Diario de Sesiones 48/2020, de fecha 14/10/2020 - Punto 4

10L/PNLP-0188 PROPOSICIÓN NO DE LEY, DEL GRUPO PARLAMENTARIO SÍ PODEMOS CANARIAS, SOBRE RECHAZO AL MALTRATO ANIMAL.

El señor PRESIDENTE: Continuamos, señorías, con la PNL-0188, del Grupo Parlamentario Sí Podemos Canarias, sobre rechazo al maltrato animal.

Tiene la palabra el grupo proponente, Grupo Parlamentario Sí Podemos Canarias.

(El señor presidente abandona su lugar en la Mesa. Ocupa la Presidencia la señora vicepresidenta segunda, Dávila Mamely).

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Cuando quiera.

La señora DEL RÍO SÁNCHEZ: Muy buenas de nuevo a todas y a todos.

Y vamos a intentar ser breves en esta proposición no de ley, que, si bien es muy sensible y creo que es un tema que nos toca mucho, muchas fibras a todos y a todas, hay bastante consenso en la Cámara en la necesidad de abordar las medidas que se van a poner en marcha. Y, bueno, voy a leerles un poquito parte de la exposición de motivos:

La sociedad ha alcanzado un mayor grado de madurez en este sentido, siendo evidente la superación de la idea de que los animales deben ser considerados como meras pertenencias. La creciente conciencia de la necesidad de proteger a los animales como seres sensibles es ya algo que comparte toda la sociedad. Son animales sensibles, capaces de sufrir y, por tanto, merecedores de la tutela del Estado.

A este avance en la conciencia social han colaborado activamente asociaciones animalistas y otros movimientos sociales, que han contribuido con sus demandas a hacer visible el problema y han actuado como elemento de presión para la consecución de determinadas reformas legislativas.

En no pocas ocasiones estos movimientos sociales han venido motivados por sucesos dramáticos, algunos de ellos especialmente macabros, como el reciente, ocurrido este verano en Lanzarote, del perro Timple, atado y torturado por parte de una pareja hasta provocarle la muerte, que supuso oleadas de manifestaciones de repulsa por parte no solo de los colectivos y asociaciones animalistas, también de toda la sociedad en general, trascendiendo las fronteras de Lanzarote, de Canarias y de todo el Estado. O el caso del gato Grisito, también cruelmente golpeado hasta su muerte por varios jóvenes en Manacor. La respuesta social de clara repulsa ante estos hechos, incluso en estos tiempos marcados por la situación de crisis sanitaria, es un fiel reflejo del sentimiento de nuestra sociedad a favor de la protección de los animales.

Por eso no quiero continuar sin agradecer a todas esas asociaciones, las asociaciones de Lanzarote, de Fuerteventura, de Tenerife, las entidades protectoras, a Sara, a las veterinarias como Marga, a las activistas como Angie, como Andrea, como Mila, que están siempre ahí defendiendo los derechos de las más vulnerables y de los más vulnerables también y, en este caso, de los animales. Hay una relación importante entre el cuidado de los animales y el maltrato y la violencia de género. Y esto también algún día a través de las leyes lo desarrollaremos también: cómo hay esa falta de sensibilidad que se conecta y que es importante.

Avanzo. Ante casos tan crueles como el de Timple es evidente que existe un vacío en la regulación de determinadas conductas que, por su especial gravedad, merecen un mayor reproche penal.

Tampoco se entiende, y esto es una de las cosas que hay que cambiar, la exclusión en el artículo 337.1 d) de los animales que viven en estado salvaje y que da lugar a que el mismo hecho, el maltrato con lesiones graves o muerte, pueda ser perseguido por vía penal cuando la víctima es, por ejemplo, un gato doméstico y sea una infracción meramente administrativa cuando se trate de un gato salvaje. Esto tiene que ver con ese concepto de los animales como propiedad, es decir, en la medida en que son propiedad de alguien tienen como unos derechos que son defendibles; cuando no son propiedad, cuando es un animal salvaje, esos derechos no están, y pensamos que los animales tienen, son objeto de protección en cualquier caso, más allá de que sean la posesión de alguien. Y esto hay que superarlo, considerarlos no solamente como pertenencias sino como seres sintientes en sí mismos.

