Diario de Sesiones 37/2020, de fecha 14/7/2020
Punto 26

10L/C/P-0361 COMPARECENCIA DE LA SEÑORA CONSEJERA DE DERECHOS SOCIALES, IGUALDAD, DIVERSIDAD Y JUVENTUD, SOBRE LA SITUACIÓN DE LA VIOLENCIA DE GÉNERO EN CANARIAS DURANTE EL ESTADO DE ALARMA POR EL COVID-19, A PETICIÓN DEL GRUPO PARLAMENTARIO SOCIALISTA CANARIO.

La señora VICEPRESIDENTA PRIMERA (González González): Como se quedó a última hora de la mañana, antes de suspender el pleno, vamos a empezar por la comparecencia, la 361, de la consejera de Derechos Sociales, Igualdad y Juventud, sobre la situación de la violencia de género en Canarias durante el estado de alarma por el COVID-19, a petición del Grupo Socialista Canario.

La señora GONZÁLEZ VEGA: Muchas gracias, presidenta. Buenas tardes, señorías. Señores consejeros y consejera.

Señorías, la declaración del estado de alarma del pasado mes de marzo convirtió la vida de muchas mujeres en una terrible pesadilla, porque el machismo no descansa ni en tiempos del COVID. Ese otro brutal y despiadado asesino no da tregua ni en medio de una pandemia, por lo que sus víctimas se vieron obligadas a enfrentarse a dos brutales enemigos: sin poder salir de sus hogares para protegerse de sus agresores ni permanecer en él para defenderse del virus. Cuando todas y todos nos quedábamos en casa para salvar nuestras vidas, muchas mujeres libraban una doble batalla para salvar la suya, teniendo que luchar contra el virus y contra el machismo.

Las mujeres víctimas de violencia de género son un colectivo especialmente vulnerable en situaciones de aislamiento domiciliario por verse forzadas a convivir con su agresor, lo que las sitúa en una situación de mayor riesgo. En Canarias 106 mujeres y 46 menores han tenido que abandonar sus hogares desde que se decretó el estado de alarma para recibir acogimiento en los dispositivos de emergencia de los cabildos, derivadas por el servicio de atención de violencia de género del Gobierno de Canarias, porque seguir compartiendo casa con sus maltratadores ponía en grave peligro sus vidas.

Durante las cinco semanas del confinamiento, el Servicio de Atención a las Mujeres Víctimas de Violencia de Género del 112 recibió una media de 350 llamadas semanales, que han precisado la activación de los dispositivos de emergencia en un total de 110 ocasiones.

Por otro lado, durante los cinco primeros meses del año se recibieron 6122 llamadas. Solo en el mes de abril se registraron 736 llamadas de emergencia, que son las que manifiestan un peligro inminente para las mujeres, 183 más que en el mismo mes del año anterior, lo que supone un incremento del 33 % y lo que demuestra que el confinamiento agravó la situación de peligro de las mujeres que conviven con sus maltratadores.

Desde el Gobierno de España, se actuó de forma inmediata para decretar durante el estado de alarma todos los servicios como servicios esenciales, lo que permitió que se mantuvieran activos y se reforzaran los recursos según las necesidades. Por su parte, también desde el Gobierno de Canarias se adoptaron medidas desde el primer momento para garantizar la protección de las mujeres víctimas de violencia de género, poniendo en marcha el protocolo Mascarilla-19, del que hemos hablado aquí en otras ocasiones, ideado por el Instituto Canario de Igualdad, que permitía solicitar auxilio en las farmacias. En Canarias, 18 mujeres han recurrido a este sistema para encontrar protección ante un ataque de violencia machista durante el estado de alarma.

Pero Mascarilla-19 no solo ha salvado vidas en Canarias. Según los datos aportados por el Consejo General de Farmacéuticos, más de dieciséis mil farmacias en España se han unido a esta campaña. Además varios países europeos como Italia, Francia, Alemania, Reino Unido, incluso de otros continentes, como Argentina, Colombia, Chile e incluso Australia, han contactado con el Instituto Canario de Igualdad para poder hacer uso de este protocolo de ayuda.

Por todo ello, señora consejera, nos gustaría conocer la situación que ha vivido la violencia de género en Canarias durante el estado de alarma por el COVID-19 y las medidas que se han aplicado, que se han adoptado para proteger a las víctimas.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA PRIMERA (González González): Gracias.

Turno ahora para la consejera por tiempo de siete minutos.

La señora CONSEJERA DE DERECHOS SOCIALES, IGUALDAD, DIVERSIDAD Y JUVENTUD (Santana Perera): Muy buenas tardes.

Cuidar y proteger a las personas más vulnerables, ya lo hemos dicho que ese es el primer objetivo de este Gobierno y de esta consejería, y por supuesto que las mujeres que sufren malos tratos o violencia machista también forman parte de este colectivo y son una prioridad para nosotros.

