Diario de Sesiones 55/2020, de fecha 25/11/2020
Punto 12

10L/PNLP-0214 PROPOSICIÓN NO DE LEY, DEL GRUPO PARLAMENTARIO SOCIALISTA CANARIO, SOBRE DÍA INTERNACIONAL DE LA ELIMINACIÓN DE LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER.

El señor PRESIDENTE: Vamos con la última de las proposiciones no de ley, señorías. En este caso, a propuesta del Grupo Parlamentario Socialista Canario, sobre el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

Tiene la palabra la señora González.

La señora GONZÁLEZ VEGA: Gracias.

El señor PRESIDENTE: Adelante.

La señora GONZÁLEZ VEGA: Gracias, presidente. Buenas tardes de nuevo, señorías.

Volvemos a hablar de violencia de género, señorías, y ojalá algún día podamos dejar de hacerlo, pero mientras haya mujeres en nuestras islas que sigan sufriendo esta lacra social y sigan perdiendo la vida a manos de sus parejas o sus exparejas tenemos el deber de seguir haciéndolo.

Hoy se cumplen veinte años de la designación del 25 de noviembre como Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer y desde el Grupo Socialista queremos sumarnos a esa conmemoración recordando a todas las mujeres que han sufrido violencia o han perdido la vida a manos de sus maltratadores... (Rumores en la sala).

El señor PRESIDENTE: Sí, perdone, señora González.

Señorías, ruego un poco de silencio, por favor. Gracias.

La señora GONZÁLEZ VEGA: ... y manifestando nuestro compromiso por construir una sociedad más igualitaria, libre de violencia, en la que ser mujer no constituya un factor de riesgo para nuestras vidas.

Pero este 25 de noviembre no es un año más, porque el horizonte de la erradicación de las discriminaciones y los maltratos está más lejos que el año anterior. Lamentablemente, las mujeres estamos sufriendo más los efectos de la pandemia en todas las esferas y se amplifican y se intensifican las desigualdades ya existentes, lo que puede ser más grave y hacer revertir los logros que habíamos cosechado en las últimas décadas.

Desde el año 2003, han sido asesinadas en nuestro país 1074 mujeres, 41 de ellas en este año 2020, y 297 niños y niñas han quedado huérfanos desde el año 2013. En Canarias han sido asesinadas por violencia machista 95 mujeres desde el año 2003, tres de ellas durante este año: Encarnación, Carolina y Ramona.

El pasado mes de octubre conocíamos los datos de la macroencuesta de violencia de género contra la mujer correspondiente al año 2019. Unos datos estremecedores que ponen de manifiesto que el 57 % de las mujeres en nuestro país ha sufrido algún tipo de violencia machista a lo largo de su vida. Una de cada dos, señorías.

Canarias es la quinta comunidad de España con más asesinatos machistas desde el año 2003 y la que tiene mayor número de denuncias. Además, la dimensión de la violencia de género sigue creciendo y se reproduce en las parejas jóvenes desde las primeras relaciones.

Por otro lado, en Canarias se ha incrementado el número de llamadas al servicio de atención a la violencia de género del 112, que ha recibido durante este año 13 218 llamadas, de las que casi ocho mil eran de emergencia con peligro inminente para las víctimas. Por ello, los gobiernos de España y de Canarias están impulsando medidas para proteger a las mujeres víctimas de violencia de género y a sus familias, demostrando su compromiso por acabar con esta lacra social, que lamentablemente sigue creciendo en nuestro país y en nuestras islas.

Desde el comienzo de la crisis sanitaria del COVID-19, el Gobierno de Pedro Sánchez puso en marcha un plan de contingencia contra la violencia de género, con medidas para prevenir, controlar y minimizar las posibles consecuencias negativas en las vidas de muchas víctimas de violencia de género.

