Diario de Sesiones 55/2020, de fecha 25/11/2020
Punto 7

10L/PL-0011 DEBATE DE PRIMERA LECTURA. PROYECTO DE LEY DE PRESUPUESTOS GENERALES DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE CANARIAS PARA 2021.

El señor PRESIDENTE: Continuamos, como decía, señorías, con el punto 6 del orden del día, que es el debate de primera lectura de la PL-0011, de Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de Canarias para 2021.

Tiene en este caso, para iniciar el debate, turno el Gobierno para la presentación del proyecto.

Señor vicepresidente, tiene la palabra.

(El señor vicepresidente del Gobierno y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos, Rodríguez Rodríguez, hace uso de medios audiovisuales).

El señor VICEPRESIDENTE DEL GOBIERNO Y CONSEJERO DE HACIENDA, PRESUPUESTOS Y ASUNTOS EUROPEOS (Rodríguez Rodríguez): Señorías, muy buenos días.

Mis primeras palabras para agradecer al presidente, a la Mesa, a los grupos parlamentarios, en definitiva a sus señorías, por la comprensión y colaboración con el Gobierno en la tramitación de esta importante ley, ley nuclear, estructurante de la acción de cualquier Gobierno, siempre y más en esta coyuntura.

Aprovecho también para expresar y reiterar el compromiso del Gobierno de Canarias en esta lucha determinante, todos los días, por la eliminación de la violencia de género y la certeza de que las instituciones de Canarias, la sociedad de Canarias, estarán al lado de las mujeres en la lucha sin cuartel contra esta lacra que nos afecta y que nos entristece.

También expresar, en nombre del Gobierno, el pesar y las condolencias por la pérdida de vidas humanas, en esta tragedia que vivimos ayer en las costas de Lanzarote, y que desgraciadamente se repite, se reitera con demasiada frecuencia.

Y quiero destacar también el papel, la solidaridad, el altruismo de la gente de la calle, de la gente normal. Ayer se vieron escenas extraordinariamente humanas: gente arriesgando su vida para ayudar, para rescatar a esta pobre gente que para mejorar se acerca a nuestras costas. Creo que entre el pesar que supone la pérdida de vidas humanas al menos hay un destello de esperanza por el humanismo, el compromiso, el heroísmo anónimo de mucha gente de nuestra tierra que no pierde de vista que estamos ante un fenómeno humano.

Señorías, las leyes de presupuestos siempre son importantes, ahora lo son más. Deben estar orientadas con las ideas y principios de la mayoría gobernante. Por eso hay ideologías y hay diversidad en la expresión de las opiniones de la gente. Pero siempre se tienen que contextualizar, una norma presupuestaria tiene que estar en relación con el contexto de cada momento, y vivimos un contexto inédito, extraordinariamente inédito, que es el de una pandemia que ha trastocado el funcionamiento de las sociedades y que ha comprometido seriamente la economía y el bienestar, además de la salud. Es evidente el retroceso de la economía global, de todos los bloques, es evidente la caída abrupta del producto interior bruto en lo que va de año prácticamente en todas las latitudes del planeta, es evidente el incremento del desempleo, el deterioro de las estructuras empresariales y la vulnerabilidad social que conlleva. También, cuando se paraliza la economía, hay una consecuencia evidente, y es la reducción de los ingresos tributarios de las administraciones, y, sin embargo, en situaciones tan extremas como las que vivimos, esta pérdida de ingresos se acompaña con aumentos de gastos justamente para responder a las nuevas necesidades de una crisis de esta envergadura.

En esta ocasión, señorías, en Europa, en España, en Canarias, también en otros bloques económicos del planeta, la respuesta está siendo diferente. La respuesta está siendo de crecimiento fiscal, de crecimiento monetario, de políticas expansivas, fiscales y monetarias, en definitiva, políticas anticíclicas, justamente para compensar la pérdida de peso de la economía privada en el mundo. Los estímulos fiscales, los estímulos monetarios atraviesan, afortunadamente, todos los bloques económicos del planeta y, en el caso europeo, con un evidente cambio de tercio de cómo se respondió a la anterior crisis económica del año 2008-13, que, como se sabe, se decidió una política basada en la austeridad, en los recortes, en los hombres de negro, en la prima de riesgo, en definitiva, en la subida de impuestos y en la bajada de derechos y respuestas públicas. En esta ocasión, y afortunadamente, las cosas no van por ahí: Europa ha reaccionado bien por primera vez, generando incluso deuda mancomunada, destinando 750 000 millones para la reconstrucción. A España le corresponderán, como saben, señorías, 140 000 millones. El Banco Central Europeo está haciendo una política expansiva monetaria muy importante, clave para la eliminación de la especulación financiera, y sin duda el propio presupuesto de la Unión, 2021-27, mantiene unos parámetros bastantes razonables de gasto, a pesar del momento crítico de la economía y de la salida de un contribuyente neto, como es el Reino Unido, y hay que decir que los presupuestos que se tramitan en las Cortes Generales son los más expansivos de la historia de la democracia.

Todo esto lo hacemos en un contexto donde la economía evidentemente retrocede este año como nunca en la historia. En el caso de Canarias, según las previsiones del departamento de economía, en torno al veintiuno como seis por ciento, con un repunte el próximo año, también en estas mismas previsiones, de en torno al diecisiete coma seis por ciento sobre el año anterior. Pero para que nos entendamos, es muy importante hablar, en PIB nominal, en términos numéricos, para entender que pasaríamos de 47 200 millones de euros de la riqueza canaria en el año 2019 a nada más y nada menos que una caída hasta los 36 600 millones de euros. Perderemos este año en riqueza, señorías, casi once mil millones de euros, el doble de lo que perdimos en los cinco años de la crisis anterior. Sin embargo, todos los analistas apuntan que en el año 2021 recuperaremos la mitad de lo perdido y volveremos a un PIB de en torno a los cuarenta y dos mil ochocientos millones de euros. Estas estimaciones, como todas, están sometidas a la variabilidad del momento, a las circunstancias y evolución de la pandemia, que, como saben, sorprende a todos los analistas. Hay que decir que afortunadamente, en las últimas semanas, aparecen en el horizonte esperanzadoras respuestas, con vacunas eficaces, que podrán llegar a lo largo del próximo año a la inmensa mayoría de los habitantes del planeta y se abre una luz, una esperanza, a la contención de la pandemia por esa vía de promover, digamos, inmunidad artificial a través de las vacunas, y, por lo tanto, las previsiones de la economía van a estar muy asociadas a este tema; de hecho, la aparición y la certificación de algunos de estos productos han modificado ya las previsiones del crecimiento global y las expectativas económicas también.

Tenemos una ley de presupuestos en tiempo y forma, señorías, a pesar de las circunstancias, con unas cuentas que consideramos expansivas y que están diseñadas, pensadas para la remontada económica del archipiélago y que pretenden, en el ámbito de nuestras competencias, no dejar a nadie atrás, porque la solución, señorías, en esta etapa no puede ser otra que políticas progresistas, políticas anticíclicas, políticas keynesianas, aumentando el gasto social para proteger los servicios públicos y los sectores más vulnerables, aumentando la inversión para tirar de la demanda, para compensar la caída de la economía privada, aumentar los apoyos a los sectores económicos absolutamente vitales para la recuperación.

Este es un presupuesto, señorías, excepcional para un año excepcional. El presupuesto del 2021 de Europa, de España y de Canarias lo es excepcional, insisto, para unas circunstancias excepcionales. A pesar del retroceso en la economía, la suspensión de las reglas fiscales, el uso, por tanto, del superávit y remanentes, el uso, en nuestro caso, de una parte de los recursos de la sentencia judicial de carreteras, el mantenimiento de la financiación autonómica al margen del ciclo económico, por cierto, reclamación de todas las comunidades, como ocurrió en el 2020, se traslada al año 2021. El esfuerzo extraordinario para compensar, para proteger el sistema educativo y sanitario, con un incremento de efectivos humanos sin precedentes, también contribuye a esta situación de excepcionalidad. Y todo ello, señorías, para tener un presupuesto base que les puedo asegurar que crecerá de forma sensible con la captación de recursos de la Unión Europea, del presupuesto ordinario y de los fondos de recuperación, del presupuesto español, el más expansivo -insisto- de la historia, tanto de los recursos del REF no conveniados y que aparecerán en el proyecto de ley de presupuestos como de los recursos extraordinarios del plan de recuperación. De manera, señorías, que hablamos de un presupuesto base, un presupuesto que asegura, con certezas totales, que los recursos que aquí proponemos de ingresos los vamos a tener con seguridad absoluta. Solo vendrán buenas noticias, solo vendrán más recursos.

Y este presupuesto, señorías, junto al presupuesto europeo, junto al presupuesto español, junto al esfuerzo de ayuntamientos y cabildos y el sector privado, va a alimentar el compromiso, la agenda que hemos construido entre todos en Canarias, que es el plan de reactivación económica y social. Es en ese encuentro, en ese documento, en esa agenda donde se responderá al conjunto de los requerimientos y necesidades que hemos definido en el Plan Reactiva. Estoy hablando de las prioridades, de las siete grandes prioridades, estoy hablando de los ejes y de las medidas ahí identificados, que serán respondidos, en función de cada competencia, por los presupuestos europeos, españoles y canarios. Esa hoja de ruta, esa agenda política, es la que nos va a permitir -no tengo duda- la recuperación, la remontada, este y los próximos años.

Ahora más que nunca los presupuestos son esenciales y estos presupuestos se adecúan, se adecúan a las circunstancias de excepcionalidad a las que antes he hecho referencia. Son presupuestos expansivos, creceremos un 5 % a pesar del retroceso de la economía; son presupuestos comprometidos en la protección social, en los servicios básicos, en la estructura competencial más relevante de nuestra comunidad, que es justamente la sanidad, la educación y los derechos sociales; son presupuestos, como he dicho, anticíclicos que procuran compensar el deterioro de la economía privada con dos apuestas indiscutibles y claramente positivas, aumentando las inversiones en un 17,5 % -en 176 millones más- y aumentando las ayudas a los sectores económicos nada más y nada menos que con un incremento del 22,7 %.

Es tan así este presupuesto, señorías, que estos días en las reuniones con las agencias de calificación reconocían lo acertado de este presupuesto en todos los órdenes, que luego haré algunas referencias a ello.

Presupuestos claramente anticíciclos, presupuestos que protegen los servicios públicos, a los vulnerables, pero que tienen atención absoluta a la recuperación de la economía, con mejoras de los recursos a las políticas sectoriales económicas y, por supuesto, a la inversión.

Y, tan importante como lo anterior, señorías, son presupuestos muy responsables, muy realistas, muy creíbles y muy seguros, muy seguros, señorías, y además los hacemos sin subir impuestos, sin aumentar la deuda pública de esta comunidad y rebajando los intereses de la deuda. Esto, señorías, no es magia, esto es un trabajo bien hecho, es un trabajo realista, aprovechando las circunstancias de las políticas expansivas, monetarias y fiscales, de la Unión Europea, de España y de Canarias.

Y, tan importante como lo anterior, son coherentes con los principios, con la ideología, con el compromiso de los partidos progresistas que conformamos esta mayoría de gobierno, porque no perdemos de vista las referencias éticas y políticas que nos han llevado hasta aquí.

Y sobre todo, señorías, son presupuestos complementarios de lo que haga Europa y de lo que haga España. Se trata de que cada uno, en el ámbito de sus competencias, intervenga en esta compleja realidad para entre todos salir de forma unida de esta crisis sin precedentes en tiempos de paz que estamos viviendo.

Unos presupuestos, por lo tanto, señorías, que aumentan el gasto público en 407 millones, del capítulo I al VII, y eso a pesar de que los ingresos caen, los ingresos fiscales, 434 millones, e insisto, señorías, sin subir impuestos, sin endeudarse y bajando los intereses.

Los ingresos por capítulo, señorías, están claros. Los recursos fiscales directos e indirectos caen, los primeros un 2 %, los segundos un 23; en total, 434 millones de euros, señorías, pero aumentamos las transferencias corrientes y de capital de otras administraciones y utilizamos 200 millones de superávit, de remanentes para contribuir a mantener este presupuesto. De manera especial, las transferencias de capital aumentan de forma muy sensible en prácticamente un cien por cien.

Y muy importante, aunque no es mérito nuestro -cabría que me lo apuntara, porque el año pasado éramos los responsables-, la deuda pública se rebaja en 400 millones, el pago de amortización en el año 2021, pero esto forma parte del programa de amortización; y, por lo tanto, los pasivos financieros se rebajan en un 26 %.

En definitiva, un presupuesto, señorías, de 9500 millones de euros, donde los gastos no financieros serán de 8475 millones, donde los gastos financieros serán de 1027 millones, 400 millones menos que el año en curso, insisto, cabría aquí apuntarse eso en mérito nuestro, y les tengo que decir, señorías, que forma parte del programa de amortización de deuda que hemos heredado, eso sí, hemos mejorado vía refinanciación de esa deuda los intereses y los plazos.

Y, señorías, 6356 millones de euros irán a la columna vertebral del autogobierno, que son los servicios públicos, y eso significa 305 millones de euros más, más del 5 % del presupuesto, el 75 % del presupuesto va a los servicios básicos, a los servicios públicos. La sanidad y la educación incrementan en 260 millones, que junto con el esfuerzo que hicimos en el año en curso seguro que conformamos los dos años de mayor crecimiento del gasto en sanidad y en educación de la última década con diferencia.

Aumentamos la inversión, como he dicho, en 176 millones y nos vamos a 1180 millones de inversión, 17,5 %, tres veces más que la media del presupuesto, y aumentamos las políticas sectoriales de carácter económico en un 22,7 %, exactamente cuatro veces, más de cuatro veces, el crecimiento medio del presupuesto.

En materia de gasto por capítulos, señorías, el capítulo I crece de forma sensible, el 6,1 %, entre otras cuestiones para mantener el reforzamiento, la protección de los servicios esenciales, educación y sanidad, en esta etapa de alta tensión y donde desgraciadamente la pandemia nos seguirá acompañando, aunque hay perspectivas de mejora.

Evidentemente las operaciones corrientes las contenemos, hasta un 3,3 %; las operaciones de capital se disparan hasta el 17,5. Esto expresa bien la apuesta por la contención del gasto corriente y la apuesta por el incremento de la inversión.

Pinceladas como el incremento de personal docente y sanitario... Les voy a dar una pincelada. Esta comunidad ha contratado 2900 efectivos para educación y la Comunidad de Madrid, que nos triplica en habitantes, ha contratado 1117 y los pondrá en la calle al final del mes de diciembre. Ese esfuerzo es tan importante en educación como lo es en sanidad.

Hemos rebajado los intereses, como les he dicho.

En relación con los gastos consolidados, señorías, destacar el retroceso de la deuda pública, -44 %, con esos ahorros de intereses que he comentado; el aumento en la Consejería de Obras Públicas en un 18,90; el de la de Transición Ecológica, un 16,90; en Educación, un 5,40, 100 millones más; en el Servicio Canario de Salud, 160 millones, el 5,10. Y tienen ustedes, como ya están trabajando en las comisiones desde hace diez días, la evolución de los presupuestos en cada departamento.

Destacaría los 3300 millones de Sanidad y los casi cien millones de inversión en equipamientos e infraestructuras; el esfuerzo que hacemos en Educación, y en esta ocasión sí que nos acercamos seriamente al 5 % de gasto educativo, reconocido por los más exigentes, la gente de la plataforma del llamado 5 %; o el incremento en Obras Públicas, Transportes y Vivienda.

Y destaco, en términos porcentuales, y no es por casualidad, el esfuerzo del Instituto Canario de la Vivienda, de las políticas de vivienda, en un 28 %, hasta los 121 millones de euros; las políticas vinculadas al turismo, en un incremento del 27,5 %; o las de Transición Ecológica, en prácticamente un 17 %.

Las políticas sociales, señorías, mantienen 510 millones de presupuesto, con un incremento de 4 millones, pero aquí nosotros estamos teniendo en cuenta, como el resto de las comunidades, que afortunadamente el ingreso mínimo vital viene a resolver un problema histórico del Estado español, esa cuarta pata del estado del bienestar, y como en el resto de las comunidades se mantiene el gasto, pero se redistribuye a otras políticas. Todo el mundo está haciendo lo mismo, porque hemos repasado los presupuestos de los demás, porque era elemental, que el ingreso mínimo vital va a transferir el próximo año no menos de 180 millones de renta, además de los recursos adicionales.

En materia de vivienda, les he hecho esa referencia.

En materia de desempleo, mantenemos las políticas del sector y aumentaremos de forma significativa con fondos europeos y españoles.

Y en materia de impulso económico ese esfuerzo que les he dicho de 176 millones más en inversión y el aumento del 22,7 % en las políticas sectoriales.

La inversión territorializada, señorías, está en todas las islas, un incremento del 20 %, porque hemos reducido también la bolsa de varias islas, donde las inversiones se constituyen en un elemento esencial.

Y la deuda, como les decía, no se toca. Solo hay 56 millones de deuda que... (se produce el corte del sonido por el sistema automático de cómputo del tiempo y la Presidencia le concede un tiempo adicional) del sistema de financiación del año 2008 y 2009 que se pactó por todas las comunidades vía deuda pública, pero no endeudamos a esta comunidad. Que, por cierto, lo hacen todas las demás. Los únicos que no aumentamos la deuda pública, en los catorce presupuestos en tramitación, es esta comunidad.

Señorías, es, en definitiva, un presupuesto expansivo, que protege los servicios públicos, que tiene muy en cuenta los sectores económicos, que apunta las inversiones como elemento clave para la recuperación y que lo hace de forma responsable, rigurosa, pensando en que después del 2021 viene el 2022 y después del 2022 viene el 2023; y que esta excepcionalidad es del año 2021, pero que luego hay que garantizar la continuidad, la sostenibilidad del gasto público, y yo les aseguro, señorías, que las previsiones que hace el Gobierno de este presupuesto están teniendo en cuenta los años siguientes y el año 2022, seguro, vendremos aquí con nuestro tercer presupuesto y entonces comprenderán por qué hemos sido tan responsables, por qué hemos mantenido, digamos, el rigor, el diseño de estas cuentas iniciales.

Y solo acabo diciéndoles: como mínimo incorporaremos más de mil millones de euros a lo largo del año 2021 de créditos adicionales, para responder al conjunto de los retos que tiene la sociedad canaria. 5% de incremento en el presupuesto inicial, no menos del 15% a lo largo del ejercicio, cuando lleguen los créditos, se generan y van a las políticas prioritarias que el Gobierno, que ustedes, van a decidir.

Agradezco la colaboración, presidente, a la Cámara. Expreso la voluntad del Gobierno de que en el trámite se mejore esta norma. Siempre ocurre, siempre pasa. De manera que agradezco, seguro, las aportaciones que, vía enmiendas, van a hacer sus señorías, que contribuyan a que esta ley se adecúe lo mejor posible a las necesidades excepcionales, circunstanciales, muy graves que estamos viviendo en estos momentos.

Muchísimas gracias, señorías.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor vicepresidente.

