Diario de Sesiones 47/2020, de fecha 13/10/2020
Punto 26

10L/C/P-0523 COMPARECENCIA DEL SEÑOR CONSEJERO DE HACIENDA, PRESUPUESTOS Y ASUNTOS EUROPEOS, SOBRE EL IMPACTO QUE TENDRÁ LA SUSPENSIÓN DE LAS REGLAS FISCALES ANUNCIADAS POR EL GOBIERNO CENTRAL EN LA ELABORACIÓN DEL PRESUPUESTO DE LA CAC PARA 2021, A PETICIÓN DEL GRUPO PARLAMENTARIO NUEVA CANARIAS (NC).

El señor PRESIDENTE: Comenzamos con las comparecencias en pleno.

En este caso, comparecencia acumulada, del señor vicepresidente y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos, sobre la elaboración de los presupuestos generales de la comunidad autónoma para 2021, a petición del Grupo Parlamentario Nacionalista Canario; y a petición del Grupo Parlamentario de Nueva Canarias, la comparecencia, en este caso, 523, sobre el impacto que tendrá la suspensión de las reglas fiscales anunciadas por el Gobierno central en la elaboración del presupuesto de la Comunidad Autónoma de Canarias para 2021.

Comenzamos por los grupos solicitantes de la comparecencia.

Grupo Nacionalista, por espacio de cinco minutos.

Adelante.

El señor BARRAGÁN CABRERA: Gracias, señor presidente. Buenos días, señorías.

Parecería un poco absurdo que faltando quince días para que el Gobierno formalice en Consejo de Gobierno su propuesta-borrador de presupuestos generales de la comunidad autónoma y, por lo tanto, los veamos aquí el día 30-31 de octubre, es decir, el acto de presentación de esos presupuestos, digo, parecería absurdo que hoy, a mitad de octubre, estuviéramos preguntándole al Gobierno que qué pasa con la elaboración de los presupuestos.

Pero coincidirán, señorías, en que no estamos en un año normal ni en un escenario normal para elaborar los presupuestos de la comunidad autónoma. También es verdad que en las últimas semanas se han despejado dudas importantes. Dudas importantes en cuanto a la elaboración o a los mecanismos que tiene el Gobierno o los recursos que tiene el Gobierno para elaborar su propio presupuesto, y son importantes, son importantes porque despejan dudas sobre el sistema de financiación autonómico, sobre el techo de gasto, sobre el uso del superávit, sobre la posibilidad de endeudamiento, y, por lo tanto, el Gobierno cuenta con herramientas para poder elaborar unos presupuestos.

Nos falta, señor consejero, señor vicepresidente, nos faltaría saber cuáles serían las cifras que está manejando el Gobierno en cuanto a recursos propios, es decir, la fuente de financiación que tiene que ver con nuestro Régimen Económico y Fiscal y que también va a afectar, obviamente, a cabildos y ayuntamientos, cómo se tiene planteada esa parte. Imagino que teniendo el Gobierno la posibilidad de usar el superávit y usar el déficit también podrá enjugar la posibilidad de pérdida de ingresos propios por esa vía.

Y me preocupa, y lo comento así, me preocupa que haya una confusión entre lo que puede ser la elaboración de los presupuestos de la comunidad autónoma, es decir, la competencia de la comunidad autónoma, con la defensa del REF y el Estatuto de Autonomía en cuanto a otro tipo de ingresos, que formarán parte, o no, de... una parte de ellos podrán formar parte o no de los presupuestos de la comunidad autónoma, si son transferencias a la comunidad autónoma, o porque se transfiere la obra o porque se transfiere el recurso para que sea gestionado por la comunidad autónoma, o bien porque son ejecutables desde el punto de vista de la Administración General del Estado. Pero esa parte, que toca con la negociación de los presupuestos generales del Estado, también es importante.

Una cosa es que el Gobierno de Canarias pueda hacer su presupuesto y cumplir uno de los objetivos principales del pacto, del plan y de los objetivos que ha manifestado el Gobierno, que es la defensa o mantener la política, los tres pilares de las políticas esenciales del Gobierno -sanidad, educación y servicios sociales- y que con este recurso lo puede hacer, y otra cosa es que podamos hacer todo lo demás.

En definitiva, señor consejero de Hacienda y vicepresidente del Gobierno, usted ha dicho que con estos datos está a disposición de hacer los presupuestos del año 2021, que Canarias recibiría unos seiscientos millones como anticipo del sistema de financiación autonómico, con el inconveniente de su regularización dentro de dos años con las correspondientes devoluciones, obviamente; que las explicaciones han sido dadas verbalmente por la ministra, me estoy refiriendo a su referencia al Consejo de Política Fiscal y Financiera y que habrá que esperar a la comunicación formal y detallada para conocer los detalles y las condiciones exactas. Y yo le pido precaución, porque si ha visto el baile de cifras de las notas oficiales y del plan presentado por el Gobierno de España de las mismas cantidades, señor consejero, es para preocuparse, por ejemplo, una de la que usted hizo referencia, que son los 12 000 millones que irían a las comunidades y otra parte que iría directamente al Ministerio de Sanidad y que también entraría, pues, bueno, hemos visto tres cifras distintas por Hacienda, por Moncloa y por lo que se vio en el Consejo de Política Fiscal y Financiera de esa cantidad de dinero, por eso me parece bien la precaución de que lo tengamos en cuenta.

En definitiva, me gustaría saber también si esa cantidad, esos 12 000 millones de euros que van a venir por el sistema de compensar por población, comentaba usted, aunque sabe que la ministra no lo ha dicho así de claro, y la otra parte que viene a través del Ministerio de Sanidad para comprar, en este caso, algún medicamento que sea necesario para la COVID-19, si eso... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Barragán.

Turno para otro grupo proponente, Grupo de Nueva Canarias, doña Esther.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña María Esther): Gracias, presidente. Señorías.

Consejero, paradojas de la vida, hace poco menos de un año presentaba usted en esta Cámara, pues, el proyecto de presupuestos para el 2020, un presupuesto o un proyecto que definía como prudente, porque, a pesar de haberse hecho a ciegas, sin tener definidos los parámetros de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera para 2020 y, además, con un alto nivel de incertidumbre económica a nivel internacional, a nivel europeo y a nivel español, pues, a pesar de todo, eso usted estimaba un más que prudente crecimiento económico del 1,3 % del PIB. Como verá, no parece que estas declaraciones las haya hecho apenas hace once meses, sino que parece que han pasado cien. Lo que hace, un año era... un más que prudente crecimiento económico del 1,3 % del PIB, pues ahora es una quimera, una disminución pues hasta el tercer trimestre del 36 %, y eso es que en los últimos siete meses pues parece que hubiera pasado toda una vida.

En materia económica al menos 8 hitos importantes acaecidos en este año 2020. En primer lugar, la fecha del 14 de marzo, fecha en la declaración del estado de alarma por la pandemia de coronavirus, el confinamiento de la población, el cero turístico y la paralización de la economía. Una situación que, de momento, pues, parece que, superados en alguna medida los rebrotes iniciados el pasado mes de agosto, pues, está algo más controlada. Eso sí, algo más controlada siempre y cuando exista o se siga manteniendo el compromiso de la ciudadanía, por lo menos hasta que salga la tan ansiada vacuna, pues de cumplir con las exigencias sanitarias impuestas, el uso de la mascarilla, el lavado frecuente de manos y el distanciamiento social.

En segundo lugar, las consecuencias sociales y económicas de esta mayor crisis sanitaria de la historia contemporánea, una crisis sin precedentes y cuyas consecuencias de momento son impredecibles. Consecuencias, no obstante, que ahora y por muchos años nos toca afrontar.

En tercer lugar, la firma el pasado 30 de mayo del Pacto para la Reactivación Social y Económica de Canarias y cuyo gran valor, al margen de su contenido, es la expresión de la unidad de casi toda la sociedad canaria.

En cuarto lugar, y, además, sumado al anterior, pues, la aprobación por el Consejo de Gobierno el 1 de octubre del plan de reactivación como un instrumento para dar una respuesta organizada a las consecuencias sociales y económicas producto de la crisis sanitaria de COVID-19.

