Diario de Sesiones 82/2021, de fecha 22/6/2021
Punto 28

10L/C/P-0738 COMPARECENCIA DEL SEÑOR CONSEJERO DE SANIDAD, SOBRE EL PROCESO DE VACUNACIÓN CONTRA LA COVID-19, A PETICIÓN DEL GRUPO PARLAMENTARIO SOCIALISTA CANARIO.

El señor PRESIDENTE: Continuamos con la siguiente comparecencia: a propuesta del Grupo Parlamentario Socialista Canario, del señor consejero de Sanidad, sobre el proceso de vacunación contra la COVID-19.

Señor Hernández Guillén, tiene la palabra.

El señor HERNÁNDEZ GUILLÉN: Buenas tardes, presidente. Buenas tardes, señorías.

Me gustaría, o eso anhelo en esta comparecencia, abordar el tema de la vacunación pero de forma propositiva, sobre todo a raíz del esfuerzo que se ha hecho por parte del conjunto de la sociedad canaria, por parte de las administraciones públicas, por parte de la sociedad, por parte de los profesionales. Creo que ese es el planteamiento en el que quiero circunscribir la comparecencia en la tarde de hoy.

Convendrán conmigo y convendrá el señor consejero en que este último año ha sido un año duro, para la ciudadanía, para los profesionales sanitarios, como bien decía, y también para aquellos que tenían que tomar las decisiones, que no son otros que las autoridades sanitarias. Un año de esfuerzo por parte de toda la población que bien merece un reconocimiento, sin olvidar el dolor con respecto, por supuesto, a las ausencias que ha provocado esta pandemia, y esta, sin duda, como he repetido en alguna ocasión, es la cara más dura de la COVID-19.

Un año tremendamente duro, con curvas de contagios, de subida, de bajada, de estabilización de las mismas, que sobre todo ha puesto a prueba a nuestro sistema sanitario. Un sistema sanitario que ha permitido salvar muchas vidas y que ha dejado de manifiesto la profesionalidad de sus trabajadores.

Desde el primer momento de esta pandemia desde Salud Pública se establecieron los protocolos pertinentes. Protocolos que a día de hoy seguimos manteniendo gran parte porque aún esta pandemia no está superada. Esta mañana se suscitaba también el debate, en la sesión de las preguntas de control al Gobierno, y efectivamente tenemos que corregir que efectivamente aún esta pandemia sigue entre nosotros.

Un año complejo con una espada de Damocles sobre nuestras residencias de mayores, atendiendo a los datos tan negativos en cuanto a contagios que conocimos desde otras comunidades autónomas. Canarias, afortunadamente, no se convirtió en este foco de contagios en esta población.

Nunca pudimos imaginar el ingente trabajo que han tenido que implementar los laboratorios de los hospitales canarios, con un volumen de pruebas PCR analizadas muy pero que muy significativo. (El señor presidente abandona su lugar en la Mesa y ocupa la Presidencia la señora vicepresidenta segunda, Dávila Mamely).

Mientras la sociedad, los profesionales, las administraciones hacían este importante esfuerzo por mejorar los datos epidemiológicos, basábamos todas nuestras esperanzas en la llegada de las vacunas, y estas llegaron. Un esfuerzo científico que en un periodo de tiempo muy breve, yo diría que en un tiempo récord, alumbró varias vacunas para combatir la COVID-19. Ahora tocaba gestionar de forma adecuada un proceso de vacunación que se antojaba complejo y, sin duda, lo ha sido. Y ante la complejidad, coordinación, la coordinación que, a través de la estrategia nacional de vacunación contra la COVID-19, se diseñó por el conjunto de las comunidades autónomas. Quiero resaltar la importancia de esta coordinación. Un calendario vacunal que ha ido desarrollándose por grupos diana, a los que va dirigido, y por vacunas disponibles destinadas a cada grupo de edad. Y digo disponibles porque a nadie se le escapan las dificultades que hemos tenido en la adquisición de vacunas, debido a la tensión que se generó en el mercado de vacunas, porque aquí parece que superamos todo tan rápido pero hace tan solo unos meses este debate que se suscitaba también era el debate de fondo, con la dificultad para la adquisición de las mismas. Poco a poco estas circunstancias se van estabilizando y se va normalizando la llegada, en mayor número, de las vacunas, lo que permite a los equipos de vacunación de cada zona básica de salud ir avanzando con cada grupo poblacional según se va finalizando el anterior, priorizando continuar con la máxima cobertura de cada grupo de edad, sin que se paralice el proceso de vacunación.

Los datos de las vacunas yo diría, y no sé si convendremos al final de esta comparecencia, que son datos bastante prometedores, halagüeños, a la hora de analizar cuál ha sido el periplo y cuál ha sido, digamos, esta curva ascendente en cuanto a esa inoculación.

Los últimos datos, porque además los tengo de la página del Gobierno, hoy nos apuntan que estamos ya en casi un millón seiscientas mil dosis administradas, de las cuales 640 000 personas están inmunizadas y han recibido una dosis 1 004 000 personas; es decir, este dato tan solo hace dos meses, como decía anteriormente, se podía antojar complejo a la hora de diseñar y plasmarse en datos. Aquel escenario, y no olvido aquella comparecencia cuando el señor consejero hablaba de un escenario realista y otro más optimista, uno de 25 000 vacunas diarias y otro 30 000, estamos muy cerca de conseguir eso.

En todo caso, la comparecencia, señor consejero, en esta introducción que hago, pretende efectivamente hablar del trabajo que se ha ido desarrollando y, sobre todo, plasmar el esfuerzo que se ha hecho por parte de todos. Yo creo que aquí no queda nadie atrás.

Muchísimas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señor diputado.

Turno para el Gobierno. Señor consejero.

Adelante, cuando quiera.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Trujillo Oramas): Señora presidenta, señorías, buenas tardes.

Evidentemente, estamos hablando del asunto que en este momento es más importante, no ya para Canarias, no para España, Europa, sin duda para la humanidad. Este es el remedio que nos va a permitir salir de estas circunstancias en las que todavía, como bien señalaba, estamos envueltos y que nos permite y nos indica que no estamos en tiempos todavía de bajar la guardia. Aquí hay que continuar haciendo un trabajo ímprobo en todo lo que es la lucha contra la pandemia.