Queríamos hablar también de las colonias de gatos urbanos y asilvestrados, que constituyen igualmente un problema en nuestras islas, y que se echa de menos una acción coordinada entre todas las administraciones, con campañas de esterilización masiva, acompañadas de campañas de adopción, educación y concienciación que expliquen la importancia de estas esterilizaciones y su relación con el maltrato y los sacrificios y los abandonos.

La forma en que nos relacionamos -vuelvo a insistir- y tratamos a los animales da cuenta de nuestra humanidad. Los animales merecen una vida sin sufrimientos, sin humillaciones ni explotaciones, y para ello es prioritario avanzar en la protección de sus derechos. Nuestro deber como representantes públicos es saber escuchar e impulsar los cambios políticos y legislativos que la sociedad a la que representamos reclama, y la sociedad actual, sin ninguna duda, es la sociedad más sensible y empática hacia la vida de los animales que nos rodean.

Por todo lo expuesto, el Grupo Parlamentario Sí Podemos Canarias presenta la siguiente proposición no de ley, que ha sido transada entre todos los grupos, y voy a leer los puntos que hemos acordado al final.

Instar al Gobierno de Canarias a desarrollar un plan estratégico regional, en colaboración con cabildos insulares y Fecam, entidades de protección animal, colegios de veterinarios y veterinarias y otros agentes contra el abandono y maltrato animal e impulsar el desarrollo necesario para el reconocimiento del pleno derecho de los animales, dispuesto en el artículo 35 del Estatuto de Autonomía de Canarias. Esto incluye la inminente proposición de ley que se presentará ya en este Parlamento para abordar la ley de bienestar animal, que tanta gente estaba esperando; y todo lo demás, los reglamentos y las ordenanzas que sean necesarias.

Segundo. Instar al Gobierno de Canarias a reforzar los contenidos en educación y sensibilización al respecto de los animales y contra la crueldad animal.

Tercero. Instar al Gobierno de Canarias a que, a su vez, inste al Gobierno del Estado a impulsar un proyecto de ley de modificación del Código Civil con el objetivo de reformar el régimen jurídico aplicable a los animales, de forma que venga reflejada la mayor sensibilidad de la sociedad actual hacia ellos, reconociendo su cualidad de seres vivos dotados de sensibilidad, y que los animales de compañía son, además, un tipo especial de aquellos por el vínculo de afecto que los une al ser humano, dotándoles de una protección adecuada a dicha consideración y de un tratamiento jurídico acorde.

Cuarto. Instar al Gobierno de Canarias a que, a su vez, inste al Gobierno del Estado a impulsar la modificación del artículo 337 y 337 bis del Código Penal para mejorar y ampliar la definición de los animales que quedan incluidos en los tipos delictivos de que trata y revisar el tipo objetivo, ampliando las conductas punibles y las penas previstas e incluyendo tipos agravados.

Quinto. Instar al Gobierno de Canarias a que, a su vez, inste al Gobierno del Estado a impulsar la modificación del artículo 605 de la Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil, para que se recoja la inembargabilidad de los animales de compañía, y del 111 de la ley hipotecaria, para excluir también de dicho gravamen a los animales. Esto es increíble, porque es que a veces un bien, una casa van con un animal y se embarga también al animal, como si no tuviese un derecho propio.

Esto es fundamentalmente lo que pedimos en esta proposición no de ley, que sabemos que muy pronto va a llegar además, a través de una ley, más lejos, a toda la población.

Así que por todas las personas que están implicadas en esto y a todas ellas.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias.

Turno para los grupos.

Señor Ricardo Fernández de la Puente, por el Grupo Mixto. Por tiempo de cuatro minutos.

Cuando quiera.

