Diario de Sesiones 45/2020, de fecha 30/9/2020
Punto 4

10L/PL-0004 DICTAMEN DE COMISIÓN. DE LA COMISIÓN DE GOBERNACIÓN, DESARROLLO AUTONÓMICO, JUSTICIA Y SEGURIDAD, SOBRE EL PROYECTO DE LEY DE SUSPENSIÓN DE TÍTULOS HABILITANTES DE NUEVOS LOCALES Y OTRAS MEDIDAS COMPLEMENTARIAS EN MATERIA DE JUEGO Y APUESTAS (PROCEDENTE DEL DECRETO LEY 5/2020, DE 2 DE ABRIL).

El señor PRESIDENTE: Seguimos, señorías, con el siguiente punto del orden del día, que es dictámenes de comisión. En este caso, de la Comisión de Gobernación, Desarrollo Autonómico, Justicia y Seguridad, sobre el proyecto de Ley de suspensión de títulos habilitantes de nuevos locales y otras medidas complementarias en materia de juego y apuestas.

Comienza la presentación del dictamen, señorías. (Pausa). (Rumores en la sala).

¿Grupo Mixto? Adelante.

Gracias, señorías.

Don Ricardo, adelante.

El señor FDEZ. DE LA PUENTE ARMAS: Gracias, señor presidente.

Bien. Yo no voy a repetir en este momento todos los argumentos que ya expusimos y que ya expuse en su momento cuando se convalidó este decreto ley y se acordó tramitarlo como proyecto de ley.

Yo creo que todos en su momento estábamos y estamos de acuerdo en que es una medida positiva. Yo creo que todos estamos de acuerdo en que perseguir, en que combatir, que es la palabra más correcta, combatir la ludopatía es importante; tener una mayor protección a los menores, evitar la proliferación de salas de juego cerca de zonas de especial sensibilidad, como pueden ser los colegios, que haya un mayor control en general de la actividad, que también el propio sector está a favor, seguir vigilando la publicidad para evitar que más personas caigan en esa ludopatía que comentaba anteriormente.

Yo creo que en esta ponencia se ha hecho un esfuerzo importante, yo diría que muy importante, por llegar a un consenso, a un gran consenso, y casi lo hemos conseguido. Yo creo que hemos conseguido un 99 % de acuerdo y así se refleja en el propio informe y en las propias discusiones o debates que hemos tenido en la ponencia, pero ha faltado, como muchas veces ocurre, lo que es la guinda a este proyecto de ley. Una guinda que no es otra que la disposición final, que ha chocado con el empecinamiento -y lo tengo que decir así- del propio Gobierno y los partidos que apoyan al Gobierno. Creemos que es un error, un grave error, esa retroactividad de la norma y su entrada en vigor, y ya veremos si eso es así o si es un error que solamente los partidos...; en este caso Ciudadanos considera y me consta que también algún otro lo va a mencionar. Hemos intentado yo creo que convencer tanto a los responsables de la consejería como también a los partidos que apoyan al Gobierno, pero, bueno, tengo que decir que no ha sido posible. Es tan fácil como coger un papel, un lápiz, un folio y hacer un esquema temporal para ver la innecesariedad de esta retroactividad de la norma, porque los decretos que el Gobierno ha promulgado con anterioridad a este proyecto de ley daban cobertura suficiente a este hecho, que no hacía que fuese necesario de facto ponerlo en la ley que se va a votar o que se va a tramitar. No se puede. Insisto, es una lástima.

Y creo que, bueno, esto no quita tampoco mérito. Sí es un borrón, si lo podemos llamar así, pero no quita ningún tipo de mérito tanto a la medida, que persigue un objetivo que yo creo, insisto, es apoyado por todos y compartido por todos, y que es una norma, insisto, que es muy necesaria.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don Ricardo.

Turno para el Grupo Parlamentario de la Agrupación Socialista Gomera. Señora Mendoza.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ: Gracias, presidente. Buenos días, señorías.

Hoy, señorías, probablemente se apruebe por unanimidad el proyecto de ley de suspensión de títulos habilitantes de nuevos locales y otras medidas complementarias en materia de juego y apuestas, procedente del Decreto Ley 5/2020, del 2 de abril.

Para nuestra formación política es un proyecto de ley muy importante, porque es un paso adelante en una problemática que nos preocupa mucho y de la que hemos hablado en reiteradas ocasiones en esta Cámara.

Estábamos de acuerdo desde el minuto uno en aclarar la regulación de algunas de las máquinas de juego que se instalan en otros locales que no se dedican precisamente al juego y, por supuesto, también con la suspensión de títulos habilitantes de nuevos locales. Locales que, como todos sabemos, han proliferado sobre todo en los barrios más desfavorecidos, en barrios donde quizás no existe tanta oferta de ocio y estos locales aprovechan para convertirse en lugares atractivos de reunión para nuestros jóvenes. Además, a esta problemática le sumamos que contamos con un porcentaje significativo de casos de ludopatía en Canarias.

