Diario de Sesiones 34/2020, de fecha 10/6/2020
Punto 2

10L/C/P-0319 COMPARECENCIA DEL SEÑOR CONSEJERO DE SANIDAD, SOBRE LA EVOLUCIÓN DE LA CRISIS SANITARIA A CONSECUENCIA DE LA PANDEMIA DEL CORONAVIRUS Y DE LA DECLARACIÓN DEL ESTADO DE ALARMA PARA LA GESTIÓN DE LA SITUACIÓN DE CRISIS SANITARIA OCASIONADA POR EL COVID-19, A PETICIÓN DEL GRUPO PARLAMENTARIO NACIONALISTA CANARIO (CC-PNC-AHI).

El señor PRESIDENTE: Continuamos con la siguiente comparecencia, también del consejero de Sanidad, sobre la evolución de la crisis sanitaria a consecuencia de la pandemia del coronavirus y de la declaración del estado de alarma para la gestión de la situación de la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, a petición del Grupo Parlamentario Nacionalista.

Tiene la palabra, señor Estébanez.

El señor DÍAZ-ESTÉBANEZ LEÓN: Gracias, señor presidente.

Señorías, señor consejero, bienvenidos a estos encuentros en la tercera fase. Encuentros que ya hemos tenido con anterioridad, estamos ya en la tercera fase, pero es una tercera fase, además, que tiene una connotación también, en parte, de ciencia ficción. De ciencia ficción sobre todo en parte del relato que ha intentado vender este Gobierno en algunos casos.

Y mire, ya si ponemos el detector de inexactitudes que usted ha sugerido en la primera intervención, bueno, sería, una lástima porque quizás cuando hable algún miembro del Gobierno no seríamos capaces de distinguir entre el ruido y el pitido. Pero le digo una cosa, este relato un poco de ciencia ficción empieza sobre todo con ese relato triunfalista de la gestión de la crisis sanitaria por parte del Gobierno. Y, por cierto, cuando ha hablado de la interinidad con la que pretende acabar este Gobierno sería bueno que empezaran por acabar con la interinidad del propio Gobierno: tienen una tasa del 20 %, dos de sus diez consejeros están interinos, no estaría mal empezar por ahí. Pero mire, este relato triunfalista, insisto, empieza y se cae de maduro con dos primeros argumentos. Primero, la dimisión de dos consejeros, dos consejerías, de este Gobierno, no dos cualquiera, ¿eh?, con todos mis respetos, no es el área de consumo y de relaciones con las Cortes; Sanidad y Educación. Sanidad y Educación. Los dos pilares básicos de un Estado social han tenido que dimitir en esta crisis sanitaria, y no ha caído el tercero, el de Asuntos Sociales, bueno, porque la aritmética parlamentaria les dejaría cojos para mantener el Gobierno, si no también hubiera caído. Luego, no nos vendan ese relato triunfalista, que, además, tiene una segunda parte, que es el porcentaje de contagios en el personal sanitario.

Usted no puede venir aquí con la santa paciencia de decirnos que no está demostrado que la falta de material tuviese algo que ver con el altísimo porcentaje de contagios en el personal sanitario. Usted viene aquí y nos cuenta que no hay evidencias de eso, no hay evidencias de por qué en Tenerife hay más contagios que en el resto de las islas, no hay evidencias científicas de nada, pero no nos da nunca una razón, una causa, una conclusión de nada de lo que ha ocurrido. ¿Qué hemos tenido, mala suerte? ¿De verdad? Se han contagiado más sanitarios en Canarias porque hemos tenido mala suerte. No es verdad. También es verdad que no hemos tenido mayor tasa de contagios en Canarias, en personal sanitario que en el resto del Estado. Miente, entre otros, el señor Simón cuando da esas cifras a nivel nacional. Pues nada, pa usted la perra gorda. Tampoco pasa nada, no pasa nada.

Pero, mire, usted, que es un consejero provisional, accidental, viene sin voluntad de poner remedio a lo que es más importante y venimos diciendo desde hace mucho tiempo, que es que hay que poner en marcha un sistema de previsión de recuperación del sistema sanitario más allá del COVID. En este escenario post-COVID tenemos que buscar cómo recuperar esos daños colaterales en otras enfermedades, en movilidad, en psicología, en dermatología, en geriatría, en un montón de aspectos donde se ha agravado una situación que previamente era terrible y no olvidemos de dónde venimos, que tras cuatro semestres seguidos de mejora en listas de espera en esta comunidad autónoma, en el primer semestre que ustedes gobernaron aumentó esa lista de espera y, claro, usted llega ayer en otra comparecencia y dice que no, que durante esta crisis no han aumentado las listas de espera, ha aumentado el tiempo medio de espera. Hombre, ya descubrió la pólvora, claro que no ha aumentado la lista de espera. El aluvión vendrá ahora que ha terminado la crisis sanitaria por el COVID o que está terminando. ¿O toda esa gente de la lista de espera ha desaparecido por arte de magia? De verdad, don Julio, es que usted cuenta unas cosas que no es que pite su detector de inexactitudes, es que son ciencia ficción en unos encuentros en la tercera fase.

En cuanto al reconocimiento del personal sanitario y auxiliar, en fin, aquí se ha dicho en varios intervinientes ese agradecimiento porque se ha concedido el premio Princesa de Asturias en el Estado. Nosotros propusimos que el Premio Canarias se diese al personal sanitario y auxiliar, y ustedes no lo hicieron, prefirieron diluir entre toda la sociedad canaria. Claro, si tú premias a todos en realidad no premias a ninguno, queda un premio fantasma -que, por cierto, tampoco ha sido publicado- y no eres capaz de hacer ese reconocimiento específico en la lucha al... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional). Gracias.

¿Por qué?, ¿porque no había sido idea suya? Porque ustedes se olvidaron, incluso, de convocar el jurado del Premio Canarias, ni siquiera la medalla de oro. Mire, si el reconocimiento al personal sanitario se ejemplifica en la puñalada trapera que han dado ayer, en el Hospital Universitario de Canarias, al servicio de Urgencias es que usted, efectivamente, no es que sea interino, es que es accidental y cuanto antes deje paso a alguien que sepa un poco del tema, mucho mejor para todos.

Gracias, señor presidente.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Estébanez.

Señor consejero, adelante.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD, por suplencia, el señor CONSEJERO DE ADMINISTRACIONES PÚBLICAS, JUSTICIA Y SEGURIDAD (Pérez Hernández): Con venia, señor presidente, señorías, señores diputados.

Yo había preparado una intervención para describir el impacto, que es lo que dice la solicitud de comparecencia, el impacto de la epidemia, de la pandemia en Canarias. Tendría que contestar, señor Estébanez, un par de cosas, no solo las que se refieren a mí, yo no le... no diré que no le simpatizo porque esa palabra no es la adecuada, pero desde que llegué aquí ironizó acerca de la renovación, yo creo que si toda la renovación que significaba el Gobierno era incorporarme a mí... Claro, la diferencia entre usted y yo es que yo salgo de la política, voy y vuelvo, salgo, vuelvo y ahí hay alguna renovación; usted no ha salido nunca de la política -permítame un comentario personal, puesto que usted habla de mí-, yo no recuerdo verle trabajando en ningún sitio que no sea donde le ha puesto su partido. Sí, sí, sí (ante las manifestaciones del señor Díaz-Estébanez León), también soy desmemoriado, también soy desmemoriado. Yo lo digo porque me agrede usted y al menos me debe dar un turno de defensa, luego podrá usted, me imagino, replicarlo, ¿no?

De triunfalismo nada, ¿eh?, en absoluto; autocrítica, como nos pedían antes, la hacemos a diario. Lo que ocurre es que lo que pueden ser triunfalistas, que yo no pretendo que lo sean, son los datos, datos que nuestra comunidad autónoma desde hace dos meses publica a diario tres veces al día, la única comunidad autónoma que publica los datos con esa periodicidad, la única comunidad autónoma que publica la carga asistencial. Si usted entra ahora en su móvil puede enterarse de cuánta gente está ingresada en los hospitales de Canarias, cuántas en camas críticas, cuántos COVID, cuántos no COVID. Y si esos datos los compara con otras comunidades autónomas, verá que son mejores, y si ve usted cómo ha evolucionado el plan de desescalada, verá que estamos mejor, pero, desde luego, de ninguna manera gracias a este consejero, por supuesto, pero seguramente gracias al sistema sanitario y a la suerte y al impacto menor que ha tenido la enfermedad.

Yo lo que digo sobre las mascarillas, señor Estébanez -y voy deprisa-, es que no está demostrado que esa sea la causa. Y vuelve usted a preguntarme si yo tengo alguna explicación sobre la diferencia entre Tenerife y Las Palmas, no la tengo, ¡no la tiene nadie! No hay una explicación... ¡mentira!, la tiene usted, que siempre dice "no saben, no nos contestan, no tal". Luego usted viene y me dice "mire, aquí está la explicación científica", y yo como es natural la trasladaré a los equipos. Pero, quitándolo a usted, que sabe de esto, yo, como dice usted, no sé. Vendrá alguien que sepa, alguien como usted, que sepa. Nadie ha demostrado que eso sea verdad.

¿Cuál ha sido la evolución de la pandemia? En cuatro minutos es difícil resumirla, porque ha habido una evolución de la propia enfermedad, caso de La Gomera, caso de Adeje, pandemia que se declara el 13 de marzo, contención de los contagios, recuperación de la normalidad, fases de la desescalada.

¿En qué punto estamos? Estamos en el punto de iniciar el regreso a una especie de normalidad -no creo que debamos llamarla así, pero, en fin, así la llamamos todos- que se regirá por el decreto ley que se ha publicado en el boletín de hoy, y en el cual, como yo decía ayer, queremos mantener la capacidad asistencial, queremos recuperar la actividad ordinaria, ya estamos en eso. Los datos de las listas de espera si quiere se los doy, yo no me los invento, el número, por más que usted sonría y que ironice, el número de las personas que están en listas de espera son... es el yo le dije ayer. Y ayer le dije "no debemos tomar estos datos como definitivos", porque va a haber, probablemente, una corrección, pero también usted oye lo que quiere o lo que le gusta o lo que conviene a su discurso.

Que quizás la gran diferencia, me parece a mí, al menos entre usted y yo, no quiero decir que su grupo, porque he oído otras intervenciones. A mí me da la impresión de que a usted le gusta decir que las cosas van mal, y yo prefiero poner en primer plano los argumentos para la esperanza, lo que no me impide desear que se corrijan las deficiencias.

Bien, pues, junto a estos dos elementos de mantenimiento de las capacidades y de recuperación de la actividad ordinaria, queremos mantener una búsqueda activa de posibles contagiados y mantener una atención a las personas especialmente vulnerables, entre ellas los sanitarios, y también a los turistas.

Por lo que se refiere a la población, en la fase previa se produjo un impacto muy localizado, La Gomera, el hotel de Adeje. Después se produjo el confinamiento, el confinamiento se cumplió, se contuvo el crecimiento de la enfermedad. La Administración, en general, perdón, redujo su actividad, la Administración, me refiero, porque yo, llevado de la formulación de su solicitud de comparecencia, había preparado una exposición general. Y desde hace ya quince días se ha producido una recuperación, en parte, de la actividad presencial, y una adaptación de los espacios.

Donde se ha producido un enorme impacto, casi mayor ya que en el sanitario, es en la economía: la reducción del PIB y la reducción de la recaudación tributaria, así como el aumento del gasto público, gasto público adicional, dedicado específicamente a atender la enfermedad, ha sido enorme, aunque esperamos recuperar una parte con las ayudas del Estado y de Europa.

¿Cuál es nuestro plan ahora? Yo lo resumo, antes intentaba encontrar unas palabras para contestar de un modo claro a la señora Espino y a los anteriores. Yo creo que hay que convivir con el virus de aquí a que aparezca una vacuna, a que se sepa, no nos quedará más remedio que convivir con el virus. En menor medida que en otros sitios, no lo tome como triunfalismo, mire los datos, están tres veces al día, compárelos; con mayor preparación que tenemos ahora, con mayor entrenamiento y con mayor conocimiento. Y como dije antes, y no me resisto a decirlo, porque creo que no solo es un sentimiento sino que también debe ser un proyecto político, con mayor esperanza; mayor esperanza porque nuestras capacidades, las capacidades del Gobierno, las capacidades de la población, las capacidades de la industria turística, las capacidades de los trabajadores sanitarios, las capacidades de este Parlamento, nos permiten tener fundamento para la esperanza, lo que no significa -me parece que fue la señora Barreto, no la veo, la que lo dijo antes- que no debamos mantener íntegramente la tensión en el sistema sanitario y en la sociedad y en el Gobierno para, si se produce un rebrote o un repunte de la enfermedad, poder atenderlo como es debido.

