Diario de Sesiones 33/2020, de fecha 9/6/2020
Punto 31

10L/C/P-0354 COMPARECENCIA DEL SEÑOR VICEPRESIDENTE Y CONSEJERO DE HACIENDA, PRESUPUESTOS Y ASUNTOS EUROPEOS, SOBRE EL IMPACTO EN EL PRESUPUESTO AUTONÓMICO PARA EL AÑO 2020, A CONSECUENCIA DEL COVID-19, A PETICIÓN DEL GRUPO PARLAMENTARIO NACIONALISTA CANARIO (CC-PNC-AHI).

El señor PRESIDENTE: Continuamos, señorías, con las comparecencias acumuladas del consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos, la 345 y la 354, correspondientes a los puntos 2.1 y 2.2 del orden del día.

Siendo una comparecencia, como digo, acumulada comenzamos con los turnos de los grupos parlamentarios solicitantes, por tiempo de cinco minutos.

Tiene la palabra el Grupo Parlamentario Socialista. Señora Fleitas, adelante. (Pausa).

Adelante, señoría.

La señora FLEITAS MARTÍN: Muchas gracias, señor presidente. Buenas tardes, señorías. Buenas tardes, señor consejero, y buenas tardes a la ciudadanía de Canarias.

Esta solicitud de comparecencia fue planteada el 30 de abril y creo que es necesario ponerlo en contexto, porque en las últimas semanas, a la vez que hemos visto cómo se ha ido doblegando esa curva de la infección, se han iniciado unas sendas de desescalada de camino hacia una nueva normalidad. También esa recuperación económica, que dará un vuelco en la recuperación de los ingresos, de los que al final se nutre nuestro Estado del bienestar.

Hablamos de hacienda y de presupuestos, de ingresos y gastos, las dos caras de una misma moneda.

Hablemos, en primer lugar, de los gastos. Estamos ante un escenario sin precedentes, señor consejero. Al menos en la era democrática no habíamos asistido a un cambio de circunstancias tan drásticas en tan breve espacio de tiempo. En diciembre del 2019, hace apenas seis meses, aprobábamos el primer presupuesto del Gobierno del pacto de las flores y coincidiremos en que es -y digo es, en presente- un presupuesto expansivo, donde priman las grandes áreas de este Gobierno. Pero en marzo del 2020, apenas tres meses después de haber aprobado este presupuesto, la economía a escala... -se ríe, sí, señor... Siento decirlo porque al final lo padecemos todos, tres meses después de haber aprobado este presupuesto es papel mojado, pero, bueno-. , Como decía, tres meses después, la economía a escala mundial ha sufrido una desaceleración sin precedentes. Tal y como he dicho, esas circunstancias han ido cambiando con respecto a la perspectiva de ingresos y gastos, pero algunas incógnitas se han despejado.

Usted, con su bagaje político, coincidirá conmigo en que cuando se trata una senda, una estrategia, la reflexión tiene que superar la acción, al menos en primera instancia. Algunos grupos le dirán que el coronavirus lo inventó el señor Sánchez, y si no espere unos minutos para que vea como en el hemiciclo se lo ponen de manifiesto, lo oirá de sus propias bocas. Los reconocerá porque son los mismos que vaticinaron la pandemia a posteriori, los que se han puesto de lado evitando arrimar el hombro colectivamente en un pacto sin precedentes por la reactivación de Canarias.

Y ya que estamos en medio de una crisis sanitaria a mí me gustaría ponerle un ejemplo sanitario de las previsiones de algunos grupos: hay quienes pretender operar, intervenir a un paciente sin valorarlo previamente, sin saber si realmente necesita la operación, unos puntos de sutura o una tirita, y puede que a este paciente no solo le haga falta esa operación, quizás una rehabilitación posterior. Pero lo que no es admisible, señor consejero, es un tratamiento sin diagnóstico.

Por eso, señor consejero, el Grupo Parlamentario Socialista valora el trabajo conjunto de este Gobierno. Valoramos el apoyo sin fisuras que han hecho de las medidas que había que tomar con inmediatez, tanto de carácter económico como social, que hayan hecho frente a la tramitación exprés de miles de expedientes de ERTE, que hayan apoyado a las pymes y a los autónomos, que hayan implementado la renta de emergencia, ayudas al alquiler, impulso al teletrabajo o de la modernización de la Administración. Todo ello en un tiempo récord. Y al igual que valoramos esas medidas de carácter inmediato también valoramos que el Gobierno haya sentado las bases de una estrategia a corto-medio plazo.

El pacto por la reactivación de Canarias, señor consejero, nosotros confiamos en que siga su transformación en plan y que pronto podamos verlo y discutirlo en esta Cámara.

Pero, sobre todo, señor consejero, le agradecemos la tranquilidad y la confianza que han aportado a la ciudadanía de Canarias. Eso es básico, esa es la diferencia entre el liderazgo y el populismo.

Y, en segundo lugar, con respecto a los ingresos, la semana pasada hablábamos usted y yo en comisión sobre la caída drástica de esos ingresos. Su respuesta fue clara: las consecuencias sobre los tributos están siendo abrumadoras en todas las instancias. Según sus propias palabras, los ingresos de la comunidad autónoma iban a caer o han caído aproximadamente en mil quinientos millones de euros. En el conjunto del Estado español, si los datos no me fallan, aproximadamente será de treinta mil millones de euros.

Hay tres aspectos sobre los que me gustaría que usted se pronunciara en el día de hoy: de rigurosa actualidad, la valoración sobre la última conferencia telemática entre presidencias de las comunidades autónomas con el presidente del Gobierno de España y sobre esos beneficios del cambio en el reparto de fondos no reembolsables con respecto a Canarias; que se pronunciara también sobre las declaraciones de la ministra Montero reiterando esa compensación de la merma de los ingresos de Canarias con el uso del superávit y del remanente, así como la movilización de fondos para nuestra comunidad autónoma; y, en tercer lugar, nos gustaría que se pronunciara sobre la incidencia de esta crisis sanitaria sobre los presupuestos del año 2020.

Usted normalmente se expresa de una manera muy clara, pero le pido una claridad absoluta en el día de hoy, porque es probable que a algunos no les baste que lo diga una sola vez.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señora Fleitas.

Turno para el Grupo Parlamentario Nacionalista. Adelante, señora Dávila.

La señora DÁVILA MAMELY: Gracias, señor presidente.

Desde la vicepresidencia en la diáspora, en el exilio, que estamos en la otra sala, en la sala Europa, muchísimas gracias a todos los responsables de que esto haya funcionado, en este primer pleno. De verdad, muchísimas gracias por la colaboración de todos los diputados y diputadas que se encuentran conectados y por todo el esfuerzo de los trabajadores y trabajadoras del Parlamento, de esta Cámara.

Señor Rodríguez, nosotros también presentamos esta comparecencia hace ya unos meses para saber el impacto que iba a tener la crisis sanitaria del COVID-19 sobre los presupuestos de la comunidad autónoma. No lo digo yo, se ha dicho por la señora diputada Matilde Fleitas, esos presupuestos de 2020 ya son papel mojado, son una entelequia.

Efectivamente, impactan sobre los ingresos y los gastos de la comunidad autónoma, de ayuntamientos y de cabidos. De hecho, hoy hemos conocido datos que son, a nuestro juicio, muy importantes. Las previsiones del Banco de España son que el producto interior bruto de España va a caer un 15 %. ¿Cuál va a ser el impacto sobre el producto interior bruto de Canarias cuando la dependencia del sector turístico es aún mayor?

Señorías, tenemos todavía grandes incertidumbres respecto al presupuesto. Respecto a cuánto va a impactar sobre las necesidades que se van a tener en materia sanitaria, porque sabemos que van a ser muchas más, mucho más de lo que aparecía en los presupuestos de la comunidad autónoma.

¿Cuáles van a ser las necesidades, señor consejero, en materia educativa, para poder atender la conciliación de la vida familiar y laboral, para dar respuesta a los niños y niñas, chicos, chicas, jóvenes, que están hoy conectados vía telemática pero que van a tener que entrar de nuevo en las clases en el próximo curso escolar? Realmente no tenemos respuesta, este Gobierno no está dando respuesta.

¿Cuál va a ser el impacto sobre las personas más vulnerables? Personas que están pidiendo una ayuda de emergencia y, como estamos viendo, no llega?

Las únicas certezas que tenemos, señor Rodríguez, sobre el impacto en los ingresos es lo que usted ha notificado a cabildos y ayuntamientos, y es que hay un recorte de un bloque de financiación en un 54 %.

Y lo que más nos impacta, señor Rodríguez, es que, en esa negociación en la que usted tenía la capacidad de hacer que la ministra de Hacienda diera una respuesta clara, diferenciada, a Canarias, lo que hemos conocido hoy también es que apenas Canarias va a conseguir 600-620 millones de euros, de esos 16 000 millones que se van a destinar por parte del Estado a las comunidades autónomas. Señor Rodríguez, usted sabe perfectamente que es claramente insuficiente, que deberían haberse acercado a los 900 millones; que hay una deuda todavía del Estado de 500 millones de euros en superávit, de la deuda de carreteras, y que a día de hoy, señor Rodríguez, usted no tiene negro sobre blanco, como sí lo tiene Bildu, de que le vaya a dar el superávit a la Comunidad Autónoma de Canarias.

Nada que decir de que como consejero de Hacienda usted ha dejado solos a cabildos y ayuntamientos negociando con el ministerio, que todavía no ha dado fecha para cerrar esa reunión para intentar paliar la pérdida de ingresos de las administraciones.

No es cierto, señora Fleitas, no es cierto que se está dando respuesta a pymes y autónomos. En el día de hoy se ha pasado al cobro la totalidad de los impuestos. Resulta que les estábamos dando..., y se lo dijimos, señor Rodríguez, no puede decir que no le advirtiéramos que era un salvavidas... que era una mano, pero una mano, echar una mano al cuello. En el día de hoy miles de empresas han visto como se les cobraban los impuestos. Le dijimos que esos ingresos no iban a llegar, que no se convirtieran en deudores tributarios; le dijimos que eximiera, que les eximiera del pago de impuestos por la pérdida de ingresos también a las pymes, a las empresas. No solamente hay una pérdida de ingresos para las administraciones, también para las familias, también para los autónomos, también para las empresas.

Señor Rodríguez, no puede seguir usted mirando hacia otro lado.

Muchísimas gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señora Dávila.

Señor Rodríguez.

El señor VICEPRESIDENTE DEL GOBIERNO Y CONSEJERO DE HACIENDA, PRESUPUESTOS Y ASUNTOS EUROPEOS (Rodríguez Rodríguez): Señor presidente, señorías: muy buenas tardes.

Primero volver a reconocer el trabajo de la Mesa de esta Cámara y de la Junta de Portavoces para mantener la actividad parlamentaria a pesar de las circunstancias que son un tanto raras, ¿no? Tener a la mitad o más de la mitad de los escaños en otra sala es realmente poco parlamentario, pero las circunstancias obligan. Esperemos que esa nueva normalidad, yo diría que esa nueva realidad que se nos impone, nos vaya aproximando un poco más.

¿Cuánto tiempo tengo?

El señor PRESIDENTE: 6:37 le quedan. Son siete minutos.

El señor VICEPRESIDENTE DEL GOBIERNO Y CONSEJERO DE HACIENDA, PRESUPUESTOS Y ASUNTOS EUROPEOS (Rodríguez Rodríguez): Eso es si fuera una, pero...

El señor PRESIDENTE: Perdón, perdón, perdón. Continúa. Yo te lo añado. Tiene razón.

Perdón, perdón, señor Rodríguez, son diez minutos.

El señor VICEPRESIDENTE DEL GOBIERNO Y CONSEJERO DE HACIENDA, PRESUPUESTOS Y ASUNTOS EUROPEOS (Rodríguez Rodríguez): Efectivamente.

Diríamos, señorías, que la crisis sanitaria es inédita, es relevante, es de alto impacto. La economía global retrocederá no menos de tres puntos del PIB, las grandes economías de la Unión estarán en siete y ocho puntos del PIB. Decía la canciller alemana que nunca retrocedió la economía alemana tanto desde la II Guerra Mundial. Por lo tanto, estamos hablando de un alto impacto, un alto impacto en el crecimiento, porque en esta ocasión la crisis económica que conlleva la crisis sanitaria no es por exceso de endeudamiento, por falta de competitividad ni por las burbujas de otras épocas, es sencillamente porque un virus confinó a la población, limitó su movimiento, y sin movilidad no hay actividad económica. Y ha impactado en la economía global, en la economía europea, en la economía estatal -hoy hay un dato muy preocupante de predicción del Banco de España- y también en la economía canaria, si cabe más porque nuestra estructura productiva está orientada hacia los servicios y los clientes principales se mueven desde otros territorios hacia el nuestro. De manera que reconozcamos con claridad y contundencia que el impacto en la economía, en el bienestar, va a ser muy sensible.

Fíjense ustedes si va a ser sensible que desde el año 2011 el pacto de estabilidad europeo ha quedado en suspenso, y miren que ha llovido desde ese pacto en el año 2011. Las autoridades europeas, el 20 de marzo, la Comisión Europea propuso suspender las reglas de estabilidad, que entrara a funcionar una cláusula de salvaguarda de este citado pacto, y el 23 de marzo el Consejo Europeo decidió suspender las reglas fiscales y que cada Estado nación tomara las decisiones pertinentes. Y a partir de ahí no hay nadie que no esté afectado. Están afectados las familias, los trabajadores, las empresas y el sector público, porque cuando la economía no funciona nadie se salva de sus consecuencias.

De manera que el impacto que está teniendo la crisis social y económica derivada de la crisis sanitaria está siendo muy relevante. Y por esta razón se suspenden las reglas fiscales a nivel de la Unión y el Gobierno de España propone un plan de estabilidad para el año 2020 -escuchen bien, señorías- pasando del 1,8 % de déficit para el año 2020, antes de la crisis COVID-19, a un 10,34 de déficit público para este año y del 97 % de la deuda pública española, a 31 de diciembre de 2019, a no menos del 115,5 % de la deuda pública a final del año 2020. Un impacto relevante en el gasto público que yo creo que va a ser insuficiente para responder a dos problemas. Primero, a la pérdida de ingresos, porque no solo pierden ingresos las empresas, los trabajadores, sino las administraciones públicas, y, como alguno de los intervinientes ha comentado, se pierde en el sector público de manera notable,. Pierden las corporaciones locales canarias, pierde el Gobierno de Canarias y pierde el Gobierno de España. Mi cálculo del Gobierno de España es de no menos de 30 000 millones de ingresos por debajo de lo previsto para el año en curso.

Y el Gobierno de España, la Administración canaria, las administraciones locales, frente a la pérdida de ingresos, si quieren mantener el gasto, solo tienen dos caminos: o que alguien te transfiera el dinero -nada fácil- o que te endeudes para contener esta pérdida de ingresos e incluso te endeudes para hacer nuevas cosas, que es lo que estamos intentando.

En el caso de Canarias, señorías, lo que hemos dicho es lo siguiente, y lo vamos a tratar de mantener porque lo acabamos de firmar en un pacto por la reactivación social y económica, que es una apuesta de la sociedad canaria, no del Gobierno, de la sociedad canaria, para enfrentarnos a esta crisis singular. Y eso pasa por no recortar el gasto público en esta ocasión, porque la anterior crisis se saldó con recortes que supusieron pérdidas de derechos de los trabajadores, falta de apoyo a la estructura productiva y pérdida de los servicios públicos esenciales. En esta ocasión creo que nos hemos conjurado para no aceptar los recortes. Y Europa va en la línea de apostar justamente por lo contrario de lo que apostó en el año 2008-14. El Gobierno de España, sin duda ninguna, está haciendo una política de apoyo a las empresas, a los sectores más vulnerables y especialmente a los trabajadores, y nosotros vamos a tratar de mantener el presupuesto del 2020.

Les voy a contradecir: el presupuesto del 2020 en su capítulo de gastos tiene plena vigencia, en todo caso se quedó corto. Donde tenemos un problema es en la previsión de ingresos. En sanidad no nos vamos a gastar menos de los 3140 millones de euros, nos gastaremos más; en educación no nos quedaremos con los 1800 millones de euros, nos gastaremos más; en los servicios sociales, igual; en la vivienda, igual; en turismo, igual; en agricultura, igual; en industria, igual. No vamos a recortar el gasto público ni en los servicios básicos ni en los sectores económicos y tampoco en las inversiones. De manera que para el Gobierno el presupuesto del año 2020 en su capítulo de gasto sigue plenamente vigente y, en todo caso, lo que debemos garantizar en una primera instancia es que la pérdida de ingresos se compense, se garantice, justamente para no tender a los...

El señor PRESIDENTE: Sí, termine, señor Rodríguez. Bueno, le quedan tres minutos.

El señor VICEPRESIDENTE DEL GOBIERNO Y CONSEJERO DE HACIENDA, PRESUPUESTOS Y ASUNTOS EUROPEOS (Rodríguez Rodríguez): De manera, señorías, que lo que estamos intentando en esta fase, y está entre los compromisos del Pacto por la Reactivación Social y Económica, es que nuestros ayuntamientos, nuestros cabildos, nuestro Gobierno mantengan el compromiso de gasto público, porque el gasto público en nuestras instituciones es sinónimo de prestar servicios esenciales, es sinónimo de atender a la ciudadanía, de atender a la estructura productiva, de garantizar las inversiones y garantizar, en definitiva, derechos. Por lo tanto, la primera tarea es buscar mecanismos para restituir la pérdida de ingresos.

Y la previsión que hacemos, que es solo una previsión, no puede ser una certeza, es que... Con nuestro análisis de la situación, que yo creo que está ajustado a la realidad -hay gente que dice que somos pesimistas y ahora, comparándonos con lo que dice hoy el Banco de España, podríamos concluir que somos optimistas en nuestras previsiones-, nosotros nos hemos colocado en un análisis creemos que lo más próximo a la realidad, porque, si no, no lo haríamos. Y en nuestra previsión de evolución de la economía y, por tanto, de los ingresos perderemos en el ámbito del Gobierno en torno a novecientos setenta millones, menos de ingresos, que si no los restituimos necesariamente conllevarían recortes, y vamos a pelear para que esto no se dé. Y las corporaciones locales canarias, que también les pasa lo mismo, perderán, por la misma razón, en torno a quinientos setenta millones de euros. Esto no son recortes, los recortes vendrán si no restituimos los ingresos. Esto es pérdida de ingresos de las corporaciones locales, insulares, canarias y estatales.

Y lo que estamos reclamando es lo que están haciendo los Estados Unidos de Norteamérica, que casi nada, Japón, Alemania, Francia, Italia y España, y es que en esta situación de parálisis de la economía, de pérdida de ingresos, si quieres atender a la ciudanía, si quieres atender a las empresas, si quieres atender el gasto público, los servicios básicos, solo caben o transferencias limpias de polvo y paja de la Unión Europea, que habrá opción entre el año 2021 y 2023, o endeudamiento, y movilizar los ahorros quien los tenga, que la sociedad canaria tiene ahorros, tiene como mínimo 3200 millones de remanentes y superávit en sus corporaciones locales y nosotros 900 millones, porque no nos olvidamos de los 500 millones de superávit del año 2018, que también está en el pacto por la reactivación económica y social. En ese pacto hay muchas cosas. Me oirán hablar del pacto en los próximos meses de forma insistente, porque creo que es un buen documento de partida.

De manera, señorías, que ahora estamos peleando por restituir los ingresos y, como se me acaba el tiempo y me quedan diez minutos, luego les planteo con detalle la estrategia, la firmeza del Gobierno...

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Rodríguez. (Pausa).

Gracias, señorías.

Tienen la palabra ahora los grupos no solicitantes.

La señora ESPINO RAMÍREZ: Gracias, presidente.

Señor Rodríguez, creo sinceramente que en el seno del Gobierno sus análisis sobre la situación financiera, económica de nuestra comunidad autónoma y también el futuro que nos aguarda son de lo más acertados, pero si son de lo más acertados y tiene usted razón tenemos un panorama realmente terrible por delante. El archipiélago puede perder en un año entre el 15 y el 20 % de su producto interior bruto. Y además es una realidad que ya estamos viviendo, hay que ver la caída en el primer trimestre del PIB: teníamos una previsión de crecer el 1,3 % y hemos caído casi seis puntos, y eso solo contabilizando quince días del estado de alarma. Por lo tanto, en el trimestre de abril a junio los datos van a ser aún peores. Y si la economía cae, caen los ingresos, como usted ha explicado, que recaudamos vía impuestos, porque no hay economía en las islas.

Usted ha llegado a afirmar, en una entrevista el pasado 7 de abril, que estamos, que podríamos perder entre el 85 y el 90 % de los ingresos vía impuestos y que usted se rebelaría ante Madrid si no da a Canarias la respuesta que demanda esta crisis. Pero lo cierto, señor Rodríguez, es que usted de momento no se ha rebelado, salvo que la abstención del señor Pedro Quevedo en uno de los estados de alarma se pueda considerar el gran acto de rebeldía de Nueva Canarias.

Lo cierto, señor Rodríguez, es que me tiene que reconocer que seguimos exactamente en el mismo punto que antes de la llegada de esta pandemia: Canarias reclamando el uso del superávit, de los remanentes y la capacidad de endeudamiento y el señor Sánchez mirando para Cataluña y para el País Vasco. Los primeros ya van a tener en el mes de julio su mesa de negociación y los segundos ya tienen el superávit y la capacidad de endeudamiento. Le voy a leer el punto dos del acuerdo con Bildu: "Las entidades locales, forales y autonómicas dispondrán de mayor capacidad de gasto para políticas públicas destinadas a paliar los efectos sociales originados por la crisis del COVID-19. Para las entidades locales, estos gastos en políticas sociales serán exceptuados del cómputo de la regla de gasto. La capacidad de endeudamiento de la comunidad autónoma vasca y de la Comunidad Foral de Navarra se establecerán exclusivamente en función de sus respectivas situaciones financieras".

Y esto lo ha conseguido Bildu en una tarde con la señora Adriana Lastra, señor Rodríguez. Esto no es serio, esto es para indignarse, porque que la comunidad autónoma que peor lo va a pasar en esta crisis, que es la nuestra, siga sufriendo esta desidia por parte del señor Sánchez mientras se da un trato de privilegio a una de las comunidades autónomas más ricas de este país, ¿qué Gobierno progresista, qué Gobierno social es ese, señor Rodríguez?

Mire, nosotros no queremos ningún trato de privilegio para esta tierra, para Canarias, lo que queremos es igualdad. Lo que reclamamos es que se flexibilicen las normas de estabilidad presupuestaria para todas las comunidades autónomas y que se llegue a un acuerdo en el Consejo de Política Fiscal y Financiera, que es donde procede. Y además, lo ha dicho usted, ya no hay impedimentos por parte de la Unión Europea para ello, porque si no es imposible mantener ese compromiso de gasto público que usted nos dice que quiere mantener, es imposible si no paliamos esa pérdida de ingresos.

Así que, señor Rodríguez, de nada nos sirven sus buenos diagnósticos si usted se queda de brazos cruzados. Así que me va a encantar escuchar en la segunda intervención cuál va a ser su hoja de ruta para conseguir que de una vez se nos dé el trato que necesitamos.

Gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señora Espino.

Señor Curbelo.

El señor CURBELO CURBELO: Muchas gracias, presidente.

Se unen dos comparecencias, una del Grupo Parlamentario Socialista y otra del Grupo Parlamentario de Nueva Canarias, y, en definitiva, le están preguntando al Gobierno que cómo va a repercutir la crisis en los presupuestos actuales, presupuestos que hemos aprobado en este Parlamento, que, como saben, eran 8066 millones de presupuesto no financiero. Quiero hacer una referencia a esa realidad y a otra, que son los ingresos y los gastos, porque vamos a tener que hacer más gastos con menos ingresos, y hay aquí una realidad un poco compleja.

Respecto de los presupuestos que hoy están en vigor, hay algo muy importante: el mantener la afirmación de que el 83 % de los presupuestos van a mantenerse para gasto social, para la sanidad, la educación y los servicios sociales, es una afirmación categórica que pone de manifiesto que ahora se hacen las cosas bien respecto de lo que se hacía antes. Es decir, 3148 millones para la sanidad, que hay que incluir, estimado consejero y vicepresidente del Gobierno, hay que incluir además aquel coste que tuvo el pago de las horas al personal funcionario, tanto de sanidad como de educación; se van a mantener los 1878 millones de euros para la educación y más los 2000 millones de Europa, los 9000 que vienen para la sanidad, y después para los servicios sociales, exactamente igual. Por tanto, recortes en servicios esenciales, ninguno, ninguno.

Ahora bien, comoquiera que va a haber más gastos y menos ingresos, tienen merma las corporaciones todas: la comunidad autónoma, el Estado, los cabildos y los ayuntamientos. He aquí el quid de la cuestión. Y aquí es donde viene la gran cooperación del Estado, de Europa con el Gobierno de nuestro país, del Gobierno de nuestro país con las comunidades autónomas y las comunidades autónomas en este caso también -estimado Román-, del Gobierno de la comunidad autónoma, de forma equilibrada, con las corporaciones locales -cabildos y ayuntamientos-.

Y yo creo que no hay que ser optimistas, porque desde luego la situación económica es muy dramática, pero yo creo que tenemos que ser positivistas en el marco de una realidad compleja, que es, Europa, fíjense, el fondo ese de los 570 000 millones para destinar, de esos, 140 000 a nuestro país, de los que 77 000 pasarían a transferencias no retornables, no a devolver, y 63 000 millones sí en concepto de créditos, y además, de todo esto, la parte correspondiente de un plan específico para dinamizar el sector más potente de nuestra economía, que es el turismo, con cargo a otro fondo.

Yo creo que a partir de ahí solo queda lo que el propio presidente ha señalado: transferencias de capital, permitir gastar nuestros ahorros, es decir, el superávit y los ingresos, los remanentes de tesorería, que el Gobierno tiene ahí una parte de 2019 de 289 millones de euros, 2200 las corporaciones locales. Y la única cosa que yo en este momento no veo, porque ya la ministra sí lo ha transmitido al Gobierno, y me alegra, porque eso da un balón de oxígeno económico importante, porque permite...; decía la ministra después del último Consejo de Ministros, dice: permitimos el uso del superávit y remanentes y, si fuera necesario, el endeudamiento. Quiere decir, por tanto, que el Gobierno está centralizando la deuda para irla... (se produce el corte del sonido por el sistema automático de cómputo del tiempo y la Presidencia le indica que prosiga y finalice su intervención) -muchas gracias, presidente-, para ir distribuyéndola en las distintas comunidades autónomas, y tiene cierta lógica. Aquí yo creo que lo que hay que intentar conseguir, el Gobierno ya lo ha hecho por su lado, hay una bilateral, reunión bilateral pendiente entre el Gobierno de nuestro país y los cabildos y las corporaciones locales, es que nos permitan también gastar el superávit y remanentes, que es más sustancioso que el propio del Gobierno, 3200 millones, y, efectivamente, a partir de ahí que nos permitan el endeudamiento. Si eso es así, este año no tendríamos muchos problemas; lo que tenemos es que prepararnos para el año que viene y el siguiente y procurar reactivar nuestra economía.

Esta es la situación. Por tanto, claro que va a afectar, claro que tenemos que estar atentos, pero yo estoy completamente seguro de que el consejero de Hacienda es un buen consejero de Hacienda.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Curbelo.

Señor Marrero. Señor Marrero, adelante.

El señor MARRERO MORALES: Buenas tardes.

Es evidente que de esta situación salimos conjuntamente y de forma coordinada o, por el contrario, será muy complicada la salida. De ahí el reto que tuvimos el 30 de mayo de esa firma, de ese pacto por la reactivación económica, que es una pena que no se haya sumado la totalidad de los grupos parlamentarios presentes en la Cámara.

La práctica totalidad de la sociedad y la mayoría de los representantes públicos desde que se inició el estado de alarma hemos estado colaborando: apoyando las diversas prórrogas, cumpliendo las normas de confinamiento, mantenimiento de los servicios esenciales, asumiendo gradualmente las fases de la desescalada, etcétera; y todo desde el objetivo de la máxima prudencia para salvar vidas, que ha sido el objetivo de todo este tiempo.

La primera parte de la crisis sanitaria podríamos decir que está en una fase avanzada ya, en el sentido de que se ha logrado doblegar el virus. Sigue presente pero seguimos avanzando y no hay garantías hasta que no dispongamos de una vacuna. Por tanto, esa es una recomendación que seguimos insistiendo a toda la población, porque es fundamental seguir preservando la vida de todas las personas, sobre todo de aquellas que están más expuestas al mismo.

Antes del 14 de marzo nos encontrábamos en Canarias con una situación complicada, en el sentido de que estábamos poniendo todos los esfuerzos para combatir la pobreza y la exclusión social, y los límites los teníamos marcados ahí, en intentar doblegar esa curva precisamente, la de la pobreza y la exclusión social, en garantizar los servicios esenciales de la sanidad, de la educación, de los derechos sociales, etcétera, en perseguir la renta de ciudadanía a lo largo de este año tal vez; sin embargo, la crisis que nos ha llegado nos ha convertido, de pronto ha hecho que nuestra economía haya caído por los suelos con el cero turístico. Por tanto, esa dependencia tremenda no puede continuar.

Yo creo que una de las cuestiones fundamentales cuando estamos hablando de a qué se dedican los presupuestos de Canarias, a qué, mantener el gasto que había, efectivamente, pero hay que garantizar ingresos, y garantizar ingresos implica negociaciones con la Unión Europea para que la consideración de región ultraperiférica de alguna manera tenga sus efectos, el que desde el Estado español, aparte de esa inicial permisión de plantear que el superávit se pueda usar, que los excedentes de tesorería también, los remanentes de tesorería por parte de municipios y cabildos también pudieran ser utilizados, y negociar qué capacidad de endeudamiento tenemos, porque, lógicamente, todo esto es el producto de una negociación, no es café para todos y que cada cual vayamos haciendo, de manera irresponsable, lo que consideremos para satisfacer necesidades inmediatas... Por tanto, es una cuestión de mucha coordinación, de que los gobiernos del Estado y de Canarias están demostrando en este tiempo sintonía en cuanto a las medidas a tomar, de que la salida de esta crisis debe ser diferente a la que se adoptó en épocas pasadas.

Y yo haría un llamamiento a aquellos que ahora se han pasado al no, es decir, a aquellos que se han pasado al no, en votar en el Congreso de los Diputados en contra de la prórroga del estado de alarma, que se han pasado al no en muchas de las medidas que se están planteando, que no quisieron firmar tampoco el pacto de reactivación económica y social de Canarias. Yo sé que a nivel del Estado van a seguir con ese planteamiento y va a ser imposible prácticamente que se desvíen de esa dirección, pero en Canarias, que han mantenido un perfil diferente, de menos confrontación y de más colaboración... -pediría un momento más, señor presidente (refiriéndose al tiempo de que dispone para su intervención)-, en Canarias, que se ha mantenido un elemento de menor confrontación, de más colaboración, yo les plantearía que rectificaran, que se sumaran al pacto, porque necesitamos de todas las manos. Todas las manos en los momentos difíciles son imprescindibles, son necesarias. Por tanto, los animo a la responsabilidad, a la corresponsabilidad, que se lo dice alguien a quienes consideraban desde la época pasada que éramos los del no, pero resulta que el no ha cambiado de bando.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor Marrero.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña María Esther): Gracias, presidente. Buenas tardes a todas y a todos, consejero.

Está claro que el impacto del COVID-19 sobre el presupuesto de ingresos de esta comunidad autónoma para 2020 va a ser brutal; 970 millones de pérdida de ingresos sobre un presupuesto de gasto no financiero de 7678 millones de euros significan una pérdida de un 13,1 %. Y si no va a haber recortes ni en los servicios básicos fundamentales ni en las inversiones, teniendo además en cuenta que el 83 % del gasto no financiero corresponde a servicios básicos fundamentales y que el presupuesto para inversiones es de unos mil millones de euros, y si además a todo eso le sumamos que muchos de los proyectos que aparecen reflejados en el presupuesto corresponden a proyectos con financiación afectada, es decir, que el dinero no puede ser utilizado para otro fin que para el que está previsto, pues, entendemos o nos atreveríamos a afirmar que poco o ningún margen de maniobra tiene el Gobierno para poder modificar los presupuestos del 2020. Y todo esto además partiendo de la base de que los recursos para financiar esos proyectos con ingresos afectados, por ejemplo me refiero a los de políticas de empleo, esos recursos reflejados en los presupuestos generales del Estado, o para turismo, realmente lleguen. Y a ese respecto yo le pregunto, consejero, cuál es su opinión, llegarán o no esos ingresos.

No obstante, esto de que estamos hablando viene referido al presupuesto del 2020, para el que resulta imprescindible buscar financiación adicional para compensar la pérdida de los ingresos fiscales por la paralización de la economía, pero, consejero, también es preciso buscar financiación adicional para reactivar la economía, para lo que son necesarias respuestas diferenciales y planes propios. Nosotros sí que esperamos, confiamos, en que las autoridades europeas y las españolas interpreten bien las singularidades de Canarias y nuestros problemas, ya que, como usted mismo dijo el otro día en la comisión, la economía de las islas tardará tres años en recuperarse del golpe que ha supuesto la crisis derivada de la emergencia sanitaria desatada por el COVID-19, por lo que cualquier medida para paliar sus efectos tendrá que plantearse en el periodo 2021-2023, no únicamente en el año 2020, una afirmación que compartimos plenamente. Por lo que entendemos buena noticia la predisposición de la ministra de Hacienda a que Canarias pueda compensar la merma de sus ingresos fiscales propios con el uso del superávit y con la mayor capacidad de endeudamiento para poder sostener esos servicios públicos esenciales, proteger la economía y mantener las inversiones previstas.

Usted ha dicho que espera de esas manifestaciones de la ministra que se formalicen en la próxima reunión de la Comisión Bilateral de Cooperación Canarias-Estado. Consejero, respecto a esto le hago tres preguntas: ¿para cuándo considera que va a ser esa comisión bilateral?, ¿cuándo podremos disponer de esos recursos? Y además la ministra hizo referencia al uso del superávit del año 2019, pero ya usted dijo o manifestó antes que va a seguir peleando por el superávit del año 2018, más cuando ese superávit no fue utilizado para cubrir deuda, y entiendo, además entiendo que al Gobierno de España le debe interesar más permitirnos a nosotros, de forma individual, poder utilizar ese superávit que, por el contrario, abrir una espita que la tiene que abrir posiblemente luego para toda España.

Por último, y en referencia a la nueva distribución del fondo no reembolsable de los 16 000 millones de euros, bueno, pues, la prensa refleja que Canarias va a salir mucho más beneficiada con la distribución actual que con la anterior, y yo ahí le pregunto qué es lo que cree, usted cree que vamos a salir mucho más beneficiados. Y esto se lo pregunto porque hay... (se produce el corte del sonido por el sistema automático de cómputo del tiempo y la Presidencia le indica que prosiga y finalice su intervención), hay una realidad: cuanto más tardemos en inyectar dinero a la economía, más tardaremos en salir de la crisis, lo que se traduce en más paro, más pobreza y más exclusión social en Canarias, y no solo para el 2021, 2022 y 2023 sino también para este año 2020.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora González.

Turno para el Grupo Popular, señor Enseñat.

El señor ENSEÑAT BUENO: Gracias, señor presidente. Buenas tardes, señores diputados, y buenas tardes, señor consejero.

Hace diez días su diputado del común se atrevió a afirmar que los alcaldes debían ser responsables y corregir sus presupuestos del 2020 y adaptarlos al COVID-19, y yo esperaba que hoy iba usted a venir aquí, aprovechando esta comparecencia, con la modificación del presupuesto de la comunidad autónoma o por lo menos con el anuncio de lo que iba a hacer, porque supongo que lo que es necesario para la buena gestión de los ayuntamientos también debe serlo para la buena gestión del Gobierno de Canarias. Más aún cuando su jefe dice que quiere ser el alcalde de todos los canarios y a las primeras de cambio abandona a los ayuntamientos a su suerte.

Así que, señor Rodríguez, hoy esperaba que usted viniera aquí y nos dijera cómo va a reformar el presupuesto de la comunidad autónoma; cuánto espera cobrarle realmente... (ininteligible) los 5000 millones que el Estado nos tiene que transferir de los presupuestos del 2020, cuando usted afirma que tiene una caída de 36 000 millones la recaudación; cuánto espera recibir de la liquidación del 2018 de 900 millones; cuánto vamos a recibir de los convenios del 2019 y 2020, de los que ustedes nunca quieren hablar, pero que nos debe el Estado 1200 millones; y cuál va a ser la caída real de recaudación.

Además debería decirles a todos los canarios la verdad. Si los ingresos reales caen, si ustedes no se atreven a reclamar el dinero que nos debe el Gobierno de España, entonces ustedes van a recortar en los gastos aunque digan que no. Y nos tiene que decir qué gastos van ustedes a recortar: los gastos superfluos, como afirma o como reclamamos desde el Partido Popular, o los gastos básicos, como ustedes van a hacer.

Y además le digo otra cosa: este Gobierno de izquierdas no se atreve a decirles la verdad a los canarios y por eso usted, una y otra vez, no nos trae aquí el presupuesto modificado de la comunidad autónoma. Y nos viene aquí y nos habla del producto interior bruto alemán, de la Unión Europea, hoy nos vuelve a repetir lo que nos dijo en el pleno anterior y en el anterior, lo del endeudamiento masivo, incluso nos quiere volver a vender la sensibilidad del Gobierno de Pedro Sánchez con Canarias, que para compensarnos una caída de la recaudación de 1500 millones ustedes dicen que nos va a dejar usar el superávit de 370 millones, o incluso el engaño este del pacto de Canarias sin financiación y sin garantizar la financiación del Estado.

Pero déjeme decirle, en el poco tiempo que me queda, tres cosas más.

Primero, señor consejero, el endeudamiento masivo y sin control que usted pretende ni es la única solución ni es la mejor solución para Canarias, es la solución más fácil para ustedes, para cubrir que son un Gobierno débil y complaciente con el Gobierno de Madrid y que no se atreven a pedir el dinero que nos deben. Y, como no se atreven a pedir el dinero que nos deben, les van a cargar en las espaldas de nuestros hijos, de nuestros nietos y de nosotros un endeudamiento masivo para tener ese dinero que ustedes no reclaman.

Segunda cuestión. Y yo no le digo que el endeudamiento no sea necesario, probablemente lo sea, pero no como primera opción como quiere usted sino como última opción. Primero el dinero que nos debe Madrid, después el superávit y el remanente y después, si hace falta, nos endeudamos. Porque detrás del endeudamiento masivo que usted pretende, ¿sabe lo que viene?, la subida de los impuestos a los canarios. Y no a las clases ricas, como dicen ustedes, sino a las clases medias trabajadoras, porque al final todos sabemos que somos las clases medias trabajadoras las que pagan la subida de los impuestos de los partidos de izquierda.

Déjeme decirle también una segunda cosa. Otra vez nos vuelve a anunciar esos 370 millones del superávit: ¿cuándo, ustedes, lo van a firmar?, ¿cuándo, ustedes, lo van a poner blanco sobre negro?, ¿cuándo vamos a poder usar ese superávit?

Y, por cierto, usted aquí se acuerda de los 500 millones de la sentencia de carreteras, pero allí, en Madrid, cuando tiene que reclamar el superávit, usted no menciona los 500 millones de carreteras; solamente los 370 millones.

Además ¿cómo que el superávit solo de la comunidad autónoma...? (Se produce el corte del sonido por el sistema automático de cómputo del tiempo y la Presidencia le indica que prosiga y finalice su intervención). ¿Dónde están los 4000 millones de ayuntamientos y cabildos? ¿Ese superávit ustedes no pelean por él? ¿Ustedes han dejado solos a los ayuntamientos y a los cabildos, a las corporaciones canarias, solos en esta lucha, cuando llevan dos meses, tres meses, dando la cara esas corporaciones y tapándoles a ustedes, atendiendo a los vecinos y cubriendo lo que ustedes no están haciendo?

Y ya la última, señor consejero: ¿cómo se atreven a decir que el reparto de 16 000 millones es un buen reparto?, si nos han dejado fuera del fondo de 5000 millones, el fondo que venía a cubrir la caída de ingresos de la recaudación, si nos dejan fuera y no reconoce el Gobierno de Pedro Sánchez el diferencial canario y que aquí lo que tenemos es IGIC y que el 70 % de nuestros ingresos, la caída de nuestros ingresos es por el IGIC, y no lo reconoce.

¿Pero sabe lo más fuerte de todo?: que usted hace diez días decía que eso era intolerable, que iba a ir a Madrid a exigir, que eso no podía cumplirse y hoy...

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Enseñat.

La señora FLEITAS MARTÍN: Muchas gracias, señor presidente.

Yo creo que tenemos memoria selectiva y, sin lugar a dudas, señor consejero, también leemos de manera selectiva. No sé si es el paso de la oposición al Gobierno, del Gobierno a la oposición, pero realmente hacemos una lectura de lo que nos conviene y cuando nos conviene. Hasta donde yo sé, el 5 de mayo se abrió el plazo para que los autónomos y las autónomas de esta tierra, sin actividad por el COVID-19, pidieran la ayuda adicional del 30 %. Yo además le recuerdo: la Agencia Tributaria de Canarias ha sacado un comunicado recordándonos que la normativa reguladora sobre el aplazamiento y el fraccionamiento para el apoyo de los impuestos le corresponde al Estado, en los propios, por supuesto, no, pero la Consejería de Hacienda y Presupuestos ha abierto canales de servicios de atención, de ayuda al contribuyente. Por supuesto que nosotros nos hacemos cargo de los nuestros, pero ahí estamos nosotros intentando darles oxígeno a los contribuyentes. No es tan negro el escenario como usted lo pinta.