Es un asunto que nos preocupa a todos los grupos de la Cámara y eso evidentemente ha ayudado a que lleguemos fácilmente a acuerdos a lo largo de la tramitación, ya que con las aportaciones de todos los grupos el texto inicial ha mejorado y de eso se trata, se trata de poder sacar el mejor documento posible.

Con este proyecto de ley evidentemente no queda solucionada toda la problemática que rodea al juego, y que a nosotros nos preocupa, pero sí que, como he dicho al principio de mi intervención, es un paso al frente. También es cierto que muchos de estos asuntos que nos preocupan son competencia del Estado y me consta que en esa materia están siendo especialmente sensibles y están trabajando para ponerle a esa problemática, que no es exclusiva de Canarias sino de todo el territorio español, una solución.

Porque a nadie se le escapa que nuestra sociedad, en especial los jóvenes, están diariamente siendo bombardeados incitándoles al juego y a las apuestas. Y digo que sobre todo a la gente joven, porque, como todos somos testigos, que para eso están usando o... sí, utilizan de reclamo a rostros conocidos y admirados por muchos de ellos. Por eso nos parece importante, tal y como recoge este proyecto de ley, que la consejería competente realice campañas informativas de concienciación, al igual que el Gobierno de Canarias también, en el plazo máximo de tres meses, impulse una iniciativa legislativa revisando el régimen sancionador en lo que se refiere a la presencia de menores en estos locales.

Y también nos parece acertado haber establecido que la Comisión del Juego y las Apuestas deba incluir en su seno a asociaciones que luchan contra las adicciones.

Lo dije en comisión y lo vuelvo a repetir en esta sesión plenaria: es necesario que exista mayor regulación y control sobre el juego y las apuestas, y evidentemente por eso legislamos.

Pero la parte más importante, teniendo en cuenta que el porcentaje de jóvenes que recurre a este tipo de locales en estos últimos años no ha dejado de crecer, lo más importante es sensibilizar y educar a nuestros chicos y chicas para que entiendan que esta opción, que muchos de ellos ven como una diversión, puede desembocar en graves problemas, como es la ludopatía.

Las casas de apuestas y salones de juegos no pueden ser puntos de encuentro juveniles, por mucho que se empeñen estos locales y creen el ambiente perfecto para engancharlos. Debemos conseguir que deje de ser una conducta plenamente integrada, como actualmente está, jugar y apostar dinero.

Y también quiero aprovechar esta intervención para referirme al juego online, donde ahí el control se dificulta muchísimo. Por ello, en el caso del juego online, está claro que juegan un papel fundamental las familias, pues ya desde muy pequeños nuestros niños tienen en su poder un teléfono móvil, una tablet o cualquier otro dispositivo, que pueden hacer un uso poco adecuado, para poder acceder a este tipo de ofertas y de juegos. Las familias deben controlar el uso que sus hijos hacen de estos dispositivos para que sea el uso más correcto posible. Hablo sobre todo de niños y niñas, estoy hablando sobre todo de menores.

Por ello, repito que lo más importante, a pesar de las normas, es educar, educar y educar. Nuevamente, la educación juega un papel fundamental, como en casi todos los aspectos de nuestra vida. Por eso siempre insisto en lo importante que es la educación. Tenemos que ser capaces de hacerles entender que no necesitan este tipo de locales para divertirse o para entretenerse; y que sepan también que este tipo de locales, por mucho que ellos consideren lo contrario o les hagan creer lo contrario, porque esporádicamente es cierto que pueden obtener algún que otro beneficio, la realidad es que en este tipo de locales quien siempre gana es la casa.

Y, por último, también, no quiero terminar sin agradecer en este caso la labor fundamental que han llevado a cabo los servicios jurídicos de la Cámara, como siempre, para que nosotros podamos contar con un buen documento final.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora Mendoza.

Turno para el Grupo Parlamentario Sí Podemos Canarias. Señor Marrero.

El señor MARRERO MORALES: Buenos días, señorías.

Voy a intentar ser breve, porque yo creo que aquí ya la economía del lenguaje y del tiempo es importante, porque prácticamente en todos los momentos en los que hemos hablado de este asunto hemos repetido las mismas cosas y hoy también aquí, en esta Cámara.

Simplemente plantear la oportunidad que ha sido el que este proyecto de ley, aun en plena pandemia, aun cuando había, por algunas partes, dudas en un principio de si lo que había que hacer era retrasarlo hasta más tarde y demás... Creo que ha sido interesante y oportuno el que lo planteemos, puesto que de alguna forma vino a poner freno a esa especie de barra libre que estaba habiendo como consecuencia de presentar una simple declaración responsable y, a partir de ahí, que se permitiera el abrir casas de apuestas y de juego, que fueron proliferando por toda nuestra geografía.