Por su parte, también los recursos del Gobierno de Canarias se mantuvieron funcionando a pleno rendimiento durante, incluso, el confinamiento, en el que más de cincuenta mujeres tuvieron que abandonar su hogar para alojarse en dispositivos de emergencia seguros. El Instituto Canario de Igualdad reforzó todos los cauces posibles de comunicación para que ninguna mujer se sintiera sola, aislada con su maltratador, y con el objetivo de mejorar su protección activó la famosa ya, y conocida a nivel mundial, Mascarilla-19, que además aprovechamos para reconocer el premio que recibe hoy desde el Ministerio de Igualdad.

Señorías, pero permítanme poner el foco en dos realidades tan invisibles como dramáticas. Según el último estudio realizado dentro del marco del Pacto de Estado contra la Violencia de Género, la violencia contra las mujeres es especialmente dura en las zonas rurales, ya que el aislamiento que sufren las víctimas es triple: por la escasa participación de los espacios públicos, por estar aisladas geográficamente y por identificar su propia situación como un proceso individual y no como el problema estructural que es. Por otro lado, también, dentro de este pacto de Estado, el estudio arroja que las mujeres mayores de 65 años, víctimas de violencia de género...; pone de manifiesto una realidad que permanece a menudo, como decía, invisible y que revela que la violencia sostenida en el tiempo, con estos datos, es estremecedora: el 40 % de las víctimas ha sufrido violencia durante más de cuarenta años.

Por tanto, señorías, la violencia de género es uno de los problemas más graves en nuestra sociedad que perdura, a pesar de los avances de los últimos años, de la mayor concienciación y protección y de la labor de prevención que se desarrolla desde todos los ámbitos, por lo que debemos combatirla con contundencia y con unidad desde todas las administraciones y con el conjunto de la ciudadanía, por lo que frente al machismo, al negacionismo de la ultraderecha y a las graves consecuencias de la pandemia necesitamos más recursos, más acciones y más unidad para poder avanzar en la erradicación de la violencia de género, porque solo así podremos acabar con esta lacra social.

Por ello, desde el Grupo Parlamentario Socialista, hemos presentado esta proposición no de ley, que contiene medidas para continuar reforzando las medidas contenidas en la ley integral contra la violencia de género, del 28 de diciembre del 2004, y también del pacto de Estado: continuar dotando de recursos económicos adecuados los instrumentos de lucha contra todas las formas de violencia contra las mujeres; promover acciones de prevención, sensibilización y difusión acerca de las mujeres mayores de 65 años; reforzar las medidas dirigidas a la atención de las mujeres que viven en el mundo... (se produce el corte del sonido por el sistema automático de cómputo del tiempo y la Presidencia le concede un tiempo adicional); como decía, reforzar las medidas dirigidas a la atención de las mujeres que viven en el mundo rural, con recursos especializados; y continuar impulsando la colaboración con las entidades y asociaciones que luchan contra la violencia machista; y, además, continuar intensificando y adaptando los recursos relacionados con la atención a las víctimas de violencia machista durante esta pandemia.

Espero, como decía, contar con el apoyo de esta Cámara, porque consideramos que, aunque es la última proposición no de ley de hoy, desde luego no es la menos importante.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señora González.

Turno para los grupos no enmendantes.

Grupo Mixto, señora Espino.

La señora ESPINO RAMÍREZ: Gracias, presidente. Señorías.

La violencia contra la mujer es un verdadero drama, es una auténtica aberración, y todos debemos comprometernos para trabajar en su erradicación, sobre todo el Gobierno, porque en él recae el mayor poder de actuación en estos momentos.

A la realidad de esta lacra se le suma ahora también la situación provocada por el coronavirus, por la pandemia, el aislamiento y el confinamiento, lo que ha traído consigo un aumento de los niveles de violencia en el entorno familiar, en algunos hogares, con carácter sexual y de género. Son también los jóvenes y las mujeres sobre todo las que están pagando mayoritariamente la destrucción de empleo en nuestra comunidad autónoma, y esto las deja aún más indefensas para tomar la decisión de apartarse, de dejar a sus maltratadores. Esta falta de independencia económica para ellas y sus hijos es la que hace que en demasiadas ocasiones las mujeres aguanten situaciones que no deben tolerar. En este sentido, la Fundación Adecco presentaba, hace unos días, el informe Un empleo contra la violencia con el objetivo de visibilizar la situación de las mujeres víctimas de la violencia de género. Un informe que se basa en las conclusiones, que se basa en una encuesta a 350 desempleadas que han sufrido violencia de género, y la conclusión de dicho informe es que este escenario de crisis y de incertidumbre económica ha originado, ha provocado que muchas de las víctimas opten por no denunciar a sus maltratadores. De hecho, las denuncias por violencia de género se han reducido en Canarias un 8,9 % en el primer semestre de este año, la mayor caída registrada en toda la década; sin embargo, han aumentado las llamadas pidiendo auxilio en situaciones de emergencia, con un incremento del 37 % de las llamadas. Es un dato que nos debe hacer reflexionar, porque debemos dar seguridad a las mujeres en cuanto a su integridad física pero también en cuanto a su situación económica. Tenemos que darles oportunidades de trabajo para que no tengan que aguantar conviviendo con un maltratador, para que puedan ser independientes económicamente. No solo hay que protegerlas a ellas sino también a sus hijos, que son igualmente víctimas de la lacra de la violencia de género.

Ciudadanos forma parte del Pacto de Estado contra la Violencia de Género desde el minuto cero. Seguiremos trabajando con políticas en este sentido y vamos a apoyar esta PNL con el deseo de que mejoren esas políticas y recordando que esta lucha no es una lucha de ningún partido, que la lucha contra... (corte del sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo) de todos.

Gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias.

Turno para el Grupo Parlamentario de la Agrupación Socialista Gomera. Señora Mendoza.

Adelante.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ: Gracias, presidente. Buenas tardes, señorías.

Señorías, tres son las mujeres que han sido asesinadas en lo que va de año en Canarias. Tres nombres que debemos sumar a esa larga lista; desde el año 2003 contabiliza las víctimas de violencia de género y que ya suma la pérdida de noventa y cinco mujeres, noventa y cinco víctimas de una lacra social de la que lamentablemente tenemos que seguir hablando.

El problema persiste y se normaliza: las víctimas pasan a ser un número más para una sociedad que se está acostumbrando a ver en las noticias datos y cifras sobre mujeres que pierden la vida a manos de sus parejas o a manos de sus exparejas. Pero ellas no son las únicas víctimas, estas mujeres en muchas ocasiones dejan atrás hijos y familia y nuestro compromiso en la lucha contra la violencia de género también debe ser con ellos, que sufren las secuelas en un segundo plano y que muchas veces se convierten en los grandes olvidados de esta dura realidad.

Este año está siendo especialmente devastador, ya son cuarenta y una mujeres las que han perdido la vida en España. La pandemia ha obligado a muchas de ellas a vivir en una cárcel con sus maltratadores. Solo en lo que va de año el Servicio de Atención a Mujeres Víctimas de Violencia de Género ha recibido un total de 13 218 llamadas. 13 218 llamadas de auxilio, señorías: una auténtica barbaridad.

En Canarias muchas de estas mujeres tenían a su alcance una herramienta pionera promovida por la Consejería de Derechos Sociales, la herramienta "Mascarilla-19", impulsada desde nuestro Gobierno. Necesitamos más iniciativas como esta, señorías, necesitamos más recursos, más implicación a todos los niveles, de las instituciones pero también sobre todo de la sociedad, porque solo unidos podemos luchar contra la violencia machista. De nosotros depende cambiar las cosas, atajando el problema desde la base, desde la educación, enseñándoles a nuestros niños, a nuestras niñas, a los jóvenes que otra sociedad más tolerante e igualitaria es posible.

Así que por supuesto que Agrupación Socialista Gomera va a apoyar esta iniciativa, al igual que todas aquellas que nazcan con la intención de frenar la violencia machista.