De todas maneras hay algunos impuestos como el AIEM donde sí que se ha ampliado ese pago diferido hasta el 30 de junio.

Estamos completamente de acuerdo con el señor Curbelo cuando decía que teníamos que prepararnos. Nos hemos preparado a través de un pacto de reactivación, un pacto de reactivación que pretendemos traer a esta Cámara para convertirlo en un plan decidido y que ustedes puedan hacer esas enmiendas y sean un poco más valientes de lo que no lo han sido no firmando ese pacto.

Al diputado del Partido Popular: ¿los convenios que debió firmar el Partido Popular cuando gobernaban, que se tendrían que haber firmado el 31 de diciembre de 2017 y que tuvimos nosotros que activarlos después de la moción de censura? Bueno, quizá se refería a esos convenios.

Pero, bueno, yo no tengo mucho tiempo.

Le hablaba antes, señor consejero, de que la positividad, la confianza, es lo que hace la diferencia entre un populista y un líder, y el Gobierno ha demostrado en el día de hoy que hay liderazgo.

Ha dicho usted que el 83 % de los presupuestos se salva. Esa es la comunicación que nosotros esperábamos en el día de hoy. Este Gobierno no antepone sus intereses partidistas a los intereses de la ciudadanía, no somos todos iguales. Este Gobierno tiene una directriz clara: salir todos unidos de esta crisis, que nadie se quede atrás, evitar los recortes, evitar los ajustes, que tan malos resultados nos han dado en los últimos años. Ya tenemos la experiencia de la crisis anterior, no vamos a repetir patrones que no han funcionado. No olvidemos que llevamos desde el 2012 soportando unas leyes de estabilidad presupuestaria asfixiantes. Es incluso paradójico enfrentarnos en el día de hoy a recriminaciones del Grupo Mixto e, incluso, a iniciativas del Partido Popular para que se use ese 100 % del remanente de tesorería y del superávit, indiscriminadamente, cuando la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria tiene su puño y letra y han bloqueado sistemáticamente cualquier intento de reforma de la misma. Es una ley orgánica, yo les insto, les insto a que apoyen al Gobierno cuando esa reforma se dé. El Gobierno del Estado y el Gobierno de Canarias todavía no han hablado de recortes, mientras que ustedes lo han hecho sistemáticamente, sistemáticamente, desde el primer día. No han detallado en qué consiste, de todas maneras, la reestructuración que pretende la oposición. Yo estoy esperando, yo creo que el señor Rodríguez también está esperando, a ver de dónde piensan ustedes sacar todos esos millones. No vamos a jugar a los juegos del hambre, los más desfavorecidos no van a pagar sus luchas.

España tiene un Gobierno progresista, les pese o no, Canarias tiene también un Gobierno progresista y esa sintonía se nota, esa sintonía se nota. Ya no discutimos, ahora dialogamos. La crispación que utilizaban ustedes nosotros la hemos convertido en mediación. Hemos logrado mejoras económicas para la ciudadanía: la prolongación de los ERTE, que se atienda la especificidad de Canarias en el reparto de fondos de emergencia, la flexibilización de la legislación de estabilidad presupuestaria para que Canarias pueda utilizar ese superávit y el remanente de tesorería y seguimos dialogando para que llegue a los cabildos y a los ayuntamientos. Hay que poner de manifiesto ese cambio de ciclo político.

Existe un compromiso con el municipalismo. Es notorio en las relaciones con la FEMP, un órgano que está consiguiendo con diálogo que el Estado compense a las administraciones locales de su pérdida de recaudación. Igualmente el Estado se ha comprometido a garantizar la liquidez hasta que se produzca esa transferencia a las administraciones locales.

El Gobierno de España ha garantizado al Gobierno de Canarias los recursos suficientes porque entiende y ha reconocido nuestras singularidades. Lo ha hecho con el cambio de criterio en el reparto de los fondos, esos 16 000 millones, porque el Gobierno de España sabe que, al igual que la crisis sanitaria nos golpeó con menos dureza, la crisis económica lo hará con mayor intensidad. Ahí estamos de acuerdo, señora Dávila, nuestro sistema económico y productivo no es el mismo y tiene que atender a nuestras especificidades.

Si tan preocupados están algunos grupos por el uso de ese remanente y del superávit, haber firmado el pacto de reactivación de Canarias. Allí está recogido el compromiso de este Gobierno para conseguir lo que es de justicia, que pueda usarse, como de justicia sería que ustedes desbloquearan la modificación de esas leyes de bloqueo fiscal.

Prestar un servicio conlleva sufragarlo, no sé si lo han entendido. El dinero no es un maná que caiga del cielo, no se imprime el dinero y los recursos no son infinitos. Contamos con la financiación europea, estatal y la que obtenemos con tributos propios, y también de ese bloque de financiación canario, pero, al igual que la recaudación de esta comunidad autónoma ha descendido, así lo ha hecho, de igual manera, en el conjunto del Estado español. Repito los datos que aportaba usted mismo la semana pasada en comisión: estamos hablando de una caída aproximada del 55 % de esos tributos.

En política no es admisible la improvisación, señor consejero, por eso valoramos que ese pacto de reactivación se haya cimentado no solamente con las voluntades políticas sino que se hayan tenido en cuenta todas las susceptibilidades, todo ese conocimiento de la sociedad canaria, desde la perspectiva social a la económica.

Coincidimos en que todas las administraciones públicas esperan la concreción de medidas, está claro, pero igualmente coincidiremos en que necesitamos rigurosidad en las mismas, altura de miras, planificación, por lo que nos alegra que el pacto se haya planteado con una evolución a tres años vista. Periodo ampliable, por supuesto, dependiendo de cómo se comporten los mercados y la economía.

No esperábamos carta blanca de los grupos de la oposición, no esperábamos altura política, entendemos incluso ese sí crítico. Esperábamos una oposición dura en una fiscalización... (se produce el corte del sonido por el sistema automático de cómputo del tiempo y la Presidencia le indica que prosiga y finalice su intervención), esperábamos una fiscalización férrea de cada céntimo de los canarios y las canarias, esperábamos una oposición que analizara todas y cada una de las acciones que se desplegaran en ese plan, que se aprobará en este Parlamento de Canarias, tendrán la oportunidad todos ustedes de votarlo, pero no esperábamos una politización de la tragedia. ¿Recuerdan aquella frase aciaga de "deja que caiga España, que ya la levantaremos nosotros"? Pues algunos la tienen interiorizada, pero no dejaremos que caiga España ni tampoco dejaremos que caiga Canarias. Hay quienes juegan a desestabilizar.

Señor consejero, la idea que el Grupo Parlamentario Socialista quiere trasladarle en el día de hoy es que necesitamos que ponga la capacidad humana y técnica de su consejería a pleno rendimiento. La efectiva ejecución de estos presupuestos se vuelve compleja, pero nos alegra que en el día de hoy haya apostado por la continuidad de estas cuentas.

Nosotros le pedimos que, una vez que se normalice la situación sanitaria, y estando ya inmersos en esta nueva normalidad, que se haga llegar un mensaje de aliento.

Muchas gracias, señor consejero.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señora diputada.

Adelante, señora Dávila.

La señora DÁVILA MAMELY: Muchas gracias, señor presidente. Señor consejero, señorías.

Coalición Canaria, Coalición Canaria-PNC decidió suscribir el pasado 30 de mayo el Pacto para la Reactivación Social y Económica de Canarias. Es una voluntad expresa de arrimar el hombro, de estar en los momentos más difíciles. Es un pacto -y bien lo sabe el señor consejero- en el que se han estimado 18 000 millones de euros para conseguir esa recuperación, para el mantenimiento de los servicios públicos esenciales, como hemos dicho, va a requerir de muchos más recursos. Y esos recursos tienen que venir, por un lado, de los fondos que tenga que poner el Estado. Y ahí es verdad, señor consejero, que el ministerio no está teniendo altura, el ministerio no está teniendo capacidad para responder a las singularidades y a la realidad de Canarias. No ha dado respuesta a la pérdida de ingresos específica derivada de los recursos del bloque de financiación, no ha dado respuesta a fecha de hoy, a pesar de estar suspendidas, señora Fleitas, las reglas fiscales en toda Europa, a las necesidades de endeudamiento, a las necesidades de cobertura de esos servicios públicos esenciales. Entonces vamos a no hacernos trampas al solitario.

