanto a nivel estatal, porque nos afecta, como a la canaria.

Venimos de una política de vivienda a nivel estatal débil y, en Canarias, nula. Débil porque se apostó excesivamente por la vivienda en propiedad, porque ha existido una ausencia de medidas efectivas para movilizar el parque de viviendas vacías, porque ha permanecido una incapacidad, como veremos después, de frenar los lanzamientos por desahucios, y a esto en Canarias se le añaden dos cuestiones más: la parálisis en promoción de vivienda pública hasta el 2009 -a partir de ese año no se ha construido una sola vivienda- y el mínimo parque de vivienda en alquiler social que tenemos.

Por tanto, a esta política débil que decíamos, a nivel español, creo que hay datos que son muy clarificantes. Si nos comparamos con Europa, el porcentaje de vivienda social en la Unión Europea y en España es claramente inferior. España tiene un 2 % de vivienda de VPO, frente al 17 % de Francia, 23 % de Austria y el 32 % de Holanda. Decía, además, que, si débil ha sido la política en vivienda en el Estado, nula ha sido en Canarias, y yo creo que hay un dato que también expresa esa parálisis, que es la incapacidad de hacer algo con esas 138 000 viviendas vacías, un 13,3 % del total.

Creo que sobra decir que, además, el mercado de la vivienda no ha hecho más que empeorar la situación, un mercado al alza que está haciendo que los precios de venta y alquiler arrastren cada vez a más personas vulnerables y con bajos ingresos a la exclusión residencial. Cada vez son más las personas trabajadoras que no pueden pagar el alquiler de su vivienda, esa exclusión habitacional está golpeando con fuerza a los sinhogar, como hemos visto en los últimos días en los medios de comunicación, a familias que han tenido que hacinarse en casa de los padres, a gente que vive hoy en cuevas, en coches, en pozos, en infraviviendas, esta es la realidad de esta tierra, y yo creo que estamos todos convencidos de que necesitamos un cambio radical en la política de vivienda. Un cambio radical, y hoy queríamos hablar de uno de los programas que usted ha anunciado, saber en qué va a consistir la Bolsa de Vivienda Vacía, y cómo tiene prevista su puesta en marcha y a qué colectivos en concreto va dirigida.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señora diputada.

Turno para el Gobierno. Señor consejero.

El señor CONSEJERO DE OBRAS PÚBLICAS, TRANSPORTES Y VIVIENDA (Franquis Vera): Señor presidente. Señorías.

Quiero agradecer a la diputada de Nueva Canarias por traer esta iniciativa, ¿no?, al Parlamento, en su doble condición, porque creo que es de justicia, y yo lo repito siempre a mis colaboradores, especialmente en materia de vivienda, que es fundamental poner cara a las personas que en Canarias se dedican a la vivienda, especialmente a los que están en los ayuntamientos, que padecen el problema de forma directa, y, a veces, sin tener capacidad de solucionarlo, cuando tienen un problema de un desahucio de un día para otro, ¿no? A esa gente hay que agradecerles mucho esfuerzo, mucho sacrificio de estar trabajando a veces conscientes de las limitaciones presupuestarias, de medios, para atajar un problema que, como usted bien ha definido, es un problema histórico en Canarias.

Usted ha hecho la foto real de lo que ha pasado en Canarias en los últimos años, incluso lo ha elevado a nivel nacional, porque también los gobiernos de otras fuerzas políticas no han priorizado precisamente en materia de vivienda, y eso ha afectado directamente a Canarias. Cuando se dice que en Canarias no se ha construido una vivienda pública desde el año 2009 es un drama muy gráfico, pero es que es una realidad. ¿Cómo es posible que en una comunidad como la nuestra los gobiernos anteriores no hayan priorizado en esta materia? Yo le aseguro, lo hemos dicho claramente el Gobierno, lo dijo el presidente en su discurso de investidura, que la política de vivienda, especialmente la construcción de vivienda pública, aparece en la agenda política, social y económica del Gobierno, social por lo que significa en términos de recuperar un derecho que está reconocido en la Constitución española; y económica, también, por la repercusión que va a tener en un sector económico de nuestra comunidad, que es muy importante, que empieza a sentir algunas dosis de paralización, que es el sector de la construcción.

Y este plan de vivienda que estamos trabajando, con ese pacto que va a tener luego un instrumento que es el plan de vivienda que queremos presentar en las próximas semanas en el Parlamento de Canarias, es un elemento clave de compromiso de inversión pública en un sector económico que, como decía hace un momento, empieza a sentir dosis de paralización, porque, salvo la inversión pública, especialmente grandes infraestructuras viarias en Canarias, en materia de vivienda está como está y tenemos una reiterada petición del sector pidiendo al Gobierno esos planes de inversión.

Por tanto, la vivienda es un... ocupa un lugar con mayúsculas en la prioridad del Gobierno para los próximos años.

Por eso estamos en condiciones de anunciar que, si no se produce ningún efecto en los próximos días, estaremos en condiciones de firmar el pacto de vivienda en Canarias la próxima semana. Hemos retrasado unos días, porque hasta el último... hasta el viernes de la semana pasada algunas fuerzas políticas nos pidieron incorporar medidas a ese plan, por eso no lo hemos ido remitiendo, pero lo haremos en las próximas 48 horas, remitiremos este plan de viviendas, que ha sido participado con la colaboración de más de veinte colectivos, al margen de las fuerzas políticas, de los sindicatos, de los ayuntamientos, de los cabildos, de colectivos vinculados a la problemática de la vivienda en Canarias, que han aportado distintas sugerencias y medidas en torno a ese plan de la vivienda.