La quinta, la aprobación por parte del Gobierno de España el 16 de junio del Fondo COVID-19 de 16 000 millones de euros no reembolsables, que para Canarias se traducen en unos seiscientos millones de euros, además de la autorización para destinar el uso del superávit de ejercicios anteriores a atender necesidades de financiación del déficit que se registre en el 2020.

El sexto, el visto bueno por el Consejo de Europa el 21 de julio de los presupuestos 2021-2027. La buena posición que se ha conseguido para las regiones ultraperiféricas en el marco de esta financiación plurianual en el que se mantienen los recursos para la aplicación de políticas moduladas a la realidad de estos territorios, en definitiva, también en la realidad de Canarias. Y el Plan de Recuperación europeo del que a España le corresponden 140 000 millones y que esperemos que el Gobierno estatal reparta entre las comunidades autónomas con los mismos criterios con los que la Unión Europea lo hizo entre sus Estados miembros.

En séptimo, su anuncio, el mes de agosto, de que este Gobierno iba a presentar a la Cámara un proyecto de Ley de Presupuestos Generales para el 2021 obligado a elaborar con más, quizás, o igual, por lo menos, pero con más, estando más a ciegas que lo que hizo en el 2020.

Y, por último, y de momento los compromisos adquiridos el 5 de octubre por la ministra de Hacienda en el Consejo de Política Fiscal y Financiera, que han permitido despejar las incógnitas que impedían elaborar las cuentas canarias al mantener, por una parte, los adelantos de la financiación autonómica igual que en el año 2020 y, por otra, fijar una tasa de referencia de déficit del 2,2 %. En definitiva, unos compromisos que dan la oportunidad a Canarias, que cuente en el 2021 con unos presupuestos sin recortes de los servicios públicos y sin recortes de la inversión.

Y en todo este escenario cinco preguntas, consejero. ¿Qué impacto va a tener la suspensión de las reglas fiscales anunciadas por el Gobierno en la elaboración de los presupuestos del 2021? ¿Cuál es el importe que prevé el Gobierno de Canarias obtener mediante ingresos propios?

Y con respecto a los 516 millones de la sentencia del Convenio de Carreteras que el Gobierno de España imputó a superávit en el 2018, usted comentó en la última comisión que ha habido una interpretación jurídica controvertida, como siempre, según usted, se interpretan las normas, y las preguntas son: ¿en qué consiste esta controvertida interpretación?, ¿quién hace esa interpretación? y ¿qué consecuencias tendría para los presupuestos canarios?

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, doña Esther.

Turno para el Gobierno, señor Rodríguez.

El señor VICEPRESIDENTE DEL GOBIERNO Y CONSEJERO DE HACIENDA, PRESUPUESTOS Y ASUNTOS EUROPEOS (Rodríguez Rodríguez): Señor presidente, señorías, muy buenos días.

A ambos grupos parlamentarios agradecerles la solicitud de comparecencia para hablar de la norma clave en cualquier institución, que es articular los recursos disponibles y orientarlos sobre las necesidades siempre superiores a la disponibilidad económica de cualquier Gobierno.

Algunas consideraciones, digamos, de contexto. Es evidente que lo que nos está pasando es insólito, es histórico, es imprevisible, pero tiene una lectura indiscutible y es que estamos, seguramente, ante la peor crisis en tiempos de paz que hayamos vivido, no solo en esta tierra, sino en el Estado español, en Europa y a nivel internacional, y, la razón, la dichosa pandemia que tanto consume en el debate de este Parlamento, porque es así de inevitable.

En este contexto, cuando aparece el problema sanitario y su impacto en la economía, dijimos con firmeza y claridad, seguramente arriesgando, que no se tocaría el gasto público en el año 2020 en nuestra comunidad, que no íbamos a permitir retroceder en los servicios básicos y en las disponibilidades para las inversiones. Y hay que decir, señorías, que no solo no se ha tocado el gasto público en el año 2020, sino que, afortunadamente, y gracias al compromiso de cambio político en Europa, en España y en Canarias de políticas anticíclicas, se ha hecho un esfuerzo no solo de no recortar, sino de recursos adicionales.

Nosotros aumentamos el presupuesto del 2020 en 217 millones en relación al presupuesto del 2019 y hemos recibido, y todavía no está finalizado el año presupuestario, en torno a setecientos millones de euros adicionales, y que suponen generación de crédito para dar respuesta a las necesidades que la pandemia ha exigido esencialmente a las competencias claves de nuestra estructura estatutaria, que son los servicios públicos esenciales -en materia sanitaria, en materia educativa, en materia social y también en otros ámbitos de las responsabilidades autonómicas-.

Por lo tanto, yo creo que es una gran noticia, en esta ocasión, para esta crisis sin precedente, que la respuesta de los gobiernos de Europa, de España y de Canarias haya sido una respuesta anticíclica, una respuesta de aumentar la respuesta pública, justamente para contener los efectos más perversos del daño económico y social que la pandemia está generando.

Por lo tanto, año 2020, como dijimos aquí en su momento, no solo no se recorta, sino que tenemos un gasto adicional que rondará, al final del ejercicio y por todas las condiciones, en torno a setecientos millones más: 217 millones de incremento presupuestario y casi setecientos millones de generación de crédito gracias a transferencias adicionales.

Bueno, la pretensión en el año 2021 es mantener esta posición. Mantener esta posición significa que en el año 2021 la pretensión del Gobierno es que el presupuesto que tengamos en esta Cámara sea mejor que el presupuesto inicial del año 2020, mejore el crecimiento que tuvo el año 2020 sobre el año 2019, y, por lo tanto, creemos que estamos en condiciones -insisto, gracias a la nueva política económica y monetaria de la Unión Europea y, por extensión, de los Estados miembros y territorios como el nuestro- tengamos un presupuesto el año 2021, a pesar del daño en la economía, a pesar del retroceso, a pesar de la pérdida de ingresos, tengamos un presupuesto por encima del año 2020.

Es cierto que el presupuesto inicial, el presupuesto base, como hicimos en el año 2020, tendrá las cifras que nos podamos permitir, pero a ese presupuesto se le añadirán los recursos que determinen la Ley de Presupuestos del Estado, que determinen la organización de los fondos de recuperación de la Unión Europea e incluso los fondos del presupuesto europeo 2021-2027.

Teníamos serias dudas hace veinte días sobre alguno de los parámetros determinantes para despejar la tramitación de la Ley de Presupuestos del año 2021. La primera, las reglas, las reglas fiscales; con qué reglas íbamos a trabajar para el año 2021, y la regla que se ha impuesto es que no hay reglas el año 2020, que no hay reglas el año 2021. La Unión Europea, en marzo, yo creo que con un buen criterio, suspende, utiliza una cláusula de escape, de salvaguarda, que suspende las reglas fiscales y reitera, por cierto, esto lo dijo en marzo, lo ha reiterado recientemente, los Estados de la Unión si lo consideran oportuno tienen cobertura para suspender las reglas fiscales. Lo han hecho veinte Estados de la Unión, entre ellos el Estado español, al menos está anunciado, y supone que no hay reglas fiscales en el año 2020, ni en el año 2021. ¿Qué quiere decir esto? Que no hay techo de gasto exigible, que el déficit no va a ser exigible, que no va a haber planes económico-financieros a los que incumplan, que se podrán utilizar los remanentes y superávit en gasto corriente sin problemas de limitaciones, en definitiva, que las reglas fiscales quedan suspendidas el año 2020 y 2021. Cierto es que sería bueno no perder de perspectiva que antes del año 2020 estuvo el 2019 y que después del 2021 vienen el 2022, 2023 y sucesivos. Lo digo porque que las reglas se suspendan no quiere decir que no se tenga una absoluta responsabilidad en el manejo de las arcas públicas y las perspectivas de sostenibilidad del propio gasto público. De forma que la suspensión de las reglas fiscales establece ya un marco de juego, y es que no tenemos reglas fiscales en el año 2020 y el 2021.