El trabajo en realidad de vacunar, como saben todos, comenzó el 27 de diciembre, desde el punto de vista de inocular vacunas, pero ya había unos meses atrás en los que se venía trabajando intensamente, tanto en la elaboración de ese documento, de la estrategia de vacunación de España, como en la parte, que era tremendamente compleja, y lo es, y más en un territorio como el nuestro, cual es todo el aparataje logístico para poder distribuir un producto que, evidentemente, requiere unas condiciones muy especiales y singulares para poder ser, como digo, distribuido por el archipiélago.

En ese primer momento se decidió adoptar una serie de prioridades de colectivos por su vulnerabilidad patológica, por su edad, incluso por las funciones que hacían, me refiero fundamentalmente a los sanitarios y a los sociosanitarios. Y, como saben, esa estrategia se ha ido actualizando, ya vamos por la octava, y se han ido incorporando distintos colectivos, tanto desde el punto de vista profesional como desde el punto de vista de patologías, e incluso se han ido incorporando algunas vacunas que no estaban al principio, como ha sido la propia vacuna Janssen, y ahora estamos a las puertas de que la EMA pueda validar alguna otra vacuna más. Sin duda es un hecho que al principio nadie esperaba que la humanidad, en definitiva, en un tiempo récord, pusiese a disposición, en cantidad y en efectividad de inmunización, un volumen de vacunas de esta naturaleza.

El objetivo, como saben ustedes, es, en definitiva, vacunar a lo que se denomina el 70 % de la población diana, que es la población de más o igual a 16 años que tenemos, en este caso, en el archipiélago, que es 1 871 000 personas y, como saben, recientemente se han incorporado a este grupo los de 12 y 15 años, que en nuestro caso suman 89 741 personas, por dar el dato estrictamente exacto.

El desarrollo del proceso -lo comentaba el propio portavoz del PSOE- evidentemente ha ido marcado por todo el tema de combinar la vulnerabilidad de los colectivos con aquellos grupos etarios que tenían también mucho mayor riesgo, es decir, los que tienen patologías, y con la disponibilidad de las vacunas, pues ustedes todos saben que en la estrategia las vacunas van dirigidas a un determinado perfil en un momento concreto.

Esto se ha ido desarrollando de manera, pues, evidentemente adecuada, nosotros nunca hemos dejado de estar en el 85 % de las dosis administradas con relación a las recibidas. No se olviden nunca de que además siempre hay que tener un determinado estocaje para lo que son las continuas incidencias que hay a lo largo del proceso de vacunación y siempre que llega el final de la semana, como puede ocurrir esta misma pasada, al final estamos en torno al noventa y siete por ciento de las dosis administradas con relación a las recibidas. Lo digo porque en realidad no nos merece la pena estar todo el día comparando este dato, y además por semanas, por días, etcétera, por cuanto de verdad, de verdad, no solo en nuestro país, sino en el conjunto de Europa, el nivel de vacunación está yendo de una manera realmente satisfactoria, ¿no?

Las perspectivas que tenemos ahora en las próximas semanas de recibir vacunas son en torno a uno coma tres millones de dosis en estas próximas ocho semanas, donde, digamos, el cómputo semanal son unas 125 000 dosis de Pfizer, unas 18 100 de Moderna, 6000 de Janssen y 23 600 de AstraZeneca, que es la vacuna que tiene, digamos, mayores dificultades para cumplir -vamos a denominarlo así- los compromisos contractuales en estos momentos y que además necesitamos que vengan por las circunstancias que todos ustedes conocen.

Daba usted algunos datos. Hablamos a nivel de lo que era el día 20, ayer, teníamos en estos momentos administradas, y de ahí les comentaba el dato, a día 20, el 87,72 % de las recibidas -recuerden que el domingo estábamos en el 97-. Y lo importante en realidad, en cualquier caso, es que ya tenemos, personas con dos dosis, más del treinta y tres por ciento de la población diana y que con una sola dosis tenemos más de la mitad, más del cincuenta y cuatro por ciento. Si combinamos esta cifra con las previsiones de suministro y la capacidad que tenemos en el sistema, evidentemente la perspectiva, que siempre hemos estado con que antes de que acabe el verano, y es la frase que siempre me oyen a mí repetir, luego hay quien afina más y pone un día concreto, nosotros vamos a tener el objetivo de vacunar al 70 % de esta población, sin duda alguna, no vamos a tener ningún problema.

Por darle algún dato un poquito más cualitativo, que luego podemos añadir, decirles que en lo que es llegar hasta el grupo 9, y saben que el grupo 9 es aquel que tiene entre 50 y 59 años, y ahí vamos tanto con edades como con los grupos con funciones esenciales, los tramos en que menos tenemos, tenemos más del setenta y cinco por ciento de todo ese personal con una dosis y, obviamente, en los primeros grupos, en el 1, en el 2, en el 3 y en el 4, que son los grandes dependientes, estamos al 100 % con una dosis.

Por lo tanto, digamos, vamos consiguiendo -cómo no- un nivel de inmunización tremendamente aceptable y, para ello, hemos movilizado un sinfín de recursos. Podríamos estarlos señalando aquí. Como saben, vacunamos tanto en los centros de salud como en los hospitales, también hemos creado centros comarcales o grandes puntos de vacunación, en concreto en Gran Canaria, cinco y en Tenerife, nueve y en La Palma hemos puesto... (se produce el corte del sonido por el sistema automático de cómputo del tiempo y la Presidencia le concede un tiempo adicional) hemos movilizado nada más y nada menos que 2300, básicamente son enfermeras, para realizar toda esta función.

Hemos hecho también contratación de medios técnicos, ordenadores, etcétera, casi por un valor de un millón de euros por la vía de emergencia, como no podía ser de otra manera, y hemos vehiculizado toda una serie de sistemas de citación -que son de sobra conocidos, no los voy a repetir- y que el más novedoso es que en esta misma semana vamos a poder implementar el grupo de 30 a 39 años, que ya está siendo vacunado en algunas de las islas no capitalinas. Pues, aquellas personas que estén en este colectivo, incluso aunque no estén circunscritas a estos territorios, alrededor de unas 18-20 000 personas, van a poder ver, en un par de semanas, adelantada la pauta vacunal.

Por lo tanto, digamos, esto es grosso modo los grandes datos.

Y termino diciendo que, bueno -no puede ser de otra manera-, es un proyecto de país en el que estamos todos involucrados y nos va, nos va...

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señor consejero.

Turno para el Grupo Mixto. Señora Espino.

La señora ESPINO RAMÍREZ: Gracias, presidenta.

Señor consejero, yo creo que todos estamos de acuerdo en que la estrategia tiene que ser vacunar, vacunar y vacunar. ¿Cuántas veces hemos insistido en ello?

Yo creo que el proceso de vacunación en Canarias lo empezamos bien, lo empezamos razonablemente bien. Hay que reconocer el esfuerzo de nuestros sanitarios, de la logística que se ha desplegado de todo el Servicio Canario de la Salud para poner cuantas vacunas se iban recibiendo. Y lo que sí me preocupa es que, a pesar de ese esfuerzo, a día de hoy tan solo tengamos a un 30 % de la población con las dos pautas realmente, digamos, inoculadas frente al virus. Y también cabe señalar que son precisamente los dos archipiélagos, Baleares y Canarias, los que más rezagados se han quedado en el proceso de vacunación. Yo, en su momento, cuando comenzó este proceso, planteé la duda de si nuestra lejanía, si nuestra insularidad nos iban a dejar atrás en este proceso y parece que se confirma, señor consejero.

Por otro lado, a pesar de este proceso de vacunación, no entendemos lo que está sucediendo en la isla de Tenerife. A pesar de que avanza la vacunación, vemos como, en el caso de Tenerife, las cifras de contagios no dejan de crecer. Y no solo son preocupantes, y mucho, desde el punto de vista sanitario, sino que pueden incluso comprometer y perjudicar la evaluación de Tenerife y, por tanto, de toda Canarias como destino seguro de cara al turismo. Se han escuchado todo tipo de teorías acerca de lo que pasa en la isla, que si hay la presencia de cepas más contagiosas, que si es por como está distribuida la población, que si es por temas de población joven, que si es que los casos se rastrean de otra manera y no se rastrean, bueno, de manera tan eficiente como en otras islas, pero son todas especulaciones sin respaldo científico. A mí me gustaría saber si realmente ustedes ya tienen una idea de lo que está sucediendo y, sobre todo, qué medidas van a tomar. Tienen mañana un Consejo de Gobierno al respecto.

Y también, señor consejero, el próximo día, usted lo sabe ya, el día 26 de junio ya no se tendrá que usar mascarilla de forma obligatoria. Me preocupa, nos preocupa que en islas como Tenerife, con este alto grado de incidencia, se vaya a aplicar también esta medida, porque si ahora estamos peor que nunca en el nivel de contagios y vamos a quitar de la noche a la mañana una de las medidas que más nos protegen frente al virus, pues, también nos parece preocupante.

Reconocer, insisto, el esfuerzo que se está haciendo en este proceso de vacunación, a pesar de que ha habido dificultades, a pesar de que, por ejemplo, en su momento a los profesores de la concertada se les dejó atrás y han sido vacunados recientemente, y otras muchas adversidades y otros fallos que también haya podido... (se produce el corte del sonido por el sistema automático de cómputo del tiempo y la Presidencia le concede un tiempo adicional) en general le felicito por este proceso de vacunación.

Gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señora Espino.

Turno para la Agrupación Socialista Gomera. Cuando quiera.

La señora MENDOZA RODRÍGUEZ: Gracias, presidenta. Buenas tardes, señorías. Buenas tardes, señor consejero.

Señor consejero, como ya se ha dicho, hoy se ha reconocido el actual ritmo de vacunación, pues se ha incrementado significativamente y esperamos que con estos avances y las mejoras en la distribución de la vacuna y la llegada de la vacuna Janssen, que se suma a la Pfizer, a la Moderna y a la AstraZeneca, que se llegue a esa deseada cifra del 70 % de la población mayor de 16 años vacunada antes de final del verano.

Aprovecho también para dar las gracias, creo que es una buena ocasión para dar las gracias a los profesionales sanitarios del Servicio Canario de Salud por la gran labor y la implicación que están llevando a cabo. Les queríamos mostrar todo nuestro agradecimiento y todo nuestro reconocimiento.

También, sin duda, queremos reconocer la labor de gestión que se está realizando por parte del Gobierno de Canarias con la puesta en marcha de sistemas de comunicación mucho más eficientes que los que teníamos al comienzo, de forma que hemos pasado de las llamadas individuales, esperar a que nos llamen, que se sigue haciendo, a sistemas en los que son los propios canarios los que pueden solicitar la cita previa.

Es cierto que primero se fue abriendo el sistema a diversos grupos de edad, pero luego se abrió a mayores de 16 años, hace escasas semanas. Además tuvo una muy buena acogida porque la saturación de las solicitudes hizo caer varias veces los servidores del sistema.

Señorías, el dato actualizado que nosotros teníamos de 16 de junio nos indicaba que habíamos administrado 1 467 286 dosis, que había 558 904 canarios vacunados con la pauta completa y 962 230 canarios que habían recibido la primera dosis. Hemos casi quintuplicado en dos meses el número de vacunados con pauta completa. Y, a pesar de que es cierto que hay algunas informaciones que dicen que estamos atrás en los rankings de vacunación con respecto a otras comunidades autónomas, tenemos siempre que tener presente que el resto de comunidades autónomas no tienen muchas veces las dificultades que tenemos nosotros al ser una región ultraperiférica, al tener el problema añadido de la insularidad a la hora de distribuir las vacunas. Pero, a pesar de nuestras singularidades, señor consejero, nosotros esperamos y nosotros confiamos en cumplir el objetivo de vacunación y que el 70 % de la población canaria mayor de 16 años, como he dicho, esté vacunada antes de final del verano.

Es necesario terminar lo antes posible esta campaña de vacunación, ya no solo por una cuestión de salud, que es lo primordial, ha sido lo primordial en todo este tiempo, sino también para la recuperación de nuestro desarrollo socioeconómico. Por eso, con lo que sí quiero terminar es pidiéndoles a todos los canarios y canarias que cuando les llamen a vacunarse acudan sin miedo, que tengan la certeza de que la vacuna es para su bien, que... (se produce el corte del sonido por el sistema automático de cómputo del tiempo y la Presidencia le concede un tiempo adicional) -presidenta, muchas gracias- que confíen en los profesionales sanitarios, que siempre les han atendido con solvencia y con total profesionalidad, y que no hagan caso a los bulos que circulan, ya sea por las redes sociales o del boca a boca. La vacuna al final está demostrando que es la única vía, el único camino, para poder estar todos inmunizados y poder avanzar y comenzar lo antes posible nuestra recuperación económica. Si todos nos vacunamos, está claro que todos vamos a salir antes, mucho antes, de esta situación y de esta crisis.

Muchas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señora diputada.