Ese es nuestro mayor objetivo, y dentro de ese plan tenemos un programa concreto, que es el programa de la bolsa vacía de viviendas privadas en nuestra comunidad, que existe, según el último dato, el reconocido, 138 000 viviendas vacías en nuestra comunidad autónoma, a través del Istac -saben que esos datos que se publican cada diez años, en los próximos año y medio estaremos en condiciones de tener ese dato mucho más actualizado, pero son 138 000 viviendas en Canarias que están vacías-. Es un programa que ya tenemos una experiencia desarrollada en otras comunidades autónomas, ha funcionado bien en comunidades autónomas como en Cataluña, el País Vasco, en Navarra, en Galicia y en Andalucía, y hay otras experiencias europeas en torno a este programa.

¿Y qué es lo que perseguimos? Lógicamente, con financiación, con medios económicos, hemos destinado a este programa 4 millones de euros; 2 para incentivar la vivienda privada al régimen de alquiler y 2 millones para la rehabilitación. Lo que intentamos es que esas viviendas, darles garantías el propio Gobierno que esas viviendas privadas las pueden disponer al Gobierno de Canarias, a través del Instituto Canario de la Vivienda, para que esas viviendas puedan ser alquiladas. Y vamos a garantizarles a través de varios seguros: un seguro de todo riesgo, de multiriesgo de hogar y un seguro que garantice la renta de los alquileres cada mes, para que tengan la tranquilidad y la seguridad esas personas que tienen viviendas vacías, que las puedan poner en régimen de alquiler, efectivamente, destinadas a aquellas familias más vulnerables en nuestra comunidad autónoma. Se trata de coger viviendas vacías, de incorporarlas al mercado privado, lógicamente, con unos precios que hay que establecer, que hay que estudiar, están fijados en torno a la Península, en torno a cuatrocientos cincuenta euros aproximadamente, hay que adaptarlo a la realidad de nuestra comunidad autónoma, pero se trata de ocupar un conjunto de viviendas, que los primeros estudios que tiene el Gobierno, nuestro primer objetivo, que en este primer año de aplicación de este programa podamos incorporar 400 viviendas del mercado privado precisamente destinadas al régimen de alquiler, que es el objetivo prioritario del Gobierno.

Queremos sacar viviendas vacías e incorporarlas al mercado de alquiler, queremos construir vivienda pública, sin duda alguna ese es nuestro principal objetivo, pero también queremos comprar vivienda privada. Y ya hemos iniciado a través de Visocan, que tiene una partida de cuatro millones y medio, para ir al mercado privado a comprar viviendas ya construidas, para que también puedan sumarse al conjunto de viviendas que quiere incorporar el plan de vivienda para los próximos cuatro años, que es el que vamos a presentar en los próximos días en el Parlamento de Canarias. Por tanto, ese es objetivo esencial del Gobierno de Canarias, priorizar en vivienda. Y su agenda social, en el objetivo de poner miles de viviendas directamente de la propia comunidad, hemos dicho que estamos dispuestos a construir 2000 viviendas en los próximos cuatro años en Canarias, pero ahí queremos sumarle viviendas de compra en el mercado privado, viviendas de recuperación en el régimen de alquiler y somos capaces de que, en esa complicidad, incorporar a los ayuntamientos y a los cabildos, creo que podemos ofertar a la sociedad canaria un paquete de viviendas en los próximos cuatro años que superen, lógicamente, a las previsiones iniciales del Gobierno. Ese es nuestro compromiso y queremos hacerlo con el conjunto de la sociedad canaria, con ayuntamientos, con cabildos, con el sector privado y empezar a encarrilar una hoja de ruta que nos siga en un objetivo esencial para nosotros, que es que en los próximos años Canarias vuelva a construir vivienda pública destinada fundamentalmente a aquellas familias más vulnerables.

Gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor consejero.

Turno para los grupos no proponentes, Grupo Mixto, señora Espino.

La señora ESPINO RAMÍREZ: Gracias, presidente.

Señores del Gobierno, estamos de acuerdo en la necesidad de impulsar la política de vivienda en Canarias teniendo en cuenta que tenemos más de trece mil demandantes de vivienda pública en las islas y que durante la última década poco o casi nada, prácticamente nada se ha hecho en esta materia.

Si bien nos parece preocupante que introduzcan ustedes ese término de vivienda vacía, y nos preocupa porque da la sensación de que ustedes quieren establecer algún tipo de conflicto moral con respecto a la propiedad privada. Es decir, que hay familias muy malas que tienen más de una vivienda y otras que no tienen ninguna y tienen que tener una vivienda digna. Estamos de acuerdo en que las familias que necesitan una vivienda y no tienen recursos económicos puedan tener acceso a ellas, es más que necesario, pero hacerlo con alguna de las medidas que plantean ustedes, porque consideran que es mucho más rápido y más barato hacerse con esas viviendas vacías en lugar de apostar por la construcción de un parque público de viviendas de alquiler, nos parece preocupante. Nos parecen preocupantes ideas como, eso, quitarle a la gente las viviendas vacías, establecer por ley los precios de los alquileres, prohibir los alquileres turísticos, ya se sabe todas esas medidas que se han tomado en otros países y que han acabado llevándolos a la ruina social. Así que, señores del Gobierno, yo creo que mucho peor que tener una vivienda vacía es plantear ideas huecas, ideas que tienen malas consecuencias. De momento en España tenemos a los jueces, tenemos la justicia que garantiza la propiedad privada, frente a esas ideas, frente a esas propuestas de expropiación de viviendas o de nacionalización que de forma contundente plantean desde Podemos y de forma algo más tímida o menos clara plantean desde el resto de grupos del Gobierno.

