Diario de Sesiones 54/2020, de fecha 24/11/2020
Punto 24

10L/C/P-0555 COMPARECENCIA DEL GOBIERNO, SOBRE ACUERDOS CON EL GOBIERNO DE ESPAÑA Y COMPROMISOS FIRMES PARA ABORDAR LA LLEGADA DE INMIGRACIÓN IRREGULAR, A PETICIÓN DEL GRUPO PARLAMENTARIO NACIONALISTA CANARIO (CC-PNC-AHI).

El señor PRESIDENTE: Vamos a reanudar la sesión plenaria con la comparecencia del Gobierno, sobre acuerdos con el Gobierno de España y compromisos firmes para abordar la llegada de inmigración irregular, a petición del Grupo Parlamentario Nacionalista Canario.

El Grupo Nacionalista tiene la palabra, señora Beato.

La señora BEATO CASTELLANO: Gracias, señor presidente.

El señor PRESIDENTE: Adelante.

La señora BEATO CASTELLANO: Señorías, señor consejero.

La situación en Canarias es crítica. Estamos en una situación límite con cada nuevo atropello del Gobierno de España, en el que abandona a Canarias y que confirma la sospecha sobre su objetivo: convertir a Canarias en una cárcel para miles de inmigrantes, en situaciones deplorables. Esta ignominia tuvo su máximo exponente el pasado martes, cuando abandonaron a su suerte a más de doscientos inmigrantes sin comida, sin agua, sin recursos, sin alojamiento en Arguineguín, personas deambulando, pasando de un sitio a otro como mercancía. Canarias se mostraba a la vista de todo el mundo como un lugar de vergüenza y copábamos los titulares de medios de comunicación de media Europa.

Inicialmente el Ministerio del Interior y la Delegación del Gobierno trasladaban a los medios de comunicación una nota en la que explicaban que se debía a que nadie podía pasar más de setenta y dos horas retenido, pero, sorpresivamente, al día siguiente, nadie sabe, y a día de hoy nadie sabe, quién dio esa orden, como si alguien en un cuerpo armado, jerarquizado y disciplinado hubiera tomado una decisión por su cuenta sin encomendarse a nadie, sin que el Gobierno de Canarias tuviera ni siquiera conocimiento, porque el presidente de Canarias se enteró por la alcaldesa de Mogán.

¿Va a seguir el Gobierno de Canarias permitiendo este ninguneo? ¿Nos enteraremos algún día de quién tomó esa decisión? ¿Alguien va a asumir alguna responsabilidad política? ¿Va a seguir permitiendo el Gobierno de Canarias que Canarias sea una prisión en la que los inmigrantes pueden viajar y trasladarse de una isla a otra pero no pueden salir de Canarias, como se demostró el miércoles siguiente en Santa Cruz de Tenerife, cuando el alcalde, José Manuel Bermúdez, tuvo que afrontar y asumir la responsabilidad y dar respuesta a cerca de doscientos inmigrantes en el puerto de Santa Cruz de Tenerife, a quienes no se les permitía salir a Huelva?

Señor consejero, este grupo parlamentario lleva más de un año llamando la atención sobre este asunto, advirtiendo, alertando de que España estaba mirando para otro lado. Hemos impulsado pronunciamientos unánimes en este Parlamento para intensificar la cooperación y los acuerdos en los países de origen y de tránsito, para dotar a los centros de Canarias de unas condiciones dignas de acogida y para activar las derivaciones. Para el Gobierno todo estaba bien: funcionaba el SIVE, funcionaba el Frontex, no había ningún problema.

Se nos ha tachado por los grupos de esta Cámara de alarmistas, de cansinos y en nuestra última comparecencia el consejero nos acusó de que nos gustaba la situación. Una respuesta ofensiva para un grupo parlamentario, propia de quien tiene poco que decir o nada que decir, porque no se puede justificar lo injustificable.

Hoy esperamos una respuesta clara y firme del Gobierno y que no se pierda en un choque y en un "y tú más" con el Grupo Popular, porque poco importa el pasado. El pasado solo importa para aprender qué se pudo hacer bien en 2006. Ahora lo que importa es cómo afrontar este drama, porque de tanto tapar, de tanto justificar las políticas del Estado tienen ustedes una grave crisis de credibilidad. ¿Cómo piensan hacerse respetar? ¿Cómo piensan defender a Canarias frente a la desidia y la incompetencia del Gobierno de España? ¿Cómo piensan defender a Canarias para que no nos convirtamos en una cárcel? ¿Qué va a hacer este Gobierno para evitar el plan del Gobierno de España de crear guetos en este territorio? ¿Se resigna este Gobierno a acatar la decisión del Gobierno de España de impedir las derivaciones? Porque, mire, se puede manifestar el malestar, pero los ministros se reafirman. Hace un rato la portavoz... (se produce el corte del sonido por el sistema automático de cómputo del tiempo y la Presidencia le concede un tiempo adicional) la ministra portavoz del Gobierno, el último, ayer, el ministro Ábalos.

Señor consejero, Canarias necesita respuestas, Canarias necesita soluciones y Canarias necesita un Gobierno fuerte que se ponga firme para defender a esta tierra.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora Beato.

Turno para el Gobierno, señor consejero. Adelante.

El señor CONSEJERO DE ADMINISTRACIONES PÚBLICAS, JUSTICIA Y SEGURIDAD (Pérez Hernández): Gracias, presidente. Buenas tardes.

De nuevo hablamos de inmigración. No lo digo porque me parezca que no debamos hacerlo, nunca hablamos demasiado de inmigración, aunque a veces nos repitamos, aunque a veces sea necesario volver a decir las mismas cosas. La señora Beato dice que viene diciendo lo mismo desde hace un año; nosotros, en cambio, creemos que hemos ido avanzando.

Dos observaciones, que trataré de que sean breves, antes de exponer el núcleo de la posición del Gobierno.

Sobre Arguineguín, podemos hacer una competición, pero le recuerdo que yo dije aquí -delante de usted, me parece- que estábamos absolutamente en contra y el presidente del Gobierno dijo lo que dijo. Pero, en cualquier caso, no hagamos una competición: ustedes están disgustados, nosotros lo estuvimos y lo estamos.