Turno para Sí Podemos Canarias. Señora Del Río.

Adelante, señor diputada, cuando quiera.

La señora DEL RÍO SÁNCHEZ: Gracias, señora presidenta. Señor consejero, buenas tardes.

Mire, yo ante todo voy a felicitarle porque creo que lo estamos haciendo bastante bien. No es perfecto pero el ritmo de vacunación de Canarias, a pesar de todas las complicaciones, a pesar de todo lo que tuvimos con AstraZeneca, a pesar de no haber recibido todas las vacunas en tiempo y forma cuando se esperaban, creo que se ha hecho un enorme esfuerzo que, desde el punto de vista organizativo, en general está muy bien. Yo puedo dar fe especialmente por la isla de Lanzarote, cómo se está haciendo, cómo se está trabajando, el nivel de profesionalidad. Y la verdad es que hay que agradecer también, en algo que era tan complejo, tan difícil, que no sabíamos a quién se iba a tener que recurrir y que hace un año nos estábamos volviendo locas pensando primero si habría vacunas, cuándo llegarían, cómo las podríamos poner... Ahora ya estamos pensando cómo será incluso la tercera dosis si hay que ponerla, que es otra cuestión diferente.

Y sí que es verdad y yo creo que, y aquí voy a insistir -usted y yo ya lo hemos hablado varias veces, lo hemos hablado en esta Cámara-, yo por Canarias creo que se ha hecho muy bien. Puedo felicitar en general al Estado español. O sea, el proceso de vacunación, se ha ido avanzando con los grupos, y además ya lo estamos notando, cómo está la situación, hay muchísima más tranquilidad. Lo que nos preocupa, y eso sí, son esas posibles variables que nos pueden venir y no tenerlas previstas. Eso es lo que nos preocupa ahora y la otra cosa que hemos hablado muchas veces: no vamos a estar tranquilas ni seguras hasta que la vacuna no llegue también al resto de los países a los que tiene que llegar.

Miren, estos días, con tanto dolor, hemos recibido la patera en Lanzarote con, otra vez, cuatro personas muertas. Cada vez vienen más mujeres embarazadas, cada vez vienen más niños pequeños y, si bien antes cuando llegaban se hacían las pruebas de COVID y casi nadie tenía COVID, ahora sí vienen con infección. ¿Y ustedes creen, alguien cree que la gente no va a venir de África cuando se van a morir de la enfermedad, de la pandemia, además del hambre? O sea, las mujeres con sus hijos van a viajar y van a venir de una manera o de otra, no va a parar el proceso de inmigración y ahora va a ser el repunte aún mayor, tengámoslo claro. ¿De qué están huyendo?: están huyendo de la muerte. Y creo que con más razón, lo hemos repetido más de una vez, ya si no por causa humanitaria, si no por solidaridad, que sería estupendo que fuese por esas razones, por pura supervivencia, por pura economía... Que nadie crea que la economía en Canarias ni en España ni el resto de Europa va a empezar a funcionar con normalidad si tenemos la amenaza de tener a una gran parte de la población no vacunada y con el virus. Ahora son variables pero puede haber mutaciones, y eso sería aún mucho peor. Y en ese riesgo estamos.

Yo creo que felicitar por lo que se está haciendo bien y tomar mucha conciencia para seguir haciéndolo bien con el resto de la humanidad, porque también nos va la vida en ello.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señora Del Río.

Turno para el Grupo Nueva Canarias. Señor Campos.

Adelante. Cuando quiera.

El señor CAMPOS JIMÉNEZ: Gracias, señora presidenta. Buenas tardes, señorías.

Yo creo que el síntoma más importante y más relevante de que la campaña de vacunación va bien, funciona y ha calado en la sociedad es que creo que todos y cada uno de nosotros hemos percibido esa sensación, cuando hablamos con alguien, de que ya no nos preguntan por la familia, sino "¿tú estás vacunado, no?"; y cuando contestamos que sí y algunos que tenemos la doble vacunación ya y el otro te dice que solo una, hasta crecemos dos-tres centímetros, nos ponemos un poquito más erguidos.

Yo creo que es un elemento importante, y lo digo porque hasta hace no mucho, cuando se hablaba de que la vacunación iba a llegar, se sacaron algunas encuestas y algunas de ellas decían que más del cincuenta por ciento de la población no estaría dispuesta a vacunarse. Tuvimos que escuchar auténticos disparates de algunos impresentables que, faltos de todo rigor científico, alertaban sobre todos los riesgos habidos y por haber en la vacuna y, afortunadamente, una vez más, yo creo que en el conjunto de Europa, del Estado español y, de manera muy especial en Canarias, la sociedad civil, la población, cada uno de nosotros es bastante más inteligente y ha sido consciente de la importancia del proceso de vacunación.

Centrados en Canarias, a día de ayer, 1 579 000 dosis administradas; más de 625 000 personas en Canarias con la pauta completada, más del treinta y tres por ciento, es decir, un tercio de la población ya tiene la pauta completa; 1 018 000 personas al menos una dosis, a día de hoy se habrá superado el 55 % de la población canaria, los grupos 1 y 2 ya tienen el 100 %. Hemos llegado a las 29 497 dosis en un solo día, muy cerquita de ese tope que se establecía al principio de 30 000, que algunos dijeron que era un auténtico disparate. Nos falta un poquito, nos faltan unas quinientas y pico adicionales; con lo cual, le pedimos al Gobierno ese esfuerzo adicional si fuera posible.

Pero, mire, yo me quiero quedar con otra parte también fundamental: la calidad del servicio que se está prestando. Porque ya no es solo una cuestión de que la vacunación va bien, de que vamos a cumplir los objetivos que nos establecían. Hay un elemento que creo que está por encima incluso, ya al final, de todo eso, y es que no conozco todavía a alguien que me haya hablado negativamente del proceso de vacunación en su conjunto, los servicios que se han prestado. Hemos sido de las comunidades que hemos llegado hasta el último de los territorios donde hiciera falta, a la casa de aquellas personas que no podían desplazarse. Con la dificultad logística que Canarias tiene frente a otros territorios, incluso para distribuir las vacunas. Hemos creado macrocentros, hemos creado centros pequeños en los centros de salud, pero fuera como fuera el centro el dispositivo que se ha puesto en marcha es absolutamente eficaz. Los que hemos tenido la oportunidad ya de vacunarnos, llegar, dar tu DNI y en apenas dos, tres minutos estar vacunados. Un sistema absolutamente eficaz, que da garantías.

