Diario de Sesiones 44/2020, de fecha 29/9/2020 - Punto 29

10L/PNLP-0172 PROPOSICIÓN NO DE LEY DE LOS GRUPOS PARLAMENTARIOS SOCIALISTA CANARIO, NUEVA CANARIAS (NC), SÍ PODEMOS CANARIAS Y AGRUPACIÓN SOCIALISTA GOMERA (ASG), SOBRE REGULACIÓN DEL CÁNNABIS Y CANNABINOIDES PARA USO MEDICINAL.

El señor PRESIDENTE: A continuación, señorías, proposición no de ley, conjunta, de los grupos Socialista Canario, Nueva Canarias, Sí Podemos Canarias y Agrupación Socialista Gomera, sobre regulación del cánnabis y cannabinoides para uso medicinal.

Tiene la palabra el señor Lavandera, Grupo Parlamentario Socialista.

(Rumores en la sala).

¡Señorías...!

Adelante, señor Lavandera.

Señorías, silencio, por favor.

Señorías, silencio. Gracias, señorías.

Señor Lavandera, tiene la palabra.

El señor ÁLVARO LAVANDERA: Gracias, presidente. Buenas tardes, señorías.

(El señor presidente abandona su lugar en la Mesa. Ocupa la Presidencia la señora vicepresidente segunda, Dávila Mamely).

No es la primera vez, no es la primera vez que se trae una proposición no de ley en relación con el cánnabis a este Parlamento, a esta casa. En el año 2017 se proponían varios acuerdos, algunos relacionados con los clubes de cánnabis, apoyados por todos los grupos, excepto en aquel momento el Partido Popular, y otros relacionados con salud pública y su uso terapéutico, estos sí aprobados por unanimidad. Poco o nada se ha avanzado desde entonces en nuestro país, porque en países de nuestro entorno, como por ejemplo Portugal, se aprobó una legislación en el año 2018. Aun así, nuestra voluntad, la voluntad de los grupos que proponemos, que presentamos esta proposición no de ley, nuestra obligación no es otra que insistir, poner el foco en una realidad que demanda una regulación efectiva. Y lo limitamos hoy al cánnabis medicinal precisamente para buscar que esa insistencia sea unánime, sea de todos.

En el año 2017 decía la diputada de Coalición Canaria, la señora Elena Luis, a la que desde esta tribuna le mando recuerdos, porque era una excelente diputada, que siempre sabía llegar a acuerdos, que era el momento de abordar esta realidad. Explicaba el señor diputado del Partido Popular -también le mando recuerdos, no vamos a ser menos, ¿no?-, el señor Zacarías Gómez, que existen evidencias científicas que dicen que efectivamente se puede utilizar para enfermos con náuseas, dolor, etcétera. Acabamos de aprobar una proposición no de ley con respecto a la ELA, una enfermedad que hace estragos en las personas que la sufren; bueno, hay indicios, evidencia científica, hay estudios, de que ayuda, por ejemplo, a controlar la espasticidad en esta enfermedad. Ciudadanos, aunque no tenía representación parlamentaria, en su programa electoral propone regular el cánnabis terapéutico.

Por todo ello quiero pensar que hoy habrá unanimidad en esta votación. Un deseo que también se encuentra en la sociedad española con un apoyo, según el Centro de Investigaciones Sociológicas, del 84 % a favor de su regulación. Regular, señorías, no es fomentar la percepción de que no es una droga y que no pueda tener efectos nocivos para la salud; regular es dar una alternativa terapéutica a miles de ciudadanos que hoy por hoy lo consumen en la clandestinidad, sin las debidas garantías y controles; y que países de nuestro entorno parece que sí han encontrado la suficiente evidencia científica, Portugal, Alemania, Francia, Italia, Países Bajos, República Checa, Reino Unido, Polonia, Dinamarca, Croacia, Noruega, Suecia, Luxemburgo o Irlanda, ya sea mediante programas de uso excepcional, de acceso especial o leyes de uso médico, lo han regulado.

Regular es también impulsar la investigación, que demanda expectativas de retorno económico cuando se invierte en investigación.

Regular es impulsar una actividad económica, la creación de empleo y la recaudación, por tanto, de impuestos, en la que España, y en especial Canarias, por sus especiales condiciones climáticas se pueden beneficiar enormemente. Se sorprenderían del movimiento económico que hay ahora mismo en Canarias, de inscripción de empresas en la zona franca, de cómo podemos desarrollar toda una cadena de producción -de cultivo, preparación, distribución en Canarias-, sobre el cánnabis, el cáñamo, la economía circular, el desarrollo del sector primario, la industria farmacéutica, la colaboración con la universidad, etcétera, etcétera.

Termino, porque creo que en esto vamos a estar muy de acuerdo, con una metáfora, y es que les invito a sumergirse en la realidad de nuestra sociedad, a aquellos que piensen en su interioridad que esto no debería de ser. Es algo así como, imagínense que van a hacer esnórquel, pero no sobre la fosa de las Marianas, cuya profundidad nos les deja ver nada y no pueden observar la evidencia; abandonar la atalaya del prohibicionismo y hacerlo a un metro del fondo marino, palpar la veracidad de testimonios reales. Les invito, y les puedo poner en contacto si hace falta, a visitar algunos de los cientos de clubes de cánnabis que colaboran con asociaciones de pacientes, de cáncer por ejemplo, o a nivel individual, dando respuesta a una necesidad que, por desgracia, no hemos sido capaces de hacer desde los poderes públicos. Y desde esta tribuna quiero aprovechar para darles las gracias y expresar mi deseo de que algún día también estos clubes tengan su propia regulación y se acabe con la inseguridad jurídica a la que se encuentran sometidos.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señor Lavandera.

Turno para Nueva Canarias. Señora González.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña María Esther): Gracias, presidenta. Señorías.

Esta proposición no de ley va de reivindicación para que la ciudadanía pueda acceder a tratamientos terapéuticos con cánnabis y con derivados de este bajo estricta indicación y supervisión médica para aquellas patologías en las que se haya demostrado eficacia o el facultativo que lo lleva lo haya considerado procedente. Y la pregunta es por qué defendemos esta postura y la contestación entiendo que es muy fácil: porque es que todos, los setenta diputados que estamos aquí somos los representantes de la soberanía popular y por eso tenemos la obligación de defender lo que reclama la mayoría de los ciudadanos. Y la realidad es que el 84 % de los españoles, según una encuesta del CIS, como acaba de decir el señor Álvaro, está a favor del uso del cánnabis frente a un 9,2 % que está en contra y un 6,8 que no tiene una opinión concreta. Esto es una realidad.

Y hay otra realidad paralela, y es que son varios los países europeos -Croacia, Dinamarca, Finlandia, Noruega, Polonia y Suecia- que ya han establecido algún tipo de programa o forma, o sea, de acceso especial, con el fin de permitir ese acceso a los preparados de cánnabis para el tratamiento de una reducida variedad de enfermedades. Además hay otros seis países -la República Checa, Alemania, Italia, los Países Bajos, Luxemburgo y Portugal- que disponen de un programa de acceso, definido, algunos, como es el caso de Luxemburgo y Portugal; también, como dijo el señor Álvaro, que aprobaron sus respectivas leyes para el uso médico del cánnabis hace escasamente dos años, en el año 2018, y parece razonable que por su similitud institucional con España el recién estrenado modelo portugués podría ser el ejemplo a seguir para implementar, de forma progresiva y controlada, un programa de acceso al cánnabis de uso medicinal en nuestro país. Actualmente, además, se está realizando un programa piloto en Francia con 3000 pacientes y que ya está reflejado en los antecedentes de la PNL. Sin embargo, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios manifiesta que no hay suficientes evidencias científicas para que en España se pueda utilizar el cánnabis o sus derivados como tratamiento terapéutico para aquellas patologías en las que se haya demostrado la eficacia. Pero, eso sí, no hace muchos meses, el pasado mes de junio, el Gobierno de España dio otra licencia para producir cánnabis medicinal en España pero para exportar, porque es que aquí no permite consumirse. Esta autorización de cultivo de marihuana corresponde a una empresa ubicada en el parque científico de Alicante y perteneciente a una compañía radicada en Gran Bretaña. Producir sí se puede en España, pero toda la producción debe ir destinada a la exportación, porque, como ya dije, su uso no está permitido en España.