Cuando hablamos de juego, hablamos de salud, hablamos de adicciones, de dramas familiares, de problemas de jóvenes y de mayores y alguno de los intervinientes anteriores planteaba la cuestión de la juventud. Efectivamente, tenemos carencias. No existe en Canarias aún una acción coordinada de todas las administraciones -Gobierno de Canarias, cabildos, ayuntamientos, etcétera-, en la que haya un plan de ocio y tiempo libre para la juventud. En algunos países se ha experimentado y ha sido muy positivo, puesto que hay más cosas que hacer aparte de a veces estar sentados en las plazas de los pueblos exclusivamente, lo cual está muy bien también, el diálogo y la conversación, o utilizar el tiempo en estos lugares que terminan, empiezan por ser una especie de entretenimiento y terminan convirtiéndose en una adicción. Por tanto, yo creo que tenemos que esforzarnos desde todas las administraciones por ofrecer otras actividades. No puede ser que asociaciones vecinales, etcétera, terminen convirtiendo su mayor actividad cultural en montar un bingo, es decir, en el lugar.

Por tanto, tendremos que plantear otras acciones culturales, porque es que estas cosas no se combaten solo con leyes, con aspectos punitivos, con castigar, con no sé qué, hay que ofrecer alternativas para que eso no siga ocurriendo. Y esas alternativas tienen que ser atractivas, racionales y positivas, precisamente para invertir los términos en los que se está produciendo el dedicar el tiempo libre y el ocio por parte de un sector importante de la población. Y esa yo creo que sería un poco la cuestión de fondo y mi aportación en este caso a este debate.

Hay un alto nivel de consenso tanto en ponencia como en comisión. El asunto de la retroactividad, pues con el asesoramiento suficiente por parte de los técnicos y responsables de la consejería, nos ha parecido oportuno y, por tanto, lo vamos a apoyar también, sin lugar a dudas. Y el apoyo a este proyecto de ley, de alguna manera, es un claro ejemplo de que la política es útil para la sociedad y de que cuando nos empeñamos en dialogar, en consensuar, en buscar acuerdos los encontramos y al final la sociedad nos lo va a agradecer.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Marrero.

Turno para el Grupo Parlamentario de Nueva Canarias. Carmen Hernández tiene la palabra.

La señora HERNÁNDEZ JORGE: Buenos días. Gracias, señor presidente.

Muchas veces a los políticos, a las cámaras, a las administraciones, se nos acusa o se les acusa, independientemente del momento de la historia, de ir siempre por detrás de la sociedad, es decir, de legislar y de tomar acciones mucho después de que las problemáticas están consolidadas, es decir, de ir siempre por detrás de lo que nos reclama la calle. Sin embargo, yo creo que es motivo de satisfacción, de sentir que vamos, que respondemos a la demanda de la calle, lo que hoy, lo que hoy traemos a su votación final, este proyecto de ley de suspensión de títulos habilitantes de nuevos locales y otras medidas. Que desde el grupo al que represento, desde Nueva Canarias, desde el minuto uno, a través de una proposición no de ley, fuimos conscientes de que era una cuestión que al menos necesitaba de la atención de las administraciones, por esa proliferación de salas de juego en nuestros barrios. Advertíamos, además, cómo justamente proliferaban esos espacios en lugares donde la pobreza estaba campando a sus anchas, donde vive población que trabaja y que pudiera ver en el juego una respuesta a su precariedad laboral o a su falta de ingresos. Y además también observábamos cómo en otros territorios del Estado empezaba a haber un clamor popular y una preocupación creciente en torno a esta proliferación. Por tanto, desde ese momento, a través de esa iniciativa y a partir de ese momento, yo creo que el Gobierno de manera diligente impulsó ese decreto, que se traduce en este proyecto de ley.

Es cierto que nuestro objetivo, y así lo reflejábamos en la propuesta, era la necesidad de cambiar la ley del juego de Canarias. Ese es el objetivo importante, sólido, de una manera decíamos reflexionada, consensuada con la sociedad civil, con los profesionales en materia de ludopatía, con los colectivos que trabajan con la población afectada y también con el sector, con el sector del juego, con la patronal, que también se ha interesado en que el juego se regule, porque al final es una actividad que necesita estar correctamente regulada.

Hemos dado mucha importancia a la suspensión de los títulos habilitantes, porque nos parecía una, diríamos, iniciativa absolutamente injustificable que fuese solamente un acto comunicado lo que permitiera abrir una sala de juego. Resulta que para colocar una máquina tragaperras en un bar necesitas un expediente así de gordo (mientras hace un gesto con sus manos) y para abrir una sala de juego, donde hay una actividad económica importante, porque hay cafetería, donde hay los llamados corners, donde nuestra gente joven va a ver un partido de fútbol, se come una hamburguesa, pero además tiene ahí un anzuelo o un engode a través del juego, y donde además los expertos nos avisan de que el juego entraña serias amenazas para la salud, para la salud individual y para la salud pública... Y nosotros como administraciones y como representantes de la ciudadanía estamos obligados a generar campañas informativas, sensibilizar, advertir a los padres y a la sociedad en su conjunto de los riesgos y de los peligros para la salud que entraña el juego.

En ese sentido, por tanto, yo creo que vamos en la senda correcta. Es verdad que tenemos un gran reto, y así lo he oído manifestar al consejero en el área de Administración pública, tenemos un gran reto en cuanto al juego online, ese es el gran reto. Y no solo el juego sino incluso los videojuegos online, que muchos, los que tienen familiares pequeños no sé si han visto que muchos juegos, aparentemente inofensivos videojuegos, llevan aparejada la posibilidad de meter dinero para comprar tiempo o para comprar herramientas para prosperar en el juego, y eso ya nos advierten los expertos que es otra forma, soterrada y oculta, de inculcar en el niño una actividad que al final puede terminar convirtiéndose en adictiva. Y los padres tienen que saberlo, los padres tienen que saber que cuando le ponen 2 euros a través de su tarjeta a un videojuego del niño están contribuyendo a acercarle a un mundo que entraña importantes peligros.

Por tanto, yo creo que es de reconocer el consenso de toda esta Cámara. Estos son los asuntos en los que además toma todo el sentido la política al servicio del interés general, la política al servicio de lo que la población nos demanda, y yo creo que es motivo para que todos hoy estemos satisfechos y nos vayamos a casa sabiendo que hemos contribuido decididamente a una cosa importante para nuestra sociedad.

Y no puedo acabar sin reconocer que en medio de esta pandemia pudiera ser hasta razonable que este asunto se hubiera un poco aparcado y, sin embargo, yo tengo que valorar que el Gobierno, en este caso su consejería, señor consejero, no solo no lo haya aparcado sino que diligentemente haya impulsado este asunto y que además me consta que están trabajando ya en ese texto legislativo, en la modificación de la ley, tan necesaria, tan importante, coordinada con la legislación estatal, que también sabemos que hay un... Es fundamental, en materia de publicidad, todos hemos coincidido en que es importante cambiar la política de publicidad y que se asemeje lo más posible a lo que son, diríamos, las restricciones que tiene la publicidad del alcohol y del tabaco. Aquí dependemos mucho del Estado y, por tanto, es muy importante también el trabajo coordinado con el Ministerio de Consumo. Pero insistir en la importancia de la ley y el agradecimiento a su consejería.

Gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora diputada.

Turno para el Grupo Parlamentario Popular. Señora Reverón.

La señora REVERÓN GONZÁLEZ: Gracias, presidente. Buenos días, señorías.

Bueno, señorías, no me quiero repetir. Efectivamente, no es la primera vez que venimos a esta tribuna y que mostramos la preocupación que en estos momentos existe en lo que es la proliferación de las casas de juegos y de apuestas. Es verdad que todos hemos leído que España, además, encabeza los problemas que tiene nuestra ciudadanía con la ludopatía y, sobre todo, los menores, sobre todo los menores de menos de veinte años. Esto es un problema que ha llevado a que los expertos empiecen a hablar de la ludopatía juvenil, sobre todo, como la heroína del siglo XXI. Yo creo que ese es un problema del que todos somos conscientes y que todos tenemos que intentar poner un remedio.

Sí es verdad que lo que dicen los expertos es que las principales causas por las que ellos dicen que este problema ha proliferado es por el aumento que se ha hecho de la inversión en publicidad y la falta de control del juego online. Efectivamente, la Comunidad Autónoma de Canarias no tiene competencias para poder regular este juego online. Es verdad que desde el Gobierno de la nación se está trabajando en ello ya desde el año 2018, si mal no recuerdo, pero es verdad que el juego online permite, como ha dicho la persona que me ha precedido en la palabra, permite a los menores no solamente jugar, efectivamente, utilizando dinero en lo que se puede entender como un bingo, sino también en lo que son juegos en principio educativos. Y es verdad que eso es un problema y, sobre todo los que tenemos acceso o conocemos a menores que están todo el día, como se suele decir, delante del ordenador, delante de la pantalla, genera un problema y una ludopatía. Y los expertos lo que dicen es que esto va mucho más allá de lo que es un problema de salud pública, o sea, estamos ante un problema del siglo XXI y que todos tenemos que poner nuestro granito de arena para poder solucionarlo.