Pero ese es nuestro planteamiento, que intenta huir de todas esas cosas que el señor Estébanez nos reprocha, del triunfalismo, de la falta de autocrítica, de la pasividad, de la interinidad, de los contagios de los sanitarios, que... datos todos ellos que no se corresponden con lo que se publica en los periódicos, con lo que se publica en las revistas especializadas y con lo que está al alcance de cualquiera que quiera informarse.

Yo les invito a todos, y si él me lo permite, con mucho respeto, también al señor Estébanez, a que sea él el que cambie su discurso, quizá no su grupo, sino él personalmente, y no se complazca en la ironía de la puñalada trapera o del... sino en el hecho de que la enfermedad ha tenido menor impacto y hemos sabido contenerla, entre todos, no el Gobierno, en mayor medida que en otros lugares del territorio nacional y del mundo.

El señor PRESIDENTE: (Sin micrófono).

El señor CONSEJERO DE SANIDAD, por suplencia, el señor CONSEJERO DE ADMINISTRACIONES PÚBLICAS, JUSTICIA Y SEGURIDAD (Pérez Hernández): Esta vez no hizo falta, no, no.

El señor PRESIDENTE: ¿Ha terminado?

El señor CONSEJERO DE SANIDAD, por suplencia, el señor CONSEJERO DE ADMINISTRACIONES PÚBLICAS, JUSTICIA Y SEGURIDAD (Pérez Hernández): Sí, señor.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor consejero.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD, por suplencia, el señor CONSEJERO DE ADMINISTRACIONES PÚBLICAS, JUSTICIA Y SEGURIDAD (Pérez Hernández): Gracias, señor presidente.

El señor PRESIDENTE: Muy amable.

El turno para los grupos no proponentes. En este caso, Grupo Mixto. Señora Espino.

Adelante.

La señora ESPINO RAMÍREZ: Gracias, presidente.

Hoy toda Canarias ya está en fase 3, que es la última fase de la desescalada, y hemos llegado hasta aquí con 161 fallecidos y 2379 contagiados, de los que 1 de cada 4 es personal sanitario, ¿o va a seguir usted negando este dato, señor Pérez? Son 161 fallecidos, hay a quienes les parecerán pocos en comparación con otras comunidades autónomas, a mí me parecen demasiados, demasiadas personas, y quiero trasladar a sus familiares y a sus amigos mi más sincero pésame y decirles que estamos con ellos en su dolor, y que son 161 personas importantes, que nos importan y que no vamos a olvidar. 19 de los fallecidos son mayores que se encontraban en residencias, hay a quienes le parecerán pocos, a mí me parecen demasiados; mayores que se fueron sin poder tener al lado a sus seres queridos. 2379 contagiados, hay a quienes les parecerán pocos, a mí me parecen demasiados, sobre todo si has hablado con alguno de los contagiados de coronavirus durante estos días, como he hecho yo, y te cuentan cómo han permanecido en casa sin atención médica y sin poder recibir tampoco los cuidados de ningún familiar; personas que han perdido en un mes incluso 12 kilos. 2379 contagiados, hay a quienes les parecerá pocos, a mí me parecen muchos cuando 1 de cada 4 es personal sanitario y te dicen que tienen que volver a sus trabajos sin que se les haya realizado un segundo test para descartar que ya no son portadores del virus. Todo esto no puede volver a ocurrir, señor Pérez. He hablado yo personalmente con los sanitarios a los que se les decía que tenían que volver a trabajar catorce días después sin realizárseles un segundo test para comprobar que ya no eran portadores del virus.

Estamos ya en la fase 3, es la última fase y seguimos sin saber por qué en la isla de Tenerife se dispararon los contagios y las muertes. Sería importante saberlo para evitar que se vuelvan a dar las circunstancias que originaron que la isla de Tenerife haya sido la isla más afectada. Tenemos que tener esa información para poder evitar que vuelva a ocurrir, señor consejero. ¿Va a encargar el Gobierno de Canarias algún tipo de estudio para tener una respuesta?

Como digo, ya estamos en la última fase y, señores del Gobierno, hasta ahora todo parece indicar que hemos tenido una menor incidencia del virus por nuestro aislamiento natural como islas, nuestra lejanía, pero ese aislamiento va a empezar a dejar de existir porque ya estamos empezando a recuperar la conexión entre islas y con el exterior. Por tanto, señores del Gobierno, no tengan prisa, no es importante llegar los primeros, lo importante es hacerlo bien, no dar pasos atrás, porque el coste en vidas humanas y también para la recuperación económica, si damos pasos hacia atrás, serían realmente dramáticas. Hay que caminar con (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional)... hay que caminar, señor consejero, con pasos firmes pero no correr por peligro, porque nos podemos caer, así que no nos confiemos en esta última fase de la desescalada.

Gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señora Espino.

Don Jesús, su turno.

El señor RAMOS CHINEA (desde su escaño): Muchas gracias, señor presidente. Muy buenos días. Y buenos días también al resto de diputados y diputadas.

Yo quiero empezar mi intervención, señor consejero, pues, agradeciéndole a todos los sanitarios el trabajo que han realizado y que siguen aún realizando; también a la consejería, por supuesto, con sus aciertos, sus fallos, pero he de reconocer que, por ejemplo, pues, esa aplicación en la web de la consejería me parece excepcional, que nos mantiene con datos verídicos y fiables al día. También agradecer, por supuesto, a la anterior consejera, también, su labor al principio de esta pandemia; y, por supuesto, también a uno de los diputados que ha estado al frente en primera línea, como es el señor Ponce. Todo mi agradecimiento hacia ellos.

Señor Díaz-Estébanez, yo no, bueno, al contexto viene perfecto, Encuentros en la tercera fase, pero a mí esto me parece más bien La guerra de las galaxias, por no cambiar de género, porque cada uno vive en su propia galaxia, parece que al señor consejero le ha tocado el papel de Luke Skywalker porque va todo el mundo contra usted, pero, bueno. Pero la realidad es que, sanitariamente, hemos estado mejorando, gracias a Dios, pues, hoy en día solo tenemos 5 casos que permanecen en la UCI, 123 casos activos, de los que 19 están hospitalizados y el resto sigue en vigilancia médica en sus casas. Es de lamentar las 161 muertes que han quedado por el camino, todas mis condolencias para esas familias en mi nombre y en nombre de mi grupo. Es verdad que aunque hubiese sido solo una muerte, pues, ya era lamentable y algo trágico, pero creo que nadie estaba preparado, no solo Canarias tampoco lo estaba el Estado, tampoco ha estado la Unión Europea, tampoco estaba Estados Unidos, la propia China tampoco, en fin, es una pandemia a nivel global que nos ha cogido a todos prácticamente con un desconocimiento absoluto hacia este virus. Por lo tanto, cuando desconocemos algo lo peor que podemos sentir es esa incertidumbre.