Este año la pandemia por el COVID-19... (Corte del sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

El señor PRESIDENTE: Sí, concluya.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ: ... ha acaparado toda la atención, pero la realidad es que venimos arrastrando otra pandemia desde hace décadas a la que todavía no hemos conseguido ponerle remedio, y, señorías, no hay mejor vacuna para vencerla que seguir luchando contra el machismo, por la igualdad y por todas esas mujeres que no pueden luchar a nuestro lado. Evitemos que sus nombres caigan en el olvido, tienen que dejar de formar parte de una lista y pasar a formar parte de nuestra lucha. Así que por ellas y por nosotras.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora Mendoza.

Turno para el Grupo Parlamentario Sí Podemos Canarias.

Adelante.

La señora DEL RÍO SÁNCHEZ: Gracias, señor presidente.

Volvemos a hablar del tema que hoy nos preocupa especialmente y yo no quiero avanzar ni decir nada más de las cosas tan importantes que se han dicho sin hacer primero un reconocimiento a todos los movimientos feministas que en este país y en Canarias en particular, que es donde estamos, han hecho un enorme trabajo, a todas las plataformas, a todos los foros contra la violencia de género, a todas las asociaciones, a todas las mujeres feministas, plataformas 8M, todas las que han estado contribuyendo y contribuyen cada día con su esfuerzo; al Partido Socialista que hizo las primeras leyes de igualdad en su momento y que han sido muy importantes, desde el 2003. Y hay que reconocer ese trabajo, porque estamos donde estamos. Aún nos queda mucho por avanzar, pero tenemos una trayectoria que es muy importante como impulso para seguir en esa línea.

Es importante reconocer y diagnosticar dónde tenemos el problema. Cuando hablamos de los asesinatos machistas, de la última violencia, hablamos -ya lo hemos dicho muchas veces- de la punta del iceberg, de todo un entramado que hay por debajo, donde subyace un montón de desigualdades estructurales que venimos siglos sufriendo las mujeres. Cuando decimos en las manifestaciones -que hoy no podremos salir por culpa de la pandemia- que no es un caso aislado, que se llama patriarcado, no es un eslogan ni una frase hecha, obedece a una auténtica realidad. Por eso cuesta tanto trabajo trabajar y luchar contra ella, porque la tenemos inoculada en nuestra sangre, en nuestro ADN, la hemos mamado desde nuestras familias. Hasta las más progresistas, hasta las más igualitarias han vivido bajo el yugo de una educación machista y patriarcal y cuesta muchísimo trabajo deshacernos de ella, porque para los chicos implica privilegios y no se dan cuenta de que renunciar incluso a esos privilegios les va a hacer ganar en otras cosas mucho más importantes, en una vida más libre y más igualitaria y más respetuosa. Pero eso implica un trabajo de concienciación tremendo, de cambio de modelo, que tiene que ver con todo, con los medios de publicidad, de comunicación, con la educación en las escuelas. Lo decía Glòria Poyatos -me gusta mucho citarla-, que decía que el antídoto contra la violencia machista es la educación y hay que trabajar en eso, en la vacuna. Tenemos que trabajar en esa vacuna tan importante, invertir muchos recursos, desde todos los frentes, desde todas las consejerías, desde este Gobierno, pero también desde todos los espacios de la sociedad. Hay un trabajo muy importante que hacer en la calle, en las casas, con nuestras familias, con nuestras hijas, con nuestros hijos, y todo es importante, y de verdad, para que llegue el día en que ya no tengamos que salir a la calle para decir ni una menos.

Ese es nuestro objetivo y por eso vamos a seguir trabajando, y por supuesto apoyamos esa proposición no de ley.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora Del Río.

Turno para el Grupo Parlamentario Nueva Canarias. Señora González.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña María Esther): Gracias, presidente. Señorías.

