Diario de Sesiones 57/2020, de fecha 2/12/2020
Punto 14

10L/PL-0007 DICTAMEN DE COMISIÓN. DE LA COMISIÓN DE GOBERNACIÓN, DESARROLLO AUTONÓMICO, JUSTICIA Y SEGURIDAD, SOBRE EL PROYECTO DE LEY DE MODIFICACIÓN DE LA LEY 13/2014, DE 26 DE DICIEMBRE, DE RADIO Y TELEVISIÓN PÚBLICAS DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE CANARIAS (PROCEDENTE DEL DECRETO LEY 11/2020, DE 19 DE JUNIO).

El señor PRESIDENTE: Señorías, pasamos al siguiente punto del orden del día.

Dictámenes de comisión. De la Comisión de Gobernación, Desarrollo Autonómico, Justicia y Seguridad sobre el proyecto de Ley de modificación de la Ley 13/2014, de 26 de diciembre, de Radio y Televisión públicas de la Comunidad Autónoma de Canarias procedente del Decreto ley 11/2020, de 19 de junio.

Van a intervenir en primer lugar, señorías, los grupos que mantienen enmiendas para el pleno, y comenzamos, señorías, con el Grupo Mixto.

Silencio, señorías, por favor.

Gracias.

(El señor presidente abandona su lugar en la Mesa y ocupa la Presidencia la señora vicepresidenta segunda, Dávila Mamely).

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Diez minutos.

Adelante, Vidina.

La señora ESPINO RAMÍREZ: Gracias, presidenta. Señorías.

Vamos ahora a debatir las enmiendas de una ley que afecta a la radiotelevisión canaria. Como saben, yo he sido hasta ahora muy crítica con la gestión que se está haciendo del ente y, bueno, parece que me han puesto a propósito la ley al final para que llegue sin fuerzas pero voy a intentar sacar las fuerzas, que estamos ya todos un poquito cansados después de dos días de pleno.

Como digo, esta ley que estamos tramitando hoy surge de un decreto del Gobierno y para nuestro grupo es la confirmación de que teníamos razón, teníamos razón cuando votamos que no al nombramiento de un nuevo administrador único al frente de la radiotelevisión pública canaria en el mes de octubre de 2019.

Desde el inicio de la legislatura nosotros reclamamos que se nombrara a un directos general de una junta de control, tal y como recoge la ley de la radiotelevisión pública. Si nos hubieran hecho caso el ente estaría funcionando a estas alturas con normalidad democrática y normalidad jurídica y no estaríamos en un continuo parcheo de normas a medidas para solventar los problemas que se van dando en la televisión derivadas de la decisión del Gobierno de nombrar a un nuevo administrador único.

La figura del administrador único en ningún caso debía convertirse en el modo habitual normal de funcionar del ente público, hasta los medios privados de comunicación tiene órganos de control, de reparto de poder, de fiscalización, de competencias, órganos de los que a día de hoy carece la televisión, la radio y la televisión pública canaria.

Desde Ciudadanos nos opusimos desde el principio, antes del nombramiento del señor Moreno, nos opusimos a su nombramiento no porque no fuera la persona idónea para estar al frente de la radiotelevisión pública sino porque no se le puede dar a una sola persona un poder absoluto de un medio de comunicación público con un presupuesto de más de 50 millones de euros. Pero es que además advertí en esta misma Cámara que la justicia ya había cuestionado al administrador único anterior por excederse en sus funciones ordinarias con el contrato de la señal para la emisión. Y, por tanto, el señor Moreno se iba a encontrar con estos mismos problemas a la hora de poder continuar con ese y con otros contratos la televisión pública que sobrepasan los límites de la gestión ordinaria.

Ahora vía decreto que tramitamos como ley este Gobierno aumenta las competencias del administrador único, que puede firmar contratos por importe de más de un millón de euros, y solo gracias a una enmienda del Partido Popular el señor Moreno tendrá que dar cuenta ante la Comisión de Control antes y después de firmar esos contratos. Una enmienda que consideramos totalmente necesaria, la del Grupo Parlamentario Popular, teniendo en cuenta que el señor Moreno hace y deshace en la tele lo que quiere a golpe de teléfono con el señor vicepresidente del Gobierno, el señor Román Rodríguez, y los diputados de la Comisión de Control nos vamos enterando por casualidad de lo que van haciendo y deshaciendo en la tele y no por el señor Moreno, nos enteramos de casualidad porque el señor Rodríguez habla de más en los medios de comunicación.

Así tristemente es como está funcionando la radiotelevisión pública.

Los que teníamos la esperanza de que las cosas empezaran a funcionar de otro modo, con un nuevo Gobierno, en el ente público, sinceramente nos sentimos muy defraudados. Y para muestra otro botón, la enmienda presentada por los grupos que sustentan al Gobierno para incrementar de seis a siete miembros los que forman la junta de control.

Vamos a ver. La televisión pública canaria está funcionando, según ustedes estupendamente, con una sola persona al frente que es el administrador único, y ahora ustedes nos dicen que van a hacer falta ocho personas para hacer exactamente el mismo trabajo que hace el señor Moreno, además ocho personas que van a recibir un salario, porque recordemos que el consejo rector anterior no recibía ningún salario, sin embargo los miembros de la junta de control sí van a percibir un sueldo público. Ustedes dicen que hacen este aumento por dos razones.

Una, para que la junta de control sea más operativa, porque consideran que sería más operativa con un número impar, porque habría empate en las votaciones. Pero no es cierto que habría empate en las votaciones según la ley actual, porque de hecho el presidente de la junta de control tiene un voto de calidad para deshacer esos empates. Pero vayamos compremos lo del orden impar. ¿Por qué no aceptan la enmienda que hemos presentado nosotros para que en lugar de siete miembros de la junta de control sean cinco miembros de la junta de control, que es un número igualmente impar?

Segundo argumento que dan ustedes para presentar esta enmienda es que se gana en pluralidad. Con respecto a esta afirmación parten ustedes de un concepto equivocado, totalmente equivocado, y es que los profesionales que se designen como miembros de esa junta de control son profesionales independientes a propuesta de los partidos, no son representantes de los partidos políticos, de hecho cada uno de esos miembros de la junta de control tienen que representar a todo el arco parlamentario, aunque en el caso de Ciudadanos no tengamos la posibilidad de proponer a un miembro de esta junta de control, tienen que representar a todos los ciudadanos de Canarias y no están ahí para seguir las órdenes o las indicaciones de un partido político. Ustedes ya parten de un error de base. Pero vamos a pensar que hemos perdido la cabeza y que eso fuera así, que los miembros de la junta de control son representantes de los partidos políticos, que, insisto, no es eso lo que dice la ley, pero vamos a pensar que sean representantes de los partidos políticos. ¿Qué pluralidad se gana cuando al aplicar esa nueva norma de que sean siete miembros en el reparto en el sistema de restos, que saben que se aplica, gana un representante más quien ya tiene representantes en la junta de control? ¿Qué pluralidad es esa? Se ganaría en pluralidad con esa partida errónea que hacen ustedes si este representante lo propusiera Podemos o lo propusiera Ciudadanos. Pero es que ese representante lo propone quien ya tiene un supuesto representante en la junta de control que es el Partido Socialista.

Señores del Gobierno, no nos cuenten cuentos y no traten a los ciudadanos por estúpidos. La única razón por la que ustedes aumentan la junta de control de seis a siete miembros es porque tienen un acuerdo, un acuerdo de gobierno, con la Agrupación Socialista Gomera, a quien tienen que dar uno de esos representantes. El Partido Socialista, que con la ley actual solo tiene dos, no quiere ceder uno y quedarse, por tanto, solo con uno, quiere quedarse con dos. Y por eso es por lo que ustedes presentan esta enmienda ocasionando más gasto público, porque recordemos que son todas personas que van a cobrar un salario público. Con la que está cayendo, señores del Gobierno, no tienen ustedes la más mínima sensibilidad con los ciudadanos que peor lo están pasando y que ven como ustedes despilfarran el dinero público.

Pero, insisto, eso es en el escenario equivocado, porque los miembros de la junta de control no son de los partidos políticos, no tienen que obedecer órdenes ni indicaciones de los partidos políticos, son a propuesta de los partidos políticos. Porque si ustedes tienen la intención de que la junta de control vaya a funcionar de esa forma va a fracasar igual que fracasó el consejo rector, porque las cosas no mejoran porque se les cambie un nombre y antes era consejo rector y ahora sea junta de control, sino porque cambie el funcionamiento.

Señores del Gobierno, nosotros no estamos de acuerdo con esta ley, no la vamos a apoyar, nos vamos a abstener, pero aún así hemos presentado enmiendas, como digo, para intentar que ustedes no cometan esos errores. Una de ellas es que la junta de control sea de cinco miembros y no de siete, y la otra es una aportación que hacemos para mejorar la ley de la radiotelevisión pública y es que los profesionales de la casa cuenten con un código deontológico de la profesión periodística como referente.

En este sentido, hemos llegado a un acuerdo con los grupos que sustentan al Gobierno y yo me alegro mucho de ello y lo que hemos acordado es que el ente desarrolle su propio código deontológico y, mientras tanto, se aplique el que sea el referente, sea el código deontológico de la profesión periodística, que es el referente en Europa, que es el que aprobó el Consejo de Europa.

Como les digo, señores, señorías, no vamos a... no vamos a apoyar esta ley, creemos que es un parche más en cómo viene funcionando la radiotelevisión pública canaria, que lo que tenemos es que ir ya a nombrar director general, junta de control, y empezar a trabajar en el mandato marco, que lo reclamo en cada Junta de Portavoces, lo sabe bien la Mesa, que empecemos a trabajar ya, cuanto antes, en ese mandato marco.

Gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señora Espino.

Turno, diez minutos, para los grupos... Popular, que mantiene la enmienda para el pleno, señora Reverón.

Cuando quiera.

La señora REVERÓN GONZÁLEZ: Buenas tardes, señorías.

Bueno, nos encontramos en estos momentos ante el proyecto de ley número 7, que viene como consecuencia del Decreto ley 11/2020, que pretendía la modificación de la radiotelevisión canaria. Un decreto ley que se dictó en un principio para solventar la famosa contratación del transporte de la señal, para solventar ese mantra que muchos empezaron a coger diciendo que la radiotelevisión canaria se iba a ir a negro. Y, señorías, nunca se fue a negro, porque aunque la contratación que llevó a cabo el anterior administrador único es verdad que fue declarada nula de pleno derecho, el Tribunal Superior de Justicia ya advirtió que se podía ir siguiendo... pagar cada factura hasta que se nombraran los miembros de la junta de control.

Lo que está claro es que no era necesario dictar un decreto ley para solventar ese supuesto problema del contrato del transporte de la señal. ¿Saben ustedes cómo se hubiese solventado? Pues nombrando a los miembros de la junta de control, que es el órgano competente para las contrataciones, tal y como apuntó el... la junta... perdón, el Tribunal Superior de Justicia de Canarias. Pero eso no le interesaba a los grupos que apoyan al Gobierno, y me voy a explicar.

Miren, nos encontramos ante un decreto ley, que ahora es la ley, donde un primer artículo le daba plenas potestades en la contratación al administrador único, y es verdad que tengo que agradecer al resto de los grupos que hayan apoyado una enmienda, que al final fue transaccional, para poder controlar al administrador único y que venga al Parlamento de Canarias a darnos cuenta tanto con los controles previos como posteriormente qué tipo de contratos pretendía hacer.

Por otro lado, el artículo 2, concretamente, lo que pretendía era vulnerar la ley de contratos del sector público, que lo que pretendía era hacer un procedimiento ad hoc totalmente al margen de la ley y por eso hemos solicitado la supresión de ese artículo. Y finalmente, el artículo, 3 que era para darle al administrador único un plazo de tres meses y pudiera sacar el procedimiento de la contratación del transporte de la señal, cosa que ya es verdad que ha cumplido.

Pero, señorías, al margen de lo que es el contenido del decreto ley, resultó que además de darle plenos poderes al administrador único los grupos políticos que apoyan al Gobierno lo que pretendían con este decreto ley era otro tipo de intereses. Intereses, al principio ocultos, que vieron la luz una vez que presentaron las enmiendas a este proyecto de ley, y me explico.

Miren, los grupos que apoyan al Gobierno solo presentaron una única enmienda, una enmienda que responde a razones únicamente políticas, y es que el número de los miembros de la junta de control pasaran de seis a siete. Y ahora vienen las explicaciones peregrinas de los grupos que han presentado esta enmienda. Unos se van a subir a esta tribuna y van a justificar que se pasa de seis a siete miembros para que la junta de control sea un órgano más plural, ya me dirán ustedes a mí que plus de pluralidad le van a dar a ese órgano un miembro más, máxime cuando ese miembro va a caer en el mismo partido político. Por tanto, quienes justifican este aumento tienen un concepto bastante errático de lo que es el concepto de pluralidad.

Otros van a justificar esta enmienda en la necesidad de que el administrador único cese en sus funciones porque se le nombró por un periodo de seis años y ya vamos para dos años, y a estos les tengo que decir que esto no tiene nada que ver con el decreto ley y además les tengo que recordar que, efectivamente, el mandato del administrador único inicialmente era por un plazo improrrogable de seis meses, pero después se modificó y tiene un plazo sine die hasta que se nombre el director general.

Y otros, finalmente, van a justificar que como el dictamen del Consejo Consultivo cuando se nombró la junta de control advirtió que un órgano colegiado de número par podía dar problemas para buscar mayorías, por eso era necesario un número impar.