Por tanto, a mí me alegró ayer escucharle, señor consejero, y saber que hay un plan para un posible rebrote, no sabemos si va a venir, pero hay ya un plan. Usted hablaba, por ejemplo, del mantenimiento de la capacidad asistencial -algo esencial-, la capacidad para pruebas PCR, también un seguimiento de rastreo y algunas medidas más que ahora no recuerdo. Por lo tanto, cuando existe esa incertidumbre y, por lo tanto, desconocemos cómo puede evolucionar un virus nuevo, y, por tanto, es desconocido, lo mejor es tener prudencia y sobre todo escuchar a los profesionales, creo que ellos son los que mejor nos pueden prevenir antes una situación así. Y, por supuesto, también, de alguna manera, agradecer a todos esos sanitarios, que estuvieron ahí al pie del cañón en primera línea, y ahora debemos, de alguna manera, recompensarlos, bueno, ni siquiera podemos llamarlo recompensa porque son méritos que ya tienen y, como ya hablamos en la anterior comparecencia, reconocerles y consolidarles esos empleos, algo que necesitan para su propia estabilidad, y como usted ya nos comentó en esa anterior comparecencia.

Es verdad que son 17 000 y las plazas convocadas son muchísimas menos, unas ocho mil, pero, como usted muy bien dijo, hay que buscar alternativas para poder meterlos a todos y cada uno de ellos, y que, en un futuro, Dios no lo quiera y no venga ese rebrote, puedan cuidar de nosotros y sobre todo de nuestros mayores, que son quienes más han sufrido esta pandemia.

Muchísimas gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, don Jesús.

Turno para el Grupo Parlamentario de Sí Podemos Canarias, señora Del Río.

La señora DEL RÍO SÁNCHEZ: Qué bien huele cuando viene uno aquí, ¿eh?, siempre todo tan limpito, da gusto.

Vamos a hablar de nuevo de este tema que nos preocupa tanto como es la sanidad, pero yo no quiero volver a caer en el pasado ni voy a hacer una lista de reproches de cómo se pudieron hacer las cosas; quiero agradecer lo que se ha hecho bien y quiero pensar en cómo lo podemos hacer mejor en el futuro. Y para agradecer lo que se ha hecho bien, yo quiero agradecer a una persona que está aquí también que fue nuestra consejera de Sanidad, a Teresa Cruz Oval, porque yo creo que hizo un excelente trabajo y nosotros lo queremos hacer constar así, hay quien piensa que no y tiene derecho a decirlo, pero las que pensamos que sí y que hizo un trabajo en defensa de la sanidad pública por la que nosotras apostamos queremos también reconocérselo.

Esta crisis ha puesto de manifiesto lo importante de defenderla y de cómo tenemos que trabajar para que no nos pase lo que afortunadamente en Canarias ha tenido nombres y apellidos de 161 personas, pero no ha llegado a ser, bastante trágico pero no tanto como en otras comunidades. Hablemos, pues, de lo que podemos hacer para que, de nuevo, en esta nueva temporada, esa nueva normalidad extraña en la que estamos no nos vuelva a pasar o no nos pasen cosas peores.

Tenemos mucho trabajo por delante y queremos que esta crisis, además, el futuro, cómo lo vamos a aplicar, es decir, cómo la seguridad sanitaria en todos los ámbitos, en todas las edades, desde la edad escolar de 0 a 3 años, desde las residencias de mayores, cómo vamos a conciliar seguridad sanitaria con la vuelta a la vida normal, y ahí tenemos un reto en el que yo invito a todas las fuerzas políticas que están aquí, no solamente al Gobierno, a pensar de qué forma lo podemos hacer mejor, cómo vamos a conciliar, cómo nuestras niñas y niños van a entrar a la escuela, qué cosas vamos a poner en marcha. Se me ocurre recuperar iniciativas que ya tenemos aprobadas y que pueden ser muy interesantes a nivel municipal, que además se han aprobado ya en muchos sitios, en muchos municipios, dentro de la red canaria de islas y municipios, que es la propuesta de un servicio municipal de salud escolar. Esto es una propuesta que está aprobada y que podría... es la ocasión de poner en marcha. Saben que en el ayuntamiento, igual que aquí en el Parlamento, se aprueban proposiciones no de ley o mociones que a veces se guardan en una gaveta y no se cumplen.

Creo que es el momento de poner en marcha todas las cosas que tengan que ver con la prevención, con la salud, porque tenemos que ayudar también a ese profesorado que no tiene por qué ser especialista y que está aprendiendo, como todo el mundo, a marchas forzadas, a darles un poquito de seguridad. Esta es una figura que puede ser importante. Tenemos que seguir pensando... Ahora vamos a presentar, próximamente la vamos a registrar, una proposición no de ley llena de medidas para empezar a trabajar a partir de ahora, a actualizar el mapa sanitario de Canarias con la finalidad de adecuarlo a la población actual y a sus necesidades sanitarias, adecuar nuestras infraestructuras, establecer plantillas necesarias para adecuarlas al resto de personal sanitario y no sanitario en la actual red de atención primaria y en las unidades de salud mental comunitaria, que es muy importante y van a jugar un gran papel ahora, y aumentar la inversión pública para la formación permanente de las profesionales y los profesionales sanitarios.

Planes de acción... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional)... para la proposición no de ley, pero que espero que podamos poner en marchas.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señora Del Río.

Turno para el Grupo Parlamentario de Nueva Canarias.

La señora DOMÍNGUEZ HORMIGA (telemáticamente, desde fuera de la sede): Esta comparecencia viene en relación, efectivamente, a la evolución del coronavirus y sus circunstancias y sus efectos sanitarios, pero permítanme hacer una salvedad, porque el inicio del proponente ha estado muy relacionado, prácticamente toda su intervención, al carácter de interinidad o de carácter accidental del señor consejero, y un poco cuestionando sus acciones en función de si tiene ese carácter y la necesidad del nuevo nombramiento. Yo creo que las acciones del señor consejero, haya sido de forma interina o accidental, como decía el señor Estébanez, han sido más que acertadas, y permítame una puntualización: el hecho de que sea accidental o interino, como usted quiso señalar en su intervención, un trabajador accidental en caso, la ley lo que se refiere es a aquellas personas suficientemente capacitadas para ejercer excepcionalmente sus funciones. Así que creo que esta cuestión no se debe debatir más, tenemos un señor consejero, está haciendo sus funciones, y el hecho de que esté interino o, con ese juego de palabras, "accidental" yo creo que no es merecedor de muchas más intervenciones.