Turno para el Grupo Parlamentario Popular para la defensa de su enmienda a la totalidad.

Tiene la palabra, señora Navarro.

La señora NAVARRO DE PAZ: Gracias, presidente. Señor vicepresidente y consejero de Hacienda, señorías.

La nueva normalidad que nos prometió Pedro Sánchez por decreto el pasado mes de junio es hoy más paro, más pobreza y más miseria para Canarias. Las islas están al borde del colapso. Sufrimos la mayor y peor crisis económica y social de la historia de nuestra autonomía. Nunca había ocurrido algo así. Y, por si no tuviéramos suficiente, el Gobierno de la nación ha decidido convertir nuestro archipiélago en una cárcel para inmigrantes irregulares, una prisión, lo decía ayer también, de lona y retretes portátiles, donde se pisotean los derechos humanos.

Esa es la nueva normalidad de Pedro Sánchez en Canarias: paro, pobreza y miseria. Esa es la nueva normalidad que el presidente Torres pretende consolidar con estos presupuestos. Señorías, en lo que va de año se han destruido más de ciento veinte empleos en las islas y otros 100 000 canarios esperan con miedo a ver qué ocurre el mes que viene con sus ERTE. Más de un tercio de nuestra población activa está sin trabajar. La Administración pública está más que desbordada, las ayudas sociales no se tramitan, el auxilio a los autónomos, a los profesionales y a las pequeñas empresas no llega. Hay negocios que no tienen para pagar el agua, la luz o el teléfono. Hay miles de familias canarias que ya no tienen ni para lo más elemental: para comer.

La Administración del Estado no responde ni al teléfono. Después de toda una vida luchando, los trabajadores canarios no pueden ni jubilarse. ¿Y saben por qué?, porque no hay forma de conseguir una cita en la Seguridad Social para hacer los trámites.

La nueva normalidad en Canarias son 3200 empresas que han echado el cierre este año y los negocios que a duras penas siguen abriendo la persiana cada mañana no aguantan más, no aguantan por más tiempo esta incertidumbre y mucho menos esta agonía. Señor Rodríguez, dese usted una vuelta por cualquiera de nuestros barrios y lo verá, comprobará lo que estoy diciendo, comprobará que la gente no aguanta mucho más.

Señorías, Canarias necesita con urgencia un rescate y estos presupuestos que ustedes nos traen hoy no son justo el rescate que necesitamos. El primero y más importante de los motivos para enmendar estos presupuestos es que son unas cuentas inútiles para afrontar la tragedia que vive Canarias. En contra de lo que nos cuenta el Gobierno, estos presupuestos ni siquiera sirven para llevar alivio a quienes peor lo están pasando. Presumen ustedes, señor Rodríguez, de un escudo social que en realidad es un tejado de papel, un techo muy aparente y vistoso, sí, eso es verdad, pero frágil como el papel. En un presupuesto que según ustedes crece un 5 %, las políticas de protección social apenas aumentan un 0,8 %. Nos dicen que van a gastar ustedes 400 millones de euros más para el próximo año, pero a las políticas de protección social solo destinarán 4 millones de todo ese incremento. Y lo que es más grave todavía, señorías, les quitan ustedes, señor Rodríguez, les quitan ustedes 34 millones de euros a las ayudas a la inserción. Dejan tiradas en la cuneta a más de sesenta mil familias solicitantes de ayudas, bajo la promesa de que el año que viene ya les atenderá Pedro Sánchez, si es que consiguen, obviamente, acceder al ingreso mínimo vital. Eso se llama echar balones fuera, señor Rodríguez, eso se llama incumplir la ley y desentenderse de la pobreza que afecta tan duramente a nuestra tierra. Como usted mismo dijo en esta Cámara hablando de este tema, que cada palo aguante su vela. Ese es el epitafio de su política social, señor Rodríguez, que cada palo aguante su vela.

Presumen ustedes también, y lo ha hecho hoy aquí, de incrementar el gasto sanitario en 160 millones de euros, pero lo cierto es que ese aumento ni siquiera cubre... Escuchen bien, señorías, lo que voy a decir: el aumento en sanidad ni siquiera cubre el costo real del Servicio Canario de la Salud del año pasado, cuando la pandemia no existía. En el 2019, la asistencia sanitaria en las islas nos costó exactamente 3371 millones de euros y ustedes quieren financiar el año que viene con 70 millones menos; 70 millones menos que el año pasado para seguir atendiendo la emergencia sanitaria del coronavirus y para asumir la sobrecarga de los pacientes no COVID, que todos sabemos que siguen incrementando las listas de espera. 70 millones, señorías, por debajo del coste real del servicio sanitario. ¿Esto, señor Rodríguez, en cualquier otro momento sabe cómo se llamaría?: infrapresupuesto, pero hoy, en plena pandemia -y usted es médico, señor Rodríguez-, eso se llama una absoluta irresponsabilidad, eso, señorías, es una temeridad.

Así que presupuestos expansivos y progresistas, nada de nada, señor Rodríguez. En lo fundamental, en las verdaderas necesidades de los canarios, estos presupuestos ni crecen ni traerán progreso a las islas. Así que menos autocomplacencia y menos presumir, señor Rodríguez, porque sus cuentas no están precisamente como para presumir.

Estos presupuestos son una distracción de cara a la galería. Sus propuestas no están pensadas para salvar a los canarios sino para salvarse ustedes y su pacto de gobierno un año más. Exactamente igual que los presupuestos generales del Estado, los que ha negociado Sánchez con la izquierda radical, con Bildu y con el independentismo, unos presupuestos generales del Estado que también ignoran la realidad, condenan la economía española y abandonan, abandonan a nuestras islas a su suerte.

Esta es nuestra conclusión, señor Rodríguez, después de analizar el proyecto de presupuestos y esta, nuestra opinión, la opinión del Partido Popular. Por cierto, una opinión tan legítima, señorías, un posicionamiento tan responsable y comprometido con el bienestar de las islas como el que más, por mucho que el Gobierno se empeñe, por mucho que el Gobierno se empeñe en demonizar a la única oposición que hoy queda en esta Cámara.

Sus presupuestos, señor Rodríguez, no sirven para salvar a las familias canarias, no sirven para impedir el cierre de negocios y tampoco sirven para detener la sangría del desempleo; muy al contrario, las cosas todavía pueden irnos mucho peor el próximo año con unas cuentas públicas como estas, construidas sobre la gran mentira de que lo peor ha pasado y de que ya estamos prácticamente en plena remontada, como le gusta a usted presumir, señor Rodríguez.

Por eso no podemos esperar desde el Partido Popular al periodo de enmiendas parciales, que al parecer es la única opinión válida para este Gobierno del pensamiento único y el consenso por imposición. Estas cuentas son tan irreales, señorías, estas cuentas de las que tanto presumen el señor Torres y el señor Rodríguez son tan irrealizables que no pueden reconducirse con una batería de enmiendas económicas. No basta con mover unos millones de aquí para allá, de un programa para otro dentro de la misma sección. Esto no sirve ante un desafío como al que nos tenemos que enfrentar, entre otras cosas porque el reparto entre secciones también se ha hecho mal y la distribución entre políticas de gasto resulta absolutamente ineficaz para afrontar el complicado horizonte que nos espera en los próximos meses.

Les voy a poner unos ejemplos.

De los 8474 millones de euros en gasto no financiero se destina solo un 3,4 % a políticas de apoyo a nuestros sectores productivos. ¿Qué apoyo va a ser ese para nuestros autónomos, para nuestros profesionales, para nuestras pequeñas y medianas empresas, asfixiadas y a punto de echar el cierre?

La promoción económica sube 10 escasos millones de euros, con un fondo COVID para ayudas a pymes y autónomos de 7,6 millones de euros. 7 millones de euros para más de ciento veinte mil autónomos, ¿sabe a cuánto tocan, señor Rodríguez?: a 60 euros por autónomo. No les da ni para pagar una cuota de la Seguridad Social. ¿Pero qué es esto, señor Rodríguez?

A la política industrial le dedican ustedes un ridículo 0,5 % y todo va a energía. ¿Dónde queda el plan de choque y rescate de nuestra industria?

En cuanto a la agricultura, si se puede llamar apoyo, le destinan solo un 1 %.

Pero todavía lo que hacen ustedes con el sector turístico es peor. A un sector turístico que está absolutamente noqueado solo le destinan un 0,6 %, 50 millones escasos de euros para rescatar a todo el sector turístico canario.

Otro ejemplo más: los 14 millones de euros que destinan ustedes al refuerzo a la capacidad empresarial son los mismos 14 millones de euros que le quitan, que le quitan a la inserción de desempleados, cuando somos la comunidad con la peor tasa de paro de toda Europa.

Y podría seguir con más ejemplos.

Este sinsentido no se arregla con enmiendas parciales. No valen los remiendos ni los apaños de última hora para afrontar la mayor y peor crisis que jamás ha sufrido Canarias.

Señor Rodríguez, le voy a ser muy sincera, cuando usted nos pidió aplazar una semana la presentación de los presupuestos en esta Cámara, creí ingenuamente que iba usted a aprovechar ese tiempo para ajustar las cifras de su proyecto de ley con realismo, sobre todo después de conocer el gran fiasco de los presupuestos generales del Estado con Canarias, pero ha hecho usted justo lo contrario. Estas cuentas suyas y de su socio Torres están pensadas para taparle las vergüenzas, para taparle las vergüenzas al Gobierno de Pedro Sánchez. Ha dado usted por bueno que los incumplimientos con Canarias no tienen mayor importancia, vamos, todo se va a arreglar cuando llegue el maná europeo, que, por cierto, a estas horas está bloqueado. Ni siquiera, ni siquiera reclama usted los 30 millones del Plan de Lucha contra la Pobreza, con la que está cayendo ahora mismo aquí, en las islas. ¡Qué confiado se nos ha vuelto de repente con Madrid, señor Rodríguez!, ¡quién le ha visto y quién le ve!

Este Parlamento le dio una semana más, como le decía, para cuadrar sus cuentas y ni siquiera actualizó el cuadro de previsiones macroeconómicas sobre el que se sostienen los cálculos de este presupuesto. Sus previsiones no son optimistas, señor Rodríguez, son sencillamente imposibles, imposibles, y lo triste es que usted lo sabe, usted lo sabe, porque es quien se las ha inventado. Pura ciencia ficción. ¿Cómo espera usted terminar diciembre con un 22,3 de paro en Canarias si ya hemos superado el 25 % de desempleo y los ERTE no paran de crecer? Por cierto, señor Rodríguez, tampoco nos ha dicho usted qué piensa hacer cuando se venzan los plazos a los 100 000 canarios trabajadores que hoy están acogidos a un ERTE. ¿Tampoco han valorado ustedes la posibilidad de ese escenario? Porque si van al paro 100 000 canarios más el desempleo en las islas llegará a un 40 %, tal y como lo viene anunciando el Comité Europeo de las Regiones.

Tienen ustedes un serio problema con su falta de rigor y de previsión, señor Rodríguez; un problema casi tan grande como la falta de credibilidad de este Gobierno comodón y acomodado, al que le sobra autocomplacencia y le falta una buena dosis de realismo.

El presidente Torres -¿se acuerda, señor Torres?- nos decía hace unas semanas, y presumía, de que nadie pensaba hace tres o cuatro meses que el Gobierno pudiera presentar un presupuesto con un 5 % de crecimiento. Y en eso sí que estamos de acuerdo: nadie se lo podía creer ni nadie se lo cree hoy, cuando las cosas están mucho peor todavía. Es más, ni ustedes mismos se lo creen; ustedes no se creen estos presupuestos, señor Rodríguez, pero siguen adelante como quien oye llover.

Y, por cierto, esto coincide con otro gran engaño, el engaño del plan de reactivación económica, que no les duró vivo ni dos semanas tras su aprobación. Porque, esa es otra, bien que nos dieron la lata, bien que nos dieron la lata a todos durante meses con la propaganda del Plan Reactiva del presidente Torres. ¿Se acuerdan, aquel jarabe mágico del Gobierno del señor Torres que todo lo iba a curar y que todos teníamos que tragarnos sin rechistar? Un plan, por cierto, que de la noche a la mañana ha desaparecido y al que no dedican ustedes, no dedican ustedes ni una sola línea de estos presupuestos.

El optimismo de este Gobierno con sus cuentas raya peligrosamente el negacionismo, señor Rodríguez, ¡ne-ga-cio-nis-mo!, no se le puede llamar de otra forma, cuando se empeñan ustedes en negar la mayor, en actuar como si la pandemia fuese ya un mal recuerdo del pasado y estuviéramos inmersos en plena recuperación. La remontada de la que usted tanto presume no va a producirse con sus previsiones irreales, con su diagnóstico de andar por casa y con sus recetas equivocadas. Mire, se ponga usted como se ponga, nadie le cree cuando nos dice que el próximo año el Gobierno va a recaudar en impuestos directos 100 millones más de los recaudados en el 2019, cuando nuestra economía crecía un 2 % y además se creaba empleo. Como tampoco va a recaudar más dinero por el tramo autonómico del IRPF que en el 2019, cuando hoy tenemos a 350 000 canarios sin trabajar, entre desempleo y ERTE. Y mucho menos va a amortiguar la caída del IGIC en solo 200 millones, cuando el gasto turístico ha caído más de un ochenta por ciento y nadie sabe todavía cuándo se volverán a abrir los mercados en Europa.

Sus cuentas, señor Rodríguez, son irreales, además -escúcheme- irrealizables, y eso también lo sabe usted, y lo sabe porque se lo ha dicho su propio equipo. Lo hemos escuchado todos de los consejeros que han pasado por la Comisión de Presupuestos. Bueno, lo ha dicho hasta Podemos, que ya es mucho decir.

Su Gobierno, señor Rodríguez, no tiene capacidad para ejecutar estos presupuestos y su proyecto de ley no contempla ni una sola medida -escuchen, señorías-, ni una sola medida para reforzar plantillas, más allá de las contrataciones temporales en Sanidad y Educación por la pandemia, ni una sola medida para simplificar los trámites en la Administración, para ser más rápidos y eficientes, señor Rodríguez, para que los proyectos se pongan en marcha, para que las ayudas lleguen a quienes tienen que llegar. Nos prometen usted y el presidente Torres aumentar el próximo año un 23 % las políticas de apoyo a los sectores productivos que están castigados por la crisis, pero no nos explica cómo lo piensa hacer, porque este año su Gobierno no ha sido capaz de ejecutar más que el 52 % del presupuesto del área económica, el 40 del área turística, el 36 de Agricultura. Con la que está cayendo en las islas, con la grave parálisis que sufre nuestra economía, el Gobierno de Canarias no es capaz de gastar sus propios recursos. No los que nos promete para el año que viene, no, no, no, los que tiene actualmente a su disposición para apoyar a nuestros sectores productivos en un momento tan difícil. Y lo mismo ocurre con la inversión.

Lo de este Gobierno, señor Rodríguez, no sé si es dejadez o incapacidad o ambas cosas, pero tanta ineficacia es imperdonable.

Señorías, la crisis va a ser mucho más profunda en las islas del cuento que nos cuenta el Gobierno de don Román y don Víctor en sus presupuestos. La recuperación va a tardar en llegar y será mucho más lenta, y esto nos lo advierten el Banco de España, la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal, la Comisión Europea y hasta el Fondo Monetario Internacional. Y tenemos que estar preparados para esta situación. Ante este escenario, no podemos confiar nuestro futuro a unas cuentas como estas. Unas cuentas que ni recortan el gasto superfluo ni alivian la carga fiscal que soportan miles de pymes, autónomos y familias. Hay que tener mucho desahogo para presumir como lo han hecho con este presupuesto de que se congelan los salarios y no se suben impuestos.

Mire, en la situación que vive Canarias, con cientos de miles de canarios en paro, amenazados por un ERTE o en riesgo de pobreza y exclusión social, aumentar para el 2021 un 10 % el coste del entramado público empresarial y consolidar, ¡escuchen, señorías!, ¡con-so-li-dar!, la subida del sueldo del 4,5 % del Gobierno este año es una broma de muy mal gusto. La misma tomadura de pelo que cuando se vanaglorian de haber logrado mejorar el presupuesto sin subir los impuestos. En el 2020, ustedes subieron los impuestos, con Canarias creciendo al 1,8 %, el paro al 18 % y la creación de empleo subiendo un 1,78 %. Ahora mismo, cuando debatimos esta enmienda a la totalidad, señor Rodríguez, el PIB de Canarias se ha desplomado un 20 %, el paro ha crecido al 25 y la creación de empleo se ha hundido un 45 %. ¿De verdad usted cree que en las actuales circunstancias las familias y los emprendedores canarios pueden aguantar la misma presión fiscal que hace un año, la misma presión fiscal que hace un año? Por favor, señor Rodríguez, hasta un médico debería entender que no.

Señor Rodríguez, si no pone las medidas urgentes para reducir gasto innecesario, crear empresas, empleo y preservar el tejido empresarial, ni se va a mejorar la recaudación ni se va a poder financiar la sanidad, la educación y los servicios sociales, y, ¿sabe qué?, lo más grave, está poniendo en serio riesgo el sostenimiento del estado del bienestar.

Señorías, hay que llamar a las cosas por su nombre: la pandemia no ha terminado y sus consecuencias tampoco; presumir de lo contrario, hablar de rebotes y remontadas no es un ejercicio de optimismo, es un acto de populismo negacionista.

En definitiva, señorías, estamos ante un proyecto de ley de presupuestos autonómicos que fía exclusivamente la salida de la crisis... Necesito tiempo, porque... (Corte del sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

El señor PRESIDENTE: Sí, sí, sí.

La señora NAVARRO DE PAZ: Gracias.

El señor PRESIDENTE: Adelante.

La señora NAVARRO DE PAZ: Estamos ante un proyecto de ley, decía, de presupuestos que fía exclusivamente la salida de la crisis en las islas a un fenómeno paranormal, a la inexplicable y repentina fe ciega del señor Rodríguez en la palabra de Pedro Sánchez, que en esta tierra ya sabemos lo que vale.

La enmienda a la totalidad es, por tanto, una herramienta imprescindible ante este desafío presupuestario, porque, créanme, no hay otra manera de corregir las cuentas que rehaciéndolas de nuevo en su totalidad.

Señor Rodríguez, escúcheme, es necesario cambiar por completo el enfoque de estos presupuestos. Es imprescindible valorar correctamente los ingresos para no disparar el déficit, sin control ni previsión; es también imprescindible limitar el endeudamiento, limitar el endeudamiento que esconden estos presupuestos, que celebran por todo lo alto el incremento de entre 600 y 800 millones de la liquidación del sistema de financiación autonómica, como si no tuviésemos que devolverlo dentro de dos años; es necesario reformar en profundidad la política fiscal en Canarias para aliviar los impuestos a las economías familiares y a los negocios. La bajada de impuestos es imprescindible para que nuestro tejido productivo pueda aguantar un año más hasta que todo pase. Es fundamental prescindir del gasto superfluo. El Gobierno también tiene que apretarse el cinturón, como se lo vienen apretando los canarios desde hace meses. Hay que asumir reformas estructurales para impulsar la simplificación administrativa, agilizar los trámites burocráticos y facilitar el acceso a las ayudas. Y para eso el Gobierno tiene que ser mucho más audaz y creativo, utilizar todos los recursos y herramientas de la conectividad digital.

