Diario de Sesiones 80/2021, de fecha 8/6/2021
Punto 31

10L/C/P-0721 COMPARECENCIA DEL SEÑOR VICEPRESIDENTE DEL GOBIERNO Y CONSEJERO DE HACIENDA, PRESUPUESTOS Y ASUNTOS EUROPEOS, SOBRE EL IMPACTO EN CANARIAS DE LA SUBIDA DE IMPUESTOS DISEÑADA POR EL GOBIERNO DE ESPAÑA, A PETICIÓN DEL GRUPO PARLAMENTARIO NACIONALISTA CANARIO (CC-PNC-AHI).

El señor PRESIDENTE: Seguimos, señorías, con la comparecencia, también del consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos, sobre el impacto en Canarias de la subida de impuestos diseñada por el Gobierno de España, a propuesta del Grupo Nacionalista Canario.

Señora Dávila, tiene la palabra.

La señora DÁVILA MAMELY: Buenas tardes, señor presidente... (Rumores en la sala).

El señor PRESIDENTE: Perdone, señora Dávila.

La señora DÁVILA MAMELY: Claro.

El señor PRESIDENTE: Señorías, silencio. Gracias.

Adelante.

La señora DÁVILA MAMELY: Voy a esperar a que el señor consejero pueda tomar un poco de agua, ya que ha cogido su tono.

Ahora que ha cogido el tono, vamos a intentar mantenerlo, ¿no?

El señor PRESIDENTE: Gracias, señorías.

Señora Dávila, tiene la palabra.

La señora DÁVILA MAMELY: Gracias, señor presidente.

Señor consejero, el Gobierno central ya ha hecho públicas las treinta fichas que componen el plan de recuperación que remitió a Bruselas y con el que España pretende alcanzar los niveles de recaudación del conjunto de la eurozona. En ellas se incluye una serie de medidas que suponen un importante endurecimiento e incremento de la presión fiscal. El Ejecutivo central plantea una ambiciosa subida de impuestos que tendrá su entrada en vigor desde aquí al primer trimestre del 2023.

El Gobierno de España detalla en una ficha concreta del plan de recuperación remitido a Bruselas, a la que dedica un apartado completo que se denomina "Adaptación del sistema impositivo a la realidad del siglo XXI"... Bueno, pues bien, señorías, detrás de este eufemismo se esconde la mayor subida de impuestos de los últimos años, en plena crisis económica, y que afecta directamente a las clases medias, medias trabajadoras, y a las clases más bajas, a las rentas más bajas.

La realidad es que para recibir esos fondos europeos -de los que usted espero a que haga buen uso, este Gobierno- tiene que elaborar a partir de ahí un informe de un comité de expertos, entre otros, para subir los impuestos al diésel, para uso de las carreteras -sean autopistas, autovías, convencionales-, el impuesto a la matriculación y a la utilización de los vehículos, el impuesto al queroseno de la aviación, a los plásticos, a las bebidas azucaradas, carbonatadas, tasa Google, los impuestos a las transacciones financieras... Y no serán los últimos, porque hay cinco modificaciones ya previstas y con fecha de entrada en vigor: el impuesto a los residuos -nuevas-, el impuesto a los residuos e incineración, tercer trimestre de 2021, ya para este año; el impuesto a los plásticos, tercer trimestre de 2021; circulación y matriculación, primer trimestre de 2022; a los gases fluorados, segundo trimestre del 2022; a los hidrocarburos, cuarto trimestre del 2022.

Y llegamos al año 2023. En el 2023 una profunda reforma fiscal con la supresión de beneficios fiscales, la revisión y sustitución de otros y la creación de nuevas figuras tributarias. En concreto, el Gobierno de España se compromete con Bruselas a evaluar quince beneficios fiscales entre 2021, a partir de este segundo trimestre, y 2024, pero no da el detalle de cuáles serán esos beneficios fiscales.

Por tanto, señorías, va a revisar la fiscalidad de la imposición societaria, la tributación a la economía digital, la aplicación y la concreción de la armonización de la tributación en patrimonio, la fiscalidad de las actividades económicas emergentes. También la eliminación de bonificaciones en tributos directos en el IRPF. Ya recordamos que el propio Gobierno de España rectificó, en esa eliminación de las bonificaciones para la... cuando se hace la renta, por dos personas, y parece que ha rectificado, pero no estamos seguros muy bien de si estaba o no en la ficha.

Lo que sí hará el Gobierno, y así lo indica específicamente en el apartado dedicado a las reformas, es que el ministerio ha creado un grupo de expertos que emitirá un informe en febrero de 2022, que ya está trabajando, y nosotros nos preguntamos si Canarias ha nombrado en ese grupo de expertos a un canario. Y específicamente porque sí lo hicimos, señor consejero, y lo recordará, cuando se analizó el sistema de financiación, y aquí es fundamental porque nos estamos jugando las singularidades de nuestro Régimen Económico y Fiscal. Y, por lo tanto, desde Coalición Canaria-PNC entendemos que tiene que haber un experto sentado en esa mesa, nombrado por el Ministerio de Hacienda, que tendría que estar analizando el impacto que tiene sobre la economía de Canarias el incremento de todos estos más de treinta tributos que van a subir o verse incrementados.

La pregunta es muy clara, señor consejero, señor Román Rodríguez: ¿tiene Canarias un experto en el grupo que analiza los incentivos fiscales y el sistema tributario español? Porque, señor consejero, más allá de sus golpes de pecho diciendo que defenderá el diferencial fiscal de Canarias, más allá de su discurso de que no va ni a subir ni a bajar los impuestos, ¿está haciendo el Gobierno de Canarias un análisis del impacto que tienen esas subidas de impuestos en nuestra economía con el cero turístico y con la mayor caída del producto interior bruto?

La realidad, señor Rodríguez, es que lo primero que hizo usted al llegar al Gobierno, ustedes, el Gobierno de las flores, fue subir los impuestos. Subió el impuesto de sucesiones y donaciones, eliminó bonificaciones al IRPF, subió el impuesto a la energía, y ahora estamos viendo y sufriendo también los precios de la factura de la luz en este Gobierno de izquierdas. La realidad, señor Rodríguez, es que cuando hemos hablado de defender el Régimen Económico y Fiscal, su actuación ha estado muy lejos de ejercer su supuesta capacidad como socio prioritario del Partido Socialista. Lo cierto es que, cuando nos han arrebatado el diferencial fiscal en las producciones audiovisuales en Canarias desde hace un año, ni usted ni su partido, Nueva Canarias, han conseguido nada. Hemos estado un año y todavía seguimos pendientes de lo que pueda ocurrir.

