Diario de Sesiones 48/2020, de fecha 14/10/2020
Punto 1

10L/C/P-0521 COMPARECENCIA DEL SEÑOR CONSEJERO DE SANIDAD, SOBRE LA ATENCIÓN DE LOS PACIENTES CON PATOLOGÍAS CRÓNICAS Y AUMENTO DE TIEMPOS DE ESPERA EN ATENCIÓN SANITARIA EN PRIMARIA, HOSPITALES Y SERVICIOS DE URGENCIAS DURANTE LA PANDEMIA, A PETICIÓN DEL GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR.

El señor PRESIDENTE: Reanudamos la sesión plenaria, señorías, buenos días, con la comparecencia del señor consejero de Sanidad, sobre la atención de los pacientes con patologías crónicas y aumento de tiempos de espera en atención sanitaria en primaria, hospitales y servicios de urgencias durante la pandemia, a petición del Grupo Parlamentario Popular.

Tiene la palabra el señor Ponce. Buenos días.

Adelante.

El señor PONCE GONZÁLEZ: Muy buenos días a todos. Gracias, señor presidente. Señor consejero.

Desde el Partido Popular traemos esta comparecencia, que además es muy parecida a una que hicimos antes del verano -ya no me acuerdo de si fue a usted o a otro consejero, porque ha habido tantos cambios...; por cierto, creo que tenemos el récord nacional de cambios de directores del Servicio Canario de Salud y de consejeros en una comunidad autónoma-, sobre planes de contingencia para afrontar el manejo de los pacientes crónicos y las listas de espera en Canarias durante la pandemia del COVID.

En aquel momento -cito textualmente- yo le decía que era importante que, pasada aquella primera oleada, había que ir preparando algún plan para, de alguna manera, afrontar esas listas de espera, que en aquel momento no teníamos los datos, salieron a finales de agosto. Y en esa misma comparecencia le dije que, si no se produce un rebrote en verano -pero sí que le dije que esperamos que no se produzca, aunque cada vez disponemos de más evidencias en cuanto a que en países con elevadas temperaturas al COVID no parecía frenarlo-, había que poner un plan de actividad asistencial para, de alguna manera, afrontar toda esa asistencia que no se estaba realizando.

En ese sentido, la segunda oleada llegó, desgraciadamente, y en Canarias los datos han sido, durante los meses de agosto y septiembre, realmente preocupantes. Casi más de diez mil nuevos contagiados, cinco veces más que la primera parte de la oleada. Las Palmas de Gran Canaria llegó a una incidencia acumulada de 600 casos por 100 000 habitantes. Parece que la memoria es corta, pero nos olvidamos de eso. Por cierto, nadie vino ni a confinarnos ni a montarnos un estado de alarma en aquel momento.

Por otro lado, le recuerdo los brotes en los hospitales que hemos tenido durante estas semanas, que afectan a tres hospitales, Insular, la Candelaria y también el Hospital Doctor Negrín.

Los contagios intrafamiliares, que le propusimos los hoteles de pacientes, que parece que van a poner en marcha y que todavía seguimos esperando.

Los test en los aeropuertos, que -permítame que se lo diga- ha sido un engaño, es decir, usted en aquel momento nos dijo que iba a ponerlos en marcha y han pasado los meses y eso no ha sido realidad. Incluso le propusimos que con solo testar a los pacientes de nuestro propio país, eso iba a ser muy útil debido a que España los datos indican que es el peor país de Europa en control del COVID.

Y en ese sentido nos encontramos en una situación sanitaria en la que los profesionales... De una posible segunda oleada en octubre hemos tenido una segunda oleada en verano y nos podemos enfrentar a nada más y nada menos que a una tercera oleada.

Y a todo este mensaje continuo y constante, sobre todo del señor Torres, del presidente del Gobierno, otra vez ayer diciendo que somos los más mejores del mundo mundial y que todo va muy bien, ya digo, olvidando lo que ha pasado tres o cuatro semanas atrás, ayer dicen que las listas de espera han bajado, ¡y se quedan tan panchos! Bien. Por favor, no digamos medias verdades: las listas de espera han bajado porque la actividad asistencial ha bajado. Las listas de espera no han bajado porque se haya hecho algún plan de choque durante el verano. Todos sabemos cómo está limitada la asistencia hospitalaria, porque hemos tenido que dedicar todos los recursos posibles a la atención del COVID, haciendo rastreos, valorando pacientes, con los servicios de urgencias llenos. Y hoy en la prensa nos encontramos con el mensaje de que las listas de espera han bajado.

Señor consejero, si desde aquí usted hoy, que ahora hablará usted y me comentará, me va a plantear una serie de planes de choque para afrontar las listas de espera, para mejorar la atención de crónicos, que es por lo que le pregunto, y para minimizar los colapsos de los servicios de urgencia partiendo de esta premisa, mal nos va a ir, porque usted sabe que las listas de espera no han bajado por que hayamos hecho nada especial. Han bajado simplemente porque la actividad asistencial ha disminuido.

En este sentido yo voy a esperar a que usted me comente lo que tiene planeado para este otoño-invierno, porque hay una diferencia con respecto a la vez anterior: ahora no vamos a disponer de tantas camas como en agosto y esto se puede complicar muy mucho en este invierno.

Luego continuaremos hablando.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchísimas gracias, señor Ponce.

Turno para el Gobierno. Señor consejero.

Adelante.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Trujillo Oramas): Señor presidente, señorías, señor Ponce.

Voy a ceñirme más bien al contenido de la comparecencia suya y no a entrar en todas las disquisiciones que ha hecho con relación al COVID, que hemos hablado muchas veces.

Yo ya no hablo ni siquiera de oleadas con esto del COVID, y me parece que además es un error que hablemos de oleadas. El COVID está aquí para quedarse. Y cojan el ejemplo de Cataluña: hace dos días estaba abriendo el ocio nocturno, hoy está cerrándolo todo. Dos días, ¿eh? Entonces no hay ni oleadas... Esto va a ser una batalla continua y, efectivamente, nosotros estamos adoptando las medidas que adoptamos y tienen el resultado que tienen. El calificativo que lo pongan otros.