A esto tengo que hacer una anotación, que además ha hecho la señora que me ha precedido en la palabra. Es verdad que la ley establecemos un número par en un órgano colegiado, pero la presidencia tiene voto de calidad, y además la presidencia no se ostenta en una única persona sino que era rotativa cada tres meses.

Por tanto, señorías, si el problema radica en lo que dijo en su momento el Consejo Consultivo sobre el órgano colegiado número par, lo que yo les invito es que voten a favor de la enmienda que ha presentado el Grupo Mixto, que ha hecho una reducción de seis miembros a cinco miembros, por tanto, cinco miembros, que yo sepa, es un número impar.

Y por cierto, quienes van a justificar que se va a pasar de seis a siete porque lo dijo en su momento el Consejo Consultivo, me hace gracia, y les voy a explicar por qué. Porque cuando les interesa cogen las anotaciones del Consejo Consultivo pero cuando no les interesa se las pasan... pues bueno, pasan absolutamente de todo.

Pero, mire, vamos a hacer memoria sobre el nombramiento de la junta de control, que por eso estamos hoy aquí realmente.

En octubre del 2019 los grupos parlamentarios que apoyan al Gobierno trajeron al Parlamento el cese del que era el administrador único de la tele para hacer un nombramiento, y además tengo que decir que es verdad que salió con el voto favorable de todas las formaciones políticas excepto con el Grupo Mixto, pero porque había un compromiso firme y por escrito de que en diciembre del 2019 iba a haber ya el nombramiento de la junta de control y de la dirección general, y como todos ustedes saben, estamos en diciembre del 2020 y estamos hablando todavía de esto, por tanto, como fiarse la próxima vez, señorías.

Pero, miren, no se confundan. Que no se nombraran los miembros de la junta de control se debe a una única cuestión, y es al reparto que le corresponde a cada una de las formaciones políticas. Con seis miembros sería de la siguiente manera: al Partido Socialista le correspondería nombrar dos miembros, a Coalición Canaria dos miembros, al Partido Popular un miembro y a Nueva Canarias otro miembro.

Y es por todos conocido, como ya se ha dicho, que en el pacto de las flores hubo un acuerdo tácito del presidente del Gobierno con uno de los partidos que integran el pacto, y que por tanto al Partido Socialista le correspondían solamente dos miembros si tenía que ceder ese puesto a otra formación política iba a ver mermado su poder.

¿Cómo solucionamos el tema, entonces? Bueno, pues al principio, como no había soluciones, siguieron retrasando el nombramiento de la junta de control y del director general. Y hasta que llegó el famoso problema de la contratación del transporte de la señal, y entonces, aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, utilizan este proyecto de ley para presentar una enmienda, una única enmienda, y es para que se aumente el número de miembros de la junta de control. Y este es el motivo, señorías, el único motivo.

Señorías, por favor, no me vuelvan ustedes a decir, no se suban a esta tribuna a hablarme de pluralidad o a decirme que un órgano colegiado impar es mucho mejor, porque la realidad es la que es.

Y hablando además de soluciones peregrinas. Una vez nombrada la junta de control y el director general, este Parlamento tiene la obligación de aprobar el mandato marco para definir el modelo de los servicios informativos. Y aquí vamos a tener un problema, ¿y saben por qué?, porque todos los partidos que conforman el grupo del gobierno sabemos que unos apuestan por un servicio de informativos cien por cien público y otros por un servicio de informativos de gestión mixta. Y yo les pregunto desde aquí, ¿cómo lo van a solucionar, a través de un decreto ley? Yo, sinceramente, desde el Partido Popular esperamos que no, y sobre todo para que dejen de seguir hurtando al Parlamento las funciones que nosotros sí tenemos encomendadas por ley.

Ahora bien, señorías, llegados a este punto, y ahora que tenemos claro que el Partido Socialista va a poder cumplir con su socio de gobierno, desde el Partido Popular lo que sí les pedimos es que sean breves y que a lo más tardar en febrero de 2021 tengamos ya nombrada la junta de control y la dirección general, una vez que ya esos 36 votos ya los tienen más que asegurados. Y sobre todo, porque a mí me encantaría subir a esta tribuna y empezar a hablar de la Radiotelevisión Canaria y no de seguir hablando de las chapuzas legislativas con que nos tiene el Gobierno acostumbrados.

Muchísimas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señora Reverón.

Turno para los partidos, que por tiempo de siete minutos. La Agrupación Socialista Gomera, señor Ramos Chinea.

El señor RAMOS CHINEA: Gracias, señora presidenta.

Bueno, debatimos hoy la aprobación de la norma de modificación de la Ley 13/2014, del 26 de diciembre, de Radio y Televisión Pública de la Comunidad Autónoma de Canarias, procedente del Decreto Ley 11/2020, del 19 de junio.

Desde nuestro grupo parlamentario entendemos que era necesario este trámite para dar solución al problema con la señal como una situación de extraordinaria y urgente necesidad para mantener el servicio público de Radiotelevisión Canaria.

Nos encontramos nuevamente ante un debate por la limitación en las competencias del administrador único, ya que sus actuaciones están circunscritas a las funciones de gestión ordinaria, lo que le impide licitar servicios, cuestión que ya queda solventada con la nueva redacción del artículo 1 de este proyecto de ley.

Esta situación de bloqueo, que ya vimos en la legislatura anterior, tras la aprobación de la Ley 1/2018, sustanció un arduo debate parlamentario, lo que llevó a este asunto a la licitación del contrato de la señal a los tribunales. Por tanto, entendemos que ante una situación excepcional y transitoria y para dar solución al problema de la señal queda más que justificado que se haya procedido a modificar la Ley 13/2014, una actuación que entendemos imprescindible para la continuidad de la producción y emisión de los servicios informativos. Pero, además, se hace imprescindible y con carácter urgente habilitar al administrador único para la contratación de aquellos servicios que afecten a la prestación y la continuidad de la emisión del ente público, como ocurre en este caso con el servicio del transporte de la señal.

En los artículos 2 y 3 se establece una habilitación de tres meses para proceder a la licitación, especialmente por el riesgo que supondría para la propia subsistencia del servicio público, el cese o interrupción de prestaciones esenciales para la continuidad ante la influencia competencial para su contratación por parte del único órgano con mandato vigente del ente público y sus sociedades.

Una vez más, y tal y como ya he manifestado en varias ocasiones, lo que queda demostrado es que debemos apoyar cuanto antes siete cuestiones esenciales: el nombramiento de los miembros de la junta de control, el nombramiento de la dirección general, aprobar el mandato marco del ente en el que establezcamos cuál es el modelo de gestión de los servicios informativos que se quiere para la Radiotelevisión Pública Canaria, la aprobación del reglamento orgánico del ente, poner en marcha el consejo de informativos, la armonización y/o homogeneización de los derechos de los trabajadores y cubrir las plazas que están presupuestadas en la radio pública.