Efectivamente, este proyecto de ley lo que pretende es intentar paliar estos efectos que llevamos ya años viendo en nuestra sociedad. Y ya con ocasión del debate de lectura única de esta iniciativa desde mi formación política dijimos que, bueno, que lo apoyábamos, por supuesto, y que además íbamos a presentar enmiendas para intentar mejorar el texto. Efectivamente, bueno, las personas que me han precedido en la palabra saben que hemos llegado a acuerdos transaccionales con las enmiendas, cosa que, bueno, se lo agradezco a los grupos parlamentarios que apoyan al Gobierno. Es verdad que en la ponencia votaron en contra, dijeron que no las admitían, pero esas enmiendas quedaron vivas y, por tanto, llegamos a una transaccional.

Y sí me gustaría hacer referencia a las enmiendas que presentamos nosotros. Por un lado, entendíamos que era necesario que existiera una conexión entre lo que son los salones recreativos junto con el registro de prohibición. Todos sabemos que existen personas que en un momento determinado, cuando son conscientes de que tienen un problema, pueden darse de alta en ese registro de prohibidos. ¿Cuál es el problema? Que, efectivamente, además lo dicen los expertos, la ludopatía no se cura de un día para otro y no se cura incluso sabiendo que tienes un problema. Entonces tenemos que poner los mecanismos necesarios para ayudar a esas personas que por fin han dado el paso de inscribirse en ese registro de autoprohibidos para que no se les permita ese acceso a esas salas de juego.

Y, por otro lado, también hablábamos de la necesidad de revisar ese régimen sancionador de la presencia de menores en las salas de juegos y apuestas. A nadie se le escapa que, es verdad, y ya se ha dicho, de nada sirve tanta actividad punitiva, es verdad, si no existe una educación previa. Y la educación previa por supuesto que pasa, primero, por la casa de cada uno. Pero tenemos que poner algo, tenemos que poner herramientas que nos ayuden entre todos a que, bueno, a que no tengamos enfermos -porque al final la ludopatía es una enfermedad- y sobre todo en nuestros menores.

Por tanto, sí agradezco que se hayan admitido estas dos enmiendas, porque entendemos que favorecen y sobre todo que mejoran el texto presentado inicialmente.

Y, finalmente, sin terminar, quiero también explicar por qué hemos pedido votación separada. Hemos pedido votación separada por un lado de todo lo que es el texto y, por otro lado, de lo que es la disposición final, que habla de la retroactividad de esta norma. Tenemos serias dudas sobre todo por deficiencia, de técnica legislativa. Entendemos, sobre todo, lo que dice el Consejo Consultivo. Y por eso vamos a votar en contra de la disposición final y a favor, por supuesto, de todo el texto que hoy se presenta.

Muchísimas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora Reverón.

Turno para el Grupo Nacionalista. Adelante.

La señora GONZÁLEZ ALONSO: Gracias, presidente. Buenos días, señorías.

El Grupo Nacionalista Canario va a reiterar el voto ejercido en la comisión del lunes 14 de septiembre. También solicitamos la votación separada, por un lado el texto del proyecto de ley y, por otro, la disposición final. Votaremos a favor de la aprobación de este proyecto de ley, a excepción de la disposición final, que votaremos en contra.

Entendemos que con el nuevo contenido de la Ley del Juego y las Apuestas conseguimos poner barreras para el acceso a este tipo de máquinas sobre todo a menores de edad, cumpliendo así con la máxima de velar por su protección. Después de las dudas generadas sobre si se podía hacer o no se podía hacer alguna medida por parte del Gobierno de Canarias en contra del juego online, nos alegramos de haber vencido esa resignación de "es competencia estatal". Por tanto, celebramos haber abandonado esa actitud pasiva de esperar a que hiciera el Gobierno estatal una regulación nueva, mientras en la sociedad canaria ya estamos padeciendo las consecuencias de estos problemas de adicción, sobre todo en los menores canarios y en sus familias.

Por eso nos alegramos de que se hayan incluido en el texto las enmiendas del Grupo Nacionalista Canario. Nuestras enmiendas intentan conseguir que el Gobierno de Canarias cuente con recursos para plantarle cara al juego online. Sin asumir competencias que no nos corresponden, pero sí sacándoles partido a las que tenemos. Realizar campañas informativas y de sensibilización nos parece vital para que la sociedad conozca los riesgos que implican estas prácticas, con especial incidencia en las consecuencias que conllevan las adicciones, no solo para la persona adicta, sino también las que padece y sufre todo su entorno.

A pesar de la redacción, que es un compromiso no solo de las consejerías mencionadas en el nuevo apartado 8 del artículo 25 de la ley, sino -espero- un compromiso de todo el Gobierno de Canarias, sea el que sea el que gobierne, porque la ley queda para la posteridad.

Cuestión distinta son las formas de la aprobación de este proyecto de ley. No votaremos a favor de establecer una retroactividad en la misma. Por dos motivos fundamentales: el primero, político y el segundo, jurídico, que paso a exponerles.