Entrando en materia de lo que nos ocupa, ayer hubo una pregunta y comentábamos algo al respecto, con relación a qué se hacía para al resto de las patologías que no son COVID darles una respuesta una vez se entraba en una situación de lo que se denominaba la nueva normalidad. Y yo les comentaba ayer que ya desde marzo, y previendo la entrada en esa nueva fase, el propio Gobierno canario empezó a diseñar una serie de planes para poder adaptar la organización a la respuesta de este nuevo escenario. Y de hecho, el 30 de abril, como les comentaba ayer también, se aprueba el plan que tiene que ver con la adaptación de mecanismos para dar respuesta a todas las otras patologías que no son COVID y, como les comenté, fue ese plan notificado a todas las gerencias hospitalarias, de atención primaria y a las del servicio sanitario. A esto, además, como también saben ustedes, se le añadió un plan por cada centro hospitalario, un plan de contingencia, y por cada una de las gerencias de área. En definitiva, se definieron tres escenarios de recuperación en función de la incidencia de la pandemia.

¿Qué hemos hecho?, ¿qué hemos hecho dentro de lo que es ese plan? En primer lugar, lo que se ha hecho es adaptar todos los horarios de citación de las agendas profesionales en los distintos tipos de atención al usuario y, obviamente, se han organizado todos los servicios para evitar contagios, reduciendo los acompañantes.

En este contexto, en este contexto, y atendiendo a la atención primaria, se ha potenciado, como saben ustedes, la atención telefónica. Les voy a dar algún dato. Se han realizado casi tres coma siete millones de consultas telefónicas en atención primaria para todas las categorías profesionales. Esto significa el 46,2 % del conjunto de las consultas en el ámbito sanitario, hasta llegar prácticamente a ocho millones de consultas que se han realizado, de las cuales 4,3 han sido en la modalidad presencial.

También, también, y para atender a los enfermos crónicos, se ha realizado un programa que llamamos programa proactivo, de tal manera que se hacía un seguimiento especial por parte de los centros, se hace por parte de los centros de salud a aquellos usuarios más vulnerables. Sin embargo, y como es lógico, hubo determinados servicios, y hay determinados servicios, que por seguridad se tuvieron que suspender en los primeros meses de la pandemia, a saber, las consultas programadas presenciales y de seguimiento de los programas de salud.

En cualquier caso, pasada esa primera fase, se han comenzado a realizar ciertas pruebas diagnósticas, como las retinografías para el control de la retinopatía diabética, los electrocardiogramas programados para el control de la enfermedad cardiovascular, las ecografías abdominales, las citologías, etcétera.

En atención pediátrica, durante el período de confinamiento, las consultas se han concentrado sobre todo en la patología urgente y, obviamente, no demorable. Se priorizaron las revisiones del Programa de Salud Infantil, así como las vacunaciones para todos los menores de quince meses de edad, y evidentemente algunos calendarios de vacunas se tuvieron que posponer. La atención pediátrica también ha continuado con la consulta telefónica y, en principio, el resultado podemos tacharlo de satisfactorio.

En cualquier caso, en el momento de la reanudación más potente de la actividad se priorizaron las vacunaciones y el Programa de Salud Infantil en la primera fase, de quince meses a cuatro años, así como las consultas y seguimiento a enfermedades crónicas, a enfermos crónicos, para hacerles una valoración presencial. Evidentemente, como usted sabe también, esto tiene un entronque -lo comentábamos ayer- importante con lo que es la apertura del curso escolar, y no voy a comentar aquí todo lo que significa el protocolo, etcétera, con relación a este asunto.

En cuanto a la receta electrónica, se suprimió la necesidad de presentar el plan de tratamiento, con la colaboración de los colegios oficiales de farmacéuticos, y solo podían imprimirlo en las farmacias para aquellos casos que pudiera precisar el paciente. Y se consideró, además, la prórroga consecutiva de los tratamientos hasta finalizar la pandemia. En la actualidad, todo este proceso de receta electrónica lo tenemos prorrogado seis meses.

Y en cuanto a atención especializada, usted hablaba con relación al abordaje de las listas de espera, y, efectivamente, se elaboró un plan de abordaje de las listas de espera dentro del plan de desescalada. Se priorizaron en los planes de choque los procedimientos con mayores demoras, una vez analizadas y planificadas las necesidades prioritarias. El plan incluye jornadas de tarde y la realización de TAC y resonancias magnéticas los fines de semana en varios hospitales de la comunidad autónoma. Se ha incrementado la cirugía ambulatoria y priorizado aquellas patologías que no requieren ingreso, se ha consolidado el sistema de consultas telefónicas también en los hospitales y evidentemente hemos continuado con el apoyo de los centros concertados.

La actividad quirúrgica, obviamente, sufrió un descenso importante en los meses de marzo, abril y mayo y se recupera -y le daré luego los datos concretos- a partir de junio con niveles similares, aunque inferiores, a los de 2019.

Y simultáneamente también...

El señor PRESIDENTE: Concluya, señor...

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Trujillo Oramas): ... cáncer de mama y para el cáncer colorrectal...

El señor PRESIDENTE: Señor consejero, perdón, perdón, le añado un minuto. Adelante.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Trujillo Oramas): En definitiva, empezaron de nuevo estas pruebas su actividad a partir del 25 de mayo, inicialmente con un nivel de citación del 50 % y actualmente tenemos un nivel de citación en torno al ochenta y cinco por ciento.

Estamos en una situación que requiere un esfuerzo importantísimo para hacer frente a la pandemia, pero, como estamos comentado aquí, no todo es la pandemia y, por lo tanto, hay que pedirle al sistema también un sobresfuerzo más para dar una respuesta efectiva a todas estas otras patologías que no se incluyen dentro del COVID.

Gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor consejero.

Turno para los grupos no proponentes.

Grupo Mixto. Señora Espino, tiene la palabra.

La señora ESPINO RAMÍREZ: Gracias, gracias, presidente. Buenos días, señorías.

La pandemia del coronavirus ha atraído toda nuestra atención y por ello otras patologías han pasado a un segundo plano, pero eso no significa que hayan desaparecido, ni mucho menos.

Como usted sabe, señor consejero, debido a la pandemia, solo se realizan intervenciones derivadas de las urgencias, intervenciones oncológicas y aquellas que no requieren ingreso hospitalario, ya que la asistencia sanitaria se ha centrado en evitar los contagios y muertes por el COVID-19, obligando, por tanto, a demorar muchas operaciones quirúrgicas y, por tanto, dejando de atender otras patologías, empeorando la salud y la calidad de vida de estos pacientes que están esperando. Y esto es un hecho que no podemos negar.

