Diario de Sesiones 54/2020, de fecha 24/11/2020 - Punto 27

10L/PNLP-0183 PROPOSICIÓN NO DE LEY, DEL GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR, SOBRE ACCIONES PARA MEJORAR LA ADHERENCIA A LA PRÁCTICA DEPORTIVA EN EDAD ESCOLAR EN CANARIAS.

El señor PRESIDENTE: Continuamos, señorías, con la siguiente proposición no de ley, a propuesta del Grupo Parlamentario Popular, sobre acciones para mejorar la adherencia a la práctica deportiva en edad escolar.

Tiene la palabra el grupo proponente, el señor Suárez. (Rumores en la sala).

Señorías, silencio, por favor. ¡Señorías, silencio!

Señor Suárez, tiene la palabra.

El señor SUÁREZ NUEZ: Gracias, presidente.

El reto en la actualidad del deporte base sigue siendo lograr la máxima participación, sin menoscabo de la diversión y tampoco de la progresión de cada niño o niña. Por ello, hay que tratar las competiciones solo como un medio deportivo y social, no como un fin en sí mismas.

Generalmente, una experiencia positiva produce hábitos de vida activos durante muchos años y esta es la esencia básica del aprendizaje deportivo... (Rumores en la sala).

El señor PRESIDENTE: Perdón, señor Suárez, perdón, señor Suárez.

Por favor, señorías, silencio. Gracias.

Y ocupen sus escaños, si son tan amables, mientras permanecen en el salón de plenos. Gracias.

Señor Suárez, continúe, por favor.

El señor SUÁREZ NUEZ: Gracias.

Decía que generalmente una experiencia positiva produce hábitos de vida activos durante muchos años y esta es la esencia básica del aprendizaje deportivo, antes que la de ser un campeón o una campeona.

Sin duda alguna, la idea de que los centros escolares tutelen el deporte que practican los escolares es un factor que no deberíamos olvidar. Si creemos en los objetivos del currículo y los niños y niñas son los mismos durante el horario lectivo y fuera de este, no tiene mucho sentido que no haya vínculo entre las actividades en el ámbito de la educación física y el de las escuelas deportivas o clubes.

No tiene lógica que en la mayoría de las comunidades autónomas españolas la actividad físico-deportiva en edad escolar no esté conectada con la formación integral a la que todo alumno tiene derecho. Si los centros escolares son los responsables naturales de la educación integral de los escolares, no tiene sentido que una actividad de tanta importancia e incidencia formativa como el deporte se excluya del proyecto educativo del centro.

Las competiciones deportivas que vemos organizadas responden a un único modelo. Cuando en edad escolar lo que hacemos es enfatizar la práctica deportiva de nuestros jóvenes desde la competición, estableciéndolo casi como el único objetivo y valorando solo si se gana o se pierde, estamos ante un error. Existen programas competitivos con demandas físicas y psicológicas excesivas para los niños. Los efectos adversos de este estrés pueden ser perjudiciales incluso hasta para el crecimiento. Nuestros niños y niñas no son adultos en miniatura y, por lo tanto, someterlos a la presión de la competición en busca de un resultado produce falsas expectativas que tarde o temprano generan la frustración y, por lo tanto, la desmotivación y a veces el abandono.

Por su progreso evolutivo, solo a los 11 o 12 años es cuando tienen desarrollada su capacidad para realizar juicios propios, para discernir la justicia de la injusticia que presupone en el ámbito deportivo una asunción y asimilación de valores. Es el periodo ideal para comenzar en la competición como un medio más y no como un fin en sí misma. Pero hoy día vemos como prácticamente desde los 6 años hay competiciones basadas en el modelo habitual, con resultados e incluso hasta con clasificaciones.

Vivimos en una sociedad con los niveles de abandono prematuro del deporte más altos. A medida que nuestros adolescentes cumplen años cada vez son menos los que se quedan practicando actividad física y deportiva. Todos sabemos que en las categorías prebenjamín, benjamín, infantil, cadete, etcétera, hay muchos niños y niñas participando y, sin embargo, cuando llegan a edad de categoría juvenil, nos las vemos y nos las deseamos para hacer un equipo.

Diferentes estudios confirman que, aun cuando conocemos la importancia de los beneficios psíquicos, físicos y sociales de la práctica del deporte en la salud de nuestros jóvenes, la prevalencia de abandono y falta de este tipo de actividades está aumentando, tristemente, a nivel mundial.