Y sobre todo, señorías, estos presupuestos necesitan con urgencia una redistribución del gasto en función de las verdaderas prioridades que la pandemia nos marca. Y eso es lo que el Partido Popular propone al Gobierno: rehacer las cuentas desde cero y volverlas a traer con urgencia a este Parlamento para su inmediata aprobación... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

El señor PRESIDENTE: Concluya, señora Navarro.

La señora NAVARRO DE PAZ: Empezando por lo más elemental, empezando por algo tan imprescindible como es admitir la realidad que este Gobierno se resiste a aceptar, como se resisten los malos perdedores a reconocer su fracaso: Canarias necesita con urgencia el rescate de su economía. Hay que rescatar a las familias, hay que rescatar a los autónomos, a las pymes y a los profesionales. Hay que poner sobre la mesa de forma coordinada toda la capacidad financiera y normativa de las administraciones públicas en las islas para detener el reloj de la destrucción.

El Gobierno tiene la obligación de ser realista, señor Rodríguez. Es imprescindible y urgente transformar estos presupuestos en un auténtico colchón económico y social para poner a salvo a las familias, para que nadie más tenga que bajar la persiana, para mantener a toda costa el empleo.

Señorías, los presupuestos del 2021 tienen que aportar la tranquilidad y la seguridad que necesitan los canarios, que necesitan... (Corte del sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

El señor PRESIDENTE: Señora Navarro, tiene que ir concluyendo. Con este minuto que le voy a dar lleva cuatro minutos sobre el tiempo. ¿De acuerdo? Finalice, por favor.

La señora NAVARRO DE PAZ: Iba a decir muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Adelante.

La señora NAVARRO DE PAZ: ... le decía que en el duro camino que necesitan los canarios y que todavía nos queda.

Muchas gracias, presidente.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora Navarro. Muchas gracias.

Señor consejero.

El señor VICEPRESIDENTE DEL GOBIERNO Y CONSEJERO DE HACIENDA, PRESUPUESTOS Y ASUNTOS EUROPEOS (Rodríguez Rodríguez): Señoría, la legitimidad para presentar enmiendas a la totalidad nadie se la va a quitar, solo faltaba, pero a eso de que ustedes se reclamen como la única oposición yo le añadiría "la única oposición irresponsable".

Mire, lo que ustedes no entienden, lo que ustedes no entienden es que no se suban impuestos, no se endeude la comunidad, se rebajen los intereses, se aumente el gasto sanitario, educativo, se aumenten como nunca las políticas a los sectores económicos y se aumenten las inversiones. Porque cuando ustedes estaban en el poder, ¿sabe lo que hacían?, subían impuestos y recortaban derechos. Y la crisis anterior está a la vuelta de la esquina. Esta comunidad llegó en el año 2012 al 34 % de paro: ¿dónde estaban los ERTE? Es cierto que en esta crisis, más dura, más intensa, más grave que nunca en la historia -solo en tiempos de guerra hubo periodos peores-, en esta ocasión el Gobierno de España, el Gobierno progresista de España, puso en marcha los ERTE y los ERTE han sido salvadores. A ustedes les hubiera gustado que hubieran desaparecido, porque ustedes, cuanto peor, mejor. Pero los ERTE están manteniendo al sector económico y a los sectores productivos, y yo estoy seguro de que van a continuar, porque lo van exigir los empresarios y los trabajadores y porque hay un Gobierno sensible y comprometido.

Los que dieron la espalda a la gente fueron ustedes, 34 % de paro en una crisis la mitad de grave que esta. Ustedes sí que abandonaron a la gente. ¿Qué hicieron ustedes con relación a la pobreza? Nada. En estos momentos hay 7000 personas, 7000 familias, con ingreso mínimo vital y se está desplegando de forma lenta y compleja. Pero con ustedes aumentaron los pobres y las respuestas fueron cero: ni un ingreso mínimo vital, ninguna prestación para apoyar la pobreza.

Ustedes se han situado en la derecha extrema. Ustedes, ustedes, se han colocado en la irrelevancia política. Es cierto, señorías, que eso está ocurriendo con su jefe de filas en Madrid, que no con sus compañeros de otras comunidades autónomas, fíjense ustedes, hablando de irreal. ¿Saben ustedes cuánto aumenta el presupuesto del año 2021 en la comunidad de su futuro jefe -por cierto, yo diría que, aprovechando el lenguaje de la pandemia, un keynesiano asintomático-, el señor Feijóo?: 14,9 %, 14,9 % aumenta el presupuesto de Galicia, la joya de la corona, y que más pronto que tarde se hará con su partido, porque si no desaparecerá. 14,9 %, tres veces más que nosotros. ¿Cómo se llama eso? Si el nuestro con un 5 % es irreal, es insostenible, no lo vamos a garantizar, ¿qué hace el señor Feijóo?, ¿fabrica el dinero?

Mire, señoría, es que sus compañeros de Andalucía suben un 6,5 %, en Aragón un 10,63 %, en islas Baleares un 7,8 %, en Cantabria un 7,5 %, en Castilla y León un 7,5 %, en Castilla-La Mancha, presidente, ¡un 19,45 %! Este se debió chiflar. En la Comunidad Valenciana un 12,2 %, en Extremadura un 6,4 %, en Murcia un 8,65 %. ¿Fabrican el dinero estos compañeros del Partido Popular y del Partido Socialista de otras partes de España? ¡Pues no señor! Lo único que nosotros hemos sido más prudentes. Lo tengo que reconocer, más prudentes. Hemos pensado que colocamos en el presupuesto inicial del año 2021 lo que tenemos totalmente asegurado, los recursos que tenemos asegurados. Yo les garantizo que esos 8 475 millones están hipergarantizados. Y les añado: es altamente probable, y por eso no están en los ingresos, que se puedan añadir 1000 millones de euros a lo largo de los próximos meses, y entonces generaremos crédito y lo haremos de manera excepcional para responder a situaciones excepcionales. Pero el gasto estructural, para ser sostenible, tiene que ser prudente, que es lo que ha hecho este Gobierno. Y además, insisto, sin subir impuestos, sin endeudar a esta comunidad y bajando los intereses.

Señoría, críticas al fondo del presupuesto, señoría, solo las de ustedes. Una crítica importada en un documento que menos mal que la gente no se lee estas cosas. Yo me he leído dos veces la cosa esa que llaman ustedes enmienda a la totalidad. Quien no se la haya leído, que se tome un calmante y se la lea. No parece razonable que alguien que está cuestionando, adjetivando un presupuesto, se despache con veinte folios mal escritos, sin una idea, sin una propuesta, cargada de tópicos y lugares comunes. Así les va, señorías, así les va.

El gasto social va a tener en el año 2021 la mejor respuesta de nuestra historia. Porque hay una cuestión que este Gobierno tiene clara: nosotros nos vamos a ocupar esencialmente de nuestras competencias y vamos a exigir a las otras administraciones que cumplan con las suyas.

El sistema de seguridad social en España está gestionado por el Gobierno de España. Las pensiones dependen del Gobierno de España; las prestaciones por desempleo, también; los ERTE, también y ahora también el ingreso mínimo vital. Es fundamental que el sistema de seguridad social se fortalezca, tenga el músculo necesario para responder a las necesidades de la gente en estos momentos. Y ustedes saben, y les pondrán en evidencia, que el ingreso mínimo vital -que yo estoy muy contento con esta decisión, es estratégica, es la cuarta pata del estado del bienestar-, a poco que se despliegue el próximo año en esta comunidad, va a dar, va a transferir 180 o 200 millones de renta... (ininteligible).

Mire, nosotros, los canarios -yo soy partícipe de ese proceso-, construimos la PCI y después de veinte años hemos consolidado 50 millones de gasto. Está bien, es un esfuerzo de la sociedad canaria para ayudar a los más debilitados. ¿Saben ustedes cuánto ha consolidado el ingreso mínimo vital para el próximo año solo con los beneficiarios que han adquirido el derecho en el año en curso?: 43 millones de euros. En seis meses, en cinco meses. A poco que se despliegue el ingreso mínimo vital vamos a tener 20, 25, 30 000 unidades familiares y esos sí van a tener para siempre un derecho de una renta que ustedes han negado, porque ustedes, ustedes siempre han negado las ayudas, las transferencias de renta a la gente más necesitada.

Y lo que hemos hecho es lo que han hecho sus compañeros. ¿Saben lo que ha hecho Andalucía con su ingreso mínimo vital? Pues rebajar el presupuesto en un 20 %. ¿Y sabe lo que ha hecho el futuro presidente del Partido Popular de España?: rebajar su ingreso vital en un 27 %, porque todo el mundo está utilizando a los beneficiarios de sus rentas territoriales y los va a incorporar a la renta estatal y esos recursos se van a destinar a complementar esas rentas y a otras políticas. ¡Lo está haciendo todo el mundo! Todavía no está el presupuesto vasco en tramitación, pero cuando esté lo verán. Todo el mundo va a utilizar a los beneficiarios de sus rentas, los van a colocar en el ingreso mínimo vital y los recursos se destinarán a complementar. Está en los presupuestos de Andalucía y está en los presupuestos de Galicia, y no es porque sean unos genios, como tampoco lo somos nosotros. Simple sentido común que ustedes han perdido, señoría, que han perdido.

Las previsiones de este presupuesto, señorías, están totalmente aseguradas, totalmente aseguradas. Esos 8 476 millones están totalmente garantizados. No tengo claro que los 11 500 de Feijóo estén garantizados, no lo tengo claro, porque ha presupuestado ingresos que todavía no son derechos. Nosotros solo hemos presupuestado los ingresos que son derechos y las previsiones económicas están avaladas por los expertos y, desgraciadamente, creo que van a tener razón, seguiremos en una situación de recesión, pero recuperaremos una parte importante de la actividad, porque lo dice todo el mundo.

El organismo que supervisa nuestras previsiones económicas es la Airef y ha dado el visto bueno a nuestras previsiones. Luego hay opiniones para todos los gustos, por otra parte normales en las previsiones económicas.

Y, con respecto a la capacidad del Gobierno, mire, señoría, hablar sin estudiar, hablar sin saber, para quedar bien, con tópicos y chascarrillos. Intervención General del Estado, mes de septiembre del año en curso -año terrible, con la pandemia-, inversiones: Canarias por encima de la media de las comunidades autónomas españolas, en las inversiones ejecutadas, Intervención General del Estado. Pero es que en el gasto no financiero también estamos por encima de la media. Pero es que le digo más, es que le digo más, en el año de la pandemia, donde la parálisis durante meses nos afectó a todos... Año 2018, octubre, año normal, totalmente normal, ni elecciones ni pandemia, a 30 de octubre, 71,27 %; año 2019, año complicado, transición entre un Gobierno y otro, una razonable parálisis entre los que se van y los que llegan, total de operaciones no financieras, 70,11; año 2020, con la pandemia, con la crisis más grave y con la distorsión más importante de nuestra historia, 73,02. Es que no es verdad. Es que este Gobierno, a pesar de las dificultades, está haciendo gestión.

Y les aseguro una cuestión: estas cuatro semanas de noviembre han sido muy importantes en la ejecución presupuestaria y las cuatro semanas que faltan van a ser muy importantes en la ejecución presupuestaria. Se van a llevar una sorpresa y será un disgusto para los que no quieran a esta tierra y a sus gentes, para los que piensan que cuanto peor, mejor. Habrá otros que, seguro, se alegren en la oposición, porque estamos haciendo un esfuerzo extraordinario para gestionar los recursos, a pesar de que ustedes nos dejaron unas administraciones públicas descapitalizadas, porque ahora estamos pagando los recortes y la austeridad de ustedes, los miles de funcionarios que se fueron y no fueron repuestos, ahora estamos pagando la falta de músculo de las administraciones públicas. Y hoy parece ser que el Gobierno de España va a aprobar un real decreto ley que esperamos como agua de mayo, señorías, creo que va a ser hoy, modificando leyes sustanciales para facilitar la gestión de los ingentes recursos públicos de que vamos a disponer en los próximos tiempos, señorías.

De manera que no les quepa la menor duda de que ustedes se han colocado, señoría, donde les mandan, por cierto. Porque, por cierto, hemos repasado las enmiendas de otras comunidades ¡y son todas iguales! No es creíble, le dicen a todo el mundo. Pero todas iguales, es como hechas por... se hacían en la "vietnamita" y te las mandaban a tu casa, ¿no? Oiga, en fin, ustedes sabrán.

Este presupuesto, digan ustedes lo que digan, es un presupuesto adaptado a las circunstancias, que atiende y protege a la ciudadanía más débil, que garantiza la continuidad de los servicios públicos, sin duda ninguna que ayuda a los sectores económicos, que apuesta por la inversión, que no sube impuestos, que no se endeuda. Tengo aquí la evolución de la deuda del señor Feijóo, ¡escandalosa, escandalosa!, y la de la señora de Madrid, ¡escandalosa!, las curvas, y luego se las enseñaré en la última intervención.

De manera, señoría, que yo creo que está a tiempo de retirar esa cosa que llaman enmienda a la totalidad y sumarse al consenso, al trabajo conjunto, ponerse del lado de la gente, que ya va siendo hora de que ejerzan responsablemente su función si no quieren seguir retrocediendo, ampliando su irrelevancia, que ya es muy importante, señoría, y hoy han vuelto a... (se produce el corte del sonido por el sistema automático de cómputo del tiempo y la Presidencia le concede un tiempo adicional) -gracias, presidente-, en ese documento, que menos mal que no se leen los suyos, no se puede reflejar la posición de un partido supuestamente que pretende ser alternativa. No aquí, porque aquí no lo serán nunca, a lo mejor en otros lugares.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Rodríguez.

(Rumores en la sala).

Señora Navarro.

Silencio, señorías.

La señora NAVARRO DE PAZ: Gracias, presidente.

El señor PRESIDENTE: Señorías, silencio, por favor.

La señora NAVARRO DE PAZ: Gracias, presidente.

Señor Rodríguez, está usted bueno para hablar de tópicos y lugares comunes. ¡Quién lo ha visto y quién lo ve!

Mire, vamos a ver, hay gente, y la conozco, que confunde deseo con realidad. ¿Pero sabe cuál es el problema?, que a usted lo conozco hace muchos años, lo conozco hace muchos años, y usted no confunde deseo con realidad. ¿Sabe usted lo que pretende hacer?: engañar a los canarios, engañarnos a los canarios.

Ustedes, señor Rodríguez, hacen trampa con los ingresos, hacen trampa con los gastos, trampas con el déficit, trampas con el endeudamiento, hacen trampas hasta con la subida de sueldos del Gobierno. ¿Y sabe cuál es su problema?: que cuando lo advertimos públicamente usted pretende ridiculizar a la oposición, sí, con un discurso totalmente caduco y fuera de lugar. Cuando no utiliza el rollito del -¿cómo es?- austericidio, cuando no utiliza eso, pues, saca lo otro, lo del tufo trumpista, que lo viene diciendo durante todos estos días de tramitación del presupuesto. Mire, yo le voy a decir que me parece bastante cómico esto del tufo trumpista que utiliza de manera habitual, viniendo de usted me parece cómico, cuando usted es el máximo exponente del populismo nacionalista en las islas.

Mire, señor Rodríguez, se lo digo bien claro, el problema de estos presupuestos no son los trumpistas, son los trampistas, los tramposos, sí, los tramposos, como le dije en mi primera intervención. Aquí no caben ni apaños ni hacer trampas en los presupuestos, la situación que estamos viviendo en Canarias es muy grave, muy grave.

Mire, otra cosa, que siempre está pesadito repitiéndola, esta crisis... Hombre, yo sé que usted no me va a dar lecciones a mí ni yo lo pretendo a usted, usted es médico y yo soy abogada, ninguno de los dos somos economistas, pero algunas lecciones básicas tengo y conozco. Sí, sí, y lo voy a compartir con usted, yo soy generosa. Mire, la crisis del 2008, por mucho que lo repita, no tiene nada que ver con esta crisis, con la que estamos sufriendo hoy. Ya está bien de hacer trampas con ese diagnóstico que tiene usted de andar por casa. La crisis anterior fue una crisis financiera, una crisis que bloqueó para todo el mundo, de manera general, y en todo el mundo, el acceso al crédito y la financiación. Se lo explico muy muy bajito para que así lo entienda, ¿vale?, y de ahí la austeridad y de ahí también el ajuste fiscal, pero la de hoy, la crisis que tenemos es una crisis de producción, una crisis causada por un parón repentino en la economía como consecuencia de la expansión del coronavirus. Por lo tanto, hoy no falta crédito, señor Rodríguez, escúchelo, no falta, tampoco falta financiación, lo que falta es actividad productiva. Y precisamente, y precisamente porque es una crisis cíclica y no sistémica, hoy podemos afrontarla con otro tipo de medidas. Con medidas que las propone Europa, no usted, señor Rodríguez, no se cuelgue tantas medallas. Las medidas las propone Europa y son de inversión y gasto público. ¿Qué ocurre?: que su presupuesto no contempla de manera inteligente ni las inversiones ni el gasto público que se debería plantear. Su proyecto de presupuesto es decepcionante. Y le vuelvo a reiterar: Europa, no Canarias, no el Gobierno de Canarias, no el señor Rodríguez.

En materia de consenso, por otro lado, pero sobre todo en la defensa de los intereses generales de Canarias nosotros, el Partido Popular, no admitimos lecciones de nadie y menos de usted. Y le voy a explicar por qué. Menos de usted, porque usted fue testigo directo, testigo directo, del mayor consenso y de la mayor y mejor época para Canarias, que hemos conseguido logros históricos: actualización del REF, Estatuto de Autonomía, el mejor presupuesto de la historia, dicho por usted aquí mismo, en sede parlamentaria. ¿Y sabe cómo ocurrió todo esto?: con un Gobierno del Partido Popular. ¿Y sabe qué pasa, a diferencia de hoy, con el que tiene el Gobierno de la nación hoy, el Partido Socialista?: que en aquel momento Canarias era una cuestión de Estado, hoy no lo es. Aquello sí fue consenso y no el trágala, el trágala, señor Rodríguez, al que se presta usted ahora. Usted se presta a un trágala tremendo, justifica lo injustificable. Se lo decía antes, no reclama ni siquiera el plan de la pobreza. Pero es que además está en un mercado, está en un mercadillo todo el día. Al final no sé qué es lo que va reclamar, porque no lo tengo claro.

Las cuentas son maravillosas, las del Gobierno de España para Canarias, pero, bueno, dice el señor Rodríguez: tengo que arrancar -como es el estilo del señor Rodríguez- unos mil millones para Canarias, esto hay que traerlo para acá... (se produce el corte del sonido por el sistema automático de cómputo del tiempo y la Presidencia le concede un tiempo adicional); pero es que encima a los dos días lo corrige el señor Quevedo y dice: no, yo tengo que arrancar -oiga, es literalmente, señor Rodríguez, ¿eh?, son las expresiones que ustedes utilizan-, tengo que arrancar 100 millones. ¿Cuánto le vamos arrancar, señor Rodríguez, parafraseándolo, 1000 millones, 100 millones, cuánto es lo que hay que arrancar, porque aquí no lo tienen ni ustedes claro? Esto no me parece responsable. ¿Así hace usted los presupuestos, a ojo de buen cubero?

Y, bueno, y en cuanto a la enmienda a la totalidad, que pretende darme lecciones, qué fina se le ha puesto la piel desde que está en el Gobierno. Todos los años que usted estuvo aquí en la oposición presentó enmienda a la totalidad. Perdone, escúcheme (ante las manifestaciones del señor vicepresidente del Gobierno y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos). Incluso cuando reconoció aquí, en este mismo atril, que eran los mejores presupuestos de la historia, los del 2018, y lo dijo también en el 2017. Usted, por hacer enmiendas, hizo enmiendas hasta a los créditos extraordinarios, enmendaba todo lo que quería. Es más, ¡presentaba las enmiendas antes de leer los presupuestos...! Yo no hago eso, señor Rodríguez -sí, sí-, mi grupo es más serio. Mire, los presupuestos entraron, y le hablo solo del último, en la última legislatura, los presupuestos entraron en la Cámara un 30 de octubre y cuatro días antes usted ya anunció la enmienda a la totalidad, no habían entrado ni en la Cámara. Por cierto, lo mismo hizo su socio, el señor Torres, que ni siquiera era diputado en aquel momento, pero estaba en su derecho. Ninguno de los dos se leyeron la enmienda a la totalidad, pero la anunciaron con mucho tiempo. Esto creo que no es tener mucha coherencia, señor Rodríguez, ninguna.

Y, para terminar, porque sé que estoy abusando de la generosidad del presidente, el Partido Popular no está solo. ¿Sabe quiénes están solos?: los canarios, que los han dejado ustedes solos. ¿Sabe lo que sí es el Partido Popular?: la única alternativa a su Gobierno, y téngalo claro que lo seremos.

Y otra cosita, y otra cosita, si usted se cree... (corte del sonido por el sistema automático de cómputo del tiempo) a la totalidad o rechazar esta enmienda a la totalidad es una victoria, ¿sabe qué le digo?, que ha perdido completamente la noción de la realidad.

Muchas gracias.

(Palmoteos en los escaños).

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora Navarro.

Turno para la contestación del Gobierno.

(El señor vicepresidente del Gobierno y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos, Rodríguez Rodríguez, hace uso de medios audiovisuales).

El señor VICEPRESIDENTE DEL GOBIERNO Y CONSEJERO DE HACIENDA, PRESUPUESTOS Y ASUNTOS EUROPEOS (Rodríguez Rodríguez): ... lo merecen con lo que ha hecho el Partido Popular... (Se oye la voz en off del señor ex presidente del Gobierno, don Mariano Rajoy Brey).

El señor PRESIDENTE: Un momento, señor Rodríguez.

Sí. Voy a pedir, por favor, a los servicios de la Cámara que pongan la grabación desde el inicio.

Gracias, señorías.

(Rumores en la sala).

Señorías, silencio, por favor. Silencio, señorías. ¡Señorías...!

(Se vuelve a oír la voz en off del señor ex presidente del Gobierno, don Mariano Rajoy Brey).

Señorías, por favor.

Adelante, señor Rodríguez.

El señor VICEPRESIDENTE DEL GOBIERNO Y CONSEJERO DE HACIENDA, PRESUPUESTOS Y ASUNTOS EUROPEOS (Rodríguez Rodríguez): ... señor presidente.

Esto es lo que hace el Partido Popular, la derecha española y su delegación en Canarias. En la anterior crisis, en la anterior crisis bajaron las pensiones, bajaron las prestaciones por desempleo y subieron los impuestos. Echaron a los funcionarios a la calle, les quitaron salario, y la diferencia ahora, que es una crisis más intensa, más dura, más grave, no se pone a los funcionarios en la calle. Nosotros hemos contratado 2900 trabajadores en educación y ustedes, en una comunidad que nos triplica en población, en educación, 1117, y además los van a echar a la calle en diciembre. Esa es la diferencia entre la derecha y la izquierda, en los que creen en la gente y los que creen en el capital. Así que no nos van a dar lecciones con este documentillo que han presentado.

Claro que es legítimo. Si quiere aprender a hacer enmiendas a la totalidad, léase las de Nueva Canarias. Es cierto que las presentábamos a todas las leyes, pero haga el favor de leérselas para que vea lo que es una alternativa, una propuesta. Cuando decimos más gasto, decimos de dónde sale y ustedes dicen menos impuestos y más gastos, y eso sí que es engañar, eso sí que es irreal. Eso no lo dicen sus compañeros de Andalucía y de Galicia, porque no se puede mentir tan descaradamente, señoría.

Ustedes han hecho un documento infame, lamentable. No pasará a la historia del análisis económico y de las alternativas con seguridad absoluta. Escapan porque esto no se lo lee nadie, como lo decía antes, señoría. Yo me lo leo porque es mi deber (ante manifestaciones de la señora Navarro de Paz desde su escaño), por supuesto, y dos veces. Me tomé una pastillita pa aguantar, aguantar semejante sarta de lugares comunes, de cuestiones elementales. Además, mal copiado y mal redactado. Yo no sé quién lo redactó, pero eso es también mejorable en este terreno, señoría.

En definitiva, este presupuesto no debe ser tan malo, tan increíble y tan irreal que solo ha cosechado una enmienda a la totalidad, y no porque ustedes sean los mejores, sino porque ustedes son los únicos que reciben órdenes.

Este presupuesto no ha recibido ni siquiera críticas de los sindicatos ni de las organizaciones empresariales. Les ha parecido demasiado bonito, demasiado bueno, lo han dicho públicamente. Este es un presupuesto que hemos hecho con realismo, con responsabilidad, contextualizando el momento, siendo compatible con lo que haga el Gobierno de España y con el Gobierno europeo. Este es un presupuesto para la gente, para la remontada económica, no les quepa la menor duda. Y a este presupuesto, que alimentará el Plan Reactiva, no le quepa duda, en las competencias que le son propias se añadirán los recursos estatales.

Y le voy a dar una mala noticia a usted y una buena al resto de sus señorías. Los 30 millones de la pobreza ya están incorporados a la Ley de Presupuestos del Estado. Anoche se incorporaron. A ustedes les gustaría que esto no se hubiera dado, les gustaría para tener algo que decir, pero afortunadamente creo que al resto de la Cámara le alegra que esos recursos, que son de justicia, se incorporen al presupuesto estatal. Y van a ser transferidos a esta comunidad, al departamento de Derechos Sociales, para continuar con la tarea, obligada por otra parte, de seguir facilitando la respuesta a los sectores vulnerables. Y lo haremos y lo seguiremos haciendo.

Y una consideración sobre el presupuesto del 2018. El presupuesto del 2018 efectivamente mejoró sobre los... (se produce el corte del sonido por el sistema automático de cómputo del tiempo y la Presidencia le concede un tiempo adicional) no influyeron nada. Yo al anterior jefe del Partido Popular en Canarias, que le costó el puesto por tener opinión propia, el puesto por tener opinión propia, le informaba yo, le informaba yo por lealtad, por compañerismo. Cuando cerraba acuerdos con Rajoy, llamaba yo al señor responsable del Partido Popular de Canarias y le decía, "oye, que sepas que el presupuesto para Canarias va a decir esto". Si no hubiese sido así, nos hubieran tratado como nos trataron del año 2012 al 16, quitándonos lo que teníamos, no dándonos lo que nos correspondía, entre ellos el dicho conflicto de carreteras. Los responsables son ustedes, ¡ustedes! Nos quitaron lo que estaba firmado y lo tuvimos que ganar, lo tuvo que ganar un Gobierno presidido por Rivero en los tribunales. Ese es el comportamiento del PP con Canarias: maltrato, olvido. Y tuvo que ser el Gobierno de entonces quien peleara esa respuesta en los tribunales.

Y ahora, y ahora, señorías, el Gobierno de España, el Gobierno de Canarias, también la Unión Europea, estamos haciendo una política distinta. No la del señor Rajoy, no la de la derecha española, que consistió en quitar derechos, en machacar a las clases medias, en machacar a los trabajadores, a las pequeñas y medianas empresas y encima subirles impuestos. En esta ocasión y en esta tierra nuestra este presupuesto, señoría, ni sube impuestos ni endeuda esta comunidad, baja los intereses y aumenta el gasto.

Y voy a hacer una apuesta, si me lo permite el presidente, y no voy a implicar al presidente del Gobierno ni a mis compañeros: si este presupuesto que propongo en nombre del Gobierno no se cumpliera en su previsión de ingresos, yo me voy, pero si se cumple, se va usted. Acepte este reto: si no se cumple lo que hemos previsto, yo me voy, ya sabe usted que no tengo mucho interés en abandonar la política, pero yo me voy, pero si se cumple, se va usted. ¿Y sabe qué le digo?, yo creo que se va a ir de todas maneras... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo), pero si no fuera así, acepte esta apuesta.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor Rodríguez.

Comenzamos con los turnos de los grupos parlamentarios que no han presentado enmiendas a la totalidad.

Comenzamos con turno para el Grupo Mixto... (La señora Navarro de Paz solicita la palabra).

Sí, señora Navarro, disculpe. Perdone, no la veía, estaba leyendo. Dígame.

La señora NAVARRO DE PAZ (desde su escaño): Presidente, quería un minuto o le iba a pedir un minuto porque he sido contradicha en algunas cosas que creo que requiere precisar.

El señor PRESIDENTE: Tiene un minuto.

La señora NAVARRO DE PAZ (desde su escaño): Pero también quiero otro minuto porque entiendo que se ha faltado a mi honor como diputada que soy, con la afirmación que ha hecho el señor Rodríguez, que creo que se ha extralimitado y espero que pida excusas.

El señor PRESIDENTE: Sí, por partes, señora Navarro.

La señora NAVARRO DE PAZ (desde su escaño): Por eso, le pido los dos minutos.

El señor PRESIDENTE: Sí. Con respecto al turno por considerar que ha sido algún dato inexacto o contradicho, le voy a conceder el minuto. Con respecto al minuto solicitado en relación con una posible alusión a su persona, que se haya considerado digamos que falta a la dignidad de su señoría, me gustaría saber exactamente cuál ha sido esa expresión.

La señora NAVARRO DE PAZ (desde su escaño): El señor Rodríguez se ha tomado la libertad de decir que me voy a ir de, no sé si del Parlamento de la... No, es que yo también le voy a preguntar.

El señor PRESIDENTE: Bien, señoría... Señora Navarro, vamos a ver, le voy a conceder el minuto para que pueda manifestar lo que considere al respecto de la posibilidad de haber sido contradicha.

Respecto al minuto en relación con una alusión personal directa, en mi opinión, con el Reglamento en la mano, no cabría, pero entiendo que el debate que estamos manteniendo es un debate de presupuestos y su grupo es el único grupo parlamentario que ha presentado una enmienda a la totalidad y, por tanto, por generosidad de la Presidencia le voy a conceder dos turnos de un minuto. El primero, porque tendrá derecho a responder el señor vicepresidente, en relación con la cuestión en que usted considera que ha sido contradicha o hay algún tipo de inexactitud. Para separar los dos turnos por las dos cuestiones distintas. ¿De acuerdo?

Tiene un minuto para la cuestión de puntualización y contradicción. Adelante.

La señora NAVARRO DE PAZ (desde su escaño): Muchas gracias, presidente.

Señor Rodríguez, solo para indicarle que me iré cuando yo crea y cuando yo quiera, no cuando usted me lo diga, pero sobre todo cuando así lo digan los canarios y también lo entienda mi partido. Yo sé que a usted le encantaría ser el presidente nacional del Partido Popular, pero, mire, desgraciadamente para usted no lo es y afortunadamente para nosotros. A lo mejor tendría que planteárselo usted dado el número de años que lleva en política, a lo mejor. Yo desde luego no estoy en su caso.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Vamos a ver -gracias, señora Navarro-, habíamos dicho que lo hiciéramos en otro orden, pero...

La señora NAVARRO DE PAZ (desde su escaño): Por eso.

El señor PRESIDENTE: Perdón...

La señora NAVARRO DE PAZ (desde su escaño): Ah, perdón, presidente.

El señor PRESIDENTE: No pasa nada, no pasa nada. Ha hecho usted uso del turno en la cuestión que considera que ha sido aludida personalmente.

Señor Rodríguez, tiene un minuto.

El señor VICEPRESIDENTE DEL GOBIERNO Y CONSEJERO DE HACIENDA, PRESUPUESTOS Y ASUNTOS EUROPEOS (Rodríguez Rodríguez) (desde su escaño): Le queda la mascarilla chica. Póngasela enrolladita en las orejas a ver si no se le cae.

Mire, señoría, hablando de piel fina, hablando de piel fina, lo que le he dicho es elemental en un debate parlamentario. Elemental, ¿eh? Lo que pasa es que, en ausencia de argumentos, los que no los tienen suelen personalizar las discusiones. Nunca lo hago yo, porque suelo tener posición clara aunque no sea compartida, pero usted no tiene una posición política clara, usted viene a repetir aquí lo que le mandan: generalidades, lugares comunes, sin ningún tipo de contrastación. Entran en contradicción absoluta con lo que hacen sus compañeros en el resto del Estado español, en relación con el gasto social, en relación con el gasto público, en relación con la financiación autonómica, pero les toca presentar enmiendas a la totalidad donde ustedes no gobiernan y las replican en toda España igual. Y esto es así, ustedes son una delegación de su partido. Claro que es legítimo, claro que tienen derecho a ello, pero esto es lo que hay.

El señor PRESIDENTE: Sí, señora Navarro, tiene un minuto para la cuestión relacionada con la contradicción. Adelante.

La señora NAVARRO DE PAZ (desde su escaño): A ver, señor Rodríguez, se lo dije antes y se lo digo después: usted hace trampas, hace trampas. ¿Sabe qué pasó?: que en la anterior crisis, como le expliqué, era de financiación, nadie nos financiaba. ¿Y sabe por qué?, porque nos dejaron el país en ruinas. ¿Sabe quién? Los mismos, los socios de Gobierno de usted hoy día.

Por cierto, lo que ha hecho es trapichear con los 30 millones de la pobreza. Eso es una indignidad.

Y hay que tener mucha cara para hablar de Rajoy cuando usted lo apoyó; hay que tener mucha cara, señor Rodríguez.

Y, por último, yo despacho directamente con mi presidente nacional, no necesito ningún medianero.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señora Navarro.

Señor Rodríguez.

El señor VICEPRESIDENTE DEL GOBIERNO Y CONSEJERO DE HACIENDA, PRESUPUESTOS Y ASUNTOS EUROPEOS (Rodríguez Rodríguez) (desde su escaño): Mire, señoría, yo por esta tierra, a cambio de lo que nos corresponde, apoyo a quien haga falta, sin perder principios y valores, y con el señor Rajoy, que, por cierto, cumplía lo que pactó con nosotros, esas dos leyes de presupuesto mejoraron, no porque él estuviera convencido, que tocaba... porque los años en que tuvo mayoría ni se acordó de Canarias, se acordó de nosotros porque dependía de nosotros, de los votos nacionalistas, y eso hizo que el presupuesto del 2017 y el 2018, efectivamente, respondiera a nuestras necesidades. Y yo, que soy hombre de izquierdas y ni les cuento en mi partido, no nos importó apoyar una ley de presupuestos de un partido conservador para que lo gestionara otro partido en Canarias que no era precisamente el mío, porque lo primero eran los asuntos de Canarias. De manera que antes, ahora y en el futuro mi partido y yo defenderemos a esta tierra como primera opción y siempre, sin prejuicios. Y lo que ocurrió fue gracias a que dependió de nosotros, señoría.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Rodríguez.

Ahora sí, turno para los grupos que no han presentado enmienda a la totalidad. Comenzamos con el Grupo Mixto. (Rumores en la sala).

¡Señorías!

Señora Espino, tiene la palabra.

La señora ESPINO RAMÍREZ: Gracias, presidente. Señorías, buenos días.

Desde Ciudadanos estamos trabajando para adecuar estos presupuestos de la comunidad autónoma para el año que viene a la realidad, porque coincidimos con el grupo enmendante en que estos presupuestos no son realistas, porque no tienen en cuenta esta segunda ola de la pandemia que estamos viviendo, sobre todo en Europa, y que por supuesto va a tener un impacto económico importante en el sector turístico. El propio vicepresidente Rodríguez, cuando presentaba las cuentas, reconocía, por ejemplo, que la previsión de paro, del 24,7 %, no se iba a cumplir, que íbamos a llegar a una previsión de paro del 30 %. De hecho, ya la hemos superado y estamos en un 25 % de desempleo. Y es precisamente eso lo que queremos evitar, que se sigan destruyendo puestos de trabajo en esta comunidad autónoma. Si va a haber más paro del previsto, eso significa también que vamos a registrar menos actividad económica y, por tanto, vamos a tener menos recaudación. El PIB va a crecer menos de lo previsto por el Gobierno, como indican organismos independientes, se va a quedar en la mitad del crecimiento que estima el Gobierno. Y, por tanto, ese cuadro macroeconómico no cuadra, señor Rodríguez. Parece difícil también que el año que viene el Gobierno de Canarias vaya a recaudar en impuestos indirectos 250 millones de euros más que este año si no recuperamos el sector turístico, y eso todavía está por verse.

Así que creo que a eso se refería el señor Rodríguez cuando aseguraba que había hecho casi magia con los presupuestos para cuadrarlos. Claro que el año que viene los canarios se van a dar cuenta de que no había conejo en la chistera, señor vicepresidente.

Porque además esa caída de la recaudación no se va a compensar con las aportaciones del Estado, eso está todavía por ver, y, aun así, aunque consiguiéramos esos fondos suficientes de los presupuestos del Estado y de Europa, ese dinero no servirá de nada si no contamos con una administración que tenga menos trabas burocráticas, más ágil y una normativa más simple, y poco o nada se ha hecho en ese sentido. Lo hemos visto con las ayudas aprobadas para las familias más necesitadas de Canarias y también, por ejemplo, con las ayudas a los autónomos, que han tardado más de seis meses en llegar a quienes las necesitan, y también lo mismo ha sucedido con muchas inversiones.

El señor Rodríguez hablaba de una ejecución muy alta en cuanto a la inversión de la comunidad autónoma y, sin embargo, yo que he estado viendo los datos que me ha proporcionado la propia Consejería de Hacienda, el propio señor Rodríguez, a 19 de octubre, de la ejecución del presupuesto en lo que se refiere a inversión real me he llevado alguna que otra sorpresa. Para empezar, la consejería que dirige el señor Julio Pérez, de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad, que es el encargado de modernizar la Administración para dar respuesta al ciudadano, pues, las partidas precisamente destinadas a esa modernización de la Administración tienen unos porcentajes bajísimos de ejecución, por no hablar del 1 171 000 euros para la modernización de la justicia, que se ha ejecutado cero, ni siquiera ese gasto se ha autorizado. Le hablo a fecha de 19 de octubre, según la documentación que me ha remitido la propia Consejería de Hacienda.