Se ha despejado otra gran incógnita que teníamos, y es que ya saben ustedes que la clave de la financiación del Estado autonómico, del Estado cuasifederal español, está basado en un sistema que es la financiación autonómica, que sustenta una parte sustancial de los ingresos, en nuestro caso -y no estamos a la cabeza-, el 73 % de los ingresos están vinculados a la financiación autonómica. Y, como saben también, la financiación autonómica establece cantidades a cuenta en función de la evolución de la economía. Y hay que decir que el año 2020 el Gobierno de España, con buen criterio, mantuvo la actualización de la financiación del año 2020 al margen del retroceso de la economía y que ya ha decidido y ha sido notificado a esta comunidad, el día del Consejo de Política Fiscal y Financiera, que mantenemos aproximadamente los mismos recursos de la financiación autonómica del año 2020. Quiere decirse que el Gobierno de España, vía deuda pública, adelanta la financiación a las comunidades autónomas al margen del ciclo económico.

Lo que ocurrió el año 2020 y lo que ocurra el año 2021 tiene una consecuencia, porque las reglas son las reglas, y es que lo que tuvimos de ingresos por encima de lo que cierre en ingresos el Estado el año 2020 habrá que devolverlo el año 2022, y lo que nos adelante el año 2021, si los ingresos están por debajo de esas cantidades -es fácil de concluir que así será-, tendremos que devolver esa cantidad el año 2023, porque esas son las reglas de la financiación. Pero queda claramente despejada esta incógnita.

Y la suspensión de las reglas fiscales nos permiten despejar la tercera incógnita, y es cómo suplimos la pérdida de ingresos fiscales propios el año 2021, y hay fuentes para hacerlo posible, y es el uso del superávit, incluso el recurso al endeudamiento.

De manera, señorías, que les tengo que decir, con absoluta claridad, no les voy a adelantar cifras, por lo que el señor Barragán decía, no toca, en quince días estaremos hablando de cifras concretas, las tenemos, pero toca discutir eso internamente en el Gobierno, hasta que decida el proyecto de ley. Pero en principio tendremos presupuesto en tiempo y forma en esta Cámara para el año 2021, será mayor que el presupuesto inicial del año 2020, y el año 2021, con seguridad absoluta, ese presupuesto recibirá, Canarias recibirá, créditos adicionales, sin duda ninguna, si hay Ley de Presupuestos en el año 2021 para España -que sería muy deseable-, en materia de cumplimiento del REF, en materia de cumplimiento del Estatuto de Autonomía, yo creo que, incluso, en respuesta a alguna de las necesidades del Plan Reactiva, habrá recursos adicionales del marco financiero plurianual que hemos colocado razonablemente bien los intereses de Canarias. Y, sobre todo, tiene que haber recursos adicionales del fondo de recuperación y resiliencia y de (ininteligible), que fue al que hizo referencia el señor Barragán y que luego le comentaré, son 10 400 millones, 10 000 a distribuir, 2400 que se quedará la Administración del Estado para el desempeño de funciones centralizadas vinculadas casi todas al gasto vinculado a la pandemia.

En definitiva, señorías, tendremos presupuesto... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional)... por encima del año 2020. Se han despejado las incógnitas que impedían sacarlos adelante. Y ese presupuesto va a ser un presupuesto responsable, va a ser un presupuesto que dé respuesta a las necesidades de los servicios públicos, que mantenga las inversiones, las ayudas a los sectores económicos y a la población más vulnerable, y que estará, a pesar del ciclo económico, muy por encima de las condiciones socioeconómicas, pero creemos que tocaba, en esta ocasión, cambiar de tercio e imponer políticas expansivas, políticas anticíclicas, para atender las necesidades de la ciudadanía, de la economía y de los propios servicios públicos, y eso, creo, señorías, que lo vamos a garantizar.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Rodríguez.

Turno para los grupos parlamentarios no proponentes por tiempo de cuatro minutos.

Señora Espino.

La señora ESPINO RAMÍREZ: Gracias, gracias, presidente.

Señorías, el hecho de que las comunidades autónomas vayan a contar en 2021 con los mismos recursos que en 2020, como ha anunciado la ministra Montero, no supone ningún alivio especial para Canarias, teniendo en cuenta el déficit de recursos que sufrimos desde hace años por una mala negociación del sistema de financiación.

De hecho, cada año Canarias tiene que aportar unos setecientos millones de euros de recursos propios para mantener nuestra sanidad, educación y servicios sociales. Por ello es clave que el Gobierno de Sánchez y de Iglesias se comprometa a algo tan sencillo como cumplir con la ley, la Ley del REF, el Estatuto de Autonomía, ambas leyes deben ser tenidas en cuenta a la hora de elaborar esos presupuestos generales del Estado que se van a presentar en unas semanas en el Congreso de los Diputados.

El Gobierno de Sánchez e Iglesias tiene que cumplir la ley y tiene que cumplir también con lo que, por justicia, nos corresponde: más de mil millones por las sentencias del Convenio de Carreteras; 518 millones de euros de esa sentencia del Convenio de Carreteras computaron como superávit del año 2018 y no hemos podido utilizar esos recursos. Usted, señor Rodríguez, alardeó en una Comisión de Hacienda que esos millones iban a estar recogidos sí o sí en los presupuestos de Canarias del próximo año, sin embargo, la semana pasada en esa misma comisión ese sí o sí empezó a desdibujarse y ya no lo vimos a usted tan seguro. Igual ha tenido algo que ver lo ocurrido, tanto en el Congreso como en el Senado, con estas dos cuestiones: el rechazo del Partido Socialista y de Unidas Podemos a cumplir con la Ley del REF, con el Estatuto y con la sentencia de carreteras. Lo ocurrido en el Congreso y en el Senado, como mínimo, nos tiene que hacer encender las luces de alarma, y ahí el señor Torres y la señora Santana tienen mucho que decir y mucho que hacer y espero que no sigan guardando un silencio cómplice con Sánchez e Iglesias.

La respuesta, también, de la ministra a un senador canario sobre la financiación del Plan Reactiva acrecienta nuestra preocupación.

La pandemia ha afectado de forma especial al sector turístico, principal fuente de riqueza de Canarias y si el golpe a nuestra economía no ha sido el mismo que en el resto de España, la respuesta no puede ser la misma. Lograr la igualdad, tal y como le he manifestado en ocasiones anteriores, no supone tratar a todo el mundo por igual, sino según sus necesidades y ahí Europa ha cumplido con España, ha sido solidaria y España debe hacerlo, también, con aquellas comunidades autónomas más afectadas por esta crisis.

¿Qué sabemos, señor Rodríguez, por ejemplo, de la financiación para las islas del plan especial de turismo anunciado por la ministra del ramo en su visita a Canarias? En cuanto a la suspensión de las reglas fiscales en 2020 y en 2021 por parte del Gobierno central -por cierto, seis meses después de que lo hiciera la Unión Europea-, hay que tener claro que esto no es un regalo, sino que es una medida extraordinaria y así hay que tomarla y gestionarla.

Usted se comprometió a que el endeudamiento sería el último recurso del que tiraría. El endeudamiento debe ser el último recurso y le digo algo más, incluso evitarlo si es posible. La deuda siempre se paga y usted lo sabe bien, este año estamos pagando 1500 millones de euros de deuda contraídos en gobiernos anteriores, buena parte de ella en el Gobierno de Paulino Rivero. No siga usted, señor Rodríguez, los malos ejemplos.

Gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señora Espino.

Turno para el diputado señor Curbelo, de la Agrupación Socialista Gomera.

Adelante.

El señor CURBELO CURBELO: Muchas gracias, presidente.

Señor consejero de Hacienda y vicepresidente del Gobierno, yo creo que todos somos conscientes de la importancia que tiene la Ley de Presupuestos, porque son, es una ley imprescindible, es una ley insustituible porque es quien protege a los más débiles. De ahí la razón de ser, de intentar proteger, entre otros, especialmente a los servicios esenciales de nuestra comunidad autónoma.