Y hablando de poner rostro y de poner casos concretos al problema de la vivienda en Canarias, yo voy a poner uno del municipio de la señora Carmen Hernández, como periodista tuve que contar la triste historia de una madre que tuvo que vivir durante mucho tiempo en unas instalaciones, precisamente, de su ayuntamiento con un menor, con un hijo y al que ni desde su ayuntamiento ni desde el Gobierno de Canarias se le dio ninguna solución.

Canarias, como digo, lleva una década sin prácticamente hacer nada sobre vivienda pública, el consejero sabe que le hemos presentado algunas propuestas para ese pacto de vivienda que consideramos necesario y esperamos que las tenga usted en consideración para incluir. Creemos que son propuestas que vienen a mejorar o que vienen a aportar ideas que pueden ser positivas a ese pacto y vamos a estar con usted en ese pacto de construir vivienda pública, precisamente para equilibrar el mercado y que las familias, las familias con más necesidades puedan tener una vivienda digna.

Gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora Espino.

Turno para el Grupo Parlamentario de la Agrupación Socialista Gomera, señor Ramos Chinea.

El señor RAMOS CHINEA: Muchas gracias, presidente. Buenas tardes, señor consejero.

Una de las novedades dentro del área de vivienda que incluimos los miembros del pacto en el presupuesto para el 2020 es precisamente la creación de esa bolsa de vivienda vacía. Esta actuación, dotada con dos millones de euros, debemos ponerla en marcha cuanto antes, porque darán respuesta a quienes estén en exclusión social o a otros colectivos vulnerables.

Por lo tanto, si ya el Gobierno cuenta con esta ficha financiera para dotar de recursos necesarios, para la puesta a disposición a los afectados, desde nuestro grupo le preguntamos, señor consejero, que cuándo tiene planeado el Gobierno publicar esas convocatorias, si puede indicárnoslo en su segunda intervención.

Nos alegra saber, y compartimos plenamente, que tiene previsto coordinar estas políticas de vivienda con los cabildos y los ayuntamientos, pues, es la mejor manera de gestionar y tener eficacia porque son quienes mejor conocen las necesidades de nuestra gente.

Tenemos que mejorar el sistema y, para eso, le pedimos encarecidamente que las convocatorias se hagan de forma que se revisen las bases que hasta ahora está publicando el Icavi, para que den muchas más facilidades, de forma que se amplíen plazos para que las personas puedan presentar la documentación con garantías de que no se van a quedar fuera solo porque no han podido subsanar o aportar un documento. En este sentido, señor consejero, debemos buscar una forma efectiva de simplificación administrativa para evitar que los mismos demandantes de vivienda deban registrar una y otra vez la misma documentación a cada convocatoria que se publica.

Desde nuestro grupo, la Agrupación Socialista Gomera, consideramos que una de las actuaciones que se debe acometer de una vez por todas en materia de vivienda es realizar un sistema de colaboración con los ayuntamientos y cabildos para tener un censo de demandantes de vivienda y un censo de viviendas vacías actualizado. Los datos de los que disponemos en Canarias son, en mejor de los casos, desactualizados, y debemos contar con toda la información posible para ser mucho más efectivos.

Otra de las sinergias que debemos tener es la de tender puentes entre el sector privado y el sector público. Usted lo sabe, señor consejero, las promotoras y las constructoras lo que desean es construir nuevas viviendas y siempre van a estar dispuestas a colaborar con este Gobierno, lo decía también usted en su primera intervención, haciendo referencia a esa dosis de paralización en el sector de la construcción, esta también es una vía para incentivarlo. Y, por supuesto, señor consejero, debe valerse de todos los medios que tenga, porque en vivienda no solo está el Icavi, apoyarse solo en una pata es quedarnos cojos. Y, en este sentido, desde Visocan se tienen nuevas idas para cambiar la gestión que se realiza de vivienda, ideas que son muy válidas y a las que hay que dar luz verde, aparte de esa referencia que hacía usted también de un medio para adquirir vivienda privada para aplicarla al sector público.

Muchas gracias, señor consejero.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Ramos Chinea.

Turno para el Grupo Parlamentario de Sí Podemos Canarias. Señor Marrero.

Adelante.

El señor MARRERO MORALES: Bien.

Lugares como Nueva York, Berlín, París, es decir, lugares donde gobiernan fuerzas progresistas, regulan los precios de los alquileres y, por tanto, están haciendo una ominosa intromisión en el sagrado derecho de la propiedad privada. Lo planteo en los términos de que quede resaltada la contradicción con la crítica que se le hacía al Gobierno por el asunto de atentar contra la propiedad privada en la regulación de alquileres o en la puesta en negociación de vivienda vacía con los grandes tenedores de vivienda en estos momentos que son los bancos.