Para empezar la comparecencia, le quiero dejar algunos datos, de los recabados por el Instituto Canario de Igualdad en estos meses, algunos ya los ha apuntado la propia solicitante de la comparecencia, otros no.

Desde que se decretó el estado de alarma el pasado 14 de marzo, han sido 106 mujeres y 46 niños y niñas los que han tenido que trasladarse de su hogar, abandonar su hogar -para decirlo así con palabras gruesas-, porque estaban siendo víctimas de malos tratos y han tenido que ser acogidos en los distintos dispositivos que ponen a su disposición no solo la comunidad autónoma, el Gobierno de Canarias, sino también las distintas instituciones, por ejemplo cabildos insulares o incluso entidades del tercer sector, que también tienen algunos de estos recursos alojativos especializados.

La verdad es que es triste decir que para muchísimas mujeres el peligro no estaba en las calles por el virus sino que el gran peligro estaba dentro de sus casas, donde su propia vida corría riesgo de apagarse si resultaban víctimas de estas violencias machistas y el resultado podía ser fatal. En este sentido nosotras pusimos todas las herramientas que teníamos a nuestra disposición. Y no solo eso sino que tratamos de buscar nuevas alternativas para estos nuevos tiempos tan especiales de confinamiento, para que esas mujeres pudieran expresar que estaban siendo víctimas de esas violencias. A veces sin tener que hacer esa llamada desde casa, porque sabemos que en muchas ocasiones era imposible que esa llamada, que esa llamada se realizase desde casa. Por eso pusimos en marcha el dispositivo de Marcarilla-19, que muy bien lo ha explicado la diputada Pino Hernández, y que, la verdad, para nosotras fue toda una sorpresa. Un dispositivo que apenas costó dinero al Gobierno de Canarias, ya lo dije en la comparecencia, que apenas fueron 130 euros los que nos gastamos en Mascarilla-19, y, sin embargo, ha hecho muchísimo bien, no solo por las mujeres que lo han utilizado, por las vidas que se han salvado en Canarias, sino también porque tenemos el honor de dar traslado de una herramienta que nace en el seno de nuestro Gobierno y que se ha utilizado, como ya ha explicado también muy bien la ponente, a lo largo y ancho no solo de nuestro país, no solo de nuestro continente, sino a lo largo y ancho de todo el planeta, y por lo cual estamos tremendamente orgullosos. Aun así, también seguimos, por supuesto, recurriendo a esas herramientas que ya venían funcionando antes del estado de alarma, por parte del Instituto Canario de Igualdad y del Gobierno de Canarias, como es el teléfono 112, de atención a las víctimas de violencias machistas, que recibió también, en estos cinco primeros meses del año, recibió 6122 llamadas -que se dice pronto-, unas mil doscientas llamadas mensuales, de las cuales 1273 se produjeron en el mes de mayo, mes donde estaba todavía la ciudadanía confinada. Por lo tanto, en ese mes lo que sí detectamos es un repunte; probablemente, al compartir más tiempo de convivencia, a veces también se ven agravadas estas situaciones.

Es importante recordar que durante el estado de alarma todos los servicios fueron decretados servicios esenciales, todos los servicios de atención a las mujeres víctimas de violencia machista, y por supuesto que los mantuvimos activos.

En general, no solo desde el Gobierno de Canarias sino, como le decía, desde todas las instituciones, se hizo una previsión de que se podía dar un repunte en este periodo de confinamiento y, por lo tanto, los cabildos insulares, las diferentes islas, previeron protocolos alternativos de actuación con diferentes situaciones y escenarios posibles por si hiciera falta. Había recursos nuevos en todas las islas, en muchas de ellas incluso se utilizaron hoteles y albergues, que se prepararon para atender a mujeres víctimas de violencias machistas si es que hubieran sido necesarios. Y nos pusimos en pie de alarma, porque sabíamos que probablemente habría una oleada de este tipo de actos deleznables.

Más allá de los recursos alojativos, más allá de Mascarilla-19, también se han hecho otras campañas de refuerzo, campañas informativas, de las que se ha hecho difusión en los distintos medios públicos que tiene el Gobierno de Canarias, tanto en la radiotelevisión canaria como también a través de entes privados, en los cuales también se ha hecho difusión por los mismos, de cuáles eran esas alternativas que tenían las mujeres en caso de verse violentadas por sus parejas. En ese sentido seguimos trabajando.

Me queda muy poquito tiempo, pero le puedo contar en mi segunda intervención más...

La señora VICEPRESIDENTA PRIMERA (González González): Gracias, consejera.

Turno ahora para el Grupo Mixto, por tiempo de tres minutos.

La señora ESPINO RAMÍREZ (desde su escaño): Gracias, presidenta.

Señora consejera, empiezo diciéndole que en lo que se refiere a la lucha contra la violencia machista desde este grupo parlamentario y esta diputada siempre va a tener todo nuestro apoyo.

Nos parecen realmente terribles las cifras que usted acaba de dar, de 106 mujeres y más de cuarenta niños que necesitaron ayuda de la Administración, que necesitaron salir huyendo de sus casas por verse sometidos a esas situaciones de violencia.

Nos alegra que contemos con una red que pueda dar atención a esas familias, a esas madres y a esos niños, aunque también es verdad que durante los días del confinamiento salió alguna imagen en los medios de que no todos los lugares reunían las mejores condiciones para acogerlos, creo que hubo algún caso en concreto en la isla de Tenerife. Y, por tanto, también creo que es importante que desde su consejería se vele para que los lugares de acogida reúnan las condiciones para las familias.

La iniciativa Mascarilla-19 la hemos valorado siempre positivamente. De hecho, tal es así que, como tanto han comentado la diputada del Partido Socialista como usted misma, se ha exportado incluso a otros países, pero considero que tenemos que intentar ir más allá, no quedarnos solo en esa iniciativa, que por supuesto ha estado muy bien, pero ahora tenemos que dar respuesta también, por ejemplo, a esas más de cien mujeres que han necesitado un lugar de acogida. Me gustaría que usted concretara qué tipo de ayudas, qué tipo de oportunidades pueden tener para realmente sentirse seguras, sentirse libres, muchas de ellas dependen económicamente de sus maltratadores, tener oportunidades laborales, y más teniendo en cuenta el panorama económico y social tan complicado que se plantea en los próximos meses. Me gustaría que en su segunda intervención nos pueda concretar qué oportunidades, qué apoyo les podemos dar a esas mujeres para que se vuelvan a sentir seguras, libres y puedan recuperar sus vidas.

Gracias.

La señora VICEPRESIDENTA PRIMERA (González González): Turno ahora para la Agrupación Socialista Gomera, por tiempo de tres minutos.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ (desde su escaño): Gracias, presidenta. Buenas tardes, señorías.

Evidentemente que todos, toda la ciudadanía canaria, sufrimos el estado de alarma por la COVID-19, pero es una realidad y es indiscutible que las mujeres víctimas de violencia de género lo sufrieron especialmente, pues estaban encerradas veinticuatro horas al día con su maltratador. De hecho, el Gobierno de España, en la primera quincena de confinamiento, advertía que se había incrementado un 20 % las llamadas al 016 y solicitaba, por tanto, la colaboración ciudadana, de los vecinos, para que denunciaran si detectaban que se estaban produciendo estos hechos, porque muchas de estas mujeres no tuvieron ni siquiera la oportunidad de poder denunciarlo.

La directora del Instituto Canario de Igualdad a comienzos de mayo también nos daba los datos de violencia de género en abril, un mes donde tuvimos en Canarias un incremento del 33 % en las llamadas de emergencia, que son las que se realizan cuando la vida de la víctima está en peligro. En muchos casos hasta se habían duplicado las peticiones de información y aumentado considerablemente las alertas. Por ejemplo, en este momento, a comienzos de mayo, los DEMA se habían activado hasta ciento cuarenta y tres veces en el confinamiento, pasando el Gobierno de Canarias a tener que acoger a cincuenta y una mujeres que tuvieron que abandonar sus propios hogares.

También quería aprovechar la oportunidad para pedirle que felicite al ICI de parte de nuestro grupo parlamentario, por la gran labor que han hecho en el estado de alarma y también por la iniciativa puesta en marcha hace menos de un mes sobre la Memoria Violeta y los nuevos protocolos de actuación institucional después de cada feminicidio. Creo que es importante que ninguna muerte sea olvidada.

Está claro también que el confinamiento empeoró las condiciones de las mujeres que sufren violencia, como ya he dicho, pero también evidenció que los mecanismos para la lucha contra esta violencia están funcionando al máximo de su capacidad, tratando de dar respuesta a cada mujer que estuvo en situación de peligro.

Y ahora que no hay confinamiento yo creo que el mensaje debe ser claro. A las que no pudieron denunciar los hechos en su momento decirles que ahora tienen la oportunidad, que el Estado, el Gobierno de Canarias, los cabildos y los ayuntamientos están preparados para darles el apoyo y la solución habitacional que necesitan ellas y también sus hijos, para que puedan tener las mismas oportunidades que tenemos todas de vivir en paz y vivir libres. Les pido a todas ellas que denuncien y que, por fin, así puedan poner fin al infierno que viven diariamente.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA PRIMERA (González González): Gracias, señora Mendoza.