Y por todo ello creo, y, como decía antes, en un territorio con un problema logístico y de transporte que no tiene el resto, el porcentaje de vacunación está en un límite... Y coincido con usted, dejémonos ya de competencia, vamos a llegar. Y, mire, se hablaba del 31 de julio por parte del presidente. A mí me da igual que sea el 26 o el 4 de agosto, vamos a llegar, y lo vamos a hacer bien, y creo que esa es una noticia importante.

A la población canaria, muchas gracias por la responsabilidad individual y colectiva. Al personal sanitario, gracias por su profesionalidad y por la implicación. Y al Gobierno, al Servicio Canario de Salud, la joya de nuestro sistema sanitario, por ser capaz de planificar y poner todos los recursos posibles para hacer que esto fuera una realidad.

Se podrá criticar lo que sea, pero va bien, señor consejero, gracias a usted, al Servicio Canario de Salud y a la ciudadanía canaria.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señor Campos.

Turno para el Grupo Popular. Señor Ponce.

Adelante.

El señor PONCE GONZÁLEZ: Muy buenas.

Bueno, señor consejero, en lo que sí estamos totalmente de acuerdo, en primer lugar, es en el esfuerzo que evidentemente el servicio sanitario canario ha realizado con la vacunación. Ahí no hay lugar a dudas.

Pero sí que es verdad que desde el Partido Popular, sinceramente, se lo digo con tristeza, nos hubiera gustado que se cumpliera lo que el presidente dijo de una manera tan tajante y que dijimos que no era prudente, y era que el 70 % de los canarios estarían vacunados en junio del 2021. Esto nosotros dijimos que decirlo en diciembre era muy precipitado, dijimos que no conducía absolutamente a nada, y a día de hoy la vacunación en Canarias, porque siempre hay que hablar de inmunización completa -tenemos que también hablarlo todo, somos los partidos de la oposición y tenemos que hacer crítica constructiva-, esta es la realidad, 31,1. Es decir, no hemos llegado ni a la mitad del 70 %. Ojalá hubiéramos llegado al 70 % hoy, porque, si eso hubiera pasado, hoy, probablemente, probablemente no, hubiéramos retirado las mascarillas con total tranquilidad y no hubiéramos dejado que las nuevas variantes caminaran.

En segundo lugar, desde el Partido Popular tenemos que decir que Madrid no se lo ha puesto fácil, señor consejero, el Ministerio de Sanidad no se lo ha puesto fácil. Mire, nosotros estamos convencidos de que en el reparto de vacunas Canarias no ha salido favorecida, y le voy a explicar por qué. Tenemos a la comunidad autónoma de Asturias que va en primer lugar con el 41,5 y tiene en población mayor de 80 y de 70 años prácticamente la misma población que Canarias (mostrando un documento a la Cámara), en torno a noventa mil personas, y Asturias tiene 10 puntos por encima. Al presidente Torres yo sé que le gusta poner el País Vasco, pero la comunidad autónoma que quizás más refleja lo que estoy diciendo, por ser la primera -y es del Partido Socialista y tengo que reconocerlo-, es la comunidad de Asturias. En ese sentido yo creo que Canarias no ha salido favorecida y estamos siempre en los rankings como penúltimos.

En tercer lugar, los mensajes con respecto a la vacunación no han ayudado. El caos que ha habido con la vacuna de AstraZeneca, hasta llegar a -permítame que se lo diga- demonizarla, no ha ayudado absolutamente nada. La Agencia Europea del Medicamento a día de hoy, usted lo sabe, sigue recomendando que la vacuna de Astra se ponga a las doce semanas, y se le está haciendo firmar un consentimiento informado a la población de algo que pone la propia ficha técnica. Esto probablemente ha conducido también a que este retraso, a que este 70 % de junio, no se haya cumplido.

Los mensajes confusos del señor Simón, que incluso nos recomendaba las mascarillas en las playas hasta hace nada y ahora ya se van a quitar; la cepa británica, que iba a ser aislada y ya es mayoritaria en Canarias; la vacuna de Astra, que primero era por debajo de los 60 y luego a mayores de 60. No han ayudado todos esos mensajes y eso no se lo ha puesto fácil, señor consejero. De hecho, la propia población ha enmendado al Gobierno de España del señor Sánchez eligiendo mayoritariamente la segunda dosis de Astra, en Canarias, en más de un ochenta por ciento.

Sí hay que decir una cosa a los negacionistas, y esto hay que decirlo claro: la vacuna ha evitado ya 17 000 casos y 3500 muertes. Los hospitales se han vaciado, las UCI se han vaciado gracias a la vacuna. Eso hay que decírselo también a la población canaria alto y claro.

Con respecto a lo que nos comenta de lo que queda de la población joven, quiero también hacer una reflexión, señor consejero. No se olvide de la gente joven con patología crónica. Debemos priorizar la vacuna en estos espectros ya de población en que nos estamos manejando, porque, como usted sabe, hay gente joven que tiene enfermedades crónicas, la fibrosis quística se ha incluido, pero hay otras muchas enfermedades neuromusculares, enfermedades digestivas y de otro tipo. Un minutito, por favor.

Por último, para ir terminando, señor consejero, comentarle que... (se produce el corte del sonido por el sistema automático de cómputo del tiempo y la Presidencia le concede un tiempo adicional) de estas nuevas cepas, de estas nuevas variantes, hay que plantearse en primer lugar también no dejar de vacunar con la segunda dosis, porque la variante india, como usted sabe, la delta, ha demostrado en el Reino Unido, en Alemania también está demostrándolo, en Israel, que con una sola dosis no llega al 50 % de efectividad. El virus no quiere morir, quiere seguir viviendo y, por lo tanto, hay que minimizar los contagios y, aunque se vayan a quitar las mascarillas, señor consejero, por empeño del señor Sánchez, yo le pido, por favor, que les recomiende a los canarios que en aglomeraciones, aunque estén en espacios exteriores, si pueden, que las sigan utilizando.

Por otra parte, probablemente habrá que plantearse terceras dosis de la vacuna en invierno. Yo sé que ahora estamos convencidos de que, efectivamente, en septiembre, a final del verano, conseguiremos esa inmunidad, pero tenga en cuenta que a lo mejor hay que llegar al 80 % por las nuevas variantes. Pero, bueno, en todo caso ahora sí que es verdad que hemos cogido ritmo.

Y, por último, bueno...

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señor Ponce.

Turno para el Grupo Nacionalista. Señor Díaz-Estébanez.