Y sobre la manipulación y el rédito electoral, no estoy seguro de haber dicho lo que dice usted que he dicho, pero mire lo que dicen otros señores: Lamentablemente la llegada de inmigrantes es una imagen utilizada en ocasiones por algunas voces políticas para sembrar la confusión y el miedo a la ciudadanía, alertando de que es una invasión, tal vez con el fin de conseguir réditos electorales. Que es lo que dice usted que dije yo de ustedes. Esto no lo dicen de ustedes, lo dicen de algunas voces que pretenden obtener réditos electorales, lo dicen un señor llamado Mazuelos y otro señor llamado Álvarez, que son obispos de Canarias y están muy preocupados por la manipulación informativa y política que se hace de la inmigración.

Hablemos de nuevo entonces de cuál es la posición del Gobierno, qué hemos ganado. Quisiera recordar cuáles son las cuatro líneas en las que el Gobierno cree que debe actuarse: en origen, porque es ilegal y porque es peligroso, para que se impida la salida; durante la travesía y en la arribada, para salvar vidas, para atender a los niños, a los enfermos, a las mujeres embarazadas; durante el control, para identificar a los patrones delincuentes, mafiosos -se ha condenado de nuevo uno la semana pasada otra vez, a otro-, a los integrantes de mafias y también para unir familiares, para hacer análisis sanitarios; durante la estancia, para atender dignamente a todos, para repatriar a todos los que se pueda repatriar, para alojar en condiciones de dignidad a quienes no se pueda repatriar y para permitir el tránsito, incluso con restricciones, la movilidad, a quienes no puedan ser atendidos. Estas son las cuatro líneas de actuación que el Gobierno establece como orientaciones que hace y que reclama al Gobierno de España.

¿Qué ha habido? ¿Ha habido algo nuevo? A nosotros nos parece, por usar palabras del señor presidente del Gobierno esta mañana, que ha habido algo más de intensidad, de presión, de continuidad en la actuación del Gobierno de España en los países ribereños. Los ministros Marlaska, Laya, Sánchez irá la semana que viene, la comisaria europea, aparentemente han logrado que los gobiernos de esos países pongan en primer plano la obligación de contener la inmigración y de facilitar las repatriaciones. Hoy lo dice el ministro mauritano del Interior: Mauritania no es sitio para la inmigración, admite las repatriaciones, las deportaciones. No es infundado, por tanto, tener algo más de esperanza.

Se sabe que no es posible hacer desaparecer la causa -la injusticia, la desigualdad, el fanatismo religioso, la guerra, el terrorismo-, pero sí es posible que no se extienda, lograr que no se extienda la idea de que es peor morir en el mar o llegar para ser devuelto.

Durante la travesía y la arribada se han mejorado las condiciones de atención, hay más aviones, más barcos, más policía, mejores medios, más medios de Frontex... Tenía aquí unos datos sobre fallecidos, quizá luego, en la segunda intervención, porque, aunque el número de fallecidos es intolerable, aunque solo hubiera uno, resulta que la proporción de fallecidos sobre inmigrantes totales se ha reducido espectacularmente, lo cual en buena medida puede ser porque los medios de interceptación son cada vez más eficaces, diga lo que diga la señora Beato.

Durante el control se ha producido una situación insoportable, inadmisible, que es la de Arguineguín y otras similares, no es el único sitio, y el anuncio de su desmontaje inmediato esperamos que lo sea. Se nos ha dicho que ocurrirá y, por lo tanto, también hay una ventana a la esperanza. Fundada, no porque uno quiera tenerla.

Se ha anunciado -me refiero ahora a la estancia- la disposición de utilizar diversos espacios relativamente inmediatos aunque provisionales, palabra que creo que debemos resaltar, que impidan las intolerables situaciones de desatención y descontrol padecidas en las últimas semanas. Por cierto, señora Beato, el alcalde Bermúdez tuvo en todo momento a su disposición al consejero de Seguridad que le habla y, por lo que sé, habló también con el presidente del Gobierno y con el delegado del Gobierno. Esta parte es la más irritante, la más insoportable, cómo se atiende a los que están aquí y cómo la propia reacción canaria sale al encuentro de los inmigrantes para, a pesar de algunas incidencias, ayudar.

La reanudación de las repatriaciones parece anunciarse por los países ribereños, como he dicho, también por Senegal, también por Marruecos, y que la aventura sea inútil, que se sepa que la aventura es inútil, puede ser disuasorio y, aunque no haga cesar el flujo, puede disminuirlo.

La solidaridad en la atención a quienes están aquí. Hoy se ha comunicado que el ministerio, no recuerdo ahora mismo si es el Ministerio de Migraciones o es el Ministerio de Igualdad, va a hacer una aportación, tengo entendido que de 10 millones de euros, lo he visto en la prensa, para ayudarnos a atender a los menores no acompañados.

Y el mantenimiento de las derivaciones o traslados también nos parece una señal positiva. Es verdad que se dice en voz baja y yo he dicho aquí que es comprensible que se diga en voz baja, a lo mejor no se quiere pregonar.

¿Es todo esto suficiente?, ¿nos basta para dejar de reclamar? Doña Socorro, no, no es suficiente, no nos basta para dejar de reclamar, aunque sean mejoras.

Esta mañana el presidente ha dicho que... -casi con estas mismas palabras, que yo traté de anotar para, como es mi obligación, atender a ellas y repetirlas, que esto puede resumir la posición del Gobierno-. Comprendemos que no podemos ser la puerta de Europa, una puerta de Europa no es posible serlo -por cierto, Europa es una palabra muy importante en esta polémica-, pero tampoco podemos ni queremos ser un muro. Y esa es nuestra posición: no la puerta, pero tampoco un muro.

Este conjunto de medidas -nosotros creemos que algunas de ellas se verán de inmediato, esperamos que así sea- permitirá, quizás, revertir la situación, aunque sea poco a poco.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchísimas gracias, señor consejero, muy amable.

Turno para el Grupo Mixto. Señor Ricardo Fdez. de la Puente, tiene su turno, tres minutos.

Señor diputado, adelante.

El señor FDEZ. DE LA PUENTE ARMAS: Gracias, señor presidente. Señor consejero.

Ante el título de esta comparecencia, la respuesta es realmente ninguno, repito, ninguno, que sea justo con Canarias ante el drama que estamos viviendo aquí. Lo que se ha conseguido es convertir Canarias en un tapón y montar campamentos para 7000 inmigrantes y que no estén hacinados en Arguineguín.