Tal y como queda reflejada en el informe de la ponencia todos los grupos propusimos enmiendas y aquí quiero resaltar que con una enmienda de la Agrupación Socialista Gomera en la legislatura pasada conseguimos que se presentara un informe sobre la contratación del ente público para la fiscalización de su legalidad que ha sido vital para, entre otras cosas, descubrir la problemática de la subrogación de los trabajadores del ente público y ahora con la enmienda transada entre todos los grupos con el Partido Popular podremos hacer esa tarea de control mensualmente, ya que hemos ampliado las posibilidades del administrador único y se hace necesario un control periódico para mantener las garantías de que se cumpla fielmente con la legalidad y con el mandato de este Parlamento.

También se aprobó por mayoría la enmienda presentada por los grupos que apoyamos al Gobierno sobre la junta de control del ente público radiotelevisión pública que estará compuesta por siete miembros garantizando de esta manera que haya un número impar, tal y como establece el Consejo Consultivo para facilitar la aprobación de acuerdos, quienes me han precedido en la palabra obviamente, pues, parece que sabían algo sobre mi intervención. Y, señorías, en la legislatura pasada con sus votos establecimos un número de seis miembros en la junta de control, pues había que cumplir con la necesidad de tener una mayor pluralidad democrática, en ese momento no se puso en duda la pluralidad, parece que ahora con un miembro más sí se pone en duda esa pluralidad. De esta manera pues podríamos cumplir con ambas premisas, el aumentar el número de miembros y tener un número impar es por lo que se ha optado por tener siete miembros para que se puedan sacar adelante las cuestiones que se diluciden en el seno de la junta de control y no haya, como ya ocurrió en el pasado, cuando eran cinco miembros, un bloqueo constante perjudicando el desarrollo del ente. Por tanto, las cuestiones importantes para su avance.

Solo quedaba por cerrar otra enmienda del Partido Popular, que ya está transada, y la enmienda del Grupo Mixto, referente al código deontológico en el que también hemos llegado a un acuerdo para elaborar en el periodo de un año desde la aprobación de esta ley un código deontológico por el que se regirán sus profesionales, el director general y también la junta de control y defecto de este, de manera provisional, nos regiremos por el código deontológico europeo de la profesión periodística.

Concluyo agradeciendo a los grupos de la Cámara el buen talante y el entendimiento para aprobar los temas y las leyes importantes que requieren del máximo consenso por parte de todas las fuerzas políticas.

Y no quiero terminar sin agradecer la labor de todos los ponentes, sobre todo también del letrado, por supuesto, y de los servicios jurídicos de la Cámara por el gran trabajo realizado. Obviamente, nuestro grupo lo ha manifestado en infinidad de ocasiones y siempre ha defendido una radiotelevisión pública canaria que sea realmente pública y que sea realmente la radiotelevisión de todos los canarios, que nos represente y que nos mantenga informado. Y en este sentido pues también que nos ayude en la situación actual, que estamos viviendo una situación de pandemia y en la que puede jugar un papel fundamental, lo hemos visto en algunas emisiones que hace de recomendaciones del propio Gobierno de Canarias. Y quiero, pues, pedirles también desde aquí, desde esta tribuna, que sigan aumentando esa difusión de la peligrosidad que tiene esta pandemia, no obstante, hoy hemos tenido una subida bastante notable, 195 contagios en todo el archipiélago, y, sobre todo, 135 en esta isla, en la isla de Tenerife. Por lo tanto, apoyemos todos estos medios que tenemos también para concienciar a las personas, concienciar a la gente y poder acabar con esta situación lo antes posible.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señor diputado.

Turno para el Grupo Sí Podemos Canarias.

Señor Déniz, siete minutos.

Perfecto.

Adelante. Cuando quiera.

El señor DÉNIZ RAMÍREZ: Gracias, señora presidenta. Señorías.

Voy a ser muy breve, bastante breve.

Yo creo que estamos básicamente ya en un punto de inflexión en el que pretendemos acabar con una situación de excepcionalidad y transitoriedad por la que llevamos atravesando toda la legislatura pasada y parte de esta, me parece que estamos en un punto de inflexión importante porque se trata básicamente de aclararnos cuáles van a ser la funciones del director general y garantizar que quien está dirigiendo la tele en este momento tiene capacidad para gestionar los servicios mínimos indispensables hasta que se nombre la junta de control y hasta que esté el mandato marco, por lo tanto me parece que en eso, si hay un acuerdo definitivo en que este es el punto de inflexión y que necesitamos además trasladar, digamos, la paz a la radiotelevisión pública canaria, y en ese sentido estamos. Se trata básicamente de acabar con la ambigüedad que se entiende por gestión ordinaria, creo que queda perfectamente definido en el proyecto de ley que vamos a aprobar.

Al Grupo de Sí Podemos Canarias nos hubiera gustado que se aceptara la enmienda in voce que estaba planteada para que además el director general de la televisión tuviera la capacidad de gestionar el convenio colectivo que está en las puertas, nos parece que esto es fundamental porque además el colectivo de trabajadores, de todos los trabajadores... ahora mismo hay tres dinámicas salariales y contractuales diferentes en el ente, eso no es bueno, me parece que eso también hay que solucionarlo, pero, bueno, también entendemos que es necesario también tener habilitada, definir el marco, la cantidad de personas que van a formar parte de la junta de control, nosotros también, al igual que la señora Reverón, esperemos que, a más tardar, en mediados de febrero esté nombrada, y eso nosotros nos comprometemos a hacer todo lo posible, todo lo que esté en nuestra mano, para que a principios y mitad de febrero, en el mes de febrero, esté nombrada ya la junta de control y habilitar después otro tipo ya de dinámicas, directivas, en la televisión. Se trata, además, de ir preparando el terreno para aprobar definitivamente el mandato marco, como ustedes saben, también hay dos elementos o un elemento que está básicamente en juego en ese mandato y mi Grupo de Sí Podemos siempre ha dicho que estamos a favor de un modelo público de televisión canaria, y eso lo vamos a defender, llegaremos hasta donde se pueda llegar, pero me parece que es perfectible para que nadie se llame a engaño. Nosotros estamos por ese modelo y así lo vamos a defender, esperemos que el resto de grupos también acepten ya que definitivamente una de las formas de sacar a la televisión de la guerra en la que ha estado metida es definitivamente ir hacia un modelo público.

Creo que además se define que el director de la radiotelevisión pública canaria tiene capacidad para licitar los contratos de la señal, además se plantea una periodicidad por la cual tiene que dar parte a la comisión de control del tipo de contratos que se están haciendo, además de los materiales que está utilizando en régimen de alquiler también la televisión.

Por lo tanto yo creo que estamos, en definitiva, en el camino de definir la junta de control nombrar al director definitivamente, acabar con la transitoriedad, establecer las reglas del mandato marco y también algo que al Grupo de Sí Podemos Canarias nos preocupa bastante es empezar a constituir el consejo de informativos, eso me parece a mí que es fundamental y además es una garantía de la pluralidad en la futuro radiotelevisión pública de Canarias.