La razón básicamente es porque nos seguimos rigiendo por una ley del año 1967, es decir, una ley aprobada en la época de la dictadura franquista, que parece de chiste. Lo que ya no lo es, no parece de chiste, es que por esa ley es por la que aún se rige la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios para la concesión de estas licencias de producción de cánnabis medicinal para exportar, pese a que en España lo usan miles de personas para el tratamiento de una gran variedad de enfermedades y de dolencias. Razón por la que esta proposición no de ley insta al Gobierno de Canarias, para que a su vez inste al Gobierno de España, a llevar a cabo las modificaciones legales oportunas a fin de regular y facilitar el acceso a los tratamientos terapéuticos con cánnabis y derivados de este. Eso sí, bajo una estricta indicación y supervisión médica y solo para aquellas patologías en las que haya constancia de su eficacia o que el correspondiente facultativo así lo considere.

Y para la evidencia científica y para ver la bondad de estos tratamientos, también proponemos que se establezca un sistema de evaluación de los impactos en la salud pública, en especial en la calidad de vida de los pacientes a los que se les aplican los tratamientos. Y, si la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios sigue sin reconocer la evidencia científica, que les pregunte a los representantes de las diferentes organizaciones de este colectivo de pacientes, que criticaron duramente al Estado el hecho de que durante el estado de alarma el cierre de los clubes y las asociaciones de cánnabis los había dejado sin acceso a su medicina, obligándoles a recurrir al mercado negro, del que no tenían o con el que no tenían ninguna garantía.

Con respecto a la enmienda del Grupo Mixto, decir que sí, que vamos a aceptarla. Pero me gustaría manifestar dos cuestiones. Por una parte, decir que hace tres años y medio el Grupo Parlamentario de Ciudadanos en el Congreso de los Diputados presentó una solicitud de creación de subcomisión, solicitud que fue caducada y que, sin embargo, no han vuelto a presentarla, lo cual me llama la atención, y sí que lo hagan aquí.

Y que sí también se la aceptamos, pero siempre que esto no paralice llevar a cabo las modificaciones legales oportunas para permitir el acceso a tratamientos terapéuticos con cánnabis y con derivados de este.

Y, por último, decir que hay que tener en cuenta, tal cual decía el señor Álvaro, de las empresas que ya están radicadas en la ZEC, aquí, en Canarias, que si desde el punto de vista económico hablamos tanto del cambio del sistema productivo, de nuestro modelo productivo, y de la diversificación de la economía, parece razonable que algo que demanda la ciudadanía, algo que se ha demostrado que es bueno para determinadas patologías, que puede ser un nicho de actividad comercial en Canarias, pues, lo tengamos muy en cuenta, incluso desde el punto de vista sanitario y desde el punto de vista económico, tal y como ocurre ahora con la pandemia del COVID-19, que no solo afecta a un sector sino también al otro. Creo que sería interesante mirarlo desde los dos puntos de vista.

Gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señora González.

Turno para el otro grupo proponente, Sí Podemos Canarias.

Cuando quiera, señor Marrero.

El señor MARRERO MORALES: Buenas tardes.

Esta PNL viene a ser continuidad, como decía el señor Lavandera en su intervención, de algún debate que ya se inició en la legislatura pasada también, pero que era mucho más amplio, porque no solo hablábamos de uso medicinal sino también de ocio y consumo.

El debate sobre el ocio, para el consumo, el tiempo libre o para el consumo normal de la gente, que hoy se hace a través de esos clubes y demás, o de manera digamos fuera de los límites de la legalidad, con inseguridad de todo tipo y dando lugar a que se produzcan situaciones de economía sumergida en muchos de esos casos también, en otros circuitos, ese debate tendrá que venir; es decir, este Parlamento no puede ir por detrás de la sociedad y de otras sociedades de otros países que ya lo han legalizado y que ya han avanzado en esa dirección.