Pero, por tanto, es quien mantiene las constantes vitales y es necesario, es imprescindible. Yo creo que hay que darle una dosis importante de valentía y de positivo el haber anunciado hace algún tiempo, es verdad que ya la comisión de... el Consejo, perdón, de Política Fiscal y Financiera ha determinado algunas cosas, pero el haber anunciado la necesidad de unos presupuestos es clave. Yo comparto con usted que es una anomalía democrática el estar reiterando y prorrogando los presupuestos; el del 2018 de nuestro país prorrogado al 2019, el del 2019 al 2020 y ahora tenemos que prorrogarlo también independientemente de que entre en vigor cuanto antes. Por tanto, valoro muy positivamente esa realidad, señor vicepresidente del Gobierno y consejero de Hacienda.

Y, miren, yo creo que el haber anunciado unos presupuestos expansivos, en los términos que se han planteado, para responder a las necesidades de los canarios, anunciando que no mermarán los servicios esenciales, que se atenderán a los más vulnerables, que atenderá a los distintos sectores económicos y que no va a haber recortes de la inversión pública me parece absolutamente -en el momento en el que vive Canarias- coherente y una apuesta, de verdad, seria. Y, además, sabiendo que se ha anunciado que no se va a tocar la fiscalidad, esto es muy importante tenerlo en cuenta también. Y no se asusten, yo he escuchado a alguien con la deuda, es que las corporaciones están para cuando tienen que atender y, en este caso, momentos difíciles, endeudarse en los términos que se tenga que hacer, y se lo dice un presidente de un cabildo que tiene deuda cero, y si el Gobierno lo permitiera, lo haría en su momento. ¿Por qué? Porque tenemos los meses más difíciles, los años más difíciles que hayamos vivido en democracia para atender las necesidades de los ciudadanos. Por eso, el que se haya anunciado la suspensión de las reglas fiscales para 2020 y 2021 es una decisión importantísima, no solo para el Gobierno sino también para ayuntamientos, cabildos, que disponen del superávit, remanentes y todo lo que se pueda. Es verdad que se mantendrán las entregas a cuenta por parte del Estado, eso es un compromiso del Estado y es importante para mantener los ingresos; la financiación autonómica, indudablemente independientemente del ciclo económico el que se disponga y se adelante recursos, es verdad que yendo a la deuda por parte del Estado, me parece interesante también, y desde luego yo creo que vale la pena.

Pero, miren, es una reflexión que quiero hacer en esta sede parlamentaria: hay que tener conciencia de las dificultades que vamos a tener para gastar los recursos públicos y, por tanto, hemos de prepararnos, no me refiero ya al Plan para la Reactivación Social y Económica, que ahí hay una dimensión para hacer gestión importantísima, y, además, con los plazos limitados por la Unión Europea como consecuencia de la obsesión de determinados países, pero me parece interesantísimo que haga esta reflexión para... para que seamos conscientes de que todas las administraciones públicas, no es solo la comunidad canaria, es el Estado, son los cabildos, los ayuntamientos los que a veces tienen dificultades para resolver... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional)... y, por tanto, nosotros, a partir de ahí, lo que tenemos es que exigir, exigir para que se actúe de forma positiva en los presupuestos generales del Estado, de nuestro REF, de nuestro Estatuto, el plan para la reactivación. Yo no, yo no voy a renunciar, inclusive, hasta el final, yo he hablado, inclusive, de este tema, y puede ser que se incluya en el plan de reactivación, pero Canarias y el turismo, que ha caído a cero, que debe tener un tratamiento específico en ese plan de reactivación de forma... si no de forma especial para Canarias -porque es verdad que las distintas comunidades autónomas a veces plantean conflictos y problemas-, pero sí en el marco del fondo de reactivación, del plan para la reactivación en esa materia.

Y, a partir de ahí, los fondos europeos me parece que, sumando toda esta realidad, haciéndola de forma coherente, haciendo gestión eficaz, me parece que podemos salir de estos años de una forma razonable.

Y algo muy importante: me alegra enormemente que haya unos mercados financieros donde se haya inyectado muchos recursos para actuar y que no hayan abusos, esos billón trescientos cincuenta mil millones de euros por el Banco Central...

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Curbelo.

Turno para el Grupo Parlamentario de Sí Podemos Canarias, señor Marrero.

Adelante.

El señor MARRERO MORALES: Buenos días, señorías. Buenos días, señor consejero de Hacienda.

El Gobierno de coalición de PSOE-Unidas Podemos, ese que a algunos le gusta llamar el Gobierno Sánchez-Iglesias, ha aprobado la suspensión de las reglas fiscales para 2020 y 2021, conforme a las necesidades actuales y a las actuaciones realizadas anteriormente ya por la propia Unión Europea, que ha suspendido el pacto de estabilidad y de crecimiento.

Ha solicitado al Congreso de los Diputados ese Gobierno que el artículo 135.4 de la Constitución, ¿recuerdan?, aquel de las siete palabras modificadas a finales de verano de 2012, apruebe que la pandemia justifica la suspensión de los límites al déficit y a la deuda.

En este presupuesto del que hoy estamos hablando, en este futuro presupuesto, parece que tenemos más certezas económicas incluso que en los anteriores, a pesar de toda la incertidumbre que hay.

El Consejo de Ministros y Ministras aprobó el martes 6 de octubre un aumento sin precedentes en el techo de gasto. Ese aumento ascenderá a 196 000 millones de euros, un 54 % más.

El aumento del techo de gasto aprobado esta semana está marcando el fin de una época en el Estado español desde el punto de vista económico, el fin de las políticas de austeridad y de recortes que agravaron la última crisis, debilitaron lo público y perjudicaron la vida de la mayoría social. El nuevo techo de gasto va a significar más de ciento cuarenta mil millones de euros para las comunidades autónomas. Está claro, como decía mi predecesor en el uso de la palabra, que tendremos problemas con el personal, esperemos que la Ley de Contratos se apruebe cuanto antes, la modificación, para que se facilite el que las administraciones públicas puedan disponer de personal suficiente para gestionar pues cuestiones como la de los fondos europeos que están apenas gestionados en estos últimos años. El sistema de financiación mantiene las entregas a cuenta para 2021, lo cual es importante, es otra certeza también, al menos en los mismos términos iniciales. El fondo de la Unión Europea también está disponible. El margen de déficit de referencia también se ha fijado. Y estas medidas garantizan una salida de crisis diametralmente opuesta a la de 2008: podemos usar el uso del superávit, podemos usar el superávit y los remanentes e, incluso, llegar al endeudamiento, que sería la última solución, no deseable, pero, si fuera necesario, también es otro instrumento.

Europa ha entendido que estamos en un momento de fuerte inversión pública, de un papel emprendedor del Estado y una salida opuesta a la de 2008, por eso los nostálgicos de los recortes, de las reformas, los defensores del austericidio se sienten enormemente frustrados y porque, además, sus esperanzas de coger un atajo para llegar al poder se les desvanecen y mucho más aun si al final se aprueban los presupuestos generales del Estado para 2021.

La inversión pública tiene un efecto multiplicador de la actividad económica, según el Fondo Monetario Internacional, en periodos de gran incertidumbre como el actual. Aumentar la inversión pública en un 1 % del PIB impulsa el crecimiento un 2,7 %, la inversión privada un 10 % y el empleo un 1,2 en el periodo de dos años. El paso clave hacia unos presupuestos generales del Estado ambiciosos y expansivos para financiación la reactivación económica y social es necesario para Canarias, que necesitamos unos presupuestos generales del Estado y unos presupuestos de Canarias... Sí, si me da un minuto. (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional). Muchas gracias.

Necesitamos unos presupuestos generales del Estado y unos presupuestos de Canarias para reconstruir lo público, afrontar la transición ecológica, reforzar el sistema de cuidados, proteger los derechos sociales, poner los cimientos para la industrialización de Canarias y las bases para la diversificación de nuestro sistema productivo, y eso se producirá necesariamente en el Estado con la mayoría de la investidura y en Canarias con esa amplia mayoría que apoyamos el Pacto para la Reactivación Social y Económica y el Plan Reactiva con sus 288 medidas.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Marrero.