Miren, señorías -termino en un minutito-, me gustaría llamar la atención en este Parlamento... (Se produce el corte del sonido por el sistema automático de cómputo del tiempo y la Presidencia le concede un tiempo adicional). Ayer, 7 de junio, el Régimen Económico y Fiscal de Canarias cumplía 30 años. 7 de junio de 1991, se creaban las figuras fiscales como el IGIC, los incentivos... Nuestra realidad que podría cambiar Canarias y que cambió Canarias en los siguientes treinta años. Usted, señor Rodríguez, supuesto nacionalista, ni sopló las velas. Ni una sola referencia al menos por el miembro del Gobierno responsable de Hacienda que dice ser nacionalista y defender las singularidades que ni siquiera menciona...

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora Dávila.

Turno para el Gobierno, señor Rodríguez.

Adelante, señor vicepresidente.

El señor VICEPRESIDENTE DEL GOBIERNO Y CONSEJERO DE HACIENDA, PRESUPUESTOS Y ASUNTOS EUROPEOS (Rodríguez Rodríguez): Señor presidente, señorías.

Agradezco la comparecencia, porque es política, y yo sostengo que este es un órgano esencialmente político, que representa los diversos intereses populares de Canarias, y aquí debemos hablar de las cuestiones que importan a la mayoría, a la sociedad canaria, a la actual y a su futuro. Y yo soy un firme defensor del papel de lo público y del Estado. Creo que solo es posible la democracia cuando se tiene un Estado fuerte, un Estado democrático, un Estado que cumpla con las reglas que establece. Léase, por ejemplo, en toda la dimensión social y económica, la propia Constitución española, bastaría con cumplir la Constitución para ser una sociedad mucho más justa.

Y una de las claves del papel de lo público, en la respuesta compleja y diversa de las sociedades modernas, está en la fiscalidad, señorías, y sobre este asunto se hace demagogia, simplificación y se engaña a la ciudadanía. Yo defiendo una política fiscal suficiente para cubrir las necesidades y derechos y garantizar las libertades que hemos decidido pactar. No se puede pedir una sanidad como la finlandesa y no pagar impuestos, señorías, no se pueden pedir miles de empleados públicos y a la vez pedir rebajas fiscales. Bueno, sí se puede, cuando se está en la oposición y se es un irresponsable, sí se puede. El problema es que los que dicen eso, cuando han gobernado, han hecho justo lo contrario y el que les habla, cuando no gobernaba, decía esto y ahora que gobierna lo hace. Esa es la diferencia, esa es la diferencia sustancial, de ser coherente, de mantener una lógica, de tener principios, de tener política, y eso es lo que hace el que les habla y el partido que representa.

Yo defiendo una política fiscal asimilable a los países más desarrollados y más democráticos del mundo, una política fiscal en la que pague todo el mundo, pero que paguen los que más tienen. Es necesario revisar la fiscalidad en España para que la riqueza pague más, porque el 82 % de los ingresos fiscales proceden de las rentas del trabajo, señorías, y no de las rentas del capital, y en eso también nos tenemos que asimilar a los países de nuestro entorno.

Y, por supuesto, defiendo que pague todo el mundo, perseguir el fraude. Por cierto, la inmensa mayoría del fraude no es de los fontaneros, señorías, es de los poderosos, siempre, también, de los poderosos. Son los que se llevan el 70 % del dinero a los paraísos fiscales, señorías. De manera que sí a una política fiscal revisada, una política fiscal suficiente para garantizar los derechos de la gente, sí a una política fiscal que haga pagar a los que más tienen lo que les corresponde, también perseguir el fraude. Todo esto, señorías, lo dice la Constitución española. Y ahora ha habido nuevas necesidades en materia fiscal. Los impuestos ambientales no estaban hace un siglo, señorías, los impuestos ambientales llevan veinticinco o treinta años debatiéndose en los países más desarrollados y también en el Estado español, y es necesario colocar la fiscalidad ambiental no tanto como un instrumento recaudatorio sino como un instrumento de disuasión para evitar acabar con el planeta que nos acoge, señorías.

En este contexto de la crisis pandémica se ha puesto en valor el papel de lo público. Lo decía antes en la otra intervención, esos 145 000 millones que han inyectado recursos a una Seguridad Social en la que no dan los números, que tiene más gastos que ingresos, esos 145 000 millones para financiar los salarios de millones de trabajadores, para proteger a cientos de miles de empresas, esos recursos para ayudar ahora a las pequeñas y medianas empresas, pero también para, en el año 2020, haber incrementado el gasto sanitario en relación con el 2019 un 23,3 %, señorías, y para haber incrementado el esfuerzo en el sistema educativo un 13,1 %. Es esa la política que defiende este Gobierno y desde luego que defiende Nueva Canarias.

Necesitamos revisar la política fiscal, señorías, hay que revisar la política fiscal para que las rentas del capital, los ricos paguen más, con claridad absoluta, y que las rentas del trabajo paguen en función de la progresividad.

Biden, presidente norteamericano -llamarle socialdemócrata es un exceso-, está diciendo a boca llena: para poder financiar los 6 billones de dólares que va a inyectar en dos años en la economía norteamericana, a los trabajadores y a los servicios, a las infraestructuras y a las empresas, la necesidad de revisar la política fiscal norteamericana. Está proponiendo un impuesto de sociedades del 21 %, mínimo. Lo ha defendido en el G-7.

Y yo estoy de acuerdo, señorías, va a venir la armonización fiscal de arriba p'abajo. Eso es verdad, señoría, y vamos a estar atentos, y yo le aseguro que no necesito avisos para estar atento. Vamos a defender en ese marco, en ese marco, el diferencial fiscal canario, porque, si no, esos datos que antes decía de riesgo de pobreza, de tasas de desempleo, de desconvergencia económica nos hundirían en el desastre. Vamos a defender el diferencial fiscal. No vamos a estar de acuerdo con el impuesto al queroseno si los aviones vienen a esta tierra o a otras regiones ultraperiféricas, no vamos a estar de acuerdo con la armonización del impuesto de sociedades si eso supone acabar con nuestro Régimen Económico y Fiscal, pero vamos a estar de acuerdo, señorías, con que los impuestos del Estado cedidos a las comunidades autónomas se armonicen. Nosotros no estamos de acuerdo con lo que hace la presidenta de Madrid, no estamos de acuerdo con que, aprovechando la renta de situación, haga dumping fiscal a las comunidades de al lado con el impuesto de donaciones y sucesiones y con el impuesto del patrimonio. Nosotros vamos a apoyar una armonización con horquilla, como dice el comunista de Feijóo, presidente de Galicia, como dice el comité de expertos que nombró Montoro en el 2014 y reiteró en 2017. Y, por cierto, en ese comité de expertos ni en el 2014 ni en el 2017 había ningún canario, señoría. Una cuestión es la financiación autonómica y otra el comité de expertos. Nosotros vamos a opinar, porque nos han invitado a opinar y opinaremos, pero en cualquier caso las decisiones se toman no por el Gobierno sino por las Cortes Generales, y lo que hay que tener allí es representantes que defiendan a esta tierra y no siempre los conseguimos.

De manera, señorías, que sí a la revisión fiscal, salvando nuestro diferencial, poniendo sobre la mesa los impuestos ambientales, sin duda ninguna, para recuperar el papel de lo público, que en esta ocasión más que clara el Estado ha estado a la altura de las circunstancias. 145 000 millones de recursos públicos, ¡el doble, señorías, en quince meses 145 000 millones, señorías, el doble de lo que vamos a recibir de subvenciones de la Unión Europea en un sexenio!

Estos son los datos, señorías, y por eso yo hablo siempre de contextos, porque es la mejor manera de acertar, y lo vamos a seguir haciendo.

Sí a la revisión fiscal, sí al diferencial fiscal, sin duda ninguna sí a los impuestos ambientales, y lo que tenemos que hacer, señoría, es ser coherentes, decir lo mismo cuando se está en la oposición o en el Gobierno y, sobre todo, hacer lo que se pregona en la oposición y luego hay que hacerlo en el Gobierno. Yo puedo presumir de eso, señoría.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor Rodríguez.

Turno para los grupos no proponentes. Grupo Mixto.

Señor Fdez. de la Puente, tiene la palabra.

El señor FDEZ. DE LA PUENTE ARMAS: Gracias, presidente. Señor vicepresidente, consejero.

El contenido del programa de estabilidad para el periodo 2021-2024 que había presentado el Gobierno de España se elaboró basándose en previsiones macroeconómicas del mes de octubre, con ocasión de la presentación de la Ley de Presupuestos Generales del Estado, cuando la economía española dejaba atrás la primera ola de la pandemia y venía de un tercer trimestre en el que había perspectivas, al menos perspectivas, de un tímido crecimiento, de una tímida recuperación. Desde entonces nuestra coyuntura económica, como la de los principales países de nuestro entorno, ha estado marcada por la segunda y sobre todo por la tercera ola de la pandemia, que, aunque han tenido un impacto muy inferior a la primera, han incidido significativamente en el ritmo de crecimiento, en el ritmo de recuperación. A mediados de este mes de febrero, una vez más, esa tercera ola fue quedando atrás y en las comunidades autónomas se fueron desescalando sus restricciones. La coyuntura empezó a recuperarse, insisto, muy tímidamente, aunque es evidente que el primer trimestre del 2021 ha sido, no difícil, sino muy difícil, con un impacto considerable que ha ralentizado la recuperación económica que habíamos iniciado a mediados del año pasado, con las ayudas anunciadas a las pymes y a las empresas que aún no habían llegado.

Según datos consolidados de la contabilidad nacional del Ministerio de Hacienda a 31 de mayo, Canarias ha pasado en 2020 de una capacidad de financiación de 36 millones de euros, un 0,08 de su PIB, a un déficit en el 2021 de -359 millones de euros, es decir, -0,78 de su PIB, siendo la media estatal del 0,29.

Usted mismo, señor consejero, mostraba su preocupación a mediados del pasado mes de mayo en el foro Canarias tras el COVID-19 por el hecho de que la economía canaria ha ido divergiendo de la española en magnitudes como el PIB per cápita, que en el año 2000 estaba casi en una media del 97,8 %, mientras que en el año 2019, antes de la crisis, bajó al 82 %, siendo además la previsión de cierre para este año 2020 de apenas el 72 % con respecto a la media del Estado.

Por otro lado, según los datos publicados el pasado 2 de junio por el Ministerio del Trabajo y Economía Social, el número de desempleados registrado en el mes de mayo en Canarias bajó en 5106 personas, una caída inferior en términos relativos a la registrada a nivel nacional, del -3,31 frente al 1,81. Es insuficiente dada la situación que atravesamos a consecuencia del parón económico motivado por las medidas restrictivas a consecuencia de la COVID-19.

Dicho esto, todos coincidimos en que habrá que recalibrar la cesta de impuestos, siguiendo las recomendaciones del Banco de España, pero primando antes la fase de estímulo para salvaguardar las rentas y el tejido productivo y apostando firmemente por reducir el déficit y la deuda pública, sin dejar por ello de fortalecer el sistema del bienestar.

Yo le pido y le reitero lo que he dicho también en otras ocasiones: es necesario, aparte de las ayudas a las pymes, a las empresas, a las familias, el alivio fiscal para mantener las empresas, para consolidarlas y no destruir más empleo.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, don Ricardo.

Turno para el Grupo Parlamentario Agrupación Socialista Gomera. Señora Mendoza.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ: Gracias, presidente. Buenas tardes, señorías. Buenas tardes de nuevo, señor vicepresidente.

Está claro que siempre que se habla de un cambio de fiscalidad se desatan por parte de todas las formaciones políticas debates apasionantes. Además, todos parecen tener la solución, que normalmente es la contraria a la que decide el Gobierno.

Además, señor vicepresidente, también estoy de acuerdo en que es bueno apostar por una política fiscal parecida a los países de nuestro entorno, pero también entonces no solo debemos aspirar a parecernos en la fiscalidad sino también en la educación, en los derechos sociales, en las políticas económicas, y ahí todavía tenemos un largo camino que recorrer.

Las políticas fiscales son instrumentos potentes, todos lo tenemos claro, para la transformación socioeconómica de cualquier sociedad, además son fundamentales para dar cobertura, como usted ha dicho, a los servicios públicos básicos. Además, llevar a cabo estas políticas es complejo, es delicado, porque pueden afectar directamente al bolsillo de los ciudadanos. Por eso nosotros insistimos en que hay que intentar aplicarlas sin asfixiar a quienes menos tienen.

Ahora bien, independientemente de que estemos de acuerdo o no con la subida de determinados impuestos, debemos recordar que las autoridades europeas llevan años solicitando a España que debe elevar su presión fiscal y ahora con los fondos de recuperación encima de la mesa Europa exige al Estado que afronte una reforma fiscal importante, entre otras medidas, para poder recibir estos fondos tan necesarios, dada la situación que está atravesando nuestro país. Ante este escenario de tener que subir los impuestos, lo que sí pedimos desde nuestro grupo parlamentario es que se haga de manera razonada y con mucha sensibilidad, teniendo en cuenta las economías más débiles. Y, por supuesto, que estamos de acuerdo con usted en que quienes más tienen más deben pagar, pero también sin poner en riesgo la recuperación económica.