Turno ahora para el grupo de Sí Podemos Canarias.

La señora DEL RÍO SÁNCHEZ: Buenas tardes a todas y todos.

Agradezco mucho a las compañeras que me han precedido que se han esforzado en dar los datos, así me ahorran repetirlos y podemos ir a lo que nos preocupa más allá de ellos, aunque está relacionado.

Desde luego que el confinamiento ha supuesto un momento de máximo riesgo para las mujeres amenazadas por sus maltratadores, por sus parejas, de violencia machista, y lo ha sido, y cualquier medida, y se han puesto muchas, y yo quiero aquí agradecer al ICI, pero también a la Consejería de Derechos Sociales, a la Viceconsejería de Igualdad y Diversidad y a todo el Gobierno de Canarias, por todas las medidas que han puesto en marcha para ayudar de forma transversal a que este daño se minimizara en la medida de lo posible... Estábamos ante un riesgo muy real, porque nadie puede imaginar lo que es la situación de verse confinadas, algunas personas nos han contado su experiencia y en situaciones aún menos graves ya era bastante complicado y bastante dramático. Analizaremos de aquí a poco tiempo el índice incluso de separaciones, en parejas, entre comillas, normales, que han surgido después de estos casi cuatro meses de confinamiento.

La situación realmente ha sido muy dura. Ha habido medidas, que no son solamente... -por eso, digo, las del ICI que han sido superimportantes-, pero medidas también como el ingreso canario de emergencia, que ha servido, y así nos lo manifestaban las oblatas y la organización de Cruz Blanca, pues esas mujeres víctimas de violencia machista, en contextos de prostitución, a menudo víctimas de trata también, y que ha sido el único ingreso que han podido tener en este tiempo. A mí casi se me pone la piel de gallina cuando pienso en estas cosas tan importantes, que nosotros aquí tomamos una medida y parece que se queda en eso, pero que hay vidas con mucho, mucho, sufrimiento detrás, y me parece importante.

Pero también quiero hablar de otra parte, que tiene que ver no solamente con las situaciones más extrema sino con las desigualdades, porque además me las contaba antes de ayer una mujer desesperada. No es víctima de malos tratos, de violencia, de amenazas de muerte, pero vive un infierno en su relación de pareja, pero no tiene dinero, no tiene trabajo y no puede salir. ¿Y qué ocurre en este momento?, pues que no hay empleo. Y que las mujeres llevamos, arrastramos históricamente la desigualdad de no haber tenido formación, de ser mujeres casadas... Las más jóvenes... ya sabemos que el rostro de la pobreza, o sea, que la pobreza tiene rostro de mujer, con niños pequeños, muchas veces separadas, pero también hay mujeres que son más mayores, que sus hijos ya son más mayores y que también se ven condenadas a seguir -y digo condenadas porque es así-, a seguir estando con sus parejas, porque no tienen acceso a un trabajo, acceso a una vivienda, porque no están en esa situación extrema en la que las medidas que tenemos puedan ayudarles para salir.

Y esta denuncia de la desigualdad, que tenemos que seguir trabajando hasta que se cumplan nuestras leyes enteras, las leyes de igualdad real, hasta que ya no sean necesarios ni más leyes ni más protocolos porque esa igualdad real exista... Creo que tenemos un gran trabajo por delante.

La señora VICEPRESIDENTA PRIMERA (González González): Turno ahora para Nueva Canarias. Señora Hernández, por tiempo de tres minutos.

La señora HERNÁNDEZ JORGE (desde su escaño): Señora presidenta, buenas tardes.

Sin duda, todos, yo creo, y todas pensamos en su momento que el confinamiento iba a ser tremendamente duro para las mujeres que convivían con un maltratador. De hecho, yo creo -imagino que también les ocurriría a los hombres- que la inmensa mayoría de las mujeres, cuando pensábamos en esa situación, se nos ponía la piel de gallina, estar condenadas a convivir con la persona que te maltrata día a día y que maltrata a tus hijos. Y los datos han ratificado que tristemente esa percepción...; que partía de una lógica, ese tiempo mayor de convivencia iba a hacer que el maltratador, que no olvidemos nunca que es un psicópata, integrado en muchas ocasiones pero es un psicópata, iba a desarrollar toda su estrategia de acoso y maltrato en todo ese tiempo de confinamiento.