En Derechos Sociales, la señora Santana no ha ejecutado nada, ni un euro del 1 200 000 disponible para poner en marcha el historial social único. Una herramienta necesaria, fundamental, clave para facilitar los trámites a los ciudadanos que peor lo están pasando y que necesitan ayudas urgentes.

Presumen ustedes también de política de vivienda y de la compra de casas vacías para que puedan acoger a las familias en una vivienda digna y la realidad, con sus datos, es que han desaparecido, con una modificación presupuestaria, los 2 millones destinados a la bolsa de vivienda vacía. Usted me podrá decir a dónde ha ido ese dinero, señor Rodríguez.

Y va a ser verdad que la señora Montero tenía razón y que no hay proyectos de obras hidráulicas disponibles para que el Gobierno de España los pueda financiar, porque la partida destinada a la redacción de proyectos en materia de aguas apenas se ha ejecutado en un 1,8 %, medio millón de euros de los que apenas han ejecutado 9000 euros. Así que, como ustedes no han hecho su trabajo en el Gobierno, no tenemos proyectos hidráulicos y ahora el Gobierno de España no tiene qué financiar. Mucho más tendrán que trabajar, señores del Gobierno, si de verdad se toman en serio el cuidado del medio ambiente.

Y, mire, el mayor disgusto yo me lo he llevado en Educación, porque no se han iniciado numerosas obras de rehabilitación pendientes en los colegios y que tenían presupuestos asignados. Tampoco, ni siquiera se ha empezado a ejecutar el 1 130 000 euros para la retirada de amianto de los colegios o el 1 700 000 para las instalaciones eléctricas y, bueno, del millón de euros previstos para la sustitución de los barracones no se ha ejecutado ni un solo euro. Y no nos podrán decir que esto se debe a la pandemia, señores del Gobierno, porque si algo ha seguido funcionando han sido las obras y el sector de la construcción. Así que ¿qué explicación tiene esto, señor Rodríguez? ¿Es que el teletrabajo por parte de la Administración no está funcionando? Se lo tendría que plantear.

Ya le digo que estos son los datos que ustedes me proporcionaron a 19 de octubre. Aseguraba usted que en este mes de noviembre ha habido un impulso importante en la ejecución presupuestaria de este año, en lo que se refiere a las inversiones, y me gustaría saber si en esto hemos mejorado en algo, porque la verdad es que no podemos funcionar así. O sea, ustedes ejecutan las nóminas porque las tienen que pagar y no les queda otra, pero si realmente queremos que Canarias salga de esta situación de crisis hay que ejecutar las inversiones. De nada sirve, como digo, tener tanto dinero del Gobierno del Estado, si llega, o de Europa si luego no somos capaces de ejecutar estas inversiones.

A pesar de coincidir en muchos de los puntos del Partido Popular, con el análisis que han hecho sobre estas cuentas, creemos que precisamente las circunstancias extraordinarias que estamos viviendo nos obligan también a hacer esfuerzos extraordinarios para llegar a un acuerdo con los partidos que sustentan al Gobierno para mejorar estas cuentas en lugar de oponernos rotundamente a ellas. Nuestro propósito no es únicamente advertir al Gobierno y criticar las cosas que hacen mal, como subirse los salarios, y ahí esperemos que rectifiquen, sino también colaborar para sacar adelante unos presupuestos mejores, porque estos se pueden mejorar.

El que no hayamos presentado una enmienda a la totalidad en las cuentas muestra también, es una muestra también de nuestra responsabilidad tras votar a favor del Plan Reactiva Canarias y seremos exigentes en el cumplimiento de este plan. Empezando por la necesidad de que la sanidad esté preparada para hacer frente al COVID-19, sin descuidar otras patologías, porque las medidas se han centrado en combatir la pandemia, lo que ha ocasionado que el sistema se resienta. Así lo refleja el aumento del tiempo de demora de las listas de espera o que haya aumentado la tasa de fallecidos entre la población mayor de las islas, entre marzo y julio, en un 20 % de exceso de mortalidad. Personas mayores que han fallecido: 460 mayores. No sabemos si son casos de COVID sin diagnosticar, si son patologías que no han sido atendidas. Yo he preguntado en varias ocasiones en pleno y en comisión al Gobierno por este exceso de mortalidad de la población mayor y no saben, no contestan.

También vamos a exigir que se cumpla el Plan Reactiva en cuanto a la bajada de ratios y el Plan de Infraestructuras Educativas de Canarias. Por cierto, que nos satisface que la propuesta de resolución de Ciudadanos de revisar el plan de centros de Canarias para adaptarlo a criterios medioambientales y captar fondos europeos, que haya sido considerado por este Gobierno en palabras de la consejera uno de los proyectos estrella que presentará a Europa. Nos alegra por los niños de Canarias, que necesitan esos centros, pero luego de verdad ejecuten las partidas, porque luego nos llevamos tremendos disgustos cuando vemos esas partidas sin ejecutar para los colegios de las islas, y nos alegra porque es la prueba de que cuando el Gobierno también escucha a la oposición acierta.

Nos preocupa, en cambio, el poco peso que tiene en el presupuesto el área de Economía, Conocimiento y Empleo o las cuentas de Agricultura, Ganadería y Pesca, porque no van a cubrir los recortes europeos.

En cuanto al turismo, a pesar de que la consejería aumenta porcentualmente la que más, en términos absolutos, la cifra es bastante pequeña, de solo 28 millones.

3000 empresas en las islas se han visto obligadas a echar el cierre en el último año y la cifra de parados ha aumentado en casi cuarenta y ocho mil personas en los últimos meses y este Gobierno sigue sin poner en marcha medidas, no solo de ayudas sino también de bonificaciones fiscales. Por cierto, que ustedes van en contra de lo que están haciendo países europeos como Alemania o Francia y también van en contra de lo propuesto por el propio Gobierno de España, que en estos momentos prepara una batería de ayudas destinadas al sector de la hostelería y el comercio, incluidas medidas de bonificación de tipo fiscal, esas que ustedes no quieren aplicar porque se las pedimos desde la oposición. Pues atención porque el Gobierno de España va a pedir que sean los ayuntamientos y las comunidades autónomas las que asuman parte de esas medidas de bonificaciones fiscales y entonces tendrán que cambiar ustedes su discurso del no a las bonificaciones por un sí a Pedro Sánchez.

Por último, quiero concluir con un mensaje al Gobierno de Canarias y a los grupos parlamentarios que lo sustentan: elaborar unos presupuestos siempre es tarea difícil y más en unas circunstancias como estas. Por ello les digo que dejen que ayudemos, que colaboremos en mejorar estas cuentas, vean nuestras enmiendas parciales con buenos ojos y no con el no por delante. Los presupuestos -lo saben- tienen margen de mejora.

Si conseguimos que estas cuentas... (se produce el corte del sonido por el sistema automático de cómputo del tiempo y la Presidencia le concede un tiempo adicional), si conseguimos que estas cuentas no sean sectarias, que no sean radicales, que no sean solo las de una parte de la sociedad sino las cuentas de todos los canarios, estoy convencida de que serán las mejores cuentas posibles en estas circunstancias y en este momento tan complicado, que de todos exige responsabilidad, todos tenemos que estar a la altura, señor Rodríguez.

Gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señora Espino.

Turno para el Grupo Parlamentario Agrupación Socialista Gomera. Señor Curbelo.

Adelante.

El señor CURBELO CURBELO: Muchas gracias, señor presidente. Señor consejero de Hacienda y vicepresidente del Gobierno. Señorías.

Mi grupo, voy a empezar por el final, mi grupo parlamentario, indudablemente, cree firmemente que estos son unos buenos presupuestos, son los mejores presupuestos que se podían hacer en un momento de crisis económica y social en la que estamos inmersos, y lógicamente vamos a rechazar la enmienda a la totalidad del Grupo Popular.

Voy a comentarle una pequeña anécdota, señora Navarro. Nosotros, en La Gomera, ya aprobamos el presupuesto. No hubo enmienda alternativa al mismo y, si la llega a haber, el presupuesto, que es de cuarenta y cuatro millones y medio, lógicamente tendría, la enmienda a la totalidad tendría que ser un presupuesto alternativo, es decir, en qué voy a gastar yo esto, que ustedes están definiendo el gasto, yo lo gastaría de otra manera, pero yo no veo el presupuesto alternativo en este caso. Pero, en cualquier caso, son unos buenos presupuestos, son los mejores que podíamos hacer en este momento, porque protegen a los más débiles. Para mí y para nuestro grupo eso es muy importante en un momento donde, desde lo público, es quien puede y debe proteger a los ciudadanos. Y los que eran débiles, Canarias tiene déficits estructurales que vienen de otras opciones políticas que gobernaban antes, pero cuando hay una crisis de estas características, los débiles serán más débiles y, por tanto, tiene que lo público ponerse en la predisposición para atenderlos. Y, por lo tanto, son unos presupuestos que mantienen las constantes vitales de la sociedad en un momento de serias dificultades y no dejan a nadie atrás. Eso para nosotros es muy importante.

Y, mire, es sintomático que de los siete grupos, es verdad que cuatro apoyan al Gobierno, pero hay tres que hacen su oposición y no por ello dejan de ser oposición por no haber presentado una enmienda a la totalidad. Me refiero al Grupo Parlamentario Mixto, que lo integra Ciudadanos, y al grupo de los nacionalistas canarios.

Yo comparto que es un presupuesto excepcional para un momento excepcional, insisto, y yo creo que la salvaguarda de los más débiles, es decir, los que hoy tienen paro, que veníamos con un paro alto desde el punto de vista estructural, los que tienen una mayor marginación, en definitiva, nosotros estamos en condiciones, indudablemente con problemas, pero estamos en condiciones de poder atender la realidad de las personas que hoy tienen dificultades en Canarias.

Y, miren, yo quiero darle importancia a la aprobación de los presupuestos generales del Estado. No es baladí, entre otras razones porque se vienen reiteradamente prorrogando desde el año 2018, del 2018 para el 2019, el 2019 para el 2020 y están en trámite los presupuestos generales del Estado. Y, miren, antes decía el señor Román que él por Canarias apoyó a un Gobierno conservador y yo le digo: vale la pena, aunque sea el PNV, Esquerra Republicana y Bildu, sacar los presupuestos generales del Estado, porque nos jugamos mucho en esos presupuestos, mucho para Canarias. Y además, no solo eso, sino que es una anomalía democrática el que los presupuestos de una nación lleven prorrogados durante más de dos años. Eso es una anomalía democrática.

Y yo creo que estos presupuestos son expansivos, sociales y progresistas, son unos presupuestos que responden a las necesidades de los canarios y que atienden a los más vulnerables, atienden a los sectores económicos más dañados. No hay recortes a la inversión pública, hay un incremento del 17,5 % en la nueva inversión pública para generar riqueza y empleo en un momento de dificultades. Mantiene el Estado las entregas a cuenta y la financiación autonómica se actualiza al margen del ciclo económico. Esto es muy importante para tener unos presupuestos de 8474 millones de euros, que incrementan en un 5 %. Es verdad que hay una caída de los recursos del REF, que lo hace en 434 millones de euros, pero los compensa el Estado.

Y, mire, el suspender las reglas fiscales es muy importante para estos presupuestos autonómicos y para el resto de corporaciones públicas canarias, entre otras cosas para el año 2020 y 2021. Permite a este Gobierno disponer de 500 millones de euros: 200 de ahorro, 100 de remanentes, 100 de carreteras. Y me alegra enormemente que piense en el 2022 y 2023, porque los 516 millones de carreteras, tiene planificado 100 para este año, 200 para el 2022 y 200 para el 2023, que también van a ser años difíciles. También, lógicamente, el préstamo que el Estado va a coger en nombre de las comunidades autónomas tiene 100 millones, que se pagarán más adelante.

Yo estoy completamente seguro, siendo realista, de que nadie, ningún grupo parlamentario que estuviera en el Gobierno de Canarias sería capaz de hacer un presupuesto mejor que este, ¡ninguno!

Son unos presupuestos buenos porque, entre otras razones, no sube la fiscalidad. Inicialmente no tiene previsto ningún préstamo, cabe la posibilidad de hacerlo, porque lo permite también el Estado. Son unos presupuestos sociales, que atienden a los más vulnerables, como decía antes, a los desempleados, que no va a ser nada fácil, a los que no tienen vivienda...

Y, mire, es importante que el presupuesto de 8474 millones de euros de presupuesto no financiero sea capaz de incrementar, no el 5, hasta el 15, en 1000 millones más, para atender necesidades de los canarios.

Refuerza los servicios y las infraestructuras sanitarias, los servicios esenciales -la sanidad, la educación y los servicios sociales-, y hay que tener en cuenta que se gasta del total de esos recursos casi el setenta y cinco por ciento de los mismos. Destina a la sanidad 3300 millones de euros, con un incremento de 160 millones, y además incorpora, con el coste que conlleva, del orden de cuatro mil profesionales a la sanidad para atender la pandemia que estamos viviendo. Lo propio ocurre en educación, que se incrementa hasta los 1980 millones de euros y se han contratado casi tres mil profesionales. Los derechos sociales, hasta 510 millones de euros. La inversión pública -y aquí quiero hacer un paréntesis-, la inversión pública, que se sitúa en 1180 millones, a los que hay que incluir los 1000 más del Plan Reactiva. Pero, señor consejero y vicepresidente del Gobierno, es importante que seamos conscientes ya, para tomar las decisiones que correspondan, es verdad que el Gobierno de España ya lo está haciendo con determinados reales decretos leyes para modificar normas o modificación de normas que nos permita gastar esos recursos, porque nunca se entendería que, en un momento de dificultades económicas como las que vienen el año que viene, que disponemos de más de dos mil millones de euros para inversión pública, para generar riqueza y empleo, no estén dimensionados los distintos departamentos para que tengan el personal adecuado, los profesionales adecuados, que respondan en la licitación de obras públicas, en la prestación de los servicios adecuados. Esta inversión se incrementa en todos los sectores productivos, se incrementa, es verdad, en 291 millones de euros, crecen un 22 % más, tanto en turismo, industria, agricultura, en vivienda, en transición ecológica y en todos los departamentos del Gobierno.

Decía antes lo de disponer de medios, porque no se entendería que el Gobierno de nuestro país, con los mismos medios, vaya a gastar 70 000 millones más, del mismo modo que en Canarias no se entendería, con los mismos medios humanos, gastar 2180 millones. Al departamento de Obras Públicas, por poner un ejemplo, le falta personal para gastar y poder llevar a cabo el cumplimiento de la inversión en Canarias del Convenio de Carreteras con el Estado, y así sucesivamente.

Por tanto, señorías, yo creo que estos presupuestos trabajan en la línea correcta. Es verdad que no lo resuelven todo, faltaría más, unos presupuestos no lo resuelven todo, pero yo me siento satisfecho con tres cosas. En primer lugar, que los servicios esenciales no solo se mantengan: se incentiven, se potencien, se mejoren. En segundo lugar, que los que hoy tienen dificultades desde el punto de vista del empleo puedan acceder al mismo atendiendo a la inversión pública y a la reactivación económica en determinadas áreas y materias, como es inclusive la propia Transición Ecológica y la Lucha contra el Cambio Climático. El apoyo indudablemente a los autónomos, a las pymes y a los trabajadores, el impulso a la I+D+i, la digitalización de nuestro tejido productivo y la inversión para generar empleo son claves importantísimas.

Y no nos engañemos, es verdad que la oposición tiene que hacer algún papel, indudablemente: o bien pacta los presupuestos o bien tiene que criticar lo que hay. Es muy difícil que cualquier grupo parlamentario hoy pueda hacer una crítica constructiva a estos presupuestos, salvo el hacer una posición política. Yo si estuviera sentado hoy en el lugar en que está el Partido Popular a nivel nacional e inclusive a nivel canario... (se produce el corte del sonido por el sistema automático de cómputo del tiempo y la Presidencia le concede un tiempo adicional) hubiera hecho un esfuerzo para ayudar a construir, a reconstruir lo que ha destruido esta crisis sanitaria, económica y social en beneficio de los ciudadanos. Yo lo hubiera hecho así. Yo sé que a veces las circunstancias no se dan de un lado o del otro, pero es muy difícil. Los ciudadanos en la calle hoy lo están pasando muy mal y los ciudadanos creen poco en los políticos. Y de verdad, si todos sumáramos para construir, ellos lo entenderían todavía mejor, porque lo están pasando mal. Ahí vemos ese fenómeno de la migración, que no fueron tres, son ocho los migrantes que han fallecido, que desde aquí quiero enviar un mensaje de solidaridad a todos los que están pasando dificultades y sufriendo en este momento.

Por tanto, yo sugiero que apoyemos un presupuesto que Canarias se merece y que Canarias espera.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Curbelo.

Turno para el Grupo Parlamentario Sí Podemos Canarias. Señor Marrero.

Adelante.

El señor MARRERO MORALES: Buenos días.

Decía el poeta León Felipe: "Yo no sé muchas cosas, es verdad. / Digo tan solo lo que he visto. / Y he visto: / que la cuna del hombre la mecen con cuentos, / que los gritos de angustia del hombre los ahogan con cuentos, / que el llanto del hombre lo taponan con cuentos, / que los huesos del hombre los entierran con cuentos, / y que el miedo del hombre... / ha inventado todos los cuentos. / Yo no sé muchas cosas, es verdad, / pero me han dormido con todos los cuentos... / y sé todos los cuentos".

Y hoy con esta enmienda a la totalidad que presenta el Partido Popular a los presupuestos generales de Canarias está intentando el Partido Popular contarnos un cuento, contarnos su cuento, basado en el miedo, la desesperanza y la irresponsabilidad. Pues bien, había una vez un partido de derechas que gobernó con mayoría absoluta en este país y, en estas, llegó un tsunami en forma de crisis del sistema bancario a nivel internacional que produjo una gran conmoción en los cimientos del sistema económico y social que se había construido. Y comenzó entonces un largo y doloroso periodo de reformas, recortes, privatizaciones, sufrimiento entre la mayoría social, la clase trabajadora de este país, que vio como se destruía el estado del bienestar -la sanidad, la educación, los derechos laborales y sociales, las pensiones, el derecho a la vivienda- y se rescataba a los bancos con dinero público que jamás se devolvió a la ciudadanía. Y estamos pagando hoy las consecuencias de esas medidas. Un robo en toda regla para beneficiar a unos pocos a costa de sacrificar los derechos de la gran mayoría. La época del austericidio, que así se llamó, trajo consigo mucho dolor, pérdida de empleo y de derechos, retrocesos generalizados en derechos y libertades. Cansada la población de este país, propició con sus votos que se conformara una nueva mayoría parlamentaria que, a través de una moción de censura, desalojó del poder a este Gobierno de derechas y desde entonces este partido perdió la brújula y anda por la vida como alma en pena. Y hete aquí que, contra todo pronóstico, por primera vez fue posible que a nivel de Estado se conformara un Gobierno progresista de coalición y comenzara a gobernar para la mayoría social. Las expectativas depositadas en este Gobierno de coalición y también en el de Canarias parecía que podrían alcanzarse, pero, como suele decirse, la alegría en casa del pobre dura poco y la pandemia de la COVID-19 paralizó toda nuestra economía. Y a la crisis sanitaria se le añadió una crisis económica y una crisis social sin precedentes en la que estamos inmersos.