La consecuencia de esto son datos como los que encontramos en las conclusiones del estudio de la Agencia Española de Protección de la Salud en el Deporte, del año 2016: el 73 % de la población española de 18 a 74 años no hace ninguna actividad física o solo ocasionalmente; la población más inactiva es casi el triple -2,75 veces- que la que practica actividad física al menos varias veces al mes; en Canarias, en niños entre los 6 y los 9 años, el sobrepeso y la obesidad es de un 44,2, según la Dirección General de Salud Pública del Servicio Canario de Salud.

El objetivo fundamental en el ámbito de la educación física y deportiva durante la edad escolar debe ser la mejora y mantenimiento de la salud, pero es necesario cambiar la forma en la que se está concibiendo la práctica deportiva, porque se constata el descenso a partir de los 12 años, según el Consejo Superior de Deportes, y los niveles recomendados de actividad física para niños y jóvenes, entre los 5 y los 17 años, son de sesenta minutos diarios.

En esta proposición no de ley presentamos una serie de pautas para la gestión, el modelo, los entrenadores y educadores, los padres y madres, que sirvan como guía a considerar por las federaciones, clubes y administraciones que organizan competiciones, para mejorar la práctica deportiva en edad escolar, en cuanto a evitar también el abandono prematuro, y concienciar para actuar e incidir más sobre el fomento y promoción de la salud.

Por todo ello, consideramos que la esencia de la práctica deportiva es el mantenimiento y mejora de la salud. Consideramos también que la competición es solo un medio más, pero adecuada a la edad de los participantes y sin que el resultado sea lo único que importa; que debe existir una mayor conexión entre los centros escolares, las federaciones deportivas y los clubes para que el modelo de práctica esté basado en los objetivos del currículum. Es preocupante el nivel de abandono a partir de los 13 y 14 años y es más acusado en las niñas que en los niños. Canarias tiene un importante problema social con los niveles de obesidad infantil, ya lo hemos hablado en reiteradas ocasiones aquí.

Por lo tanto, señores, señorías, pedimos el apoyo a esta proposición no de ley para continuar trabajando, mejorando, en la salud deportiva de nuestros niños y niñas.

Gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor Suárez.

Turno para el Grupo Parlamentario Mixto. Adelante.

El señor FDEZ. DE LA PUENTE ARMAS: Buenas tardes, señorías.

La Constitución española hace mención expresa a la educación física y el deporte en su artículo 43.3, donde reconoce que los poderes públicos fomentarán la educación sanitaria, la educación física y el deporte. Asimismo, facilitarán la adecuada utilización del ocio.

Las tendencias actuales ponen en evidencia que el deporte ofertado a los escolares debe basarse en la salud, el ocio y la educación, además de configurarse al margen del tradicional modelo competitivo, ya que es uno de los pilares de su formación educativa y deportiva.

El deporte escolar no es solo ejercicio físico y de movimiento, sino también significa sentido de superación, espíritu de lucha, trabajo en equipo y representa una actividad lúdica y voluntaria. Estas características se deben, por tanto, primar en la competición, siempre que se tenga un enfoque educativo.

Por regla general, se considera como deporte en edad escolar aquella actividad deportiva realizada que se practica por los escolares en horario no lectivo y en la misma intervienen, además de los jóvenes deportistas, los padres y madres y los técnicos y educadores deportivos.

También habrá que tener en cuenta otros agentes, como son los responsables de la programación deportiva ofertada a los escolares de los municipios, administraciones públicas, sector privado, en la promoción del deporte en edad escolar, coordinadores de deportes, etcétera.

En el deporte escolar la competición debe ser también una función formativa y constituye un contexto en el que todos los participantes deben manejar capacidades como el esfuerzo, el autocontrol, la responsabilidad, la superación y la autoestima. Solo el justo equilibrio en estas capacidades y sabiendo combinar de forma adecuada estas mismas, nuestros menores aprenderán a competir contra sí mismos, a ganar y a perder, a reconocer las propias posibilidades y limitaciones, a superar situaciones de frustración y a respetar a los contrincantes.

Del modelo competitivo que desarrollemos dependerá en gran manera que el deporte forme parte consustancial de la vida cotidiana de nuestros hijos y niñas, a medida que vayan evolucionando en las etapas de su vida. Diferentes estudios reflejan que los deportistas están más motivados por el resultado que por la propia práctica, el abandono prematuro se vuelve más frecuente; en cambio, si la motivación se centra en la propia práctica, dejando la competición en un segundo plano, la actividad física se convierte, de forma más permanente, en un modo de ocupación del tiempo de ocio.

