Diario de Sesiones 105/2021, de fecha 15/12/2021
Punto 11

10L/PNLP-0395 PROPOSICIÓN NO DE LEY, DEL GRUPO PARLAMENTARIO NACIONALISTA CANARIO (CC-PNC-AHI), SOBRE LA REALIZACIÓN DE PROSPECCIONES DE PETRÓLEO Y GAS EN AGUAS DEL SAHARA Y CANARIAS.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Turno para el debate de la proposición no de... (pausa).

Turno para el debate... (pausa).

Debate de la proposición no de ley 395, la realización de prospecciones de petróleo y gas en las aguas del Sahara y Canarias, a cargo del Grupo proponente, Nacionalista Canario.

Tiene el turno el señor Cabrera, por tiempo de siete minutos.

El señor CABRERA GONZÁLEZ: Buenos días, presidenta. Señorías, buenos días.

Bueno, esta PNL llega a esta institución, la principal institución de Canarias, después de haber también hecho un debate en ayuntamientos, en cabildos por los acontecimientos que hemos visto en los últimos meses, ¿no? Y hemos trabajo en el pleno anterior, que estaba prevista, y en este para buscar un posicionamiento unánime porque esta no es una PNL de Coalición Canaria, es una proposición no de ley que queremos que sea del Parlamento y que sea un posicionamiento de la principal institución de Canarias.

Y queremos que sea un posicionamiento porque es grave, entendemos que es grave la política de hechos consumados de Marruecos y porque creemos que tanto el Gobierno de España como el Gobierno de Canarias tienen que garantizar la defensa territorial y medioambiental de nuestras aguas. Estamos ante un paso más del grado de tensión que Marruecos, apoyado por Israel y con el beneplácito de Estados Unidos, están desarrollando para ejercer como potencia dominante del noroeste de África. Y en esta escalada que Marruecos utiliza todas las herramientas que pueda tener a su alcance las vemos, las sufrimos y las sufren cada día con la mano ancha que hace Marruecos con las mafias de la inmigración irregular, 500 inmigrantes en nuestras costas en menos de un fin de semana, presión sobre el pueblo saharaui, control o no sobre las mafias de la droga según intereses o no intereses, enfrentamientos con Argelia, falta de agilidad en las investigaciones sobre el yihadismo, reivindicaciones sobre el Ceuta y Melilla y hasta comercialización del mar que nos rodea, como es el caso que nos ocupa. Y nada de esto es casual y por eso tampoco es casual que en plena estrategia de acoso al pueblo saharaui de sus derechos se nos plantea ahora mismo este nuevo escenario de parcelación, de venta y de mercadeo con los derechos de las perforaciones en aguas próximas a Canarias.

Lo que planteamos es que hay que afrontar estos permisos como lo que son y no son más que un paso más en el expansionismo imperialista marroquí sobre el noroeste de África a costa de los derechos legítimos de un pueblo, el saharaui, y sobre unas aguas de las que se han apropiado indebidamente, de las 200 millas de la zona económica exclusiva y las 350 millas de la plataforma continental correspondientes a la antigua colonia que nos afecta también como pueblo.

Señores del Gobierno que hoy algunos nos acompañan, actívense, exijan acciones a Madrid, a los organismos internacionales y sálganse del recetario políticamente correcto. Estamos en acciones graves que este Gobierno, el de Canarias, o este Parlamento exigiéndole y apoyando al Gobierno de Canarias tiene que salir. Hasta que Europa y España no entienda que tienen que abordar esta problemática de manera global, no con parches, Marruecos seguirá dando pasos adelante en su estrategia expansionista.

La Unión Europea, que muchas veces miramos hacia ella como una oportunidad, una solución, intenta mantener siempre un equilibrio imposible con Marruecos, no quiere reconocer la soberanía marroquí sobre el Sahara Occidental, pero por la vía de los hechos sus relaciones con Rabat siempre van en esa dirección.

Esta es la realidad contrastada y conocida y no ha habido pronunciamiento alguno por parte ni del Gobierno del Estado ni del Gobierno de Canarias. Y por esa dejadez de sus funciones por lo que traemos esta PNL, insisto, en el ánimo de un pronunciamiento lo más unánime posible para dar un mandato e intentar con ello dejar clara cuál es la posición de Canarias.