Miren, yo hay algo que quiero recordar, porque es verdad que la memoria es selectiva, pero es selectiva para muchos, y a lo mejor hasta se lo recuerda el señor consejero de Hacienda, porque además le gusta recordarlo, que su grupo no lo apoyó. ¿Quién modificó en el año 2012 la Constitución para permitir anteponer el pago de la deuda a los servicios públicos esenciales de los ciudadanos? Lo hizo el Partido Socialista con la complicidad del Partido Popular. Pero es que voy más allá: cuando ustedes dicen que no se están repitiendo los patrones de otras crisis, les tengo que recordar... -y si no vayan a la Wikipedia, que es así de fácil-, donde el rescate financiero se produce en el año 2008, y en este país quien gobernaba se llamaba José Luis Rodríguez Zapatero, que produjo un cambio en la Constitución. Así que, de verdad, menos alharacas sobre cómo vamos a rescatarnos, porque la realidad, señora Fleitas, es que por ahora su partido y Podemos, que gobierna en España, no están dando respuesta a la realidad de Canarias.

Y, mire, la realidad es que su Gobierno, el gobierno de las flores, que ahora ya se está marchitando bastante, recibió una herencia, una herencia de la que ustedes renegaban, el primero el señor Rodríguez, porque resulta que había un agujero. Pues tan grande no era el agujero, ahora le pide a la ministra que le permita usar el superávit, el acumulado y el del año 2019. Por lo tanto, no había tanto agujero; no, ahora hay superávit. Y nos lo tienen que dejar usar. Y además es una indecencia, una indecencia, decirles a los ayuntamientos que no pueden dar ayudas mientras hay 3200 millones de euros parados en los bancos. Hay que movilizar, esos son recursos de los canarios y no se los puede quedar la ministra de Hacienda.

Y además, señor Rodríguez, sí, tenemos que usar toda nuestra capacidad de endeudamiento, porque nuestra deuda pública no estaba en el 24 %, que es la media de las comunidades autónomas, no estaba en el 40 %, como Valencia, donde gobiernan Partido Socialista con Compromís, que para el caso es lo mismo que Podemos; no, la comunidad autónoma, que es su herencia, la que usted recibió como consejero de Hacienda, es una comunidad autónoma con una deuda por debajo del 14 %. Por lo tanto, si ahora faltan recursos, se puede ir al endeudamiento, sin ningún problema de dejarle ninguna herencia ni a nuestros hijos ni a nuestros nietos ni a nadie, se puede pagar perfectamente nuestra deuda, pero la nuestra, no la de otras comunidades autónomas, para que desde Canarias financiemos a otras comunidades autónomas que, sí, no pueden permitirse ese endeudamiento. Por lo tanto, tratamiento singular a Canarias.

Y, mire, señor Rodríguez, yo lamento mucho tenerle que decir que usted ha adoptado en toda esta situación -para mi sorpresa, la verdad, porque nos conocemos hace muchísimos años-, de alguna manera, en este barco que se hunde, que se parece bastante al Titanic, que ha chocado contra un iceberg y se ha partido por el eje, usted es el violinista del Titanic, usted sigue tocando su musiquilla como si con ese entretenimiento no nos diéramos cuenta de que este pacto de la izquierda tan progresista y que cree en los servicios públicos esenciales a día de hoy no tiene consejero de Sanidad, no tiene consejero de Educación y si tiene una de Servicios Sociales es porque es una pata del pacto, porque la realidad, señorías, es que el señor presidente del Gobierno lo que nos viene a decir es que con la nueva normalidad llegarán los nuevos consejeros.

Yo no sé lo que es la nueva normalidad para el presidente del Gobierno, para los ciudadanos que están ahí fuera la nueva normalidad es que no están pudiendo ser atendidos en la sanidad porque han crecido las listas de espera. Porque sabemos que es un problema en este momento, pero precisamente por eso tiene que haber una persona y un equipo. La nueva normalidad no puede ser que cese todo, que dimita todo el equipo del HUC de Urgencias. ¿Esa es la nueva normalidad?, ¿esa es la realidad de este Gobierno de las flores? Mire, señoría, más parece el Gobierno o el pacto de los troncos más que de las flores, visto lo visto.

Muchísimas gracias.

El señor PRESIDENTE: (Sin micrófono).

El señor VICEPRESIDENTE DEL GOBIERNO Y CONSEJERO DE HACIENDA, PRESUPUESTOS Y ASUNTOS EUROPEOS (Rodríguez Rodríguez): Señorías.

La crisis no será solo el año 2020, aunque hoy estamos hablando del año 2020. Desgraciadamente los pronósticos de los organismos internacionales, europeos y españoles dicen, proponen, desgraciadamente, que las consecuencias de la caída de la economía de este año 2020 se arrastrarán el año 2021, 2022 y 2023. Es tan así que las previsiones de la Unión Europea para reconstruir Europa, porque esta es la terminología, hablan del 2021 al 24, y no porque se les ocurriera sino sencillamente porque forma parte de su análisis. Es difícil recuperar cualquier economía que pueda perder 12-15 puntos, caso de la economía española, 15-20 puntos, caso de la economía canaria, aunque el factor que la produjo en esta ocasión sea un factor identificable, externo, biológico, como es un virus. De manera que preparemos nuestras estrategias pensando no solo en el año 2020 sino en los próximos tres años, y así lo está haciendo Europa, así lo está planteando el Gobierno de España y, en gran medida, lo decimos en el Pacto para la Reactivación Social y Económica.

Pero, refiriéndonos al año 2020, lo que hemos dicho con claridad frente a otras etapas es que vamos a pelear por que la pérdida de ingresos que produce esta crisis, busquemos mecanismos para compensarla, con la intención, con la voluntad política de no recortar servicios públicos, de no recortar inversiones, de no recortar en los sectores económicos y contribuir en este momento de retroceso en la economía privada con el contrapeso del sector público.

Y como tenemos un análisis creemos que acertado, ya nos gustaría ser más optimistas, nuestras previsiones es que perderemos 970 millones sobre la previsión de ingresos que hicimos aquí en diciembre y vamos a procurar compensarlos con fuentes, en primer lugar, ociosas, con los recursos del superávit, con los recursos que pudieran destinarse a atender las necesidades ciudadanas y que ahora las leyes estatales lo impiden. Por lo tanto, nuestra voluntad en las reuniones bilaterales y multilaterales con el Gobierno de España es movilizar los recursos del superávit en el caso del Gobierno de Canarias y si fuera necesario la deuda, porque no nos olvidemos de que vamos a necesitar recursos adicionales sobre las previsiones de ingresos, no solo en el año 2020 sino en el año 2021, 2022 y a lo mejor en el año 2023. Y pensemos que nuestras capacidades se tienen que organizar para responder ante una crisis que desgraciadamente impactará como mínimo durante un trienio. Ahora toca restituir, como mínimo, esos 970 millones y hay un camino, que además está en el pacto que hemos suscrito, que es claro, y es movilizar el superávit del año 2019, que ahora está comprometido en la amortización de deuda, en el plan de amortización de deuda, pero que hay que liberarlo. La Ley de Estabilidad se aplica hasta que se cambie, también en Euskadi y también en Alcorcón, porque las leyes orgánicas se aplican hasta que se cambien. Y, por lo tanto, ese superávit solo lo podremos liberar si se producen modificaciones que lo permitan. Y, por lo tanto, si lo saco del plan de amortización de deuda, tendré que endeudarme con las entidades financieras o con el Fondo de Facilidad Financiera, nos da igual; y los 500 millones del año 2018, que siguen en un limbo pero que son nuestros, que son una sentencia del Tribunal Supremo y que vamos a reclamar.

Y luego están nuestros ayuntamientos y nuestros cabildos, que también han hecho bien la tarea. Es que el 90 % de los ayuntamientos de Canarias están en estabilidad presupuestaria. Es que están en deuda cero la mayoría, que tienen recursos en los bancos, además en algún caso pagando comisiones. ¡Es que los cabildos de Canarias no tienen deuda! La mayor es la del Cabildo de Gran Canaria, 22 millones y el Cabildo de Tenerife, 8 millones. De manera que tienen recursos, recursos, producto de su buen hacer, ociosos, y a lo que estamos ayudando, colaborando... No les podemos representar, porque el Gobierno de Canarias no representa a los cabildos insulares, no los representa, tampoco a los ayuntamientos, les acompañamos pero son instituciones que tienen mayoría de edad. Hay una cosa que se llama Comisión Nacional de Financiación Local. Es ahí, por ejemplo, donde la Federación Española de Municipios y Provincias está reclamando también para las corporaciones locales un fondo no reembolsable para compensar la pérdida de ingresos y también las nuevas necesidades, y me consta que eso camina también de manera compleja, porque compleja es la realidad.