Los desahucios están unidos a la pobreza, desgraciadamente, y tienen nombres claritos. Últimamente en Lanzarote y Fuerteventura asistíamos al desahucio de Juan, trasladado de una isla a otra; hoy en los medios de comunicación aparece Rita y su familia en Telde; días pasados Dolores en Tenerife, con 91 años. En las semanas anteriores tuve ocasión de reunirme con la gente preocupada por los sintecho, un colectivo aquí en Santa Cruz que, con motivo del carnaval y las bandas, a veces, que aparecen de neofascistas que atacan de manera xenófoba a quienes están en la calle, temían por su integridad, y resulta que el albergue con el que hablaba esta mañana con la alcaldesa de Santa Cruz, pues resulta que, desgraciadamente, hay, por lo menos, mujeres que tienen temores a acudir al albergue por falta de medidas de seguridad. Por tanto, digamos que los problemas en la cuestión de los desahucios son variados.

Nosotros en la pasada legislatura planteamos la necesidad de que se hiciera una comisión de estudio para el tema de la vivienda en Canarias. Tenemos dos instrumentos muy potentes para resolver este asunto como son la empresa pública Visocan y el Instituto Canario de la Vivienda, y yo creo que merece que este Parlamento abordara el asunto de la vivienda como lo estamos abordando, como un derecho social, como un derecho humano y, por tanto, la preocupación suficiente como para abordarlo en una comisión de estudio, este asunto, para avanzar en él.

El crear una bolsa de vivienda vacía es fundamental. Hay que darles solución a esas 17 000 personas demandantes. Pensemos que cada día se producen dos desahucios en Canarias, según el Consejo General del Poder Judicial, y este asunto tiene que tener una solución aceptable. Cuando la gente está sin techo, cuando se enfrenta a desahucios, no puede estar esperando a que haya un largo proceso burocrático. La vivienda nosotros nos reafirmamos en que es un derecho humano sin distingos que sea de aquí de fuera... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Marrero.

Turno para el Grupo Parlamentario Popular.

El señor DOMÍNGUEZ GONZÁLEZ: Muchas gracias, señor presidente. Señorías, señor consejero.

Hoy hemos participado de esta comparecencia de vivienda vacía, donde la señora Hernández expresaba en su intervención que hay que hacer un cambio radical en la política de vivienda. Yo soy de los que cree que hay que iniciar una política de vivienda, porque en los últimos años no ha existido política de vivienda en esta tierra, de lo que ustedes también tienen algo de responsabilidad, y agradezco que lo haya reconocido en el día de hoy. Esto no es cuestión de llegar hoy a Mercedes Roldós, es cuestión de mirar hacia adelante, es cuestión de plantear iniciativas.

Y, desde nuestro punto de vista, hacer una buena política de vivienda es tener o permitir un acceso a una vivienda digna, es que se pueda acceder con precios asequibles, es garantizar seguridad jurídica y también eliminar burocracia para aquellas personas que tienen predisposición a poner en el mercado viviendas de alquiler, es también flexibilizar la oferta de esas viviendas, tanto en alquiler como en la parte de compraventa.

Y yo tengo que celebrar también que aquí, en este borrador que existe, en el que el consejero hoy ha dicho que la próxima semana estaría dispuesto para firmar, y yo digo, al menos con el Partido Popular solo ha mantenido una reunión y una segunda frustrada, a no ser que, como dice el borrador, la reunión se celebró el 29 de septiembre del año pasado, que era un domingo, y nosotros no nos enteramos. Porque, señor consejero, desde un primer momento le dije que estamos a la entera disposición de tender la mano para llegar a acuerdo, pero esto no es un cheque en blanco, esto no es un documento que nos pongan sobre la mesa y nosotros diremos "sí, bwana". Tendremos que analizarlo, estudiarlo, compartir, proponer, incorporar, quitar. Un acuerdo. Un acuerdo entre las formaciones políticas, ayuntamientos y todos los agentes económicos necesarios.

Y, además, yo necesito hoy, necesito hoy, de verdad, señor consejero, que usted me garantice que no tiene ni siquiera la tentación de aceptar el estudio de la figura del gran tenedor. El gran tenedor es una aberración que se propone a nivel nacional y en alguna comunidad autónoma, en la que se dice que aquellas personas que tengan más de cuatro propiedades o más de 800 metros cuadrados en su conjunto, será gran tenedor. Obligado, por lo tanto, a alquilar sus viviendas a un precio tasado y, si alguna de ellas ha sido ocupada de forma ilegal, también está obligado a que se la alquile a quien lo ha ocupado de forma ilegal. Y eso hoy se está debatiendo, en Cataluña y se propuso a nivel nacional en el Congreso de los Diputados... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo). (Aplausos).

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor diputado.

Turno para el Grupo Parlamentario Socialista, don Jorge.

Tiene razón (ante indicaciones desde los escaños). Grupo Nacionalista, doña Socorro.

Adelante.

La señora BEATO CASTELLANO: Gracias, señor presidente.

Si nos vamos a poner de acuerdo en políticas de vivienda, tenemos que empezar a hablar con rigor, porque seguramente nos pondremos de acuerdo, pero vamos a hablar con rigor. Se dice que desde el 2009 no se construye una vivienda en Canarias, y eso no es cierto, eso no es cierto: 23 viviendas en El Paso, en La Palma; 24 viviendas en Valverde, en El Hierro; subvención al Ayuntamiento de Alajeró para la construcción de 13 viviendas; subvención al Ayuntamiento de Santa Cruz, 44 viviendas en El Tablero; subvención al Ayuntamiento de Tazacorte, 6 viviendas en Tazacorte; 13 viviendas en El Sauzal. Esas actuaciones son entre los años 2017 y 2018. Por lo tanto, no se falte a la verdad, hay muchos millones invertidos aquí.