A pesar de que usted señala que se ha reducido el número de pacientes en lista de espera, lo cierto es que -usted lo sabe-, es que muchas de esas listas están cerradas porque no se están realizando consultas con los especialistas, porque no se están diagnosticando los casos y porque muchas personas prefieren aguantar en casa un dolor, una patología, antes que acudir a un centro de salud o a un hospital.

Pero lo que también es cierto es que ha aumentado el tiempo de espera de los pacientes que están en lista, ha habido un trasvase de pacientes de la lista de espera de menos de seis meses a la de más seis meses, y eso ha provocado que el tiempo de demora media haya pasado de 133 días a 163, cinco meses y medio.

No es cuestión de abrumarle con datos que usted conocerá incluso mejor que yo, es preferible que nos cuente qué otras medidas va a aplicar para mejorar esas listas de espera.

En el mandato pasado, con el director canario de salud que tenemos ahora, se logró mejorar esos indicadores de las listas de espera gracias a la apertura de quirófanos por la tarde, a la concertación de muchos de los procesos, aunque quizás ahora sus socios de Podemos no le van a dejar, y el esfuerzo del personal sanitario. Por cierto, para el que seguimos pendientes, seguimos esperando una solución para esa gran temporalidad que hay en el sector.

Usted nos ha detallado algo más de ese plan de actuación para todo aquello que no fuera COVID, que anunció también en esta Cámara, y ha hecho hincapié en la gran cantidad, millones de llamadas telefónicas que se han realizado en este tiempo, pero precisamente algunos facultativos están preocupados porque consideran que hay muchos casos que no pueden estar bien diagnosticados únicamente a través de consultas telefónicas y, por tanto, esos pacientes no reciben el tratamiento adecuado.

Y, señor consejero, yo quiero acabar con un dato que me ha llamado la atención y me gustaría si usted nos puede dar una explicación. Se lo pregunté ayer a la consejera de Derechos Sociales y no me dio una respuesta, quizás usted la tenga. Y es que el último informe del Imserso nos señala que de marzo a julio fallecieron en Canarias 460 personas más de lo que es habitual en ese periodo, que fallecieron 460 mayores más. Hubo un exceso de mortalidad entre los mayores de Canarias de un... (Corte del sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

El señor PRESIDENTE: Adelante.

La señora ESPINO RAMÍREZ: Como le digo, entre marzo y julio hubo un exceso de mortalidad de los mayores de Canarias -lo dice un informe del Imserso- de más del veinte por ciento, son 460 personas, y, sin embargo, los fallecidos por COVID, reconocidos por la consejería, fueron, de marzo a julio, 162 personas. La pregunta es, ¿esa tasa de mortalidad tan elevada a qué se debe?, ¿por qué han podido fallecer esas personas, casos de coronavirus quizás no diagnosticados -porque sabemos lo que ocurrió durante la pandemia- o pueden ser patologías que no han sido debidamente atendidas en este tiempo precisamente...?

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, doña Vidina.

Turno para el Grupo Parlamentario de la Agrupación Socialista Gomera. Señor Ramos Chinea.

El señor RAMOS CHINEA: Muchas gracias, señor presidente. Buenos días, señorías. Muy buenos días, señor consejero.

Bueno, yo quiero empezar agradeciendo, en nombre de mi grupo, a los trabajadores del Servicio Canario de Salud por su excelente trabajo y por su eterno compromiso con esta comunidad autónoma. Ahora bien, creo que para este tema tenemos que situarnos en el contexto actual en el que nos encontramos, en una pandemia, y a raíz de esto hemos tenido que tomar medidas de seguridad sanitaria en los diferentes centros sanitarios, como así debía ser, pues, para evitar contagios y también evitar la propagación de este virus, de esta pandemia. Y es lógico que se hayan producido retrasos en la atención sanitaria especializada, a los pacientes en general y también a aquellos que sufren patologías crónicas y que tienen que seguir un tratamiento periódico. Pero estamos totalmente de acuerdo con usted, señor consejero, en que hay que aumentar la seguridad, porque eso es actuar precisamente con responsabilidad. Velar por nuestros sanitarios y por aquellos enfermos con una salud mucho más delicada.

A su vez, esos casos de COVID-19 hacen también que aumente el volumen de la atención sanitaria, es lógico, tanto a los hospitalizados como a aquellos también que tienen que permanecer en sus casas, porque luego estos profesionales tienen que seguir los protocolos, tienen que desplazarse a esos hogares a hacer las pruebas diagnósticas, etcétera.

Y esto no significa que se haya dejado de prestar la atención sanitaria a quienes lo necesitan; de hecho, también hay datos positivos. Por ejemplo, en la atención por un especialista, el 31 de diciembre de 2019 había 141 386 personas en lista de espera; en junio del 2020, había 95 548, es decir, 46 000 menos. En pruebas diagnósticas también vemos mejoras prácticamente en todas ellas, los pacientes en espera han disminuido y también se ha rebajado el tiempo de espera. Un ejemplo claro pueden ser las mamografías, donde se han rebajado las listas de espera a más de la mitad, lo que es obviamente un dato positivo. Quizás los empeoramientos los vemos en algunas pruebas, como son las endoscopias, las resonancias magnéticas y los TAC. Y lógicamente imagino que esto, unido a la pandemia, también ha causado un empeoramiento también en las listas de espera quirúrgicas.

Y, como usted decía, señor consejero, tenemos que hacer un esfuerzo, y yo creo que ese esfuerzo pasa, lógicamente, por el próximo ejercicio presupuestario. La sanidad pública canaria tiene que incrementar su dotación presupuestaria en la medida de lo posible para llegar a esa asistencia adicional que requiere esta pandemia y, por supuesto, para garantizar la mejora y mantenimiento de la calidad asistencial, los recursos humanos e instalaciones de todas y cada una de las islas.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don Jesús.

Turno para el Grupo Parlamentario Sí Podemos Canarias. Señora Del Río.

La señora DEL RÍO SÁNCHEZ: Buenos días a todos y a todas. Señor consejero.

Abordamos de nuevo un tema que nos preocupa, que ya nos venía preocupando antes de que entrase la COVID a nuestras vidas y que ahora pone de manifiesto los déficits que ya arrastrábamos desde antes en las listas de espera quirúrgica y en la falta de atención en general. Decimos que venimos de una época, o sea, que esta pandemia ha puesto de manifiesto cuánto de débil era nuestro sistema sanitario, sobre todo porque venía de unos recortes de una anterior crisis, de falta de personal, que antes de reponernos nos ha llegado esta y ahora lo estamos padeciendo.