Muchas gracias, señorías.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señor Déniz.

Turno para el Grupo de Nueva Canarias, señor Campos. Siete minutos.

El señor CAMPOS JIMÉNEZ: Gracias, señora presidenta.

Iba a entrar en los antecedentes para intentar entender cómo hemos llegado a este punto y qué sentido tiene este decreto ley que hoy se convertirá en ley.

Ya algunos de los que me precedían han establecido todo ese proceso, arranca en el 2018 cuando nos quedamos con un número insuficiente en el consejo rector en aquel momento y además la dimisión de quien presidía este órgano y, por tanto, en la práctica se generó un vacío que hubo que sustituir a través, de manera urgente, a través de esa ley, con la figura del administrador único de manera provisional, seis meses, ha ido transcurrido el tiempo, estamos en esta situación y es por lo que a partir de este decreto hemos tenido que ir ampliando contenidos, tanto limitativos como cuantitativos y temporales de las competencias habilitadas en aquel momento al administrador único.

Llegados a este punto, sinceramente, a uno le sorprende que precisamente personas que son las que constantemente se siente más ofendidas en el debate parlamentario, en el intercambio de opiniones, sean las que luego, con carácter general, suelen tener las intervenciones más duras, más... intervenciones además que inciden en personalizar constantemente y además cargadas de acusaciones, de insinuaciones, de suposiciones, y, por supuesto, utilizando todos los adjetivos descalificativos del mundo y alguno más que se le pueda ocurrir. Pero, bueno, evidentemente cada uno tiene su estilo y nosotros en eso no vamos a cambiar a nadie.

A partir de ahí entramos en los artículos. Entendemos que eran fundamentales, lo decía con anterioridad, era necesario el administrador único una vez que se ha ido prorrogando ese mandato inicial de seis meses y vamos por dos años darle las herramientas suficientes, evidentemente dentro de la normativa, para que pueda ejercer funciones.

Se ha dicho por parte de alguien que gracias a que el Partido Popular ha emitido una enmienda a ese artículo 1 obligaremos al administrador a que venga a la Comisión de Control cuando esas cuantías superiores a un millón o que excedan de un año que pueda dar cuenta y contarlo, explicarlo y pedir una especie de autorización dentro de la Comisión de Control. Y es cierto, pero se le olvida algo, cuando se hacen ese tipo de planteamientos, por eso digo que el tono, el estilo, la forma de plantearse son complejas, la propia ponente del Partido Popular así lo ha dicho, ha habido un talante absolutamente constructivo en el marco de toda la comisión, la fase de ponencia en los días posteriores de intentar llegar a consenso prácticamente en todo excepto en un punto. Podrá ser relevante ese punto, pero cuando hablamos de ese artículo 1 casi no generó discusión, lo vimos como un aspecto positivo, sobre la marcha todos los grupos, incluidos los que apoyábamos al Gobierno, lo planteamos como un aspecto positivo.

Segundo elemento, el artículo 2, hay una enmienda también del Partido Popular. Se ha trabajado, se ha hablado entre todos los grupos. Entendíamos... es verdad que el objetivo de esa enmienda era precisamente no el de expandir las competencias sino delimitarlas en todo caso, pero es verdad que podría ser innecesario una vez que en el artículo 1 ya habilitábamos al administrador único en esas competencias y porque es cierto que el Consultivo advertía que podía colisionar con la legislación básica estatal. No hemos tenido ningún problema, lo hemos negociado, lo hemos hablado. Votaremos a favor de esa enmienda. Con lo cual el artículo 2 decae. Fruto del trabajo, del consenso, del entente.

El artículo 3 creo que había unanimidad.

Y luego está la propuesta de ampliación de seis a siete miembros en la junta de control.

Vamos a ver. Cuando se hablan de ideas peregrinas, hombre, tan peregrina no es cuando el propio Consejo Consultivo ya lo advirtió en su momento. Por cierto, nosotros que hemos defendido meter esta enmienda, ya en aquel momento también lo dijimos, y no compartimos, precisamente amparándonos en lo que decía el Consultivo. Fíjese. No es cualquier cosa que un órgano par que no es precisamente un órgano que nunca ha sido conflictivo es la hermandad, del entente y del acuerdo históricamente si ha habido órgano dentro de esta Cámara o dependiente de esta Cámara ha sido precisamente en el marco de la televisión. Si somos conocedores de eso y aunque apelo evidentemente al espíritu de las personas que finalmente esos profesionales que estarán al frente de la junta de control a que todo funcione mejor. Pero si sabemos que eso es así, si sabemos que en un órgano par finalmente las votaciones muchas de ellas terminarán empatadas y que es cierto que la figura del presidente, en ese momento rotatorio, tendrá voto de calidad. No pensemos, ni digamos, porque no es verdad, que eso es neutro, es aséptico y que no genera problemas (Se reincorpora a su lugar en la Mesa el señor presidente).

Mire, la última que a mí se me viene a la cabeza donde un presidente pone su voto de calidad para, digamos, torcer una decisión hacia un lado. Abel Antón, el presidente de la FEMP, la Federación Española de Municipios, precisamente con el decreto que intentaba establecer los repartos de los recursos, ampliar desde el punto de vista de... en el momento de la pandemia, de ayuntamientos y provincias a nivel de España. Bueno, casi rompe la FEMP definitivamente hasta hacerla desaparecer. Porque no es neutro. Eso tiene que ser una cuestión absolutamente excepcional, si la convertimos en norma, y así lo decía el Consultivo, puede generar tensión.

Colocados en este punto. Porque creo que es relevante, al menos por... la califica de peregrino, pero por lo menos nombra al Consejo Consultivo que ya advirtió sobre esta cuestión la ponente del Partido Popular, no así la anterior ponente.

Colocado ahí. Si salimos de la paridad esta, tendremos que crecer o bajar. Nosotros hemos establecido crecer a siete. Y es verdad que hemos hablado de pluralidad. Ojo, lo que no hemos hablado es de una mayor pluralidad política. La pluralidad es de pensamiento, es de ideas, es de posicionamientos a la hora de trabajar de puntos de vista, y esa es de la que hemos hablado nosotros esta mayor pluralidad. Porque además es una obviedad, se es más plural siendo siete que cinco, y cinco que tres, y... le cuento tres que uno, porque también da la sensación en un momento determinado que daba igual uno que ocho.

Por tanto, ¿siete que cinco es más plural? Sí. Pero, fíjese, además por una cuestión, los que defienden no solo romper ese empate hacia siete sino bajarlo hacia cinco, fíjense qué ejercicio de democracia están planteando que provocaría, algo absolutamente habitual y que nadie le preocupa, que las minorías representadas en este Parlamento eligen a más representantes a través de la administración que los que representamos a la mayoría personas independientes pero... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional), personas que eligen finalmente los grupos parlamentarios y evidentemente, por lo menos eso, nosotros no lo vamos a aceptar, porque lo hemos entendido así que los que han ostentado las mayorías en otros momentos cuando les corresponde elegir a sus representantes en los órganos así lo hagan, y evidentemente en este instante lo haremos también así.