Entrando directamente en el caso que nos ocupa. Creo que la situación de excepcionalidad ha creado como consecuencia una serie de acciones que deberían quedarse también ancladas en el tiempo y debemos aprender de estas situaciones. Ha permitido que parte de la sanidad se lleve a cabo mediante teletrabajo, ha permitido que haya teleasistencia sanitaria, asistencia telefónica -yo creo que eso es una nueva herramienta que tenemos que utilizar-, ha permitido también que se visualice mucho más las circunstancias las condiciones del sector sanitario, ha copado los medios de comunicación durante los últimos meses y sus reivindicaciones, que ya estaban vivas antes del tema del COVID, se han reactivado y ha reconocido la complicidad de la sociedad. Yo creo que esto es (ininteligible) positivo que tenemos que reforzar.

También otra de las conclusiones que tenemos que llevar a cabo es que es necesario que aquellas entidades públicas, cabildos, ayuntamientos, que han aportado, también, presupuestariamente en materia sanitaria, sin tener competencias para ello, se vean amparadas por algún mecanismo legal, para que no tengan que buscar artificios y artilugios para poder disponer en materia sanitaria.

Otra de las conclusiones que tenemos que valorar es la necesidad de reforzar la atención primaria, que ha cogido el relevo en materia asistencial hospitalaria y ha sido una figura y será una figura importante para lo que es la contención y el seguimiento epidemiológico.

Y la necesidad, también, de tener una retaguardia, una estructura técnica que pueda tomar decisiones autónomas.

En materia de gestión de recursos humanos, la necesidad de flexibilizar y disponer de movilidad de los sanitarios, también yo creo que es otra de las medidas que tenemos que tener en cuenta.

Aprender de esta situación y mirar para el futuro, porque son muchos los retos que se nos plantean todavía.

Muchísimas gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señora diputada.

Turno para el Grupo Parlamentario Popular, señor Ponce.

Adelante.

El señor PONCE GONZÁLEZ: Gracias, señor presidente.

Señor Pérez, no puedo tolerar más que diga que las mascarillas no han tenido una influencia en los contagios de los sanitarios de Canarias. De verdad, no se lo puedo tolerar. Si usted cree que eso es así, ponga el estudio en marcha. ¿Por qué no lo hace?

Entonces, ¿para qué llevamos mascarillas nosotros aquí?, ¿para qué la OMS recomienda mascarillas?, ¿para qué mantenemos la distancia física? ¿Quiere estudios? Mírelos (mostrando un móvil a la Cámara): New England Journal of Medicine, la revista de más prestigio internacional, "Coughing and Aerosols". ¿Sabe lo que dice este estudio? Que la distancia de seguridad -mire- debe de ser dos metros; han analizado muchos pacientes que estornudan y que tosen, y que la mejor medida es, evidentemente, sentido común, una barrera física, la mascarilla. Yo he estado más de una semana con la misma mascarilla en el hospital. Y eso usted no me lo va a negar. Eso es evidencia, porque lo digo yo.

De verdad, no lo entiendo, señor Pérez, de verdad, yo le tengo a usted mucho respeto. No entiendo cómo dice usted que el comité de expertos de COVID de Canarias dice que las mascarillas no han tenido nada que ver. De 2400 PCR, 600 sanitarios positivos. Pero, señor Pérez, ¡de verdad! La autocrítica es buena.

Mire, le voy a dar ejemplos. Yo voy a hacer autocrítica. Yo, igual que muchos sanitarios, me equivoqué cuando dije que el virus se parecía al de la gripe. No pasa nada, lo digo: me equivoqué. Los resultados de China no eran concluyentes. Y, luego, el 10 de marzo le dije a la señora Cruz, aquí, en el Parlamento, que las cosas estaban cambiando. Me acuerdo de hablar con el señor Torres -él puede dar fe- cuando le dijimos, del Partido Popular, "suspenda los carnavales de Maspalomas". Lo recuerdo perfectamente.

Los sanitarios lo han escrito. Mire, tengo aquí un comunicado de ellos, de la plataforma, 2 de mayo: después de que los responsables públicos, a pesar de las advertencias de las agencias mundiales de la ONU, demoraran más de lo recomendable la toma de decisiones del confinamiento, estalló el COVID-19. Nosotros, los sanitarios, nos vimos desprotegidos, no teníamos mascarillas, nos vimos desbordados en los centros de salud, en las plantas de infecciosos, en urgencias. Los médicos tuvimos que ir organizando cada servicio como bien pudimos. Tampoco se nos protegió adecuadamente y se nos puso en peligro nuestra salud.

Es el comunicado de la plataforma, no se lo estoy diciendo yo.

El Partido Popular, mire, ahora me alegro, hemos presentado otra PNL hablando de las mascarillas. Le hemos pedido, incluso, que las financien. La gente las está reutilizando porque a veces no las pueden comprar, porque el precio es elevado y el mercado está tensionado.

El señor Román Rodríguez dijo en el mes de marzo que había sido un error centralizar la compra de mascarillas en Madrid. Estuvimos todo el mes de marzo sin mascarillas, señor Pérez, casi todo el mes de marzo... Vale, bien, vale. Pero oiga, es que, vamos a ver, es que ese fue el mes... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional).

¿Y ustedes no van a hacer autocrítica? Usted viene aquí y dice que no, que no, que las mascarillas no han tenido nada que ver en el contagio de los sanitarios. Señor Pérez, usted lo ha dicho aquí, lo ha repetido en numerosas ocasiones, por Dios, no me diga que no, por favor. De verdad, entiéndame, entienda mi indignación, es que yo estoy ahí, es que yo estoy viviendo, es que lo veo.

Yo iba a hacer una intervención, pero es que, de verdad, se me ha ido... yo, mire, lo último que le voy a decir, y como profesional sanitario: todo el mundo sabe que va a venir un posible próximo rebrote en otoño-invierno, que probablemente se va a juntar con el virus de la gripe. Señor Pérez, por favor, usted o el que venga, no más errores. Preparemos todo. El virus parece que ha atenuado un poco su contagiosidad, eso parece, el verano nos está ayudando, pero el virus puede volver a producir un rebrote importante en invierno. No más errores, por favor.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Ponce.

Turno para el Grupo Parlamentario Socialista, señor Marcos Guillén.

El señor HERNÁNDEZ GUILLÉN (telemáticamente, desde fuera de la sede): Buenos días de nuevo, señorías, gracias, presidente.