Y se dice, y el consejero se va a otras comunidades autónomas y se va a Europa. Mire, no se vaya tan lejos, este proyecto no es nuevo, este proyecto se incorporó en el primer Plan de Vivienda de Canarias 2002-2005, cumplió una función importantísima de sacar pisos vacíos, se subvencionó la rehabilitación de pisos vacíos conservando el parque de vivienda, de vivienda, se controló el alquiler -porque se tasaba el alquiler, además, fundamentalmente dirigido a jóvenes-, se establecía un segundo para garantizar a los propietarios el pago de la renta, se tramitaba con una asociación sin ánimo de lucro que establecía todos los trámites y se crearon oficinas en todas las islas de Canarias, en todas las islas de Canarias. Un programa de más de una década de éxitos, de éxitos.

Por lo tanto, no es una cosa nueva y tampoco es nuevo, porque el anteproyecto del plan de vivienda de Canarias, que quedó a las puertas de aprobarse en la anterior legislatura, se incorpora ese programa y en los presupuestos del año 2019 ya había crédito para eso. Luego, estaba, era posible, haberlo puesto en marcha desde el año 2019, no estamos hablando de ninguna novedad. Entonces, yo creo que nos vamos a poder poner de acuerdo en un asunto tan delicado como la vivienda, pero si empezamos a hablar desde el rigor y desde la responsabilidad. Porque también podríamos remontarnos a quién empezó en el Gobierno de España a eliminar los planes de vivienda, que fue el Gobierno de Zapatero. También podríamos hablar de cuáles eran las prioridades en el anterior Gobierno y en el anterior Gobierno del señor Rivero, y usted le puede preguntar a don José Miguel Pérez, al señor Spínola, a la señora Luengo, cuál era la prioridad en ese Gobierno, cuando los niños no comían sino una vez al día, y la prioridad fue... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo). Sí...

El señor PRESIDENTE: Un segundo, por favor.

La señora BEATO CASTELLANO: ... A los niños...

El señor PRESIDENTE: Perdón, perdón, un segundo, un segundo, para darle el tiempo.

Adelante.

La señora BEATO CASTELLANO: ... en el colegio. Por lo tanto, mire, la experiencia de pasada, en Canarias, la tiene décadas de éxito de un programa como el que usted plantea y esto es la prueba de que las ideas de Coalición Canaria y las políticas de Coalición Canaria no eran tan malas cuando usted las ha retomado, y lo que tiene que retomar es este plan que tiene el anteproyecto, porque así avanzaríamos antes y nos pondríamos a trabajar antes entre todos.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señora Beato.

Ahora sí, señor, don Jorge, tiene la palabra.

El señor GONZÁLEZ CABRERA: Gracias, señor presidente. Señor consejero, buenas tardes, señorías.

No podemos olvidar que el acceso a la vivienda digna es un derecho consagrado en la legislación internacional, en la legislación europea, en la española, en el artículo 47 de la Constitución española y, en la canaria, en el artículo 22 del Estatuto de Autonomía.

Conforme a los datos del registro público de demandantes de vivienda en Canarias, hay un total de 17 023 personas demandantes en el archipiélago, no 15 000, señora Vidina. Esta realidad choca radicalmente con el hecho de que actualmente, según el Instituto Canario de Estadística, son 138 262 viviendas que se encuentran vacías. Si tanto rigor, señora Beato, y tan bien lo hicieron, mire usted qué números nos dejan.

La creación de una bolsa de vivienda es una de las propuestas recogidas en el pacto social y político por el derecho al acceso a una vivienda digna en Canarias. Gracias, señor Franquis, por hacer posible, con el consenso de todos, impulsar y realizar este gran pacto y esta creación de bolsa de vivienda. Se trata de un programa dirigido a poner más viviendas en el mercado, contribuyendo para que el sector de la población que no puede acceder a los actuales precios de alquiler de mercado libre pueda hacerlo efectivo a través de los precios más razonables. Para ello se proponen medidas que incentiven la puesta en el mercado de viviendas, con el fin de incrementar la oferta, ofreciéndose ayudas a los propietarios, personas físicas y también personas jurídicas, que deseen incorporar sus propiedades a esta bolsa de vivienda.

Señor Domínguez, que deseen incorporar, con el debate que usted ha sacado, pues, contradice un poco esto. Ayudas para la puesta en arrendamiento, ayudas para rehabilitar, para la puesta, también, de arrendamiento... son medidas específicas que están recogidas en este plan de vivienda que ha presentado el señor consejero.

Se trata de medidas muy necesarias, pues, como todos sabemos, uno de los graves problemas que sufrimos en el archipiélago es la situación en materia de vivienda, aunque algún grupo político, como hemos visto hoy, no lo quiere ni explicitar ni hacer ver, yo creo que se lo deben de hacer ver.

No quiero irme de este atril sin antes felicitar nuevamente al equipo del señor Franquis, al equipo de la consejería, que está haciendo posible que este plan salga hacia adelante, y también decirle a todos los grupos parlamentarios de esta sede: si creemos, creo, y es necesario, y es urgente, poner cara a miles de canarios que están pasando por una dificultad de vivienda, tengamos en esta sede parlamentaria el propósito de hacerlo posible, y podemos hacerlo real, con las aportaciones de todos y de todas, todas son válidas para mejorar un proyecto que va a beneficiar a todos los canarios.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Tiene la palabra ahora el grupo proponente, Nueva Canarias. Doña Carmen.