Como dijo la señora González, en Canarias 3 mujeres asesinadas en lo que va de 2020 y 95 entre el 2003 y el 2020, y en España, 41 en lo que va de año y 1074 entre 2003 y 2020. Estas son las cifras que hablan de violencia, de brutalidad, de sufrimiento, pero también de incapacidad, de mucho camino andado pero de más camino aún por andar. Y desde Nueva Canarias entendemos que el principal camino aún por andar es el camino de la igualdad, porque la violencia machista solo es el principal exponente y el más brutal de la desigualdad entre hombres y mujeres, pero no es el único. Desde Nueva Canarias entendemos que la clave para erradicar la violencia machista pasa por la prevención de los actos violentos, pasa por la capacidad de transmitir valores referidos a la igualdad, a la empatía y a la tolerancia y también por medidas que impidan que los niños desde su más temprana edad interioricen como normales conductas que no lo son, conductas violentas, conductas machistas, conductas contrarias al respeto y a la igualdad. Y es por ello por lo que creemos que se debe cambiar el enfoque, entre otras cosas, de los presupuestos del ICI, porque es que el enfoque que tienen actualmente no ayuda a que deje de estar consolidado ese principio de violencia machista, ese principio de desigualdad.

La consejera esta mañana habló del premio concedido por el ministerio al ICI, de la app de geolocalización y también hizo mención al incremento de los presupuestos en el año 2020 y 2021, por un millón cada uno, pero si analizan los presupuestos estos incrementos van destinados a la atención a las víctimas y no a las políticas de erradicación, no a las políticas de igualdad, y siendo indudable que atender a las víctimas es una cuestión fundamental, porque no podemos abandonar a las víctimas y porque no podemos revictimizarlas y dejarlas a su suerte, si solo dedicamos recursos a atender víctimas y no a evitar que haya víctimas, viviremos en un eterno círculo vicioso.

Desde Nueva Canarias y, como no puede ser de otra manera, vamos a apoyar este... (se produce el corte del sonido por el sistema automático de cómputo del tiempo y la Presidencia le concede un tiempo adicional), pero no nos cansaremos de insistir en que las administraciones públicas deben asumir realmente el compromiso de lucha contra esta lacra social, que deben poner los medios necesarios para activar políticas integrales de igualdad, que son las que permitirán la eliminación de la violencia machista, porque mientras no haya igualdad la violencia machista permanecerá enquistada en nuestra sociedad.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señora González.

Turno para el Grupo Parlamentario Popular. Adelante.

El señor QADRI HIJAZO: Señor presidente, señorías.

Yo creo que compartimos todos los grupos hoy un posicionamiento común, como no podía ser de otra manera, en este asunto y, por supuesto, desde nuestro grupo estamos de acuerdo. Apoyamos esta proposición y cualquier acción encaminada a eliminar cualquier atisbo de violencia contra la mujer. Entendemos que es nuestro deber hacerlo como cargos públicos, y no solo hoy, el 25 de noviembre, sino todos los días del año. Nuestro apoyo también a todas las personas, todas las entidades o asociaciones que luchan día a día por erradicar este tipo de violencia, también a las víctimas, a sus familias, a sus hijos y, en especial, a estas tres mujeres que han perdido la vida en el archipiélago en lo que va de año.

Quiero hacer mención a un punto que usted ha destacado en su intervención, que es la violencia contra la mujer en el medio rural. Ha dicho que es excesivamente dura; estoy de acuerdo, y también añadiría dura y difícil de combatir. Existe una situación de aislamiento que hace complicado hacerles llegar esa información. También la repercusión social en estos sitios pequeños es mayor, el miedo al qué dirán, a sentir el rechazo a lo mejor de tu propio entorno, y hay, digamos, una estructura, una jerarquía familiar más patriarcal que a lo mejor en las zonas urbanas que de verdad hace complicado que se lleguen a tramitar denuncias, por así decirlo, de este tipo.

Debemos trabajar mucho en ese aspecto para revertir esa situación. Deberemos, en primer lugar, mejorar los canales de comunicación, hacer que esa información, sobre todo preventiva, llegue a esos domicilios, llegue a esas personas. Debemos aumentar también la financiación, sobre todo en los municipios, somos la primera línea de lucha, somos la primera línea de acción, de concienciación, involucramos a los diferentes colectivos de nuestros municipios... Es cierto que con la firma del pacto de Estado en el año 2017 mejora considerablemente la coordinación y la financiación, pero no es suficiente. Si queremos en los municipios tener a lo mejor políticas activas, duraderas en el tiempo y eficaces contra la violencia de género, la financiación entendemos que debe ser también mayor.