Mire, algunas de las declaraciones que hemos escuchado en estos días.

Canarias está en Europa como Madrid, París o Bruselas; por lo tanto, debe haber una respuesta solidaria, y lo pedí con urgencia, al fenómeno inmigratorio que no puede empezar y terminar en la frontera sur, como es Canarias. Son palabras del presidente Ángel Víctor Torres después de la celebración de la Conferencia de Presidentes, el pasado 6 de octubre.

27 de octubre. Torres dice al Gobierno español que la situación es insostenible.

6 de noviembre. El ministro Grande-Marlaska viene a Canarias y hace un solemne anuncio, que el puerto de Arguineguín se cerraba y que se traslada a los inmigrantes a una instalación militar. Nada más hacer este anuncio llegaron varias pateras con cientos de inmigrantes a las costas de Canarias.

Este domingo, el señor vicepresidente, señor Román Rodríguez, acusa al Estado de elaborar el plan para Canarias sin Canarias y contra Canarias.

Y esta misma mañana el señor Torres ha dicho -y cito-: las islas no serán ni muro ni cárcel de Europa. Pues ya me dirán cómo se casa esto con las declaraciones del señor Ábalos, que está totalmente en contra de las derivaciones y en contra de lo que ayer o antes de ayer decía el propio presidente del Gobierno, el señor Sánchez, cuando decía que iba a haber una solidaridad interterritorial.

Los empresarios de Gran Canaria, con razón: no queremos que se nos vea como un campo de refugiados.

Y esto no es falta de sensibilidad hacia los canarios o hacia los inmigrantes, lo que es es que se demanda del Gobierno de España y de la Unión Europea que, ante el gravísimo problema que estamos viviendo, que nos ayuden. Y para empezar que se intensifiquen de modo inminente los medios disuasorios en el mar para evitar que sigan llegando en tropel. Mayor control, y usted lo ha dicho ahora, hacia las mafias que trafican con las esperanzas y la ilusión de las personas.

En segundo lugar, la petición a la Unión Europea hacia los países donde salen estas pateras para evitarlo. La ayuda al desarrollo es fundamental y la mejor medida disuasoria para evitarlo.

Y, en tercer lugar, una respuesta clara y contundente del Gobierno de España, derivando a la Península los miles de inmigrantes que se hacinan en nuestras islas y que han sido trasladados a hoteles de Gran Canaria o de Tenerife.

Canarias no tiene la capacidad para mantener de manera correcta y humanitaria a las miles de personas que día a día están llegando a nuestras islas.

La respuesta a esta comparecencia es clara: los avances conseguidos por parte del Estado son, es claro, ninguno. El único avance que se ha conseguido, sumando la visita de los ministros, es que se saquen dos fotos, hagan tres declaraciones y se vuelvan a Madrid, y convertir Canarias en unas islas cárcel, donde los inmigrantes pueden ir entre islas, sin que se les pida documentación, pero se les exige pasaporte para ir a la Península en barco o en avión, como ocurrió la semana pasada en Tenerife. ¡Una vergüenza!

¿Me deja un segundo?

El señor PRESIDENTE: Concluya.

El señor FDEZ. DE LA PUENTE ARMAS: Gracias, señor presidente.

A mí me gustaría, señor consejero, que alguien me pudiese explicar todas estas reacciones y todas estas contradicciones, porque esto es una auténtica tomadura de pelo, hacia al Gobierno de Canarias, hacia al presidente Ángel Víctor Torres y hacia todos los canarios. Mientras que el personal que atiende a los inmigrantes, desbordados, no puede más -la policía, la Cruz Roja, las ONG-. Esto es una auténtica vergüenza.

Y no diré que el Gobierno de Canarias no ha hecho nada en este asunto y que no lo está reclamando, pero, al parecer, el Gobierno de España está en otro universo paralelo, donde nada de esto ocurre, lo ven muy lejos o les da igual.

Insisto, una vergüenza, una falta de respeto y una tomadura de pelo hacia Canarias.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don Ricardo.

Turno para el Grupo Parlamentario de la Agrupación Socialista Gomera. Señor Ramos Chinea.

Adelante.

El señor RAMOS CHINEA (desde su escaño): Gracias, señor presidente. Buenas tardes, señorías, muy buenas tardes, señor consejero.

A mí no me cabe duda del papel y el esfuerzo que está haciendo este Gobierno de Canarias por dar solución a este, no diría que problema, yo diría que es un drama humanitario que están viviendo miles de personas que llegan a nuestras costas, desesperadas, buscando un futuro. Es verdad que desde nuestro grupo criticamos acciones como la que ocurrió la semana pasada en Arguineguín y que hayan salido doscientas personas a la calle sin tenerles una alternativa habitacional, tampoco ningún medio para que pudiesen comer, etcétera. Me parece que hay que rechazar este tipo de acciones.

Obviamente yo seguiré defendiendo siempre el diálogo con el Estado, pero sí tengo que ser también un poco crítico con algunos de los ministros. Obviamente parece que solo la señora Darias sabe dónde queda Canarias y la verdad es que es triste, es triste escuchar algunas declaraciones desafortunadas de algunos de los ministros, y, recordemos, declaraciones que han sido rechazadas también por el propio Gobierno de Canarias. Obviamente, creo que tenemos que seguir trabajando unidos, de la mano, coordinándonos. No podemos perder ese diálogo, porque si perdemos el diálogo y vamos a una simple confrontación no vamos a obtener ningún beneficio ni para esta tierra ni tampoco para esa gente desesperada que llega a nuestras costas.

Obviamente, las soluciones no convencen a nadie, ni a este Gobierno ni a los canarios, como, por ejemplo, tenerlos en campamentos que han denominado provisionales pero que pueden ser permanentes. La realidad es que se han cerrado los CIE, algo que nosotros creemos que era necesario hacer, porque eran realmente una vergüenza, pero la verdad es que no se ha dado una alternativa, una alternativa sobre todo que fuese digna, y hay que ver qué se hace con aquellos que al final serán deportados por no cumplir con los requisitos para poder ser acogidos. Creo que la clave sigue estando en luchar contra las mafias, señor consejero, y ahí necesitamos no solo la ayuda del Estado sino también mucha más implicación por parte de Europa.

