Diario de Sesiones 37/2020, de fecha 14/7/2020 - Punto 29

10L/C/P-0369 COMPARECENCIA DEL SEÑOR CONSEJERO DE ADMINISTRACIONES PÚBLICAS, JUSTICIA Y SEGURIDAD, SOBRE LA REFORMA DE LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA Y SIMPLIFICACIÓN ADMINISTRATIVA PARA CONTRIBUIR A LA REACTIVACIÓN ECONÓMICA Y SOCIAL DE CANARIAS, A PETICIÓN DEL GRUPO PARLAMENTARIO NACIONALISTA CANARIO (CC-PNC-AHI).

La señora VICEPRESIDENTA PRIMERA (González González): Pasamos ahora al punto 2.3 del orden del día: la comparecencia del señor consejero de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad, sobre la reforma de la Administración pública y simplificación administrativa para contribuir a la reactivación económica y social de Canarias, propuesta por el Grupo Nacionalista.

Tiene en primer lugar la palabra la portavoz del Grupo Nacionalista, por tiempo de cinco minutos.

La señora BEATO CASTELLANO: Gracias, señora presidenta. Señorías, señor consejero.

Vamos a ver si logramos calmar un poquito las aguas.

Vamos a hablar de la Administración pública, del instrumento, del buque insignia, porque cada consejería tiene, llamemos, su negocio y su área, digamos, es la que tiene que marcar pautas para llevar el barco y agilizar cada uno de esos negocios individuales.

Al comienzo de la legislatura, usted se encontró un documento, la Estrategia Marco de Gobierno Abierto, una estrategia que había elaborado don Aarón Afonso en la pasada legislatura, que el señor Barragán asumió como propia en el año y pico o dos años que terminó la legislatura. Al principio nos dijo, en su primera comparecencia, que era una estrategia que le parecía bien, que quizás le haría algunos ajustes, pero no hemos vuelto a saber nada de esa estrategia y no tenemos constancia ni de que se esté desarrollando ni de que se haya modificado, y tenía un periodo temporal, esa estrategia, 2017-2019. Estamos en julio del 2020.

Esa estrategia tenía seis ejes de actuación: dirección por objetivos, gobierno abierto, transformación digital, simplificación administrativa, conocimiento de la organización y capacitación profesional, toda la cuestión relacionada con los empleados públicos. Como decimos, no sabemos nada de esa estrategia a día de hoy.

En cualquier caso, la situación actual exige medidas extraordinarias, exige una estrategia y unos planteamientos específicos. El pacto para la recuperación económica establece como prioridad la agilidad, la simplificación, la cooperación y la coordinación administrativa para articular medidas legislativas y administrativas que agilicen la materialización de inversiones, las declaraciones de impacto ambiental, la agilización de los procesos de contratación pública, la agilización de las ayudas y subvenciones, la transformación digital y la cooperación y coordinación entre las administraciones públicas para, en la medida de lo posible, evitar solapamientos competenciales.

Bien. Una conclusión que hemos sacado de esta pandemia es que reformar el sector público es esencial para salir mejor de la crisis, para salir mejor y para salir antes de la crisis, y las administraciones públicas son un instrumento fundamental para la recuperación económica. Y eso requiere afrontar reformas profundas y valientes, adaptar la Administración a estos nuevos tiempos, a estas nuevas necesidades, con un enfoque integral que aborde personas, empleados públicos, que aborde procesos, procedimientos, innovación, tecnología y la colaboración interadministrativa para evitar, como decía, solapamientos y varias administraciones trabajando sobre lo mismo.

Pero también la colaboración privada, para que el sector privado pueda generar capacidad, inversión y generar empleo, y para eso hay que planificar y tener una estrategia, para generar confianza en los ciudadanos, generar confianza en las empresas y generar confianza también en el exterior. Somos una RUP y nuestra reputación, por nuestra capacidad de buena gestión, es muy importante, es muy importante para los posibles recursos que podamos obtener.

Y usted me dirá que no son problemas nuevos, es verdad, pero sí es nueva la capacidad de este Gobierno para tener que afrontarlos. El COVID puede ser una oportunidad extraordinaria para darle una vuelta a la Administración y para transformar y resolver cuestiones que estaban por hacer.

Estamos en un momento crítico y además se avecina una crisis mucho más honda de la que estamos viviendo, cuando los ERTE se acaben, cuando las ayudas no vengan, cuando Europa empiece a exigirle a España reformas. Y nos preocupa porque no vemos señales en el Gobierno de que esto esté caminando, no vemos señales. Tenemos, como decía, un pacto que tiene que convertirse en un... (Corte del sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

Treinta segundos, para terminar.

Tenemos un pacto que tiene que convertirse en un plan y que ponerse en marcha la máquina, el motor se tiene que poner a punto. Y nosotros le preguntamos qué está haciendo este Gobierno para la simplificación administrativa y para la reforma de la Administración pública que necesita en este momento la economía para activar el empleo, generar economía y dar atención social a todas las personas que lo van a necesitar, que lo están necesitando y lo van a necesitar en el futuro.

La señora VICEPRESIDENTA PRIMERA (González González): Turno para el Gobierno, por tiempo de siete minutos.

El señor CONSEJERO DE ADMINISTRACIONES PÚBLICAS, JUSTICIA Y SEGURIDAD (Pérez Hernández): Buenas tardes, señora presidenta. Señoras y señores diputados.