Y también, es algo importante, descentralizar los recursos, es decir, estos recursos deben llegar por igual a todos los rincones del archipiélago, sobre todo a lo mejor a estas zonas rurales, y eso creo que ahora no está ocurriendo como debiera.

Agradecer a... (se produce el corte del sonido por el sistema automático de cómputo del tiempo y la Presidencia le concede un tiempo adicional), agradecer a la ponente traer esta proposición hoy, en el día que nos encontramos, pero me gustaría pedir una mayor exigencia en este tema, en este asunto; no ser condescendientes, no quedarnos cortos a la hora de pedir medios. Gobierne quien gobierne, es decir, viene en un estudio que la mayoría de las víctimas no cree que los políticos seamos capaces de resolverles el problema y, para revertir esta opinión o esa percepción, debemos ser exigentes, debemos trabajar mucho y ser...

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor diputado.

Turno para el Grupo Parlamentario Nacionalista. Señora González, tiene la palabra.

La señora GONZÁLEZ ALONSO: Gracias, presidente. Buenos días, señorías.

Hemos avanzado, decía la diputada María del Río, pero nos queda mucho por avanzar. En la comunidad autónoma canaria también se ha avanzado y nos queda, sin duda, por avanzar. Incluso en ocasiones de forma pionera, como la Ley Canaria de Igualdad, y me enorgullece que mi partido, Coalición Canaria, estuviera gobernando en ese momento, cuando se aprobó esta ley pionera.

Para vencer la violencia machista es importante intentar sacar el máximo partido a los medios de que se disponen por las administraciones públicas para ganar efectividad en la guerra que supone combatir la violencia machista.

Nos hacemos eco de las reivindicaciones de las asociaciones feministas, como la Plataforma de Impacto de Género, que vienen reclamando la realización de convenios plurianuales con los fondos del pacto de Estado. De esta manera seremos más útiles y se pueden optimizar los recursos para desarrollar los problemas, poniendo más medios pero sobre todo en el objetivo de la atención a las víctimas. Hasta ahora los fondos siempre vienen llegando sobre los seis últimos meses del año y las dificultades que entraña para la ejecución de ellos son innegables.

Otra de las medidas anunciadas por el ministro del Interior es la incorporación al Viogen de mecanismos para aquellas mujeres que deciden no denunciar o ni siquiera acudir a comisaría, sino que bastaría con la denuncia de un familiar o un vecino. Celebramos esta inclusión en el protocolo Viogen, pero nos parece muy interesante que también se incluya a todas aquellas mujeres que acuden a los servicios sociales, aunque no se atrevan a dar el paso de denunciar, pero seríamos mucho más eficaces contra esta lacra, que se les añadiera a ellas también.

Me gustaría terminar con una reflexión que se daba en el Foro Surca, celebrado en la villa de Moya el pasado 13 de noviembre, donde se ponía el énfasis en facilitar las herramientas a toda la sociedad, tanto hombres como mujeres, para ponerse las gafas violetas, es decir, para poder identificar, reconocer el machismo, parar estas actitudes y eliminarlas de nuestras rutinas. Cada persona que se ponga las gafas lilas es un paso más que daremos para la eliminación de la violencia de género.

Y, sin más, el Grupo Nacionalista Canario va a votar a favor de esta PNL.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora González.

Señorías, llamo a votación. (La Presidencia hace sonar el timbre de llamada a la votación. Pausa).

Gracias, señorías. Ocupen sus escaños.

Gracias, señorías. Votamos. (Pausa).

Gracias, señorías.

56 votos emitidos: ningún voto en contra, ninguna abstención y 56 votos a favor.

Por tanto, queda aprobada por unanimidad.

(Aplausos).

Gracias.

Más información
Otros formatos
  • Formato PDF Formato PDF
Iniciativas tratadas
  • 10L/PNLP-0214 Sobre día internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer.