Diario de Sesiones 28/2020, de fecha 10/3/2020
Punto 11

10L/PO/P-0475 PREGUNTA DE LA SEÑORA DIPUTADA DOÑA MATILDE FLEITAS MARTÍN, DEL GRUPO PARLAMENTARIO SOCIALISTA CANARIO, SOBRE MEDIDAS A IMPLEMENTAR EN EL MARCO DEL DECRETO 116/2018, SOBRE PREVENCIÓN Y SEGURIDAD EN LAS PLAYAS Y ZONAS DE BAÑO PARA PREVENIR FALLECIMIENTOS, DIRIGIDA AL SEÑOR CONSEJERO DE ADMINISTRACIONES PÚBLICAS, JUSTICIA Y SEGURIDAD.

El señor PRESIDENTE: Pregunta de la diputada doña Matilde Fleitas Martín, del Grupo Parlamentario Socialista Canario, sobre medidas a implementar en el marco del decreto 116/2018, sobre prevención y seguridad en las playas y zonas de baño, para prevenir fallecimientos, dirigida al señor consejero de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad.

La señora FLEITAS MARTÍN (desde su escaño): Muchas gracias, señor presidente, buenos días.

En los primeros dos meses del año 2020 han muerto ahogadas en Canarias 12 personas. En el año 2019, desgraciadamente, lamentamos la pérdida de 49 vidas. El Grupo Parlamentario Socialista, a través de mi compañera Nayra Alemán, hizo un gran trabajo instando al anterior Gobierno de Canarias a trabajar en la regulación de la seguridad en costas, playas y piscinas, que fructificó en el Decreto 116/2018, de 30 de julio. Han pasado casi dos años, y queremos seguir trabajando en la fiscalización de un tema de vital importancia.

Por supuesto que cada uno de nosotros, como ciudadanos, tenemos la obligación de autoprotegernos, debemos ser conscientes de que vivimos en un paraíso con 1500 km de costa, entorno con el que tenemos que relacionarnos de una manera segura, por supuesto, porque cualquier descuido puede tener un fatal desenlace.

Es imposible que las diferentes administraciones públicas garanticen la seguridad de esos 1500 km de costa, nombre, precisamente, de un extraordinario proyecto que les invito a conocer, un proyecto de prevención de ahogamientos.

Dicho esto, vayamos a la responsabilidad que sí tiene el Gobierno de Canarias y las administraciones públicas de nuestras islas, es responsabilidad de este Gobierno inculcar la cultura de la seguridad y de la prevención, los niños y niñas deben ser educados, como hemos dicho, en la cultura de la seguridad y de la prevención, pero también los adultos como garantes de su seguridad.

También debemos visualizar, por ejemplo, el riesgo que asumen los pescadores en las zonas de acantilados, selfies en las costas, cortes de digestión, accidentes, deportes acuáticos, etcétera, etcétera. También debemos evitar males mayores en la seguridad.

Además, en el caso de Canarias hay que ahondar en el conocimiento mínimo que deben tener los millones de turistas que nos visitan, pues con un cartel o un instructivo podríamos salvar muchas vidas. Entendemos que para ello es necesaria la implicación tanto de los expertos como de las administraciones públicas, porque no olvidemos que al final la competencia directa sobre la seguridad la tienen los ayuntamientos, a quienes les es muy complicado aplicar de forma correcta la legislación vigente.

Y a este respecto queremos que ahonde en su intervención, señor consejero, puesto que contando ya con la norma lo importante es saber qué medidas de coordinación e implementación se están llevando a cabo y qué puede hacer el Gobierno para sacar a Canarias de los puestos de cabeza en el ranking anual de las comunidades autónomas con mayor número de ahogamientos.

Con esta finalidad, señor consejero, le pregunto qué medidas se están llevando a cabo y está previsto implementarse en el marco del Decreto 116/2018, sobre prevención y seguridad en las playas y zonas de baño para prevenir los fallecimientos.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señora diputada.

Turno para el Gobierno. Señor consejero.

Adelante.

El señor CONSEJERO DE ADMINISTRACIONES PÚBLICAS, JUSTICIA Y SEGURIDAD (Pérez Hernández) (desde su escaño): Gracias, señor presidente.

Señora diputada, le contesto por la pantalla.

Saben ya los alumnos de Derecho que están en el lugar en el que se origina algunas normas jurídicas.

Es verdad, señoría, que la seguridad de los accesos al mar y del baño en el mar... son elementos esenciales del modo de vida de Canarias, el contacto con el mar, quizá el señor García Ramos lo llamaría un elemento de nuestra identidad.

La dimensión de la costa, que usted ha recordado, 1500 km de costa, el número de accidentes, no estoy seguro de que estemos en los primeros lugares del ranking, pero es verdad que casi cincuenta accidentes al año, de accidentes mortales, son una cifra que no debemos aceptar. Pero, en cualquier caso, lo que sí digo como frontispicio de lo que luego diré es que el Gobierno no reducirá las exigencias generales que quepa imponer a las administraciones, porque responden a aquellos principios y, además, a normas legales insoslayables.

No para aliviar, sino para hacerlas efectivas, en cambio, sí que hemos de corregir el decreto, para ayudar a los ayuntamientos, como usted sugiere, y también para acomodar el decreto al régimen de competencias que se deriva del nuevo Estatuto de Autonomía. El decreto hacía una especie de viaje oblicuo desde la legislación canaria a la legislación del Estado y luego a los ayuntamientos, pero hoy podemos hacerlo directamente con nuestra legislación.

Y, además, vamos a modificar los anexos al decreto, porque la relación de lugares de baño se ha revelado como excesiva. Hay casi seiscientos lugares de baño, hay que modificar esa relación de lugares de baño para incluir más en los que son prohibidos y en los que deben ser inaccesibles. El decreto parte de un mecanismo, que yo creo que es, en mi opinión, equivocado, que es aumentar los lugares de baño y en ellos exigir medidas.

Y, además, hay que modernizar las medidas de seguridad, son muy rudimentarias, en nuestra opinión, y muy elementales; no contemplan la vigilancia mediante drones, la vigilancia mediante cámaras web.

Todo esto, y esto es esencial, se está haciendo en concordia y en armonía con la FEMP, la Federación de Municipios, y con la Asociación de Municipios Turísticos, superando las graves discrepancias que motivó este asunto con el decreto actualmente en vigor.

Una alusión final: en este asunto muchas víctimas lo son de sí mismas y de su propia responsabilidad y, como usted ha insinuado, hay que decirlo, pero eso no nos releva de nuestra obligación de proporcionar seguridad en las playas.

Gracias, señor presidente.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor consejero.

Más información
Otros formatos
  • Formato PDF Formato PDF
Iniciativas tratadas
  • 10L/PO/P-0475 Sobre medidas a implementar en el marco del decreto 116/2018, sobre prevención y seguridad en las playas y zonas de baño para prevenir fallecimientos, dirigida al Sr. consejero de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad.