Diario de Sesiones 42/2020, de fecha 22/9/2020 - Punto 29

10L/C/P-0495 COMPARECENCIA DEL SEÑOR CONSEJERO DE ADMINISTRACIONES PÚBLICAS, JUSTICIA Y SEGURIDAD, SOBRE LA GESTIÓN DE LA CRISIS MIGRATORIA IRREGULAR HACIA CANARIAS, A PETICIÓN DEL GRUPO PARLAMENTARIO SOCIALISTA CANARIO.

El señor PRESIDENTE: Vamos a reanudar la sesión plenaria con las comparecencias acumuladas, la 467, 485, 495, del señor consejero de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad, a petición del Grupo Parlamentario de Nueva Canarias, del Grupo Nacionalista Canario y del Grupo Socialista Canario.

Como les digo, señorías, ya saben, es una comparecencia acumulada comenzaremos con turnos de los grupos solicitantes de la comparecencia, comenzamos por el Grupo Parlamentario de Nueva Canarias, tiene la palabra.

Adelante, señor Campos, tiene la palabra.

El señor CAMPOS JIMÉNEZ: Muchas gracias, señor presidente. Buenas tardes, señorías.

No es la primera vez, no va a ser la última vez que tratemos el tema de migraciones en Canarias, en el mundo, y las afecciones que tiene. Y no ha sido y no va a ser porque Canarias ha sido tierra de migraciones en su historia y lo va a seguir siendo, unas veces saliendo en barquillas, años más tarde en barcos, posteriormente incluso en aviones, en otras recibiendo a personas llegadas de otros lugares. En este momento somos la frontera sur de Europa y del Estado español, y lo vamos a seguir siendo.

Las migraciones son un fenómeno indisoluble a la condición humana, a las sociedades desde el principio de la humanidad y lo va a seguir siendo. Tomar conciencia de esto es algo fundamental para, a partir de ahí, ser capaces de intentar buscar soluciones estructurales, soluciones que permanezcan en el tiempo. Veremos cómo Canarias fue capaz de responder de manera adecuada, sus instituciones, su ciudadanía, en momentos incluso peores que este, pero, pasados los años, relativamente solucionada la presión inicial migratoria, muchas de aquellas acciones pasaron al olvido. Evidentemente, estamos ahora en un momento de incremento en la llegada de personas migrantes a nuestra tierra y, lamentablemente, no hemos estado a la altura en cuanto a acogida se refiere, al menos, creo que eso no lo podrá discutir nadie. Pero mi intervención en el día de hoy va a estar centrada fundamentalmente en la búsqueda de soluciones, en ejercer la presión necesaria a quien le corresponda, a la institución que tenga la competencia en cada momento, en ser capaces, como decía, de aplicar políticas propias en materia migratoria y exigir al resto de instituciones la aplicación de las políticas que le corresponden, con una premisa fundamental: en el centro de todas y cada una de esas políticas los derechos humanos deben de estar presentes. Por tanto, aunque el espíritu de la comparecencia va a ser absolutamente constructivo por parte de Nueva Canarias, no implicará la denuncia en algún caso y la exigencia de soluciones que, como decía antes, pasan obviamente por la exigencia a cada una de las instituciones, desde la Unión Europea, el Estado español, obviamente las competencias que tenga nuestra propia comunidad autónoma, cabildos y ayuntamientos.

Esta no es una nueva realidad para nosotros, ni de lejos la más profunda. Lo decía antes, ya a finales de los 90, principios del 2000 tuvimos quizás el primer, en estos tiempos modernos, la primera llegada relativamente amplia, potente de migrantes de las costas africanas. Con posterioridad, del 2006 al 2008 todavía fue mayor; en el año 2006 más de treinta y un mil personas llegaron a nuestra tierra. Y decía que en aquel instante la sociedad canaria, sus instituciones pudimos y supimos responder, no sin dificultades, afrontando en un momento determinado incluso lo que era un fenómeno nuevo; por tanto, no se explica que años más tardes, ante fenómenos similares, no tengamos, no hayamos tenido la capacidad de respuesta similar a la que tuvimos en aquel instante. En aquel momento, desde el propio Gobierno de Canarias, desde sus instituciones, se pusieron en marcha algunas iniciativas, una de ellas fue el Foro Canario de Inmigración, recientemente convocado y que juega un papel fundamental, pero no puede ser un espacio que aparece y desaparece en función de las crisis migratorias; esta es una de las primeras propuestas que hacemos en el día de hoy. Tiene que ser un foro permanente, más importante, si me apuran, en momento de menor presión migratoria, porque es ahí cuando un foro de este tipo puede realmente proyectar si las urgencias políticas que incidan en intentar que los fenómenos migratorios se hagan de la forma más regular, más ordenada, desde el punto de vista de seguridad, posible. Y esto se puede hacer, muy difícil, no va a depender solo de Canarias, por supuesto, pero se puede hacer. Lleva mucho tiempo, por supuesto lleva mucha inversión, pero es necesario e imprescindible.

En aquel momento planteábamos también la reedición del Pacto Canario sobre Inmigración, perdón, pusimos en marcha el Pacto Canario sobre Inmigración, y hoy planteamos -y es otra de las propuestas que queremos hacer y lo detallaré con profundidad en la siguiente intervención- la reedición de aquel pacto, político y social. Un pacto donde aparquemos los intentos de algunos de xenofobia, que trabajemos desde la altura de miras exigiendo a quien corresponda, como decía, la toma de medidas, pero también dando pasos adelante de forma mucho más estructural que ante la coyuntura de llegadas... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional)... de llegadas relativamente potentes en un momento determinado u otro. Es necesaria la reedición de ese pacto canario de inmigración, como digo, con posterioridad plantearé algunos términos que son importantes. Y también plantearé en la siguiente intervención la necesidad de una mirada hacia África, un continente al que damos la espalda constantemente hasta que llegan esas personas a nuestras tierras, a partir de ahí volvemos a mirarles a los ojos e intentar entender su realidad, intentar entender cómo algunos se juegan la vida para, en apenas cien kilómetros, llegar a lo que consideran la panacea.

Por tanto, serán los dos ejes fundamentales sobre los que hablaremos en la segunda... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor Campos.

Turno para el Grupo Nacionalista. Señor Cabrera.

El señor CABRERA GONZÁLEZ: Buenas tardes, presidente, señorías.

Las imágenes de cuatrocientos inmigrantes durmiendo en el suelo del muelle de Arguineguín en Gran Canaria, las imágenes de una nave para madurar el queso con enfermos inmigrantes del COVID, la noticia, que hoy leíamos, sobre veinte inmigrantes que murieron en quince días de agonía en alta mar sin ser rescatados o las palabras del capitán del Salvamar que ayer escuchábamos en los medios "esto no se hace. Estoy jugando con vidas humanas", todo esto refleja un escenario ajeno a la defensa de los derechos humanos. Desbordados e incapaz que retratan la descoordinación y la falta de liderazgo en la ejecución de los servicios públicos estatales y autonómicos para hacer frente a uno fenómeno de la inmigración irregular en Canarias, que no es nuevo, como bien se ha dicho.

Desde el pasado 1 de marzo la llegada de inmigrantes ha ido en aumento. Los datos que vemos de ONG, de las instituciones -doscientas personas en un solo día, más de dos mil personas viven hacinadas, 350 muertos o desaparecidos en la travesía-; estas circunstancias se asemejan a la crisis que ya vivimos.

La primera patera llega en 1994 a las costas de Fuerteventura. Lo vivimos en solitario, pero en solidaridad con la propia isla. Y, de ahí al 2006, se vivió una crisis sin precedentes, con un desconocimiento total por parte de todos, pero es justo reconocer que en aquel momento, un Gobierno nacionalista, presidido por don Adán Martín, con un delegado del Gobierno que era el señor Segura, del Partido Socialista, no tuvieron color y defendieron, y fueron y exigieron a quien hay que exigirle, que es al Gobierno de España, que es quien tiene las competencias. Y de ahí se puso en marcha políticas que continuaron luego en la siguiente legislatura con Paulino Rivero de presidente, y que siempre ayuntamientos y cabildos trabajamos y fuimos de la mano, porque sabíamos y sabemos dónde hay que exigir, y hay que exigirle al Estado, que tiene las competencias y no pueden mirar para otro lado porque había que hacer convenios con países de origen, de donde salen, fundamentalmente con Marruecos y Mauritania, había que exigirle a Europa y había que ser solidario y había que trabajar desde cada uno de estos rincones; y ahí jugó un papel importante la sociedad canaria.

En Fuerteventura eran los vecinos de Gran Tarajal o los de la costa quienes llevaban mantas, chocolate, la comida. Y hoy nuestra improvisación, la improvisación de este Gobierno de Canarias y el olvido del Estado, hacen que sean ustedes los que están alimentando esas ideas de partidos xenófobos y que está empezando a calar en la sociedad. No se puede seguir improvisando en una situación como esta.

Políticamente nos encontramos ahora con un Gobierno que, bueno, no es capaz de exigirle al Estado que tiene que socorrer, que tiene que atender y que tiene desplazar a muchas de estas personas hacia donde tienen que ir.

Nos cansamos de decir que somos la puerta de Europa en el Atlántico, en el sur de Europa, bien, pues esa debe estar protegida, debe estar atendida, y hoy nuestros centros están al límite de sus posibilidades, las personas durmiendo en situación de trato inhumano y, bueno, creciendo la incertidumbre día a día.

Si algo pudimos aprender en el 2006, señorías, y en las sucesivas crisis, es que nunca se ha cerrado completamente y que las políticas de Estado no pueden estar basadas solo en sancionar ni limitar, sino en dar salida, en dar salida, bien sea en el lugar de origen o en el lugar de destino, porque, como se ha dicho, contra la movilidad humana hay pocas medidas efectivas que se puedan aplicar.

Decíamos antes que apreciamos la reacción del Gobierno de la nación, rayando el desinterés; que las visitas de los ministros, bien, pero llegan tarde; un Gobierno de Canarias dócil en la coordinación y en los recursos existentes; y un foro canario de la emigración que pedimos allá en el mes de marzo y lo volvimos a incidir en el mes de junio que no llega; un plan estratégico de los recursos para dar respuesta. Nada de eso se hizo, nada de eso se ha hecho. Y lo nuevo no es la llegada de pateras, lo nuevo es la dejadez, la incompetencia y la responsabilidad del Gobierno de España y del Gobierno de Canarias.

Desde nuestro grupo hemos hecho propuestas en la línea de mano tendida, porque esto es un problema de todos. Los inmigrantes son nuestros inmigrantes porque llegan a nuestras costas y tenemos que respetar los derechos humanos y tenemos que dar los servicios suficientes. Eso no lo está haciendo hoy ni el Estado español, ni lo estamos haciendo nosotros.

Y que nadie se esconda en el discurso de no es mi competencia... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional)... yo coincido con eso...

El señor PRESIDENTE: Sí, continúe. Concluya.

El señor CABRERA GONZÁLEZ: Gracias, presidente.

No podemos decir que no es nuestra competencia, pero sí es nuestra responsabilidad, y también tenemos competencias en el Gobierno de Canarias.

Por tanto, en estos momentos en esta situación de desespero, donde las noticias cada día dan un bofetón a la realidad, el Gobierno de Canarias tiene que reaccionar, sean o no sus competencias tiene que liderar, no puede ser un Gobierno dócil. No nos basta con llamar godo a un ministro, porque es lo que se merece que lo llamen, con eso no basta, señoría. Es que tuvimos al presidente... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Cabrera.

Turno para el Grupo Parlamentario Socialista, señora Alemán.

La señora ALEMÁN OJEDA: Gracias, presidente. Buenas tardes, presidente de Canarias, consejeros, consejeras, diputados y diputadas.

Europa Press: empresarios canarios creen que se han ensombrecido el destino turístico del que ha gozado siempre Canarias; el presidente de la federación de empresarios señaló que la llegada de inmigrantes irregulares ha alarmado y ensombrecido el destino turístico del que ha gozado siempre Canarias. Podría ser un titular de hoy, pero es de octubre de 2006, y no hemos aprendido ni progresado nada.

No será la primera vez que me oyen decir en este atril que es ineludible que en un mundo globalizado como en el que vivimos los movimientos migratorios son un importante desafío, pero que además entraña una gran oportunidad. Debemos desarrollar esta oportunidad, hacerla real. Esto exige adoptar y aplicar decisiones complejas, pero adecuadamente formuladas.

España, como país de inmigración, tiene un papel pedagógico, debe dejar claro a la ciudadanía el reconocimiento del derecho a la integración, a la movilidad social de los y las inmigrantes, y estos, a su vez, deben respetar también las reglas de vida en común.

Entendemos la integración, por tanto, como un proceso bidireccional de adaptación mutua, que requiere la participación activa de toda la ciudadanía.

Desde que se conformó este Gobierno de Canarias se está produciendo un incremento de la llegada de inmigrantes, que nosotros no tenemos ningún interés en negar, porque las cifras están ahí. Y le toca a usted, señor Pérez, comparecer por todo esto. Sabemos que sus competencias acaban con la seguridad, aunque comparezca usted aquí para hablar de inmigración sin ser su competencia o explicar cómo se gestionan los recursos del Estado sin ostentar responsabilidad acerca a este respecto. Pero le agradezco su predisposición siempre.

Pero, como sucede en Canarias, y todo lo que sucede en Canarias nos atañe como pueblo y los socialistas ni podemos ni debemos ni queremos mirar hacia otro lado, hoy estamos aquí compareciendo.

La mayoría de las personas que viven en esta tierra, además, no conocen de competencias, mucho menos los que vienen desesperadamente desde sus países. No es Canarias su destino anhelado, solo ven en Canarias la puerta a Europa y el bálsamo que alivia su sufrimiento, el mismo que les llenó de arrojo, tesón y valor para embarcarse en busca de una mejor vida o, simplemente, para poder vivir. Pero algunos les molesta que merodeen por sus pueblos porque afea la imagen turística, casi siempre los mismos que son incapaces de ceder espacios para acoger inmigrantes, los mismos que dicen "yo no soy racista pero"... Eso les molesta, verles merodear por los pueblos; lo de pernoctar hacinados no molesta tanto o la cantidad de vidas que se truncan en el océano. Y éramos nosotros hasta anteayer los que salíamos de Canarias buscando mejor futuro. Qué memoria más débil.

A día de ayer han llegado a Canarias 5490 personas de manera irregular, vía marítima, en 199 embarcaciones, frente a las 930 personas que habían llegado hasta esta fecha en 2019, lo que supone un incremento del 490,43 % Datos provisionales facilitados por el centro de coordinación regional de Canarias, hasta la publicación de la estadística definitiva, que se hace cada quince días por el Ministerio del Interior. Cruz Roja, en la actualidad, tiene destinadas a acogida humanitaria de emergencia 2880 plazas, frente a las 100 plazas de media destinadas a este fin que había en el semestre, en el primer semestre del año 2019. En acogida integral, 285 plazas. Además, en el territorio autonómico se encuentra también trabajando en la acogida otras entidades como Sear y Cruz Blanca.

Sin estar acogidas a los programas del ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, también está Misión Cristiana Moderna, en Fuerteventura, alrededor de cien personas acogidas, y la asociación Oportunidades de Vida, en Gran Canaria, alrededor de unas treinta personas. Un aumento evidente en las llegadas al que ha habido que dar respuesta inmediata. Necesitamos más celeridad, más rapidez en las respuestas, sin duda. Necesitamos actuar en origen y actuar en destino, pero sí es cierto que debemos hacer una reflexión y recapacitar acerca de cómo hemos llegado hasta aquí. Empezaba mi primera intervención hablando de lo que sucedía en 2006; estamos en 2020, catorce años después, tenemos menos infraestructuras que las que obtuvimos en aquella época. Algo se ha hecho mal. En mi segunda intervención, después de escuchar al consejero, plantearé lo que, desde el punto de vista del grupo parlamentario, se debería mejorar.

Gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señora Alemán.

Turno para el Gobierno, señor consejero. Adelante.

El señor CONSEJERO DE ADMINISTRACIONES PÚBLICAS, JUSTICIA Y SEGURIDAD (Pérez Hernández): Señor presidente, señorías.

De nuevo hablamos de emigración y, debo decir, me parece muy bien. Por las razones que ha expuesto el señor Campos y por algunas otras. Lo hicimos esta mañana, trataré de dar respuesta ahora a algunas preguntas que me hizo el señor Betancor, y debemos seguirlo haciendo.

A mí me gustaría, como frontispicio, como apoyo, como apoyatura de esta afirmación de que seguiremos hablando de la inmigración, leer, con permiso de la Presidencia, que probablemente no sea una buena costumbre parlamentaria, algo que ha dicho ayer, anteayer, la presidenta de la Comisión Europea, exponer sus propósitos para la temporada política que comienza.

El primero de ellos, "Cambiemos las cosas", se llama su manifiesto, y el primero de ellos es la migración: "una cuestión que ha dividido a Europa durante demasiado tiempo y que estoy convencida", dice la señora Von der Leyen, "puede y debe ser objeto de una gestión conjunta. Basta con leer las noticias para comprender la urgencia de encontrar una solución sostenible para todos. La Comisión Europea presentará en breve", creo que será el día 28 de este mes, "un nuevo Pacto Europeo sobre Migración que adoptará un enfoque humano y humanitario y que demostrará que no solo tiene de pacto el nombre, sino que será un auténtica solución común europea basada en la solidaridad ―tanto entre europeos como con los refugiados― y en la responsabilidad colectiva de los gobiernos nacionales. La migración no va a desaparecer. Tenemos que gestionarla bien, con sus desafíos y con sus oportunidades".

Y digo que querría utilizar esto como apoyatura y como frontispicio, como comienzo de esta intervención, que agradezco tener la oportunidad de hacer, para compartir una reflexión personal, que no se me escapa, no termina de escapárseme del cuerpo después de tantos meses ya de tratar con esta materia. En ocasiones me parece que el debate entre la Oposición y el Gobierno o entre el Gobierno y los comentaristas políticos, o entre la clase política, si se llama así, y un sector de la opinión, no es el debate entre izquierda y derecha, el debate entre buenos y malos o entre nacionalistas y no nacionalistas -como esta tarde hemos oído aquí varias intervenciones-, sino entre quienes no saben que la migración no va a desaparecer y es un fenómenos complejo y quienes -y eso me ha parecido oír en alguna de las intervenciones-, quienes creen que todo se debe a que el Gobierno es defectuoso, deficiente y que podría tomarse una única medida, esta que se tomó por el señor Martín o por el señor Segura y el Gobierno este no ha tomado y el problema desaparecería.

Gravísimo error, gravísimo error. La migración nos acompañará, la migración seguirá siendo un problema y no hay otro modo de resolverla que el trabajo común, solidario y responsable. No hay una solución única y no hay una única Administración, no es verdad que sacudiendo al Gobierno del Estado, ojalá el Gobierno del Estado fuera sacudido, por nosotros o por ustedes, y tuviera una solución que resolviera el problema. Le incumbe a la Unión Europea, al Estado, a la comunidad autónoma, a los cabildos, a los ayuntamientos.