Pero, bueno, como en los previos a la preparación de esta PNL me decía precisamente el compañero Iñaki, todo se andará, pero vamos paso a paso. Es decir, vamos a ir primero lógicamente a hablar de lo que significa dar un primer paso para las personas que tienen absoluta necesidad en estos momentos por motivos terapéuticos.

Es decir, esta PNL pretende que de alguna manera desde los poderes del Estado a través de la legislación se garantice seguridad en el campo de la medicina, en el campo de la salud y también seguridad jurídica, porque ahora mismo no están garantizadas esas dos seguridades bajo ningún concepto; es decir, estos productos a veces se utilizan de manera... Cuándo no ha firmado uno en alguna ocasión el uso de tratamientos compasivos, para pedirle permiso al Ministerio de Sanidad para que se pueda plantear y alguna persona, familiar o lo que sea, pueda usar un determinado medicamento, en plan de ensayo, todavía sin terminarse, etcétera. Eso lo hemos hecho en alguna ocasión. Y con este caso lo que hay que dar precisamente es el paso de que se legalice algo que está en estos momentos ya comprobado que es beneficioso para determinadas afecciones, de tipo muscular, dolores de cabeza o cuestiones de este tipo, que podían traer consigo ciertos beneficios para esas personas a las cuales se les podría suministrar. De todas maneras, yo desconozco la cuestión del tratamiento que se pueda dar al efecto, pero es para uso terapéutico para lo que lo estamos presentando.

Pero yo quisiera abrir otra vía más aquí, que ya la indicaba el señor Lavandera en su intervención. Es que Canarias es un lugar privilegiado, y ahora que estamos hablando de crisis, ahora que estamos hablando de crisis económica, de crisis ocasionada, crisis social, crisis por la COVID, hay que diversificar la economía, y posiblemente... Ya está apareciendo alguna que otra empresa, anuncios en prensa, con algunas entrevistas, etcétera, donde gente avanza ya consultorías, etcétera, para plantear que Canarias, como lugar privilegiado por su clima subtropical, pudiera ser un lugar donde parte de lo que hoy en día es casi en exclusiva el monocultivo del plátano pudiera ser o complementado o sustituido por él, con muchísimas ventajas tanto en consumo de agua, tanto en lo que significan insecticidas y pesticidas, etcétera, que no contamine el subsuelo y que no perjudique nuestro medio ambiente; que genera mucha más cantidad de empleo y que existe la posibilidad de que en torno a eso, en torno a esa producción agraria, pudieran establecerse, debieran establecerse, industrias, porque se habla de que en torno a lo que significa el cáñamo y demás producciones puedan existir en torno a veinticinco mil productos, es decir, que industria hay para largo rato. No voy a citar todas las posibilidades, porque ya ustedes tendrán acceso a esa información a través de búsquedas simplemente que hagan, pero desde las semillas, los fertilizantes, los sustratos, la seguridad física e informática, la fabricación de materiales de construcción sostenibles, la celulosa orgánica, las empresas de ensamblaje y de maquinaria, etcétera, que van en torno al asunto, las empresas de luminiscencia, laboratorios, gestión de residuos, etcétera, es decir, un amplio abanico de posibilidades.

Pero ese no es el debate que nos ocupa hoy, pero sí por lo menos, sí lo planteo dentro del marco general, que algún día en esta Cámara tendremos seguramente que hacer un debate en el que nos pongamos a ponerle solución a algo que es tabú, que forma parte a veces de circuitos casi para iniciados y que simplemente no tendría por qué ser así, sino simplemente podría ser un beneficio para la sociedad.

Y termino planteando que sería también una oportunidad para que se crearan empresas públicas que, de alguna forma, se dedicaran también a esta cuestión y las arcas públicas se beneficiaran, aunque fuera con carácter finalista, para la sanidad, de este tipo de producciones. Es decir, que es una necesidad que regulemos y facilitemos el acceso a los tratamientos terapéuticos con el cánnabis y derivados, bajo estricta indicación y supervisión médica, como dice la PNL; y, por otro lado, que establezcamos un sistema de evaluación de los impactos en la salud pública, en la calidad de vida de los pacientes tratados con estos productos, es decir, que se haga un seguimiento de los mismos.

Todo esto quedaría, lógicamente, para el campo del mundo científico, pero necesariamente estamos apostando por que se avance en esa regulación y no se cree ni esa inseguridad jurídica ni esa inseguridad de salud para aquellos que hoy en día tienen que tender a lo mejor a pedir ese producto por internet o a buscarlo por otra vía.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señor Marrero.

El turno para la Agrupación Socialista Gomera.

El señor RAMOS CHINEA (desde su escaño): Gracias, señora presidenta.

Bueno, poco más que añadir a lo que ya han dicho mis compañeros de iniciativa, simplemente corroborar las palabras que han dicho. Como muy bien dijo el señor Lavandera, otros países en este sentido nos llevan la delantera y bastantes años de trabajo y de estudio con respecto a nosotros; de hecho, hay países en los que existen ya franquicias de semillas de cáñamo o cánnabis que luego venden y está permitido ese uso terapéutico. Siempre, claro, bajo una supervisión médica, que creemos que es la clave.

Queremos recalcar que con esto no estamos legalizando el uso o el consumo del cánnabis, estamos aprobando o, mejor dicho, estamos diciendo que se estudie el uso terapéutico del cánnabis. Existen evidencias o incluso la propia OMS se ha pronunciado al respecto, sobre posibles usos terapéuticos de esta sustancia, que en algunos tratamientos está reconocido que tiene propiedades beneficiosas.

También es cierto que la propia OMS dice o indica que algunos componentes de la sustancia tienen contraindicaciones y que deben hacerse muchos más estudios sobre todos los componentes del cánnabis y sus derivados antes de que se considere libre para múltiples usos médicos. Y es precisamente por eso por lo que pedimos que se estudie y regule y que se haga desde el Estado, y si se produce el mismo, que se haga con el máximo rigor científico.

Es cierto, como muy bien ha dicho Manolo, que hay otras aplicaciones, tanto el cáñamo como el cánnabis, la industria textil o diferentes industrias que podemos aprovechar. Es verdad que es una forma de diversificación de la economía, es un granito de arena que, sumado a más granitos de arena, puede ayudar a esa tan ansiada diversificación económica que perseguimos.

Por tanto, yo creo que es una iniciativa acertada. Ya en la anterior legislatura todos los grupos apoyamos una iniciativa similar. Es cierto que poco se ha hecho, como muy bien dijo también el señor Lavandera, desde entonces hasta ahora. Hoy además se suma posiblemente otro grupo más, el grupo de Ciudadanos, que no estaba en la anterior legislatura; por lo tanto, quizás esto dé todavía mucha más fuerza, ya que tienen también representación en el Congreso de los Diputados y podamos de alguna manera conseguir que esta reivindicación al final llegue a buen puerto.

Por lo tanto, simplemente pedir el voto del resto de grupos, que en ese sentido haya buen rollito, porque estamos pensando en el bien de un colectivo que realmente lo necesita, porque lo hace para un uso terapéutico, gente que sufre de dolores interminables, muy agudos, por cuenta de cáncer u otras patologías, y esto es un alivio para ese sufrimiento.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señor Ramos Chinea.

Hay un turno para el grupo enmendante, el Grupo Mixto. Señor Fernández de la Puente. Me parece que son cuatro minutos.

El señor FDEZ. DE LA PUENTE ARMAS: Gracias, señora presidenta. Señorías.

En Ciudadanos consideramos necesario regular el uso del cánnabis terapéutico para luego abordar, con un debate serio y riguroso, la legalización del consumo ocioso del cánnabis. Pero para esto sería preciso contar con la participación de expertos y las regulaciones de otros países que ya lo han legalizado, como el caso de Canadá, Uruguay o algunos lugares dentro de Estados Unidos.

Este tema de la regulación del cánnabis no es nuevo para Ciudadanos, ya estaba en nuestro programa electoral en el año 2015, como dijo el proponente, y lo volvimos a poner en el 2018. Pero esto creemos sinceramente necesario que se debe propiciar en un debate dentro del Congreso de los Diputados y que se pueda llegar a un amplio consenso para un tema como este. No debemos olvidar que el cánnabis es una droga con graves efectos secundarios, como el alcohol o el tabaco, y que puede producir brotes psicóticos.