Por supuesto, nos gustaría que nos confirmara, ya que se habla de 7000 plazas para establecerse en esos campamentos en Tenerife, Gran Canaria y Fuerteventura, pues, a qué acuerdos se ha podido llegar con los ministros que han venido a nuestra tierra durante esta semana. Unas plazas también que, en palabras del presidente Torres, nos dan un número definitivo de la capacidad que tiene Canarias, pero junto a ello hay que arbitrar las deportaciones y las derivaciones.

También me gustaría saber qué medidas se han adoptado, junto con Canarias, con Europa y el Reino de Marruecos y Mauritania y... (Corte del sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

El señor PRESIDENTE: ... señor Ramos Chinea.

El señor RAMOS CHINEA (desde su escaño): Gracias, señor presidente.

Y qué medios nos va a poner el Estado, nos va a proporcionar el Estado, para hacer su parte y ayudarnos a sostener a los más de dos mil menores no acompañados que tenemos actualmente en nuestras islas.

Creo que la clave es seguir trabajando, usted lo dijo también, señor consejero, que el avance que ha habido ha sido en intensidad. Creo que ese es el camino, yo no veo otra solución que no sea el diálogo y hacer ver a los ministros la realidad de esta tierra, y ahí creo que el presidente de Canarias está...

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor diputado.

Turno para el Grupo Parlamentario de Sí Podemos Canarias. Señor Déniz.

Adelante.

El señor DÉNIZ RAMÍREZ: Señor presidente, señorías.

Yo creo que la crisis que nosotros estamos padeciendo aquí también la padecen, en muchísima mayor medida, porque no hay un Estado democrático, social y de derecho, en nuestro continente africano. Una crisis turística que afecta a miles y miles y cientos de miles de trabajadores en Senegal, en Marruecos. Una sequía prolongadísima también, claro, que está expulsando a gente de su territorio. Unas políticas neoliberales que han vendido todos sus recursos, por ejemplo, la pesca en Senegal, a las grandes flotas arrastreras europeas y deja a la gente sin alimentos, y esa gente se ve obligada, puesto que no tiene tampoco un Estado social, como tenemos nosotros, con una provisión de servicios públicos, a emigrar de la manera que sea.

Desgraciadamente, yo creo que aquí tenemos discursos de doble rasero, de doble rasero. A la derecha no le preocupan en absoluto las condiciones de esa gente que dice que está en Arguineguín viviendo en condiciones infrahumanas, no le preocupan ni le han preocupado. Si le hubieran preocupado... La señora Oramas en el 2006 se negó a que La Laguna acogiera bastantes inmigrantes, en La Laguna. El señor Soria, del Partido Popular, expulsó a manguerazos a gente cuando dormía en un parque en la capital grancanaria, los metió en un barco para Fuerteventura y después los llevó pa España.

Pero esto no es un problema solamente que hemos planteado aquí, la derecha en Canarias. Cuando se dieron algunas situaciones en España, mandaron a los pobres y les pagaron pasajes de ida también para Canarias, un pasaje de ida, y aquí Canarias también se llenó de gente pobre que venía del resto del Estado. Es una situación francamente deleznable y en ese sentido coincido bastante -fíjese usted por dónde- con los obispos, con lo último que plantearon respecto a que muchas personas ven en esto un rédito electoral, porque si no no se entiende cómo algunas soflamas y algunas intervenciones...: ¿y le vamos a seguir manteniendo la paguita a esta gente en los hoteles? Eso es alentar el fascismo, eso es alentar el racismo.

Y luego hay una noticia de un periodista, cuando una persona... van todas pobres, hechas polvo, a bañarse, a comer, a curarse, a la Cruz Roja y hay gente que las insulta. Esos son sus votantes, eso es la construcción de un sentimiento que están alentando. Y, ojo, todos los discursos tienen un efecto perverso, a no ser que ese sea también un efecto deseado, porque es muy peligroso.

Yo creo que... aunque la izquierda tiene que ser valiente defendiendo los derechos humanos por encima de cualquier cosa. Tenemos que defender la solidaridad y tenemos que defender los valores de acogida a personas que sufren y que lo necesitan, le pese a quien le pese.

También tenemos que exigir que esto es una responsabilidad del Estado y, efectivamente, también de la Unión Europea e igual que en el 2006 se pusieron mecanismos para solucionar aquella grave crisis, que terminó con derivaciones, terminó con la apertura de centros, terminó también con asilos, repatriaciones y un montón de otras medidas, atención a los menores, tenemos que intentar otra vez... (se produce el corte del sonido por el sistema automático de cómputo del tiempo y la Presidencia le concede un tiempo adicional) seguir exigiendo, y en eso yo creo que está este Gobierno y está también el Gobierno español.

Recientemente se han dado 10 millones al Gobierno de Canarias para atender a los menores no acompañados. Se ha logrado que los menores estén con sus madres, mientras se comprueba el ADN. Se ha logrado un montón de cosas.

El Ayuntamiento de La Laguna y el Ayuntamiento de Candelaria son los dos únicos municipios de Canarias que han manifestado su capacidad para acoger. Asturias, Euskadi y también Canarias están en esa línea. Tenemos que ser más municipios donde se puedan practicar derivaciones, no solamente los 88 de Canarias, sino también los 8000 de todo el Estado. Tenemos, insisto, que liderar desde Canarias la solidaridad y la comprensión ante este fenómeno.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor Déniz.

Turno para el Grupo Parlamentario de Nueva Canarias. Señor Campos.

Adelante.

El señor CAMPOS JIMÉNEZ: Gracias, señor presidente. Buenas tardes, señorías.

Vamos a empezar como siempre lo hemos hecho desde Nueva Canarias cuando hablamos de emigración: desde la convicción de que estamos ante un fenómeno complejo que nos obliga, por tanto, a alejarnos de la simplificación. Pero también es imprescindible abordarlo desde la conciencia de que las migraciones existieron siempre y de que siempre existirán y de que estamos al lado del continente desgraciadamente más empobrecido, y que Canarias, su situación geográfica va a seguir siendo la de la frontera sur del Estado español y de la Unión Europea.

Por ello seguimos apelando a una política integral migratoria, con la visión humanitaria siempre como elemento nuclear de esa política. Actuaciones en origen; por supuesto, en traslados, que es lo que posibilita, una vez que se meten en sus pateras, en sus cayucos, salvar vidas; la acogida humanitaria, cuando finalmente llegan aquí; y la derivación, en un ejercicio de solidaridad, no solamente con el territorio, el resto del territorio español, sino también de la Unión Europea.