Y una última cuestión, termino, cuando se habla también sobre los salarios de las personas que cobran... que van a formar parte de la junta de control. Creo que es determinante recordar que se les exige incompatibilidad, ese es un elemento esencial por el que se, digamos, se corrige la situación anterior en la que no cobraban nada, ni siquiera dietas, durante muchísimo tiempo.

Y por último, y en esto coincido creo que con todos los ponentes. Estamos hablando de una ley, lo que estamos aprobando hoy, que si de verdad somos capaces y nos comprometemos todos los grupos en el mes de febrero de tener junta de control y dirección general aprobada en este Parlamento, la mayoría de los preceptos aprobados hoy dejarían de tener sentido porque la figura del administrador único desaparece y al menos este grupo, este portavoz, se compromete a eso.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Campos.

Turno para el Grupo Parlamentario Nacionalista, señor Díaz-Estébanez.

Adelante, señor Díaz-Estébanez. Señorías, silencio, por favor.

Adelante.

El señor DÍAZ-ESTÉBANEZ LEÓN: Gracias, señor presidente.

Yo creo que no haría falta repetir demasiado las razones que justifican esta modificación de la ley, pero sí, va a hacer falta porque no nos estamos ajustando a las razones que justificaban la modificación de la ley. Y es que estas razones eran la modificación, única y exclusivamente, para garantizar las competencias del administrador único y hacer su trabajo, tan simple, tan claro y tan justo como esto. Darle competencias al administrador único para que pueda hacer su trabajo. Me dirán si no es sencillo, si no es simple.

Y nosotros, por responsabilidad, por coherencia, exactamente al contrario que otros hicieron en el pasado no tan lejano, donde se negaba el pan y la sal, donde se negaba al anterior administrador único esas competencias, donde incluso se le azuzaba, se le amenazaba con todos los males de las plagas de Egipto, incluidas penas de cárcel, si hacía su trabajo, nosotros, por responsabilidad, por coherencia, dijimos que sí, prestamos nuestra colaboración y nuestro apoyo. Porque creemos de verdad, desde siempre, en un proyecto de radio y televisión pública para Canarias. No dependiendo de sí estamos en el Gobierno o en la Oposición, no, estando en la Oposición seguimos creyendo en un modelo de radio y televisión pública para Canarias, más necesario ahora que nunca, en estos terribles momentos que atravesamos, y más necesario que en ninguna otra parte porque es un territorio fragmentado, y es exactamente la misma posición que hemos mantenido siempre.

Pero claro, eso no les bastaba. Hablamos y negociamos, y consensuamos, esa ampliación de competencias de forma explícita, para toda la gestión ordinaria del administrador único, entre las que, y quiero dejarlo perfectamente claro aquí, creo que el señor Déniz es el único que lo ha nombrado, entre las que tiene que quedar incluida la capacidad de interlocución en la negociación de los convenios colectivos en normativa laboral y no usarlo como excusa para dar patadón palante y no acometer esa negociación. Y lógicamente, en consecuencia, también alcanzamos acuerdos para unos mecanismos de control de esas facultades, digamos, extraordinarias, al administrador único a través de la comisión de control parlamentaria, a falta de la, espero, corta espera, para la constitución de la junta de control y de todos los mecanismos ordinarios, desde el director general hasta la junta de control pasando por el mandato marco, el consejo de informativos, etcétera, que, claro, después de un año y medio de legislatura que sigamos diciendo que no se sabe quién, no eres tú, soy yo, ya lo decía ayer, no es el Parlamento, es el Gobierno, no, es que nos ha pasado el tiempo, pero ha pasado año y medio, insisto.

Y ahora decimos, "y nos comprometemos a hacerlo de aquí a febrero", bien. ¿Y por qué ahora somos capaces de hacerlo en un mes y hemos pasado un año y medio que no? ¿Por qué? ¿Porque no les daban los números? Repito, eso no les bastaba. ¿Y entonces, además de toda esa justificación, que es cierta, que es real y que apoyábamos? Han aprovechado el rodillo parlamentario mayoritario para cambiar las reglas del juego, un acto de trileros políticos para modificar por la puerta de atrás, sin tener nada que ver con la motivación que justificaba esta tramitación... por cierto, que hemos alabado la labor del letrado que nos ha ayudado en la ponencia, y lo advertía, que no era parte de esa justificación, pues modificar la composición de esa junta de control, porque esa es la palabra exacta, junta de control. Nos olvidamos de junta y nos quedamos el control.

Y es por eso, solo por eso, por lo que imponen el paso de seis a siete los componentes de la junta. Miren, señores, no tiene nada que ver lo del número impar, que es una recomendación genérica del Consejo Consultivo pero se cumple igual con siete que con cinco, con siete que con nueve, con once que con trece. Yo, de verdad, don Luis, le alabo el empeño que pone para justificar lo injustificable y vendernos esta moto, pero claro, si es por pluralidad y por impar podríamos poner, no sé, diecisiete. Parece que el número que le importa no es que sea impar, es que sea un número primo, para que hagamos el primo y le demos el número. Pero, claro, si es de seis a cinco no les garantiza el control, insisto, que es lo que importa.

Miren, tampoco cuela el supuesto argumento de la mayor pluralidad, por ser más miembros no hay más pluralidad, no es verdad. Un número par donde en todo caso la discrepancia se resuelve por el voto de calidad de una presidencia rotatoria, primero, desdice cualquier intento de bloqueo, que no se producirá; segundo, al ser rotatoria sí da mayor pluralidad, y como se ha dicho aquí, no son representantes directos, no son diputados de este Parlamento sino son profesionales a propuesta de, si se diera ese caso, que no tendría por qué darse sino con criterios profesionales, nunca habría bloqueos y siempre habría pluralidad.

La triste y cruda realidad es que esta triste imposición, esta ruptura del consenso general, solo se justifica en un afán de control de los partidos del Gobierno, y más concretamente, es un secreto a voces, darle cabida a una hipoteca más del pacto de las flores. Y lo sabemos, y lo comprobaremos y lo veremos, y a no mucho tardar, ese pacto de las flores que por momentos se convierte en el pacto de las plantas carnívoras, que se va devorando todo, incluido a sus propios miembros, y que ya empiezan a haber algunas grietas. Hoy hemos visto aquí alguna votación, y lo hemos visto en varias comisiones a lo largo de las últimas semanas.