Turno para el Grupo Parlamentario Popular, señor Enseñat, adelante.

El señor ENSEÑAT BUENO: Gracias, señor presidente. Buenas tardes ya, señor consejero.

Señor Rodríguez, claro que la situación es muy mala en Canarias, mire, ustedes tienen 250 000 canarios en paro, casi la mitad ya no cobra prestación; 50 000 parados más que hace un año, 90 000 sujetos a ERTE, casi sesenta mil hogares canarios no tienen ningún ingreso, la tasa de pobreza alcanza el 30 % de la población. De las 40 000 familias a las que ustedes les prometieron ingresos de emergencia solo 16 000 lo han recibido y, si sumamos la PCI, ustedes no llegan ni a 24 000 canarios. 69 000 autónomos han pedido el cese de actividad en Canarias, por cierto, miles de ellos esperando seis meses a que ustedes paguen el 30 % prometido, y la economía canaria se desploma un 36 % en el último trimestre, 14 puntos más que la media estatal. Esta es la realidad de Canarias, señor consejero, una realidad provocada por la pandemia, claro que sí, pero también por la inacción, la pasividad y la ineficiencia de este Gobierno de Canarias, de ustedes a la hora de tomar medidas. Y con esta debacle económica, social y de empleo ustedes, unos tras otros, continuamente se suben a este atril y, sin sonrojarse lo más mínimo, dicen que no están dejando a nadie atrás, que no hay recortes y que vamos a salvar el 2020. Señor Rodríguez, ustedes, el Gobierno de Canarias, no solo están dejando atrás a miles de canarios, sino que su pasividad y su ineficiencia se está llevando por delante a las familias y a la economía de Canarias, a nuestro sector turístico, que estamos en octubre y todavía está esperando que ustedes cumplan las promesas de hacer PCR en los aeropuertos; al empleo, casi sesenta y ocho mil afiliados menos en lo que llevamos de año; a los autónomos, 7200 bajas de autónomos en los últimos tres meses y 7300 pymes menos; y a las familias canarias, 24 000 familias están esperando desde mayo que ustedes paguen la ayuda al alquiler que les prometieron y que todavía no han pagado.

Y, por cierto, señor Marrero, de la anterior crisis la izquierda dejó el Gobierno destruyendo 500 000 empleos al año, el Partido Popular dejó el Gobierno creando 2 millones de empleos, y ya veremos lo que ustedes van a dejar cuando se vayan.

Señor Rodríguez, tiene usted la mano tendida del Partido Popular para ayudarle si ustedes se quieren dejar ayudar, pero esta mano tendida no es ni de sumisión ni de silencio como ustedes pretenden, es una mano tendida de exigencia, exigencia con el Reactiva Canarias que no solo no tiene financiación, sino que ya empiezan a fallar sus medidas, según ustedes en el 2020 son 288 medidas las que tiene el plan y están aplicando o se han aplicado 180, el 63 %. Y, además, nos acaba de decir que se ha gastado 700 millones de euros extra, pues, señor Rodríguez, no funciona, ahí fuera no se están viendo los resultados de todo ese dinero. Y tiene la mano tendida, con exigencia, señor Rodríguez, para que traiga aquí unos presupuestos útiles para sacar a Canarias de esta crisis, unos presupuestos que sirvan realmente para defender los sectores públicos esenciales y no con buenas palabras, sino con hechos; unos presupuestos que sirvan para salvar a las familias canarias, no solo con políticas asistenciales, sino apostando por crear empleo, como siempre le digo, por bajar los impuestos a las clases medias trabajadoras, por bajar el IGIC turístico; y unos presupuestos que adopten medidas concretas y reales y no solo anuncios para reactivar la economía, para incentivar a nuestros sectores productivos y para proteger a nuestros autónomos y nuestras pymes, que las tienen ustedes abandonadas.

Porque, miren, señores de la izquierda, de esta crisis no nos va a sacar el sector público, nos sacarán nuestros autónomos, nuestras pymes, nuestros emprendedores, nuestra economía productiva creando empleo, y ustedes están aquí, ustedes están aquí para ayudar, para impulsarles, no para sustituirles, como pretende la izquierda populista. (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional).

Señor Rodríguez, ¿necesitamos unos presupuestos nuevos? Sí, pero también diferentes porque la situación es diferente.

Y ya termino, señor presidente, con una reflexión. Señores del Gobierno de Canarias, que el exiguo empleo que se crea en Canarias lo haga el sector público no es un éxito para ustedes, es el reflejo del fracaso de la política económica de este Gobierno, y yo sé que esto ustedes no lo van a entender.

Gracias, señor presidente.

El señor PRESIDENTE: ... señor diputado.

Turno para el Grupo Parlamentario Socialista.

Señor Álvaro Lavandera, adelante.

El señor ÁLVARO LAVANDERA: Gracias, presidente.

Si algo había generado cierto consenso en los últimos meses era que a esta crisis sanitaria se le podía definir con una palabra o la primera palabra con la que se podía definir, su primera característica, era la incertidumbre. Una incertidumbre que además se trasladaba a lo social, a lo económico, y hoy, que estamos hablando de las consecuencias de la suspensión de las reglas fiscales y de la certidumbre en la financiación para los presupuestos de la comunidad autónoma del año 2021, creo que podríamos tener un tono más optimista y más sosegado, señor Enseñat, porque lo único que ha hecho usted, desde luego, es hacer una intervención catastrofista hablando de inacción, pasividad, ineficiencia. Porque esto no tiene nada que ver con la pandemia y el coronavirus, y yo me pregunto si en Andalucía, que han bajado el PIB en el segundo trimestre un 19 % es por ineficiencia, inactividad y pasividad del Gobierno andaluz (palmoteos desde los escaños), y no, nunca me atrevería a ser tan demagogo.

El Consejo de Política Fiscal y Financiera del pasado 5 de octubre ha supuesto, desde luego, un espaldarazo a las necesidades de financiación de las comunidades autónomas, entre ellas, Canarias. Mantener el sistema de financiación autonómico es una buena noticia, de hecho, el propio Grupo Nacionalista lo tiene incluido en una moción que se va a votar en este pleno -mantener las entregas a cuenta para el año 2021, esto ya está logrado- y es una moción que se registró el pasado día 5, el mismo día, por cierto, que el Consejo de Política Fiscal y Financiera. Se han suspendido las reglas fiscales, con lo cual, hay un margen de actuación en el caso de que haya necesidad para incurrir en déficit. Y también un adelanto de los fondos europeos por 10 000 millones de euros en un entorno macroeconómico, desde luego, difícil, una caída histórica del PIB y, sobre todo, en aquellas economías altamente dependientes del sector servicio, en especial del turismo.

Faltan, evidentemente, faltan elementos por definir, los presupuestos generales del Estado, que contendrán las previsiones que deben estar en el Régimen Económico y Fiscal y en el Estatuto de Autonomía, no en términos de igualdad, como decía la portavoz de Ciudadanos, porque igualdad implica recibir el mismo trato sin considerar diferencias, sino en términos de equidad, lo digo porque es la segunda vez que habla de igualdad, estamos hablando de equidad porque implica recibir distinto trato, precisamente por considerar esas diferencias. Y a mí me gustaría, y se lo pido aquí y se lo pido también al Partido Popular, que su compañero de filas, el coordinador regional de Ciudadanos, el señor Ricardo, traslade, sea capaz de trasladar al partido a nivel nacional la importancia de aprobar unos presupuestos generales del Estado. Yo confío en que el presupuesto que va a presentar el Gobierno de España va a tener este trato diferenciador hacia Canarias, lo que no confío tanto y sí me preocupa, y en eso coincido con el portavoz nacionalista, el señor Barragán, me preocupa el comportamiento que pueda tener el Partido Popular y que siga, bueno, pues, en esta actitud que vemos de crispación de política nacional y que lo quiere trasladar a Canarias. Señorías del Partido Popular, son tiempos de sacrificio, de solidaridad y de obligados consensos, y subrayo la palabra obligados consensos; aunque ustedes no quieran, sé que les cuesta aceptar, les cuesta digerir una buena noticia y un debate en torno a que tenemos la arquitectura suficiente para hacer los mejores presupuestos posibles, porque es la oportunidad que tenemos para construir una Canarias mejor para el futuro. Y cabe esperar, evidentemente, exigencias en el mejor empleo posible de estos fondos, y en ese camino nos gustaría encontrarnos.