Es por ello que nos sumamos favorablemente a esta proposición no de ley, porque entendemos que la actividad física y deportiva en la edad escolar, ya tenga una orientación fundamentalmente lúdica o marcadamente competitiva, debe ser accesible a toda la población infantil por igual, al tiempo que debe aportar un irrenunciable carácter educativo a nuestros menores.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor diputado.

Turno para el Grupo Parlamentario Agrupación Socialista Gomera. Señora Mendoza.

Adelante.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ (desde su escaño): Gracias, presidente. Buenas tardes de nuevo, señorías.

Señorías, yo creo que nadie puede dudar de los beneficios que tiene la práctica deportiva para la salud de los ciudadanos, especialmente en Canarias, con los altos índices de obesidad y de diabetes con los que contamos actualmente y que, lamentablemente, cada vez se ven en población más joven.

La actividad física no solo te permite llevar una vida sana y saludable, no solo por el bienestar personal y psicológico, sino porque proporciona muchos valores fundamentales para el desarrollo personal de los niños, de las niñas y de los jóvenes.

En la Ley 1/2019, de la actividad física y el deporte de Canarias, que aprobamos la pasada legislatura, se recogen las funciones, reconocimientos y también los principios del deporte. Este apartado indica que las administraciones públicas canarias, en el ámbito de sus competencias, garantizarán la práctica de la actividad físico-deportiva mediante la promoción de la práctica deportiva en todas las islas y en todas sus dimensiones: cultural, educativa, competición, recreación, social y también en la salud.

Asimismo, aparece también recogido en la ley la formación del personal técnico y el fomento de la investigación científica del deporte y actividad física.

Además, también hay un apartado específico del deporte en edad escolar, en el que se refleja que se podrán aplicar medidas que incentiven la participación en el mismo. En este apartado también se concreta que la práctica deportiva en edad escolar se orientará especialmente a la educación integral del niño y de la niña y el desarrollo equilibrado de sus cualidades físicas, además también del conocimiento y la práctica de diferentes modalidades deportivas, sin que estas se dirijan exclusivamente a la competición.

Por tanto, desde el Grupo Parlamentario Agrupación Socialista Gomera entendemos que con el trabajo que ya se está realizando con respecto al deporte en los centros escolares públicos de Canarias y también con el programa Escuela y Salud, que fomenta hábitos y estilos de vida saludables en la población de edad escolar, creemos que lo que debemos es seguir avanzando en esa línea y, como ha dicho el proponente, avanzar también en mejorar la salud de... (Corte del sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

El señor PRESIDENTE: Sí, señora Mendoza, concluya.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ (desde su escaño): Concluyo solo diciendo que Agrupación Socialista Gomera va a apoyar la PNL propuesta por el señor Suárez.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señora Mendoza.

Turno para el Grupo Parlamentario Sí Podemos Canarias. Señor Déniz.

El señor DÉNIZ RAMÍREZ (desde su escaño): Gracias, señor presidente.

Señor Suárez, yo creo que usted nos ha traído aquí no una PNL sino casi, casi, que un tratado moral, con el que yo estoy de acuerdo, un tratado moral; es un tratado de deporte comunitario, como elemento cohesionador de la comunidad; es un tratado... casi es una crítica de la sinrazón, del concepto deportivo entendido puramente como negocio o puramente como elemento de competitividad; y creo que además es un tratado sobre el uso correcto que debemos hacer del tiempo deportivo. Porque, como usted dice también, tras la propia exposición de motivos, es una guía para gestionar situaciones que se dan en el deporte, una guía para los clubes, para las federaciones y demás.

Nosotros no tenemos en absoluto ninguna discrepancia con lo que usted está planteando, todo lo contrario, estamos muy a favor de lo que está diciendo. Lo que pasa es que también es verdad, como ha señalado la señora Mendoza, que está recogido en numerosas leyes. Es verdad que nunca es tarde para insistir en estas cuestiones, el recordarlo, ¿verdad?