Cuando quiera.

El señor DÍAZ-ESTÉBANEZ LEÓN: Gracias, señora presidenta.

Señor consejero, yo, sinceramente, no acabo de entender, aunque por descontado es legítimo, este empecinamiento de su propio partido en solicitar comparecencias y preguntas que parecen lejos de la intención de recabar información, que la tienen, sino que tienen más bien el único y aparente objetivo de cantar riqui-racas y de proclamar a los cuatro vientos ese llamado "milagro canario" -sé que no es su expresión, pero sí la ha hecho su presidente del Gobierno-, expresión que ni es verdad ni conviene, porque lanza un mensaje equivocado. No le hace ningún favor y me consta, además, que ni es su estilo ni se encuentra cómodo en ese perfil de perenne autobombo en el que parte del Gobierno, o por lo menos de partidos que le apoyan, parece instalado.

No es cantidad de información sobre el proceso de vacunación lo que hace falta, hay miles de campañas sobre ello, es calidad de esa información. Una calidad que sea fiable, sin bandazos, coherente, que genere certeza y confianza y no confusión y frustración. Confusión y frustración como la provocada por la incomprensible decisión, cierto que no de usted, sí del Gobierno de España, de suprimir esa segunda dosis de AstraZeneca o de no recomendarla, algo que es absolutamente perjudicial y en contra del criterio médico, de la EMA y de la OMS, y que ha tenido una enmienda a la totalidad por parte de la inmensa mayoría de la población.

Confusión y frustración como ese anuncio, absolutamente unilateral, de dejar al margen las mascarillas en espacios públicos. No porque no sea necesario, sino porque lo dijo cuando le dio la gana y como le dio la gana el señor presidente del Gobierno en vez de compartirlo, en esa cogobernanza que había dicho, con las comunidades autónomas y con un criterio de oportunidad sanitaria, no de oportunismo político.

Confusión y frustración cuando se escuchan declaraciones triunfalistas de lo bien que va todo y lo bien que va el procedimiento. Mire, es que después la gente llega y lee, y es que Canarias va la segunda por la cola en cuanto a los dobles pinchazos. Y es que cuando oíamos al presidente hablar, lo hemos visto antes, del 70 % antes de que llegue el verano, textualmente y en ese mismo sillón, resulta que algunos dijimos que no llegarían ni a la mitad, y escuchamos a la portavoz del Grupo Socialista en el pleno pasado llamarnos pitonisos. Bueno, es que no llegaron a la mitad, es que hoy es el primer día del verano y el 31,1 %, o usted ha dicho el 33 % ya a día de hoy, y el 16 de 19 comunidades autónomas. No es para tirar voladores. No digo que no se hayan hecho bien algunas cosas, pero habrá que reconocer errores en otras, digo yo.

Y, por cierto, en este momento tan difícil para Tenerife. Mire, los datos epidemiológicos, y le anuncio que hemos solicitado por escrito información mucho más exhaustiva... El Gobierno no puede limitarse a culpabilizar a la ciudadanía de la isla de Tenerife -si me permite un minuto más, señora presidenta-. Necesitamos dar... (se produce el corte del sonido por el sistema automático de cómputo del tiempo y la Presidencia le concede un tiempo adicional) que este Gobierno no se limite a apretar las tuercas y mayores medidas de restricción, sino que encargue por lo menos un informe de carácter científico que nos permita vislumbrar cuál es el carácter diferencial que ha pasado en Tenerife y no decir que somos o más tontos o más imprudentes o más imprevisores o que tenemos más mala suerte, porque no es verdad.

De verdad, señor consejero, que no me cabe duda de que alcanzaremos la meta. Todos llegaremos pero no todos llegaremos al mismo tiempo y no todos vamos a llegar igual, como podíamos haber llegado si se hubiera tenido previsión, por ejemplo, en los dos archipiélagos para llegar a la campaña de verano en mejores condiciones.

Y usted dice ahora: "y a finales del verano llegaremos", y usted pone esa fecha, no como otros que ponen otras fechas. Es que ese "otro" es el señor presidente del Gobierno, que ha vuelto a decir el 31 de julio. Y es difícil que lleguemos a esa cifra, y usted lo sabe.

Señor consejero, en definitiva, créame que yo le deseo el mayor de los éxitos, la máxima celeridad, pero esto no es cuestión de milagros... (corte del sonido producido por el sistema automático de cómputo del tiempo), no es cuestión de milagros, es cuestión de ciencia, es cuestión de planificación, de trabajo y así llegarán los resultados, no de mensajes triunfalistas que, en todo caso, no solo no ayudan sino que retrasan, obstaculizan y lanzan un mensaje pernicioso para el conjunto de la sociedad.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señor Estébanez.

Turno para el Grupo Socialista.

Cuando quiera, señor diputado, por tiempo de... (ininteligible).

El señor HERNÁNDEZ GUILLÉN: Gracias, señora presidenta.

Decía al principio de mi intervención que deseaba un debate, hombre, propositivo. Yo no digo que no se pueda criticar al Gobierno, faltaría más, pero, hombre, de ahí... Y la verdad es que ciertamente hasta el último interviniente entendía que sí. Es decir, el señor Ponce ha hecho sus críticas, con mayor o menor razón, porque, efectivamente, la disposición de vacunas, no es que se distribuya en función o haga un reparto desigual, sino en función del número de población, la población diana, y en función de eso se establece. Y esa estrategia, repito, está dentro de la estrategia nacional de vacunación, con lo cual no es que el señor consejero no tenga capacidad de presionar al ministerio para que le den un lote más. Es que eso no se distribuye de esa forma. Pero, bueno, no perdamos el tiempo en eso.

Pero, señor Estébanez, ¿recuerda usted cuando usted decía en esta tribuna que quién era el resto de los grupos parlamentarios para decir lo que usted podía traer a esta Cámara? ¿Y viene usted a soltarme a mí y a decir que si yo traigo para que... riqui-raca? Es que yo estoy sorprendido sorprendido. Sí, claro, una trompeta, mañana traigo la trompeta y el tambor, ya que está haciendo las alusiones desde ahí. Señor Estébanez, este grupo parlamentario y este quien les habla como portavoz del Grupo Socialista en materia sanitaria traerá a esta Cámara lo que crea pertinente. Las mismas palabras que usó usted en su momento y creo que asentí con la cabeza. Por tanto, no venga usted a decir lo que tenemos que hacer.