En primer lugar, de forma política. Haciendo una cronología de los hechos, se aprueba un primer decreto ley, 3/2020, el 5 de marzo. Nuestro Estatuto de Autonomía, en el artículo 46, establece un plazo de convalidación de treinta días naturales por el Parlamento y, si no estuviera constituido, por la Diputación Permanente. Llegó el COVID-19 a nuestra sociedad y se decidió, políticamente, presentar otro decreto ley, el número 5/2020. No cuestionamos la presentación del nuevo decreto, ni mucho menos, eran situaciones complejas, nuevas y se optó por esa opción, pero en ningún caso de una decisión política pueden sufrir las consecuencias de esta los ciudadanos.

En segundo lugar, me gustaría explicar el segundo argumento, que es por una cuestión jurídica. Tenemos un ordenamiento jurídico que establece unas reglas por las cuales nos regimos toda la sociedad. Nuestra Constitución española, en el artículo 9.3, establece que la Constitución garantiza el principio de legalidad, la jerarquía normativa, la publicidad de las normas, la irretroactividad de las disposiciones sancionadoras no favorables o restrictivas de derechos individuales, la seguridad jurídica, la responsabilidad y la interdicción de la arbitrariedad de los poderes públicos.

La redacción para este grupo es muy clara: la irretroactividad de disposiciones sancionadoras no favorables o restrictivas de derechos individuales. No hace una distinción de derechos, por según dónde se encuentren estos derechos regulados en la Constitución, que sí hace de manera específica cuando regula otras materias; habla de forma genérica de derechos individuales y, por definición, los derechos subjetivos son el conjunto de potestades, libertades y facultades jurídicas que posen los individuos.

Recoger la retroactividad en la modificación de esta ley puede llegar a suponer la inconstitucionalidad de la misma, con las consecuencias que de eso se derivarían. Digo "puede" porque el competente para determinar la inconstitucionalidad es el Tribunal Constitucional, pero no entendemos que se recoja esto en el proyecto de ley porque no es necesario para la eficacia y vigencia de la aplicación de la suspensión de títulos habilitantes. El Decreto Ley 3/2020 no se retiró, tiene plena vigencia del 6 de marzo al 4 de abril, y el Decreto Ley 5/2020 comienza su vigencia el 3 de abril. No hay espacios vacíos a los que puedan acogerse las declaraciones de responsabilidad a solicitar la apertura de nuevos locales.

También el Código Civil, en el artículo 2.2, establece que las leyes solo se derogan por otras posteriores. La derogación tendrá el alcance que expresamente se disponga y se extenderá siempre a todo aquello en que la ley nueva sobre la misma materia sea incompatible con la anterior. Pero es que aquí no hay incompatibilidad, los dos decretos, tanto el 3/2020 como el 5/2020, recogen la suspensión de los títulos habilitantes. Entonces no entendemos la aplicación de la eficacia retroactiva.

No se vulnera en ningún caso tampoco la seguridad jurídica de la norma, que la Constitución también la recoge en el artículo 9.3, pero, ojo, que la recoge justo después de la previsión de garantizar la irretroactividad de las disposiciones sancionadoras no favorables o restrictivas de derechos.

Las normas están para cumplirlas y en el Parlamento tenemos el deber de llevar a cabo la actividad legislativa de conformidad con las reglas del juego preestablecidas. También está preestablecida la separación de poderes y a veces nos da la sensación de que el Ejecutivo interfiere en el legislativo y una cosa es que impulse el procedimiento legislativo y otra cosa es que nos diga el contenido que debe establecerse en las normas jurídicas, que eso es competencia de este Parlamento.

Y, en definitiva, por todo lo expuesto, el Grupo Nacionalista Canario va a votar, por convicción política y jurídica, con los argumentos que acabo de exponer.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señora diputada.

Turno para el Grupo Parlamentario Socialista. Señora Fleitas.

La señora FLEITAS MARTÍN: Muchas gracias, señor presidente. Buenos días, señorías. Buenos días a la ciudadanía de Canarias.

He atendido a sus intervenciones y me resulta paradójico que en el día de hoy estemos hablando de adicción a los juegos mayoritariamente online, que estemos hablando de la protección a los menores, cuando hay muchísimos jóvenes que están en desconexión digital, cuando en los próximos meses y los próximos años empezaremos a hablar de absentismo digital, cuando no tenemos incluso las herramientas. Pero más paradójico me parece todavía escuchar de algunos grupos políticos que propusieron los e-sports, la inclusión en esa ley canaria de deportes, hacer una defensa cerrada hoy... de la defensa de los menores.

Voy a empezar por la parte práctica, por la parte más compleja, que es zanjar el debate al respecto de la fecha de entrada en vigor de esta ley.

Agradecer a la Mesa de la Cámara, porque creo que no lo estamos poniendo en valor, agradecer a la Mesa de la Cámara, a los servicios jurídicos, el trabajo que desarrollaron en esos meses complejos de pandemia.

