Diario de Sesiones 65/2021, de fecha 24/2/2021 - Punto 5

10L/PNLP-0117 PROPOSICIÓN NO DE LEY, DEL GRUPO PARLAMENTARIO MIXTO, SOBRE APOYO AL PACTO VERDE EUROPEO DE LA GRANJA A LA MESA.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Hemos terminado con las comparecencias, daríamos paso a las proposiciones no de ley.

La primera proposición no de ley a cargo del grupo proponente, del Grupo Mixto, señor Fdez. de la Puente, sobre el apoyo al Pacto Verde De la granja a la mesa, por tiempo de siete minutos.

El señor FDEZ. DE LA PUENTE ARMAS: Gracias, señora presidenta, y en primer lugar pedirle disculpas por mi anterior intervención y, como saben sus señorías, suelo siempre muchas veces ir muy rápido al hablar y se cometen errores, y, por lo tanto, le pido disculpas a usted y al resto de los compañeros y compañeras diputados.

Señora presidenta, señora consejera, cuando hablamos del futuro de nuestro sector agroalimentario estamos obligados a identificarnos con la nueva estrategia europea De la granja a la mesa, que permita estructurar al mismo tiempo un sistema de alimentación que sea justo, saludable y sostenible medioambientalmente. Es por esto que esta nueva estrategia busca convertir a Europa en el primer continente neutro a nivel de contaminación, mejorar la salud de sus habitantes y su calidad de vida, y optimizar el cuidado por la naturaleza.

Podríamos resumir esta nueva estrategia en el trinomio gente saludable, sociedad saludable y planeta saludable.

Con la llegada de la crisis sanitaria, consecuencia de la pandemia de la COVID-19, el sector primario y la industria agroalimentaria canaria han demostrado que son un sector fundamental y que está, afortunadamente, preparado para afrontar esta crisis, pero no por ello debemos de dejar de reforzarlo para que sea... para que cada vez y cara al futuro asegurar (ininteligible) básico y un suministro eficiente, estable y a coste razonable.

Por otro lado, no podemos obviar la evolución de los consumidores canarios, que cada día son más exigentes, buscando alimentos de mejor calidad, menos procesados y en los que las materias primas y sistemas de producción sean más sostenibles, demandando productos cada vez más locales con una cadena de suministro cercana o de kilómetro cero más controlada y fiable.

En cuanto al sector primario, nuestros agricultores y ganaderos se encuentran ante la necesidad de conjugar una evolución a la producción cada vez más ecológica, mejorando el bienestar animal y reconvirtiendo la pérdida de la biodiversidad, al tiempo que obteniendo el justo rendimiento económico por su trabajo.

Por lo que se refiere a la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos, esta estrategia De la granja a la mesa pretende mejorarla, disminuyendo tanto la adversidad como las enfermedades relacionadas con los malos hábitos alimentarios. Todo esto se traduce en un menor coste de sanidad, así como un menor desperdicio alimentario, que no podemos olvidar que roza actualmente el 20 % de la alimentación que sale al mercado. Igualmente, esta estrategia será muy beneficiosa para el medio ambiente, ya que su aplicación en conjunto repercutirá también en una menor huella ambiental en los procesos de producción de los distintos alimentos.

Es por todo ello que consideramos que el Gobierno de Canarias debe, en las medidas de sus posibilidades, hacer que el Gobierno de España se involucre en el desarrollo de la estrategia europea De la granja a la mesa y que España ejerza su liderazgo en la Unión Europea para defender los intereses de los productos fundamentales para el sector agroalimentario de nuestro país. Esta estrategia plantea una reforma de toda la cadena alimentaria, desde la producción hasta el consumidor, para lograr un sistema más equitativo con los productores que cuiden el medio ambiente e informe mejor al comprador en el etiquetado.

Con esta proposición no de ley intentamos apoyar una tendencia que prácticamente creo que todos los grupos presentes en esta Cámara, a través de sus representantes nacionales y europeos, han valorado como positiva, pero queriendo también llamar la atención ante una iniciativa que hará que el sector afronte ciertos riesgos porque habrá que transformarse para adaptarse y sin inversión e innovación no podrá hacer frente a estas exigencias de la Unión Europea.

Debe ser nuestro objetivo lograr un sistema más sostenible y saludable, pero que también mantenga la competitividad y no comprometa el futuro de muchos productores y empresas de Canarias y de España.

Consideramos fundamental que se tengan en cuenta las peculiaridades de Canarias como región ultraperiférica, para que nuestros productos agroalimentarios puedan competir en igualdad de condiciones con los productos continentales.

Igualmente, se debe buscar la forma para que la Comisión Europea haga todos los estudios previos que sean precisos del impacto que van a tener todas estas medidas y que se apueste por la inversión y la innovación para no dejar a nadie atrás.

También es importante que se establezcan controles aduaneros armonizados y efectivos en la Unión Europea para asegurar la igualdad de condiciones entre los productos europeos y los importados. Es nuestro deber apostar por un comercio libre basado en reglas y en la igualdad de condiciones para nuestros productores con soluciones que redunden y que reduzcan nuestra dependencia del exterior.

Es por ello que solicitamos el voto favorable de esta Cámara para, en primer lugar, aplicar una política transversal e integral que aúne la sostenibilidad económica, social y medioambiental que aborde los retos sobre el cambio climático, los objetivos de desarrollo sostenible, así como las demandas y necesidades sobre sistemas alimentarios más sanos y sostenibles o la situación del desplazamiento y el relevo generacional a la incorporación de jóvenes al agro canario. Y, en segundo, demandar del Gobierno de España que se tengan en cuenta las singularidades del archipiélago y del trabajo que se está haciendo en Canarias para fomentar las políticas englobadas dentro de la estrategia del Pacto Verde, así como que las regiones ultraperiféricas tengan una consideración singular en el reparto de los fondos verdes comunitarios.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señor Fdez. de la Puente.

Turno para la... no hay en este caso enmiendas, por lo tanto, turno para la Agrupación Socialista Gomera.

Un momento, que le pongo el tiempo.

El señor RAMOS CHINEA (desde su escaño): Muchas gracias, señora presidenta.

Obviamente, creo que ante iniciativas como esta solo cabe, ni siquiera presentar enmiendas, sino apoyarlas y esperar que sean una realidad.

Creo que el señor De la Puente ha dado dos datos que son fundamentales. Por un lado, está la sostenibilidad y, por el otro, la transversalidad. Creemos que tenemos que seguir apostando por esa sostenibilidad, tenemos que seguir apostando porque todos los sectores, tanto el sector primario, industrial, etcétera, apuesten y sigan trabajando en esa lucha contra el cambio climático, y este tipo de proyectos es un ejemplo claro. Este... pues, este programa del Pacto Verde De la granja a la mesa precisamente busca esto, criterios de sostenibilidad. Y de transversalidad porque al final están todos los sectores implicados, sectores económicos, sectores de conocimiento, etcétera.

Por tanto, creemos que tiene que ser un trabajo en equipo, que tiene que ir acompañado, por supuesto, de las ayudas y los incentivos necesarios para que todas aquellas empresas puedan adaptarse a la nueva circunstancia. Realmente si queremos que en el 2030 exista un 25 % de agricultura ecológica, tenemos que ayudar a esas empresas a cambiar, a esas empresas a adecuarse a la nueva situación para conseguir ese fin.

También como región ultraperiférica, y acorde a nuestras singularidades y especificidades, pues, ante esas nuevas exigencias que mandata Europa, esperamos también que venga acompañada de los incentivos económicos necesarios para poder hacerla cumplir, hacerla una realidad.

Por tanto, señor De la Puente, creo, le felicito por su iniciativa, creo que es muy acertada. Como ya le dije, cuenta con el apoyo de la Agrupación Socialista Gomera. Iniciativas como esta son las que necesitamos realmente para dar un cambio no solo a nuestra economía sino también a nuestra sociedad para que sigamos apostando por productos de kilómetro cero, por productos ecológicos, cerca de nuestras casas y, por supuesto, van a mejorar nuestra salud, nuestra economía y, por tanto, la sociedad en general.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señor Ramos Chinea.

Turno para Sí Podemos Canarias, señor Déniz.

El señor DÉNIZ RAMÍREZ (desde su escaño): Gracias, señora presidenta.

Yo creo que si tomamos en el conjunto todos los debates que estamos teniendo, tanto en las comisiones de agricultura como diferentes iniciativas de los diferentes grupos que se han tratado en esta Cámara, ya llevamos varias sobre este asunto del mundo rural, del mundo agrario, de la producción de los alimentos, creo que estamos más o menos todos en sintonía con esta estrategia de De la granja a la mesa.

Hay problemas, yo creo que en las granjas, por utilizar la expresión que se utiliza aquí, hay problemas en el sentido de la utilización excesiva de contaminantes. Me parece que la estrategia es positiva, es positiva también y está en relación a las políticas que se están adoptando. Yo creo que la política, por ejemplo, de favorecer las ayudas al Posei para las producciones ecológicas es positiva, la política de ecocomedores también -del Gobierno de Canarias- también es positiva. Quiero decir que estamos todos en esta línea.

Pero tenemos un problema serio De la granja a la mesa... Hay una escandalera aquí considerable... (Ante rumores fuera de la sala). Uno de los problemas que tenemos...

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Le paro el tiempo, un momentito.

El señor DÉNIZ RAMÍREZ (desde su escaño): Sí, disculpe, es que me despistó...

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Si pueden, por favor, los servicios de la Cámara llamar al orden fuera. Gracias.

El señor DÉNIZ RAMÍREZ (desde su escaño): Uno de los problemas precisamente que tenemos -gracias, señora presidenta- es lo que sucede entre la granja y la mesa, ¿no?, y ahí también se ha hablado largo y tendido de cómo a veces a los productores, la gente que verdaderamente coge el sacho y está trabajando, no les llegan los recursos suficientes para mantener un nivel de vida.

Y, en ese sentido, el otro día estuvimos hablando de la Ley de Calidad Agroalimentaria largo y tendido, y a mí me parece que es importante en esta ley establecer que debe haber contratos, por ejemplo, por escrito, algo tan obvio, tiene que existir un contrato por escrito entre productores y vendedores. Tiene que haber también unos precios mínimos sobre la referencia de los costes de producción. Tenemos que acabar con los desperdicios tremendos de comida que existe, una sobreproducción impresionante que se tira a la basura mientras, paradójicamente, hay gente que pasa hambre.

En definitiva, yo creo que además todo esto tiene que redundar, dada, además, la crisis en la que hemos vivido, en una mayor conciencia de que la actividad humana no puede seguir perjudicando a la naturaleza, que tenemos que arreglar, porque los derroteros por los que hemos caminado durante casi un siglo y pico no pueden seguir sucediendo.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señor Déniz.

Turno para Nueva Canarias, señor Campos.

El señor CAMPOS JIMÉNEZ (desde su escaño): Gracias, señora presidenta.

Nosotros también vamos a apoyar la iniciativa.

Está enmarcada dentro del gran Pacto Verde a nivel de la Unión Europea, y esta es una de las muchas estrategias, pero muy sensible, además, creo que viene a este Pleno en un momento interesante, porque hemos tenido recientemente en la Comisión de Agricultura dos visiones sobre un mismo tema, incluso casi podríamos decir que contrapuestas, aunque no significa que no puedan complementarse. Hablamos de, una vez, tras escuchar a la COA o a la UPA o a Cosecha directa o a Asprocan, la importancia de la Ley de Cadena Alimentaria, pero respetando las singularidades de un determinado cultivo como puede ser el del plátano, que podría salir perjudicado si se aprueba como tal.

Digo esto porque es lo complejo, lo difícil, a la hora de elaborar las estrategias. Una visión amplia, estructural, una visión sobre hacia dónde tenemos que ir, pero intentando aterrizar sobre las particularidades, aterrizando sobre la realidad de cada territorio y de cada sector. Y cuando hablamos de sector no hablamos solo dentro del sector primario, pues si hablamos de plataneros o de tomateros, es que estamos hablando, para que esto funcione, la necesidad de articular un proceso en el que participen absolutamente todas las partes. Para que tenga éxito la estrategia De la granja a la mesa, tenemos que tener muy claro que los productores son absolutamente esenciales. Por eso la importancia del comercio justo, por eso la importancia del salario y de los precios bien retribuidos que cubran los costes, que sean, por tanto, justos con aquellos que están a pie de surco, que están en nuestras mareas y, por tanto, sean los principales protagonistas.

Pero es esencial la figura del consumidor, en todos los sentidos, garantizando la seguridad alimentaria, o sea, nunca puede tener, bajo ningún concepto, una cierta relajación, pero al mismo tiempo que pueda obtener un producto fresco, un producto de calidad, un producto, además, ecológico en la medida de lo posible, que es hacia donde tienen que ir también estas tendencias, con casi un 50% del campo cultivable en el conjunto de la Unión Europea en los próximos años. Y, al mismo tiempo, una conciencia del ciudadano, del consumidor, para apostar por los productos más cercanos y por los productos ecológicos, pero también de la industria transformadora, también de los transportistas. Por tanto, del conjunto de los sectores, para que esta estrategia sea todo un éxito y entendemos que formará como una piedra angular dentro de ese gran pacto europeo.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señor Campos.

Turno para el Grupo Popular, señora Reverón.

Cuando quiera.

La señora REVERÓN GONZÁLEZ: El Pacto Verde europeo se plantea, y todos ya lo hemos hablado aquí en muchísimas ocasiones, como una agenda de crecimiento destinada a transformar la Unión Europea en una sociedad más equitativa y más próspera, además, con una eficiencia en el uso de lo que son los recursos en la que no habrá emisiones netas -se supone- de gases de efecto invernadero después del año 2050, y es necesario un crecimiento económico disociado de lo que es el uso de los recursos, con el objetivo de proteger la salud y el bienestar de los ciudadanos.

El pacto verde prevé, como ya se ha dicho, poner en marcha una serie de actuaciones en los próximos años y, concretamente, dentro de esas actuaciones se contemplan acciones en la agricultura y en la alimentación. En esta línea, a finales de mayo del año pasado, del año 2020, la Comisión Europea publicó la estrategia De la granja a la mesa, para lograr un sistema alimentario más justo, más saludable y respetuoso con el medio ambiente. En esta estrategia se argumenta que, a pesar de que la agricultura en la Unión Europea se puede decir que ha sido un hito porque ha reducido las emisiones de gases de efecto invernadero en un 20%, pero es verdad que desde el año 1990, pues, recuerda que este camino no ha sido ni lineal ni ha sido homogéneo entre todos los Estados miembros, y de ahí la necesariedad de poner en marcha este tipo de estrategias.

Además, ya como se ha comentado por las personas que me han precedido en la palabra, la producción, la transformación, la venta minorista, el envasado y el transporte de alimentos contribuyen en gran medida a lo que es la contaminación del aire, el suelo y el agua, y, por tanto, es necesario que busquemos soluciones a esta situación.

Por tanto, aunque la transición que la Unión Europea hace hacia lo que son los sistemas alimentarios sostenibles ya ha comenzado, en algunos ámbitos todavía nos queda mucho camino por recorrer. Por tanto, esta estrategia tenemos que decir que contiene, también es verdad, contiene una serie de medidas tanto legislativas como no legislativas que deberían de adaptarse, como bien han dicho ya las personas que me han precedido en la palabra, pues a todo lo que son los principios del Pacto Verde europeo para poder conseguir una transición en lo que se denomina, lo que es el sistema agroalimentario sostenible.

El principal objetivo es alcanzar ambiciosos objetivos climáticos y medioambientales, sin menoscabar, por supuesto, los ingresos de los productores y reforzando su productividad. En este sentido, la comisión impulsará lo que es el desarrollo de cultivos ecológicos en la Unión Europea... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional). Perdón. Termino.

Como les decía, lo que se pretende con esta estrategia, se pretende que existan cultivos ecológicos donde, en el 2030, el 25% de la superficie agrícola que se encuentra cultivada se considere agricultura ecológica y fija también para el 2030 una reducción del 50% en el uso de plaguicidas y 20% en el uso de fertilizantes.

Por tanto, señor De la Puente, vamos a apoyar esta proposición no de ley, porque consideramos que es muy importante y, además, adecuada al momento en el que estamos viviendo.

Muchísimas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señora diputada.

Turno para el diputado nacionalista don David de la Hoz, voy a poner... un momento, que pongo el tiempo.

Sí, creo que está conectado. Señor De la Hoz.

El señor DE LA HOZ FERNÁNDEZ (telemáticamente, desde fuera de la sede): Buenos días, buenos días, gracias, presidenta, buenos días.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Adelante.

El señor DE LA HOZ FERNÁNDEZ (telemáticamente, desde fuera de la sede): Nuestro grupo también va a aprobar esta iniciativa del Grupo Mixto, del grupo Ciudadanos, y creo que se ha dicho casi todo, ¿no? Pero yo creo que hace tiempo, algún portavoz lo decía, hace tiempo que los equilibrios entre la actividad humana y la naturaleza se han quebrado, ese contrato está roto y con la pandemia se ha hecho más que evidente, o por lo menos hemos sido conscientes aún más de la necesidad de volver a recuperar esos equilibrios entre la naturaleza y la actividad humana.

Reconstruir esos equilibrios es uno de los grandes objetivos que marca el Pacto Verde de la Unión Europea, y más allá de intentar ser el primer continente que climáticamente sea el continente neutro, y para eso con la estrategia del Pacto Verde pone objetivos o pone herramientas como es esta, ¿no?, De la granja a la mesa, que básicamente habla del kilómetro cero y de toda una serie de medidas, de intentar reducir plaguicidas, los fertilizantes, buscar fórmulas de que la agricultura ecológica se imponga como objetivos ambiciosos para el 2030 con el 25 % de todos los cultivos.

Pero tal vez también la Unión Europea, no solo con este programa, sino que ya lleva por lo menos desde el 2009 también con otros programas, como el programa de consumo de frutas y hortalizas y leche con los colegios, con los escolares.

Y en esto tengo que decir que está bien lo de los incentivos, está bien de impulsar medidas, pero sería mejor que fuéramos muy diligentes en este momento los que tenemos responsabilidad o los que tienen responsabilidades ejecutivas, en el sentido de que este programa al que me refiero del consumo de frutas y hortalizas, que se inició en Canarias en el 2015-2016, tuvo un impacto a más de ochenta mil niños y niñas de nuestra comunidad, y hemos visto que en el último ejercicio, en el que estamos presentes, hay una solicitud de más de cuarenta y cuatro mil chinijos y chinijas del archipiélago y, sin embargo, el Gobierno no ha sido capaz de impulsarlo.

Dicho eso, creo que estamos muy convencidos todos de la necesidad de aplicar políticas regenerativas, políticas que ayuden a recuperar el suelo; políticas regenerativas en lo ambiental, pero también en lo humano. Y está demostrado que la mejor forma de llegar al equilibrio neutro climático es trabajar y recuperar los suelos. La agricultura regenerativa, que es lo que implica, lo que pide la Unión Europea, y del kilómetro cero, implica muchas cosas, lo decía el portavoz de Nueva Canarias, de activar toda una sociedad desde la conciencia, la comercialización, el transporte, etcétera, etcétera, pero yo creo que es un ejercicio que tenemos que hacer como sociedad, pero, evidentemente, el impulso corresponde al Ejecutivo, con mayor diligencia, con mayores recursos, pero sobre todo siendo diligentes para que no se nos queden atrás programas que tenían ya una continuidad y un éxito, como pudo ser el programa de consumo de frutas y hortalizas en los comedores, o también...

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Señor diputado, gracias.

El señor DE LA HOZ FERNÁNDEZ (telemáticamente, desde fuera de la sede): Voy terminando.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Concluya, porque me consta que es difícil seguir el tiempo, pero ya ha sobrepasado el suyo.

El señor DE LA HOZ FERNÁNDEZ (telemáticamente, desde fuera de la sede): Termino, señora presidenta, disculpe.

Y termino diciendo también con un programa que fue, que está vigente y que ha sido muy positivo, como era la de Crecer juntos, el sector agrícola, el sector industrial, no ahora en el sector turístico, que tenemos un cero, pero esa es la fórmula y, por lo tanto, vamos a apoyar esta iniciativa.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señor diputado.

Turno para el Grupo Socialista. Señor Abrante.

Adelante.

El señor ABRANTE BRITO: Buenos días.

Gracias, señora presidenta.

Señorías, la pandemia del coronavirus ha tenido un gran impacto en nuestra forma de vivir, trabajar, interactuar e, incluso, en nuestra forma de percibir el futuro. Lo que empezó siendo una crisis sanitaria se ha convertido en una recesión mundial, con repercusiones en muchos sectores, también en el sector agrario y en la industria de alimentación.

La seguridad alimentaria se ve amenazada en todo el mundo y muchas personas no tienen acceso a la necesidad más básica de todas: el alimento. De ahí que garantizar alimentos sanos y nutritivos sigue siendo una parte fundamental de la respuesta a la pandemia, en particular en las comunidades vulnerables.

Es un hecho que la forma en que producimos y consumimos nuestros alimentos debe cambiar. En la Unión Europea la agricultura es el responsable del más del 10 % de la emisión de gases de efecto invernadero, y asimismo el sistema actual es ineficiente y poco ético, ya que desperdicia una quinta parte de los alimentos que producimos, mientras que 36 millones de ciudadanos de la Unión Europea no pueden permitirse una comida de calidad todos los días. A su vez, nuestros gastos sanitarios no dejan de aumentar debido a que más del 50 % de la población adulta tiene sobrepeso. Estas, entre otras razones, son las que hacen que se haya gestado el Pacto Verde europeo y la estrategia De la granja a la mesa, pues solo protegiendo y restaurando los ecosistemas y recursos naturales de los que depende la agricultura y la ganadería podemos asegurar nuestra capacidad de producir alimentos a largo plazo.

Por ello la estrategia tiene como objetivos garantizar suficientes alimentos y que sean asequibles y nutritivos, una producción alimentaria sostenible, el aumento de la agricultura ecológica, promover un consumo de alimentos más sostenible y unas dietas más saludables, reducir la pérdida y el desperdicio de alimentos, luchar contra el... (ininteligible) alimentario en la cadena de suministro y mejorar el bienestar animal.

Señorías, con estos objetivos que compartimos todos la Unión Europea también debe garantizar a los agricultores, los ganaderos, los pescadores y acuicultores de todas las regiones europeas y especialmente los que viven en las regiones ultraperiféricas que reciban el apoyo de la política agraria común y pesquera a través de nuevos fondos de financiación para que adopten prácticas sostenibles. Y, asimismo, se debe garantizar que todos los acuerdos comerciales bilaterales de la Unión Europea incluyan la aplicación y el cumplimiento de disposiciones sobre comercio y desarrollo sostenible.

A su vez, desde esta óptica, el Gobierno de Canarias viene trabajando desde el inicio de la legislatura en implementar medidas que van en consonancia con esta estrategia y que refuerzan la filosofía del Pacto Verde europeo como puede ser, entre otras, la Ley del cambio climático... (Corte de sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo. La Presidencia le concede un tiempo adicional). Gracias, señora presidenta. El plan estratégico de seguridad alimentaria, la formación y el fomento de técnicas de producción ecológica, refuerzo y ampliación de los ecocomedores, entre otras muchas medidas.

Por todo ello, y en la línea que ya está trabajando el Gobierno de Canarias, desde el Grupo Parlamentario Socialista vamos a apoyar esta proposición no de ley.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señor diputado.

Procederíamos, por lo tanto, a la votación de la proposición no de ley.

(El señor presidente se reincorpora a su lugar en la Mesa).

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señorías.

Vayan ocupando sus escaños para proceder a la votación, tanto aquí en el hemiciclo, la Sala Europa y sus señorías que están presentes en la sesión por videoconferencia.

Señorías, votamos. (Pausa).

Gracias, señorías.

60 votos emitidos: ningún voto en contra, ninguna abstención, 60 votos favorables.

Queda aprobada por unanimidad.

Gracias, señorías.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 10L/PNLP-0117 Sobre apoyo al Pacto Verde Europeo De la granja a la mesa.