La señora HERNÁNDEZ JORGE: Gracias, señor presidente.

La intención de nuestro grupo de traer esta iniciativa no es otra que, al inicio de un mandato, poner la política de vivienda en el núcleo, en la agenda, en la parte más alta de las prioridades de un Gobierno. No pretendemos ni que la vivienda se convierta, como en otras cuestiones, en un elemento de ataque, de confrontación, porque, de verdad, esas más de treinta mil personas que están fuera esperando una solución de estas administraciones no se merecen que pongamos por encima del interés general el interés partidario o las refriegas políticas. Por tanto, yo me sumo a ese guante tendido de busquemos -y el pacto creo que es un punto de partida- el consenso político, porque el social lo tenemos, de que la vivienda es un tema prioritario.

Cuando decía que desde el año 2009 no se construía vivienda no era para atacar a nadie, no he hablado de colores políticos ni he buscado culpables, he hecho una foto, y la estadística no miente, y tienen el gráfico (mientras muestra una tableta a la Cámara). Miren, yo no sé si lo podrán ver, en el año... esta es la evolución de la construcción de vivienda en Canarias, de la promoción de viviendas. El pico más alto fue entre el periodo 1980 y 1981, bajó de manera brutal, y luego ha mantenido fluctuaciones, hasta que en el año 2009 se promueve la última promoción de 176 viviendas. Yo me imagino que usted también es riguroso, y a lo que usted se ha referido... Yo me refiero a promoción, a proyectos de construcción, yo me imagino que usted se estará refiriendo a adjudicaciones o a otras posibles políticas en vivienda. Esta fuente... Además, esto es fácil de saber, los municipios están ahí, la fuente es municipal, y, además, de la AVS, de la asociación española, de la sede en Canarias de gestores y promotores de vivienda pública y suelo. Por tanto, negar la evidencia solo nos lleva a no afrontar el problema, porque la realidad es que tenemos más de treinta mil canarios y canarias que hoy necesitan una vivienda. Por tanto, negar que no hemos hecho una buena política en esta materia es negar la evidencia, y así no se resuelven los problemas.

Pero, insisto, queremos hoy poner sobre la mesa propuestas, búsqueda de consensos y avances. Creemos que el reto es importante, creemos que hay que planificar y ejecutar la política de vivienda en base a las necesidades reales. Para ello es fundamental territorializar las demandas y los perfiles socioeconómicos de las personas que las necesitan, es decir, crear un mapa. Ha habido un debate, todavía abierto, sobre si lo que necesitamos es captar las viviendas vacías. Señores, captar viviendas vacías puede ser mediante la compra, ¿alguien está en contra de que le compremos viviendas a los bancos? Ahora mismo el País Vasco, puntero en esta materia, acaba de comprar cientos de viviendas al Sareb, ¿qué problema hay? ¿Qué problema hay de llegar a acuerdos con los propietarios privados, que a veces no pueden alquilar su casa porque no tienen capacidad de rehabilitarla, y firmar acuerdos, llegar a acuerdos, con las fórmulas jurídicas oportunas, para que se le alquile al Gobierno o a los municipios? Es decir, hay muchísimas fórmulas, sin dañar el derecho de nadie, pero sí a favor del derecho humano a la vivienda, de poner la vivienda que está vacía a disposición de la gente más necesitada.

Pero insisto en lo del mapa, de nada sirve promover viviendas vacías o construir en lugares donde no hay demanda, salvo que alguien esté pensando en deslocalizar a la población, es decir, mover a los habitantes de un municipio. Por ejemplo, en Telde hay más de dos mil personas, bueno, salvo que alguien esté pensando que vamos a mover a la gente de su municipio, con todo lo que eso conlleva, ya genera emigraciones interinsulares o intrainsulares, no va a quedar otra de que, paralelamente a captar bolsas de vivienda vacía, promovamos vivienda nueva y construyamos.

¿Financiación?, fundamental, y para ahí creo que para ese objetivo no va a ser suficiente los fondos que vengan del Estado, ni siquiera los fondos canarios, y yo le propongo, lo hemos estudiado ya y sabemos que es factible, que busquemos otras fórmulas de financiación, como, por ejemplo, puede ser el Banco Europeo de Inversiones, el BEI, o, incluso, el ICO.

Es fundamental, además, en ese mapa del que hablaba, analizar las características de los colectivos demandantes de vivienda protegida. Hablamos de familias monomarentales, de personas mayores, de personas con discapacidad, de familias que tienen trabajo, pero que la precariedad de su trabajo les impide ir al mercado libre. Es decir, también nos parece oportuno algo que plantean en el plan establecer cupos, de manera que toda la población que no puede acceder al mercado libre ni a la compra ni al alquiler tenga opción a una vivienda protegida.