Algunos dicen que hemos entrado en los encuentros de la tercera fase, yo algunos creo que lo que no han pasado es la primera fase intelectual y por eso lanzan ese tipo de diatribas en la tribuna. Acabo de escuchar al señor Ponce y la verdad es que hemos venido a hablar de la evolución de la pandemia y solo se ha circunscrito al tema de las mascarillas, ni que esto no hubiese pasado o estuviese relacionado con otro tipo de situación.

Pero lo más grave de todo esto, señor Pérez, es que algunos se han dado cuenta, ahora, a esta altura, dos meses y medio después de usted tomar posesión del cargo, y una vez que el presidente del Gobierno anuncia, ayer por la mañana anuncia, que en breve se nombrará al nuevo consejero, es cuando algunos se acuerdan de su integridad. De verdad, cierto que es que argumentos para no hablar de lo que hay que hablar hay de todos los gustos.

En todo caso, señor consejero, es la cuarta comparecencia que llevamos sobre este asunto, sobre el COVID-19, y, en todo caso, el primer mensaje que el Grupo Parlamentario Socialista quiere lanzar es un mensaje de fortaleza a todas aquellas personas que, de una u otra forma, han sufrido de cerca el impacto de esta crisis sanitaria y, en el peor de los casos, con la pérdida de algún ser querido.

Habíamos dicho que, efectivamente, el caso de La Gomera de aquel ciudadano alemán, que fue el primer caso, que la... que el Gobierno de Canarias resolvió satisfactoriamente, que cuando llegó la situación dada en el hotel en el sur de Tenerife, en el municipio de Adeje, también se actuó de forma correcta y cierto es que, visto con perspectiva, aquello hubiera quedado en una anécdota, pero lo cierto, señor consejero, es que la pandemia cruzó y superó fronteras y se extendió de forma exponencial a otros países.

En la comparecencia del día 10 de marzo recuerdo que todos los grupos parlamentarios ponían en valor nuestra fortaleza, de nuestro sistema sanitario, y yo concluyo que, efectivamente, así es, y así ha sido, yo creo que gracias a eso tenemos los datos, no para presumir, pero sí para plantear la comparativa con otros lugares que sí que se han visto más afectados.

El Gobierno de Canarias, en coordinación con el Estado, inició una serie de actuaciones encaminadas a protocolizar cada una de estas situaciones y los resultados creo que, considero, que han alcanzado los objetivos propuestos, aunque la pandemia nos obliga a ser, desde luego, muy exigentes con el conjunto de recomendaciones que la autoridad sanitaria aún nos sigue planteando. Una vez declarado el estado de alarma este Gobierno puso en marcha una amplia batería de medidas, que creo que es el motivo de esta comparecencia: unificación de criterios asistenciales en la gerencia hospitalaria, planes de tratamiento para enfermos crónicos, información sobre el COVID a embarazadas y familiares, procedimiento de derivación de pacientes COVID a hoteles sanitarizados, servicio de apoyo psicológico, medidas de contención y reunificación de información y algunas otras propuestas que el consejero también ha ido planteando.

Se establecieron medidas, también, en esta nueva fase de normalidad en la que nos encontramos, basadas en la reversión gradual de la asistencia... asistencial y, por tanto, en buscar, de nuevo, esa normalidad a todos los niveles de la actividad asistencial.

Me gustaría también, señor consejero, que una vez superada esta fase de normalidad nos indicase, porque usted ayer apuntaba algo en este sentido, espero, en esta segunda intervención, tenga la oportunidad, y así también los planteaba el señor Ramos del grupo de la Agrupación Socialista Gomera, qué tipo de plan se va a establecer de cara a un supuesto rebrote. Yo, desde aquí, desde el Grupo Parlamentario Socialista, ojalá esto nunca se produzca, pero estoy convencido de que este Gobierno tendrá y será capaz de prevenir y trabajar en este sentido.

En todo caso, señor consejero, para ir finalizando, pasar de fases de la forma que lo hemos hecho en esta comunidad autónoma, con los datos tan positivos en la evolución de la pandemia, seguro que es un indicador fiable de un trabajo bien hecho y de una población que ha cumplido con responsabilidad cívica las recomendaciones de las autoridades sanitarias. Dicho esto, sé que hay un empeño manifiesto, y el señor Estébanez lo ha hecho en toda su intervención, por poner un escenario anormal, un escenario negro, con respecto a cómo ha ido evolucionando esta pandemia, a sabiendas de las dificultades que esto ha supuesto, creo que es de mérito reconocer el trabajo y la coordinación de las consejerías con el trabajo inequívoco y de responsabilidad por parte de los sanitarios, y creo que eso es un reconocimiento que la sociedad canaria en su conjunto hace. Espero que por parte... por parte del resto también lo tengan asumido de esa manera.

Muchísimas gracias, señorías.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor diputado.

Turno para el grupo proponente. Grupo Nacionalista, señor Estébanez.

El señor DÍAZ-ESTÉBANEZ LEÓN: Señor presidente, gracias.

Señor consejero, claro, usted habla de que hace autocrítica. En cuatro comparecencias que lleva -entre usted y la anterior consejera- sobre este tema no le he escuchado admitir ni un solo error, ni uno, ni el más mínimo, ¿eh? No, somos autocríticos... le he preguntado varias cosas durante varias comparecencias, ¡nunca ha admitido el menor error! En el más puro estilo de abogado lo que dice es "no hay pruebas concluyentes", "el informe no está terminado", "ya veremos sobre eso", pero ¿admitir un error?, sorpréndame y dígame uno hoy, por favor. Claro, usted dice: "es que no hay nadie que lo diga salvo usted". Hipótesis canaria (mostrando un documento a la Cámara): "la calima frenó el virus y el Carnaval ayudó a propagarlo". ¿Sabe quién lo dice? Lluís Serra Majem, Antonio Sierra, Beatriz González López-Valcárcel... En fin, alguna idea sobre esto igual tienen, ¿eh?, yo no mucha, pero... (Mostrando un documento a la Cámara) "la celebración del Carnaval en Santa Cruz favoreció los contagios". ¿Sabe quién lo dice? Don Basilio Valladares. Hombre, ignorante del todo igual no es. Quiero decir, alguien además de yo lo está diciendo. No, tampoco (ante las manifestaciones del señor consejero Pérez Hernández), lo niega, tampoco. Vale, muy bien, pues para usted la perra gorda. No pasa nada. No hay datos.