Aquí se han aprobado algunas cuestiones que tienen que ver también con un uso responsable del tiempo deportivo, del ocio; todos los problemas que usted señaló, que tenemos también, que repercuten en enfermedades a edades tempranas. Pero es verdad también que tanto en la ley que se aprobó en la legislatura pasada como también en otros estatutos, como las propias federaciones, insisten también en todo esto que usted ha argumentado, que, insisto, nunca es malo recordarlo. Me parece que afortunadamente hay muchos centros educativos y muchos ayuntamientos, porque parte también de las competencias escolares son municipales, y ahí está un montón de actividades extraescolares, de muchos monitores que trabajan ahí y se guían también por principios parecidos o semejantes o similares a los que usted está planteando.

Por lo tanto, en fin, nosotros efectivamente vamos a aprobar, estamos muy de acuerdo con todo esto. Y no es malo recordar que el deporte no solamente es negocio y competitividad como fin en sí mismo, sino que también tiene otras posibilidades que es necesario desarrollar en los chiquillos.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor Déniz.

Turno para el Grupo Parlamentario de Nueva Canarias. Señora Hernández.

La señora HERNÁNDEZ JORGE (desde su escaño): Gracias, señor presidente.

Yo creo que son incuestionables los valores que el deporte aporta a nuestra vida. Hay muchísima evidencia científica de lo que significa para la salud, para combatir la obesidad y otras patologías, para combatir una de las enfermedades de este siglo como es el estrés y, sin duda, también -se ha expuesto ya el importantísimo papel- la contribución del deporte en el ámbito comunitario, en la lucha, por ejemplo, contra la pobreza y la exclusión social, porque, efectivamente, el deporte, trabajando en comunidad y en barrios vulnerables, ha sido y es una potente herramienta para cohesionar, para generar valores como puede ser la superación personal, la satisfacción del avance y de los logros, la cooperación y el trabajo en equipo.

Creo que el enfoque de la PNL de insistir en la necesidad de fomentar el deporte desde la más tierna infancia es lo que le da un valor añadido que le reconozco y que le aplaudo. Es decir, es muy importante que los niños y niñas desde muy pequeños entiendan y sepan la importancia de incorporar el deporte a su vida cotidiana. Y ahí el papel, primero, de los pediatras. A mí todavía me sigue llamando la atención...; cuando vemos a niños y niñas muy pequeños con un importante problema de obesidad, qué trabajo se hace desde atención primaria, porque al final la obesidad genera graves problemas para la salud del niño o de la niña. Por tanto, el papel de los pediatras en la educación a la familia y en la prevención de esa obesidad. El papel, por supuesto, de la propia familia, que tiene que ser consciente de esta realidad. Y luego el papel de la escuela.

Yo creo que en el Estado, el sistema educativo español y también el canario ha subestimado el papel del deporte y yo creo que ya es hora de que empecemos a ser conscientes de que el deporte no es una materia más, sino que debe ser una actividad transversal del currículum y debe formar parte de nuestras prioridades.

Y no quisiera acabar sin reflexionar sobre el deporte para combatir lo que ha venido a llamarse las adicciones del siglo XXI, que es el exceso de tiempo dedicado a las tecnologías de la información y la comunicación, redes sociales y todo ese mundo al que nuestros niños y niñas están sometidos. El deporte es un buen antídoto para usar el tiempo en actividades que no solo sean de dependencia de las redes sociales y de enclaustramiento y de aislamiento de niños y niñas... (Corte del sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

El señor PRESIDENTE: Sí, concluya, señora Hernández.

La señora HERNÁNDEZ JORGE (desde su escaño): Señor presidente, acabo rápidamente.

El señor PRESIDENTE: Sí, sí, concluya, concluya.

La señora HERNÁNDEZ JORGE (desde su escaño): De eso de lo que yo creo que todos de manera directa o indirecta somos testigos, de que los niños y niñas de hoy, del siglo XXI, se aíslan en sus habitaciones a jugar con la maquinita o con el móvil. Creo que el deporte es una buena herramienta para sacarlos de esa realidad, para que se muevan, para que socialicen y para que, por tanto, se desarrollen en plenitud.

Así que vamos a apoyar, como no podía ser de otra manera, esta iniciativa.

Gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora Hernández.

Turno para el Grupo Parlamentario Nacionalista. Señor Bravo de Laguna, tiene la palabra.

El señor BRAVO DE LAGUNA CABRERA (desde su escaño): Gracias, señor presidente.