Estoy muy de acuerdo prácticamente con todo lo que ha dicho usted. El Gobierno, como decía esta mañana mi compañero, el consejero de Sanidad, estoy de acuerdo prácticamente con todo. Usted lo reivindica, nosotros no le diré que lo hagamos pero intentamos hacerlo, algunas cosas tenemos hechas.

Me gustaría poner en primer plano la importancia de una de las reflexiones que ha hecho usted hacia la mitad de su intervención. Su señoría dice: no es posible salir de la crisis o el COVID nos impulsa a mejorar la Administración. Creo que esa es la reflexión más importante, en mi opinión, sobre la materia que estamos abordando. Con la Administración que tenemos la reactivación económica no diré que es imposible, o que sería imposible, pero sí que sería muy dificultosa. Para salir de la situación en la que nos encontramos es necesaria otra Administración, con otra estructura, con otros procedimientos, con otros modos, con las mismas personas, porque tenemos 60 000 personas que son en este momento empleados y empleadas públicas, pero probablemente tenemos todos que darnos una vuelta, porque sin eso no será posible la reactivación. Por ello, el pacto, programa para la reactivación o reconstrucción, como usted ha señalado, como ha señalado su señoría, contiene como una de sus prioridades unas líneas que constituyen una estrategia, no tan detallada aún como lo fue la EMGA -la estrategia de modernización y gobierno abierto-, pero en fase de implementación y -si hubiera estado, que no sé si estuvo usted, el lunes por la tarde en Presidencia del Gobierno- ya con una ficha financiera, ya con números y datos y ya en estado de ejecución de alguna de sus líneas.

Por lo tanto, lo primero, para contestar a la solicitud de comparecencia y a las preguntas que formula su señoría, es recordar la existencia de esa prioridad estratégica y de esas líneas estratégicas.

Informar de su identificación para producir, como reclama su señoría, seguridad y confianza a la sociedad. ¿A qué nos vamos a dedicar? A estos proyectos y propósitos que se contienen en el plan y en ocho líneas identificadas de actuación.

Hacer notar que en todas ellas trabaja ya el Gobierno y en algunas con avances, al menos desde nuestro punto de vista, que nos parecen, dicho sin ánimo de autocomplacencia ni de satisfacción, ni siquiera de pensar que está todo el trabajo hecho, con algunos resultados espectaculares, en nuestra opinión.

Voy a recordar algunas de ellas. La introducción de procedimientos -esta tarde hemos reseñado uno-, procedimientos enteramente telefónicos de tramitación de expedientes administrativos. No había precedentes, que yo sepa, en el conjunto del país y, sin embargo, nosotros hemos construido... No había precedentes porque la legislación tampoco lo permitía, prescindir del papel, incluso prescindir del soporte electrónico. Pues las ayudas al alquiler y el ingreso canario de emergencia han permitido tramitar casi sesenta mil expedientes solo por teléfono. De esto se dirá lo que se quiera, se podrán discutir los números, como hemos hecho ahora, pero las solicitudes tramitadas desde el principio hasta el fin, en el plazo de unas pocas semanas, han sido 57 000, casi sesenta mil.

Hemos pasado de un 21 % a un 53 % de presentación de documentos en soporte electrónico. Los ciudadanos remiten documentos a la Administración, lo hacían hasta hace poco en un 21 % de sus solicitudes, ahora lo hacen en la mitad, de cada dos papeles que se presentan a la Administración uno se presenta en soporte PDF u otro formato electrónico.

Se han producido 10 000 accesos con el sistema Cl@ve PIN desde mayo hasta hoy, en que lo implantamos, a la sede electrónica.

Y el 60 % de los empleados públicos, su señoría me ha escuchado este dato la semana pasada, se ha incorporado al sistema de teletrabajo, que en una encuesta hecha, en la que han participado casi ochenta... perdón, casi tres mil de ellos, demuestra o exhibe o señala que el 82% se encuentra muy satisfecho.

Yo quisiera recordar también, además de señalar estas líneas estratégicas que están en el pacto -que estoy diciendo que ayer, sí, ayer, ayer fue la reunión del pacto en Presidencia del Gobierno, con la cuantificación, casi doscientos mil euros-, quisiera recordar que estas ideas, estas propuestas que hemos tenido que implementar como consecuencia de la enfermedad, de la pandemia, son, de algún modo, la concreción de algunas propuestas que traíamos en nuestro programa de Gobierno y que están formuladas en el discurso de investidura. Yo quisiera solo recordar tres, tres proyectos: una ley de regulación del sector público canario, de organización y régimen jurídico del sector público canario, una nueva ley de función pública, o del régimen de los empleados públicos de Canarias, y una nueva ley del Gobierno.

Estas líneas, a las que usted se ha referido, sustituyen a la estrategia de modernización y gobierno abierto. La estrategia de modernización y gobierno abierto se implantó con un propósito temporal, como ha señalado su señoría, de dos años, y en junio de 2019 el Gobierno la cerró, la cerró en el sentido de que la terminó, la validó, hizo un balance y entendió que lo que procedía era hacer otra. Yo sigo pensando que aquel fue un buen documento, que es un buen punto de partida, pero que las circunstancias han cambiado y nos han llevado al punto en el que estamos, en el que -como creo que ha dicho su señoría y si no le tomo su pensamiento aunque lo diga con otras palabras- la COVID nos exige, pero también nos impulsa, nos ha permitido poner en marcha algunas de estas medidas.