El señor FDEZ. DE LA PUENTE ARMAS: Gracias, presidenta.

El incremento significativo del número de animales de compañía que conviven en los hogares en las últimas décadas ha propiciado una mayor sensibilización del bienestar de los animales. Y es que debido al mayor grado de desarrollo social y cultural de nuestro entorno y a la convicción de que los animales son sujetos, su consideración como seres vivos dotados de sensibilidad, contribuye a un proceso imparable de incremento de la sensibilización con respecto al maltrato animal.

La preocupación por los animales, afortunadamente, es ya una parte importante de los rasgos de las sociedades más avanzadas, habiéndose desarrollado un sentimiento sin precedentes de protección, respeto y defensa de la naturaleza en general y de la vida animal en particular, convirtiéndose en un asunto de índole cultural. Esta creciente sensibilización social hace necesario e indispensable un desarrollo por parte de los poderes públicos de unas herramientas que permitan y aseguren el bienestar y la protección animal. No obstante, con demasiada frecuencia se suceden casos extremos de maltrato animal. La sociedad en su conjunto ante estos hechos muestra un rechazo y condena rotundos y a su vez requiere a las instituciones que incrementen e intensifiquen la lucha contra este tipo de conductas.

Lamentablemente, también se siguen dando altas tasas de abandono en los animales domésticos y, según los datos recogidos por la Fundación Affinity en el estudio sobre el abandono animal, en España se abandonaron, aproximadamente, ciento cuatro mil perros y unos treinta y tres mil gatos. En el estudio llegan a la conclusión de que el abandono es uno de los problemas más importantes del bienestar de los animales de compañía. Datos similares también se recogen en el informe que analiza la caracterización del sector de animales de compañía del Ministerio de Agricultura, que da unas cifras en torno a ciento cuarenta mil perros y gatos. Es necesario, por tanto, que tengamos leyes capaces de otorgarles a los animales la consideración jurídica que la sociedad ya les da por derecho propio.

Desde el Observatorio Justicia y Defensa Animal plantearon hace aproximadamente medio año en el Congreso de los Diputados la necesidad de aprobar un plan nacional contra el maltrato animal, con la propuesta de una serie de medidas urgentes, legislativas, sociales y políticas, que ya cuentan con el respaldo de más de un millón quinientas mil firmas de ciudadanos.

Esta legislación requieren y demandan varios colectivos con base en cuatro ejes. Por un lado, en lo referente a la legislación civil, los animales no humanos y los que no son ni objetos ni cosas, que no se pueden contemplar con la legislación del siglo XIX. El segundo desarrolla una nueva legislación penal que permita continuar trabajando para proteger de manera más efectiva a los animales frente al maltrato y la violencia. En tercer lugar, creando un registro nacional de maltratadores de animales penalmente condenados, de modo que la justicia se sirva de medios y herramientas eficaces que le permitan tener un control del cumplimiento de las penas y poder supervisar, por ejemplo, que los maltratadores de animales cumplan con las penas impuestas de inhabilitación especial para la tenencia de animales. Y, finalmente, en cuarto lugar, dictando una nueva legislación tributaria que entienda que dar asistencia veterinaria a animales es un deber legal y moral y que debe tributar a tipos reducidos en los impuestos. La salud de los animales no debe ser y no debe tributar como un elemento de lujo.

Es por ello que desde Ciudadanos queremos no solamente apoyar esta proposición no de ley sino reforzar esta lucha contra el maltrato animal y el abandono de los animales de compañía, dado que creemos que podría solucionarse con una estrategia regional contra el maltrato y el abandono de animales de compañía. Esta estrategia tendría un carácter global e incluiría un conjunto de acciones complementarias entre sí que buscan como fin último detectar, combatir y reducir el maltrato y el abandono de animales de compañía en todo el ámbito de nuestra comunidad autónoma. En este sentido hemos presentado una enmienda que ha sido aceptada y ha sido transada en el texto definitivo, que lo que venía a recoger es elaborar una estrategia regional contra el maltrato y el abandono de animales de compañía en colaboración con los consejos insulares y con los cabildos insulares y ayuntamientos.