En los últimos tiempos hemos asistido a una mejora de tres de estas fases. Hablo de las actuaciones en origen. Creo que aún deficientes en algunas de las materias. Creo que hay que seguir insistiendo en políticas no solo de cooperación sino también de desarrollo, pero esa ofensiva también diplomática absolutamente imprescindible, la lucha contra las mafias, la generación de rutas legales, de vías legales, con contratos en origen en aquellos lugares donde se demanda. Por supuesto también se ha mejorado la situación de traslados; los incrementos y los refuerzos, por último, en el ámbito del salvamento marítimo. La acogida humanitaria ha mejorado. Sí seguimos estando en una situación lamentable todavía. Hasta que la última de las personas no salga del muelle de Arguineguín no será suficiente. Y no nos valen las naves industriales, no nos valen los establecimientos hoteleros, no nos valen los pabellones de lucha ni los pabellones deportivos: espacios perfectamente habilitados.

Pero para que todo esto sea efectivo falta la cuarta pata, la de la derivación, y es ahí donde estamos fallando. Por eso rechazamos las declaraciones del ministro Marlaska. Adalbert Jahnz, portavoz de Migración europea, desmentía las afirmaciones del ministro Marlaska hace apenas unos días. No hay ninguna legislación europea que impida mover a los migrantes dentro del propio territorio estatal.

Y empiezo como terminaba esta mañana con el presidente Ángel Víctor Torres. Las declaraciones de Sánchez el pasado domingo son una puerta de oportunidad, porque declara una OPA hostil clara a la insensibilidad de muchos de sus ministros, porque abre la solidaridad de todos los territorios del Estado español a participar en esos desplazamientos. Y es a partir de ahí, desde Nueva Canarias, donde emplazamos, en un paso adelante, emplazamos al Gobierno de Canarias, como digo, a dar un paso adelante; a contactar con todas las comunidades autónomas, no solo esperar a que se nos ofrezcan -que afortunadamente, y hay que agradecer, cada vez son más-, a contactar con todas las comunidades autónomas, a contactar con la mayoría de las ciudades, a través de las redes de ciudades solidarias del conjunto del Estado español, y desde ahí empezar a trabajar para generar una red que pueda acogerlos. Apelando siempre a la coordinación a través del Estado, pero si finalmente siguen instalados en el no por el no, en dejar sola a Canarias, que también el Gobierno de Canarias trabaje por la vía judicial...

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Campos.

Turno para el Grupo Parlamentario Popular. El señor Domínguez tiene la palabra.

El señor DOMÍNGUEZ GONZÁLEZ: Muchas gracias, presidente. Señorías, señor consejero.

Lo primero que quiero hacer esta tarde es pedir respeto a los votantes de cualquier formación política. No puede ser que un representante de esos de la nueva política suba a esta tarima a señalar con el dedo y a decir quiénes son los que persiguen y siguen a determinadas personas, porque eso es falso, no existe ni una sola prueba de ello. Quizás, quizás, bajo esa máscara falsa de la nueva política, haya algunos que no solo apoyan a la derecha, quizás no apoyen a ninguno de los que están en esta Cámara. Por lo tanto, vaya por delante esa solicitud, esa exigencia.

Pero, miren, señorías, de igual manera que el portavoz de ASG, no tengo la menor duda de cuál ha sido el trabajo que ha hecho el Gobierno de Canarias al respecto. Y para ello voy a hacer un poco de historia, muy corta. Decía la señora Beato que la historia en estos momentos no vale. Yo solo me voy a remontar a octubre del año pasado. Allí usted, señor consejero, le dijo a mi compañera Astrid que por su culpa las mafias sabían cómo entrar a Canarias. ¿Cree usted que Astrid es la culpable de que hayan llegado unos diecinueve mil inmigrantes? Dígamelo, porque le abrimos expediente de expulsión de manera inmediata. Eso y esa ha sido la forma con la que usted y su Gobierno se han tomado en serio esta situación.

Tenía usted tiempo, tenía tiempo este Gobierno para que desde aquel entonces se tomaran las medidas pertinentes. Ha dicho usted: hemos subido la intensidad, ¿y por qué no la subieron entonces?; ha dicho usted: lo estamos haciendo mejor, ¿y por qué no lo hicieron entonces? ¿Por qué en aquel momento en que le dijo que el radar estaba guardado y había sombras no se corrigió? ¿Por qué en aquel momento no empezaron a arreglarse los lugares en los cuales podríamos hospedar a estos inmigrantes? A esos, que también a nosotros nos interesan de manera solidaria, a los que hay que atender de manera directa, a los que no podemos tener en la calle botados, dejados, sin saber dónde asearse, dónde comer, dónde dormir.

Y esta mañana quedé aún más preocupado cuando escuchaba al señor presidente del Gobierno de Canarias decir que hay que hablar menos y actuar más. Ese silencio es el que le ha convertido, a este Gobierno, en los mayores traidores de Canarias. ¿Sabe por qué, sabe por qué?, porque en esta tierra, en esta tierra, lo que han conseguido, y lo digo como alcalde de un municipio, es que cuando uno vaya a atender a alguien que lo está pasando mal, la pregunta sea: ¿y si yo hubiese sido un inmigrante?, ¿y si yo hubiese llegado...?, ¿y si yo hubiese...? Ese es el problema que están consiguiendo, porque no hay contundencia. Y es falso, claro que no tienen más... (se produce el corte del sonido por el sistema automático de cómputo del tiempo y la Presidencia le concede un tiempo adicional). Es falso, claro que no tienen más ventajas los que vienen que los que están, pero ustedes tienen que ser contundentes.

Cómo que el presidente del Gobierno de Canarias le puede decir a la portavoz del Partido Popular: ¿viene usted aquí a hacer política con la inmigración? Pues, claro, es que la política está para solucionar los problemas. Por eso el ministro Marlaska ha ido a Marruecos a hacer política. Por cierto, el señor presidente del Gobierno de Canarias quiso ir y no lo dejó acompañarlo. Por algo será, algo tendrán que ocultar.

Yo lo único que le pido, señor consejero, es que intente arreglar la casa por dentro y poner de acuerdo a los ministros a ver si de una vez repartimos o no por España, como decía...

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor Domínguez.

(Rumores en la sala).

Turno para el Grupo Parlamentario Socialista, señora Alemán.