La emergencia sanitaria ha revuelto todo el sistema sanitario canario, que ya era bastante raquítico, como hemos dicho antes, poniendo de manifiesto esa debilidad que arrastrábamos.

Y voy a hablar especialmente de la situación en la que nos encontramos en distintos... (ininteligible), pero voy a hacer incidencia en mi isla, en Lanzarote, porque sufrimos esa doble discriminación, las islas no capitalinas, que tenemos, en el caso de Lanzarote, una gran población y hospitales que no están a la altura de nuestras circunstancias, porque deberían tener otro tipo de consideración y ser hospitales universitarios, con más servicios, con más profesionales y con más cartera.

En nuestro hospital las cifras con respecto a las intervenciones quirúrgicas son de las más altas del Estado y desde luego de Canarias, superando a las del Hospital Universitario de la Candelaria, de Tenerife, que registraba una demora de 175 días. Nosotros estábamos en 144 días, cuando la media en Canarias, del archipiélago, era de 133. Estas eran cifras de junio.

La mayor lista de espera en Lanzarote sigue siendo para traumatología, pero también hay otras especialidades, como el aparato digestivo, que antes no la teníamos y ahora empieza a estar también en situaciones complicadas. Necesitamos más intensivistas, más anestesistas, más neumólogos, más endocrinos, más oftalmólogos. Y seguimos teniendo retos pendientes, uno de ellos abrir los quirófanos, que esto ya lo ha dicho, de forma habitual por las tardes y con más profesionales y con horas extraordinarias.

Dicen desde la gerencia que se contrataron cien personas, cien profesionales, durante la crisis. Nos gustaría saber si estos se van a mantener, como así nos avisaron, si se sigue contando con ellos ahora en este periodo.

Desde la asociación de pacientes de Lanzarote, a pesar de todo, hacen un balance positivo de cómo se ha gestionado la crisis, y eso también lo queremos poner en valor, y defienden la necesidad de aumentar en la atención primaria precisamente para los pacientes crónicos, para tratar mejor a los diabéticos y a los hipertensos. Y después también se plantea algo muy interesante, y es que, teniendo en cuenta que en Lanzarote, por ejemplo, hemos sufrido siempre la presión turística en la atención, tanto en la primaria como en la hospitalaria, aprovechar esta ocasión para hacer un plan de choque y ponernos al día en todas esas intervenciones quirúrgicas que estaban pendientes y que no se podían atender... (se produce el corte del sonido por el sistema automático de cómputo del tiempo y la Presidencia le concede un tiempo adicional) y que ahora esta parte negativa, que significa casi el turismo, el cero turístico, se puede utilizar, desde este punto de vista sanitario, como una oportunidad para intentar poner un poco al día todo lo que está pendiente.

Son muchas las demandas que tenemos, usted sabe cuáles son las carencias. Hablo de la isla de Lanzarote pero voy a hablar también, porque yo sé que todos los demás están hablando en general de Canarias, y yo voy a hablar de las islas no capitalinas, que tenemos este doble hándicap a la hora de abordar el tema sanitario. Creo que requieren un esfuerzo y sobre todo que las islas turísticas tenemos una oportunidad de intentar ponernos al día ahora.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora Del Río.

Turno para el Grupo Parlamentario de Nueva Canarias.

La señora DOMÍNGUEZ HORMIGA: Gracias, señor presidente. Muy buenos días.

La pandemia del coronavirus ha desvelado que toda España se encuentra con un sistema sanitario debilitado. Ninguna comunidad autónoma ha vuelto a recuperar las cifras que tenía invertidas o que aportaban a la sanidad desde el 2009 al 2011, ninguna comunidad autónoma. Canarias afrontó este reto hace un año y medio, cuando se conformó el actual Gobierno, y afrontó este reto a través de los presupuestos. Una de las medidas fue incorporar las partidas presupuestarias destinadas a la materia de sanidad, de las que hubo un incremento del 4,5 %, de los nueve mil y pico euros, 9000 millones de euros que tiene el presupuesto de la comunidad autónoma, más de tres mil millones están destinados a la sanidad y aun así es insuficiente, tenemos que reconocer que es insuficiente. Hubo un incremento de 134 millones, una aportación extrapresupuestaria en estos meses con motivo del COVID de 217 millones, y sigue siendo insuficiente.

Pero no todo es un aspecto cuantitativo. Tenemos que reconocer que son muchísimas las necesidades -yo creo que el consejero lo ha puesto de manifiesto, mis predecesores en la palabra lo han puesto de manifiesto-, son muchas las necesidades. No podemos ser autocomplacientes y decir que todo va bien. Efectivamente, no todo va bien, todo lo contrario. Estoy de acuerdo con usted, señor Ponce, no podemos mandar este mensaje positivo, extrapositivo, porque no es real, pero tampoco un mensaje negativo, porque tampoco estamos en una situación totalmente caótica. Estamos en una situación medianamente controlada, hay países, por desgracia, que están peor que nosotros. Y tampoco creo que la situación de un mensaje excesivamente negativo sea tampoco conveniente para nuestra sociedad. Tenemos que ser transparentes, eso sí.

Como decía, no solo es un aspecto cuantitativo, porque también tenemos un aspecto cualitativo que venimos arrastrando desde antes incluso del 2009, y es el número de profesionales que tenemos, que, aunque se han incrementado en estos últimos meses, desde enero, en más de tres mil profesionales, 3800 profesionales, nuevas contrataciones, un 12 % más de la plantilla, aun así siguen faltando profesionales, y estamos de acuerdo, pero es que no hay profesionales que quieran venirse para España, no hay profesionales. Se ha desmantelado de tal manera el número de profesionales que tenía España que es muy difícil captar enfermeros, enfermeras, doctores, doctoras para que se implementen y se incorporen al servicio canario. El Estado ha gastado muchísimo y las comunidades autónomas han gastado muchísimo en esa formación y vemos que tenemos dificultades para captar nuevos profesionales. Quisiera saber, señor consejero, qué medidas se están llevando a cabo para incorporar profesionales del sector sanitario en el mercado laboral. Hay muchísimos, son muchísimos los perjuicios que venimos arrastrando... (se produce el corte del sonido por el sistema automático de cómputo del tiempo y la Presidencia le concede un tiempo adicional), venimos arrastrando en materia de infraestructura sanitaria, en materia de falta de camas sociosanitarias. Todos estos índices afectan de forma negativa indudablemente a nuestro sistema, perjudican la situación actual, pero creo que tenemos que ser, como decía, transparentes en los datos y tenemos que ser conscientes de la situación sanitaria global.