Por tanto, creo que solo nos queda seguir trabajando para, por un lado, poner todos los recursos para proteger y para atender a las mujeres y a sus hijos, recursos y protección; seguir profundizando en fórmulas como ha sido la Mascarilla que faciliten la denuncia. Creo que ha sido una magnífica iniciativa, ingeniosa, creativa y que ha sido efectiva y, por tanto, seguir trabajando en esa línea. Pero ser conscientes de que no podemos abandonar la prevención y la concienciación, ir a la raíz del problema. La raíz del problema tiene que ver, como todos sabemos, con un patrón cultural de patriarcado e ir a la raíz del problema es trabajar desde la más tierna infancia en una sociedad más justa, más igualitaria, trabajar con los menores desde el ámbito educativo. Y por eso creo muy importante que el Instituto Canario de Igualdad vuelva, de manera intensiva, a esas etapas en las que se desarrollaban importantes proyectos de prevención en el ámbito escolar, para niños, niñas y para adolescentes. Me parece que es la única manera de que, de forma efectiva, creemos una sociedad más igualitaria.

La señora VICEPRESIDENTA PRIMERA (González González): Gracias, señora Hernández.

Turno ahora para el Grupo Popular, por tiempo de tres minutos.

El señor GARCÍA CASAÑAS (desde su escaño): Muchas gracias, señora presidenta. Señorías, señora consejera.

La situación del COVID-19 ha supuesto un reto para todos en todos los ámbitos de la sociedad -sanitario, educativo, social, laboral-, pero por desgracia también en lo que se refiere al maltrato hacia las mujeres víctimas de violencia machista, acrecentada sobre todo por ese confinamiento que, como bien hemos escuchado aquí por los diferentes portavoces, ha propiciado situaciones indeseables.

A nivel nacional, efectivamente, las unidades especializadas de violencia de género han trabajado más aún si cabe para garantizar la seguridad y evitar las situaciones de riesgo a mujeres víctimas de la violencia machista. En toda España, durante el estado de alarma, se han tramitado numerosas denuncias, ya que en este periodo, durante tres meses y una semana, los cuerpos y fuerzas de seguridad nacionales, los cuerpos autonómicos, los cuerpos locales, las administraciones implicadas y los especialistas han prestado una especial atención a este colectivo especialmente vulnerable.

Diferentes acciones e iniciativas puestas en marcha por las administraciones, como la Mascarilla-19 -como bien han comentado otros compañeros- en los comienzos del confinamiento, han servido de ayuda para las mujeres víctimas de violencia con sus parejas.

En Canarias, según el Instituto Canario de Igualdad, un gran número de mujeres han pedido auxilio por la violencia machista a través de las farmacias canarias. Estar confinado desde luego ha sido duro para todos, pero mucho más duro tiene que haber sido para estas mujeres, para estas personas, que en estos momentos han llegado a situaciones límite de violencia continua y perpetua.

Ese número de casos de violencia machista, denunciados por víctimas en estas farmacias, que se han registrado en las islas demuestra que debemos seguir poniendo en marcha más iniciativas de prevención para acabar con este problema social, tal y como lo han comentado otros compañeros. Más iniciativas, por supuesto, más herramientas, pero sobre todo más implicación de todos para poder cambiar esta situación y erradicar este problema.

Los datos que usted ha dado también, donde más de ciento seis mujeres han recibido ayuda, son bastante preocupantes; sin embargo, también más de cincuenta mujeres, según los datos que hemos visto, han sido derivadas también a casas de acogida, poniendo de manifiesto que durante el confinamiento se dieron circunstancias que pusieron en riesgo la vida de muchas de ellas. No nos olvidemos, no solo son las vidas de esas mujeres sino también de los menores, que usted ha comentado, que frecuentemente se ven envueltos en este tipo de situaciones.

Los datos de aumento en un 33 % de las llamadas de mujeres que alertan de violencia machista durante el confinamiento, así como los casos de las mujeres que han sido derivadas a estas casas de acogida, ponen de manifiesto que debemos trabajar más y mejor coordinados, porque esto desde luego no es un problema de una sola Administración sino que es un problema de todos.

Sí que me sorprende positivamente el dato de incremento en más del veinte por ciento de las llamadas procedentes...

La señora VICEPRESIDENTA PRIMERA (González González): Turno ahora para el Grupo Nacionalista, por tiempo de tres minutos.

La señora GONZÁLEZ ALONSO: Gracias, presidenta. Buenas tardes, señorías. Consejera.

Las llamadas de emergencia por violencia de género se incrementan en un 33 %. Yo quiero hacer una lectura positiva, y es que las mujeres víctimas de violencia machista por fin están dando el paso de llamar para consultar o denunciar a esos agresores. Y principalmente me parece positivo porque salen del silencio de sus hogares, deja de ser una lucha silenciosa, pero conlleva una responsabilidad de los poderes públicos, y es que tenemos el deber inexorable de atender esa llamada de ayuda.

La consejería y el ICI han venido entregando una serie de ayudas directas a setenta y cuatro mujeres por violencia de género, pero se realizan a las víctimas con orden de alejamiento. Me parece que no son suficientes porque, como bien han dicho anteriores compañeras, aunque hacían la llamada, no todas denuncian, muchas no llegan a poner la denuncia y también se les debe ayudar.