El objetivo en este panorama de la Comunidad Autónoma de Canarias, de su Gobierno, su misión, su rumbo, es el de tratar de que, poniendo antes que nada la protección de la vida y de la dignidad, el impacto de la migración sobre Canarias, su territorio, sus recursos, su economía, sus servicios públicos, sea aquel que no quepa evitar ni eludir ni rehusar aplicando los principios de solidaridad y de responsabilidad y siendo conscientes de la peculiaridad de nuestra frontera y de su peligrosidad. No hay ninguna frontera en el mundo que no esté como, salvo... como... la nuestra, lo diré mejor, es la única frontera en el mundo donde el fin de un país no coincide con el comienzo de otro. Ninguna. Aquí el señor Trump no podría construir un muro, porque tendría que ser un muro de mil kilómetros de ancho y, además, en una travesía, en una localización especialmente peligrosa.

¿Qué se propone, qué cree la Comunidad Autónoma de Canarias y su Gobierno que debe hacerse? En origen, por la Unión Europea y por la Administración general del Estado evitar las salidas, lo cual no es llegar y evitarlas, requiere ayudar a los países ribereños en la medida en que los países ribereños quieran, efectivamente, evitar las salidas, porque hay países ribereños en los cuales el volumen de las remesas recibidas de los emigrantes en Europa es superior al importe de las ayudas europeas, de modo que habrá que pensar si un ministro de Senegal o de Mauritania tiene el deber de impedir la emigración o, quizá -no digo que a Canarias-, el de favorecerla para recibir remesas que ayuden a esos países.

Durante la travesía hay que evitar los naufragios, en esa segunda etapa, y ahí las competencias son también de la Unión Europea, que tiene el sistema Frontex, de la Administración del Estado, y, en alguna medida, cuando se aproximan a nuestras costas, también de los servicios de salvamento canario.

A la llegada hay que prestar asistencia humana y sanitaria, y vuelve a ser la Administración del Estado, pero también la comunidad canaria. Durante la estancia es preciso proporcionales un alojamiento digno y, en su caso, producir su retención para la expatriación, repatriación o expulsión, y esto sí es una competencia de la Administración general del Estado, también de los servicios sociales y, en alguna medida, del Gobierno de Canarias. Y, finalmente, acordar su derivación al interior del continente europeo o su repatriación, competencia que es, de nuevo, de la Unión Europea y del Gobierno de España.

Excluyo la actuación en relación con los menores no acompañados, los niños son competencia exclusivamente de la comunidad autónoma.

¿Qué ha hecho, qué hace el Gobierno de Canarias, aquejado de dejadez, incompetencia y falta de liderazgo, según reprocha el representante de Coalición Canaria, a quien, como ha dicho la diputada señora Alemán, lo mismo se le decía en el 2006? Pues ejercer sus propias responsabilidades, impulsar y exigir las de otros.

¿Y qué ha logrado?, ¿y qué espera? Unas pocas cifras, que algunas contestan al señor Betancort de esta mañana. Este año han llegado cinco mil quinientos, casi cinco mil seiscientos emigrantes, a día de hoy, más... de los cuales, 20 han fallecido, lamentablemente. De los 5554, 3243 están en centros de acogida, esas imágenes que el señor Cabrera recuerda sin duda han existido, el queso fermentado junto a los inmigrantes ha podido producirse durante unos días, durante unas horas, en algunos casos; el aula de la naturaleza que tanto preocupa al señor Betancort y quiere que se lleven al cuartel han podido estar ocupadas. Pero la realidad es que a día de hoy hay 3243 migrantes alojados en establecimientos con condiciones de dignidad y 878 en alojamientos de la comunidad autónoma. Por tanto, hay unos mil cuatrocientos -y contesto a su pregunta, señor Betancort-, esta es probablemente la cifra de derivaciones a la Península. ¿Por qué le digo probablemente? Porque el Ministerio del Interior se empeña en no distribuir, oficialmente, una cifra, porque cree que si lo distribuye produce un efecto llamada, pero es más o menos fácil calcularla, si no son mil quinientos serán mil, serán mil seiscientos los que han podido marcharse de Canarias, porque no están ni alojados ni encerrados.

¿Y qué podemos esperar de las actuaciones? Esto es lo que ha ocurrido, ¿qué podemos esperar? Pues, del acuerdo europeo, si se produce en los términos anunciados, que vuelva a regularse la migración legal, que se refuerce Frontex y, por ello, que se impida la salida; de la Administración del Estado el aumento y la mejora de los espacios, la recuperación de las repatriaciones y el aumento de las derivaciones que, como vemos, empiezan a volver a producirse.

La migración no va a terminarse, como ha dicho el señor Campos, ha dicho la señora Alemán, y me parece que indirectamente reconoce el señor Cabrera. Solo debemos y podemos aspirar a su gestión ordenada y responsable, basada, como dice la Comisión Europea, en la solidaridad, entre los europeos y con los migrantes.

Canarias aspira a que, de ese modo, no se vea sola como punto fronterizo en la atención y en la gestión de ese fenómeno migratorio.

Hace bien Coalición Canaria en recordar cómo se produjo un acuerdo interpartidista y todos pudimos atender a los flujos migratorios -por cierto, seis o siete veces más que los que tenemos ahora, ¿no?- entre todos los partidos.

Quizá podríamos preguntarnos por qué el dispositivo que se generó y que se creó -alguna pregunta ha hecho el señor Campos-, ¿por qué se desmanteló?, ¿por qué desapareció?, ¿quién lo quitó? Porque también gobernaba don Adán Martín y también gobernaba don Paulino Rivero cuando se puso y cuando se quitó. En cualquier caso, eso es el pasado, el futuro es el de la convivencia con la migración, ordenada, solidaria y respetuosa, y nosotros creemos que hay motivos fundados para la esperanza, y es esa esperanza -expresión, por cierto, marinera- la que nos mantiene.

Quedo, en todo caso, a su disposición para una segunda intervención.

Gracias, señor presidente.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor consejero.

Turno para los grupos no solicitantes de la comparecencia. Grupo Mixto.

El señor FDEZ. DE LA PUENTE ARMAS: Gracias, señor presidente.

Señor presidente, señor consejero.

Hablar de crisis migratoria es hablar de un problema que requiere de un frente común para un reparto humano, justo y solidario en sus políticas, no solo de los emigrantes, sino también entre los países de la Unión Europea, de modo y manera que en los países de primera frontera, como es el nuestro, se protejan y acojan a los inmigrantes, en primer lugar, puedan contar con la necesaria solidaridad de los demás miembros de la Unión.

Para Canarias, como región de primera llegada, es sumamente importante que el resto de España y todos los países europeos se sientan implicados, partícipes y solidarios en la respuesta que se debe de dar a este preocupante problema. La seguridad europea pasa por lograr seguridad en nuestras costas y esta solo se puede lograr si nuestros países vecinos en el sur son países estables, algo sumamente complejo, pues la pandemia y la crisis económica han hecho empeorar la situación en la mayoría de estas regiones. Si solamente planteamos respuestas de forma de reubicación y solidaridad no conseguiremos paliar el problema, ya que los datos históricos constatan que en los últimos quince años el porcentaje de reubicación a otros Estados miembros ha sido solamente del 8 %.

En cuanto a la atención a inmigrantes que llegan a las costas de Canarias en cayucos o pateras se hacen necesarias medidas urgentes, que van desde protocolos para dar una mayor acogida a las personas que arriban, pasando por organización la atención y la seguridad sanitaria, tanto a los inmigrantes como también al personal que interviene en su atención. Y, finalizando, a promover ordenadamente su derivación a centros de acogida ante el colapso de campamentos y la falta de centros e instalaciones a tal fin.

Llama mucho la atención que el eurodiputado socialista canario, Juan Fernando López Aguilar, denuncie en Bruselas la vergüenza del muelle de Arguineguín, y hasta usted, señor consejero, califique de hirientes las condiciones de acogida en Canarias. López Aguilar emplea duras palabras contra la política migratoria de la Unión Europea, a la culpa en exclusiva de lo ocurrido en nuestro archipiélago y solicite, y cito, un cambio de política migratoria que se enfoque hacia el cariz humanitario que rechaza las devoluciones en caliente y no permita visados humanitarios... que permita visados humanitarios y vías legales, cuando todo lo solicitado es precisamente lo que no está ofreciendo el Ministerio de Interior dirigido por el señor Fernando Grande-Marlaska. Usted, por su parte, señor Pérez, tampoco está satisfecho, según sus manifestaciones, con las reacciones de Bruselas ni de Madrid al repunte migratorio en el archipiélago, calificando su respuesta a la crisis como muy lenta y definiéndolas como hirientes, las condiciones de acogida en las islas, que no olvidemos, son competencias del Ministerio de Migraciones del Gobierno de España del que usted mismo resume su atención en la crisis de esta manera, y cito: "a veces es más comprensivo y a veces menos, necesitamos una participación más activa en el fenómeno migratorio porque no queremos llegar a un fenómeno inmanejable. Muchos ayuntamientos turísticos de nuestras islas no comparten la decisión del Gobierno de España de alojar personas migrantes en establecimientos hoteleros, desde los ayuntamientos no se comparte esta decisión porque supone un varapalo para la imagen turística exterior de las islas, desde la municipalidad no se entiende este tipo de acciones, máxime cuando existen en las islas infraestructuras públicas habitadas para alojamientos temporales de inmigrantes con las máximas garantías de salubridad y seguridad". El problema surge cuando no hay acuerdo entre nosotros mismos con el reparto de la recepción de inmigrantes, este es un problema social que afecta a toda Canarias y con el que nos llenamos la boca de palabras altisonantes como solidaridad, comprensión y espíritu compromiso, pero que la realidad es otra: los ayuntamientos como posibles instalaciones a utilizar en sus municipios, la mayoría casualmente con gobiernos multicolor de la misma tonalidad que el Gobierno de España y de Canarias, piden asumir todo el peso de fenómeno migratorio aludiendo a un planteamiento de equilibrio entre los municipios y difícilmente se entiende que se pueda conjugar en esas declaraciones.