Señor vicepresidente, a nuestro parecer, además pone en peligro la recuperación de Canarias el anunciado impuesto a los billetes de avión, porque no solo implica una pérdida de competitividad para nuestra industria turística, también reduce la cohesión de Canarias como RUP con el resto del territorio nacional, por lo que sería adecuado que el Gobierno de Canarias planteara que se exceptuara a Canarias del mismo por nuestra ultraperificidad.

En cuanto al impuesto al diésel, es una medida que responde a la sostenibilidad, como el impuesto a los plásticos o los residuos, los impuestos de matriculación destinados a los vehículos más contaminantes, pero también hay que revisar si este impuesto al diésel puede perjudicar de alguna forma la recuperación económica a la hora de aplicarlo y cómo afecta a la fiscalidad diferenciada de Canarias en materia de combustibles. Teniendo claro, por supuesto, que tanto el sector del transporte y la movilidad deben apostar... (Se produce el corte del sonido por el sistema automático de cómputo del tiempo y la Presidencia le concede un tiempo adicional) -gracias, presidente- por vehículos con cero emisiones, ya que la sostenibilidad es la meta y el diésel en Europa podríamos decir que tiene las horas contadas.

En cuanto a otros impuestos previstos, como el de la imposición a la riqueza, como decía antes, por supuesto que estamos de acuerdo y se debe apostar siempre por la progresividad y que quienes tienen más deben aportar a la sociedad. Creo que eso es indiscutible.

En definitiva, señor Rodríguez, lo que le solicitamos es que se estudien bien las medidas que nos afectan y que se tengan en cuenta nuestras singularidades y que esas medidas que se lleven a cabo nos afecten lo menos posible.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora Mendoza.

Turno para el Grupo Parlamentario Sí Podemos Canarias. Señor Marrero.

Adelante.

El señor MARRERO MORALES: Buenas tardes, señorías.

Cuando habitualmente los grupos de la oposición en este caso suben a esta tribuna para hablar de impuestos, generalmente no unen en el discurso impuestos para qué y fundamentalmente el mantenimiento del estado del bienestar, ponen el grito en el cielo hablando de si hay una previsión a nivel de Estado sobre una subida de impuestos. Yo creo que más que una subida de impuestos lo que está previsto fundamentalmente es un rediseño de los impuestos, porque los impuestos en el Estado español son relativamente altos, algunos, con respecto a otros; sin embargo, estamos por debajo en recaudación de la Unión Europea, de la media de la Unión Europea, de un 6 %. ¿Y a qué se debe eso?, pues se debe a las muchas deducciones fiscales que suele haber en torno a determinados impuestos, a los tipos reducidos que se les aplica con frecuencia, IVA, IGIC, etcétera, y a la economía sumergida. Esos tres elementos son los que tendrían que entrar dentro de un rediseño del sistema tributario español; por tanto, ahí Canarias tendrá que negociar también sus peculiaridades, etcétera, pero en general se corresponde con eso.

Yo quisiera hacer referencia, por ejemplo, este fin de semana escuchábamos la subida universal, ese impuesto universal del G7 de un 15 %, que los Estados Unidos proponen un 21, aunque internamente se propone un 28. Y lo propone como mecanismo de defensa, no porque sea una hermanita de la caridad, sino como mecanismo de defensa para que otros países no compitan con ellos a la hora de las inversiones, está claro, y para poder obtener más ingresos como se hizo en los años 40, 50 o 60, tanto en Estados Unidos como en Gran Bretaña, donde se plantearon impuestos que podían llegar hasta el 90 y el 93 %, y no hubo mayores quejas porque había que cooperar en momentos de crisis.

Hay gente como Piketty que dice que a quien disponga de cien veces el patrimonio medio se le debería aplicar un tributo del 10 %, a quien tenga mil veces el patrimonio medio el 60 % y a quien tenga diez mil veces el patrimonio medio, un 90 %. O gente como Raventós o el economista Zucman en este caso, Zucman, que defiende que la eficiencia de un impuesto a la riqueza debe ser del 75 al 80 %. Raventós, por ejemplo, plantea que las grandes fortunas son un peligro para la libertad de la mayoría, pero ese podría ser otro debate. Sin embargo, planteamos nosotros, desde Sí Podemos Canarias, que es inadmisible que a nivel internacional 147 empresas se lleven el 40 % de la riqueza del planeta. Eso es inadmisible. Por tanto, tiene que haber una redistribución de la riqueza y en esa línea caminar.

Es absolutamente incomprensible y contradictorio... (Corte del sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo) -¿Me deja un momento más, señor presidente? (La Presidencia le concede un tiempo adicional)- y contradictorio que quienes dicen defender el estado del bienestar a su vez estén diciendo que hay que bajar impuestos. Es decir, de qué lado se posicionan, porque una cosa y la otra son indefendibles al mismo tiempo.

Nosotros, desde Sí Podemos Canarias, tenemos claro que nos posicionamos por que aporte más quien más tiene y haya una redistribución de la riqueza en la sociedad para poder seguir manteniendo el estado del bienestar y para que la mayoría social tenga respondidas sus demandas.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Marrero.

Turno para el Grupo Parlamentario Nueva Canarias. Señora González, adelante.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña María Esther) (telemáticamente, desde fuera de la sede): Gracias, presidente.

La armonización fiscal vuelve a estar de actualidad, pero no solo en España, también en Europa y en el resto del mundo, de hecho ahí está Estados Unidos y el señor Biden, porque es que el descomunal gasto público con el que los países han tenido que responder al embate de la pandemia ha acelerado este debate, que no es nuevo, que se arrastraba desde hace muchos años, y, de hecho, los ministros de Economía del G7 alcanzaron el acuerdo de incrementar en principio un impuesto mínimo o que haya un mínimo de impuesto de sociedades del 15 % frente a las prácticas dumping. Este dumping que viene referido a los beneficios fiscales que ofrecen algunos territorios a través de deducciones y bonificaciones y que no hacen otra cosa que crear competencia desleal. Pero, llegados aquí, manifestar que desde Nueva Canarias estamos absolutamente a favor de la implantación de un tramo mínimo del impuesto de sociedades y que no es de recibo que las grandes empresas con importantes beneficios paguen cantidades insignificantes o no paguen nada. El dumping fiscal no puede ser una opción ni en España ni en Europa ni en el resto del mundo. Esta práctica solo lleva a una caída aún mayor de la recaudación del impuesto de sociedades más desigual y que, además, imposibilita, en mayor medida, financiar los servicios públicos fundamentales, que se han determinado en esta pandemia como básicos y necesarios.

De la misma manera, tampoco desde Nueva Canarias apoyamos que las grandes fortunas paguen menos impuestos que las clases medias y las bajas. Siempre hemos reivindicado una política fiscal en la que paguen todos los que tienen que pagar y que paguen más los que más tienen o los que más ganen.

Pero, eso sí, eso no impide que nos preocupe que algunas de estas decisiones que se puedan estar tomando o se vayan a tomar afecten a la fiscalidad canaria, que afecten a la competitividad de nuestro territorio, que afecten a nuestro REF y que afecten, en este caso, a la Zona Especial Canaria. En principio, esto no debería ocurrir, porque nos amparan las normas europeas, nos ampara la Constitución española y nos ampara la propia ley del REF, que recoge nuestro propio diferencial y que por supuesto hay que preservar. Pero cierto es que tampoco nos podemos relajar, porque antecedentes tenemos de intentos de eliminar este diferencial. Y eso lo que hace necesario es que estemos vigilantes, que estemos todos vigilantes para evitar que esas situaciones se vuelvan o se puedan reproducir.

Pero también les digo: de la misma manera es pura demagogia decir que en Canarias la presión fiscal es mayor que en otras comunidades autónomas, ayer dijo el señor Enseñat incluso que era mayor que la de Madrid.

Yo, respecto a la propuesta tributaria que España ha enviado a Bruselas, entiendo que en algunas cosas es muy genérica, pero sí que defendemos la necesidad de llevar a cabo una armonización fiscal de los tributos cedidos a las comunidades autónomas, del impuesto sobre el patrimonio, sobre sucesiones y el de donaciones, sobre todos aquellos...

El señor PRESIDENTE: Señora González, disculpe.

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña María Esther) (telemáticamente, desde fuera de la sede): Perdón.

El señor PRESIDENTE: Se le ha acabado el tiempo. Le doy unos segundos para que finalice. ¿De acuerdo?

La señora GONZÁLEZ GONZÁLEZ (doña María Esther) (telemáticamente, desde fuera de la sede): Vale.

... sobre todo en los que las comunidades autónomas tenemos capacidad normativa. Y tenemos que dotar de armonización al sistema y actuar con más rigor, dejando de lado el mercadeo político.

Gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señora González.

Turno para el Grupo Parlamentario Popular. Señora Navarro, tiene la palabra.

La señora NAVARRO DE PAZ: Gracias, presidente. Señorías.

Hoy volvemos a hablar aquí de subida de impuestos. Ese hachazo fiscal de los socios de este Gobierno en Madrid, que para usted, señor Rodríguez, ni rozará el archipiélago. Abro comillas: mientras el pacto de las flores tenga la mayoría en este Parlamento, la subida de impuestos que prepara el Gobierno de España no afectará a Canarias. Eso es lo que dijo usted hace unos días aquí, en este hemiciclo. Hoy nos dice lo contrario y, además, tiene la caradura -y permítame que se lo diga así de claro- de sacar pecho porque está usted luchando contra el fraude fiscal. ¿Qué fraude fiscal, señor Rodríguez?, ¡somos los campeones de la economía sumergida! ¡Mire los datos, señor Rodríguez!

¿Qué hemos escuchado, señorías? Pues lo de siempre, el rancio argumentario del que tira el señor Rodríguez, que paguen los ricos, para justificar lo injustificable. ¿Qué hemos escuchado? Pues circunloquios, demagogia, malabares dialécticos para ocultar lo que todos sabemos, que la subida de impuestos, diseñada por el insaciable recaudador en el que se convierte la izquierda cada vez que llega al Gobierno... Claro que afectará a Canarias y de qué manera.

Mire, señor Rodríguez, al sablazo que ya nos trajo usted en el 2020 con la subida del IGIC, ese impuesto que solo pagan los ricos, y el incremento del impuesto de sucesiones, que nos ha colocado a nosotros, los canarios, entre los que más pagamos por la pérdida de un ser querido, se une ahora el atraco fiscal que el presidente Sánchez ha prometido en Bruselas. España no solo es el único país de la Unión Europea que ha subido impuestos durante la pandemia sino que encima se ha comprometido a subir la recaudación un 7 % más del PIB, es decir, 80 000 millones de euros más. Que piensa sacar, ¿del bolsillo de quién?, de todos nosotros, los españoles. Un alza fiscal que iban a pagar, le recuerdo, las grandes empresas y los grandes patrimonios, pero, como siempre, ha sucedido lo contrario. ¿El grueso quién lo paga? Bueno, pues, las rentas medias y bajas.

Mire, a su atraco fiscal del 2020 se une una subida de más de diecisiete impuestos. ¿De verdad que alguien que no pertenezca al pacto de gobierno puede pensar en serio que Canarias saldrá de rositas de este infierno fiscal? Señorías, háganse a la idea, nos van a cobrar hasta por respirar. De hecho, ya han empezado, desde el pasado mes de enero, señor Rodríguez, nos han subido la friolera de doce impuestos. Y van a seguir, plantean eliminar la reducción de la tributación conjunta, que afecta -escúchenme- a 328 000 ricos jubilados canarios, planean armonizar el impuesto de sucesiones y donaciones. Señor Rodríguez, nos lo va a volver a subir, esa es la pregunta que nos hacemos.

Disfrazan como tasa ecológica lo que en realidad es un golpe de gracia a nuestra economía, suben el impuesto de matriculación... (Corte del sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

El señor PRESIDENTE: Termine, señora Navarro.

La señora NAVARRO DE PAZ: Gracias.

Aumentan el diésel, que afecta a 400 000 conductores canarios y prácticamente al 100 % de nuestros autónomos y transportistas. ¿Qué pasa, señor Rodríguez, son todos ricos? Dígalo, dígalo claro.

Y es que, señorías, este nuevo hachazo fiscal va a ser la losa que lastre la recuperación de Canarias, porque le da la puntilla al turismo con la subida de las tasas aeroportuarias y la subida de los billetes de avión.

En definitiva, señorías, ¿quiénes son los ricos en estas islas, los que tienen un seguro de...? (Corte del sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

El señor PRESIDENTE: Concluya, señora Navarro.

La señora NAVARRO DE PAZ: ¿Quiénes son los ricos en Canarias, señor Rodríguez, los que tienen un seguro de coche, un seguro de hogar, los que consumen bebidas azucaradas, los que compran por internet, los pensionistas, los que hacen declaración conjunta, los que tienen que levantarse de madrugada para poner la lavadora?

Mire, hay que ser muy ingenuo, muy ignorante para mantener sin avergonzarse que un hachazo fiscal de esta magnitud no vaya a afectar negativamente al crecimiento y la creación de empleo, justo lo que necesitamos en este momento.

Muchas gracias por su generosidad.

(Aplausos).

El señor PRESIDENTE: Gracias, señora Navarro.

Turno para el Grupo Parlamentario Socialista. Señor Álvaro Lavandera.

Adelante.

El señor ÁLVARO LAVANDERA: Gracias, presidente. Señorías.

Señora Dávila, quiero empezar por usted, porque la he escuchado atentamente, igual que al resto, y creo que agitar fantasmas nacionalistas sin motivo para ello no procede a estas alturas de la película. Se quejaba usted de que no hubiese soplado velas el señor consejero de Hacienda. Usted es vicepresidenta de este Parlamento y exconsejera de Hacienda y no creo que se haya preocupado por que haya una declaración institucional por el cumpleaños del REF. A mí me parecen, de verdad, argumentos que no interiorizan mucho el tema que nos ocupa.

Subida de impuestos. Usted habla de subida de impuestos, el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia habla de adaptación del sistema impositivo a la realidad del siglo XXI. Usted habla de subida de impuestos, igual que habla el Partido Popular. Creo que ya puede sumarse a la recogida de firmas del Partido Popular, como socio prioritario del partido que son, pero le digo que una adaptación del sistema tributario va mucho más allá de lo que se ha dicho.

Usted ha hablado solo del componente 28, se ha saltado el componente 27, el componente 27 sobre medidas y actuaciones de prevención y lucha contra el fraude fiscal, entre las que quiero destacar la ley de lucha contra el fraude, en tramitación parlamentaria, ya casi a su término, donde se evitarán, entre otras cuestiones, pagos en metálico, cajas B, amnistías fiscales -no sé si le suena un poco esto a la señora Navarro, que está muy de moda, ¿no?, hablar de cajas B, etcétera-.

En cuanto a las medidas que se han puesto en marcha, las que se han puesto en marcha, que dice usted que afectan a las rentas bajas: ¿afecta a las rentas bajas el impuesto sobre transacciones financieras, el 0,2 % sobre la compraventa de acciones de empresas con capitalización bursátil superior a 1000 millones de euros, afecta a las rentas bajas?, ¿afecta a las rentas bajas subir el impuesto de la renta a la base liquidable general de más de trescientos mil euros, a la base del ahorro de más de doscientos mil euros?, ¿afecta a las rentas bajas el límite de la deducción fiscal de los planes de pensiones?, ¿afecta a las rentas bajas aumentar un punto el impuesto de patrimonio para patrimonios superiores a 10 millones de euros? Creo que no, creo que no, que en Canarias no.

En cuanto a las medidas que contribuyan a la transición ecológica: ¿tributar sobre los residuos le parece mal?, ¿sobre los envases de plástico le parece mal?, ¿sobre los gases de efecto invernadero, mal?, ¿le parece mal la movilidad sostenible? No se sube el impuesto al diésel, se reducen bonificaciones. Es que hay una realidad paralela en su concepción de la tributación, de la derecha en general, tanto de la derecha nacionalista como de la derecha nacional, la de las firmas, que no tiene nada que ver con la realidad. Y, por cierto, ninguna de ellas está en vigor por ahora.

¿Sabe lo que ha hecho Francia? Prohibir los vuelos domésticos que puedan realizarse en dos horas y media en tren.

Son medidas que no nos van a afectar y ustedes están agitando y previendo un futuro paralelo que no existe, pero, bueno, les viene bien... (se produce el corte del sonido por el sistema automático de cómputo del tiempo y la Presidencia le concede un tiempo adicional) para ese discurso nacionalista en el que dicen que, bueno, que es malo subir el IVA y creen que el IVA afecta a Canarias, ¿no?, cuando habla del impuesto a las bebidas azucaradas, que es lo que se ha subido, el IVA al 21 %, para la salud, o critican que se suba el impuesto sobre la prima de seguros dos puntos, cuando lo creó Aznar en el año 1996, que lo creó en cuatro puntos, que en 1998 ya lo subió otros dos puntos, y después de tanto tiempo se sube dos puntos más y todavía está bastante por debajo de la media europea.

Termino, veinte segundos, señor presidente, por... (se produce un nuevo corte del sonido por el sistema automático de cómputo del tiempo y la Presidencia le concede un tiempo adicional). Desde luego, esto es un tema que da para mucho, pero con rigor, no con las soflamas populistas que he oído hoy. Una reforma del sistema tributario que persigue hacerlo más equitativo, progresivo y justo, diseñar una fiscalidad verde, incorporar la perspectiva de género, potenciar políticas públicas, como la de salud, un sistema tributario que contribuya a la recuperación económica de España, a la creación de empleo y la sostenibilidad del estado del bienestar, eso sí beneficia a las rentas bajas.

Gracias.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor Lavandera.

Turno para el grupo proponente, señora Dávila.

Adelante.

La señora DÁVILA MAMELY: Gracias, señor presidente.

Señor Rodríguez, nos hemos quedado de piedra con el mitin que nos ha largado desde la tribuna de oradores. ¡De piedra! Usted ha venido aquí con el curso básico de la Constitución, de asesor de Biden y sin haberse estudiado el impacto que tienen todas estas subidas de impuestos sobre la economía canaria, sobre los tributos sobre los que usted mismo tiene competencias y qué va a hacer, y no ha dado respuesta a ni una sola de las cuestiones.

La primera, y muy clara: ¿quién es el equipo de expertos que está estudiando esta cuestión en Canarias y a quién ha nombrado usted para estudiar las singularidades que tiene Canarias -fiscales-, recogidas en nuestro REF, ancladas en el Estatuto de Autonomía y en la Constitución? Somos región ultraperiférica, tenemos una fiscalidad diferente, tenemos figuras fiscales recogidas en nuestro REF y en la constitución europea por nuestra singularidad, y usted no se lo estudia, viene aquí, nos habla de Biden, se pega un discurso grandilocuente pero ausente de trabajo, de esfuerzo y de una hoja de ruta, más allá de tener un tono más o menos elevado en la tribuna de este Parlamento. Mire, yo no le digo que lo haga usted, señor Rodríguez, yo no digo que se ponga usted a estudiar, señor Rodríguez, ya sé que no lo va a hacer, pero hace falta que nombre a un grupo de expertos que analice impuesto por impuesto, cuáles corresponden a la capacidad normativa que tiene Canarias. ¿Qué va a hacer con el impuesto especial de combustibles y con el diesel?, ¿cómo va a afectar a las mercancías que vienen a Canarias, porque también hay un transporte que transcurre por la península, qué impacto tiene por los sectores? ¿Hay un impuesto para los envases?, ¿qué impacto tiene sobre la industria canaria que utiliza más envases, cómo se va a hacer esa transición? ¿Hay un impuesto sobre los residuos?, ¿cómo va a impactar a Canarias, que tiene unos residuos que tiene que exportar? Hay un impuesto sobre la circulación y la matriculación, ¿qué va a hacer Canarias, cómo impacta a Canarias, que tiene la flota de vehículos públicos más antigua? Mucho más que Alemania, mucho más que la media de la península. Todo eso lo tienen que estudiar. Esto no es una cuestión de ser de letras o de ciencias, es de trabajo, de esfuerzo, de hoja de ruta, de saber lo que se tiene que hacer.

Señor Rodríguez usted no está en donde tiene que estar. Céntrese, es consejero de Hacienda, es consejero de Asuntos Europeos: ¡ni un solo viaje a Bruselas ha hecho usted!, ¡ni uno! En este momento, donde nos estamos jugando la fiscalidad de Canarias, ni un solo viaje, señor Rodríguez. Esto requiere rigor, seriedad, más allá de darnos una charleta, un discursete, más o menos subido de tono respecto a la Constitución española, la progresividad de la... ¡Claro que sí!, si en eso podemos estar todos de acuerdo, pero hay que ir a lo concreto, y en lo concreto usted no está.

Y yo le quiero recordar que supuestamente usted tiene una posición privilegiada porque está sosteniendo a un Gobierno socialista, del Partido Socialista, que está en el Gobierno de Canarias y también en el Gobierno de Madrid. Pues digo yo que podrá hacer usted algo. Pero yo no estoy viviendo en una realidad paralela, señor Lavandera, cuando ustedes, después de un año, han dejado a los rodajes, al sector audiovisual en Canarias, tirados, colgados de la brocha, un año más tarde. Ni el señor Rodríguez ni Nueva Canarias ni ustedes han hecho nada por el sector. Y no lo han cambiado y quedan menos de cuatro Consejos de Ministros para que se apruebe el real decreto y no perder quince años de trabajo y esfuerzo. Se aprueba aquí por unanimidad, pero ustedes llegan al Congreso de los Diputados y presentan una enmienda que en el último momento hemos tenido que transar. ¿Sabe por qué? No, señora... yo sé, señora Fierro, que usted hizo el esfuerzo. ¿Sabe por qué?, porque Podemos le iba a votar en contra, porque resulta que el viceconsejero es de Cultura. No hay una razón, ustedes votan allí y veremos a ver qué hace la ministra, veremos qué hace la ministra de Hacienda. Pero mucho me temo que después de un año no se trata de un olvido, señora Fierro, después de un año hay una voluntad expresa de acabar con el Régimen Económico y Fiscal de Canarias y hay una voluntad expresa de cargarse... Mire, y esa voluntad expresa quedó reflejada en los presupuestos fallidos de Pedro Sánchez, en los que elevaba el mínimo de tributación de sociedades al 15 % y dejaba fuera todas las figuras fiscales de Canarias, excepto la Zona Especial Canaria. Debe ser que estaba el actual viceconsejero de la Presidencia, que parece intentar tener bastante peso en las relaciones con Madrid, y ahí lo que tenemos es una bronca dentro del Gobierno, a ver quién tiene más peso, entre Presidencia y el consejero de Hacienda.

Bueno, señor Rodríguez, yo simplemente quería decirle que Canarias tiene una situación muy compleja. Nuestro producto interior bruto ha caído un 20 %, tenemos una tasa de desempleo muy alta. Es el momento del rigor, del trabajo, del esfuerzo. Cuente con Coalición Canaria-Partido Nacionalista Canario, con el Grupo Nacionalista, para afrontar de verdad toda la protección que requiere nuestro Régimen Económico y Fiscal.

Pero, mire, le voy a decir una cosa: el Gobierno se equivoca, porque la presión fiscal puede ser inferior al resto de la eurozona, pero el esfuerzo fiscal, que es el indicador per cápita, es mucho mayor, es mucho mayor. Por lo tanto, lo que va a ocurrir es que simplemente, simplemente, con la parálisis de la economía, con la necesidad de recuperar rápidamente, la recuperación rápida en el 2021 y 2022, llevando una política fiscal contractiva, con semejante subida de impuestos, lo único que conseguirá es paralizar más la economía, incrementar más el desempleo, aumentar el efecto de los estabilizadores automáticos, con un mayor gasto en prestaciones por desempleo, y una caída de la actividad que va a... (Corte del sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo).

El señor PRESIDENTE: Sí, concluya, señora Dávila.

La señora DÁVILA MAMELY: ... que va a impactar directamente en la deuda, en el déficit, que es lo que le preocupa a Bruselas.

Y sí, sí, señor Rodríguez: esta subida de impuestos, la mayor subida de impuestos, es para recaudar, recaudar 80 000 millones de euros. Que no salen de los bolsillos de los ricos, salen de los bolsillos de la ciudadanía; salen del transportista, que va por la carretera y que va a tener que pagar peaje antes de subirse en el barco y traer aquí los productos; o salen también del coste de nuestras exportaciones. Haga, por favor, el análisis de cuál va a ser el impacto y déjese de discursos grandilocuentes, pero que no nos llevan a ningún lado.

Y, de verdad, vaya a Bruselas, defienda nuestro estatus, hay que revisar los aspectos fiscales del REF en menos de un año y usted todavía no se ha movido.

Muchísimas gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señora Dávila.

Señor Rodríguez.

El señor VICEPRESIDENTE DEL GOBIERNO Y CONSEJERO DE HACIENDA, PRESUPUESTOS Y ASUNTOS EUROPEOS (Rodríguez Rodríguez): Señor presidente, señorías.

Nuestra primera y gran tarea en relación con la situación que estamos viviendo, una vez encauzada la respuesta a la pandemia gracias al compromiso de la sociedad canaria, de sus instituciones, con un perfil epidémico sensiblemente más soportable que la media de los pueblos de España y de Europa, es recuperar la economía, señorías, recuperar la economía, recuperar la economía privada, para recuperar el pulso al crecimiento y al bienestar. Y por eso hemos defendido con pasión los ERTE, las ayudas a la solvencia económica de las empresas, con los créditos ICO y las ayudas directas. Y por eso hemos peleado y conseguido hasta ahora una participación muy importante en los fondos extraordinarios de la Unión Europea y por eso cerramos un acuerdo en el 2021-27, el marco financiero plurianual, extraordinario, señorías, en ese presupuesto, a pesar de la salida del Reino Unido.

Por lo tanto, señorías, nuestra gran preocupación es la recuperación de la economía y creemos que estamos en condiciones, después de quince meses trágicos, de ir en un proceso de recuperación, de remontada de la actividad gracias a las políticas públicas de apoyo al empleo, a las empresas y, en definitiva, al bienestar de nuestra gente.

La revisión fiscal que se está discutiendo en el mundo entero, señorías, es ineludible, ineludible, y solo los oportunistas, solo los que engañan a la ciudadanía, solo los que hacen lo contrario de lo que dicen pueden tratar de conciliar esto de bajar impuestos y aumentar el gasto público. Eso es mentira. Y el ejemplo lo tiene el Partido Popular. Llevamos, al menos yo por ahora, señorías, una excelente memoria, pero ustedes recordarán la campaña electoral en la que Zapatero perdió las elecciones frente a Rajoy. ¿Recuerdan esa campaña electoral?, ¿la recuerdan? Vamos a bajar impuestos, decía Rajoy, y subió cuarenta y dos impuestos. Nunca en la historia de la democracia española hubo una subida fiscal más intensa y que recayera sobre los sectores más debilitados de la sociedad española y canaria. Esa es la lógica que ustedes representan, la de decir una cosa cuando están en la oposición y hacer la contraria cuando están en el Gobierno, señorías, y esto es, desgraciadamente, constatable.

La revisión fiscal que inicia Europa, que inicia España, que es ineludible, es ineludible... No se puede ir a los alemanes, a los holandeses, a pedirles un esfuerzo de su fiscalidad para tú hacer tus infraestructuras y mantener tus servicios y tener una presión fiscal de 6,3 puntos menos. No se puede, es insostenible. Y el Gobierno de España, sea del color que sea, tendrá que hacer una revisión fiscal que se asimile a las revisiones, a los modelos fiscales de la Unión, que son, insisto, justos y progresivos. Y eso significa que las rentas altas tienen que pagar más, señorías, que hay que perseguir los paraísos fiscales. Y eso es así, digan lo que digan y mande quien mande. Y el Gobierno español está obligado, entre otras cuestiones porque en el año 2020 perdió 80 000 millones de ingresos sobre las previsiones en relación con el 2019 y porque en este año 2021 va a perder de ingresos 50 000 millones, pero, sin embargo, ha mantenido el gasto sanitario, el gasto educativo, el gasto en Seguridad Social, señorías. Y esto son cuestiones elementales, aunque hay gente que no las entienda.

Nosotros vamos a estar atentos al proceso de debate, no, vamos a participar en ese proceso. Por supuesto que tenemos un grupo de expertos de las dos universidades y del departamento de Hacienda analizando la revisión del REF y analizando la revisión fiscal. Por supuesto, señorías, por supuesto, las dos universidades con sus mejores cuadros y el departamento de Hacienda, y presentaremos el informe que nos han solicitado desde el 15 de julio, el ministerio, para el comité de expertos, por supuesto.

No hay ni que decirlo, pero yo tengo una ventaja sobre algunos, y es que yo me leo los papeles y los entiendo, me los leo y los entiendo, señorías, porque cuando se dicen simplezas, expresa o que no se leen los papeles o que si se los leen no los entienden, y yo creo que es hasta peor, señorías. Tenemos diez puntos de diferencial fiscal en estos momentos con respecto al resto de España, diecisiete puntos con respecto a la zona euro, y ese diferencial fiscal hay que mantenerlo porque es un derecho conquistado y porque es consustancial a mantener, con dificultades, los niveles de bienestar que hemos conquistado y que, desgraciadamente, divergen de la media española.

Ustedes, cuando gobernaban en el 2017, 2018 y 2019, con un repunte de la economía extraordinario, el PIB canario en relación con la media española estaba en el 82 %, señorías. En esos veinte años se perdieron dieciséis puntos. Y es cierto que la pandemia ha hundido más el bienestar en Canarias y estamos en setenta y dos puntos del PIB, que había que retrotraerse al año 1962 para conseguir una divergencia tan amplia como la que tenemos en estos momentos. Por eso es determinante la recuperación de la economía, por eso ha sido fundamental la apuesta pública por mantener la actividad productiva y el empleo y por eso creo que estamos en condiciones de esa recuperación, señorías.

Nosotros defendemos los impuestos ambientales y vamos a defender, y no es incoherente, que el impuesto a los billetes, al queroseno no se aplique a los territorios ultraperiféricos. Lo hemos defendido en Bruselas, en el parlamento español, ante el Gobierno de España y aquí.

Nosotros vamos a defender una revisión fiscal y que el impuesto de sociedades tenga un mínimo común global y en Europa, pero vamos a defender que el impuesto de sociedades en Canarias tenga las diferencias que hemos conquistado. Y vamos a estar atentos a ese proceso.

Y también les digo, señorías: nosotros, cuando gobernamos, hacemos que el gasto educativo converja hacia el 5 % del PIB; cuando ustedes gobernaron, no, señorías, no. Esta mañana la consejera lo decía. Y vamos a hacer el esfuerzo que sea necesario, captando nuevos recursos, captando nuevos recursos para garantizar ir a ese proceso de convergencia. Que ustedes lo hicieron al revés, desconverger en relación con la riqueza en gasto educativo y ese esfuerzo lo vamos a mantener. Y sería muy deseable, señorías.

Yo iré a... -un minutito, un par de ellos-, yo fui a Bruselas antes de la pandemia... (Se produce el corte del sonido por el sistema automático de cómputo del tiempo y la Presidencia le concede un tiempo adicional). Durante este año y medio nos hemos manejado telemáticamente, el mundo entero, ¿no?, desde la presidenta de la Comisión a los comisarios, por supuesto con el Gobierno de España y entre nosotros. Y ahí están los datos, el presupuesto 2021-2027, ahí están los recursos del Next Generation que tenemos identificados, por ejemplo el React-EU. Y, por lo tanto, ahí están los datos y resultados de este Gobierno frente a otros.

Pero le digo lo siguiente, señorías: vamos a hacer todo el esfuerzo que esté en nuestras manos, todo el esfuerzo que esté en nuestras manos, para recuperar la economía privada, mantener los servicios públicos, hacerlos sostenibles, y yo creo que estamos en condiciones de conquistarlo. Yo espero que con la mayoría de ustedes, pero si ustedes no quieren, señorías, también tiraremos pa´lante. Yo sé que hay sectores de la oposición que estarán comprometidos; hay otros que yo doy por perdidos, doy por perdidos por lo que escucho aquí, pero creo que es necesario buscar amplios niveles de unidad para ese proceso de recuperación que necesitamos.

Y seguro, señorías, seguro, señorías, que lo vamos a conseguir porque esta sociedad ha demostrado... (corte del sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo) más que contrastada de saberse levantar cuando nos tumban. Y este esfuerzo, esta prueba que hemos tenido estos quince meses pone en evidencia que juntos recuperamos el bienestar, recuperamos el pulso del futuro y juntos debemos aprender también de los errores del pasado, donde algunos tienen más responsabilidades que otros, señorías, y los datos son también incontestables.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor Rodríguez.

Damos por finalizada la comparecencia, señorías, y suspendemos la sesión plenaria hasta las dieciséis cuarenta y cinco.

(Se suspende la sesión a las catorce horas y cincuenta y seis minutos).

(Se reanuda la sesión a las dieciséis horas y cincuenta minutos).

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señorías. Retomamos el pleno.