Es más, es que dije inicialmente: creo -y además el señor Ponce también lo decía, lo dijo la señora Espino, lo dijo el señor Campos-, creo que estamos ante la posibilidad de hacer un esfuerzo mayúsculo, que se está haciendo por parte de todos, concienciar en la labor -lo decía también la señora de la Agrupación Socialista Gomera-, para que todo el mundo entienda la importancia de este proceso. Es eso lo que yo pretendía también conseguir. Y por el señor consejero está la obligación de aportarnos datos, de aportarnos cuál ha sido el periplo y el recorrido, no sin dificultades, como bien se ha señalado, para llegar a este momento.

Hombre, si alguien considera, porque, claro, usted ha nombrado aquí al señor presidente del Gobierno, al señor Torres, que no está presente en este momento porque está en otros quehaceres -por cierto, que no para en ningún momento-... Hombre, el señor Torres no creo que viniera a decir que el día 22 a la una y cuarto de la tarde ya estaba el 70 % de la vacunación. Es que todo son fechas aproximativas, que es lo que se ha hecho aquí.

Es más, si no hubiese sido por todos los problemas, como decía anteriormente, de la tensión que se generó en los mercados de las vacunas, posiblemente el 70 % estaría muy cercano a producirse en estas fechas. Pero usted sabe perfectamente que se ha ralentizado por cuestiones ajenas a la voluntad política de este Gobierno, es más, ajenas a la voluntad de cualquier ciudadano de bien, que querrá que en el menor tiempo posible esté la inmensa mayoría de la población vacunada, porque, atendiendo a los datos epidemiológicos, convendrán conmigo en que sí, que, efectivamente, las vacunas desde luego suavizan las curvas de contagios cuando no las eliminan. Por tanto, me parece que ese objetivo del 70 % es plausible, aunque no sea a día 22 de junio a las... no sé qué hora será, pero a las cinco y media de la tarde, pues, no está ese 70 %. Pero el verano... faltan meses para el verano.

Yo creo que el recorrido, tal como decía el consejero, atendiendo a los números que ha señalado, parece un objetivo más que plausible que ese porcentaje de la población esté vacunado. Yo estoy convencido de que va a ser así. Yo creo que deberíamos alegrarnos. Tantos malos augurios no ayudan tampoco.

Habrá que decir también que la propia estrategia de vacunación ha sufrido varias actualizaciones, a veces debidas a la tensión, como decía antes, del mercado de las vacunas o cuando no con la pauta vacunal de AstraZeneca, que ha variado. Claro que eso distorsiona el ritmo normal. Y las cosas avanzan. Porque que sea un proceso exigente, a veces casi estresante, se han concentrado muchos recursos humanos, muchos recursos técnicos y, por supuesto, con una buena capacidad de organización, una buena organización que ha procurado contar con una red de puntos de vacunación, contar con esa red de vacunación, con puntos como Infecar, Expomeloneras, el Magma Arte o el Aulario de Guajara, en la Universidad de La Laguna, son ejemplos manifiestos del enorme e ingente trabajo de organización. Contar con la participación de dos mil quinientas enfermeras y enfermeros con formación específica es un refuerzo clave para el manejo de esta situación. Frente a situaciones extraordinarias, apuestas extraordinarias de los servicios públicos: ese ha sido el gran baluarte. Por eso la importancia de tener servicios públicos fuertes, robustos, con músculo, que den respuesta inmediata ante situaciones de este tipo. Aquellos que piensan que externalizando todo y dejando que el Gobierno no sea intervencionista, cuando vienen mal dadas, resulta que todo el mundo se acuerda del padre Estado o del Gobierno. Pero, bueno, estas son las cosas que tenemos que aprender. Espero que esta sea una lección también que interioricemos entre todos.

Pero lo más importante es que la cobertura de vacunación está teniendo su efecto directo en indicadores epidemiológicos, como decía anteriormente. ¿Qué ha conllevado eso? Pues eso tiene sus resultados positivos, no solo en el número de contagios, sino en la menor presión asistencial. Recordarán ustedes cómo vivíamos, pues, al inicio, cuando teníamos un mar de dudas inmensas, cómo llegamos a afrontar desde el ámbito asistencial toda la situación derivada de la pandemia, la presión, la dureza que conllevaba. Hoy tenemos menos presión asistencial, ha bajado el promedio de camas UCI ocupadas. Es un claro indicador de que la vacuna, efectivamente, funciona. Mejora la ocupación, baja también la ocupación de las camas convencionales, niveles de riesgo bajo en las camas de críticos. En fin, una serie de cuestiones que yo creo que están desde luego coadyuvando a mejorar esta situación.

Yo no vengo aquí a hacer el riqui-raca al Gobierno. Yo vengo aquí a exigir al Gobierno que siga con el compromiso público que se le exige a cualquier administración y, en este caso, cuando el trabajo está consolidándose, con el esfuerzo, repito, de todos, no solamente la organización por parte de la administración sanitaria, sino por aquellos que la integren y que la refuerzan, que son sus trabajadores, la ciudadanía cumpliendo con las normas, con la exigencia cívica, ante una situación tan grave como esta, yo creo que no es para hacer el riqui-raca, es simplemente para decir, señor consejero, siga trabajando, para eso además se le abona un salario público y, además, creo que lo tiene bien ganado.

Muchísimas gracias.

La señora VICEPRESIDENTA SEGUNDA (Dávila Mamely): Gracias, señor diputado.

Turno de cierre para el Gobierno.

Adelante, señor consejero.

El señor CONSEJERO DE SANIDAD (Trujillo Oramas): Bueno, a ver. Es bueno que sonriamos.

Ustedes todos conocen este documento (mientras muestra un documento a la Cámara), ¿verdad?, que es el informe sobre la vacunación en España que elabora el ministerio. Este es el último documento, de fecha 21 de junio. Lo digo para que no digamos cosas que, además, no nos vienen bien a todos como sociedad. El porcentaje sobre las dosis entregadas que ha inoculado el Estado español es 92,6; la comunidad autónoma canaria, el 94. Es decir, nosotros estamos por encima de la media con relación a las dosis que nos llegan y las dosis que entregamos. Por lo tanto, ni somos los segundos de la cola ni nada de esto. Ahora vamos a explicar con un poco de más finura algunas afirmaciones que se hacen.