Ciertamente una errada forma de solidaridad, Canarias, a día de hoy, cuenta con menos recursos que hace diez años, con lo cual debemos hacer una autocrítica comenzando desde las administraciones responsables y, a continuación, trabajar conjuntamente en la búsqueda solidaria y demás recursos de todo tipo para la atención a esta población. Canarias es una de las regiones europeas más afectadas por nuestra ubicación geográfica, nos enfrentamos o estamos, perdón, frente a la zona de Mauritania, a la costa del Sáhara, Senegal, países todos estos con una problemática acuciante... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional).

Gracias, presidente. Y, en muchos casos, hambruna. Por lo tanto, se deben crear corredores aéreos seguros en materia sanitaria que permitan las repatriaciones de migrantes irregulares de los que ya existen precedentes; hay que crear un frente común con la Unión Europea al objeto de seguir una mayor implicación europea en el control migratorio, lo que significa no solamente disponer de más fondos, sino también de concretar una clara política de reparto de migrantes. La ausencia de liderazgos, de una política única, del interés de solucionar la problemática de migración lleva meses generando muchas tensiones políticas ante las que España debe exigir a Europa que dé respuesta solidaria a problemas que no son exclusivos de Canarias...

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor diputado.

Turno para el Grupo Parlamentario de la Agrupación Socialista Gomera, señora Mendoza.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ: Gracias, presidente. Buenas tardes, señorías. Buenas tardes a los consejeros y buenas tardes también, señor presidente.

Señor consejero, las administraciones de Canarias están desbordadas, los ayuntamientos, los cabildos, las ONG no pueden más. Esta situación nos está sobrepasando a Canarias y nos está sobrepasando a todas las administraciones, y es que debo decirlo, parece que Canarias no pertenece a España y no parece que España pertenezca a Europa, o al menos eso parece con la no respuesta por parte de quienes tienen la competencia, no están siendo nada solidarios con nuestra situación. Las cifras se han disparado y Canarias no está preparada para hacer frente a esta realidad. Debemos de seguir insistiendo, porque compartimos con usted, señor consejero, que esto es responsabilidad de todos, pero tenemos que seguir insistiendo que el Gobierno central y la Unión Europea tengan una estrategia común y clara para afrontar esta crisis migratoria y que se refuercen las medidas en el lugar de origen.

Esta crisis migratoria se ha sumado también a la crisis derivada de esta pandemia que, como todos ya conocemos, ha supuesto una merma de recursos económicos de nuestras instituciones. No podemos, por mucho que queramos, atender de forma unilateral a todas estas personas. Es evidente, y ha quedado retratado en diferentes ocasiones, que tenemos un presidente del Gobierno de Canarias sensible con esta realidad y en desacuerdo de cómo se está gestionando esta situación, pero debemos de insistir en que tiene que implicarse el Estado y la Unión Europea porque es su competencia. Necesitamos que se impliquen. Y cuando hablo de responder a sus competencias lo digo, primero, porque es cierto, no porque intentemos escudarnos, y, segundo, porque no queremos ser insensibles ni tratar de forma poco adecuada a todas estas personas, que aunque existan las mejores intenciones posibles para atenderlos, no tenemos la capacidad para responder adecuadamente.

Canarias y los canarios siempre hemos demostrado ser una tierra solidaria y con esta problemática más. Justo la semana pasada en este Parlamento se recordaba que hacía setenta años los migrantes canarios se lanzaban al mar rumbo a Venezuela por necesidad, igual que lo hacen hoy quienes llegan a nuestras costas, no podemos olvidar que lo hacen por necesidad.

En pleno siglo XXI es evidente que no caben discursos xenófobos, no frivolicemos con algo tan delicado y doloroso, porque es muy doloroso ver en las condiciones que llegan muchos de estos seres humanos a nuestras costas. Que, por cierto, estamos de acuerdo también con la señora Alemán que para la mayoría de estas personas, evidentemente, Canarias no es su destino final, pero estamos obligando a que sí que sea su destino final.

Y quiero también insistir en la importancia de contar con los recursos suficientes para acoger y atender también a los menores no acompañados, una cifra que no deja de crecer a un ritmo acelerado. Estamos hablando de menores, estamos hablando de niños y de niñas. El Estado debe de crear un fondo específico para las regiones con mayor presión en este asunto, entre las que evidentemente se encuentra Canarias.

Finalizo diciéndole señor consejero, y repitiéndole, que estamos en una situación de emergencia, que le aceptamos y le damos las gracias al Estado por darnos la gracias por nuestra solidaridad, pero esta vez las palabras no son suficientes y Canarias y la crisis migratoria que estamos sufriendo necesita una respuesta por parte del Estado y de la Unión Europea ya porque los ayuntamientos, los cabildos y las instituciones de Canarias han dado respuesta desde el minuto uno.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora Mendoza.

Turno para el Grupo Parlamentario de Sí Podemos Canarias, señor Déniz.

El señor DÉNIZ RAMÍREZ: Señor presidente. Señorías.

Cogiendo el hilo de quien me ha precedido en la intervención, ojalá, es una propuesta que hago y lo hago en serio, la historia del Telémaco se puede estudiar en nuestros centros de estudios, los que hemos leído los dos libros anteriores al que se presentó el otro día y sabemos de esa historia y llegamos también a conocer a personas que viajaron en ese barco, de la desgracia de cientos de canarios que huían, no solamente por necesidad, sino también de la represión del franquismo, debe conocerse en nuestra tierra, la historia del Telémaco y otras situaciones, El Balvanera y otros, un montón de barcos donde viajaban nuestros abuelos, mis dos abuelos, concretamente, y mi abuela.

Entonces, a lo mejor así nosotros podemos contener un poco la ola de racismo, porque esto se nos está yendo de las manos. Y creo que hay una parte del discurso, hay una parte de irresponsabilidad en algunos discursos, no solamente de algunos partidos políticos, en fin, de personas más o menos influyentes en la opinión pública, sino también de medios de comunicación, hay portadas aunque son bastante desafortunadas porque termina la gente confundiendo imágenes turísticas, nuestros hoteles, que tampoco son nuestros, con que los niños negros no pueden ni siquiera bañarse en una piscina, ¡y eso es racismo puro y duro mírese como se mire! Por lo tanto, tenemos todos una responsabilidad con nuestro discurso porque tiene un efecto perverso, muchas de nuestras intenciones tienen efectos perversos, y se interpreta y se reinterpreta de una manera no deseable y tiene un efecto boomerang, y es un efecto que incita al odio y a la violencia, y no podemos permitir que desde algunas instituciones se legitimen los discursos más brutos y más violentos que existen también en nuestro pueblo canario. Tenemos que reconocerlo porque así ha pasado.

Por lo tanto, yo creo que estar constantemente diciendo que todo lo que se haga y lo que no se haga está mal es errático, es como decir que está viniendo mucha gente a Canarias ahora porque el Gobierno aquí no está haciendo lo que tiene... eso es mentira, y no se puede estar en esta situación lanzando mentiras.

Tenemos una situación de desborde absoluto, en una situación también de crisis, en una situación de precariedad de medios y de recursos; yo creo que aquí se han gestionado algunas cosas mal. Vamos, lo dije en la otra intervención. Yo creo que hay una mala gestión del problema migratorio de la Unión Europea y también del Estado español y otros Estados europeos. Y a nosotros me parece que nos están situando ahora como una especie de taponamiento de la emigración, se frena la derivación, no se puede expatriar, en fin, una situación complicada que estamos viviendo. Me parece que tenemos todos los grupos políticos y todas las instituciones y todas las personas de bien de estas islas ser conscientes de la situación y remar todo el mundo en el mismo sentido. Porque si todos decimos que no hay recursos, y lo admitimos, pues, vamos a ver con los pocos recursos que tenemos qué se puede hacer. A mí me gustaría que el señor consejero, que no respondió esta mañana por cuestión de tiempo, por qué Defensa se sigue negando a que se habilite espacio, que aquí se han traído propuestas de otra índole, cuarteles y demás, que están absolutamente infrautilizados, y me parece que eso nos aliviaría bastante.

Creemos que no podemos estar nosotros diciendo que esto es un efecto llamada. Esto es un efecto huída, esto es un efecto huída claramente de todas las desgracias, de guerras, de desesperación, de sequía, de hambruna. Y, por lo tanto, ¿cuál es nuestra misión? Con los pocos recursos que tengamos, en esta situación que ya le digo que no es óptima, intentar hacer todo lo mejor que podamos para dignificar a las personas que llegan a estas islas. Y me parece que tenemos que reconocer que la situación no es fácil, ni para esas personas, ni para nosotros. Por lo tanto, tenemos que hacer un esfuerzo de solidaridad y aprender a gestionar... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional).

El señor PRESIDENTE: Concluya (ininteligible).

El señor DÉNIZ RAMÍREZ: Por eso me parece que tampoco se puede decir que se está siendo flojo o blando con el Estado. ¿Qué quieren que hagamos? ¿Qué quieren que hagamos? ¿Qué tenemos que hacer? Yo creo que tenemos que seguir en ese nivel de exigencia, de dotación de más recursos y aprender a gestionar y colocar en nuestra memoria y no generar alarmismo. No generar alarmismo, no puede ser que aquí se sitúe como el principal problema que tenemos ahora los canarios la cuestión de la inmigración, porque ese no es el principal problema. Tenemos un problema de desigualdad, tenemos un problema de pandemia y este es nuestro problema verdadero.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Déniz.