De modo que, al hablar de simplificación, de modernización, no comparecemos con las manos vacías. Tampoco eso nos releva de cumplir nuestros propósitos ni de hacer frente a las exigencias de la sociedad, pero, en cualquier caso, podemos decir que hemos caminado algún trecho del sendero que nos conducirá a los objetivos propuestos.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA PRIMERA (González González): Gracias, consejero.

Turno ahora para el Grupo Mixto, por tiempo de tres minutos.

El señor FDEZ. DE LA PUENTE ARMAS: Gracias, presidenta. Señor consejero, señorías.

Cumplir con los trámites que establece una norma implica desplazamientos, esperas y costes que no siempre están justificados. Así, existen trámites innecesarios, repetitivos o especialmente complejos que pueden suprimirse, reducirse o simplificarse. La Administración debe esforzarse para reducir la burocracia innecesaria y ser más eficiente.

Además, tras la crisis sanitaria ocasionada por la pandemia de la COVID-19 y sus consecuencias, por todos conocidas, se da la circunstancia de que la prioridad a día de hoy, desde todas las administraciones, es reactivar la economía tras la crisis económica que estamos sufriendo y que posiblemente se endurezca. Por ello se hace más necesaria que nunca la simplificación administrativa, la unificación de criterios y la eliminación de duplicidades, además de la creación y fomento de las plataformas y canales online para la tramitación de expedientes. La simplificación de las gestiones administrativas en la Administración autonómica canaria permitirá, además, un ahorro económico a la ciudadanía de nuestra comunidad.

Los pronósticos económicos son todos bastante negativos y en este contexto el papel de la Administración pública y, en concreto, del Gobierno de Canarias tiene que ser facilitar, promover y ser un motor de la actividad económica, además de un apoyo para las empresas, los empresarios y los autónomos, porque no olvidemos nunca que son ellos la base de una recuperación económica que, una vez superada esta crisis sanitaria, va a ser esencial para nuestro bienestar. Es por ello que desde Ciudadanos reclamamos en numerosas ocasiones, antes de la pandemia, durante la pandemia y ahora también, medidas de carácter urgente orientadas a simplificar la burocracia y los trámites burocráticos que afectan a la actividad empresarial y de todo tipo en Canarias, y que no son más que medidas que ya se están poniendo en marcha con éxito en otras comunidades autónomas. Esos son los pasos que tenemos que dar y firmes.

Tenemos que tener una Administración facilitadora y que la burocracia no sea una barrera permanente. Durante la crisis sanitaria los plazos administrativos se suspendieron. Fue en ese momento cuando la maquinaria de la Administración pública se dio cuenta de que, si no era suficiente y eficiente desde el punto de vista digital, se podría volver inoperante y los ciudadanos verse abocados a no poder plantear sus legítimos derechos ante la Administración. Afortunadamente, se reaccionó, con mayor o menor fortuna según los distintos centros directivos, y se evitó esa paralización total.

Para finalizar, permítame hacerle una propuesta, una muy sencilla de cara al futuro, y que no es otra que hacer un mayor uso de la figura de la declaración responsable, una pieza clave para simplificar la Administración. Una figura que permite al ciudadano manifestar que está en una situación determinada durante el derecho que solicita y el ejercicio que quiere llevar a cabo.

Esta pandemia vino con la intención de quedarse y cambiar nuestra forma de vivir y afrontar el día a día en los actos cotidianos; y, por tanto, es necesario adelantarse, actuar y tomar medidas para mejorar y agilizar la Administración pública de Canarias de cara al futuro.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA PRIMERA (González González): Gracias, señor Fernández.

A continuación turno para la Agrupación Socialista Gomera, por tiempo de tres minutos.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ (desde su escaño): Gracias, presidenta. Buenas tardes, señorías, buenas tardes, señor consejero.

Señor consejero, justo ayer por la tarde el presidente de Canarias nos convocaba a todos los firmantes del Pacto para la Reactivación Social y Económica de Canarias a una reunión para informarnos de la ficha financiera que va a acompañar a este pacto.

Este plan es muy claro, se conforma con siete prioridades que nos comprometemos todos a defender, y justo la prioridad número 6 es la agilización, simplificación, cooperación y coordinación administrativa. Esta es la sexta prioridad, porque todos estamos de acuerdo en que, ante estas circunstancias excepcionales que nos está tocando vivir, ahora más que nunca necesitamos de una Administración pública eficiente y moderna.

Por tanto, se pone de manifiesto en este pacto, y estamos todos de acuerdo, que es prioritario impulsar todas aquellas acciones, medidas y proyectos que permitan simplificar los trámites. Estas medidas justamente requieren de cambios normativos, que se están contemplando, de negociaciones con otras administraciones, para poder evitar así, en la medida de lo posible, los solapamientos competenciales, que solo generan confusión e incertidumbre entre la ciudadanía, y también se necesita compromiso presupuestario.

En el documento al que tuvimos acceso ayer en la reunión pudimos comprobar que como mínimo se destinarán a este fin 200 millones de euros. Por tanto, no se va a quedar solo en una declaración de intenciones, como muchos dudaron, sino que va a ir acompañado de esa ficha financiera.

Ahora lo importante también es sacarle el mayor rendimiento posible a esta partida y continuar avanzando en la transformación digital de las administraciones, la simplificación administrativa y la modernización e innovación de su actividad, pues esto se ha convertido en una necesidad para la Administración y también en una necesidad para el ciudadano.