Nosotros tenemos una estructura poblacional... -no se puede coger el dato de compararnos con Asturias solo en un grupo etario y olvidar el resto-, nosotros somos la cuarta comunidad autónoma que más población joven tiene y que, además, en un primer momento dado la vacuna de AstraZeneca se dirige a los menores de 55 años, como ustedes saben. De ahí que nosotros recibimos de esa vacuna muchas más dosis que otras comunidades autónomas en condiciones poblacionales similares. ¿Qué ha ocurrido?, y empato con la afirmación del presidente en diciembre. Cuando el presidente dice en diciembre esa fecha... -ustedes saben que a mí me da...; hasta cuando adjudicamos un contrato de obra, etcétera, todo el mundo quiere saber la fecha. Todos aquí hemos gestionado en mayor o menor nivel y sabemos las mil y una vicisitudes que tiene la gestión desde el punto de vista de las administraciones públicas, por eso lo de la fecha...-, pero cuando dice esa fecha tiene un fundamento que no es la dinámica del deseo ni que de golpe se le ocurrió per se. En ese momento hay toda una serie de contrataciones por parte de la Unión Europea con los distintos suministradores y, sobre todo, con AstraZeneca que de cumplirse, porque el ritmo iba a ser el que ahora tenemos, pues, evidentemente, podíamos haber estado, fecha arriba, fecha abajo, en esa perspectiva o prospectiva que anunciaba el presidente. Pero, con independencia de esto, porque evidentemente todo esto se ha ido cambiando, cuando nos preguntan "y qué pasa con ustedes luego de que si hay una dosis en tal grupo, no en tal grupo...". Si hay una comunidad autónoma que se ha visto afectada, porque de AstraZeneca, no se olviden, en abril se para su vacunación, cambia la pauta de vacunación, se alarga a doce semanas, cambia el grupo etario de vacunación, cambia la pauta vacunal con respecto a la segunda dosis... Por cierto, que no es un invento de España; Francia, Alemania, Italia, Dinamarca, Suecia tienen... Lo que no dan es la opción esta que hace España, pero tienen como segunda dosis la vacuna AstraZeneca, como primera, la Pfizer. Por tanto, tampoco hay unas grandes aquí invenciones. Pero no vamos a entrar en esto. Lo que me preocupa, de verdad, es que ustedes salgan con la tranquilidad, y las personas que nos están escuchando, de que -y siempre me han oído esa frase y yo nunca me he salido de ese guión-, si los suministros se cumplen -y ahora tenemos estos suministros que están previstos-, nosotros antes del verano es que vamos a vacunar -fíjese, voy a dar un paso más- a más del setenta por ciento de la población diana. No les quepa la menor duda, no les quepa la menor duda. Y, por lo tanto, ese es el ritmo y las circunstancias en las que nos estamos moviendo.

Había algún elemento, yo por despejar, que decía el señor Ponce, además, desde el punto de vista de hilar más fino desde el punto de vista sanitario. Evidentemente hay patologías en la gente joven que hay que ir incorporando. Hemos incorporado, lo decía usted, recientemente la fibrosis quística. No se puede dejar de vacunar la segunda dosis. Vemos el Reino Unido, por poner un ejemplo, que evidentemente no puede ser.

Y hacía alguna reflexión a la que le voy a responder brevemente, aunque no sea de las vacunas. Que evidentemente esto de las mascarillas va a integrar mucho el sentido común. Grandes espacios, con distancias, etcétera, y niveles epidemiológicos bajos, parece razonable que podamos prescindir de ella, pero evidentemente no debemos olvidarnos del uso de esta herramienta que se ha demostrado evidentemente harto eficaz en relación con lo que es la lucha contra la pandemia.

Tampoco, y lo digo para que no caigamos también en alguna frase que se dice, "es que estamos peor que nunca". Para nada. Las circunstancias que vive, por ejemplo, la isla de Tenerife -ahí hago un pequeño paréntesis- no es ni mucho menos la peor circunstancia que ha vivido la propia isla. Otra cosa es que nos preocupa y nos ocupa. Hoy hemos hecho alguna reflexión en esta misma Cámara con relación a las circunstancias que se pueden evaluar que inciden sobre esas circunstancias que se están dando en la isla, probablemente además por poco tiempo, pero con escaso éxito a la vista de si pretenden seguir atribuyendo que el Gobierno traslada la responsabilidad a la ciudadanía, etcétera. La cooperación ciudadana es vital, sin ella no vamos a ninguna parte. Y probablemente la principal medida, ya llevamos un año y pico con esta materia, la principal medida es cumplir las medidas, pero evidentemente, como ustedes saben, hemos hecho un informe epidemiológico, que dábamos a conocer la semana pasada, y hemos introducido toda una serie de variables que permiten inducir por qué se está comportando aquí la pandemia de una manera diferenciada. Por darles un dato solo, que podríamos usar esto para otra exposición más larga, el índice de transmisibilidad en la población joven aquí es de 73 casos por 100 000 habitantes; en la isla de Gran Canaria es treinta y poco, 35 por 100 000 habitantes. Eso significa que un comportamiento de cualquiera que pudiera tener, ser portador del virus, en un caldo de cultivo como este, tiene un índice de transmisibilidad muchísimo más alto, porque además no es una progresión aritmética, ya lo sabemos todos después de un año y pico, es una progresión geométrica el índice de transmisibilidad. Y así podríamos poner algunas cosas más. (Se reincorpora a su lugar en la Mesa el señor presidente).

Pero, volviendo al objeto importante de esto, el objeto importante de esto es que nosotros, como sociedad que estamos haciendo un esfuerzo ingente, vamos a conseguir el objetivo que habíamos previsto antes de comenzar esta aventura de la vacunación allá por diciembre. Y, por lo tanto, vamos a estar... ( se produce el corte del sonido por el sistema automático de cómputo del tiempo y la Presidencia le concede un tiempo adicional) en condiciones de poder afrontar lo que todavía nos queda, porque esta batalla, o como quieran ustedes llamarla, no ha terminado todavía. Afortunadamente, vamos viendo cada vez más la salida, pero todavía nos queda, nos queda un esfuerzo grande e importante, y donde este elemento, la vacuna, es el elemento sobre el que va a descansar claramente no solo mejorar los índices sanitarios, de salud, de nuestra población; de él cuelgan también todos los indicadores económicos y sociales. Así que vamos a continuar con esto. Y, de verdad, y yo entiendo que se genere este tipo de regates en el debate político, pero, francamente, vamos, no solo Canarias, España, como les decía, y la propia Unión, vamos francamente bien, sobre todo si tenemos un poco de memoria y pensamos cómo veíamos esto hace muy pocos meses.

Gracias, señorías.

El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor consejero.