Hay dos herramientas sobre la mesa: los futuros presupuestos para el año 2021 y el Plan Reactiva a medio plazo. Nosotros... (La Presidencia le concede un tiempo adicional). Nosotros, señorías, desde el Grupo Socialista, desde los grupos que apoyamos al Gobierno, estamos en disposición de priorizar la reactivación, algunas medidas, incluso, de las que estaban previstas en el pacto de gobierno, en el programa de gobierno. La pregunta es si ustedes van a estar a la altura de las circunstancias y van a priorizar Canarias a su argumentario ficticio de que todo se hace mal y que no hay oportunidades para tener una Canarias mejor, más resiliente y más sostenible.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Lavandera.

Turno de réplica para los grupos proponentes. Grupo Nacionalista Canario, señor Barragán.

Adelante.

El señor BARRAGÁN CABRERA: Se está publicando la noticia en este momento el informe del Fondo Monetario Internacional, en el que augura una mejora o mejora las previsiones para todos los países, excepto para España. Y esto no lo digo con sorna, sino para contextualizarlo con lo que estamos hablando de presupuesto.

Es decir, algunas noticias sobre cómo se ha enfocado el acuerdo del 20 de marzo en Europa de quitar las reglas de gasto y que nos dé facilidades para hacer el año 2021, no quiere decir que no tengamos que tener presente la responsabilidad fiscal y la responsabilidad presupuestaria de forma permanente a la hora de elaborar los presupuestos. El que tengamos esa posibilidad, incluida la del endeudamiento, señora Vidina, y gracias a, precisamente, una política de endeudamiento sostenible en esta comunidad autónoma, hoy podemos decir que la comunidad autónoma se puede seguir endeudando. Endeudarse no es malo, si hay un plan de pago, de cómo se hace. Lo que es malo es endeudarse indefinidamente y después no tener capacidad de que, efectivamente, se gaste y que el gasto no financiero ahogue el gasto de la comunidad autónoma... perdón, el gasto financiero ahogue el no financiero de la comunidad autónoma. Por lo tanto, responsabilidad fiscal.

Fondos europeos. Esto es un mensaje para los compañeros del Partido Socialista y de Podemos. ¿Hay alguien que se lo haya leído ya completo, el manual? Bien. Si se lo han leído se habrán dado cuenta de que una de las preguntas que nos causa impresión es ¿por qué han decidido gastarse una parte de ese dinero solamente el que va a cobrar España no el que hay que devolver entre el año 2021 y 2023? Es decir, ¿cuál es la razón? Si Europa nos da seis años para gastar en el plan de reactivación, ¿por qué se circunscribe a tres años? ¿Cuál es la razón de que no tengamos...? Sí, sí. Pero, ¿cuál es la razón? O cortan proyectos que tienen más de tres años... Fíjese usted el dato, porque es muy curioso: nosotros no vamos a tener ese dinero hasta octubre o noviembre del año 2021. Hay un compromiso del Estado de convertir 27 000 millones de euros y adelantarlos, para que se puedan adelantar algunos proyectos, proyectos que no están presentados. Informe general, que es este plan que se presenta el 15 de octubre en la Unión Europea y que tenemos hasta abril para presentar los proyectos con una trama de gobernanza muy complicada, en la que los ayuntamientos, es decir, la Federación Española de Municipios y Provincias y las comunidades autónomas van a participar en un foro concreto con hacienda. Y lo que me preocupa es que estos diez mil millones o doce mil millones sea lo que se está hablando de que sea recursos que pueden en este caso repartirse por comunidades autónomas y el resto no, tal y como está configurado ese proyecto. Así que, ojo, porque creo que hay una falsa sensación de que ahí todo el mundo va a ser una especie de pedrea, presentar proyectos, de las comunidades autónomas, de los ayuntamientos, que se pueden presentar, y no es así, no es así, entendiendo la filosofía del proyecto. Por lo tanto, señor consejero, también hay que tener en cuenta esto.

Mire, aproveche ahora, si no lo hemos hecho en ningún decreto, aprovechemos la Ley de Presupuestos para crear nuestro equipo, dentro de lo que es la Comunidad Autónoma de Canarias, urgente. Cómo va a ser la gobernanza, cómo vamos a presentar los proyectos, cuál va a ser el modelo de gestión interna. Aprovechemos la Ley de Presupuestos, que tiene encaje precisamente con esa filosofía. Aprovechemos la gestión del presupuesto, del articulado del presupuesto, para hablar, también, de la simplificación administrativa que requiere todo el marco presupuestario de la comunidad autónoma para gestionar estos fondos, es también importante, no solamente la parte que tiene que ver con el montaje de los expedientes, sino también en lo que pueda ayudar, obviamente teniendo en cuenta siempre todos los temas de transparencia de la comunidad autónoma y de legalidad, por supuesto, pero hay que agilizar también esa parte que tiene que ver con la Ley de Presupuestos.

Y, después, en el tema de la gestión, es decir, hay dos leyes que se tienen que cambiar. Dice el pacto, o la presentación que ha hecho el Gobierno de España del plan a nivel de los fondos europeos, dice que va a afrontar una serie de cambios normativos, legislativos, importantes, entre ellos, la ley, en este caso, de contratos del Estado, que dice que la va a modificar, ya veremos cómo, y otra que también es importante, el tema de la función pública. El tema de la función pública y esas dos leyes, si se cambian, efectivamente, puede coadyuvar a que las corporaciones locales, las comunidades autónomas y la propia Administración General del Estado y las comunidades autónomas tengan herramientas, instrumentos, ¿no?, que les faciliten la gestión de esta ingente cantidad de dinero cuando toque repartirlo.

Por lo tanto, importante el tema de la responsabilidad fiscal, importante el endeudamiento -obviamente, la comunidad autónoma no se va a endeudar si no lo necesita- el endeudamiento; la gestión de los fondos europeos, en todo esto que estoy hablando del articulado de la ley aprovechemos el articulado de la ley para ello.

Y, después, una cuestión para don Manuel Marrero, que habla del Reactiva, las doscientas ochenta y ocho medidas en el presupuesto. No se me venga arriba. No se me venga arriba, porque usted sabe que en la ley, en el presupuesto de este año, hemos conseguido meter algunas medidas, precisamente porque no podemos decir las doscientas ochenta y ocho medidas, señor Marrero, precisamente por eso es por lo que nosotros vamos a seguir reivindicando que tengamos las prioridades en el año 2021, porque si no confundimos a la gente. No es verdad que vayamos a actuar sobre las doscientas ochenta y ocho medidas en el año 2021. No es verdad. Y, por lo tanto, como no es verdad, lo que estamos pidiendo es prioridad. Es decir, ¿en qué le vamos a decir a la gente que vamos a hacer las prioridades? Porque el plan está para el año 2021, 2022 y 2023 y, por lo tanto, hay tiempo y hay que priorizar. Insisto, no confundamos desde ya de que en la ley... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional)... van a estar las doscientas ochenta y ocho, doscientas dieciocho medidas con recursos financieros, porque, simplemente, no es verdad, no ha estado ni siquiera en este año 2020. Y lo respetamos porque, además, es correcto como lo ha hecho el Gobierno, en ese caso.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Barragán.

Señor Rodríguez. Perdón, turno para el otro grupo proponente, Nueva Canarias, señora González.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña María Esther): Gracias, presidente.