En este sentido manifestamos y reiteramos nuestro voto favorable a esta proposición no de ley.

Gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señor Fernández de la Puente.

Por la Agrupación Socialista Gomera, señor Ramos Chinea. También por tiempo de cuatro minutos.

El señor RAMOS CHINEA: Gracias, señora presidenta.

Bueno, yo quiero empezar agradeciendo el trabajo que realizan las protectoras de animales, también muchísimos veterinarios que de forma coordinada y altruista también colaboran con estas protectoras y, por supuesto, a los muchos voluntarios que hay en Canarias, que, gracias a ellos, también les echan una mano importante a estas protectoras.

Nuestro voto va a ser a favor, señora Del Río, no podemos estar más de acuerdo con esta proposición no de ley; de hecho, nuestra enmienda va en ese sentido también de enriquecer el texto todo lo posible. No era otro que simplemente decir que se cumpla con nuestro Estatuto de Autonomía, pues, desarrollando la norma, y también el reconocimiento pleno del derecho a los animales, tal y como ya dije que se recoge en nuestro Estatuto.

Esta enmienda vendría a completar el texto inicial, pues precisamente este artículo refleja que las administraciones públicas canarias velarán por el mantenimiento y la salvaguarda de los animales, además de reconocerlos como seres que sienten, y con derecho a no ser utilizados en actividades que conlleven maltrato o crueldad. Asimismo, recoge que se fijará el régimen de infracciones y sanciones.

Como no puede ser de otra manera, desde el Grupo Parlamentario de la Agrupación Socialista Gomera mostramos nuestra máxima repulsa ante cualquier acto de violencia contra los animales. Todo mi apoyo a cualquier cambio legislativo que sea para lograr una sociedad más sensible y comprometida hacia la protección de los animales.

Importante que se le dé un impulso al desarrollo de la ley de bienestar animal, que me consta que en la legislatura pasada se quedó en trámite de consulta pública, en la que se recibieron más de nueve mil sugerencias de los distintos colectivos y ciudadanos. En este sentido, dado nuestro interés por este asunto, el pasado mes de septiembre registramos una comparecencia para conocer precisamente en qué estado se encuentra la redacción de la futura ley de bienestar animal de Canarias, por lo que esperamos que, junto con otras iniciativas que ya hemos debatido en esta Cámara, entre todos podamos ayudar a agilizar este texto normativo tan necesario.

Teniendo en cuenta además que la vigente ley de protección animal es del año 1993 y el reglamento que la desarrolla es del año 1995, parece evidente que tras veintisiete años sea actualizada y refleje la problemática actual, especialmente ante los graves casos de maltrato animal que tristemente conocemos. Documento necesario además en momentos como el actual, donde ya pudimos comprobar, en periodo de confinamiento, cómo prácticamente cada día leíamos el alto número de abandono de animales domésticos.

A pesar de la alarma social que se ha generado, es fundamental seguir trabajando a todos los niveles, también desde los centros escolares, para lograr concienciar a la población canaria de la importancia y la responsabilidad que conlleva tener animales en casa.

Abandono animal es también maltrato animal. Es necesario dar una respuesta a este problema y por ello es esencial que se logre el endurecimiento de las normas, tal y como se propone, donde además la educación, la sensibilización y la formación son esenciales para lograr una sociedad canaria más humana y responsable.

Otra de las cuestiones que hay que vigilar y controlar es la tenencia inadecuada de animales, una actuación que requiere también de implicación a todos los niveles y un esfuerzo continuo por parte de las administraciones públicas de Canarias.

Por lo tanto, señora Del Río, felicitarla por su iniciativa.