Turno para el Grupo Parlamentario Popular.

La señora PÉREZ BATISTA: Buenas tardes, presidente, señorías.

Para que nos hagamos una idea de lo importante que son las políticas migratorias en la acción gubernamental quiero destacar un dato revelador: en el primer semestre de 2018 el número de inmigrantes irregulares que llegaron a España, con un Gobierno del Partido Popular, fue de 17 000 personas. En los seis meses siguientes del año, con el Gobierno del Partido Socialista y Pedro Sánchez como presidente del Gobierno, llegaron a España 45 000 migrantes ilegales. Y es verdad que en esos años oíamos a la izquierda decir que la culpa era del PP. Ahora la culpa es de África, de la Unión Europea o del PP.

Datos, año 2020, según el Ministerio del Interior, a fecha 17 de septiembre, 5204 migrantes. Hablamos de 4285 migrantes más que en el mismo periodo de 2019, con lo cual, supone un incremento del 512,6 %.

Señorías, señores del Gobierno, estos datos son inaceptables y evidencian que este Gobierno español y canario representan un fracaso sin paliativos, desde el punto de vista político, desde el punto de vista económico, desde el punto de vista diplomático, sanitario y humanitario.

Pero, miren, la intención del Partido Popular durante este año que llevamos hablando de la crisis migratoria ha sido, bueno, que sea un debate útil y que no sea un estéril cruce de reproches en materia de política migratoria, pero no lo hemos conseguido. Porque para que no sea un debate estéril, como el que ha sido en otras ocasiones, lo primero que debe hacer el Gobierno es reconocer que tenemos un problema grave y que nos encontramos ante la peor crisis sanitaria en Canarias. Digo porque reconocer que tenemos un problema me parece que es el primer paso para empezar a solucionarlo. Y lo digo porque el Gobierno canario y el Gobierno español no reconocen que tenemos un problema y a las pruebas me remito.

En el mes de febrero nos visitaba el ministro Grande-Marlaska, la situación de la migración de Canarias está muy controlada. En agosto el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, pasó una semana de vacaciones en Lanzarote, ni preguntó por la situación dramática que estaban viviendo los migrantes que llegaban a nuestras costas.

Otro episodio penoso, cancelación del ministro de Migraciones, José Luis Escrivá, ministro de Migraciones, porque dice textualmente: hasta tener la agenda más holgada. O sea, 5204 inmigrantes en nueve meses, la única comunidad autónoma de España donde se incrementa más del 512 % la llegada de inmigrantes, pero el ministro no tiene tiempo.

Y ya para echarse a llorar, la secretaria de Estado de Migración, que participaba en el Foro Canario de Inmigración, y calificó de pequeño percance que 400 personas tuvieran que malvivir de manera indigna durante mes y medio en el muelle de Arguineguín.

Todos estos despropósitos nos confirman a los canarios que Canarias no está, está ausente de la agenda de España.

Y no quiero terminar mi intervención sin recalcar la deshumanización de este Gobierno canario y la falta de interés. La situación humanitaria que hemos vivido en este último año ha sido y es dramática. En noviembre del 2019, nueve personas, casi la mayoría adolescentes, fallecen en las costas de Lanzarote. 400 personas han estado durante mes y medio en el muelle de Arguineguín, ya lo saben bien, carpas expuestas a temperaturas de más de 30 grados, en el suelo, madres con sus hijos en las comisarías en Maspalomas. Y me pregunto, hablando de todo un poco, ¿dónde está y ha estado la consejera de servicios sociales, Derechos Sociales, Igualdad, Diversidad... Noemí Santana? Desapareció durante la crisis sanitaria, ¿y ahora también desaparece en la crisis migratoria? ¿Pero no venían ustedes aquí a solucionar y a solventar los problemas...? (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

El señor PRESIDENTE: Concluya, señora...

La señora PÉREZ BATISTA: Y, sin embargo, a la primera, señores podemitas, a la primera, se mandan a mudar.

Miren, señores podemitas, pero también señores socialistas, de Nueva Canarias y Agrupación Socialista Gomera, que son los que conforman este Gobierno, permitir, sin mover ni un solo dedo y con la complicidad del Gobierno español, las situaciones que han vivido los migrantes en Canarias, es ser xenófobo y es ser racista.

Termino, les exigimos desde el Partido Popular que cumplan con sus obligaciones constitucionales y garanticen la dignidad personal de los inmigrantes y, segundo, una vez más... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

El señor PRESIDENTE: Gracias, señora Pérez.

Continuamos ahora con los turnos de réplica de los grupos proponentes, turno para el Grupo Parlamentario de Nueva Canarias, señor Campos.

Adelante.

El señor CAMPOS JIMÉNEZ: Gracias, señor presidente.

A uno le sorprende cuando escucha determinadas intervenciones, porque acusar a... no solo al Gobierno, sino a los grupos que apoyan al Gobierno de no haber movido un solo dedo es faltar a la verdad en una Cámara como esta, y me parece preocupante, sobre todo cuando hablamos de temas tan sensibles como este.

Podemos discrepar sobre si podríamos haber hecho más o menos, si el golpe encima de la mesa tenía que haber sido más fuerte hasta romper la mesa, pero que no se ha hecho nada, cuando hasta en boca del propio presidente ha recriminado actitudes de compañeros de organización que están en otras tareas, por ejemplo, a nivel del Estado... Le podremos criticar cosas, pero esa no. Esa no.

Salvo que algunos, a pesar de insistir, de ser muy críticos, yo he sido tremendamente crítico con las posiciones, de la Unión Europea por encima de todo, pero también del Estado español, porque no ha sido capaz de dar la respuesta adecuada. Pero, a partir de ahí, ¿qué más podemos hacer, según ustedes? A lo mejor declarar la independencia, a lo mejor en eso podemos llegar hasta a entendernos, fíjese, pero no creo que estén de acuerdo.

A lo mejor alguno está planteando que cuando digamos con toda la fuerza y la energía lo que estamos diciendo con toda la fuerza y la energía, el siguiente paso sea declararle la guerra a España o a la Unión Europea. En eso sí que no nos van a encontrar. Lo digo porque la demagogia se presta a este tipo de cuestiones.

Pero voy a terminar ahí, porque, fíjese, decía antes que quería centrar mi intervención en aspectos constructivos, en construir un espacio, en generar un espacio de concordia, un espacio de encuentro, porque, a pesar de que a lo largo de la intervención en el día de hoy, no todas las comparto, algunas me habrán podido parecer que podrían haber sido más exigentes, otras creo que no han sido del todo justas, pero son visiones, y creo que Canarias tiene la suerte, y lo digo de corazón, que, a día de hoy, afortunadamente, hasta el día de hoy, a ninguna de las fuerzas, al menos que aquí están representadas, yo les he escuchado un discurso claramente xenófobo. Como digo, habrá cosas que me puedan gustar más, menos, en la dialéctica política, no me pueden parecer, no me parecen en ocasiones adecuadas, pero no estamos viviendo, afortunadamente, lo que está sucediendo en el Congreso de los Diputados o en otros territorios. Y es por eso, precisamente, por ese marco que, afortunadamente, tenemos, y que tenemos que seguir teniendo, por lo que antes planteábamos como una de las propuestas de Nueva Canarias en el día de hoy la necesidad de la reedición del Pacto Canario sobre Inmigración, un acuerdo social y político donde todos seamos capaces de unir un mensaje para definir qué tenemos que hacer aquí, qué mensajes tenemos que trasladar al conjunto de nuestra ciudadanía y qué mensajes tenemos que trasladar con firmeza al resto de instituciones que tienen competencias y que tienen que actuar.

Es necesario e imprescindible, porque un pacto de esas características nos obliga a todos. Por eso creo que es una de las premisas fundamentales. Un pacto en el que, fíjese, en el día de hoy, creo que todos coincidimos en cuatro aspectos: la necesidad de una acogida humanitaria cuando lleguen y, por tanto, para eso necesitamos que quien es competente, salvo que sean menores no acompañados, ponga las instalaciones adecuadas; lo decía el señor Déniz, contamos con recursos e infraestructuras del Estado que no se están utilizando y estamos constantemente pidiendo precisamente a quien algunos acusan ustedes de no actuar. La mayoría de los recursos e instalaciones que se han puesto, digamos, para acoger a estas personas, son propiedad de la comunidad autónoma. Tenemos que exigírselo y, por tanto, ese es un elemento en el que estamos de acuerdo, la necesidad de una acogida humanitaria en condiciones y en los espacios adecuados. Punto uno, si queremos, de esa revisión del Pacto Canario sobre Inmigración.

El dos, todos estamos de acuerdo, recuperar la derivación de estas personas al territorio continental. Pero, además, hacerlo con transparencia, no podemos permitir la retórica del ministro, que plantea que estas cosas suponen un efecto llamada. Cuando yo decía al principio que Canarias ha sido tierra de migraciones en su historia y lo va a seguir siendo, cuando decía que en este momento somos frontera sur de Europa y del Estado español -y durante algún tiempo lo seguiremos siendo-, cuando decía que las migraciones son un fenómeno indisoluble a la condición humana y que lo van a seguir siendo, implica aceptar que el discurso del efecto llamada no es real; las migraciones van a seguir produciéndose, lo que tenemos que saber es cómo las afrontamos, qué hacemos para intentar minimizarlas, cómo intentar impactar en los territorios en origen, que hacen que la gente tome decisiones como lanzarse al mar durante días, con todas las incertidumbres del mundo, pagando un dineral, en ocasiones, por ello. Por tanto, el efecto llamada es una retórica que tampoco podemos aceptar. Aspecto fundamental, por tanto, en ese pacto, en esa revisión del pacto, es la derivación de estas personas al territorio continental, porque, además, para ellas Canarias no es más que una parte de su trayecto definitivo, quieren llegar a aquel lugar donde tienen entornos, donde tienen familia, en muchas ocasiones, incluso, donde cuando llegan tienen una dirección a la que poder dirigirse, y no hablo solo del Estado español, también de otros Estados a nivel de la Unión Europea.