Ante el aumento de las llamadas, yo tengo la duda: ¿se están aumentando las plazas de alojamiento de emergencia, se está previendo que van a ser más?

También propongo que analicemos el protocolo de violencia, pues los seguimientos policiales, muchas veces por falta de efectivos, se hacen insuficientes, sobre todo en islas como de la que vengo, Fuerteventura. Además, es un hecho que vengo denunciando, la falta de efectivos policiales, al consejero de Seguridad, que está aquí también, desde el anterior periodo.

Consejera, la Mascarilla-19. La felicitamos, felicitamos a su consejería y felicitamos también al ICI. Pero la Mascarilla-19 es una herramienta de última... (ininteligible), y así lo vienen a demostrar los datos, que las mujeres que han solicitado la Mascarilla-19 son 18, frente al número de llamadas de emergencia, que rondan las cuatro mil, las cuatro mil ochocientas llamadas, porque es un procedimiento mucho más discreto, el de la llamada que el de la Mascarilla, y no podemos olvidar las características del problema que estamos abordando.

Me gustaría también trasladarle el problema de las mujeres trans, porque han ido a solicitar su Mascarilla a la farmacia y no se les aplica el protocolo Viogen. Es un problema que debemos abordar, porque después de solicitar la Mascarilla tuvieron que volver con sus maltratadores. La respuesta que se les dio a diferentes colectivos fue que tenían que llamar personalmente a la presidenta del ICI o a la directora del ICI. No creo que esa sea una respuesta institucional.

Terminando ya.

En el estado de confinamiento, el plan de seguridad para las víctimas de violencia de género en situaciones viene a recoger de forma literal -y para mí es muy importante el vocabulario que utilicemos- cómo hacer para proteger si convivo con mi maltratador -literal-: revisar objetos que puedan suponer amenazas y retirarlos discretamente, localizar la habitación que pueda ser más segura... (se produce el corte del sonido por el sistema automático de cómputo del tiempo y la Presidencia le indica que prosiga y finalice su intervención); recoge medidas de protección de menores como, si son de poca edad, enséñales mediante los juegos los lugares más seguros o enséñales a llamar a emergencia y pedir ayuda; si el ambiente en casa se caldea, procura que salgan de la habitación -yo creo que si el ambiente en casa se puede caldear y tienes ese miedo lo que hay que decirles es que salgan corriendo de esa casa-; en caso de agresión física inminente, intenta ofrecer el menor blanco posible y hazte bola; qué hacer para abandonar el domicilio de forma segura si no puedes soportar la situación. Si no puedes soportar la situación: eso lo recoge de manera literal el plan, y yo me fui a la guía estatal y para nada recoge en esos términos, el plan. Si convives con el agresor, si vives con tu agresor y necesitas ayuda, porque notas que la situación se complica por el aislamiento, incluso porque se incrementa la violencia, y lo que te dicen es que vayas a un lugar seguro hasta que puedas llamar a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado...

La señora VICEPRESIDENTA PRIMERA (González González): Gracias, diputada.

Turno ahora para el proponente. Señora González, por tiempo de siete minutos.

La señora GONZÁLEZ VEGA: Señorías, la grave situación que vivimos exige políticas contundentes que atiendan la crisis social y prioricen a la población más vulnerable. Por ello los gobiernos de España y de Canarias pusieron en marcha desde el primer momento medidas para proteger a las mujeres víctimas de violencia de género y a sus familias, demostrando una vez más su compromiso en acabar con esta lacra social que lamentablemente sigue creciendo en nuestro país y en nuestras islas.

Mediante el Real Decreto Ley 12/2020, de 31 de marzo, de medidas urgentes en materia de protección y asistencia a las víctimas de violencia de género, además de la declaración de servicios esenciales, se garantizó el normal funcionamiento de los servicios de información y asesoramiento jurídico, de acogida de víctimas y del cumplimiento de medidas cautelares y penas de prohibición de aproximación, entre otras medidas.

Por otro lado, el Gobierno de Pedro Sánchez impulsó un plan de contingencia contra la violencia de género durante la crisis del COVID-19, con medidas para prevenir, controlar y minimizar las posibles consecuencias negativas en la vida de muchas víctimas de violencia de género durante el confinamiento.

Por su parte, el Gobierno de Canarias, a través del Instituto Canario de Igualdad, además del protocolo Mascarilla-19, también ha impulsado diferentes acciones para reforzar la información y protección de las mujeres, como el plan de seguridad para víctimas de violencia de género durante el COVID-19, en el que se informa sobre todas las medidas que pueden adoptar durante este periodo para protegerse o evitar agresiones. Además, se ha actualizado la aplicación Redvican para adaptar la información a las circunstancias actuales e incorporar las novedades de la red insular de servicios y centros especializados y se ha reforzado la presencia en las redes sociales para informar y acompañar a las mujeres que se encontraban confinadas con sus agresores.