Y también desde aquí me gustaría lanzar un reconocimiento también a los criadores. Hemos visto también muchas noticias donde hay crías de perros o gatos simplemente para un comercio y, en cambio, hay criadores que lo hacen porque quieren mantener nuestra cultura, por decirlo de esta manera; un ejemplo claro son los criadores de razas de perro... (se produce el corte del sonido por el sistema automático de cómputo del tiempo y la Presidencia le concede un tiempo adicional). Como les decía, hay gente también comprometida con nuestra cultura y con nuestro legado, gente que quiere mantener vivo el legado, me refiero a la cría del presa canario, del pastor garafiano, del lobo herreño, etcétera. No podemos confundir a esta gente que lucha por tener vivo nuestro legado con aquellos que lo hacen simplemente por tener un beneficio económico.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señor Ramos Chinea.

Turno de los grupos no proponentes.

En primer lugar, Nueva Canarias.

Los grupos no enmendantes.

Un momento. (Pausa).

Ahora. Adelante, señor Campos.

El señor CAMPOS JIMÉNEZ (desde su escaño): Gracias, señora presidenta.

Bueno, Nueva Canarias va a apoyar por supuesto esta iniciativa y además creo que es un acierto que se hayan podido transar por parte de todos los grupos las distintas enmiendas y que pueda salir por unanimidad. Creo que ese es el mensaje claro que espera el conjunto de la ciudadanía ante un tema al que es tremendamente sensible, y son de esas cuestiones que sin duda alguna requieren de una actualización normativa.

Si algo define a las distintas civilizaciones, a las distintas sociedades, es su capacidad de evolucionar y, a través de su evolución, plasmarla con posterioridad obviamente en el marco normativo. Esa concepción que hemos tenido durante mucho tiempo de los animales como seres incluso, en algunos casos, no sintientes, como animales de absoluta propiedad de sus dueños y, como aquí plantea la propia proposición no de ley, que formaban parte del patrimonio en este caso de los titulares de los mismos. A partir de ahí, creo que esta es una proposición no de ley mucho más amplia, que exige el endurecimiento de las penas para aquellos que cometan actos de maltrato animal, sin distinción en lo que puede entenderse como maltrato animal. Por tanto, entendemos que cumple los aspectos que se vienen demandando, no solamente de los colectivos animalistas, a los que hay que escuchar, sino del conjunto de la sociedad.

Recordamos que ya en la legislatura pasada estuvimos a punto de que un proyecto, anteproyecto de ley en aquel caso, llegara al Parlamento de Canarias y se pudiera debatir una ley muy esperada. Desgraciadamente, se paralizó. Creo que no fue un acierto esa paralización. Había aspectos y va a haber aspectos en la tramitación, a lo largo de esta legislatura, del proyecto o la proposición de ley en la que se está trabajando en este instante y que llegará al Parlamento, va a haber aspectos que son delicados, controvertidos, con posiciones diferenciadas. Pero esta es precisamente la Cámara que está para eso, para ser capaces del debate, de escuchar a todas las partes, de conseguir sacar normas adaptadas a los tiempos, y evidentemente este es el tiempo de ser capaces de avanzar en la sensibilidad, en la protección de los animales, en el respeto a los animales, entenderlos como seres sintientes y, por supuesto, erradicando cualquier práctica de maltrato animal.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señor Campos.

Turno para el Grupo Popular. Adelante.

El señor DOMÍNGUEZ GONZÁLEZ: Muchas gracias, señora presidenta. Señorías, buenos días.

Quiero agradecer y felicitar a la señora Del Río por la presentación de esta iniciativa. Y permítame que sea absolutamente sincero: no pensé que nos encontrásemos con tanta profundidad en un asunto como en el del día de hoy.

Soy de los que cree que en asuntos tan sensibles como este, tal y como usted lo ha definido en su intervención, no podemos dejar de encontrarnos, no podemos de aunar esfuerzos, no podemos de estar todos a una en el trabajo para conseguir un claro objetivo, que es combatir ese maltrato animal.