Consejero, como le dije antes, hace un año, cuando presentaba el proyecto de presupuestos del 2020, un proyecto que estaba elaborando a ciegas, obligado, y, por tanto, incierto, usted dijo que tenía un incremento -dijo antes- sobre el 2019 de unos 217 millones, pero también daba usted en aquel momento una buena noticia y es que, de aprobarse los Presupuestos Generales del Estado, podría incrementarse en unos 300 más. Pues, nuevamente, paradojas de la vida, no hubo presupuestos estatales, pero la realidad es que el presupuesto canario, el del 2020, está incrementado en bastante más que esos 300 millones de euros, unos 700, como ha dicho usted, pero también le digo que, dadas las razones de ese incremento, creo que todos estamos de acuerdo que mejor nos hubiéramos quedado como estábamos. Pero, bueno, estamos aquí, toca lidiar con lo que tenemos y la realidad es que, de cara a los presupuestos del 2021, el Gobierno se encuentra en una posición mucho mejor de la que se encontraba cuando elaboró los presupuestos del 2020.

Desde el mes de agosto usted tenía claro que, a pesar de las dudas y de las incógnitas existentes en aquel momento, iba a presentar en esta Cámara un presupuesto para el 2021, porque sin presupuesto como instrumento estructurante era muy difícil gobernar y orientar las prioridades. Y esas incógnitas o, mejor dicho, parte de esas incógnitas, fueron las que se despejaron el pasado 5 de octubre tras el Consejo de Política Fiscal y Financiera. Y, en estos momentos el Gobierno, sostiene, y con lógica, que puede garantizar que el presupuesto del 2021 sea un presupuesto en el que no habrá recortes en los servicios públicos, a pesar de la caída de la riqueza de nuestra comunidad, que se mantendrán las inversiones, las ayudas a los sectores vulnerables, las ayudas a los sectores económicos e, incluso, dijo usted el otro día en la comisión que el presupuesto que el Gobierno presentará a esta Cámara, pues, podría ser un presupuesto expansivo superior al del 2020, también lo acaba de decir ahora. Con lo que el presupuesto del 2021, indudablemente, será un presupuesto que responda a la gravedad del momento económico.

Con respecto a lo que el señor, a las manifestaciones del señor Enseñat en su intervención hace un momento, decirle que... me dan ganas de decirle, pues, ¿qué le dijo la sartén al cazo? Porque está el Partido Popular bonito para hablar de gestiones de crisis, porque si quiere hablamos de la crisis del Prestige, si quiere hablamos de la crisis del Yak, y, si quiere, hablamos de la crisis económica y financiera del año 2008, en que Canarias, solo en Canarias, quedaron más de cincuenta mil familias por debajo del umbral de la pobreza, con lo cual, mejor creo que hacer y después hablar o criticar.

Usted, consejero, en el presupuesto inicial del año 2020, en lo que son servicios públicos fundamentales, en sanidad, en educación y en acción social pues tenía presupuestados en el, insisto, en el inicial, unos cuatro mil setecientos cuarenta y nueve o cuatro mil setecientos cincuenta millones de euros, y si a eso le añadíamos el fomento al empleo y el acceso a la vivienda, pues, 376 más, en total unos cinco mil ciento veintiséis millones de euros. Y a mí, si puede ser, consejero, lo que me gustaría es qué cantidad es la que en principio pretende usted incrementar sobre estas cantidades que venían o que estaban previstas en el presupuesto inicial del 2020.

En cualquier caso, tal como también dijeron antes, dijo el señor Barragán, hay que poner seguros, porque puede darse el contratiempo de que el 2021 pues terminara por no ser el año más duro, sino que esa dureza se trasladara a los años 2022 y 2023. Por eso, entendemos, consejero, que al endeudamiento, como bien dijo, solo debe recurrirse en última instancia y solo si es estrictamente necesario, porque, obviamente, la deuda hay que pagarla y, si se usa de forma irresponsable, pues va a ser simplemente pan para hoy y hambre para mañana.

E incluso en lo que respecta a las partidas correspondientes a la financiación autonómica o a las daciones a cuenta de la financiación autonómica en los años 2020 y 2021, que se actualizan en esos años al margen del comportamiento del PIB, pues, está claro que esos excesos de aportaciones que nos hagan en el 2020, en el 2021, en el 2022 y 2023 tendremos que devolverlo, y no podemos olvidar que todas estas medidas, que son anticíclicas, son excepcionales por la crisis, a consecuencia de la pandemia, y es necesario, cuanto antes, volver a una estrategia de consolidación fiscal, de manera que se garantice una financiación sostenible.

También usted comentó algo de lo que quiero hacer énfasis, y es de la necesidad de que España cuente con unos presupuestos generales para el 2021. Y en este punto sí que vuelvo, tal como hice en la comisión, pues, a hacer un llamamiento desde mi grupo parlamentario, desde Nueva Canarias, a los diputados canarios en las Cortes Generales para que apoyen los presupuestos generales del Estado para el 2021, porque es que son unos presupuestos esenciales para Canarias. Canarias necesita más que nunca estos presupuestos estatales, por lo que no nos podemos permitir ni su retraso, ni mucho menos su prórroga. Porque esta, la de los presupuestos generales del Estado, en principio es de las vías más importantes para captar los programas económicos del Régimen Económico y Fiscal, cumplir con el Estatuto y reclamar que se liberen los 516 millones de euros de la sentencia del Convenio de Carreteras, imputado a superávit, como los otros 500 millones que usted antes comentó, que irían incluidos en el Convenio actual de Carreteras, pues, supongo que a través de una adenda, y también para encauzar los fondos de la Unión Europea para la recuperación.

Es importante, muy importante también el que desde el Congreso de los Diputados se lleve a cabo, pues, un impulso a la tramitación, a la agilización y a la simplificación administrativa mediante la simplificación de las leyes, de contratos del sector público, fundamentalmente, y también de la función pública, porque, si no, todo el dinero que nos llegue difícil tenemos para gestionarlo, porque, además, es que el coronavirus ha modificado sustancialmente las necesidades y las demandas de la ciudadanía y urge adaptar las normas a la realidad.

Por último, señorías, decir que estamos en un momento crucial en el que debe imperar el encuentro y el acuerdo frente a la confrontación, porque el enfrentamiento y la crispación no son el mejor escenario para abordar una tarea tan complicada como la de combatir los efectos sanitarios, sociales y económicos de una pandemia como la que estamos viviendo.

Gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señora González.

Turno de cierre para el Gobierno, señor Rodríguez.

El señor VICEPRESIDENTE DEL GOBIERNO Y CONSEJERO DE HACIENDA, PRESUPUESTOS Y ASUNTOS EUROPEOS (Rodríguez Rodríguez): Señor presidente, señorías.

Hombre, tengo la impresión de que ha quedado razonablemente claro que vamos a tener presupuestos en el año 2021 y que estos presupuestos garantizan la continuidad de los servicios públicos, de las inversiones, que vamos a atender a la gente que peor lo pasa y que, además, vamos a ayudar a los sectores económicos. Si se fijan, casi todo el mundo ha dado por hecho que este anuncio del Gobierno se convertirá en realidad, cosa que agradezco.

Por eso, muchos de ustedes se han referido a otros asuntos, muy importantes, vinculados pero distintos.

Sobre el asunto en cuestión, de la Ley de Presupuestos 2021, la suspensión de las reglas fiscales en Europa y en España no benefician solo a las comunidades autónomas sino a la Administración General del Estado, a los ayuntamientos y a los cabildos, lo que ha ocurrido es que el año 2021, el corsé, las limitaciones, los condicionantes de la Ley de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera quedan suspendidos, y ahora los ayuntamientos de Canarias y los cabidos de Canarias pueden usar sus remanentes y su superávit para aplicarlos al gasto, pueden endeudarse y seguro que se beneficiarán, como las comunidades autónomas, de los presupuestos estatales, de los presupuestos europeos y de los fondos de recuperación.