El tema de los desahucios nos sigue preocupando a todos, hoy nos levantábamos con un nuevo caso, en este caso es una persona que ha hecho una ocupación ilegal. Tenemos que cambiar la normativa, señor consejero, es decir, la normativa, los decretos que regulan las segundas adjudicaciones, están pensados para otra época, y la realidad hoy es distinta. Salvo aquellos casos excepcionales de ocupantes ilegales, que diríamos, lo hacen porque quieren, y yo estoy en disposición de afirmar que son rarísimas, son excepcionales, la inmensa mayoría de los ocupantes o las ocupantes ilegales son personas a las que no les ha quedado otra alternativa y, por tanto, el que el decreto de segunda adjudicaciones los excluya de la posibilidad de proponerlos como adjudicatarios lo único que hace es castigar a aquellas familias -mujeres, en la mayoría de los casos- que no han tenido otra opción sino la ocupación ilegal. Los datos, además, no dejan sino ocasión para preocuparnos. En el año 2018 los desahucios en su totalidad, tanto por impago de alquiler como por impago de hipoteca, ascendieron a una cifra que nos debe preocupar en Canarias: 755 familias, 755 familias expulsadas de sus casas y sin amparo. Pero es que este año, el 2019, se ha iniciado ya, como saben todos los que hemos trabajado el pacto, con 644 desahucios. Por tanto, la política de viviendas en Canarias hoy entendemos muchos que debe ser una prioridad.

Y voy acabando resumiendo por dónde creemos que deben ir las apuestas: aumento de los recursos buscando financiación en otras fórmulas -a través del ICO y el BEI-, garantizar unos niveles básicos de promoción de VPO, ampliar el parque de alquiler social -todo esto además va en completa sintonía con lo que ha hecho, con lo que mandata el plan estatal-, y hay una fórmula para los jóvenes que están implantando los vascos que me ha parecido tremendamente interesante, sobre todo para las islas despobladas, los vascos están promoviendo... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional). Para favorecer la emancipación de los jóvenes, aquellos jóvenes menores de 35 años que accedan a ir a vivir a poblaciones de pocos habitantes se les subvenciona de manera importante la adquisición de la vivienda. Es decir, que hay fórmulas ingeniosas, creativas que no solo dan acceso a la vivienda a las familias, sino que, además, generan otros beneficios para la colectividad.

Y yo cuando hablaba de cambios radicales -seguramente me expresé mal- me refería a la consejería, necesitamos que el Instituto Canario de la Vivienda y Visocan den un cambio radical para que se pongan al servicio de lo que es su objetivo fundamental que es... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias.

Señor consejero, su turno.

Sí, adelante.

El señor CONSEJERO DE OBRAS PÚBLICAS, TRANSPORTES Y VIVIENDA (Franquis Vera): Gracias, presidente.

Por responder a las intervenciones de los grupos, a Ciudadanos, sí, hemos estudiado las propuestas que (ininteligible) la semana pasada y las hemos incorporado al documento del pacto, por tanto, gran parte de las sugerencias que han hecho las hemos incorporado, nos parecen positivas y creemos que enriquecen ampliamente el documento que llevamos trabajando con él hace algún tiempo.

Y aprovecho para dar el calendario, porque nosotros, cuando hemos explicado este asunto, lo hemos planteado sobre la mesa dos instrumentos que para nosotros es fundamental: uno, el pacto que solo se trata de conseguir la complicidad, primero, del Parlamento y, después, lógicamente, de la sociedad canaria a través de los sindicatos, de los empresarios, de los cabildos, de los ayuntamientos y de los colectivos que trabajan en la vivienda. Esa complicidad creo que es importante. ¿Y por qué el pacto? Para intentar sacar las viviendas de la confrontación política, que creo que no es bueno el objetivo que perseguimos. Y el otro es el plan, el plan de vivienda que es el instrumento financiero, jurídico que compromete al Gobierno de Canarias a cumplir los objetivos que hemos trazado en dicho plan. Pacto y el plan.

El plan, por cierto, que, efectivamente, yo lo he explicado más de una vez aquí, en la sede parlamentaria, tuvimos un borrador de un plan que aprobó el Gobierno anterior, el borrador del plan que saben ustedes cómo fue calificado por el Consejo Económico y Social de Canarias, yo no he visto nunca un informe tan duro en contra de un plan de estas características. Lo que hemos hecho es lógicamente atender lo que nos decía el Consejo Económico y Social, producir las modificaciones que nos requirieron y ese plan ponerlo a disposición del Parlamento de Canarias el próximo mes para que se vaya a aprobar y, por tanto, dar el impulso definitivo para sacar el plan adelante, que, insisto, que es el instrumento financiero, jurídico, político para cumplir esos objetivos que tiene el Gobierno en esta materia.

Cuando hemos hablado con los cabildos y con los ayuntamientos, especialmente con los cabildos que tienen recursos para eso, le hemos dicho que prioricen a la hora de invertir en vivienda, recursos que tienen del propio Gobierno de Canarias. Que sí era bueno que todas las administraciones públicas, por eso lo fundamental de incorporar a los ayuntamientos y a los cabildos, prioricen a la hora de invertir en vivienda, no solamente el Gobierno que se comprometa a un número de viviendas, pero también lo pueden hacer los ayuntamientos y, especialmente, los cabildos a la hora de impulsar planes de vivienda porque tienen recursos para eso, solo hay que plantear las prioridades políticas y hemos insistido en esas reuniones a que lo hagan en esa dirección. Es fundamental que todas las administraciones públicas canarias tengamos un objetivo común: no hacer política de vivienda o hacer política con la vivienda sin hacer política de vivienda.

Cuando hemos hablado de que no se ha construido vivienda en los últimos años de lo que hablamos es una promoción pública de viviendas, no hechos aislados, no grupitos de viviendas en un sitio o en otro, no priorizando la vivienda pública, sino la vivienda privada. Estamos hablando de eso. No ha habido un plan de viviendas que comprometa al Gobierno más allá de un presupuesto, un plan de vivienda de cuatro años como del que estamos hablando. Hablamos de eso y no hablamos de otra cosa.