Permítame que lea una definición, de las múltiples que existen, en cuanto al maltrato animal se refiere, y dice que es el comportamiento irracional de una persona hacia un animal con el objetivo de causarle dolor e incluso provocar la muerte. ¿Y por qué leía esta definición?, porque también determinados estudios dicen que puede ser la antesala del comportamiento agresivo de una persona. De ahí que comparta que hay que endurecer las penas, sin lugar a dudas, tal y como se refiere en la presente PNL, pero también creo que hay que hacer una actuación profunda en cuanto a la sensibilización, en cuanto a la concienciación, en cuanto a la educación, en cuanto a formar, a que nuestro futuro y nuestro presente entiendan con mayor profundidad -valga la redundancia- la importancia que tiene poder cuidar, poder tratar como a otra persona a un animal.

Dice otro estudio que se realizó en Estados Unidos que no todos los maltratadores son asesinos en serie, pero, sin embargo, sí todos los asesinos en serie tienen un precedente de maltrato, especialmente de maltrato animal. Por ello, mi insistencia en esta línea de actuación con respecto a la formación, la educación y la concienciación.

Ya desde el pasado mandato o desde la pasada legislatura desde mi grupo, desde el Grupo Popular, habíamos presentado una PNL en la cual insistíamos en la creación de una... (ininteligible) de bienestar animal para promover las campañas... (Corte del sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

Permítame solo unos segundos.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Cuando quiera.

El señor DOMÍNGUEZ GONZÁLEZ: Y coincido plenamente en esa madurez de la sociedad, claro que sí. Hay una mayor madurez, una mayor concienciación, pero todavía nos queda un largo trabajo por hacer. Y por ello quiero agradecer también y felicitar el trabajo de las y los voluntarios, de esas personas que a través de distintas figuras y de manera altruista trabajan para no solo concienciar sino al mismo tiempo ayudar de manera directa a estos animales.

Como alcalde del municipio de Los Realejos he vivido muchísimas experiencias en este sentido. Desgraciadamente, hemos tenido que estar ahí, y digo desgraciadamente porque me gustaría no tener que llevar a cabo ninguna acción en esta línea, querría decir que todos estamos en la misma línea, que todos respetamos a esos seres que también sienten y que también padecen.

Por lo tanto, termino como empecé, agradeciéndole la presentación de esta iniciativa y pidiéndole que no cese. Usted quizás está más cerca que yo del Gobierno y podrá conseguir mejores resultados para que este Gobierno legisle de una vez por todas.

Muchas gracias. Buenos días.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señor González.

Turno para el Grupo Nacionalista Canario. Señor De la Hoz.

Cuando quiera.

El señor DE LA HOZ FERNÁNDEZ (desde su escaño): Gracias, presidenta. Buenos días, señorías.

Por supuesto que estamos de acuerdo con todas las iniciativas que recojan fórmulas para tratar mejor a los animales.

Permítanme que vaya desde arriba hasta abajo. Estamos en la sexta extinción de especies. Hoy hay un millón, un millón de especies en peligro de extinción. El año pasado, mayo del 2019, se presentaba en París un informe donde nos alertaban los científicos de lo que está ocurriendo.

Bien. Aterrizando a la cuestión que nos atañe, tengo que decir que, efectivamente, por fin los seres, todos los seres son sintientes, los animalitos, los animales de compañía, pero también los animales de granja, todos los animales que conviven con nosotros o tenemos alguna interacción en nuestro entorno.

Y, por lo tanto, me parece genial que estemos apoyando a todos los colectivos que están en la lucha de la mejora, del trato, del abandono, del control de especies, del control de comunidades de gatos, etcétera, etcétera, pero a mí me gustaría también que el Gobierno en este caso se gaste el dinero que asigna a las partidas de ayuda a las asociaciones y colectivos y protectoras. A petición de la compañera Socorro Beato, a principios de junio se hacía una pregunta sobre la partida presupuestaria del 2020, 300 000 euros, que cómo estaba esa partida. Al día de hoy desconozco si esa partida se ha utilizado, se está ejecutando ese presupuesto.

Por lo tanto, nuestro voto por supuesto va a ser favorable, pero también que la acción del Gobierno sea eficaz y eficiente.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señor De la Hoz.