En definitiva, señorías, los gobiernos de España y de Canarias no dejaron a las mujeres solas. A las mujeres víctimas de violencia de género las acompañaron también durante el estado de alarma y actuaron de forma urgente y contundente para garantizar su seguridad y la de sus hijos y la de sus hijas.

Pero esta tarea no sería posible sin la imprescindible colaboración y coordinación entre las distintas administraciones y cuerpos y fuerzas de seguridad y sin la implicación de todas las personas que forman los equipos que actúan para tejer esa red de protección de las víctimas y que con su compromiso y esfuerzo construyen ese escudo para garantizar la seguridad de tantas mujeres, niños y niñas en nuestra tierra. A todas, ellos y ellas, debemos reconocer y agradecer la gran labor que realizan siempre, pero especialmente la que han realizado durante estos meses de especial dificultad. (Se reincorpora a su lugar en la Mesa el señor presidente).

Señorías, a pesar de que haya finalizado el estado de alarma, la amenaza sigue ahí y no podemos bajar la guardia ni con el COVID ni con el machismo, porque, si resultan alarmantes los datos de este año, no lo son menos los casos entre la población joven de Canarias, donde suben las condenas por violencia de género, con 271 menores de 24 años que fueron declarados culpables por violencia de género en el año 2019, 31 casos más que el año anterior y de los que 3 de ellos eran menores de edad.

Lamentablemente, Canarias es la comunidad con mayor número de denuncias y la dimensión de la violencia de género sigue creciendo y se reproduce todavía más en las pajeras jóvenes desde las primeras relaciones.

Señorías, no podremos avanzar en la erradicación de la violencia de género y en la atención específica a las mujeres sin la imprescindible coordinación entre las administraciones y contando con los recursos económicos y del personal necesario y especializado y trabajando de forma transversal entre todas las consejerías. Solo así podremos ganar esta batalla, señora consejera.

Desde el Grupo Socialista consideramos que la lucha contra la violencia de género sigue siendo una urgencia social, por lo que solicitamos que se sigan incrementando los recursos y las acciones para combatirla. Y por ello también le pedimos, proponemos al Gobierno del pacto de las flores que mantenga su compromiso con la lucha contra la violencia de género y que en el Plan para la Reactivación Social y Económica de Canarias se incluyan medidas para acabar con esta lacra social que está castigando con dureza a nuestra tierra.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señora diputada.

Turno de cierre para el Gobierno. Señora consejera.

La señora CONSEJERA DE DERECHOS SOCIALES, IGUALDAD, DIVERSIDAD Y JUVENTUD (Santana Perera): Unificar e identificar todos los recursos que tenemos a nuestra disposición, y no solo en la comunidad autónoma sino en los diversos niveles, ya fuera insular o municipal, ha sido una de las principales tareas que ha tenido el ICI en esta etapa de gobierno y además con especial incidencia y reforzando esta tarea durante el periodo de confinamiento. Por eso se ha publicado la Guía red de apoyo sobre servicios de atención a mujeres víctimas de violencia de género en Canarias, en la que se reúnen, con datos actualizados, las diferentes formas en que pueden contactar, con los recursos, la disponibilidad de los recursos, todos los servicios que existen en la comunidad autónoma de atención a mujeres víctimas de violencias machistas, que informen y socorran a estas víctimas y que integran la red canaria de atención a víctimas de violencia de género. Además, esto se ha complementado con el apoyo que les decía, sobre todo por parte de las distintas consejerías de igualdad de cabildos insulares.

La guía que se ha publicado cuenta con el sello además de la Asociación Lectura Fácil, porque siempre hemos dicho que no queremos dejar a nadie atrás. Por eso todo el material que está saliendo desde el ICI, y que antes no se hacía, viene adaptado para las distintas diversidades que puedan tener estas mujeres, porque queremos llegar al máximo de mujeres víctimas de esta violencia, incluso algunas que antes, permítanme decirlo y es triste decirlo, pero antes estaban completamente invisibilizadas. Nadie pensaba en cómo estas mujeres podían tener acceso a toda esa información, a pesar de la discapacidad o la diversidad funcional que ellas tuviesen.