El fortalecimiento del SIVE, yo creo que en eso estamos todos de acuerdo también, para detectar y, a partir de ahí, salvar vidas. Necesitamos mejorar y reforzar ese sistema.

Y recuperar nuevas rutas migratorias. No es razonable... Pensemos en cómo hemos ido construyendo el mundo para que, en un momento como este, que compañías, incluso, canarias llegan a Senegal, que podría alguien coger un avión, llegar aquí, es verdad que sin permiso de trabajo, pero, bueno, viene de turista, está quince días y luego se queda, total, ¿cuando llega en patera viene con permiso de trabajo? Pues cómo hemos construido un entramado para que al final alguien no utilice esa vía, sino que atraviese desiertos, se enfrente a las peores situaciones posibles, al final pague a mafias cantidades mucho mayores que las que pagaría en un avión, se meta en una barca -la mayoría de ellos sin saber nadar, en las peores condiciones-, muchos mueran, para, al final, llegar aquí y encontrarse con un escenario adverso de por sí. ¿Qué hemos construido para llegar a este contexto?

Pues, evidentemente, esto no es un problema de Canarias, ni exclusivamente del Estado español, probablemente las soluciones podríamos abordarlas, es un problema muchísimo más profundo y la Unión Europea juega un papel esencial.

Me ha encantado escuchar esas declaraciones de la señora Leyen, porque creo que van en el sentido correcto, esperemos que se cumplan, y que, precisamente, los Estados más de derechas... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional)... más de extrema derecha, desgraciadamente, ya en Europa, en algunos casos, no lo aborden. Para eso también creo, creemos que es necesario recuperar esas nuevas rutas migratorias, rutas basadas también en la posibilidad de que, con contratos en origen, puedan cubrir puestos de trabajo en nuestra tierra, no solo en Canarias, por supuesto, estoy hablando de una política integral, en el conjunto del Estado, pero donde nosotros también participemos, porque necesitamos mano de obra. No hagamos que lleguen por las vías que están llegando, intentemos, como se hizo en el 2006, con contratos en origen, ser capaces de facilitar ese tema. Pero también que jóvenes estudiantes en distintos países africanos puedan venir a través de becas concretas a nuestras universidades o a nuestros ciclos superiores de Formación Profesional o en grados medios o, desde el punto de vista artístico, también seamos capaces de generar nuevas rutas, que además nos permite estrechar lazos, conocer mejor a ese continente que está ahí.

Y ese es el último elemento que quería plantear, lo decía al principio. África ha sufrido expolios, ha sufrido inestabilidad, sufre conflictos armados, inestabilidad política, hambrunas, sequías, pero la realidad es que eso es un territorio muy empobrecido, tenemos que tener una mirada mucho más profunda, más de largo plazo, más de intervención en el tiempo, para también, de esa manera, contribuir a mitigar los efectos... (Corte del sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor Campos.

Turno para el Grupo Parlamentario Nacionalista.

Un momento, señor. Adelante, adelante.

El señor CABRERA GONZÁLEZ: Gracias, presidente.

Vaya, parece que hay consenso por los aplausos, ¿cuándo empezamos con el tema de la independencia? Coalición Canaria nos ponemos a la entera disposición del Gobierno si son capaces de capitanearlo.

Bien. Miren, lo que hemos hecho nuestro grupo es poner mano tendida a este Gobierno, cuyo objetivo principal era desplazar a Coalición Canaria de todas partes, desde el minuto cero, desde la COVID, mano tendida, y desde el minuto cero de inmigración, mano tendida. ¿Qué han hecho ustedes? Mirar para otro lado. Y hemos hecho propuestas de activar el plan de acogida e integración, activar el protocolo COVID para inmigrantes, la lucha contra la xenofobia, porque se propicia la xenofobia con la improvisación y con la irresponsabilidad de lo que estamos viendo día a día.

El Foro Canario de Inmigración, que es un órgano efectivo, desapareció completamente, y exigirle al Gobierno de España, al Gobierno de Canarias y a Europa que activen los mecanismos con los gobiernos africanos, evidentemente tenemos que ir de la mano de los gobiernos africanos para luchar contra los traficantes de personas; los traslados a la Península, porque es lo que realmente demandan, también; y, sobre todo, garantizar que el SIVE funcione, garantizar que el SIVE funcione y habilitar espacios. No creo que haya ningún ayuntamiento, ningún alcalde o alcaldesa en Canarias que haya dicho que no colabora; lo que no quieren los alcaldes y alcaldesas es que les esconda la información, que lleguen de noche a sus terreros de lucha o a sus centros culturales sin darles información y sin contar con ellos, y eso no solo ha pasado en mi isla, sino en más islas. Por tanto, culpar a ayuntamientos de poco solidarios creo que no es de recibo hoy, y no soy yo el municipalista, era el presidente el que dijo que este iba a ser un gobierno municipalista.

Señorías, el tema de, llevamos tres décadas y ya tenemos experiencia con el tema de las pateras. Llevamos tres décadas y sabemos que las mafias de inmigrantes van a seguir ahí y que van a trabajar donde les dejemos un rincón para trabajar, pero hubo un tiempo en que, bueno, no había, no teníamos ni siquiera legislación; a las patrulleras de la Guardia Civil se les pagaba desde la Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno de Canarias, desde el cabildo y ayuntamientos poníamos el gasoil para esas patrulleras y para los coches de la Guardia Civil, pero eso fue en el 2006. Ahora sí que hay experiencia, ahora tenemos mucha experiencia acumulada y tenemos medios, pero ¿con qué nos encontramos en estos momentos? Lo que nos encontramos es con un SIVE, con un SIVE que aquí se ha defendido como algo que funcionaba y el propio presidente ha tenido que pedir un informe y le dicen que después de quince años tienen menos personal, está más deteriorado, no funciona y no se ha modernizado, y todo eso se caduca, todo eso se caduca porque es tecnología punta.

Tenemos un Gobierno central que no solo ha hecho dejación de sus funciones en el control de fronteras, sino que, además, ha dejado deteriorar el SIVE, pero sobre todo, una vez más, ha hecho dejación de sus funciones en el tema de atención y rescate. Si lo que ya vemos en tierra es un drama lo que pasa en alta mar, que no lo vemos, lo pudimos ayer constatar cuando el capitán de Salvamar nos venía a reflejar el descontrol, la desorganización que tienen nuestros profesionales cuando salen a salvar vidas.

Mire, con Cruz Roja un convenio firmado hace quince años lo vinieron a firmar la semana pasada, lo han dejado caducar. El CIE de Fuerteventura estuvo pagando 4 millones de euros hasta el otro día para llevar menús, y aquello lleno de aulagas y de mimos, allí estaba, lo ha pagado este Gobierno, pero no se trata de si era el PSOE o era el PP ahora, el caso es que, en Canarias, como decía don Arcadio Díaz Tejeda, no podemos escondernos cobardemente detrás de que no es mi competencia, pero es mi responsabilidad como Gobierno de Canarias.

Señores, recuperar la gestión, el diálogo y la firmeza ante el Estado es una prioridad y ahí tienen nuestro apoyo. Pero, miren, la dejadez es insoportable y hasta peligrosa, y la dejadez genera brotes xenófobos, porque a esa improvisación lo que la gente ve, lo que no se les dice, genera brotes xenófobos y eso es malo. Nuestro pueblo es un pueblo solidario, no podemos decir que es un pueblo xenófobo y le están dando carnaza a esos partidos políticos, que por suerte no están en esta Cámara, que tienen su objetivo en el tema de la xenofobia, y es este Gobierno y su irresponsabilidad quien permite, con esas acciones, que, bueno, tengan un caldo de cultivo importante.

Señorías, no solo los CIE están cerrados y que, gracias a ONG, pues, como sean, en el caso de Fuerteventura como Misión Cristiana Moderna, nuestros inmigrantes han tenido un trato digno, porque en una nave el queso y en un muelle con el asfalto caliente en pleno agosto no creo que eso sea digno para alguien que dice que viene a defender aquí a las personas más débiles.

Mire, y hay un tema que hay que resaltar -me queda tiempo-: los ministros de viaje por Mauritania y Senegal, bien. Pero hay un dato, que nadie ha querido hablar de ese dato, dicen los ministros que el 25 % de los inmigrantes que llegan a nuestras tierras vienen de esos países, la pregunta es clara, de párvulo, ¿y el 75 % de dónde viene? Sí, sí, lo dicen (ante las manifestaciones del señor Pérez Hernández), sí, sí, lo dicen, lo ha dicho, lo han dicho. ¿De dónde viene el 75 %? Pues, bien, a lo mejor es el momento de empezar a hacernos otras preguntas, ¿porque de verdad creen ustedes que el aumento de un 600 % -575, para ser más exactos- llegadas de pateras, el 75 % de dónde está viniendo?, ¿del Aiún?, ¿de nuestras costas más cercanas? ¿De verdad, esa es la decisión que dejamos en un par de mafias que lo deciden ellos o hay algo más? ¿Hay algo más? Es que esa es una pregunta que deberíamos hacernos. ¿Porque de verdad creen ustedes que es casual que las autoridades marroquíes miren para otro lado y solo actúen casi de favor? Me gustaría que quienes defendemos tanto la causa nos hagamos esa pregunta hoy, ¿es casual? Y lo peor, y lo peor es que, ¿de verdad creen que es casual el pasotismo y el abandono de este Gobierno? Miren, preguntemos si en el origen de estas casualidades lo que hay en realidad es una causalidad común porque no he visto al Gobierno de España sentarse con nuestro Gobierno vecino, de donde viene un porcentaje importante de los inmigrantes, no lo he visto, no lo he escuchado, al menos, hasta hoy.