¿Y cómo se comenzó a actuar? Pues en la dirección contraria a la época del austericidio: gobernando para los intereses de la mayoría social, intentando por todos los medios que nadie se quede atrás y tomando medidas para la defensa de lo público, como garantía de preservación de nuestros derechos.

Solos no podemos salir de esta crisis, tenemos que unirnos como sociedad para salir adelante. Sin embargo, nos encontramos con que las derechas están mirándose el ombligo a ver quién es la fuerza hegemónica en ese espectro y les importa un comino lo que le ocurra a nuestra sociedad. Lo han demostrado a nivel estatal no apoyando las propuestas del Gobierno, porque es social, comunista y bolivariano; lo han hecho en Europa, alineándose con los países egoístas, autodenominados frugales, como Holanda y Austria; lo siguen haciendo ahora sus correligionarios del Partido Popular Europeo, la ultraderecha de Polonia, Hungría y Eslovenia, chantajeando al resto e incumpliendo los derechos humanos. Y lo hace el PP en Canarias no apoyando el pacto social y económico ni el Plan Reactiva que recientemente ha aprobado este Parlamento y ahora insisten en su no colaboración con esta enmienda a la totalidad de los presupuestos.

Y, sin embargo, siguen diciendo que tienen la mano tendida. Una posición tan contradictoria como la de pretender mejorar servicios públicos bajando impuestos.

Saben de sobra que Europa ha decidido salvar a Europa y por eso ha dispuesto de 750 000 millones de euros, de los cuales unos 140 000 millones podría disponer de ellos el Estado español, 72 700 en transferencias.

Saben de sobra que las cuentas del Estado prevén un crecimiento de un 54 %, 196 000 millones, y que se mantienen para 2021 las entregas a cuenta del sistema de financiación autonómico, además de poder usar el superávit y los remanentes. Saben de sobra que, si hay presupuestos generales del Estado -y ahí les duele-, se les esfuma cualquier posibilidad de elecciones anticipadas y se completará la legislatura, y están actuando a la defensiva y a la desesperada.

Las políticas de austeridad y de recortes que agravaron la última crisis debilitaron lo público y perjudicaron la vida de la mayoría social, y esta no ha sido la opción elegida en este momento. Se ha impuesto un nuevo sentido común de Estado, tan denostado y tan debilitado en los últimos tiempos a favor de la iniciativa privada, y ha recuperado su valor social de redistribuidor de la riqueza y motor económico, sin intermediarios. Y este es el principal motivo, interés absolutamente cicatero, cortoplacista, egoísta y de escasas miras por el cual ustedes se han tirado al monte y se niegan a colaborar con estos presupuestos del Estado y de Canarias.

Piensan ustedes que, cuanto peor le vaya al país, mejor les irá a ustedes, pensando en las próximas elecciones. Siempre en las crisis aparecen falsos salvadores y, generalmente, todos del mismo signo. Estamos cansados de sus cuentos de miedo y frustración, desánimo y desesperanza. Son cuentos de malos perdedores y de nula credibilidad.

Los presupuestos generales de la Comunidad Autónoma de Canarias para 2021 que ustedes rechazan son unos presupuestos que hacen una clara apuesta por lo público, por recuperar el empleo, por sentar las bases para la diversificación de la economía, por la defensa del sistema de cuidados, por la lucha contra el cambio climático, por una transición verde y digital, por la industrialización, por la vivienda y la obra pública, por el desarrollo y consolidación de sectores como la cultura; en definitiva, por impulsar medidas que tiren de la economía generando empleo de calidad.

La inversión pública tiene un efecto multiplicador de la actividad económica y por ese mismo motivo nadie cuestiona que una de las principales medidas que se han adoptado a nivel de Estado sea el reconocimiento del derecho subjetivo a la percepción del ingreso mínimo vital, que favorecerá a unas 800 000 familias, de las cuales 70 000 viven en nuestras islas; o que la medida de los ERTE, que se siguen prolongando en el tiempo a pesar de los malos presagios de los agoreros, beneficia actualmente a 105 000 trabajadores y trabajadoras canarios; o que la implantación progresiva de la educación de 0 a 3 años beneficiará a miles de familias canarias; o que el incremento de las becas de estudio favorecerá el derecho al estudio para miles de estudiantes de nuestras islas; o que las pensiones se revaloricen conforme al IPC. Invertir en sanidad, pensiones o becas también es cumplir con Canarias.

Ante todos estos aciertos, ustedes simplemente los rechazan e intentan por todos los medios que queden ocultos tras la crítica de los votos de Bildu, contando nuevamente el cuento de que el Gobierno de coalición se ha echado en brazos del independentismo catalán y de los asesinos de ETA, todos confabulados con el objetivo de romper España y cambiar el régimen para instaurar una república social-comunista. Otra vez el cuento del miedo.

Los presupuestos generales de Canarias que ustedes hoy pretenden rechazar crecen un 5 % más respecto a 2020, unos 407 millones más que en 2020, situándonos en los 8474 millones de euros, sin contar con lo que llegue desde el Estado y desde la Unión Europea. Es fundamental para la reactivación económica no hacer recortes en lo público, como se hizo anteriormente, y disponer de unos presupuestos ambiciosos y expansivos para financiar la reactivación económica y social, para reconstruir lo público y generar empleo estable y de calidad.

En los tiempos que corren ya es un valor en sí mismo que este Gobierno haya sido capaz de presentar estos presupuestos y tener garantizada de antemano la mayoría suficiente para su aprobación y, además, sin recurrir al endeudamiento.

Estos presupuestos se presentan en un contexto de paro, pobreza y exclusión social, que ya estaba instalado en nuestra sociedad antes de la pandemia y que se irá incrementando si no somos capaces de frenarlo.

Respecto a la negociación de los presupuestos generales del Estado, hace unos días en esta misma tribuna decía que las cosas no son como empiezan sino como terminan y a algunos les pareció un poco extraño. Desde Sí Podemos Canarias teníamos y tenemos la certeza de que el Gobierno estatal, con los acuerdos con Canarias, lo iba a cumplir, y esto ocurrirá también con los fondos contra la pobreza: 30 millones garantizados. Por tanto, las cosas son como terminan y sobre todo si se hacen desde el diálogo, el apoyo y la colaboración.

Tanto en cultura, en cuestiones como cultura, donde se ha subido en áreas de cultura y patrimonio, en patrimonio cultural, en la ley de bibliotecas y fomento de la cultura o en la apuesta por los artistas canarios, como en el terreno de los derechos sociales, donde además se ha incrementado durante el presente año en personas acogidas a la PCI, se facilitó el acogimiento en los comedores escolares durante el confinamiento, junto con la Consejería de Educación, se facilitó a varias miles de familias el ingreso canario de emergencia en dos pagas, etcétera... (se produce el corte del sonido por el sistema automático de cómputo del tiempo y la Presidencia le concede un tiempo adicional) se han hecho esfuerzos notables durante la pandemia. El Instituto Canario de Igualdad, hoy, 25 de noviembre, celebramos que se haya incrementado en torno a un diez por ciento en el presupuesto.

Consideramos que los presupuestos, aunque insuficientes en aspectos como a lo mejor agricultura, van a dar un impulso también a aspectos como el consumo de productos de kilómetro cero, turismo, sanidad, educación, las distintas áreas de los presupuestos.

En definitiva, estos presupuestos son el instrumento más potente con que contamos en Canarias para enfrentar esta crisis sanitaria, económica y social y necesitamos que el conjunto de la sociedad canaria y la totalidad de las fuerzas políticas que la representan en este Parlamento arrimemos todos el hombro y contribuyamos desde la política a ser útiles para la ciudadanía.

Desde Sí Podemos Canarias nos reafirmamos en un principio muy valorado por la ciudadanía: menos dichos, menos cuento, más hechos, y en eso estamos comprometidos.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor Marrero.

Turno para el Grupo Parlamentario Nueva Canarias. Señor Campos.

Sí, adelante, señor Campos, adelante.

El señor CAMPOS JIMÉNEZ: Gracias, señor presidente. Buenos días, señorías.

Me van a permitir que antes de iniciar la intervención en materia de presupuestos reitere también, una vez más, en nombre de nuestro grupo, el enorme pesar por el drama que hemos vivido en el día de ayer y estamos asistiendo también durante el día de hoy, que de momento se ha cobrado la vida de ocho personas que buscaban un futuro mejor y desgraciadamente, a escasos metros de nuestras orillas, se han truncado esas esperanzas, esas vidas y esas familias.

Centrados ya en materia presupuestaria, en primer lugar, también felicitar al equipo de la consejería en la elaboración de unas cuentas. Todos somos conscientes de lo complejo, lo difícil que es realizar unos presupuestos anuales, que es la herramienta probablemente más política, más transformadora, una de las leyes más importantes que año a año cualquier Parlamento aprueba. Agradecer al conjunto de los departamentos, de las consejerías, el apoyo para que esas cuentas salieran a tiempo. Y me van a permitir también agradecer y reconocer la altura de miras tanto del Grupo Nacionalista Canario como del Grupo Mixto. Sé que no es un cheque en blanco y soy consciente de que habrá críticas, ha habido críticas ya en algunas de sus intervenciones a la orientación, pero creo que han tenido la responsabilidad suficiente de entender e interpretar el momento que estamos viviendo y que la gente, la ciudadanía, demanda cuanta más unidad, mejor. (Abandona su lugar en la Mesa el señor presidente. Ocupa la Presidencia la señora vicepresidenta segunda, Dávila Mamely).

Y entramos ya, digamos, a valorar la enmienda a la totalidad presentada por el Grupo Popular y, obviamente, vamos a votar en contra. Y lo voy a argumentar con tres elementos que o están presentes o están ausentes en esa enmienda a la totalidad.

El primer elemento es el lenguaje. Y fíjense que esto que podría parecer inocuo en un momento determinado no lo es tanto si, cuando analizamos el lenguaje utilizado en un documento que pretende ser alternativa a las políticas de un Gobierno, a través del lenguaje podemos identificar claramente si su propuesta es constructiva o destructiva. Y ya solo a través del lenguaje estamos ante una enmienda a la totalidad absolutamente destructiva. Fíjense, algunos de los calificativos que van apareciendo en el texto, literales. Es verdad que en el primer párrafo habla de "gobierno de izquierdas", y parecía un espejismo, una ilusión, en el sentido de, hombre, va a desaparecer aquello de... No, no, no, en el siguiente párrafo ya hablamos de "Gobierno populista" y se va repitiendo a lo largo de esa enmienda a la totalidad. "Debacle sin precedentes", "solo piensan en confiscar". Utilizan incluso un lenguaje casi guerracivilista, ¿no?: "los ha abandonado en la cuneta", refiriéndose a la sociedad, a las familias, a las personas, a los empresarios. La hostelería y el comercio el Gobierno los llevó a la UCI y estos presupuestos los rematarán. No ha habido pandemia, no ha habido crisis, es este Gobierno, este, el que va a rematar absolutamente todo, ¡ese fue el objetivo cuando firmamos el pacto de las flores! "Amenazan con arrasar lo poco que todavía queda del tejido productivo". Y se vienen arriba: "irreales, irresponsables, inútiles". Ese es el lenguaje en una enmienda a la totalidad que denota claramente que no es una enmienda ni alternativa ni para construir, absolutamente destructiva.

El segundo elemento por el que la rechazamos es porque en una enmienda a la totalidad, al menos así lo hacíamos nosotros, planteábamos siempre alternativas, en cada sección. Una crítica orientada. Ojo, reconocíamos también cuando había algo bueno y, cuando algo estaba mal, decíamos qué hacíamos y decíamos lo más importante -estando en la oposición-, de dónde obteníamos los ingresos. Fíjense, ni una sola alternativa han presentado. Bueno, sí, una, absolutamente reiterativa en todo el texto: bajar impuestos, bajar impuestos, bajar impuestos... Si nosotros hubiéramos bajado del 7 % al 6 % del IGIC, es probable que crecerían..., bueno, ninguna empresa cerraría, se crearían cientos de miles de puestos de trabajo en Canarias.

Mire, ustedes llegan a afirmar en su enmienda a la totalidad que en un momento como este, ante cero ingresos, cero impuestos. Bueno, yo ya les explico -porque yo tampoco soy economista, pero también algo manejo-, miren, si hay cero ingresos, ¿sabe qué ocurre?, que hay cero impuestos. Alguien que no ha facturado no paga nada en el impuesto de sociedades, aunque el impuesto de sociedades se mantenga. Sí, señora Navarro. Mire, usted, si no compra nada o no vende nada, usted no paga IGIC, con independencia del tipo que se mantenga, cero ingresos, cero impuestos. Pero, mire, yo le voy a dar la vuelta a esa frase ingeniosa que ustedes han planteado. ¿Sabe lo que sí ocurre?: que ante cero impuestos, cero ingresos, Cero ingresos para llevar a cabo eso que ustedes dicen que serían capaces de hacer, bueno, construyen un imaginario, sin hacer ni una sola propuesta, para esa Canarias idílica si ustedes hubieran gobernado. Con cero ingresos, porque con cero impuestos, cero ingresos.

Y el tercer elemento que para nosotros también es determinante a la hora de rechazar unos presupuestos es porque uno tiene que ser creíble y de la misma forma que critica con dureza lo que no comparte es capaz de reconocer algunos aspectos que son positivos. Mire, ¿sabe cuántas alusiones hacen ustedes al incremento de 160 millones de euros en su enmienda a la totalidad? ¡Ni una sola referencia! ¿Sabe cuántos reconocimientos hacen a la contratación de 4000 sanitarios, que permitirá esto? ¡Ni una sola referencia! ¿Saben cuántas veces hablan de los 100 millones en que se crece en el ámbito educativo? ¡Ni una sola referencia! ¿Saben cuántas veces hablan ustedes de vivienda? ¡Ni una sola vez en toda la enmienda a la totalidad!, a pesar de que destinamos 120 millones de euros, creciendo un 28 %. ¿Saben cuántas veces hablan ustedes de transición ecológica o de lucha contra el cambio climático? ¡Ni una sola vez en todo el texto! ¿Saben ustedes cuánto hablan de los 1176 millones de euros dedicados a inversiones en su enmienda a la totalidad? ¡Ni una sola vez! Eso sí, Gobierno populista, bajada de impuestos, Gobierno populista, bajada de impuestos, pero ni de sanidad ni de educación ni de lucha contra el cambio climático ni de vivienda, absolutamente nada, ni una sola vez en toda su enmienda a la totalidad.

Mire, lo que sí que no es creíble es una enmienda, en un momento como este, en el actual, donde el ámbito sanitario es lo más relevante, sin duda, no se menciona ni una sola vez, donde no se menciona la educación ni una sola vez, donde no se menciona la lucha contra el cambio climático y donde la única alternativa es bajar impuestos, porque con eso se soluciona absolutamente todo.

Dicho esto, y aclaradas algunas de las razones por las que no vamos a apoyar los presupuestos, la defensa de los mismos. Mire, son unos presupuestos que podemos compartir la orientación o no, eso es lógico, cada uno tiene su visión, pero absolutamente alineados con el tiempo en que vivimos.

Una de las cosas más importantes de este presupuesto, ¿sabe cuál es?, que tenemos presupuesto. Esto que parece una perogrullada lo digo porque en estos meses hubo muchas dudas e incluso afirmaciones de quienes hoy están en la oposición de que no los iba a haber, incluso llegó a haber alguna invitación a que era mejor, probablemente, que no hubiera presupuesto. Sin embargo, algunos tuvimos la convicción, desde el primer minuto, de que iba a haber presupuesto, de que íbamos a hacerlo y finalmente lo hicimos.

Mire, son unos presupuestos expansivos y sin recortes, pero no ahora, cuando se empezaron a concretar medidas que finalmente lo harían posible, sino desde el minuto uno sabíamos que íbamos a perder recaudación, pero siempre tuvimos la determinación de que la pérdida de ingresos la íbamos a corregir, que no íbamos a hacer recortes, y toda la ofensiva del Gobierno, del vicepresidente, del propio presidente, a través de reuniones con los ministerios, con el propio presidente, articulando todo un movimiento en Canarias a través del plan de reactivación para hacer un frente común frente a la certeza de que solo íbamos a responder a una de las crisis más importantes, no como se hizo la otra vez, sino desde el avance, desde reforzar los servicios públicos esenciales y de pelear donde fuera, conseguir los recursos, y fuimos logrando uno a uno, no solo el Gobierno, con la mayoría de los que hoy en día están en esta Cámara y la mayoría de la sociedad, fuimos logrando esos objetivos.

Miren, es un presupuesto prudente. Podríamos crecer aún más, sin duda, como han hecho, por ejemplo, en Galicia. Aquí ha quedado claro: aquí creemos un 5 y somos, bueno, un descrédito absoluto, imagínense un 15 %. Me imagino al señor Casado, en la próxima visita, esta vez, bueno, a San Borondón, analizar los presupuestos canarios y decir que son un auténtico despropósito e increíble ese crecimiento del 5 % y al día siguiente desplazarse a Galicia y al lado del radical, antisistema, del señor Feijóo, que crece un 15 %, decir que son los presupuestos que necesita Galicia y su gente para salir de... (ininteligible).

Nosotros solo hemos incorporado los recursos que ya están de la banda de acá. ¿Pero sabe lo importante de eso?: que significa que a partir de ahora otros 1000 millones de euros, como mínimo, adicionales, entre presupuestos generales del Estado y recursos europeos, del plan de reconstrucción, van a incorporarse a este presupuesto... (Se produce el corte del sonido por el sistema automático de cómputo del tiempo y la Presidencia le concede un tiempo adicional). Además, fíjese, sin endeudamiento ni subidas de impuestos. Presupuestos además sociales -sanidad, educación, servicios sociales, vivienda, cultura o igualdad-, que permitirán mantener, entre otras cosas, la contratación de miles de sanitarios y miles de docentes. Eso que ustedes dicen de que no prestamos la atención a nadie, de que abandonamos a las familias. Mire, los datos que Canarias hoy en día tiene, siendo la comunidad -con diferencia- más baja en cuanto a la afectación de la pandemia, no es solo por la responsabilidad de los canarios, que también, por supuesto, es porque este Gobierno contrató, entre otras cosas, a 4000 sanitarios. Y el fracaso que iba a suponer la vuelta a las clases de nuestros chicos y chicas al final han sido mínimas incidencias. ¿Gracias a qué, entre otras cosas?: a las 3000 personas que se han contratado.

Un presupuesto, además, claramente orientado a los sectores productivos. Mire, Turismo, Industria y Comercio crecen un 27,5 %; el apoyo al sector turístico, un 40 %; o la promoción económica y comercial, un 68; o el sector primario, un 8 %. Y, además, 1176 millones, como decía antes, en inversión, junto a los 291 de apoyo a los sectores productivos, que junto a los 222 millones del Servicio Canario de Empleo ayudarán al mantenimiento y a la generación de empleo. Y todo ello con la lucha sobre el cambio climático como elemento trasversal y presente en todo el presupuesto.