Mire, a mí no me gusta decir que las cosas van mal, este grupo político ha sido reconocido por su enorme aportación y apoyo al Gobierno en la crisis sanitaria, desde el punto de vista sanitario, económico, de aportaciones, de documentos, lo ha dicho su presidente, lo ha dicho su vicepresidente. Lo que no vamos a permitir es que nuestra aportación en positivo sea usada como coartada a sus errores. Eso no, porque no puede ser, porque haríamos un flaco favor a la democracia, porque no es posible.

Y, mire, cuando hablamos de que han dimitido dos consejerías usted no puede tragarse la especie esa que está circulando con miembros de su Gobierno, con portavoces autorizados en medios de comunicación de que es que dimitieron por presiones externas, por errores... ¿Ah, usted no lo ha leído? ¿También le traigo los titulares? Encantado. Y felicitar al anterior equipo. Mire, se lo dije una vez, admitir esa tesis de las presiones externas significa que quien puede nombrar o cesar a un consejero, que es el señor presidente, o es tonto o es débil; o es tonto porque lo engañaron o es débil porque se dejó presionar. Yo no diré nunca eso del presidente, pero es la conclusión lógica de lo que dicen algunos, especialmente de sus socios de Gobierno.

Y mire, a don Jesús Ramos, que le gusta esto de la ciencia ficción. Hombre, si nos ponemos con La guerra de las galaxias, comprenderá que más que el papel de Luke Skywalker le queda el del senador Palpatine, que luego fue el emperador. No, comprendo que a usted tampoco le suene esta referencia.

Mire, ni siquiera entraré por falta de tiempo, que no por falta de ganas, en temas tan terribles como las diferencias entre las cifras reales entre fallecidos por coronavirus y las cifras totales de fallecidos durante esta época, que no es lo mismo, porque una cosa son los fallecidos por coronavirus y otra de coronavirus. Y es que además de los que han fallecido por esta triste enfermedad hay un montón de patologías que se han agravado, incluso llevado a la muerte, porque la atención sanitaria prioritaria se ha llevado al coronavirus. No digo que sea un error, digo que hay que saber esas cifras para poner el plan de acción necesario en la sanidad de presente y de futuro. ¡Claro que usted se va!, pero el que venga aquí de consejero tiene que llevarlo adelante.

No hablaremos más sobre la evidencia sangrante de la diferencia entre islas. Tenerife tiene dos tercios de los contagiados, el doble, solo Tenerife, que las otras siete islas juntas, y usted me dice que no sabe por qué. Será mala suerte, como el contagio de los sanitarios. Mala suerte, no ha habido ningún error anterior.

En fin, lo del ridículo de los helicópteros propagandísticos. Se lo dijo el otro día mi compañero Narvay Quintero, que fue un helicóptero del GES a El Hierro para llevar una caja de 20 mascarillas, que, es que... pesa lo mismo que una caja de quesadillas. Y fue allí y lo publicitó y sacó una página entera en el periódico. O los que fueron a Lanzarote anunciando no se sabe qué, y según llegó el avión se volvió a Gran Canaria con todo el material sanitario. Mire, es que... es que no es posible.

Muestras de interinidad de este Gobierno, de usted y de su compañero aquí presente. Pero, mire, si es que hay comparecencias a las que no ha venido el consejero titular porque estaba agotado de haber comparecido el día anterior en otra de las responsabilidades. Por cierto, ese día dijo que había dedicado nada menos que quince minutos a preparar la comparecencia, no me extraña que estuviera agotado al día siguiente, señor Valbuena, y no pudiera acudir.

Mire, ayer se suspendió una sesión parlamentaria porque faltaban miembros del Gobierno para continuarla y teníamos tiempo para hacerlo, pregúntele al presidente de la Cámara, que nos lo advirtió a última hora de ayer.

¿Cómo que no hay problemas de interinidad? El reconocimiento a profesionales. Está muy bien el reconocimiento a la labor, los aplausos, etcétera, ¿pero eso cómo se va a concretar en la carrera profesional de los sanitarios y de los auxiliares, por ejemplo, de los auxiliares? Les pongo un ejemplo con los celadores en primera línea de batalla, ¿se va a preparar algún tipo de reconocimiento específico de la especial penosidad de los celadores por su labor que tenga repercusión en materia económico o en materia de jubilación o en materia de bajas laborales, o tampoco lo estamos pensando? Pero de cara al futuro, porque, claro usted tampoco ha dicho nada, dice, es que no me da tiempo, esa es la táctica habitual, yo nunca le he visto que termine a tiempo una comparecencia en todos estos meses de pleno, siempre se queda sin tiempo para decir lo que realmente venía a decir.

¿Estamos preparados para retomar el pulso de la sanidad, don Julio? ¿Tenemos EPI suficientes para acometer el futuro si viene un rebrote en otoño? ¿Tenemos test suficientes para el cribaje de la población? Por cierto, al presidente, parece que tenemos suficiente dinero para pagarle test a todo el turista que venga, pero no podemos pagarles el test a los dos millones de canarios que hay aquí. ¿Y eso no les produce ninguna desazón, al menos, esa nueva normalidad en la que ustedes creen que está muy bien abrir los estadios de fútbol, pero son incapaces de decir cómo vamos a abrir las aulas para nuestros alumnos?

Mire, no dijo qué iba hacer en el futuro porque nunca lo dice, siempre marea la perdiz, agota el tiempo. Por favor, ¿qué va a pasar a partir de mañana?

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Estébanez.

Turno para el Gobierno, señor consejero.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD, por suplencia, el señor CONSEJERO DE ADMINISTRACIONES PÚBLICAS, JUSTICIA Y SEGURIDAD (Pérez Hernández): Gracias, señor presidente. Señoras diputadas, señores diputados.

Por intentar aclarar lo que no he dicho, señora Espino, no he dicho que me parezcan pocos los fallecidos, yo no he dicho eso. Usted no ha dicho que lo diga yo, dirá "a lo mejor le parecen pocos", no me parecen pocos. De todas maneras, le diré lo que dijo el ministro Illa cuando le reclamaron un pésame en el Parlamento y dijo: espectáculos los justos, los pésames los doy en privado -dijo él y digo yo- y hablo con quien puedo. Han fallecido unas ciertas personas y lo lamento, pero no por pregonarlo mi lamento será más sincero o más intenso.