Por lo tanto, es una buena noticia para el sector público para que este haga las cosas bien, y no como en otras épocas, tenga músculo para atender las necesidades de las familias, de los trabajadores, de las empresas, de los servicios públicos que creo que es el gran cambio de esta etapa frente a la crisis anterior. En la crisis anterior los que gobernaban colocaron el desempleo en Canarias en el 34 %, pusieron en la calle a miles de trabajadores de sanidad y educación, impidieron la reposición de los efectivos de los recursos humanos de los ayuntamientos, de los cabildos y del Gobierno, y ahora lo estamos pagando. No hay efectivos humanos que hayan repuesto las necesidades de la función pública porque la derecha política española y europea pusieron, impidieron la restitución de esos funcionarios y ahora tenemos serias dificultades, hablen ustedes con alcaldes o alcaldesas, no importa el color, que dirán que no tienen efectivos, que les faltan cuadros, que les faltan funcionarios, gracias a las políticas de la derecha española, que tiene el cinismo, tiene el cinismo que venir aquí a dar lecciones cuando su lección fue paro, despidos, no reposición, incumplimiento de los convenios, como el de carreteras, subidas de impuestos como nunca en la historia de España, como nunca. Esa es la derecha que ahora, afortunadamente, no gobierna ni allí ni aquí, por ahora y, como sigan así, durante mucho tiempo porque van camino a la irrelevancia política, porque están buscando problemas donde no los hay, porque están con la máxima de, cuanto peor, mejor, y eso no lo entienden ni los suyos. Y, por eso, creo que van a perder influencias, van a perder pulso a la realidad y los datos desgraciadamente acompañan. Por lo tanto, tendremos presupuesto y tendremos un presupuesto para atender las necesidades de la gente.

Y me quedo con lo positivo, que es lo que apuntan la mayoría. Tenemos un presupuesto el año 2021, ya les adelanto, yo voy a proponer no a la deuda en el año 2021, creo que hay condiciones para, si utilizamos las transferencias del Estado, los fondos europeos y si utilizamos nuestros propios superávits, no vamos a recurrir a la deuda el año 2021. Esta será mi propuesta al Gobierno y si el Gobierno la acepta será la propuesta del Gobierno a este Parlamento.

Y luego vienen los otros escenarios que nos ayudarán, insisto, nosotros tuvimos un presupuesto el año 2020 que creció un 2,7, 217 millones de forma efectiva, y que hemos alimentado con nuevos créditos, por desgracia, por la pandemia. Y vamos a tener un presupuesto el 2021 mejor en crecimiento que el del 2020 respecto al 2019, y luego estarán las fuentes. El presupuesto del Estado, que tiene un techo de gasto no financiero histórico del 54 % de crecimiento, de 196 000 millones, tiene que reflejar nuestros derechos fiscales y económicos, nuestros derechos estatutarios, los tiene que fijar, no permitiría la sociedad canaria, ustedes ni nosotros, señorías, que se incumpliera con esta tierra. Pero, además, tenemos el marco financiero plurianual de la Unión Europea, donde hemos colocado razonablemente bien nuestros intereses, tendremos más participación en el presupuesto de la Unión 2021-2027 que en el periodo 2014-2020, a pesar de la salida del Reino Unido, a pesar del momento de retroceso de la economía vamos a captar más recursos. Y están los recursos adicionales para la recuperación, para la reconstrucción, que tiene dos fases, la de préstamos y la de ayuda; las ayudas parecen concentrarse en el primer trienio, yo, sinceramente, haría, aprovecho en debate del señor portavoz de Coalición Canaria para decirles que yo creo que en tres años no se gasta España 72 000 millones bien ejecutados, esa es mi opinión, veremos.

Nosotros estamos ahora a espera de dos reuniones muy importantes: escuchar al presidente del Gobierno en una Conferencia de Presidentes el 26 de octubre con los presidentes y la presidenta de la Comisión, y también una comisión, una sectorial de fondos europeos. Pero me parece que seis años era poco, tres es nada, ¡nada! Espero que esto sea una impresión que hemos sacado de las primeras palabras del Gobierno de España. Es muy difícil invertir para cambiar, para producir, para transformar en tres años, es muy difícil, o los proyectos están híper maduros o es muy difícil que eso sea así. Y vamos a necesitar cambios en la Ley de Contratos, cambios en la función pública y estructuras operativas para gestionar tantos recursos en tan poco tiempo, y, en ello, aprovecho también las propuestas que nos hacen para reflexionar sobre ellas: necesitaremos, seguro que una estructura diferenciada para gestionar si los tiempos son los que nos apuntan.

De manera, señorías, y en positivo, hoy... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional). Señor presidente...

... Europa, no solo en el presupuesto, sino con su política monetaria, que ha sido fundamental, hay un billón trescientos cincuenta mil millones de dinero para el sector privado y público que ha hecho desaparecer a los hombres de negro y a la prima de riesgo. ¿Por qué? Porque hay recursos públicos, una política monetaria anticíclica, de inyectar el sistema sanitario de recursos, tenemos presupuestos en la Unión, tenemos fondos de la Unión, tenemos el presupuesto estatal y tendremos nuestro presupuesto. Y todo eso con responsabilidad, con mucha responsabilidad, porque los adelantos de la financiación autonómica hay que devolverlos porque después del 2021 viene el 2022, el 2023 y el 2024, y, desgraciadamente, la cola de esta crisis nos acompañará. Manejaremos las oportunidades de Canarias con responsabilidad, pensando en la gente, en los servicios públicos, pero también en el futuro de Canarias y no nos vamos a guiar por la simplificación y el populismo.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Rodríguez.

Sí, señor Marrero, me había pedido la palabra.

Dígame.

El señor MARRERO MORALES (desde su escaño): Por imprecisiones del señor portavoz del Grupo Nacionalista Canario.

El señor PRESIDENTE: (Sin micrófono).

El señor MARRERO MORALES (desde su escaño): Señor Barragán, afirmaba usted que mentía o que engañaba en mi intervención. Yo entiendo que a usted no le guste, ni a las derechas española y canaria, que estemos en el Gobierno de Canarias y estemos en el Gobierno del Estado, lo puedo entender perfectamente. Tanto usted como yo hemos estado en todo el proceso del pacto por la reactivación y en el plan de medidas, por tanto, al menos tanto conocimiento de él tenemos los dos y lo habremos trabajado seguramente el mismo tiempo, al menos. Por eso es inadmisible que hable de engaño o de mentira porque los presupuestos, los presupuestos del año 2021 y el plan de reactivación, con el plan de medidas segregado el 2021, por un lado, y el 2022, 2023, hablé yo de que fueran instrumentos potentes para seguir adelante. Por tanto, de engaños ni de mentiras ninguna.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Marrero

Señor Barragán, adelante. Tiene un minuto.

El señor BARRAGÁN CABRERA (desde su escaño): Señor Marrero no hace falta que saque usted siempre lo de la derecha y demás, mi crítica no tenía nada que ver con la derecha, me daba igual que lo hubiera hecho el Partido Popular o Nueva Canarias, era una imprecisión de que no es cierto que en el año 2021 las 218 medidas tengan presupuesto.

Si usted se ve el anexo I de ese documento que me está señalando, si lo ve, verá que ahora mismo no tenemos ni sesenta y pico medidas que se estén financiando. Y es lógico, porque le dijimos al Gobierno que marcaran ellos las prioridades para el año 2020. Lo que le estamos pidiendo es cómo marcamos las prioridades del año 2021, y eso es lo que le he dicho, y eso todavía, todavía, a fecha de hoy, no lo sabemos.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor Barragán.

Suspendemos la sesión plenaria hasta las dieciséis horas. La reanudaremos con la comparecencia de la señora consejera de Derechos Sociales, Igualdad, Diversidad y Juventud.

Muchas gracias.

(Se suspende la sesión a las catorce horas y cuatro minutos).

(Se reanuda la sesión a las dieciséis horas y siete minutos).

El señor PRESIDENTE: Señorías, buenas tardes. Vayan, por favor, ocupando sus escaños.

Más información
Otros formatos
  • Formato PDF Formato PDF
Iniciativas tratadas
  • 10L/C/P-0523 Sobre Del Sr. consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos, sobre el impacto que tendrá la suspensión de las reglas fiscales anunciadas por el Gobierno Central en la elaboración del presupuesto de la CAC para 2021.