Silencio, señorías. Gracias.

Señora Alemán, tiene la palabra.

La señora ALEMÁN OJEDA: Gracias, presidente. Buenas tardes.

Aquí estamos otra vez, señor consejero. Yo le agradezco que comparezca una vez más sobre inmigración, aunque no sea su competencia, pero siempre viene usted, se presenta aquí y nos da toda la información de la que dispone.

Nunca vi a un presidente autonómico ser tan duro con su propio partido. Otrora hemos tenido ministros canarios que castigaron a su tierra y aún estamos esperando que su propia formación les afee aquello. Pero, en cambio, la contundencia de Torres les sabe a poco. Estamos defendiendo nuestra tierra, nadie puede decir lo contrario. Ustedes saben que el presidente de Canarias es otra cosa, que no agacha la cabeza y muy a pesar de lo que les gustaría a algunos y a lo que están acostumbrados otros.

21 000 personas han llegado en este último año a nuestra tierra, ya lo decía el presidente de Canarias esta mañana. La pandemia lo ha complicado todo, el espacio aéreo cerrado reduce las opciones para los que huyen y eso nos pone casi como canal exclusivo para llegar a Europa.

Y para nosotros, los socialistas, todo esto es aún más doloroso, si me lo permiten, pues esperábamos mucha más diligencia en la resolución de estas circunstancias por parte de un Gobierno estatal con nuestro color. Nosotros solos no podemos, debemos arrimar el hombro todos, los de aquí y los de allí, los de Madrid. Y poco nos ayuda el Partido Popular cuando al venir Pablo Casado y decir que no derivaría inmigrantes a la Península vemos cómo la portavoz del Grupo Parlamentario Popular asiente con la cabeza (palmoteos en los escaños). A eso se le llama hipocresía. Se pasan la vida queriendo dar lecciones y son ustedes los que continuamente son silenciados, llamados al orden y desautorizados por su propia formación, los solidarios. Me gustaría saber cuántos espacios han facilitado los municipios... Por ejemplo, ya que está usted aquí, cuánto espacio ha facilitado el Ayuntamiento de Los Realejos para poder dar alojamiento a estos inmigrantes (palmoteos).

El Partido Popular no ha entendido nada, el Partido Popular es el que menos aprendió de la crisis del 2006. Ustedes desmantelaron todo lo desmantelable, y no hablo solo de inmigración. Este no es un problema de Canarias, no es un problema de España, es un problema de Europa, es un problema global, y si ustedes no nos van a ayudar, retírense y si ustedes no van a colaborar, háganse a un lado y déjennos trabajar a los demás. Y ninguna formación política puede estar orgullosa de su gestión ni en este momento ni en el pasado y aquellos que en la actualidad se cogen verdaderos berrinches en el Congreso de los Diputados, cuando les toca ser solidarios, cuando les tocó ser solidarios, dijeron que no: ¡quítame esos inmigrantes de La Laguna, presidente! Inmigrantes que en aquel momento se quedaron más de dos años en campamentos. Otros utilizaban la manguera, utilizaban la manguera para despejar las calles, los mismos que fletaban aviones para mandar a los inmigrantes a la Península. En el 2006 hubo meses muy complicados de descoordinación. Aquellos que critican hoy aquí que Canarias es una cárcel mantuvieron años en espacios militares a los inmigrantes mientras gobernaban, hasta ser repatriados, más de seis mil senegaleses, por ejemplo.

Algunas voces del Gobierno de España dicen que no quieren efecto llamada y que de este modo, dejándolos aquí, en Canarias, hacinados, se evita. El efecto llamada existe en Canarias desde que el cosmos nos colocó en la entrada de Europa, cerca de África.

Señor consejero, dos preguntas: ¿cuántos se han quedado en el océano...? (Palmoteos).

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora Alemán.

Turno para el Grupo Nacionalista, señora Beato.

Adelante.

La señora BEATO CASTELLANO: ¿Quién es la izquierda que defiende los derechos humanos?: ¿la izquierda del PSOE?, ¿la izquierda de Podemos?, ¿la que los abandona en Arguineguín?, ¿la que los abandona en las calles de Canarias?, ¿la que los quiere convertir y dejarlos en una cárcel? ¿Esa es la izquierda? ¿Cuál es la izquierda que defiende los derechos humanos?

Un Gobierno de España progresista que nos da lecciones de progresía, pero que no se pone de acuerdo ni se coordina: el ministro del Interior enfrentado a la ministra de Defensa, el de Migraciones desautorizando al del Interior, la ministra canaria desaparecida en combate y la de Asuntos Exteriores, que ayer supimos algo de ella. ¿Ese es el Gobierno que nos está defendiendo, que está defendiendo los derechos humanos?

Mire, la respuesta del Gobierno de Canarias no está siendo contundente. El consejero viene aquí a esgrimir recortes de periódico, declaraciones de obispos, sin datos, sin información, no tiene información del Gobierno de España. No la tienen, no la tienen, porque no tienen un gabinete de crisis en Canarias y porque no tienen coordinación con el Gobierno de España y porque se enteran cuando toman las decisiones y comparten ruedas de prensa. Eso es lo que pasa, eso es lo que pasa.

Y el Gobierno de Canarias mandó una carta, que no la mandó el Gobierno de Canarias, la mandó el consejero de Obras Públicas. ¿Por qué?, porque es el presidente de Puertos Canarios y Arguineguín es un puerto canario y había que cubrirse las espaldas. Una muestra del sálvese quien pueda, del sálvese quien pueda, en el que está instalado Marlaska, que dice que los inmigrantes no pasan más de setenta y dos horas, y el presidente de Canarias aquí dice que se equivoca gravemente Marlaska y la respuesta, casualmente, casualmente, unas horas después, es que salen a la calle más de doscientos inmigrantes, por ciencia infusa, sin que nadie sepa quién los sacó. ¿Y es que este Gobierno no va a exigir que se depuren responsabilidades por ese hecho, el martes pasado?, ¿no lo va a exigir?

Y el ministro Marlaska, el mismo que dice que la legislación europea impide que los inmigrantes salgan de Canarias. ¡Falso también, falso también! Y ha sido un comisario europeo el que inmediatamente lo ha desmentido, lo ha desmentido.