El 6 de marzo del 2020 se publica ese Decreto 3/2020, que tendría vigencia durante treinta días, hasta el día 5 de abril del 2020. El 14 de marzo se declara el estado de alarma. Y nosotros no nos inventamos, no nos sacamos de la manga jurídica, de la manga legislativa... Aquí no estamos hablando de que interfiera el poder legislativo, el poder judicial; no, nosotros estábamos en una situación absolutamente anómala e hicimos lo que nos recomendaron los servicios jurídicos de la consejería. Flaco favor les hacen a los técnicos de la consejería refiriéndose a ellos en estos términos. Pero, bueno, seguimos adelante. No olvidemos la situación en la que nos encontramos. Se promulga el Decreto 5/2020 el 2 de abril, todavía desplegando ese decreto 3/2020 los efectos jurídicos.

Coincidirán conmigo y con el Consejo Consultivo de Canarias en que el Decreto 3/2020 desplegó sus efectos jurídicos, aunque decayera; y coincidirán conmigo también en que el Decreto 5/2020 igualmente desplegó sus efectos jurídicos. Y nosotros lo que venimos a hacer es a dotar de seguridad jurídica a ese lapso de tiempo. Si nosotros hoy decimos que no a la fecha de entrada en vigor de la ley, lo que hacemos es dejar un mes, un mes, del 6 de marzo a la entrada en vigor del Decreto 5/2020, desamparado, y ahí sí que entraríamos en un procedimiento, vamos a decir, complejo judicialmente hablando.

Esta ley no la ha hecho el político de turno, viene de la profesionalidad de los técnicos de la consejería, y coincidirán en que no estamos ante uno de esos casos que refiere nuestra Constitución. Aquí no hay una vulneración de derechos, estamos protegiendo a la ciudadanía de Canarias, y además estamos dando rigor jurídico a esa retroactividad.

Y es falso decir aquí que ustedes están en contra de la retroactividad de la ley, porque veladamente lo que han dicho es, muy bien, nosotros lo que queremos es que se establezca la fecha de la retroactividad, la que ha dicho el Consejo Consultivo en el segundo informe, porque no olvidemos que hay dos decretos leyes. Están a favor de la retroactividad pero que se marque en la fecha de entrada del segundo decreto ley, esto es, el 2 de abril. Retroactividad, sí, pero a conveniencia: ¿a conveniencia de quién? Eso ahí lo dejo ya en el aire también.

En el tiempo que me queda me gustaría hablar sobre los logros sociales, que es de lo que hemos venido a hablar hoy aquí, de esta reforma de la ley. No olvidemos que este ha sido un proyecto de ley de consenso. No es un tópico decir que abordamos de manera exprés esta reforma para atender a las personas. El Gobierno de Canarias ha atendido a un mandato de este Parlamento.

Pasividad. La PNL que presentó, si no recuerdo mal, el Grupo de Nueva Canarias se vio en este Parlamento en diciembre del año 2019 y en marzo del año 2020 ya teníamos este decreto encima de la mesa.

Y por supuesto que hay un trabajo importante que cumplir, porque no olvidemos que la suspensión de estas autorizaciones tendrá vigencia hasta el 31 de diciembre del año 2021. Tienen un trabajo que hacer por delante.

Nosotros entendemos que es positivo este proyecto de ley. Hemos abordado temas tan importantes, todos los grupos, como esa nueva composición de la comisión del juego, con respecto a la publicidad, a la prevención de la lucha contra la ludopatía, campañas, coordinación informativa, temas de vital importancia para nuestra economía, los establecimientos en los que se sirve comida, pues, ya lo ha dicho también la compañera de Nueva Canarias, la celebración de apuestas en buques de pasaje y en establecimientos hoteleros.

Y entendemos que al final la finalidad de este proyecto de ley es atender de manera urgente a una necesidad ciudadana y yo creo que eso lo estamos consiguiendo. Estamos para tomar decisiones y nosotros hemos cumplido de momento con la ciudadanía de Canarias. Hemos suspendido ese otorgamiento de autorizaciones para abrir nuevas casas de apuestas.

Y entendemos que es una ley que tiene que servir en primer y último lugar a nuestros jóvenes, a nuestros niños. Porque ya lo dice este proyecto de ley en su exposición de motivos y si quedaba algún tipo de ambages jurídicos, pues, ya lo dice esa exposición de motivos: tenemos que atender en primer y último lugar al superior interés del menor, que ha de ser atendido por encima de cualquier otra circunstancia.

La lucha contra las adicciones es una tarea multidisciplinar. Tiene importancia la educación, aplicar recursos de atención social en este tema. Estamos en una situación económica compleja y en situaciones de crisis es cuando más debemos proteger la economía de las familias canarias.

El plan de reactivación, el plan de vivienda, la ley de cambio climático, los presupuestos generales del Estado y los presupuestos de Canarias... Enmendemos, trabajemos el texto, pero sigamos en la senda de la cordialidad parlamentaria, en los acuerdos políticos, que, como hemos visto en este proyecto de ley, ese espíritu democrático, de diálogo, de llegar a consensos, yo creo que al final nos ha desembocado en un buen texto.