Señores y señoras, termino, mañana en un Estado de derecho no hace falta declarar la guerra ni romper la mesa a nadie, lo que hace falta es que cada uno asuma sus competencias y no dejen a esas personas a la deriva de sus derechos. Mañana llegarán más, ¿estamos preparados mañana? (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional).

El señor PRESIDENTE: Adelante.

El señor CABRERA GONZÁLEZ: ¿Estamos preparados mañana para atender? Olvidémonos de lo que ha pasado, que nos sirva de experiencia, ¿atendemos mañana?, ¿estamos en condiciones?, ¿somos capaces de hacerlo?

Insisto, nuestro apoyo, una vez más.

Mire, decía, consejero, porque me malinterpretó, espero que no haya sido intencionado, yo le decía que la movilidad humana seguirá, siempre que haya países pobres y ricos seguirá. Lo que estamos diciendo no es que acabemos con la inmigración, lo que estamos planteando es que hay que acabar con la irresponsabilidad de este Gobierno, lo que estamos diciendo es que hay que acabar con la incompetencia del Estado y el olvido del Estado con nosotros, eso es lo que sí podemos acabar, con la inmigración tenemos que estar preparados porque mañana llegarán más.

Y, con respecto a lo que se hizo en 2006, mire, hay un buen artículo del compañero José Miguel Ruano, le recomiendo que se lo lea, porque solo con lo que dice ahí hemos hecho más que lo que ustedes han hecho en todo este tiempo. Y cuando hablemos de solidaridad, ¿ha habido solidaridad del resto del Estado con Canarias?, ¿se lo hemos exigido a alguien? No lo tenemos.

Por tanto, consejero... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Déniz, perdón, señor Mario Cabrera.

Señor Déniz, me quería solicitar la palabra.

El señor DÉNIZ RAMÍREZ (desde su escaño): Sí.

Simplemente, señor presidente, solicitar la palabra por el artículo 83.3, porque se han vertido algunos improperios respecto a nuestro grupo y quisiéramos aclararlo.

El señor PRESIDENTE: Bien.

Sí. Tiene un minuto, señor Déniz.

El señor DÉNIZ RAMÍREZ (desde su escaño): Sí.

Bueno, es una intervención muy breve en aras de mantener la cordialidad necesaria en todo debate político.

Hemos observado que, sistemáticamente, algunos grupos, sobre todo el Grupo Popular, se dirige a nosotros con términos despectivos "podemitas y no sé qué", yo creo que eso es una falta de respeto, nosotros hemos estado callados. Y tenemos también nosotros una ristra de adjetivaciones que ustedes no quisieran oír y nosotros, por respeto a esta Cámara y por la cordialidad, tampoco las lanzamos, por lo tanto, nos gustaría que a partir de ahora se dirigieran a nuestro grupo como el grupo de Sí Podemos Canarias, ni podemitas ni nada, porque entonces nosotros sacaremos el listado que tenemos.

Por lo tanto... Sí, señor Barragán también a usted le parece todo gracioso, pero, mire, le voy a decir una cosa, son insultos y los consideramos como tales, por lo tanto, ustedes son el Grupo Nacionalista y nosotros somos el Grupo de Sí Podemos Canarias, Nueva Canarias, Grupo Popular y Grupo Socialista. ¿Le parece bien? Vale.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor Déniz.

Yo no sé si algún grupo se siente aludido o quiere responder o simplemente damos por hechas las manifestaciones del señor Déniz. Bien.

Gracias, señor Déniz.

Turno para el Grupo Parlamentario Socialista, señora Alemán, tiene la palabra.

Señorías, por favor.

Señora Alemán.

La señora ALEMÁN OJEDA: Gracias, presidente.

Me sorprende en algunas ocasiones lo que se escucha en esta Cámara, a veces, salvando las distancias, también esta mañana, cómo algunos diputados estaban más preocupados por los niños en el inicio del curso que sus propios padres en ocasiones y cómo algunos están más preocupados por los inmigrantes que lo que podemos estar preocupados los socialistas o como los propios inmigrantes.

Al respecto del efecto llamada, efectivamente, nosotros también lo denominamos efecto huída, así lo dijo Luc André Diouf, que es un diputado socialista en Cortes, originario de Senegal y un ejemplo de integración.

Al respecto de algunas afirmaciones que se han hecho aquí, ¿quién oculta la realidad?, ¿alguien está ocultando la realidad de lo que está sucediendo? No queremos hacerlo, pero acaso podríamos ocultar lo que sucede, acaso no están llegando los inmigrantes a plena luz del día o no tenemos a nuestra disposición aplicaciones para saber cuántas naves llegan a nuestras costas. Parece una frivolidad que se rellene una intervención con este tipo de afirmaciones.

Y vamos a los hechos. Durante los años del Gobierno del Partido Popular no se mantuvieron aquellas instalaciones de las que disponía el Estado y, además, se dejaron deteriorar teniendo que partir de cero en la instalación de la red de recursos estatales, es un hecho. El Gobierno Popular minimizó hasta el absurdo las políticas de integración con el pretexto de aquella crisis económica, por ello el Gobierno progresista ha puesto en la agenda el impulso de políticas de integración y de gestión de la diversidad.

Lejos de informarnos de los recursos y ser rigurosos y aportar más allá, que la foto en el muelle de Arguineguín se utilizan términos como "avalancha", "invasión", "millones de africanos dispuestos a venir de golpe a España entrando por Canarias", todo esto genera, de una manera, además, irresponsable, una alarma social injustificada. Flaco favor nos estamos haciendo generando este caldo de cultivo.

Y hoy se cuestionan algunos grupos la acogida de personas inmigrantes que entran por vía marítima a nuestro archipiélago. Sin embargo, es importante señalar que otros gobiernos desmantelaron la política de integración, dejaron sin presupuesto el Fondo Estatal de Integración y sin aprobar el Plan Estratégico de Ciudadanía e Integración que habría correspondido a partir del año 2015; se vació de contenido este eje fundamental de la política migratoria.

Hoy algunos partidos en la Oposición no dejan de dibujar una caótica política de los movimientos migratorios en España. Y, sin embargo, la realidad es que el Consejo Europeo ha realizado un expreso reconocimiento a la tarea desarrollada por España para abordar los flujos migratorios.

Antes comenté que quería señalar lo que se ha hecho en el pasado y lo que se está haciendo, para aprender, de alguna manera, del pasado, de conocer y evolucionar, progresar.

Gobierno del Partido Popular, en tres años, 2015-2018, no se reunió la Conferencia Sectorial de Inmigración, cuando debe ser convocado este órgano de diálogo por las comunidades autónomas dos veces al año. El Gobierno de progreso se ha retomado las reuniones periódicas de la Conferencia Sectorial de Inmigración.

Gobierno del PP, desde el 2014 se comenzó a incrementar la llegada de inmigrantes a España por el cierre de otras rutas, sin embargo, el Gobierno no adoptó medida alguna para abordar este asunto, ni de carácter preventivo, ni para la acogida cuando llegaban a nuestras costas. En 2014, 4559 inmigrantes; 2015, 5315; 2016, 8162; 2017, 22103. ¿Qué solicita?, ¿qué demanda hoy el PP? Disminuir la entrada de irregulares por vía marítima. ¿Qué está haciendo el Gobierno? Recuperar la estrategia de cooperación migratoria bilateral con los países de origen y tránsito de los flujos migrantes, abandonada en el Gobierno Popular y que constituye un instrumento crucial para la ordenación y gestión legal de los movimientos de personas.

El Gobierno del PP dejó de funcionar, como decía antes, el fondo de integración, lo dejó vacío. Supone el marco de cooperación con las comunidades autónomas. ¿Qué ha hecho este Gobierno de progreso? Dotarlo de 70 millones de euros para la financiación de las políticas de integración, que a su vez representan ese marco de cooperación y concertación de las administraciones regionales y locales.

Voy a continuar.

El Gobierno Popular también demostró una dejadez bastante alarmante, la ayuda española a África entre 2011 y 2018 se redujo en un 90 %, datos de la OCDE. Nosotros hemos incrementado la partida económica y hemos hecho acuerdos para abordar este movimiento migratorio, tanto en los países de origen como en tránsito.

El Gobierno del PP no promovió la elaboración y aprobación del Plan África. Nosotros en marzo de 2019 aprobamos el III Plan África.

El Gobierno del PP, España es el primer país condenado de la Unión Europea por el Tribunal Supremo por incumplir con los compromisos... incumplir los compromisos adquiridos dentro de la Agenda Europea para la Migración. De las casi veinte mil plazas que el Estado español estaba obligado a ofertar y a reubicar, únicamente ofertó 2500. Y no nos acordamos de esto. El Gobierno progresista, el Gobierno de España, ha puesto las luces largas con el fin de mejorar la gestión migratoria a medio y largo plazo mediante actuaciones a tres niveles de intervención, como decía, en nuestras fronteras, en los países de origen y en los países de tránsito. Necesitamos un sistema común europeo de asilo para reconocer y garantizar a estas personas el ejercicio de su derecho, no para restringirlo y dificultar su acceso.

Por lo tanto, el movimiento se demuestra andando. Es importante recordar, es importante tirar de relato, tirar de hemeroteca, son hechos, datos que están a disposición de cualquiera de ustedes.