Cierro, señorías. Si hace unos meses hubiéramos planteado que íbamos a tener presupuesto, que además iba a ser expansivo, que no solo no tendría recortes sino que crecería en todas sus partidas, las sociales y las dirigidas a los sectores productivos y a la inversión, ¿saben lo que habrían dicho algunos?, que eso no era creíble por lo bien que sonaba. Y cuando creímos en ello, cuando trabajamos para ello y cuando lo hicimos realidad, algunos lo primero que dijeron es que eran un presupuestos increíbles en su crítica. Señorías, en la crítica está precisamente el mejor halago de... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Vaya terminando, señor Campos. Un minuto.

El señor CAMPOS JIMÉNEZ: Gracias, presidenta.

Decía que precisamente en el eje central de su crítica está el mejor halago a este presupuesto.

Y termino. Una confrontación sobre distintos modelos: frente a presupuestos anteriores, fundamentalmente el Gobierno del Estado, de austericidio, presupuestos expansivos; frente a presupuestos que blindaban la banca, presupuestos que blindan los derechos de las personas; frente a presupuestos de recortes, presupuestos que refuerzan en derechos y servicios públicos; frente a presupuestos de despidos, presupuestos que contratan a 4000 sanitarios y 3000 docentes; frente a presupuestos de subidas de impuestos del Partido Popular en aquel momento, en estos momentos los confiscadores no subimos ni un solo impuesto.

Y por todo ello creo que estamos probablemente ante el mejor de los presupuestos que se pueda presentar en ninguna comunidad autónoma, siendo realistas, siendo prudentes y con unas expectativas importantísimas de incorporar 1000 millones de euros más a las actuales cuentas.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señor Campos.

Turno para el Grupo Nacionalista Canario.

Cuando quiera, señor Barragán.

El señor BARRAGÁN CABRERA: Gracias, señora presidenta.

También unirnos al pesar por la tragedia de ayer, pero creo que deberíamos hacerlo por todos los que han muerto y también por los que no conocemos que han perdido su vida en el mar, sin tener un mal recuerdo, porque no conocemos absolutamente nada de ellos. (Palmoteos en los escaños).

Señor vicepresidente, no me ha gustado el debate de la enmienda a la totalidad, porque, más allá del derecho legítimo de presentar una enmienda a la totalidad o que el Gobierno tenga también el derecho legítimo de contrarrestarla, me parece que ha habido una parte del debate que no ha sido gratificante, no ha sido ilustrativa, no ha aportado absolutamente nada a lo que deber ser el debate que les interesa a los ciudadanos, que es qué tipo de presupuesto está haciendo la comunidad autónoma y cómo podemos contar para que este pueda ser mejor si es mejorable.

Ha definido usted estos presupuestos como los de la remontada. ¿No cree que es demasiado pretencioso?, ¿creen que ya hemos tocado fondo? El Gobierno de Canarias debe tener mayor prudencia, a nuestro juicio, al definir las cuentas públicas para el 2021, cuando se cuantifican en casi seiscientos millones de euros las pérdidas en ingresos, la previsión de pérdidas, y cuando las previsiones para la economía española tienen una tendencia más negativa que el escenario que ustedes han dibujado.

El análisis que hace el Gobierno sobre las economías de países emisores de turismo como Reino Unido o Alemania se une a los argumentos del propio Gobierno que le indican que sus objetivos de remontada están más, por ahora, en el tema de la ilusión que de una realidad, señor vicepresidente. No vemos que hayan contemplado los escenarios más adversos dada la situación de incertidumbre en la que nos movemos: incidencia de la enfermedad, a pesar de lo que se ha dicho de la vacuna, restricción de la movilidad, lentitud en la recuperación económica -esto no es un coche que se pone de cero a cien- y los datos de desempleo. Según la última EPA, la tasa de paro está en un 25 % y la estimación, incluyendo las personas en ERTE, es del 32,6.

Y por otra parte apreciamos cierta euforia por los 1000 millones de euros que esperan recibir del Estado, cuando los pronósticos colocan a España entre los países que más sufrirán la crisis de la zona euro. Yo sería prudente también en arrojar cantidades que pueden ser ciertas, igual es más, ojalá, pero yo sería más prudente en las cantidades, porque se han dicho los 1000 millones y es una aproximación sobre datos, cifras en las que todavía no hay certidumbre, no hay documentos de que puedan ser cantidades ciertas en este momento.

Así es difícil remontar, señor vicepresidente, pero sí podríamos, sí podríamos contar con unos presupuestos de inicio de la recuperación.

Hay que contemplar esta crisis con un diseño presupuestario que abarque tres ejercicios, teniendo en cuenta también las previsiones del 2022 y 2023, y le recuerdo que este Gobierno, por primera vez en muchos años, no se ha hecho el escenario presupuestario plurianual, porque ustedes decían que en marzo, abril, mayo no contaban con los datos para hacerlo, pero sí tenían los datos ahora y podrían haber hecho una aproximación de ese escenario plurianual para tener algún dato más que arrojar sobre esa incertidumbre.

Por cierto, si las demás comunidades crecen más que nosotros -ha sacado un listado ahí, que le agradezco la ilustración-, ¿por qué nosotros no? (Comentario desde los escaños). No. Entonces todos los demás no son prudentes. Vale, me ha quedado claro que los demás no son prudentes y nosotros somos los únicos prudentes de España.

Por otra parte, no podemos hablar de recuperación si coincidimos en que será muy difícil gestionar los fondos previstos para el año próximo. Para paliar esta situación, le habíamos recomendado que aprovechara esta ley, señor vicepresidente, para articular las medidas de modernización y de dotación de personal vinculado a la gestión presupuestaria, no solo en Hacienda, sino en todos los departamentos del Gobierno. Insistimos en que el Gobierno, en esa línea de dotarse de los mejores para gestionar esta situación, debe crear un equipo central técnico-político -se lo hemos dicho, le estamos diciendo usen la idea- que ayude a canalizar y ejecutar las acciones y los proyectos con financiación de fondos europeos que nos correspondan, así como los proyectos propios o transferidos desde la Administración general del Estado. Este equipo es imprescindible, señor vicepresidente, porque el nivel de ejecución no le acompaña. Y no alivia en nada que haya reconocido la dificultad de ejecución que tiene el Gobierno. A estas propuestas, señor vicepresidente, y es una de las líneas vitales para que pueda ejecutar en estos tiempos, ni caso, y me extraña un montón, porque usted es consciente de la debilidad en la gestión del Gobierno para sacar algunos proyectos durante los 365 días que dura el ejercicio. No se ha gastado el presupuesto aprobado, y eso debería bastar para no confiarse en esa línea.

De los datos que ustedes mismos incorporan al presupuesto, al proyecto de presupuestos, se desprende que de las inversiones previstas para el año 2020 solo se ejecutaron 341 millones de euros de un total de 532, cifras exactas del presupuesto, y para el año 2021 hay un descenso de 4,5 millones en el capítulo I, de personal, imposibilitando reforzar la atención y actuación de la Administración pública en todas sus áreas, especialmente en servicios sociales. Esta es la realidad del presupuesto.

Y además le digo otra cosa: seguramente usted termine este ejercicio con superávit, el del año 2020, por inejecución y porque han hecho una mala previsión de ingresos. Y, como usted dice, al ojo estamos. Pero yo le auguro, por las cifras que usted está manejando en el presupuesto y por lo que estamos viendo, que usted va a terminar el presupuesto del año 2020, un año jodido, perdón, un año difícil, que tendría que estar gastando más dinero, puede terminar con superávit.

No sé qué ha fallado en la coordinación interna del Gobierno para que esto no haya ocurrido así. Y me refiero, señor presidente, porque tampoco parecen tener relevancia en este proyecto de ley los objetivos de la hoja de ruta marcada por el Pacto para la Reactivación Social y Económica de Canarias y el plan Canarias reactiva. Hablan ustedes de él, pero no está en los presupuestos suficientemente reflejado. Insisto, no sé qué ha fallado. El Plan Reactiva en el presupuesto solo aparece de manera testimonial y ese no era el compromiso al que se llegó con los firmantes del pacto. No están marcadas las prioridades para el año 2021 y tampoco -fíjese lo que le digo, y ya me entran dudas de que realmente se haya ejecutado en el año 2020-, tampoco están las medidas que se venían ejecutando en el 2020 y que supuestamente eran prioritarias también para el año 2021. Y ese será uno de los objetivos que nos marcamos los nacionalistas canarios en el trámite de enmiendas.

A esto debemos añadir que, por ahora, el proyecto de ley de presupuestos generales del Estado no cumple con nuestro REF -y digo por ahora, ya veremos cuando termine la aprobación del presupuesto- y nuestro Estatuto.

Pero creemos que este presupuesto es mejorable y en su desarrollo tendremos tiempo de analizarlo en el debate de nacionalidad del año 2021, porque ahora no dará tiempo. Ya veremos en el primer trimestre.

Estos presupuestos deben tener también mecanismos de ejecución dinámicos, señor consejero, para ir adaptando con rapidez ante posibles contingencias. Le faltan algunos mecanismos en el texto articulado que le permitan al Gobierno reaccionar con rapidez ante cualquier contingencia y está usted todavía con unos presupuestos con muchos encorsetamientos y lo que le estoy diciendo es que abra la posibilidad. Estamos en un año excepcional y nosotros entenderíamos que el Gobierno se dotara de mecanismos excepcionales para la rapidez en la dinamización de ejecución del presupuesto.

Estos presupuestos todavía distan mucho de ser la mejor herramienta para afrontar los problemas sociales y económicos que se avecinan. Y eso se detecta también en los presupuestos por políticas. Por cierto, todavía no han corregido la ficha insularizada que le dije que estaba mal y no es un problema del Seflogic; la que usted presenta en el Power Point está bien, la que está en los presupuestos está mal y debe corregirla.

Y en las políticas me voy a centrar solo en una, podría estar tocándolas todas, pero me voy a centrar, dependiendo del tiempo, en una en particular: derechos sociales. Resulta sorprendente que en una situación de crisis social sin precedentes el área de servicios sociales incremente sus partidas igual que la Televisión Canaria. Señorías, no podemos fiar, no podemos fiar todos los recursos al ingreso mínimo vital del Estado, cuya implantación será gradual, será gradual, no es desde el día 1 de enero; y, por lo tanto, no llegará a todos en tiempo y forma. Tanto anunciar que este Gobierno no dejará a nadie atrás y a los primeros que tiene que atender, a los más vulnerables, los deja de lado.

No han aprovechado los recursos que ya tenían a su disposición, como la ley canaria de servicios sociales, que también han dejado sin financiación. Si tuviéramos hoy ese dinero, tendríamos 55 millones de euros más en el presupuesto, un 20 % más, pero ustedes prefieren insistir en presupuestar la renta de la ciudadanía con 40 millones de euros. ¿Se acuerda del debate de la enmienda a la totalidad del año pasado? ¿Qué ha pasado, señor consejero? Ni hay ley, y era una trampa, que no se lo iban a gastar, no hay ley y le auguro que en el año 2021 nos va a pasar lo mismo. Va a tener ese dinero y lo va a tener que recolocar en otro lado, porque no va a haber esa ley de renta ciudadana.

Más sorprendente ha sido escuchar a la consejera que no incrementa los fondos porque no tiene personal. No tiene personal y el Gobierno reduce cuatro millones y medios los gastos de personal de administración general. No lo entendemos, de verdad. A una consejería que siempre hemos criticado, desde el año pasado, que hacía falta personal, que hay que dotarla de personal y resulta que tienen la oportunidad con un presupuesto expansivo y no lo hacen.

Y en dependencia las prestaciones bajan un millón de euros, por primera vez en los últimos tres años, y la bajada del 39 % en el fomento de la inclusión social, aparte de las que nos van a venir, a las ONG, por el tema del IRPF.

Señorías, en sanidad, en el tema de las prioridades desde el punto de vista de las inversiones nos preocupa, pero nos preocupa también, señor consejero, que en el tema de sanidad no hemos visto nada para reforzar la atención a las patologías que no son COVID-19. Y en algún momento habrá que preguntarse por las listas de espera y por cómo se va a operar, en el sentido de trabajar, de gestionar las listas de espera, que están ahí y que todos somos conscientes de que están ahí, por la situación de la COVID-19.

Y en administraciones públicas, en cuanto a las administraciones locales, debemos ser igual de solidarios que estamos pidiendo a Europa y a España. ¿Cómo en un presupuesto expansivo baja el Fondo de Cooperación y bajan las cantidades de coordinación con los ayuntamientos y los cabildos? ¿Cómo es posible que esto ocurra?

En el sector primario, ya han hecho alguna alusión... Presidente, ¿usted me avisa cuando...

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Le queda un minuto.

El señor BARRAGÁN CABRERA: ... para saber lo que me corto aquí?, pero, mire, hay... (la Presidencia le concede un tiempo adicional), el sector primario, el adelanto de las ayudas, los anticipos de devolución del IGIC, la obligatoriedad de las grandes...

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Le voy a parar el tiempo. Señor Barragán, le queda un minuto, le hemos puesto ya dos minutos y sería...

El señor BARRAGÁN CABRERA: Vale, gracias, termino en este minuto.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): ... para finalizar. Gracias.

El señor BARRAGÁN CABRERA: Entonces voy a dejar lo de la planificación medioambiental, que aquí, señor Marrero, sí que el consejero se puede aplicar lo de los cuentos, ¿no?, porque hay mucha euforia y grandilocuencia, pero proyectos ahí dentro pocos por ahora.

Termino entonces, dado que tengo solo ese minuto de tiempo y le pido a la presidenta que me deje terminar la frase.

Señorías, no creemos que estos presupuestos sean de la remontada, porque no se dan las condiciones económicas y sociales para ello; sí podemos iniciar la recuperación. No son prudentes porque condicionan numerosas políticas de ingresos futuros, que no tenemos claro que se vayan a realizar y, si se realizan, señor consejero, usted sabe que van a llegar, la mayoría, tarde y no se podrán ejecutar, y no formarán parte de la recuperación del año 2021. No apuestan por la mejora en los servicios sociales y la atención sanitaria... (se produce el corte del sonido por el sistema automático de cómputo del tiempo y la Presidencia le concede un tiempo adicional) -presidenta, se lo había pedido al presidente antes...-. Dejan de lado los acuerdos del plan de reactivación, no están, y enmendaremos en esa línea. Dejarán a mucha gente atrás por la escasa o nula planificación del área de Derechos Sociales. Más bien parecen los presupuestos de la resistencia al cambio.

Señor consejero, creemos firmemente que hay un amplio margen para mejorar estas cuentas, por lo que esperamos encontrar en el Gobierno receptividad y disposición a negociar. Solo falta, señor vicepresidente, señor presidente, si quieren un presupuesto con mayor grado de consenso, con mejoras que propondremos o que solo sea el presupuesto de los grupos que apoyan al Gobierno. La acción del Gobierno ayer de sacar un decreto ley de una importancia vital, aprovechando que se pueden hacer decretos leyes, convalidarlo y no tramitarlo como proyecto de ley, no augura nada nuevo, nada bueno, pero espero que haya sido un error y que se corrija esa política de pasar como una apisonadora, insisto, en temas en que es vital que haya debate y discusión.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señor Barragán.

Turno para el Partido Socialista.

El señor ÁLVARO LAVANDERA: Gracias. Buenos días, señorías.

Desde el Grupo Parlamentario Socialista también comenzar trasladando nuestro pesar por el fallecimiento reciente del grupo de inmigrantes que llegaban a nuestras costas y, como ha dicho el portavoz nacionalista, de tantas otras vidas que se ha tragado el mar. Un fenómeno, el de la inmigración, que sí me gustaría recalcar que las únicas víctimas son precisamente los propios inmigrantes.

Tuvimos un crac, si repasamos la historia económica, el crac del 29, la crisis del petróleo de 1973, la burbuja de las puntocom en el año 2001, la caída de Lehman Brothers en el año 2008 y en el año 2020 tenemos la pandemia por coronavirus. Un año que no me cabe ninguna duda de que destacará en los libros de historia económica por ser posiblemente la mayor crisis económica de la historia contemporánea.

España y Canarias registran la mayor caída en términos de PIB de la serie histórica que publica el Instituto Nacional de Estadística, que arranca en el año 1970: España en torno a un doce por ciento, Canarias alrededor del veintidós por ciento. Y, permítanme la licencia insular, Fuerteventura, se estima que caiga el PIB un 35 %, la isla más afectada en términos económicos por la pandemia.

Detrás de estos números evidentemente hay personas, familias, alquileres, recibos impagados, empresas al límite de su supervivencia, ilusiones rotas, preocupación sobre su futuro, incertidumbre, pero, a pesar de todo, a pesar de la pandemia, la concertación social, los grandes pactos y el gasto público permiten que la sociedad que conocemos resista, no sin medidas y no sin pérdidas, pero con un comportamiento a la altura de los tiempos que vivimos. Tiempos difíciles, yo espero que al menos en eso podamos estar de acuerdo en este debate, tiempos en los que se pone a prueba la capacidad de la ciencia para vencer a un virus, la capacidad de la economía y de la sociedad en su conjunto para reinventarse, resistir y ser solidaria y la capacidad de la política para estar a la altura de las circunstancias.

No estamos en un "todos los años", como le he oído a la portavoz del Grupo Popular, para justificar el ridículo que han hecho presentando esta enmienda a la totalidad. Estamos en un momento excepcional, del que se espera un comportamiento al menos diferente.

Por eso quiero agradecer, porque es de justicia, al Grupo Nacionalista y al Grupo Mixto que no hayan presentado enmienda a la totalidad de los presupuestos generales de la comunidad autónoma para el año 2021. Saben de la importancia de contar con estabilidad y con unos presupuestos públicos para limitar los efectos de la pandemia en Canarias. Gracias por ponerse al lado de lo que es útil, gracias por abandonar el frentismo inútil, que no aporta nada a los enormes retos a los que nos enfrentamos. No me cabe duda, señorías, de que van a ser exigentes en el trámite de enmiendas parciales a los presupuestos, nosotros haríamos lo mismo si estuviésemos en su lugar, pero se puede ser exigente y útil a la sociedad. Es lo que separa a un grupo político de la irrelevancia. Una lástima, señorías de Coalición Canaria, que no hubiesen hecho lo mismo con los presupuestos generales del Estado, que tanto benefician a Canarias.

Pero el Partido Popular nos trae hoy a debate una enmienda a la totalidad, una enmienda anunciada en rueda de prensa cuarenta y ocho horas después de que se presentasen los presupuestos en esta Cámara, sin haber siquiera atendido o esperado a las comparecencias del Gobierno para tomar una decisión racional y no intestinal. Una enmienda a la totalidad con la que una vez más se autoexcluyen de la noble tarea de hacer política, del compromiso de todos los que estamos aquí y que asumimos con nuestra sociedad. Y digo una vez más porque pensábamos algunos que tal vez podían haber tomado nota al haberse quedado solos en no apoyar el Plan para la Reactivación Social y Económica de Canarias.

