Diario de Sesiones 64/2021, de fecha 23/2/2021
Punto 7

10L/PO/P-1402 PREGUNTA DEL SEÑOR DIPUTADO DON LUIS ALBERTO CAMPOS JIMÉNEZ, DEL GRUPO PARLAMENTARIO NUEVA CANARIAS (NC), SOBRE VALORACIÓN DE LOS CRITERIOS DEL NUEVO PACTO EUROPEO DE ASILO Y MIGRACIÓN Y SU REPERCUSIÓN PARA CANARIAS, DIRIGIDA A LA PRESIDENCIA DEL GOBIERNO.

El señor PRESIDENTE: Pregunta que formula el diputado don Luis Alberto Campos Jiménez, del Grupo Parlamentario de Nueva Canarias, sobre valoración de los criterios del nuevo pacto europeo de asilo y migración y su repercusión para Canarias, dirigida a la Presidencia del Gobierno.

Adelante, el señor Campos tiene la palabra.

El señor CAMPOS JIMÉNEZ (desde su escaño): Muchas gracias, señor presidente. Buenos días, señorías. Buenos días, señor presidente del Gobierno.

Efectivamente, estamos, Canarias, en este momento, todos los territorios fronterizos de la Unión Europea, estamos en un momento crucial, se está debatiendo y a punto de aprobar en breve un posible pacto de migración y asilo por parte de la Unión Europea. Usted recientemente ha tenido distintas reuniones con eurodiputados e, incluso, focalizó de una manera fundamental el tema migratorio en su reciente intervención en el Senado.

La política de la Unión Europea en materia migratoria y, desgraciadamente, de España por cumplimiento de esa política, es un absoluto fracaso. Se ha centrado fundamentalmente en la externalización de nuestras fronteras, en alquilar fronteras a terceros para impedir que esos migrantes lleguen a territorio europeo, pero una vez que algunos logran hacerlo lo que intentan es que esos territorios que son frontera, Canarias entre ellos, se conviertan en auténticos tapones migratorios. Por tanto, unas políticas de la Unión Europea que han sido un absoluto fracaso desde la perspectiva de los derechos humanos, auténticamente vergonzoso, pero también desde la perspectiva de la gestión, absolutamente lamentable. Lamentable hasta el punto de que desde Nueva Canarias afirmamos que la actual crisis migratoria realmente es una crisis de gestión del fenómeno migratorio.

Por tanto, reitero lo que planteaba al principio, estamos en un momento crucial ante la posible aprobación de ese pacto de migración y asilo. Y es ahí precisamente, de cara al 1 de marzo en la visita que usted hará a la Comisión de Derechos Civiles, Justicia y Asuntos de Interior del Parlamento Europeo, donde le pedimos tres cuestiones fundamentales, tres tareas imprescindibles a trasladar allí: la primera, el rechazo absoluto a las políticas migratorias pasadas o actuales y a las que pretenden ser futuros, rechazo absoluto; segundo, instar a reforzar en la agenda de la Presidencia en este semestre de Portugal al frente de la Unión Europea esa tarea, es quizás el territorio, el Estado, que mejor pueda comprendernos al tener también territorios ultraperiféricos.

Y tercero, instar a todos los eurodiputados de ese Parlamento Europeo, y de manera especial a lo que representan al Estado español, a que rechacen ese pacto de asilo porque es absolutamente vejatorio para los derechos humanos, y absolutamente denigrante para territorios como Canarias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Campos.

Señor presidente.

El señor PRESIDENTE DE CANARIAS (Torres Pérez) (desde su escaño): Compartimos absolutamente esos calificativos, creo que lo comparte el Parlamento en su conjunto.

De manera errónea se habla del nuevo pacto, no es un pacto, no hay acuerdo, hay un texto, hay una opción que se quería, espero que sea en pasado, aprobar en este mismo ejercicio, este mismo año, en el mes de verano, porque es inaceptable lo que se plantea en ese nuevo documento.

Ese nuevo documento condena claramente a los territorios frontera, los condena de manera explícita. Dice que la responsabilidad queda en los Estados miembro que son frontera -España, Italia, Grecia- pero lógicamente en la frontera de los Estados frontera, Canarias, vía atlántica, y que además el resto de los Estados miembro de la Unión Europea podrían sumarse a ese apoyo desde la voluntariedad. Es decir, exige la responsabilidad a quien recibe la inmigración en su territorio, que es Europa, pero aquellos que no son espacio frontera pueden echar una mano o no con patrocinios para deportación, para actuaciones diversas, para aportaciones económicas... Es inaceptable. Es inaceptable porque Europa somos todos o no lo somos y, por tanto, los países que en estos momentos son frontera son los primeros que tienen, dentro de la Unión Europea, que elevar el tono diciendo claramente que no apoyarán -ya lo ha hecho el presidente del Gobierno de España- ese texto de ninguna de las maneras, sobre el que cabe veto, sobre el que cabe veto. Y, por tanto, es clave que, como se ha hecho el pasado viernes en el Senado, como haremos en la Comisión Europea y donde sean todos los foros, como bien usted expone, todos los eurodiputados, todos los que tenemos responsabilidades públicas, digamos con rotundidad que ni respeta los derechos humanos... Este nuevo texto parece que elimina de la inmigración también las potencialidades que han existido históricamente de la inmigración, del mismo modo que lo ve como un problema que tienen que resolver otros y, por tanto, tenemos que oponernos.

Hay una frase textual de ese nuevo texto que dice "las personas deben permanecer en las fronteras exteriores de la Unión Europea", si eso es así no somos Unión. Si eso es así habría que replantearse la pertenencia, claramente.

La fórmula es, igual que otros Estados miembros intentaron vetar los fondos económicos y no se salieron con la suya para aprobarse textos conjuntos, aquí lo mismo: o es una aprobación conjunta de toda la Unión Europea o no se puede aprobar ese texto bajo ningún concepto.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor presidente.