Termino, señor presidente, porque a pesar de nuestra inequívoca voluntad de un proyecto de radiotelevisión pública, más necesaria que nunca, insisto. Y nosotros no dejaremos de apoyar esta modificación para la tramitación, porque es importante para la supervivencia de la radio y televisión pública canarias, insisto, además... (Corte del sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia concede un tiempo adicional para que finalice la intervención). Gracias.

Además de apoyar otras enmiendas, como la del código deontológico, que me parece una excelente medida y que permitirá poner coto a algún posible desmán, y es necesario en un ente público, ese apoyo a la normativa no lo duden, no va a ser un cheque en blanco, no va a ser una patente de corso como ustedes quieren para hacer lo que ustedes quieran.

Muchas gracias, señor presidente.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Díaz-Estébanez.

Turno para el Grupo Parlamentario Socialista, señora Fierro.

La señora FIERRO DÍAZ: Gracias, presidente.

Señora Espino, yo que la he echado de menos durante este pleno, que no ha pedido un minuto, creo que le voy a dar la oportunidad porque si no nos quedamos como... como cojos.

Usted recurre recurrentemente, no tiene que ver con el debate, pero recurre recurrentemente al sueldo de los políticos. Jamás dudaré yo de su capacidad de trabajo y del empeño que pone usted desde su escaño en hacer su trabajo. Usted tampoco cobra del cielo, señora Espino, no cobra del cielo. Jamás dudaré de la responsabilidad que usted tiene, y coincido que los sueldos de los políticos tienen que estar acordes con las circunstancias, pero me parece muy preocupante que no... aún así no seamos útiles para la política. Hágale un favor a su propio trabajo y ponga en valor la política, señora Espino.

Y empiezo con el tema. Y también quiero empezar aclarando un par de cuestiones, porque lo he escuchado hoy, lo escuché en la comisión, lo he oído replicado en algunos medios de comunicación, y quiero aclarar, afirmar tajantemente, que estamos ante un procedimiento absolutamente reglado y legítimo. Desde el momento que este Decreto 11/2020 se tramita como proyecto de ley, señor Estébanez. Ni puerta de atrás ni a escondidas; ni trileros políticos ni rodillo; se llama mayoría parlamentaria, señor Estébanez.

Dicho esto, dije en comisión que de todos es conocido el enjambre jurídico que posibilita el servicio público de la radiotelevisión canaria, una cuestión que ha de ser salvaguardada a través de distintas herramientas, como el decreto que hace que hoy estemos aquí tramitando este proyecto de ley.

Quiero agradecer a los grupos el tono, el trabajo realizado durante la ponencia mejorando el texto, teniendo como punto inicial, entre todos, pese a alguna dificultad, la necesidad de mantener y garantizar el compromiso con la radiotelevisión pública canaria. También, por supuesto, al señor Ruano, a los servicios jurídicos, por su agilidad, por sus recomendaciones y aportaciones.

Sabemos y conocemos la historia reciente de la radiotelevisión pública, del ente, del administrador único, deseamos por fin estar más cerca de poder echar a andar la normalidad a través de la junta de control como marca la ley, con amplio entendimiento, con garantías profesionales, pluralidad y de calidad, como buen servicio público como desde mi partido siempre hemos apostado, y que por fin también este Parlamento pueda echar a andar el trabajo que le corresponde.

Las circunstancias que derivaron en ese Decreto 11/2020 hizo posible convalidar con una amplia mayoría dotar al administrador único de capacidad y competencias para poder sacar a concurso entre otras cuestiones la señal, es incuestionable la necesidad del propio funcionamiento de este tipo de relaciones contractuales así como todas las que tengan que ver con el material, pero también prever aquellas situaciones que puedan derivar de algún imprevisto, y esto no solo da seguridad sino también garantías de cara a cualquier tipo de situación sobrevenida sin impedimentos jurídicos para garantizar, una vez más, el servicio.

Quiero agradecer la aportación del Partido Popular en torno a la fiscalización, es necesario que los poderes públicos tengamos acceso de forma continuada a través de la Comisión de Radiotelevisión Canaria a las posibles relaciones contractuales a través de una dación de cuentas en sede parlamentaria, que exista un mecanismo de control a la contratación de la radiotelevisión pública en forma de toma de conocimiento para mejorar la transparencia y, por supuesto, el control.

Además, también hemos llegado a un acuerdo, cuestión que me alegra, en la segunda enmienda y, además, una cuestión que es importante, todo aquello que aprobemos vinculado a la administrador único decaerá en el momento de que entre todos nombremos la junta de control. Y también, señora Espino, hemos llegado a un acuerdo en torno al código deontológico que nace de su partido, y me alegra porque en el intento de entendernos en algunas ocasiones hasta es posible. Evidentemente, ha habido cuestiones en las que hemos ido en direcciones absolutamente opuestas, cuatro de los siete partidos que estamos representados en el Parlamento hemos decidido, insisto, en un procedimiento absolutamente legítimo y reglado, modificar los miembros de la junta de control. Y como argumenté en la comisión ,ya mi compañero, Luis Campos, hizo un avance, pero yo creo que lo voy a volver a leer, como hice en la comisión, por si no quedaba claro: En cuanto a que sean 6 el número de miembros se ha de advertir que tal composición, en número par, lejos de posibilitar una gestión profesional ágil, eficaz, rentable y transparente, tal como se pretende según la exposición de motivos, la dificulta pues en este caso la mayoría natural se concreta en 4 votos. Y sigue más adelante: Igualmente dificulta la consecución de mayorías simples para el normal funcionamiento del ente el darle el voto de calidad a un miembro que ostente por turnos la presidencia, escuche, señor Estébanez, pues va a ser posible y previsible que el resultado de la votación sobre un mismo asunto sea distinto en función de la persona que ostente la presidencia.

Dicho esto, si nuestra voluntad real es por fin darle normalidad a la radiotelevisión pública, si nuestra voluntad real es trabajar por un servicio de calidad y riguroso dentro de los mecanismos que ha marcado este Parlamento, podemos tener una visión microscópica del servicio, una amplia adaptada a la realidad, profesional, plural y representativa. Nosotros, sin lugar a dudas, estamos en ese camino, debemos hoy, una vez aprobado este proyecto de ley, dar un paso para actualizar toda la tarea que tenemos pendiente respecto a la radiotelevisión pública, ese es nuestro deseo.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señora Fierro.

Damos por finalizado los turnos..., sí, señora Espino.

Perdón, señorías, silencio, por favor.

Señora Espino, dígame.

La señora ESPINO RAMÍREZ (desde su escaño): Sí, presidente, por el artículo 83, por un juicio de valor que ha hecho la portavoz del Partido Socialista, me gustaría que usted me concediera un minuto.

El señor PRESIDENTE: Sí, un momento, señorías.

¿Por qué artículo ha dicho?

La señora ESPINO RAMÍREZ (desde su escaño): Artículo 83, por juicio de valor.

El señor PRESIDENTE: Sí, un segundo.

¿Se refiere al 83.1? Sí, me puede explicar, señora Espino, en qué consiste el juicio de valor que desea...