Señorías, hace menos de un mes y medio que firmábamos este Pacto para la Reactivación Social y Económica de Canarias. Señor consejero, estamos avanzando en la dirección correcta. No es tarea fácil la que tiene este Gobierno por delante, puesto que ante esta situación sobrevenida que nos ha tocado vivir han sido muchos los cambios que se han tenido que realizar en un breve espacio de tiempo, pero yo insisto y repito que estamos en el camino correcto.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA PRIMERA (González González): Gracias, señora Mendoza.

Turno ahora para el Grupo Sí Podemos Canarias, por tiempo de tres minutos.

El señor DÉNIZ RAMÍREZ: Gracias, señora presidenta.

Yo creo que efectivamente para salir de la crisis, como usted dice, señor consejero, es necesaria otra Administración. Evidentemente tenemos una Administración muy recortada, en el pasado, ¿no?, con políticas neoliberales, y me parece que además esto lleva su tiempo, esto lleva su tiempo y no sé si dará con una legislatura, pero desde luego lo que es evidente es que este Gobierno está caminando en este sentido. Por eso a veces la derecha, como ve que estamos caminando, lo que hace es barruntar, barruntar un caos infinito, hambre, miserias, calamidades, en fin, que no les cuadra con su análisis de la realidad, porque ven que estamos funcionando y caminando. De hecho, como acaba de decir mi predecesora, hay 200 millones ya de euros invertidos en la agilización de todas las administraciones.

A mí me parece que habría que contemplar una serie de actuaciones, una serie de actuaciones que tienen que ver con articular medidas legislativas y administrativas, por ejemplo, en el ámbito territorial para materializar inversiones, pero desde nuestro punto de vista tienen que ser inversiones que garanticen la consolidación del cambio que estamos intentando. A mí me parece que es importante materializar inversiones en el ámbito del sector primario, del sector energético o en el sector de la construcción vinculada a la obra social, a la rehabilitación. En ningún caso, consideramos nosotros que se deban facilitar las inversiones para seguir incrementando la sobreoferta hotelera. Por ejemplo, en el sector turístico nosotros no estamos, no estamos conformes con que se invierta en la creación de más hoteles o de más plazas hoteleras. Nosotros ya manifestamos en este sentido nuestro desacuerdo. Si agilizar los trámites significa desproteger el territorio, nosotros también tenemos ahí nuestras dudas. Para nosotros simplificar significa agilizar en un sentido y en una dirección del bienestar social, ¿verdad?, y de mejora, en sintonía con lo que la Consejería de Transición Ecológica está planteando. Por lo tanto, nosotros no estamos de acuerdo con que agilizar trámites signifique desproteger ningún aspecto más del territorio.

A nosotros nos parece también que agilizar significa modificar una normativa para facilitar la contratación de empresas canarias en los proyectos que se contraten en ese sentido. Nos parece que no ha sido bueno el reciente contrato del Cabildo de Tenerife para depuración de aguas con la empresa Acuaes de 170 millones. A nosotros nos parece que, por ejemplo, nosotros no podemos pecar de eso. Es necesario modificar la norma para que las empresas canarias o unión temporal de empresas en Canarias puedan acceder a esos proyectos y que después no se las subcontrate. Nos parece que facilitar, facilitar, la contratación de empresas canarias es muy importante.

Y luego evidentemente nosotros estamos de acuerdo en apoyar todo lo que sea un itinerario de competencias digitales. Es evidente, y además hay precedentes y creo que ahí está el futuro.

Ahora, insisto, simplificar la normativa no significa destruir nuestro país, no significa saltarse las propias leyes.

La señora VICEPRESIDENTA PRIMERA (González González): Gracias.

Turno ahora para el Grupo de Nueva Canarias. Señora Domínguez, por tiempo de tres minutos.

La señora DOMÍNGUEZ HORMIGA: Gracias, señora presidenta. Señorías.

Desde luego que si hay un grupo que ha reivindicado insaciables veces y de forma reiterada la necesidad de simplificar los procedimientos administrativos, la necesidad de aplicar el principio de colaboración interadministrativa ha sido Nueva Canarias, antes de la crisis y durante todas las diputaciones permanentes que tuvimos durante el proceso de crisis.

Efectivamente, la simplificación no solo es un arma necesaria para facilitar la vida a la gente, es un arma fundamental para la reactivación económica. Es necesario no solo reducir los procedimientos sino los trámites que conforman los mismos procedimientos.

El pacto de reactivación, como bien decían mis predecesores, tiene un apartado específico en la materia y se refiere de forma concreta a la necesidad de reactivar, de simplificar los trámites en materia turística, en materia de construcción y en materia del sector primario, pero nosotros siempre hemos sido más ambiciosos en este sentido. Entendemos que la simplificación tiene que ir más allá. La simplificación, sabemos que los actos administrativos no dependen solo de las entidades autonómicas: gran parte de los procedimientos administrativos se dilatan por normativas estatales. Pero sí es verdad que sí necesitamos hacer un replanteamiento, un diagnóstico general de los procedimientos administrativos en Canarias: dónde fallan las administraciones, dónde tropiezan las administraciones, dónde se enfrentan los usuarios a los plazos, esos grandes plazos, esas dilaciones innecesarias en el tiempo. Por eso la creación de un grupo de trabajo en el que estén representadas todas las administraciones, consejerías y, sobre todo, las administraciones insulares y locales, que realmente son los verdaderos gestores, el 80, 90 % de la gestión diaria entendemos que son las administraciones locales.