Agradecemos el apoyo que con los distintos grupos hemos mantenido para nuestra PNL mejorarla, sentirnos todos más cómodos, más acoplados a lo que cada una de nuestras organizaciones exige y les pedimos que en ese pronunciamiento seamos valientes para tener una voz fuerte, una voz única y que salga hoy de este Parlamento. ¿Y por qué?, porque, miren, no sabemos nada todavía del Gobierno de España si ha presentado queja formal ante las Naciones Unidas por la usurpación de la soberanía saharaui, desconocemos si el Gobierno de España ha abierto una negociación con Marruecos para exigirle las máximas garantías de que no estén ocupando las aguas que no les corresponde. Hay que recordar cuál fue el posicionamiento claro de Canarias ante las prospecciones petrolíferas de Repsol en aguas cercanas a Fuerteventura y Lanzarote, ya no solo por un posicionamiento de lo que es nuestro territorio, de lo que son nuestras aguas, sino por el riesgo medioambiental que supone incluso las investigaciones a esas profundidades, está reconocido internacionalmente la riqueza medioambiental que une el pasillo de la costa africana con la costa canaria.

Creemos que las relaciones, la restauración de las relaciones bilaterales, tanto el Gobierno de Canarias con el Gobierno de España como las que el Gobierno de España con el Estado conjuntamente con el que Canarias tiene que mantener es importante que se amplíen y se tengan en cuenta todas estas medidas internacionales.

De sobra está repetir, porque llevamos más de una década recordándolo, que hay estudios científicos internacionales que avalan la calidad ambiental del corredor marítimo entre Canarias y África y no solo porque sea un santuario de cetáceos sino como espacio sensible para otras muchas especies.

Está más que demostrado la peligrosidad de estas perforaciones y los problemas que podían conllevar, lo digo porque, al margen de lo que ya he planteado de usurpación de los derechos de nuestras aguas, de las aguas del pueblo saharaui, está también peligrosidad de los estudios, de las investigaciones que hoy 32 empresas están haciendo ya, no sabemos, porque nadie nos lo ha dicho, si en aguas marroquíes, en aguas saharauis o en las aguas canarias, y por eso es por lo que exigimos garantías, garantías legales, ambientales y que se cumplan los acuerdos internacionales.

Hay propuesta de enmienda transaccional, nosotros hemos modificado nuestra propia PNL en el ánimo de lo que los grupos proponentes, tanto el Partido Socialista como Nueva Canarias como el Partido Popular, nos han planteado y esperemos que en esa línea podamos conseguir una posición unánime porque, insisto, sería el posicionamiento del Parlamento ante un tema grave que nos afecta a nuestras competencias, a nuestras aguas y a nuestro territorio.

Gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señor Cabrera.

Hay dos grupos enmendantes, Grupo Popular y Grupo Socialista.

Turno para el Grupo Popular.

Adelante. Cuando quiera.

El señor ESTER SÁNCHEZ: Muchas gracias, presidenta.

Señor Cabrera, en esta proposición no de ley se tratan temas que, por dos partes o por dos vías, unos tienen competencia a nivel, y se pueden exigir, a nivel Canarias, pero otros quedan fuera de nuestra propia competencia, porque creo que no podemos extralimitarnos muchas veces a la hora de pedir o exigir competencias que no son nuestras.

Nosotros hemos intentado, en el texto que hemos intentado transar entre todas las fuerzas políticas con las propuestas y con las enmiendas que ha hecho el Partido Popular, de llegar a un acuerdo donde podamos llegar a un consenso para poder exigir desde este Parlamento las competencias que tenemos y que nos marca la propia ley y no meternos en competencias de acción exterior que pueden pertenecer a la Unión Europea o incluso al Gobierno de España.

Lo que está claro es que, dentro de la propuesta que hemos intentado formalizar y nuestras enmiendas, una de ellas entra a que el Parlamento sí tiene la competencia de poder exigirle al Gobierno de España cumplir con cometidos de acción exterior, eso lo tenemos claro y eso lo tenemos incluso recogido en el primer punto que usted ha comentado de la proposición no de ley.