Mire, y la respuesta del ministro es mandar antidisturbios, y nos preguntamos qué información maneja el ministro del Interior para mandar antidisturbios a Canarias. ¿Qué información maneja?

Y el presidente roza la ingenuidad, es un buen hombre, pero roza la ingenuidad, porque lanza un tuit el domingo diciendo que el presidente Sánchez, dándole las gracias al presidente Sánchez por la solidaridad. Pero nos preguntamos: ¿y qué quiso decir el presidente Sánchez con la solidaridad, porque él no nombró las derivaciones, con ese tono impostado del presidente Sánchez? Pues, mire, lo que quiso decir lo dijo Ábalos al día siguiente y lo ha dicho hoy la ministra de Hacienda, que no va a haber derivaciones, porque los flujos de Canarias no pueden facilitar el flujo hacia Europa, sería normalizar la vía de entrada a Europa. O sea, lo que quieren normalizar es la vía de que se queden en Canarias, presos en Canarias, en una cárcel en Canarias, Canarias como tapón. Eso es lo que quieren normalizar.

Y Marlaska ha humillado públicamente al presidente de Canarias, y me duele, porque el presidente de Canarias es también mi presidente, es el presidente de todos los canarios. Cuando se ofende al presidente de Canarias, se está ofendiendo a los canarios. Y lo veta para que no vaya a Marruecos. Pero aquí se equivocan ustedes, porque ¿quién asesora al presidente de Canarias en materia de diplomacia? ¿No saben que un presidente de comunidad autónoma no puede ir de segundón de un ministro a otro país?, ¿no lo saben ustedes? Ponen al presidente en el disparadero. ¿Y quién obliga al presidente a comparecer al lado de un ministro, en la Delegación del Gobierno, con el logo del Gobierno de España, para tragar con un plan que no quiere nadie? Y ustedes dicen: el mérito del presidente, que ha dicho que no, que ha alzado la voz, ¿pero qué mérito tiene si no le hacen ningún caso? ¡No le hacen ningún caso, lo ningunean! Es lamentable, es lamentable. Eso es lo triste.

Este Gobierno tiene que ser firme de verdad, porque el vicepresidente rechaza el plan, porque es un plan contra Canarias y sin contar con Canarias. Y estamos de acuerdo con el vicepresidente, porque se pisotea nuestro Estatuto de Autonomía, que obliga a que estas decisiones se tomen conjuntamente con Canarias, y no se cuenta con Canarias para tomar decisiones. Pero, mire, no se puede estar en misa y repicando, no se puede estar en misa y repicando. El PSOE y Podemos de aquí es el mismo PSOE y Podemos de Madrid, ¡el mismo, exactamente el mismo! Y este Gobierno lo sostienen dos partidos más, Nueva Canarias y Agrupación Socialista Gomera, y todos tienen su cuota de responsabilidad, todos la tienen, unos por acción, otros por omisión y otros, Nueva Canarias y ASG, por cooperadores necesarios. ¿Qué van a hacer -y vuelvo a preguntarles-, qué van a hacer, qué va a hacer el Gobierno de Canarias para impedir que se consuma este plan, que se consuma el plan de crear guetos en Canarias, de que Canarias se convierta en la Lampedusa o en el Lesbos del Atlántico?

Canarias no puede seguir sufriendo la debilidad de este Gobierno. Tienen que decir basta ya. Y, miren, para defender a Canarias nos van a tener siempre al lado, siempre, a este Grupo Nacionalista lo van a tener siempre al lado, pero tenemos que ser unánimes y contundentes para exigir responsabilidades al ministro bajo cuyo ámbito se tomó la decisión de abandonar a los inmigrantes en Arguineguín, al ministro que mintió sobre la estancia de los inmigrantes en Arguineguín, al ministro que ha humillado públicamente al presidente de Canarias. Tenemos que ser unánimes para reclamar la coordinación del Gobierno de España... (Corte del sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

La señora BEATO CASTELLANO: Gracias, señor presidente.

El señor PRESIDENTE: Concluya, señora Beato.

La señora BEATO CASTELLANO: ... que tienen que ver en el Gobierno de España para activar de manera inmediata las derivaciones. Basta ya de retórica vacía del señor Sánchez y sus ministros: tenemos a Canarias en el corazón y somos empáticos con Canarias, hablando en plural y mancomunando las responsabilidades, cuando son ellos los que tienen las responsabilidades. Este Gobierno se tiene que plantar y al Grupo Nacionalista lo va a tener siempre a su lado para defender a Canarias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora Beato.

Señor consejero. Adelante.

El señor CONSEJERO DE ADMINISTRACIONES PÚBLICAS, JUSTICIA Y SEGURIDAD (Pérez Hernández): Gracias, señor presidente. Señoras diputados, señores diputados.

Algunas rectificaciones que me parecen obligadas.

Al señor Domínguez, con el que siempre me encuentro con un problema, que es, lo que a mí me parece que es un ejercicio de simplificación, por llamarlo así. Yo no responsabilicé a su compañera -que, por cierto, le hacía mucha gracia la intervención, comprendo que cada uno puede reírse de lo que quiera- de que vinieran inmigrantes a Lanzarote. Están las actas, están las grabaciones. Yo lo que dije es que, si yo fuera alcalde de un pueblo y un semáforo no funcionara o una calle no... -eso es lo que creo que dije-, no estuviera bien iluminada, no lo pregonaría. Pero eso casi no es lo más importante, lo más importante en el debate con el Partido Popular... Y yo no quisiera caer en lo que la señora Beato, con razón, califica de un pimpampum entre nosotros, aunque realmente les aplauden ustedes más a ellos. Yo digo la derecha... me resulta un poco raro, porque aquí hay gente que yo a lo mejor no la consideraría de derechas, pero lo cierto es que a quienes más les aplauden ustedes son ellos, ¿no? Pero, bueno, eso, cada uno sabe con quién sintoniza y quién más... ¿No?

Lo que me resulta más difícil de replicar y de analizar y de entender y hago esfuerzos por encontrar un argumento es la idea de que hay un botón que, si se toca, si ese botón se toca, todo se resuelve. Si yo le hubiera dicho a la señora Pérez que había un SIVE que, como ella decía, no estaba funcionando, entonces no habría 20 000 inmigrantes este año.