La elaboración de una normativa... Como decía, este plan de trabajo tiene que llevar aparejadas unas propuestas de acción. Indudablemente tiene que haber modificaciones puntuales, distintas normativas sectoriales, que ya se están llevando a cabo, pero tenemos que ser más ambiciosos e ir más allá, y comunidades autónomas como Aragón, que está llevando a cabo una guerra a cuartel para la simplificación de los procedimientos, la ley para la simplificación de las administraciones públicas... Como decía, este diagnóstico tiene que proponer la aplicación de unos principios de colaboración y cooperación interadministrativa para que esta escasez de recursos, de personal, de fondos, porque tenemos que tener en cuenta que el recorte de fondos es inmediato...; se puedan aplicar de forma sensata a la ciudadanía. La digitalización tiene que formar parte imprescindible de esta simplificación, con la aplicación incluso de una telefonía inteligente.

Como digo, es necesario llevar a cabo este proyecto, siendo más ambiciosos y teniendo en cuenta que la seguridad jurídica y la transparencia tienen que estar de la mano con la eficiencia.

Muchísimas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA PRIMERA (González González): Gracias, señora Domínguez.

Turno ahora para el Grupo Popular, por tiempo de tres minutos.

La señora PÉREZ BATISTA: Gracias, presidenta. Buenas tardes, señorías.

La crisis económica que estamos sufriendo a consecuencia de la pandemia del coronavirus obliga a las administraciones públicas a impulsar la inversión. Pero, no nos engañemos, la reactivación económica solo tiene una receta a corto y a medio plazo, que es la inversión pública. Y, señor consejero, no hay inversión pública si no acometemos reformas estructurales tendentes a la simplificación administrativa. Por tanto, entendemos como eje fundamental la simplificación, primordial para la reconstrucción económica y social.

En Canarias debemos acometer de manera urgente actuaciones de simplificación, totalmente de acuerdo, tanto la simplificación normativa como la simplificación orgánica, y también la procedimental. Es real que la digitalización de los procedimientos administrativos ha conseguido que, bueno, ha sido eficaz para la simplificación administrativa, pero es francamente insuficiente.

Miren, señorías, ahogamos la inversión pública con muchos obstáculos burocráticos y normativos y, por otro lado, también ahogamos la inversión pública con procedimientos cuyos plazos son excesivos. No olvidemos que la inversión crea empleo y no hay mejor política social que el empleo, el empleo, que no el subvencionismo. Pues bien, si queremos una verdadera reactivación económica de Canarias, primero, apliquemos la ley ómnibus; dos, instemos al Gobierno español para que, con carácter urgente, sin ninguna dilación, acometa la modificación, la reforma de la Ley de Contratos del Sector Público, en la medida en que establece plazos excesivamente largos para incentivar y que evidentemente frenan la inversión pública. Una ley que, efectivamente, en el año que se aprobó era eficiente y era eficaz, pero que, teniendo en cuenta la nueva realidad económica y social, deja de serlo. Hay que reformarla. Miren, para que nos hagamos una idea, ustedes bien lo saben todos, todos los que están en ayuntamientos, en cabildos, en el Gobierno canario, para licitar una obra o un servicio de apenas 150 000 euros en una administración eficaz tardamos casi dos años, casi dos años. ¿Hay que hacer un pliego?: cuatro meses para hacer un pliego. ¿Hay que sacar a licitación la redacción del proyecto?: otros tres meses de licitación. ¿Nos entregan el proyecto?: ha pasado un año. ¿Hay que volver a hacer pliegos para la ejecución?: tres meses. ¿Hay que sacar a licitación la ejecución del proyecto? ¡Tres años para una obra de 150 000 euros! ¿De qué reactivación económica hablan ustedes?, ¿de qué plan de reactivación y construcción económica hablan ustedes? ¡No es real, no es real!

Ayer el presidente del Gobierno hablaba de 918, 14 millones de recursos propios, de otros 389 millones de superávit, de otros 373 millones, de los 550, de los 16 000 del fondo no reembolsable... ¡Para inversión es que no habla nada! No se determinó. Se habló de educación, de sanidad, ¿y en inversión pública?

Mire -se me va acabando el tiempo-, uno de los motivos por los que el Partido Popular, señor consejero y señorías, no firmó el pacto de la reactivación... (se produce el corte del sonido por el sistema automático de cómputo del tiempo y la Presidencia le concede un tiempo adicional) es mentira, no vamos a reactivar nada sin reformas estructurales importantes. ¡No vamos a reactivar nada! ¡No es verdad! Por eso no lo hemos aprobado, porque es una mentira, es un engaño a los canarios, porque no se va a poder acometer ninguna reactivación económica sin reformas estructurales, sin simplificación administrativa y sin modificaciones normativas de calado.

Yo termino. Desde el Grupo Popular tendemos la mano al Gobierno de Canarias para acometer reformas estructurales imprescindibles para el crecimiento económico de Canarias.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA PRIMERA (González González): Gracias, señora Pérez.

Turno ahora para el Grupo Socialista, por tiempo de tres minutos.

El señor ROQUE GONZÁLEZ: Gracias, señora presidenta. Señorías.

La gestión pública tiene que poner la atención en detectar y priorizar las necesidades reales de los ciudadanos, en un escenario donde es mayor la demanda social de los servicios públicos de calidad en un entorno socioeconómico fuertemente marcado por la protección ahora mismo de la salud pública.

Cuando hablamos de modernización en relación con las administraciones públicas hablamos de celeridad, transparencia y simplificación en nuestra relación con las mismas.

Hasta el año 2014, en aplicación del Decreto 48/2009, por el que se establecen en la Administración pública de Canarias medidas ante la crisis económica y de simplificación administrativa y una estrategia de modernización de las mismas, seguían tres líneas, cuatro líneas centrales de actuación: desarrollo de implantación de la administración electrónica, simplificación de los procedimientos administrativos y reducción de las cargas administrativas, mejora de la calidad de la prestación de los servicios públicos, la gestión integral del conocimiento corporativo y la transversalidad.

Más reciente es el Decreto 68/2015, por el que se establece el marco general para la innovación y mejora de los servicios públicos, que establece la simplicidad en la gestión administrativa como uno de los principios de actuación y obligación de la utilización de técnicas y métodos que permiten la simplificación de trámites, la eliminación de procedimientos innecesarios, la disminución de los tiempos de espera y la reducción de las cargas administrativas. Como vemos, las políticas se dirigían como elemento estratégico al buen gobierno, a la transparencia, a la simplificación administrativa y a la lucha contra la corrupción, fijando sus esfuerzos en las áreas y sectores de la economía con mayor impacto social y económico.

La reciente reforma de los pilares de la legislación administrativa, con la aprobación de la Ley 39/2015 y la Ley 40/2015... En su esencia era incrementar la eficacia, la eficiencia, la agilidad, la transparencia de las administraciones públicas, tratando de que estas sigan un funcionamiento íntegramente electrónico, sobre la base de procedimientos simples que eviten costes innecesarios a la ciudadanía y empresas, sin mermar las garantías de los interesados.

De conformidad, como decía, con el Decreto 68/2015, se determinaron unos objetivos específicos en la estrategia de simplificación para la reducción de cargas burocráticas. Esto originó la resolución de 16 de junio de 2016, por la que se dispone la publicación del acuerdo de esta estrategia, mencionada anteriormente por la proponente de la comparecencia. Y en eso tenía los siguientes ejes: mejora de la competitividad, crecimiento económico, generación... (corte del sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional), incremento del bienestar social. Lo que lleva a implementar herramientas estratégicas en los recursos humanos, esto es, modernización del acceso al empleo público, flexibilización de la movilidad del empleado público, innovación y cultura enfocadas al rendimiento, conciliación e igualdad en el empleo público y formación del empleo público. Todo esto lo tenemos que trasladar a la situación que vivimos, que ha actuado de acelerador de la digitalización y de los objetivos mencionados con las administraciones públicas, que hace necesaria la inclusión y la conectividad de todos. El 19 % de los hogares canarios no tiene conexión a internet, según ha indicado ayer el Diputado del Común. En suma, sin ciudadanos conectados no hay Administración pública del siglo XXI.

Gracias.

La señora VICEPRESIDENTA PRIMERA (González González): Turno ahora para el grupo proponente, señora Beato, por tiempo de siete minutos.

La señora BEATO CASTELLANO: Gracias, señora presidenta.

Cuatro meses, cuatro meses hoy desde la declaración del estado de alarma, cuatro meses de pandemia. Comunidades autónomas que hace meses que han adoptado decretos leyes de simplificación administrativa para la reactivación económica y han tomado medidas para impulsar la economía, citaba la portavoz de Nueva Canarias a Aragón; Andalucía, Baleares, Murcia, Extremadura. Y podía seguir, muchas comunidades autónomas. Y Canarias sigue pensando, sigue analizando, sigue dando largas. Y eso nos induce a pensar que tiene un grave problema de autocomplacencia y un grave problema de gestión. Yo sé que usted me va a negar la mayor, ya me la negó, me va a decir que el Gobierno está trabajando. Usted tiene siempre un debate entre el político y el letrado que lleva dentro, y el letrado siempre, claro, tiene que negar la mayor, defender al cliente, aunque indefendible, porque todo el mundo tiene derecho a la defensa, incluido este Gobierno, al que le falta iniciativa y le falta capacidad de respuesta.

Mire, usted me decía: la reunión de ayer. Decepcionante, decepcionante. Cuarenta y cinco días después de la firma del pacto, que nuestro grupo parlamentario lo firmó por responsabilidad, nos presentan un balance del plan de reactivación en el que, efectivamente, la prioridad, hay esa prioridad estratégica. Pero, mire, esto son unas líneas deslavazadas en las que además los tiempos nos preocupan mucho, porque nos dice que a partir de aquí se desarrollarán reuniones después de septiembre para recopilar del conjunto de las organizaciones y estaremos en condiciones de aprobar el plan definitivamente y poderlo ratificar en sede parlamentaria antes de que finalice el año. Antes de que finalice el año van a caer muchos autónomos, van a caer muchas empresas y muchas familias estarán pasándolo muy mal. El Gobierno tiene que trabajar con otro ritmo, con otro ritmo. Porque en esas mismas notas nos dice que está trabajando en un decreto ley de medidas administrativas, de agilización, sobre la intervención de la actividad y el impulso a la sostenibilidad. Cuatro meses, cuatro meses después de la pandemia no se sabe, no sabemos en qué fecha ni cuándo ni cómo tendremos ese decreto ley.

Mire, este Gobierno, nunca antes un Gobierno, nunca antes un Gobierno, ha tenido la suerte que está teniendo este Gobierno, porque, mire, tiene una oposición leal, responsable, colaboradora, proactiva, que le ha planteado medidas, soluciones y propuestas, las últimas en las enmiendas que presentamos al proyecto de ley de medidas urgentes. Nunca antes un Gobierno ha tenido las herramientas que tiene este Gobierno, el REF y el Estatuto de Autonomía. Nunca antes un Gobierno ha tenido, a pesar de que ustedes tienen ese relato de las calamidades que han pasado -un día podemos hablar de las calamidades y los problemas y las dificultades que tuvieron que enfrentar otros gobiernos-... Pero, señorías, cuarenta y cinco días después de firmar ese pacto seguimos sin tener nada, con vaguedades. Y hoy en su primera intervención usted me habla de que equis procedimientos telefónicos y equis procedimientos de tramitación electrónica, pero no tienen estrategia. Yo sé que se guarda usted la ráfaga para el segundo turno, si es que tiene la ráfaga. Como siempre, esa estrategia, cada uno tiene una estrategia legítima, de dejar para después, lo que impide el debate y la discusión de ideas, pero, bueno, cada uno la tiene. Nosotros seguimos dispuestos a seguir trabajando, pero no se puede seguir con este ritmo. Este Gobierno no puede seguir con este ritmo, tiene que dar respuestas. Y por eso le pedimos que nos responda.

Decía: no se pueden hacer las cosas de la misma forma. Estamos de acuerdo. Pero díganos cómo va a simplificar, cómo va a agilizar esta Administración: cuántas actuaciones de respuesta inmediata va a implantar, en cuántos procedimientos va a implantar la declaración responsable, en cuántos procedimientos y en qué procedimientos la comunicación previa de inicio de actividad, para que se puedan iniciar las actividades económicas con rapidez; en cuántos, en cuántos, cómo va a agilizar, en cuántos procedimientos va a imponer la tramitación de urgencia en la contratación, inclusive la tramitación de emergencia de la contratación, para dar respuesta a lo que este Gobierno tiene que contratar; y cómo va a facilitar que las inversiones privadas en proyectos de renovación, de modernización turística, en proyectos que inviertan en energías limpias, en proyectos de sostenibilidad para el sector primario, cómo va a agilizar esa legislación para dar respuesta a todas esas necesidades y activar la inversión privada. Díganos, porque eso es lo que estamos esperando y eso es lo que están esperando las empresas, los inversores, eso es lo que están esperando, y estamos viendo que otras comunidades autónomas, con las mismas dificultades, con el mismo escenario de pandemia, lo han abordado y esta comunidad no es capaz de hacerlo. Mire, para eso no hace falta dinero, no hace falta dinero, no hace falta esperar por la inversión de Madrid ni por la inversión de Europa, hace falta ponerse a trabajar, tener iniciativa y ponerse en marcha, para cambiar la máquina en el empleo público.

La estabilización le ha venido como agua de mayo, ese real decreto que le facilita prorrogar la oferta de empleo extraordinario para la estabilización, pero asuman la modificación de los procesos, asuman la seguridad tecnológica en los procedimientos.

No vamos a salir de esta crisis con paños calientes. Yo le decía: Europa está avisando. Ayer avisaba el ministro holandés y daba un recado a España muy preocupante, y nos decía que, dice que... (corte del sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo y la Presidencia le concede un tiempo adicional) ayudas, sin reformas no habrá ayudas; y le decía a Sánchez: encuentre usted la solución en España. Eso nos puede poner las cosas muchísimo más difíciles.

Por eso es necesario que este Gobierno se ponga a trabajar y nosotros le seguimos tendiendo la mano. Quítese usted la chaqueta de letrado defensor y póngase la chaqueta de letrado mediador, capaz de sentarse y llegar a acuerdos y mediar y sacar adelante esto. Nuestro grupo tiene la mano tendida, y no nos defrauden, porque estamos empezando a perder la paciencia.

La señora VICEPRESIDENTA PRIMERA (González González): Gracias, señora Beato.

Turno ahora de cierre para el Gobierno. Señor Pérez, por tiempo de siete minutos.

(El señor presidente se reincorpora a su lugar en la Mesa).

El señor CONSEJERO DE ADMINISTRACIONES PÚBLICAS, JUSTICIA Y SEGURIDAD (Pérez Hernández): Señora presidenta... señor presidente, perdón.

Yo no tengo estrategia, señora Beato, créame, un poquito sí, además aprendo aquí cada vez que vengo, pero no vengo con la estrategia puesta, no la tengo.

Me agrada lo que dice usted: que somos un Gobierno autocomplaciente y, en cambio, es una oposición, la suya, ¿cómo me dijo que era? -que yo estoy de acuerdo-, leal, colaboradora... -no me acuerdo de todos los adjetivos- y no es autocomplaciente. Yo no sería capaz de autopiropearme como usted se piropea o por lo menos no sería capaz de autopiropearme yo y luego reprochar al otro que se piropee. Pero, en fin, como no hay estrategia, acepto que usted se autopiropee y me diga todo eso que dice de la oposición. Que no sé si incluye a doña Astrid, que, en cambio, encuentra que el Gobierno miente, que es mentira, o que es mentira, o que es un engaño, o que es...

Yo sé que tenemos una situación económica gravísima, eso no tiene ningún sentido discutirlo, ni va a ser más grave porque ustedes lo digan cada vez más, pero quiero pensar que de esta situación podremos salir, entre otras cosas, mejorando la Administración.