Por otro lado, tenemos que agotar también las vías de entendimiento bilaterales entre países y exigirles tanto al Gobierno de España como al Gobierno de Canarias esas relaciones con el Reino de Marruecos. El Reino de Marruecos y el Gobierno de España tienen suscrito desde el año 1993 un tratado de amistad, de buena vecindad y cooperación a merced del cual se encuentran comprometidos a cumplir de buena fe las obligaciones que hayan contraído, y en esa vía eran también nuestras enmiendas, unas enmiendas que iban camino, así lo recoge el punto número 3 que hemos podido transar, donde decimos que se incluya como un asunto prioritario en las relaciones bilaterales, dentro del diálogo fluido en la relaciones de amistad con Marruecos, el desarrollo de una agenda conjunta para impulsar en nuestro espacio geográfico marítimo las energías limpias como alternativa a la explotación y extracción de gas e hidrocarburos, y, por lo tanto, en esa línea podemos llegar a un acuerdo.

Donde no podemos llegar a un acuerdo es, como dije, en aquellas cosas que evidentemente no competen a este Parlamento, y, por lo tanto, el punto número 2, donde se habla de determinadas aguas o determinadas zonas marítimas que no tenemos nosotros en este caso competencia, no podemos exigir absolutamente nada y, si quedasen fuera de esta proposición no de ley, podríamos, en su caso, apoyarlas en su totalidad.

Por lo tanto este grupo parlamentario entiende que dentro de la propuesta que se ha intentado transar hay tres puntos:

Uno, el primero, en el cual donde pedimos, donde se pide promover esas iniciativas oportunas para defender lo que son las aguas territoriales a nivel de España y de Canarias por los intereses que competen a esta comunidad autónoma, que entendemos que sí.

El segundo punto donde ustedes comentan determinadas aguas o sectores marítimos donde tienen competencia, y eso es un tema de política exterior y que compete al Gobierno de España, cuando hablan, bueno, pues del Sahara, de la paralización e incumplimiento de la legalidad internacional, eso es competencia de acción exterior y no de este Parlamento ni de este Gobierno y entendemos que eso es una acción totalmente a nivel nacional y de otra índole, y entonces en ese caso no estaríamos de acuerdo.

Y en el tercer punto que se incluya como acuerdo prioritario y en base a ese tratado de buena amistad, como hemos dicho nosotros, el Partido Popular, y ese acuerdo que tiene entre el Gobierno de España y el Reino de Marruecos, ese tratado suscrito desde el año 1993, bueno pues en esa... (corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional) en esa mesa bilateral dentro de ese diálogo fluido y relaciones con la amistad con Marrueco pues ese desarrollo de agenda conjunta para temas energéticos, de energías limpias y alternativas a la explotación y extracción de gas e hidrocarburos. Ahí también nos pueden encontrar.

Por lo tanto, si lo tienen a bien, el punto 1 y el punto 3 podríamos separarlos y podríamos hacer una votación aparte, y el número 2, como he dicho, por esa acción exterior que no tiene competencias con el Gobierno de Canarias ni puede este Parlamento tampoco así posicionarse, pues evidentemente votarla aparte, y en este caso el Partido Popular votaría en contra.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señor Ester.

Turno para el otro grupo enmendante, Grupo Socialista.

Adelante.

El señor VIERA ESPINOSA: Gracias, señora presidenta.

Buenos días, señorías.

Señorías, el Grupo Parlamentario Socialista ha presentado dos enmiendas, una de sustitución al punto 1, que ha sido aceptada o está incluida dentro de la transaccional, y otra de modificación al punto 2, referida a promover mecanismos de control sobre si las prospecciones afectan o no a las aguas territoriales canarias, además de que cumplan las medidas de seguridad ambiental.

La enmienda 2 de la transaccional no cumple con nuestras expectativas, y por eso pedimos la votación separada del punto 1 y del punto 3.

El objetivo de nuestras enmiendas era conseguir el consenso de la Cámara, igual que se consiguió en otras instituciones, por ejemplo en el Cabildo Insular de Fuerteventura, donde las enmiendas presentadas por el Partido Socialista fueron aceptadas no solo por Coalición Canaria sino por el resto de las fuerzas políticas y dicha moción salió aprobada por unanimidad.

Señorías, como la canción de Ana Belén y Víctor Manuel, Nada nuevo bajo el sol. La búsqueda de gas y de petróleo entre Canarias y la costa del Sahara Occidental no es novedosa, podemos retrotraernos si queremos hasta la mitad del siglo XX, como tampoco es novedosa las veces que nuestros representantes autonómicos y estatales se han preocupado por las mismas y siempre han obtenido la misma respuesta: respeto a las leyes internacionales.

¿Y por qué lo decimos? Recordemos que el primer intento serio de exploración fue frente a Lanzarote y Fuerteventura, a comienzos del siglo XXI, por la compañía Repsol. ¿Saben, señorías, qué formación política fue la única en solicitar la suspensión de esos permisos en el Tribunal Supremo en el año 2002? Fue el Partido Socialista de Lanzarote, que conjuntamente con el Cabildo Insular de Lanzarote presentaron un recurso ante dicho tribunal. El resultado fue que en el 2004 dicho tribunal emite una sentencia suspendiendo dichas prospecciones por entender que incurrían en deficiencias de carácter ambiental, reafirmando así nuestra oposición a las prospecciones petrolíferas y a la defensa del medio ambiente.

¿Y ahora qué? Pues que no estamos solos, el Gobierno de España defenderá los intereses de los españoles y de los canarios, además de contar con el respaldo de la Unión Europea.

Con la información de la que se dispone, no son concesiones que van más allá de la línea media equidistante entre Canarias y la costa continental africana, que consideramos como límite exterior de nuestra plataforma continental y nuestra zona económica exclusiva. No existe solapamiento con las aguas españolas.

Canarias no tiene nada que temer a Marruecos, en el nuevo marco de relaciones que se está diseñando no hay motivos para temer que se dé alguna acción unilateral por parte de Marruecos hacia nuestras aguas territoriales, porque para eso está el derecho internacional (se reincorpora a su lugar en la Mesa el señor presidente), además del amparo internacional de la Convención del Mar, y eso lo tiene que respetar Marruecos. Señorías, es lo único que el Estado español está dispuesto a negociar.

Ahora bien, ¿tiene Marruecos capacidad para firmar contratos de tipo económico con terceros países en esa zona? Eso es un tema jurídico de derecho internacional sobre el que España no tiene por qué pronunciarse en este momento.

Señorías, hay que confiar en la diplomacia, que siempre funciona con objetivos a medio y corto plazo. Lo importante no es hacer operaciones de maquillaje sino sentar las bases de una relación sana y propia del siglo XXI y es así como tiene que ser debido a la relación que mantienen ambos países en todos los ámbitos. No podemos olvidar que España es el primer socio comercial de Marruecos desde el año 2014.

Hay que decir, señorías, que el Gobierno de Marruecos es responsable ante España y la comunidad internacional de explotar sus recursos de forma respetuosa con el medio ambiente y de cumplir con las obligaciones internaciones contraídas en los convenios internacionales.

Y por último, y no menos importante, señorías, lo que deseamos toda la sociedad canaria desde el año 1976 es que exista una solución definitiva para el pueblo saharaui. La preocupación del Gobierno de España es máxima para que se acabe el conflicto y se respeten las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Para finalizar, señorías. El Grupo Parlamentario Socialista está en sintonía con la respuesta que se dio el 24 de marzo del 2012, donde más de 25 000 se manifestaron en Lanzarote para rechazar las prospecciones petrolíferas. La población de Lanzarote entendió que este tipo de actividad frente a las islas representaba para Canarias una grave amenaza al turismo, a la biodiversidad, a la pesca e incluso a los sistemas de desalación del agua del mar, en definitiva, como decía César Manrique, no vamos a renunciar a la lucha por nuestra supervivencia y por la... (Corte del sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor diputado.

