Diario de Sesiones 81/2021, de fecha 9/6/2021
Punto 5

10L/PNLP-0335 PROPOSICIÓN NO DE LEY, DEL GRUPO PARLAMENTARIO SOCIALISTA CANARIO, SOBRE ESTABLECIMIENTO DE UN PROTOCOLO PARA LA ATENCIÓN DE MENORES HUÉRFANOS Y HUÉRFANAS POR VIOLENCIA DE GÉNERO.

El señor PRESIDENTE: Continuamos, señorías, con la siguiente proposición no de ley, en este caso a propuesta del Grupo Parlamentario Socialista Canario sobre establecimiento de un protocolo para la atención de menores huérfanos y huérfanas por violencia de género.

Señora González, tiene la palabra. Adelante.

(Rumores en la sala).

La señora GONZÁLEZ VEGA: Gracias, presidente. Buenos días...

El señor PRESIDENTE: Silencio, señorías.

La señora GONZÁLEZ VEGA: Presidente...

El señor PRESIDENTE: Perdón, señora González, un momento, señora González. Señora González, un segundo.

Señorías, ruego silencio, por favor, un momento. Para poder continuar el pleno, señorías, si son tan amables de ocupar sus escaños y guardar un poco de silencio... Muchas gracias.

Señora González, adelante.

La señora GONZÁLEZ VEGA: Gracias, presidente. Buenos días, señorías.

Señorías, en muchas ocasiones hemos hablado en esta Cámara de violencia de género y, lamentablemente, ni podemos ni debemos dejar de hacerlo mientras las mujeres sigan siendo asesinadas a manos de sus parejas o exparejas. 1095 mujeres han sido asesinadas por violencia de género en nuestro país desde el año 2003, 17 mujeres asesinadas durante este año, 9 de ellas en las últimas semanas, negras para la violencia de género en España.

Desde el año 2013, que es el primer año desde que se dispone de información, 39 menores han sido asesinados en casos de violencia de género contra sus madres y 310 niños y niñas han quedado huérfanos. (Abandona su lugar en la Mesa el señor presidente. Ocupa la Presidencia la señora vicepresidenta primera, González González).

Según la macroencuesta de violencia contra la mujer del año 2019, casi el noventa por ciento de las mujeres que sufren violencia de género tienen hijos o hijas. Esto supone que 1 678 959 niños y niñas viven en hogares con violencia, lo que representa el 18 % de nuestra infancia, una situación que además se ha visto agravada con la pandemia.

Además, lamentablemente, en muchas ocasiones estos menores son utilizados como instrumento para ejercer violencia sobre sus madres, algo que se ha podido visibilizar gracias a la lucha de los movimientos de mujeres en nuestro país.

Por tanto, señorías, es evidente que las situaciones de violencia sobre la mujer afectan también a los menores que se encuentran en su entorno familiar y que son víctimas directas de esta violencia de género.

Por ello, señorías, permítanme, sin apartar la vista de las mujeres víctimas de violencia de género, poner hoy el foco en sus hijos e hijas, que, a pesar de que muchos también perdieron la vida o se han quedado sin madre, viendo cómo sus padres la asesinaban delante de ellos, fueron víctimas invisibles hasta el año 2004, cuando la Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de medidas de protección integral contra la violencia de género, los reconoce también como víctimas.

El artículo 19 de esa ley señala que las mujeres víctimas de violencia de género y los menores que se encuentran bajo su patria potestad o guarda y custodia tienen derecho a la asistencia social integral a través de los servicios sociales de atención, de emergencia, de acogida y de recuperación integral. Según esa norma, la organización de estos servicios por parte de las comunidades autónomas y las corporaciones locales responderá a los principios de atención permanente, actuación urgente y la especialización de prestaciones multidisciplinares. También recoge que los servicios adoptarán fórmulas organizativas que garanticen la efectividad de esos principios y que actuarán coordinadamente y en colaboración con los cuerpos de seguridad, los juzgados de violencia sobre la mujer, los servicios sanitarios y las instituciones encargadas de prestar asistencia jurídica a las víctimas.

Señorías, a nadie se le esconde la situación de especial vulnerabilidad que sufren las huérfanas y huérfanos de mujeres víctimas de violencia de género y el grave impacto psicológico y emocional que supone perder a sus madres a manos de sus padres y a estos como consecuencia de sus penas de prisión. Además, estos menores ven modificadas drásticamente su forma de vida, al tener que desplazarse en muchas ocasiones de los que han sido sus hogares hasta ese momento para instalarse con familiares o, en el peor de los casos, en servicios sociales.

Asimismo, estos huérfanos y huérfanas y quienes los acogen se encuentran en muchos casos desamparados para afrontar las consecuencias derivadas del crimen: el proceso penal, los trámites relativos a la guarda y custodia o filiación por las familias que les acogen, entre otros.

Todas esas circunstancias inciden de manera significativa en la situación económica de estos menores y de las familias que los acogen, ya que supone un esfuerzo importante afrontar todos esos trámites y las secuelas de crímenes tan traumáticos, con las necesidades que esto requiere.

Por ello, el desarrollo de una vida plena en las mejores condiciones pasa, para estas huérfanas y huérfanos, necesariamente por que puedan superar y ver reparada en la medida de lo posible su situación de especial vulnerabilidad. Por ello es esencial garantizar y facilitar la protección, la atención y el acceso a todos los servicios y derechos que les reconoce la ley y que les corresponden, por lo que resulta necesario eliminar los obstáculos a que se enfrentan. Y por ello desde el Grupo Socialista hemos presentado esta proposición no de ley, solicitando al Gobierno de Canarias la elaboración de un protocolo para garantizar la atención integral de los menores huérfanos y huérfanas víctimas de violencia de género y establecer la coordinación entre las administraciones, y esperamos contar con el apoyo de esta Cámara.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA PRIMERA (González González): Gracias, señora González.

Turno ahora para el Grupo Mixto por tiempo de dos minutos y medio.

El señor FDEZ. DE LA PUENTE ARMAS: Gracias, señora presidenta.

En el periodo 2013-2020 se ha producido un total de 407 asesinatos u homicidios por violencia de género, según la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género. Se han identificado, además, un total de 293 menores de edad huérfanos a causa de la violencia de género. De acuerdo con el informe del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género del Consejo General del Poder Judicial, las mil primeras víctimas mortales por causa de la violencia de género contabilizadas en España dejaron atrás 765 huérfanos menores de edad y a un total de 1494 huérfanos, tanto menores de edad como mayores de edad. Asimismo, un 49 % de las mujeres asesinadas en el referido periodo tenía hijos o hijas menores de edad en el momento del crimen, mientras que las cifras de aquellas que eran madres, con independencia de la edad de sus hijos e hijas, ascendía a un 75,2 %.

Han sido varias las comunidades autónomas en las que se han desarrollado instrumentos económicos y de otro tipo destinados a los huérfanos y a las huérfanas de la violencia de género: Aragón, Asturias, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Cataluña, Galicia, islas Baleares y País Vasco, sin que hasta el momento Canarias se haya planteado nada similar. Por lo tanto, es lo apropiado y así felicito a la proponente por esta iniciativa que hoy aquí nos trae.

Desde Ciudadanos creemos que el debate en torno a cualquier política de protección a la infancia y a la adolescencia contra la violencia de género debe considerar las especiales necesidades de protección de los hijos y las hijas de las mujeres víctimas de violencia de género, en particular de sus huérfanos.

La Ley 3/2019, de 1 de marzo, de mejora de la situación de orfandad de las hijas e hijos de víctimas de violencia de género y otras formas de violencia contra la mujer, establece dos supuestos de protección específicos para huérfanos y huérfanas de la violencia de género. El primero es el incremento de las cuantías de las pensiones de orfandad de los huérfanos, ya que las que estuvieron percibiendo... o tenían derecho a ella; y el segundo, la creación de una prestación de orfandad no contributiva para los casos en los que la víctima no cumpliera con los requisitos de cotización a la Seguridad Social.

Entendemos, por tanto, que es necesario incrementar el apoyo a quienes se encuentran en esta lamentable situación de vulnerabilidad.

Por lo tanto, le reitero y le confirmo nuestro voto favorable a esta proposición no de ley, que es un primer paso y es un paso en el sentido correcto.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA PRIMERA (González González): Gracias, don Ricardo.

Turno ahora para la Agrupación Socialista Gomera. Señora Mendoza, por tiempo de dos minutos y medio.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ: Gracias, presidenta. Buenas días, señorías.

Desde el Grupo Parlamentario Agrupación Socialista decirle a la proponente de esta proposición no de ley que vamos a apoyar la iniciativa, porque nos parece acertado que desde el Gobierno de Canarias se elabore un protocolo para garantizar la atención integral de los menores huérfanos y huérfanas víctimas de violencia de género y establecer la coordinación entre las administraciones públicas. Es la manera o es la forma de poder aglutinar en un documento único, pues, actualizado a la realidad, que además es muy cambiante, lo que se recoge, por ejemplo, en el Protocolo de Coordinación Interinstitucional para la Atención de las Víctimas de Violencia de Género en Canarias, que se aprobó en la legislatura pasada, así como también otros protocolos que tienen relación, como por ejemplo el Protocolo de Violencia de Género en los Centros Educativos, y que además puede ser de gran utilidad. Precisamente, en la legislatura pasada, en la Subcomisión de Infancia, una de las ponentes que compareció, hermana de una víctima de violencia de género y, por tanto, tía de los hijos de la víctima, nos ponía en situación de la problemática que viven los menores afectados por violencia de género y la necesidad de que se tomaran medidas para paliar las dificultades que atraviesan tanto los menores como su familia. Recuerdo perfectamente, además, que nos relató el calvario al que se enfrentaba: de repente con problemas asociados a los trámites de guarda y custodia de los menores, la falta de ayudas existentes, la dilación también en el proceso de cobro de pólizas, la cancelación de hipotecas o créditos personales de la mujer fallecida, la compleja tramitación también de las entidades bancarias, la asunción por parte de las familias de los costes procesales, los derivados del acogimiento o de la adopción o, incluso, la imposibilidad también de llevar a cabo esa adopción o ese acogimiento, lo que conllevaba muchas veces o en muchas ocasiones el ingreso en un centro de menores.

Por tanto, dada la complejidad de este asunto y como el objetivo de este futuro protocolo tiene que ser garantizar, o sea, lo que es garantizar la seguridad, protección y asistencia a los menores víctimas de violencia de género, es por lo que cobra todo el sentido que se trabaje de manera integral y conjuntamente con las instituciones y con todas las áreas competentes.

Por tanto, nosotros vamos a apoyar esta iniciativa.

La señora VICEPRESIDENTA PRIMERA (González González): Gracias, señora Mendoza.

Turno ahora para el Grupo Sí Podemos Canarias. Señora Del Río, por tiempo de dos minutos y medio.

La señora DEL RÍO SÁNCHEZ: Gracias, señora presidenta.

La verdad es que nos parece absolutamente oportuna esta proposición no de ley. Tengo muy poco tiempo, estuvimos a punto de meter una enmienda pero solo para ganar tiempo, no para nada más, porque hay muchas cosas más que hacer, y ya les adelanto que en esas otras muchas cosas más que hacer, y esta era una de ellas, la ley de violencia de género de Canarias, que en la legislatura pasada adaptamos en líneas muy básicas al Convenio de Estambul, se está revisando en este momento, y una de las cosas importantes que se incluyen tiene que ver precisamente en aras de desarrollar todo lo que el Convenio de Estambul ya ponía con respecto a la violencia de los menores, no solamente incluso a las víctimas huérfanas sino incluso a los que por el hecho de ser testigos de la violencia de género ya se les daba la consideración de víctimas, mucho más en estos casos.

Traigo la carpeta porque, aunque ya lo ha recordado la compañera Melodie, quería recordar la intervención de la hermana de Guacimara, la presidenta de la asociación de Todos Somos Guaci, que nos puso de manifiesto aquí, en una comparecencia bastante impactante, toda la situación y el calvario por el que pasaban las familias, todas las discriminaciones que se hacían: si estaban trabajando no tenían derecho a no sé qué cosas, que si hubiesen estado en desempleo sí, pero los niños y las niñas huérfanas tienen necesidades también, que a las familias..., hablaba de que era como una especie de bomba lapa que se iba desarrollando en distintos ámbitos y cada vez de una manera, no solamente en el aspecto psicológico, que es brutal..., tener que pedirle permiso al padre que había asesinado a la madre para hacer no sé qué trámites burocráticos. En fin, una serie de cosas que desde luego dejaban de manifiesto que había mucho mucho que mejorar y un campo muy grande.

Les voy a adelantar un poquito las cosas que ya sabemos que se están trabajando en la ley.

Una tiene que ver con el acceso a la vivienda, que tendrán preferencia, los familiares que tengan hijos e hijas huérfanas por violencia de género tendrán prioridad a la hora de tener viviendas públicas. Son de las cosas que se van avanzando.

Otra es el acceso gratuito a los estudios universitarios para los niños y niñas víctimas de violencia machista. El acceso también a los estudios de Formación Profesional, no solamente de estudios universitarios.

Las personas también dependientes, porque esto también se amplía, no solamente a los hijos e hijas, tendrán también derecho a vivienda, a cuantías económicas, un pago único, que también lo tienen los niños y las niñas huérfanas, y tendrán también, y esto es importante... (se produce el corte del sonido por el sistema automático de cómputo del tiempo y la Presidencia le concede un tiempo adicional) -y quiero terminar brevemente con eso- una ayuda integral que tiene que ver también con la ayuda psicológica, que es la que se está dando ahora desde el Instituto Canario de Igualdad, pero que hay que seguir trabajándola y que no solamente puede ser o debe ser puntual en el momento en que ocurren los hechos, sino que, como bien decía la hermana de Guacimara cuando hablaba del efecto bomba lapa, se van desarrollando a lo largo de muchos momentos, no solamente para las niñas y niños huérfanos, también para el resto de la familia. Y eso es importante, esa atención integral que afecta al empleo, a la vivienda, a los estudios, a la economía, a la sanidad...

La señora VICEPRESIDENTA PRIMERA (González González): Gracias, señora Del Río.

Turno ahora para el Grupo Nueva Canarias. Señora Hernández, por tiempo de dos minutos y medio.

La señora HERNÁNDEZ JORGE: Gracias, señora presidenta. Buenos días.

Sin duda una proposición no de ley importante y es destacable poner en valor esta iniciativa, sabiendo que es una proposición no de ley y que, por tanto, es un mandato de la soberanía de este Parlamento pero que habrá que impulsarlo desde el Gobierno para hacerlo realidad. Un protocolo que efectivamente debe ser integral, que debe atender aspectos educativos, aspectos sanitarios, el elemento psicológico es fundamental, aspectos económicos y también esos aspectos que a veces se nos pasan pero que son tremendamente importantes, que es todo lo que tiene que ver con temas de trámites administrativos.

La verdad es que, haciendo un mínimo ejercicio de empatía con lo que debe suponer para una familia y sobre todo para un menor, para la familia extensa, el drama de la violencia machista y que un niño y una niña se quede de un día para el otro sin padre y sin madre, es decir, una madre asesinada y un padre que va a prisión, que se quede huérfano de un día para el otro me resulta una cuestión tan dramática que efectivamente como sociedad yo creo que tenemos que ponernos el acelerador en atender a esa realidad por lo que significa de sufrimiento para ese niño, para esa niña, y apoyar mucho a esa familia que va a acoger a ese menor, apoyarla y, si hace falta, económicamente, porque ya, a ese drama de perder al padre y a la madre, si se le suma tener que ir a un centro de acogida, ya es que me parece absolutamente un fracaso como sociedad. Por tanto, hay que apoyar a la familia extensa si tuviera dificultades económicas para poder acoger a ese niño o niña y acelerar, como decía, los cambios normativos. Probablemente tengamos que ir a modificaciones de leyes básicas para algunas cuestiones que tienen que ver con la casa y con trámites administrativos en los que todavía el agresor pudiera tener derechos y que pudiera incluso entorpecer los derechos del niño o de la niña. Por tanto, me parece fundamental.

Y luego la atención psicológica, el acompañamiento psicológico, las heridas que le quedan a un niño o una niña que ha perdido a sus referencias más importantes de esta manera tan dramática son tan profundas y tan serias que va a requerir de un gran acompañamiento psicológico durante probablemente, si no toda su vida, gran parte de su vida. Y ahí también tenemos que estar las administraciones, salud pública, el sistema... (se produce el corte del sonido por el sistema automático de cómputo del tiempo y la Presidencia le concede un tiempo adicional). -Gracias. Medio minuto-. En ese protocolo el sistema educativo debe tener su propio protocolo de acompañamiento y atención permanente a esos niños que han sufrido esta violencia, para de verdad darles la respuesta que necesitan y para que puedan desarrollar su vida con la máxima normalidad después de haber vivido un drama tan terrible.

La señora VICEPRESIDENTA PRIMERA (González González): Gracias, señora Hernández.

Turno ahora para el Grupo Popular. Señora Pérez, por tiempo de dos minutos y medio.

La señora PÉREZ BATISTA: Buenos días, señorías. Presidenta, gracias.

Señora diputada, no sabría decirle, si calificar esta proposición no de ley del Grupo Socialista como oportuna o bien como oportunista ante el doloroso repunte de asesinatos del machismo en lo que va de año. Y hablo de oportunista porque es el Partido Socialista el que plantea esta proposición no de ley y es el Partido Socialista quien gobierna en España y es quien tiene la competencia exclusiva para legislar en materia de violencia de género. Son ustedes quienes tienen la competencia exclusiva para articular medidas para tratar de disminuir, que es lo importante, la violencia de género y la tragedia de estos niños huérfanos, pero fundamentalmente tiene el Gobierno español la competencia exclusiva en jurisdicción civil, fundamentalmente en lo que supone acogimiento y tutela de estos menores.

Miren, es muy fácil venir a esta Cámara a hacer demagogia e instar al Gobierno de Canarias a elaborar un protocolo de atención a los huérfanos menores por violencia, pero todos sabemos que al final lo que se pretende es, bueno, curar el cáncer con una tirita. Y es que en el mismo cuerpo de la proposición no de ley no se mencionan acciones concretas en la pretendida acción integral. Por tanto, al final, oye, está muy bien, queda muy bien de cara a la galería, la izquierda que se preocupa por esto, pero realmente aquí, en el Gobierno, poco se hace. Esto... a los efectos psicológicos y emocionales que sufren estos niños de madre asesinada, hay que hacer referencia a la falta de ayuda, falta de ayudas económicas a estos menores y a las familias que los acogen, porque las familias, además de enfrentarse a una tragedia que supone el asesinato a su madre, pasan por dificultades económicas y personales.

Me pareció vergonzosa la actuación de la ministra Montero. ¿Qué ha hecho para evitar estas situaciones? ¿No siente rubor al reconocer en el pleno del Observatorio Estatal de Violencia sobre la Mujer, de género, una preocupación por el incremento de la violencia de género sin que haya hecho otra cosa aparte de quejarse?, ¿o basta con declarar "es que hemos llegado tarde"? Pero llevan ustedes tres años gobernando: ¿por qué no han revisado los protocolos y herramientas vigentes para proteger a estas mujeres víctimas y a sus hijos?

Mire, hay mucho que hacer. La Ley 3/2019 sí es verdad que plantea la introducción de la prestación no contributiva para mejorar la situación de orfandad... (se produce el corte del sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo y la Presidencia le concede un tiempo adicional) ustedes, el Gobierno español, dejaron fuera de esa posibilidad de prestación no contributiva a aquellos menores cuando el agresor no es el padre del menor. Y yo me pregunto: ¿esos niños no tienen derecho a prestación? El daño por la pérdida de una madre es igual para todos los hermanos, independientemente de que su padre fuese o no el asesino.

Tres años llevan ustedes en el Gobierno, no han hecho absolutamente nada. Yo creo que es un tema demasiado serio como para banalizarlo hablando de protocolos integrales...

La señora VICEPRESIDENTA PRIMERA (González González): Gracias, señora Pérez.

Turno para el Grupo Nacionalista Canario. Doña Jana, por tiempo de dos minutos y medio.

La señora GONZÁLEZ ALONSO: Gracias, presidenta. Buenos días, señorías.

En la lucha contra la violencia de género es una prioridad, ha sido una prioridad, regular la situación de la violencia que sufren las mujeres, las mujeres víctimas de esta lacra social, y además como no podía ser de otra manera. Hoy hemos avanzado, en la actualidad se ha avanzado en regulación en este punto, pero, levantando la vista, vemos como todavía quedan aspectos muy importantes, como los establecidos en esta proposición no de ley, y que debemos abordar. Entre ellos, la atención a los menores por violencia de género, en general, pero también con especial incidencia en la atención de aquellos que sufren el asesinato de sus madres. No las pierden, las matan, las asesinan.

Desde el Grupo Nacionalista Canario proponemos que este protocolo, además, aborde medidas con especial incidencia en aspectos tan importantes como en materia psicológica y educativa. Además, sí creemos firmemente que se pueden trabajar estas medidas desde el ámbito autonómico y ponerse en marcha. En primer lugar, la atención psicológica; imprescindible otorgar ese aliento especializado que les ayude a seguir adelante. Pero también atención educativa. Nos parece muy importante darles las herramientas necesarias para que los menores puedan identificar esas conductas como machistas, como negativas, que están mal hechas, y no como situaciones normales que viven en sus casas. Porque, señorías, si cualquiera de las personas que estamos aquí vivimos desde la infancia situaciones de violencia y no tenemos la ayuda de decirnos que esas situaciones no son normales, las podemos repetir, porque las concebimos como ordinarias.

Especial incidencia requieren aquellos menores a los que les han arrebatado a sus madres, donde se requiere aún mayor esfuerzo de la Administración. En este caso también a los trámites administrativos, como bien establece el contenido de esta proposición no de ley, la asistencia jurídica especializada para casos posteriores. Pero se debe impulsar por parte del Estado, porque es ahí donde están las competencias. Tenemos que ser realistas, aquí no tenemos las competencias para regular aspectos tan importantes como la patria potestad o la tutela. Y sobre todo regularlos desde un aspecto posteriormente... ¿Qué pasa... (se produce el corte del sonido por el sistema automático de cómputo del tiempo y la Presidencia le concede un tiempo adicional) -gracias, presidenta-, qué pasa en aquellos supuestos en los que la violencia machista supone el asesinato de la mujer?, ¿en qué situación quedan los menores y las ayudas que son necesarias? Indudablemente, a los menores es importante establecérselo, pero también a los familiares, a esas madres, padres, hermanos, hermanas, a los que les son arrebatadas sus hijas y que en muchos casos se sienten culpables porque no vieron las señales...

La señora VICEPRESIDENTA PRIMERA (González González): Muchas gracias.

Procedemos a la votación. Voy a llamar a votación. (La Presidencia hace sonar el timbre de llamada a la votación. Pausa).

Señorías, ocupen sus escaños. Voy a proceder a la votación. (Pausa).

Concluida la votación, hay presentados 55 votos: 55 sí, cero no y cero abstenciones.

Queda aprobada por unanimidad.

Perdón, más dos votos delegados también a favor, con lo cual serían 57 sí.

Gracias.

Más información
Otros formatos
Iniciativas tratadas
  • 10L/PNLP-0335 Sobre establecimiento de un protocolo para la atención de menores huérfanos y huérfanas por violencia de género.