Por cierto, señora Beato, a las diez de la noche, a las tres de la mañana, a las siete de la tarde, cada vez que se avista una patera, se avisa al Gobierno de Canarias. Tengo aquí los datos, viajo con ellos, vivo con ellos. Aunque usted dice que no tenemos información. No sé a qué se refiere, pero, como usted hace afirmaciones que son tan contundentes que es como si dijera es de día y es por la tarde, ¿no?, pues, me cuesta rebatir.

Pero, en fin, en lo que estábamos. Lo que me distingue, como digo, y yo creo que es lo que nos separa aquí, en este debate, porque al final estamos todos de acuerdo: la situación es intolerable, lo de Arguineguín no puede repetirse, el Gobierno de España tiene que hacer más... La diferencia es que ustedes creen que si nosotros lo dijéramos más alto, gritáramos más, les hiciéramos más caso, se resolvería. Como si no hubiera un pronóstico de que de África van a moverse 50 millones de personas en los próximos veinte años. Como si eso no lo supiéramos y creyéramos que está en las manos de Marlaska o de Laya o en las suyas o las mías impedir este fenómeno. No es verdad, es una situación compleja y difícil.

Y nosotros no estamos de acuerdo, mi compañera de partido ha expresado con dureza sus quejas al Gobierno de España y también al nuestro. Ha preguntado cuándo vamos a impedir que haya más muertos. Cada vez hay menos: 33, identificados, este año, que han llegado fallecidos, quizá, 300, 350, 400. Hoy el ministro mauritano dice que el principal motivo para impedir la inmigración desde la salida es impedir las muertes.

No sé si ha sido también el señor Domínguez o usted quien ha dicho que con movimientos... que pueden impedirse las arribadas. Me pregunto si saben de lo que hablan, y perdonen que use esta expresión. ¿Cómo pueden impedirse las arribadas? Cuando llegan, lo que hacemos es al revés, es ayudarlos. Ustedes han gobernado, han sido consejeros de Seguridad, de Presidencia, saben cómo es.

Por lo tanto, el primero de los errores es simplificar, es no entender cuál es la complejidad del asunto y no percibir los hechos. Mire, han llegado hasta ayer o anteayer, han llegado, 18 771, deben ser 20 000 a día de hoy, 19 000 a día de hoy, vamos a redondear en 20 000. Si en Canarias no llegan a 10 000 -lo decimos todas las veces-, si no llegan a 10 000 los que están aquí, es que 10 000 se han derivado. No hay misterio, no hay milagro, no hay magia, hay derivaciones. ¿No se quieren pregonar?, bueno. A lo mejor yo las pregono, tengo menos responsabilidad, puedo decir esto. Hay una complicación con Europa, que no quiere derivarlos. Nuestro eurodiputado, el señor López Aguilar, mío y suyo, ha dicho que eso no tiene fundamento legal, el pretender que se mantengan aquí.

Luego, todos estamos de acuerdo en que deben producirse derivaciones, incluso los ministros que usted censura y que las siguen haciendo. No quieren pregonarlo, porque creen que es una vía que puede ser equivocada, el pensar que eso resuelve el problema, porque no lo resuelve. Yo creo que deberíamos hacer todos, nosotros, quizá, los primeros, un esfuerzo de no simplificación y un esfuerzo de mantener la rivalidad política, la tensión, la exigencia, el reproche, pero en términos que respeten lo que ha ocurrido. Cuando alguno de ustedes dice que el presidente del Gobierno admite una rueda de prensa en la Delegación del Gobierno y traga con lo que es dicho allí, yo me sorprendo, porque en primer lugar pienso que lo de menos es donde se celebre la rueda de prensa. Yo no le doy importancia al lugar en el que se celebre la rueda de prensa, si detrás hay un escudo de España o hay un escudo de Canarias. A lo que le doy mucha importancia, que por cierto a mí me impresionó mucho, que lo vi por casualidad, fue a la irritación visible del presidente de Canarias, diciendo, me parece que dijo, "me reviro" o "me rebelo" o "repudio" lo que está ocurriendo, y se lo dijo allí. ¿Usted qué quiere, que lo coja y zarandee al señor Ábalos o al otro, lo traiga aquí y le cortemos un dedo para que lo vean ustedes y digan "vale, de acuerdo"? ¿Esa es la solución? Admitamos la complejidad. Unámonos en aquello que es importante, que son las soluciones. Ayudemos a África.

¿Vienen porque Marlaska ha sido torpe de expresión? ¿O Ábalos? ¿O Sánchez ha sido, como dijo usted, enigmático? No, no, vienen porque quieren huir de allí. Hay una palabra en árabe, yo no entiendo mucho, que es la palabra -no sé cómo se pronuncia, alguien lo sabrá- ḥarrāga o ḥarrāgá, y las fuerzas policiales creen que se ha producido ya una especie de desborde psicológico y sentimental de la juventud africana. Usted que se interesa por la situación de África (dirigiéndose al señor García Ramos). Una juventud que no está, que no quiere de ninguna manera permanecer en sus países, que tiene que ver con la decepción que ha significado la Primavera Árabe, que tiene que ver con la implosión del islamismo radical... Todo eso es mucho más complejo.

"Que levanten ustedes la voz", bueno, si eso lo resolviera, si gritando más se resolviera... Pero no ha dicho usted que ayer llegaron 10 millones... (Corte del sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

El señor PRESIDENTE: Concluya, señor consejero.

El señor CONSEJERO DE ADMINISTRACIONES PÚBLICAS, JUSTICIA Y SEGURIDAD (Pérez Hernández): O que el presidente Sánchez, de la manera que sea, ha reclamado la solidaridad de todas las comunidades autónomas.

Dice usted que es impostado: ¿tiene usted un impostómetro? ¿Sabe qué es impostado? Eso sí es una falta de respeto, eso sí es una falta de respeto.

En cualquier caso, yo espero, no que no tengamos más debates, al revés, que sigamos hablando de la inmigración; que nosotros podamos contestar, que ustedes nos lo sigan reclamando, pero que percibamos la complejidad, la magnitud y la importancia de abordarlo de una manera conjunta, coordinada y consensuada en la medida de lo posible entre todos los partidos.

Gracias, señor presidente, especialmente por el tiempo añadido.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor consejero.

Más información
Otros formatos
  • Formato PDF Formato PDF
Iniciativas tratadas
  • 10L/C/P-0555 Sobre Del Gobierno, sobre acuerdos con el Gobierno de España y compromisos firmes para abordar la llegada de inmigración irregular.