Hay una enmienda más, que estaba presentada por el Grupo Parlamentario de Nueva Canarias. Señor Campos.

El señor CAMPOS JIMÉNEZ: Gracias, señor presidente.

Esta es una proposición no de ley que como todas las proposiciones no de ley tendrá el alcance que tenga. Pero las mismas tienen un elemento esencial, que son -y no dejan de ser- un pronunciamiento político de cada uno de los grupos que conforman esta Cámara y finalmente de esta Cámara.

Por eso, me entristece que no podamos sacar por unanimidad una proposición no de ley que vaya más allá de una visión reduccionista de lo que es el papel de las posiciones que los grupos parlamentarios o los partidos políticos e incluso esta Cámara pueda hacer. Una visión reduccionista que plantea que todo lo que no sea atacar a Canarias podemos legitimar ese ataque cuando es a otro.

Una proposición no de ley, y por eso presentábamos la enmienda, porque no compartíamos que si se podía corroborar a través de las investigaciones, a través de las verificaciones, que finalmente esas prospecciones no estuvieran en las aguas territoriales españolas en Canarias, por tanto, si no estuvieran ahí, que ejercieran de facto y de hecho las prospecciones. Porque si no están ahí, ¿saben dónde están? en aguas del Sahara Occidental.

Y quedarnos circunscritos solo a la primera parte de manera implícita es: oiga, si usted no me molesta en mi casa, haga lo que le de la gana en la casa del otro y ni yo ni mi partido vamos a permitir eso. No vamos a apoyar en ningún caso eso. Porque además no es verdad que trasciende a lo que este Parlamento puede hacer. Este Parlamento, y yo creo que todos, al menos quien les habla, está comprometido en el mundo de la política para defender no solo los intereses de esta tierra, que por supuesto es lo primero, sino también por elevación el cumplimiento de las leyes. Y si yo exijo a los demás que cumplan las leyes para garantizar nuestra territorialidad, tengo que exigir a los demás que cumplan las leyes, la legalidad internacional, para garantizar los derechos de los demás.

No hacerlo es un acto de cobardía, no hacerlo es un acto de renuncia a lo que en esta Cámara se ha defendido en resoluciones unánimes en defensa de la legalidad internacional, del derecho internacional, y resumiendo y concretando, aunque podríamos hablar de cualquier pueblo, del pueblo saharaui. Hay resoluciones de las Naciones Unidas, apoyadas, por cierto, por España, que hablan de llegar a un consenso, y mientras ese consenso no exista ni las tierras ni las aguas del Sahara Occidental pertenecen a Marruecos.

Por tanto, esto no se trata de estoy o no estoy. O estoy con las resoluciones de las Naciones Unidas o apoyo la ocupación ilegal de Marruecos en el territorio continental y en sus aguas. O estoy con la legalidad internacional, entre otras la reciente sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, no de una cosa que pasaba por allí, de esa Unión Europea que decimos que nosotros no tenemos legitimidad para interpretar o para decidir por ella, es que ya decidió a través de sus tribunales, diciendo que el convenio de pesca entre Marruecos y la Unión Europea era ilegal porque había comerciado, había llegado a acuerdos, con unos intereses que no le correspondían, porque estaban en disputa. Yo digo que no están en disputa, pero aceptemos ese status quo hasta que haya una resolución, de momento no pertenecen a Marruecos y por lo tanto no puede negociar con los pescados del banco en las aguas del Sahara Occidental. Sentencia del tribunal de la Unión Europea. Pues si no se puede desarrollar eso en el ámbito pesquero, tampoco en lo que está incluso por debajo de los peces, que es la tierra y a partir de ahí las extracciones de los posibles minerales. Estaríamos, estamos, nosotros ratificando una ocupación ilegal en el agua, estamos ratificando una política de hecho consumado ilegal, pero dicho no por los que aquí estamos, por el propio Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

Señores, la legalidad internacional no es algo que trascienda a este Parlamento. Los derechos de los pueblos ocupados no es una cuestión que trascienda a este Parlamento, por lo menos no a este partido. Y por eso nosotros éramos y vamos a ser exigentes, puede que perdamos el punto dos, pero estamos dispuestos a perder ese punto y no renunciar ni un solo milímetro a algo que hasta ahora todos hemos defendido con firmeza. Todos. No entiendo por qué frente a las resoluciones de las Naciones Unidas y el posicionamiento del propio Tribunal de Justicia de la Unión Europea nos cuesta decir que paralicemos las prospecciones ilegales, ilegales.