Y, lógicamente, cuando hemos pedido ese acuerdo político, de todas las fuerzas políticas, lo que hacemos es asumir, conseguir el consenso -que creo que es fundamental- de todas las fuerzas políticas, porque creo que es la mejor manera de dar garantía a este pacto, la mejor manera de dar garantía, la mejor manera de trasladar al conjunto de la sociedad canaria que todas las fuerzas políticas, primero, también los ayuntamientos y los cabildos, estamos en el mismo objetivo, en la misma hoja de ruta, que es construir vivienda, especialmente de promoción pública, para los próximos años.

Este es un programa más, que no hemos dicho que sea un programa nuevo, nadie ha oído decir que es un programa nuevo, además (ininteligible) que ha habido experiencias en otras comunidades autónomas; la de Canarias hace quince años o veinte años atrás es distinta a la que hay ahora, porque los instrumentos nuevos que tenemos es dar garantía, a la persona que pueda poner su vivienda en alquiler garantía de que va a cobrar la renta, garantía de que tiene unos seguros, multirriesgo y de garantía, que es la diferencia. Y hemos visto cómo está desarrollado en determinadas comunidades autónomas en España y esas realidades, esas experiencias las queremos aplicar también en Canarias, algunas comunidades con más éxito que otras. Muy buena, por ejemplo, la experiencia que se ha tenido en el País Vasco, que en este asunto van muy adelantados en su experiencia política, en política de vivienda, menos buenas en otras comunidades autónomas que han llevado a cabo este objetivo.

Es un programa más de los más de veinte programas que están en el pacto, un programa más, que trata de conseguir vivienda vacía en el mercado privado, situarla en el mercado público con garantía de que esa renta se va a seguir cobrando y con garantía de atender a un sector de la población, que es fundamental, que hoy en día no puede acceder por el precio de la vivienda.

Sobre el precio de la vivienda va a haber un debate muy importante a nivel nacional, ahí el Gobierno se ha comprometido en su discurso de investidura a plantear una ley, de limitar el precio del alquiler de la vivienda, por tanto, cuando venga ese debate lo afrontaremos, lógicamente, en Canarias con todas las consecuencias. Pero es una exigencia de todos, que nos plantean a todos, especialmente a los que tenemos responsabilidades políticas, que la vivienda es un derecho constitucional que las administraciones públicas deben hacer lo que tienen que hacer, su responsabilidad, para que ese derecho constitucional se pueda llevar a cabo y cumplirse con todas las garantías.

Este Gobierno tiene el compromiso de hacer vivienda pública en Canarias, de hacerlo con la autoridad que le da la Ley de Vivienda en Canarias y con los instrumentos que tiene el Gobierno: el Instituto Canario de la Vivienda, en primer lugar, y, lógicamente, Visocan como un instrumento, como una empresa pública, un instrumento que tiene que estar al servicio de la política que definamos aquí en este Parlamento, para que ambos instrumentos asuman el papel que les corresponde y el que les dé la ley, el que les da la Ley canaria de Vivienda. Uno, fundamentalmente, el protagonismo lo tiene que asumir el instituto porque así lo establece la ley, y, lógicamente, Visocan es una empresa instrumental para construir vivienda en nuestra comunidad, para hacerle las encomiendas que se le hagan desde el propio Gobierno de Canarias.

Y estamos en condiciones de que esta comunidad, junto con los ayuntamientos, el sector público y el sector privado, asuman la voluntad política, social y económica de comprometer a esta comunidad en los próximos años. El Gobierno lo ha hecho, primero en los presupuestos generales de la comunidad incrementando en vivienda el 25 % de su presupuesto, lo ha hecho presentando un pacto donde queremos el consenso de todos y lo va a hacer con un plan de vivienda que estamos en condiciones de presentarlo en las próximas semanas, nuestros objetivo es, justo después de aprobar, espero, si no la semana que viene, porque habrá que haber una reunión con las fuerzas políticas, inmediatamente una vez que firmemos el plan de la vivienda digna en nuestra comunidad, que es nuestro principal... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

El señor PRESIDENTE: (Sin micrófono). (Le concede un minuto más).

El señor CONSEJERO DE OBRAS PÚBLICAS, TRANSPORTES Y VIVIENDA (Franquis Vera): ... a llevar a cabo la próxima semana.

Si las fuerzas políticas nos piden que ese documento lo hablemos primero, antes de hacerlo oficial, lo haremos. Si hay que hacer una reunión previa con todas las fuerzas políticas con el documento cerrado, lo haremos. Pero quiero decir que es un documento que se entregó en diciembre y que se pidió propuestas concretas a las fuerzas políticas y han tenido dos meses para poder hacerlas. Pero cualquier esfuerzo que hagamos de colaboración, de diálogo, para llegar a acuerdos, lo haremos, aunque tengamos que atrasar, lógicamente, la firma de este pacto unos días.

Ese es nuestro objetivo: sumar para construir vivienda en Canarias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor consejero.

Damos por finalizadas las comparecencias.

Más información
Otros formatos
  • Formato PDF Formato PDF
Iniciativas tratadas
  • 10L/C/P-0180 Sobre Del Sr. consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda, sobre el nuevo Proyecto Bolsa de Vivienda Vacía recogida en el presupuesto de la CAC 2020.