Creemos que ha llegado el momento de dar una solución a miles de pacientes que a día de hoy están usando el cánnabis de forma terapéutica. Muchos tienen que paliar dolores neuropáticos muy intensos y les estamos negando una alternativa sencilla y probada científicamente. Estos pacientes lo necesitan desesperadamente, y es por ahí por donde debemos empezar. Existe evidencia científica y sanitaria de sobra para justificar la legalización del cánnabis terapéutico y los tratamientos con cánnabis y sus derivados, bajo la estricta indicación y supervisión médica.

Ante el cánnabis, como ante todas las drogas, hay dos posturas: la prohibicionista y la regulación para liberalizarlo. De acuerdo con los prohibicionistas, se trata de evitar los efectos nocivos y que haya un menor número de posibles consumidores; sin embargo, para aquellos que están a favor de la liberalización se trata de estimular la libertad y la autonomía individual para que cada cual se haga cargo de sí mismo. (Se reincorpora a su lugar en la Mesa el señor presidente). En España estamos en lo peor de los dos mundos, para ambos. Ahora mismo tenemos una legislación y una regulación prohibicionista, pero somos el quinto consumidor de cánnabis de la Unión Europea.

Hemos presentado una enmienda de adición para solicitar la creación de una subcomisión en el seno de la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados y agradecemos a los grupos proponentes que esta haya sido aceptada. Creemos firmemente que se debe estudiar de manera sosegada y con criterios objetivos, sanitarios y técnicos la posible legalización del cánnabis para su uso medicinal.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Don Ricardo, muchas gracias.

¿Sobre la fijación de la posición respecto a la enmienda? Se da por buena.

Turno para el Grupo Popular. Señor Ponce.

Adelante.

El señor PONCE GONZÁLEZ (desde su escaño): Gracias, señor presidente.

Bien. Con respecto al debate de la hierba del cánnabis como agente terapéutico, hay que hacer dos consideraciones.

La primera de ellas, que se la traigo aquí, es un metaanálisis publicado recientemente, con 165 estudios -esto es evidencia científica máxima, la revista más prestigiosa del mundo (mientras muestra un documento a la Cámara), está publicado hace tres meses, yo se lo hago llegar, si quiere, señor Lavandera-, donde, en las conclusiones, dice exactamente que la evidencia del cánnabis terapéutico es baja o muy baja, la evidencia no respalda ni refuta las afirmaciones de eficacia y seguridad.

Por otra parte, la Organización Médica Colegial publica este comunicado -usted lo conocerá seguramente-, donde dice claramente, en su apartado 2, que los medicamentos deben ser autorizados por las agencias reguladoras. Nunca un fármaco ha precisado para su autorización de discusión parlamentaria.

Dicho esto, tenemos que también tener en cuenta que la Agencia Española de Medicamentos ya tiene autorizado el cánnabis terapéutico, ya es una realidad en nuestro país, para la esclerosis múltiple. El medicamento se llama Sativex. Tanto la asociación -yo estoy... mi compromiso es la evidencia científica, yo, de verdad... (ante un comentario efectuado desde los escaños)-, tanto la Asociación Médica Mundial como la Organización Médica Colegial advierten que el consumo crónico de cánnabis tiene efectos nocivos para la salud. Produce, aparte de todo lo que es el multiconsumo de otras drogas, comorbilidades psiquiátricas, deterioro de la coordinación motora, posibilidad de accidentes de tráfico, efectos cardiorrespiratorios por la inhalación del humo. Y en este sentido se insiste muchísimo en que los medicamentos deben ser autorizados bajo dos preceptos: fundamentalmente la evidencia científica y, por otro lado, evidentemente, el visto bueno de las agencias evaluadoras.

El señor Lavandera presenta esto hoy, como ya hizo en el 2017, tuvo el apoyo del Partido Popular. Nos gusta de la PNL que habla de la rigurosidad por parte de la supervisión médica.