Planteamos al Gobierno de España, y lo digo al Partido Popular, esa energía que debe tener el Gobierno de España frente a las decisiones de Marruecos y luego decimos que si no nos toca a nosotros es que esto no... ¿Esa es la firmeza del Partido Popular?

Nosotros nos vamos a mantener en esta, en los planteamientos que aquí están, con riesgo de perder el segundo punto, pero manteniendo la dignidad, la defensa de la justicia internacional y de los pueblos oprimidos como el... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor Campos.

Grupo Nacionalista, a efectos de la enmienda, de las enmiendas propuestas.

Señor Cabrera.

El señor CABRERA GONZÁLEZ (desde su escaño): Sí, en el ánimo de lo que hemos dicho, de buscar un pronunciamiento político de esta Cámara y en el trabajo que se ha mantenido, pues cada grupo... han pedido ya, tanto el Partido Socialista como el Partido Popular votación separada, vamos a aceptarla en el ánimo de conseguir el máximo apoyo de los tres puntos en los que consideremos cada uno, pero efectivamente este es un pronunciamiento político que nos retrata a todos y lo que nos retrata es lo que queremos defender, no solo lo nuestro sino también lo que nos rodea, y hoy estamos queriendo mirar para otro lado a lo que son acuerdos internacionales tomados y aceptados por todas las instituciones. Le paso la propuesta.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Cabrera. Eso es que acepta la votación por separado de los tres puntos, ¿verdad? Muy bien. Muchas gracias.

Continuamos con turno para los grupos no enmendantes, Grupo Mixto, señor Fdez. de la Puente, tiene la palabra.

El señor FDEZ. DE LA PUENTE ARMAS: Gracias, señor presidente, señorías.

Como ya se ha expuesto repetidamente en este Parlamento, debemos de tener muy presente ante cualquier consideración que las aguas canarias como tal no existen, porque nuestro Estatuto de Autonomía solo nos da competencias sobre las aguas interiores de cada isla, que son las de los puertos y desembocaduras de los barrancos y las encerradas entre las costas y las líneas de la base recta insulares que unen los puntos más salientes de cada isla.

Pero no es menos cierto que, por ello, que lo que erróneamente llamamos aguas del archipiélago canario son jurídicamente y a todos los efectos aguas españolas y, por consiguiente, en lo que respecta a las aguas solapadas con Marruecos, Portugal y el Sahara Occidental existía hasta ahora un acuerdo tácito de mediana equidistante, con discrepancias con Portugal en torno a la mediana con las islas Salvajes.

Podemos afirmar, por tanto, que ningún país puede limitar las aguas archipielágicas dentro del perímetro que une los puntos exteriores de nuestro archipiélago, ya que la convención de Naciones Unidas sobre el derecho del mar, adoptadas en 1982, establece un exhaustivo régimen de ley y orden en los océanos y mares del mundo, emanando reglas que rigen para todos los usos posibles de los océanos y sus recursos.

La interpretación de los usos en los océanos y de los conceptos jurídicos y regímenes que los regulan da pie recurrentemente a polémicas acerca de una cuestión sobre lo que son los acuerdos provisionales ambiguos y en ocasiones precarios.

Otra polémica cada vez también más recurrente es la referida a los recursos de los fondos marinos, donde la discrepancia en lo que a nuestro archipiélago se refiere tiene su origen en una zona de solapamiento en las ampliaciones de la plataforma continental de Canarias y el Sahara Occidental, donde está ubicado el monte Tropic, rico en telurio, pero pertenecientes a la parte saharaui de dicho solapamiento, así como la preocupación existente sobre las nuevas decisiones adoptadas por el Gobierno de Marruecos de realizar prospecciones en busca de potenciales bolsas de petróleo y gas en el bloque oceánico.