Agradezco a los servicios de la Cámara, como no puede ser de otra manera, las correcciones técnicas a las que hemos llegado, que, tal y como se las haremos llegar por escrito, las aceptamos en su mayoría.

Muchísimas gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señora diputada.

Damos por finalizados, por tanto, los turnos de intervención. Señorías, vayan ocupando sus escaños, también en la sala Europa... (La señora Beato Castellano solicita la palabra).

Ah, perdone, señora Beato, no la había visto. Dígame.

La señora BEATO CASTELLANO (desde su escaño): Al amparo del artículo 84.2 del Reglamento de la Cámara, solicito la lectura del artículo 9.3 de la Constitución española.

(Rumores en la sala).

El señor PRESIDENTE: Silencio, señorías.

Vamos a proceder a la lectura del artículo 9.3 de la Constitución española, a solicitud de la diputada Socorro Beato, en nombre de su grupo parlamentario.

Adelante, señora Reverón.

La señora SECRETARIA SEGUNDA (Reverón González): Gracias, presidente.

Artículo 9.3: "La Constitución garantiza el principio de legalidad, la jerarquía normativa, la publicidad de las normas, la irretroactividad de las disposiciones sancionadoras no favorables o restrictivas de derechos individuales, la seguridad jurídica, la responsabilidad y la interdicción de la arbitrariedad de los poderes públicos".

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias.

Señorías, ahora sí, terminado el debate, ocupen sus escaños. (La Presidencia hace sonar el timbre de llamada a la votación). (Pausa).

Gracias, señorías, vamos a proceder en primer lugar a la votación separada de la disposición final del dictamen. Señorías, votamos. (Pausa).

Señorías, al parecer ha habido algún problema en la sala Europa. Vamos a repetir la votación. Ruego, por favor, a todas sus señorías que estén lo más atentos posible. ¿De acuerdo? Votamos, señorías. (Pausa).

Gracias, señorías.

Ha habido un empate en la votación: 33 votos a favor, 33 votos en contra.

Tal como establece el artículo 102 del Reglamento, al concurrir empate, debe procederse a repetir la votación; si persistiese el empate, tendríamos que hacer un receso de unos minutos y proceder a una tercera votación.

Así que, señorías, votamos por segunda vez. (La Presidencia hace sonar el timbre de llamada a la votación. Pausa).

Llamo a votación, señorías. Ocupen sus escaños. Votamos. (Pausa).

Señorías, hemos vuelto a votar, se ha vuelto a producir un empate a 33 votos.

Y tal como establece el artículo 102 del Reglamento, señorías, hacemos un receso de veinte minutos. Son las once y cuarenta y nueve, lo hacemos... bueno, al orden del día, señorías, ya no le queda demasiado, la verdad. Hacemos un receso de quince minutos. Nos vemos aquí a las doce y cinco minutos.

(Se suspende la sesión a las once horas y cuarenta y nueve minutos).

(Se reanuda la sesión a las doce horas y once minutos).

El señor PRESIDENTE: Gracias, señorías.

Ocupen, por favor, señorías, sus escaños.

Vamos a volver a votar, como ya saben, la disposición final del dictamen de la comisión. Como ya saben, hemos votado en dos ocasiones anteriores con el resultado de empate y, por tanto, después de este receso, procedemos a hacer la tercera votación.

Señorías, votamos. Votamos. (Pausa).

Gracias, señorías.

67 votos emitidos: 35 síes, 32 noes, 32 votos en contra, ninguna abstención.

En esta tercera votación queda aprobada la disposición final del dictamen.

Procedemos, señorías, ahora a votar el resto del dictamen. Adelante, señorías. (Pausa).

Sí, yo les pediría también a los señores diputados y diputadas que están en la sala Europa que, mientras se hacen los recuentos de las votaciones, por favor, permanezcan en sus escaños, porque, aunque estén en la sala Europa, formalmente forman parte del salón de plenos. Muchas gracias.

Gracias, señorías.

67 votos emitidos: 67 votos favorables, 67 síes, ningún no y ninguna abstención.

Queda aprobado por unanimidad el dictamen de la comisión, con las correspondientes correcciones técnicas que se le han hecho, realizadas por los servicios técnicos, jurídicos, de la Cámara.

Muchas gracias, señorías.

Agotado el orden del día, se levanta la sesión.

(Se levanta la sesión a las doce horas y dieciséis minutos).

Más información
Otros formatos
  • Formato PDF Formato PDF
Iniciativas tratadas
  • 10L/PL-0004 Sobre De suspensión de títulos habilitantes de nuevos locales y otras medidas complementarias en materia de juego y apuestas (procedente del Decreto ley 5/2020, de 2 de abril).