Desde el Grupo Nacionalista vamos a apoyar también esta PNL, como le comuniqué al diputado del Grupo Popular anteriormente, porque entendemos que lo que abunda no daña en este caso. Sinceramente, yo creo que algunos compañeros de otros grupos ya lo han comentado, mucho de esta PNL ya está incorporado, pero creemos que no está mal el recordarlo. Traer al Parlamento cualquier iniciativa que fomente la práctica deportiva, en este caso en edad escolar, la práctica deportiva es fundamental, es importantísima en todas las edades, pero desde luego, como bien acaban de decir, si se empieza a practicar e inculcar desde edad temprana, desde luego el hábito que se coge a esas edades se mantiene más fácilmente a lo largo del tiempo.

Lo que sí me gustaría matizar es el apartado en el que la PNL sí habla del aspecto de la competición. Vamos a ver, competir no es necesariamente malo. El mundo se rige bajo la permanente competición. En este Parlamento, aquí hay algunos que están todo el día compitiendo y no los veo muriéndose. Es decir, yo lo que creo es que tenemos que ser conscientes de que el deporte es bueno físicamente y psicológicamente para la formación de las personas y para la formación de los menores, por supuesto, y lo que tenemos que hacer entre todos, a nivel nacional y a nivel canario, es fomentar la importancia del deporte como enseñanza, pero también como una forma de aprender experiencias de vida, porque mucho se aprende del deporte de competición también que se puede después llevar a cabo en la propia vida, sin contar con que el deporte en sí mismo es una salida profesional, en muchos casos, que lógicamente está extendida y aquí en Canarias además tenemos muchos ejemplos, afortunadamente, porque tenemos grandes deportistas.

Por tanto, no demonicemos la competición. Sepamos tratar la competición de manera ordenada y sobre todo formemos no solamente a los profesionales que tienen que estar con los niños en los centros escolares sino a los padres, a esos padres que en muchas ocasiones presionan de manera innecesaria e inadecuada a sus hijos para ganar. Ese es el error y ahí es donde tenemos que atacar, pero no al deporte, digamos, formativo, que compatibiliza la competición, porque saber competir es también bueno para los menores.

El señor PRESIDENTE: Muchísimas gracias, señor Bravo de Laguna.

Turno para el Grupo Parlamentario Socialista. Señora González. Adelante.

La señora GONZÁLEZ VEGA (desde su escaño): Presidente. Buenas tardes, señorías.

Efectivamente, desde el Grupo Parlamentario Socialista también apoyaremos esta iniciativa. Entendemos que educar en valores es importante en todas las áreas y en todos los ámbitos y, por supuesto, también en el deporte, una práctica inclusiva, más igualitaria, con respeto al adversario. Yo creo que deben ser cuestiones fundamentales.

Como decía alguno de los anteriores intervinientes, ya Canarias cuenta con una ley del deporte que recoge gran parte de las medidas que usted propone en esta proposición no de ley, por lo que, dentro del marco legislativo, ya Canarias tiene la suerte de contar con esa ley aprobada en este Parlamento en el año anterior.

Por otro lado, dentro del marco del deporte en edad escolar, hay que recordar que no está solo dentro del ámbito competencial de la Comunidad Autónoma de Canarias, sino que también intervienen otras administraciones como cabildos y ayuntamientos y además también federaciones, clubes deportivos, empresas del ámbito deportivo, que hacen un magnífico trabajo, y hay que reconocer también y agradecer la labor que realizan para educar en valores a nuestros jóvenes y menores deportistas.

Por tanto, como decía, mejorar la educación en valores está dentro de los objetivos del Grupo Parlamentario Socialista y vamos a apoyar esta proposición no de ley.

Gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora González.

Señorías, damos por finalizados los turnos de intervención. Por favor, señorías, vayan ocupando sus respectivos escaños. (La Presidencia hace sonar el timbre de llamada a la votación. Pausa).

Gracias, señorías.

Procedemos, señorías, a someter a votación la proposición no de ley. Señorías, votamos. (Pausa).

Gracias, señorías.

50 votos emitidos: 50 votos a favor, ningún voto en contra y ninguna abstención.

Queda aprobada por unanimidad.

Señorías, suspendemos la sesión hasta mañana a las nueve de la mañana.

Muchas gracias.

(Se suspende la sesión a las diecinueve horas y treinta y tres minutos).

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 10L/PNLP-0183 Sobre acciones para mejorar la adherencia a la práctica deportiva en edad escolar en Canarias.