Tampoco es cuestión menor la obligación de las autoridades canarias y españolas de actuar en defensa del necesario respeto medioambiental de la zona en todas aquellas investigaciones o procesos de extracción que se lleven a cabo en nuestras aguas más cercanas.

Tema aparte, que por ello no es menos importante, es también la situación de las aguas canarias que podían formar parte de la pretensión de Marruecos de ampliar 200 millas su zona económica exclusiva y de 350 millas de la plataforma continental, que mantiene abierto un contencioso con el Gobierno español.

Nosotros votaremos a favor de la proposición no de ley. Y pediremos al Gobierno de Canarias y al Gobierno de España que estén muy vigilantes ante todo este tema.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don Ricardo.

Turno para el Grupo Parlamentario de la Agrupación Socialista Gomera, señor Ramos Chinea.

El señor RAMOS CHINEA: Gracias, señor presidente.

Parece que otra vez el espectro del petróleo planea sobre Canarias y con lo que esto supone, los riesgos no solo para nuestros hábitats marinos y costas sino también para las miles de empresas que viven del sector turístico, sobre todo de ese turismo de sol y playa en Lanzarote y Fuerteventura, y las decenas de miles de personas que trabajan y sobreviven gracias a la creación de empleo mediante este sector.

Nosotros agradecemos al Grupo Nacionalista que traiga hoy esta proposición no de ley aquí. Decía antes el señor Campos que cuando no nos toca a nosotros parece que miramos hacia otro lado. Pero es que aunque no nos toque a nosotros nos puede influir. Unas prospecciones en las costas del Sahara puede tener consecuencias negativas para nuestra costa, de hecho estamos prácticamente pegados. Es obvio, por tanto, el peligro y de ahí que nuestra formación política nuestro grupo vaya a aprobar los tres puntos de esta enmienda transaccional, porque estamos totalmente de acuerdo con ello.

Creo que es importante también que de una vez por todas, ya llevamos continuas PNL sobre este tema, pero que de una vez por todas Canarias pueda tener voz y que se le escuche y que cuando el Estado negocia con terceros países... y... (ininteligible) o está incluido... Canarias, pues, que se tenga en cuenta la decisión de este Gobierno y sobre todo también de este Parlamento, que es plural y representamos a los intereses de los canarios. Por tanto, yo creo que tenemos que ser escuchados y sobre todo tenidos en cuenta.

Hemos discutido también con respecto a los yacimientos de telurio, lo decía el señor De la Puente, y vemos cómo el Reino de Marruecos no queriendo perder ese filón o esas posibles materias primas que hay bajo el agua, ha extendido unilateralmente su área de influencia marítima, incluso en los territorios del Sahara Occidental, superponiéndose a las aguas que España ha solicitado que sean parte de nuestra zona económica.

Por tanto, yo creo que tenemos que estar preparados y si hay que actuar de forma judicial mediante la vía internacional hacerlo también. Y por supuesto también dotarnos de medios materiales y humanos, por si en un futuro puede ocurrir algún desastre ambiental y que esas prospecciones que se puedan practicar en la costa marroquí, como dije anteriormente, nos...

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor Ramos Chinea.

Turno para el Grupo Parlamentario de Nueva Canarias... Perdón, Nueva Canarias ya ha intervenido, porque tenía la enmienda que no estaba prevista. Así que creo que han finalizado... Falta Sí Podemos Canarias.

El señor MARRERO MORALES: Buenos días, señorías.

Agradecer al señor Cabrera que haya traído esta proposición no de ley a esta Cámara porque, en definitiva, es volver a abrir un debate que afecta a dos pueblos hermanos, el pueblo saharaui y el pueblo canario y a sus legítimos intereses.

Al Grupo de Sí Podemos Canarias no nos valen las medias tintas, no nos vale la falsa neutralidad, en definitiva, no vamos a esconder la cabeza bajo el ala frente a un tema que nos atañe tan directamente y a las costas del vecino continente africano, hoy ocupadas por Marruecos.