Muchísimas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, doña Sandra.

Turno para el Grupo Parlamentario Nacionalista. Señor Díaz-Estébanez.

Adelante.

El señor DÍAZ-ESTÉBANEZ LEÓN: Gracias, señor presidente.

Señor consejero, la verdad es que no deja usted de sorprenderme con cada perla parlamentaria de sus intervenciones en este salón de plenos. Se estrenó con aquella memorable metedura de pata cuando se le preguntó sobre el cambio en la gerencia del HUC, echándoles la culpa a los profesionales del caos que se estaba produciendo, cosa que le recriminaron los profesionales, incluso llegaron a pedir su dimisión, su rectificación. Ole. Continuó en el pasado pleno reconociendo que no se había pedido en ningún momento permiso para hacer los test ni a España ni a Europa en los aeropuertos. Ole y otra vez ole. Después tuvo que salir el presidente a decir que en no sé qué reunión consta en el acta de no sé dónde. Yo no sé realmente si esta yenka va a ir alguna parte. Claro, así tenemos lo que tenemos. Y ayer hasta AENA se permite decir que no, que en Canarias no toca hacer test en los aeropuertos. Mire, la verdad, no sé si va a estar primero la vacuna o los test en los aeropuertos en Canarias a este ritmo.

Mire, pero es que ayer ya lo redondeó. Ayer lo redondeó al decir que no han empeorado los datos sanitarios en Canarias porque, textualmente, en los meses de julio, agosto y septiembre no se han incrementado las listas de espera quirúrgicas. Ole y ole y otra vez ole. ¿Pero usted se cree que somos tontos? ¿Usted se cree que aquí puede decir lo que quiera porque nadie le responde? ¿Usted de verdad se cree lo que dice o lee como un loro lo que le ponen? ¡Pues claro que no se incrementa la lista de espera quirúrgica porque no ha habido consultas! Mire, no suben las listas de espera quirúrgica porque no hay consultas. Si no metes en la lista nuevos casos, no aumenta la lista de espera... digo, no aumenta la lista de espera, sí. Pero aumenta el periodo medio de espera. ¿Por qué?, porque los que bajan el periodo medio de espera son los que entran los últimos, porque bajan la media. Y usted no ha traído los datos de la espera media de más de seis meses de pacientes en listas de espera quirúrgica. ¿Por qué?, porque sabe que no es posible, no es materialmente posible, no es vendible lo que nos dijo ayer. ¿Cómo que las listas de espera han bajado?, ¿cómo que la sanidad en general ha mejorado durante este periodo de pandemia? Es que eso no se lo cree ni el que asó la manteca.

Y mire usted los periódicos de hoy y todos recogen, estupendamente, el consejero afirma -en grande, ¿eh?- que han bajado las listas de espera. Algún periódico se viene arriba y en el titular dice que ha bajado en 25 000, no que ha llegado a 25 000, en el titular dice que han bajado 25 000. ¡Tócate los pies, Baldomero!

Yo, de verdad, señor consejero, de verdad que no quería que la intervención fuese por este tema, porque el objeto es otro. Pero, claro, usted ha dicho, "no, yo no voy a entrar hoy en estas disquisiciones".

Mire, en esto como en todo se produce un fenómeno de presa, y las presas, cuando se van acumulando, se producen desbordamientos.

Si me permite... (se produce el corte del sonido por el sistema automático de cómputo del tiempo y la Presidencia le concede un tiempo adicional).

Pues eso es exactamente, señor consejero, el peligro que estamos abordando en Canarias. Un fenómeno donde la presa va acumulando, va acumulando, va acumulando y en algún momento se desbordará. Y no tenemos los medios, porque no tenemos el plan de reactivación, que le hemos pedido desde junio y julio, para abordar ese fenómeno de desbordamiento. Si a eso añadimos ese mensaje, insisto, triunfalista, no de usted pero de sus compañeros de Gobierno, diciendo que estamos los mejores de España, cosa que tampoco es cierta, ignorando los datos reales...

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor Díaz-Estébanez.

Turno para el Grupo Parlamentario Socialista. Don Marcos Hernández.

El señor HERNÁNDEZ GUILLÉN: Buenos días, señorías, buenos días. Gracias, presidente. Señor consejero.

La comparecencia lleva por título "atención de los pacientes con patologías crónicas y aumento de tiempos de espera sanitaria en primaria, hospitales, así como en servicios de urgencias durante la pandemia". La verdad es que es ambicioso el título, porque cada una de estas cosas llevaría una comparecencia para analizar cada uno de los ámbitos sanitarios.

Pero, bueno, en este totum revolutum en que algunos quieren incorporar todos estos asuntos, yo creo que intentan olvidar, pero yo creo que a nadie se le escapa, que, efectivamente, el COVID-19 ha traído aparejada una reducción de la actividad ordinaria. Pero una cuestión obvia, no solamente porque las circunstancias obligan a esa reducción, todavía recuerdo desde este atril hablando o dirigiéndose a los responsables sanitarios, todos, diciendo eso de poner todos los medios humanos y materiales para el control de la pandemia. Efectivamente, es que se puso todo el control de recursos humanos y materiales para el control de la pandemia. Eso, lógicamente, lleva aparejada una reducción de la actividad. Claramente ese objetivo de control hace que la actividad ordinaria sufriera una reducción. Tanto nuestro sistema hospitalario como el de primaria se centraron en atender y hacer un seguimiento de la pandemia, no podía ser de otra forma. No olvidemos que esos propios centros sanitarios eran y son un lugar potencial de posible propagación, lo que preventivamente hizo que se redujera también la actividad.

Dicho esto, debemos resaltar que ni las urgencias ni las patologías oncológicas han visto mermada su actividad. Me gustaría resaltar esto, de verdad, para que no creamos que todo el sistema en sí mismo ha tenido una reducción. Ese tipo de enfermedades invalidantes o las enfermedades oncológicas no han sufrido una merma en ese sentido.