No es verdad que haya más impacto, diga lo que diga el señor Ponce, diga lo que diga el señor Estébanez. Los sanitarios son aproximadamente el treinta y pico por ciento, el 32 % de la población testada. Hemos testado a unas cien mil personas y el 32 % son sanitarios y, en cambio, el porcentaje de sanitarios, que son unos seiscientos sobre los dos mil cuatrocientos que tenemos, es menor. Luego, entre los no sanitarios testados hay más que entre los sanitarios testados. Eso es todo lo que digo, no digo, no digo que no sean seiscientos. No, no, sí, sí (ante las manifestaciones del señor Ponce González), y dice usted o la señora Espino que se fueron... hemos hecho ciento y un mil pruebas ahora, en este momento, perdón, 142 000 pruebas a 100 000 personas, o sea, 40 000 se han repetido. Si su conocido, la persona a la que no se lo hicieron, si usted es tan amable y me lo dice y yo trataré de corregirlo, pero se han repetido tres y cuatro veces las pruebas y a los sanitarios -después hablamos (dirigiéndose a la señora Espino Ramírez)- y a los sanitarios, a la mayor parte, cuando ha habido motivo, se le ha duplicado la prueba. Pero yo les ruego que ustedes no digan lo que no es sin quitarle importancia, y, como dijo alguno de ustedes, y yo me gustaría quedarme con esa expresión, por otro lado -por razones de edad uso mucho...-, gracias a Dios, yo no digo que gracias al consejero, gracias al Gobierno, gracias al sistema sanitario; gracias a Dios aquí hemos tenido menos impacto.

Yo no quiero pensar, aunque antes lo dije que lo pensaba, que es que a alguno de ustedes les gusta que hubiera habido más impacto y los datos positivos no se ponen por delante.

Dice usted que no me tolera, señor Ponce -escúcheme y perdone que se lo diga-, dice que no me tolera que yo diga de nuevo que las mascarillas no tuvieron relación, lo que yo digo, apúntelo, o lo dicto, que no está demostrado que tuvieran relación, y que de los 600 casos que tenemos muchos, muchos, a lo mejor cien o ciento cincuenta, está detectada otra causa: un viaje, una reunión, la extensión de un contagio en determinado centro, si quiere... No le puedo decir los datos, entre otras cosas porque los nombres no los sé ni lo pretendo. Digo, simplemente, no generalicemos, no digamos que los 600 sanitarios se han contagiado por falta de mascarillas, porque eso no está demostrado. Usted se refiere a un estudio que han hecho los asesores del Gobierno, y es una opinión científica, pero yo no tengo por qué suponer que esa opinión científica, que son asesores del Gobierno, que los hemos pedido nosotros... Dice la señora Espino, ¿se lo han preguntado, van a encargar un estudio...? Ya lo hemos encargado, y ese es un estudio que circula por la comunidad científica, pero porque usted lo enseñe aquí no tiene más valor, ¿eh? Tiene el que tenga, tiene el que tenga, y dice... No, no, no es verdad eso señor Estébanez, no es verdad, por mucha gesticulación que usted haga, yo también sé gesticular. No es verdad que porque usted lo saque aquí ya está demostrado. Aprecio al doctor Sierra, a doña Beatriz, a don José Ángel, el jefe del servicio, pero es una opinión que yo respeto y que estamos estudiando, pero usted lo enarbola como si eso fuera la verdad, "aquí está mi tableta y con eso ya es la verdad", y no es así señor Estébanez, y no es así. Y usted se empeña, me parece a mí, en asociar el mayor impacto en Tenerife a algunas razones, ojalá sea el Carnaval, no sabríamos, ¿y si no fuera el Carnaval y hubiese otras razones? ¿Quiénes lo saben?, ¿usted?, ¿la señora Espino?, que dicen "¡por qué, por qué!". ¿Ustedes creen que esto es sencillo? ¿Creen que este virus lo sabe? Se ha equivocado todo el mundo, decía el ministro Illa. Y, por cierto, si una lección debemos sacar -y yo intento sacar, pero a lo mejor no lo consigo- es la de la humildad. Usted pregunta en un tono declamatorio: ¿habrá EPI? Cada mañana recibo esto (mostrando un documento a la Cámara), cada mañana, con lo que hay en cada gerencia, en cada sitio, y lo tienen todos los gerentes, y hay una reserva estratégica para ocho semanas, y estamos comprando... ¿Fue un error la compra centralizada?, fue un error la compra centralizada, en España, en Francia, en Alemania, en Estados Unidos, en el Reino Unido, pero no de España, no del Partido Socialista ni del ministro Illa. Y, ¿qué pasa cuando se comete un error?, que se corrige, ¿no?, ¿o ahora vamos a estar toda la vida con el pecado original de cuando se organiza la puesta en marcha del sistema...? ¿Cree usted que el presidente del Gobierno al rectificar las consejerías...? Pues ha rectificado una cierta política y ha dicho yo quiero que estas consejerías se lleven de esta manera. Le advierto que el señor Valbuena -me va permitir que lo diga con una expresión coloquial- trabaja como un animal, me ofende que usted diga que es que se cansa porque ha estado quince minutos preparando una comparecencia, es posible que a usted le cueste más o que usted las prepare como churros, no lo sé, no lo sé, pero devaluar el esfuerzo de un consejero. Y ayer tarde el Gobierno no estuvo aquí, yo le pedí permiso al presidente, me lo dieron, estuve por la mañana, y vine hoy y tengo esas dos comparecencias y luego dos proyectos de ley, reprochar al Gobierno que no esté aquí... mire, están los que están, están los que están.

Yo creo que usted tiene un discurso distinto del de su grupo, que sí, que lo veo (ante las manifestaciones del señor Díaz-Estébanez León), pero no quiero que se me acabe el tiempo, tiene un discurso distinto desde su grupo. Y ahora, yo voy a hablar como habla usted. No va a conseguir que pierda la esperanza, no lo va a lograr, no lo va a lograr; no lo ha logrado nunca. No es la primera vez que usted intenta decir "las cosas van muy mal, no se van a arreglar, los consejeros no trabajan, no saben preparar...". ¡No lo va a conseguir! Vamos a seguir trabajando y creyendo que esto se puede mejorar. Puede que no le guste a usted, pero incluso a sus compañeros de grupo y a muchos diputados y a muchos ciudadanos les gusta mucho ver al Gobierno activo y esperanzado y también autocrítico, aunque usted no lo crea.

Gracias, presidente.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, consejero.

Damos por finalizada esta comparecencia.

Más información
Otros formatos
  • Formato PDF Formato PDF
Iniciativas tratadas
  • 10L/C/P-0319 Sobre Del Sr. consejero de Sanidad, sobre la evolución de la crisis sanitaria a consecuencia de la pandemia del coronavirus y de la declaración del estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.