De forma, señorías, que nosotros vamos a buscar la restitución movilizando el superávit de nuestra comunidad y endeudándonos si fuera necesario y este tema parece que lo entiende el Gobierno de España y lo ha dicho el presidente del Gobierno y la ministra de Hacienda en sede parlamentaria, en ruedas de prensa y en las reuniones bilaterales.

Yo no estoy muy preocupado por que esto se resuelva en el mes de junio. Es que nosotros no tenemos problemas en el mes de junio. Nuestros problemas vendrán en el último trimestre de este año, y lo mismo les pasará a las corporaciones locales, lo mismo les pasará a las corporaciones. Yo conozco los números de las administraciones públicas canarias. Por lo tanto, busquemos una solución definitiva y una solución clara y que genere certidumbre, y en eso andamos. Y estamos colocando las piezas para resolver el tema. Y les digo con claridad: nadie ha logrado movilizar un solo euro de superávit si no es para inversiones financieramente sostenibles, ni en Alcorcón ni en Navarra ni en Bilbao, ¡en ningún sitio! Hay compromisos por escrito entre grupos políticos no reconocidos por el Gobierno; yo he escuchado a la ministra Calviño y a la ministra María Jesús Montero diciendo que no le consta ese... Sí, pero si quiere les enseño la Constitución y mire lo que se cumple.

El planteamiento es, lo importante es que nosotros estamos abriendo brecha para defender a nuestros ayuntamientos, a nuestros cabildos y al Gobierno de Canarias para restituir los ingresos para no permitir recortes. Y en ese proceso estamos y yo, que tengo algunos trienios y no me callo ni debajo del agua, creo que las cosas van bien; y cuando vayan mal, me van a oír también, aquí y fuera de aquí, pero yo creo que estamos colocando las cosas bien.

Mire, yo he aprendido muchas cosas con la experiencia, una es que me pongo en el lugar del otro cuando discuto un asunto, y yo reconozco las dificultades del Gobierno de España. El Gobierno de España va a perder este año 30 000 millones de ingresos fiscales, sin embargo, se está gastando 5000 millones en los ERTE todos los meses, además ha puesto un ingreso mínimo vital, que es fundamental, decisivo, determinante, una pata del Estado del bienestar que nos faltaba y que antes la derecha negaba y que ahora aplaude al menos provisionalmente. Un gran avance y que desgraciadamente nos vamos a beneficiar más aquí que en otros lugares, porque esta sociedad nuestra es más desigual y más injusta que otras. Y reconozco esos avances y los aplaudo y los apoyo, pero no me quita un ápice de legitimidad para exigir que nuestros ayuntamientos, nuestros cabildos y nuestro Gobierno, que han hecho bien las tareas fiscales, que han cumplido con las reglas, que tienen 4000 millones de ahorro... se movilicen para atender las necesidades de la ciudadanía, para garantizar la sanidad, la educación, los servicios sociales, las políticas de vivienda y, por supuesto, las inversiones. Y esa doble cuestión la reconocemos. ¿Hay avances y cambios que ya nos hubieran gustado en el año 2008, 2009, 2010, 2011, 2012, hasta el año 2015?, claro que sí. Allí se recortaron, aquí se puso en la calle a 4000 trabajadores sanitarios y hemos contratado a casi mil trabajadores en lo que va de año. No va a haber recortes en sanidad porque vamos a pelear por que no haya recortes.

Y han surgido -y acabo-, porque lo preguntaba la compañera socialista, los 16 000 millones. Este es un fondo que nada tiene que ver con la financiación autonómica, este es un fondo que el Gobierno ha puesto sobre la mesa para compensar el exceso de gasto promovido por la crisis sanitaria y, a partir de ahí, el impacto en el sector público. Este fondo está esencialmente escorado hacia la compensación de los gastos sanitarios y hemos logrado corregirlo, porque nosotros tuvimos menos impacto asistencial que otros. Cierto es que el impacto asistencial solo se ha medido en el ámbito hospitalario, no se ha tenido en cuenta la atención primaria, y sobre eso tengo una opinión precisa, pero no me da tiempo. Y que al final, con este fondo que va a aprobar el Consejo de Ministros el día 16, y que luego va, señorías, al parlamento español a tramitarse por ley, y ahí tenemos una gran oportunidad, los que creamos que ese fondo es insuficiente vamos a pedir que mejore, y yo tengo algunas ideas. Por lo tanto, este fondo mejora sobre lo inicial, pero a mí me sigue pareciendo insuficiente. A mí siempre me parecen insuficientes las cosas que necesita Canarias y que exigimos a Madrid, a Bruselas.

Pero lo más importante: estamos en el buen camino...

El señor PRESIDENTE: ... y lo que quiera.

El señor VICEPRESIDENTE DEL GOBIERNO Y CONSEJERO DE HACIENDA, PRESUPUESTOS Y ASUNTOS EUROPEOS (Rodríguez Rodríguez): Una comisión bilateral... (risas del orador), una comisión bilateral que estamos articulando la Administración General del Estado y nosotros para hablar de este asunto, para concretar la salida, pero ya les digo, señorías, que creo que vamos a conseguir movilizar nuestros ahorros, que ese derecho es de los ayuntamientos, de los cabildos y del Gobierno, que ahora no hay argumentos para decir que no, que ahora existe necesidad ineludible para compensar las pérdidas y para atender las nuevas necesidades y que, afortunadamente, esa buena gestión de los últimos años ahora se convierte en un instrumento útil para defender los intereses de la mayoría. Y que vendrá el año 2021, 2022 y 2023, y ahí exigiremos, estamos exigiendo ya -lo dice el pacto también-, planes diferenciados para Canarias, porque nuestra crisis social y económica es peculiar, es distinta, es más intensa, y el presidente del Gobierno de España y la presidenta de la Comisión tendrán que entender que esta tierra necesita respuestas singulares, diferenciadas, intensificadas, porque la crisis aquí, desgraciadamente...

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Rodríguez.

Señorías, teniendo en cuenta las modificaciones que ha sufrido el orden del día a lo largo de este día, de esta sesión, porque se han retirado algunas comparecencias, había previstas en el orden del día, además, también las comparecencias acumuladas de la consejera de Asuntos Sociales, que han sido retiradas, desafortunadamente no podemos continuar con la sesión plenaria, porque no existe la posibilidad, digamos, de continuar con el orden del día, debido a que estos cambios han producido que no haya disponibilidad por parte del Gobierno de continuar con el orden del día. Así que me veo en la obligación de suspender la sesión plenaria hasta las nueve de la mañana.

Antes de que se marchen, señorías, sí quisiera decirles lo siguiente. El Parlamento de Canarias ha hecho un esfuerzo importante para recuperar la normalidad en sus sesiones. Estamos en una sesión de control al Gobierno que me parece que tiene la suficiente importancia y entidad como para que intentemos apurar los tiempos y las sesiones lo más posible. Somos comprensivos, flexibles con las agendas, con las necesidades, siempre lo ha sido el Parlamento de Canarias, pero les pido, por favor, un poco más de rigurosidad a la hora del desarrollo de las sesiones plenarias por parte de todos. Lo hago como reflexión, porque esto ha sido hoy un esfuerzo importante para recuperar la normalidad del pleno y creo que se merecía al menos que hoy, que era la primera sesión plenaria de control, pudiéramos continuar la sesión al menos con una comparecencia, con una iniciativa... (ininteligible).

Repito, los portavoces, las portavozas, la Mesa, es comprensible con las agendas del Gobierno, con las iniciativas de los grupos parlamentarios, con las necesidades, pero también les pido un esfuerzo, porque hoy estamos, como digo, en esta nueva modalidad de pleno del Parlamento de Canarias, que ha requerido de un trabajo importante de modificación del Reglamento y un trabajo importante, técnico, para que pudiera funcionar y es una pena que tengamos que levantar, suspender la sesión a las diecinueve diecisiete de la tarde. Como reflexión de la presidencia del Parlamento.

Se suspende la sesión plenaria hasta mañana a las nueve de la mañana.

(Se suspende la sesión a las diecinueve horas y diecisiete minutos).

Más información
Otros formatos
  • Formato PDF Formato PDF
Iniciativas tratadas
  • 10L/C/P-0354 Sobre Del Sr. vicepresidente y consejero de Hacienda, Presupuesto y Asuntos Europeos, sobre el impacto en el presupuesto autonómico para el año 2020, a consecuencia del COVID-19.