Queremos pronunciarnos en la defensa de la legalidad internacional, en primer lugar, apoyamos los tres puntos de la transaccional, valoramos que se haya hecho ese esfuerzo para llegar a estos acuerdos, y rechazamos de plano las situaciones de hecho a las que nos está conduciendo el Reino de Marruecos, que nos tiene ya casi acostumbrados, porque las consideramos inaceptables totalmente, mucho más cuando hacen referencia al territorio del Sahara Occidental y a sus costas y a las aguas territoriales de Canarias también y al propio territorio de las islas, como pasa con el afán expansionista del Reino de Marruecos en esas dos leyes que promulgó últimamente.

En definitiva, estas actuaciones son consecuencia de las políticas desarrolladas por Trump respecto a Israel y respecto a Marruecos y que en esa connivencia actual entre intereses económicos de unos e intereses de rearmarse de otros están coincidiendo, precisamente, en algo que es fundamental para nuestra zona en la que vivimos que es la paz, que es la auténtica neutralidad, que es la convivencia, que es el respeto al medio ambiente, que es la soberanía territorial, en definitiva, son asuntos geoestratégicos que sí nos atañen precisamente y que no podemos ponernos de perfil frente a ellos.

Las aguas pertenecen a la RAS y no a Marruecos y en ellas se está actuando en parte, las aguas también podrían estar tocando aguas que estén formando parte del Gobierno del Estado español y en aguas próximas al territorio canario y se están violando, posiblemente, derechos internacionales y directivas de la Unión Europea; por tanto, la Unión Europea también tendría que pronunciarse al respecto a este asunto porque estamos hablando de intereses conjuntos.

Manifestamos, por tanto, nuestro... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

El señor PRESIDENTE: Sí, espere, señor Marrero, para que pueda finalizar, un segundo.

Adelante.

El señor MARRERO MORALES: Manifestamos el rechazo a esas perforaciones y a que el Gobierno del Estado y la Unión Europea defiendan sus aguas territoriales y los derechos de la ciudadanía de Canarias, que se paralicen inmediatamente esos planes y que se respete la normativa internacional y medioambiental al respecto.

Por tanto, nuestro apoyo a esta proposición no de ley.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor Marrero.

Ahora sí, creo que han finalizado todos los turnos de intervención de los grupos parlamentarios.

Ruego a sus señorías que acudan a sus respectivos escaños, voy a llamar a votación.

(El señor presidente hace sonar el timbre de llamada a la votación).

Gracias, señorías.

Señor Cabrera, según le entendí, ¿votamos los tres puntos por separado? (Asentimiento).

Muy bien.

Señorías, por favor, señorías, no hacen falta que corran a su escaño, sí recordarles que cuando las puertas están cerradas..., dígame, señor...

Vamos, señorías, a votar por separado los tres puntos de la enmienda transaccional a la PNL-0395, sobre la realización de prospecciones de petróleo y gas en aguas del Sahara y Canarias.

Votamos, en primer lugar, el punto 1 de la enmienda transaccional. (Pausa).

66 votos emitidos, señorías: ningún voto en contra, ninguna abstención, 66 votos a favor.

Unanimidad.

Votamos ahora el punto número 2 de la enmienda. Voy a..., comenzamos de nuevo, un momento, señorías. Bien, vamos a votar el punto 2. (Pausa).

65 votos emitidos: ninguna abstención, 36 votos en contra, 29 votos a favor.

Por tanto, queda rechazado el punto número 2.

Votamos, señorías, el punto número 3.

(Pausa).

Señorías, 66 votos emitidos: ningún voto en contra, ninguna abstención, 66 votos a favor.

Queda aprobado el punto número 3 de la proposición no de ley.

Con esto, señorías, damos por finalizada la votación de este punto y continuamos con el siguiente.

(La señora secretaria segunda, Reverón González, ocupa un escaño en la sala).

Más información
Otros formatos
  • Borrador del diario de sesiones en PDF Borrador del diario de sesiones en PDF
Iniciativas tratadas
  • 10L/PNLP-0395 Sobre la realización de Prospecciones de petróleo y gas en aguas del Sáhara y Canarias.