Debemos basarnos en una política realista, solidaria y, sobre todo, desconectada de las luchas partidistas. Necesitamos buscar el consenso más amplio, porque se trata del porvenir humano del país y, a menudo, y se nos olvida, estamos hablando de futuros nacionales españoles y españolas.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señora Alemán.

Turno para el Gobierno, señor consejero.

Adelante.

El señor CONSEJERO DE ADMINISTRACIONES PÚBLICAS, JUSTICIA Y SEGURIDAD (Pérez Hernández): Gracias, señor presidente.

Agradezco al señor diputado de Fuerteventura el tono de su segunda intervención. Le pido disculpas por haber hecho un gesto interrumpiéndolo. Ahora, con su permiso, le diré a qué me refería.

No es un asunto para hacer bromas, pero, bueno, en el ánimo de distender, me permitirán que yo me sume también a alguna que han hecho ustedes. Yo no haría nada a favor de la independencia, probablemente incluso lo combatiría, pero tampoco creo que con la independencia se resolviera el asunto, porque donde quieren los señores llegar es a Europa. Donde quieren llegar los que vienen de Marruecos, de Mauritania, de Senegal es a Europa. No creo que siendo independientes resolviéramos este asunto.

En cualquier caso, pidiéndoles perdón por el chascarrillo, yo creo que precisamente el chascarrillo pone de relieve algo que yo intentaba decir antes, y del cual, dicho con el mayor respeto, es un ejemplo la primera intervención de la señora Pérez, que censuro o que critico, de la que discrepo, precisamente porque es justo lo que yo quería decir. Señora Pérez, llega al micrófono y dice: Gobierno del señor Rajoy, gobierno del Partido Popular, 500 inmigrantes; Gobierno de don Pedro Sánchez, 50 000. Sin duda.

¿Usted cree que es el cambio de Gobierno el que hace que venga más gente de África? ¿Entonces, para qué lo dice? ¿Qué conclusión puedo yo sacar si usted fuera consejera de este asunto -que tampoco es enteramente mi responsabilidad- qué haría usted con ese dato? ¿Cambiar al señor Sánchez por el señor Rajoy? Claro, y entonces dejarían de venir inmigrantes. Eso es lo que yo digo que es la simpleza, la elementalidad, la ignorancia de los hechos, el desconocimiento de la complejidad... Palabras, eso es de Shakespeare, con perdón, ¡palabras, palabras, palabras! Pero hechos, ninguno, señora Pérez. Hechos los nuestros.

¿O es que creen ustedes que los casi novecientos niños no acompañados no los atiende el Gobierno de Canarias, financiando su atención? Pero eso no importa. ¿O es que creen ustedes que la Cruz Roja y la iglesia de Fuerteventura eso lo hacen sin financiación del Gobierno del odiado señor Sánchez, que fue de vacaciones a Lanzarote y no pasó por donde cree usted que debía haber pasado? ¿Cree usted que verdaderamente el Gobierno del señor Sánchez y el Gobierno del señor Torres no hacen nada?

Señor Cabrera, no me diga más, si no le importa, lo de la responsabilidad y las competencias, porque lo dije la primera vez que hablé de este asunto. La primera vez, la primera frase, estará grabada en algún sitio. No diré que no es mi responsabilidad, aunque no sea nuestra competencia. Nuestra competencia es la que dice el señor Ruano. Yo lo leí, usted no sé, porque allí lo que dice es que la competencia del Gobierno de Canarias es la que es. ¿Qué tenemos que hacer, exigir más, levantar la voz, como decía el señor Campos, el puñetazo más fuerte? Cuando el presidente dice que está enfadado, pues no, debe decir que está, qué sé yo, cabreado, y yo cuando digo que es hiriente debo decir que no, usar una palabrota, como las series de televisión americanas. ¿Eso es lo que harían ustedes? ¿Esa es la mano tendida?

¿A qué llama usted protocolo COVID? Usted no había abierto la boca cuando nosotros impulsamos la toma de muestras a todos los inmigrantes, nada había dicho. Por cierto, empezamos en Fuerteventura, me parece, ¿no? (Comentarios desde los escaños). No le oigo bien.

El señor PRESIDENTE: Señorías, por favor.

Continúe, señor consejero.

El señor CONSEJERO DE ADMINISTRACIONES PÚBLICAS, JUSTICIA Y SEGURIDAD (Pérez Hernández): Gracias.

Cuarteles. El jefe del Mando de Canarias acaba de decir hace tres días que todas las instalaciones de Defensa que no están operativas -no está el señor Betancor, que me preguntaba, no lo veo-, el cuartel de Lanzarote está operativo, aloja fuerzas militares que están operativas y, por lo tanto, no es compatible con un uso civil, pero todas las demás, por ejemplo, El Matorral, que en este momento es de Defensa, o el cuartel de Las Canteras, que al ayuntamiento no le gusta, y otras más, ha dicho el general Palacios, el jefe del Mando de Canarias... De Canarias, por cierto, Canarias, Norte de África y Baleares, que ahora se manda toda esa fuerza militar desde Canarias, que a mí me parece que también es una muestra de influencia, indirecta, si se quiere, del Gobierno de España, sobre la importancia de Canarias como posición estratégica.

Por tanto, no es verdad que sea el cambio de Gobierno y que sea porque hay un Gobierno socialista por lo que ha aumentado la inmigración.

No es verdad que el SIVE no funcione, detecta el 60% de las embarcaciones y otras... Sí, lo tengo yo aquí (ante las manifestaciones del señor Cabrera González), no se lo doy porque es privado, pero yo lo tengo aquí el informe, usted dice que dice, pero no dice eso. Igual que no ha dicho el señor Marlaska que vengan mauritanos... dice que el 25% parten de Mauritania, y como Mauritania tiene un convenio, conviene, y por eso ha ido el señor Marlaska y la comisaria europea, no hace falta que yo vaya a Bruselas, como pedía su compañero el señor Betancor, vienen de Bruselas aquí, me parece que es mejor, ¿no? Más influencia que venga el señor de Bruselas y que venga el señor Marlaska.

Si de verdad ustedes quien ayudar, si quieren expresar su disposición a convertir la materia de la migración en el espacio para un foro, como propone el señor Campos, que recuperamos, todo esto, hagan propuestas concretas. A mí las descalificaciones me parece que van en mi sueldo, usted dice que nosotros somos dejadez, incompetencia, falta de liderazgo, pues muy bien. Yo intento que esas palabras no perturben mi esfuerzo por encontrar alguna propuesta debajo de lo que dice usted. No se ofenda, no veo ninguna, una propuesta concreta que diga "señor consejero, haga usted eso", además de descalificarme, puede decirme que el presidente va a cesar al consejero.

La migración debería ser un espacio de entendimiento entre todos los partidos. No deberíamos pensar que hay un partido que tiene más responsabilidad que otro, que tiene más posibilidad que otro, que tiene más capacidad que otro, porque la migración, como han dicho algunos de ustedes, es un movimiento de la humanidad desde que existe, y la única manera de quien ha intentado impedirlo ha sido a la fuerza y tampoco lo ha conseguido.

Nosotros lo que queremos es que no nos conviertan, no nos convierta, sobre todo Europa -porque hay presiones de algunos gobiernos que no son precisamente socialdemócratas en esa dirección-, que no se nos convierta exclusivamente en la frontera, que no se nos coloque aquí el muro, que se permita gestionar la inmigración como un problema europeo, porque es a Europa a donde quieren ir. Pero ni dejamos por ello de asumir nuestras responsabilidades, de atender a nuestros niños y de ayudar en lo posible al Gobierno de España a cumplir sus responsabilidades.

Canarias hace cuanto está en su mano, cree que lo hace, si no lo hace es deber de ustedes el señalarlo, pero no con descalificaciones, sino con esto o con aquello. Decía usted "estaremos preparados para esta noche", perdone que le diga esto, en el momento en que el centro de coordinación informe que ha llegado una nueva patera, llegan todos los días, y estamos preparados, porque por más que la señora Pérez resalte 20 fallecidos -que yo creo que hace muy bien en resaltarlos-, conviene que digamos que cinco mil y pico han llegado vivos, ¿eh? De modo que no podemos poner los fallecidos por delante como si fueran lo único que ocurre, porque, lo sentimos todos, pero no es lo único que ocurre.

Nosotros hacemos cuanto creemos que está en nuestra mano, exigimos de los demás que hagan lo suyo, también de los ayuntamientos, sí hay ayuntamientos remolones, ayuntamientos a los que no les gusta, hay ayuntamientos que quieren que sea -perdone, yo no lo vi antes, dije que no estaba, pero porque no le había visto, discúlpeme (dirigiéndose al señor Betancort García), porque quería contestar a su pregunta del cuartel de... de los cuarteles de Arrecife, ¿no?-, y exigimos, como digo, que otros hagan lo que les toca.

Manteniendo la exigencia, manteniendo la incomodidad, la reprobación, el decirle al ministro que ha hecho muy mal en no venir, el quejarnos de la actuación de Europa, tampoco podemos negar que se han producido avances. No es razonable, no es útil, que es algo que yo creo que la Oposición debería reflexionar, no es provechoso que ustedes carguen las tintas diciendo lo mal que estamos porque con eso se deteriora al Gobierno, no tiene sentido. Sean ustedes concretos, precisos, prácticos, útiles, tanto como pueda serlo el Gobierno, porque, como dice usted muy bien, y concluyo yo con unas palabras que ya le digo que fueron mías, pero me alegro mucho de que usted las use, es una responsabilidad de todos. Y si es de todos, también es suya.

Muchas gracias, señor presidente.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor consejero.

Damos con este turno por finalizada esta comparecencia acumulada.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 10L/C/P-0495 Sobre Del Sr. consejero de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad, sobre la gestión de la crisis migratoria irregular hacia Canarias.