Turno para el Grupo Socialista.

Cuando quiera.

La señora RODRÍGUEZ HERRERA: Desde luego que ante esta PNL no cabe otra opción más que votar a favor. ¡Cómo vamos a decir que no a una modificación del Código Penal, del Código Civil, de la ley de enjuiciamiento, cómo vamos a decir que no a la transaccional que presentaba Ciudadanos para hacer un programa regional de protección a los animales! (Se reincorpora a su lugar en la Mesa el señor presidente).

Desde luego que lo que pasó en Lanzarote con Timple ha pasado en La Gomera, ha pasado en La Palma, ha pasado en todas las islas. Pero no podemos trabajar a paso de una situación extrema, una situación de dolor, en la que tengamos que dar una respuesta inmediata. En estos momentos en este Parlamento lo que se necesita es hacer, no solo instar, que está bien, y como digo votaremos a favor, pero hay que hacer; y lo que nos toca hacer a todos, a todos los grupos parlamentarios, es trabajar en una proposición de ley. En breve traeremos desde el Grupo Parlamentario Socialista una proposición de ley, que ya se les ha trasladado a los grupos que apoyan al Gobierno, y desde luego que aprovecharemos este mismo debate, este mismo consenso, para sacar una ley que sea para Canarias, que dé respuesta a todas las situaciones que se están planteando en Canarias.

La realidad hoy en día no es la misma que hace cincuenta años, no es la misma que hace ni siquiera treinta años. La ley que está en vigor en Canarias es de hace más de treinta años y la realidad es otra. La situación de las familias y de la convivencia de los animales de compañía con las personas no tiene nada que ver, como digo, con la de hace esos treinta o treinta y cinco años.

Por eso queremos que la participación en la elaboración de esta proposición de ley sea lo más participativa posible y además hemos aprovechado el trabajo que ya se realizó en la anterior legislatura. Desde luego que no se pueden desaprovechar los trámites y la participación social que se dio y el reconocimiento a esa aportación, a esas propuestas de los colectivos y todas las entidades que trabajan en la protección y en el bienestar de los animales en Canarias.

Por tanto, señorías, espero que en los próximos meses hagamos el trabajo que nos corresponda, no solo contando con el Gobierno sino nosotros, desde este Parlamento, que es lo que...

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora diputada.

Damos por finalizados los turnos de intervención. Un segundo. (Pausa).

Gracias, señorías.

Bueno, como digo, hemos finalizado el debate, vamos a proceder a llamar a la votación, señorías, vayan ocupando sus respectivos escaños. (Suena el timbre de llamada a la votación. Pausa).

Gracias, señorías.

(La señora Del Río Sánchez solicita la palabra).

¿Sí, señora Del Río? Para aclarar, supongo que es para esto, el tema de las enmiendas, dígame.

La señora DEL RÍO SÁNCHEZ (desde su escaño): ... enmienda que sí la acepto, pero para el protocolo que quede constancia.

El señor PRESIDENTE: Están admitidas por usted, ¿verdad?

La señora DEL RÍO SÁNCHEZ (desde su escaño): Sí, sí, eso es. Vale, solamente era eso.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora Del Río.

Como ha dicho la diputada, lo que votamos es la propuesta del Grupo Parlamentario Sí Podemos Canarias con las enmiendas del Grupo Mixto y de la Agrupación Socialista Gomera, que han sido aceptadas por la proponente. Es correcto, ¿verdad? Muy bien.

Señorías, votamos... En la sala... ¿letrado? (Dirigiéndose al señor letrado secretario general). En la sala Europa volvemos a votar con sistema de mano alzada, ¿de acuerdo? Señorías, preparamos la votación. Votamos... Ahora. Perdón, señorías, que estaba atascado el botón. (Pausa).

Muchas gracias, señorías.

65 votos emitidos: 65 votos a favor, ningún voto en contra y ninguna abstención.

Queda aprobada por unanimidad.

Muchas gracias, señorías.