Además publicamos un protocolo de actuación, al que algún portavoz ha hecho mención, para dar información a las mujeres, a través de un plan de seguridad para víctimas de violencia de género, especialmente además enmarcado en el ámbito de la pandemia y del confinamiento por el COVID-19. He escuchado aquí que nosotros decíamos algo así como que se quedaran en casa todo lo que pudieran y que, si no, ya buscar otro recurso. Eso no es cierto, para nada. Lo que intenta el protocolo es informar a las mujeres de qué hacer cuando no hay alternativa. Y es que hay veces no hay alternativa, que ya te ves sumergida en una agresión y tienes a tus pequeños en tu casa, no sabes cómo salir de esa casa porque la persona que te está agrediendo no te permite hacerlo -muchas veces eso acaba trágicamente-, pero nosotras intentamos a través de este protocolo de seguridad darles unas cuantas pautas que se pueden seguir para que, dentro de esa situación de absoluta gravedad, puedan protegerse. Y son unas pautas que han hecho técnicos, no las han hecho políticos, por supuesto. Y por supuesto que la recomendación que nosotras hacemos a estas mujeres es que utilicen los recursos que se tienen lo antes posible, pero es que hay veces que esta situación es inevitable, y si es inevitable lo único que nos queda es darles pautas a estas mujeres ante esa situación de total gravedad para que se puedan proteger, porque no tienen otra alternativa.

También desconozco lo que apuntaba, que se veían excluidas del uso de Mascarilla-19 las mujeres transexuales. Pues quiero que, por favor, me traslade cuándo se ha dado esa situación y dónde, porque por supuesto esto no es algo que haya establecido así ni la consejería ni el Instituto Canario de Igualdad. Eso habrá hecho alguien... No sé por parte de quién se habrá hecho un mal uso de la herramienta, pero por supuesto que las mujeres transexuales, como cualquier otra mujer, pueden hacer uso de la Mascarilla-19, porque las mujeres trans también son mujeres. Así que por supuesto que pueden hacer uso de esta herramienta como una más.

Por otro lado, quería hablar de otras medidas que teníamos, como la aplicación para teléfono Redvican, que también se ha actualizado en este periodo para dar nueva información, más precisa y adaptada a las circunstancias de la pandemia. Además también informa de qué se puede hacer por parte del entorno de las mujeres víctimas de violencia de género para también ayudarles en este proceso de denuncia y de empezar una nueva vida.

Y, bueno, también, cómo no, otra vez poner en valor los esfuerzos que se han hecho, en conversaciones con el Ministerio de Igualdad del Gobierno, para que no se perdieran esos 6 millones del pacto de Estado de lucha contra la violencia de género y para reactivar todas las acciones transversales que se van a hacer desde las distintas consejerías, para que sí se pueda hacer un uso efectivo y eficiente de ese dinero y no se tenga que otra vez rogar al ministerio para que un dinero que no ha sido ejecutado se quede en la comunidad autónoma, porque la comunidad autónoma haga sus deberes, que fue lo que no se hizo en la pasada legislatura.

También ha nombrado la compañera y portavoz de la Agrupación Socialista Gomera el nuevo protocolo que se ha aprobado en el Consejo de Gobierno...

El señor PRESIDENTE: ¿Quiere acabar?

La señora CONSEJERA DE DERECHOS SOCIALES, IGUALDAD, DIVERSIDAD Y JUVENTUD (Santana Perera): Sí, un minutito, por favor.

El señor PRESIDENTE: Continúe.

La señora CONSEJERA DE DERECHOS SOCIALES, IGUALDAD, DIVERSIDAD Y JUVENTUD (Santana Perera): ... para hacer más visible aun si cabe y que no queden jamás en el olvido esas mujeres que han sido víctimas de violencias machistas en nuestra comunidad autónoma. Ha sido trabajado con colectivos que nos pedían que bastaba ya de guardar silencio, que lo que hay que hacer es alzar la voz ante este tipo de agresiones a las mujeres, y eso es lo que hemos hecho. Y además haciendo partícipes no solo... (corte del sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo), sino también a los distintos grupos parlamentarios, que también creemos que deben jugar un papel relevante. Por eso cada vez que haya un asesinato machista en nuestra comunidad...

El señor PRESIDENTE: Señora consejera, no olvide que tiene un segundo turno. Concluya de todas maneras.

La señora CONSEJERA DE DERECHOS SOCIALES, IGUALDAD, DIVERSIDAD Y JUVENTUD (Santana Perera): No, este es el segundo turno.

El señor PRESIDENTE: Adelante... ¡Ah!, que es el último. Termine, termine. Perdón, termine, termine.

La señora CONSEJERA DE DERECHOS SOCIALES, IGUALDAD, DIVERSIDAD Y JUVENTUD (Santana Perera): No solo se hará una lectura del manifiesto en el Parlamento sino también se les invitará a todos los portavoces a ocupar ese espacio de denuncia frente a los edificios más significativos del Gobierno y también del Parlamento y guardar esa "memoria violeta" que...

El señor PRESIDENTE: Gracias, señora consejera. Muchísimas gracias.