Como ha expresado el consejero en alguna ocasión, los equipos directivos han estado implementando y diseñando planes de vuelta a la normalidad, estableciendo mecanismos de forma gradual en la recuperación de la actividad. Pero no solo el que hizo referencia, al 30 de abril, es que desde enero, desde enero, esta consejería tenía un plan de contingencia, plan de contingencia que también debatimos en algún momento aquí, en esta Cámara. Y además, ¿qué llevo aparejado, qué llevó aparejado? Mira, en ese plan de contingencia, pues, mira, 4500 contrataciones. Eso nadie quiere resaltarlo. 4500 contrataciones precisamente para reforzar nuestro sistema sanitario. Disposición de material de protección, adaptación de los circuitos de forma diferenciada, potenciación de la limpieza y desinfección, flexibilización de los horarios de trabajo, citación para evitar aglomeraciones... Y yo, sin querer entrar en los datos, porque me parece que entonces sería más complejo, claro, los datos que se facilitan con respecto a la lista de espera están también en función de la propia actividad asistencial, es que nadie lo está negando. Nosotros, las comparativas y las estadísticas se hacen en función del trabajo que se realiza, y eso establece sus medias y su desviación típica, ¿verdad?, pero que... (Corte del sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

El señor PRESIDENTE: (Sin micrófono).

El señor HERNÁNDEZ GUILLÉN: Sí, gracias, gracias, presidente.

Vamos a ver, solamente como dato, la actividad quirúrgica. Es verdad que sufrió una merma importante en los primeros meses, marzo, abril, mayo, junio, pero es que el índice corrector de cómo ha ido aumentando yo creo que es un claro elemento que establece cómo la fortaleza y el pulso del sistema es capaz de recuperar parte también de esa actividad, teniendo en consideración las dificultades que tenemos. En todo caso, me quedo más tranquilo con el espíritu propositivo del consejero que con los agoreros de esta tribuna.

Gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Marcos Hernández.

Turno para el grupo proponente, señor Ponce.

Adelante.

El señor PONCE GONZÁLEZ: Gracias, señor presidente.

Bien. Sí coincido en cuanto a la opinión del consejero de la situación del COVID.

Esto de que nos digan que somos unos agoreros y que estamos en negativo... Mire, yo le voy a decir una cosa: no me importa hacer de poli malo, de verdad. Toca mantener una calma tensa ante esta situación. Podemos pasar un otoño-invierno muy muy complicado. Creo que es mejor quedarnos con este mensaje, lo dijo también la compañera de Nueva Canarias, pero créanme que es lo más prudente en estos momentos, una calma tensa. Y mandarle un mensaje a la población de que los profesionales están agotados, el sistema está mucho más cansado, vamos a disponer de menos camas y el COVID, como bien dice el consejero, fíjense cómo se está comportando. En Canarias, por ejemplo, hacen la media de la incidencia acumulada en toda Canarias pero fíjense cómo está Tenerife. La Laguna, ya La Laguna tiene una incidencia de 210 casos; casi, por lo que dijo el señor Illa ayer, casi hay que confinarla ahora mismo, ya que bajó el nivel de 500 a 200, ¿de acuerdo? O, por ejemplo, como ha pasado en La Gomera, que también han tenido unos datos de incidencia acumulada malos.

Con respecto a lo que usted decía de la bajada de las mamografías y demás, señor Chinea, es que se están suspendiendo las pruebas, se les está diciendo a los pacientes que se les demora o salen de la lista de espera y que serán reevaluados para volver a hacérselas. Se lo digo yo porque lo estoy viendo todos los días en el hospital. Por eso estoy de acuerdo con la intervención del señor Estébanez, es decir, no podemos mentir. Y encima el titular es 25 000, como si fuera un dato espectacular, ¡pero si somos de las peores comunidades de toda...! Es que encima sacamos pecho de esto. Treinta y seis días más de demora. Por eso yo les traía esta comparecencia aquí.

Con respecto al COVID, muy brevemente, y ahora entramos en los crónicos, tres cosas, señor consejero.

Las mascarillas: o las hacemos más accesibles, como le dije ayer, las financiamos y empezamos a valorar usar más las sanitarias frente a las de tela... Están llegando mensajes de todos lados. ¿Les decimos a los pacientes cuando llegan a los hospitales que se quiten la de tela y se pongan la sanitaria? ¿Qué pasa, que en la calle sirven las de tela? Es decir, este tema tenemos que trabajarlo.

Segundo, los test. Si no controlamos la llegada, ya digo, de nuestra... ¿Por qué Europa está vetando a toda España, incluida Canarias?, porque sabe que hay movilidad. ¡Aprovechemos que Canarias no tiene carreteras! Si es que en la primera parte de la pandemia, con el confinamiento duro, al que no queremos llegar, fue lo que realmente nos pareció interesante. El señor Serra, del comité de expertos, me acuerdo de sus titulares diciendo: cierren los aeropuertos porque si no esto va a ser la hecatombe. Y, efectivamente, no vamos a cerrar los aeropuertos, estamos de acuerdo, pero vamos a controlar al menos los vuelos, pues, mire, de Madrid y de Cataluña, que son los más frecuentes.

Y, tercero, el tema de los hoteles, los contagios intrafamiliares y las apps o los rastreadores son la tercera... Esas tres medidas serán fundamentales para minimizar el colapso y poder atender a los pacientes crónicos.

Atento, señor consejero, le voy a dar un par de datos. Primero, Sociedad Española de Cardiología, un estudio que demuestra que en España el número de infartos, de muertes por infarto, se ha multiplicado por dos; segundo, la OMS avisa de que la incapacidad de la atención primaria para atender a los enfermos crónicos puede dar sorpresas muy negativas y además confirma que especialmente en España la situación es realmente grave; tercero, se publicaron los resultados de mortalidad en Canarias, según el sistema MOMO del Instituto de Salud Carlos III, en el archipiélago, durante el mes de agosto, y cogiendo como punto de partida la primera semana, murieron 1259 personas en las islas. Es el peor dato de mortalidad desde el año 1978, y no se debe al COVID, evidentemente, como usted bien sabe. Ojo con este tema, es decir, todo el mundo lo sabe, usted nos ha dado una serie de planes aquí, pero yo creo que el ciudadano no está percibiendo eso que usted dice. Son innumerables las protestas de los pacientes que dicen: "no me cogen el teléfono, llamo al médico de atención primaria, no me atienden, no puedo llegar a la consulta...". En este sentido, usted me ha dicho una serie de cosas, que yo ahora le haré una serie de reflexiones, pero la realidad es que eso no lo está percibiendo la gente. Los profesionales sanitarios de la atención primaria están cansados, han mandado numerosos comunicados, SOS. Y en ese sentido yo le digo que o nos ponemos las pilas en ese sentido y esos programas que usted nos ha presentado aquí los fortalecemos pero para ya o realmente lo vamos a pasar realmente mal.

De todo eso que usted me ha dicho actualmente, mire, primero, con respecto a los profesionales, tenemos que intentar, por otro lado, aparte de las contrataciones, fomentar todo lo que están solicitando, de estabilidad, de mejora de sus condiciones laborales, que usted me ha dicho que las está trabajando, todo eso, junto con un sistema donde los profesionales participen más activamente de todos esos protocolos, que seamos copartícipes de esos protocolos. Yo creo que puede ser muy interesante y de alguna manera generará más coordinación entre todos nosotros.

Segundo, la telemedicina. Tenemos que seguir potenciándola, buscar algún método, porque la llamada de teléfono sigue siendo desde mi punto de vista insuficiente.

Por otro lado, con respecto a la atención primaria, lo que le he comentado: tenemos que buscar fórmulas más allá de la propia atención telefónica, porque es que realmente la accesibilidad ha disminuido.

Con respecto a todo esto, vamos a disponer de menos camas. Tiene que haber algún plan de choque de camas, utilizando todos los medios posibles, de centros concertados, de camas sociosanitarias, porque todos sabemos lo que pasa en otoño e invierno, que las camas de los pacientes crónicos y sociosanitarios van a llenar los hospitales y vamos a disponer de menos camas.

Partidas presupuestarias finalistas desde el punto de vista asistencial en el Plan Reactiva Canarias.

Yo lo que veo es que este Gobierno está lleno de titulitis, de verdad, es decir, titulares constantes. De verdad que lo de ayer fue realmente lamentable, de verdad, se lo digo con el corazón en la mano. ¿Cómo pueden vender que han bajado las listas de espera en este momento? ¡Por favor!, no puede ser que tengamos esta obsesión continua de sacar titulares, de que somos los mejores y de que hemos bajado las listas de espera.

Nos espera un final de año muy duro. El virus, se lo dije, no se fue de vacaciones y no se va a ir de vacaciones en navidad. ¡No vamos a tener la vacuna este año, señor consejero!, seamos realistas. Más ciencia y menos titulares de periódicos.

Volvemos a avisar desde el Partido Popular: de verdad, mucho cuidado, porque el sistema está más agotado y no vamos a tener la misma situación que tuvimos, desgraciadamente, en el mes de agosto.

Y una última cosa que quiero decir bien clara, hay que decirles a los canarios que si se encuentran mal, que si tienen cualquier problema, acudan al sistema sanitario. Notamos miedo, notamos miedo, y esto está haciendo, probablemente -y esto se lo digo yo en primera persona-, que lleguen pacientes con patologías agudas... (se produce el corte del sonido por el sistema automático de cómputo del tiempo y la Presidencia concede un tiempo adicional) -de acuerdo-, enfermedades cardiovasculares demoradas, pacientes oncológicos a los que no se les han realizado tratamientos a tiempo... Sí, se lo digo, yo lo he visto en primera persona, esto es una realidad. Tenemos que trabajarlo. Este año es muy complicado, le ha tocado una situación muy complicada, señor consejero, pero de verdad que tenemos que trabajarlo, porque la realidad es que los canarios tienen que saber que si se encuentran mal, que si tienen cualquier problema, que vayan a los servicios de urgencia hospitalarios o que vayan a los hospitales, a sus consultas o a los centros de primaria, porque notamos que hay miedo, y esto está siendo realmente preocupante, sobre todo especialmente en los pacientes crónicos complejos y en los pacientes oncológicos.

Y, por último, por supuesto, la vacunación de la gripe. Este año más que nunca hay que hacer una campaña muy amplia. Ayer nos reunimos con los farmacéuticos, porque están dispuestos incluso a ampliar la posibilidad de que sea lo más accesible posible y a utilizar todos los recursos posibles.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor Ponce.

Turno de cierre para el Gobierno. Señor consejero.

Adelante.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Trujillo Oramas): Gracias, señor presidente.

No soy yo muy dado a dar titulares, la verdad es que no suelo hacer intervenciones de esa naturaleza.

Voy a comentar algunas reflexiones, las intervenciones que han hecho.

Comentaba la señora Espino el tema de abrir los quirófanos por la tarde, aprovechar la concertada, etcétera. Ese tipo de medidas, como ya le he comentado anteriormente, forman parte de la actividad que estamos realizando.

Para aclarar el dato este de ayer, hoy les he traído todos los datos de listas de espera, sean quirúrgicas, de consultas, de primeras pruebas diagnósticas, etcétera, y efectivamente los datos son los datos y evidentemente bajan. ¿Por qué bajan? Algunos de ustedes lo han estado explicando: en la situación actual en la que estamos evidentemente se produce un proceso que es el que produce que este sea el resultado. No es un invento ni es un engaño, estos son los datos. Decía el señor portavoz de Coalición Canaria: es que usted ayer dijo esto y es mentira, porque resulta que la gente... Y él explica el dato. O sea, el dato no es falso.

Yo lo que les comentaba con respecto a ayer, que era una pregunta igual con relación a esta comparecencia, para que vieran el esfuerzo que el sistema está haciendo a pesar de la pandemia, es que, miren ustedes, intervenciones quirúrgicas en junio de 2019, 8001; en junio de 2020, 8126; en julio de 2019, 8655; en julio de este año, 8360; en agosto del año pasado, 6408; en agosto de este año, 5870. Esto es el fiel reflejo de cómo, conviviendo con una pandemia, el propio sistema hace un esfuerzo que evidentemente tenemos que valorar de manera positiva. ¿Que no sobrepasamos los datos de 2019?, obvio, salvo en el mes de junio, pero esto es un esfuerzo considerable fruto de las medidas que se van adoptando.

No puede decir que no hacemos nada, porque si no incluso sería como una especie de insulto al propio sistema sanitario que tenemos, que está haciendo un esfuerzo colosal, colosal. Hemos incorporado cuatro mil y pico personas, de las cuales el 78 % son sanitarios, son sanitarios. ¿Tenemos retraso en los tiempos de espera de atención primaria?, evidente, evidente. Quien crea que no, y ya no el sistema canario, pues, no se está enterando de qué es lo que está pasando en el mundo. Pero ahora, y ya hemos empezado la semana pasada, hemos empezado el plan de doblaje de los médicos y enfermeros de atención primaria para poder aumentar las consultas en horario de tarde. Bien, esperamos que más o menos mil quinientos profesionales se vayan a añadir a este esfuerzo.

No hay profesionales en el mercado, como saben ustedes, los buscamos. Si queremos hacer más cosas, necesitamos más medios humanos y nosotros estamos dispuestos a contratarlos y, como comentaba alguien por ahí, a consolidarlos. En eso es en lo que estamos nosotros empeñados en trabajar.

Comentaba, había aquí un par de frases que me atribuyen... ¡Ah!, si hay algo que me molesta -perdonen que además utilice ese término- es que pongan en mi boca cosas que yo no diga. O sea, esto de que la sanidad ha mejorado... La sanidad ha mejorado... La sanidad hace un esfuerzo colosal para dar respuesta al mayor reto que ha tenido a lo largo de su historia y lo está haciendo razonablemente bien en este contexto, pero que la sanidad ha mejorado, si lo dice alguien, es que no se entera de lo que está pasando.

Pasa como con la famosa frase de los test rápidos. ¿Pero cómo se va a solicitar por una instancia esto de los test rápidos? ¿Cuándo se solicitó? Diez mil veces en consejos interterritoriales, en reuniones directas con los ministerios. Pues, por supuesto, hombre. Pero es que usted ha reconocido que no se pidió nunca... Hombre, por Dios, eso es coger las cosas, darles vuelta y, desde luego, no ayuda a nada, a resolver absolutamente nada.

Les quiero decir, en cualquier caso, una reflexión que es más que evidente. Miren ustedes, el estrés al que está sometido el sistema sanitario canario, que es igual que el del resto de las comunidades autónomas de España, tiene una doble vertiente: una, hacerle frente a una pandemia que no habíamos tenido jamás en la historia, jamás; pero, dos, la afronta en unas circunstancias... Porque aquí no venimos de la nada: nosotros hemos superado una crisis económica de un tamaño colosal con una política, que ha sido la que marcó en conjunto la Unión Europea, de absoluta restricción del gasto público. Esa política durante casi ocho años ha mermado todos los servicios públicos, incluido el sanitario. Ni siquiera se cubrió la tasa de reposición durante ocho años. Eso, evidentemente... Decía el señor Ponce: es que dice la organización mundial de no sé qué que en España la situación de la atención primaria es grave. ¡Evidente, evidente, de dónde venimos, cómo vamos a revertir esta situación de la noche a la mañana! Evidentemente. Dice: "los sanitarios están cansados". ¡Agotados! Por eso les tenemos que dar un poquito, un halo de valor y de positividad.

Hablan de la temporalidad. La hemos puesto, segunda prioridad del plan de reactivación económica de Canarias, eliminar la alta tasa de temporalidad... No solo de los sanitarios, pero a mí lo que me incumbe es el ámbito sanitario.

Plan de choque de camas. El plan de lucha contra el COVID prevé distintos escenarios para ir incorporando camas en función de las necesidades.

Vacunación de la gripe. Hemos comprado el mayor arsenal de vacunas que se haya comprado jamás en nuestra comunidad autónoma: 320 000, más 60 000 que va a aportar el ministerio. Por cierto, no solo es un aspecto cuantitativo, cualitativamente vamos a tener cuatro vacunas que están en el top de las vacunas a nivel internacional.

Esos son los esfuerzos que estamos haciendo, peleando en unas condiciones, créame, verdaderamente difíciles, porque es verdad que este sistema sanitario, después de muchos años...

El señor PRESIDENTE: Un minuto, señor consejero. Adelante.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Trujillo Oramas): Quince segundos.

... para hacer frente a las necesidades, desde luego está haciendo, yo creo, muchísimo más de lo que pudiera hacer en condiciones normales.

Gracias.

(El señor Díaz-Estébanez León solicita intervenir).

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor consejero.

Sí. Sí, señor Díaz-Estébanez, perdone, es que no lo había visto. Disculpe. Dígame.

El señor DÍAZ-ESTÉBANEZ LEÓN (desde su escaño): Si me permite un minuto, por imprecisiones y juicios de valor, artículo 83, acerca de lo que dijo...

El señor PRESIDENTE: Tiene un minuto. Adelante.

El señor DÍAZ-ESTÉBANEZ LEÓN (desde su escaño): Gracias.

Muy rápidamente, señor Trujillo, simplemente para decirle que yo no le he dicho que usted mintiese. No lo he dicho. He dicho que el mensaje que se transmitió, y no casualmente, y por parte de comunicación de su consejería, a todos los medios porque todos titulan igual, es un mensaje que es el que es, que es que ha mejorado la atención sanitaria.

Y, segundo, decirle que en cuanto a lo de los test, usted dijo aquí textualmente que no hacemos así las cosas, que no se habían solicitado, porque yo lo que le pregunté es quién se lo había negado. Luego, si dijeron que aquí se dijo que se nos había negado esa posibilidad y ustedes... (ininteligible) lo solicitaron, es que nadie lo negó; y, por lo tanto, ahí sí mintió este Gobierno.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Díaz-Estébanez.

Señor consejero.

Perdón, perdón, señor consejero, para darle tiempo. Adelante.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Trujillo Oramas) (desde su escaño): Sí, creo que los dos somos lo suficientemente capaces pa salir de este enredo, que pasa lo mismo con lo de los test, que escucho a los hoteleros diciendo que es vital hacer test en la entrada para el turismo. Es vital para protegernos a nosotros, el test para los turistas es el de salida, pero lo vemos todos los días. Vamos a deshacer este entuerto.

Este tipo de cosas entre los gobiernos no se plantean mediante una solicitud tipo instancia, tipo formal. Hay diez mil reuniones donde se plantean estas cosas. No lo hemos planteado nosotros solos, ha encabezado esto Madrid, Baleares, nosotros, y se plantean en los foros oportunos. Mientras no haya un sí, seguimos en esa negociación... ¿No me está entendiendo? (Comentarios desde los escaños). No. No, no, todavía... O sea, ustedes recuerdan que aquí les dije, a ustedes, les dije: no quiero adelantar que esto está resuelto, estamos a punto. Seguimos estando en ello, vamos a ver si lo conseguimos, probablemente antes que la vacuna, pero...

El señor PRESIDENTE: Gracias. Muchas gracias, señor consejero.

(Ocupan sendos escaños en la sala las señoras vicepresidenta primera, González González, y vicepresidenta segunda, Dávila Mamely).

Más información
Otros formatos
  • Formato PDF Formato PDF
Iniciativas tratadas
  • 10L/C/P-0521 Sobre Del Sr. consejero de Sanidad, sobre la atención de los pacientes con patologías crónicas y aumento de tiempos de espera en atención sanitaria en primaria, hospitales y servicios de urgencias durante la pandemia.