Señorías del Partido Popular, en nombre del Grupo Socialista Canario y humildemente, les digo que no me equivoco si digo que, en nombre de una aplastante mayoría de la sociedad canaria, que no, que no vamos a recortar derechos, que no vamos a recortar servicios públicos, que no vamos a recortar inversiones ni ayudas a la economía. No vamos a caer en sus provocaciones. No tiene sentido ni responsabilidad presentar una enmienda a la totalidad que no aporta nada, no ofrece alternativa alguna, se basa en argumentos falsos y practica un discurso populista, al mismo tiempo que se permiten la licencia, como ha dicho el portavoz de Nueva Canarias, de usar frases como Gobierno populista de Canarias.

(Se reincorpora a su lugar en la Mesa el señor presidente).

Argumentos falsos como que se aumentan las retribuciones de los miembros del Gobierno, cuando ya se ha dicho públicamente que no va a ser así; argumentos falsos como que son unas cuentas irreales, cuando es la propia Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal -la Airef-, que ustedes mencionan en la enmienda a la totalidad, que informa respecto de los presupuestos -y leo textualmente el informe de la Airef, que me gustaría, señora Navarro, poder pasarle una copia al término de este debate y que se lo lea, que no se lo cuente sino que se lo lea-, y dice textualmente: "Dado el nivel de incertidumbre existente, se considera que las estimaciones son prudentes y como tal se avalan". Prudentes, señor Barragán, lo dice la Airef, no lo dice el señor Rodríguez ni el señor Torres ni el Partido Socialista ni el resto de los grupos, lo dice la Airef. Eso con respecto a las estimaciones de la evolución de la economía. Y con respecto al empleo, y vuelvo a leerle textualmente al Grupo Popular, las estimaciones de la Airef resultan en una senda de empleo más favorable, considerando el impacto de las medidas económicas del presupuesto. O sea, que es la propia Airef la que cree que las previsiones de esta Ley de Presupuestos en materia de empleo son pesimistas y por debajo de lo que podría ocurrir.

Pero, miren, como no somos populistas, como algunos dicen, vamos a suponer, podemos reconocer que estos cálculos están desfasados. El informe de la Airef es del 29 de octubre, la aprobación del Consejo de Gobierno del proyecto de ley de presupuestos es del 31 de octubre. De esas fechas hasta ahora, en un entorno de cambios permanentes, les puedo reconocer que hay un hecho relevante, y es la demostración, la demostración de eficacia de ya al menos tres vacunas. Motivo suficiente, señorías, para pensar que el futuro será mejor de lo que a ustedes les gustaría.

Señorías, estamos ante un presupuesto que responde, y sí responde, a lo acordado en el Plan para la Reactivación Social y Económica, donde todos hemos priorizado su desarrollo renunciando a subir impuestos, con un fuerte compromiso para sostener el estado del bienestar. Y les pongo un ejemplo: 3300 millones de euros en el Servicio Canario de la Salud. 3300 millones de euros, ¿y alguien puede decir que en esos 3300 millones de euros no vayan a ser atendidas aquellas patologías que no sean COVID?, ¿alguien cree que los 3300 millones de euros son solo para luchar contra el COVID o la pandemia? Con un crecimiento del gasto del 5 % sin recurrir al endeudamiento, con un aumento del 17,5 % de la inversión pública para que la construcción pueda desplegar su capacidad de arrastre sobre el resto de la economía y generar empleo, con un mayor apoyo a los sectores productivos, un aumento del 22,7 %, señorías del Partido Popular; con la búsqueda de un crecimiento sostenido y sostenible en el tiempo, que es precisamente lo que acordamos entre todos en el Plan para la Reactivación Social y Económica. En definitiva, señorías, unos presupuestos que podrán ser mejores o peores a la vista de cada una de las sensibilidades que hoy estamos aquí, pero que sin duda alguna son unos presupuestos necesarios, son unos buenos presupuestos y son, como les digo, necesarios si queremos que el Gobierno pueda tener una mínima capacidad de respuesta en un año 2021 que nos ayude a olvidar la pesadilla que aún estamos viviendo en este año 2020.

Señora Navarro, señorías del Partido Popular, hoy pierden una votación. Pierde la oportunidad de ejercer la oposición con un mínimo de seriedad, pierde la posibilidad de ser útil para Canarias y arrastra a su partido a un estéril ejercicio de frentismo populista.

Mire, no ha dejado de perder desde su intento de asalto al poder desde la residencia oficial de Ciudad Jardín. Esa es su exclusiva responsabilidad; la nuestra, nuestra responsabilidad es no perder la oportunidad de aprobar unos presupuestos que Canarias necesita, los necesarios para vencer la pandemia, para ayudar a las personas y para reactivar la economía.

Muchas gracias y buena suerte.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor diputado.

Turno de cierre para el Gobierno. Señor Rodríguez.

El señor VICEPRESIDENTE DEL GOBIERNO Y CONSEJERO DE HACIENDA, PRESUPUESTOS Y ASUNTOS EUROPEOS (Rodríguez Rodríguez): Señor presidente, señorías.

Agradezco sinceramente, en nombre del Gobierno, la posición de los grupos que sustentan a la mayoría progresista por el trabajo que desempeñan, por la lealtad y por compartir esta compleja pero ilusionante tarea de contribuir al progreso, al futuro de Canarias en este momento crítico. De manera más especial, si cabe, agradezco la no presentación de enmiendas a la totalidad del Grupo Mixto, de Ciudadanos, y del Grupo de Coalición Canaria, porque creo que con este comportamiento expresan la responsabilidad y anteponer las legítimas aspiraciones y diferencias al bien común.

Es cierto que no hay norma presupuestaria que no sea mejorable. Aunque la consensuáramos entre todos los presentes, seguro que alguien vendría y la mejoraría. Es evidente que esta propuesta de presupuestos para el año 2021 es mejorable y sus señorías en el trámite parlamentario tienen ocasión de ello. Pero lo que sí digo, con absoluta claridad, es que este presupuesto es un presupuesto pensado, trabajado, no de la remontada, para la remontada, no de la recuperación, sino para la recuperación. Somos plenamente conscientes, y el que les habla les puede asegurar que de forma enfática, de que esto no se va a corregir en el año 2021, ni siquiera en el 2022. Soy, seguramente, de los que en la aportación de análisis está haciendo un esfuerzo de realismo frente a la euforia.

Y la mejor expresión de la prudencia y del realismo es que solo subimos un 5 %, solo un 5 %, señorías, y lo hacemos por prudencia y por responsabilidad. Yo podía haber presupuestado como ingresos los recursos del React-EU, por ejemplo. Lo hace el señor Feijóo, al que tengo en buena estima, y pone 430 millones de unos fondos que todavía no se sabe cómo se van a distribuir, y los pone como ingresos. Nosotros no lo hemos hecho. Pero la parte de estos fondos cuando se distribuyan vendrán y se incorporarán al presupuesto, y generaremos créditos y discutiremos a dónde van. ¡No lo hemos hecho, señorías! También podíamos haber endeudado a esta comunidad, porque tenemos margen para hacerlo, y tampoco lo hemos hecho, por prudencia. Porque nosotros creemos que este 5 % tiene que ser sostenible en el año 2022 y en el año 2023. Los que suban ahora un 15 no les quepa duda de que no lo podrán sostener en el año 2022 ni en el año 2023 y retroceder en la cosa pública siempre es más duro que crecer poco a poco.

De manera que no pueden acusar a este Gobierno de una cosa y de la contraria. Prudencia, responsabilidad. Hemos levantado la vista, hemos puesto la luz larga, estamos interpretando las necesidades del presupuesto canario, no en perspectiva del año 2021, sino del 2022 y del 2023. Lo estamos interpretando porque las reglas fiscales se suspenden provisionalmente, no es una suspensión indefinida. Yo creo que cabe que se amplíe la suspensión al año 2022. Creo que eso está sobrevolando ya a las autoridades europeas y españolas. Pero lo estamos haciendo con muchísima prudencia.

Con ese 5 % garantizamos proteger los servicios públicos, señorías; con ese 5 % aumentamos las inversiones un 17,5 %; con ese 5 % aumentamos las ayudas a los sectores económicos un 22,7 %, señorías. Y seguro que vendrán más recursos y, cuando vengan, se incorporarán y se generarán los créditos.

Claro que tenemos dificultad en la cosa pública, entre otras cuestiones por el austericidio. Se han descapitalizado las administraciones públicas, el Ayuntamiento de Málaga, la comunidad de Madrid y la nuestra. Hemos perdido efectivos en los grupos superiores de la función pública y se nota la falta de músculo de nuestra Administración. También hay pocos proyectos. El consejero de Transición Ecológica el año pasado encargó veintiocho proyectos en obras hidráulicas, porque no había proyectos. Nosotros no reprochamos las herencias y hay cosas buenas y cosas malas. Es responsabilidad de quien gobierna tomar las riendas y actuar. Se están encargando proyectos. Los proyectos no se hacen en quince días y menos cuando son complejos. Necesitamos proyectos y necesitamos músculo en la Administración.

No es un problema presupuestario. A la señora responsable de Derechos Sociales de este Gobierno le faltan efectivos humanos pero le sobra el dinero. Pero no porque sea una caprichosa. Este año, en el capítulo I de Derechos Sociales, rondarán los cinco millones que no podremos ejecutar, pero no por falta de necesidad y ganas, sino porque la función pública tiene unos ritmos, señorías. En la sanidad pública y en la educación pública los sistemas de contratación son ágiles y hemos contratado 7000 trabajadores, porque allí los procedimientos lo posibilitan; en la Administración general hay que seguir los procedimientos. Hoy el Consejo de Ministros seguramente apruebe un real decreto ley para facilitar la simplificación, la contratación rápida, para poder tener efectivos. A la Agencia Tributaria, que yo presido, le faltan 350 efectivos. La OPE del 2018, todavía no han tomado posesión los nuevos funcionarios, porque los procedimientos son los que son y, si nos lo saltáramos, acabaríamos en los tribunales. Hay que cambiar las normas para facilitar las cosas.

Necesitamos proyectos y estamos en ello, necesitamos otras normas, y el Gobierno español, porque es legislación básica, está en ello, señorías.

No les quepa duda de que de este presupuesto se alimenta el Plan Reactiva, ¡no les queda duda! Todo lo referente en el Plan Reactiva a los servicios públicos fundamentales se responde desde este presupuesto, todo lo referente en el Plan Reactiva a las políticas de vivienda se responde desde este presupuesto. Lo de los ERTE y las pensiones, desde el presupuesto estatal, porque esa competencia está residenciada allí. El Plan Reactiva es una hoja de ruta, es un plan que se alimenta del presupuesto canario, del presupuesto español, de las competencias nuestras, estatales y europeas. Sí, la parte de servicios sociales nos corresponde a nosotros, los ERTE no nos corresponden a nosotros, las pensiones no nos corresponden a nosotros, las políticas en relación con los autónomos corresponden al sistema de protección social. Y por supuesto, por supuesto, esa es la concepción. Yo he participado también, señorías, y creo que es perfectamente compatible este presupuesto con los objetivos, con las prioridades, con los ejes y medidas. Y si hubiera que mejorar estamos abiertos a esa discusión, señorías, porque de lo que se trata aquí es de construir futuro, de dar una respuesta a este momento... (Corte del sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

El señor PRESIDENTE: Sí. Continúe.

El señor VICEPRESIDENTE DEL GOBIERNO Y CONSEJERO DE HACIENDA, PRESUPUESTOS Y ASUNTOS EUROPEOS (Rodríguez Rodríguez): Señorías, agradezco muy sinceramente el que los que legítimamente podían haber presentado alternativas a este presupuesto no las hayan formulado, porque seguramente tienen más coincidencia que discrepancias. Y los que la han formulado es que no presentan ninguna alternativa, es que no dicen nada; solo desacreditar, solo palabras altisonantes que los retratan.

Yo creo que tenemos la oportunidad de mejorar este presupuesto, señorías, en el trámite parlamentario y tenemos la oportunidad de seguir dialogando para que los nuevos recursos que vendrán, que no hemos presupuestado porque no son derechos reconocidos, porque son recursos excepcionales, porque no se pueden consolidar... Señorías, no se pueden consolidar los recursos que son excepcionales, porque, si no, en el año 2022 habrá recortes sobre el gasto consolidable, el gasto corriente. Las transferencias corrientes de este presupuesto aumentan un 3,3 % y las de capital, un 17,5. Las agencias de calificación, ayer hubo una reunión de muchas horas con una de las importantes y reconocía que este presupuesto está en la línea adecuada. Por cierto, tenemos la máxima calificación por parte de estas agencias, porque las cosas se hicieron bien en el pasado y se están haciendo bien ahora, señorías.

Agradezco, por tanto, esas aportaciones. Estaremos abiertos a negociar las enmiendas parciales, a seguir negociando la aplicación del Plan Reactiva, a la búsqueda de que esos recursos, cuando lleguen, se orienten de forma adecuada y alimenten prioridades, ejes y medidas del Plan Reactiva, señorías. Y no les quepa duda de que eso lo haremos, porque nuestra responsabilidad es intentar el consenso e intentar sumar fuerzas.

A los compañeros de los grupos que apoyan al Gobierno, lo dicho, gracias por el trabajo, por el que tenemos que realizar durante este próximo mes hasta que esta Cámara decida el final de esta propuesta. A los grupos de la oposición que están dispuestos a dialogar, manos abiertas a ese diálogo.

Y, acabo, señorías, agradeciendo de nuevo a la Mesa... (se produce el corte del sonido por el sistema automático de cómputo del tiempo y la Presidencia le concede un tiempo adicional) la disponibilidad y la cooperación. Quiero agradecer, porque este trabajo sería imposible sin mis compañeros del Gobierno, que tienen que aguantar también órdenes y calendarios no siempre fáciles, porque hay que garantizar esto en tiempos muy difíciles, señorías, y de manera muy especial a mis colaboradores del departamento de Hacienda, especialmente a Fermín Delgado, como viceconsejero de Hacienda y responsable, al director general de Presupuesto, a Luis Márquez, a la interventora general y al equipo de hombres y mujeres que conforman el departamento de Hacienda. Que debo decirles que es un equipo de alto nivel, de gente comprometida, que trabaja sin horario, con entrega y con sabiduría para contribuir a disponer de esta propuesta de presupuestos que tienen ustedes en sus manos y espero que en los próximos veinte o treinta días la mejoren y tengamos este instrumento al servicio del bienestar, de la recuperación, de la recuperación.

Este presupuesto no resuelve todos los problemas, pero trabaja en la línea de encauzar la... (se produce el corte del sonido por el sistema automático de cómputo del tiempo y la Presidencia le concede un tiempo adicional) señorías. Y, por tanto, les aseguro que este presupuesto, tal como está pensado, con prudencia, con responsabilidad, está inspirado en lo que nos inquieta y nos mueve, yo creo que a la inmensa mayoría de los presentes, y es hacer una sociedad más inclusiva, hacer de nuestra economía y de nuestro modo de vida con criterios más sostenibles y que la igualdad sea un parámetro de referencia en todos los órdenes y de manera especial la igualdad entre hombres y mujeres. Estoy seguro de que esa impregnación de sostenibilidad, de igualdad e inclusión nos acompañará desde luego en esta legislatura y agradezco, insisto, la cooperación, el entendimiento y las mejoras que se puedan hacer.

Muchísimas gracias y muy buenos días.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Rodríguez.

Señorías, acabado el debate, procedo a llamar a votación de la enmienda a la totalidad presentada en relación con el punto del orden del día que estamos debatiendo. (El señor presidente hace sonar el timbre de llamada a la votación. Pausa).

Gracias, señorías.

Preparados para la votación. Señorías, votamos. (Pausa).

Sí, señorías, vamos a repetir la votación. Ha habido algún problema con alguno de los escaños. Estén atentos también en la sala Europa. Vamos a esperar un minuto. Un minuto, señorías, un minuto. (Pausa).

Bien, señorías, procedemos a la votación. Votamos, señorías. (Pausa).

(Rumores en la sala).

Un momento, señorías. (Pausa).

Señorías, señorías, un poquito de silencio, por favor.

Hay algún problema, hay algún problema con dos bancadas en el hemiciclo. Vamos a intentar repetir la votación por última vez. Si persiste el problema, haremos la votación a mano alzada, ¿de acuerdo?, mientras los servicios técnicos resuelven el asunto.

Señorías, vamos a volver a votar... ¿No?, ¿no?, ¿que espere...? Vale, pues, vamos a esperar un minuto. Están intentando resolver el problema, señorías, vamos a esperar un minuto. (Pausa).

Señorías, los servicios técnicos, con los que estoy en contacto, están tratando de resolver el problema de las bancadas. En cuanto me den la instrucción correspondiente, o repetimos la votación a través del sistema que cada escaño tiene en el hemiciclo, si el problema persiste la haremos a mano alzada, ¿de acuerdo? Solo pido un minuto a la espera de que los servicios técnicos lo resuelvan.

(La señora Navarro de Paz solicita la palabra).

¿Sí, señora Navarro? No, no la oigo, utilice el micrófono, señora Navarro, por favor.

La señora NAVARRO DE PAZ (desde su escaño): Que presumo de que no se van a abrir las puertas, ¿no?, sino es lo que hay...

El señor PRESIDENTE: No, no...

La señora NAVARRO DE PAZ (desde su escaño): Gracias.

El señor PRESIDENTE: Sí, no es una cuestión...

La señora NAVARRO DE PAZ (desde su escaño): ¡Perdón!

El señor PRESIDENTE: Sí, perdón, señoría...

La señora NAVARRO DE PAZ (desde su escaño): Yo tengo derecho a hacerle la pregunta que crea oportuna.

El señor PRESIDENTE: Señora Navarro, por favor, señora Navarro, asunto finalizado, por favor, apague el micrófono. Gracias.

A ver, no es una cuestión... Señora Navarro, no es una cuestión de presunción, es una cuestión de Reglamento: en medio de la votación no se pueden abrir las puertas ni puede entrar ni salir ningún miembro de la Cámara. Los servicios de la Cámara vigilan que se cumpla el precepto reglamentario. ¿De acuerdo?

Me indican los servicios que estamos en disposición de poder votar. Vamos, vamos a intentarlo, señorías. En caso de que haya algún otro percance técnico, lo haríamos a mano alzada e intentaremos que esté resuelto para cuando lleguen las proposiciones no de ley. ¿De acuerdo?

Señorías, vamos a votar. Adelante. (Pausa).

Gracias, señorías. Les pido disculpas por la demora.

Quiero agradecerles a los servicios técnicos de la Cámara que hayan resuelto el asunto.

Señorías, 11 votos a favor, 38 votos en contra y 20 abstenciones.

Queda rechazada.

(La señora vicepresidenta primera, González González, ocupa un escaño en la sala).

Más información
Otros formatos
  • Formato PDF Formato PDF
Iniciativas tratadas
  • 10L/PL-0011 Sobre De Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de Canarias para 2021.