Le desafío, como dijo antes alguno de los intervinientes, a que me diga usted exactamente qué decreto ley de simplificación administrativa contiene una norma que nosotros no estemos aplicando. Usted saca los boletines oficiales y me dice "esta". Porque no se mide la eficacia por el número de decretos leyes, la eficacia no se mide al peso. Si es por eso, nosotros hemos sacado unos cuantos, ¿eh? Incluso nos han reprochado que son muchos. A veces son muchos, a veces son pocos. Y usted dice que tenemos equis expedientes; no, equis no, equis no, dos: ingreso canario de emergencia, ayudas al alquiler del Instituto Canario de la Vivienda, 60 000 solicitudes tramitadas telefónicamente. Diga lo que quiera, pero no equis; o diga equis e y, porque son dos. Y dígame en qué comunidad autónoma, de esas que usted lee, hay un procedimiento de tramitación exclusivamente telefónico. ¡En ninguna, señora Beato, no lo hay! Yo comprendo que usted está en la oposición -¿cómo me dijo que era?, leal, ¡muy buena!-, pero también conviene que esté informada. Eso es útil, saber lo que ocurre y cuáles son los hechos.

A mí me parece que coincidimos prácticamente todos en la necesidad, en la dificultad, en el diagnóstico, decía la diputada doña Sandra... -temo no acertar con el apellido, ¿Domínguez?, gracias-en la digitalización y en la urgencia. Estamos todos de acuerdo.

Estoy de acuerdo con el señor Fernández de la Puente en que hay que generalizar el sistema de comunicación previa en sustitución de la solicitud. De acuerdo. Estamos pensando en qué procedimientos esto puede hacerse, porque nos puede ocurrir lo que dice el señor Déniz, que a base de comunicaciones previas tuvimos que traer aquí un decreto ley -que Ciudadanos no lo terminó de entender muy bien, su colega-, porque con las comunicaciones previas se nos llenaron de autorizaciones indirectas de casinos... de centros de juego -se acordará doña Carmen de la iniciativa-, y tuvimos que traer corriendo un decreto ley para cambiar el sistema de comunicaciones previas, no vaya a ser que se le ocurra a la gente abusar de ello.

Pero, en cualquier caso, yo creo que lo que tenemos y lo que a mí me gustaría poner de relieve en primer término y resaltar es el hecho de que lo que hemos hecho en estos meses, en estos cuatro meses que usted nos cuenta, la solicitante de mi comparecencia, ha contado con la intervención activa de los empleados públicos y de los ciudadanos. Porque yo creo que no son los recursos lo que nos falta. No nos faltan ordenadores ni espacios ni normas ni ideas, las tenemos todos, y si yo no las tuviera, las tienen ustedes -y esta vez no es estrategia, ¿eh?, se lo digo, si me lo permite, de todo corazón-. Si no las tengo yo, las tiene usted y yo las aprovecharé, porque es mi deber. Pero no sabíamos cómo iban a reaccionar los ciudadanos.

Para mí es una sorpresa que más del ochenta por ciento de los empleados públicos de Canarias se muestren satisfechos o muy satisfechos de la utilización de medios electrónicos. Yo no lo sabía y podría pensar que íbamos a encontrarnos ahí con un muro, con una resistencia cultural. O que familias de escasos recursos, porque son 16 000 familias, las 16 000 solicitantes del ingreso canario del que hablábamos antes... -que usted, por cierto, y yo agradezco, intentó disipar la tensión para introducirnos en un ambiente más constructivo-. Pero esas 16 000 familias, probablemente de escasos recursos y probablemente de escasos conocimientos en comparación con otras y probablemente sin acceso a un ordenador, sin embargo, han utilizado el procedimiento telefónico y electrónico en parte para gestionar una solicitud, de las cuales 16 000 han sido tramitadas favorablemente. Eso es extraordinariamente positivo. Tenemos una sociedad y un sector público capaz de digitalizarse, capaz de simplificarse, capaz de modernizarse.

¿Que nos toca a nosotros dictar las normas?, desde luego. Ahora, no me diga que son vaguedades, las páginas de ayer, ¿eh?, está muy concretito lo que queremos hacer. Tan concretito como pudo estar la EMGA en su primera formulación. Por cierto, la EMGA, he enviado el acuerdo de cierre, se cerró con datos que... Créame que intento no ser hiriente, como dice usted, o no ser letrado defensor, afirmando que el 90 % de los procedimientos estaban electrificados, en fase 4. No es verdad, no era verdad, es decir, había una autocomplacencia ahí escrita. Que yo no censuro porque, en fin, estamos en lo que estamos y había que...; era una época de buscar votos y a lo mejor convenía señalar unos éxitos que no eran del todo tan importantes como la realidad acreditaba.

Pero, en cualquier caso, esto es una estrategia. Tenemos la estrategia, tenemos las ganas que todos ustedes tienen, tenemos los equipos, tenemos las normas y tenemos el cambio cultural que se ha introducido, porque, como yo dije antes intentando robarle una frase, la COVID -o por lo menos una idea, o pedírsela prestada, si me permite-, la COVID nos exige pero también nos impulsa. Y el punto de partida que el Gobierno ha generado con este documento es, en mi opinión, muy favorable para seguir caminando hacia la modernización y la simplificación.

Muchas gracias, señor presidente.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor consejero.

(La señora secretaria segunda, Reverón González, ocupa un escaño en la sala).

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 10L/C/P-0369 Sobre Del Sr. consejero de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad, sobre la reforma de la Administración Pública y simplificación administrativa para contribuir a la reactivación económica y social de Canarias.