También le tengo que decir que en este Parlamento el Partido Popular ha aprobado PNL relacionadas con las unidades del dolor crónico, que a día de hoy no se han tomado en cuenta por el Gobierno de Canarias, y esto yo creo que ahora mismo es mucho más importante que el propio cánnabis, así como por ejemplo el aumento de la dotación de oncólogos para los hospitales de Canarias. En estos momentos del COVID la verdad es que consideramos que este tipo de medidas son mucho más interesantes que el propio debate del cánnabis; no obstante, ... (Corte del sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo). ¿Un momentito nada más? (La Presidencia le concede un tiempo adicional). No obstante, y a pesar de todo ello, y teniendo en cuenta si existen más estudios en un futuro donde el cánnabis demuestre mejores resultados, más allá de las enfermedades neurológicas autorizadas, el Partido Popular, evidentemente, no se puede oponer a ello y si la evidencia científica dice que el cánnabis demuestra nuevos efectos, evidentemente, lo vamos a apoyar.

Por lo tanto, vamos a apoyar la PNL.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Ponce.

Turno para el Grupo Parlamentario Nacionalista. Señor De la Hoz.

Adelante.

El señor DE LA HOZ FERNÁNDEZ: Gracias, presidente. Buenas tardes, señorías.

Pues debe ser que de tanto repetir que la recuperación tiene que ser verde o no será que mi portavoz no solo me ha endosado esta PNL sino también la ley canaria de protección del arbolado. En fin, es lo que toca.

En este sentido nuestro grupo va a estar a favor, como no puede ser de otra forma. Nos hubiese gustado que los cuatro grupos que apoyan al Gobierno nos hubiesen invitado a firmar también esta PNL, como así pasó en la pasada legislatura, donde había un amplio consenso al respecto. Y además, como bien han apuntado, en el año 2017, me parece, en una Comisión de Sanidad, se aprobó por unanimidad, a excepción del Partido Popular, que votó a favor de dos puntos. Y nombraba usted a doña Elena Luis y a Zacarías, que también les mandamos un saludo. Esa tal vez ha sido la diferencia: doña Elena Luis propició que esta PNL en la pasada legislatura la firmáramos todos, incluida la posibilidad de que lo firmara también el Partido Popular.

Dicho eso, por supuesto que vamos a votar que sí. La regulación debería ser una regulación integral del uso del cánnabis, no solo medicinal sino de ocio y recreativo, y esto pasa claramente por las Cortes Generales, que tienen que regular el uso, el consumo, la distribución, el cultivo, que, como decía el portavoz de Podemos, se abre un abanico de posibilidades. Yo creo que ahora, en esta sede parlamentaria, deberíamos tener siempre la visión de las posibilidades económicas, del nuevo mundo que se nos abre con esta pandemia.

Y, por lo tanto, señorías, nuestro grupo va a estar de acuerdo, pero insisto en que la regulación tiene que ser más profunda. Se nombraba a las asociaciones y clubes cannábicos que hay en Canarias, más de ciento y pico clubes cannábicos y asociaciones cannábicas, que hay que darles regulación, certezas de su actividad. Y, por lo tanto, señorías, ya no hay dudas. Hasta el propio Donald Trump y su fiscal general están de acuerdo en regular el cánnabis. Por lo tanto, esto es cuestión de tiempo. Imagínense, hasta Donald Trump.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor De la Hoz.

Hemos concluido los turnos de los grupos también no enmendantes, señorías; por tanto, llamo a votación. Señorías, vayan ocupando sus escaños. (El señor presidente hace sonar el timbre de llamada a la votación). (Pausa).

Gracias, señorías. Vamos a esperar unos segundos a que los diputados y diputadas de la sala Europa se puedan ubicar. (Pausa).

Muchas gracias.

Señorías, llamo a votación. Gracias, señorías. Señorías, votamos. (Pausa).

Gracias, señorías.

63 votos emitidos: 63 síes, ningún voto en contra y ninguna abstención.

Hay dos diputados que por cuestiones técnicas no han podido formular el voto, pero ya constan en el acta.

Así que, señorías, queda aprobada por unanimidad la proposición no de ley.

(La señora secretaria segunda, Reverón González, ocupa un escaño en la sala).

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 10L/PNLP-0172 Sobre regulación del cannabis y cannabinoides para uso medicinal.