La señora ESPINO RAMÍREZ (desde su escaño): Sí, una inexactitud...

El señor PRESIDENTE: Perdón, señorías, no escucho, perdón.

Dígame.

La señora ESPINO RAMÍREZ (desde su escaño): Sí, la señora Fierro creo que ha entendido mal mis palabras, que yo no he cuestionado que la junta de control vaya a cobrar un salario, he hecho una crítica diferente y me gustaría...

El señor PRESIDENTE: No, señora Espino, no lo considero una alusión o un juicio de valor, es fruto del debate entre dos diputados. Así que lamentablemente no le concedo la palabra.

Señorías, procedemos a la votación, señorías, vayan ocupando sus escaños. Señorías, por favor, estamos terminando. Señorías, ocupen sus escaños, en la sala Europa también, por favor, si son tan amables.

(El señor presidente hace sonar el timbre de llamada a la votación).

Gracias, señorías.

Les comento, tienen los portavoces y las portavoces tienen un guion de la votación, de todas maneras lo voy a recordar, vamos a realizar probablemente diez u once votaciones porque hay una que depende de otra, vamos a votar en primer lugar la enmienda número 2, al artículo 2; luego vamos a votar la enmienda número 2, del Grupo Popular, de supresión del artículo 2, en caso de que esta votación prospere pues no se produciría la siguiente; luego tendríamos la tercera votación, las que he comentado; la cuarta sería el artículo 3 bis; la quinta sería la enmienda número 4, que está transada; la sexta sería el artículo 1; la séptima el artículo 3; la octava la disposición final; la novena la exposición de motivos; la décima el título y una última votación que sería la autorización a los servicios jurídicos para la renumeración de los artículos y ajustes técnicos de la misma.

Perdón... ¿Enmienda?

La señora BEATO CASTELLANO (desde su escaño): (Sin micrófono)

El señor PRESIDENTE: El guion me pone, señora Beato, la votación número 5 sería la enmienda número 4 transada.

La señora BEATO CASTELLANO (desde su escaño): (Sin micrófono)

El señor PRESIDENTE: Señora Beato, acérquese un momento, por favor.

(Pausa).

Bueno, señorías.

Aclaramos la siguiente, votaremos en primer lugar la enmienda... la primera votación será la enmienda número 2 al artículo 2; la segunda votación, en caso de que fuera, digamos, favorable el parecer de la Cámara a la primera votación, no se produciría, pero la tengo que manifestar que sea una enmienda al artículo 2; luego votaríamos la enmienda al artículo 3 bis, que es la enmienda número 5 del Grupo Mixto; luego una cuarta votación que sería el artículo 3 bis; una quinta votación que sería la enmienda número 4 transada; luego la sexta votación sería el artículo 1; la séptima votación el artículo 3; la octava votación la disposición final; la novena votación la exposición de motivos; la votación número 10 el título y la votación número 11 la autorización, como dije, a los servicios jurídicos para la renumeración del articulado y los ajustes técnicos, ¿de acuerdo? De todas maneras, lo iré diciendo antes de la votación para que no haya dudas, ¿de acuerdo?

Comenzamos la votación, señorías, la primera de las votaciones que sería la enmienda número 2 al artículo 2. Votamos, señorías (pausa).

Gracias, señorías. 57 votos emitidos, 57 votos a favor, ningún voto en contra, ninguna abstención.

Queda aprobada.

Por tanto, no votamos la siguiente votación, que sería la enmienda al artículo 2, pues no procede esa votación.

Procedemos entonces, señorías, con la votación a la enmienda al artículo 3 bis, que es la enmienda número 5. Votamos, señorías (pausa).

Gracias, señorías. 24 votos a favor, 33 votos en contra, cero abstenciones.

Queda rechazada.

Votamos ahora, señorías, el artículo 3 bis (pausa).

Señorías, 34 votos a favor, 22 votos en contra, ninguna abstención.

Queda aprobado.

Señorías, votamos la enmienda número 4 transada (pausa).

Señorías, 55 votos emitidos; ninguna abstención, ningún voto en contra, 55 votos favorables.

Queda aprobado por unanimidad.

Votamos, señorías, el artículo 1 (pausa).

Gracias, señorías. 53 votos a favor, 2 abstenciones. Queda aprobado.

Señorías, pregunto si sería posible votar en un único bloque lo siguiente, las votaciones que restan. No sé si hay algún grupo que por algún motivo se pueda oponer, pero por eso lo pregunto. El artículo 3, la disposición final, la exposición de motivos, el título y la autorización a los servicios de la Cámara para la renumeración del articulado y los ajustes técnicos. ¿Hay algún inconveniente? ¿No? ¿Señora Espino, podemos votar... está de acuerdo?

La señora ESPINO RAMÍREZ (desde su escaño): No.

El señor PRESIDENTE: No está de acuerdo.

Estoy preguntando. Por eso le digo. Coja el micrófono.

La señora ESPINO RAMÍREZ (desde su escaño): Señor presidente, igual que para darme los minutos de palabra pide permiso al Partido Socialista, no sé por qué me hace a mí ahora esta pregunta.

Gracias.

(Rumores en la sala).

El señor PRESIDENTE: No, no, no. Perdón, perdón, perdón, perdón.

Señora Espino, eso es "sí" o "no". Es la pregunta... perdón, señora Espino, es la pregunta que la Presidencia... perdón, perdón, señora Espino, no tiene la palabra, un segundo. La pregunta que le hace la Presidencia y para la que le da la palabra, para saber si se puede votar en bloque o no, es si usted está de acuerdo o tiene alguna objeción en que votemos en bloque el artículo 3, la disposición final, la exposición de motivos, el título y la autorización a los servicios jurídicos. No le he entendido la respuesta. La respuesta es "sí" o la respuesta es "no".

La señora ESPINO RAMÍREZ (desde su escaño): (Sin micrófono) inconveniente... No tenemos inconveniente que se vote todo.

El señor PRESIDENTE: Se puede votar completo.

Muchas gracias, señora Espino.

Señorías, votamos en un último bloque el artículo 3... Un segundo (pausa).

Bien, señorías, votamos (pausa).

Señorías, un poco de silencio, por favor. Estamos terminando. (Pausa).

Gracias, señorías. 55 votos a favor, 0 votos en contra, 2 abstenciones.

Queda aprobada.

Muchísimas gracias, señorías, hemos agotado el orden del día, se levanta la sesión.

Muchas gracias.

(Se levanta la sesión a las diecisiete horas y treinta y cuatro minutos).

Más información
Otros formatos
  • Formato PDF Formato PDF
Iniciativas tratadas
  • 10L/PL-0007 Sobre De modificación de la Ley 13/2014, de 26 de diciembre, de Radio y Televisión Públicas de la Comunidad Autónoma de Canarias (procedente del Decreto ley 11/2020, de 19 de junio).